Está en la página 1de 7

Juan Esteban Cardona López

Universidad de Antioquia
Programa Guía Cultural
Base de Discapacidad Física
La discapacidad oculta por la guerra y la restricción.
La conformación de los grupos humanos se ha visto mediada por los arreglos políticos,
ósea de poder, de una u otra manera las sociedades se constituyeron en un pacto
primitivo de manera consensual, o la que más tradicionalmente ha ocurrido y ocurre es
el sometimiento por medio de las armas. Con estas premisas establecidas la
“discapacidad aparece a lo largo de la historia y en todas las culturas” 1, junto con la
inexistencia del llamado estado de naturaleza que los más importantes tratadistas
políticos del siglo XVII y XVIII plasmaron en sus escritos, en los cuales se daba al ser
humano una postura buena según Rousseau y mala según Hobbes, pero estos sólo
fueron un simples planteamiento hipotéticos que se argumentaban por la situaciones
políticas en las que cada uno se desenvolvió, si entendemos lo que ha sido de un sincero
estado de naturaleza, es un momento en el que la humanidad se comportó conforme a
sus necesidades y terminó imponiendo lideres guerreros y espirituales que dieron forma
a las sociedades primarias (nacer, reproducirse y morir), las cuales adquirieron
caracteres de poder en el dominio sobre grupos de semejantes, en este contexto de
construcción de guerra y hostilidad del medio ambiente, las culturas antiguas adoptaron
diversas posiciones ante el tema de la discapacidad2.
En la antigua Grecia, el lugar que dio origen a todo el pensamiento occidental, era
constantemente presente el estado de guerra, su conformación política se dio en la forma
de ciudades-estado, por lo tanto cada ciudad tenía su propia forma de regirse o sus
formas diversas de gobierno, los atenienses por ejemplo, fueron quienes crearon la
democracia, pero teniendo claro en la forma en que son rescatadas las leyes de los
dioses griegos, por otro lado estaban las leyes espartanas absolutamente militarista pero
disciplinados, de esta forma tenemos un origen occidental, las dos grandes ciudades que
lideraron las contiendas militares en la antigüedad, Atenas y Esparta 3. Los Atenienses
tenían la filosofía para discutir sobre sus leyes y procederes específicos en asuntos de
gobierno, pero por otro lado los espartanos buscaban hombres útiles y apropiados para

1
Rojas Campos, Sonia Marcela. Discapacidad en clave decolonial (Universidad Nacional de Costa Rica;
junio 1 de 2015) p 176-177.
2
George H. Sabine. Historia de la Teoría política (México; Fondo de cultura económica, 1994.
3
Tucídides. Historia de la guerra del Peloponeso (Epubgratis.me).
la guerra, por lo tanto “se permitía que a los recién nacidos, con signos de debilidad o
algún tipo de malformación se les lanzara desde el monte Taigeto”4.
Continuando con el análisis de las culturas occidentales imperantes en el dominio de los
individuos, los romanos crearon su imperio de manera efectiva, pero como la gran
mayoría de las cosas que se trataron en estos periodos, sólo era posible hacerlo por
medio de la guerra que siempre ha sido un proceso que ha acompañado a la humanidad,
con el cual buscaban expandir su grandeza y dominio sobre otros pueblos.
Curiosamente en el periodo Romano, podemos encontrar los tres sistemas de
dominación existentes sobre los grupos humanos, primero tuvieron su periodo de
monarquía, que es el gobierno de uno, luego la república que es el gobierno “de todos”
pero en realidad sólo era de los elegidos para escoger sus dirigentes y el imperio, que es
donde se cumple con una fusión de expansión territorial y difusión cultural bajo el
mando del emperador. “En Roma, a los padres se les permitía privar de la vida a los
hijos que tuvieran rasgos de anormalidad o discapacidad” 5 y esto se debe a que en la
organización que los pensadores clásicos se habían apropiado del conocimiento griego,
porque los romanos no destruían las culturas que dominaban sino que por el contrario se
apropiaban de ellas y más si se podían servir de su ejemplo para su organización
política, por lo tanto el pensamiento filosófico griego implementado por los romanos,
permitió dar rienda suelta a la república, la cual es el recto gobierno sobre grupos de
familias que están bajo la autoridad de un padre de familia, y este podía disponer de la
vida de todos sus miembros, casi que al igual que de sus esclavos pero evidentemente
estos últimos se encuentran más abajo en la escala de dominación.
Pero la discapacidad no era sólo víctima en occidente, sino que también en la oriente,
muestra de ello es el caso donde “los niños con discapacidades eran arrojados al Río
Ganges”, pero sin embargo hay que tener claro que es un punto de vista muy distinto,
entendiendo que el este rio es sagrado para estas culturas, más sin embargo desde un
punto abordado por fuera de los ámbitos espirituales resulta poco humanitario arrojar a
un niño a un rio, pero siempre hay que entender que estas sociedades no eran personas
que se preocuparan por ello, debido a que intentar verlo así sería un completo
anacronismo. Inclusive en la actualidad algunas de estas personas con discapacidad
llegan a ser interpretadas como asuntos de manifestación divina, ocurrió el “caso de la
niña que nació con cuatro brazos y cuatro piernas –a la que se consideraba en su país la

