Está en la página 1de 252

Confraternidad de Guamuchilenses Radicados en Culiacán

Dr. Ernesto Camacho Sánchez, A.C.

GUAMÚCHIL
EN
PEDAZOS

Ing. Abelardo Reynosa Vega


GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Con todo cariño para aquellas personas que, sin proponérselo, le dieron sentido al trabajo aquí recopilado y
consolidaron mi gusto por la escritura.
ING. ABELARDO REYNOSA VEGA

~1~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

ESCUDO DE GUAMÚCHIL

El escudo de Guamúchil es obra del Prof. Carlos Esqueda, diseñado con motivo del 50 aniversario de la Estación
del Ferrocarril en esta ciudad y significa lo siguiente:
La parte central cortada y en la mitad inferior
en campo de plata un árbol de guamúchil en su
color natural, que significa la fundación de esta
población hecha por los habitantes de
probable origen nahoa algunos siglos antes
de la conquista.
Encima del árbol una banda horizontal de color
gris en la que hay una línea ferroviaria en su
color natural, que significa el paso del ferrocarril
sud pacífico en el año de 1907,
independientemente de la estación que todavía
no existía.
Es un símbolo de la transformación
radical que se operó en el antiguo poblado y en
la región.
En la parte media superior una estación
ferroviaria; en segundo plano un campo
agreste y al fondo el perfil del cerro del
Mochomo, todo en colores naturales, cuyo
significado es la estación que se creó con
todos sus servicios, teniendo hacia el
oriente el campo despoblado. El cerro
es el punto geográfico de referencia más
conspicuo que tiene la ciudad.
En la parte superior un sol naciente de oro sobre fondo de plata. El centro del mismo, en círculo de plata, la
cifra 1908 en letras rojas, que significa el nacimiento de la parte moderna de Guamúchil. La cifra indica el año
en que se inauguró la estación.
La bordura lleva en el fondo azul con letras carmesí el lema: CRECIO COMO EL ARBOL SIN CUIDADO ALGUNO,
que representa a la población, mostrando la misma vitalidad que el árbol que le dio su nombre.

~2~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

ESCUDO DEL MUNICIPIO DE SAVADOR ALVARADO

El escudo del Municipio de Salvador Alvarado fue el diseño ganador, de 24 trabajos presentados, resultante de
un concurso realizado dentro del marco de los festejos del 70 aniversario de la fundación de Guamúchil
elaborado por la Srita. Rossy Aragón Okamura.
Está constituido por cuatro cuarteles que destacan en
campos de oro y plata, a los que enlaza con los brazos
abiertos a la esperanza en días cada vez mejores, la
estampa bronceada del hombre progresista de
nuestro tiempo y cuyo significado es el siguiente:

Cuartel Superior Izquierdo: Representa el cerro del


Mochomo y al Rio Évora, como características propias de la
región.

Cuartel Superior Derecho: Representa el ferrocarril


del pacifico, una de las vías de comunicación que marca el
inicio del progreso del municipio.

Cuartel Inferior Izquierdo: Representa los elementos


primitivos utilizados en el comercio, actividad que
tiene fundamental importancia en la vida política, social y
cultural del municipio.

Cuartel Inferior Derecho: Representa el garbanzo,


producto fundamental de la agricultura regional.
En la parte central del escudo figura un hombre con los
brazos extendidos y abiertos al progreso.

El conjunto de estas características manifiesta la calidad de sus tierras y de las aguas que la bañan, la
complementación con el ferrocarril, que le dio fuerte impulso a la economía regional y la proyección que el
comercio y la pequeña industria han dado al municipio, enmarcando en el lema que le sirve de sólida base:
UNIDAD, TRABAJO Y SUPERACIÓN. .

~3~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

INDICE
Del Autor ………………………………………………….……………..……………………………………….……………………………………………. 8
Guamúchil en la Historia ..………………………………………………………………………………………………………………………………10
El árbol de Guamúchil …..………………………………………………..……………………………………………………………………………. 12
Mi Barrio…………………………………………………………………………………...………………………………………………………………….. 13
El Niño Dios………………………………………………………………………………………………………………………………………………..…..15
Se me acabó el negocio…………………………………………………………………………………………………………………………………..17
Reventa Frustrada…………………………………………………………………………………………………………………………………………..18
La Pinta …………………………………………………………………………………………………………………………………………………………. 19
El Jilguero ,,,…………………………………………………………………………………………………………………………………………………….21
Bola fuera plebe adentro …………………………………………………………………………………………………………….................... 22
Inicio de clases ……………………………………………………………………………………………………………………………………………….24
La mica y el solovino……………………………………………………………………………………………………………………………………….26
Mi amigo José Tisnado ……………………………………………………………………………………………………………………………………27
Nochebuena……………………………………………………………………………………………………………………………………………………28
El maistro chingaderitas………………………………………………………………………………………………………………………………….30
Métodos de castigo …………………………………………………………………………………………………………………………………….….31
Mis queridos maestros ………………………………………………………………………………………………………………………….……….33
Paletas heladas …………………………………………………………………………………………………………………………………………..….35
Zapatero…………………………………………………………………………………………………………………………………………………..…….36
25 años después……………………………………………………………………………………………………………………………………………..38
42 aniversario ………………………………………………………………………………………………………………………………………….…….40
Fortaleza……….……………………………………………………….…………….…………………………………………………………………………42
Filiberto Betón Sánchez..…………………………………………………………………………………………………………………………….…. 43
El carretón de la basura……………………………………………………………………………………………………………………………..……45
El Danubio azul …………………………………………………………………….………………………………………………………………………..47
Eduardo Aguilar Rodríguez …………………………………………………………………………………………………………………………….49
Feliz navidad y próspero año nuevo ……………………………………..…………………………………………………………………….… 50
Fiestas patrias ……………………………………………………………………………………………………………………………………………….52
Harry A. Patterson M……………………………………………………………………………………………………………………………………..54
kid Maculi……………………………………………………………………………………………………………………………………………………….56
Los celos………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….58
Mecánicos fracasados……………………………………………………………………………………………………………………………………..60
El nahual……………………………………………………………………………………………………………………………………………….………..61
Serenatas………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..63
Roqueman………………………………………………………………………………………………………………………………………………………65
Noviazgo guamuchilense…………………………………………………………………………………………………………………………………67
Sangrones……………………………………………………………………………………………………………………………………………………….69
Telenovelas…………………………………………………………………………………………………………………………………………………….70
Pido Sencia……………………………………………………………………………………………………………………………………………………..71
Personajes………………………………………………………………………………………………………………………………………………………72
~4~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Rosario “chayo” Camacho……………………………………………………………………………………………………………………………….74


Usted disculpe…………………………………………………………………………………………………………………………………………………76
Una gran amistad…………………………………………………………………………………………………………………………………………...77
Vamos a la playa……………………………………………………………………………………………………………………………………………..79
Todo tiempo pasado……………………………………………………………………………………………………………………………………….80
Tiempo perdido………………………………………………………………………………………………………………………………………………82
Tiempo para conversar…………………………………………………………………………………………………………………………………..84
Shower o despedida de soltera………………………………………………………………………………………………………………………86
Renato Vega Alvarado…………………………………………………………………………………………………………………………………….88
Remedios caseros……………………………………………………………………………………………………………………………………………90
Redondillas……………………………………………………………………………………………………………………………………………………..92
Pinos salados…………………………………………………………………………………………………………………………………………………..93
El pelo blanco………………………………………………………………………………………………………………………………………………….95
Oro negro……………………………………………………………………………………………………………………………………………………….96
Marido estorboso…………………………………………………………………………………………………………………………………………..98
Ni de turrun……………………………………………………………………………………………………………………………………………………99
Día del padre………………………………………………………………………………………………………………………………………………..100
50 aniversario……………………………………………………………………………………………………………………………………………….101
El adulterio…………………………………………………………………………………………………………………………………………………..103
Casino en Guamúchil…………………………………………………………………………………………………………………………………….105
Linchamiento suspendido……………………………………………………………………………………………………………………………..107
Divorcios……………………………………………………………………………………………………………………………………………………….108
El padre Choza………………………………………………………………………………………………………………………………………………110
Comida del recuerdo…………………………………………………………………………………………………………………………………….112
Estas igualito…………………………………………………………………………………………………………………………………………………114
Bendita rutina……………………………………………………………………………………………………………………………………………….115
El chato…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………117
Cuando los años pasan ………………………………………………………………………………………………………………………………..118
Cuatro décadas…………………………………………………………………………………………………………………………………………….120
Don Reginaldo R. Reynosa…………………………………………………………………………………………………………………………….122
Donde quedo la cintura………………………………………………………………………………………………………………………………..124
El valiente…………………………………………………………………………………………………………………………………………………….125
El viaje………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….126
Ernesto “güero” Valenzuela………………………………………………………………………………………………………………………….127
Generaciones………………………………………………………………………………………………………………………………………………..129
Haloween……………………………………………………………………………………………………………………………………………………..131
Jaime Castro Urías…………………………………………………………………………………………………………………………………………133
La muerte……………………………………………………………………………………………………………………………………………………..135
La publicidad…………………………………………………………………………………………………………………………………………………137
Las sillas vacías………………………………………………………………………………………………………………………………………………139
La tumba olvidada…………………………………………………………………………………………………………………………………………140
~5~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Los abuelos, una especie en extinción…………………………………………………………………………………………………………142


Los artistas………………………………………………………………………………………………………………………………………………….144
Los desarraigados………………………………………………………………………………………………………………………………………..145
Los olvidos………………………………………………………………………………………………………………………………………………..146
Los pleitos, ni ganados…………………………………………………………………………………………………………………………………147
Los sufridos maridos……………………………………………………………………………………………………………………………………148
Palabra cumplida…………………………………………………………………………………………………………………………………………150
El amigometro……………………………………………………………………………………………………………………………………………..152
Cenotafios……………………………………………………………………………………………………………………………………………………154
Colosio y mi páncreas…………………………………………………………………………………………………………………………………..156
El traidor……………………………………………………………………………………………………………………………………………………..158
Elecciones del año 2030………………………………………………………………………………………………………………………………159
Tanatología………………………………………………………………………………………………………………………………………………….161
Si el águila hablara……………………………………………………………………………………………………………………………………….163
Reconocimientos………………………………………………………………………………………………………………………………………….165
Los apegos……………………………………………………………………………………………………………………………………………………168
La envidia……………………………………………………………………………………………………………………………………………………. 170
No niños……………………………………………………………………………………………………………………………………………………….171
Macario Camacho ………………………………………………………………………………………………………………………………………..173
27 de septiembre de 1950…………………………………………………………………………………………………………………………….175
400 años de recuerdos………………………………………………………………………………………………………………………………….177
Acervo bibliográfico………………………………………………………………………………………………………………………………………179
Alberto Vega Chávez……………………………………………………………………………………………………………………………………..180
Alejandro Romo Gutiérrez…………………………………………………………………………………………………………………………….181
Año nuevo 2020……………………………………………………………………………………………………………………………………………183
Capacitación profesional……………………………………………………………………………………………………………………………….187
Casi casado……………………………………………………………………………………………………………………………………………………189
Culpable o inocente………………………………………………………………………………………………………………………………………191
Día de los abuelos………………………………………………………………………………………………………………………………………...193
Día del abuelo……………………………………………………………………………………………………………………………………………….194
Día del niño…………………………………………………………………………………………………………………………………………………..195
Dr. Gonzalo Armienta Calderón…………………………………………………………………………………………………………………….197
El Chapo………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..199
El Ejemplo de la tía………………………………………………………………………………………………………………………………………..201
El reloj público………………………………………………………………………………………………………………………………………………202
El testamento……………………………………………………………………………………………………………………………………………….204
Es la forma, no el fondo………………………………………………………………………………………………………………………………..205
Fobias…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..207
Forjadores de Guamúchil………………………………………………………………………………………………………………………………209
Fumar o no fumar…………………………………………………………………………………………………………………………………………211
Honor a quien honor merece………………………………………………………………………………………………………………………..212
~6~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

José García Cuadra……………………………………………………………………………………………………………………………………….213


Jueves de terror…………………………………………………………………………………………………………………………………………..215
La despreciada estación……………………………………………………………………………………………………………………………….217
La exhumación……………………………………………………………………………………………………………………………………………..220
La ley anti chancla…………………………………………………………………………………………………………………………………………222
La transformación…………………………………………………………………………………………………………………………………………224
Las herencias…………………………………………………………………………………………………………………………………………………226
Laura Bozzo…………………………………………………………………………………………………………………………………………………..228
Los 4 acuerdos………………………………………………………………………………………………………………………………………………230
Los nietos incrédulos…………………………………………………………………………………………………………………………………….231
Los ninis de ayer……………………………………………………………………………………………………………………………………………233
Miedo escénico……………………………………………………………………………………………………………………………………………..234
Robertito……………………………………………………………………………………………………………………………………………………….236
Ramiro Vega Ruelas………………………………………………………………………………………………………………………………………237
Suicidios………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..239
Susano Tisnado……………………………………………………………………………………………………………………………………………..240
Tolerancia……………………………………………………………………………………………………………………………………………………..242
Un beso para Anel…………………………………………………………………………………………………………………………………………243
Vamos al circo……………………………………………………………………………………………………………………………………………….245
Viejo Taliste…………………………………………………………………………………………………………………………………………………..246

Datos Biográficos del autor…………………………………………………………………………………………………………………………..247

~7~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

DEL AUTOR

Transcurrido un tiempo de estar publicando mis artículos en el prestigiado y leído periódico El DEBATE de mi
querido Guamúchil, empezaron a surgir las sugerencias sobre la posibilidad de editar un libro con una
recopilación de los mismos. En principio fue halagador recibir los comentarios de mis estimados lectores,
felicitándome por el contenido de ellos o haciéndome algunas aclaraciones sobre el nombre, localización o
fechas de personajes, edificios o acontecimientos narrados. Todos, sin excepción, alimentaron mi ego y me
empujaron para seguir escribiendo sobre temas relacionados con mi natal Guamúchil y con pedazos de mi
vida. Fue Alicia Martínez de Camacho la primera persona de la cual recibí un comentario respecto del
contenido de mis artículos. Sus conceptos fueron leña que avivó mi interés por continuar enviando mis
colaboraciones y porque no decirlo, también removió la llama de la vanidad. Después se sumaron los saludos y
observaciones de grandes amigos de la Confraternidad de Guamuchilenses Radicados en Culiacán, de
coterráneos que radican en diversas ciudades de nuestro país y del extranjero, invitándome a continuar
recordando anécdotas de nuestro amado pueblo.
Debo aclarar que la columna DESDE LA CONFRATERNIDAD, que se publica todos los domingos en el DEBATE
DE GUAMUCHIL desde el año 2007 hasta la fecha, con una interrupción del 2015 al 2018, se debió a una
petición expresa hecha por el Ing. José Humberto Choza Gaxiola, Presidente de la Confraternidad de
Guamuchilenses Radicados en Culiacán en el período 2006 - 2007 al Sr. Benjamín Bojórquez Angulo (QEPD),
Director del DEBATE de Guamúchil, con el propósito de mantener la presencia de la Confraternidad en el
ánimo de la población alvaradense.
En principio, el Ing. José Humberto Choza y un servidor, acordamos que por ningún motivo escribiríamos sobre
política, ni sobre políticos. Enfocaríamos los artículos hacia hechos y cosas de Guamúchil, así como promover
la recuperación de valores, principalmente entre la juventud. Este acuerdo lo cumplimos a cabalidad, no
obstante las invitaciones recibidas para que tocáramos diversos asuntos de actualidad política, tanto de
Guamúchil como del estado.
Por último debo aclarar, en lo que a mí respecta, que no soy escritor, ni periodista, ni nada que se le parezca.
Escribir, como leer, es algo que me agrada, sin embargo debo reconocer que escribir representa una seria
responsabilidad y la necesidad de contar con conocimientos para hacerlo, de los cuales yo carezco. Mis
colaboraciones las estructuré más con entusiasmo y dedicación que con preparación alguna.
Estas reflexiones me hicieron dudar seriamente sobre la impresión de un libro con el material publicado en
todos estos años; sin embargo, tomé la decisión de no editarlo y obsequiárselo a mis familiares y amigos en
este formato a través de sus correos electrónicos. Cabe aclarar que dejé de colaborar en El Debate de
Guamúchil a partir de febrero del año 2020 y que los artículos publicados no contienen fotografías, éstas
fueron adicionadas para presentación de este documento.
Ing. Abelardo Reynosa Vega

~8~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Atractivo turístico Av. Ferrocarril

~9~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

GUAMUCHIL EN LA HISTORIA

“Lo que uno cuenta acerca de su pasado le va dando forma a su futuro”. (J.P.Valdés)…Durante muchos años
los nacidos en esta hermosa tierra vivimos con la idea de que Guamúchil surge a la vida con la llegada del
ferrocarril en el año de 1908. Todo lo que de nuestro pueblo se escribía daba como antecedente este
acontecimiento, sin restarle el mérito como el detonador del progreso del mismo. Sin embargo, Guamúchil
aparece en la historia muchísimos años atrás con la llegada de Sebastián del Évora un 29 de junio de 1533, al
frente de una avanzada de la expedición que comandaba Diego de
Guzmán.
Sebastián Méndez de Vasconcelos, que fue su nombre original,
adoptó posteriormente el apellido de la ciudad portuguesa de
Évora, con el que bautizó al recién descubierto rio Mocorito y a la
zona integrada por San Pedro de Guamúchil y todos los pueblos
circundantes. Guamúchil es por lo tanto una población con cerca de
500 años de existencia y una historia rica en sucesos y personajes
que le han dado vida y fortaleza para ser en la actualidad un
municipio de amplio desarrollo. Anales de gran importancia que se
Representación gráfica de la llegada de conocen gracias a la investigación realizada por el Prof. Carlos
Sebastián del Évora a San Pedro, Guamúchil Esqueda en su “Crónica de Guamúchil” y que ha servido de base
para todos los relatos que de Guamúchil se han hecho a lo largo de su fructífera existencia. A don Carlos
Esqueda Pérez le debemos aun el reconocimiento que merece por su dedicación para desentrañar el origen de
la palabra, la historia. del poblado y la procedencia de los primeros habitantes de esta tierra. A la fecha no
existen publicaciones que no tomen como referencia el trabajo de éste destacado hombre de letras, que no
obstante no ser originario de estas tierras, se entregó por completo para indagar sobre la historia del pueblo
que lo adoptó.
Caserío, poblado, posta militar, comisaría, sindicatura, ciudad y municipio han sido categorías que Guamúchil
se ha ganado a pulso, especialmente esta última, gracias al empuje y entusiasmo de todos sus habitantes. Un
27 de septiembre de 1957, un decidido y aguerrido grupo de socios del club Rotario, acuerdan realizar una
campaña para lograr la independencia de la sindicatura que pertenecía al municipio de Mocorito. Esta
campaña recibió el apoyo de todos los habitantes de Guamúchil quienes de inmediato se avocaron a trabajar
en coordinación con el comité presidido por el Lic. Roberto Macías Fernández y convertirse en el Municipio
Libre número 17 del estado de Sinaloa según decreto del 27 de febrero de 1962.
En este grupo participó con todo el entusiasmo y vigor de su juventud el hoy octogenario Humberto López
Rochín, al lado de Octavio Romo Santos, Ismael Obeso Angulo, Felipe Cuadras, José Félix Armenta, Leopoldo
Inclán González, Aureliano Inzunza Inzunza, Fernando Sarabia Beltrán y Alfredo Díaz Angulo. De esta pléyade
de grandes hombres, solo sobreviven Fernando Sarabia Beltrán y Humberto López Rochín. (Junio 2007)
~ 10 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

~ 11 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL ARBOL DE GUAMUCHIL.

“Sabes, echando cuentas, de la vida es más lo que no recordamos que lo que recordamos” (Anónimo)...Poco a
poco los árboles de guamúchil han ido desapareciendo de la ciudad que lleva su nombre, en gran medida,
debido a la pavimentación de las calles y avenidas, y porque no decirlo, sin confirmarlo, a los graves cambios
climáticos que afectan a la humanidad.
En su libro “Crónica de Guamúchil”, don Carlos Esqueda cita: El árbol de guamúchil que deriva de
“Guaxmochitl” que quiere decir vaina dulce, nace de semilla y tiene una vitalidad admirable; en cualquier
época de su vida puede ser trillado por las bestias, atropellado por la gente; se le puede podar, se corta el
tronco a ras de la tierra y en toda ocasión retoña fácilmente y nada detiene su crecimiento. En los meses más
secos, cuando toda la vegetación se tuesta por el estiaje, el guamúchil se adelanta presentando un verdor
lujurioso, exuberante, que da gusto verle. De esta característica del árbol de guamúchil, la población tomó
orgullosamente su lema “Creció como el árbol sin cuidado alguno”.
En un reciente recorrido por la ciudad, puede apreciarse que dentro del casco
urbano son mínimos los árboles que existen y solo en los
patios de algunas casas.
En mi niñez el consumo de este fruto lo hacíamos con
regular frecuencia en la temporada de producción, que se
limita a los meses de mayo, junio y julio. Una vara larga
Guamúchiles con un alambre amarrado en el extremo superior en
forma de gancho y una canasta o bolsa de ixtle era
suficiente para lanzarnos a la recolección de roscas en los
guamúchiles cercanos a nuestra casa. Frutos del árbol de
Árbol de Guamúchil.
A muchos años de distancia, recuerdo como si fuera ayer, el Guamúchil. (Roscas)
árbol que crecía frondoso detrás de nuestra casa, en un lote de terreno en el cual hoy se encuentra la casa de
la familia de don Pepín Meráz, contiguo al edificio que albergaba al Colegio Renacimiento, por la calle Silverio
Trueba (en aquellos ayeres llamada Libertad) entre las calles 16 de septiembre e Hidalgo.
Los frondosos árboles que adornaban el camino a Los Achires en el tramo comprendido entre la fábrica de
hielo que administraba don Juventino Gutiérrez y los primeros Achires y los que daban un sabroso fruto por el
rumbo de Guamúchil Viejo. Debo confesar que hoy, a mis casi 65 años de edad, no dejo un solo año sin probar
tan rico fruto que me trae tan gratos y viejos recuerdos. (Junio 2007).

~ 12 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

MI BARRIO

La vida solo puede ser comprendida mirando hacia atrás. Pero solo puede ser vivida mirando hacia adelante
(Anónimo)… El arroyo que pasaba por el frente de mi casa en temporada de lluvias, bajaba serpenteando por
la Juárez, para doblar en la esquina de la Ferretería de don José Tisnado por la Libertad y continuar su camino
hasta desembocar en la laguna que ocupaba una gran extensión de terreno en lo que hoy es el
fraccionamiento Las Garzas. En este arroyo disfruté de la delicia infantil de bañarme bajo la lluvia, sufrí el
dolor causado por un filoso cristal penetrando en mi descalzo pie, tomé de su lodo para mitigar, según la
costumbre, el efecto del piquete de un mochomo. Lo recorrí tras un pequeño trozo de madera que simulaba
un imaginario barco navegando en las turbulentas aguas, hasta la casa de Ricardo Hiser.
Yo vine a este mundo en la casa marcada con el número 45 de la calle 16 de septiembre esquina con callejón
segundo, donde durante 70 largos años abrió sus puertas al público la Zapatería Regis, propiedad de mi padre
el Sr. Reginaldo R. Reynosa. Un barrio muy bonito que fue testigo de las andanzas de mi niñez y juventud, y del
que tuve que ausentarme por largas temporadas al continuar mis estudios en la ciudad de México a finales del
año 1959. Por el callejón, desde la Rosales hasta la Hidalgo,
1943 prácticamente no teníamos vecinos, salvo los tres cuartos
propiedad de don Cosme Castro frente a mi casa, ocupados por
inquilinos que variaban con frecuencia, de los que recuerdo a una
señora y su hija que practicaban con total desfachatez la profesión
más antigua del mundo. En un tiempo don Regino Delgadillo, el
creador del agua de cebada más buena de Guamúchil y pueblos
circunvecinos. A media manzana, en lejanos tiempos, un depósito
Zapatería Regis. Don Reginaldo R. Reynosa y de pescado de don José Ángel (Tungui) Castro, muy cerca de Chita y
amigos. Niña: Griselda Reynosa Vega (hija)
Ramón Carvajal y casi esquina con la Rosales, Rosa María López y sus
hijos Rosita y Juan Manuel. En este barrio desafié a la suerte trepándome hasta sus últimas ramas en los
frondosos pinos que adornaban el frente del taller de torno y soldadura de Alejandro Armenta y el taller de
o
radiadores y bicicletas de los hermanos Bojórquez (Monigos). Pinos que como todos los arboles de esta
especie, que proporcionaban sombra y oxígeno a la ciudad fueron talados para dar paso al pavimento.
El barrio presentaba mucho movimiento ya que prácticamente estaba en el centro de la ciudad y se
localizaban en él importantes negocios comerciales. Las ferreterías de José Tisnado y de Ricardo Hiser, el taller
mecánico de Carlos Salcido, el expendio de cerveza de Tivo Quiñonez, la maderería del señor Martínez, las
boticas Cruz Roja y San Ramón de Rodolfo Tapia y René Angulo, el abarrote de las hermanas León, entre otros.
Daban presencia a la zona el Banco del Noroeste, el Cine Colonial, el cuartel del ejército, el Colegio
Renacimiento con la belleza y algarabía de las preciosas jóvenes guamuchilenses que cursaban sus estudios en
esta escuela religiosa. La hermosa residencia de don Adolfo Félix, la carpita de doña Enedina y sus sabrosos
raspados de diversas frutas.
~ 13 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Por las noches y con la seguridad que prevalecía en aquellos tiempos nos reuníamos en rueda para disfrutar
de las narraciones impecables de Silvia Tisnado sobre alguna película por ella vista. Jugábamos a los hoyitos, al
pan y queso, a la reata escondida, a la lotería, a las escondidas y un sinfín de inocentes juegos que le daban al
barrio el calor y esplendor de una sola familia. En fin, un hermoso barrio del cual solo guardo bonitos
recuerdos. (Julio 2007)

Edificio ocupado por el Ejército a su llegada a Parados: José Tisnado (QEPD), Abelardo Reynosa, Susano Tisnado
Guamúchil en la esquina de 16 de septiembre y (QEPD). En cuclillas: Javier Tisnado. Al fondo la Ferretería de don
Libertad (Hoy Silverio Trueba) Ricardo Hiser, la carpita de doña Enedina y el Cine Colonial... 1953.

Residencia de don Adolfo Félix, calle Libertad entre Rosales y 16


de septiembre, frente al cine Colonial.

~ 14 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL NIÑO DIOS

“El problema de la familia es que los hijos abandonan un día la infancia, pero los padres nunca dejan la
paternidad” (Anónimo)….A finales de cada año y cerca de navidad, la presencia de neblina y escarcha en los
objetos a la intemperie le daban a la época un ambiente muy peculiar. Un intenso frio calaba nuestros huesos
que mitigábamos arrimándonos a las hornillas, encendiendo una fogata en el patio o en la calle, o disfrutando
de un calientito atole pinole recién elaborado. Días antes, era obligatorio buscar en el monte, por el rumbo de
la aviación, una rama de “papachio” para ser utilizado como árbol de navidad. En un bote metálico relleno de
arena que servía como base, se colocaba el árbol que se adornaba con unas cuantas esferas de diferentes
colores, algodón esparcido por sus ramas para simular la nieve y tiras de un material de color plata u oro
(¿luces? Ni pensarlo). Todo esto daba al papachio año tras año la representación del símbolo navideño, que
viéndolo a distancia daba más lástima que alegría, pero que en su tiempo nos llenaba de ilusiones.
En mi infancia, los juguetes de navidad los traía el Niño Dios. Santa Claus era para nosotros el proveedor de los
niños gringos y los Reyes Magos solo atendían a los plebes del Distrito Federal. En la Nochebuena solíamos
retirarnos a la cama lo más temprano posible para que la noche se fuera rápida y disfrutar
de los juguetes al amanecer, que nunca o casi nunca correspondían a lo solicitado. Por
alguna razón, los regalos aparecían en su lugar minutos antes de que nuestra madre
saliera al mercado a la compra madrugadora de los alimentos del día. Probablemente
apoyaba al Niño Dios en la distribución interna por su conocimiento de los plebes de la
casa y facilitarle su intenso trabajo.
Desconozco si el Niño Dios operaba una fábrica de juguetes como Santa Claus o si los
obtenía por otro método, pero de lo que si estoy seguro es que la mayoría de los juguetes
que le amanecían a muchos de mis amigos vecinos y a mí mismo, eran idénticos a los que
se exhibían en el aparador de Casa García Cuadra, la Jalisciense o en las tiendas
ocasionales que se establecían en la plazuela municipal. Además, por coincidencia, estos
aparadores y mesas de exhibición amanecían semivacías el día 25 de diciembre.
Esa mañana se distinguía por el sonido de tambores, trompetas de lámina o de barro,
Abelardo Reynosa
espanta suegras, cohetes (triquis) y todo lo que hiciera ruido (nunca un disparo), que el
1949
Niño Dios había dejado en las casas de los niños del barrio. Por mi parte y la de muchos,
estaba comprobada la distracción del Niño Dios al confundir los pedidos con la entrega de juguetes diferentes
y lo peor, regalarnos en lugar de los juguetes tan anhelados un par de calcetines, que difícilmente íbamos a
usar, un pantalón o ropa de cualquier tipo. Queríamos juguetes, ropa no. Esa era obligación de los padres
proporcionárnoslas.
Así transcurría una navidad en Guamúchil. Felices todos por las calles. Unos disparando con la nueva pistola de
triquis emulando al Llanero Solitario, los menos haciendo patinar la impresionante bicicleta, otros
amenazando con un rifle de postas, varios jalando un carrito de lámina, las niñas meciendo una muñeca de
~ 15 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

barro o de trapo o de plástico (sololoy), otras empujando su carriola. Por allá, organizando una competencia
con el trompo, otra de catotas o a ver quién hacia más cachirules con el balero. Obligado un reñido juego de
béisbol para presumir la manopla nueva. Preciosa navidad en Guamúchil. Felicidades a Todos. (Diciembre
2007)

La Jalisciense de don Eladio Rueda Guzmán.


Casa García Cuadra
Rosales y callejón 3. Entre Juárez y Escobedo.

Plazuela Municipal en los 50s.

~ 16 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Y SE ME ACABÓ EL NEGOCIO

“Si pudiera volver a la juventud, cometería todos aquellos errores de nuevo, solo que más temprano”.
(Anónimo)… Mi nanita Jacinta dependía totalmente de mi padre, su único hijo. Vivía en una pequeña casita
localizada por la calle 5 de mayo casi esquina con Independencia; en un barrio en el que recuerdo al excelente
músico don Gaspar Ahumada, la familia Mariscal, don Juan Castro quien elaboraba un sabroso chilorio, Jesús y
Emilia Cárdenas y su molino de nixtamal, los peluqueros Martínez entre otros. La casita de mi nanita tenía un
portal al frente rodeado con cerco de palo de brasil, una pieza amueblada con una tarima, una pequeña mesa,
un viejísimo baúl e infinidad de pequeñas figuras de santos y crucifijos, todo ello siempre con sus respectivas
veladoras encendidas que le daban al ambiente un olor característico aunado al aroma de tierra mojada
proveniente del agua esparcida en el piso.
En la parte trasera la cocina donde disfruté de unas esplendidas tortillas hechas a mano en las hornillas y el
viejo comal untado con hueso quemado. Extremadamente religiosa, mi nanita
asistía todos los días a la primera misa de la mañana. Pulcramente vestida con sus
or. enaguas y blusa siempre de medio luto, llegaba a nuestra casa muy temprano por el
5 apoyo económico que mi padre le entregaba diariamente y un cuarto de leche que
previamente habían dejado los hermanos Beltrán de Los Achires, quienes durante
muchísimos años nos surtieron de ese producto lácteo. Con el paso de los años
doña Jacinta dejó de cumplir con sus sagradas costumbres, agobiada por el peso del
tiempo que fue mermando su de por si delicada constitución física.
Esta situación me hizo responsable de hacerle llegar a mi abuela el dinero y la leche
que antes recogía personalmente. Considerando la incapacidad de su suegra, mi
madre adicionaba en principio un huevo, algunas tortillas o algún alimento ya
Mi Nanita Jacinta Rendón preparado para alivianarle el trabajo a mi nanita Jacinta. Este hecho alborotó mis
Y su sobrina Rosario. Infantiles neuronas financieras provocando la maquinación de un plan que, aquí
entre nos, me resultó muy benéfico por un corto tiempo. Día tras día tomaba 10, 20 y
hasta 50 centavos al chivo que debía entregar íntegro a mi abuela, concluyendo que los productos adicionales
que le enviaba mi madre lo ameritaban. Esta acción me generó excelentes utilidades que malgasté en diversas
chucherías. Pero, era tan buen negocio que no podía durar. Mi nanita Jacinta me delató al reclamar los
faltantes en su dinero.
Mi señora madre, verdaderamente diestra en el uso del cinturón, no dudó en lo más mínimo en corregir al
pequeño ratero, o sea yo, con una despiadada tunda de cinturonazos, que por sí solos contradecían todo lo
enunciado en los libros de psicología infantil y sus traumáticas consecuencias, así como todo lo dispuesto por
las comisiones de los derechos humanos. Ese era el método de corrección de antaño. Y se me acabó el
negocio. (Agosto 2007)

~ 17 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

REVENTA FRUSTRADA

“Hice un acuerdo pacífico con el tiempo: ni él me persigue, ni yo huyo de él, un día nos encontraremos”. (Mario
Lago)… Era una calurosa mañana de verano, en plena temporada vacacional. La ociosidad de la infancia nos
invitaba a realizar travesuras propias de la edad para matar el tiempo. Muy temprano habíamos estado en la
laguna tratando de cazar alguna gallineta, sin éxito. Correteamos por varios minutos a una liebre sin
alcanzarla, no obstante ser buenos con el uso del tirador (resortera le dicen los chilangos). Por el callejón de la
Zapatería Regis colocamos una hilera de envases de cristal vacíos para probar nuestra puntería, derribándolos
a pedradas.
Ahí surgió la idea de introducirnos al cine colonial por un pequeño hueco por debajo de la pantalla, que dado
su tamaño no cupo mi amigo y socio en esta aventura, teniendo que arriesgarme solo. A plena luz del día pasé
por la luneta del cine, para subir a galería y abrir la puerta del cuarto de proyección que solo estaba asegurada
por un pequeño alambre. Entre proyectores, rollos de películas y cartelones de diversas películas me encontré
varios blocks de boletos de diferentes colores. Azul para adultos, amarillos para viernes de damas y rosas para
día de dos por uno. Una verdadera tentación que aceleró mi adrenalina y me colocó en la disyuntiva de
tomarlos o dejarlos. Pudo más mi infantil cleptomanía.
Por las noches, antes del inicio de la función nos colocábamos a escasos metros del cine para abordar a quien
estimábamos se dirigía al mismo para ofrecerle boletos, argumentando cualquier mentira que
considerábamos adecuada. El negocio iba viento en popa. Por razones de seguridad no vendíamos más de
cuatro boletos y aun así se descubrió el fraude. El siempre amable Prof. Ramiro Vega Rúelas, Gerente del Cine
Colonial, ante una escasa asistencia y al cotejar boletos en taquilla contra espectadores encontró la diferencia,
con tan buena suerte para mi socio y un servidor que escuchamos sus gritos de disgusto. Esa noche
quemamos todos los boletos que aún estaban en nuestro poder y cerramos el negocio de reventa de boletos.
Mi socio en esta aventura de la niñez y entrañable amigo Jaime Castro Urías, se encuentra delicado de salud.
Desde esta columna le envío un abrazo y mi convicción de que pronto podremos sentarnos a recordar cuando
incursionamos sin éxito en el negocio del cine. Animo mi “cadete”. Estamos contigo. (Abril 2010)

Profesor Ramiro Vega Rúelas. 1920- 1992.

~ 18 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LA PINTA

“El responsable es aquel que responde por sus actos, se hace cargo de sus consecuencias y aprende de ellos”
(Anónimo)…El Diccionario de la Lengua Española en su décimo novena edición, no contempla en las diversas
definiciones de la palabra pinta alguna relación con el hecho de faltar a la escuela a hurtadillas en algún día
determinado, utilizando el tiempo que se debe permanecer en el aula para otras actividades. Lo más cercano
es la definición de pinta como una persona sinvergüenza o desaprensiva. Lo que sí sabemos y entendemos
todos es que hacer la pinta significa no asistir a clases y que no se enteren nuestros padres, porque de lo
contrario, me refiero a los padres de antes, la paliza es de pronósticos reservados.
Puedo asegurar que todos los estimados lectores que lean esta colaboración hicieron la pinta en alguna
ocasión, con la salvedad probablemente del sexo femenino, ya sea en la escuela primaria o secundaria,
realizando actividades que en ciertos momentos resultaron más aburridas que haber asistido a clases o
definitivamente mucho mejores, como el
disfrute de toda una mañana en el río Évora.
Yo confieso que en mi etapa de estudiante me
fui de pinta tres veces en el nivel jardín de
niños y primaria. En el ciclo escolar 1949 – 1950
cursé el tercer año de kínder ubicado en ese
tiempo por la Avenida Ferrocarril, entre las
calles Escobedo y 22 de Diciembre, justo frente
a las vías del tren, que resultaron el atractivo
para que a la edad de 6 años me escapara de
las instalaciones escolares y disfrutara de los
movimientos de desenganche y enganche de
Escuela Primaria Centro. Hoy Samuel M. Gil Esparza. los vagones y máquinas de tan impresionante
aparato. Mis padres nunca se enteraron, gracias a dios, porque mi señora madre fue buena para muchas
cosas, entre ellas el uso del cinturón como elemento de persuasión.
La segunda ocasión que determiné no presentarme en la escuela fue en el ciclo 1951 – 1952, siendo mi
maestra de segundo año la estimada Profesora Conchita Moreno (Q.E.P.D). Esta experiencia resultó frustrante
en virtud de que me dediqué a inventar los trabajos que supuestamente realicé en la escuela y las tareas que
debía realizar en casa, para confirmar como siempre mi asistencia a clases, lo que resultó más difícil que
haberme presentado. Nuevamente pude eludir la aplicación de un severo castigo.
En el período 1953 – 1954 con la maestra María Sánchez al frente del grupo de cuarto año de primaria, repetí
la experiencia a invitación de mi entrañable amigo Jaime Castro Urías, quien por haber sufrido fractura de un
brazo estaba incapacitado y obviamente aburrido, solicitando mi compañía. Tomado el acuerdo de hacerle
más llevadera su convalecencia, Jaime me indicó que cuando la sombra que proyectaba la casa tocara cierta
~ 19 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

piedra sería la hora de salida de clases y el momento de retirarme a mi casa, lo que cumplí al pie de la letra sin
saber que alguien había movido la susodicha piedra, presentándome ante mi madre una hora antes de la hora
oficial de salida. En un gesto de justicia y dándome el beneficio de la duda, mi señora madre me acompañó
hasta la escuela para corroborar mi argumento y dictar la sentencia correspondiente, que obviamente me fue
desfavorable.
De la escuela primaria centro a la casa de mis padres median cuatro cuadras. Espacio que recorrí recibiendo
sendos azotes que me convencieron de que hacer la pinta no conduce a nada bueno. Nunca más, en el resto
de mi vida como estudiante, falté a clases sin causa justificada. (Agosto 2007)

Interior de la Escuela Primaria Centro

Abelardo Reynosa Vega. 1955

~ 20 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL JILGUERO

“El amor es la mejor música en la partitura de la vida. Sin él serás un desafinado en el inmenso coro de la
humanidad” (Anónimo)…Cursaba el tercer año de primaria con la inolvidable seño Tachita cuando aprendí a
silbar – a chiflar diríamos en aquel tiempo- con tanto esmero que me conseguí varias regañadas por no saber
cuándo permanecer callado y donde mostrar mis recién descubiertas dotes de jilguero. El Profesor Samuel M.
Gil Esparza, director de la escuela, me propinó cuatro horrorosos cintarazos por entrar al salón de clases
chiflando cual arriero enamorado. Frecuentemente me dice mi mujer que de nada valió la pela que me dio el
Profesor Gil, pues no se me quitó la costumbre.
Silbar para mí es, en cierta medida, un indicador de mi estado de ánimo. No soy muy aprensivo con las
enfermedades, sin embargo, si en algún momento el diagnóstico médico me preocupa, se me nota de
inmediato. No se escucha el silbar que acostumbro por los rincones de la casa. Algo de lo que yo no me había
percatado, hasta que mi esposa me lo comentó. Sé cuándo estas preocupado y cuando no, me dijo. Tu silbido
te delata.
Pero no todo es negativo. A mis hijos los acostumbré desde pequeños a llamarlos a través de un chiflido
característico, que aún hoy que son padres y madres de familia reconocen en el lugar donde se encuentren.
Hace muchos años, cuando mi hijo varón tenía escasos 9 años se extravió en Sea Word de San Diego. Ante la
desesperación de su madre y la mía, solo acerté a silbar y silbar durante largo tiempo esperando me escuchara
en aquel tumulto de gente. A la distancia logré localizarlo y observar que cada que yo
silbaba él paraba oreja como comúnmente decimos. Con el silbido lo fui guiando hacia
mí y yo acercándome a él, hasta que me situó y saltó de gusto con sus mejillas llenas de
lágrimas. En un viaje a Europa y durante nuestra estancia en un hotel de Madrid en
España, me reconocieron como el mexicano feliz y así se lo hicieron saber a mi
consorte, quien malévolamente les contestó que no se fueran con la finta. Es candil de
la calle y oscuridad de su casa les dijo.
Samuel M. Gil E. Cabe mencionar que en mi larga vida nunca me he aprendido la letra completa de una
sola canción. Por lo tanto, cuando silbo solo marco pequeños párrafos de canciones de moda o de melodías de
mis recuerdos. Esto provoca que mi mujer me pregunte en cierto momento que si no se me otra o que la silbe
completa, o que de plano me calle.
Hay autores que suponen que el silbido tiene probabilidades de haber precedido al lenguaje hablado. Esto es
realmente posible. Para silbar hacen falta menos recursos físicos y cerebrales que para la coordinación más
elemental del habla. El silbido no emplea cuerdas bucales y no es obligatorio tener dientes. Uno puede ser
mudo y silbar a la perfección. Soy de las personas que piensan que todos debemos y podemos silbar, para
expresarnos, para divertirnos o para advertir de un peligro. Cada quien lo utilizará conforme sus necesidades
vitales. (08.2008)

~ 21 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

BOLA FUERA, PLEBE ADENTRO.

“No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento, no permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un
deber” (Walt Whitman)…En el Guamúchil de mi niñez cualquier explanada era buena para jugar al béisbol, en
tanto cumpliera con el espacio suficiente para batear con facilidad. Así, se podía disfrutar del deporte
preferido de los guamuchilenses en las explanadas de la calle ferrocarril frente al Hotel Sud Pacífico, en
Guamúchil Viejo, la laguna, la loma y otras más que escapan a mi memoria. Sin embargo, la explanada oficial
que puede considerarse como el estadio de aquella época, era la manzana que hoy ocupa el mercado
municipal nuevo, en donde se escenificaban los encuentros correspondientes a las ligas organizadas.
Este espacio estaba completamente abierto y el público se acomodaba en un pequeño graderío de madera,
donde la principal dificultad para los organizadores consistía en poder cobrar las entradas.
En el año de 1949 se inaugura el hoy inexistente estadio de béisbol localizado por el rumbo de la clínica del
IMSS. Este estadio fue la sede de la Liga Estatal de Béisbol donde
Guamúchil participó por primera vez en ese año, así como de otras
ligas que posteriormente se llevaron a cabo con la participación del
equipo local.
Para entrar a disfrutar de los juegos de béisbol que ahí se llevaban a
cabo, se presentaban tres maneras de hacerlo. La primera y la más
obvia consistía en cubrir el importe del boleto de sol o sombra, según
la situación económica del aficionado. La segunda implicaba colocarse
fuera del estadio a la altura del home para esperar los batazos de faul
Estadio Municipal Inaugurado en 1949. que necesariamente se daban y que al momento de producirse eran
coreados por el público con la frase: bola fuera, plebe adentro. Este grito significaba la voz de arranque para
correr tras la pelota y atraparla representando la misma el boleto de entrada al estadio a la sección de sol,
previa escaramuza con el resto de los chamacos que disputaban el privilegio de ser los ganadores. Esta opción
era la más difícil por la presencia de muchachos de mayor edad y algunos que no escatimaban el uso de
golpes, zancadillas y empujones en aras de atrapar la esférica anhelada. Cabe mencionar que para algunos era
más preciada la pelota que la entrada al estadio, por lo que en cuanto atrapaban la bola partían carrera,
menospreciando el ansiado grito de bola fuera, plebe adentro.
Por último, la forma más cómoda para ingresar al estadio que solo requería de algo de paciencia, se
presentaba en una puerta localizada a la altura de la tercera base, custodiada por el eterno policía de
Guamúchil don Juanito, que al mismo tiempo actuaba de boletero de la sección de sol. Se formaba una larga
fila de chamacos a esperar que don Juanito se compadeciera y nos permitiera la entrada, lo que por
costumbre sucedía cada tres outs. De esta manera la entrada a tiempo a disfrutar de un gran juego dependía
del lugar que ocupáramos en la fila, para lo cual era necesario llegar horas antes de la iniciación del juego. En

~ 22 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

el último de los casos, era costumbre declarar entrada libre una vez concluida la séptima entrada. Gratos
recuerdos del Guamúchil de mi niñez. (Septiembre 2008)

~ 23 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

INICIO DE CLASES

“El error más grande de la humanidad es querer quitar de la cabeza lo que no se puede borrar del corazón.
(Anónimo)…En la infancia que nos tocó vivir, las clases se iniciaban invariablemente el 2 de septiembre,
lloviera o relampagueara, salvo que ese día fuera sábado o domingo. Sin uniforme, sin una larga lista de útiles
escolares, sin una mochila de 7 kilos de peso colgada a la espalda dañando la aún delicada espalda de los niños
de primaria. Todos llegábamos a pie y sin acompañante, excepto los infantes de primer año que acudían por
primera vez a la escuela primaria del centro, frente al precioso reloj público que en un error histórico fue
destruido de su lugar original. Con un pequeño cuaderno de 10 hojas doblado y metido en la bolsa trasera del
pantalón, nos aprestábamos a continuar los estudios de nivel primario, bajo la rígida mirada del Profe. Samuel
M. Gil Esparza, director de la escuela por muchos años. El enorme patio del plantel presentaba un aspecto de
abandono por los dos largos meses de vacaciones; lleno de plantas de quelite (bledo) que sobrepasaban la
pequeña estatura de los alumnos de los primeros
grados y en algunos casos hasta los chaparritos del
sexto curso. Imbuidos por la felicidad de regresar a la
escuela, las risas infantiles le daban vida a al viejo
edificio que durante tantos años ha albergado a la
principal escuela de nivel básico de Guamúchil.
Ese día nos iniciábamos arrancando, con inusitado
entusiasmo, el bledo que por miles invadía el extenso
patio. Un patio que durante muchos años se me hizo de
grandes dimensiones y que hoy, a casi 60 años de
distancia pareciera haberse encogido. Escucho aún, a lo
largo del tiempo, la estentórea voz del Profe. Gil dando
Plantilla de maestros de los 50s: Entre otros Samuel Gil,
Julián Saldaña, Carmen y Virginia Landeros, Ramona y
órdenes a diestra y siniestra; la penetrante voz de la
Rosario Acosta, Tachita López, Silvia Tisnado, Pedro Seño Monchi regañando a algún alumno por
Castro, J. Arellano, Jesús Valdés, Luz Ruiz, Conchita Indisciplina y las austeras indicaciones del Profe Saldaña
Moreno. Etc. dirigiendo la operación de limpieza.
Del primero al quinto grado asistíamos de 9 a 12 por la mañana y de 3 a 5 por la tarde, excepto en sexto que
tenía un horario corrido de 8 a 13 horas con el Profesor Julián Atts Saldaña; dos viajes completos de ida y
vuelta a nuestra casa, que implicaba una caminata diaria de 10,15 y hasta 20 cuadras de distancia por viaje. No
recuerdo la presencia de un niño obeso en toda la escuela.
Solamente dos semanas transcurrían y llegaba la celebración de la Independencia de México con un vistoso
desfile que se realizaba el mero 16 de septiembre, así fuera sábado o domingo y al día siguiente a clases. Sin
descanso previo, ni asueto después por haber caído en domingo. Las juntas de maestros se llevaban a cabo
fuera del horario de clases. Las suspensiones de labores eran verdaderamente extraordinarias; si un maestro
~ 24 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

faltaba se suplía con un interino de inmediato. El aprovechamiento del ciclo escolar era completo, sin
interrupciones.
Un viejo pasamanos del que caí en varias ocasiones, una oxidada resbaladilla con una rotura en la lámina y una
barra para ejercicios, era el equipo que integraba en aquellos años el espacio para los ejercicios de los
educandos. La rutina diaria se veía interrumpida por los “toques” de entrada o salida provenientes del sonido
que producía un viejo pedazo de riel colgado de una viga, al ser golpeado con una pequeña barra metálica por
un alumno orgullosamente seleccionado en cada caso para tal fin. A la salida un pequeño connato de pleito,
que nunca se concretaba. Rebosante inocencia, verdadero compañerismo. Todos felices, todos hermanos.
Todos de Guamúchil. (Septiembre 2008)

Grupo 5° grado. 1949.


Regulo Reynosa Vega, Arnoldo Valenzuela, Roque Trueba,
Octavio López Rochin, Cecilia Escobosa, Cosme Pablo Villaverde,
Eduardo Ceceña, Pepín Meráz, entre otros.
Prof. Julián Atts Saldaña.

Grupo 5° grado. 1948.


Reginaldo Reynosa Vega. Humberto López Rochín, entre otros
no identificados.
Maestra: Cuquita Tisnado.

~ 25 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LA MICA Y EL SOLOVINO

“Cualquiera que se tome demasiado en serio corre el riesgo de parecer ridículo. No ocurre lo mismo con quien
siempre es capaz de reírse de sí mismo” (Václav Havel)…Mi madre criaba, o mejor dicho engordaba, un puerco
al año en tales condiciones que los marranos casi eran de la familia. En el patio tenían su espacio, al que
pudiéramos clasificar como chiquero, sin embargo no había cerco que lo separara del resto de la casa.
Deambulaban por el patio, por la casa y hasta por la zapatería como cualquier hijo de vecino. Desde su
nacimiento o adopción eran bautizados con un nombre had hoc y como tal eran mencionados por el resto de
su corta vida. Salían a pasear al callejón y a los baldíos aledaños para buscar un poco de alimento, siempre
atentos al llamado de su patrona. Se tumbaban al suelo cuando les rascábamos la panza y con una total
desfachatez demostraban su holgazanería. Paraban las orejas al escuchar su nombre y corrían despavoridos al
interior de la casa al primer grito de mi madre, a quien le oí decir en varias ocasiones que los cochis (como se
conocen en Sinaloa) eran más entendidos que nosotros. Lo que nunca le discutí porque pudiera haber tenido
razón. De ellos, recuerdo con mucha claridad a “la mica” y al “solovino”. La primera, una marrana que conocí a
muy temprana edad y a la que utilizaba como medio de transporte para realizar pequeños
mandados al abarrote de las hermanas León, a una cuadra de mi
casa, y para emular al Llanero Solitario y su caballo Plata,
jineteándola por todo el callejón con un mecate amarrado de su
hocico que simulaba las riendas del animal. Una cochi muy noble y
entendida que engordó a lo bruto y terminó como estaba previsto La Mica.
1953 desde un principio. “El solovino” cuyo nombre nada tuvo que ver con
la realidad, era un animal rojizo con pequeñas manchas negras, de “chira” larga que por su raza engordó
menos que la mica. Este puerco apareció una mañana por el callejón de nuestra casa, aparentemente perdido,
con claras muestras de tener hambre. Mi madre lo alimentó y como no queriendo le dimos asilo, amarrándolo
en el patio durante unos días hasta que se consideró de la familia y se hospedó “voluntariamente” con
nosotros. De ahí el nombre de “solovino”.
Pero el día para lo cual fue engordado tenía que llegar y ahí terminaba la amigable convivencia. “El
matancero” llegaba a nuestra casa al amanecer sacrificando al noble animal con un descomunal cuchillo que
enterraba en su corazón. Tremendas bocanadas de sangre, acompañadas de lastimeros gemidos indicaban la
pronta muerte del querido cochi. Mi madre, no queriendo ser testigo de tan lamentable acontecimiento y ver
la muerte de su consentido animal, salía al mercado en cuanto aparecía el matancero, regresando cuando el
cerdo se encontraba totalmente destazado y se iniciaban los preparativos para producir los chicharrones y las
carnitas. Los vecinos informados un día antes del infausto acontecimiento acudían por un kilo de carnitas,
medio kilo de manteca, las manitas, tres kilos de carne, medio kilo de riñones, hasta acabar con él horas antes
querido animal. Para las doce del mediodía la historia había llegado a su fin. Un miembro menos en la familia y
vuelta a empezar. (Enero 2008)
~ 26 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

MI AMIGO JOSE TISNADO FLORES

“Árbol plantado con amor, ningún viento derrumba. Una verdadera amistad tampoco” (Anónimo)…Nacimos y
crecimos en el mismo barrio. Por las calles Libertad (hoy Silverio Trueba) y 16 de septiembre. José nació en el
año de 1945 y yo en el 43. La diferencia de edades no fue obstáculo para que naciera y se cultivara entre los
dos una gran amistad; amistad que se vio rota por su inesperada y lamentable partida en la plenitud de su
vida. Ya antes nos había distanciado la necesidad de estudiar fuera de Guamúchil; él al Instituto Tecnológico
de Monterrey, y yo, en el Instituto Politécnico Nacional en la ciudad de México.
Sus padres, don José Tisnado Vizcarra, originario de Concordia y doña Guadalupe Flores, nacida en la ciudad y
puerto de Mazatlán. Los míos, don Reginaldo Reynosa Rendón y doña Carlota Vega Vega, oriundos de
Mazatlán y San Javier, municipio de San Ignacio respectivamente. Todos
arribaron también a la estación Guamúchil con pocos años de diferencia. La
familia Tisnado se dedicó al ramo ferretero, creando el negocio que hasta el
día de hoy continúa sirviendo a los guamuchilenses, atendido por sus hijos y
nietos. Don Reginaldo inauguró el 20 de noviembre de 1934, la Zapatería
Regis, negocio que a la fecha atiende mi hermana María de Jesús Reynosa
Vega.
Nuestras casas colindaban, los patios traseros estaban separados por una
cerca de leños de “brasil”, misma que nunca fue obstáculo para entrar y salir
de una a otra. De niños compartimos las alegrías de muchas “noches buenas”,
de los regalos que nos dejaba el “niño dios” (hoy sustituido por santa Claus),
casualmente muy parecidos a los juguetes que se exhibían en los aparadores
José Tisnado Flores de los comercios: Casa García Cuadra, La Jalisciense o la Principal.
Jugamos a la cuarta escondida en el baldío de la esquina que hoy ocupa la
Unión de Crédito Agrícola e industrial. Rebotamos la pelota contra la pared de la Ferretería Hiser. Nos
enfrentamos en reñidos juegos de béisbol de tres bases, con una pelota seriamente desvencijada, frente al
Colegio Renacimiento, (edificio por la S. Trueba, entre Hidalgo y 16 de septiembre). Nadamos en el río.
Bromeamos a la Chayo Loca y a la Comadre.
José era muy serio, agradable e introvertido. Dentro de sus virtudes tenía en alta estima el concepto de la
amistad, misma que me brindó sin condiciones. Por eso cuando recibí la noticia de su muerte, comunicada por
mi hermana María Luisa, sentí en el estómago el vacío propio de la ansiedad, de la tristeza. Se me vinieron a la
cabeza los recuerdos de la niñez. En ese momento lo vi con su rifle de postas parado en la esquina de su casa
en una navidad, probablemente del año 53 o 54. ¡Qué más da! Miembro del Club de Leones desde siempre, se
despidió de este mundo dejando atrás su gentileza, su candidez, su legítima amistad. ¡Descanse en paz! Quien
solo se me adelantó en el camino. (Octubre 2007)

~ 27 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

NOCHE BUENA

“La navidad es la ternura del pasado, el valor del presente y la esperanza del futuro. Es el deseo más sincero
de que cada taza se rebose con bendiciones ricas y eternas, y de que cada camino nos lleve a la
paz”(Anónimo)…En la infancia que nos tocó vivir en nuestro querido Guamúchil, el Niño Dios que nos
depositaba juguetes al pie del árbol de navidad, a un lado de la almohada o simplemente en el lugar más
adecuado para ser lo primero que viéramos al despertar, no tenía una fábrica con obreros trabajando todo el
año para cubrir sus inventarios, ni vehículo para repartirlos en las decenas de casas del pueblo, mucho menos
portaba uniforme que lo distinguiera. El Niño Dios en el que nosotros creíamos se abastecía de los aparadores
de la Casa García Cuadra propiedad de don José de los mismos apellidos, la Jalisciense de Eladio Rueda
Guzmán, la Barca de Oro de Pedro Sánchez, la Principal de Luis Montoya, la Favorita de Pedro Soto y otras
tiendas del mercado municipal, además de los vendedores ocasionales que se instalaban en la plazuela. El
árbol de navidad era de “papachio” la mayoría de las veces, aunque para el caso cualquier rama que lo
pareciera cumplía con el propósito de representar el
nacimiento del niño Jesús. Probablemente el sistema de
repartición que utilizaba el Niño Dios para atender la alta
demanda de juguetes dejaba mucho que desear, ya que
generalmente la entrega nunca correspondía con el pedido
solicitado. En el trajín de la noche confundía las cartas que le
enviaban los niños y los juguetes buenos siempre
amanecían en otras casas.
La bicicleta, la manilla, el patín del diablo, los patines, el rifle
de postas y otros anhelados juguetes terminaban trocados
Abelardo Reynosa Vega. 16 de sept. Y callejón 2º. por un carrito de lámina, una pistolita de triquis, una pelota de
goma, un balero o un trompo, un escandaloso tambor y lo que era peor, por la odiosa ropa, a la que deseabas
prenderle fuego cuando escuchabas a lo lejos la algarabía de los vecinitos del barrio disfrutando de sus
juguetes.
Con el transcurso del tiempo, la presencia del Niño Dios se fue desvaneciendo de la mente de los infantes para
darle paso a una nueva figura: Santa Claus. Un personaje que en aquellos tiempos se sabía era el proveedor
navideño de los plebitos gringos. Las revistas que ocasionalmente llegaban a Guamúchil nos mostraban a un
viejo gordo que en un trineo remolcado por renos, en una noche nevada, viajaba por el mundo para llevarles a
los niños un premio por su buen comportamiento durante el año que terminaba. A Guamúchil no iba, y si
hubiera ido con esa vestimenta lo esperaba una deshidratación segura junto con sus queridos animales
acostumbrados a las bajas temperaturas de su teórica zona de influencia, aunada a la corretiza de los perros
del barrio de la pala, la loma o del otro lado de la vía. Por otra parte, la entrega de juguetes en los hogares
guamuchilenses se le hubiera complicado seriamente al no encontrar las chimeneas para introducirse. No me
~ 28 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

imagino a los padres de aquellos tiempos, tratando de explicarles a sus hijos la diferencia entre el Niño Dios y
Santa Claus y si le agregas la presencia de los reyes magos, responsables de los juguetes de los niños de la
ciudad de México, principalmente, más complicada aún la disertación.
Sin embargo, no obstante las dificultades anteriores, santa Claus poco a poco fue ganando terreno y hoy ha
desplazado totalmente al Niño Dios, que por los años 50 tenía la responsabilidad de surtir de felicidad a la
plebada guamuchilense. Lo importante de todo esto es que el personaje que prevalezca nunca sustituya al
corazón. Que la noche de navidad sirva para reunir a la familia, para ver al hijo ausente, recordar al que se nos
adelantó en el camino de la vida, disfrutar a los nietos, para entregar cariño, para abrazarse y ser felices. Feliz
Navidad y lo mejor para el año próximo. (Diciembre 2008)

Abelardo y María Luisa Reynosa Vega 1954.

~ 29 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL MAISTRO CHINGADERITAS

“Es malo ser tonto, y tonto ser malo. Sólo es sabio el hombre que cultiva en su espíritu sentimientos de bondad
para otros y para sí mismo” (Alfonso Milagro)…...El próximo primero de noviembre se cumplen 73 años de la
inauguración de la Escuela Secundaria de Guamúchil, en un evento que se llevó a cabo en las instalaciones de
la Escuela Urbana con un programa que comprendía bailables, canciones y discursos alusivos a tan significativo
acontecimiento. Durante algunos años operó en una casa rentada en la esquina de Agustina Ramírez y 16 de
septiembre, para mudarse después al viejo edificio de la cervecería regional donado por el gobierno del
estado, por donde pasaron por sus aulas cientos de estudiantes guamuchilenses por más de 50 años.
En ella también dejaron huella, una gran cantidad de jóvenes y viejos profesionistas que durante mucho
tiempo impartieron clases en forma gratuita y que hicieron de la docencia un apostolado, entregando lo mejor
de sí mismos para dar a la juventud guamuchilense una educación de altura que generara posteriormente
profesionistas de calidad.
Durante el horario de la mañana, generalmente de 7 a 13 horas, se impartían las
materias académicas como: matemáticas, física, química, geografía, español,
literatura, biología, historia, ingles. Por la tarde, en horario de 4 a 6, recibíamos
instrucción física y las actividades manuales de modelado, carpintería y hojalatería.
Esta última materia la impartía, en el periodo 1956 – 1959, el señor Pedro Espero
Pérez, hojalatero del pueblo, quien con su amplia experiencia en el área nos enseñó
a fabricar cucharones, embudos, recogedores de basura entre otros pequeños
artefactos de uso casero y comercial, y a quien bautizamos inmediatamente como el
“maistro chingaderitas” por su explicita y característica forma de enseñarnos los
métodos de trabajo. Miren muchachos decía: esta chingaderita se hace así; agarren
Pedro Espero Pérez esta chingaderita (pedazo de hojalata) y pónganle esta chingaderita (soldadura) con
esta otra chingaderita (soplete) hasta que suelden bien. Al Profe Pedro se le dificultaba sobremanera la lectura
(se decía que no sabía leer ni escribir), por lo que nos pedía un día a cada alumno que pasáramos lista de
asistencia y anotáramos las calificaciones que nos dictaba. Sobra decir que nunca tuvimos una falta ni
calificaciones bajas, mucho menos reprobar la materia.
Sin embargo, el “maistro chingaderitas” se ganó siempre nuestro respeto, porque no obstante su limitada
cultura, era un hombre que irradiaba simpatía; entregado a su trabajo y de gran sensibilidad con alumnos y
compañeros. Llegaba a la escuela puntualmente en una viejísima y desvencijada bicicleta, portando humilde
pero limpia vestimenta, con sus aparatos y accesorios de trabajo en la parrilla de su indispensable medio de
transporte. Hoy, cuando han transcurrido más de 50 años de haber recibido del profe Pedro sus enseñanzas
de hojalatería, cuento en casa con soplete y materiales con los que reparo con mucho gusto una chingaderita
por acá y otra chingaderita por allá. (Septiembre 2013)

~ 30 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

MÉTODOS DE CASTIGO.

