Está en la página 1de 3

Actividad de cierre. Morfología del cuento.

Propp

1. Segmentar el texto en secuencias en la columna de la izquierda.


2. Indicar las funciones de cada secuencia en la columna derecha.
3. Escribir, en el recuadro final, la fórmula del cuento

El lobo y los siete cabritillos


Cuentos para niños de tres años. Madrid: Susaeta, s/f, pp. 13-21

Texto segmentado en secuencias Funciones


1. Prohibición, al héroe le
Mamá cabra vivía con sus siete cabritillos en una hermosa es prohibido algo.
casita del bosque. 2. Alejamiento, por parte
de uno de los miembros
Un día tuvo que salir de compras, los reunió y les dijo: de la familia
-Hijos míos, vais a quedaros solos. Tened mucho cuidad con
el lobo. No olvidéis que es muy malo y se disfraza para
engañar. Pero si estáis atentos, lo reconoceréis por sus
patas negras y su voz ronca.

-No te preocupes, mamá -dijeron ellos-, tendremos mucho


cuidado.
3. Conocimiento, la víctima
Al poco rato, el lobo llamó a la puerta. tiene contacto con el
- ¡Abrid hijos míos, que soy vuestra madre! antagonista
Los cabritillos se miraron muy asustados y el mayor de los 4. Información, el
hermanos contestó: antagonista obtiene
- ¿Crees que somos tontos? Tú eres el lobo. Nuestra mamá conocimiento sobre su
tiene la voz dulce y la tuya es ronca. ¡No te abriremos! víctima
El lobo decidió comprar huevos para aclararse la voz. De 5. Engaño, el antagonista
una sentada, se tragó una docena de claras. Después, volvió logra engañar al héroe
a la casa de los cabritillos y dijo: para hacerse con él o lo
- ¡Abrid, que soy vuestra madre y os traigo regalos! que posee.
Los cabritillos no sabían qué hacer. Entonces recordaron las
advertencias de su madre y gritaron:
- Enséñanos la patita por debajo de la puerta.
El lobo enseñó su pata negra y los cabritillos, asustados,
gritaron todos a una:
- ¡No te abriremos, tú eres el lobo! Mamá tiene las patitas
blancas y las tuyas son negras.
El lobo fue a la panadería y metió sus negras patas en un
saco de harina hasta volverlas bien blancas. Después, corrió 6. Complicidad, héroe cede
a la casa de los cabritillos: a las pretenciones del
- ¡Abrid, abrid pronto, que soy vuestra madre y vengo antagonista
cargada de regalos! 7. Transgresión, la
- Si quieres que te abramos, enséñanos primero las patitas prohibición no se
-dijeron todos los cabritillos. obedece.
El lobo, muy seguro de engañarlos, metió sus patas por el
agujero de la puerta.
Eran tan blancas y suaves que los cabritillos creyeron que
era su mamá y le abrieron.
¡Qué susto se llevaron los pobres cuando vieron entrar al
lobo! Todos se escondieron donde pudieron. 8. Fechoría, el antagonista
El lobo buscó por toda la casa y se fue tragando a los causa daños al héroe o a
cabritillos según los iba encontrando, menos al más sus cercanos
pequeño, que se escondió en la caja del reloj de pared.
Después, con la panza bien llena, el lobo se marchó y se
tumbó bajo un árbol.
Al poco rato, volvió mamá cabra. Al ver la puerta abierta y
los muebles por el suelo, se temió lo peor y entró corriendo 9. Mediación, la fechoría se
en busca de sus hijos. Como no los encontraba, comenzó a conoce y el héroe tiene
llamarlos a gritos. Cuando pronunció el nombre del que partir.
cabritillo más pequeño, éste le respondió desde su 10. Viaje, el héroe encuentra
escondite. lo que busca
- ¡Mamá, estoy escondido en la caja del reloj!
Mamá cabra abrió la puertecita y abrazó con fuerza a su
hijito.
- Hijo mío, ¿qué ha pasado?
El cabritillo le contó lo ocurrido y mamá cabra se puso a
llorar sin consuelo. Pero ella era valiente y salió al bosque
con su hijo en busca del lobo. No tardaron en encontrarlo.
El lobo dormía como un tronco y sus ronquidos eran tan
fuertes que hacían temblar los árboles.
Cuando mamá cabra observó que la panza del lobo estaba a
punto de reventar y que se movía de un lado al otro, dijo a 11. Regalo, el héroe obtiene
su hijo: objetos que lo ayudarán
- ¡Mira, tus hermanitos aún están vivos! Vete a casa en su propósito.
corriendo y trae aguja, hilo y tijeras.
El cabritillo volvió volando y mamá cabra cortó con mucho
cuidado la piel del vientre del lobo. Uno a uno fueron
saliendo todos los cabritillos, felices y contentos.
Entonces, su madre les ordenó:
- Rápido, corred al río y traed las piedras más grandes que
encontréis.
Los cabritillos así lo hicieron y mamá cabra metió las piedras
en el vientre del lobo. Luego, con mucho cuidado, le cosió la
barriga.
Cuando el lobo se despertó, sintió una sed monstruosa y se
fue al río a beber. Se acercó a la orilla, alargó el pescuezo 12. Reacción del héroe,
para beber y ¡zas!, cayó de cabeza en el agua. Aunque sabía supera la prueba.
nadar, las piedras pesaban tanto que lo hundieron y no 13. Enmienda de la fechoría
pudo salir. No lejos de allí, mamá cabra y sus siete principal
cabritillos saltaban felices por haberse librado del lobo. 14. Victoria, el héroe logra
derrotar al antagonista

Fórmula final del cuento:

2. Prohibición
1.Alejamiento
4. Conocimiento
5. Información
6. Engaño
7. Complicidad
3. Transgresión
8. Fechoría
9. Mediación
15. Viaje
14. Regalo
13. Reacción del héroe
19. Enmienda
18. Victoria

También podría gustarte