4
Rojas, Sonia. Discapacidad decolonial, p 177.
5
Rojas, Sonia. Discapacidad decolonial, p 177.
reencarnación de la Diosa Lakshmi”6, lastimosamente esto es una situación muy
particular y no significa que estas culturas sean unos pioneros en rescatar la
discapacidad, sino más bien por su parte parece un episodio de exotizaciòn de la misma,
en relación con los imaginarios de los pueblos de la india y sus demás construcciones
culturales.
En las culturas indígenas prehispánicas, los nacidos con alguna cualidad diferente eran
relacionados también con seres divinos, pero esto propiamente sólo en algunas
comunidades se manifestó, debido a que es imposible designar arbitrariamente que
todos tomaban esta posición ante la discapacidad, así como existe la creencia algunos de
que nunca ocurrió en realidad que algunas tribus practicaran la antropofagia como un
medio de obtener proteína, lo que fundamenta este punto, es que en el continente
americano antes de las llegada de los europeos existían tantas culturas indígenas, de las
cuales algunas ni siquiera quedó rastro, unas muy pocas sobrevivieron con un alto grado
de occidentalización en sus costumbres y otras dejaron elementos rituales de alfarería y
orfebrería que demuestran la posición que algunas de las comunidades del actual
territorio colombiano ante la discapacidad, llegaron a otorgarles un carácter divino.
Estos sumados a los de “Egipto, la India y la cultura Maya (que) hacen parte de los
escasos ejemplos en los que la “monstruosidad”7, que como se ha visto en páginas
anteriores, en vez de ser rechazada, tomaron una postura alternativa, pero no
necesariamente algo plenamente establecido que representara una condición humana de
los mismo, sino que en ambos extremos fueron tratados, como fenómenos o como
divinidades8.
Volviendo de nuevo al mundo occidental, es importante abordar el tema del origen del
cristianismo, este se tuvo su origen en judío llamado Jesús de Nazaret que se auto
proclamaba como “el rey de los judíos” o “el hijo de Dios”. Al parecer a las autoridades
judías no les agradó mucho la presencia de un tipo así y decidieron solicitar ante las
autoridades romanas un castigo ejemplar para él por, “en su punto de vista”, su insolencia,
incluso podemos observar que actualmente los judíos aún esperan la llegada de su mesías.
El caso fue que Jesús fue castigado y sus ideas al pasar del tiempo lograron penetrar a lo
largo y ancho de Imperio Romano, generando enfrentamientos religiosos en la unidad del
mismo hasta el punto de que logró ser factible convertir esta religión en la oficial para

6
Rojas, Sonia. Discapacidad decolonial, p 177.
7
Rojas, Sonia. Discapacidad decolonial, p 177.
8
Frances F. Berdan y Michael E. Smith. El sistema mundo mesoamericano postclásico (Relaciones 99,
verano de 2004, Vol. XXV).
mantener el dominio terrenal y espiritual sobre las personas, a pesar de que en un primer
momento se había hecho una adaptación de los dioses griegos a un modelo romano. El
imperio había sido dividido en dos, la parte occidental y la oriental, fue esta parte occidental
que no logró resistir la invasión de grupos “barbaros”, partiendo de la postura de que la
existencia de lo extranjero que no es civilizado desde un punto de vista romano, los cuales
terminaron adaptándose la cultura romana desmembrando el imperio occidental en
pequeños reinos que terminaron por destruir la unidad del mismo, los cuales al pasar del
tiempo dejarían sus creencias paganas y se convertirían al cristianismo que había logrado
mantener el poder espiritual que se había construido desde Roma.
De esta forma, se puede concebir el mundo occidental entregándose a la religiosidad
cristiana del pobre humilde y como siempre, a la guerra. Así se da paso a la Edad Media,
donde la existencia de un señor feudal con un caballo y una espada realizaba un pacto con
un grupo de campesinos a cambio de que ellos trabajaran la tierra para su sustento, él les
ofrecía la defensa ante posibles invasores y, además, la ayuda que estos le debían en la
búsqueda de expandir sus dominios de su señor que sería la enorme génesis que pondría
lentamente en la conformación a largo de un milenio de los Estados-modernos, los cuales
sólo es posible concebirlos mediante el sometimiento a mano armada del pagano o la
negociación con el pagano u otro señor feudal. Estas figuras señoriales guerreras que se
constituyeron en la nobleza vinieron de los romanos, “Comtes” condes y los “dux” o
duques9. “Para esta época, se consideraba que las alteraciones físicas o mentales eran el
castigo que Dios enviaba a los padres por sus pecados” debido al gran impacto que generó
la penetración del cristianismo en la mentalidad occidental, donde se había creído incluso
que la caída del Imperio Romano fue causada por el mismo factor de la pecaminosidad, lo
cual llevó a creer que los seres humanos en vida debían redimir sus pecados, por esta razón
las personas con discapacidad eran llamados monstruos señalados como “portadores de los
males de toda la humanidad”, así terminaron siendo convertidos en un objeto de “redención
para “los normales” limpios de corazón que tengan la virtud de la caridad y decidan
asistirlos”. Además, en contraposición con lo que había ocurrido en Roma la sociedad
medieval “no permitía el asesinato de estas personas”, sino que por el contrario se les
convirtió en un objeto misterioso y se les obligó a “ el ocultamiento de las personas o de
sus deformidades”10.
Después de siglos de guerras, devastaciones, sometimientos, quema de brujas, lucha
contra la herejía y los infieles musulmanes que penetraron en occidente en el siglo VII,