“Cierra con amor los capítulos de tu pasado. Y escribe con amor la nueva historia de tu presente”
(Anónimo)….De mis maestros de primaria sobresalían por su afición a darnos de reglazos la seño Luz Ruíz en
primer año, Conchita Moreno en segundo, con mención especial María Sánchez en cuarto y la seño Monchi en
quinto. Una dulzura la seño Tachita en tercero, Silvia Tisnado como sustituta en quinto y de todos mis respetos
el profe Saldaña en sexto, con otros métodos de castigo. Todos con un lugar especial en mi corazón, porque si
el único recuerdo que tuviera de ellos fuera un reglazo o un golpe con el borrador, como decía mi madre, no
te los dieron por bien portado, algo hiciste. Y sí, algo hice. Lo
reconozco.
No recuerdo con exactitud el año, pero se iniciaban las clases como
siempre en aquellos tiempos un 2 de septiembre. Mi madre me
lleva a la escuela y le dice a la maestra: Aquí te lo dejo, es tuyo con
todo y nalgas. Al oír aquello se me pararon los pelos de punta al
reconocer que mi madre estaba autorizando a la maestra a que me
castigara según su criterio. Y así sucedía. Y ni a quien reclamarle.
Guamúchil era un pueblo chico en el que todo mundo se conocía.
Las maestras, porque en aquellos tiempos la mayoría eran mujeres,
pertenecían a familias del pueblo, existía amistad con los padres y
familiares y lo que es más importante había comunicación
permanente entre ellas y los padres de familia, ya sea en la escuela,
en el mercado, en la plazuela o en cualquier otro lugar. La
comunicación los llevaba a tenerse confianza y la confianza a
aceptar que la maestra castigara a tu hijo cuando éste cometía
alguna falta.
Monumento a los Maestros erigido por la
Hoy día esto es imposible. Las madres de familia, principalmente, no
Confraternidad de Guamuchilenses aceptan por ningún motivo la posibilidad de que la maestra o
Radicados en Culiacán. maestro le ponga la mano encima a su querido retoño. Arman un
soberano escándalo en el que mínimo piden la cabeza del maestro o maestra ante la dirección de la escuela, o
acuden a la Comisión de Derechos Humanos a denunciar las arbitrariedades del mentor, acusándolo de un
irreparable daño a su consentido hijo. Con esta actitud, generan en el alumno la prepotencia para continuar
cometiendo faltas y no respetar a su maestro ni a nadie. Sin embargo, yo le pregunto a los padres de familia:
¿se han acercado al maestro, como amigo, en una relación de respeto, a tratar de conocerlo y de encargarle a
su hijo con todo y nalgas?
Sin dejar de reconocer la existencia de maestros que se comportan con absoluta falta de ética profesional, y
negándome a aceptar que utilicen los golpes para corregir a sus alumnos, también trato de entender a los
~ 31 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

maestros que en un grupo de 30, 40 o 50 alumnos, tienen que lidiar con hijos de padres alcohólicos, de padres
divorciados, de madres solteras, de hogares con violencia familiar, de padres drogadictos, de padres infieles,
de parejas disfuncionales, etc. etc. Alumnos cuyos complejos y traumas familiares los externan en la escuela,
peleándose con sus compañeros o revelándose a toda regla disciplinaria. Acciones a las que los maestros
tienen que responder, pero cuidado, a mi hijo no me lo tientes.
Yo ya soy abuelo y la educación de mis nietos no me corresponde. Los abuelos existimos para consentir. Pero
de eso a que no estemos conscientes de lo que está sucediendo hay un abismo.
Usted querido amigo, ¿ya analizó su situación personal o familiar, su acercamiento con el instructor de su hijo
y las consecuencias en el comportamiento de este, antes de juzgar la actitud del maestro y de darle crédito a
los informes de su retoño? Si así es lo felicito. Si no, siéntese con su pareja y determine las acciones a seguir.
Que sea para bien. (Marzo 2009)

Monumento en honor al Prof. Samuel Gil, patrocinado por la Asociación de


Profesionistas de Guamúchil. 1975. Parados: J. Gaxiola, A. Verdugo, Ramón
Leyva, Sergio Soto, Prof. Samuel Gil, Abelardo Reynosa, Francisco Sarabia,
Heriberto Galindo, Jesús Lapelúz, Sergio Favela, José Luis Aguilar. Sentados:
Benjamín Sánchez, José Elizalde, Celso Macías, J. Figueroa, David López, Pimie
Elizalde, J. Aguilar, Bulmaro Nishimoto, Álvaro López.

~ 32 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

MIS QUERIDOS MAESTROS

”Cuando llegamos a la madurez, nuestro yo juvenil no ha expirado todavía. Nada muere en el hombre mientras
no muere el hombre entero. El yo pasado, lo que ayer sentimos y pensamos, vivo perdura en una existencia
subterránea del espíritu. Basta con que nos desentendamos de la urgente actualidad para que ascienda a flor
del alma todo ese pasado nuestro y se ponga de nuevo a resonar....Recordar es volver la vista al yo pretérito y
hallarlo aún vivo y vibrátil”( Ortega y Gasset)…......Con este pensamiento quiero justificar mi colaboración de
hoy que he titulado Mis queridos Maestros, en un intento por hacer un viaje por el pasado para evocar a
aquellos mentores que con las técnicas de educación de antaño influyeron de una u otra manera en nuestra
formación y de los cuales no obstante haber transcurrido tantos años conservo aún muy buenos recuerdos
que me alimentan y me dan vida para seguir queriendo a Guamúchil con la intensidad de siempre.
Si pretendo ser equitativo, es necesario que me remonte hasta mis primeros años de educando en el Kínder
(Jardín de Niños le llaman hoy) el cual cursé en el período comprendido de 1948 a 1950 en una casa ubicada
en la calle Ferrocarril, entre Dr. De la Torre y 22 de diciembre el
primer año, y en el edificio localizado por Dr. De la Torre, entre la
calle Ferrocarril e Independencia el segundo.
En este ciclo escolar tuve la fortuna de disfrutar de la austeridad
de Concha Uranga, la Directora del plantel. La amabilidad de
Aurora Meraz. La eterna juventud de Esther Alcalá y de la
hermosura de Amadita Hurtado Este plantel se cambió
posteriormente a la Calle Benito Juárez, entre Rosales y 16 de
septiembre, precisamente frente a la casa de la familia Vidales.
En septiembre de 1950 inicie los estudios primarios en la Escuela
Primaria del Centro teniendo como Maestra a la guapa y elegante
Luz Ruíz. En el segundo curso recibí instrucción de la siempre
amable Conchita Moreno, desaparecida de este mundo hace pocos
años, cuyos restos descansan a escasos metros de la tumba de mi
señora madre.
En el tercer grado fue mi maestra la inolvidable “seño Tachita”,
Profesor Julián Atts Saldaña
recientemente homenajeada por la Confraternidad de
Guamuchilenses Radicados en Culiacán, en un evento en el que descubrí que no fui el único que se enamoró
de ella. José Humberto Choza, Carlos Aguilar y Octavio Camacho entre otros declararon en esa ocasión el gran
amor que les inspiró nuestra querida “Seño Tachita”.
En el cuarto año sufrí en incontables ocasiones los reglazos de la Seño María Sánchez, en un grupo integrado
solo por alumnos del sexo masculino, frente al aula del mismo grado compuesto exclusivamente por mujeres a
las que aleccionaba la siempre bien recordada Emilia Cota.
En el quinto año iniciamos con la profesora Ramona “Monchi” Acosta, quien fue sustituida por la recién
egresada de la Normal de Sinaloa la Srita. Silvia Tisnado Flores con quien concluimos el curso correspondiente.
Cerramos el ciclo en la Escuela Primaria con el Prof. Julián Astts Saldaña como maestro del sexto año. Hombre
adusto pero con un gran corazón que entregaba año tras año a sus alumnos.

~ 33 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Excelente educador principalmente en el área de las matemáticas. Un hombre con el que estamos en deuda
todos los que fuimos sus alumnos y al que algún día estaremos ofreciéndole nuestro reconocimiento.
Y en todo este período fuimos vigilados austeramente por la sólida mirada del Prof. Samuel M. Gil Esparza,
Director de la Escuela durante muchos años.
Para los que se nos adelantaron en el camino vaya nuestra eterna gratitud. Para los que nos acompañan aún
en esta vida reciban el cariño y admiración de todos sus ex alumnos. (Febrero 2010)

Profa. Anastasia (Tachita) López Meléndez.

~ 34 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

PALETAS HELADAS

“Es mejor que aprender mucho, el aprender cosas buenas” (Anónimo)………..En 65 años que tengo de vida y 42
de ejercer la profesión de Ingeniero Químico Industrial, tuve la grata oportunidad de ocupar diversos cargos
en otras tantas dependencias tales como el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), la Universidad Autónoma
de Sinaloa (UAS), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), Laboratorios Nacionales de Fomento
Industrial (LANFI), la Comisión Nacional de Fruticultura (CONAFRUT), Nacional Financiera (NAFINSA), el
Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), entre otras más. Sin embargo,
en lo profundo de mis recuerdos existe una neurona insatisfecha por no haber cumplido un anhelo infantil que
albergué durante muchos años, pero que lamentablemente mi señora madre no me dejó realizar. Entre los 9 y
11 años de edad, Insistentemente solicité a mi amá me permitiera ejercer, él para mi interesante oficio de
paletero, aduciendo la necesidad de recursos económicos. ¡Tú lo que quieres es andar de vago! Me decía mi
amá. Y creo que algo había de razón. Pero mi obsesión por vender paletas rayaba
en la necedad.
En aquella época y durante mucho tiempo, la paletería del Sr. Tracy estuvo por la
calle Independencia, casi frente al Cine Royal. Si mi memoria no me traiciona, era
el único negocio de fabricación de paletas que existía en Guamúchil por los años
cincuenta. Diariamente salían los paleteros empujando sus carritos de madera con
una rueda al frente, tipo carrucha, para ofrecer por todo el pueblo las sabrosas
paletas elaboradas por el Sr. Tracy. Por esas fechas llegaron los modernos equipos
Paletería Tracy. de fibra de vidrio, con tres ruedas y compartimentos que guardaban el frio por
Independencia frente al varias horas. Esto motivó con mayor amplitud mi deseo de recorrer las calles de mi
Cine Royal querido Guamúchil vendiendo paletas a 10 centavos y en algunos casos, trocando
una paleta por un envase de refresco o de sollate del que preparaban don
Guadalupe Báez y Simón Hid en sus vinaterías de la Avenida Ferrocarril. Todo resultó inútil, nunca obtuve el
permiso para incluir en mi curriculum la actividad de Agente de Ventas de Productos Congelados.
A tantos y tantos años de distancia de aquel deseo malogrado, solo me quedó una agradable afición por las
paletas. El día de muertos en el panteón, en el paso por diversos pueblos de las carreteras de México, cuando
acompaño a mis nietos a los parques o cuando paso por el frente de alguna escuela y veo un paletero, para mi
es obligado el detenerme y comprar una sabrosa paleta, de preferencia de sabor limón y como todo viejo
contarle una y otra vez a mis nietos que hace muchos, pero muchos años quise ser paletero. (Noviembre
2009)

~ 35 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

ZAPATERO

“Puedes tener el peor de todos los trabajos, pero si te gusta, lo convertirás en el más preciado de todos”
(Anónimo)………..En la edición dominical del Debate de Guamúchil de fecha 14 de agosto del 2011, el Sr.
Santos Raymundo Moreno León, a quien no tengo el gusto de conocer, hizo una apología de su profesión de
zapatero que ha desempeñado orgullosamente durante más de 20 años. La lectura de ese artículo trajo a mi
memoria los muchos años que también me dediqué a ese noble trabajo en el negocio que desde el 20 de
noviembre de 1934 fundó mi padre en la esquina de 16 de septiembre y callejón 2°, donde por más de 70 años
los guamuchilenses y habitantes de poblados circunvecinos la conocieron con el nombre de Zapatería Regis.
En principio y durante muchos años funcionó como taller de fabricación y reparación de calzado, en donde lo
mismo se elaboraban huaraches de piel, botines y choclos para caballeros; zapatillas para damas y botas
especiales para trabajo pesado, así como calzado ortopédico. Se reparaban todo tipo de zapatos de mujer u
hombre con tapitas, medias suelas, suelas completas, tacones, pintura y costuras varias.
Mi aprendizaje se inició desde muy temprana edad, elaborando
las “hondas” para los “tiradores” de los niños del barrio y
antifaces de piel que vendía a los asistentes al baile del carnaval
en el Club Hacha, cuando éste estaba ubicado contra esquina de
la funeraria Sedano. Posteriormente como ayudante de los
obreros que laboraban en la zapatería, hasta llegar a la 1964
fabricación completa de huaraches y botines, siempre
asesorado por mi padre o por alguno de los zapateros de mayor
experiencia. El proceso se iniciaba muy temprano y como toda
tarea resultaba altamente satisfactorio al llegar la tarde y darle
los últimos toques a una docena de huaraches para niño o unos pares de botines. De este oficio salía el dinero
para llevar a la novia al cine y a cenar unos sabrosos tacos dorados con la Tía Mariana.
Poner tapitas en los puntiagudos tacones de moda de las zapatillas de mujer era lo más común, sencillo y lo
que me generaba buenos ingresos. Un pequeño pedazo de vaqueta de no más de un centímetro cuadrado de
superficie, un pequeño clavo y el conocimiento de la técnica para dejarla como si fuera nueva era suficiente
para cobrar dos pesos por el trabajo. La colocación de tacones de hule o de vaqueta y medias suelas en
zapatos de caballero se presentaba con frecuencia. En esta profesión aprendí la técnica de colocar en mi boca
un puño de pequeñas tachuelas, las que se iban extrayendo de una en una y las que ocasionalmente se
introducían al estómago.
Este oficio me enseñó a valorar el trabajo, conocer y compartir experiencias con las personas que desempeñan
la bonita actividad de zapatero y disfrutar de la terminación de una tarea, además de aprender a ganar el
dinero con esfuerzo y dedicación.

~ 36 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Al correr de los años, mi padre desistió de continuar fabricando calzado, limitando el negocio a la reparación y
a la compra y venta de calzado. Proveedores de Guadalajara, León y Culiacán sustituyeron a los obreros con
calzado de todo tipo que le dieron a la zapatería otra fisonomía, sin embargo, el negocio de reparación siguió
siendo mi pasatiempo favorito durante mis vacaciones en Guamúchil.
Al igual que el Sr. Santos Raymundo Moreno León describe sus experiencias orgullosas del trabajo que
desempeña, en lo personal me es gratificante recordar la época en la que aprendí y practique el oficio de
zapatero, al que en alguna ocasión pensé dedicarme abandonando la continuación de mis estudios.
Que sea esta narración el motivo para invitar a todos los jóvenes que hoy buscan el dinero fácil y solo
obtienen la muerte rápida, a que analicemos: ¿Qué sentido tiene correr cuando estamos en la carretera
equivocada? (Septiembre. 2011)

Sergio (Checho) Soto, Jorge (Pelón) Elizalde, Francisco Lié, Cristóbal Castro, Abelardo Reynosa
1965

~ 37 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

25 AÑOS DESPUÉS

“La vida sin amigos es como un inmenso desierto; la amistad multiplica las bendiciones y palia los infortunios;
es un remedio único contra la adversidad y apacigua nuestro espíritu” (Baltazar)….Hace aproximadamente 25
años, mis compadres Ramón Leyva, Raúl Aguilar y un servidor realizamos un viaje a la Baja California Sur por
un período de cuatro ajetreados días para festejar nuestro cumpleaños, que por azares del destino se cumple
en la misma semana del mes de octubre. En el aeropuerto de La Paz estaba a nuestra disposición un automóvil
Volkswagen, cortesía de un gran amigo, cuya cajuela había sido habilitada como hielera repleta de cerveza
bien fría. Iniciamos la aventura con un recorrido a Los Cabos por la carretera frente al océano pacífico de ida y
por la ruta del mar de Cortez al regreso, disfrutando en el trayecto de los bellos atardeceres de la península.
Después de una divertida noche y de visitar los hermosos atractivos turísticos de la zona, nos fuimos a ciudad
Constitución aceptando la invitación que nos hicieran los hermanos Humberto y Sergio Armando ( Checho )
Soto.
Fuimos recibidos con una suculenta comida a base de abulón,
callos de hacha y langostas que se alargó hasta muy entrada la
noche, pero que resultó una agradable velada con
acompañamiento musical y amena plática de viejos tiempos.
Para culminar el paseo, los tres compadres cumpleañeros nos
fuimos a comer a conocido restaurant de La Paz en el que
estuvimos acompañados de un conjunto musical que nos deleitó
con las melodías de nuestras preferencias hasta altas horas de la
noche. En resumen, un inolvidable viaje que a pesar de tantos
años transcurridos es materia de plática, principalmente de mi
compadre Ramón Leyva.
Raúl Aguilar, Abelardo Reynosa, Ramón Leyva.
La narración anterior la hago ya que el pasado fin de semana y
Panteón Municipal. Hermosillo, Sonora.
durante tres días, los mismos protagonistas llevamos a cabo un
viaje a la ciudad de Hermosillo, con un solo propósito que fue el de visitar la tumba de nuestro inolvidable
amigo de juventud José Eudoro Guzmán Camargo, quien falleció el 31 de marzo del año 2002. Salimos de
Guamúchil el sábado 1 de agosto a las 12 mediodía en condiciones muy diferentes a las del viaje relatado
líneas arriba. Sospechosamente y sin ánimo de maliciar de mi comadre Braulia, la maleta de Raúl contenía
ropa suficiente para diez días. Ramón subió a la camioneta una hielera en la que difícilmente cabía en ochito.
No obstante, iniciamos el periplo con un buen ánimo entretenidos con las experiencias de Raúl sobre su
operación en la rodilla y los vértigos que lo han aquejado últimamente. Para no desentonar, Ramón nos dio
cátedra sobre alta presión y un servidor expuso los problemas de colesterol y triglicéridos que me han
afectado en los últimos años.

~ 38 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Pasando Obregón compramos un ochito del que increíblemente sobró una cerveza que nadie se quiso tomar.
Tras una fugaz visita a un casino de la ciudad estábamos plácidamente dormidos a las diez de la noche. El
domingo, después de un desayuno a base de yogurt con fruta uno y avena con plátano otro, y después de
ingerir las pastillas correspondientes, cumplimos con el propósito del viaje permaneciendo por algunas horas
en el panteón donde reposan los restos de nuestro querido amigo. Tras una rápida visita a la familia Guzmán
Camargo nos trasladamos a Guaymas en donde nuevamente optamos por visitar un casino parta matar el
tiempo. El lunes emprendimos el regreso, llegando a Guamúchil cerca de las cinco de la tarde, para escuchar
de las señoras un expresivo y sospechoso. ¿Ya llegaron? No cabe duda que no es lo mismo los tres
mosqueteros que veinte años después. (Mayo 2010)

Tumba donde descansa nuestro amigo Eudoro Guzmán Camargo.


Panteón Municipal, Hermosillo, Sonora.

~ 39 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

42 ANIVERSARIO

“Uno crece cuando enfrenta el invierno aunque pierda las hojas. Recoge flores aunque tengan espinas y marca
camino aunque se levante polvo”. (Anónimo)...El pasado 20 de diciembre, mi esposa y un servidor, celebramos
el 42 aniversario de haber contraído matrimonio, después de un largo noviazgo de aproximadamente 9 años.
Noviazgo que se inició en la escuela secundaria en 1959 y que prácticamente fue una relación “de lejos”, ya
que todo este tiempo permanecí en la ciudad de México, estudiando los primeros siete y trabajando el resto.
Solamente nos veíamos en las vacaciones de mayo y de diciembre. A lo mejor fue por eso que duró tanto.
Pero de todas formas el vínculo suma ya más de medio siglo. 51 años en lo que ha pasado de todo, pero de los
que solo me quedo con los buenos momentos.
El enlace civil se realizó en la casa de mis suegros Pedro Soto y Rosa Elvira Sánchez, en Independencia y Bravo,
contra esquina de la vieja casona que por muchos años ocupó la
Radiodifusora XEJL. La epístola de Melchor Ocampo la leyó el C. Pablo
Cárdenas S., Oficial del Registro Civil del Municipio de Salvador Alvarado,
unas horas antes de partir a la iglesia del centro donde se llevó a cabo la
ceremonia religiosa, oficiada por el Presbítero Francisco Méndez, a quien
por cierto recientemente saludé en un desayuno de la Confraternidad de
Guamuchilenses Radicados en Culiacán.
El festejo tuvo lugar en el antiguo Club Hacha, que administraba el buen
amigo Kiko Takashima (q.e.p.d.), en el edificio que actualmente alberga
conocido centro comercial, amenizado por la banda orquesta Moreno, con
la sobriedad que caracterizaba las bodas de aquellos tiempos, a diferencia
de las bodas de hoy que son más relajadas y menos solemnes.
La costumbre de un pueblo tan chico como Guamúchil no permitía el
derecho de admisión. No obstante que se entregaban invitaciones, no
existía limitación alguna a la hora de la entrada al local, por lo que nuestra
boda, afortunadamente, fue sumamente concurrida con familiares, amigos
y compañeros de trabajo, además de uno que otro gorrón. Como dato
histórico anoto que la orquesta cobró la fabulosa cantidad de $ 1 200.00 por 5 horas de música. Imagínense.
En una práctica de esa época y que a lo largo del tiempo no alcanzo a entender, terminada la fiesta cerca de la
2 a.m., partimos al Puerto de Mazatlán, en el taxi de Betón Sánchez, a donde llegamos al amanecer para
hospedarnos en el hoy casi en ruinas Hotel Belmar. ¿Qué necesidad había de tanto desvelo?
El paseo continuó en La Paz Baja California, donde pasamos la primera navidad fuera de nuestra casa paterna.
Así se inició la formación de una nueva familia que a la fecha está integrada por 4 hijos y 6 nietos y los que se
acumulen en los próximos años.

~ 40 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Mis disculpas a los amables lectores de esta columna por haberla ocupado en algo muy personal, pero no
todos los días se cumplen 42 años de casado. Que la paz y la felicidad prevalezca en todos los hogares
Guamuchilenses en esta navidad. Lo mejor para el año 2010. Un Abrazo. (Diciembre 2009)

Víctor Eduardo, Francisco Javier, Marco Antonio, Esperanza Delia y Sonia Sofía Soto Sánchez.

~ 41 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

FORTALEZA

“Los golpes de la adversidad son muy amargos, pero nunca son estériles”. (Ernest Renán)…No cabe duda que
los hombres de hoy no estamos hechos con la misma madera, ni con igual fortaleza que los hombres de años
atrás. En la actualidad nos agobia el acelerado ritmo que nos impone el tráfico de la ciudad. Vivimos en una
constante zozobra por no poder pagar las deudas adquiridas a través de las tarjetas de crédito. Las
depresiones son muy frecuentes y los suicidios ocupan un lugar de importancia en las estadísticas como causa
de los fallecimientos de las personas.
Por la módica cantidad de un peso y en una sola noche, el cine Royal exhibía tres películas de Pedro Infante:
Nosotros los Pobres, Ustedes los Ricos y Un Rincón cerca del Cielo. En aproximadamente cuatro horas los
asistentes a estas funciones veíamos al ídolo de Guamúchil sufrir lo que no han padecido varias personas
juntas. Vivió en extrema pobreza. Se le murió su primera esposa y dos de sus pequeños hijos. Se le quemó el
Torito y lloró desgarradoramente durante un buen rato. Falleció su mamá mientras él estaba en la cárcel y
soportó la muerte de una hermana que no andaba en buenos
pasos y de remate padecía tuberculosis. Un tranvía atropelló a su
gran amigo El Camellito y le amputó ambas piernas. Lo acusaron
de asesinato y fue condenado por varios años en las Islas Marías,
aparte de unas largas vacaciones que disfrutó en la Cárcel de
Lecumberri.
Se le incendió la carpintería cuando tenía una gran deuda que
pagar. La Chachita, hija de su hermana, pero adoptada por él, se
deslumbró con los millones de su papá y lo abandonó por una
temporada, hasta que reconoció su error. Esta sobrina le entregó
“lo más preciado de su amor” al atarantado de su novio y hubo necesidad de casarlos y obviamente de
mantenerlos. La Tostada y la Guayaba lo cacharon cuchicheando por teléfono con una movida y le fueron con
el chisme a la Chorreada, que obviamente se puso como basilisco (Animal fabuloso al que se le atribuía la
propiedad de matar con la vista).
No recuerdo que en ninguna de las tres películas se haya mencionado que Pedro Infante tuviera un perro en la
casa, pero si así hubiera sucedido, es seguro que le hubiera dado la rabia, o en el más benigno de los casos lo
habría atropellado un trolebús, esparciendo sus vísceras por toda la colonia.
Después de todas estas tragedias, Pedro Infante, como si nada, todavía se ponía a cantarle a su
chorreada…..”Amorcito corazón, yo tengo tentación de un beso…” acompañando la melodía con un silbidito
muy querendón. En fin, no cabe duda que los hombres de hoy en día no aguantamos nada. A la primera nos
derretimos.
Con todo mi cariño, dedico esta colaboración a mi ex hermano José Antonio Valenzuela Meza, conocida su
gran admiración por el inolvidable artista guamuchilense. (Enero 2010)
~ 42 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

FILIBERTO “BETON” SANCHEZ

“En ningún momento se siente uno más aceptado y a sus anchas que cuando está entre viejos
amigos”(Anónimo)…Muchos años atrás en Guamúchil no se conocían los taxis, lo que había era carros de sitio.
Los taxis, cuyo nombre se remonta a finales del siglo XIX con la aparición en Francia de los primeros
taxímetros, así llamados porque quienes los usaban pagaban una “tasa o tarifa”, circulaban en la capital del
país y en otras grandes ciudades. En Guamúchil los carros de sitio, entendido esto como vehículos que
permanecían en un lugar establecido y desde el cual prestaban sus servicios, se estacionaban en la acera sur
de la plazuela municipal, frente al cine Davimar.
Con el tiempo y adecuándose a la modernidad, instalaron un teléfono en una caja de madera fijada en un
poste a la orilla de la acera, medio de comunicación que en principio no resolvía muchas de las necesidades de
servicio, ya que no acostumbrados a tan exótico aparato, cuando éste timbraba se
disparaban en sentido contrario para no contestarlo, dado el temor que aún tenían
por el uso del mismo.
Jesús “Chuyito” López, Jesús Valenzuela, Olegario “Lalo” Sánchez, Joel López,
Cristóbal Castro y algún otro que escapa a mí ya defectuosa memoria, eran las
personas que se ganaban el sustento diario en este respetable oficio. A este grupo
de trabajadores del volante se unió a muy temprana edad Filiberto “Beto” Sánchez,
apoyando a su hermano Olegario quien perdió la vida, a principios de los 60´s, en
un fatal accidente en uno de sus diarios viajes a la ciudad de Culiacán.
Betón Sánchez y sobrino Filiberto “Beto” Sánchez nació en pleno Guamúchil Viejo, en el seno de una humilde
Olegario Valle. familia integrada por sus padres don Belén Sánchez y doña Francisca Montoya,
además de sus 11 hermanos: Teodosia, Catarino, Ramona, Belén, Olegario, Elvira, Mélida, Luz, Fulgencio,
Adolfo y Célida, de los cuales han fallecido 10. Realizó estudios hasta donde las condiciones económicas de la
familia se lo permitieron en la escuela primaria del tradicional barrio.
Por su simpatía y agradable carácter fue un taxista muy solicitado para viajar a Culiacán, cuando los carros de
sitio prestaban este servicio diariamente por la módica cantidad de 10 pesos de los de antes, además de
realizar algunos encargos en la capital del estado, donde se estacionaban en la esquina de Rubí y Rosales
esperando la hora de regreso a Guamúchil.
En la búsqueda de mayores ingresos, “Beto” acomodaba con frecuencia a 6 y hasta 7 pasajeros en el
automóvil, a los que entretenía con chistes y anécdotas durante todo el trayecto, para que, como él decía, se
distrajeran y no renegaran por el apretujamiento. No obstante tantos años al frente del volante, “Beto”
desconocía el nombre de la mayoría de las calles de Guamúchil, por lo que si algún fuereño solicitaba sus
servicios y le pedía que lo llevara a algún determinado domicilio señalando calle y numero, “Beto” le
preguntaba ¿A quién busca? Y así le era más fácil saber el destino del pasajero.

~ 43 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Durante el primer año de casados y dado que no contábamos con vehículo, los fines de semana nos
trasladábamos a Guamúchil en el taxi de “Beto” Sánchez para regresar el lunes a primera hora y llegar a
tiempo al trabajo. En ocasiones y en virtud del parentesco con mi esposa se le invitaba a desayunar,
provocando casi siempre un desequilibrio en las finanzas del incipiente matrimonio. Sin duda, resultaba más
económico regalarle un suéter que invitarlo a comer, pero todo se compensaba con su agradable compañía y
el escuchar las simpáticas anécdotas de su amplio repertorio.
Después de más de 40 años como trabajador del volante, oficio que siempre desempeñó con honradez y
dedicación, “Beto” decidió retirarse a disfrutar de sus hijos y nietos en el seno de la respetable familia que
formó con su estimada esposa María Agramón. Un saludo y el afecto de siempre para el estimado Betón
Sánchez. (Febrero 2019)

Taxistas de Guamúchil en preparación para la Filiberto Betón Sánchez y esposa


manifestación de septiembre de 1957

~ 44 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL CARRETON DE LA BASURA

“Una vida que no nos deja una que otra cicatriz es una vida superficial” (Anónimo)…La disposición de residuos
es y será un problema para las autoridades de las ciudades de cualquier país. En el nuestro se producen más
de 30 millones de toneladas de basura al año, que significan más de 84 mil toneladas por día, de las cuales el
60% se genera en los hogares, el 24% en la industria, el 14% en el comercio y el resto lo representa la basura
no recolectada. En el año de 1992 cada habitante producía 0.749 kilogramos de basura por día, cantidad que
hoy es de aproximadamente 1.4 kilogramos.
Los métodos y equipos de recolección son materia de discusión y critica para los ayuntamientos de cualquier
tamaño de la República Mexicana. Pero si la recolección es un grave problema, disponer de un lugar específico
para depositar estos residuos es todavía más importante. Sin embargo, todo lo anterior se complica ante la
poca cultura para el manejo de la basura que tenemos los mexicanos que no respetamos los horarios de paso
de los camiones recolectores, no separamos la basura orgánica e inorgánica y en muchos casos no la
embolsamos; tiramos la basura en cualquier
lote baldío, camino vecinal, canales, etc., que se
preste para ello. Dicen los bromistas que educar
a un mexicano cuesta 6 dólares, precio del
permiso de entrada a los estados Unidos, ya
que al momento de cruzar la frontera
respetamos totalmente las reglas sobre la
disposición de basura, vialidad y otras.
Guamúchil como una ciudad en pleno
desarrollo no está exenta de esta problemática;
con sus 79085 habitantes en el municipio según el censo del 2010, corresponden a la cabecera municipal
63743, lo que significa que la ciudad de Guamúchil genera del orden de 80 toneladas diarias de basura, que
hay que recoger, transportar y depositar día tras día.
Hurgando en el cajón de los recuerdos, me viene a la memoria el carretón de madera arrastrado por mulas
que se utilizaba para recolectar la basura en el Guamúchil de los años 50. Es obvio que la cantidad de basura
que generábamos los habitantes de Guamúchil en aquellos tiempos era mucho menor que la actual, ya que las
amas de casa iban al mercado utilizando canastas o bolsas de ixtle, las bolsas de plástico no se conocían; los
envases de leche, refrescos, cervezas y demás eran retornables. No desechábamos pilas, celulares, jeringas.
No existían los extremadamente contaminantes pañales desechables, las madres utilizaban los pañales de tela
conocidos como “zapetas”, que necesariamente se lavaban diariamente.
Los restos de comida servían para alimentar al perro, a los cerdos, a las gallinas. En pocas palabras, no
desperdiciábamos casi nada, por lo que producíamos una mínima cantidad de residuos. El basurero de la

~ 45 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

ciudad estaba por el rumbo de Los Achires, al que de


acuerdo con el censo poblacional de esa época, no se
depositaban más de 3 toneladas por día.
Los operarios del carretón de la basura recogían ésta
con pedazos de lámina ya que nadie la embolsaba,
solo se apilaba con la escoba a la orilla de la calle.
La modernidad llego a Guamúchil y la carreta de
madera jalada por bestias de carga fue sustituida por
un vetusto camión de redilas, el que a su vez le dio
paso a un viejo camión de volteo.
Recordar esta época nos obliga a colaborar con la
autoridad para hacer de nuestro Guamúchil una
ciudad limpia. Saquemos la basura minutos antes del paso del camión recolector, separemos la basura
orgánica de la inorgánica, utilicemos bolsas adecuadas, no tiremos basura en la calle o lugares públicos,
mantengamos limpio el frente de nuestro domicilio. Organicemos a nuestros vecinos para mantener limpia la
banqueta, la calle, el parque, el camellón de la avenida, los espacios deportivos de nuestros hijos. Hagamos de
AV. ANTONIO ROSALES
Guamúchil la ciudad en la que nos gustaría vivir. (Mayo 2009)

~ 46 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL DANUBIO AZUL

“Mi mejor norma social es tratar a todo el mundo igual que quisiera que me trataran a mí. (Sean
Connery)…Actualmente los bailes para conmemorar algún evento en especial han desaparecido conforme las
formas en que se desarrollaban hace algunos años. Eran tradicionales el baile para despedir al año viejo y
recibir al que se iniciaba, el elegante baile de blanco y negro en el que se conminaba a los asistentes a vestir
ropas de esos colores, el baile del estudiante (tiempo atrás solo el que organizaba la escuela secundaria y
posteriormente los que realizaban los estudiantes de Morelia, Guadalajara y México), baile del kilo, baile del
arete, el discutido y hasta cierto punto temido baile al revés y otros más que escapan de la memoria.
Destacaban por sus dotes de buenos danzantes José León, Humberto López Rochìn, Beto Valencia, Alfredo
Díaz Angulo “el Guellito” de todo mi respeto y admiración, mi hermano “el Regis” Reynosa, Jorge Aguilar, Miky
Elizalde, Gaby Moreno, Harry Patterson, quienes al ritmo de la orquesta Moreno, de la banda los Huitròn,
banda rubio de Mocorito, el Cachi Anaya de Culiacán o de Nacho Millán de Mazatlán, eran la envidia de los
que por causas del destino nacimos con dos pies izquierdos. De igual manera causaban la admiración de
muchas mujeres el porte y gracia para el baile de Anabolena Ruiz, Hercilia Valencia, Marcia Valenzuela, Gloria
López y muchas más.
Para el desarrollo de estos tradicionales bailes solo existían en Guamúchil tres locales que distinguían
claramente las diferencias sociales de aquella época. El Club Hacha, nacido por el año de 1932 ocupando
diferentes domicilios. Originalmente en la planta alta del Cine Royal, por la calle 16 de Septiembre hacia la
estación del FF.CC., en la esquina de 16 de Septiembre y Libertad (hoy Silverio Trueba), a finales de los 40 en
la esquina de 22 de Diciembre e Independencia y posteriormente en el edificio que hoy ocupa conocida tienda
de autoservicio en el centro de la ciudad, lugar que albergó desde 1953 a este inolvidable club que fue
escenario de grandes acontecimientos de la clase alta de la ciudad y que desapareció con el correr de los años.
De grandes e imborrables recuerdos el Club Évora, ubicado durante muchos años por la calle Ferrocarril frente
a la estación del mismo. Definitivamente el espacio destinado a la clase media, al que asistían en su
oportunidad personas de la alta sociedad y el que recibía también personas de otros estratos sociales, con su
reserva de derecho de admisión. Fue testigo del inicio de miles de noviazgos, del rompimiento de muchos
otros y de ratos de sano esparcimiento de cientos de parejas que durante su larga vida se deleitaron bailando
al son de las bandas y orquestas de aquella época.
Y por último el salón que da título a esta colaboración y que se conocía con el nombre de Danubio Azul,
administrado por la familia Sosa y localizado por siempre en la esquina de Hidalgo y Benito Juárez, donde aún
pueden observarse restos de los muros que fueron soporte de una techumbre tipo palapa y en la que se
celebraban alegres bailes amenizados generalmente por una rockola y solo en contadas ocasiones por alguna
banda de música. Este club dio cabida a la clase social que por su naturaleza no se admitía en los dos clubes
anteriormente mencionados.

~ 47 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Fueron estos tres salones de baile en su época y circunstancia lugares donde se llevaron a cabo los
tradicionales bailes que hoy han desaparecido como elementos de convivencia y recreación, para dar paso a la
modernidad, a las discotecas, a las bandas gruperas y a los ritmos que tanto disfruta la juventud actual. Que
todo sea para bien. (Junio 2009)

Edificio que ocupó el Club Hacha por los años 40s y principios de los 50s.
Independencia y 22 de diciembre. Contra esquina de Funeraria Sedano.

~ 48 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EDUARDO AGUILAR RODRIGUEZ

“En el camino al cementerio se encontraron dos amigos. Adiós, dijo el vivo al muerto. Hasta pronto, dijo el
muerto al vivo” (Anónimo)…A escasas semanas de cumplir 70 años de edad, falleció en la ciudad de Tijuana,
Baja California, víctima de una larga y dolorosa enfermedad Eduardo “El Loco Gino” Aguilar Rodríguez. Médico
de profesión realizó sus estudios en la UNAM, ejerciendo durante varios años en la capital del estado y su
natal Guamúchil. Políticamente inquieto, izquierdista de corazón, tuvo una activa participación en la vida
política de Salvador Alvarado, con consecuencias tales que lo obligaron a autoexiliarse en la fronteriza ciudad
que lo albergó hasta su muerte, ante la amenaza de ser encarcelado.
Coincidentemente y conforme las costumbres de aquellos tiempos, nos tocó salir en grupo acompañando a
dos preciosas señoritas de Guamúchil, ya sea al cine o a los bailes en el club Évora, siempre con las resp ectivas
chaperonas imprescindibles en esa época. Eduardo fue un gran amigo, caracterizado por puntadas tales que le
valió el calificativo de “Loco Gino”.
Durante su época de estudiante en la escuela de
medicina, compartía departamento con Arturo “Chiqui”
Tapia, Eligio Soto, Ernesto Valenzuela, Lenin Castro, entre
otros. Un tiempo en la calle de Dinamarca y en otro por la
Nápoles. Fue en Dinamarca, por el 60 o 61, donde en
cierta ocasión, recién llegado él de pasar unas vacaciones
en Guamúchil me preguntó si ya había terminado con mi
novia; aclarándole que aún era mi novia y a que se debía
la pregunta.
Oscar del Real. Eduardo Rodríguez. José Luis Rochin. No te vayas a enojar me dijo, pero el sábado la vi en el
Oscar Sánchez. Club Évora bailando toda la noche con un fuereño y
parecían muy enamorados. No dejó pieza sentida me aseguró y por lo que vi, hasta la llevó a su casa al
termino del baile. Es difícil describir, pero la sangre se agolpó en mi cerebro enrojeciendo las orejas, los ojos y
toda la cara; las manos me temblaban, las “corvas” se me aflojaron de tal manera que parecía sufriría un
infarto a mis escasos 17 o 18 años de vida. Durante varias horas me mantuvo con el semblante ensombrecido,
hasta que consideró prudente aclararme que todo era una broma. Ni hubo baile en Guamúchil, ni pasó lo que
me había contado.
Así bromeaba Eduardo, principalmente con los estudiantes novatos que llegábamos a México a continuar
nuestros estudios. Me distinguió con su amistad y siempre gozó de mi admiración por la fortaleza de sus ideas.
Enamorado de su tierra, el domingo 23 de enero sus hijos cumplieron con su última voluntad, esparciendo sus
cenizas en las aguas de la Playa Colorada; acompañados de amigos y familiares fueron testigos del fin de una
vida que se despidió con un hasta pronto. (Marzo 2011)

~ 49 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO 2009.

“A mi entrañable amigo Mario Joel López Pineda y su señora esposa, un abrazo sincero en este difícil trance.
Que Dios les otorgue una pronta resignación”…La depresión navideña o trastorno afectivo estacional, no es un
invento de nuestros tiempos y es más común de lo que creemos. Yo pertenezco al grupo de personas que
durante la época navideña se sienten en mayor o menor grado deprimidas. Un estado anímico que me
acompaña prácticamente todo el mes de diciembre y cuyo origen he tratado por todos los medios de
encontrar sin conseguirlo. Sin embargo, ello no me limita para disfrutar de la temporada en compañía de mi
familia y mis amigos. Confesado lo anterior, quiero aprovechar este espacio para desearle a todos y cada uno
de ustedes una feliz navidad y que el año que se inicia sea de lo mejor.
Un recuerdo para mi padre y mi madre que se adelantaron en el camino que inevitablemente todos habremos
de recorrer. Un fuerte abrazo para mis hermanos que radican en la ciudad de México. A mis hermanas en
Guamúchil un abrazo solidario. Un buen año para todos mis sobrinos. A mis selectos amigos y compadres,
compañeros de grandes aventuras e inolvidables parrandas, el deseo sincero de que lo que nos falte de vida
sea de la más alta calidad. Que podamos seguir disfrutando juntos de los bellos atardeceres sinaloenses y de la
plática amistosa que siempre ha sido nuestra compañera. Con afecto para los grandes amigos miembros de la
Confraternidad de Guamuchilenses Radicados en Culiacán, que el próximo mes de enero iniciará el año
celebrando el desayuno número 750.
Mi cariño para los que de una manera u otra participaron en mi formación. A las inolvidables maestras del
Kínder, Concha Uranga, Aurora Meràz, Esther Alcalá y Amadita Hurtado, por su paciencia y dedicación en el
cuidado de los niños que pasaron por sus aulas. Luz Ruíz. Concha Moreno, Tachita (Que me robó el corazón),
María Sánchez y Silvia Tisnado, mis adoradas seños de la primaria y un recuerdo respetuoso para el siempre
atento profesor Saldaña, mi maestro de sexto año y de matemáticas en secundaria. A Don Samuel M. Gil
donde se encuentre.
Mi respeto y admiración para los maestros de la escuela secundaria. Genaro Salazar Cuellar( Química y Física),
José Ramírez(Historia y Geografía), Roberto Rivera(Educación Física),Marco Antonio López Reyes (Director),
Pedro Espero Pérez(Hojalatería), Gonzalo González(Carpintería), Ramiro Vega Rúelas(Inglés), Alfredo Díaz
Angulo(Biología I), Alfredo Díaz Angulo(Guellito) (Biología II), Esteban Gómez (Música), Monarres ( Modelado).
En el mes de septiembre del próximo 2009 se cumplirán 50 años que acompañado de un veliz metálico color
verde, una indescriptible tristeza y muchas ilusiones, salí de casa de mis padres y hermanos en Guamúchil para
continuar mis estudios en la ciudad de México. En este año se cumplirá también, medio siglo de la iniciación
de un noviazgo con la mujer que me aceptó en matrimonio desde hace 41 años y con la que he formado una
familia de cuatro hijos y hasta hoy 6 nietos.
A todos, reciban para este 2009 un mensaje sincero de amor y paz. Y que la felicidad y la prosperidad sean
siempre los eternos compañeros de su vida. Con un fuerte abrazo. (Diciembre 2008)

~ 50 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Parados: José Monárrez, Julián Astts Saldaña, Gonzalo González, Samuel M. Gil, Ramiro Vega Rúelas, Pedro Espero
Pérez. Sentados: Esteban Gómez, Virginia de López Reyes, Mario López Reyes, Alfredo Díaz Angulo (Guello), Alfredo Díaz
Angulo (Guellito), José Ramírez.

~ 51 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

FIESTAS PATRIAS

“Si existe una teoría científica de la inteligencia, debería haber otra igualmente científica de la estupidez”
(Anónimo)…El próximo fin de semana se celebrará un año más de la independencia de nuestro País. Las
autoridades de los 3 niveles de gobierno, organizarán a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, eventos
a la altura de tan importante fecha. Los edificios públicos se verán engalanados, principalmente aquellos
donde la máxima autoridad de la comisaría, sindicatura, ayuntamiento, capital del estado o del país dará el
Grito de Independencia emulando al Héroe de la Patria Don Miguel Hidalgo y Costilla en la noche del 15 de
septiembre. El pueblo se volcará a demostrar su fervor patrio, acudiendo a disfrutar de los artistas, música,
bailables, juegos pirotécnicos, etc., preparados para esta importante fecha. Al día siguiente acudirá henchido
de orgullo a presenciar la marcha de los diversos contingentes que integrarán el desfile, que año tras año se
realiza, llevando de la mano a sus
pequeños hijos o nietos quienes
curiosos preguntarán el motivo de tal
acontecimiento. Sin embargo,
revisando el programa que el gobierno
de Sinaloa llevará a cabo en esta
ciudad de Culiacán en la noche del día
15, surge una inquietante
incongruencia que no puede pasar
desapercibida. Se anuncia como
elemento principal la participación de
una conocida Banda Musical
Sinaloense cuyos éxitos recientes son:
“Ando bien Pedo”,” Voy a Pistear”,
Palacio de Gobierno. Culiacán, Sinaloa. “Me Importa Madre”, “A Toda Madre”,
entre otras joyas “culturales” que darán ambiente a la noche mexicana. Y dije incongruencia, porque en tanto
la ciudadanía grita la necesidad de inculcar valores cívicos, familiares, espirituales, etc., en esta época de
inseguridad, de desintegración familiar, de adicción a las drogas, alcoholismo; sean las propias autoridades
quienes no den la mínima señal de conciencia y de colaboración para atenuar la situación actual.
La multitud que asista a la explanada frente a palacio de gobierno, podrá gozar de una noche, que pretende
ser de sano esparcimiento, escuchando las “melodías” de moda que obviamente no contienen, ni
remotamente, un elemental mensaje positivo. Un error imperdonable de quien haya sido el responsable de
diseñar el programa para celebrar esta gran gesta histórica, a quien probablemente le gusta escuchar este tipo
de música y no tiene el criterio suficiente para entender el daño que le provoca a la niñez y a la razón del

~ 52 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

objetivo de esta fiesta. No es así como debemos honrar las muertes de Hidalgo, Morelos y muchos héroes más
que nos dieron Patria y Libertad.
La deteriorada imagen de Sinaloa no obtendrá ningún beneficio de acciones como la que se menciona líneas
arriba. Para lograr un verdadero cambio es necesario que gobierno y sociedad caminen de la mano, realizando
todas aquellas actividades que le den a Sinaloa una imagen diferente. Sinaloa es mucho más que ese tipo de
música; es tierra poblada con gente trabajadora, alegre y hospitalaria; es el más grande proveedor de
alimentos a nivel nacional. Cuna de grandes personalidades. La alegre y contagiosa música sinaloense se
escucha en todos los rincones de México y en gran parte de la Unión Americana; sigamos conservado el valor
cultural que la misma representa difundiendo la original y descontaminada música de nuestros ancestros. Viva
México. (Septiembre 2007)

Desfile 16 de septiembre 1960. Escuela Secundaria. Guamúchil.


Bertha Oralia de la Rocha, Telle Cervantes, Yolanda Corona, Bertha
Elisa Soto, entre otras no identificadas.

~ 53 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

HARRY A. PATTERSON M.

“No es viejo, aquel que pierde su cabello, sino su última esperanza. No es viejo, el que lleva en su corazón el
amor siempre ardiente. No es viejo, el que mantiene su fe en sí mismo, el que vive sanamente alegre,
convencido de que para el corazón no hay edad”(Anónimo)….Cuenta Harry que la primera vez que intentó
cruzar la frontera hacia los Estados Unidos le preguntaron en migración: First name? Harry, ok anotó el migra;
second name? Patterson; ok, ok, dijo el gringo, and last name? Martínez, contestó, y va para atrás. No pudo
conocer aquella nación.
Conozco a Harry desde que tengo uso de razón; fuimos condiscípulos en el kínder, durante toda la primaria y
los tres años de secundaria. Estudiamos en la ciudad de México en la misma época. Él se regresó a radicar a
Guamúchil y yo permanecí por varios años más en la capital del País y después fijé mi residencia en la capital
del estado, donde vivo desde 1984. Saludarlo en mis visitas a Guamúchil
representa una gran satisfacción, dado que le guardo un especial afecto y lo
considero un entrañable y sincero amigo de toda la vida.
Harry vivió durante su infancia y juventud por la calle 22 de diciembre
(coincidentemente con su fecha de cumpleaños) entre la calle independencia
y el callejón número 1°, casa en la que disfrutamos de inolvidables momentos
de nuestra niñez. Experto con los patines, se deslizaba a gran velocidad por
toda la banqueta, dando saltos y volteretas de difícil ejecución. Tenía también
un patín del diablo que manejaba con mucha destreza. Por más lucha que hizo
por enseñarme a patinar, aunque fuera con un patín, nunca lo logró. Dedicaba
parte de su tiempo a realizar ejercicios con un juego de pesas y mancuernas
de su propiedad, lo que le dio una envidiable condición física, que aún
conserva. No creo que Harry haya pesado alguna vez más de 70 kilos.
Yo nunca tuve patines, ni patín del diablo, ni mucho menos equipo de pesas,
por lo que visitarlo en su casa me permitía gozar de estos artefactos, además
Harry Patterson. 1956.
de compartir la grata compañía de Mr. Ed y Doña Hermelinda.
A Harry y Efraín Gutiérrez (Q.E.P.D) los bautizamos en una época como los supersabios, por su terquedad de
querer construir un cohete para lanzarlo al espacio. Consumieron varios kilos de pólvora y nunca pasaron del
callejón.
Con su estatura pequeña y peso ligero, Harry estaba dentro de los considerados como chicos de los que
integramos esa generación. Su condición lo llevaba a realizar bromas con nuestro inolvidable amigo Ignacio
Barrancas, introduciéndose en su camiseta y sacando la cabeza a la altura del cuello del amigo Nacho, como
cría de canguro; todo esto con el natural disgusto de la querida seño Tachita de tercero de primaria. En la
1956
secundaria, Harry, Canito Noriega y un servidor siempre terminábamos en la cúspide de las pirámides
humanas que se exhibían en los desfiles, dada nuestra reducida complexión.
~ 54 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Excelente bailarín y con un desinhibido carácter se convertía invariablemente en el centro de las fiestas
particulares y bailes en el club Évora o en el Hacha, ejecutando los pasos de moda ya fuera de twist, rock and
roll o mambo. Con una natural jovialidad que nunca ha perdido, es y seguirá siendo por muchos años
elemento insustituible en el desfile de carnaval. Deportista destacado, ha practicado futbol durante toda su
vida. Mi recuerdo, mi afecto, mi cariño y mi amistad para Harry Arthur Patterson Martínez, el “Jerry” para los
igualados. (Julio 2011)

De izq. A derecha: Abelardo Reynosa Vega, Ernesto


Valenzuela Aguilar, Harry Arthur Patterson Martínez.
México, D.F. Av. San Juan de Letrán. 1961.

~ 55 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

KID MACULI

“El sexo fuerte es generalmente el sexo débil, debido a la debilidad que siente el sexo fuerte por el sexo
débil”(Platón)……..La Arena Évora de Guamúchil localizada por la calle Agustina Ramírez a escasos metros de la
Avenida Rosales, presentaba un lleno completo esa noche; una hermosa noche de octubre, como todas las de
ese mes, con un clima verdaderamente agradable que invitaba a disfrutar de una espléndida función de box
compuesta de 5 peleas, más la acostumbrada carambola, en la que tres niños con los ojos vendados trataban
de darse golpes, y se los daban, por las monedas que al término de la refriega el público les arrojaba al ring en
señal de aprobación por su valentía. Aquí fue donde nuestro gran amigo Octavio José María Camacho Robles
(a) El Chíngale dio principio a su larga y fructífera carrera de boxeador, hasta convertirse en el boxeador más
noble de todo el noroeste. Noble, porque dicen que nunca le pegó a nadie.
Para entrar a presenciar la función de box solo había una opción: pagar la entrada. Sin embargo, a mis escasos
diez años de edad, yo conocía otra que durante mucho tiempo me dio excelentes resultados. Al término de
cada pelea, incluyendo la carambola, parte del público
acostumbraba salir a comprar cacahuates, elotes,
aguas frescas, quequis, tortas, etc., con un sencillo
“ahorita vengo” que se informaba a la boletera, quien
memorizaba a las personas que salían para permitir
nuevamente su entrada, o en los casos extremos
solicitaba una prenda en garantía.
Así era, como al término de la primera o segunda
pelea, yo compraba un cartucho de cacahuates, que
en aquellos tiempos no costaba más de 10 centavos,
Cine y Arena de Box Évora.
de los de antes, entrando a la Arena confundido entre
los aficionados que habían salido. Recuerdo que solo una vez me detuvo la encargada de la puerta a quien le
enseñé el cartucho de cacahuates como muestra de que había salido a comprarlos unos minutos antes y va
para adentro. No recuerdo el nombre de los boxeadores que participarían en las peleas principales; el interés
de esa noche estaba concentrado en la tercera pelea programada a cuatro rounds que protagonizaría Jorge
“Kid Máculi” Castro contra una mujer. Algo nunca visto en Guamúchil. El supuestamente sexo fuerte contra el
hipotéticamente sexo débil en una demostración de fuerza y estrategia, que por donde se viera “Kid Máculi”
llevaba las de perder.
Si perdía, caería sobre él la vergüenza de no haber podido vencer a una mujer. Si empataba, sería señalado
como aquel que no pudo ganarle a un representante del sexo débil y si ganaba, ¿cuál era el chiste?, le ganó a
una mujer. O sea que “El Máculi” estaba destinado al fracaso por donde se viera. El Chotío Pérez con su
inconfundible vozarrón anuncia el nombre de los peleadores y la duración de la contienda, indicándoles las
reglas establecidas. El fallo final fue de empate, obviamente la mejor decisión para ambos protagonistas, pero
~ 56 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

que en las tribunas dio pie a las más agrias discusiones. Unos alegaban que el triunfo le correspondía al
Máculi, los menos se inclinaban por la representante del sexo femenino, otros consideraron aceptable el
resultado, pero en todos quedó la frustración de ver a un hombre impotente ante los golpes de una mujer.
El Máculi desapareció de Guamúchil hace muchos años; he preguntado a varios amigos sin obtener razón de
su vida. Desde ésta colaboración le envío un abrazo fraternal donde se encuentre. (Septiembre 2009)

~ 57 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LOS CELOS

“El corazón de un hombre puede estar deprimido o alterado. En cualquiera de los dos casos el resultado puede
ser fatal” (Lao-Tsé)………Mi compadre se fue a estudiar a principios de 1962 la carrera de ingeniería mecánica
en la Universidad Nacional Autónoma de México después de cursar la preparatoria en Guamúchil,
sinceramente muy enamorado. Su novia vivía en Guamúchil Viejo casi hasta el final, a donde tenía que cumplir
con la visita, no obstante la distancia, el paso por el puente del nahual, las repetidas corretizas que le daban
los perros del barrio y lo que se atravesara; pero ese era amor, no las novelitas de hoy en día.
Transcurridas pocas semanas de su arribo a la ciudad de México, los estudiantes guamuchilenses veteranos,
Arturo “Chiqui” Tapia, Eduardo “Loco Gino” Rodríguez, Miguel Aguilar entre otros, lo envenenaron diciéndole
que habían visto a su adorada novia muy abonada con un ingeniero de recursos en un baile del Club Évora. No
bailó con otro le decían las lenguas viperinas. Se veían muy contentos y no la soltaba de la mano, le decían
otros aprontados. Mi compadre temblaba, la quijada le tintineaba de la ira, los ojos adquirieron un color
diabólico; los celos se estaban manifestando en todo su esplendor.
Tomó varios lápices del cajón de su restirador, además de un bonchi
de hojas blancas y le dio rienda suelta a su desesperación. Con el
tiempo nos enteramos que puso, como dicen, a mí no me consta, Dios
puso al perico. O más coloquialmente la puso como lazo de cochino.
Solo le faltó decirle de lo que se iba a morir. Saciada su sed de
venganza, depositó la misiva en el buzón que se encontraba a escasos
cien metros del departamento que ocupábamos en la colonia Roma.
Al regresar, quienes lo habían emponzoñado le aclararon que todo
Ing. Raúl Aguilar M. y Esposa. había sido una broma. Que nadie había visto a su novia en ningún
baile; que todo era una mentira. A mi compadre se le iba un color y otro se le venía. De amarillo diftérico pasó
a grisáceo cadavérico; no era para menos ¿Y ahora qué?
Esa noche se pasó abrazado al buzón esperando al vehículo postal para que no se llevara la famosa carta. A las
cinco de la mañana desiste de su intento al comprobar que la correspondencia ya había sido recogida horas
antes y sepa Dios a qué horas estaría siendo leída por su amada.
Con una velocidad endemoniada, mi compadre toma los mismos lápices utilizados para vituperar a la
susodicha e inicia una carta de reconciliación y notas aclaratorias que por razones obvias debía estar en
Guamúchil antes o casi al mismo tiempo, o en el último de los casos, atrasito de la carta anterior. Compró una
estampilla aérea más una de entrega inmediata; la depositó personalmente en el edificio de correos, pero el
esfuerzo fue en vano, ninguna de las dos fue suficiente para esclarecer lo que decía la otra, y ahí terminó el
noviazgo. Todo por una broma. Cabe aclarar, para los jóvenes de hoy, que en nuestros tiempos el medio de
comunicación normal era el correo. Si acaso, en urgencias de vida o muerte el telégrafo. Con una estampilla de
servicio aéreo con un costo de 50 centavos y una espera de ocho largos días vivíamos ilusionados esperando
~ 58 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

las noticias de los padres o de la novia. Imagínense cuál hubiera sido el resultado de este zipizape, si mi
compadre hubiera contado con un celular o con una computadora para chatear. Pero a la distancia podemos
afirmar que no hay mal que por bien no venga. (Marzo 2009)

Arturo Tapia Lizárraga, Lenin Castro, Eduardo Rodríguez. Arturo Ceceña. México, D.F. 1958.

Banda orquesta de Don Gaspar Ahumada. 1940´s

~ 59 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

MECANICOS FRACASADOS

“Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda. (Martin Luther
King)…Con un módico anticipo de 500 pesos más nueve mensualidades por la misma cantidad, en el año de
1968 compré mi primer carro. Un automóvil Chevrolet modelo 1952, que en sus buenos tiempos había sido
taxi en la ciudad de Culiacán. Con este vehículo viajábamos a Guamúchil los fines de semana, prescindiendo de
los servicios de Betón Sánchez y su carro de sitio. Sin embargo, a escasos dos meses de mi orgullosa
adquisición, la unidad me fue confiscada en la caseta aduanal que estaba en el Limón de los Ramos, supuesta y
acertadamente por ser ilegal. Por la tarde de ese mismo día recuperé el auto, regresándoselo al vendedor
previa devolución del anticipo. El día del decomiso me acompañaban, además de mi esposa, mi suegra, mi
futuro concuño y compadre el Lic. Saúl Sánchez Félix y el entonces estudiante de preparatoria Heriberto
Galindo Quiñonez.
El fin de semana anterior habíamos decidido, mis cuñados y yo, ir de cacería a las palomas rumbo a la Ciénega
de Casal. Salimos al inicio de la tarde, cruzando el rio por el
vado de la Cuesta de la Higuera al final de Guamúchil viejo. Para
nuestra mala suerte y por la excesiva velocidad que le imprimí
al automóvil, inmediatamente después de entrar al agua el
motor del vehículo se apagó, logrando apenas detenernos en la
otra orilla. Raudos y deseosos de no frustrar nuestro viaje de
cacería, nos avocamos a estudiar la situación y emitir un
diagnóstico, no obstante que nuestra experiencia en la
mecánica era y es hasta la fecha completamente nula.
Con extremo cuidado limpiamos los cables de las bujías, extendiéndolos al sol para un mejor secado.
Igualmente y con el mismo esmero limpiamos las cabezas de las bujías, el distribuidor y todo aquello que
según nuestro leal saber y entender se había mojado y era la causa de que el auto no encendiera. Para colocar
los cables ya secos solo tomamos en cuenta la longitud de cada uno de ellos, primero un corto, luego un largo
y así sucesivamente. Obviamente la colocación de los mismos no había sido la adecuada, dejando el vehículo
totalmente fuera de tiempo. Desconociendo este hecho y seguros de nuestros conocimientos de mecánica,
hicimos todo lo posible por encender el carro sin éxito. Nos remolcó un tractor, una carreta con bueyes. Lo
empujamos entre todos hasta la caída de la tarde y probablemente nos hubiera caído la noche de no ser por la
aparición milagrosa de Arturo Mascareño, quien después de jalarnos con el camión de conocida empresa
refresquera en la que laboraba nos preguntó que habíamos hecho. Al explicarle, nos vio con cara de ¡Serán
idiotas! y nos solucionó el problema. La cacería quedó pendiente y pendiente se quedó pues me quedé sin
vehículo. (Octubre 2009)

~ 60 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL NAHUAL

“Aquel que pierde sus riquezas pierde mucho; aquel que pierde un amigo pierde más; pero el que pierde el
valor lo pierde todo. (Cervantes)….Para llegar al barrio de Guamúchil Viejo el camino se estrechaba a la altura
del puente que se encuentra a unos metros de la casa de Don Plácido Sánchez, transformándose en un lugar
cubierto de vegetación arropado por un frondoso árbol que le daba un aspecto lúgubre y tenebroso donde la
leyenda hablaba de la aparición de un nahual, que verdad o mentira alteraba los nervios de las personas que
pasaban por ahí después de la metida del sol. Cuando los habitantes de este simbólico barrio guamuchilense
asistían al cine Royal o al cine Colonial a presenciar películas de Pedro Infante, la serie del Charro Negro o las
aventuras de Johnny Weismuller, el Tarzàn
de nuestros tiempos, por la módica cantidad
de un peso, se reunían a la salida del cine
para emprender juntos el camino a
Guamúchil Viejo y malograr la posible
aparición del temido nahual plenos del valor
que proporciona la compañía.
La distancia que existía entre las últimas
casas del pueblo y las primeras del barrio de
Guamúchil Viejo le daban a los noviazgos
entre jóvenes de uno y otro bando un
ingrediente adicional a las visitas que
efectuaba el novio a la casa de la novia,
comúnmente tres veces a la semana y
obligadamente los domingos, ante la
necesidad de pasar por el puente del nahual
a las once o doce de la noche
Raúl Aguilar Montoya y Braulia (Chiquita) Espinoza completamente solo.
A principios de los sesenta, mi compadre Raúl Aguilar Montoya conoció una hermosa jovencita que para su
desgracia vivía en las últimas casas de Guamúchil Viejo. Después de cortejarla y recibir el ansiado si, procedió a
solicitar el permiso correspondiente para visitarla como lo marcaban las reglas de urbanidad de aquellos
tiempos. Obtenida la autorización de los padres y seriamente consiente de la responsabilidad adquirida,
procedió a desempolvar una vieja bicicleta que durante los últimos años había tenido muy poco uso,
proporcionándole el mantenimiento respectivo para tenerla en forma y recorrer la considerable distancia
que medía entre su casa y la de su adorada y cumplir con la tan esperada visita.
Para evitar cualquier incidente desagradable, mi compadre procuraba despedirse a hora temprana y solo lidiar
con los perros que endemoniados ladraban y corrían detrás de la bicicleta. Sin embargo, en cierta ocasión la
~ 61 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

plática se prolongó hasta la media noche, además de que la misma se refirió a la aparición de ánimas y
espantos que juraban eran vistos por el camino. Después de un furtivo beso de despedida, mi compadre Raúl
emprende el regreso hacia el centro del pueblo inquieto aún por las narraciones escuchadas en la casa de su
novia. Al llegar al puente y observar la negrura de la noche bajo el frondoso árbol que cubría el camino lo
atemorizó un extraño ruido obligándolo a acelerar el ritmo de su bicicleta, para lo cual prácticamente se paró
en el pedal derecho en un afán de proporcionarle un impulso que lo sacara de inmediato de la zona tenebrosa.
Pero para su mala suerte, la fuerza suministrada provocó que se saliera la cadena. En un salto inteligente toma
la bicicleta y se la hecha al hombro en una desaforada carrera con ella a cuestas que terminó hasta llegar a la
escuela de Guamúchil Viejo, donde con el corazón latiendo aceleradamente se sentó en la banqueta a
reponerse del tremendo susto y esperar que se normalizaran sus nervios colocando la cadena de la bicicleta
en su lugar para proseguir el camino a casa, no sin antes esbozar una ligera y cómplice sonrisa al revivir el
accidente y el temor que de momento lo invadió.
El noviazgo no prosperó por diversas razones, terminando el viacrucis y los momentos de temor que las
noches de visita le proporcionaban a mi compadre Raúl al pasar por el puente del nahual. Los años han pasado
y la aventura sigue siendo motivo de plática en las reuniones que periódicamente compartimos y a las que no
deja de asistir nuestro compadre Ramón Leyva Payán. Saludes para todos. (Abril 2008)

~ 62 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

SERENATAS.

