Está en la página 1de 8

Efectos económicos de la centralización en la última década en el Perú

Universidad Nacional de Ingeniería

  

Notas del autor

Cesar Huatay Casas-Paul Lovo Inchi, Facultad de Ingeniería Mecánica,

 Universidad Nacional de Ingeniería

La correspondencia relacionada con este ensayo debe ser dirigida a

Haydee Mañueco Ataurima

Facultad de Ingeniería Mecánica, Universidad Nacional de Ingeniería, Avenida Túpac

Amaru 210 Apartado 1301, Rímac 15333

Contacto: huatay.cesark@gmail.com     paulfrans28798@gmail.com


EFECTOS ECONÓMICOS DE LA CENTRALIZACIÓN EN LA ÚLTIMA DÉCADA EN EL PERÚ

Introducción 
II. Desarrollo
1. Evidencia de la centralización según el PBI
             1.1 PBI de Lima en la última década 
1.2 Industrias que se encuentran produciendo en la capital

2. Efecto de la migración en la centralización 


2.1 Oferta laboral y mejoramiento de la calidad de vida

3. Manejo político sobre la centralización 


             3.1 Mentalidad de los gobernantes
             3.2 El pensamiento erróneo de la población
3.3 Conciencia que debería manejar el mandatario para descentralizar

4. La pobreza, un índice de la centralización 


4.1 Incidencia porcentual de la pobreza en el Perú 

5. El desarrollo de la educación para el progreso


             5.1 El papel del Estado y los mandatarios
             5.2 Ganancias a corto y largo plazo
       
III.Cierre 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
EFECTOS ECONÓMICOS DE LA CENTRALIZACIÓN EN LA ÚLTIMA DÉCADA EN EL
PERÚ

I.Introducción
Actualmente los peruanos nos seguimos preguntando por qué existe una gran
concentración de poder económico, político y social en la capital sabiendo que
somos un país territorialmente vasto. Por eso nos preguntamos ¿Podría el Perú
salir de la evidente concentración de riquezas y poder económico que se
encuentran en Lima?, nuestra postura a esta pregunta es que sí, ya que es un
problema económico y social que se debe solucionar.

Esta problemática no es un tema nuevo que se deba tratar en la sociedad


peruana, sino más bien se viene dando a lo largo de la historia, en donde en la
última década hubo muchas propuestas de descentralizar al Perú, pero
lamentablemente todas esas propuestas nunca se terminaron de concluir incluso
hasta el día de hoy. El presente ensayo es importante debido a que las causas de
la centralización se vienen dando sin solución alguna.  A continuación, todo lo
mencionado será sustentado, analizado y explicado desde un punto de vista
económico para poder así llegar a la tesis de que el Perú sigue siendo un país
centralizado a pesar del crecimiento económico que tenemos. 

II. Desarrollo

1. Evidencia de la centralización según el PBI

Por un lado, en la última década en el Perú, aproximadamente desde el año 2007,


Lima ha sido responsable del 42,6% del PBI anual, y en el año 2018 fue
responsable del 43,9% según los cuadros estadísticos otorgadas por el Instituto
Nacional de Estadística e Informática (INEI) en el año 2018. Con estos datos nos
damos cuenta de que la mayor producción se encuentra en Lima, comparado con
los demás departamentos. Esto es debido a que el 70% de las industrias se
encuentran en la capital, abarcando desde las industrias alimentarias hasta las
industrias de metalmecánicos. Sin embargo, aunque no estemos bien informados,
Lima posee una exquisita agricultura, como el algodón y el azúcar; así también
posee una gran variedad en la ganadería, como el ganado vacuno, porcino y
ovino. En cambio, todo peruano sabe que Lima siempre ha sido un excelente
exportador de aceite y harina de pescado, el cual ha generado demasiados
ingresos y divisas. Es por ello que la economía peruana se centra en la capital.