9
Le Goff, Jacques. La civilización del Occidente medieval (Barcelona, Paidós, 1999).
10
Rojas, Sonia. Discapacidad decolonial, p 177-178.
los estados europeos en siglo XV ya poseían una forma por lo menos parcialmente
consolidada, los matrimonios en la península ibérica habían permitido que un sólo
monarca sustentara varios reinos bajo su mandato, Francia tenía una cierta unidad, en
las islas británicas se había logrado establecer un control más centralizado y el Sacro
Imperio Romano Germánico repartía el cargo de Emperador defensor de la cristiandad
inaugurado por Carlo Magno al mejor postor heredero al trono. Pero algo en el siglo
XIV había trastornado la visión cristiana de ver el mundo, la llamada “Peste Negra”,
esta enfermedad que exterminó la mayoría de la población de la Europa occidental,
permitió que algunas personas dejaran a un lado la moral cristiana que había imperado,
se volvió a mirar a los clásicos, la antigüedad griega y romana, debido a que en el
periodo medieval el conocimiento había permanecido encerrado en la lengua latina que
sólo se utilizaba en los monasterios, así se tradujeron libros a las lenguas vernáculas
derivadas del latín y las anglosajonas, lo cual permitió la llegada del Renacimiento y
salida de la oscuridad que había representado el periodo medieval11.
En este periodo son importantes el descubrimiento de América, que es mas bien el
encuentro de dos sectores de la humanidad que habían permanecido separados por miles
de años por la desaparición del puente helado por donde cruzaron a América los
humanos a través del estrecho de Bering. El origen del protestantismo como una
alternativa a viejo cristianismo de la caridad y la venta reliquias que había imperado en
la edad media y la Revolución francesa que termino por poner fin al Antiguo Régimen,
ósea a toda pretensión dinástica absoluta de poder de cualquier casa nobiliaria sobre las
naciones, más sin embargo algunos estados conservaron su estructura monárquica pero
acompañada de una constitución donde se habían plasmado los derechos del hombre, en
su sentido más literal de género y el ciudadano como aquel propietario adinerado padre
de familia que poseía su casa propia. A lo largo del siglo XVI, XVII, XVIII y gran parte
del XIX, la posición ante las personas con discapacidad no había tenido ningún tipo de
cambio importante a la forma en la que se le miró en la Edad Media.
A lo largo del siglo XIX las ciencias duras habían conseguido avances en campos de sus
estudios, pero estas sólo eran posibles en el plano de lo experimental y lo evidenciable,
el llamado positivismo. En su intento de “desmitologizar la monstruosidad no hizo más
fácil el camino para estas personas pues la modernidad implicó el desarrollo de nuevos
dispositivos de saber/poder para construir representaciones sobre el otro, en este caso