“Los hombres piensan que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de
enamorarse”(G. García Márquez)…..Transcurrida la medianoche de un día del pasado mes de diciembre, mi
sueño fue interrumpido por el inconfundible tableteo de ráfagas de metralleta y disparos de armas de fuego
de personas que, presumiblemente, enfrascadas en un tiroteo escogieron las inmediaciones de mi domicilio
para vomitar su odio y dirimir sus diferencias con el método que hoy se ha vuelto su preferido para colocar a
Sinaloa entre los primeros lugares a nivel nacional por el número de homicidios que se cometen en la entidad.
Después de largos minutos de escuchar el intercambio de balazos, regresó el silencio que me llevó a mi viejo
Guamúchil y a recordar aquellas noches cuando nuestro sueño era
interrumpido por las notas del romántico trío Los Tanis, el melodioso
saxofón de Los Barzones o la tambora de una conocida banda musical
para indicarnos que por el barrio un enamorado declaraba sus
sentimientos a su amada con la ya no tan socorrida serenata. Al
siguiente día se conocían todos los detalles de tan comentado
evento, nombres del enamorado y la afortunada jovencita que no se
cambiaba por nadie en ese momento.
Despierta dulce amor de mi vida, despierta si te encuentras dormida,
escucha mi voz vibrar bajo tu ventana… era la obligada primera
canción de todo serenatero que se considerara experto en el ramo,
para continuar con consentida, sentencia, morenita mía, siempreviva,
nocturnal, tu y yo, nosotros, mi primer amor, y terminar con .. Buenas
noches mi amor, me despido de ti, que en tus sueños te
acuerdes….Canciones que sufrían alguna variación dependiendo del
propósito de la serenata, el cual podía ser solo una demostración de
amor, una solicitud de perdón por faltas cometidas, una petición
intrínseca del tan anhelado sí o lo más grave, terminar una relación.
Abelardo Reynosa Vega y Bertha Elisa Soto. Llevar una serenata implicaba la contratación previa del conjunto
Club Hacha. Febrero 1963. musical, arreglarnos en el precio, fijar la hora y el lugar de reunión y
lo que era muy importante cerciorarse de que la señorita a quien sería dedicada estuviera en su casa en esa
noche, porque por alguna regla no escrita “no era bien visto” que la susodicha abriera la ventana para
agradecer la serenata. En algunos casos, el prender y apagar la luz era señal suficiente para saber que la
misma había sido escuchada y el amor correspondido. No existían los teléfonos, ni los celulares, pero la noticia
corría de boca en boca a una velocidad igual o mayor que el deseo de la enamorada porque el suceso se
supiera y presumir de la demostración de amor recibida al pie de su ventana. El evento transcurría con la
mayor tranquilidad, sin gritos, sin disparos, sin sobresaltos, sin el chirriar de neumáticos, sin la zozobra de
algún peligro latente. Todo digno de un pueblo en el que prevalecía el respeto y la amistad. Valores por los
que debemos luchar permanentemente para que permanezcan en la conducta diaria de los guamuchilenses

~ 63 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

como un ejemplo para los niños, jóvenes y adultos que conviven las 24 horas en esta ciudad, que ya nos es el
pueblo en el que prácticamente todos nos conocíamos, sino una pujante y moderna metrópoli con alrededor
de 70 mil habitantes, pero ávida de vivir en paz y tranquilidad. (Abril 2008)

Club Évora. 1964

~ 64 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

ROQUEMAN.

“El perro tiene más amigos que la gente, porque mueve más la cola que la boca”(Anónimo)…….Después de
haber renunciado a la dirección de la Escuela de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de Sinaloa en
el año de 1972, pasé a hacerme cargo de la Gerencia del Fondo Mixto Revolvente para Estudios de Pre
inversión de la Gerencia Regional de Nacional Financiera, con jurisdicción en los estados de Sinaloa, Sonora y
Nayarit y localizada en ese entonces por la avenida Obregón, entre Rosales y Rafael Buelna, en pleno centro
de la ciudad de Culiacán, donde colaboraba también el Ing. Eduardo “Balo” Elizalde Gaxiola (qepd). Por
razones de trabajo permanecíamos en la oficina hasta las 9 o 10 de la noche con mucha frecuencia. Una de
esas noches se presentó con nosotros un conocido guamuchilense llamado Roque, a quien por haberse caído
del Hotel Davimar le apodábamos Roqueman. Accidente que le dejó como secuela una cojera muy notoria en
su pierna derecha. La noche de su presentación nos informó que estaba estudiando para sacerdote en el
seminario y que su situación económica no era lo suficientemente buena para el óptimo desarrollo de sus
estudios.
A partir de ese día y por dos o tres veces por semana,
se presentaba a darnos su bendición, orar por nosotros
algunos minutos y platicar anécdotas de nuestro
querido Guamúchil. Todo esto me llevó a
prácticamente adoptarlo y no escatimar esfuerzo
alguno para apoyarlo tanto en lo económico, como con
ropa y otros materiales para que no le fuera tan pesada
su estancia en el seminario de la ciudad. Estas acciones
me hacían sentir un gran alivio y la seguridad de estar
realizando una buena obra para bien de un amigo
guamuchilense y obviamente acercándome cada día más Hotel Davimar

al cielo cuando muriera.


En cierta ocasión y ya para despedirse, me comentó en plan de agradecimiento, que gracias a mi apoyo y al
que también le proporcionaba mi compadre Juan de Dios Choza , quien hasta una cuenta bancaria a su
nombre le tenía en un banco de la localidad, su situación había mejorado y que sus estudios los realizaba con
excelentes resultados. Ayuda que yo desconocía, no obstante que mi compadre Juande y un servidor
jugábamos frontenis diariamente en las instalaciones del Parque Constitución.
En la primera oportunidad y entre pelotazo y pelotazo le pregunté a mi compadre. ¿Cómo está eso de que le
abriste a Roqueman una cuanta de ahorro en el banco? Con una sonora carcajada y tirándose al piso para
reírse a sus anchas, mi compadre me contestó ¡Ya te Chin… Roqueman no estudia en ninguna parte, vive de
los tontos que como tú y como yo, entre otros, creemos que con apoyarlo nos estamos ganando el paraíso,
dijo mi compadre sin miramiento alguno.
~ 65 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Al siguiente día, Roqueman se presentó a decir sus acostumbradas oraciones y recibir la ayuda que siempre le
proporcionábamos. Para despedirse le reclamé su proceder y su engaño durante tantos meses. Abandonó la
oficina sin externar palabra alguna y desde entonces nunca he vuelto a tener noticias de él… Y el cielo se me
alejó. (Octubre 2009)

Hotel Davimar en construcción. 1944

~ 66 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

NOVIAZGO GUAMUCHILENSE.

“Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, es que nunca te has enamorado”
(Anónimo)….Por una regla no escrita, las jovencitas de nuestro tiempo no daban el sí al galán pretendiente en
la primera declaración de amor. Una vez escuchada la clásica pregunta ¿quieres ser mi novia?, la demandada
solicitaba un plazo para dar la respuesta. El martes te digo. No importaba que estuviera deseosa de contestar
que aceptaba de inmediato, dado que era lo que más anhelaba. No, tenía que aparentar serenidad y dar la
impresión de que en verdad lo iba a pensar, que analizaría las ventajas y desventajas de iniciar un noviazgo
con el enamorado joven, no obstante la duración de la etapa de coqueteos, abonadas en los bailes, mensajes
con las amigas, agarradas de mano y muchas acciones más sucedidas previamente a la declaración y que
obviamente terminarían en una petición de noviazgo.
El galán pasaría los días establecidos como plazo más nervioso
que un pescado en semana santa. Durante ese lapso, por
razones lógicas el solicitante no buscaba a la amada señorita
hasta la fecha prevista, en la que notoriamente inquieto le
preguntaba ¿ ya lo pensaste, aceptas ser mi novia?, ella,
manteniendo un pequeño espacio de silencio, que al
desesperado enamorado le parecía un siglo, contestaba; si,
acepto. Un espontaneo beso sellaba el compromiso adquirido,
siempre y cuando lo permitiera el o la chaperona obligada.
Probablemente una serenata que para todo el vecindario era la
confirmación del inicio del noviazgo tan largamente anunciado.
Cumplido este paso, venia por tradición el segundo, que no
1968
dejaba de ser también motivo de inquietud para el ya relajado y
Abelardo Reynosa Vega y esposa. Año nuevo desestresado novio; solicitar a los progenitores o futuros suegros,
1969 el correspondiente permiso para visitar a la agraciada jovencita.
Cabe mencionar que este evento era preparado previamente por la hija, quien comunicaba a sus padres del
noviazgo ya aceptado y la presencia en cierto día de la semana del susodicho para platicar y obtener la licencia
respectiva. Para estas fechas, los padres de la novia ya tenían en sus manos toda la información importante y
necesaria para aceptar la relación en ciernes. En el Guamúchil de nuestros tiempos no era necesario realizar
una investigación, los datos estaban a tiro de pájaro dado lo pequeño del pueblo.
Los padres prácticamente no cuestionaban al joven, simplemente se limitaban a conceder el permiso y dejar
constancia del respeto a la casa y la familia. Las condiciones de horario y comportamiento las hacían llegar a
través de la hija quien debía cumplir y hacer cumplir las reglas señaladas. Martes, jueves y sábado de 7 a 10
porque a mi mamá no le gusta acostarse tarde. Dos sillas en la banqueta, con la luz de la luna y los transeúntes
de testigos -además de la mamá, los hermanos y los vecinos se desarrollaba un noviazgo que podía o no
~ 67 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

terminar en matrimonio. Sin televisión, sin celulares, sin estéreos a todo volumen, sin vehículos jugando
arrancones, sin el molesto ruido de los aparatos de aire acondicionado, transcurrían las horas de visita
enfrascados en larga y apasionada plática.
El domingo se destinaba para ir al cine y si la situación económica del novio lo permitía cenar unos tacos
dorados con la Tía Mariana o con Adelina Gutiérrez. Todo esto obviamente a pie, pero sinceramente entre
más lejos mejor. En algunas ocasiones varias parejas de amigos, todas ellas con su respectivo chaperón o en el
mejor de los casos una pareja era chaperona de la otra, lo que daba ciertas facilidades para el arrumaco
enamorado. Así transcurría un noviazgo en Guamúchil. Tranquilo, aderezado de vez en cuando con un baile en
el Club Évora o en el Club Hacha o por una fiesta particular. Salpicado por un pleito que culminaba con la
agradable reconciliación. Paseos en la plazuela, a la playa de Bellavista. Las fiestas de la Virgen de Guadalupe.
Así quiero a Guamúchil, en paz y pleno de amistad. Saludes. (Mayo 2009)

~ 68 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

SANGRONES.

“Triste cosa es no tener amigos, pero más triste debe ser no tener enemigos, porque quien enemigos no tenga,
señal de que no tiene: ni talento que haga sombra, ni valor que le teman, ni honra que le murmuren, ni bienes
que le codicien, ni cosa buena que le envidien”(Anónimo)….Las bromas, ligeras algunas y pesadas otras, forman
parte de la convivencia entre los Guamuchilenses; sin embargo, después de la tormenta todo vuelve a la
normalidad y tan amigos como siempre. Hace varios años desde el anonimato, alguien con un ingenio
envidiable, hizo circular una relación en la que aparecían por orden de importancia las personas más
sangronas de Guamúchil. Definiéndolas como los sujetos más antipáticos y fastidiosos de la localidad, o como
decimos en términos más coloquiales, en la lista estaban los más “repunantes” de Guamúchil.
El documento no tenía ningún elemento de desperdicio. En él estaban todos los que son y eran todos los que
estaban. La clasificación daba la impresión que el autor había realizado una exhaustiva investigación y
levantado una encuesta, ya que las posiciones ocupadas por los seleccionados correspondían a su grado de
sangronerìa. La lista la integraban personas del sexo masculino exclusivamente, de todas las edades,
profesionistas, políticos (muy antipáticos cuando ocupan una posición en la administración pública y muy
condescendientes cuando andan en campaña), comerciantes, agricultores, deportistas, etc.
Obviamente algunos integrantes consideraron ofensiva la publicación de la misma y manifestaron su
descontento por el atrevimiento. Otros lo tomaron con bastante buen humor, aceptando el que su nombre
apareciera en el catálogo de sangrones. Entre éstos, surgió alguien con la autoestima muy en alto, que
expresaba su más enérgica protesta por el lugar que se le había asignado. El aducía que merecía una mejor
clasificación en la lista, ya que era mucho más sangrón que otros que estaban en mejor posición y aquí entre
nos, tenía toda la razón.
Un sangrón orgulloso de haber sido tomado en cuenta, se comunicó telefónicamente con un servidor a
Culiacán para preguntarme que si como la veía. ¿Qué le podía contestar? Es como tú te sientas, le respondí.
Me guardé el deseo de recomendarle que peleara la posibilidad de una mención honorifica, además de la
envidiable posición que ocupaba en la lista.
Otros en contrario, argumentaban que no se consideraban tan sangrones, como para que se les posicionara en
los primeros lugares y expresaban su disgusto por tal motivo.
El tiempo ha diluido el impacto de esta publicación y solo quedó como un elemento chusco para ser
comentado en las reuniones y convivios. Esto no quiere decir que a los sangrones se les haya quitado lo tal,
pero es una demostración de la fuerte relación de amistad que existe entre los guamuchilenses y que no
obstante ser esta una broma pesada, no desequilibró la estructura que soporta la convivencia diaria de mi
pueblo. (Agosto 2011)

NOTA: Por razones fáciles de comprender, a este artículo no se le incluyó fotografía alguna

~ 69 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

TELENOVELAS

“El tiempo es muy largo para los que esperan, muy rápido para los que tienen miedo, muy largo para los que
se lamentan, muy corto para los que se festejan. Pero, para los que aman, el tiempo es eternidad.” (William
Shakespeare)… En el año de 1997 tuve la grata oportunidad de ser nombrado director regional del Centro de
Investigaciones Agrícolas del Noroeste (CIANO), con sede en ciudad Obregón en el vecino estado de Sonora;
con jurisdicción en los estados de Sonora, Sinaloa, Baja california y Baja california Sur. Estaban a mi cargo los
campos experimentales de Mazatlán, Culiacán, Los Mochis, Navojoa, Obregón, Hermosillo, Caborca, Carbò,
Mexicali, Ensenada, Constitución y Todos Santos, razón por lo cual viajaba con mucha frecuencia en esa zona.
Durante los aproximadamente tres años que ocupé esta responsabilidad decidí mantener mi residencia y la
familia en Culiacán, optando por rentar un pequeño departamento en Obregón y venir a Culiacán los fines de
semana.
La soledad de mi pequeño departamento y de los diversos hoteles en otras
ciudades, me aficionaron a ver las telenovelas de la época y engancharme con la
trama de algunas de ellas; hábito que generalmente los hombres no reconocemos,
aunque la mayoría en la privacidad del hogar y con la complicidad de la esposa lo
practicamos.
Corría el mes de octubre cuando cumplía con un compromiso de trabajo en
conocido restaurant de la ciudad, que se había alargado lo suficiente como para
preocuparme por la hora de inicio de la novela Los Parientes Pobres,
protagonizada por la preciosa Lucero. Afortunadamente la reunión terminó
minutos antes de las 8 de la noche, dándome el tiempo suficiente, a buena
velocidad, para no perderme la emocionante serie. Irresponsablemente no
detecté un crucero sin preferencia de circulación, golpeando a un pequeño
automóvil conducido por una agradable señorita, odontóloga de profesión. Con un frio que calaba hasta el
alma y ante la presencia de la policía de tránsito solucionamos el problema, comprometiéndome a cubrir la
totalidad de los gastos y a proporcionarle un automóvil durante el tiempo que el vehículo golpeado
permaneciera en el taller.
Sobra mencionar que esa noche me quedé sin disfrutar de mi novela preferida; estuve a punto de ser
detenido y agarré una gripa de pronóstico, además del gasto que me ocasionó el inesperado accidente. Todo
por continuar sufriendo, masoquistamente hablando, los problemas de la parentela sin dinero de la pobre
Lucerito. A la fecha, esporádicamente y sin tanta pasión, le sigo la secuencia a una que otra novela, más como
una terapia de relajación y por la coincidencia de llegada a casa, que como un hábito personal. Eso digo yo. Y
¿usted me cree? (septiembre 2008)

~ 70 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

PIDO SENCIA.

“Cuando te rías de ti mismo, invita a los demás a reír contigo. Quizá quedes como un tonto, pero serás el que
lleva la voz cantante” (Carl Reiner)…Cuando éramos chamacos y dábamos rienda suelta a nuestra energía
acumulada, disfrutábamos jugando por las noches a la “con ella”, correteando por toda la calle sin pavimento
en la esquina de 16 de septiembre y Libertad (hoy Silverio Trueba). De la Ferretería Hiser a la Ferretería
Tisnado; de la Zapatería Regis al edificio que ocupaba el Ejército, al cine Colonial y hasta el Colegio
Renacimiento. Ante el acoso del que “traía la con ella” y a punto de ser tocados, gritábamos pidiendo “sencia”,
lo que significaba que, cual vulgar diputado, adquiríamos fuero y no podíamos ser tocados y recibir la “con
ella”. “Pedir sencia” puede compararse a lo que en el futbol americano se conoce como tiempo fuera. Por lo
tanto, me queda muy claro lo que la expresión “pido sencia” representa; lo que aún no logro descifrar es el
significado de la palabra “sencia” como tal. El diccionario de la Real Academia no aporta nada al respecto.
Como pochismo adoptado, no aparece ningún dato en los diccionarios inglés-español. En fin, lo que signifique
técnicamente, me resulta muy obvio que cuando en mi niñez “pedía sencia” quedaba amparado contra las
acciones del “que traía la con ella”. Tan sencillo como eso.
Hoy me gustaría, ante la grave crisis económica que afecta a nuestro país; frente a la incontrolable ola de
violencia que sufrimos día tras día; el incremento mensual de la gasolina y de todos los productos básicos, de
la falta de empleo, de la manifiesta corrupción gubernamental, de la crisis de valores que vivimos, de la
irrefrenable homosexualidad que se manifiesta un día sí y otro también, del alcoholismo que destruye los
hogares sinaloenses, de la drogadicción que está matando a los jóvenes, de la desintegración de las familias
que se presenta cotidianamente, del incremento en los divorcios, de la pobreza en la que viven la mayoría de
los mexicanos; ante todo esto quisiera gritar, como lo hacía en mi natal Guamúchil cuando inocentemente el
que “traía la con ella” quería tocarme, ¡Pido sencia! Déjenme entender que está pasando. Permítanme una
tregua para digerir el tremendo cambio que ha sufrido nuestra sociedad y nuestros jóvenes. Denme un
espacio para meditar y acoplarme a esta nueva vida. Pero mientras por favor “Pido sencia”.
Permítanme enviar un saludo al Guamuchilense José Sánchez, que desde el área de San Francisco, California
en la Unión Americana nos distingue con la lectura de estas colaboraciones. Mi agradecimiento por sus
comentarios. (Febrero 2009)

~ 71 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

PERSONAJES.

“Conserva el interés en tu profesión, por humilde que ésta sea, es una posesión real en los turbulentos cambios
de la fortuna”…...En la década de los años cincuenta y principio de los sesenta, los que ya estamos
considerados como personas de la tercera edad, conocimos en Guamúchil a diversos personajes que
formaban parte de la vida diaria de nuestro pueblo.
“La Chayo Loca” una humilde mujer afectada de sus facultades mentales que vivía por el barrio de la loma, fue
en su tiempo un ícono de las calles del pueblo, por donde deambulaba prácticamente todo el día recogiendo
papeles y trapos viejos de su predilección de los basureros instalados en las afueras de los locales comerciales,
en el mercado público o simplemente en la calle, los que introducía en una inmensa bolsa de tela blanca (al
parecer una sábana amarrada de sus cuatro lados) que colgaba de su hombro y con la que hacia diariamente
su recorrido. “La Chayo Loca” era una mujer muy blanca de ojos azules, que debió haber sido muy guapa en su
juventud. Totalmente inofensiva en
condiciones normales, pero de cuya boca
salían maldiciones y malas palabras
cuando los niños de aquellos tiempos nos
divertíamos haciéndole maldades propias
de la inocencia infantil.
“La Comadre” era una señora chaparrita
de edad madura, con cierto retraso
mental y también de humilde origen,
cubierta con rebozo y vestida siempre
Ciclón 1957.
con falda larga y blusa de medio luto, que
al igual que la Chayo Loca visitaba diariamente los comercios de Guamúchil, en su caso, solicitando apoyo
económico. De apariencia agradable y de mucha tranquilidad se transformaba y se retiraba visiblemente
enojada cuando de broma se le pedía que se ganara unos pesos barriendo la banqueta. Nunca aceptó la
escoba que se le ofrecía a cambio de una buena propina y se mostraba ofendida ante la propuesta.
“El Mudo Elotero” instalaba su asador y una pequeña mesita con los ingredientes necesarios para preparar los
elotes, en la acera de la plazuela precisamente frente al Cine Davimar. Una pequeña cazuela con agua
totalmente saturada de sal con la que se bañaba el elote mediante una brocha elaborada con hojas del propio
elote, un recipiente con mantequilla, una botella de salsa picante y varios limones partidos, formaban el
paquete de ingredientes para darle al elote previamente asado el sabor al gusto de cada quien. Avivando la
llama del carbón de su asador con un abanico de palma y volteando periódicamente los elotes para darles un
asado homogéneo se pasaba la tarde ganándose la vida honestamente. La falta del sentido del habla y de la
audición no le impedían lanzarle improperios, a señas muy características, a quien creyéndolo inofensivo
quería abusar de él.
~ 72 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

“El Guadalajara” era un hombre chaparrón, curtido por el sol al que siempre se le veía con el dorso desnudo y
un paliacate rojo en la cabeza luciendo una fuerte musculatura, producto de su trabajo como “cargador” en la
estación del ferrocarril o donde fuera necesario su particular oficio. Descargando o cargando pesados bultos
de granos, de cemento o de diversa mercancía obtenía los ingresos suficientes para iniciar invariablemente al
pardear la tarde la borrachera diaria que acostumbraba. Lo insólito de este personaje es, que no obstante
practicar un oficio de alta rudeza que requería contar con fuerza muscular para desempeñarlo con eficiencia,
sufría una transformación tal que al llegar a un elevado grado de embriaguez salía del clóset (como se dice
hoy) convirtiéndose en una persona de trato y ademanes sospechosamente finos.
A estos personajes podemos agregar al “Pitoloco” a quien se le veía dirigiendo los movimientos de los trenes
en la estación del ferrocarril y de los pocos vehículos que existían en aquella época en los principales cruceros
de la ciudad. Todos ellos formaron parte del paisaje guamuchilense. A todos ellos nuestro especial recuerdo.
(Junio 2009)

Dibujo ilustrativo de Guamúchil. Cerro del Mochomo, Iglesia, Reloj Público, Plazuela y
Estación del ferrocarril. Autor desconocido.
~ 73 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

ROSARIO “CHAYO” CAMACHO.

“La vida nos presenta a todos un dilema: o aceptamos el estudio y el trabajo como herramienta necesaria para
fabricar el éxito nuestro y el del país, o figuraremos en el desecho de la humanidad que forman los parásitos de
la mendicidad, los vagos, los que explotan la credulidad de muchas personas mediante vicios que rebajan al ser
humano”(Anónimo)…Rosario “Chayo” Camacho era originario de El Tule, municipio de Mocorito en donde
nació en 1925. Arribó a Guamúchil a finales de la década de los cuarenta en búsqueda de una mejor calidad de
vida para su familia. Durante muchos años vivió por el callejón segundo, entre Hidalgo y 5 de mayo, muy cerca
de los límites de la laguna.
“Chayo” fue un personaje que para subsistir realizaba todo tipo de actividades. La más conocida y que en
cierto momento lo identificaba fue la elaboración de “pirulines”. Caramelo de azúcar de diferentes colores que
vaciaba en un pequeño cartucho de papel dándole al producto una figura
cilíndrica que ofrecía al público en una pequeña tabla de madera.
En época de invierno, se le podía ver desde las 5 de la mañana vendiendo
“quequis” en el mercado municipal viejo. En una carreta de madera con una
estufa de petróleo en la que disponía de un mediano comal, vaciaba la
mezcla de harina y sus componentes para ofrecer a los madrugadores
visitantes del mercado un sabroso producto acompañado de miel de abeja o
una pasta elaborada por el mismo, y de una sabrosísima taza de atole pinole
servida por su inseparable esposa doña Francisca, quien siempre tuvo para
todos una abierta y espontanea sonrisa.
En temporada de altas temperaturas, se instalaba en la esquina de Libertad
(hoy Silverio Trueba) y Rosales bajo la sombra de un primoroso pino, donde
se podía disfrutar de refrescantes aguas frescas.
A la edad de 30 años sus aspiraciones lo llevaron, en principio, a terminar sus
estudios de primaria cursando el 6º grado en el periodo 54-55, bajo la estricta mirada del recordado Prof.
Samuel M. Gil, y las burlas de sus compañeros de aula que prácticamente podían ser sus hijos. Obtenido el
certificado de primaria continuó los estudios de nivel secundaria en el periodo 55-58. En este año se inició
como maestro rural. El espíritu de superación que siempre lo caracterizó, lo empujó a estudiar los fines de
semana y culminar en 1970 la carrera magisterial que ejerció con mucho profesionalismo en Topolobampo, El
Ébano en Angostura, El Palmar de los Leal en Mocorito, San Miguel Zapotitlán, La Pitahaya, Poblado 6 (donde
fundó la escuela del pueblo) y La Presa del Descanso en el Municipio de Ahome, donde también participó
como ejidatario.
“Chayo” Camacho se jubiló en el año de 1983, después de 25 años de servicios ininterrumpidos enseñando las
letras a la niñez sinaloense. Falleció el 30 de marzo del 2003 en Los Mochis, Sinaloa, prácticamente por
sentirse inútil e improductivo en el retiro.
~ 74 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

“Chayo” Camacho es para muchos jóvenes y niños guamuchilenses un desconocido. Para los que lo
conocimos, “Chayo” Camacho representa un ejemplo de tenacidad y de amor a la vida. Un triunfador que
demuestra que la fijación de metas claras y precisas es el secreto para obtener el éxito. Descanse en paz.
(Agosto 2010)

~ 75 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

USTED DISCULPE.

“Las cosas a las que usted les tiene miedo son invencibles, no por su naturaleza, sino por la forma en que usted
las ve” (J. Kiltcher)…..El congreso sobre tecnología alimentaria llegaba a su fin, después de cinco extenuantes
días. Largas pero interesantes conferencias expuestas por destacados especialistas de diferentes
nacionalidades, había sido la tónica durante el desarrollo de tan importante evento, al que asistí en mi calidad
de director técnico de los Laboratorios Nacionales de Fomento Industrial en el año de 1981. El hotel sede
estaba localizado en una zona exclusiva de la ciudad de Buenos Aires en la República de Argentina. La
asistencia rebasaba los 500 representantes de varios países de América, incluyendo los Estados Unidos y
Canadá. Mi regreso a la ciudad de México estaba programado para el día siguiente por la tarde, por lo que
quedaban unas horas para disfrutar de las bellezas de la capital pampera.
El boleto de retorno incluía una escala en Bogotá, Colombia; únicamente para conocer esa ciudad y
aprovechar el fin de semana, antes de volver al ajetreo del
trabajo y del Distrito Federal. Al arribar al aeropuerto de la
capital mexicana pasé al mostrador de inmigración en donde
había una larga fila de espera. Estando en ella escucho una voz
que me dice: usted venga para acá con todo y maletas. Me
encierran en un pequeño cuarto de no más de dos por dos
metros, con una mesita y dos sillas como único mobiliario.
Eran dos individuos de inconfundible fachada de policías.
Uno de ellos, con preocupante seriedad me interroga. ¿Usted
es el Ing. Abelardo Reynosa Vega, originario de Guamúchil,
Sinaloa? Efectivamente, le contesto. ¿Qué motivo le llevó a
Dirección Técnica. Laboratorios Nacionales de Colombia? Antes de obtener una respuesta de mí parte
Fomento Industrial. 1977-1982. México, D.F. continúa leyendo mi curriculum vitae. ¡Sabían todo sobre mí!
Paralelamente a eso, el otro policía revisaba con todo detalle mis maletas; pasta de dientes, talco, lociones,
forros, tapa, posible doble fondo. En resumen, no dejaron un centímetro de mi equipaje y artículos del mismo
sin registrar. Señores les dije, ¿ya se convencieron de que no traigo nada prohibido? Soy un funcionario de
gobierno en viaje de negocios. Cállese y desvístase, me grita el que leía mis datos personales, y vámonos que
me dejan en pura trusa. La inspección prosiguió en cada una de las prendas de mi vestimenta. Para entonces
el miedo se había apoderado de mí. Empecé a sudar frio y a darme cuenta que probablemente estaba en serio
problema. El interrogatorio y la revisión duraron más de dos horas, que me parecieron una eternidad.
Puede vestirse me ordenan, y retírese. Así, sin que mediara disculpa alguna. Al salir del aeropuerto donde me
esperaba mi esposa, exclama al verme ¿Qué te pasó? vienes amarillo. ¿Por qué tiemblas? Luego te explico le
indico. Salgamos inmediatamente de aquí. Con el tiempo, lo cuento con mucha facilidad, pero como sufrí. No
cabe duda que el miedo no anda en burro. (Agosto2009)
~ 76 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

UNA GRAN AMISTAD.

“Mi mejor amigo es el que enmienda mis errores o reprueba mis desaciertos (San Martín)….El 27 de
Septiembre de 1950, falleció a la edad de 14 años en un lamentable accidente, el segundo de mis hermanos
de nombre Regulo Reynosa Vega precisamente en la casa de Don Andrés Choza localizada por la Calle
Independencia, casi frente al antiguo Cine Royal. Varios jóvenes de la misma edad disfrutaban de una tarde
calurosa compitiendo para subir por la estructura de un depósito de agua, del cual cayó mi hermano
fracturándose el cráneo mortalmente. Del rincón de los recuerdos surge la figura siempre amable del Dr.
Alfredo Díaz Angulo notificando a mis padres la gravedad del accidente y la inevitable muerte de mi hermano,
así mismo la recia personalidad de Don Pascual Sedano
tomándole medidas al cuerpo para construir el ataúd de
madera en el cual sería sepultado.
La carroza fue una pick up de redilas propiedad de Don
Arnulfo Alcalá, previamente adornada con cadenas de
papel de china elaboradas por los vecinos y parientes.
Después de la misa de cuerpo presente celebrada en la
Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe partió el cortejo
fúnebre por el camino que conducía al Panteón
Municipal separado del cuerpo de la ciudad por un gran
espacio enmontado.
A partir de esa fecha se volvieron obligadas las visitas al
Panteón en diferentes fechas, además del aniversario de
su muerte, el día de los muertos, cumpleaños y otros
más, arraigándose en nosotros la costumbre de visitar
en su lugar de reposo a parientes y amigos que se nos
han adelantado en el viaje sin regreso.
Durante los 56 años transcurridos desde el fatal
accidente de mi hermano Regulo, invariablemente el día
2 de noviembre siempre hemos encontrado en su
tumba una veladora encendida depositada por su gran
Regulo Reynosa Vega y Arnoldo Valenzuela Meza. 1950.
amigo Arnoldo “Chato” Valenzuela Meza.

Amistad refrendada por una placa de granito colocada por él mismo a varios años de su muerte. Mi señora
madre vivió y murió eternamente agradecida con Arnoldo Valenzuela Meza por esa muestra de cariño que
hasta la fecha ha demostrado por mi hermano, colocando cada año la veladora que simboliza la existencia de
un afecto entre dos jóvenes secundarianos que no pudieron cumplir juntos sus sueños.
En el viejo Panteón Municipal se encuentran un número considerable de tumbas olvidadas que no reciben la
visita de ningún allegado del nivel que se quiera. Los acompaña la suciedad y la maleza crecida, sin tener la
posibilidad de un rezo por el eterno descanso de sus almas. Mi hermano es un difunto agraciado, que hoy a 56
años de distancia sigue cosechando la semilla de amistad que sembró en el corazón de un joven que la cultivó y

~ 77 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

mantiene viva no obstante el tiempo transcurrido. Arnoldo Valenzuela fue operado recientemente de una
seria complicación de la que afortunadamente salió bien librado. Todos sus amigos y en especial mis
hermanos y un servidor le deseamos un pronto restablecimiento y que pronto lo tengamos deleitándonos
como hace muchos años con su programa “Que me siga la Tambora”. (septiembre2006)

~ 78 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

VAMOS A LA PLAYA.

“La vida solo puede ser comprendida mirando para atrás; mas solo puede ser vivida mirando para adelante”
(Soren Kierkegaard)…Disfrutar de las hermosas playas de Boca del Río y de Bella Vista, era para los
guamuchilenses años atrás, un deleite y un sufrimiento al mismo tiempo. La odisea se iniciaba el día anterior
con el acopio del material necesario para levantar la carpa que nos protegería de los inclementes rayos del sol
y nos permitiría dormir por la noche si la estancia se prolongaba más de 24 horas. Estacas, barrotes, lonas,
mecate, cobijas, petates, etc. Preparar el “lonchi” con el que mitigaríamos el hambre, consistente en
sándwich o tortas de jamón, queso o frijol. Una lata de sardina o los infaltables burritos de carne machaca y
tortilla de harina. Refrescos y sin faltar una buena dotación de agua dulce.
El viaje se iniciaba invariablemente antes de la salida del sol,
para llegar a buena hora y evitar hasta donde fuera posible,
aprovechando la humedad del suelo, el polvo del camino y
también para gozar del mayor tiempo de la estancia en la playa.
En mi niñez estos paseos al mar los realicé gracias a la invitación
de la muy estimada familia Tisnado, en una camioneta pick up
con toldo de madera y en el que apiñonados pero con un
entusiasmo contagioso efectuábamos el viaje. Posteriormente
en un incomodísimo camión de redilas, propiedad de quien con
el tiempo sería mi suegro el Sr. Pedro Soto. Incomodidad que se
compensaba con la compañía de la novia. En otras ocasiones
con quien nos diera un raite. Al arribar teníamos que armar la
carpa, con vestidor para las mujeres. Construir un baño o
utilizar el monte abierto al que para llegar era necesario María Alicia Camacho y Bertha Elisa (chichí)
caminar sobre un gran espacio de candente arena. Concluida Soto. Playa Bellavista. 1965
esta tarea a disfrutar de las olas, del sol y de la grata compañía
de los amigos, de la hermosura de las muchachas guamuchilenses y sus recatados trajes de baño de aquellos
19 nuestra piel, combinándose con la sal
tiempos, de la novia y de la familia. El sol caía sin contemplación sobre
del agua del mar, que ante la falta de agua potable para darnos un baño, provocaba una dolorosa quemada
que persistía por varios días y la que presumíamos como un codiciado trofeo.
A media tarde procedíamos a guardar todo el equipaje para iniciar el viaje de regreso en una travesía llena de
polvo. Agotados, con la piel color púrpura y ardido por el sol, con polvo hasta en las pestañas llegábamos a
Guamúchil contentos y deseosos de repetir el paseo a las playas de Bella Vista o Boca del Río lo más pronto
posible. Lamentablemente la falta de camino pavimentado, las lluvias y el frio de invierno, limitaba las visitas a
la playa a los meses de abril, mayo y junio únicamente. Fechas que durante todo el año esperábamos con
mucho entusiasmo para gozar del mar y del sol, y… de la cercanía de la novia. (Noviembre 2009)
~ 79 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

TODO TIEMPO PASADO.

“Hay que estar agradecidos de nuestra edad, pues la vejez es el precio de estar vivos”(Anónimo)….Los que ya
rebasamos cierta edad, repetimos con frecuencia que todo tiempo pasado fue mejor, principalmente en lo
que se refiere al desarrollo de las fiestas. Yo no comulgo con esta afirmación; una cosa es que la juventud
actual disfrute la vida de forma diferente y otra es que nuestro tiempo haya sido mejor. Más bueno para
nosotros sí, mejor para ellos no. Los jóvenes de la época actual, hombres y mujeres, tienen su propio estilo de
vida, su muy particular punto de vista y diferentes conceptos de las cosas. Que los tiempos actuales sean más
complicados que los nuestros es cierto, pero los jóvenes modernos no añoran lo que no conocen y disfrutan, a
su modo, como nosotros lo hicimos al nuestro, la época que les ha tocado vivir.
Cada año, invariablemente, mi mujer y yo recordamos los bailes de año nuevo que se realizaban en Guamúchil
y los que para todos nosotros representaban la culminación de un largo año de estudio, de trabajo, de
noviazgo o de lo que fuera; eventos que hoy en día ya no
se celebran en ninguna parte, y si acaso se desarrollan no
contemplan, según nuestro punto de vista, la fantasía de
aquellos años.
En primer lugar, los muchachos en la actualidad tienen
un concepto muy diferente de lo que para nosotros
representaba un baile. Por lo general, no les agrada
mucho bailar, principalmente como pareja, y si lo hacen,
no cumplen con el ritual que para los jóvenes de aquellos
tiempos era imprescindible.
1966. Club Évora.
Con mucha anticipación, las señoritas guamuchilenses
soñaban con el vestido que lucirían en el festejo de año
nuevo; las costureras hacían su agosto con el diseño y arreglo del vestido seleccionado. Había quienes
bordaban personalmente su vestimenta con todo el entusiasmo y dedicación propia de la juventud. Ya sea en
el Club Évora o en el Club Hacha, el evento era prácticamente una reunión en la que nos conocíamos y nos
abrazábamos todos. Una sola familia, una gran familia. Muchas mesas las compartían padres e hijos y uno que
otro arrimado como yo.
Un evento muy formal, muy correcto. Todos sin excepción luciendo las mejores galas. Las parejas de novios
cumpliendo con la formalidad. Las señoritas que no tenían novio esperando al galán que las invitaría a bailar y
probablemente se “abonaría” con él. La orquesta, sin bocinas, convertía la noche en una velada bohemia,
romántica y plena de algarabía y regocijo. Todo ello dentro de un horario que difícilmente pasaba de las tres
de la mañana.
Si pudiéramos trasladar el tiempo, imagine usted amigo sexagenario que vivió aquellos bailes, a una de sus
hijas o de sus nietas en uno de ellos. En principio dudo mucho que aceptara asistir a una fiesta en compañía de
~ 80 ~

SONIA SOTO Y SAUL SANCHEZ


GUAMUCHIL EN PEDAZOS

los padres y mucho menos de los achacosos abuelos; en el supuesto caso de que sí admitiera, va a decir que
estamos locos si queremos llegar a las nueve de la noche, cuando ella estaba planeando ducharse a las diez, y
mucho más tarados si queremos irnos a dormir a las dos de la mañana. La música le parecerá cursi. El novio
quedó de verla en el salón donde se efectuaría la fiesta y probablemente se siente a ratos con ella, en el
hipotético caso de que la hija o nieta permanezca en la mesa de la familia algunos minutos. Como va al
cuidado de los padres, el galán se va a deslindar de cualquier responsabilidad y no la va a acompañar a su casa
de regreso o le pedirá que se quede para irse de reventón hasta altas horas de la madrugada; y… y aquí le voy
a parar porque ya me estoy encabritando.
Sin embargo, si usted ha tenido la oportunidad de conversar con su hija o nieta después de una noche de
fiestas y preguntarle como la pasó, le dirá sin titubeo alguno ¡bien padre! (Octubre 2010)

Lic. Saúl Sánchez Félix y Sonia Sofía Soto Sánchez. (1970)

~ 81 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

TIEMPO PERDIDO.

“Si usted ve a un joven con un saco a cuestas del que se escapan por un agujero monedas de oro que se van
regando por el suelo ¿No diría que es un descuidado? Y si supiera que se le ha advertido que va perdiendo
dinero y no hace caso, ¿no juzgaría que es un insensato? Pues mayor insensatez comete el joven que pierde el
tiempo sin provecho, porque el dinero que se pierde puede recuperarse con el trabajo, pero el tiempo perdido
no se recupera jamás”. (J.R.Dìaz F.)………..Durante el ejercicio de mi profesión, tuve la grata oportunidad de
impartir clases a adolescentes de secundaria, preparatoria y superior, hasta adultos de nivel maestría. En esos
años conocí a jóvenes con gran talento para el estudio, así como otros que realizaban un duro esfuerzo para
sobresalir. Estudiantes de escasos recursos económicos que daban todo lo que estaba de su parte para
corresponder al sacrificio de sus padres para costearles sus estudios, así como estudiantes sin limitaciones
financieras que desperdiciaban
irresponsablemente su tiempo y el dinero de sus
progenitores.
En este espacio de mi vida pude constatar la
frustración tan grande que representa para un
padre de familia el contar con uno o varios hijos,
principalmente varones, que por ningún motivo
quieren dedicarse al estudio y en ocasiones lo
que es peor, a ninguna otra cosa. Jóvenes que
viven de noche y duermen de día. Muchachos
que a la edad de 25 o más años no tienen un
proyecto de vida definido. Este hecho se ve
enrarecido cuando por alguna razón cuentan con
carro, dinero y la aparente complacencia de los
padres para continuar derramando en un hoyo sin fondo su futuro, su vida, alimentando el sufrimiento de la
madre en primer lugar. Esperanzados a que llegue la muerte del padre para heredar un negocio, tierras o
rancho al que no le tienen ningún cariño porque no les representó el mínimo esfuerzo y del que al desconocer
su funcionamiento lo venderán en la primera oportunidad para continuar con su estilo de vida.
¿Por qué los hombres no aprendemos de los coyotes? Estos animales alimentan, cuidan y enseñan a sus críos
durante 5 meses. No obstante el lógico sufrimiento de la mamá coyota, transcurrido ese lapso los abandonan
para que puedan valerse por sí mismos, para que formen su propia familia y se conviertan en adultos mejores.
Una decisión difícil y dolorosa, pero necesaria. Los coyotes saben que de esta determinación depende el
futuro de sus cachorros, su sobrevivencia. Una inteligencia natural que a veces los hombres no la tenemos.
Afortunadamente, son más los casos de jóvenes profesionistas guamuchilenses que destacan ocupando
importantes cargos en empresas de Monterrey, Guadalajara, México y otras ciudades del país. Se distinguen
~ 82 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

en importantes puestos en el Gobierno Federal y Estatal, así como en el sistema educativo nacional. En
empresas del sector privado, sin dejar de mencionar a los que han creado su propia empresa. La mayoría,
jóvenes de escasos recursos económicos que realizaron sus estudios en escuelas sector público; joven que han
entendido su papel en la sociedad y la familia. A todos ellos nuestras felicitaciones por la gran satisfacción que
le proporcionan a sus padres, a sus hermanos y por el exitoso futuro que les espera. (Noviembre 2011)

Grupo 2º. Año. Escuela Superior de Ingeniería Química e Industria Extractivas.


Instituto Politécnico Nacional. 1963.

~ 83 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

TIEMPO PARA CONVERSAR.

“La comunicación, a través del dialogo, es la que une a la pareja, hace que se encuentren, acepten, adapten y
respeten el uno al otro al descubrir, poco a poco las formas de ser. Una pareja que no platica, que no sabe
comunicarse, se encuentra distante y siente un vacío en su relación” (Anónimo)...Exponiéndome a ser
calificado como obsoleto, cursi o inadaptado a los tiempos modernos, yo me pregunto ¿de qué hablan los
novios de hoy en día? Esta interrogante salta a mi mente, después de enterarme que en la ciudad de
Monterrey, una pareja disolvió su matrimonio en el trayecto de la iglesia, donde se habían jurado amor hasta
la muerte, al salón de fiestas donde celebrarían el supuestamente anhelado acontecimiento.
La ruptura se presenta, porque en ese espacio, la novia le comenta a su ya marido que ella no deseaba tener
hijos. El, que desconocía este hecho y cuyos planes de matrimonio incluían la formación de una familia con
tres o cuatro vástagos, se sorprende y determinan, previa amarga e insólita discusión, que su matrimonio no
podía continuar. ¡Increíble!
Día del Maestro. Club Militar Guamúchil. 1963. ¿De qué platicaban, cuando tomados de la mano y
.191963.
viéndose a los ojos disfrutaban de un raspado, una
malteada, una copa, una cerveza o lo que haya sido,
en el tiempo que haya sido? ¿Cuál era el tema de
conversación, cuando abrazados y pegadas las
mejillas danzaban al compás de una preciosa
melodía? ¿Qué charlaban cuando después de una
romántica serenata, ella le abría la ventana para
darle un apasionado y agradecido beso? ¿Cómo fue
el diálogo cuando decidieron casarse y le entregó el
anillo de compromiso? ¿Qué le dijo el novio a su
futuro suegro cuando pidió su mano para contraer matrimonio? ¿Cuánto duraron de novios? ¿Una hora y no
les dio tiempo de platicar? ¿Diez años, pero nunca tocaron ese tema? Amables lectores, la respuesta que me
den es inconcebible, no puede ser.
Acepto que existen parejas que duran cinco, diez o más años de novios y al final reconocen la incompatibilidad
de caracteres, pero desconocer que una de las partes no deseaba tener hijos, imposible. Este hecho es, en
parte, producto de las costumbres de la sociedad actual. Los novios en el presente no solicitan permiso para
visitar a la novia, y por ende no cumplen con este ritual. Protocolo ramplón y arcaico, como le llaman algunos
jóvenes, pero que en el noviazgo representa uno de los más gratos y esperados momentos para soñar con el
futuro y planear un posible matrimonio. Ya sea, como se acostumbraba en provincia, a la luz de la luna,
sentados en dos sillas en la banqueta o en el sillón preferido de la sala, bajo la supervisión periódica de la
suegra.

~ 84 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Las parejas modernas bailan a distancia, dirigiendo su mirada al entorno. En algunos casos se citan en el antro
o en el cine y cada quien asiste por su lado. En otros, el novio o la novia va a las fiestas sin la compañía de su
pareja, cuando en un noviazgo, que realmente se jacte de serlo, ninguno quiere perder de vista al otro.
Que me disculpen los novios de hoy pero yo me hago la siguiente pregunta: ¿Es falta de comunicación o
resulta que no están realmente enamorados? ¿O sí? ¿Y usted de que platica con su novio? (Marzo 2014)

Minerva Castro, René Valenzuela Aguilar, Lenin Castro.

~ 85 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

SHOWER O DESPEDIDA DE SOLTERA.

“De madre a hijo el día de su boda: Hijo mío, menos mal que alguien ha querido cargar contigo. Pensé que te
tendría que hacer la comida el resto de mi vida” (Anónimo)………..Ahora resulta que para ser invitado a una
boda es necesario pagar por adelantado el derecho de admisión. Semanas antes de la fecha, la suegra, la
mamá o ambas organizan un shower (que podemos traducir como el evento en el que se muestra a la novia),
al que se invita a las señoras de la casa, solicitándoles una cooperación obligatoria de 200 hasta 500 pesos.
Pero si su consorte no asiste a este convivio porque no pudo o porque no le dio la gana y no envió la
cooperación con alguna amiga, se expone usted a que no lo consideren para la gran fiesta y se quede vestido y
alborotado, dejando en entredicho la reputación familiar. Años atrás, el concepto era totalmente diferente.
Las amigas de la novia organizaban una despedida de soltera, casi siempre en la casa de una de ellas, a la que
asistían generalmente solo mujeres más o menos de la misma edad y en la que se disfrazaban para simular
una boda y realizar todo tipo de bromas picarescas a la futura
desposada. Los regalos consistían en utensilios de cocina y
pequeños recuerdos del acontecimiento, que juntos no
representaban un gasto importante.
Los showers de hoy se llevan a cabo en salones de fiestas y las
asistentes son más contemporáneas de la suegra o la mamá,
que de la edad de la novia. Ella hace un recorrido por todas las
mesas para agradecer la asistencia (y la cooperación), se sirve
la cena y se acabó el compromiso.
Si usted tiene la suerte de que su cónyuge asista al shower, de
Bertha Elisa (chichí) Soto, Olga Baéz, Lolita Soto, lo que se enterará al momento de que le requiera el dinero
Esperanza Soto, María Luisa Reynosa, Marisela
para pagar la cuota correspondiente, estará en la relación de
Montoya, Lola Lapelúz, Marcia Valenzuela, Mary
Soto, Tichi Montoya, Saida Mascareño, invitados a la boda que han cumplido con esta regla no escrita,
sólidamente arraigada en la sociedad actual. En el transcurso de los días recibirá en su domicilio la invitación
respectiva, en la que para rematar, le sugerirán que el regalo de bodas lo adquiera en conocido centro
comercial de una lista previamente seleccionada por los novios, y que para su mala suerte cuando llega al
centro comercial ya se agotaron los regalos baratos, o le incluirán el número de una cuenta bancaria para que
deposite en efectivo la cantidad que determine como regalo para los novios.
Considerando que en este año festejo el 42 aniversario de mi matrimonio, le he insinuado a mi esposa,
obviamente me tildó de loco, que nos volvamos a casar. Con shower y su correspondiente cooperación y
enviar a los invitados el número de una cuenta bancaria y ya la hicimos. Vámonos a Las Vegas. O pensándolo
mejor, podemos instalar una mesa de regalos en prestigiada farmacia de la ciudad y sugerir como obsequios
capsulas para la presión, inyecciones para reducir el colesterol, Ungüentos para las reumas, pastillas para la

~ 86 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

migraña, vitaminas para la memoria y muchas cosas más de uso común de acuerdo a nuestra edad. ¿Qué les
parece? (Octubre 2019)

Marisela Montoya, Esperanza Soto, Saida Mascareño (despedida)), Chichí Soto, María
Luisa Reynosa Vega.1963.

~ 87 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

RENATO VEGA ALVARADO.

“La muerte es un castigo para algunos, para otros un regalo, y para muchos un favor. (Séneca)….El 26 de
Febrero de 1994 en conocido hotel de la capital del estado, presenté en mi calidad de Presidente de la
Fundación Cambio XXI (Antes CEPES) del Partido Revolucionario Institucional, el segundo informe anual de mi
gestión, en ausencia del Gobernador del Estado Ing. Renato Vega Alvarado, quien horas antes se disculpó
comprometiéndose acompañarnos en la comida que después del evento celebraríamos en prestigiado
restaurant de esta ciudad. La asamblea la presidió el Dr. Francisco Frías Castro, Secretario General de
Gobierno, con su representación. Durante la comida y ante la inminente visita del candidato del PRI a la
Presidencia de la República Lic. Luis Donaldo Colosio, el Ing. Renato Vega y un servidor analizamos los temas
que deberían ser agendados en la asamblea a celebrarse el día 22 de marzo dentro de los actos de campaña
programados y que eran de interés para el gobierno bajo su responsabilidad.
Esa noche fui hospitalizado con una pancreatitis aguda de pronósticos graves en un hospital de Culiacán.
Desahuciado por los médicos locales se me recomendó el traslado a la ciudad
de México, lo que sucedió gracias a la intervención del Ing. Renato Vega
Alvarado, quien de inmediato dio las instrucciones para que se me transportara
en el avión del Gobierno del Estado y ser hospitalizado en el Centro Médico
Siglo XXI del IMSS en donde con su encargo recibí una atención inmejorable,
que aunada a la voluntad de Dios me concedió una segunda oportunidad de
continuar en este mundo, cerca de mi familia y de mis grandes amigos.
Tras permanecer durante un mes internado en el hospital, del que una semana
pasé en terapia intensiva, no se me permitió presidir el acto con el candidato
del PRI, responsabilidad que delegué en el Lic. Alfredo López García, quien
Ing. Renato Vega. Gobernador obtuvo excelentes resultados.
de Sinaloa. Acto cambio CNOP. El miércoles 25 de marzo del 2009, el Ing. Renato Vega falleció a la edad de 72
años, víctima de una penosa enfermedad que lo acosó durante los últimos meses. Para Sinaloa es una perdida
lamentable en lo social y en lo político, ya que fue un hombre que llevó el nombre de la entidad más allá de
nuestras fronteras. Un político con una sólida trayectoria, un excelente padre de familia y un gran amigo de
todos los sinaloenses.
El día que fui dado de alta del hospital en la ciudad de México, fue arteramente asesinado en la fronteriza
ciudad de Tijuana, B.C. el candidato del PRI a la Presidencia de la República Lic. Luis Donaldo Colosio Murrieta.
El 13 de diciembre del 2008, falleció en su casa de la colonia Las Quintas de esta ciudad, de un fulminante
ataque al corazón mi amigo desde la época de estudiantes en el Instituto Politécnico en la capital del país el
Lic. Alfredo López García. Esta semana nos deja el Ing. Renato Vega Alvarado a quien le tendré un especial
agradecimiento por sus atenciones y calidad humana.

~ 88 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Tres personajes que en un momento difícil de mi existencia, coadyuvaron directa e indirectamente con la
ayuda de Dios para que yo salvara mi vida. Hoy los tres se han ido, adelantándose en el inevitable camino que
todos habremos de recorrer. Descansen en Paz. (Abril 2009)

Lic. José Ángel Valenzuela, Lic. Aarón Irizar, Lic. Víctor Gandarilla, Lic.
Luis Villanueva, Presidente Nacional Cambio XXI, Lic. Francisco Frías,
Ing. Abelardo Reynosa, Lic. Héctor Yunes, Dr. Gonzalo Armienta, Lic.
Canuto López.

~ 89 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

REMEDIOS CASEROS.

“Casi todas las personas mayores saben lo que es ser joven e ignorante, pero ni un solo joven sabe lo que es
ser viejo y sabio” (Harold Macmillan)…En el País ejercen 197 000 médicos distribuidos de manera inapropiada
ya que el 50% se concentra en 6 entidades. Sumado a esto, se estima que el 25% trabaja en actividades fuera
de la medicina. Según una nota periodística reciente, en el estado de Sinaloa ejercen 6500 médicos, que
significan un promedio de 2.4 profesionistas de esta rama por cada mil habitantes, de los cuales solo 500
cuentan con una especialidad y de ellos, la inmensa mayoría labora en las zonas urbanas. En lo que se refiere a
la medicina privada es en las medianas y grandes ciudades donde la cultura de acudir a médicos especializados
es más común, sin embargo, es incuestionable que el número de médicos especializados debería ser mucho
mayor, y que en algunas especialidades no se cuenta con los profesionales que son necesarios considerando la
población de la entidad sinaloense.
Este comentario me recuerda que por los años cincuenta en Guamúchil, los médicos que atendían a toda la
población y zonas aledañas eran Alfredo Díaz Angulo, Genaro Salazar Cuéllar, Jesús Rodríguez, Donaciano
Trejo Reséndiz, Toribio verduzco, César Rosales y probablemente algún otro que escapa de mi memoria. Todos
ellos médicos generales sin especialidad, pero de una gran confianza y con un alto espíritu de servicio a la
comunidad.
No obstante lo anterior, el uso de remedios caseros utilizados por nuestras madres y abuelas era muy común y
de gran efectividad. Quien no recuerda que para la chanza (paperas) se nos colocaban rebanadas calientes de
tomate en las mejillas, amarradas con un paliacate y la prohibición extrema de salir de la casa. Las dolorosas
picaduras de los mochomos (hormigas coloradas) las curábamos cubriendo con lodo la parte afectada, que
generalmente se presentaba en los pies.
Para madurar los nacidos (abscesos) nos colocaban hojas de yerba manso previamente calentadas sobre el
tremendo grano, que en breves tiempo supuraba proporcionando el esperado alivio.
El odiado brebaje que surgía de mezclar los famosos triangulitos de purgante en refresco de naranja para el
estreñimiento, era una estrategia medicinal de uso común que ingeríamos con premura ante la amenaza de
usar la “lavativa” con agua tibia para lavar el estómago.
Las hemorragias nasales se detenían colocando una moneda de cobre en la frente por un buen rato hasta la
total desaparición o también, y esto lo practicó mi abuela con un servidor, empleando lama del rio en la
frente, cambiándola continuamente para refrescar el cerebro, decía mi abuela, operación que se repetía
durante unos tres días continuos. Los tés de pelos de elote para los riñones y de orégano para la tos.
Las luxaciones de muñecas, tobillos, brazos u otro hueso del cuerpo eran eficientemente atendidas por el
experto sobador don Eugenio Elizalde al otro lado de la laguna. Y quien no supo del alivio que proporcionaban
a los niños, las señoras expertas en “levantar la mollera”.
Puedo asegurar que durante los primeros 12 años de mi vida, todos los malestares que afectaron mi salud
fueron atendidos con remedios caseros o con las medicinas preparadas en la Botica Cruz Roja por don Rodolfo
~ 90 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Tapia del Hoyo y doña Isabel Lizárraga, localizada en la esquina de Libertad (hoy S. Trueba) y Rosales. Pero los
tiempos cambian y hoy la medicina especializada ha superado el uso de los remedios caseros de nuestros
tiempos. (Junio 2009)

Dr. Genaro Salazar Cuéllar Dr. Alfredo Díaz Angulo Dr. Jesús Rodríguez

~ 91 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

REDONDILLAS.

“Y decía el ciego: deberían envidiarme todos, pues tengo la ventaja de amar a las personas por lo que son y no
por lo que aparentan ser. (Pablo Vega)…Legalmente no existe un límite de edad máxima para contraer
matrimonio. Sin embargo, en épocas pasadas esta frontera, tanto en los hombres como en las mujeres,
difícilmente llegaba a los 30 años, sin exponerse a ser considerados como “quedados”. En la actualidad es
común encontrar jóvenes de 30 o mayores que se mantienen reacios a contraer nupcias. Las libertades que les
ofrece el sistema de vida presente, no los invita a adquirir la responsabilidad que implica el formar una familia.
El estilo de vida que rige en esta época les otorga una gran cantidad de satisfactores que en tiempos pasados
no se permitían, estaban más limitados o no existían. Discotecas, casinos, complacencia de los padres para
vivir de noche y dormir de día, automóvil, alcohol y sexo, mucho sexo.
En una conversación con varios solteros treintañeros, analizábamos las razones por las que no se desposaban.
No contar con los recursos económicos suficientes, inestabilidad en el trabajo, temor a perder las ventajas de
la soltería, sentirse muy cómodos viviendo con sus padres, etc., fueron algunos
de los argumentos que expusieron los “quedados” mancebos. Sin embargo, una
respuesta que llamó la atención fue la de un joven que manifestó que él no se
decidía ya que la mayoría de las jovencitas de hoy tenían relaciones sexuales con
una facilidad asombrosa. Por lo tanto le resultaba difícil encontrar una muchacha
que satisficiera sus condiciones. Con el tiempo, este mismo joven me presentó
como su novia a una linda jovencita de no más de 18 años de edad (10 a 15 años
menor que él). De este encuentro deduje que en ella había encontrado las
cualidades que buscaba y que en reciprocidad le daría todo su cariño, sus
atenciones y la respetaría como a toda mujer.
Pasado un tiempo me enteré que la referida novia había salido embarazada, con el disgusto natural y lógico de
sus padres. Al conocer esta noticia me vino a la memoria el poema de Sor Juana Inés de la Cruz, denominado
“Redondillas” y del cual extraigo para ustedes unos cuantos párrafos que por si solo se explican:…” Hombres
necios que acusáis a la mujer, sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que juzgáis; si con ansia sin
igual solicitáis su desdén, por qué queréis que obren bien si las incitáis al mal?...Opinión ninguna gana, pues la
que más se recata, si no os admite, es ingrata, y si os admite, es liviana…. Siempre tan necios andáis que, con
desigual nivel, a una culpáis por cruel y a otra por fácil culpáis……¿Pues cómo ha de estar templada la que
vuestro amor pretende?, ¿Si la que es ingrata ofende, y la que es fácil enfada?.....Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas, y después de hacerlas malas las queréis hallar muy buenas…..¿Cual mayor culpa ha
tenido en una pasión errada: la que cae de rogada, o el que ruega de caído?”.......Con mi cariño y admiración
para todas las y los jóvenes que desean formar una familia para toda la vida donde impere el amor y el
respeto. (Octubre 2014)

~ 92 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

PINOS SALADOS.

“Las circunstancias o las personas pueden quitarnos nuestras posesiones materiales, pueden llevarse nuestro
dinero y pueden llevarse nuestra salud. Pero nada ni nadie puede quitarnos nuestras más valiosas posesiones.
Nuestros Recuerdos” (Anónimo)... En reciente viaje realizado a la ciudad de Hermosillo, capital del pujante
estado de Sonora, nos desviamos unos pocos kilómetros para visitar Potam, uno de los 7 pueblos yaquis
fundado por los misioneros en 1617 con el nombre original de Santísima Trinidad de Potam. Un lugar feo y
sucio que se distingue por tener la iglesia en el centro del cementerio, y éste en el centro del poblado. El
templo, un vetusto y descuidado edificio, que lamentablemente no ha sido aprovechado como atractivo
turístico. En el recorrido por el pequeño y desaseado pueblo yaqui, observamos una gran cantidad de pinos
salados que crecen y dan sombra en las calles y en el interior de los patios de numerosas casas. Hermosos
árboles que hace varios años proliferaban en Guamúchil y de los cuales hoy día no existe uno solo. Una
especie que como la cacaragua, la agustina y la nanchi,
por mencionar algunos, han desaparecido casi por
completo de la ciudad, en parte, en lo que a los pinos se
refiere, por la desalinización progresiva del suelo y por la
otra el avance de la modernidad al introducirse el
pavimento en la ciudad. De mi barrio, recuerdo el
frondoso pino frente al taller de Alejandro Armenta, por
la 16 de septiembre casi esquina con la calle Juárez,
vecino de otro árbol de la misma especie que le daba vida
y sombra al taller de radiadores y reparación de bicicletas
de los hermanos Bojórquez. (Los monigos)
Testigo de innumerables reuniones bajo su sombra, de
negociaciones en la compra y venta de garbanzo y del disfrute de heladas cervezas, acompañadas con la
banda sinaloense, se erguía fuerte y vigoroso el pino ubicado en la esquina de Rosales y calle Libertad (hoy S.
Trueba), precisamente donde estaba la oficina de Patricio McConegly.
Muy cerca de ahí, los dos pinos que distinguían el inmueble que durante muchos años albergó las oficinas de
la sindicatura y la cárcel municipal por la Avenida Rosales. Otros más localizados en la casa de Elías Ceceña y
del taxista Chuy “Chiquete” Valenzuela por la Independencia a escasos metros de la carretera internacional.
Uno más en el edificio que por muchos años funcionó como kínder en la Benito Juárez, los famosos pinitos
del centro de salud, y en especial los innumerables pinos que adornaban la plazuela municipal, antes y
después de que se encementara alrededor de la misma. Imposible recordar todos. Pero ese era el hermoso
Guamúchil de hace 50 años. (Mayo 2010)

~ 93 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Pino Salado

Pinos salados en la Plazuela Municipal. Años 50s.

~ 94 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL PELO BLANCO

“No es viejo aquel que pierde su cabello, sino su última esperanza. No es viejo el que lleva en su corazón el
amor siempre ardiente; no es viejo el que mantiene su fe en sí mismo, el que vive sumamente alegre,
convencido de que para el corazón no hay edad” (Anónimo)…A los 25 años de edad me aparecieron las
primeras canas, lo que nunca fue motivo de preocupación; al contrario las lucia con orgullo. Hoy a los 67 años
de vida las canas ocupan prácticamente el 90 % de mi cabellera, que afortunadamente todavía conservo, y al
igual que hace 42 años no me preocupa en absoluto y las sigo portando con dignidad, porque considero que el
tener canas es en parte el precio de estar vivo. He convivido con ellas la mayor parte de mi existencia y
realmente me he habituado, de la misma forma que las personas que me rodean se han acostumbrado a
verme con el pelo blanco.
Sin embargo, no siempre ha sido así; en alguna ocasión y ante el acoso de amigos y parientes (¿No andarás de
rabo verde por ahí? me dijo mi mujer), opté por teñirme el pelo
con el color sugerido por los que conocen de esto. Terminado el
proceso de pintado y ante el deseo de ver mi nueva imagen corrí
al primer espejo que encontré para ¡oh, desilusión!, observar que
el cabello me había quedado de un color rojizo, que contrastaba
enormemente con el color de mis cejas y de mi piel; con una
tonalidad entre afeminado y crin de caballo, lo que me pareció lo
más horripilante del mundo. Quítenme esto inmediatamente,
exigí. No se puede me dijeron. Tienes que esperar a que te crezca
nuevamente el pelo y solo desaparezca. Durante un mes preferí
salir lo menos posible de mi casa, transitar por los callejones
cuando fue necesario y portar una cachucha ensartada hasta las
orejas, así como prohibirle a mis compañeros de trabajo cualquier comentario al respecto, so pena de una
abrupta destitución. Debut y despedida. Me quedé con mi pelo blanco con mucho orgullo.
Respeto a las personas que tratan de presentar una imagen diferente y que se sienten animados cuando lucen
una cabellera sin señales de canas. Lo que no comparto es que ese hecho los haga creer que son más jóvenes.
La edad no se manifiesta solo en el pelo; hay otros factores adicionales como la escasez del mismo, el color y
la flacidez de la piel, la mirada, el caminar, la panza, la calvicie, la forma de bailar, las actitudes. Me molesta
escuchar en personas de 50, 60 o más años platicas insulsas sobre la marca de la pintura que usan, las cremas
que les da suavidad de la piel, y lo que es más molesto, verlos compararse con quien van encontrando para
decidir, unilateralmente, que ellos se ven más jóvenes que todos los de su edad. Que confunden la simpatía de
una joven mujer con un coqueteo, por el solo hecho de haber cambiado de color de melena, olvidando que un
adulto mayor que se pinta el pelo es solo eso: un viejo con el pelo pintado. (Abril 2013)

~ 95 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

ORO NEGRO.