2. Efecto de la migración en la centralización

Otra razón por la cual el Perú se encuentra centralizada es debido a la migración


rural a la capital, y ello se da por distintos motivos como, por ejemplo, el querer
mejorar su calidad de vida o por falta de recursos básicos como la medicina,
educación o infraestructura en su lugar de origen. Así también las personas
migrantes consideran Lima como un lugar lleno de oportunidades, lo cual hace
que este sea un motivo relevante para su traslación (Gonzales de Olarte, 2017).

3. Manejo político sobre la centralización

Por otro lado, la centralización es mal controlada por los gobernantes, centrando
todo poder adquisitivo, sea económico o político, solo en Lima. Ello es debido a
que el Perú es un país corrupto, según lo anunciado por la emisora televisiva CNN
– Español pero eso no solo se da desde ahora, sino se viene dando desde los
inicios de la historia peruana. Para poder repartir equitativamente las riquezas y
descentralizar el Perú la mejor forma de realizar este progreso para el país se dará
siempre y cuando tengamos un buen líder como presidente o más bien dicho
líderes que sepan gobernar las comunidades, provincias o departamentos. No
obstante, esa mentalidad no es la que ellos tienen, sino más bien consideran
descentralizar para sus propios beneficios, sabiendo así que no podrían ser muy
bien controlados; mientras tanto, la gente tiene la idea de que está bien que
mientras los funcionarios roben, hagan obras.

Esta situación puede ser considerada falta de criterio y amor propio hacia la
comunidad, pero ello no está bien, pues el Perú no tiene por qué avanzar de a
poco, sabiendo que se puede avanzar muy rápido y eficazmente si los
mandatarios tomaran conciencia de que el Perú no es solo Lima. Por el contrario
el Perú es todo un país conformado por 24 departamentos y una provincia
constitucional, donde “cada ciudadano debe poseer los mismos derechos y deben
tener a su disposición seguridad, hospitales, colegios, centros de trabajos y
educación en cualquier parte del territorio peruano”, según Villarreal (2007, p.3)
quiere decir repartir aquellas riquezas de forma equitativa sin centrar el poder en
un solo lugar y hacerlo sin fines de lucro para el desarrollo y mejoramiento de
nuestro multicultural país.

4. La pobreza, un índice de la centralización

Pero como sabemos esto no ocurre, ya que el Perú es un país centralizado


ocasionando esto un retraso tecnológico, económico, educacional, de salud e
incluso de bajas oportunidades de empleo por parte de las regiones, provincias,
distritos y departamentos fuera de Lima. Gonzales(2014,p.5) afirma lo siguiente: 
“En consecuencia, en el marco económico el crecimiento de Lima inhibe el
desarrollo de los demás departamentos, creando una tendencia divergente y
dualista que fomenta la desigualdad” .

Otro hecho muy resaltante para darnos cuenta de por qué el Perú sigue siendo
centralista hasta la actualidad es debido a la pobreza existente, a pesar de haber
un índice de crecimiento favorable, el cual está muy mal estudiado y manejado por
las autoridades y especialistas, ya que la mayoría de estudios se concentra solo
en Lima. Es así que se desarrolla los niveles de pobreza de las regiones del país,
siendo Cajamarca el departamento con un nivel de incidencia de pobreza entre
37,4% y 46,3%, seguido por regiones andinas y amazónicas como Ayacucho,
Apurímac, Huánuco, Loreto, Amazonas, Pasco y Puno que se encuentran entre un
32,9% y 36,2% a finales del 2018, registrado por INEI-Informe Técnico: Evolución
de la Pobreza Monetaria 2007-2018. 

5.El desarrollo de la educación para el progreso

Durante la clase dictada por el Dr. Bravo en el curso de Economía General en la


Universidad Nacional de Ingeniería sobre la centralización, pude rescatar que una
de las causas de porque se ocasiona centralización en el Perú es debido a que el
índice de desarrollo en la educación de cada región influye mucho para su
respectivo progreso. Sin embargo, al no haber apoyo por parte del Estado para la
mejoría de su infraestructura, para las construcciones de colegios y capacitación
de sus docentes, el auge de progreso queda estancado. El apoyo necesario no se
logra dar porque las miradas de todo empresario, rol que adoptan algunos
mandatarios,  se concentran solo en Lima, lo cual evita que se preste interés en
las otras regiones.