11
R. Gottfried. La muerte negra, Desastres de la Europa medieval (México, FCE, 1989).
sobre el otro anormal”12, exponiendo a las personas que no encajaban en la asignación
de lo normal a experimentos crueles que buscaban integrarlos en esta categoría, como
todo en este periodo, es el momento de lo útil, donde la población debía ser de la
manera más indicada vinculada al sistema de producción de la explotación
inmisericorde que se presentaba al sector de los normales. En un mundo donde las
personas sólo valían por su capacidad de producir, las personas con discapacidad fueron
ultrajadas desechadas y tratadas como impedidos o menores de edad, negándoseles la
posibilidad de mostrar su valía, aunque producir en un sistema de la explotación que se
sustentaba en el trabajo en medios paupérrimos no era algo deseable, pero para las
personas de las clases bajos tuvo que representar un reto sustentar económicamente a
una persona que se le negaba su independencia, y, sumado a esto, la cantidad de
maltratos físicos y psicológicos que las personas con discapacidad podrían vivir tanto en
el ámbito público (la ciudad) como el privado (la familia)13.
La ciencia guiada por el absoluto evolucionismo que buscaba la perfección de la raza
humana, del hombre blanco civilizado continúo haciendo sus progresos verticalmente
por encima de la dignidad humana, las discapacidades desde el punto de vista científico
“denominadas (como) anomalías, debían ser tratadas científicamente para identificar
quiénes podían incorporarse al sistema productivo y quienes definitivamente no” 14. Así
se inicia una separación de los aptos y nos no aptos, pero el sistema productivo es lo que
menos importa, en realidad lo que se encontraba en juego era el desconocimiento de la
humanidad de las personas con discapacidad, esto puede ser señalado como la creación,
la solidificación de las barreras actitudinales en el mundo capitalista productivo,
considerando que en este sistema mundo en el que si no se posee dinero, es imposible
vivir, y menos si eres parte de todo aquello de lo considerado como indeseable y
anormal donde se obliga a ser segregado del resto de la sociedad, incluso la crueldad
llegó hasta el punto de absoluta ignominia obligándosele a las personas con
discapacidad cognitiva a no reproducirse. Se puede recordar en este momento todo lo
ocurrido con la Alemania nazi, periodo en el cual no sólo se trato de eliminar a las
minorías en un exterminio masivo, sino que las personas con discapacidad fueron un
objetivo que hizo parte de esta persecución sistemática, pero no sólo ocurrió allí, sino
que también si se hace una búsqueda juiciosa de casos en otras naciones en la primera
mitad del siglo XX, lo más seguro es que siempre exista que redactor sobre el tema que
12
Rojas, Sonia. Discapacidad decolonial, p 178.
13
Michel Foucault. Vigilar y castigar (Buenos Aires; Siglo XXI Editores Argentina, 202).
14
Rojas, Sonia. Discapacidad decolonial, p 179.
se ha querido ocultar en la sociedad occidental con la supuesta existencia de un ser
humano bueno y virtuoso donde nunca han existido los conflictos, los olvidos y las
eliminaciones sistemáticas15.
Como ya se había comentado, la discapacidad en la Edad Media había sido sometida a
la ocultación y a la mitificación religiosa del origen pecaminoso, siendo así la
anormalidad “separada de la sociedad, en auspicios que lograrán la síntesis entre
misericordia y asistencia”. Para terminar dando paso en el siglo XX a “buscar que “los
impedidos” “discapacitados” o “minusválidos” se integren a la sociedad para que
alcancen una vida normal y para lograrlo es necesario la institucionalización ya sea en
hospitales, centros de rehabilitación e incluso escuelas especiales” 16 tratándoseles como
a objetos que se buscaba moldear de manera que encajaran en la sociedad, estos
procesos de integración eran absolutamente dolorosos para estas personas, en especial
con los tipos de experimentos que se realizaban para normalizarlos, cuestiones de las
cuales esta misma comunidad tendrá una respuesta más completa al por qué estos
procesos son una situación de completa barbarie, por lo tanto es necesario ante todo
dedicar tiempo a la compresión de establecer una conversación por un medio que les sea
accesible, para entender cuales son los problemas que aquejan su existencia en un
mundo donde la diferencia en todos los ámbitos, no sólo en la discapacidad, ha sido
intentada de eliminar y asimilar con el resto de los normales. “Las personas con
discapacidad, entre otros, van haciéndose “visibles” en la medida en que el desarrollo
necesita clientes para sus políticas; en ese marco no solo se adelantan medidas estatales,
sino que se convoca a la solidaridad mundial” 17. De esta forma entramos en un terreno
que es temporal al lector del siglo XXI, donde la politiquería se aprovecha de estas
poblaciones como un medio para encontrar el apoyo en sus campañas, convertidos en
una mercancía y un fin para continuar con un sistema político que lo único que
promueve es la dominación, restringiendo la libertad y la razón humana negándoseles el
acceso al conocimiento por medio de los mecanismos de exclusión que la misma
sociedad construyó.

15
Adolf Hitler. Mi Lucha (18 de julio de 1925).
16
Rojas, Sonia. Discapacidad decolonial, p 180.
17
Rojas, Sonia. Discapacidad decolonial, p 182.