“No midas tu riqueza por el dinero que tienes, mide tu riqueza por aquellas cosas que no cambiarias por
dinero”(Anónimo)….En 1958 se creó la Escuela Preparatoria de Guamúchil, gracias a las gestiones realizadas
por un grupo de distinguidos guamuchilenses encabezados por el Dr. Alfredo Díaz Angulo (El Guello). Hasta
ese año, la máxima casa de estudios estaba representada por la Escuela Secundaria Federal por Cooperación a
la que era un orgullo pertenecer. A los egresados de la escuela primaria que solicitábamos inscripción nos
sometían a las tradicionales novatadas que invariablemente terminaban con el corte de pelo a rape que en el
primer desfile del año escolar, 16 de septiembre, distinguía a la nueva generación de secundarianos.
Sin embargo, no todos los muchachos que cerraban el ciclo primario continuaban sus estudios en la Escuela
Secundaria. Algunos por razones económicas, principalmente, optaban por conseguir un empleo; otros de
mayor capacidad financiera eran enviados a internados de otras ciudades y
Ramón Leyva Payán. las mujeres en su gran mayoría ingresaban a la Academia Altamirano o al
Colegio Renacimiento, donde obtenían su título de Secretaria
Taquimecanógrafa o de Contador Privado.
Un pequeño grupo ingresaba al internado de la Escuela Prevocacional de
Culiacán, dependiente del Instituto Politécnico Nacional, donde contaban
con alimentación y hospedaje gratuito, lo que para muchas familias de
escasos recursos representó la solución para darles educación de segundo
nivel a sus hijos.
Uno de estos jóvenes aventureros fue mi compadre Ramón Leyva Payán,
quien apoyado por el Sr. Pedro Sánchez Montoya logró el ingreso a la Prevo
en el año de 1955 a la corta edad de 12 años. Impactado por realizar su
primer viaje a la capital del Estado en la parte trasera de una camioneta de
redilas en compañía de Tranquilino Galindo, Virgilio Félix, Manuel López
Ibarra, Servando Mascareño, Aquino y Edmundo Angulo fueron hospedados en un modesto hotel del centro
de la ciudad, obviamente con cargo a la billetera de Don Pedro Sánchez, en tanto se llegaba la fecha para
presentar el examen de admisión, que increíblemente no presentaron por llegar tarde no obstante haber
permanecido 8 días en el hotel exclusivamente en espera del mismo. El motivo fue haber conocido un baño
con regadera que los deslumbró tanto que en ese lapso se bañaron más veces que en toda su vida,
disfrutando de la delicia de bañarse sin jumate.
De este grupo de audaces guamuchilenses solo lograron inscripción mi compadre Ramón Leyva y Tranquilino
Galindo. Una vez ubicados en el internado y designada la cama que les correspondía, mi compadre colocó su
pequeño veliz de cartón debajo de la misma encima de dos pequeños barrotes de madera para evitar que se
humedeciera, quedando un pequeño espacio que posteriormente fue la causa de grandes sueños de riqueza y
esperanza. Transcurridas pocas semanas de iniciadas las clases Ramón se encontró en la calle un pequeño
~ 96 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

trozo de chapopote cristalizado, residuo de la pavimentación asfáltica de las calles de Culiacán, que por su
textura, brillantez y color impresionó a mi compadre quien creyó representaba un objeto de incalculable valor.
Subrepticiamente lo colocó en el espacio disponible debajo de su pequeña maleta en tanto discurría la
estrategia para su comercialización, sin contar que un día de calor insoportable su preciada joya se derretiría
provocando que su sueño se convirtiera en una plasta de pegamento negro que ni el pequeño veliz pudo
despegar del piso. Ahí terminó la ilusión alimentada por varios días, ahí concluyó su sueño de riqueza.
(03.08.2008)

Edificios ocupados por la Escuela Pre vocacional del IPN


en Culiacán en diferentes épocas.

~ 97 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

MARIDO ESTORBOSO

“Cuanto más envejecemos más necesitamos estar ocupados. Es preferible morir antes que arrastrar
ociosamente una vejez insípida y vacía” (Voltaire)...Dicen los que saben, que un marido en la casa es como un
ropero en la sala; estorba, se ve mal y no sirve para nada. Y además, como diría mi mujer, son muy metiches.
Si tú, estimado amigo, estás pensando en el retiro e iniciar los trámites para lograr tu jubilación, piénsalo.
Analiza con sumo cuidado que va a ser de tu vida después de dejar el trabajo. Al principio, es incuestionable
que gozarás de una etapa de descanso y de placer al hacer lo que se te pegue la gana. Disfrutaras a los nietos.
Dormirás hasta muy entrada la mañana. Pero con el correr de los días, como los muertos y los arrimados, el
proceso de putrefacción será notorio.
Empezaras a fijarte en lo que antes te era desconocido y te inmiscuirás en el terreno de tu mujer, con el
consabido disgusto por la invasión. Tu esposa ira al súper como siempre lo ha hecho, pero al regresar le
preguntarás a donde andaba. Craso error. El ocio te llevará a querer saber que habrá de comida, que si porque
la sirvienta se va tan temprano, que si ya limpió la alacena, que barre muy mal, que no te deja descansar, que
te corrió de la sala porque iba a trapear, etc., etc. Poco a poco tu señora irá almacenando piedras en el hígado,
hasta que un día te dirá... ¡A como enfadas¡ ¿porque no te largas a ver que puso la puerca? Lo que debías de
hacer es ir por las tortillas y de paso me traes unos tomates. Y si te dejas, en poco tiempo despedirá a la
mucama para que tú ocupes su lugar. En el mejor de los casos. O si no, recuerda que es más fácil conseguir un
marido que una sirvienta. Por otra parte, si tú crees que los nietos se van a llevar chuchuluquendote todo el
día porque ya te jubilaste, estas equivocado. A ellos lo que menos les interesa es jugar con un viejito achacoso
que cuenta siempre las mismas anécdotas. Es cierto que como alguien dijo: si hubiera sabido lo que se quieren
los nietos, los hubiera tenido antes que los hijos. Sí, pero como refería un gran amigo: los nietos son preciosos,
pero los domingos y un ratito. O aquel que expresó: yo quiero mucho a mis nietos, pero mándenmelos de uno
por uno, ya no tengo edad para batallarlos a todos al mismo tiempo.
De los amigos, ni hablar. Si tus amigos continúan trabajando es obvio que poco a poco habrá un
distanciamiento. No puedes ir a su despacho, consultorio u oficina a quitarles su tiempo solo porque a ti te
sobre. Los temas de conversación ya no coincidirán, en tanto ellos permanecen activos y tú no.
En resumen. Si tu trabajo no es agobiante, si disfrutas lo que haces, si vas a tener una reducción en tus
ingresos, si no estás enfermo, piensa muy bien antes de decidir en el retiro. Si después de esto, mantienes tu
decisión. Enhorabuena. Te felicito, por tener la posibilidad de obtener una jubilación a la que muchos
mexicanos no tienen oportunidad. Pero, diseña un proyecto de vida productiva. Que te haga sentirte útil. Que
te mantenga activo y creativo. Lee, escribe, viaja, reúnete con amigos a platicar, a tomar café. Has ejercicio.
Inscríbete en organizaciones altruistas, de servicio social, políticas. Practica yoga. Estudia computación para
que navegues por el mundo a través del internet. En fin, proyecta todo aquello que te ofrezca la mejor calidad
de vida en el último tramo de tu existencia. Felicidades. (Mayo2014)

~ 98 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

NI DE TURRUN.

“No se tome la vida demasiado en serio, nunca saldrá usted vivo de ella” (Elbert Hubbard)…A finales de 1984
fui designado Delegado Estatal de la Comisión Nacional de Fruticultura hasta la desaparición de ésta en el año
de 1991. CONAFRUT contaba con dos campos experimentales localizados, el de mayor tamaño en El Rosario,
Sinaloa y uno de menor capacidad en la colonia Michoacana en el Municipio de Navolato. Mantenía
representantes técnicos en prácticamente todos los municipios de la entidad, para dar apoyo y asesoría a los
productores frutícolas del sector social y privado. En este periodo se establecieron cientos de hectáreas de
diversas especies de frutales, entre los que destacaron la litchi, mango, cítricos, papayo, aguacate y muchos
otros de positiva rentabilidad económica.
A principios de cada año, se organizaba en el centro frutícola del Rosario una reunión de trabajo en la cual se
evaluaban los resultados del año anterior y se programaban las acciones a realizar en el año que se iniciaba. A
esta reunión era convocado todo el
personal de la delegación integrado
por directivos, personal técnico,
personal de campo y personal
administrativo. Al término de la
misma y para compensar las arduas
horas de trabajo, se llevaba a cabo un
encuentro de béisbol para culminar
con una comida en las hermosas
huertas de mango del centro
Entrada Campo Experimental Rosario, Sin. 1988.
frutícola.
Los equipos deportivos se integraban con personal de la zona sur y específicamente
del centro frutícola el primero, y el segundo con personal de la zona norte y de las oficinas de la delegación. La
superioridad del equipo de la zona sur era manifiesta por contar con destacados deportistas, entre ellos dos
peones de campo que en su juventud habían militado con los charros de Jalisco en la liga mexicana de béisbol.
Fue precisamente uno de ellos, quien en el primer juego celebrado, lanzó por el equipo sureño, recetándome
tres vergonzosos ponches y obviamente llevándose el triunfo por una descomunal diferencia de carreras.
Durante el convivio, Balta el pitcher ganador, era cuestionado por sus compañeros por haber ponchado al
Delegado Estatal, o sea al jefe de todos o sea yo. Se la hubieras puesto de turrun Balta, le decían, en una
conversación que se llevaba a cabo a mis espaldas y sin que se percataran de mi presencia. A lo que el
simpático Balta les contestó… es que yo se la puse franca para que la bateara, pero el jefe es muy pende… En
ese instante advierte mi presencia y mirándome a los ojos me dice: Ni modo jefe, ya dije. (Febrero 2007)

~ 99 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

DIA DEL PADRE

“El problema con la familia es que los hijos abandonan un día la infancia, pero los padres nunca dejan la
paternidad”(Anónimo)…Serian las 7 de la mañana del tercer domingo de junio, cuando mi señora salió al
mercado municipal con el firme propósito de comprar unas gallinas para festejar el día del padre, elaborando,
conforme la petición de la familia, un sabroso consomé y un riquísimo mole poblano para la hora de la
comida. De paso por el molino de nixtamal, adquirió la masa suficiente para preparar las tortillas a mano,
como sabe le gustan a su marido y a sus hijos. No habían transcurrido dos horas de su partida cuando escuché
el cacareo característico de los pobres animales al ser sacrificados con el método usual de retorcerles el
pescuezo hasta dejarlos sin vida. Otras amas de casa prefieren degollarlos con un filoso cuchillo, método que
parece ser más cruel que el usado por mi esposa. Mi señora madre, tomaba a la gallina de las alas y las patas
colocando su cuello en un tronco cortándole la cabeza con un hacha; en algunas ocasiones alcancé a ver como
el animal corría sin cabeza un pequeño tramo lanzando sangre por todos lados hasta caer desfallecido.
Previamente, mi mujer, había puesto a hervir agua en un balde del número 8 en donde depositó a las
inocentes aves el tiempo suficiente para que se reblandecieran las Familia Reynosa Soto
plumas y proceder a extraerlas. Sentada en un pequeño banco, con toda
la paciencia del mundo y tarareando una canción de Pedro Infante, las
fue arrancando de una por una hasta dejar a los pobres e indefensos
animales completamente bichis. Con la destreza obtenida en sus
muchos años de casada y de preparar platillos de pollo o gallina con
regular frecuencia, procedió a destazarlos, separando las piezas como
debe de ser: piernas, muslos, rabadilla, pechuga, etc. Por separado
preparó los ingredientes que le dan ese sabor característico al mole poblano, procediendo a cocinar el
mexicanísimo platillo que tanto le gusta a la familia. La casa se impregnaba del olor inconfundible de las
tortillas hechas a mano recién sacadas del comal al que previamente se le untó hueso. Poco a poco fueron
llegando los hijos y nietos, algunos con regalos para el padre y abuelo en su día. Todos ansiosos por degustar
la sabrosa comida preparada por la abuela para festejar a su amado esposo y padre de sus hijos.
Justo en el momento que escuché el llamado a la mesa para comer, sentí una mano que me sacudía por el
pecho y la voz de mi esposa que me decía ¡despierta! ¡Despierta! estas soñando. Estas hablando dormido y
repitiendo algo sobre unas gallinas y unas plumas. Cuando no roncas, hablas dormido, el caso es no estar en
paz. Levántate ya, continuó, porque no tardan en traer la comida china que encargué al restaurant que acaban
de inaugurar en la colonia. Pedí platillos de todos tipos, arroz frito y varios litros de té negro y por favor
sírvanse en los platos desechables que manden del restaurant para no ensuciar loza.
Y a propósito, hay que pagar en efectivo, si no tienes dinero arráncate al cajero porque no aceptan tarjeta de
crédito… ¿y mi mole? (Octubre 2014)

~ 100 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

50 ANIVERSARIO

“Un pueblo sin alma es solamente una multitud” (A de Lamartine)…La Confraternidad de Guamuchilenses
Radicados en Culiacán inició la construcción de un monumento a la entrada sur de la ciudad, para
conmemorar el 50 aniversario de la municipalización de Guamúchil. Esta obra fue diseñada por el Arquitecto
Carlos Enrique López Reynosa, quien será el responsable de su construcción, y será develada el próximo 26 de
febrero. La Confraternidad recordará de esta manera la culminación de una lucha que durante largos 5 años
mantuvo el interés y el entusiasmo del pueblo de Guamúchil. Un suceso que se inició el 27 de septiembre de
1957 a iniciativa de un distinguido grupo de socios del Club Rotario y que llegó a feliz término el 27 de febrero
de 1962 con el decreto que le dio la independencia municipal a la sindicatura de Guamúchil, con el nombre de
Gral. Salvador Alvarado. Instrucción que en principio no fue bien recibida por la población, al considerar al
Gral. Salvador Alvarado un ilustre desconocido.
De las distinguidas personalidades que integraron el Comité
Pro-Municipalización presidido por el Lic. Roberto Macías
Fernández, solo sobreviven el Prof. Fernando Sarabia Beltrán y
el Sr. Humberto López Rochín. El primero a sus 103 años de
edad con la mente lúcida y conservando su buen sentido del
humor. El segundo, con 79 años a cuestas y radicado en la
ciudad de Culiacán, acude puntualmente a las sesiones de la
Confraternidad sin faltar un solo miércoles.
Un hecho histórico de la mayor importancia para todos los
guamuchilenses, que debemos celebrar con júbilo y
entusiasmo, ya que gracias a estos hombres se inició el
despegue económico, social y político del naciente municipio,
no obstante los malos augurios sobre su capacidad económica
para sobrevivir en forma independiente. Un evento que debe ser difundido principalmente entre la población
menor de 50 años que no había nacido cuando fue designado como primer Presidente Municipal el Sr. Alberto
vega Chávez. Hombres y mujeres que por su edad no tuvieron la oportunidad de participar en esta memorable
gesta y ser testigos de la entusiasta y decidida colaboración de todo el pueblo para lograr la emancipación de
la pujante sindicatura de Guamúchil del Municipio de Mocorito al que pertenecía.
La construcción de este monumento se realizará gracias a la colaboración económica de todos y cada uno de
los miembros de la Confraternidad, quienes desde el primer momento que se planteó la idea de celebrar el 50
aniversario de la municipalización de Guamúchil con una obra de esta naturaleza la recibieron con gran
entusiasmo. El monumento se erigirá sobre el camellón central de la carretera a la entrada sur de la ciudad,
frente a un negocio de mármoles y canteras. Con una altura de 7 metros y elementos alusivos al ferrocarril

~ 101 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

que le dio vida a la población por el año de 1908, dará la bienvenida a los
visitantes que arriben a Guamúchil mostrando el orgullo de los miembros
de la Confraternidad por las raíces que los mantiene unidos.
Nota al margen, agradezco el calendario que con motivo de los 50 años
de vida de nuestro municipio me obsequió un querido amigo. Excelente
idea la de integrar a este calendario la fotografía de los 18 Presidentes
que ha tenido el Municipio, sin embargo y con todo el respeto que me
merece el diseñador del logotipo alusivo a esta fecha, no encuentro
ninguna relación entre Pedro Infante y el acontecimiento histórico que
representa. Pedro Infante fue un personaje que por su popularidad
como cantante y actor coadyuvó indirectamente a que Guamúchil fuera
conocido a nivel nacional, sin embargo, de eso a que simbolice el triunfo
de una lucha que se debe a toda la población hay una enorme distancia.
La vida de Pedro Infante y la Municipalización de Guamúchil son dos
conceptos totalmente diferentes. El logotipo de la ciudad de Guamúchil, diseñado por el Prof. Carlos Esqueda,
hubiera sido más formal y representativo que el diseño utilizado. Pero en fin. Feliz Año Nuevo 2012. Que la paz
y la tranquilidad regresen a nuestro querido Guamúchil. (17.02.2013)

~ 102 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL ADULTERIO

Del latín adulterium: Ayuntamiento carnal ilegitimo de hombre con mujer, siendo uno de los dos o ambos
casados. Delito que cometen la mujer casada que yace con varón que no sea su marido, y el que yace con ella
sabiendo que es casada. (Diccionario de la Lengua Española)… Aunque todavía falta la aprobación de la
Cámara de Senadores, es importante informarle a la Real Academia de la Lengua Española que próximamente
deberá agregar a la definición anterior una nota que diga: Excepto en México. Esto, considerando que el
pasado 30 de abril la Cámara de Diputados aprobó, por abrumadora mayoría, una iniciativa que modifica el
Código Penal de la Federación despenalizando el adulterio. Dicha iniciativa, que por su naturaleza
pensaríamos fue presentada por un diputado del sexo masculino, no fue así, sino que procedió de una
diputada del Partido de la Revolución Democrática, pero aprobada por diputados de todos los partidos
políticos, excepto por 31 diputados del PAN que votaron en contra, 8 abstenciones y 160 legisladores que no
asistieron a la asamblea en la que se discutió y aprobó la iniciativa en cuestión.
Sería interesante que antes de la votación les hubieran preguntado a los señores diputados que aquel que
esté libre de culpa, arroje la primera piedra y ver si estas respuestas estarían coincidentes con los votos
emitidos para la despenalización de este concepto. Interesante también sería conocer la conducta y el
comportamiento en el seno familiar de aquellos que votaron en contra, así como el sentido del voto emitido
por las señoras legisladoras. Saber si los faltistas lo hicieron a propósito o para evitar el compromiso de emitir
su voto a favor o en contra, justificándose ante la esposa.
Esto no quiere decir que a partir de esta fecha usted podrá darle rienda suelta a su libido. Las legislaciones
estatales varían en este aspecto. En tanto en algunos estados se considera delito, en otros no. En el nuestro no
está tipificado como tal y solo es causal de divorcio y como impedimento para la celebración de matrimonio,
con las consabidas pruebas. El gran problema lo va a tener con su media naranja y en el colmo de la mala
suerte con el marido ofendido, pero despreocúpese a la cárcel no va a dar.
En lo personal no estoy de acuerdo en considerar el adulterio como delito, entendido éste como un
quebrantamiento de la ley y equipararlo con el robo, asesinato, etc.; el adulterio en mi opinión es un problema
de conducta, de valores, de ética personal y de respeto a la familia. La penalización por esta falta se verá en el
efecto que produzca en la integración familiar, en el respeto de los hijos, en el respeto de la sociedad.
¿Con que criterios, y aclaro mi ignorancia legislativa y mi condición de ingeniero químico, se aplicarán las
penas por este delito para estipular 5, 10 o más años de cárcel al que lo cometa?
¿Se considerará para ello la frecuencia del ayuntamiento carnal?, ¿El tiempo que tenga cometiendo este acto
ilícito?, ¿El número de personas con quien lo haya cometido? O desde otro punto de vista, ¿será considerado
el daño causado al interior de la familia?, ¿el daño económico que el delito representó? ¿O será acaso un
pecado, entendido éste como hecho, dicho, deseo, pensamiento u omisión contra la ley de Dios y sus
preceptos.

~ 103 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

En resumen, que no le inquiete en lo más mínimo la aprobación de esta iniciativa en la Cámara de Diputados,
ni le produzca interés alguno este artículo. Continúe con el ejemplar comportamiento que hasta la fecha ha
seguido, para fortalecer a su familia y el cariño de todos los suyos. Saludes. (Mayo 2013)

~ 104 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

CASINO EN GUAMUCHIL

“Cuando se juega por necesidad, se pierde por obligación” (Sabiduría popular)… Es difícil sustraerse de emitir
una opinión respecto a la instalación de un casino en Guamúchil e inexplicablemente aún, por la calle principal
y de mayor tráfico de la ciudad. Llevar la prudencia hasta los límites del silencio es, en algunos casos,
convertirse en cómplice. Por ello, me sumo a las voces de los ciudadanos que reclaman a quien corresponda
para que no se permita el establecimiento de un centro de juegos de esta naturaleza.
Me adhiero a la votación unánime que emitió la Confraternidad de Guamuchilenses Radicados en Culiacán, en
su sesión número 798 celebrada el pasado miércoles 4 de febrero, reprobando la inminente operación de un
club que fomentará y desarrollará un vicio más: la ludopatía. Un negocio que le dará a Guamúchil un
importante giro, lamentablemente negativo, en su vida cotidiana.
El ludópata es una persona con un deseo irrefrenable de apostar. Deseo que hasta hoy no ha sido desarrollado
por no haber los lugares públicos para ello. Un casino es
un establecimiento en el que se instalan máquinas
electrónicamente programadas para ganar. A partir del
inicio de operaciones de este espacio se conocerán los
más increíbles hechos derivados de la adicción al juego. A
partir de este día, los niños y jóvenes sabrán de la
existencia de un elemento más que viene a destruir a la
familia. Que les quitará el pan de la boca y les reducirá su
nivel de vida.
Hotel Isla del Tesoro. Las Vegas. Se argumenta que las personas aficionadas al juego ya no
tendrán que trasladarse a Guasave o a Loa Mochis para
saciar su hobby. De continuar así, siempre serán los mismos. Si se instala en la ciudad un casino, el número de
adictos crecerá día tras día. Y si no, al tiempo.
Si lo que buscamos son actividades que nos permitan relajarnos y olvidar por unos minutos las dificultades
diarias de la vida, ¿Por qué no usamos ese entusiasmo, esa iniciativa, para crear un círculo de lectura?
¿Torneos de ajedrez? ¿Será muy problemático organizar anualmente eventos deportivos en las escuelas, en
donde un padre de familia de cada grupo se convierta en director técnico del equipo de su hijo y compita al
interior de la institución, para después participar en un gran torneo interprimarias o intersecundarias y sacar a
nuestro país de ese deshonroso primer lugar en obesidad infantil y coadyuvar a la integración de padres e
hijos?
¿Será necesaria para la economía de Salvador Alvarado la instalación de un centro de juegos de este tipo? ¿Ya
se analizó con extremo cuidado el costo-beneficio de tal decisión? ¿Se tomó en cuenta la opinión de la
ciudadanía para extender el permiso correspondiente?

~ 105 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Definitivamente vaya nuestro voto de confianza para las madres desesperadas que el pasado jueves realizaron
un plantón en el Congreso del Estado, solicitando la revocación del permiso ya otorgado para la operación de
este antro que solo generará consecuencias negativas para la población en su conjunto y específicamente, lo
que es peor, para la niñez y juventud Guamuchilense. (07.02.2010)

Las Vegas. Hotel Isla del


Tesoro.

~ 106 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LINCHAMIENTO SUSPENDIDO

“Un arreglo tiene el juego para siempre ganar: No jugar. (Sabiduría popular)….La vida me ha proporcionado
muchas satisfacciones. Entre otras, la oportunidad de contar con una gran cantidad de amigos, de los cuales
varios de ellos me distinguen con ser mis compadres. Compadres por bautizo, confirmación o primera
comunión y en algunos casos en forma recíproca; tanto en Guamúchil, como en Culiacán o la ciudad de
México, que son las tres localidades donde he tenido por algunos años mi residencia.
De Guamúchil, valoro la amistad y el compadrazgo de quienes en compañía de su esposa forman parte de la
apreciada lista: Ramón Leyva Payán, Raúl Aguilar Montoya, Saúl Sánchez Félix, Regino Valenzuela Espinoza,
José Luis (Chelis) Aguilar Montoya, Francisco (Kiko) Sarabia Mascareño, Sergio Armando (Checho) Soto López,
Ramón López Acosta, José Luis Elizalde, Juan de Dios (Juande) Choza Gaxiola, Oscar Sánchez Sánchez.
Hace unos pocos días, uno de los compadres de la relación anterior me llamó por teléfono para sugerirme no
ir a Guamúchil por algún tiempo. Tus comadres están muy enojadas contigo, me dice, y lo menos que están
planeando es lincharte. El artículo publicado en el Debate donde expresas tu opinión respecto a la instalación
de un casino en Guamúchil las tiene muy ofendidas. Considera para tu próximo viaje a esta ciudad traer
“lonchi” porque no creo que ninguna comadre te invite a comer. Si es necesario que pernoctes aquí, te
recomiendo el Hotel Davimar, tiene buenos cuartos en la sección remodelada.
Tus comadres aducen que tu negativa para que opere un casino en Guamúchil no tiene sentido, me recalca mi
compadre. Que pienses en las ventajas que representa no tener que ir a Guasave, Los Mochis, Culiacán y en
algunos casos hasta Mazatlán a jugar en estos centros de apuestas, donde aparte del gasto en gasolina y
peajes no estarían expuestas a un posible accidente.
Legal o ilegalmente, con la anuencia o no de los vecinos, con el beneplácito o la negativa de la sociedad
alvaradense, haya sido cual haya sido el resultado del estudio sobre el costo beneficio realizado, el casino ya
está funcionando por la céntrica Avenida Rosales. Inició operaciones un día santo, probablemente para que
resulte un buen negocio y nunca falten los clientes aficionados a las apuestas. Mis comadres ya me
perdonaron. Todo vuelve a la normalidad. Sin embargo, reitero mi negativa a aceptar este centro de apuestas
que solo servirá para hacer a los pobres más pobres y a los propietarios más ricos. Sin beneficio alguno para la
juventud guamuchilense. Un elemento adicional para la disgregación de la familia. Un espacio donde
habremos de desarrollar con mayor intensidad una necesidad que hasta hace poco tiempo no teníamos. Un
sitio donde habrá de quedar parte del raquítico sueldo que perciben los obreros, campesinos y empleados en
general en perjuicio de su familia. Consumado el hecho, hagamos de esta afición un motivo de recreación y
entretenimiento, jugando pequeñas cantidades, solo por lapsos cortos y esporádicamente. No la
transformemos en una enfermedad, que al igual que el alcoholismo y la drogadicción, dañe nuestra salud,
merme nuestra economía y perjudique a la familia. (03.2010)

~ 107 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

DIVORCIOS

“El matrimonio es un combate a ultranza, antes del cual los esposos piden la bendición de Dios, porque
amarse para siempre es la más temeraria de las empresas” (Anónimo)…El diccionario define al matrimonio
como una institución social, reconocida como legítima por la sociedad, que consiste en la unión de dos
personas para establecer una comunidad de vida. Contrariamente, la palabra divorcio significa disolver,
separar, apartar a las personas que vivían en una estrecha relación. Estadísticamente, a nivel nacional, en
1970 se divorciaban 3.2 parejas por cada 100 matrimonios. Para el año de 2008 esta cantidad se elevó a 13.9
parejas por cada 100 matrimonios. En el mismo año en Sinaloa hubo 17 divorcios por cada 100 matrimonios,
correspondiendo al Municipio de Salvador Alvarado la cantidad de 114 divorcios por un total de 613
matrimonios en igual lapso, o sea que de cada 100 parejas que contrajeron matrimonio, se divorciaron 18.6.
Cifra superior a las medias estatal y nacional. Las causas más comunes son: el adulterio, la violencia familiar, la
infidelidad reiterada, incompatibilidad sexual, preferencias sexuales diferentes, alcoholismo, inestabilidad
emocional y otras no menos importantes.
Las cifras anteriores son datos tomados de las investigaciones que realiza el INEGI y de los cuales no tengo la
menor duda de su veracidad. Esta información no significa que si solo 13.9 parejas de cada 100 que contraen
matrimonio se separan, las 86.1 restantes viven en armonía y completa felicidad. En el párrafo anterior
enumeramos las causas más comunes por las cuales se disuelve un matrimonio; sin embargo, muchas de las
mujeres que integran las 86.1 parejas que continúan sosteniendo su matrimonio prefieren no divorciarse no
obstante la presencia permanente de alguna o algunas de las causales arriba citadas, por alguna de las
siguientes razones:
Primeramente, prevalece la situación económica. Una considerable cantidad de mujeres, profesionistas o no,
dependen totalmente del marido para su sostenimiento y la educación de sus hijos. Plantear la disolución
matrimonial implica encontrar un trabajo y sostener el hogar con un gran esfuerzo.
En segundo lugar el miedo a la sociedad. Una sociedad que de una u otra forma la va a criticar, pero a la que
se le tiene un ilógico pavor. Si continúa casada será la esposa engañada, la esposa de un borracho, la esposa
maltratada o la pareja que aparenta ser un matrimonio feliz.
Por último, una causa muy grave por la que gran cantidad de mujeres no se deciden a disolver su matrimonio
lo es el miedo a sus padres. Cuando debieran ser sus padres los que le brinden el mayor apoyo en su decisión.
Hace pocos años, un conocido se me acercó para pedirme que dada mi amistad con cierta persona le pidiera
intervenir en la relación de su hija. Yo vivo, me decía, en el mismo edificio que la hija de tu amigo y he sido
testigo de las palizas que le propina su esposo y del maltrato verbal que le da. En el edificio es de toda
conocida la situación de ese joven matrimonio. Como amigo de la familia, tienes que hacer algo me reclamó.
No puedo le dije. No puedo porque la persona a quien te refieres les advirtió a sus hijas cuando se casaron: en
esta casa, primero muertas que divorciadas.

~ 108 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Esta reflexión me anima a sugerirle al INEGI que en posteriores censos, incluya en su cuestionario a las
mujeres casadas unas preguntas adicionales: ¿Si usted tuviera resuelta su situación económica; si lo que diga
la sociedad no le interesa y/o contara con el apoyo de sus padres, respecto a la disolución de su matrimonio,
continuaría su relación con su actual marido?
Terminada esta encuesta, sería interesante saber cuántas de las 86.1 parejas por cada 100 que no se
divorciaron en el año 2008, responderían con un rotundo no a la pregunta y modificarían sustancialmente la
estadística sobre los divorcios. (Julio 2010)

Vista panorámica de la ciudad de Guamúchil.

~ 109 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL PADRE CHOZA

“Nadie puede regresar y empezar de nuevo, pero cualquiera puede empezar hoy y hacer un nuevo final”
(María Robinson)………La noticia se esparció velozmente por todo Guamúchil, con la velocidad que se permitía
en un pueblo no mayor de 8 a diez cuadras por los cuatro puntos cardinales. Un camión cargado de ladrillo
había atropellado al Migue Choza golpeándolo en la cabeza con la defensa delantera, arrancándole el cuero
cabelludo en un área comprendida desde la sien hasta la zona del cerebelo, salvando milagrosamente la oreja
y lo que fue más importante, librándose de morir bajo las ruedas del pesado vehículo. No recuerdo con
exactitud el año de este accidente, pero debió haber sucedido entre 1951 y 1953 a escasos metros de la casa
de sus abuelos, ubicada por el callejón lateral del Hotel Davimar.
Transcurridos algunos días del percance me
topé con el Migue por la banqueta de la
papelería de don José García Cuadra; llevaba
la cabeza vendada como si luciera un
turbante de una nación oriental, pero
afortunadamente pleno de la vitalidad
propia de un niño de 8 años. Dios decidió no
llevárselo a su lado porque tenía otros
planes para él.
De niños vivíamos en barrios diferentes,
pero la familia Choza tenía un lugar especial
en la sociedad guamuchilense. Don Miguel
Choza y su señora esposa doña Julia
Palomares, abuelos paternos del Migue,
llegaron a Guamúchil por las mismas fechas
que lo hicieron mis padres, procedentes ambos de Rosario, Sinaloa. Don Miguel por razones de índole político
y mi padre atraído por la derrama económica del cultivo del garbanzo en la zona del Évora.
Miguel Cayetano fue el segundo hijo de una numerosa familia integrada por 8 varones, que llegaron a este
mundo uno tras otro, y dos mujeres que cerraron el ciclo de la familia Choza Gaxiola.
El pasado miércoles 6 de junio Miguel Cayetano Choza Gaxiola celebró sus primeros 36 años de haberse
ordenado como sacerdote. 36 largos años al servicio de quien le permitió vivir para que cumpliera con su
definida vocación y fuera, como lo es hoy en día, el orgullo de su apreciable familia y de sus grandes amigos de
la Confraternidad de Guamuchilenses Radicados en Culiacán, organización a la que pertenece y en la que
participa con toda la humildad y agradable trato que lo caracteriza.
El Migue, como lo llamamos sus amigos y uno que otro igualado, sin agraviar al que escribe, ha prestado sus
servicios sacerdotales en diferentes ciudades de Sinaloa y actualmente dirige la parroquia de San Antonio de
~ 110 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Padua por la colonia Tierra Blanca, donde se ha ganado el respeto y el cariño de todos los feligreses del área
de su jurisdicción. El Padre Choza estaba predestinado para ello y no iba a ser un camión cargado de ladrillo
quien le impidiera entregarse al servicio de la iglesia para fortuna de todos nosotros que lo queremos y
admiramos.
José Humberto, el hermano mayor del padre Choza, publicó en el año 2011 un libro titulado “Mi hermano el
cura”, en el que con una envidiable pluma narra, mezclando una aparente realidad con algo de ficción, las
vicisitudes por las cuales pasó Miguel Cayetano antes de ordenarse sacerdote y que le dan un mayor valor a la
fecha que hoy se cumple. Pero eso es historia, hoy la realidad es que el padre Choza está con nosotros
recordándonos la misión que tenemos en esta vida, bendiciéndonos y compartiendo su amor por sus
semejantes. Que lo tengamos con nosotros muchos años más, es el deseo de sus amigos de la Confraternidad.
Un Abrazo. (10.06.2012)

Sr. Humberto Choza Palomares Ing. José Humberto Choza Gaxiola.

~ 111 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

COMIDA DEL RECUERDO

“Muchas personas pierden las pequeñas alegrías, esperando la gran felicidad” (Pearl S. Buck…Durante 30
largos años fui un empedernido fumador que inicié, como muchos, en la época de la escuela secundaria
comprando cigarros sueltos con “Doña Consi” para terminar el 21 de diciembre de 1987, ante los ya notorios
estragos de salud que se manifestaban en mi persona. Dejar de fumar fue para un servidor relativamente fácil,
después de infructuosos intentos por arrancarme el vicio; apagué el cigarro y me juré no volver a encender
uno en mi vida y hasta la fecha, transcurridos casi 24 años lo he cumplido. A esta distancia me congratulo de la
decisión y de haber tenido la fuerza de voluntad para no recaer en el vicio del cigarro; una adicción que
disfruté mientras duró y que reconozco es muy sabrosa. Es más, si yo pudiera consumir únicamente 3 o 4
cigarrillos al día, volvería a fumar, pero mi dependencia al cigarro es tal que no me controlaría para consumir
las dos cajetillas diarias que hace 24 años tenía como cuota.
Debo reconocer que nadie me indujo al vicio; lo agarré
porque quise, por imitación o por la razón que haya
sido, pero no recuerdo a compañero alguno que me
haya obligado a fumar. Menciono esto porque en esa
época el Dr. Alfredo Díaz Angulo “El Guellito”, hombre
de todos mis respetos y a quien profeso un especial
afecto, impartía la materia de biología a los alumnos
que cursábamos el primer año, y que durante su
disertación acostumbraba disfrutar de algunos
cigarrillos con un envidiable estilo para inhalar y
mantener el humo en sus pulmones durante un largo
Leopoldo Espinoza, Abelardo Reynosa, Ramón Leyva, Raúl rato antes de exhalarlo, provocando en todos nosotros
Aguilar, Chiquita Espinoza, Marcia Valenzuela, Chichí un deseo por terminar la clase y arrancar con “Doña
Soto, Yolanda de Espinoza. Consi” a comprar un cigarro de 5 centavos.
No sé cuántos años haya fumado “El Guellito”, ni cuánto tiempo tenga sin hacerlo, pero al verlo tan saludable
y siempre activo, valió la pena el sacrificio que haya hecho por abandonar el cigarro.
El pasado sábado 12 de marzo asistí en compañía de mi media naranja a la comida baile que año tra s año
organiza el grupo de entusiastas señoras que hace muchos años integraban el Club Cigalle. Hermosas damas
que ya frisan los setentas pero que manifiestan un especial cariño por Guamúchil y por todas sus amigas y
amigos de aquellos tiempos, además de una envidiable emoción y amor por la vida.
Fue hermoso saludar a Rosita Beltrán, Ana Celis, Anabolena Ruíz, Lulú y Lauris Vidales, Lichita de Camacho, las
hermanas Buelna, Florita Gil, María Elena Rochín, a la siempre bella Victoria Menchaca, “Pita” Wong, Minerva
Castro, Célida Vidales, Tere Sánchez, Drucila y Norma Díaz, Leovi Díaz, Marina Díaz, Margot Tisnado, Luz
Berthila Elizalde, mi entrañable amiga “Chita” Carbajal, Raquel González, Josefina Schmiduber y muchas más
~ 112 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

jóvenes de espíritu que escapan de mi memoria. De los hombres a Humberto López Rochín bailando con sus
120 kilos a cuestas, Ricardo Favela, “Chichí” López Rochín, José Hugo Villaverde, Manuel “Calayo” Sánchez que
se desprendió desde Mexicali, Jorge Aguilar, Aureliano Inzunza, Pablo Lapelúz que se arrancó desde
Monterrey, Raúl Aguilar, Ramón Leyva y muchos más sufridos maridos.
En este convivio se rindió un merecido homenaje al Dr. Alfredo Díaz Angulo “El Guellito” y su respetable
esposa Armida Belmontes, por su larga y reconocida trayectoria de servicio a la comunidad, además de una
justa felicitación por haber llegado a los 58 años de matrimonio. Un emotivo discurso de la profesora Celia
Pérez, a nombre de todos los asistentes, le dio marco al evento, que cerró con una sentida participación del
Dr. Díaz Angulo agradeciendo el reconocimiento y la agradable compañía de tantas y tantos amigos que ha
formado a lo largo de su vida. Dios mediante nos vemos el año que viene. (Abril 2011)

~ 113 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

ESTAS IGUALITO.

“El recuerdo es el único paraíso del cual no podemos ser expulsados (Anónimo)…El pasado sábado 22 de
noviembre asistí en Guamúchil, por segunda ocasión, al hermoso baile organizado por un selecto grupo de
bellas damas de la localidad, quienes hace muchos años integraron un club denominado Cigalle que en su
tiempo se distinguió por los magníficos eventos que celebraba. A este convivio fuimos convocados,
principalmente, aquellos que ya rebasamos los sesenta años de edad y a quienes fue dedicado este baile,
como un interesante medio para reunir amigos y amigas originarios de Guamúchil y radicados hoy en
diferentes ciudades de nuestro país. Así fue como tuvimos la oportunidad de saludar a coterráneos
procedentes de Monterrey, México, Guadalajara, Morelia, Mexicali, etc., algunos de los cuales no veíamos
desde hace largo, larguísimo tiempo. El baile se celebró en un amplio y confortable salón de fiestas por el
rumbo del Río Évora y fue amenizado por una conocida orquesta de la localidad (cuya eliminación de las
bocinas hubiera sido perfecto), que nos hizo bailar melodías de antaño hasta que el cuerpo se cansó,
(lamentablemente más pronto de lo que quisiéramos). Al ritmo de nocturnal, norma la de Guadalajara,
nereidas, azul, y muchas otras preciosas melodías de gratos recuerdos transcurrió la noche en una afectuosa
alegría y abrazos constantes de quienes en un momento dado se reconocieron y recordaron sucesos del
Guamúchil de los años cincuenta y sesenta.
Se le rindió un sincero homenaje a la reina del cincuentenario de Guamúchil Aidé Angulo (qepd). Abrieron la
velada desfilando como embajadoras acompañadas de sus respectivos chambelanes las siempre simpáticas y
preciosas Hercilia Valencia del brazo de su inseparable esposo Pablo Lapelùz, Carmelita González con el
siempre atento Oscar Sánchez, Florita Gil hizo el recorrido acompañada de Arturo (Chichì) López Rochìn,
Hermelinda Moya muy feliz con su retoño Píndaro Inzunza, Lauris Vidales igualmente del brazo de su hijo José
Antonio Riestra y cerrando la presentación hizo su entrada mostrando su natural belleza la reina de la noche la
Sra. Elvia Sánchez, quien fue coronada por el Dr. Jorge Casal González, Presidente Municipal de Salvador
Alvarado. Los abrazos efusivos, acompañados de sinceras expresiones de sorpresa por tantos años sin verse y
la alegría del reencuentro, se repitieron por toda la noche. ¡Estas igualito! ¡No has cambiado nada! (Pues que
amolado estaba antes). Se oía por doquier, no obstante la notoria falta de pelo en algunos o la cabeza
totalmente blanca en otros, como si coincidentemente la mayoría hubiéramos comprado en una barata el
mismo tinte de pelo color blanco, eso sin considerar los muchos kilos de más que algunos mostramos con
orgullo sobre nuestros cuerpos. Por el contrario no faltaron las personas que por su larga ausencia fue difícil
identificar en principio y que generó la propuesta de llevar un gafete en el pecho con los principales datos de
cada quien para el próximo baile. ¿Eres el Regis, verdad?, me pregunta alguien. No la amueles le contesto, mi
hermano Regis es mayor que yo 10 años. ¿Quién es la del vestido rosa que no perdió pieza de baile alguna? Se
preguntaban otros. Al final y venidas las aclaraciones, todos como una sola familia terminamos la velada en
una hermosa noche que esperamos se repita años tras año y si así sucede, desde este momento hago una
invitación a todos los que nos lean y sepan de este evento para que no falten el año próximo. (11.2011)
~ 114 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

BENDITA RUTINA

“A veces rompe un poco la rutina y disfruta más de lo que la vida te regala” (Popular)…Y después de la
tempestad, vino la calma. Se inicia el 2011 y regresamos a disfrutar de la bendita rutina. Pasó ya la navidad y el
año nuevo y con ellos la visita de los hijos y los nietos, que desde su lugar de residencia hicieron viaje para
disfrutar de su tierra, sus amigos y su familia este fin de año; que por haberse casado con personas de otras
ciudades realizan cada dos años; uno en casa de sus suegros y otro en su casa de Culiacán.
El silencio rutinario de la casa, habitado solo por mi esposa y un servidor desde hace 10 años, se ve de pronto
invadido por las risas, los juegos, los pleitos, las discusiones , además de sus padres, de 6 nietos. Dos señoritas,
una de 19 y otra de 15, la primera en profesional y la segunda en preparatoria, cuya vida parece depender
exclusivamente de su teléfono celular, la computadora y el envío de cientos de mensajes para todos los
confines del país, y más específicamente a los
novios.
Una preciosa pequeña de secundaria que por su
edad, 12 años, no encaja con las dos señoritas
mayores y no acepta a sus primos menores, lo
que la mantiene entre la plática de los adultos
que supuestamente no debe oír y los aburridos
juegos de los niños.
Un tranquilo jovencito de 11 años de edad, de
sexto de primaria, que ocupa la mayor parte de
su tiempo jugando en su aparato electrónico,
que no suelta ni de noche ni de día, y que peca
de intelectual. De carácter tranquilo, pero muy
inteligente. Excelente jugador de futbol
americano.
Un aguerrido bulldozer de 10 años, de cuarto de primaria, que deja la casa tal y como la dejaría un asalto de
los indios en su mejor época. Adornos de la mesa rotos, por los suelos. Sillas tiradas y golpes de pelota por
todas las paredes. Un pequeño hiperactivo, campeón goleador en su tierra Monterrey, que derrocha energía
todo el santo día, para, gracias a dios, caer rendido en las primeras horas de la noche. Y por último, la
xocoyota de la familia, una niña de 6 años de vida, que clama a gritos que alguien le haga caso y la tome en
cuenta.
El comedor, que solo se utiliza en estas ocasiones, fue insuficiente para albergar a tantos comensales, todos
vestidos con sus mejores galas, esperando con ansiedad la venida del niño dios y el obligado intercambio de
regalos. Una sabrosa cena preparada por “mamanina” fue el éxito de la noche. La noche de año nuevo
bailaron, cantaron, corrieron y gozaron de una fiesta familiar inolvidable.
~ 115 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Hoy todo ha pasado; abrazos de despedida, lágrimas y recomendaciones para el viaje. Unos a Monterrey,
otros a México y Guadalajara. El silencio regresa a la casa; las recamaras estarán vacías hasta dentro de dos
años. Y como dice la canción: “dicen que no se sienten las despedidas, dile a quien te lo dijo, que se despida ”
(Enero 2011)

~ 116 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL CHATO.

“Un perro es lo único en la tierra que te ama a ti más de lo que se ama a sí mismo” (Anónimo)….El Chato no
pertenecía a una raza en especial, ni tampoco lo necesitaba para pasearse muy orondo por todo el barrio y
coquetear con las perritas de las casas vecinas. Era corto de estatura y probablemente con cruce de perro
salchicha por su longitud, pero indiscutiblemente tenía también orígenes de raza corriente. Pero eso no
importaba, tenía un gran corazón, una cariñosa mirada y una efusiva manera de demostrar su amor por
nosotros. El Chato nació de una perra propiedad de Rosario “Chayo” Camacho, conocido por dedicarse a la
venta de pirulines, quequis y agua cebada, según la temporada y que vivía por el callejón segundo, entre
Hidalgo y 5 de Mayo. Formó parte de una camada de cuatro críos, donde sobresalía por ser el único machito y
tener la cola bonchi. En cuanto lo miré supe que ese animal sería mío y así lo fue durante 16 años.
Yo debo haber tenido 8 años de edad cuando lo adoptamos. El nombre de Chato fue una ocurrencia porque
de chato no tenía nada, pero de alguna forma había que bautizarlo. Mi madre lo
regañaba como si fuera su hijo y en ocasiones le alcancé a escuchar que hacia mas caso
que nosotros, y probablemente tenía razón. Celoso guardián de la zapatería se pasaba
horas echado en la banqueta vigilando la entrada y salida de los clientes, gruñendo
discretamente ante la presencia de algo que no le gustara. Por la noche, dormía bajo mi
catre, siempre acechando y alerta a cualquier ruido sospechoso.
Cuando me fui a continuar mis estudios a la ciudad de México el Chato se quedó muy
triste, y prueba de ello es que durante las vacaciones y al verme llegar después de
varios meses de ausencia prácticamente se volvía loco de alegría, entraba por una
puerta y salía por otra en desaforada carrera, movía con rapidez su pequeña cola,
saltaba hacia mis brazos, se me restregaba en mis piernas y créanlo, el Chato lloraba de
felicidad. Pasada la euforia, se sentaba en la banqueta en una pose de orgullo, ladrando
como informando al barrio que yo estaba en casa. Pasaron los años y mi querido perro fue perdiendo
facultades, menos su bondadosa mirada. Caminaba con paso lento, cansado, ladraba con dificultad, sin ánimo,
sin amor por la vida. Probablemente la vida le estaba cobrando las facturas de sus travesuras de juventud.
Tenía ya 16 años de existencia, comparable a una persona de más de 90 años de edad. Murió trágicamente.
Todos lo lloramos y a tantos años de su muerte mis hermanas y yo tenemos aún gratos recuerdos del famoso
Chato. (10.2014)

~ 117 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

CUANDO LOS AÑOS PASAN

“Por mi parte han de disculparme, pero yo no tengo tiempo para hacerme viejo. Con su permiso”(Popular)...Es
triste reconocer que cuando los años pasan y nos convertimos en personas de la edad adulta, adultos en
plenitud, personas de la tercera edad o simplemente viejos, como usted quiera llamarle que para el caso es lo
mismo, solo vemos a familiares y amigos en las bodas o en los velorios. En las primeras, las bromas corren por
cuenta de nosotros hacia los jóvenes que aún no se deciden a contraer matrimonio, invitándolos a ser los
siguientes. En los segundos, las bromas provienen de los jóvenes, quienes nos preguntan, con cierta crueldad,
sobre quien es el que sigue.
En las bodas, arribamos al salón donde se celebra el festejo buscando de inmediato la mesa más alejada del
conjunto musical, trátese de quien se trate, huyéndole al descomunal ruido que a través de un interminable
número de bocinas, colocadas cual si fuera una pirámide egipcia, reproducen los sonidos musicales que
amenizarán la fiesta durante todo el tiempo que dure la misma, sin un segundo de descanso, y en el que por
ningún motivo podremos entablar una conversación
con él o la compañera de mesa sin exponernos a una
severa laringitis, que a nuestra edad puede ser de
lamentables consecuencias. Si en algún momento de
la fiesta nos atrevemos a bailar al escuchar melodías
de nuestro tiempo y lo hacemos por un largo rato,
tenga usted la seguridad que amaneceremos como si
nos hubiera atropellado un camión en plena avenida
Rosales, deseando que no se vuelva a casar ningún
conocido o pariente dentro de los siguientes doce
meses.
En los velorios, acudimos con toda la solemnidad posible ofreciendo nuestras sinceras y siempre respetuosas
condolencias a los familiares del finado en un recorrido por toda el área que ocupa la funeraria, para terminar
con un grupo de amigos enfrascados en una conversación que inicia detallando las causas de la muerte y el
grado de amistad con el fallecido, para continuar en una larga e interminable conversación sobre diferentes y
variados temas. Concluida la velada, quien da muestras de atropellamiento es el corazón por la pérdida del
amigo que se nos adelanta en este camino de la vida. Las reuniones de la confraternidad nos dan la
oportunidad de no esperar las bodas o velorios para compartir el pan y la sal en una sana convivencia que ya
está cerca de los 20 años de realizarse semanalmente.
La añeja y entrañable amistad que nos une permite decir y aceptar bromas de alto calibre, generalmente
referidas a la edad, como las que frecuentemente se hacen al ver llegar a los confraternos mayores de 60
años, entre los que me encuentro yo, indicando que dejaron abiertas las puertas del panteón y aumentó la
asistencia para formar el quórum requerido. Este selecto grupo de coterráneos sexagenarios y más lo
~ 118 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

componemos: Humberto López Rochìn, Antonio, Aquino y Edmundo Angulo Valdés, Manuel Beltrán, Salomón
Gaxiola Castro, Humberto y Arturo Tapia Lizárraga, José Humberto y Miguel Choza Gaxiola, Macario Camacho
Robles y un servidor. Un grueso pelotón de quincuagenarios nos sostiene con vida, gracias a la hermosa
amistad y compañerismo que nos hermana, tratando de alargar el tiempo en el que formarán parte del
consejo de ancianos de la confraternidad. Los jóvenes mantienen un respetuoso compañerismo que le
proporciona sangre nueva y vigorosa a la confraternidad para que ésta esté siempre vigente.
A todos, amigos de siempre y para siempre, los invito a continuar unidos por nuestras raíces y que pronto
celebremos el desayuno número mil de la confraternidad. (Octubre 2010)

Reginaldo, María Luisa, Abelardo y Griselda Reynosa Vega. 1966

~ 119 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

CUATRO DECADAS

El pasado 18 de junio, la generación 1965 – 1970 de ingenieros químicos de la Escuela (Hoy Facultad) de
Ciencias Químico Biológicas de la Universidad Autónoma de Sinaloa, celebró el 40 aniversario de haber
concluido sus estudios con una ceremonia solemne que se llevó a cabo en el auditorio de la facultad y culminó
con un alegre convivio en conocido restaurant campestre de Bacurimí. En ese marco, el Dr. Víctor Antonio
Corrales Burgueño, Rector de la centenaria casa de estudios, me entregó un reconocimiento por mi modesta
participación en la formación de la generación de referencia y por haber sido el director de la escuela en la
fecha que egresaron los que en ese día se festejaban. Días antes, el 14 de mayo, recibí de parte del Rector otro
reconocimiento por haber creado la licenciatura en ingeniería bioquímica en el año de 1971 y que hoy es la
carrera de mayor prestigio en la Universidad. Estas distinciones las acepté con mucho orgullo y permanecerán
en lo que me resta de vida en un lugar muy especial dentro de mí.
La historia se inició hace 43 años, cuando cuatro
profesionales de la ingeniería química, egresados de
universidades foráneas, fuimos invitados a colaborar como
maestros de tiempo completo en la recientemente creada
carrera de ingeniería química. Fernando Aguado Novoa, de la
Universidad de Guanajuato, quien poco acostumbrado al
calor sinaloense impartía sus clases a partir de las 4 de la
mañana; Juan Daniel Escoto Rubio, también de la Universidad
de Guanajuato, un excelente maestro de Electroquímica;
Fernando Orozco Ferreira, egresado de la Universidad de
Guadalajara y un sólido pilar en la impartición de las materias
básicas de la carrera. Los tres ya fallecidos. Y un servidor
egresado del Instituto Politécnico Nacional, con la responsabilidad de impartir las materias de diseño de
equipo, ingeniería industrial, físico química y dibujo industrial a la primera y segunda generaciones que
cursaban en ese tiempo el cuarto y quinto año.
En 1969 fui designado secretario académico de la escuela y director de la misma para el periodo 1970 – 1972.
El 7 de abril del último año de mi gestión presenté mi renuncia, separándome del cargo y de la Universidad. 40
años se dice fácil, se escribe fácil, pero para quienes ya los hemos vivido es toda una vida. Hoy, la FCQB cuenta
con modernos laboratorios, pero en aquellos tiempos los cambiadores de calor, las torres de destilación, los
evaporadores, el equipo de flujo de fluidos y otros eran sustituidos por mucha imaginación ya que no
contábamos con equipo alguno para realizar prácticas de laboratorio. La escuela tenía 8 aulas, todas ellas sin
refrigeración para acomodar los 15 grupos de las tres carreras que se imparten aun en la FCQB. La
administración de la escuela estaba integrada por un director, un secretario, una secretaria y un encargado de
almacén. El personal docente se componía solamente por 8 profesores de tiempo completo y el
~ 120 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

resto por maestros por asignaturas. Todos ellos con un


alto espíritu de servicio y un profesional ejercicio de la
docencia.
Es altamente satisfactorio mencionar que, dicho por el
Rector, la Facultad de Ciencias Químico Biológicas es
actualmente la mejor escuela de la Universidad
Autónoma de Sinaloa. (Junio 2010)

Miembros de la Generación 65-70 de Ingenieros Químicos.

Ing. Abelardo Reynosa y Esposa con QFB. María de Jesús Angulo.


Reina de la Universidad 1960. (Qepd)

~ 121 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

DON REGINALDO R. REYNOSA

“En muchas cosas de la vida, la laboriosidad puede conseguir más que el ingenio” (Anónimo)….Don Reginaldo
R. Reynosa gustaba de intercalar la inicial de su apellido materno en la firma y al escribir su nombre,
probablemente por costumbre de antaño, aunque él aducía que la erre intercalada le daba fuerza y
notoriedad al nombre. Dejémoslo así. Don Reginaldo nació en el puerto de Mazatlán en 1901 de padre
duranguense y madre originaria de La Noria, municipio de Mazatlán. De oficio zapatero y aficionado a los toros
conquistó el corazón de una joven, 15 años menor, en el pueblo de Ixpalino, San Ignacio, después de una
espectacular corrida de toros en la que el atrevido torero (Don Reginaldo) cortó orejas y rabo en las fiestas del
pueblo por el año de 1933 y en la que recibió una peligrosa
cornada que le marcó los costados con sendas cicatrices de
por vida.
El joven matrimonio instaló su hogar originalmente en El
Rosario, Sinaloa, donde nació su primer hijo en el año de
1934. Enterados del auge económico producto del garbanzo
de la región del Évora, emigran a Estación Guamúchil en
compañía de Don Octaviano Meràz y esposa, también de
oficio zapatero, con quien inicia asociado por unos meses el
negocio de la fabricación de calzado. Fue así como el 20 de
noviembre de 1934 se separa del señor Meràz, inaugurando
Don Regis. 1970. Don Regis 1954
la Zapatería Regis en 16 de septiembre y callejón segundo,
lugar donde permaneció hasta el mes de enero del año 2004.
70 años calzando tanto a las familias pobres como de la alta sociedad de Guamúchil y sus alrededores,
fabricando calzado ortopédico sobre pedido y zapatillas especiales de número grande para mujeres, botas
especiales para las alumnas del Colegio Renacimiento en vísperas de los desfiles conmemorativos del 16 de
septiembre y 20 de noviembre, principalmente y huarache de piel trenzada idóneos para el clima caliente de
la región.
Aquí aprendí a poner tacones y tapitas a las zapatillas de mujer, tacones y medias suelas a los zapatos de
caballero, fabricar huarache y apoyar en la elaboración de botines, botas y zapatillas. De esta actividad
salieron los dineros que me permitían invitar al cine, a cenar de vez en cuando y a los bailes a la novia, jugar
billar en el Cristal y llevar mi primera serenata.
Don Reginaldo vendía su producto al contado y a crédito sin intereses, anotando en un pedazo de papel el
nombre del solicitante, la fecha, el tipo de calzado adquirido y el “entre” dado. El domicilio no se requería ya
que el deudor era conocido, anotando solo el rancho de procedencia si éste no radicaba en Guamúchil. La
otra banda, la pala, la loma y la laguna dentro del pueblo y fuera de él Los Achires 1, Los Achires 2 y Los
Achires 3, Capomos, San Isidro, Tultita, Majoma, La Piedra, Guamúchil Viejo, El Taballal y otros más, fueron
~ 122 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

localidades que recorrí infinidad de veces montado en una bicicleta


marca Búfalo, visitando a los clientes para solicitar el abono
correspondiente que podía ser desde 50 centavos hasta 5 pesos y por lo
cual se me entregaba una pequeña pero deseada comisión. Con el paso
del tiempo y el peso de los años Don Reginaldo R. Reynosa fue
disminuyendo la fabricación e incrementando la compra a mayoristas
de Culiacán y Guadalajara para la reventa, hasta la total desaparición de
lo que fue el taller original.
Don Reginaldo falleció un jueves santo de 1980 después de un desvanecimiento que lo envió al piso dentro de
su querida zapatería y del que no quiso levantarse manifestando sentirse muy cansado y con pocas ganas de
seguir viviendo. Esa noche su corazón se negó a seguir latiendo y mantener con vida su cansado cuerpo. Doña
Carlota Vega de Reynosa sostuvo la zapatería hasta su muerte en 1995, fecha en la que pasa a manos de la
menor de las hijas del matrimonio Reynosa Vega.
Don Reginaldo R. Reynosa y Doña Carlota Vega descansan en paz velando desde el cielo porque todos sus hijos
seamos felices. Un recuerdo de todos. (Abril 2008).