Esta situación sería desfavorable para las otras regiones pues afecta su bienestar
económico, sin la más menor idea de ayudar a progresar a aquel lugar que
necesita desarrollarse y sobresalir a pesar de tener los recursos necesarios, ya
que al invertir en un lugar no tan desarrollado económicamente, las ganancias no
serían a corto plazo por motivo de que se gastaría en capacitación, tecnología y su
producción sería lenta al inicio, pero a largo plazo sería muy favorable, puesto que
se volvería una ciudad capaz de competir no solo con Lima, sino con todas
aquellas ciudades desarrolladas (Azpur, 2005).

Por ello, habría una nueva reactivación de la industria fuera de Lima y esto
generaría empleo, trabajo, desarrollo en la educación y así se podría dejar de
tener una economía que siga siendo dependiente del Estado centralista. Por ende,
aquella región por sí misma sería capaz de abastecerse por sus propios recursos
a través de las riquezas que tiene para dar y así generar su propio ingreso.

III. Cierre

En suma, en la última década el centralismo se ha visto muy evidenciado en el


Perú, tomando como base los estudios desarrollados por el INEI. El centralismo
fue explicado mediante las causas económicas, gubernamentales, migratorios y
educación, en donde no se ha visto una mejora por parte de los gobernantes para
que esto termine. Por esta razón debemos fomentar la descentralización
generando una repartición equitativa de los recursos a cada región del país,
desarrollando una igualdad de oportunidades para cada habitante. Pero, ¿Es esto
posible?, sí esto es posible mediante la creación de empresas nacionales fuera de
Lima en donde los impuestos pagados por estas sumen al presupuesto regional,
ya que eso generaría independencia económica y así avanzaría el desarrollo de la
región y del país en conjunto. 

Todo ello se lograría con una mejora en la educación y se evitaría que los futuros
gobernantes no tengan ni la menor idea de cómo dirigir el progreso de una región
o país, lo cual los libraría de caer en los poderes de la corrupción. Ya es hora de
que esto acabe y que las autoridades tomen conciencia, es decir que es hora de
trabajar por el pueblo, por un país unido y porque las riquezas acumuladas no solo
provengan de Lima sino de todas partes del Perú en donde la participación social
forme parte del control de gestión del gobierno y así el impacto económico se vea
manifestado en todo el Perú.

 
Referencias :

1. Azpur, J. (2005). Descentralización y regionalización en el Perú. Grupo


propuesta ciudadana. Lima, Perú.

2. Gonzales, E., Pinzás, T., y Trivelli, C. (1994). Descentralización fiscal y


regionalización en el
Perú (Documento de trabajo Nº 69). IEP Instituto de Estudios Peruanos,
Lima, Perú.

2. Instituto Nacional de Estadística e Informática (2018). Producto bruto interno


por departamentos. https://www.inei.gob.pe/estadisticas/indice-
tematico/producto-bruto-interno-por-departamentos-9089/

3. Instituto Nacional de Estadística e Informática. (2019). Comportamiento de la


economía peruana en el segundo trimestre del 2019.
https://www.inei.gob.pe/biblioteca-virtual/boletines/pbi-trimestral/1/

5. Secretaria general de la Presidencia del Consejo de Ministros. (2011). Aspecto


Claves de la Gestión Pública Descentralizada. Perú: Nueva Studio S.A.C.

6. INEI (Instituto Nacional de Estadística e Informática). (2019). Informe Técnico:


Evolución de la Pobreza Monetaria 2007-2018. Perú.

7. Villarreal, F. (2007). “La descentralización en ámbitos rurales ¿beneficios para


todos?” presentado en V Jornadas Interdisciplinarias de Estudios Agrarios y
Agroindustriales. Facultad de Ciencias Económicas. UBA.

También podría gustarte