Está en la página 1de 1

Resumen donde describa la relación entre el Derecho Internacional

Humanitario y los Derechos Humanos.

Son dos ramas del Derecho Internacional Público que generan controversias teóricas sobre sus
relaciones y su ámbito de aplicación, es decir, el derecho internacional humanitario y el derecho
internacional de los Derechos Humanos son complementarios, ya que la finalidad de ambos es
proteger a la persona en circunstancias y según modalidades diferentes.

El derecho humanitario se aplica en situaciones de conflicto armado, mientras que los Derechos
Humanos protegen a la persona en todo tiempo, haya guerra o paz y tiene por objeto proteger a
las víctimas procurando limitar los sufrimientos provocados por la guerra, los Derechos Humanos
protegen a la persona y favorecen su completo desarrollo competiéndole, principalmente, el trato
debido a las personas que están en poder de la parte adversaria y la conducción de las
hostilidades.

La principal finalidad de los Derechos Humanos es impedir la arbitrariedad, limitando el dominio


del Estado sobre los individuos, a su vez no tiene por objeto regular la conducción de las
operaciones militares.

El derecho humanitario establece mecanismos que instituyen un tipo de control continuo de su


aplicación y hace resaltar la cooperación entre las partes en conflicto y un intermediario neutral,
con aras de impedir eventuales violaciones. No obstante cabe resaltar que los Derechos Humanos
cuentan con mecanismos de control muy variados tales como las instituciones previstas que se
encargan de determinar si un Estado ha respetado o no el derecho, es decir, los mecanismos de
aplicación de los Derechos Humanos están esencialmente orientados hacia las acciones de
reparación de los perjuicios sufridos.

En conclusión el DIH es un derecho excepcional que solo se aplica en caso de conflicto armado
interno o internacional. El núcleo duro de los derechos humanos es inderogable y prevalece en
tiempos de paz y de conflicto y los Estados están obligados a cumplir con esta garantía.

Su finalidad es eminentemente humanitaria, pues se pretende limitar el poder devastador de la


guerra y reducirla a sus mínimas dimensiones. Trata de prevenir el daño a las personas, a su vida
familiar y a los bienes personales, culturales, educativos, hospitalarios y de infraestructura de las
zonas en donde se presenta el conflicto bélico. Por otra parte, se procura limitar el uso de las
armas, los métodos empleados y el respeto al combatiente capturado por su rival.

Lo aplican todos los combatientes, indistintamente de que sea reconocido por los Estados dentro
del estatuto internacional previsto para el ejercicio de los conflictos armados.

También podría gustarte