~ 123 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

DONDE QUEDO LA CINTURA

“¿Quieres sentirte mejor, tener más energía y hasta vivir más? Simplemente haz ejercicio” (Popular)….Las
personas con escaso sobrepeso pueden eliminarlo con dietas o ejercicio. Sin embargo, cuando el exceso de
peso es considerable se hace obligada la cirugía. Si bien lo mejor es llevar una vida sana, una alimentación
balanceada y hacer ejercicio de manera diaria, hay quienes no iniciaron con este tipo de rutinas a tiempo y
ahora deben recurrir a medidas drásticas. La obesidad va a ser el problema de salud pública más importante y
peligroso que tengamos en el mundo y en México. Dentro de pocos años, de no corregirse este problema, no
serán suficientes los hospitales para atender las complicaciones que genera la obesidad. Sinaloa presenta un
alto porcentaje de niños obesos, principalmente por los malos hábitos alimenticios y la vida sedentaria que
llevan, motivada en gran medida por los avances tecnológicos actuales y la inseguridad que prevalece en la
entidad, que obliga a los padres a no permitir que sus hijos jueguen en la calle.
En el Guamúchil de antaño acudíamos a la escuela por la mañana y por la tarde,
tanto en la primaria como en la secundaria. Lo que nos obligaba a caminar, en
algunos casos, considerables distancias. Prácticamente no existía la comida chatarra
y por la noche y los fines de semana los juegos infantiles nos enviaban a la cama
exhaustos de tanto correr en busca de la reata escondida, de jugar a los encantados
o de anotar carreras en un juego de béisbol con pelota de trapo. Disfrutábamos por
horas nadando en el rio, correteando conejos o liebres en el monte. Realizábamos
largas excursiones en bicicleta al Taballal, Capomos o San Isidro. No recuerdo un
solo compañero de escuela con obesidad, salvo uno que otro ligeramente llenito.
Las jovencitas, con rarísimas excepciones, mostraban una linda cintura que
podíamos abarcar al bailar. En Ellas, además de los malos hábitos en el comer y la
Esperanza Soto y falta de ejercicio, se suman las características del vestir que la moda impone.
Abelardo Reynosa.1963 Pantalones de tiro muy corto y faldas a la cadera que han cambiado la cintura de
mínima medida por una expuesta llantita de grasa. No obstante que la moda cambie, deberán pasar muchos
años para que el sexo femenino vuelva a tener la cintura de otros tiempos.
Si dejamos en un segundo plano el aspecto visual que conlleva la gordura y analizamos los problemas de
diabetes, hipertensión arterial, aumento de colesterol, desgastes en articulaciones y dolores en la columna, así
como las consecuencias emocionales que tarde que temprano afectaran a las personas con exceso de peso, es
necesario que de inmediato hagamos el propósito de realizar ejercicio y disciplinarnos en el comer. Con la
experiencia de 30 años realizando una caminata mañanera de 60 minutos, la que en principio hacia corriendo,
para luego solo trotar y hoy por recomendación médica solo me concreto a caminar, yo los invito para que
antes de salir corriendo a la tienda a surtirse de zapatos tenis, cachucha, pans y sudadera, formemos primero
el hábito, que como dice el autor del libro “El Monje que vendió su Ferrari”, se logra después de 21 días
ininterrumpidos de hacerlo. Suerte. (Septiembre 2011)
~ 124 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL VALIENTE

“La valentía no es la ausencia de miedo, sino la habilidad para controlarlo” (Popular)… Este pensamiento
viene a mi memoria al recordar las ocasiones que he sido amenazado con arma de fuego de por medio y
donde, lo reconozco fehacientemente, el miedo invadió todas las fibras de mi cuerpo. La primera vez sucedió
en la ciudad de México, cerca de las once de la noche por el año de 1961. Después de varias horas de estudio y
en pleno período de exámenes, me disponía a mitigar el hambre con unos sabrosos tacos de lengua y cabeza,
muy famosos por el barrio, cuando justo a mi derecha un militar arremetía contra su pareja, golpeándola sin
miramiento alguno. Sintiéndome el “Chapulín Colorado”, que en esas fechas aun no existía, reclamé al
miembro del ejército su proceder al tiempo que le detenía su mano para evitar siguiera lastimando a la mujer.
El frio cañón de una pavorosa pistola escuadra en mi frente al momento de escuchar: Tú no te metas, Hijo
de…, me quitó inmediatamente mis ínfulas de valiente, retirándome con el corazón latiendo aceleradamente y
la cola entre las patas.
La segunda ocasión se presentó durante el movimiento universitario en contra del Rector de la Universidad
Autónoma de Sinaloa, el Dr. Gonzalo Armienta Calderón en el año de 1972. Siendo director de la Escuela de
Ciencias Químicas me disponía a entrar al edificio principal de la vieja casa de estudios, cuando vi frente a mi
pecho una pequeña pistola revolver, probablemente calibre 22, blandida por un conocido “enfermo” que hoy
ocupa importante puesto en el gobierno que tanto criticó y con más dinero que los ricos que tanto atacó,
impidiéndome la entrada a mis oficinas. Cabe mencionar que de todas las ocasiones que me han amenazado,
ésta fue la que menos temor me causó. No le vi alas al caballo.
El tercer amago ocurrió en el 2003, después de un insignificante problema de tránsito por la Avenida Obregón
de la ciudad de Culiacán. Sin percatarme de ello fui seguido por una camioneta operada por un joven de
escasos 20 años, quien al estacionarme en conocido banco me hundió el cañón de un enorme revolver(al
menos así lo vi yo) en el estómago, al momento que me decía: Pinchi viejo pendejo, a la próxima te mato.
Créanlo, lo de pinchi pasa, lo de que te mato preocupa, pero lo de viejo, eso sí duele.
Y esperando que haya sido la última, en el año 2008 fui asaltado con aterradora arma de fuego para robarme
la camioneta en el estacionamiento de un centro comercial de la ciudad. Un chamaco de no más de veinte
años con claros efectos de haber ingerido drogas me grita: deme las llaves o le pego un tiro. Al ver mi duda,
por tres ocasiones me repite la orden. Obviamente y ante tan claras palabras le entregué las llaves y el
teléfono celular. Con tan buena suerte que en menos de dos horas recuperé el vehículo que habían dejado
abandonado en una calle cercana al asalto. Como ustedes habrán concluido, con estas cuatro experiencias
aunadas a la fulminante pancreatitis que me atacó en 1994, las vidas de gato se me han reducido y mi fe en
Dios se ha acrecentado. (Marzo 2013)

~ 125 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL VIAJE

“En todo matrimonio que ha durado más de una semana existen motivos para el divorcio. La clave consiste en
encontrar siempre motivos para el matrimonio” (Robert Anderson)….Presenciar la ceremonia en la cual dos
jóvenes contraen matrimonio y se comprometen a compartir sus vidas es muy interesante. Ser testigos del
nacimiento de una nueva familia, que en corto tiempo será parte fundamental de la sociedad, es digno de
reflexión. Dos culturas, hábitos y costumbres diferentes convivirán a partir de que juran amarse y respetarse
para siempre. Una amplia sonrisa cubre el rostro de los novios, felices por el viaje que realizarán. Un viaje del
que no conocen ni la duración ni el final del mismo, pero en el que incuestionablemente habrá ratos buenos y
ratos malos; se presentarán momentos de gran alegría unos y de mucha tristeza otros; situaciones difíciles y
complicadas en ciertas etapas; satisfactorias y desagradables en otras. Un viaje que iniciarán solos y que
finalizaran solos, pero al que se sumaran nuevos personajes que los acompañarán durante un extenso tramo
del recorrido; irán llegando de uno en uno y se
retiraran de la misma forma, pero durante el tiempo
que los acompañen ocuparan un espacio muy
importante.
Independientemente de la duración del viaje que en
ese momento inician, deberán recordar que el amor
nunca se termina, lo que se acaba, lo que cambia son
los detalles, las actitudes. Por una regla no escrita, en
corto tiempo, los cónyuges nos olvidamos de las
serenatas, de las flores, de los piropos, del anillo de
papel de una cigarrera, del cuidado personal; de todas
aquellas pequeñas y aparentemente insignificantes
Edén Camacho y Kiara Valenzuela Soto. acciones que mantienen viva la llama del amor.
En este corto o largo espacio, no deberán malgastar su tiempo tratando de hacer cambiar el uno al otro. No
pierdan la oportunidad de ser felices esperando que él o la compañera cambien; hagan lo imposible por
cambiar primero a sí mismo.
Al casarse, se subirán al tren de la vida en matrimonio con una ligera maleta, la que al final debe ser del mismo
tamaño o quizá mucho menor. Deberán hacer hasta lo imposible por no llegar a la última estación cargando
con pesados baúles y maletas llenas de rencores, de las ingratitudes y problemas con los hijos, de las
infidelidades de la pareja, de maltratos, de faltas de respeto; porque en esa etapa nadie les ayudará a
cargarlas; será responsabilidad exclusiva del maduro matrimonio y que mejor que el peso del equipaje sea lo
más ligero posible y amorosamente compartido.
Con todo cariño dedico esta columna a Kiara y Edén, que ayer sábado formalizaron su matrimonio ante la ley
de Dios. Les deseamos un feliz viaje. (Octubre 2012)
~ 126 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

ERNESTO”GÜERO”VALENZUELA

“Los amigos falsos son como las sombras, solo nos siguen cuando brilla el sol” (Anónimo)… Ernesto “Güero”
Valenzuela podrá tener muchos defectos, pero su don de gentes, su caballerosidad, su profesionalismo y su
concepto de la amistad los minimizan, por no decir que los eliminan. Ernesto y yo nacimos por el mismo
barrio, nos separaba cuadra y media de distancia. De él puedo contar mil anécdotas. Como estudiantes, sin ser
de la misma generación, viajamos juntos a la ciudad de México varias veces dado que estudiamos en la misma
época en el Instituto Politécnico Nacional; Ernesto la carrera de Contador Público en la ESCA y yo la de
Ingeniería Química en la ESIQIE. Meticuloso en grado exagerado, nos sometía siempre a sus reglas de viaje.
Fanático de Pedro Infante y de Javier Solís conserva desde aquellos tiempos una valiosa cantidad de discos de
estos dos cantantes. Aficionado a la fotografía es poseedor de una colección envidiable de retratos de
edificios, personas y acontecimientos de Guamúchil que no duda en compartir con quien se lo solicite. En
alguna ocasión tuvimos amores de juventud por el mismo barrio.
Durante los últimos 25 años ha sido el promotor y organizador de la reunión de egresados de la escuela
secundaria que terminamos los estudios entre 1956 y 1959; en esta ocasión nos convocó a la comida anual a
la que asistimos, entre muchos otros, previo permiso del panteonero municipal: Arturo “Chiqui” y Humberto
“Beto” Tapia, Salomón Gaxiola, Feliciano “El Cuate” Heredia, Oscar “Coca” del Real, José “Che” Ceceña,
Francisco “Paquin” Argüelles, Raúl Aguilar, Johnny Patterson, Clemente Espinoza, Arturo López Rochin, Miguel
Ángel “Miky” Elizalde, Jorge “Güero” Verdugo, José Hugo Villaverde, Florita Gil, René Valenzuela, Fernando
Mariscal, además de Ernesto “Güero” Valenzuela y un servidor.
Una reunión en la que sumaban más de mil años de edad y en la que prevaleció el entusiasmo y el buen
humor de un grupo de viejos amigos con una enorme cantidad de juventud acumulada y un desmedido
sentido de la amistad y de amor a su terruño.
“Coca” del Real olvidó su fecha de nacimiento, por lo que se le recomendó mandar hacer una prueba de
carbono 14; método efectivo para determinar la edad de los dinosaurios. Arturo y Humberto Tapia
acompañaron la comida con un refresco de naranja entre los dos, no se supo si por codencia o por miedo al
azúcar. Johnny Patterson permaneció muy callado; quizá por prudencia o porque no lo dejaban hablar. René
Valenzuela lucía una cabellera “Just for Men” de color negro azabache, que ni en sus años mozos tenia. A
solicitud de “Coca” del Real se guardó un minuto de silencio por los compañeros que se han adelantado en el
camino. Considerando la edad de los presentes, se acordó que el año próximo se guardará más de media hora
de silencio por los ausentes, siempre y cuando todavía exista alguno para solicitarlo.
Una reunión de contrastes, no obstante ser todos casi de la misma edad. Unos con el pelo completamente
blanco, otros envidiando a los que todavía tienen, sin importar el color que sea; se distinguían los de pelo y
bigote pintado. Las pastillas para el colesterol, la hipertensión, el ácido úrico, las reumas y otros males
menores rifaron en la mesa.

~ 127 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Una comida verdaderamente agradable gracias a la iniciativa de Ernesto “El Güero” Valenzuela, a quien por
unanimidad se le nombró organizador Ad Perpetuam por los años que podamos estar presentes y recordar
que nacimos, crecimos y somos guamuchilenses de todo corazón. Vaya para mi entrañable amigo Ernesto
Valenzuela mi reconocimiento por su voluntad de mantener vivos los lazos de amistad y de amor por la tierra
que nos vio nacer. (Noviembre 2012)

Ramón Leyva Payán, Abelardo Reynosa Vega, Ernesto Valenzuela Aguilar, René Valenzuela Aguilar.1995

~ 128 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

GENERACIONES

“Cada generación se ríe de las viejas modas, pero sigue rigurosamente las nuevas ”(H.D.Thoreau)...Nuestros
abuelos y nuestros padres, nacidos a finales del siglo 19 y principios del siglo 20, representaron generaciones
que lograron sobresalir a base de un duro trabajo. La mayoría de ellos, escasamente con la primaria
terminada, los menos con estudios de secundaria y prácticamente muy pocos con estudios profesionales. Con
familias en las que había muchas bocas que mantener, obtenían el sustento con el amargo sudor de su frente
de diversas actividades. Guamúchil era un pequeño pueblo integrado por comerciantes, campesinos, meseros,
zapateros, mecánicos, cargadores, panaderos, matanceros, taxistas, peluqueros, albañiles, etc. Todos ellos
trabajando de sol a sol para darle a su familia el pan de cada día y a sus hijos la posibilidad de una educación
superior a la que ellos alcanzaron.
Las siguientes generaciones, nacidas en las décadas de
Puente Negro. Norte de Guamúchil. los cuarentas y los cincuentas y probablemente hasta
en los sesentas, cosecharon en cierta medida el
El Puente Negro del Ferrocarril.
producto del esfuerzo de sus progenitores. Un número
mucho mayor logró culminar sus estudios
profesionales, obteniendo con ello los beneficios que a
sus padres y abuelos les fueron negados por las
condiciones económicas de la época que les tocó vivir.
Estas generaciones ya contaron en algunos casos con
vehículos automotrices, luz eléctrica, refrigeradores,
estufas de gas y otras comodidades propias de la
modernidad. A partir de los setenta nace otro bloque
generacional que no conoció los catres ni las tarimas para dormir, las cachimbas para alumbrarse, la leña para
calentar la estufa, los escusados de madera al final del patio, los gallineros en la propia casa, los baños con
jumate y estropajo de mecate, los zarzos para conservar la comida, los cines sin techo, la crianza de un cochi,
las gallinetas de la laguna, los quelites con asadera y frijoles, el nixtamal para las tortillas, el papachio como
árbol de navidad, el olor a tierra mojada. No disfrutó el bailar de cachetito en el club Évora, bañarse en el río,
de la estación del ferrocarril como paseo dominical, la cacería de palomas por el rumbo de la casita blanca.
Una generación que nació con todo o casi todo. Una generación a la que cometimos el error de “darle lo que
yo no tuve, para que no sufra lo que sufrí”. Un bloque de jóvenes que duermen de día y deambulan de noche.
Una generación que ha disfrutado de comodidades sin trabajo alguno y que por este motivo no valora el
esfuerzo de sus padres y no alcanza a entender el gran error que está cometiendo. Una generación que creció
sin hambre y sin frio.

~ 129 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Y aquí podemos preguntarnos ¿Cómo será la generación que ya nació? ¿Cómo será la descendencia de los
jóvenes actuales? ¿Cuándo se cerrará el ciclo de este proceso caracterizado por la enorme diferenc ia de
valores? Si por una parte nos hemos cuestionado cómo será el mundo que le heredaremos a nuestros hijos,
por otra parte deberemos preguntarnos como serán los hijos que le dejaremos a este mundo. (Octubre 2012)

Iglesia de Guamúchil por los años 50.

Intersección de las calles 16 de septiembre y B. Juárez. En la acera izquierda: casa y cuartos de renta de
Don Cosme Castro, Zapatería Regis, Ferretería Tisnado. A la derecha: casa y Taller de Don Alejandro
Armenta con su pino salado ya desaparecido. Foto de los años 50.

~ 130 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

HALLOWEEN

“El educado difiere del no educado tanto como el que vive difiere del muerto” (Anónimo)….El domingo 31 de
octubre, la ciudad de Culiacán amaneció con los estragos de una noche pletórica de excesos a raíz de la
celebración de una tradición importada que ya se ha establecido en nuestro país, principalmente entre los
jóvenes: la noche de Halloween. Como todos los días, ese domingo inicié mi caminata en punto de las 6 de la
mañana, siguiendo la ruta que durante los últimos 25 años he recorrido infinidad de veces, por el camellón de
dos de las principales avenidas de la colonia Las Quintas, hasta completar los 5 kilómetros de rigor, que
recorro en aproximadamente una hora.
En los estacionamientos de conocido minisúper y de una placita comercial, amanecieron, como ya es
frecuente los fines de semana, grupos de jóvenes de ambos sexos que en completo y notorio estado de
ebriedad seguían festejando la noche de brujas con los equipos de sonido a todo volumen, provenientes de
lujosos automóviles y camionetas estacionados en cualquier parte;
algunos a media calle, otros sobre la banqueta, dentro de los jardines del
camellón, encima de las plantas y flores o en sentido contrario.
Esparcidos por toda el área: envases de cerveza, bolsas vacías de plástico,
hieleras de unicel, botellas de whisky vacías, cristales de botellas de vino
rotas, cajetillas de cigarros. En fin, un cúmulo de basura que le daban a la
zona un aspecto de denigrante suciedad.
En una esquina de estas transitadas vías de comunicación, un grupo de
conocidos caminantes cuchicheaban sobre el espectáculo que se
presentaba ante nuestros ojos. Hombres y mujeres cuyas edades
fluctuaban entre 18 y 30 años, atolondrados por el alcohol ingerido
durante toda la velada, realizando sus necesidades fisiológicas sin recato alguno, aprovechando la ocasión
para la práctica de encuentros sexuales, y utilizando un vocabulario de lo más soez y vulgar.
¿Dónde está la autoridad que permite estos desmanes? Exclamaba un sorprendido vecino. ¿Cómo permiten
que en ese minisúper se les vendan bebidas embriagantes a todas horas de la noche y la madrugada? Decía
otro indignado caminante. ¿Por qué no aparecen los convoyes que realizan rondines por toda la ciudad? No
pude dormir en toda la noche con la estridencia de la música, gritaba una irritada señora. ¿A quién le
corresponde hacer respetar el Bando de Policía y Buen Gobierno? clamaban todos.
Un discreto y observador deportista, que había permanecido callado, toma la palabra y dice: estoy de acuerdo
con ustedes en todo lo que han expresado, solo que yo agregaría ¿Y dónde están los padres de esos
muchachos y muchachas que a tan temprana edad son víctimas del vicio y la drogadicción? ¿Dónde están los
padres que permiten que sus hijos lleguen a dormir a estas horas de la mañana? ¿Dónde están los padres de
esas jovencitas que llegarán a su casa ebrias, a dormir todo el santo día? ¿Quiénes son esos irresponsables
progenitores que les dan carros del año a sus hijos para que destrocen los jardines, deambulen a toda
~ 131 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

velocidad y se expongan a sufrir un accidente con peligro de perder la vida? Recuerden, continuó diciendo el
interlocutor, que estos jóvenes son nuestros hijos, los hijos de nuestros amigos, de nuestros hermanos, de
nuestros compadres, de nuestros vecinos. Aceptado que la autoridad no cumple con su obligación, pero
mucho menos estamos cumpliendo nosotros como responsables directos de la educación y formación de
nuestros hijos. (sept. 2008)

Av. Ferrocarril frente a la estación, de Calle Hidalgo hasta 22 de diciembre.

~ 132 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

JAIME CASTRO URIAS

“Un amigo es alguien que quiere recorrer un rato conmigo el mismo camino”(Phil Bosmans)….En enero de
1960, mientras yo tramitaba mi ingreso a la Vocacional de Ciencias Fisicomatemáticas del Instituto Politécnico
Nacional; Jaime Castro Urías a quien sus amigos apodábamos “el pegoste”, lo que nunca supe por qué,
realizaba las gestiones para inscribirse en el H. Colegio Militar. Después de superar los difíciles exámenes de
conocimientos y las aún más complicadas pruebas físicas, fue admitido para cursar la carrera militar. Por
algunos días lo vimos portando con orgullo el uniforme del colegio, lo que le valió que lo rebautizáramos como
“el cadete”; sobrenombre que solo usábamos los amigos que tuvimos la oportunidad de enterarnos de su
fugaz aventura castrense.
Entre los requisitos solicitados para la inscripción se incluía el permiso de los padres, documento que Jaime
solicitó una prórroga para entregarlo aduciendo la lejanía de su pueblo El Playón, Angostura. Sin embargo, la
realidad era que no contaba con la anuencia de su señora madre Doña Amalia, su padre ya había fallecido,
para su entrada a tan prestigiada
institución, lo que le valió le fuera
revocada la admisión correspondiente.
Esta circunstancia lo obligó a buscar
trabajo para costearse los estudios de
preparatoria y posteriormente la
carrera de agronomía. Por algunos años
nos dejamos de ver, reanudando
nuestra amistad a mi regreso a Sinaloa.
Luis Payán Michel, Jaime Castro Urias, Abelardo Aún recuerdo las visitas que de niño realicé a la enorme y
Reynosa Vega, Raúl Espinoza Gallardo. Paseo de vieja casona de la familia Castro Urías en el Playón, en la que
Reforma. México,D.F. 1962. se notaba la férrea autoridad de su abuela doña María y
donde disfruté de la grata hospitalidad de sus hermanos: Indalecio, Aida, Olivia, Magda, Elia y Sidronia.
Desde el sótano de mi memoria extraigo algunos de los momentos que compartimos en el barrio de la laguna;
específicamente por el callejón segundo, entre la Hidalgo y la 5 de mayo, donde vivía. Tremendos agarrones a
las catotas; ya sea al ahogado, a la rueda o a los hoyitos. Batiendo lodo en los arroyos o jugando béisbol en el
campito a la orilla de la laguna, que gracias a la humedad tenía un hermoso pasto. Un poco mayor que yo,
Jaime nos deleitaba narrándonos aventuras de su invención, las que en ocasiones no encontraba como
terminar dándoles un final de lo más inverosímil.
Mi gran amigo Jaime falleció el pasado 9 de mayo. Afectado por una larga y complicada enfermedad, que lo
mantuvo prácticamente en estado de coma durante varios meses, con pequeños intervalos de lucidez, se
adelantó a disfrutar del descanso eterno. “El cadete” perdió la batalla contra la muerte. Mi reconocimiento

~ 133 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

para su joven esposa que con tanto cariño y amoroso optimismo le dedicó todas sus atenciones en su
infructuoso anhelo de que recuperara la salud. Un abrazo a toda su familia. (Junio 2010)

Inundación 1957. Calle 5 de mayo

~ 134 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LA MUERTE.

“La vida de los muertos está en la memoria de los vivos” (Marco Aurelio)…...Don José presentía que el final
estaba cerca, un sueño pesado le impedía abrir los ojos. Súbitamente se sintió arrastrado hacia el interior de
un túnel oscuro, su cuerpo viajaba a gran velocidad acompañado de una sensación agradable, relajante, y al
final se durmió. Estaba consciente de que había muerto, que todo había llegado a su fin. Durmió muchas
horas, tantas que no disfrutó de su velorio. Un brusco movimiento del ataúd al ser depositado en la sepultura
donde reposaría para siempre lo despertó; intentó abrir los ojos pero no pudo. Sus párpados le pesaban como
lápidas de concreto; el despertar era mental, no físico. Su cuerpo continuaba inmóvil, sus manos entrelazadas
descansaban sobre su pecho. Escuchaba voces, llantos, rezos y murmullos indescifrables. Reconoció el llanto
de su esposa y de sus hijas mujeres. Pobrecitas, se dijo, me extrañarán. De sus hijos varones no percibió
palabra alguna. El inconfundible ruido de la tierra cubriendo su ataúd culminó. Afuera nada, silencio, todos se
habían retirado, don José yacía en la fosa que con anticipación había adquirido para cuando el final llegara. Ya
había llegado. Aquí estaba, a dos metros bajo tierra. ¿Y ahora, se preguntó don José? A disfrutar del descanso
eterno, se contestó, el que solo se verá interrumpido por las visitas de mi
esposa y de mis hijos, de las risas y travesuras de mis nietos que brincarán
sobre mi tumba con la inocencia propia de los niños. Estoy cansado,
morirse no es tan fácil, pernoctaré varios días para ordenar mis ideas,
pensó don José.
Estoy preocupado, musitó triste, han transcurrido tres domingos desde mi
fallecimiento y nadie ha venido a visitarme, pero pronto será mi
cumpleaños, o mejor dicho, el día en que si viviera cumpliría años. Es
obvio que acudirán al lugar donde estoy enterrado. El día se presentó. Nada, nadie, todo escueto, silencioso.
Ni una flor sobre mi tumba. Algo debe haber pasado, un accidente quizá, una enfermedad; pero en pocas
semanas será el día de los muertos y no podrán faltar, traerán flores, limpiarán mi sepulcro, esparcirán agua
fresca, dirán unas oraciones y recordarán anécdotas de cuando yo estaba vivo. Será un bonito día, imaginó
don José.
La inconfundible música de la tambora sinaloense lo despertó; era día de muertos, 2 de noviembre. Le
trajeron la banda a mi compadre Felipe que está enterrado a tres tumbas a la derecha, especuló don José. El ir
y venir de gente se escuchaba, unos barriendo, otros pintando, pocos rezando, pero ahí estaban
acompañando a sus difuntos. Si pudiera me acicalaba para recibir a mi familia ¿a qué horas llegarán? El sol se
fue ocultando, la tumba de don José permaneció sola, olvidada. La soledad le pesaba como una gran roca
sobre su cuerpo. ¿Por qué no vinieron? ¿Será que ya me olvidaron? ¿Habré sido tan mal esposo y tan mal
padre que no merezco una insignificante gladiola?
Hoy cumplo 30 años de haber fallecido, sollozó don José, y nadie nunca ha venido a hacerme compañía, a
limpiar mi tumba que debe estar toda enmontada, sucia, a traerme flores, a rezar por mi alma, a lo que sea.
~ 135 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Mi esposa ya debe haber muerto y no está conmigo ¿Por qué, si esta cripta la compramos para permanecer
juntos en el más allá? Si ella estuviera aquí me contaría lo sucedido en mi ausencia, de la escuela y de las
piñatas de mis nietos, de los problemas de mis hijos. ¿Dónde la enterrarían? ¿Solicitó no ser enterrada a mi
lado? Por qué depositaron mi cuerpo en un lugar que nunca visitarían? ¿Por qué no cremaron mi cuerpo y
esparcieron mis cenizas por toda la calle Rosales para disfrutar de la gente, del calor de mi pueblo, del
carnaval, de los desfiles, de todo? ¿Porque me abandonaron?
Un recuerdo para aquellos que yacen en una tumba olvidada en cualquier panteón de mi pueblo. (Octubre
2010)

Panteón Municipal de Guamúchil


Inaugurado el 2 de noviembre de 1921, siendo Síndico Municipal don Florencio Gutiérrez

~ 136 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LA PUBLICIDAD

“La publicidad es el arte de convencerte para que gastes el dinero que no tienes en cosas que no necesitas,
para impresionar a gente que te cae mal” (Anónimo)… El Reglamento de la Ley General de Salud en Materia
de Publicidad menciona, a grandes rasgos, que la publicidad debe ser congruente con las características o
especificaciones que se establezcan en las disposiciones aplicables para los productos o servicios, por lo que
no deberá atribuírsele cualidades que no correspondan a su función o uso. Así mismo, no debe indicar o
inducir a creer explícita o implícitamente que el producto cuenta con las propiedades de las cuales carezca.
Debo reconocer que desconozco el alcance íntegro de la reglamentación que sobre la publicidad de bienes y
servicios se aplica en nuestro país, sin embargo, no se requiere ser un experto en la materia para detectar
cuando la misma es engañosa y no cumplirá con los resultados que se ofrecen, además de aprovecharse de la
ignorancia y en mayor medida de la vanidad de las personas.
Este comentario surge de la aparición reciente en la televisión de una promoción sobre un aparato “agitador
de cuerpo”, por su traducción del inglés, consistente en una pequeña plataforma vibradora en la que se
muestra a una persona parada sobre ella y que por efecto de la vibración se le
asegura obtendrá un cuerpo parecido al de Charles Atlas. Las personas que sirven de
modelo vibran como gelatina con una sonrisa de aparente satisfacción que invita a
adquirir el susodicho aparato y convertirse, por esa sola acción, en un prototipo de
macho fortachón.
El segundo caso, se refiere a la publicidad que se le ha dado, también a través de la
televisión, en las últimas semanas a unos zapatos tenis que por solo calzarlos le
proporcionará a su abdomen, piernas, muslos, glúteos y senos, en el caso de las
damas, una envidiable fortaleza y figura. Con solo caminar con ellos durante varios días, le aseguran obtener
un cuerpo tipo William Levy a los hombres y de Maribel Guardia las mujeres.
No es posible que se permita un engaño de tal naturaleza, que por razones obvias no se tiene ninguna garantía
y que al final no se podrá demandar a nadie por el fracaso de usar estos productos. La susodicha vibradora
terminará con el tiempo debajo de la cama llena de telarañas, o en el mejor de los casos se usará como base
para una maceta y los zapatos tenis se acabarán de viejos sin haber visto ningún cambio en el físico de las
personas que los usen; que de llegar a haber será, obviamente, por efecto de la caminata diaria con o sin tenis
especiales. Un orgullo escondido no les permitirá a las personas que adquieran estos artículos reconocer que
los timaron y optarán por guardar un prudente silencio para que otros los compren y no ser los únicos
engañados.
En lo personal desconfío de todos aquellos aparatos que aseguran que acostado en la cama, recostado en el
sillón, en la comodidad de mi casa disfrutando de la televisión, sin el mínimo esfuerzo de mi parte, me
quitarán varios kilos de peso, me reducirán la cintura, me convertirán mi orgullosa y onerosa panza en un
“lavadero “plano y musculoso y me transformarán en un guapo e irresistible espécimen. Yo, a la antigüita, una
~ 137 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

caminata diaria y gimnasia al aire libre; disfrutando del amanecer, del aire y del sol. Gozando la naturaleza. Y
lo que es mejor, no cuesta un solo cinco. (nov.2010)

Selección Juvenil de Guamúchil. 1952.

~ 138 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LAS SILLAS VACIAS

“Es falso que entre dos personas se pierda el sentimiento del amor, lo que se pierde realmente son las
actitudes, los hechos, los detalles” (Anónimo)...Hace tiempo participé en un curso que involucraba el
desarrollo de un ejercicio que deseo compartir con ustedes. Imaginemos a un par de enamorados, a los que
llamaremos María y José, sentados en dos sillas muy juntas y tomadas de la mano, haciendo planes para su
próximo matrimonio. Ya casados continúan muy unidos en sus dos sillas soñando la casita que muy pronto
adquirirán. Pasado un tiempo nace el primer hijo, al que colocan en una silla en el medio de los dos, para
cuidarlo y velar por su felicidad.
Así, vienen a este mundo el segundo, el tercero y hasta un cuarto hijo a
los que le van asignando una silla a cada uno entre ellos. María y José
han formado una familia. Imaginemos ahora la escena compuesta por
seis sillas. José y María en los extremos y los cuatro retoños en la parte
central. María y José pendientes del comportamiento y de la educación
de sus hijos.
Con el transcurso de los años, el primogénito se casa y abandona el
hogar donde vio la primera luz para formar el suyo propio, dejando una
silla vacía. El segundo hijo se va a estudiar al extranjero. El tercero y el
cuarto se mudan a otras ciudades por razones de trabajo, en donde
contraen matrimonio y establecen su residencia.
Después de transcurrido este proceso de formación natural de los
hijos, veamos en nuestra mente a María sentada en un extremo y a
José en el otro, separados por el espacio dejado por las sillas vacías.
Callados. Sin tema de conversación. Observándose como dos extraños
o platicando a gritos pues la distancia no les permite
Pedro Soto Sánchez. 1942 escucharse. Sin objetivos como pareja, una vez que los hijos han
crecido y marchado por razones naturales del hogar de sus padres.
La conclusión de este ejercicio es que nunca se debe colocar a los hijos entre la pareja. Los padres deben
mantenerse unidos, mostrando ejemplo de concordia, compartiendo los éxitos y fracasos de los hijos como un
solo ser. Es el mejor ejemplo que se les puede dar.
En el extremo final de la vida, la única persona que nos acompañará y velará por nosotros será quien al
principio de la misma estaba sentado o sentada a nuestro lado, compartiendo la silla que nunca debió haber
dejado. Con quien nunca debimos haber perdido la comunicación. A quien nunca debimos haber soltado de la
mano. (Enero 2011)

~ 139 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LA TUMBA OLVIDADA

“Si usted no quiere ser olvidado cuando muera, escriba cosas que valga la pena leer, o haga cosas que valga la
pena escribir (Benjamín Franklin). Yo no le tengo miedo a la muerte, me decía con toda sinceridad un
compadre muy querido. Me causa miedo el olvido. Siento pavor a que nadie me recuerde, a que nadie visite
mi tumba después de muerto, a que nadie ponga una flor en el lugar donde yacerán mis restos. La muerte es
inevitable. ¿Pero qué puedo hacer para que después de abandonar este mundo mis seres queridos me
recuerden? Entristeciendo su mirada, mi compadre me repite, a eso le tengo miedo. A la muerte no. Que
llegue cuando tenga que llegar. Estoy preparado.
Actualmente la disposición final de los restos de un cadáver son tres. El primero, y el más tradicional, es
enterrar el cuerpo en un ataúd en una fosa en un panteón privado o municipal. La segunda opción, no
aceptada por la iglesia años atrás, es la cremación y el depósito de las cenizas en una cripta, generalmente
adquirida con anterioridad en una iglesia o en un
cementerio con este servicio, o mantenerla en el
hogar de uno de los deudos. La tercera es esparcir
las cenizas en un lugar previamente determinado.
Una ciudad, un barrio, el mar, etc.
De las tres, las dos primeras obligan a los deudos
a visitar el lugar donde reposan los restos del ser
querido de vez en cuando. Se prestan para que mi
compadre, aunque ni remotamente se va a dar
cuenta, sea o no visitado. Sin embargo una
reflexión es obligada ¿no visitar la tumba del ser
querido es sinónimo de olvido?
Este comentario surge de una reciente visita que realicé al panteón en Guamúchil, donde accidentalmente
observé el estado de abandono de una tumba de un conocido y amigo de tiempo pasado. Sus tres hijos, a
quienes conozco de muchos años, me confesaron que nunca, nunca, en los más de treinta años de fallecido su
padre han visitado su tumba. Es más, no recuerdan la ubicación del lugar donde lo enterraron. Las cenizas de
su madre, fallecida años después, están depositadas en una cripta en Culiacán, no obstante que ella solicitó
que al momento de su muerte la enterraran en Guamúchil. ¿Negligencia? ¿Olvido? ¿Desamor?
¿Para qué depositar los restos de un ser querido en un panteón, privado o público, y erigirle un mausoleo con
una lápida con sus datos si nunca le honrarás con una visita? ¿No hubiera sido más positivo donar el cadáver a
una escuela de medicina para el aprendizaje de futuros médicos?
¿Usted ya dispuso lo que desea se haga con sus restos una vez fallecido? ¿Solicitará lo entierren íntegro para
jugársela a ver si lo visitan? ¿Dispuso que su cuerpo sea cremado y sus cenizas depositadas en una cripta
familiar? ¿Ya reunió a toda la familia para pedirle que sus cenizas las esparzan por toda la avenida Rosales,
~ 140 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

desde la Ferrocarril hasta la carretera? ¿O simplemente ha pensado que se hagan bolas los parientes, al cabo
que usted ya se murió? Si así es, hágaselo saber a los deudos y evíteles la cruda moral de no visitar el panteón
el día de muertos, el día del padre, su cumpleaños o aniversario de muerte. Y si es posible recuérdeles: que lo
que se siembra se cosecha. (Enero 2011)

Capitán Miguel A. Rojas Reynosa. Q.E.P.D.

~ 141 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LOS ABUELOS, UNA ESPECIE EN EXTINCION.

“Mis nietos creen que soy la cosa más vieja del mundo, y después de dos o tres horas con ellos , yo también lo
creo”(Anónimo)…….Tuve la fortuna de ser padre a los 25 años e iniciarme como abuelo a la edad de 47; edad
que me permitió disfrutar de mis primeros nietos compartiendo con ellos juegos propios de su fortaleza;
corriendo tras un balón, ayudándoles a subir y bajar de una resbaladilla o de un columpio en el parque,
brincando las olas en el mar o nadando en una alberca, bateando una pelota, correteando una liebre o
bailando en tratándose de las mujercitas, hasta pedir “censia”, cuidándolos las noches que sus padres tenían
un compromiso.
6 hermosos tesoros me han dado mis hijos, los que actualmente cuentan con 20 años la mayor y 6 años la
menor y probablemente la cifra crezca un poco más. Ya vi llegar a profesional a la primera, a preparatoria a la
segunda, a secundaria a dos y a primaria a los dos chicos. Sin embargo, debo reconocer que los últimos nietos
no han recibido de mi parte el mismo tratamiento que los primeros,
dado que me llegaron cuando me acercaba a los sesenta años de
edad y lo siento por los que faltan porque los voy a querer igual que
a todos pero definitivamente me van a agarrar cansado. No olvido
que mi padre a sus 80 años de edad le preguntaba a mi hija mayor
tantas veces como pasara frente a él ¿y tú quién eres?
Si el promedio de vida de los sinaloenses es de 74.9 años y tengo la
oportunidad de ser parte de estas estadísticas, conservo la
esperanza de conocer y gozar a los nietos que supuestamente
vendrán, asistir a la graduación como licenciada en psicología de la
más grande y si Dios lo quiere hasta la posibilidad de ser bisabuelo.
No existe una edad ideal para casarse, pero es incuestionable que
4 Generaciones. Bertha Elisa Soto Sánchez. actualmente los jóvenes contraen matrimonio más maduritos que
Bisabuela. Berelia Reynosa Soto. Abuela. en tiempos pasados. Recientemente asistí a la boda de una pareja de
Yanahi Sánchez Reynosa. Mamá. Emilia
edad cercana a los cuarenta, que si el creador les concede la dicha de
Novelo Sánchez. Hija. 2016
ser abuelos lo serán cuando frisen los setenta años de edad y
probablemente digan, como decía un viejo amigo: yo quiero mucho a mis nietos, pero los domingos y un
ratito; o también decía que adoraba a sus nietos pero mándenmelos de uno por uno. Esta pareja conocerá al
nieto o nieta en la cuna, pero será prácticamente imposible que cuando ellos crezcan tengan el vigor para
dejarse montar como caballo, imitar al santo en una lucha libre sin límite de tiempo con el nieto o compartir
con ellos juego alguno en el parque o vacaciones en la playa. Descartado de antemano la posibilidad de que
bailen un vals con su nieta quinceañera, es más, probablemente ni los inviten. Será difícil que los padres de
estos niños los dejen al cuidado de sus abuelos, cuando son estos los que requerirán que alguien los atienda.
El nieto o nieta no guardara ningún recuerdo de sus abuelos, los que se convertirán en leyenda fotográfica y
~ 142 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

personajes de las narraciones de sus padres. Si llegan a tener una evocación de ellos, será un recuerdo vago de
un par de ancianitos, al igual que para nuestra generación lo fue, en ciertos casos, los bisabuelos.
Si la tendencia de los jóvenes a contraer matrimonio continúa siendo arriba de los treinta años de edad, es
obvio que los abuelos desaparecerán como parte integrante de la familia. Esta estará formada por padres e
hijos exclusivamente y lo demás será historia. Los abuelos, al igual que muchas especies de animales están en
el serio peligro de convertirse en una especie en extinción. Les dejo a los jóvenes la responsabilidad de que
esto no suceda. No renuncien de antemano a una de las etapas más hermosas de la vida: ser abuelos.
(Octubre 2011)

Doña Dolores Sánchez de Soto. Pedro y Bernardino


Soto (Hijos). Eligio Soto López (Nieto). 1939.

~ 143 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LOS ARTISTAS

“Si te comparas con los demás, puedes volverte vanidoso o amargado, pues siempre habrá personas mejores y
peores que tu” (Anónimo)…Ante la dinámica actual de los medios de comunicación: televisión, radio, prensa
escrita, revistas especializadas, internet, etc., es verdaderamente difícil no enterarse de los escándalos que
generan los integrantes del medio artístico, que parece viven para estar dando espectáculos denigrantes y de
muy poco ejemplo para las generaciones de hoy. Homosexualidad sin freno, drogadicción desmedida,
adulterio sin recato, alcoholismo exagerado, divorcios al por mayor y lo que es peor, sin el mínimo sentido de
la decencia. Un matrimonio de artistas está compuesto, además de la pareja, por mis hijos, por los tuyos, por
los de tu primer matrimonio, por los que me dejó mi primera esposa de su segundo marido y por los de
nosotros. Entran y salen de los centros de rehabilitación como Pedro por su casa; dan espectáculos
vergonzosos en aviones, presentaciones en palenques, restaurantes, teatros, etc. Graban sus encuentros
sexuales y los venden al medio de comunicación que ofrezca más dinero. Comercian todas las actividades de
su vida privada: bodas, bautizos, partos, cumpleaños, primera regla, primera relación sexual, etc. etc. En
resumen, son en verdad un mal ejemplo para los niños y jóvenes de nuestra
sociedad, pero de ello son también culpables los medios de comunicación que en su
afán de vender su producto no miden las consecuencias de su contenido.
Hace muchos años, probablemente en 1975, en mi calidad de funcionario del
Conacyt, recibí una invitación a desayunar por parte de tres prominentes
integrantes del medio artístico, en aquel tiempo directivos de la Asociación Nacional
de Actores, quienes estaban interesados en la realización de un estudio sobre la
presencia de los artistas en el medio social. Ellos querían demostrar que el gremio
artístico no estaba tan perdido como en aquellos tiempos se decía. La solicitud fue
rechazada y hoy a lo largo del tiempo creo que fue la mejor decisión. Sin embargo, si esto es grave, mucho
más grave es que nuestra clase política, envidiando el efecto mediático que produce el comportamiento
exhibicionista de los artistas, está practicando el mismo juego considerando la posibilidad de obtener votos
por este medio. Un jefe de gobierno, que ha manifestado su intención de ser el candidato de la izquierda a la
presidencia del país, contrajo matrimonio con una artista, que afortunadamente se condujo con un bajo perfil
el tiempo que duró su matrimonio, que recientemente fue disuelto; un connotado ex dirigente de un partido
político nacional contrajo matrimonio con otra integrante de la farándula, al igual que un reconocido
gobernador con aspiraciones presidenciales se casó con una actriz cuyo apodo se refiere a una ave marina. A
partir de la fecha no será raro que los aspirantes a puestos de elección popular ocupen espacios en las revistas
de espectáculos, sean entrevistados por Fabiruchis en lugar de López Dóriga o los veamos participando en un
big brother, cantando y bailando en la academia, se inyecten bótox, se levanten el busto y las pompis para
mejorar su imagen o se exhiban en las alfombras rojas de los certámenes artísticos. Todo en busca de una
publicidad mal entendida. Pero en fin, allá ellos. (Febrero 2012)
~ 144 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LOS DESARRAIGADOS

“Nuestros recuerdos llevaré en maletas a cualquier lugar (Anónimo)...Son tres las razones principales por las
que una gran cantidad de Guamuchilenses que salieron del terruño en los últimos cincuenta años ya no
regresan, o aparecen esporádicamente por el fallecimiento de un familiar en la mayoría de los casos. En
primer lugar está el trabajo. Sinaloa no ofrece una amplia gama de oportunidades a los jóvenes profesionistas
que egresan de los centros de educación superior, por lo que se ven en la necesidad de emigrar a otras
ciudades, o establecerse en el lugar donde realizaron sus estudios. Por otra parte, una razón lógica de su
ausencia es el haber contraído matrimonio con mujeres que no son de Sinaloa. Obviamente a la esposa no le
representa ningún atractivo ir a Guamúchil en donde no conoce a nadie. Y por último, el desarraigo innato que
presentan algunas personas, que se olvidan de su tierra, su familia y los amigos que dejaron en el pueblo que
los vio nacer. Con los años terminan en un círculo vicioso que pretende justificar su
desarraigo. No vienen porque cuando lo hacen ya no conocen o no
encuentran a sus amigos. Y no encuentran o no conocen a sus amigos
porque ya no vienen.
Es así como nos preguntamos por Moisés, Horacio y Rolando Araùx; Alfonso
“Calayo” y “Chachita” Sánchez Escárrega; Carlos, Ricardo y Ramiro “El
Cuate” Salazar Castro; Martha Elena Tisnado, René Pérez, Pablo y Jesús
Lapelùz, “Chepe” Valencia, Gonzalo Salazar, “El Máculi”, Bernardo
Santaolaya, José León, Eligio Soto, Crisanto Vidales, Anco Marcio Medina,
Carlos “Canito” Noriega. Igualmente, no es frecuente ver por el pueblo a
Federico Castro Romo, “Chachita” Gutiérrez, Armida Hid; Ramón, Blanca
Ramón Almeida
Margarita y Rodolfo “El Chino” Almeida Monarrez; Jorge “El Potro” Mejía,
Monarrez “Boni” Choza, Arnoldo “El Borrico” Angulo, Raúl “El Triunfo” y su hermano Carlos Noriega
Sergio Espinoza Gallardo; Juan y Cesar “El Chueco” Uriarte Villa; Huitzilopochtli Rúelas,
Enrique Rivas, “El Ruso” Senes, Amparo y Mercedes Ramos, Honoria y su hermano “Quini” Araujo Payán; René
“El Dumbo” y Miguel Ángel Ahumada Mariscal; Carlos “Calìn” Escobar, Mario Vega, Gilberto “Pájaro” y
Francisco “Kiko Chequeras” López Alcalá. Sin contar en esta relación a una gran cantidad de coterráneos que
no obstante vivir en Culiacán, a escasos 100 kilómetros de Guamúchil, difícilmente se les ve en eventos de
cualquier tipo o en el último de los casos el día de muertos en el panteón municipal.
Durante mi larga estancia de 20 años en la ciudad de México, saludé en contadas ocasiones a varios de los
mencionados en la lista anterior. A otros los encontré accidentalmente en diferentes lugares de nuestro país.
Sin embargo, desde 1984 que regresé a vivir a Sinaloa, son muchos los amigos guamuchilenses que no he
tenido la grata oportunidad de darles un amistoso abrazo. Desde aquí les enviamos un caluroso saludo-en
donde se encuentren- y nuestro deseo de encontrarnos en esta vida en un tiempo no muy lejano. (Marzo
2012)
~ 145 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LOS OLVIDOS.

“La edad se apodera de nosotros por sorpresa, sin sentirla llegar” (Francis Bacon)…En esta casa solo vivimos tú
y yo, y yo no fui. Así sentencia lapidariamente mi esposa cuando se pierde algún objeto, terminando con
cualquier discusión que ponga en duda su participación en ello. Sin derecho de réplica, ni apelación alguna,
solo me queda aceptar la posibilidad de que a mis 66 años cumplidos el pasado 25 de octubre de este 2009, y
ante la frecuente aparición del señor Alzheimer, el culpable del extravío haya sido yo.
A las personas que hemos rebasado el medio siglo nos llaman: adultos mayores, personas de la tercera edad,
adultos en plenitud, personas con mucha juventud acumulada, y otros calificativos salidos de los escritorios de
jóvenes burócratas que pretenden entender lo que sentimos y pensamos los que ya hemos llegado a la
tercera etapa de la vida. Sea cual sea el adjetivo que se use, todos en mayor o menor intensidad estamos
expuestos a distracciones y olvidos propios de la edad.
De mi abuela paterna me resultaba gracioso que para llamarme recorría los nombres de todos mis hermanos
antes de terminar diciendo:…tu mierda como te llames, ven para acá. La historia se repitió con mi madre,
quien al igual que mi abuela, y después de hacer un esfuerzo por recordar mi nombre, terminaba exclamando:
A ti te hablo, no te hagas el sordo. Como todo se paga en esta vida, hoy cuando
me dirijo a una de mis nietas para solicitarle algo, me dice: soy Aleyda, Abuelo,
Aleyda. Esto después de que ya recité los nombres de mis cuatro nietas
restantes sin acertar al de quien me estoy dirigiendo.
Todos conocen a mi mujer como “Chichì”, apodo que lleva
desde la niñez. Mis amigos juran que yo ya no recuerdo como se llama. Lo que
Abelardo Reynosa Vega, es una exageración pero a lo que no apuesto se vuelva una pronta realidad. Ella
Ashley Juancampos Reynosa
(6ª.nieta) y Bertha Elisa Soto juega baraja todos los miércoles con un grupo de amigas de la misma edad. Con
Sánchez (chichí) frecuencia se arman sendas discusiones porque se les olvida a que están
jugando. Les he sugerido que con la cooperación de todas, contraten una persona joven que les esté
recordando la partida iniciada, además de quien falta de pagar la entrada.
En cierta ocasión, mi señora encontró en el cajón de las cucharas un par de huevos que había extraviado un
día anterior y con los que me prepararía el desayuno. Juraba que los había sacado del refrigerador
directamente al sartén. Yo permanecí callado antes de exponerme a que se me responsabilizara por ello. Los
lentes, gafas, anteojos o antiparras, como las llamaba mi padre, son para los adultos mayores, artículos de
primera necesidad. Por esta razón acostumbro tener un par en todos los rincones de la vivienda. No obstante,
con frecuencia no encuentro uno solo. Cierto día mi esposa descubrió en el congelador un par de lentes
dentro de un bloque de hielo. Pero como dije al principio, en nuestra casa solo habitamos ella y yo, y ella no
los colocó ahí. Fin de la discusión. (Nov. 2009)

~ 146 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LOS PLEITOS, NI GANADOS.

“Los pleitos no durarían tanto tiempo si el error estuviera solo en una parte” (François de la
Rochefoucauld)…...Definitivamente los pleitos a golpes no fueron mi especialidad, durante ninguna etapa de
mi niñez o de mi juventud y mucho menos en la edad adulta. Si cuento con los dedos de una de mis manos las
contiendas en las que participé me sobrarían probablemente dos, con lo que ratifico mi poca disposición para
aceptar retos por la causa que haya sido. Escudriñando en el cajón de los recuerdos, me viene a la memoria la
ocasión que fui vapuleado por un compañero de escuela cuando cursaba el tercer año de profesional en el
Instituto Politécnico Nacional en la ciudad de México. Condiscípulo oriundo del Distrito Federal que me
superaba con cerca de treinta kilos de peso y no menos de veinte centímetros de altura, con lo que podrán
imaginarse las posibilidades que tenia de ganar la desigual reyerta. Con el tiempo y las aclaraciones del
malentendido que ocasionó la refriega terminamos la carrera siendo grandes amigos.
Sin embargo, no todo fueron pérdidas. En el curso correspondiente al cuarto año de primaria, atendido por la
Profesora María Sánchez, especialista en resquebrajarnos la cabeza con una descomunal regla por el mas
nimio motivo, se suscitó un altercado con un compañero de mi edad,
estatura y peso, al que para efectos de esta colaboración solo
llamaremos Memo, y a quien desconté con un golpe sorpresivo en
plena cara que lo envió al suelo tan largo era. Convertido en una fiera
se levanta para devolver la agresión, pero para mí buena suerte fue
detenido por la seño María, apoyada por algunos condiscípulos, por lo
que desconozco cuál hubiera sido el resultado final de esta batalla,
que por lo pronto la consideré ganada. Por algún tiempo eludí de miles
formas encontrarme con Memo a la hora de salida, en el recreo o en cualquier otro lugar en el que no hubiera
cierto número de personas. Transcurrido poco tiempo Memo se fue a vivir a otra ciudad en donde permaneció
por varios años, para mi tranquilidad y conservación del record.
Cinco años después, me encontraba tranquilamente revisando la cartelera del cine Davimar cuando escuché
mi nombre tras de mí y al voltear para responder veo a un joven de no menos un metro ochenta de estatura
quien me espeta a bocajarro: ¿te acuerdas de mí?, soy Memo, a quien le pegaste una trompada en cuarto de
primaria. Y sin mediar una centésima de segundo entre lo dicho y la acción me da una tunda que si duró
segundos a mí me parecieron días. Gracias a la intervención del Prof. Mario Antonio López Reyes, Director en
ese tiempo de la Escuela Secundaria, quien nos separó para evitar que continuara la desigual refriega, fue que
estoy aquí contando esta historia, y con un record negativo en mi haber. En la edad adulta me encontré con
Memo de quien después de todo guardo buenos recuerdos y con el que conservé una grata amistad hasta su
muerte, años después de aquel infausto altercado. Los pleitos, ni ganados son buenos .(Enero 2015)

~ 147 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LOS SUFRIDOS MARIDOS

“Algunos matrimonios acaban bien, en cambio, otros, duran toda la vida” (Anónimo)….El pasado domingo 10
de Abril asistimos en Guamúchil a la comida de la familia de mi esposa que se celebra cada dos meses desde
hace varios años, en esta ocasión en casa de mi cuñado Dr. Víctor Eduardo Soto Sánchez; evento que coincidió
con la publicación del artículo “Divorcios” en las leídas páginas de este periódico y que jamás imaginé
provocaría tal polémica. Más tardé en descender de mi vehículo que en ser abordado por cuñados, concuños y
sobrinos políticos, quienes a una sola voz me manifestaron su enérgica protesta por el contenido del artículo
de referencia. No es posible me decían, que bases las causales de divorcio únicamente en el comportamiento
de los esposos para con sus mujeres, ni que concentres la decisión de una separación en la seguridad que las
esposas tengan para ello.
Los hombres también sufrimos, me decían; los maridos tenemos que soportar maltratos y agresiones de
diversa índole y ahí te van varios ejemplos: Las mujeres por lo general padecen de insomnio, razón por el cual
nunca nos dejan ver televisión en la
cama, aduciendo que el ruido no les
permite conciliar el sueño; y ahí nos
tienen viendo películas gringas con
letritas y sin sonido, imaginando el
ruido de los balazos y de las escenas de
amor. A media noche se levantan
como fantasmas, chancla en mano,
para matar un inocente grillo que,
según ellas, no las deja dormir, no
obstante que tienen más de una hora roncando.¿ Y a propósito, que podemos decir de los ronquidos?. Ayer
amanecí con el cráneo adolorido de lo que me jaló de los cabellos mi compañera, para que dejara de roncar.
Me asestó sendos almohadazos y más de 5 codazos en mis adoloridas costillas por el mismo motivo. En lo más
apacible de mi sueño me despierta para preguntarme ¿estás dormido? no, le digo, estaba “puchando” la
camioneta ¿por qué?, por nada, me dice, solo quería saber porque yo no he podido conciliar el sueño. ¿No
consideras esto suficiente prueba del sufrimiento de nosotros los maridos?
No estamos de acuerdo con tu acendrado feminismo y la defensa a ultranza que haces de las mujeres que
viven un matrimonio disfuncional, me reprochaban. Piensa en nosotros los hombres, que en lo más álgido de
la cruda nos dan en el desayuno chocolate caliente con un cortadillo en lugar de unos chilaquiles enchilosos o
una birria tatemada acompañados de una cerveza bien fría. Y qué me dices de la ropa, me cuenta otro marido
ofendido. Silbando la melodía de moda escojo el ajuar que luciré ese día para escuchar: ¿esa camisa te vas a
poner? No le queda ni tantito al pantalón; ¿Qué no sabes que el café no debe ir con el negro, y que no debes
coordinar rayas con cuadros? Y vámonos, que sales de tu casa con una combinación que ni loco te hubieras
~ 148 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

puesto tu solo. Y si por casualidad le atinaste y te ves de maravilla, te cuestionan: ¿Qué, no andarás de lurio?
Se me hace muy raro que te acicales tanto. Y no se te ocurra perfumarte frente a ellas porque ahí si son
capaces de arraigarte, cual vulgar PGR, por varios días en tu dormitorio a pan y agua. ¿No consideras estas e
infinidad de acciones más que nos hacen las mujeres causales de divorcio?
Afirmas en tu artículo, me discuten, que en el año de 2008 se celebraron en Guamúchil 613 matrimonios por
114 separaciones y que esta cantidad pudo ser más alta si las mujeres tuvieran resuelta su situación
económica o contaran con el apoyo irrestricto de sus padres; pero lo que se te olvida, me encaran, es que la
cifra también sería más significativa si nosotros, los maridos acosados y violentados, nos decidiéramos a vivir
en plena y absoluta libertad.
En desagravio y como un reconocimiento a esos hombres que sufren día tras día las vicisitudes del matrimonio
vayan estas letras plenas de comprensión y de afecto. (Marzo 2008)

Familia Soto Sánchez

~ 149 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

PALABRA CUMPLIDA.

“¿Será que cuando uno envejece cambia de color? Porque mi vecina antes le decía a su marido príncipe azul y
ahora le dice viejo verde. (Anónimo)…No le vayas a decir a nadie lo que acaba de pasar, me dijo mi querido
amigo de toda la vida. Si lo haces te juro que no te vuelvo a dirigir la palabra. Lo prometo, le contesté; cuenta
con que nadie se enterará de esta pena que acabas de sufrir. Y dicho y hecho. Han pasado cerca de tres años y
me he aguantado como hombre el no disfrutar de la narración de tan ocurrente suceso. Sin embargo, los que
me conocen saben que soy de constitución regular, sin un amplio pecho en el que quepan muchas culpas y
más si éstas son ajenas. Por otra parte, estoy cierto que los pocos lectores de esta colaboración que enviamos
al periódico El Debate de Guamúchil cada quince días, sabrán guardar el secreto, porque lo cuento entre
ustedes y yo. Que no se vaya a enterar
nadie más.
Ese día salimos de Culiacán unos minutos
después de las seis de la mañana, para
atender una invitación a desayunar en el
Hotel Davimar a las 8 en punto. La
distancia entre ambas ciudades la
recorrimos en escasa una hora con quince
minutos, por lo que pudimos cumplir con
el compromiso en la hora indicada. En ese
lapso y como siempre lo hacíamos nos
enfrascamos en una discusión sobre
diversos tópicos de la política, externando
nuestros puntos de vista sobre las
recientes elecciones y el papel del ex
candidato Andrés Manuel López Obrador y
su presidencia legítima.
Terminado el desayuno visitamos las escuelas adoptadas por la Confraternidad de Guamuchilenses Radicados
en Culiacán para revisar algunas de las acciones pendientes de realizar. Hicimos un recorrido por la comunidad
de Tamazula segundo, hoy Benito Juárez, para evaluar el programa sobre valores que desde hacía unos meses
se desarrollaba en ese poblado, con la participación de personal especializado proporcionado por el grupo
Homex y concluimos con una visita al centro de salud para concretar el programa de operación de niños con
labio y paladar hendido próximo a llevarse a cabo.
Minutos antes de la una de la tarde iniciamos el viaje de regreso, para lo cual decidimos cargar gasolina en el
expendio localizado entre las Glorias y el Taballal, en donde fuimos atendidos por una jovencita de escasos 17
años de no muy mal ver. Mi compañero descendió de la camioneta para abrir el tapón del tanque y aprovechó
~ 150 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

para entablar conversación con la agraciada señorita. Desde el interior del vehículo observaba la escena,
interrumpida por sonoras carcajadas de mi amigo y leves sonrisas de la bonita empleada. Cubierto el monto
del depósito solicitado y con una sonrisa que interpreté como presagio de algo malo, la jovencita exclama con
airada voz ¡Asco el viejo, si hasta puede ser mi tata!
¿Qué pasó?, le pregunté a mi amigo. ¡Nada! me contestó y mejor vámonos. Tú no oíste, ni viste nada. ¿De
acuerdo? Palabra cumplida. (Mayo 2006)

Desayuno Confraternidad de Guamuchilenses Radicados en Culiacán. A.C.


Humberto Tapia, Amado Jacobo, Daniel García, Alfredo Kintú Camacho, Enrique
Choza, Miguel Choza, Arturo Tapia.

~ 151 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL AMIGOMETRO

“No busques amigos sin defectos, pues te quedaras sin amigos toda la vida. Tampoco busques defectos en tus
amigos, pues poco a poco te quedaras solo” (Alfonso Milagro)…En el camino de la vida hay personas que nos
acompañan durante todo el trayecto, algunos más cerca que otros, pero siempre están ahí. Existe otro grupo
de personas que caminan de nuestro lado un trecho, corto o largo, pero forman parte de nuestra vida en ese
espacio. Compañeros de la infancia que por alguna razón se cambiaron de ciudad y nunca volvimos a verlos; o
de juventud que abandonaron el trayecto antes
de llegar a la meta o se salieron del camino para
trazar el suyo propio. Todos ellos, en su momento
formaron y forman el caudal de amigos que todos
quisiéramos tener.
Conozco una persona en la ciudad de Culiacán
que califica a los amigos como si fuera carne
asada; es decir, término medio, tres cuartos y
bien cocida. Para degustar una suculenta
cabrería, el corte que identifica a los sinaloenses,
generalmente se acostumbran estos tres tipos de
asado, según las preferencias de cada quien. Pero
aplicar esto a la definición de la amistad me
parece demasiado rigorista, además de una
MVZ. Jorge Aguilar Montoya, Dr. Jesús Rodríguez López, Sr. Innecesaria pérdida de tiempo y esfuerzo. Porque
Humberto López Rochin, Ing. Abelardo Reynosa Vega. así como en la carne asada, la frontera entre los
términos es difícilmente localizable y queda hasta cierto punto al gusto del comensal, en la clasificación de la
amistad tendría también la dificultad para ubicar el límite entre los rangos. Para él, no todas las personas con
las que acostumbra tomar un café con cierta frecuencia en conocido restaurant de la ciudad, son sus amigos. A
estos los califica como compañeros de café y nada más.
A la gran mayoría de los individuos con los que trata, tanto por su actividad profesional, como por otras
acciones, les llama lisa y llanamente conocidos. Cierto día me salió con la novedad de que fulano de tal era su
cuate, no su amigo. Anotando que para él un cuate es aquella persona agradable, bonachona, con la que pasa
momentos muy agradables. Igualmente, a los que si considera sus amigos los describe como amigos a secas,
buenos amigos, gran amigo y quien sabe que tantos disparates más. O sea que en un deseo innecesario de
meterse en problemas, deja bien claro cuando se refiere a las personas, la categoría que para el representa el
mencionado.

~ 152 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

En atención a su notoria terquedad y para facilitarle la elaboración de un catálogo de sus amigos, estoy
trabajando para inventar un aparato al que llamaré “amigometro”. Será un mecanismo sencillo al que habrá
que alimentar con los siguientes datos de las personas a calificar: tiempo de conocerlo, origen, profesión,
datos familiares, facilidad de palabra, deporte y música de su preferencia, solvencia económica, posición
social, edad, trato personal, religión, preferencias sexuales, etc. etc. Con este dispositivo y previa identificación
del sujeto a través de su huella digital, podrá establecer una conversación con su conocido, cuate, compañero,
amigo, medio amigo o súper amigo, sin temor a cometer un desacierto en el trato que de conformidad con la
categoría le corresponda. ¿Cómo la ven? (febrero 2007)

Ing. Jesús Alfredo Camacho, Ing. Alejo Camacho López, Ing. José Humberto Choza Gaxiola,
Dr. Juan de Dios Choza Gaxiola, Sr. Roberto Ricardo Rochín Gastelum.
Desayuno Confraternidad De Guamuchilenses.

~ 153 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

CENOTAFIOS

“Si no puedes llegar a la generosidad del perdón, refúgiate en el olvido” (Alfred de Musset)…...Motivado por la
situación de inseguridad y de violencia que ha prevalecido en la entidad durante los últimos años, han surgido
en las calles de los pueblos y ciudades sinaloenses monumentos dedicados a las personas que han perdido la
vida en diferentes enfrentamientos, ya sea por estar en el lugar y en el momento equivocados, o por ser parte
de los grupos enfrentados. Los cenotafios, como se le llama a los monumentos funerarios, en los que no se
encuentra la persona a quien se dedica, los vemos en las banquetas, carreteras, lotes baldíos, jardines,
avenidas y calles con mucha frecuencia. En algunos casos con la fotografía del occiso, flores, globos, botes de
cerveza, veladoras y coronas que depositan amigos y familiares.
Este hecho me recuerda que dentro de la zona urbana de Guamúchil los cenotafios prácticamente no existían
en épocas pasadas; solo se veían en la carretera y caminos vecinales. En los lugares donde había alguno se
distinguía por una cruz en un promontorio de piedras, que cada día aumentaba ya que la tradición te obligaba
a que al pasar por el lugar debías depositar una en señal de respeto a la persona fallecida.
Si mi memoria no me es infiel, que cada día lo es más, y después
de comentarlo con mis amigos de la Confraternidad de
Guamuchilenses Radicados en Culiacán, el único cenotafio
existente en los años 50s y 60s estaba en la confluencia de las
calles 16 de septiembre y Javier Mina, contra esquina de la casa de
don Alejandro Armenta, del que nadie supo a quien estaba
dedicado; aunque alguien asegura la existencia de otro a la entrada
de Guamúchil Viejo, cerca de la casa de don Ventura Sánchez y una
modesta cruz en el barrio de San Pedro.
Si la costumbre de construir cenotafios en los lugares donde perdió la vida un familiar, amigo o conocido
hubiera sido tan usual como lo es hoy en día, recordemos que en el estacionamiento del restaurant
Chamicaris fue asesinado a principios de los 60s Juan Roberto Gastelum, recién egresado de la carrera de
odontología; Alejandro Armenta Jr. fue ultimado a balazos en el antiguo mercado municipal, por la calle
Rosales e Independencia. En el año de 1953 en las oficinas de la gasolinera el descanso, falleció
accidentalmente de un disparo en el vientre a la edad de 18 años Octavio López Rochín. Años atrás Sofía
Camacho Sánchez fue asesinada frente al cine Royal. José Moya “Moyita” en el Hotel Sud Pacífico. Raúl
Elizalde Takashima”El Rules” se ahogó en el rio en 1950, mismo año en que perdió la vida mi hermano Régulo
en un accidente sucedido en la casa de don Andrés Choza. Las hermanas Escarrega Román y las hermanas
Mejía Escarrega, fallecieron simultáneamente en el rio por el año 1964. De ninguno de ellos y de otros que
escapan a mi memoria se construyó un mausoleo.

~ 154 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Respeto la costumbre de erigir este tipo de sepulcros vacíos, pero no la comparto. El recuerdo de un ser
querido debe materializarse, en el mejor de los casos, en el lugar donde yacen sus restos en el cementerio
respectivo. Pero el mejor homenaje que podemos realizar es el respeto y el recuerdo permanente a la
memoria del que se nos adelantó en el camino de la vida. (Enero 2014)

~ 155 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

COLOSIO Y MI PÁNCREAS.

“La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es, y cuando
la muerte es, nosotros no somos.” (Antonio Machado)….. El 26 de febrero de 1994 en mi calidad de
Presidente de Cambio XXI, Fundación Sinaloa, A. C. (Antes CEPES, Hoy Fundación Colosio), presenté ante la
Asamblea General Ordinaria el primer informe anual de actividades en un atiborrado Salón de Eventos de
céntrico Hotel de la ciudad de Culiacán con la presencia del Dr. Francisco Frías Castro como representante del
C. Gobernador del Estado Ing. Renato Vega Alvarado, Dr. Luis Fernando Aguilar Villanueva, Presidente de
Cambio XXI Nacional, Diputado Rafael Oceguera Ramos, Presidente del H. Congreso del Estado, Lic. Héctor
Yunes Landa, Coordinador del C.E.N. del PRI en el Estado, Lic. Víctor Gandarilla Carrasco, Presidente del CDE
del PRI en Sinaloa y Lic. Aarón Irizar López. Presidente del CDM del PRI en Culiacán.
Terminado el evento nos trasladamos a festejar la presentación del informe a conocido Restaurant de
Mariscos de la ciudad en donde nos acompañó el Ing. Renato Vega, Gobernador del Estado. Durante el
desarrollo del festejo y ante la próxima visita del
Candidato del PRI a la Presidencia de la República Lic.
Luis Donaldo Colosio a la ciudad de Culiacán,
programada para el 22 de Marzo de ese mismo año,
analizábamos el Ing. Renato Vega y un servidor el
contenido temático de la reunión, entre otras, que se
llevaría cabo con el candidato en las instalaciones de
Cambio XXI, Fundación Sinaloa, y que por razones
lógicas me tocaba presidir, acordando que al día
siguiente tendríamos un anteproyecto del programa
correspondiente, lo que nos obligó a un servidor y mis
colaboradores más cercanos regresar a nuestras oficinas a trabajar en ello.
El reloj marcaba las 10 de la noche y concluida la tarea a que nos habíamos comprometido sentí una punzada
en el vientre que en principio no consideré de importancia. A escasos 5 minutos un fuerte dolor me llevó a
decidir retirarme a mi casa a la cual llegué a punto del desmayo por la intensidad del dolor que me aquejaba.
Inmediatamente fui trasladado a una Clínica de la ciudad donde se me diagnosticó una pancreatitis de serias
consecuencias.
Gracias a la intervención del Dr. Miguel Ángel López Vizcarra quien sugirió fuera trasladado de inmediato a la
ciudad de México y al invaluable apoyo del Ing. Renato Vega que facilitó el avión del gobierno para el traslado
y al Lic. Héctor Lie Verduzco, Delegado del IMSS, ingresé al Centro Médico Siglo XXI donde recibí una atención
de primera que me salvó la vida, no obstante las predicciones pesimistas iniciales. Transcurridos 8 días de
intenso dolor y después de un tratamiento intensivo que me mantuvo hospitalizado hasta el 21 de Marzo, fui
dado de alta en parte por mi insistencia y mi deseo de presidir el acto a celebrarse al día siguiente en Culiacán

~ 156 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

con el Candidato Luis Donaldo Colosio. No obstante haber llegado a Culiacán horas antes que el Candidato no
fue posible asistir al evento por prescripción médica y una debilidad manifiesta, producto de casi 30 días de
hospitalización que me hicieron perder 15 kilos de peso. Al día siguiente Luis Donaldo Colosio fue asesinado en
un acto de campaña celebrado en Lomas taurinas de la ciudad de Tijuana, B.C., donde recibió un balazo en la
cabeza, salido de la pistola de supuesto solitario homicida que truncó la vida de quien aspiraba a la Presidencia
de la República como candidato del PRI. Hoy a 12 años de distancia de aquel trágico día gozo de aparente
buena salud no obstante haberme pronosticado una muerte segura durante los primeros tres días de mi
enfermedad. Vaya mi agradecimiento en primer término a Dios por considerar que todavía hacía falta en este
mundo y a todos aquellos grandes amigos que oraron para mi pronta recuperación. (Febrero 2006)

~ 157 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL TRAIDOR.

“La única persona a la que debes ser leal es a ti mismo” (anónimo)…..Noté en su voz una mezcla de
preocupación y satisfacción entrelazadas, por la distinción de que había sido objeto por parte del Instituto
Federal Electoral (IFE), que le comunicaba a través de un oficio con el Escudo Nacional encuadrado en el
ángulo superior izquierdo de la hoja, (El águila completa, no partida por la mitad como actualmente se
representa), haber sido designado funcionario de casilla para las próximas elecciones que se realizarían el 2 de
julio del presente año.
¡Qué te parece? Me decía mi amigo telefónicamente a principios del 2006. Por primera vez, he sido
seleccionado entre miles de mexicanos para recibir y contar el voto de millones de ciudadanos empadronados
que acudirán a las urnas el domingo 2 de julio, para sufragar a favor de su candidato, seleccionado de entre
cinco aspirantes a la Presidencia de nuestro País. Voy a ser partícipe de la primera elección realmente
competida que se lleva a cabo en el Territorio Mexicano. Organizada, desarrollada y sancionada por órganos
totalmente ciudadanizados creados para tal fin. Será una experiencia realmente muy interesante. Su voz
sonaba con entusiasmo y sinceridad. ¡Te felicito!, le contesté. No sé si con algo de envidia por no haber sido yo
el escogido, o con cierto agradecimiento pensando en la ardua
tarea que le esperaba a mi amigo para ese día de las elecciones y
de la cual yo me liberaba.
Posteriormente, me enteró de la capacitación que recibió para
cumplir con eficiencia el cargo que se le había conferido. Sacrificó
tiempo que podía haber dedicado a su familia, a sus amigos. Pidió
permiso en el trabajo. Pero valió la pena. Supo del procedimiento
para la instalación de la mesa receptora, armado de la casilla,
procedimiento de votación, entintado indeleble, contabilidad de
votos, llenado de actas y entrega de urnas y documentos al
Distrito Electoral correspondiente. ¡Pero lo más importante! Sería
parte actora del proceso democrático inédito que por primera vez
se llevaría a cabo en México. Voy a ser muy celoso de mi deber, me dijo. No permitiré que se incumpla la ley
en ningún sentido. Que gane quien obtenga más votos y que se respete la decisión de los mexicanos. ¡Bien
dicho, le animé! México merece eso y más.
Ayer sonó el teléfono. Era mi amigo nuevamente. Reconozco que había olvidado la participación que tendría
en las elecciones del pasado 2 de julio. ¡Hola! Me dijo. ¡ Como la ves? Como veo qué, le contesté. ¡No te has
enterado que soy un traidor vendido por no sé cuántas monedas?
Me acusan que en el conteo de votos me equivoqué, que falsifiqué las actas y me presté a un fraude en
contubernio con los demás representantes de casilla. Que el conteo de votos que nosotros hicimos no vale,
que se exige a las autoridades electorales que otra personas más capacitadas, menos corruptas que nosotros,
vuelvan a contar los 41 millones de votos que el día de las elecciones, desde las 8 de la mañana hasta altas
horas de la noche, recibimos y contamos con todo cuidado, esmero y pasión por México.
¿Cómo la ves? Me repite. No supe que contestarle. (Julio 2006)

~ 158 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

ELECCIONES DEL AÑO 2030.

“Hundirse en la locura no es una fatalidad, quizás es, también, una elección” (A. S. Brasme)..Las elecciones del
domingo 7 de julio de este 2030 se realizaron en un clima de tranquilidad y de alta participación de los
mexicanos en edad de votar, derrotando nuevamente el fantasma del abstencionismo. La instalación de las
casillas en todo el País se llevó a cabo sin contratiempo alguno y con la representación total de los partidos
políticos registrados. Como lo vaticinaron las encuestas de las principales agencias especializadas, el ganador
fue el candidato del Partido Mexicano Solidario (antes PRI), con una ventaja de 15 puntos arriba del candidato
del Partido de las Izquierdas Nacionales (antes PRD), el anciano octogenario Andrés Manuel López Obrador,
que compitió por quinta ocasión por alcanzar la victoria y hacer realidad su sueño dorado de ser Presidente de
la República. Como es su costumbre, desde que participó sin éxito por la presidencia municipal de su natal
Macuspana en Tabasco en el año de 1985, no obstante haber jurado ante la tumba del tabasqueño
desconocido y firmado con tinta y sangre un acuerdo de civilidad con el resto de los candidatos para respetar
el resultado de las elecciones, López Obrador desconoce el triunfo del candidato del PMS
(antes PRI) asegurando que presentará las pruebas del fraude cometido en su contra, tal y
como lo denunció en el año de 1988, cuando compitió por la gubernatura de Tabasco
como candidato del Frente Democrático Nacional, donde obtuvo el 21% de los votos,
contra el 78.2% del priista Salvador Neme Castillo.
En 1994, López Obrador volvió a competir por el Gobierno de Tabasco y de nueva cuenta
perdió, en esta ocasión con el también priista Roberto Madrazo, con una diferencia de 20
puntos. La protesta del iluminado candidato fue violenta y de amargos recuerdos para los
tabasqueños, quienes vieron bloqueado el zócalo y las principales calles de la capital
durante varios días.
En el año 2000, López Obrador vivió su periodo de gloria, registrándose ilegalmente por
carecer de residencia, como candidato al gobierno del Distrito federal y obtener el triunfo
para este cargo. Elecciones que no fueron impugnadas, ni declaradas fraudulentas por el
mesías de la izquierda. El peje, como le llaman sus amigos y enemigos, compitió por la
presidencia en el año 2006 cobijado por el PRD, teniendo como adversarios a Felipe calderón por el PAN y a
Roberto Madrazo por el PRI, con la victoria del panista por una diferencia mínima de 0.56 puntos. Resultado
objetado por López Obrador alegando que se armó un “compló” en su contra para robarle la presidencia de
nuestro país, realizando un plantón por varios meses en el Paseo de la Reforma de la ciudad de México, que
causó la quiebra de miles de negocios de ese sector. En las elecciones de los años 2012, 2018 y 2024, el
candidato de las izquierdas Andrés Manuel López Obrador, vuelve a perder con una diferencia de 6.56 puntos
en la primera, 10.08 en la segunda y 12.15 en la tercera, desconociendo en todos los casos el resultado y
prometiendo que entregará las pruebas que confirman el fraude cometido en su contra y la confabulación de
las mafias para no dejarlo llegar a la presidencia. En ningún caso ha podido convencer al TRIFE de su triunfo.
Hoy a 24 años de su primera aparición como candidato a la presidencia, pierde nuevamente las elecciones que
aduce le fueron robadas. Como prueba irrefutable de su demencia, perdón, de su demanda, presenta la
~ 159 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

fotografía de un aficionado que en la décimo tercer fila de sol izquierdo del estadio azteca presencia el
desarrollo del juego de futbol entre el América y el Cruz Azul y que en la cachucha que porta se encuentra
grabado el logotipo del candidato ganador. Considerando que el juego entre estos dos equipos fue
presenciado por cerca de 8 millones de telespectadores y que la diferencia de votos entre el ganador y él fue
de ese orden, muestra claramente la influencia que tuvo la cachucha del espectador en el ánimo de los
votantes y la razón de su derrota. El TRIFE analiza la impugnación. (Octubre 2006)

~ 160 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

TANATOLOGIA.

“Todas las teorías y toda la ciencia del mundo, no pueden ayudar a nadie, tanto como un ser humano que no
teme abrir su corazón a otro” (E. Kübler R.)…...La Tanatología es la disciplina encargada de darle sentido a la
muerte. Deriva del griego thanatos, que era el nombre que se le daba a la diosa de la muerte y de logos que
significa estudio. La Tanatología fue considerada como una rama de la medicina forense que trataba de la
muerte y de todo lo relativo a los cadáveres desde el punto de vista médico-legal, sin embargo estudios
posteriores dieron cuenta de los fenómenos psicológicos que acompañan a los enfermos en fase terminal
durante el proceso de muerte, considerando por ello a la Tanatología como una instancia de atención a los
moribundos. No obstante que el término fue acuñado a principios del siglo 20, la Tanatología en el mundo es
relativamente nueva. En nuestro País se inició en la década de los 80s con el estudio de miles de pacientes en
fase terminal.
De esta materia surge el profesionista que la ejerce y que recibe el nombre de Tanatólogo, al que podemos
describir como el especialista que se encarga de estudiar todo lo que sucede alrededor de la muerte, pero
específicamente, es el que puede ayudar, junto con los familiares, a generar una
calidad de vida para quien se está muriendo y para el que sobrevive el deceso de
alguien. El proceso de muerte va acompañado de diversos mitos. Se dice que
alrededor de alguien que muere, no se debe llorar, porque el alma no descansa y se
queda en pena. Según la Tanatología este es un mito que daña a la persona que
pierde un ser querido. Al contrario, la persona afectada debe ser apoyada para que
llore, para que saque todo, porque de lo contrario se convertirá en duelo crónico y
Monumento Funerario de la patológico. El familiar debe llorar tanto como pueda, como un acto de amor
Sra. Carlota Vega de sublime con el que le demuestra al fallecido con sus lágrimas lo que duele su
Reynosa. Panteón, Mpal. partida. Cuando una persona sufre la muerte de un ser querido y no cierra el ciclo
Guamúchil, Sin.
del dolor, a la larga tiende a enfermarse con serias consecuencias para su vida
familiar, social y laboral. La muerte debe verse como un proceso natural y los deudos deben dejar ir con amor
a quienes han muerto.
El estudio de la Tanatología nos dice que lo que nosotros conocemos como luto, se manifiesta de diferentes
formas: vistiendo de negro, no asistiendo a fiestas, reuniones, entre otras cosas y actitudes. El luto está
integrado por cinco etapas y puede durar entre uno y dos años, dependiendo del tipo de muerte.
La primera etapa es la negación, el schok emocional cuando se recibe la noticia o el diagnóstico; la segunda
etapa es la rabia, la ira contra todo y contra todos; la tercera se refiere a la depresión; la cuarta tiene que ver
con la reconciliación, con la negociación que generalmente es con Dios y la quinta etapa es la aceptación. El
primer año del ciclo del dolor es el que se considera el más difícil, el año crucial, el periodo en el que se tiene
que aprender a vivir sin la persona fallecida. Cumpleaños, aniversarios, navidades u otras fechas importantes
sin el ser querido son momentos de difícil superación, pero es parte de la vida y es el precio que debemos
~ 161 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

pagar por vivir. Todos los que hemos pasado por el difícil trance de perder un ser querido, podemos entender
con claridad la importancia de una ciencia como la Tanatología, que no obstante ser de reciente aplicación
esperamos tenga la penetración adecuada para coadyuvar a soportar los momentos difíciles. (Febrero 2014)

Doña Carlota Vega de Reynosa.


4 de noviembre de 1915 – 29 de noviembre de 1995.
Regulo Reynosa Vega.
30 de marzo de 1936 – 27 de septiembre de 1950.

~ 162 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

SI EL AGUILA HABLARA

“El águila real es el animal que puede volar más alto, pero que nunca, por elevada que sea su posición, pierde
la cabeza, porque no se marea en las alturas”(Anónimo)… En el mes de agosto de 1996 leí el libro “Si el Águila
Hablara”, cuyo autor es el Lic. Miguel Alemán Velazco y en donde plantea una serie de reflexiones sobre el
lado humano que ejerce el poder presidencial sobre el presidente en México y la razón de la existencia de esta
ave en el escudo nacional y en la historia del país. Alude cómo este animal adorna la parte superior de la silla
presidencial y es la misma que esta bordada en oro en el tapiz de la misma silla, y también bordada en oro se
encuentra en el centro de la bandera mexicana y de la banda presidencial que se coloca sobre su pecho el
presidente de la república el día de su toma de posesión.
Transcurridos once años de aquella primera lectura y continuando con mi afición por releer libros, concluí una
segunda lectura de esta interesante novela de la cual deseo compartir con ustedes algunas notas, que no
obstante el tiempo que ha pasado son aplicables en este momento y otros pasajes que, concluido el sexenio
anterior, rompieron completamente con la lógica preponderante en la larga
permanencia del PRI en el gobierno mexicano, principalmente en lo que se refiere
a la presencia de quien fue la primera dama en el sexenio 2000- 2006.
Dice el autor de la novela que “en México no hemos tenido mujeres que crean
que ellas también fueron elegidas por el pueblo como primeras damas, por eso
han sabido guardar su espacio, dedicado con fruición a los niños y al desarrollo de
la familia. Es una realidad que no hemos tenido a ninguna Evita Perón y las
esposas de todos y cada uno de nuestros presidentes han tenido la virtud, cada
vez con mayor calidad, de manejar y administrar su contribución histórica de
pareja del presidente. Ese día (de posesión) la familia crece, aparecen más
parientes y amigos por todas partes; todos se sienten influyentes y el presidente
en turno tiene que colocarlos en algún lugar, preferentemente honorífico, donde
quede satisfecha su vanidad pero impidiendo su intervención en el poder. Su actuación tiene que ser prudente
o el mismo presidente tendrá que alejarlos y quizá hasta castigarlos”. Estas tres reflexiones fueron rotas en su
totalidad por la ambiciosa primera dama del periodo 2000-2006, irresponsablemente alentada por su marido y
convertida de facto en la co-presidente de México, debido en gran medida a la debilidad de carácter de quien
ganó con el voto de los mexicanos la presidencia y que lamentablemente no supo gobernar.
En relación al presidente dice el autor...”el ritmo y el desgaste que tiene el presidente en los seis años lo
incapacitan para seguir con absoluta normalidad, tanto física como mentalmente su vida cotidiana después de
esta terrible misión. Ahora su misión es casi secreta y debe guardar silencio y un perfil bajo en el aspecto
político. Al cumplir el sexenio, cuando para él todo termina, sufre una descarga de adrenalina acumulada
durante el ejercicio, que lo deja lastimado para siempre o lo hace perder el juicio”. La primera parte de esta
reflexión no ha sido respetada por el expresidente en su afán de no perder los reflectores y considerarse

~ 163 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

necesario para la vida del país, alentado ahora de igual forma irresponsable, por su inseparable compañera. La
segunda parte se cumple en toda su extensión, el señor ha perdido el juicio.
La novela transcurre amenamente describiendo los cambios que sufre el presidente durante los años que dura
en el ejercicio del poder y que no obstante la alternancia de los últimos dos periodos gubernamentales siguen
vigentes. Un buen libro. (Mayo 2007)

Vicente Fox y Martha Sahagún

~ 164 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

RECONOCIMIENTOS

“No es más grande quien más sitio ocupa, sino quien más vacío deja cuando se va” (Popula r)….El 7 de abril de
1972, motivado por el desenlace que tuvo el movimiento universitario de aquella época y después de 6 largos
años de colaborar en la Escuela de Ciencias Químico Biológicas de la Universidad Autónoma de Sinaloa, donde
me inicié como profesor de tiempo completo, posteriormente ocupé la subdirección y terminé como director,
presenté mi renuncia dejando atrás una inolvidable y hermosa época dedicado a la formación de profesionales
en el área de la química.
Con todo respeto pido disculpas a los amables lectores de esta columna, que enviamos quincenalmente desde
la ciudad de Culiacán como una colaboración de la Confraternidad de Guamuchilenses, porque el presente
artículo lleva implícito un sentimiento de orgullo, algo de vanidad y porque no decirlo, mucha presunción de
mi parte.
En mi larga vida profesional he recibido muchas distinciones, todas ellas las he
aceptado con agrado y gran satisfacción, pero en el presente año, las autoridades
de la Universidad Autónoma de Sinaloa me han hecho entender que valió la pena,
lo poco o mucho que en lo personal he dedicado a la juventud sinaloense en su
preparación para el desarrollo de Sinaloa. El 14 de mayo recibí de manos del
Rector Dr. Víctor Antonio Corrales Burgueño un reconocimiento por haber creado
en el año de 1971 la carrera de Ingeniería Bioquímica, que fue la primera carrera
acreditada de la Universidad y es hoy una de las licenciaturas más prestigiadas de
la centenaria institución.
El 18 de junio también de este año que transcurre, nuevamente el Dr. Corrales me
hace acreedor a otro reconocimiento en el marco del 40° aniversario de la
generación 1970 – 1975 de ingenieros químicos, “por su contribución en la
formación de varias generaciones de profesionales de esta carrera”.
Y el pasado 1° de diciembre, fecha en la que se celebra el Día del Químico, en un emotivo evento, se me
entregó otro reconocimiento, ahora por “la destacada trayectoria, dedicación y continua contribución a
nuestra Facultad de Ciencias Químico Biológicas”, de manos del director Dr. José Zazueta Morales.
Estos tres galardones se suman al que me fue entregado en noviembre del año 2006 por el entonces Rector
M.C. Héctor Melesio Cuen Ojeda, “por su gestión al frente de la Facultad de Química en el periodo 1970 –
1972, con obras y realizaciones que enaltecieron y superaron a la institución y por su contribución en la
formación de distinguidas generaciones de profesionistas de las ciencias químico biológicas”.
Permítanme compartir estas distinciones con mis queridos maestros de kínder, de primaria y secundaria de
Guamúchil donde se encuentren; con mis grandes amigos y queridos compadres y con toda la familia que
radica en esa ciudad, y con usted que tan amablemente nos lee en este medio informativo. Enero 2011)

~ 165 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

~ 166 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

~ 167 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LOS APEGOS

“Criar con apego es crear lazos emocionales fuertes y sanos entre los niños y sus padres para toda la vida”
(Anónimo)…Tiempo atrás, en este mismo espacio, me refería a los guamuchilenses que por alguna razón se
desconectan de su tierra de tal manera que esporádicamente o nunca se les ve por Guamúchil. Perdieron la
razón de su presencia, ya sea por fallecimiento de sus padres o de sus amigos, a consecuencia de su trabajo,
por haberse casado con personas de otras entidades, porque a los hijos no les interesa pasar vacaciones en la
tierra de sus padres o simplemente por cuestiones de carácter. Este hecho, no solo se presenta en aquellos
que nos fuimos, siendo aún adolescentes, a estudiar a la ciudad de México, Guadalajara o Monterrey. El
desapego se observa en guamuchilenses radicados en Culiacán, a solo cien kilómetros de Guamúchil y que,
difícil de creer, durante años no lo han visitado.
No pretendo polemizar sobre las ventajas o desventajas de los apegos. No aspiro a desmentir a quienes
opinan que los apegos nos esposan a una idea, a un
pueblo, a la familia, al dinero, al pasado, a los recuerdos.
Acepto que, en algunos casos, vivir con apegos, es una
limitante que nos quita la oportunidad de avanzar, de
progresar, sin embargo, estas reflexiones se basan en
una definición muy estricta, que puede ser
negativamente entendida y aplicada. Los apegos no
pueden ser tan malos si los definimos como un
sentimiento de amistad, de simpatía, de cariño, sin que
nos limite a nada. No puede ser malo extrañar a alguien,
si está uno consciente de ello. De la misma forma, el
desapego, entendido como la falta de interés, tibieza y
frialdad hacia las cosas, la familia, la tierra, el dinero, los
recuerdos, se entiende y aplica en muchos casos erróneamente.
Estoy convencido que en una sana y equilibrada distancia, es reconfortante, de vez en vez, pasearnos por el
barrio en que nacimos, donde de niños retozamos en compañía de nuestros amigos, reencontrar las casas
viejas de la cuadra, saludar a la respetable señora que fue, sin que ella se enterara, el amor platónico de la
infancia o adolescencia, saber de los viejos amigos y de los amigos viejos.
Hace unos meses, mis grandes y añosos amigos Arturo Tapia Lizárraga y Salomón Gaxiola, Castro, decidimos
realizar un paseo por Guamúchil con la única intención de visitar lugares y amistades que incuestionablemente
forman parte de nuestro pasado. Circunstancias y cosas que nos recuerdan de dónde venimos y como
crecimos. Un apego que no nos produjo temor, ni ansiedad, sino al contrario, disfrutamos de tal manera
nuestro viaje que prometimos repetirlo, si la vida nos lo permite, en un futuro no muy lejano. La edad no nos
faculta planear a largo y probablemente ni a mediano plazo otra aventura de esta naturaleza.
~ 168 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Visitamos la escuela primaria del centro, lamentamos haya sido cambiado de lugar el reloj público cuya
posición original en la confluencia de la Rosales y A. Ramírez hubiera sido una glorieta icónica de la ciudad;
visitamos también el viejo edificio de la escuela secundaria, caminamos por la plazuela recordando al Mudo
que vendía elotes asados frente al Cine Davimar. Estuvimos por la colonia las Garzas donde en nuestro tiempo
se formaba una gran laguna. Pasamos por la “otra banda” a reconocer “el chiflais”, el vado que permitía el
paso de vehículos por el rio. Nos detuvimos frente al derruido edificio que albergó durante muchos años el
Club Évora, testigo fiel de amoríos de juventud. Los Achires, el barrio de la Loma, la iglesia, el antiguo edificio
del Colegio Renacimiento. Un viaje fabuloso, pleno de gratos recuerdos, que terminó con una suculenta
comida de mariscos, para regresar a Culiacán contentos de nuestro apego por Guamúchil. (06.2019)

Vista del Río Évora o Mocorito. Plazuela Municipal.

~ 169 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LA ENVIDIA.

“Es triste no tener amigos, pero más triste es no tener enemigos; porque quien enemigos no tenga, es señal, de que no
tiene: ni talento que haga sombra, ni bienes que se codicien, ni carácter que impresione, ni valor temido, ni honra de la
que se murmure, ni ninguna cosa buena que se le envidie” (Baltasar Gracian)…. Dice un refrán que la envidia es mejor
provocarla que sentirla, y como todo adagio popular tiene mucho de razón. Una definición simple de la envidia nos dice
que es un sentimiento que produce dolor o desdicha por no poseer lo que tiene el otro. Un sentimiento venenoso que
en un momento de nuestra existencia todos lo hemos padecido, porque la envidia no respeta color, raza, sexo, nivel
educativo, nivel económico, profesión, y con la que debemos tener cuidado, pues es una de las emociones que más
puede contaminar a una persona y a sus relaciones.
Es así como en nuestra diaria convivencia con conocidos, parientes, amigos y no amigos; en tertulias de café, fiestas, en
el trabajo, en reuniones varias, nos encontramos con personas que sin entender el por qué nos reflejan sentimientos
antipáticos producto de la envidia que les genera alguna característica de nuestra persona. Individuos que al
transmitirles un suceso valioso para uno como: el obtener un buen empleo, la compra de un automóvil o de una casa, el
nacimiento de un hijo, de un nieto, etc., de inmediato buscan restarle importancia o desestimarlo, como una estrategia
para opacar el brillo que ese hecho representa y tratar de ubicarte a su altura, porque no soportan ser superados.
Porque la envidia, estemos o no de acuerdo, implica grandes esfuerzos para el que la padece, al tener que soportar y
ante todo sufrir en silencio el peso que significa la infelicidad que le provoca, cuando la envidia bien manejada puede
servir para superar nuestras propias limitaciones, siempre que el envidioso o envidiosa no pierda el objetivo de lo que
realmente desea.
Si en la reunión semanal con tus amigas, en el café con los amigos, en la jugada de dominó, en la banca preferida de la
plazuela, en las reuniones del club, detectas a alguien con estas características, no te preocupes, no pierdas tu tiempo
escuchándolo; él o ella buscan ser el centro de atención con sus comentarios mordaces y ponzoñosos que lo están
matando o haciéndolo infeliz, reflejando su complejo de inferioridad, su ambición desmesurada y su amargor por las
cosas buenas que le suceden a los demás.
Ignóralo, porque tarde o temprano desaparecerá de tu vida. Poco a poco se irá distanciando, argumentando miles de
pretextos para no continuar con la supuesta amistad, porque tu felicidad le está recordando continuamente que su vida
está llena de frustraciones, que prefiere no enfrentarlas y buscar su superación.
Sin embargo, si esto no sucede y la persona envidiosa continúa haciendo todo lo posible por humillarte, en su ansia
desmedida de mantener un control sobre ti, encáralo. Enfréntate a él o ella y hazle ver que su comportamiento no te es
desapercibido, que estas plenamente consciente de su actitud y si es posible y vale la pena, busca un entendimiento que
la o lo haga entrar en razón.
Pero, cuidado, la persona envidiosa puedes ser tú. La persona que huye de los grupos y de reuniones porque no soporta
los comentarios que te generan ese sentimiento de envidia, de celos, puedes ser tú. Analízalo, conclúyelo y manos a la
obra. Suerte. (12.2019)

~ 170 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

NO NIÑOS

“Los niños deben aprender a que hay momentos para compartir todos juntos y, otros, que son para el papá y
la mamá”(Popular)…Es incuestionable que los niños no pueden estar en todos los eventos y en todos los
lugares a donde algunos padres irresponsablemente los llevan. En un malentendido concepto de protección a
los hijos, les causan un perjuicio de significativas consecuencias, además de las limitaciones que originan en la
pareja. Es frecuente recibir una invitación a una boda en la que se solicita no llevar niños, indicación que
muchos matrimonios consideran ilógica y de mal gusto; por lo que se presentan en el salón de fiestas con todo
y chilpayates aduciendo que no encontraron donde dejarlos o quien se los cuidara, olvidando que en este caso
por el más elemental respeto a los anfitriones, es preferible no asistir. La fiesta, que fue organizada para
adultos, se ve interferida por los chamacos que corren, brincan y se duermen donde les agarra el sueño. Si el
niño es aún de brazos, la madre se pasará la velada meciéndolo
Al centro: Aleyda Reynosa Soto. 1971. para que se duerma, sin poder bailar con su marido, sin platicar
con las amigas, cenando con una mano y envidiando al resto de
sus amigas que bailan y disfrutan de la fiesta. ¿Quién les dijo a
estos matrimonios que el casarse y tener familia implica ya no
pasar una velada en pareja, bailando, acariciándose,
conversando con los amigos? ¿Quién les dijo que si dejan a sus
pequeños retoños unas horas con la abuela, la nana, una amiga,
la sirvienta o una cuidadora no son unas malas madres, o se les
acabará el mundo?
Difícil entender a las personas que asisten a los hospitales o
acuden a su cita con el médico acompañados de sus niños, con
el argumento de que el enfermo es su pariente o con el
acostumbrado pretexto de que no tienen con quien dejarlos,
exponiéndolos al contagio de una enfermedad o a que vea escenas que por su edad no les corresponde
compartirlas, no obstante que en todos los nosocomios existe un aviso sobre la prohibición de llevar menores
de edad.
Es lamentable como algunos padres asisten a reuniones de matrimonios acompañados de los pequeños.
Resulta evidente la cara de disgusto de los anfitriones cuando reciben a la pareja, que por su irresponsable
acción evitarán que los jóvenes matrimonios compartan una velada agradable y tengan que limitar sus pláticas
a la presencia de los infantes.
Algunas semanas atrás asistí a una conocida funeraria de Guamúchil a presentar mis respetos a los familiares
de la persona fallecida. Con verdadero asombro observé que la sala de velación se encontraba atestada de
niños que con su natural inocencia corrían, lloraban, gritaban, peleaban y jugaban como si estuvieran en la
plazuela municipal. Discretamente pregunté la razón de su presencia y la respuesta fue la de siempre: es que
~ 171 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

no encontraron quien los cuidara. Con todo respeto, los dolientes estarían muy agradecidos si se hubieran
abstenido de asistir y presentar sus condolencias posteriormente por teléfono o en una breve visita,
obviamente sin los niños. Ante las molestas escenas opté por salirme a platicar con los amigos hasta que
consideré oportuno retirarme.
Estos comentarios me permiten recordar que los hijos nacen, normalmente, del amor que se profesan los
miembros de una pareja, pero no forman parte de ella. La pareja debe tener su propia vida, al margen de sus
hijos. (07.2012)

Aleyda. Berly, Berelia y Abelardo Reynosa Soto. 1978

~ 172 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

MACARIO CAMACHO

“No pases el tiempo con alguien que no esté dispuesto a pasarlo contigo” (G. García Márquez)...Macario
Camacho Robles tenía su residencia en el Fraccionamiento Las Palmas en esta ciudad de Culiacán; el sábado 4
del presente mes de junio salió de ella para atender asuntos personales y ya no regresó. Su familia lo buscó
infructuosamente por todas partes; el siguiente martes, entrada la noche fue encontrado flotando en un canal
cercano a su domicilio, asesinado a balazos desde el mismo día que desapareció, según lo informaron los
médicos forenses. La noticia se esparció rápidamente por toda la ciudad y principalmente entre sus múltiples
amigos, especialmente los de la Confraternidad de Guamuchilenses Radicados en Culiacán, quienes no
podíamos dar crédito a lo sucedido. La sesión desayuno del miércoles se distinguió por las caras de tristeza, de
coraje, de frustración, de impotencia, que portábamos todos los asistentes ante la gran pérdida de uno de los
fundadores de nuestra organización. Se guardó un minuto de silencio por el descanso del estimado
compañero y nos trasladamos a la funeraria
para despedirlo como él se merecía,
rodeado de sus amigos.
La Confraternidad está de luto, está
indignada, está triste por segunda ocasión
en muy pocos meses. A finales del año
pasado fue vilmente asesinado el doctor
Macario Camacho R. Alfredo Mascareño Gaxiola; un distinguido
guamuchilense que dedicó su vida a su
Macario Camacho familia, a su profesión, a sus amigos. Una
persona que no le hacía daño a nadie, sino
al contrario, le servía a la sociedad con todo
su entusiasmo. Las balas salidas de una pistola empuñada por manos asesinas, irresponsables, malditas, le
quitó la vida. A ocho meses del artero crimen, no existe ningún indicio de que la policía encuentre a los
culpables. Un homicidio más que quedará impune. Un querido amigo más que se nos fue.
Hoy estamos lamentando la muerte de Macario Camacho Robles y todos nos preguntamos ¿Qué pudo haber
hecho nuestro entrañable amigo Macarrón, para que terminara así su fructífera vida? ¿A quién pudo haber
ofendido? ¿A quién pudo haber molestado para que se ensañara de esa manera? Macario nació y vivió hasta
su adolescencia en su querido Guamúchil; su deseo de progresar, de ser alguien en la vida, lo llevó a la capital
del estado donde terminó la carrera magisterial. Realizó estudios de posgrado en España y Argentina y
diversos cursos en nuestro País. Era un hombre enamorado de su profesión, al que infinidad de veces lo
escuchamos impartiendo conferencias en los desayunos de la confraternidad. Un padre orgulloso de su hijo
Omar, de su esposa María del Pilar, de su trabajo, de su humilde origen, de sus padres, de sus hermanos, de su
tierra, del éxito obtenido en el desempeño de su carrera. Presto para dar consejos a quien se lo solicitara y
~ 173 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

para emitir su opinión ante los problemas que le presentaban sus amigos confraternos. Todo un personaje, así
era Macario.
El pasado miércoles 15 de junio de este 2011, la confraternidad de Guamuchilenses Radicados en Culiacán,
llevó a cabo su desayuno semanal número 861, en esta ocasión sin la asistencia de Macario Camacho Robles.
Extrañamos sus intervenciones siempre atinadas, sus puntadas, sus corajes, sus propuestas, su presencia.
¿Cuántas muertes más habremos de lamentar antes de que termine esta guerra que ha venido a trastocar la
vida de los sinaloenses y de todos los mexicanos? ¿Cuánto tiempo más deberemos esperar para estar en el
lugar y en el momento equivocados y pasar a formar parte de las estadísticas con que se mide esta
incomprensible lucha? Solo Dios sabe y en él dejamos la respuesta. Por hoy, antes que todo, deseamos que
Macario descanse en paz y que su amable esposa y su hijo Omar encuentren una pronta resignación. Que así
sea. (Junio 2011)

~ 174 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

SEPTIEMBRE 27 DE 1950.

“Las lágrimas no son para las personas que hemos perdido. Son para nosotros. Para que podamos recordar,
celebrar, extrañarlas y sentirnos humanos”. (C.J. Redwine)…... Serían las 5 de la tarde del miércoles 27 de
septiembre de 1950, mi madre, embarazada de su última hija, corría enloquecida por la calle 16 de
septiembre, para encontrar a una persona a quien nunca identifiqué y quien traía en sus brazos a mi hermano
Regulo agonizando después de una caída en la casa de don Andrés Choza por la Independencia, desde un
tanque elevado que le destrozó el cráneo a la edad de 14 años. Con 6 años de edad no alcancé a cuantificar la
magnitud de la situación. Recuerdo al Dr. Alfredo Díaz Angulo platicando con mi padre, probablemente sobre
la crítica gravedad de mi hermano, que falleció cerca de la una de la mañana. Un catre de jarcia con mi
hermano muerto, cubierto con una sábana, flores y tinas con hielo debajo del catre atemperando el calor de
esa fecha. Antes de morir, mi hermano vomitó guayabas, provocando en mí que durante más de 50 años fuera
alérgico a esa fruta.
Grabada en mi mente la escena donde don Pascual Sedano, fundador de la
Funeraria que lleva su nombre, tomaba medidas del cuerpo inerte de mi
hermano, no con cinta métrica, sino con un mecate, para construir el ataúd
donde sería sepultado. Un féretro de madera forrado de tela gris. No conservo
recuerdo alguno del día siguiente, que debió haber sido el velorio.
De ahí, viene a mi memoria el recorrido a primeras horas de la mañana de la
iglesia hacia el panteón municipal, ubicado en su domicilio actual, pero separado
del caserío por un espacio grande de terreno en greña. Me veo sentado en el
estribo de una camioneta sin redilas color verde y negro propiedad de don
Arnulfo Alcalá, adornada con cadenas de papel de china y coronas de flores
artificiales, seguramente elaboradas por doña Guadalupe Flores de Tisnado,
Regulo Reynosa Vega. 1949
estimada vecina de toda la vida y el ataúd con los restos de Regulo en el centro
de la plataforma. Caminando lento en el cortejo, con la mirada triste, mi padre, mi hermano mayor y varias
personas que no alcanzo a identificar. Fin de mis recuerdos sobre el sepelio. Fin de mis recuerdos de una
tragedia que en su momento no logré entender.
Pasaron los años. Sábado tras sábado, el día de los muertos, el aniversario de su fallecimiento, de su
cumpleaños, mi madre nos llevaba al panteón en el que permanecíamos horas. Largo tiempo que mis
hermanas y yo, niños aun, disfrutábamos jugando entre las tumbas, mientras mi madre, arreglaba y cuidaba
con esmero el sepulcro donde reposaban los restos de su hijo. Un luto que duró prácticamente toda la vida.
La muerte de un hijo está considerada como una pérdida inconcebible e insuperable, los padres nunca
esperan enterrar a un hijo o hija, éstos deben sobrevivir a los padres, así creemos debe ser la ley natural. Un
padre, una madre, esperan ver que sus hijos crezcan, se desarrollen, contraigan matrimonio, que formen una
familia y les den nietos, antes de salir de sus vidas. Pero en ocasiones los caminos de la vida no son como lo
~ 175 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

esperamos, toman atajos inesperados. Inesperados, desconcertantes y tremendamente dolorosos, hasta el


punto de que no existe un término para nombrar a aquellos que han perdido un hijo. Porque huérfano es
quien perdió a sus padres, viudo(a) el que perdió a su esposo(a), pero aún no existe una palabra que defina a
quien perdió un hijo. Solo el dolor.
Han transcurrido 69 años de aquella desgracia que cambió la vida de mi familia. Que me enseñó a respetar la
memoria de los que se han ido. Que me hizo comprender que la muerte no existe; las personas solo mueren
cuando las olvidas. Si las recuerdas, siempre estarán contigo. (10.2019)

Casa de Don Andrés Choza. Independencia entre Rosales y 16 de septiembre.

~ 176 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

400 AÑOS DE RECUERDOS

“Paréceme, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la
mesma experiencia, madre de las ciencias todas” (Miguel de Cervantes)…Escribir me ha dado grandes
satisfacciones. Me ha permitido dedicar algunos minutos para recordar anécdotas y amigos de la infancia, de
la adolescencia y de la juventud; me ha llevado por las calles, callejones y recovecos del pueblo que me vio
nacer. Me ha otorgado la oportunidad de escuchar las felicitaciones, muy pocas, y las críticas, al mayoreo, por
lo que me atrevo a narrar, de quien nunca me imaginé se molestaría en leer mis artículos. Todo ello paga con
creces la osadía de escribir sin tener los conocimientos para ello. Dentro de este contexto, el pasado jueves 13
de febrero recibí la invitación para compartir una sabrosa taza de café en el Hotel Davimar, de 4 grandes y
distinguidos guamuchilenses. Queremos compartir contigo nuestras experiencias, señalarte algunas
diferencias de tiempo y ubicación del contenido
de tus artículos, me dijeron.
Fijada la cita para las 11 de la mañana, salí de
Culiacán con el tiempo suficiente para cumplir
con el compromiso. En el trayecto me preparé
mentalmente para dar respuesta a los
cuestionamientos que veía venir e imaginar los
que pudieran sorprender. Sin embargo, nada fue
como lo presumí; una cálida recepción, un
ambiente de amistad y de confianza, cambió de
inmediato mi percepción inicial. Un tsunami de
anécdotas, de datos y personajes de Guamúchil
se me vinieron encima, arrollando mí
desvencijada memoria. 400 años de recuerdos
inundaron mi cabeza. ¿Te acuerdas de Quintanón, me cuestionaban? El Cine Royal no fue el primer cine de
Guamúchil. ¿Qué sabes de la historia del Hotel Sudpacífico? ¿Cómo se llamaba el mudo elotero que se
instalaba frente a la plazuela? El tren Olivo pasó por Guamúchil con un gran escándalo y el Presidente ni
siquiera se asomó a saludar. Recién estrenadas las películas la Feria de la Flores y El Ametralladora, Pedro
Infante vino a Guamúchil y visitó la iglesia a la que le prometió una campana que nunca llegó. ¿Recuerdas la
plazuela llena de pinos salados y sin piso de concreto a su alrededor? ¿Por qué las instalaciones actuales de
los Almacenes Nacionales de depósito le llamaban “La Monetaria”?
En este tenor de preguntas y respuestas, de narraciones y añoranzas, transcurrió una placentera reunión en la
que sobresalió la sapiencia y agradable estilo de conversar de Efrén Gallardo; el fino sentido del humor y la
simpatía de Jorge Aguilar; la sobriedad y formalidad en su trato y comentarios de Eduardo Rodríguez; la

~ 177 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

amabilidad de Manuel Beltrán y la inteligencia y cortesía de Francisco Peña; y de todos ellos su gran cariño por
Guamúchil y su innegable preocupación por el desarrollo y calidad de vida de sus habitantes. Una “quintilla”
de personalidades que en un juego de póker sería muy difícil de “matar”.
Concluida la tertulia que se alargó por espacio de más de dos horas, y no sin antes disfrutar de unos sabrosos
mariscos por el rumbo de la Matamoros, en la grata compañía de mi compadre Raúl Aguilar, regresé a la
ciudad de Culiacán cavilando aún sobre la experiencia compartida, con quienes ni por asomo se encuentran
estacionados en el pasado. Al contrario, son personas que aprovechan la nostalgia y añoranzas para evocar
sentimientos y recuerdos agradables de tiempos felices ya idos; para sonreír e inspirar sensaciones apacibles y
positivas. Que ponen al servicio de los jóvenes su experiencia y conocimientos en la búsqueda de una calidad
de vida superior. Mi agradecimiento y respeto. (Marzo 2014)

Francisco “Panchin” Peña

~ 178 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

ACERVO BIBLIOGRAFICO

“Una biblioteca es un lugar donde usted puede perder la inocencia sin perder la virginidad” (Germaine
Greer)…Mi pequeño estudio ya resultaba insuficiente para contener los cientos de libros que durante largos
años habían sido integrados a mi biblioteca particular. Era necesario tomar una decisión sobre su destino,
principalmente de aquellos relacionados con mi carrera de ingeniero químico industrial, considerando que
ninguno de mis hijos optó por estudiar esta carrera. Un inventario me determinó que contaba, además de
novelas y de otros tópicos, con más de 700 libros de texto y de consulta de las áreas de química general,
química inorgánica, química orgánica, análisis cualitativo, análisis cuantitativo, diseño de equipo, diseño de
plantas, estudios de mercado, matemáticas, física, fisicoquímica, operaciones unitarias, organización
industrial, algebra lineal, resistencia de materiales, dibujo, electroquímica, transferencia de calor, destilación,
evaporación, flujo de fluidos, etc. etc. Estos libros los fui acumulando durante mis siete años de estudiante en
el Instituto Politécnico Nacional y durante los años que impartí cátedra en la Facultad de Ciencias Químico
Biológicas de la Universidad Autónoma de Sinaloa, en el Instituto Tecnológico de Culiacán y en la Maestría de
Planeación Industrial en la Escuela de Ingeniería y Arquitectura del
Biblioteca Prepa UAS. Guamúchil
propio Instituto Politécnico en la ciudad de México. Varios de ellos
fueron adquiridos con recursos propios y otros recibidos como regalo
por las editoriales técnicas, que lo hacen como medio de promoción de
sus publicaciones en los centros de educación media y superior.
Durante algunos días, mi esposa y un servidor estuvimos tratando de
Biblioteca Prepa Guamúchil. UAS.
recordar que pariente o amigo de la familia podía ser el receptor del
donativo que estaba decidido a hacer. Así fue como seleccionamos al
hijo de una familia con la cual nos unía una vieja amistad y que iniciaba sus estudios de ingeniería química en
una prestigiada Universidad del interior del País. La decisión nos proporcionaba una gran satisfacción, no
podíamos haber hecho mejor elección; presentíamos el gran apoyo que le proporcionaríamos a este
estudiante y a sus padres con el regalo de un acervo bibliográfico de esa categoría, para mí de incalculable
valor. Con mucho entusiasmo le transmitimos a los padres del joven nuestra propuesta, solicitándoles que en
cuanto pudiera pasara a recoger el material a nuestra casa, para lo que dediqué todo un día clasificando y
encartonando los ejemplares, que con todo el dolor de mi corazón, pero realmente convencido, donaría para
una buena causa. Cada libro me recordaba anécdotas de mi época de estudiante en la ciudad de México; en
algunos encontré acordeones para exámenes y notas curiosas sobre travesuras amorosas; en otros,
anotaciones que revolvieron mis recuerdos de la etapa dedicada a la docencia y la investigación. Pero, gran
sorpresa nos llevamos cuando al día siguiente nos informan que el muchacho había rechazado la oferta
argumentando que el estudiaba por internet y no le hacían falta los libros. Este material fue donado a la
biblioteca del Centro de Cultura de Guamúchil, en donde estoy cierto está siendo aprovechado y coadyuvará
de alguna manera en la formación profesional de estudiosos jóvenes guamuchilenses. (Junio 2014)
~ 179 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

ALBERTO VEGA CHÁVEZ.

“Todos tenemos talento, porque todos los seres humanos tenemos algo que expresar” (Brenda Ueland)….Una
vez concluida la Revolución y la aprobación de una nueva constitución, el Estado de Sinaloa queda dividido en
16 municipios, presididos por un Presidente Municipal e integrados por sindicaturas bajo el mando de un
Síndico Municipal. En este proceso, la Comisaría de estación Guamúchil queda adscrita al Municipio de
Mocorito, quien en el año de 1920 la eleva a la categoría de Sindicatura, funcionando así durante 42 años, la
cual presidieron 19 distinguidos guamuchilenses, algunos de ellos repitiendo en varias ocasiones en este
puesto.
En el año de 1962 Guamúchil se convierte en Municipio, no sin antes llevar a cabo una lucha por lograrlo que
se inicia el 27 de septiembre de 1957, cuando el Licenciado Roberto Macías Fernández sometió a la
consideración de la asamblea ordinaria del Club Rotario un proyecto para la creación del Municipio de
Guamúchil, como municipio número 17 del estado de Sinaloa. Transcurridos 5 largos años de ardua y
constante lucha por alcanzar la separación del Municipio de Mocorito, el 27 de febrero de 1962 se emite el
decreto correspondiente por el cual se crea el Municipio número 17 con el nombre de Salvador Alvarado,
gracias al incesante trabajo y dedicación del Comité pro municipalización integrado por
el Lic. Roberto Macías Fernández, Lic. Octavio Romo Santos y Prof. Fernando Sarabia
Beltrán como presidente, secretario y tesorero respectivamente. Así como, Dr. Alfredo
Díaz Angulo, señores Humberto López Rochin, Aureliano Inzunza, Ismael Obeso Santos,
Leopoldo Inclán y José Félix Armenta como vocales.
Emitido el Decreto que daba vida al municipio 17 de Sinaloa, da principio la lucha por la
presidencia municipal, que la mayoría consideraba, por lógica, le correspondía al Lic.
Macías, en su calidad de impulsor de la idea de independencia y líder indiscutible del
movimiento. Sin embargo, a este nombre se adicionaron el Dr. Alfredo Díaz Angulo, el
Lic. Octavio Romo Santos y Humberto López Rochin, que en su oportunidad manifestaron
su interés por ser tomados en cuenta. Ante la posibilidad de que la unidad demostrada
durante los 5 años que duró la lucha independentista se viera trastocada, el C.
Gobernador optó por solicitar al Congreso del Estado se nombrara para encabezar el H. Ayuntamiento
Constituyente al Sr. Alberto Vega Chávez, que no formó parte del Comité, sin menoscabo de su activa
participación durante el movimiento, tomando en cuenta su experiencia y capacidad obtenidos en el
desempeño de diversos puestos como: Oficial de Catastro en la Sindicatura de Guamúchil(1943-1952),
Director de Acción Social en el Municipio de Culiacán(952-1954), Secretario del H. Ayuntamiento de Mocorito
(1954-1956), Director de Acción Social del Municipio de Mocorito (1957-1958), Secretario del Patronato de la
Escuela Preparatoria de Guamúchil (1961-1962). Vega Chávez recibió, antes de su designación al frente del
Municipio de Salvador Alvarado, importantes reconocimientos de los H. Ayuntamientos de Chihuahua, Garza
García, Nuevo León, Veracruz y el Gobierno de Aguascalientes entre otros no menos importantes.
La intuición política del C. Gobernador no falló, ya que por una parte calmó las ambiciones de los pretensos y
dio pie a la formación del Municipio con la designación de un experimentado Alberto Vega Chávez que llevó a
buen término la separación efectiva del Municipio de Mocorito y la consolidación administrativa, económica,
social y política del Municipio de Salvador Alvarado. Alberto Vega Chávez nació el 1 de febrero de 1924 en
Alhuey, Angostura, Sinaloa, falleciendo el 11 de diciembre de 1989. (09.2019)
~ 180 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

R. ALEJANDRO ROMO M. GUTIÉRREZ.

“En Lugar de ser un hombre de éxito, busca ser un hombre valioso; lo demás llegará naturalmente” (Albert
Einstein)….Guamúchil ha sido cuna de grandes hombres y mujeres que han destacado en diferentes
actividades poniendo muy en alto el nombre de la ciudad que los vio nacer y de la que siempre, todos, se han
sentido muy orgullosos. De Guamúchil han salido reconocidos artistas, sobresalientes deportistas, importantes
políticos, famosos escritores, eficientes servidores públicos, distinguidos profesionistas, que como lo señala
Arturo Avendaño Gutiérrez en su libro Forjadores de Guamúchil, algunos no fueron incluidos por falta de
información y en otros casos por haber realizado su carrera profesional fuera de su terruño y no por carecer
de los merecimientos para ello.
El pasado viernes 15 de agosto, asistí en la ciudad de México a la comida anual del Día del Egresado
Politécnico que se llevó a cabo en el emblemático cuadrilátero del recordado Casco de Santo Tomás,
instalaciones originales del Instituto Politécnico Nacional fundado en el año de 1936 por el insigne sinaloense
Ing. Juan de Dios Bátiz Paredes. Ahí tuve la oportunidad de saludar a mi gran
amigo y guamuchilense Rodolfo Alejandro Romo Mexia Gutiérrez; ingeniero
bioquímico de profesión con especialidad en el área de tecnología de alimentos
que becado por el Conacyt realizó en el Japan International Cooperation Agency
(JICA) de Kobe, Japón, además de contar con una maestría en administración
pública del Instituto de Estudios Superiores en Administración Pública.
Alejandro ha dedicado la mayor parte de su vida profesional a la investigación, la
docencia y la administración dentro de la estructura orgánica del Instituto
Politécnico Nacional, en donde se ha desempeñado como Director General de
Deportes en dos administraciones y actualmente como Jefe de la División de
Programas en Ambientes Virtuales, con la responsabilidad de fortalecer, consolidar e incrementar la oferta de
posgrado en las modalidades no escolarizada y mixta, haciendo uso de los ambientes virtuales y los entornos
sociales de aprendizaje. Fue coordinador de asesores de la Subsecretaria de Educación e Investigación
Tecnológica de la Secretaría de Educación Pública y hace algunos años Coordinador en el Estado de Sinaloa de
la Dirección General de Educación Tecnológica Industrial también de la SEP.
DE 1974 a 1992 se desempeñó como catedrático, jefe de laboratorio, subjefe del departamento de servicio
social, jefe del departamento de recursos humanos, subdirector administrativo y director del Centro de
Estudios Científicos y Tecnológicos (CECYT) “Miguel Othón de Mendizábal” del Instituto Politécnico Nacional.
Durante mi gestión como director técnico de Laboratorios Nacionales de Fomento Industrial, Alejandro Romo
ocupó la jefatura del departamento de Alimentos mostrando siempre una positiva disposición para el trabajo,
amplios conocimientos en el área y experiencia en el manejo de personal lo que le valió la obtención de
excelentes resultados. En julio del 2005 Alejandro Romo recibió de la Secretaría de Educación Pública un
merecido reconocimiento por 30 años de servicios prestados a favor de la Administración Pública Federal.
~ 181 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

He aquí un ejemplo de quien como muchos guamuchilenses realizó sus estudios en la ciudad de México con
grandes carencias, pero que con esfuerzo y con una gran voluntad de superación ha logrado sobresalir y
ocupar importantes posiciones, llevando con dignidad su origen guamuchilense. Sirva este relato sobre el Ing.
Alejandro Romo como una lección para las nuevas generaciones que buscan el dinero fácil, que se marean al
primer puesto importante, que rechazan el estudiar en escuelas públicas o que en el peor de los casos no
quieren estudiar. El éxito es producto de la constancia, de método y de organización. No lo olviden jóvenes.
(Septiembre 2014)

Ing. Abel Zamora Arellano, Ing. Pedro Mancillas, Ing. Ricardo Bazúa, Lic. Enrique Félix Bastidas, Ing. Roberto Aragón Tisnado,
Ing. Alejandro Romo Mexia, Ing. Abelardo Reynosa Vega, Dr. José de Jesús Zazueta Morales.
Restaurant La casa de Los Loaiza.

~ 182 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

AÑO NUEVO 2020

“El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de los sueños. Que el año nuevo traiga muchos sueños y
hermosas satisfacciones”…El miércoles pasado se inició un nuevo año que marca el final de la segunda década
de este tercer milenio. Sin embargo la celebración del principio del año no siempre ha correspondido a la
fecha que estamos acostumbrados o sea el primero de enero. La fecha de celebración del año nuevo depende
del tipo de calendario en uso en el país de que se trate, en nuestro caso el calendario gregoriano establecido
por el papa Gregorio XIII en el año 1582, siendo el de mayor uso en el mundo. Por otra parte,
independientemente de la fecha en que se reciba el año nuevo en otros países, la forma de celebrarlo varía de
un país a otro y en algunos casos dentro de regiones en un mismo país.
El uso de fuegos artificiales es muy común como estrategia para atraer turistas en espectaculares actos de
pirotecnia como en Sídney, Australia y Valparaíso en Chile. En España, con el mismo motivo, es tradicional
ingerir 12 uvas al ritmo de las 12 campanadas que marcan la
medianoche en la famosa puerta de Alcalá. En algunos países
de América del Sur se quema un monigote de papel que
representa el año viejo a las cero horas del día primero; algo
parecido a lo que en Sinaloa conocemos como quema del
malhumor en los inicios del carnaval.
Por otra parte, es sabido que debido a la rotación de la tierra y
a los husos horarios que rigen en el mundo, la llegada del año
nuevo no sucede en forma simultánea. Hoy en día con la
magia de las comunicaciones podemos disfrutar de la llegada
del año nuevo desde las 10 a.m. del día 31 de diciembre en
Kiribati en las islas Caroline y Kiritimati, y en Samoa como
Año Nuevo 1969.Jesús Chuyito López y esposa. Último lugar del mundo que recibirá al nuevo año.
Abelardo Reynosa y esposa, Esperanza Soto. Esta información no deja de ser interesante para conocer los
orígenes de muchas de nuestras tradiciones ¿pero cuáles han sido los usos y costumbres de celebración del
nuevo año en Guamúchil? Durante la segunda mitad del siglo pasado, en la que Guamúchil pasó de un pueblo
de cinco mil habitantes a una ciudad con más de cincuenta mil, en la noche de 31 de diciembre se llevaban a
cabo sendos bailes en los clubes sociales de mayor tradición; el Danubio Azul, localizado en la esquina de la
calle Hidalgo y Juárez, catalogado en aquella época como el local de la clase popular. El recordado Club Évora,
de mucha historia y tradición, donde concurrían los pertenecientes a la clase media de la ciudad, ubicado por
la avenida Ferrocarril, entre la Avenida Rosales y la Calle 16 de Septiembre. Y por último el famoso Club Hacha,
que después de ocupar varias direcciones terminó en el edificio que hoy ocupa conocida tienda departamental
en el centro de la ciudad.

~ 183 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

En todos los casos, el festejo de recibir al año nuevo se convertía en prácticamente una reunión de familia y de
amigos que a la llegada de las doce campanadas se abrazaban sin discriminación alguna.
Con el tiempo la tradición de organizar bailes en esta fecha se fue disipando hasta hoy en que no se efectúa
uno solo y los clubes sociales prácticamente ya no existen como tal. En el presente la recepción del año nuevo
se lleva a cabo en familia o en fiestas organizadas por los jóvenes sin la presencia de los padres y familiares.
Independientemente de la forma de celebración no olvidemos que esta fecha es propicia para fijar metas y
definir propósitos para el futuro. Hagamos un alto en el camino y retomemos el correcto para ser felices.
(01.2020)

Año Nuevo 2013. Casa de la familia Reynosa.


Amado Juancampos y Aleyda Reynosa de Juancampos.
Abelardo Reynosa Soto y Susana Garza de Reynosa.
Bertha Elisa Reynosa Soto y Ashley Juancampos Reynosa.

~ 184 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

CADENA DE ABRAZOS

“La vida de los muertos está en la memoria de los vivos” (Cicerón)…Un domingo de este pasado verano, por
ahí de las 7 u 8 de la mañana, me encontraba lavando el carro en la banqueta de mi domicilio, cuando se
acerca una jovencita, que para que negarlo estaba de muy buen ver, que sin preámbulo alguno me preguntó si
le permitía darme un abrazo, a lo que, como ustedes se imaginan no pude negarme, más sabiendo que mi
mujer estaba dormida. Me abrazó y me obsequió una flor, agradeciéndome la disposición. Con una sonrisa la
vi partir en su automóvil y alejarse en busca de otras personas a las cuales abrazar.
Estoy seguro que la mayoría de mis amables lectores conocen este proyecto al que le llaman “Cadena de
Abrazos”, que se realiza generalmente como parte de un tratamiento terapéutico y en otros casos como parte
de un bonito juego. Pero si para la señorita en cuestión significaba una tarea, para mí fue motivo para iniciar
alegremente el domingo.
Este hecho me recordó que muchas personas consideran que el día de la amistad, el día del abuelo, el 10 de
mayo o el día del padre, son fechas inventadas por el comercio para incrementar sus ventas. En todos estos
casos rechazan la oportunidad que les da la vida para abrazar a sus padres, a sus abuelos, a su esposa. Pierden
la ocasión de recibir o de dar, una muestra de cariño, una señal de afecto.
Algunos dicen que no es en una fecha determinada cuando debe felicitarse a la madre, al padre, al abuelo, a la
novia o a la esposa, sino que las demostraciones de amor deben ser todos los días. Sin embargo, estoy seguro
que quien no lo hace en el día y fecha señalada (según ellos por la mercadotecnia), no lo hace nunca. Como
también puedo afirmar, que quien lo hace diariamente, se esmera con mayores detalles el día que marca el
calendario, sin reparar si este es producto de la mercadotecnia.
El pasado 2 de noviembre se festejó el día de los muertos, que no es una celebración creada por el comercio,
sino producto de una tradición de siglos. Pero del mismo modo, hay quienes no asisten a los cementerios a
visitar a sus muertos porque no tiene caso. El difunto ni siente, ni sabe, ni se da cuenta de la presencia de los
familiares, dicen. Yo lo recuerdo diario aducen, no cuando me lo marque una fecha en especial.
Y aquí viene a mi memoria la historia de un anciano que se encontraba inquieto por terminar un trámite en
una oficina. Al preguntársele el motivo de su ansiedad contestó que tenía que visitar a su esposa en el hospital
donde se encontraba internada a determinada hora y ya se le estaba haciendo tarde. No se inquiete le dijeron,
su esposa sabrá comprender por su retardo, a lo que contestó, que ella no entendería porque padecía de
alzhéimer. Razón de más para que usted no se preocupe, su esposa no sabrá si usted llegó a tiempo o no, ni
quién es usted. Es cierto, dijo el anciano, mi esposa no me reconoce, pero yo si se quién es ella.
Este relato puede aplicarse a las visitas al cementerio. Los seres queridos que yacen en una olvidada tumba no
se percatan de nuestra visita el día de muertos, pero nosotros sí sabemos quién está enterrado en ella y lo que
en vida representó ese ser querido. Los momentos agradables y felices que pasamos a su lado. Inculquemos a
nuestros hijos, a nuestros nietos, el amor por sus antepasados. Recordemos que en un futuro, para algunos de
nosotros ya muy próximo, seremos parte de ellos. Un abrazo. (Diciembre 2018)
~ 185 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Av. Rosales esquina Ferrocarril. Casa de la Familia Quintana.

Av. Rosales esquina Benito Juárez.

~ 186 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

CAPACITACIÓN PROFESIONAL.

“Solo triunfaremos si no nos olvidamos de aprender” (Rosa Luxemburgo)….Obran en mi poder dos documento
titulados: Encuesta a Egresados de Educación Superior en Sinaloa, realizado por el Consejo para el Desarrollo
Económico de Sinaloa (CODESIN) en el verano de 2016 y Panorama de la Educación Superior en Sinaloa de la
Secretaría de Educación Pública de las mismas fechas, que presentan resultados que vale la pena comentar. La
encuesta nos dice que los egresados de la escuelas de educación superior en el Municipio de Salvador
Alvarado duran en promedio 9.1 meses para conseguir su primer empleo, lapso suficiente para desesperar y
desmotivar a los recién graduados, que ante la necesidad, aceptan empleo fuera de su área, truncando la
consolidación del curriculum vitae y la posibilidad de una exitosa carrera. Por otra parte, del total de
egresados de las casi 100 escuelas de educación superior de la entidad, solo se titulan el 66%, no obstante las
diversas facilidades que hoy se tienen para recibir su título y cédula profesional, que les permita el ejercicio de
su profesión sin obstáculo alguno.
Pero un dato que de verdad impacta es que del total de profesionistas en el ejercicio de su profesión solo
continúan preparándose académicamente el 11%, ya sea con diplomados, cursos cortos, maestrías,
doctorados, seminarios, certificación o nivelación pedagógica. O sea que el 89% no se actualiza, ejerciendo
con lo poco o mucho que haya aprendido en la escuela donde llevó a cabo sus estudios.
La Ley de Profesiones del Estado de Sinaloa, en los artículos 105, 106 y 107 del Capítulo Tercero que se refiere
al Mejoramiento Continuo, establece la actualización y capacitación permanente sobre conocimientos
metodológicos, técnicos, teóricos y prácticos del ejercicio profesional, responsabilizando a los Colegios de
Profesionistas del diseño y estructuración de los programas anuales de la profesionalización continua de sus
miembros, reportando el avance de los mismos ante la Secretaría de Educación Pública y Cultura, entre otras
no menos importantes atribuciones. Lamentablemente los Colegios de Profesionistas no cumplen con esta
función, coadyuvando a mantener una escasa calidad de profesionistas en algunas ramas, reflejada en ese solo
11% de profesionistas que continúan actualizando sus conocimientos durante el ejercicio de su profesión.
Es urgente que la Secretaría de Educación Pública y los Colegios de Profesionistas tomen en serio su
responsabilidad en este aspecto, porque no es posible que ante un avance tecnológico abrumador como el
que vivimos actualmente, encontremos profesionistas de la ingeniería, de la salud, de las ciencias sociales,
ejerciendo con métodos obsoletos en perjuicio de los miembros de la sociedad a los que prestan sus servicios
y de ellos mismos al limitar su crecimiento.
Las opciones para cursar un diplomado, seminario, cursos cortos, especialidad o maestría, asistir a congresos
de temas ad hoc, son bastantes y de fácil acceso tanto en lo económico como en la duración; ya sea en forma
presencial o en línea, para aquellos que ejercen en ciudades sin acceso a centros de educación superior
adecuados. Cualquier esfuerzo que se realice al respecto, ligero o pesado, vale la pena ya que se consolidaran
y ampliaran conocimientos, además de una actualización de nuevas tecnologías y procedimientos.

~ 187 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Si el trabajo, la situación económica o la familia son un impedimento para llevar un curso presencial, las
opciones en línea en instituciones nacionales o extranjeras son innumerables para estudiar a la velocidad y
profundidad que se requiera. Adelante. (01.2020)

Edificio de la antigua Cervecería La Regional, donado por el Gobierno del Estado para la Escuela Secundaria de Guamúchil.
En este edificio se iniciaron los cursos el 4 de noviembre de 1944

~ 188 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

CASI CASADO.

“Un matrimonio feliz es la unión de dos buenos perdonadores” (Anónimo)….Después de cinco años de
noviazgo, mi compadre, que en ese entonces aun no lo era, se acicalaba para su boda por la iglesia,
programada para las 8 de la noche y que oficiaría el legendario padre Francisco Méndez. Lentamente, pero
con los nervios propios de un evento de esta naturaleza, mi compadre se vestía con el traje gris oxford, que
con anticipación le mandó hacer al conocido sastre Pancho Pineda. Una impecable camisa blanca y una
corbata que hacia juego con el color del traje, completaba la indumentaria para esta memorable ocasión. Una
última mirada en el espejo para revisar que nada estuviera fuera de
lugar, lo dejó convencido de que era hora de tomar el camino hacia la
iglesia. En el trayecto, gratos recuerdos de la etapa que hoy concluía
venían a su memoria. Las dificultades a las que se enfrentó para que
su casi esposa, le diera el anhelado si a su declaración de amor. Hoy
terminaban las visitas a la casa de su adorada los días estipulados en
la petición que hizo a quien a partir de esta noche se convertiría en su
suegro. No pudo menos que sonreír al recordar las innumerables
serenatas que al pie de la ventana de su amada le dieron vida y
sentido a los años de noviazgo. Unas con el Trío Los Tanis, cuando la
economía no era muy boyante con los famosos Barzones y de plano,
en la etapa de crisis con los amigos en bola, que sin voz ni armonía lo
dábamos todo para acompañar al amigo en su serenata. A partir de
mañana daba inicio a las responsabilidades de marido y
posteriormente de padre de familia. Al doblar la esquina alcanzó a
ver como en la iglesia ya se encontraban varias personas, lo que
incrementó su nerviosismo. Mi futuro compadre ignoraba que en la
misa que precedía a la suya, se celebraban unos XV años. Una
preciosa jovencita hincada frente al altar le daba gracias a Dios por
haber llegado a la edad de las ilusiones. No daba el primer paso en el
atrio del templo cuando un mutuo amigo le dice en algo que parecía un reclamo: Que bien la hiciste, mira a la
novia sola en altar desde hace varios minutos. Sin percatarse de que el vehículo de su prometida no había
llegado aún, ni de que gran parte de la familia no estaba presente, soltó la carrera para introducirse a la iglesia
por la sacristía y enmendar el error cometido. Ante la mirada curiosa de los familiares de la quinceañera, mi
compadre aparece por la puerta lateral del altar, encaminando sus pasos hacia la que suponía era su pobre
novia buscando sus ojos para ofrecer una disculpa antes de arrodillarse a su lado. En esa fracción de segundo,
mi compadre comprendió la pesada broma que le habían hecho. Emulando a un coyote cuando se mete a un
trigal y siente las espinas en su costillar, mi compadre mete reversa y sale despavorido con la decidida
~ 189 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

intención de matar al autor. No lo mató, con el tiempo también se hicieron compadres. Durante muchos años
a mi compadre lo asedió una interrogante ¿y si no le hubiera buscado los ojos para disculparme y me hubiera
hincado a un lado de la quinceañera? (febrero 2016)

Condiciones de la Iglesia de Guamúchil el día de la inauguración 10 de mayo de 1944.

~ 190 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

CULPABLE O INOCENTE.

“La novia del estudiante, nunca es la esposa del profesionista” (Anónimo)….Una vez concluida la preparatoria,
mi hoy compadre se fue a la ciudad de México a continuar sus estudios seleccionando la carrera de Ingeniero
Electricista en la Universidad Nacional Autónoma de México, dejando en Guamúchil pedazos de su corazón. Su
novia vivía en una de las últimas casas de Guamúchil Viejo a donde el joven enamorado acudía a la visita, que
en los tiempos actuales no se acostumbra, los días establecidos, previo permiso y acuerdo con los padres. Para
ello, utilizaba como medio de transporte una flamante bicicleta, que no obstante la distancia, la oscuridad de
la noche, el paso por el puente del Nahual y la cantidad de perros que lo correteaban en su recorrido por el
camino que lo conducía a la casa de su amada no faltaba un solo día durante su estancia en Guamúchil.
Eternos se le hacían los días que pasaba en la ciudad de México, y solo lo alentaba el saber que en las
vacaciones del mes de mayo o de diciembre estaría en Guamúchil para ver a su muchachita. Cartas de amor
iban y venían a través del correo a razón de dos veces por semana llenas de juramentos de amor eterno,
promesas de un futuro matrimonio y palabras de cariño
Iglesia Guamúchil. 50-60s
sincero.
Así transcurrieron siete largos pero felices años de noviazgo.
Mi compadre ya era una figura reconocida por los moradores
del barrio de Guamúchil Viejo que cada noche, durante las
vacaciones, lo veían pasar muy temprano a cumplir con la
obligada visita y raudo como flecha a su regreso al centro de la
ciudad casi por la medianoche, provocando afectuosos
comentarios sobre el noviazgo de la vecina tan querida con
ese muchacho tan serio y responsable.
Pero satanás que no descansa, un desafortunado día, clavó el
aguijón de la maldad en el corazón y el cerebro del mancebo enamorado. Sin planeación, ni premeditada
intención, según ella, aparece en el panorama quien hoy es mi estimada comadre. Una mirada, dos palabras y
un baile en el club Évora, hicieron que a mi estimado amigo se le llenara el cerebro de musarañas y su novia de
Guamúchil Viejo iniciara su viaje a la historia. Cupido hizo un efectivo trabajo, lanzando sus dardos
envenenados a los corazones de ambos y el tiempo fue testigo de un nuevo amor que con el tiempo terminó
en el altar y del otro barrio ni quien se acuerde. Quién sabe.
Hoy, a lo largo del tiempo y en respetuosas y amigables reuniones, les he preguntado los detalles del
encuentro que provocó la terminación del noviazgo anterior. Ambos se reparten culpas, sin reconocer quien
fue el de la iniciativa. Yo ignoraba que él tenía un amor de tantos años, dice mi comadre; me conoció y no me
dejó en paz hasta que le correspondí. Protesto, alega mi compadre. No fue así; ella hizo todo lo que estaba a
su alcance para que yo le prestara atención. Sus coqueteos eran cada día más difíciles de esquivar y caí.
¿Quién es el culpable, quien el inocente?
~ 191 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Esta es una historia que en Guamúchil, un pueblo chico en el que todo se sabía, se repitió en parejas muy
conocidas y de las que no me atrevo a mencionar nombres, para no exponerme a una demanda por
difamación y provocar un pleito con la actual esposa, pero varios estudiantes, después profesionistas,
cumplieron con el adagio de que la novia del estudiante, no llega a ser la esposa del profesionista, muy
utilizado en los tiempos de aquel pueblo que no contaba con instituciones de educación superior y
obligadamente había que emigrar para lograr concluir una carrera. . Aunque no todo fue negativo, algunas
salieron ganando. ¿O no? (08.2019)

~ 192 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

DÍA DE LOS ABUELOS

“Es demasiado triste que tus abuelos te vean nacer y crecer, mientras tú los ves envejecer y morir.
(Anónimo)…La celebración del día dedicado a los abuelos en el seno familiar el 28 de agosto, tiene varias
versiones. Por una parte, el origen de esta celebración se le atribuye al General Lázaro Cárdenas, que siendo
presidente de México, consideró que debía existir una fecha especial para honrar a los abuelos, sin haberse
oficializado la fecha. Se menciona también que en el año de 1983, siendo presidente el Lic. Miguel de la
Madrid, surge esta celebración oficialmente; sin embargo, la versión reconocida se remonta al año de 1994 en
la ciudad de Chihuahua, Chihuahua, donde el locutor chihuahuense Edgar Gaytán Monzón instituyó desde el
micrófono del programa “La Hora Azul” el 28 de agosto como Día Nacional de los Abuelos.
Sin la importancia aún de los días dedicados a la madre y al padre, honrar a los abuelos representa darles el
lugar que merecen en el organigrama familiar, no como sinónimo de vejez, sino como los enlaces entre
generaciones, su disposición a escuchar, aconsejar y brindar su cariño y en muchos casos ser, o haber sido, un
personaje clave en el funcionamiento de la familia. Ser abuelo no necesariamente es ser un adulto mayor, ser
abuelo no significa ser anciano. En nuestro país la edad promedio de los abuelos es de 45 años, lo que da a
esta celebración un motivo muy especial al reconocer esta figura sin importar la edad de la persona. Soy un
convencido de que considerando la edad en la que los jóvenes de hoy contraen matrimonio y deciden ser
padres, el promedio de edad de los abuelos será mucho mayor que hoy y lo que es peor, lamentablemente,
son una especie en extinción. La familia del futuro estará integrada por los padres y los hijos, uno o dos, y no
contarán con la experiencia, consejos, cariño y afecto de los abuelos. Pero mientras esto sucede, festejemos,
aunque sea un poco tarde, a los abuelos. Visitémoslos en su casa, la compañía será su mejor regalo. A los
ausentes, llevémosles un ramo de flores y el cariño y recuerdo de sus nietos. Por mi parte, transcribo aquí la
letra de una triste melodía que le llegará a muchos abuelos, que como yo, disfrutamos el pasado 28 de agosto:
“Mira lo que son las cosas, nos vamos quedando solos.
Cada rincón de la casa se va muriendo en silencio, los hijos se hicieron grandes entre penas y alegrías y
alrededor de la mesa nos dejan sillas vacías.
Mira lo que son las cosas, después de los casamientos nos dejan cuartos vacíos y fotos para el recuerdo,
imágenes del pasado, una muñeca, un balero, la angustia del primer chico, la pena del primer reto.
Mira lo que son las cosas, nos está sobrando casa, nos está sobrando tiempo y aquí hay demasiado calma, los
hijos se fueron yendo cada cual con su ilusión, y aunque se fueron alegres, hay pena en mi corazón.
Mira lo que son las cosas, cumplimos nuestro destino, el tiempo pasó y ahora estamos como al principio.
Yo sé que fue duro a veces, no es fácil criar los hijos, pero entre aciertos y errores, mira, mira qué final más
lindo. Mira lo que son las cosas, ayer domingo vinieron, cuanto bullicio en la casa y cuanto ruido que hicieron,
la mesa estuvo de fiesta con los hijos y los nietos, mira lo que son las cosas, que pronto que pasa el tiempo”.
Un abrazo solidario con todo afecto y cariño a todos los abuelos guamuchilenses. (09.2019)

~ 193 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL DÍA DEL ABUELO.

“Los hombres no se sienten viejos por tener nietos sino por saber que están casados con abuelas” (G. Norman
Collie)…...Don Obdulio abrió los ojos como todas las mañanas en punto de las 5.30, su reloj biológico presumía
de una exactitud envidiable. A sus 75 años de edad se sentía como un hombre de 75 años de edad, ni más ni
menos. Con la agilidad de una persona que ha vivido ese tiempo saltó de la cama para calzarse sus tenis de
color gris, que años atrás le regalara uno de sus hijos con motivo de su cumpleaños. Se vistió con los arreos
deportivos que usaba cada mañana para realizar su caminata diaria, que formaba parte de la rutina de su vida
desde hacía más de 30 años. Su esposa, fiel compañera en los últimos 50 años aun dormía. Ella no estaba
convencida de las bondades de caminar, menos a esas horas de la madrugada, decía. Aunque para ser sinceros
no caminaba a ninguna hora. Su defensa se basaba en haber leído en una ocasión que el sueño es el mejor de
los ejercicios. Que las moscas trajinan toda su existencia que se limita a escasas 24 horas, y que las tortugas,
con toda calma y sin esforzarse mucho, viven hasta 50 años o más. Don Obdulio y su esposa compartían la
soledad desde varios años atrás; el nido estaba vacío, los pájaros crecieron, volaron y formaron su propio nido
en otro bosque, en otro árbol, como lo marca la ley de la vida. La casa construida pensando en la familia, hoy
se ve grande, espaciosa, sobrada. Recamaras que permanecen cerradas hasta la próxima navidad con olor ha
guardado, con olor a recuerdos. La mañana estaba tibia, como todas las mañanas del mes de agosto. Algo que
a don Obdulio le agradaba porque le permitía sudar y sentir la eliminación de las dañinas toxinas de su cuerpo.
Con los audífonos puestos para disfrutar de buena música durante el trayecto de su caminata, recorrió el
primer kilómetro, cuando escuchó a través de la radio ¡y esta melodía la dedicamos con todo cariño a todos
los abuelos del mundo, hoy en su día! Don Obdulio recordó que ese jueves era 28 de agosto, fecha instituida
en nuestro país en 1994 como un medio para darles a los abuelos el lugar que merecen en el organigrama
familiar, recordarles que son las raíces que soportan el árbol de la vida, que son madurez, sabiduría e historia.
Sin embargo, pensó don Obdulio, ser abuelo o abuela no es algo para lo que todos estamos preparados,
algunos esconden su calidad de abuelos convencidos que por ese solo hecho se convierten en ancianos, en
tanto que otros se sienten reencarnados, con fuerzas para vivir, con nuevas ilusiones ante la presencia de los
nietos. Yo soy de estos, concluyó don Obdulio y continuó feliz su caminata. Espero que los nietos no
despierten a su abuela tan temprano para felicitarla por teléfono, recordó don Obdulio. Con 8 nietos
distribuidos por diferentes estados de la República y hasta en el extranjero, las llamadas podrán ser a
cualquier hora como todos los años, razonó. Llamadas que le darán vida, que le darán aliento y vigor a la
abuela. Llamadas que serán motivo de plática de todo el día, por muchos días. Un refrescante baño y un
sabroso desayuno, no sin antes tomar sus capsulas para el colesterol, los triglicéridos y la hipertensión, fue el
preámbulo para que don Obdulio iniciara el nuevo día y especialmente el de este pasado jueves 28 de agosto
dedicado a los adultos mayores que tienen la fortuna de ser abuelos y a quienes con un retraso involuntario
les envío un afectuoso abrazo y mis mejores deseos de que la hayan pasado muy felices. (09.2011)

~ 194 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

DÍA DEL NIÑO.

“Dale a tu hijo un magnífico regalo: un padre que ama a su madre y una madre que ama a su
padre”.(Anónimo)…………El miércoles 30 de abril se celebra el día del niño, establecido en nuestro país desde
el año de 1924, siendo Presidente de la República el General Álvaro Obregón y Secretario de Educación Pública
el licenciado José Vasconcelos, adelantándose por mucho a la disposición de las Naciones Unidas que lanzó la
idea de celebrar a los niños en noviembre de 1959 en Ginebra Suiza, recomendando que todos los países lo
instituyeran, dejando a cada nación en libertad de elegir la fecha. Pasaron varios años para que se generalizara
el reconocimiento y festejos en este día. En Guamúchil, el 30 de abril fue una fecha que se empezó a festejar
muchos años después, tantos que no recuerdo que en mi infancia se encontrara establecido y que en la
escuela se hayan realizado eventos dirigidos a los niños, ni mucho menos, como ahora se acostumbra por
todo, suspender las clases.
Los que todo critican, dirán que el día del niño es una estrategia comercial para incrementar las ventas y que
por esta razón no reconocen, ni agasajan a los plebes en esta fecha. Lo curioso es que estas personas no lo
celebran nunca y pierden la grandiosa oportunidad de abrazar y ser abrazados, de besar y ser besados por sus
hijos o por sus nietos, cuando menos en este día.
El miércoles 30 no escatimemos tiempo y recursos para proporcionar a nuestros niños, ya sean hijos o nietos,
las muestras de cariño y los regalos que los harán felices. Pero por favor, olvídese de un nuevo celular, de un
hipot, de la tablet más moderna y de todos aquellos aparatos electrónicos que, independientemente de su
beneficio, son enemigos de la comunicación personal entre padres e hijos. ¿Qué le parece compartir con ellos
una tarde en la plazuela o en la presa, disfrutando de un paseo en bicicleta? (no lleve celular) ¿Qué opina, si lo
toma de la mano y se van, caminando, a degustar una sabrosa nieve “Gloria” frente a la plazuela? (no lleve
celular) ¿Ya programó asistir al festival de su escuela, donde probablemente su hijo o nieto tendrá una
participación? No desaproveche la posibilidad de compartir un agradable rato con ellos, se lo recomiendo.
Recuerde que si no juega ahora con ellos, cuando usted pretenda hacerlo, sus pequeños bebés, ya habrán
crecido y agárrese, porque hasta de la casa lo van a correr cuando organicen una fiesta.
Lo que usted haga este próximo 30 de abril, le proporcionará a su hijo un día pleno de satisfacción, pero
recuerde que si usted desea para sus retoños una felicidad para siempre, no tema castigarlos y reprenderlos.
No importa que el niño llore o se entristezca. La blandura de los padres que no supieron educar, es el origen
de los comportamientos delictivos de muchos jóvenes de hoy.
Por considerarlo de interés, transcribo un escrito publicado por la Dirección General de Policía de Seattle
(Washington). Normas para hacer de los hijos unos delincuentes: Dele desde la infancia todo lo que quiera, así
llegará a mayor convencido de que el mundo entero le debe todo. Si dice o hace tonterías, ríase de ellas, así
crecerá creyendo que es muy gracioso. No le de ninguna formación espiritual, para que cuando sea mayor,
sólo busque lo material y lo superfluo. No le diga nunca que se ha equivocado, para que más tarde, cuando

~ 195 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

cometa un error, abuse, mienta o robe convencido de que es la sociedad la que lo persigue y quiere hacerle
daño.
Recoja todo lo que tire por los suelos, así se convencerá de que todos están a su servicio. Deje que lea y vea lo
que quiera, de esta forma asimilará la violencia, las desviaciones sexuales y la degradación humana. Procure
discutir siempre frente a él, de esta manera, cuando la familia esté destrozada, él no se dará por enterado,
pero si destrozará luego la que el forme. Dele todo el dinero que quiera, así ni siquiera sospechará que se
debe trabajar para disponer de él. Satisfágale todos sus deseos, así vivirá exigiendo a todos que le cumplan sus
caprichos. Otórguele siempre la razón, para que crea que sus maestros, la gente y la ley le están siempre
deseando el mal. Déjelo solo en casa repetidas veces, para que compense su soledad con la droga. Y cuando
haya llegado a ser un verdadero desastre, proclame que nunca se dedicó con inteligencia y corazón a la
educación de su hijo. (Abril 2014)

Bertha Elisa Soto Sánchez. Abuela y bisabuela de la familia Reynosa Soto.


Segunda de izquierda a derecha, segunda fila de abajo hacia arriba.
Jardín de Niños de Guamúchil. Directora Aurora Meráz.1950

~ 196 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

DR. GONZALO M. ARMIENTA CALDERÓN.

“El conocimiento de la ciencia, de la técnica, del arte, en suma, de la cultura toda, no es ni debe ser un
privilegio de unos cuantos, sino fruto que se esparce con largueza para provecho de todos” (Gonzalo Armienta
C.)…Conocí al Dr. Gonzalo Manuel Armienta Calderón en el mes de febrero de 1970, a su llegada a la capital
del Estado con motivo de su nombramiento como Rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa en
sustitución del Lic. Rodolfo Monjaráz Buelna. Un hombre de pensamiento amplio, de decisiones firmes, de
trato muy agradable y fino sentido del humor; no se requería mucho tiempo para reconocer en él su gran
talento, su amplia cultura, su dinamismo y su inocultable cariño por la Universidad.
Transcurridos escasos 30 días de tomar posesión de la rectoría de la UAS, me citó en sus oficinas para
preguntarme si me interesaba la dirección de la Escuela de Ciencias Químico Biológicas, en la que prestaba mis
servicios como profesor de tiempo completo y secretario administrativo. Tengo buenas referencias de usted,
me dijo, y quiero que me autorice proponerlo al consejo universitario para que
se haga cargo de la dirección de la escuela. A partir de ahí, y durante más de
40 años, el doctor Gonzalo Armienta me distinguió con su amistad.
Durante su gestión al frente de la universidad, que terminó con la
presentación de su renuncia (y la mía también) el 7 de abril de 1972, a raíz del
artero asesinato de dos estudiantes universitarios, fui testigo y protagonista de
los grandes e importantes proyectos que el Dr. Armienta dio vida en la
centenaria institución. La construcción de ciudad universitaria, la creación de
Radio UAS, Escuela de Ciencias del Mar, el Bufete Jurídico Estudiantil, la
Escuela de Ciencias Físico Matemáticas, el Cine Club Universitario, entre otros
importantes proyectos. En la Escuela de Ciencias Químico Biológicas (hoy
facultad) se creó la carrera de Ingeniero Bioquímico, los laboratorios de Ingeniería
Química y el Laboratorio de Análisis Clínicos de Servicio Social.
Lo acompañé en incontables ocasiones a la ciudad de México a revisar planos, presupuestos y todo lo concerniente a la
construcción de ciudad universitaria. Entrevistas con el Presidente Echeverría y secretarios de estado para gestionar los
recursos necesarios para este gran proyecto, siempre con una contagiosa sonrisa y optimismo desbordante por el
avance de sus gestiones.
En su fructífera vida profesional ocupó importantes puestos en diversas dependencias gubernamentales. Director
Jurídico del INFONAVIT, Director Jurídico en la Secretaría de Gobernación, Coordinador de Delegaciones de la
desaparecida SEDUE, Magistrado Presidente del Supremo Tribunal Fiscal de la Federación, Subsecretario de la Reforma
Agraria, Secretario General de Gobierno en el Estado de Sinaloa, fundador de la Escuela Libre de derecho, creador y
Rector de la Universidad de Occidente; posiciones en las que siempre se distinguió, además de su incuestionable
honestidad y preparación, por su prudencia y discreción en el actuar.

~ 197 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Fue autor de varios libros: La Universidad y el Estado, Teoría General del Proceso, El Proceso Tributario en el Derecho
Mexicano, Cinco Estudios Jurídicos, El Ombudsman y la Protección de los Derechos Humanos, además del libro de poesía
En Mis Manos Una Voz.
Su deceso el pasado 28 de septiembre del 2013 no fue una sorpresa, su salud estaba muy deteriorada a su avanzada
edad. A la agencia funeraria asistieron a presentar sus respetos a la familia, infinidad de personas entre altos
funcionarios, ex alumnos y amigos del doctor Armienta. La Universidad Autónoma de Sinaloa, la Universidad de
Occidente y la Escuela Libre de derecho vivirán siempre en deuda con quien les entregó todo su esfuerzo y cariño para
llevarlas a planos superiores como instituciones de educación profesional. Un recuerdo para quien el pasado 10 de
enero cumpliría 90 años de vida. Descanse en Paz. (Enero 2014)

Antiguo edificio de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

~ 198 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL CHAPO.

“Creo que es más valiente el que vence a sus deseos que aquel quien vence a sus enemigos, porque la victoria
más grande es sobre uno mismo” (Aristóteles)…Carlos Loret de Mola es un joven periodista de escasos 40 años
que dirige todas las mañanas un programa noticiero de televisión y los miércoles por la noche participa en una
sección titulada tercer grado, junto con otros connotados periodistas analizando temas de interés general.
Desciende de una familia de abolengo del estado de Yucatán. Su abuelo don Carlos Loret de Mola fue
gobernador del estado en el periodo 1970 a 1976 y murió trágica y sospechosamente en una carretera del
estado de Michoacán. Escribió varios libros de los cuales conservo en mi biblioteca particular: Confesiones de
un Gobernador, Los Caciques, Mil días de Quetzalcóatl, Que la nación me lo demande y Los últimos 91 días. Su
padre Rafael Loret de Mola ha dedicado parte de su vida a denunciar que la muerte de don Carlos no fue un
accidente sino un acto premeditado y de él guardo los libros de su autoría titulados: Presidente Interino,
Denuncia, Radiografía de un presidente y las Entrañas del poder.
El joven Carlos Loret de Mola escribe en el periódico El Debate de Culiacán una columna muy leída y a la que
hoy quiero referirme. El pasado mes de mayo, Carlos Loret escribió tres artículos cuyo tema fue un Chapo muy
Sergio A. (Checho) conocido nacional e internacionalmente. Estos artículos fueron leídos por
Soto López internet por más de 10 000 lectores cada uno, a diferencia de las publicaciones
ordinarias del mismo periodista que solo recibieron la visita de 150 a 200
personas. La columna Desde la Confraternidad que aparece semanalmente en la
edición de Guamúchil con colaboraciones de mi gran amigo José Humberto
Choza y de un servidor, a duras penas alcanza los 100 seguidores que leen el
artículo por internet; por lo anterior he considerado que a partir de hoy mis
colaboraciones quincenales serán dedicadas al Chapo, con lo cual espero batir
record de asistencia en la página del Debate.
Después de esta delicada decisión, mi duda es ¿de cuál Chapo hablo? Mi
compadre José Luis “Chelis” Aguilar es capaz de mandarme matar si público un pasaje de su vida que lo
comprometa, y vaya que tengo material para varios días. De mi compadre Juande Choza sería incapaz de
relatar lo que con el tiempo se de él, aunque en el fondo me brote el deseo de hacerlo; de mi compadre
Checho Soto, Dios me libre, el último golpe me lo daría a la salida a Culiacán. De mi amigo Marco Antonio
“Chapo” Inzunza, ni pensarlo, estará corto de estatura pero me pone barcino a trancazos. De su hermano
Ponchin, sería un suicidio, su calidad de diputado federal con fuero constitucional lo vuelve intocable. El Chapo
Isaac Santos me retiraría el habla. De mi cuñado Francisco “El Chiquito “Soto olvídenlo, me las tendría que ver
con mi mujer.
En conclusión, y hecho este exhaustivo análisis que no me genera mucho material, solo me queda continuar
escribiendo sobre pasajes diversos de Guamúchil y resignarme a mantener la reducida audiencia que tan
gentilmente nos visitan a través de la página del Debate y me evito problemas. (Junio 2014)

~ 199 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Isaac Santos Montoya y esposa. Saúl Sánchez Félix, Juan de Dios Choza y Alfonso Inzunza M.

José Luis (Chelis) Aguilar Montoya

~ 200 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL EJEMPLO DE LA TIA

“Deja ir a las personas que solo llegan a ti para compartir problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de
los demás, Si alguien busca un cubo para echar su basura, procura que no sea en tu mente” (Dalai Lama, Jefe
espiritual Budista)…Hace algunos meses me llegó vía correo electrónico, este pequeño pero interesante
cuento, que deseo compartir con ustedes: Mi tía tenía muchos problemas, estaba engordando y perdiendo
pelo, no dormía, se mordía las uñas y rechinaba los dientes. Era irritable, gruñona y amargada, hasta que un
día ella cambió. La situación continuaba igual, pero ella era distinta. Vieja, dijo su esposo, llevo meses
buscando trabajo y no encuentro, voy a echarme unas cheves con los amigos. No te preocupes, contestaba mi
tía, ya encontrarás. Mamá, le dijo mi primo en una ocasión, reprobé todas las materias en la facultad; tómalo
con calma, respondió mi tía, ya te recuperarás y si no pues repites el semestre. Amá, le dijo mi prima, acabo
de chocar el carro. Con un suspiro de resignación, mi tía le contesta, llévalo al taller y busca como pagar y por
ahora te moverás en camión. Nuera, llegó diciendo su suegra, que siempre la fustigaba, con veliz en mano,
vengo a pasar unos meses con ustedes. Correcto, contesto mi tía; acomódese en el sillón y agarre unas cobijas
del clóset para que no sufra fríos.
Al ver estas no reacciones de mi tía, la familia se reunió preocupada. Sospechaban que hubiera ido al médico
para que le recetara unas capsulas de Valemadrina de 1000 mg. Alguien propuso hacerle una "intervención" a
mi tía para alejarla de cualquier posible adicción que tuviera hacia algún medicamento anti-encabronamiento.
Pero cuál fue su sorpresa, que cuando se reunieron en torno a ella, mi tía explicó: Me tomó mucho tiempo
darme cuenta de que cada quien es responsable de su vida, descubrir que mi angustia, mi mortificación, mi
depresión, mi coraje, mi insomnio y mi estrés, no solo no resolvían sus problemas sino que agravaban los
míos. Yo no soy responsable de las acciones de los demás, pero sí soy responsable de las reacciones que yo
exprese ante eso.
Por lo tanto, llegué a la conclusión de que mi deber para conmigo misma es mantener la calma y dejar que
cada quien resuelva lo que le corresponde. He tomado cursos de yoga, de meditación, de milagros, de
desarrollo humano, de higiene mental y de programación neurolingüística...y hay un común denominador,
finalmente todos conducen al mismo punto y es que yo solo puedo tener injerencia sobre mí misma, ustedes
tienen todos los recursos necesarios para resolver su propia vida.
Yo solo podré darles mi consejo si acaso me lo pidieran y de ustedes depende seguirlo o no. Así que de hoy en
adelante, yo dejo de ser el receptáculo de sus responsabilidades, el costal de sus culpas, la lavandera de sus
remordimientos, la abogada de sus faltas, la depositaria de sus deberes o su llanta de refacción, para cumplir
sus responsabilidades. Los declaro a todos adultos independientes y autosuficientes. Todos se quedaron
mudos. Ese día la familia comenzó a funcionar mejor.
¿Les recuerda, el ejemplo de la Tía, la posibilidad de un comportamiento similar con sus familiares o amigos?
En este pequeño cuento está la solución a muchos de sus problemas. Saludos. (Abril 2014)

~ 201 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL RELOJ PÚBLICO.

“Nos ganamos la vida con lo que recibimos, pero hacemos la vida con lo que damos” (John Maxwell)…La
historia de Guamúchil está integrada por personajes nacidos o no en esta región, que aportaron lo mejor de sí
para las generaciones presentes. Destacan una gran cantidad de nombres, con un envidiable espíritu de
servicio, que individual o colectivamente fueron construyendo el Guamúchil que hoy disfrutamos.
No podemos olvidar a Silverio Trueba Abascal que arribó a Guamúchil por los años 20 procedente de Munguía,
España, iniciándose en la agricultura y compra y venta de semillas, convirtiéndose en un importante
exportador de garbanzo con destino a los mercados de Nueva York, Cuba y España. En 1930, en sociedad con
otros distinguidos guamuchilenses, inauguró la fábrica de cerveza que llevó el nombre de Cervecería Regional,
cuyas instalaciones se localizaban por la calle 5 de mayo, en el viejo edificio que albergó por muchos años a la
escuela secundaria. Diversos problemas técnicos y financieros obligaron al cierre de tan importante industria.
Participó como socio en el Banco Comercial del Pacífico, S.A. (hoy
Bancomer), Hotel Belmar de Mazatlán, entre otras no menos importantes
empresas.
Destaca también la figura de Patricio MacConegly Castro, originario de
Angostura, Sinaloa, donde nació en el año de 1894 de padre irlandés y
madre mexicana, que al igual que Silverio Trueba se dedicaba a la
agricultura, comercialización de semillas y a la exportación de garbanzo,
negocios que operaba desde sus oficinas ubicadas en la esquina de Libertad
(hoy Silverio Trueba) y Rosales, donde con regular frecuencia se escuchaban
los acordes de la banda sinaloense contratada por don Patricio y a quien le
gustaba escuchar la melodía Al cabo vuelves mi vida. Fue socio de Silverio
Trueba en la Cervecería Regional, además de otras industrias de la localidad.
Llegó a poseer 2500 hectáreas de terreno en diferentes campos de
Angostura, Guasave, Navolato y Guamúchil.
Ambos, empujados por su formación altruista y amor a la comunidad, decidieron donar dos relojes de una
carátula para que fueran instalados uno en Angostura y otro en Guamúchil. El primero se instaló en la
presidencia municipal, pero para el segundo, Guamúchil no contaba con una edificación ad hoc en la que
pudiera ser colocado; decidiéndose la construcción de una torre en la confluencia de las calles Rosales y
Agustina Ramírez, que generó la necesidad de adquirir tres carátulas adicionales, inaugurándose en el año de
1941.
Durante 25 años el reloj público fue un ícono de la ciudad hasta su demolición en 1966, en contra del sentir
popular. De las partes del reloj nunca se supo y de las carátulas se dice terminaron como comales en una
taquería. El resultado final de este reloj no demerita el espíritu de servicio de los señores Trueba y
MacConegly, que era una característica de los guamuchilenses, que a base de tesón fueron formando el
~ 202 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Guamúchil de hoy. En la actualidad, prácticamente han desaparecido las asociaciones y clubes que fueron el
motor del desarrollo de Guamúchil. El Club Rotario, padre de la municipalización de la sindicatura de
Guamúchil; el Club de Leones, apoyador incansable de escuelas; la Asociación de Profesionistas de Guamúchil,
con sus acciones de arborización, de regalos a niños pobres en navidad, eventos culturales y muchas más; el
Club 20-30 y sus programas de apoyo a personas necesitadas; la Cámara Junior, atentos siempre a servir a la
población; el Club del Costal, pionero en la organización del carnaval. Organizaciones, todas ellas con un gran
contenido social y de servicio, de lo que hoy hemos perdido la brújula. (Marzo 2012)

Reloj público de Guamúchil inaugurado en el año de 1941. Cruce las calles Rosales y Agustina Ramírez.

Reloj público en su ubicación actual. Arriba de la plancha de la Plazuela Municipal. Rosales y Escobedo.

~ 203 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

EL TESTAMENTO.

“Ningún legado es tan rico como la honestidad” (Shakespeare)…En alguna ocasión hemos escuchado que al
morir una persona surgen un sinfín de problemas por la posesión de las propiedades ante la falta de un
testamento previo. Por alguna razón difícil de explicar, somos reacios a llevar a cabo un testamento, ya que
ligamos esta acción con el concepto de la muerte. Cómo si otorgar un testamento fuera prácticamente aceptar
que nos vamos a morir pronto. Conocemos casos de hermanos que no se dirigen la palabra desde hace años,
madres que han sido recluidas en un asilo para despojarlas de sus casas, todo por no haber previsto con
anticipación la repartición de bienes entre quienes uno considere merecedores.
El testamento es un documento en el cual se plasma la decisión de una persona con respecto a su patrimonio,
designando a quienes lo recibirán en el momento de su muerte. A través de él se garantiza que los derechos
sobre una propiedad se trasmitirán en forma ordenada y pacífica a quien se decida; se puede designar a un
tutor que se haga cargo de los hijos menores de edad o designar un albacea que administre los recursos
económicos de ellos hasta su mayoría de edad. Se define con precisión quién heredará los derechos, lo que
evita posibles conflictos, gastos económicos, pérdida de tiempo y alteraciones en la tranquilidad familiar. El
otorgamiento del testamento debe realizarse ante Notario Público, quien da fe de la voluntad del testador.
Probablemente para algunas personas sea difícil elegir a quién heredar el patrimonio, pero al hacerlo se evitan
conflictos futuros a los seres queridos. Además, se tiene la opción de modificar el testamento cuando se desee
si se presenta un cambio de opinión.
En el documento quedarán inscritas, por orden de preferencia, las personas a quien deseamos heredar los
derechos sobre una propiedad: el esposo o esposa, la concubina o el concubinario, los hijos, los padres o
abuelos o cualquier otra persona.
El testamento puede ser de tres formas: público abierto, que se otorga ante el notario y tres testigos idóneos;
público cerrado, puede ser escrito por el testador o por otra persona a su petición y en papel común, en sobre
cerrado y sellado, y el testamento ológrafo que es el escrito de puño y letra del testador.
El costo de otorgar un testamento es mínimo comparado con los problemas que la falta del mismo puede
ocasionar en su familia. No importa la cuantía de sus bienes, una pequeña casa, un pequeño terreno,
automóviles, joyas, etc., todo a la hora de su muerte debe pasar a propiedad de alguien, decídalo usted en
vida y se sentirá tranquilo de saber que dejó protegidos a sus seres queridos. Acuda ante un Notario y no deje
para mañana un asunto tan importante y no tema, la muerte llegará cuando deba de llegar, ni antes ni
después. (Julio 2013)

~ 204 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

ES LA FORMA, NO EL FONDO.

“Si no puedes comprender lo que Dios es, comprende al menos lo que no es” (Anónimo)...Nací y pasé los
primeros años de mi vida en el seno de una familia católica. De niño asistí a misa y al rosario de la mano de mi
abuela paterna. Puedo afirmar que en principio soy católico por tradición y en la actualidad lo soy, además,
por convicción. Cuento entre mis grandes amigos a sacerdotes con los que sin empacho alguno he discutido y
analizado los errores que la estructura de la iglesia, a mi juicio, ha cometido durante su existencia; sin
embargo, soy un convencido de la gran fortaleza que proporcionan al ser humano los valores espirituales que
se adquieren con la manifestación de la fe.
Sirva este preámbulo para justificar mi comentario de hoy. En varias ocasiones he sido testigo de la falta de
tacto y la imprudencia con la cual algunos sacerdotes conminan a sus feligreses, principalmente a las mujeres,
a que no asistan a los templos sin los
Iglesia de Guamúchil. 50s.
atuendos adecuados. Ordenan colocar
en las personas que visten enseñando
más de lo que estiman prudente, una
mantellina o pedazo de tela para
cubrirlas y en casos extremos han
expulsado de la ceremonia a quienes
según su criterio no atienden las reglas
no escritas sobre la forma en que
deben asistir a los cultos religiosos. El
problema no está en el fondo sino en la
forma. Para muchos, estas acciones
son exageradas dentro del concepto de
libertad de expresión; para otras, los
sacerdotes están en lo correcto al solicitar se respete el concepto religioso.
No pretendo inclinar mi comentario hacia un lado u otro, pero en abono a las actitudes de los curas en este
hecho, yo me cuestiono: ¿Alguna vez, usted ha organizado y llevado a cabo la boda de un hijo o hija anotando
en la invitación el tipo de vestimenta con la que desea asistan los invitados?¿Por qué limita a su invitado a un
cierto tipo de vestimenta?¿Cuál sería su reacción si en el salón de fiestas contratado se presentara una pareja
vestida con shorts y chanclas de hule, más apropiadas para la playa que para una boda?¿Los aceptaría tal y
como llegaron o les diría que se vistan adecuadamente para el tipo de reunión de que se trata?¿Les
conseguiría inmediatamente un traje y un vestido convenientes para que cambien su atuendo?¿O los correría
de la fiesta y les diría que se reserva el derecho de admisión?

~ 205 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

En otro ejemplo, supongamos que hoy por la noche espera usted a la familia del novio de su hija para una
formal petición de mano. Con todo cuidado y esmero preparó una suculenta cena, acompañada de los
mejores vinos al alcance de su situación económica. Todo el día mantuvo a la servidumbre, si la tiene, aseando
la casa y colocando los muebles en la mejor forma posible. Toda la familia se vistió de lujo y se invitó a la
prensa para que diera fe de tan memorable evento, y ¡oh, sorpresa! Sus futuros consuegros llegaron de
mezclilla, playera de las chivas y tenis porque son libres de vestir como mejor les plazca. ¿Y ahora?
Para concluir, hagámoslo con varios cuestionamientos ¿A quién le están faltando el respeto las personas que
se presentan a una ceremonia religiosa, a un velorio, a una fiesta, a una cena, a una graduación, sin tomar en
cuenta el tipo de evento al que están asistiendo? ¿Al templo? ¿Al difunto? ¿A los deudos? ¿Al sacerdote? ¿A
los novios? ¿Al anfitrión? ¿O a ellos mismos? Usted decida. (18.08.2019)

Vista de la Av. Rosales e Iglesia de Guamúchil.

~ 206 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

FOBIAS

“El ánimo que piensa en lo que puede temer, empieza a temer en lo que puede pensar”. (Francisco de
Quevedo)…Durante el primer embarazo de mi esposa, a escasos 21 años de edad, desarrolló una aversión
sobre mi persona que le provocaba severos vómitos. Este fenómeno fue de tal magnitud que no solo se
presentaba cuando me encontraba cerca, sino que tan solo de escuchar el ruido que producía la introducción
de la llave en la cerradura de la puerta o de escuchar mis pasos o mi voz, era suficiente para arquearse y correr
al baño a vomitar. Para paliar las consecuencias de esta molesta repugnancia, cambié en varias ocasiones de
loción, talco y crema para rasurar sin resultado alguno. El origen estaba en el olor de mi cuerpo, de mi piel. Así
que solo quedó sobrellevar la situación hasta la terminación del embarazo. Afortunadamente, el mismo no se
presentó en los tres embarazos siguientes.
Cabe mencionar que durante este lapso, las bromas de amigos y familiares no se hacían esperar. Tu mujer
tiene abelardofobia me decían; creó una fobia al embarazo, comentaban otros. Sin embargo, el malestar de mi
esposa no tenía ninguna relación con el concepto y definición de fobia. La fobia es un tipo de miedo intenso y
desproporcionado ante objetos y situaciones concretas. Por otra parte, de los 248 tipos de fobias clasificadas
científicamente, no existe la fobia al esposo; sin dejar de reconocer que existen matrimonios donde se
presenta el miedo a la pareja, pero siempre por un motivo más identificado. Sin embargo, existe el miedo al
matrimonio conocido como gamofobia, pero ésta, según los estudiosos, no es tanto el temor al matrimonio
como el miedo a perder la libertad, a perder la independencia, o la adquisición de una responsabilidad;
también hay personas que le tienen miedo a las personas con mal olor y se les llama autodisomofóbicas.
Las fobias, aunque no lo parezca, lo padecen una gran cantidad de personas, que generalmente no lo externan
por temor a las burlas de los amigos o al rechazo de la sociedad, más si la fobia que presenta es de las
consideradas como raras o en algunos casos hasta curiosas.
¿Sabía usted que hay personas que le temen a la suegra y se les conoce como penterafóbicos?, así como
aquellos que le temen a los truenos y se les llama brontofóbicos; el miedo a los ratones recibe el nombre de
muridofobia; la gelofobia es al miedo a los gatos. Muy común es el temor a la noche y quien padece esta fobia
es un nictalofóbico; la agarofobia es el miedo a los lugares abiertos como la claustrofobia lo es a los lugares
cerrados. También los hay que sienten un miedo atroz hacia los espacios pequeños y se le denomina
criptofobia. Quienes padecen de urofobia tienen miedo o una incontrolable vergüenza a orinar y evitan hasta
lo imposible el uso de mingitorios compartidos.
Todos en alguna ocasión hemos conocido a personas con miedo a los accidentes que recibe el nombre de
traumatofobia; la misofobia es el miedo al contagio, como la tanatofobia es el temor a la muerte y la
nosofobia a las enfermedades. Una fobia muy común es la cinofobia o miedo a los perros. Difícil de entender
pero hay quien le teme a los calvos y reciben el nombre de peladofóbicos. ¿Se imagina usted a alguien que le
tenga temor a las riquezas o a las herencias?, pues existen y se le llama plutofobia o patroyafobia
respectivamente. Los clinofóbicos presentan temor a acostarse o a irse a dormir. El pavor a los políticos es la
politicofobia (fobia muy común y justificada). Y para terminar esta larga lista de fobias definamos la panofobia
que se refiere al temor a todo.
Los pacientes fóbicos sienten un sudor frío que recorre su espalda cuando se presenta el elemento que genera
su pánico, y al instante todo su cuerpo está empapado, las manos comienzan a temblarles sin poder
controlarlas. Al instante, un espasmo nervioso no cesa de molestarlos y sienten una punzada en el estómago.
~ 207 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

La mirada se les nubla y tienen problemas para respirar, su ritmo cardíaco aumenta considerablemente y
terminan perdiendo el control. No, no me estoy refiriendo a lo que usted siente cuando su mujer le descubre
una infidelidad; son los síntomas que generan las fobias. ¿Y usted a que le tiene pánico? (Mayo. 2014)

Bertha Elisa Soto Sánchez y Abelardo Reynosa Vega. 20 de diciembre de 1967.

~ 208 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

FORJADORES DE GUAMÚCHIL

“Realmente no tiene mucha importancia hasta que edad vivimos. Lo importante es sentir que no lo hemos
hecho en vano” (Anónimo)…En el año 2002, Arturo Avendaño Gutiérrez publicó con el apoyo del Instituto
Sinaloense para la Educación de los Adultos, una obra titulada “Forjadores de Guamúchil”, en la que presenta
la ficha bibliográfica de 109 ciudadanos, entre hombres y mujeres, que en su momento contribuyeron, y
algunos continúan coadyuvando, desde diferentes trincheras a la consolidación del desarrollo económico,
político y social de nuestro pueblo. Guamuchilenses de nacimiento algunos y guamuchilenses de corazón
otros, pero todos en su momento fueron y son parte importante en la vida del municipio de Salvador
Alvarado. Arturo Avendaño señala que obviamente en esta obra faltan muchas gentes con los méritos
suficientes para haber sido considerados, sin embargo por falta de información no fue posible incluirlos.
De estos nombres omitidos puedo recordar con gran afecto al doctor Donaciano Trejo Reséndiz. Un excelente
médico que sirvió a la población de guamúchil durante 38
años, atendiendo siempre con diligencia y profesionalismo a
quien requiriera de sus servicios. El doctor Trejo era
originario de Matehuala, San Luis Potosí en donde vio la
primera luz el 10 de junio de 1921; su niñez y adolescencia
las pasó en el estado de Tamaulipas en una población de
nombre Jaumave. A la edad de 14 años fue enviado a la
ciudad de Guadalajara, Jalisco, a realizar sus estudios de
preparatoria y la carrera de medicina en la Universidad
Autónoma de esa hermosa capital, siempre bajo la tutela del
Presbítero Ignacio Anguiano a quien la familia Trejo le
encomendó el cuidado del joven estudiante.
Dr. Donaciano Trejo y Graciela Luque
Después de recibir su título profesional, decidió por
sugerencia de algunos compañeros de la facultad, iniciar el ejercicio de la profesión en el poblado de la Ilama
en el municipio de Angostura, a donde arribó en el año de 1949, y en donde conoció a una hermosa joven
angostureña de nombre Graciela Luque Quiroz con la que contrajo matrimonio en el año de 1954 para formar
una honorable familia integrada por diez hijos. Atraído por el desarrollo de la sindicatura de Guamúchil se
mudó a esta ciudad en el año de 1950, soltero aún, en donde radicó hasta 1988 que decide retirarse para
disfrutar a sus hijos y una gran cantidad de nietos en la ciudad de Tijuana, Baja California.
El doctor Trejo y su respetable esposa establecieron su hogar de recién casados en el callejón primero, entre
las calles Dr. De la Torre y 22 de diciembre; posteriormente se mudaron a la esquina de la calle Ferrocarril y
Dr. De la Torre y luego a la calle Silverio Trueba casi esquina con la Avenida Rosales. Transcurridos 17 años de
ejercicio profesional, logra construir la que sería su residencia propia en Morelos número 522 esquina con

~ 209 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Aquiles Serdán. Su primer consultorio lo estableció por la calle Independencia, mudándose después a la
esquina de 22 de diciembre y Agustina Ramírez donde atendió a sus pacientes hasta su retiro.
El ejercicio de la medicina con atingencia y dedicación, aunado a su amable y atenta personalidad lo
distinguieron como un hombre de respeto, con esmerado espíritu de servicio a la comunidad que lo llevó a
ocupar la presidencia del club de leones de Guamúchil y la dirección de la Cruz Roja de la localidad. Un
hombre llegado de otras tierras, que como muchos otros se enamoró de Guamúchil para darle lo mejor de sí
mismo durante el tiempo que vivió entre nosotros. El doctor Donaciano Trejo Reséndiz falleció en la ciudad de
Tijuana, Baja California el día 3 de agosto de 2003. Vaya nuestro recuerdo y reconocimiento para quien como
producto del esfuerzo fue un ejemplo para las juventudes guamuchilenses. Descanse en paz. (Junio 2019)

Dr. Donaciano Trejo Reséndiz.


1982. Recibe Reconocimiento por la labor social realizada en Guamúchil

~ 210 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

FUMAR O NO FUMAR.

“Lo único imposible es aquello que no intentas” (Anónimo)…Mis inicios en el mortífero hábito del cigarro se
remonta a la época de la escuela secundaria en Guamúchil, en la que con 12 años a cuestas y empujado por el
ejemplo de mis compañeros mayores, consumí mis primeros cigarrillos, regalados algunos y comprados los
otros en el estanquillo cercano en el que vendían, sin disimulo, cigarros sueltos a 5 centavos. En los tres años
de permanencia en la secundaria, la afición por el cigarro no pasaba de 2 o 3 al día, más por fachosadas
propias de la edad que por una real adicción. Cerca de los 15 años de edad y concluida la secundaria, me fui a
la ciudad de México a continuar mis estudios, encontrando que sin la mirada paterna, de parientes cercanos,
ni la de vecinos del pueblo que sancionaran mi afición por el cigarro, podía comprar cajetillas y fumar en la
biblioteca, en mi cuarto de estudio, en los patios de la escuela, en el parque, etc., sin cuidarme de nadie.
Fue así, como durante largos 30 años fui un fumador, en principio moderado, para terminar consumiendo dos
cajetillas diarias en promedio. En ese lapso padecí de gastritis, constantes alteraciones en la garganta,
frecuentes ataques de colitis, inflamación en el pecho y por las noches despertaba ahogándome por falta de
aire. En mis revisiones médicas periódicas me informaba el doctor que se estaba presentando la posibilidad de
enfisema pulmonar conforme mi adicción crecía día tras día. Sin embargo yo no quería dejar de fumar, el solo
pensar en ello me intensificaba el deseo por un cigarro. Después de varios intentos, el 21 de diciembre de
1987, ya viviendo en la ciudad de Culiacán, decidí no volver a fumar un cigarrillo más, apagando el que
consumía en ese momento, y hoy a 32 años de distancia lo he cumplido. Esta remembranza viene a colación
ya que el pasado 31 de mayo se celebró el día mundial sin tabaco, instituido por la Organización Mundial de la
Salud, considerando que hoy día, el cigarro es causal de la enfermedad pulmonar que ocupa el primer lugar de
muertes evitables a nivel mundial y que lamentablemente ya no distingue género, pues el hábito del cigarro lo
practican tanto las mujeres como los hombres. La estadística es aterradora. Anualmente fallecen del orden de
8 millones de personas en el mundo por causa del cigarro, de las cuales 890 mil no son fumadores. En México
la cifra se estima, según el Inegi, en 40 mil muertes por año, que significan cerca de 110 por día. Hoy que
contamos con leyes federales y estatales contra los fumadores, prohibiéndoles consumir cigarrillos en lugares
públicos y en el mejor de los casos confinándolos en los restaurantes, cantinas, bares y casinos a pequeños
lugares cerrados, el fumador no disfruta de las actividades que realiza. Sé de la ansiedad que sufre el fumador
y entiendo a mis amigos que en reuniones, juntas o desayunos solicitan permiso para salir a la banqueta a
degustar un cigarrillo, interrumpiendo la conversación y mostrando una negativa impresión. Yo los invito a que
realicen un esfuerzo y superen por completo el deseo de fumar. No inventen procedimientos como mascar
chicle, pegarse parches, fumar cada día un cigarro menos, tomar yerbas de no sé qué, El único y efectivo
método para dejar de fumar es: dejar de fumar. Si en este momento tienen un cigarro en sus manos,
apáguenlo y ya no piensen en él. Y si posteriormente regresa a su memoria, aléjenlo con otro pensamiento,
con otra actividad. Eviten las actividades asociadas al cigarro. Si se animan, escríbanme cuando vean los frutos
de no consumir cigarro para compartir el éxito. Un saludo y ánimo, ¡si se puede! (06.2019).
~ 211 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

HONOR A QUIEN HONOR MERECE.

Un hombre sin pasiones está tan cerca de la estupidez que solo le falta abrir la boca para caer en ella
(Anónimo)…Sobre la historia de Guamúchil no existen muchas publicaciones y de éstas, todas toman como
referencia la “Crónica de Guamúchil. Desde los Remotos Tiempos Indianos Hasta Nuestros Días”, cuyo autor es
el Prof. Carlos Esqueda. Una obra terminada en 1960 que requirió de un trabajo de investigación de muchos
años y que su primera edición de 80 ejemplares se realizó con un mimeógrafo manual y empastado rústico
hecho en casa. Originario de Guadalajara, Jalisco, donde vio la primera luz en el revolucionario año de 1910, el
Prof. Carlos Esqueda arribó a Sinaloa en 1941 desempeñándose como maestro rural por la Sierra de
Badiraguato y posteriormente impartiendo clase en la Escuela Secundaria Federal de la capital del estado. Fue
hasta 1944 que fijó su residencia en Guamúchil empleándose como maestro en la Escuela Secundaria la que
dirigió en el periodo 1944- 1945. Al término de su función como director, se
retiró de la docencia a la que regresó en el año de 1958 impartiendo cátedras de
etimologías griegas y latinas en la recientemente creada Escuela Preparatoria.
Los que tuvimos la oportunidad de conocerlo, lo recordamos como un hombre
solitario, de gesto adusto, callado, nada sociable, sin familia, sin historia, sin
amigos, solo Gregorio, su fiel y eterno colaborador en el estudio fotográfico que
le proporcionaba el sustento diario. Sin embargo, estos atributos no fueron
obstáculo para que don Carlos Esqueda se enamorara de Sinaloa y especialmente
de Guamúchil, donde radicó hasta su muerte en el mes de diciembre de 1984 y
sepultado en la cripta de la familia de Alejandro Armenta, sin la compañía de
pariente alguno que seguramente no fueron enterados.
Las aportaciones de don Carlos Esqueda a Guamúchil muestran el cariño que
anidó en su corazón por la tierra que le dio asilo. Desde su llegada a estas tierras
inició las investigaciones para su “Crónica de Guamúchil”, en las que describe la
historia de nuestro pueblo desde el año de 1533 que llegó Sebastián del Évora, hasta la separación de la
sindicatura de Guamúchil del municipio de Mocorito, para convertirse en el municipio número 17 de la
entidad sinaloense. Estudió con entusiasmo el modo de hablar de los sinaloenses y lo plasmó en su polémico
libro “Lexicón de Sinaloa”, una obra donde se contemplan palabras y dichos sinaloenses de nuestros ancestros
y que hoy han quedado prácticamente en desuso.
El Prof. Carlos Esqueda fue el autor del precioso escudo de la ciudad de Guamúchil, diseñado en el año de
1958, con motivo del cincuentenario de la estación del ferrocarril y el que inexplicablemente ha sido
desplazado paulatinamente por el escudo del Municipio de Salvador Alvarado, diseñado por la Srita. Rossy
Aragón Okamura ganadora de un concurso estatal dentro de los festejos del 70 aniversario de la fundación de
Guamúchil, siendo que los mismos son dos emblemas con diferente propósito y significado. Un recuerdo a 30
años de su fallecimiento. (09.2019)
~ 212 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

JOSÉ GARCÍA CUADRA

“El genio se compone del dos por ciento de talento y del noventa y ocho por ciento de perseverante aplicación”
(Henry Ford)…...Mucho se ha dicho y escrito de la prosperidad que le generó a Guamúchil la llegada del
ferrocarril y la siembra y exportación de garbanzo. Atraídos por estos hechos, en el período comprendido
entre los años 30 y 40, llegaron a Guamúchil distinguidos personajes procedentes de otras tierras, tanto
sinaloenses, nacionales y del extranjero, entre ellos: Miguel Choza y Rodolfo Tapia en el ramo farmacéutico,
Octaviano Meráz y Reginaldo Reynosa como fabricantes de calzado, José Tisnado y Ricardo Hiser en el ramo
ferretero, Donato Aguilar en abarrotes, Emilio Tisnado, Ángel Mariscal, Alejandro Armenta y Andrés Choza que
incursionaron en pequeñas industrias, los médicos Genaro Salazar, Carlos Salazar Cavazos, Jesús Rodríguez
Verdugo y Toribio Verduzco y muchos otros que se dedicaron a la agricultura, al comercio y a diversas
actividades,
aprovechando el auge
y promisorio futuro
económico de la zona
del Évora.
Procedente de la
Piedad, Michoacán,
lugar donde nació en
el año de 1898, arribó
a estas tierras
desempeñándose
como agente viajero
en el ramo de
abarrotes el señor
José García Cuadra,
quien al poco tiempo de trabajar en la zona decidió, en compañía de su esposa Guadalupe Medina Arceo,
establecerse en Guamúchil con un pequeño negocio de venta de periódicos y revistas, al que posteriormente
le agregó artículos escolares y de oficina y al poco tiempo relojes, joyería y regalos, creando de esta manera la
primera papelería de la ciudad, que se presume como el negocio más antiguo en operación establecido en
esta ciudad desde finales de los años 30, en el mismo domicilio que hoy ocupa por la avenida Rosales,
categoría en la que pareciera ser no tiene rival.
Recuerdo que en mi camino diario a la escuela primaria, que recorríamos por las mañana y por la tarde, era
obligado asomarse a los aparadores de Casa García Cuadra, uno por la Rosales y el otro por el callejón y
disfrutar, dependiendo de la fecha, de la exhibición de juguetes y regalos cerca de la navidad, de loza y
artículos varios para el día de las madres, de artículos escolares que se requerían para el inicio escolar y en
~ 213 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

forma permanente de artículos para oficina, chocolates y diversos productos relacionados. A mi corta edad,
los escaparates se me hacían enormes, preciosos. Mí limitada estatura me obligaba a ponerme de puntillas
para disfrutar del espectáculo que me ofrecían las mercancías en exhibición.
Dos datos curiosos que dan fe de la antigüedad de este negocio son: el membrete exterior de la papelería
rotulado sobre una especie de lámina acanalada de color azul y letras grises que frisa por los 80 años, al igual
que una de las vitrinas del interior, de la misma edad, la que presenta adherida en uno de los cristales una
calcomanía del censo comercial de principios de los años 40.
José García Cuadra fue socio de diversas empresas industriales, socio fundador del Club Rotario y socio activo
del Club de Leones, así como participe importante del comité que logró la introducción del servicio telefónico
a la ciudad. José García Cuadra y Guadalupe Medina procrearon un hijo único de nombre Roberto García
Medina, quien falleció a temprana edad en un accidente aéreo en el desempeño de su profesión como piloto
fumigador en el estado de Sonora en el año de 1953; accidente que impactó a la sociedad guamuchilense por
el cariño que le profesaban sus grandes amigos de juventud y el reconocimiento a la familia García Medina.
Hoy en día le sobreviven su nieto y estimado amigo Roberto García Michel y en cuarta generación su bisnieto
Roberto García Ortiz, que le auguran a Casa García Cuadra una larga vida al servicio de la comunidad. José
García Cuadra falleció el 30 de enero de 1976 y sus restos descansan en el panteón municipal. Loas a los
grandes forjadores de Guamúchil. (07.2019)

~ 214 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

JUEVES DE TERROR.

“Una muerte honrosa es preferible a una vida vergonzosa.” (Tácito)…El pasado jueves 17 de octubre, la ciudad
de Culiacán vivió una tarde y noche llena de terror. Grupos armados sembraron el pánico por toda la ciudad
disparando armas de alto poder contra todo lo que se moviera. Un servidor se encontraba en las instalaciones
del Hospital Regional del ISSSTE, ubicado por la Avenida Heroico Colegio Militar a la salida a Mazatlán,
aproximadamente a las 3.30 de la tarde, en consulta en el área de oftalmología, cuando se escuchan los
sonidos inconfundibles de metralletas atacando la zona militar que se localiza precisamente frente al hospital.
Al instante y respondiendo a un reflejo de protección todo mundo al suelo. Los médicos abrieron los
consultorios e invitaban a la gente a refugiarse en ellos. Jóvenes, adultos, ancianos, discapacitados, todos con
el terror reflejado en el rostro corrimos hacia lo que consideramos la parte más segura del nosocomio.
Desafiando las instrucciones recibidas y la lógica del momento, salí del hospital en una desaforada carrera
hacia mi carro para dirigirme a mi casa en la colonia Las Quintas. Convoyes llenos de soldados me gritaban que
me protegiera y me encerrara.
Cargo en mis espaldas 75 años de edad. He vivido en Guamúchil, Culiacán, la ciudad de México, Ciudad
Obregón, Chihuahua; por razones de estudios y de trabajo he tenido la oportunidad de permanecer por
espacios cortos en varias ciudades de la Unión Americana, casi todos los países de América del sur y algunos
de Europa, y nunca había sido testigo de un evento de esta naturaleza. Vehículos cargados con civiles armados
disparando a diestra y siniestra a escasos metros de uno, provocando el pánico y la desesperación al sentirte
impotente y a un paso de recibir un balazo.
En casa se festejaba el cumpleaños de mi hija mayor, con la visita de tías y primas de Guamúchil, las que
después de superar el miedo, acrecentado por los mensajes y videos recibidos, deciden pernoctar en casa para
no exponerse a un accidente.
Al siguiente día, tratando de agradecer a las visitas su asistencia al cumpleaños de mi hija, salimos a buscar un
lugar para desayunar, encontrando que no había un solo restaurant abierto, ni negocio de otros giros que se
haya atrevido a levantar la cortina y atender al público. Una ciudad escueta, sin tráfico, sin clases en las
escuelas, temerosa. Algo nunca visto.
Hoy se sabe que el operativo llevó a la detención de un conocido personaje, que por instrucciones superiores
fue dejado en libertad, reconociendo el fracaso de la estrategia planeada y rindiéndose fatalmente a las
condiciones de la delincuencia organizada, dejando obviamente un cheque en blanco a la delincuencia para
hacer lo que le venga en gana. Con esto, la Guardia Nacional, recientemente creada, queda en el mayor de los
ridículos y delimitando sus funciones a futuro a detener borrachos y rateros de poca monta. Que tristeza. La
ciudadanía queda a merced de los delincuentes sin nadie, absolutamente nadie a quien acudir. Si la Guardia
Nacional cedió y se rindió en los recientes hechos, pierde toda autoridad y respeto de los ciudadanos comunes
y corrientes.

~ 215 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Y pensar que hace muchos años, cuando el respeto a la autoridad y los valores prevalecientes entre los
guamuchilenses eran otros, el orden y la paz del pueblo estaba en manos de un solo policía conocido como
don Juanito. Un buen hombre que con una vieja pistola al cinto, que probablemente nunca disparó,
representaba a la autoridad con dignidad. Hoy lo único que nos salvará será la intervención de las mamacitas
de los delincuentes que probablemente les peguen una regañada por su mal comportamiento y los castiguen
sin hacer uso de la chancla, porque eso también se ha prohibido. Y como decía el Chapulín Colorado ¿y ahora
quien podrá defendernos? (10.2019)

Plazuela Municipal y al fondo el viejo Mercado Municipal

~ 216 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LA DESPRECIADA ESTACIÓN.

“No desprecies a nadie, un átomo hace sombra” (Pitágoras)…El pasado 27 de febrero se celebró el 57
aniversario de la municipalización de la sindicatura de Guamúchil, con diferentes eventos dentro de los cuales
recibí una amable invitación para participar con una Conferencia que titulamos “Guamúchil en la Historia. De
Sebastián del Évora al Municipio 17”, celebrada en las instalaciones de la Casa de la Cultura Municipal dirigida
eficientemente por Oralia Castro, a quien le agradezco sus atenciones.
Generalmente, cuando se habla de Guamúchil y sus orígenes se considera que la población nació a la par de la
llegada del ferrocarril y la apertura de la estación en 1908. Esto es cierto en tanto nos refiramos a la etapa
moderna de la ciudad y el despegue económico de la región, gracias al auge de la siembra del garbanzo. De
esta forma, en el transcurso de la plática revisamos la llegada de Sebastián del Évora el 29 de junio de 1533 a
una pequeña población de no más de 1000 habitantes a la que los indios llamaban “Xuamocheleb”, la que fue
rebautizada con el nombre de San Pedro Guamúchil y que representa el dato remoto más conocido de nuestro
pueblo. La creación de la Encomienda del Valle del Évora, que
incluía, además de San Pedro Guamúchil como cabecera, a
todos los poblados circunvecinos, así como el cambio del
curso original por lo que hoy es la calle ferrocarril del Rio
Évora en 1785 un kilómetro hacia el norte, obligando a los
habitantes de San Pedro Guamúchil a trasladarse a lo que hoy
conocemos como Guamúchil Viejo.
Analizamos la Constitución Política de Sinaloa, reformada en
el año de 1870, la que contemplaba una división territorial
integrada por 9 distritos: El Fuerte, Sinaloa, Mocorito,
Culiacán, Cosalá, San Ignacio, Mazatlán, Concordia y El Rosario, desaparecidos por decreto del 25 de marzo de
1915, así como la entrada en vigor, después de concluida la revolución, de una nueva Constitución en el año
de 1917, en la que podemos observar que la entidad sinaloense se divide en 16 municipios, subdivididos a su
vez en sindicaturas, una de las cuales era la sindicatura de Guamúchil. Esta nueva conformación territorial
implicó la separación de Angostura como nuevo municipio segregado de Mocorito. Sin embargo, en esta
distribución surgió un problema, ya que ni Mocorito, ni Angostura, aceptaban que el territorio de la
sindicatura de Guamúchil quedara dentro de su jurisdicción por considerarla una carga que no generaba
beneficio alguno para sus respectivas haciendas municipales. A regañadientes, las autoridades de Mocorito se
vieron obligados a aceptar a la despreciada estación Guamúchil como sindicatura adscrita a su territorio, del
que formó parte hasta el año de 1962, fecha en la que se convirtió en el municipio número 17 con el nombre
de Salvador Alvarado, no obstante fuertes presiones para que la cabecera del municipio de Mocorito se
trasladara a la estación Guamúchil y evitar así la creación de otro municipio.

~ 217 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Es importante recordar que originalmente el ferrocarril estaba programado para pasar por el pueblo de
Mocorito, lo que le auguraba un promisorio futuro económico, sin embargo, las vías de este importante medio
de transporte se trazaron a 17 kilómetros de distancia, en el poblado de Guamúchil, inaugurándose en 1908 la
estación del ferrocarril en este lugar, siendo el primer jefe de estación el señor Ignacio Borrego y el despegue
económico de la zona del Évora, con Guamúchil como cabecera de este desarrollo.
Han transcurrido 111 años de ese acontecimiento y hoy Guamúchil, la estación que nadie quería por
improductiva, es el centro comercial y de servicios más importante de la región del Évora. La quinta ciudad del
estado de Sinaloa. (17.03.2019)

Por el año de 1785, el Río Évora o Río Mocorito cambió su curso en más de
1 kilómetro hacia el norte de la población, obligando a los pobladores de
San Pedro del Guamúchil a abandonar el asiento original para establecerse
en lo que se conoce como Guamúchil Viejo.

~ 218 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

~ 219 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LA EXHUMACIÓN.

“La muerte no existe, hija. La gente solo se muere cuando la olvidas. Si puedes recordarme, siempre estaré
contigo” (Una madre a su hija)…Don José había perdido la cuenta, pero estimaba que habían transcurrido 35
años de su muerte. Tenía muy claro en su memoria el día de su sepelio. Aquel instante en que un brusco
movimiento del ataúd al ser depositado donde reposaría para siempre lo despertó interiormente. Recordaba
aún las voces, llantos, rezos y murmullos, dentro de los cuales reconoció a su esposa y sus hijas mujeres; de los
hijos hombres no escuchó nada.
Sentía, como si fuera ayer, la terminación del inconfundible ruido de las paladas de tierra cubriendo su ataúd y
el triste silencio que envolvió a la oscuridad de su aposento eterno; una oscuridad y un silencio que tenía la
seguridad se verían muy pronto interrumpidos por las visitas de su esposa y de sus hijos, por las risas y
travesuras de sus nietos brincando sobre su tumba con la inocencia propia de la niñez.
Sin embargo, la oscuridad y el silencio continuaron sin nada que los interrumpiera. Don José nunca perdió la
fe, ni la esperanza de que algún día, un domingo, el día de su cumpleaños, o mejor dicho, el día que si viviera
cumpliría años, el día de los muertos, el día del padre, el aniversario de su fallecimiento, en cualquier fecha de
la que menos esperaba, estarían a visitar su tumba sus seres queridos.
Empero, la realidad era otra. A 35 años de distancia, don José se preguntaba porque su esposa no estaba a su
lado, si de seguro ya había fallecido. ¿Por qué ninguna flor sobre su tumba? ¿Por qué ni una sola visita? ¿Por
qué depositaron su cuerpo en un lugar que nunca visitarían? Eran tantos los porqués sin respuesta. Debo
reconocer, se dijo don José ¡ya me olvidaron!
En esa reflexión estaba cuando un ruido seco lo sacó de sus pensamientos. Alguien retiraba la losa que cubría
la fosa y extraían la tierra que 35 años antes depositaron sobre su ataúd.
Voces, al principio lejanas, se escuchaban con mayor claridad. Trató de reconocer alguna, sin lograrlo. Las
bisagras oxidadas de la cubierta del ataúd se resistían a la remoción de ésta; pero ante la fuerza aplicada por
quienes invadían el recinto sagrado, la tapa se abrió dejando pasar una luz intensa que al penetrar por sus
huecos oculares no le permitía ver objeto alguno. Pero ¿qué hacen? ¿Porque recogen mis huesos? Me duele.
¿A dónde me llevan? Tras 35 años de angustiosa tranquilidad, don José no alcanzaba a comprender que
estaba sucediendo.
Apilados y en completo desorden, los restos óseos de don José fueron colocados en una pequeña caja y
posteriormente depositados en el interior de otro ataúd, a los pies de una persona cuya estructura ósea don
José reconoció de inmediato. Ahí estaba su compañera de toda la vida; su inolvidable esposa, la madre de sus
hijos. Por fin, tras largos años de soledad, compartiría la amargura del abandono con quien siempre amó.
Abrazos y besos imaginarios sellaron el encuentro de la pareja después de tantos años de separación.
Qué alegría saberte a mi lado José, le dijo su esposa, tengo 15 años de haber fallecido y nunca, ni hijos, ni
nietos, nadie ha venido a visitarme. Me siento muy feliz de tenerte junto a mí para compartir unidos la tristeza
del olvido.
~ 220 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Un recuerdo para aquellos que yacen en una tumba olvidada en cualquier panteón de mi pueblo, un mensaje
para los que no han tenido un pensamiento para sus seres queridos que ya se fueron de esta vida y una
reflexión para quienes nunca han pensado que sigue después de la muerte. (07.2019)

Sr. Pedro Soto Sánchez y Rosa Elvira Sánchez Montoya


25 de diciembre de 1967. Bautizo Aleyda Reynosa Soto

~ 221 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LA LEY ANTI CHANCLA.

“Una nalgada de vez en cuando no traumatiza a nadie, pero hay que procurar que no ocurra” (Dicho
popular)……El pasado jueves 22 de agosto del presente año, entró en vigor la modificación a la fracción VIII del
artículo 83 de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Sinaloa, coloquialmente
conocida como Ley Anti Chancla, para quedar como sigue: “abstenerse de cualquier atentado contra su
integridad física, psicológica o actos que menoscaben su desarrollo integral, así como ejercer cualquier tipo de
violencia en su contra, en particular el castigo corporal. El ejercicio de su patria potestad, tutela o custodia no
podrá ser justificación para incumplir la obligación prevista en la presente fracción”. Esto significa, que a partir
de esa fecha, los padres ya no podrán castigar a sus hijos con los métodos tan usuales como el cinto, la chancla
o cualquier otra forma de golpeteo, sin exponerse a la duda de su capacidad de paternidad o tutela, o a una
demanda judicial. Significa también, que la amenaza del señor Presidente de acusar a los malandros con su
mamacita y sus abuelos, si se siguen portando mal, cuando menos en Sinaloa, no procede.
Pertenezco a una generación cuyos padres, en su mayoría, no conocían otros métodos de orientarnos para ser
hombres de bien; no averiguaban las razones que podía haber detrás de un comportamiento difícil, pero si
puedo asegurar, que sus métodos obsoletos, traumáticos o como se les quiera llamar, evitaron que repitiera
conductas y acciones negativas en mi niñez.
No concibo a mi señora madre sin su correspondiente objeto para calentarnos por haber cometido una falta.
Puedo asegurar que si en su tiempo estuviera en vigor esta ley, la hubieran condenado a cadena perpetua más
50 años, junto con mi maestra de cuarto año de primaria y el director de la escuela.
Ellos en su tiempo consideraban que toda falta cometida requería de un castigo, como debe de ser, evitando
la impunidad, causante hoy en día de tanta violencia y jóvenes desorientados, probablemente confundiendo
los términos del castigo; sin embargo, me arriesgo a decir, sin temor a una profunda crítica, que si los azotes
dejaran secuelas las generaciones que así fuimos tratados seriamos una runfla de tarados.
Un decreto como el expedido por el Congreso del Estado, modificando el articulo 83 con la llamada Ley Anti
Chancla, para una persona de mi edad que ha sobrevivido la etapa de hijo, de padre, de abuelo y hoy de
bisabuelo, no deja de ser difícil entender y aceptar lo ahí dispuesto. Estoy consciente que en la educación de
los hijos debe prevalecer el amor y la integración familiar, elementos que inexistentes son causa y origen de
las conductas negativas de los hijos y de la incapacidad de los padres para resolver el problema, pero no nos
confundamos, una nalgada, un cinturonazo, un chanclazo bien dado no significa “golpear” a nuestros hijos y
en su momento son necesarios. Proporcionárselos con la cabeza fría no significa haber perdido el control, ni
desfigurarnos como autoridad; puede ser un buen camino para resolver un conflicto y no daña la personalidad
del niño. Un chanclazo pensado y controlado no genera violencia y puede ser parte del proceso educativo en
la prevención de comportamientos negativos.
Para concluir, sería interesante que los diputados, tan aparentemente preocupados por la formación de los
niños, emitieran una ley que fije las penalidades para aquellos padres que, sin conciencia alguna,

~ 222 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

proporcionan teléfonos celulares a sus hijos a muy temprana edad. Que realicen un estudio para determinar
las secuelas de un chanclazo en su tiempo y momento adecuado en comparación al uso indiscriminado del
celular. (11.2019)

Sra. Carlota Vega de Reynosa

~ 223 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LA TRANSMUTACIÓN.

“Las personas con un gran ego necesitan ser el centro de atención, ansían reconocimiento y les preocupa muy
poco los demás. Por el contrario, una saludable autoestima nos permite respetar nuestros propios deseos y
también los de los demás” (A. Matthew)… Cierto día reunido con un grupo de amigos, como suelo hacerlo con
regular frecuencia, la plática versaba sobre diferentes tópicos, algunos de ellos sin trascendencia y solo por
llenar el espacio de relajamiento que significa el compartir una humeante y sabrosa taza de café.
Sin premeditación alguna salta a la mesa el comportamiento de aquellas personas que al recibir la
oportunidad de ocupar un puesto de cierta importancia en el servicio público o en la política, cambian de la
noche a la mañana su actitud. Amigo que se encumbra, amigo que se pierde, decía un compañero; reflexión
que no comparto en su totalidad. Conservo grandes amigos que el poder nunca los ha mareado, personas que
han hecho de la humildad su fuente de autoridad y de respeto, aun en posiciones muy altas de la esfera
gubernamental y de la política. Sin embargo, debo reconocer que cada tres años, en elecciones locales, y cada
seis años en las estatales y federales, los guamuchilenses, los sinaloenses y los mexicanos les confiamos, a
través de nuestro voto, la responsabilidad de la administración del municipio, del estado y del país al que
consideramos el mejor candidato, pero ya como gobernante, no tenemos, ni remotamente, la menor
participación en sus decisiones.
Trienio tras trienio, sexenio tras sexenio, campaña tras campaña, los candidatos prometen, en la búsqueda del
voto, el sol, las estrellas, la luna y hasta el arco iris; y cuando se lo otorgamos las promesas se convierten en
meras y evasivas explicaciones. Es incuestionable que este no es problema solo de los guamuchilenses,
sinaloenses o mexicanos, sino de todos los sistemas democráticos que someten a prueba a los candidatos que
eligen. Candidatos que una vez obtenido el sufragio, pierden la disposición y la simpatía y empiezan a tomar
decisiones alejadas del sentir popular. Se vuelven sordos ante los reclamos de los ciudadanos que
supuestamente representan.
Muchos políticos, al tomar posesión de un cargo de cierta importancia, atortolados por los halagos, dejan de
escuchar, se vuelven irreflexivos y toman decisiones sin consultar, porque están seguros que sus ideas son las
correctas. Embriagados por el éxito y el canto de las sirenas, pierden el contacto con la realidad y el respeto
por los intereses y espacios de los demás. Los admiradores y aduladores que los rodean los distancian del
mundo real y los convencen de que son infalibles e insustituibles y que el municipio, estado o país, cual
mesías, esperaba su llegada y lo que es peor se lo creen.
En ese momento empiezan las decisiones fuera de la realidad y las estrategias a largo plazo, con la seguridad
de que mantendrán ilimitadamente el poder. Si eso fuera todo, no hubiera problema, pero llega el momento
que empiezan a ver enemigos en todos los que piensan diferente. En su obnubilada mente inician una guerra
contra ellos para exterminarlos por desestabilizadores o por perseguir intereses personales.
Al término de su mandato, y por consiguiente la pérdida del poder, se transforman en mansos corderos,
saludadores y hasta simpáticos. Nuevamente caminan a nivel del piso. Se vuelven seres comunes y corrientes,
seres mortales. Su desvarió llega a su fin y se inicia el pago por los excesos cometidos durante su periodo de

~ 224 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

éxito. La justicia se presenta y les cobra las facturas debidas. Pero ¡Ho sorpresa! Vividores de la política,
algunos obtienen nuevamente una candidatura y… vuelta a empezar. (03.2019)

Primer edificio ocupado por la Presidencia Municipal de Salvador Alvarado. 1963 - 1980

~ 225 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LAS HERENCIAS.

“Que la mejor herencia sea la familia unida”(Popular)…El testamento es un documento muy importante que
permite dejar en orden el patrimonio familiar antes de fallecer, al que podemos considerar más un asunto de
responsabilidad que de riqueza, ya que independientemente de la situación patrimonial del testador, es decir
que tenga muchos o pocos bienes, sus herederos deberán atravesar por el mismo proceso de adjudicación.
Según cifras de la Secretaría de Gobernación solo uno de cada 500 mexicanos tiene un testamento, lo que
representa la poca cultura existente en nuestro país para otorgar un testamento, no obstante la gran cantidad
de problemas que se evitarían entre los familiares que se sienten con derechos a los bienes por heredar,
principalmente entre los hijos.
Los pretextos más comunes para no definir el destino de sus propiedades se relacionan principalmente con la
muerte. Algunas personas aducen su negativa a testar porque no tienen pensado morirse a corto plazo;
porque consideran equivocadamente que al hacer el testamento éste no puede ser modificado; porque sus
hijos son un dechado de armonía y no habrá problemas por los bienes a repartir; porque la relación con el o la
cónyuge no es la adecuada para definir el destino del patrimonio. En fin, una serie de pretextos que
provocarán que al fallecer, los herederos potenciales: la esposa, concubina, hijos naturales, hijos fuera del
matrimonio, inicien una disputa con resultados no deseables.
El otorgamiento de un testamento es un acto que debe realizarse ante un notario, por lo que dejo en las
manos de éste los requerimientos legales que ello implica. Sin embargo fuera de la formalidad de otorgar un
testamento, existen algunas observaciones surgidas de la experiencia que facilitan el proceso de adjudicación
de bienes cuando esto proceda.
Es asaz importante, como decisión muy personal, no informar a los herederos de los bienes que a cada quien
le corresponderán conforme lo estipulado en el testamento, para no generar inconformidades, comparaciones
y envidias prematuras. No provoque que alguno de los beneficiarios se considere propietario del inmueble a
heredar y anticipe el dominio del mismo, con las consecuencias implícitas. No ponga a prueba la posible buena
relación de sus hijos entre sí. Tomemos en cuenta que en el proceso intervienen terceras personas como las
nueras y los yernos que obligadamente emitirán su opinión parcial o imparcial. Si usted informa con
anticipación la distribución de sus bienes, difícilmente podrá hacer algún cambio sin la obligación de
explicaciones innecesarias.
Otro problema muy común se presenta cuando se deja una casa, un departamento o un terreno a varios
hermanos sin especificar que se haga con ello. ¿Debe venderse y repartir el producto entre los herederos? ¿Se
lo otorga a un heredero, quien deberá compensar al resto? Ahí pueden surgir diferencias de acuerdo a las
condiciones económicas de los herederos y en ocasiones al valor sentimental que cada uno le otorgue al
inmueble.
Otro error frecuente es no especificar en el testamento bienes como joyas, vehículos, muebles, colecciones
valiosas o cuadros, porque esas cosas desaparecen, a veces incluso con el fallecido de cuerpo presente.
~ 226 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Por último, no olvide seleccionar con sumo cuidado a la persona que fungirá como albacea, que tendrá la
importante responsabilidad de hacer cumplir lo estipulado en su testamento.
Independientemente de su decisión y la estrategia que utilice con sus herederos respecto a su testamento,
busque siempre, mientras viva, concientizarlos para que acepten su última voluntad y recuerden que la mejor
herencia es la familia unida. Suerte. (02.2020)

Museo dedicado a Pedro Infante. Guamúchil, Sinaloa.

~ 227 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LAURA BOZZO.

“Todo acto forzoso se vuelve desagradable” (Anónimo)…El Diccionario de la Real Academia Española define a
Divo como un adjetivo poético que significa divino, aplicable a personajes ilustres de sobresaliente mérito. Sin
embargo, es frecuente escuchar en el terreno de la farándula a la Diva de la Banda o al Divo de Juárez, usando
este calificativo muy por debajo de su concepción y valor original.
En cierta ocasión le preguntaron a la reconocida actriz Silvia Pinal, por qué no aceptaba que le llamaran Diva,
si ella era una artista sobresaliente que calificaba, en la definición deformada actual, para esa distinción, a lo
que contestó: porque hoy en día cualquier pende… es Divo. Con mis disculpas por el comentario, pero me vino
a la memoria esta sencilla respuesta de la Pinal cuando me entero que en esta semana el Claustro Académico
Universitario le otorgó el grado de Doctor Honoris Causa a la señora Laura Bozzo, conductora de un programa
de televisión de lo más idiota y pernicioso que pueda existir, en el que se presentan episodios, supuestamente
de la vida real, que solo son farsas preparadas de antemano, con
actores pagados para simular la solución a un problema y darle el
mérito de ello a la hoy galardonada.
La animadora de origen peruano, a quien se le distinguió con este
nombramiento, tiene antecedentes penales en su País de origen,
donde hace algunos años fue declarada culpable de asociación
delictuosa y peculado y sentenciada a cuatro años de prisión
domiciliaria, según se describe en notas periodísticas de archivo.
Además, la presentadora de televisión habría pagado una cantidad de
dinero, como donativo, a favor del Claustro Académico Universitario,
para cumplir con requisitos para recibir el grado aludido, según lo
consigna el Consejo Doctoral Mexicano.
El grado de Doctor Honoris Causa es un título honorífico que otorgan las instituciones de educación superior a
personas que han destacado en el ámbito profesional de su competencia, a personajes eminentes; y todo
centro de enseñanza superior que se precie de serlo, cuenta con una relación de investigadores, científicos,
artistas de prestigio y pensadores a quienes les ha otorgado este grado y que constituye, sin lugar a dudas, su
prestigio académico y profesional, lo que ubica al Claustro Académico Universitario como una institución de
educación superior mucho menos que centro patito y que se dice no cuenta con registro de validez oficial de
estudios.
Por otra parte, algo que confundió a la opinión, fue haber realizado el acto de entrega del grado de Doctor
Honoris Causa a la señora Bozzo en un recinto del Congreso de la Unión. Desconozco el nombre de los dos
eminentes diputados que junto con la señora Bozzo recibieron ese nombramiento, sin embargo, estoy
plenamente seguro, estarán a la altura de la cultura y méritos profesionales de la susodicha conductora. Este
error, cometido al ceder instalaciones del Congreso para este acto, se suma a la cesión que se hizo en días
~ 228 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

pasados con el palacio de Bellas Artes, prestado para un evento religioso y festejo del cumpleaños del líder de
la iglesia del tercer mundo, preso hoy en EE.UU., acusado de pornografía infantil y trata de mujeres. ¿Qué está
sucediendo?
Es obligada la participación de la Secretaría de Educación Pública para regular sobre este tema y evitar que el
grado de Doctor Honoris Causa no lo demeriten instituciones sin autorización para extender este tipo de
nombramientos.
Al revisar la relación de doctorados honoris causa otorgados por la UNAM y la UAS en los últimos años, solo
me resta creer que dicho reconocimiento le será retirado de inmediato a la señora Bozzo, para no ofender la
memoria de tan ilustres personajes. (08.2019)

~ 229 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LOS CUATRO ACUERDOS.

“En la medida que alguien te quiere lastimar, en esa medida ese alguien se lastima a sí mismo; pero el
problema es de él, no tuyo”…En algún lugar de mi pequeño estudio encontré un libro que leí tiempo atrás. De
fácil lectura y de contenido asaz interesante titulado Los Cuatro Acuerdos y cuyo autor es el Dr. Miguel Ruíz; es
una obra que procede de la sabiduría de los hombres y mujeres de conocimiento, como fueron conocidos en
todo el sur de México los toltecas, transmitida de generación en generación y recopilada por el autor después
de muchos años de investigación. El doctor Ruíz dice que durante nuestra existencia establecemos miles de
acuerdos con otras personas, con el sueño que es nuestra vida, con Dios, con los padres, con los hijos, con
nuestra pareja; pero los acuerdos más importantes son aquellos que hagamos con nosotros mismos. Si
llegamos a tener la capacidad de reconocer que nuestra vida está regida por nuestros acuerdos y el sueño de
nuestra vida no nos satisface, entonces debemos cambiar los acuerdos que hayamos hecho y si al final
estamos dispuestos a cambiarlos, surgirán cuatro nuevos acuerdos muy poderosos que nos ayudarán a
romper aquellos que fueron producto del miedo y que consumen nuestra energía.
El primer acuerdo a que se refiere este libro es el más importante, pero también el más difícil de cumplir y
consiste en ser impecable con las palabras que decimos; entendiendo la impecabilidad como “sin pecado”,
porque es a través de ellas como expresamos nuestro poder creativo, lo que soñamos, lo que sentimos, lo que
realmente somos. Ser impecable con las palabras significa utilizar nuestra energía correctamente, en la
dirección de la verdad y del amor por uno mismo. Las palabras son la herramienta más poderosa que tenemos
como ser humano, pero son como una espada de doble filo; pueden crear el sueño más bello o destruir todo
lo que te rodea.
El segundo acuerdo, nos dice el doctor Ruíz, consiste en no tomar nada personalmente. Ni la peor ofensa, ni el
peor desaire, ni la más grave herida; suceda lo que suceda en tu entorno, no lo tomes personalmente. El
tomarse las cosas personalmente es la expresión máxima del egoísmo, porque consideramos que todo gira a
nuestro alrededor. Cuando no tomar nada en forma personal se transforme en un hábito firme y sólido,
evitaremos muchos disgustos; la rabia, los celos, la envidia y la tristeza que en ocasiones nos dominan
desaparecerán.
El tercer acuerdo es no hacer suposiciones, una costumbre muy arraigada en nuestra vida diaria, hacemos
suposiciones de todo lo que nos sucede o vemos, llegando a creer que lo que suponemos es cierto. Al hacer
una suposición, comprendemos las cosas mal, nos lo tomamos personalmente y terminamos haciendo un
tremendo drama de la nada.
El último acuerdo se refiere a lograr que se cumplan los tres acuerdos anteriores, que éstos se conviertan en
hábitos profundamente arraigados, haciendo siempre un máximo esfuerzo para conseguirlo. Según la
tradición tolteca, poniendo en práctica estos cuatro acuerdos tu vida puede cambiar siempre y cuando seas
impecable con ello. Empecemos hoy. (02.2010).

~ 230 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LOS NIETOS INCREDULOS.

“No nos preocupemos de que nuestros hijos no nos escuchen; preocupémonos porque siempre nos están
observando” (Robert Fulghum)….Mis nietos abren tamaños ojos cuando me escuchan que en el Guamúchil de
mi niñez no había luz eléctrica, salvo los escasos hogares que la recibían del generador de gasolina localizado
en la ferretería de Cayetano González por la 16 de septiembre y Escobedo. No se imaginan una casa medio
iluminada con cachimbas y lámparas de petróleo. No conciben que no existiera el agua entubada, excepto
igualmente, en un número reducido de casas que se surtían de la pequeña bomba que operaba el Sr. Tracy
desde el otro lado de la vía. Les cuento que para bañarse era necesario acarrear el agua desde el pozo del
vecino más cercano o adquirirla de los barriqueros, que en carretas de burros con depósitos de 200 litros la
vendían casa por casa.
Les platico del gran acontecimiento que fue la llegada a nuestra casa de una estufa negra de hierro vaciado,
pero también de leña, que vino a sustituir a la hornilla que por tantos años se prestó para la preparación de los
alimentos de la familia y para calentarnos en las frías épocas de invierno.
¿Y dónde conectaban la plancha abuelo, me interrogan? Las planchas eran de fierro y se calentaban en las
brasas de la hornilla o de la estufa de leña; las planchas debían ser cuidadosamente limpiadas antes de usarlas
para no manchar la ropa y tener que volver a lavarlas.
No conciben una niñez sin hot dogs, sin hamburguesas, sin nieve de chorro o de los diversos preparados de
hoy día, sin nada o casi nada de comida chatarra; no sabíamos de la existencia de las papas fritas, de los
tostitos, totopos, churritos y cientos de productos que envenenan a los plebes de la actualidad. Si alguien
deseaba cenar fuera de su casa solo tenía las opciones de tacos dorados con Adelina Gutiérrez en su cenaduría
frente al Cine Royal; pollo a la plaza, asado, enchiladas o pozole en las mesas de la Nico y la Chabela por la
Rosales a media cuadra del antiguo mercado frente al mismo cine. Para desayunar, en el mercado los quequis
de Chayo el Pirulinero, los churros del vivo que se sacó la lotería, el menudo, los chocomiles de Lucho y
párenle de contar.
Levantan la ceja con cierta incredulidad, posiblemente pensando que su abuelo ya se quedó en el aire, cuando
les narro mis peripecias como ayudante de abanico en la peluquería del señor Zavala y su hijo el Rorro, jalando
el cartón que instalado en el techo proporcionaba aire fresco a los clientes mientras les cortaban el pelo.
Método similar que usaban en la peluquería del Cerillo junto a la Botica Cruz Roja. ¿Por qué no prendían el
mini Split, cuestionan?
¡Estás loco abuelo, me dicen! ¿A poco no tenían refrigerador? Si, si teníamos, solo que un poco diferente a los
actúales, era con mucho mas ahorrativo que los más modernos de hoy. Un cajón de madera con una lona
donde se colocaba la pieza de hielo de 1/8 de barra que por un peso comprábamos diariamente en la hielería
por la calle ferrocarril a la salida a Los Achires. Los frijoles, las asaderas, la carne y otros víveres se colocaban
en el zarzo, fuera del alcance de las ratas y gatos y para aminorar su descomposición.

~ 231 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

En aquellos tiempos, les digo, tomábamos leche casi directamente de la vaca. Diariamente, montado en un
entendido burro llegaba el lechero con el producto fresco y espumoso. ¿Y porque mejor no la comprabas en el
súper, abuelo? me dice uno de los pequeños nietos. Y hazlo entender.
¿Y ya había escuelas, me preguntan? Si, e íbamos por la mañana de 9 a 12 y por la tarde de 3 a 5. Los maestros
realizaban sus juntas sindicales fuera del horario de clases, no asistían a mítines a favor de ningún líder
magisterial; si el 16 de septiembre o 20 de noviembre caía en sábado o domingo, ese día se realizaba el desfile
y a trabajar el lunes como si nada. No portábamos uniforme y ni falta hacía. No dejaban las kilométricas
tareas, que para suplir sus constantes ausencias y tratar de cumplir con el programa, encargan a los alumnos
actualmente. Y si no sabías, reprobabas, y a repetir el año tantas veces como suato fueras.
Oye abuelo ¿es cierto que no había celulares, ni hi-pod, ni computadora, ni tablet, ni nada de eso? ¿entonces,
a que jugaban? Mira mijo, le contesto, eso es motivo de otra muy pero muy larga plática.
(02.2014)

Yanahi Héctor Ashley Aleyda

Abigail Abelardo Ian

~ 232 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

LOS NINIS DE AYER.

“¿Amas la vida? Pues si amas la vida no malgastes el tiempo, porque el tiempo es el bien del que está hecha la
vida” (Benjamín Franklin)…La Escuela Preparatoria de Guamúchil inició operaciones en el mes de septiembre
de 1958, 21 años después de la fundación de la Escuela Secundaria. Antes de esa fecha, los jóvenes
estudiantes que concluíamos los estudios de secundaria y deseábamos continuar los estudios a nivel
profesional, teníamos que emigrar a Culiacán o a la ciudad de México principalmente, abandonando el hogar
paterno para siempre a muy temprana edad, con las consecuencias lógicas de una libertad mal entendida.
Unos, a vivir en el internado de la pre vocacional en Culiacán, en el internado del Politécnico en el Distrito
Federal, en casas del estudiante, en casas de asistencia o hacinados en un pequeño departamento en la
búsqueda de que nos alcanzara la mesada que nos enviaban nuestros padres. Yo llegué a la ciudad de México,
con escasos 15 años de edad en 1959 a cursar la Vocacional y Profesional en el Instituto Politécnico Nacional.
Hoy en día, la demanda educativa en el estado de Sinaloa está casi cubierta en un 100%. No hay en este
momento jóvenes que aspiren a continuar sus estudios en otras ciudades; pueden realizarlos a nivel de
licenciatura y postgrado sin dejar el hogar familiar. Los avances tecnológicos les permiten elaborar sus tareas y
estudiar prácticamente con solo apretar un botón del aparato electrónico que manejen.
No obstante todo este ambiente de confort, nuestro País ocupa el segundo lugar en el mundo con mayor
número de jóvenes que ni estudian ni trabajan. Con 7 millones 820 mil “ninis” estamos solo abajo de Turquía y
en los últimos 4 años esta cifra se ha incrementado entre 2 y 3 %. Este fenómeno, como pudiera pensarse, no
es privativo de ciertas zonas o de algún estrato social en especial, a todos nos pega por igual. Aunque el
concepto de “nini” apareció en años recientes, es importante aclarar, para beneplácito de los actuales, que en
mi época también había jóvenes que ni estudiaban, ni trabajaban, pero con una gran diferencia: permanecían
en el anonimato, sufriendo absurdamente las restricciones de la falta del hogar. Hubo quienes perdieron 2 o 3
años de su vida deambulando por las calles y billares de la capital del País, hasta que empujado s por un
sentimiento de culpabilidad aclaraban su situación y se integraban al trabajo o reiniciaban sus estudios en la
misma carrera trunca o en otra. El “nini” moderno lo es con el beneplácito de sus padres; disfruta de una
comodidad hogareña de primera clase. Casa, comida, carro y hasta tarjeta de crédito. Tiene quien le lave, le
planche y le sirva la comida y duerme hasta altas horas del día, para gozar de una larga noche de antros y
diversión. ¿Casarse? Para que, si no le hace falta nada. No tiene obligaciones, ni responsabilidades que
atender. Olvida que el éxito está en el camino del esfuerzo, del estudio y la dedicación. (o3.2010)

~ 233 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

MIEDO ESCÉNICO

“Hay dos tipos de oradores: los que están nerviosos y los que mienten”. (Mark Twain)…Transcurridas
aproximadamente 13 horas de un cansado vuelo desde la ciudad de México, mi esposa y yo arribamos a la
bella ciudad de Ámsterdam, capital del Reino de los Países Bajos (Holanda), llamada la Venecia del Norte por
sus más de 100 kilómetros de canales y 1500 puentes que los cruzan, para conectar las más de 90 islas que la
integran. La estadía en Ámsterdam solo se limitaba a dos días, ya que nuestro destino final era la ciudad de La
Haya, a donde me dirigía para participar en un Congreso sobre Tecnología Alimentaria.
No obstante el cansancio natural del vuelo y el cambio de horario, realizamos un recorrido por los canales
para admirar el esplendor de una hermosa ciudad llena de monumentos y edificios históricos. Al día siguiente
abordamos el tren, que con
una exactitud milimétrica
nos llevó a La Haya, sede del
congreso donde estaba
programada mi
participación con una
ponencia dentro del tema
de tecnología alimentaria,
que presentaría en mi
calidad de director técnico
de Laboratorios Nacionales
de Fomento Industrial.
Debo reconocer que el uso
del micrófono y disertar
sobre diversos temas frente
a un público cualquiera, fue
y sigue siendo para mí un
proceso difícil, que en sus principios me provocó serios problemas, no porque hoy lo considere superado, sino
que con los años se van aprendiendo ciertas reglas que facilitan, a veces, el ser orador en eventos específicos.
La reacción de ansiedad que provoca el miedo escénico se da cuando una persona realiza algún tipo de
actividad ante el público, ya sea hablar, cantar, actuar, etc., y sucede principalmente cuando el público no le es
indiferente al orador y éste siente que va a ser evaluado por el mismo, generándose un miedo al rechazo y por
ello siente la responsabilidad de gustar y estar al nivel que los asistentes esperan. En mi caso, con 35 años a
cuestas y no obstante haber participado ya en otros eventos nacionales e internacionales en México y Países
de América, observar un auditorio con aproximadamente 500 asistentes de diversos países y de lenguas

~ 234 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

diferentes y todos, supuestamente, técnicos en la materia, me provocó la reacción de ansiedad y sus secuelas
descritas en el párrafo anterior.
Para contrarrestar mi estado anímico, me puse a recordar situaciones similares vividas con anterioridad y la
forma exitosa en la que habían terminado. Analicé una vez más el contenido del trabajo a presentar y suponer
los posibles cuestionamientos que surgirían al respecto. En eso estaba, cuando se me acerca un participante
de nacionalidad argentina quien a boca de jarro me dice ¿estas nervioso, verdad?; ven me dijo, llevándome a
un lugar del cual se apreciaba la totalidad del auditorio. Con un envidiable sentido del humor, no obstante la
fama de insoportables que tienen los argentinos, me dice: todos los que están aquí son igual de ignorantes y
pend… que tú y que yo, los que no entiendan tu ponencia no te preguntarán nada para no mostrar su
estulticia; los que si comprendan, solo te cuestionarán sobre alguna duda que les haya quedado, así que de
que te angustias, adelante.
Al llegar mi turno, me sitúo en el pódium frente al micrófono y hago un recorrido visual por todo el auditorio,
sin poder detener una sonrisa al recordar las palabras del compañero argentino con quien mantuve por
muchos años una amistad a distancia y a quien siempre le agradecí su consejo. (11.2019)

Ing. Joselin Aguilar, No identificado, no identificado, QFB. Enrique Senés,


Lic. Robespierre Lizárraga, Ing. Abelardo Reynosa
Universidad Autónoma de Sinaloa.

~ 235 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

ROBERTITO.

“No es más grande el que más espacio ocupa, sino el que más vacío deja cuando se va” (Anónimo)…En mi
entrega anterior dediqué el espacio de la columna a reflexionar sobre la muerte de un hijo, manifestando
sentidas condolencias a los grandes amigos Maribel y Germán por el lamentable y trágico accidente sucedido
el pasado 9 de noviembre, en el que falleció su hijo mayor Julián Pérez Atts, nieto de mi querido maestro de
primaria y secundaria Julián Atts Saldaña. Recordé en el desarrollo del mismo la muerte del segundo de mis
hermanos sucedida el 27 de septiembre de 1950 a la edad de 14 años, que cambió en forma dramática el
concepto de vida de la familia, causando en todos, pero especialmente en mi madre un profundo y lacerante
dolor, cuyo duelo permaneció a lo largo de muchos años. El mismo día de la publicación de este artículo salí de
la ciudad de Culiacán a un congreso relacionado con mi trabajo a Cancún, Quintana Roo, en donde recibí de
parte de mi esposa la noticia de la muerte del niño Roberto Takashima Melendrez, nieto de mi hermana
María de Jesús e hijo de mi sobrino Roberto.
Una pequeña criatura de escasos dos años de haber llegado a este mundo, al que Dios le dio un encargo para
efectuarlo en un tiempo muy corto; tan escaso que resulta difícil para nosotros entenderlo, pero estoy seguro
que en este momento Robertito está reportando ante el creador el cumplimiento de su encomienda, que solo
él y Dios lo saben.
El matrimonio formado por Roberto y Mariné están sufriendo, al igual que mi madre en su momento, la
pérdida de su hijo que solo era un niño; pero que independientemente de la edad no deja de ser algo que
parece fuera de lugar y totalmente equivocado y que lógicamente se considera injusto; sin embargo, es en la
adversidad donde los matrimonios se fortalecen, se consolidan y luchan unidos por salir adelante, como
incuestionablemente lo quiere el niño que hoy se fue y que desde el cielo se sentirá muy satisfecho de ver el
amor con que sus padres están superando su partida.
Roberto y Mariné no olvidarán nunca la muerte de su pequeño Robertito, pero estoy seguro que aprenderán a
vivir con ese recuerdo; habrá momentos de dolor cuando se llegue el día que sería su cumpleaños, cuando se
cumpla un aniversario más de su fallecimiento, cuando el calendario marque el día primero de noviembre,
cuando vean otros niños de su edad y cuando se venga a la memoria todo aquello que habían planeado
compartir con el pequeño. Es necesario que juntos, muy unidos, se preparen para cuando se presenten estos
momentos de sufrimiento que aunque no lo deseen continuaran a lo largo de su vida. Robertito murió, pero
eso no implica que él desaparecerá de sus pensamientos y de su corazón, es necesario ser paciente y aceptar
que el sufrimiento será largo, pero lo que si debemos recordar es que el amor perdurará para siempre.
Un abrazo solidario. (12.2014)

~ 236 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

RAMIRO VEGA RUELAS

“Algunas cosas del pasado desaparecieron, pero otras abren una brecha al futuro y son las que quiero
rescatar” (Mario Benedetti)….La fuerte y retumbante voz del profesor Ramiro Vega Ruelas al ingresar al aula
nos invitaba a guardar silencio y escuchar con atención la clase de inglés que por 38 años impartió, hasta su
jubilación, en los tres niveles de la escuela secundaria de Guamúchil. Con su eterno libro de Patricia B. Murray
en la mano hacia grandes e inútiles esfuerzos por meternos en la cabeza el idioma de Shakespeare. I have, you
have, he has, she has, and we have. Robert and Ruth are brothers, repetía desesperadamente, corrigiendo y
apuntando en el pizarrón.
Nacido en Los Ángeles, California, en el año de 1920, donde cursó la escuela primaria y parte de los estudios
de secundaria, que finalizó en Guamúchil cuando sus padres, don Cástulo Vega y doña Dorotea Ruelas
decidieron regresar a vivir a su tierra de origen,
dominaba el idioma inglés además del español.
Obligado a trabajar desde temprana edad, estudió la
carrera de contador privado por correspondencia, lo
que le proporcionó los conocimientos para
administrar negocios. Transcurridos algunos años
conoció a quien sería la compañera de su vida, la
maestra María de los Ángeles López, originaria de
Los Mazates de Los López del Municipio de
Mocorito, con quien procreó nueve hijos.
El nombre de Ramiro Vega está ligado a los tres
cines que por aquella época funcionaron en
Guamúchil, ya que ocupó, en su tiempo, la gerencia
de los cines Colonial, Royal y Davimar; en este
Prof. Ramiro Vega Ruelas con un grupo de alumnos de la último introdujo las funciones matinales para niños y
escuela Secundaria en campamento en Surutato. en cada uno de ellos operó un pequeño negocio de
dulces, libros, discos, etc.; podemos afirmar que Ramiro Vega fue un hombre con ideas modernas e impulsor
de actividades que dejaron huella en Guamúchil. En el año de 1958 en sociedad con los señores Bartolo Meza
y José Moya dieron vida a la primera estación de radio de la ciudad, la XEJL, en la que se desempeñó como
gerente, locutor y promotor artístico, participando como maestro de ceremonias en concursos de aficionados,
eventos deportivos, actos cívicos, maratones radiofónicos, caravanas artísticas, etc.; el profesor Ramiro Vega
fue el primer guamuchilense que se atrevió a usar un elegante esmoquin en el baile que para celebrar el
primer aniversario de la XEJL se llevó a cabo en el Cine Davimar ante el asombro y envidia de los asistentes. Su
conocimiento del idioma inglés le permitió la organización de intercambios estudiantiles con el vecino país del

~ 237 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

norte, ofreciendo a los estudiantes guamuchilenses la oportunidad de conocer la cultura norteamericana y la


de practicar el idioma que tan eficientemente enseñaba en la escuela secundaria.
En la única actividad relacionada con la política que se registra, se encuentra su participación como Síndico
Municipal en la década de los 50s. En repetidas ocasiones se desempeñó como presidente del consejo
directivo del Club Évora, además de haber sido socio activo del Club de Leones de Guamúchil.
Después de una vida pletórica de éxitos y de haber crecido en la cultura del esfuerzo, cumplió su misión en
este mundo y la cumplió bien; muere un 20 de Marzo de 1992, a la edad de 72 años, dejando un legado a su
familia y a las nuevas generaciones de que cuando se quiere, se puede y que se debe vivir para servir.
Descanse en paz. (09.2014)

~ 238 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

SUICIDIOS

“El suicidio es una solución permanente a un problema temporal” (Anónimo)…En el transcurso del pasado año
se presentó en la ciudad de México, el suicidio de dos personas con una lejana relación de amistad con un
servidor. En uno de ellos, por la presencia de una enfermedad terminal que le ocasionaba insoportables
dolores sin posibilidad alguna de recuperación; en el otro por razones estrictamente económicas. Dos causas
totalmente diferentes pero con el mismo resultado. El primero un problema irreversible que generó la
decisión de adelantar la muerte; el segundo un conflicto con posibilidades de solución que no tenía como
resultado final la muerte.
Desde siempre, muchas culturas y religiones han considerado al suicidio como un pecado, una vergüenza y
hasta un delito. Incluso, la gente común opina al respecto que aquel que se suicida es un cobarde, porque
prefiere morir antes que asumir el problema o enfrentar la triste realidad. En otras culturas lo ven como una
actitud y forma honorable de escapar de situaciones dolorosas. Personalmente no coincido con quien califica
al suicidio como un pecado, ni tampoco como una vergüenza y mucho menos como un delito. La acepto más
como el resultado de vivir un episodio traumático que no se logra superar en el momento. Que la persona que
se suicida es un cobarde por no enfrentarse a la situación, discutible, pero que valiente es quien se anima a
jalar del gatillo o quitarse la vida por cualquier método.
Entre las formas más frecuentes de quitarse la vida están el uso de armas de fuego, la sobredosis de
medicamentos, cortarse las venas, lanzarse desde una gran altura, colocarse frente a un vehículo pesado en
funcionamiento y el ahorcamiento. El suicidio representa en nuestro País la cuarta causa de muerte.
Información oficial revela que en el año 2012 en México se suicidaron 5190 individuos, de los cuales 4201 eran
del sexo masculino y 989 mujeres; datos contrarios a la creencia generalizada de la sociedad machista en la
que vivimos, sin dejar de mencionar que el número de personas que intenta suicidarse y no lo logra es mayor
en el sexo femenino, esto debido a que las mujeres optan por la ingesta de medicamentos o corte de venas,
que no son tan efectivas; en cambio los hombres logran su propósito prácticamente a la primera intención. Es
interesante conocer que es el mes de mayo el de mayor incidencia y el mes de febrero el de menores cifras de
suicidios, lo que echa por tierra la idea de que es el mes de diciembre la fecha de mayor intento de suicidios.
Los datos del 2012 de la Organización Mundial de la Salud reflejan que en el mundo se quitan la vida cerca de
un millón de personas, lo que significa una tasa de mortalidad de 16 suicidios por cada 100 mil habitantes, o
dicho de otra manera, una muerte cada 40 segundos por este motivo. En Sinaloa la tendencia al suicidio es de
aproximadamente 5 por cada 100 mil habitantes, que no representa nada en comparación a las muertes
causadas por la violencia desenfrenada que nos aqueja hace tiempo.
Lamentablemente las estadísticas no reflejan las causas que llevan a las personas a optar por quitarse la vida;
sería de gran ayuda conocerlas, para coadyuvar a reducir las cifras al respecto. (06.2013)

~ 239 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

SUSANO TISNADO FLORES.

“La muerte es una quimera: porque mientras yo existo, no existe la muerte; y cuando existe la muerte, ya no
existo yo” (Epicuro de Samos)…El barrio está de luto. Nuevamente el barrio de la infancia se viste de negro. El
pasado viernes 31 de enero falleció quien durante los primeros años de mi vida disfrutó conmigo el arroyo que
en tiempo de lluvias bajaba por la 16 de septiembre serpenteando hasta la laguna; el hermoso pino salado
frente al taller de Alejandro Armenta; de un reñido juego de béisbol con tres bases y con una desvencijada
pelota hecha de hilo y “leche de agustina”; el lodo, las gallinetas y los capomos de la laguna; los guamúchiles
del frondoso árbol que crecía orgulloso en el terreno adjunto al Colegio Renacimiento; las travesuras a la
Chayo Loca y la Comadre; las regañadas de Sor Melani; los raspados en la carpita de doña Enedina; los
amaneceres y las ilusiones de muchas noches buenas. Juntos, los hermanos Tisnado y yo, hicimos infinidad de
viajes en bicicleta al poblado de Las Glorias, hoy una colonia del casco urbano de la ciudad; a cazar palomas a
la laguna del Taballal, a la cacería de “güicos” en el río;
invitado por la familia “chiroteamos” en las olas de la
playa de Boca del Río. Mi amigo Susano Tisnado Flores,
fue encontrado muerto en el área conocida como los
Mezquites junto al dique, lugar a donde acostumbraba
realizar su caminata diaria para, vaya incongruencia,
mantener una buena salud. Susano abandonó este mundo
a la edad de 72 años en la plenitud de la tercera edad.
Sus padres, don José Tisnado Vizcarra originario de
Concordia y doña Guadalupe Flores nacida en el puerto de
Mazatlán, arribaron a Guamúchil en la misma época que
los míos, atraídos por el auge de la siembra de garbanzo
que hizo de la zona del Évora una de las más prósperas del estado. Quiso el destino que fuéramos vecinos por
toda la vida. Separadas las casas por un cerco de palos de brasil, éramos vecinos de los de antes. La familia
Tisnado estaba integrada, además de sus padres, por Norma, Silvia, Margot, Josefina, Oralia, Susano, José y
Javier, en ese orden. Josefina falleció a los 18 años de edad víctima de leucemia por los años 50. José de un
infarto cuando apenas cumplía los 52.
Doña Lupe, la matriarca de la familia, era una ama de casa que colaboraba a la economía familiar
incansablemente. Elaboraba coronas para el día de los muertos, fabricaba “pipitorrias” y tostaba cacahuate,
siempre apoyada por sus hijos y un metiche, o sea yo, que como siempre sucede, lo que en tu casa es
obligación, en la ajena se convierte en diversión. Don José atendía su ferretería en la esquina de 16 de
septiembre y Libertad.
Susano padeció de problemas crónicos en un oído que le generaba distracciones e incapacidad parcial para los
estudios. Dos años mayor que yo, fuimos condiscípulos a partir del quinto año de primaria y los tres de
~ 240 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

secundaria, que resultó el grado máximo de escolaridad que realizó. Se integró a los negocios de su padre y
posteriormente atendió su propia ferretería en el mercado municipal.
Con mucho cariño conservo una fotografía, tomada hace aproximadamente 60 años, en la que muy orondos
posamos para la cámara Oralia, Josefina y Margot Tisnado, Griselda Reynosa Vega y una vecina no
identificada. Al centro Susano Tisnado, Abelardo Reynosa Vega y José Tisnado, en la parte baja un vecino del
barrio. Javier Tisnado y María Luisa Reynosa Vega; teniendo como escenario el baldío de lo que hoy ocupa la
Unión de Crédito, se ve al fondo la Ferretería Tisnado y un cúmulo de recuerdos. Un abrazo solidario a toda la
familia Tisnado. Por allá nos veremos algún día Susano para evocar nuestro paso por la vida. Descanse en paz.
(02.2014)

Vieja casona en la esquina de Silverio Trueba e Hidalgo.

~ 241 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

TOLERANCIA.

“La tolerancia es una virtud difícil; nuestro primer impulso, y aun el segundo, es odiar a todos los que no
piensan como nosotros”(J. Lemaître)…El pleno desarrollo de los seres humanos se genera conforme se tiene la
determinación de convivir como hermanos y compartir pensamientos y emociones; sin embargo, en ciertos
momentos nos es realmente difícil aceptar los razonamientos, estilos y puntos de vista diferentes a los
nuestros, así como los desaciertos, gustos y defectos de los demás, demostrando la escasa capacidad de
tolerancia que albergamos en nuestro ser. La palabra tolerar significa aguantar, soportar, pero no
confundamos; tolerancia no es hacer concesiones, pero tampoco es indiferencia. Tolerancia es conocer al otro
y aceptarlo, es el respeto mutuo mediante el entendimiento mutuo. La tolerancia implica paciencia,
comprensión y respeto para quienes piensan diferente a uno.
El propósito de la tolerancia es la coexistencia pacífica. Es incuestionable la generosidad que mostramos para
nuestras faltas y la dureza con la que juzgamos las faltas de los demás, aun cuando éstas sean más leves y
sutiles que las propias. Esta falta de comprensión es producto del poco conocimiento que tenemos de
nosotros mismos, porque hay que considerar que también los demás se muestran tolerantes con uno.
Un gran líder indio dijo que si uno es imperfecto y necesita la tolerancia y la bondad de los demás, también
debemos tolerar los defectos del mundo hasta que encontremos el secreto que nos permita ponerles
remedio.
Las personas intolerantes nos bloqueamos mentalmente y somos incapaces de comprender que las
diferencias estimulan y enriquecen, en vez de convertirse en un obstáculo para el diálogo y el encuentro.
Definir la palabra tolerancia resulta relativamente sencillo; entender lo que es ser o no tolerante es
igualmente de fácil comprensión, pero ello no nos convierte de la noche a la mañana en seres
condescendientes. Ahora viene la difícil pregunta que todos debemos hacernos. ¿Por qué somos intolerantes?
¿Por qué no soportamos, no aguantamos, que las personas piensen y actúen diferentes a nosotros?
Si no somos capaces de dar respuesta a estos cuestionamientos, difícilmente seremos tolerantes. Los traumas
y complejos que arrastramos desde la niñez, producto de la infinidad de eventos que vivimos y sufrimos
durante nuestro desarrollo son, en gran medida, las causas de ser intransigentes. Esto nos lleva a concluir que
para ser una persona tolerante hacia los demás, primeramente debemos ser tolerantes con nosotros mismos;
con nuestros defectos, nuestros orígenes, nuestra vida familiar, nuestra economía, nuestra cultura.
Recordemos que la mayor fortaleza de cualquier ser humano es la humildad de su comportamiento.
(o8.2013)

~ 242 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

UN BESO PARA ANEL.

“Permitir una injusticia significa abrir el camino a todas las que siguen (Willy Brandt)………..Ayer, Anel estaba
viva, llena de ilusiones, de sueños, de pensamientos propios de su juventud. Vivía una de las etapas más
bonita y recordada por todo ser humano, la época de estudiante. El Espacio de la vida pleno de amistades, de
travesuras, de fiestas, de pretendientes, de amores inocentes. Tiempo en el que no piensas en el futuro, solo
vives el presente a plenitud. Hoy, Anel está muerta. Asesinada de la forma más brutal e inconsciente que solo
una mente desquiciada puede imaginar. 65 arteras puñaladas cegaron su vida cuando solo había cumplido 16
años de edad. Solo 16 míseros años en una bella y alegre muchachita que tenía toda una larga vida por
delante.
Anel se fue de este mundo dejando a sus padres sumidos en un profundo dolor, en una incontrolable
desesperación, en una insoportable impotencia. Anel no tendrá la satisfacción de culminar una carrera, de
desarrollarse profesionalmente; no conocerá a su esposo, no sabrá de matrimonio, no tendrá la satisfacción
de parir y amar a sus hijos, a sus nietos. Anel ha sido cobardemente asesinada.
¿Las causas? Las que hayan sido, este asesinato nos debe hacer reflexionar a todos, a toda la sociedad de
Salvador Alvarado. Como padre o como madre, como autoridad, como maestro, como vecino, en el papel que
estemos desempeñando en la comunidad, debemos preguntarnos si estamos cumpliendo en lo que nos
corresponde. Este absurdo crimen es producto de la descomposición social a la que hemos dejado llegar a
nuestro querido pueblo, a Sinaloa todo. Este hecho refleja el distanciamiento que existe entre padres e hijos,
la desunión y poca comunicación entre la familia. El importamadrismo que asumimos ante los hechos que
suceden día tras día en otras ciudades, en otras colonias, en otras familias, en otros jóvenes, pensando que a
nosotros nunca nos pasará eso. Creyendo que estamos blindados ante accidentes de esta naturaleza. Es
reflejo de la poca atención que ponemos en la conducta de nuestros hijos y de la nula experiencia que
obtenemos de las acciones de los hijos de los demás.
Guamúchil no es la pequeña comunidad en la que crecieron nuestros padres, en la que enterramos el ombligo;
aquella en la que todos nos conocíamos, donde la palabra del jefe de la familia era acatada sin discusión,
donde maestros distinguidos se involucraban en el comportamiento de sus alumnos y nuestros padres se lo
permitían, en la que se dormía con las ventanas y las puertas abiertas. Guamúchil no es el pueblo resguardado
por un solo y respetado policía; es una ciudad con cerca de 70 000 habitantes, muchos de los cuales arribaron
de otros lugares con costumbres y actitudes diferentes, pero que hoy, lo aceptemos o no, formamos una sola
sociedad. Una sociedad con una escala de valores muy desigual al Guamúchil de nuestros tiempos.
Honremos la memoria de Anel, unificándonos para coadyuvar al orden y reforzamiento de los valores que
debe regir la actitud de quienes formamos este conglomerado. Autoridades, padres de familia, maestros,
estudiantes, clubes de servicio, organizaciones civiles, partidos políticos, todos como uno solo iniciemos hoy la
organización de actividades deportivas, culturales, cívicas, familiares, de convivencia, de amistad, de respeto.

~ 243 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

Es la hora de recomponer el manifiesto divorcio que ha persistido durante los últimos años entre las
autoridades municipales y sus gobernados.
No tuve la oportunidad de conocer a Anel, pero no era necesario haberla conocido para repudiar y lamentar
tan terrible crimen. Soy abuelo de 4 inquietas nietas de 22, 19, 15 y 9 años de edad que me gritan en mi
conciencia, que esto no puede ni debe estar sucediendo. Un beso para Anel donde se encuentre y mis
respetos y solidaridad a sus padres en este difícil momento. (03.2014)

Derrumbe del viejo edificio que albergó la administración municipal a partir de 1963 y hasta 1980

~ 244 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

VAMOS AL CIRCO.

“La mejor forma de destruir un enemigo, es hacerlo mi amigo” (Abraham Lincoln)…Algunas amistades de mi
niñez solo me proporcionaron malos hábitos. La influencia de aquellos mayores que yo, principalmente, para
cometer actividades ilícitas fue muy significativa. Cómo lo narré en otra colaboración, mi primera “pinta” la
realicé, a invitación de uno de ellos, para que le hiciera compañía en su casa en virtud de haber sufrido la
fractura de un brazo; con tan mala suerte que la inasistencia a clases se descubrió en el mismo día, recibiendo
de mi madre la cueriza correspondiente.
En otra ocasión, asesorado por las malas amistades, me introduje al cine Colonial a robar boletos que luego
revendíamos a las afueras del propio cine y cuyas utilidades repartíamos equitativamente entre los pequeños
delincuentes. Esto lo cuento porque sé que el delito ya prescribió.
Pero en esta ocasión me quiero referir al día, en que para mí mala suerte, se instaló en la explanada a un
costado del mercado municipal viejo, que durante mucho tiempo se utilizó como estadio de béisbol, un circo
que para promoverse realizó un desfile por las principales calles de Guamúchil invitando a la población a
asistir y divertirse con los payasos, los acróbatas y las peripecias de los animales, que traídos directamente del
África, se presentarían en las funciones vespertina y nocturna programadas, por la módica cantidad de 50
centavos en galería para los niños. Yo andaría en los 9 años de edad.
¿Por qué no te robas un peso de la zapatería para ir a la circo? me insinuó un compañero del barrio;
insinuación que ni tardo ni perezoso hice mía, buscando el momento adecuado para cometer mi fechoría. La
oportunidad se presentó esa misma tarde. Ante un descuido de mi padre y sabiendo el lugar donde se
guardaban los dineros de las ventas del negocio, introduje la mano sin ver el contenido, ya que por mi corta
estatura no alcanzaba, para sacar lo que yo consideré era un billete de un peso. Pero, la mala suerte me
acompañaba en esa ocasión. Una de mis hermanas de escasos 4 años de vida me delató. Amá, Amá, gritaba la
mitotera, el Abelardo agarró un peso.
Vino el interrogatorio, que con métodos propios de un agente judicial me hicieron confesar mi ilícita acción.
Pero sorpresa, el billete robado no era de un peso, sino de ¡cinco pesos!
Una estratosférica cantidad para mi corta edad, cuando solo recibía 20 centavos los domingos. Y a la medida
del delito fue la penitencia. Mi madre me pegó con todo lo que encontró; zapatos nuevos y viejos, mecates,
escoba, etc., terminé agotado y tirado en el piso de la zapatería, donde permanecí largo tiempo
reponiéndome de la golpiza y de la cruda moral. Y mi socio esperándome en la esquina para irnos al circo.
Mi cleptomanía se vio frenada por esta acción, que a lo largo del tiempo le doy gracias a Dios por haber
sucedido, no obstante que los métodos disciplinarios de mi madre no correspondían a ningún libro
recomendado por los psicólogos, ella seguía sus propios instintos, pero me corrigió. A partir de esa fecha tuve
especial cuidado de que mis hurtos no pasaran de 5 o 10 centavos. (O4.2013)

~ 245 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

VIEJO TALISTE.

“No es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educación. No es la ropa, es la clase”. (Anónimo)…No


cabe duda que las personas que ya pasamos de los 60 y más, somos la última generación de Guamuchilenses
que usamos las palabras típicas de la región y que don Carlos Esqueda estudió con mucha pasión en su libro
Lexicón de Sinaloa. Una obra de tanta importancia para la historia de nuestro municipio, que debería ser
reproducida para las actuales y futuras generaciones.
Los jóvenes y niños de hoy difícilmente comprenden la plática de los abuelos cuando éstos utilizan el habla
popular del noroeste. Mi pequeña nieta abre tamaños ojos y me mira como si yo fuera extraterrestre cuando
le pido me traiga una “cuilta” o la “yompa” porque no aguanto el frio, o las “antiparras” para leer el periódico.
Mejor te voy a traer una chamarra y unos anteojos me contesta. Siento una mirada de compasión cuando me
escucha quejarme de que el teléfono celular es muy “entrambulicado” y que muchos solo los usan por puras
“loileras”; que se sienten muy “lurios” porque cargan colgados del cinto uno y hasta dos celulares, le digo. No
abuelo, me responde inocente, son muy livianos. Confirmo su confusión cuando le pido me traiga el “apaste”
de “colachi” para echarme un taco acompañado con sabrosas “horruras” y me deja hablando solo.
Mi nieto que hoy reside en Winnipeg, Canadá, creyó que lo iba a sentar en la silla eléctrica cuando en cierta
ocasión, molesto por su comportamiento en una tienda departamental de Mc Allen, Texas, lo amenacé con
apretarle el “buchí” si no se “apaciguaba” y llamar a un “cuico” para que se lo llevara por “quisuqui”. Muy
“espichadito” se quedó “atochado” detrás de un estante, probablemente pensando que su abuelo era
pariente de Jack el destripador.
Hace muchos años, en la ciudad de México, colaboraba con nosotros un gran amigo, hoy mi compadre, a
quien se le encargó atendiera unos investigadores Argentinos para que realizaran un recorrido por las
instalaciones de los laboratorios donde prestábamos nuestros servicios. Bien “entacuchado” se puso al frente
del grupo. En el trayecto pasaron por una tarima de madera un poco suelta por falta de “chilillos”, para lo cual
nuestro amigo les advirtió que tuvieran cuidado al pisar el “taburete” pues estaba muy “tembeleque” y podían
sufrir un accidente. Obviamente los argentinos no entendieron en absoluto la instrucción.
En época de lluvias era muy común “licar” a los “plebes” del barrio “bichis” y “socrosos” “chacoteando” en el
“zoquete” con la “bichola” de fuera, matando “guicos”, “cachoras” y ”tortolitas” con un “tirador” elaborado
con “horqueta” de “ataderas” de hule y “jonda” de con don Reginaldo.
Estas y muchas otras palabras hoy en desuso, formaron parte del vocabulario natural de los habitantes de la
región del Évora; transmitidas de generación en generación, entre otros, a través de personajes como
Fulgencio “Gencho” Sánchez. En Guamúchil era un deleite platicar con “Gencho” y escuchar su florido
vocabulario herencia de sus padres y abuelos; no solo por el uso de palabras populares de nuestra tierra, sino
por su característica forma de decirlo. Alto, güero y “taliste”, todo un personaje del barrio de Guamúchil Viejo
que se veía rodeado de amigos para disfrutar de sus exageradas narraciones, de su peculiar estilo de ver la
vida. Fue el alma de velorios y reuniones de amigos que disfrutando de unas cervezas, pasaban las horas
deleitándose con las pláticas del recordado Gencho. (04.2019)

~ 246 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

~ 247 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

~ 248 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

~ 249 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

~ 250 ~
GUAMUCHIL EN PEDAZOS

ABELARDO REYNOSA VEGA


Originario de Guamúchil, Salvador Alvarado, Sinaloa, nació el 25 de
octubre de 1943.
Cursó la licenciatura de Ingeniero Químico Industrial en el Instituto
Politécnico Nacional, Generación 1962- 1966, además de la Especialidad
en Formulación y Evaluación de Proyectos Industriales.
Entre otros, ha realizado los siguientes estudios:
Organización y Administración de Investigación Tecnológica en la
Universidad de Sao Paulo, Brasil.
Administración y Evaluación de Proyectos de Investigación en la National
Science Foundation en Washington, D.C.
Comercialización de Proyectos de Investigación en la Agencia Nacional
de Valoración de la Investigación de Paris, Francia.
Codificación Internacional de Patentes en la Habana, Cuba.
Comunicación de Ideas y Educación Audiovisual; Diagnóstico y Productividad; Metodología de la
Industrialización e Investigación de Mercados en el Centro Nacional de Productividad. México, D.F.
Diplomado en Bienes Raíces. Universidad de Occidente. Culiacán, Sinaloa.
Durante el desempeño de su profesión ocupó los siguientes puestos:
Investigador en el Instituto Mexicano del Petróleo. México, D.F.
Profesor de Tiempo Completo, Secretario y Director de la Escuela de Ciencias Químico-Biológicas de la
Universidad Autónoma de Sinaloa.
Profesor de Asignaturas y Presidente del Patronato del Instituto Tecnológico de Culiacán.
Profesor de la Maestría de Planeación Industrial en el Instituto Politécnico Nacional. México, D.F.
Gerente de Promoción Industrial en Nacional Financiera, para los Estados de Sonora, Sinaloa y Nayarit.
Director de Evaluación de Programas y Proyectos y Director de Desarrollo Tecnológico del Consejo Nacional de
Ciencia y Tecnología. México, D.F.
Director Técnico de Laboratorios Nacionales de Fomento Industrial. México, D.F.
Director de Auditoría Técnica de la Secretaría de Energía, Minas e Industria Paraestatal. México, D.F.
Delegado de la Comisión Nacional de Fruticultura en el Estado de Sinaloa.
Director Regional del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias para los Estados
de Sinaloa, Sonora, Baja California y Baja California Sur.
Director Regional del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias para los Estados
de Chihuahua, Durango, Zacatecas, Aguascalientes y la Laguna.
Director del Centro de Educación Continua Unidad Culiacán del Instituto Politécnico Nacional.

~ 251 ~