Está en la página 1de 3

EL HOMBRE COMO SER-ECOSOCIAL. Ludwig Schmidt H.

Estudiante: ___________________________________

Palabras Claves: Naturaleza, Humano, Ser, Social, Desarrollo, Vida

En el artículo "EL HOMBRE COMO SER-ECOSOCIAL" escrito por el autor Ludwig


Schmidt. nos relata de varias opiniones acerca del ser humano y su significativo papel como ser
social. El ser humano se identifica especialmente por la razón y es esto lo que concede enlazarse
con iguales a través del lenguaje.

Es indispensable desde el nacimiento tener una relación con otro ser, ya que si no fuera por
una ayuda persistente desde que es un bebé (comida, cuidado), ningún ser humano habría
evolucionado, por lo tanto, hay una clara dependencia grupal. Esto se establece para asegurar la
convivencia armoniosa y la defensa de un futuro viable para las generaciones del mañana.

La naturaleza humana es compleja, por lo que el escritor sugiere una expectativa holística que
determina al ser humano como un ser biológico, psicológico y eco social. Así conseguir ser
capaz de aceptar la personalidad, la integridad y el individuo que señala a cada uno como un ser,
y más universal, como una comunidad o parte de lo social.

EL SER BIOLOGICO:
Abarca la organización física que forma a cada ser humano, el corporal en el ser humano está
interpretado en la personalidad y la intimidad. El hombre nace, se alimenta, crece y se multiplica,
y esto es corrido por algo interno a lo que él ser humano ama "alma", que contribuye a la
identidad al propio “yo”.

El SER PSICOLOGICO:
Se refiere a la parte cognoscitiva, afable y psicomotora, por lo tanto, su pequeño vínculo con
la corporeidad. Es por eso que se centra no sólo en esto sino en el ser espiritual. El uno y el otro
trabajan mano a mano, porque gracias a la percepción (sentidos internos y externos) y afecto, hay
un roce vivo con el exterior, y esto es lo que condiciona el "conocimiento". También aclara que
las conmociones perturban al mundo de la razón en el ser humano, así que debemos distinguirlos
y reconocerlas (afectivas: impulsos y motivos y a petición: hábitos e instinto). Es gracias a esto
que se da el aprendizaje para la convivencia paralela.

El SER ECO SOCIAL:


Esto incluye los dos casos mencionados previamente, que es responsable de la parte biológica
y lo que permite ser desarrollado junto con otros, "la psiquis" y el rol de la interpretación desde
el exterior, y todo lo que puede realizar un adelanto individual como en una común unidad.

La relación entre la sociedad y el ser humano es mínima, ya que, cada ser para vivir, para
crear, para saber y para desarrollar, dependerá del entorno donde se desarrolla, porque todo lo
que se conoce y se aplica a la trascendencia está terminada. Se demuestra que la vida y las
condiciones de uso y la existencia de las mismas, y la coexistencia son el medio para el
descubrimiento y el crecimiento de su individual y colectiva.

Estas virtudes no podrían desarrollarse, si no eres sensato de la naturaleza, de dónde viene y


hacia dónde va. Esto está más afín con las habilidades que tiene y el papel que podría ejercer. Y
con esto, el autor re refiere a que, cada individuo tiene un pacto social porque su resultado estar
en manos de cómo se establezca, se relacione, participe y viva en su comunidad y esto es según
el grado de conciencia que cada uno consigue por sí mismo, todo lo que entiende su papel
fundamental y esencial como parte de una sociedad o comunidad.

La actividad social se vuelve en algo bilateral porque abre espacios de contingencia de ser un
instrumento de su propia mejora. Al hacerlo, contribuiría más al conjunto y satisfaría la
necesidad descubierta de ser, estar y hacer. Esto se lleva a cabo a través de actividades de
acompañamiento, voluntariado y servicio social para promover la diversidad de posibilidades
para otros seres, ofrecerá lo que ya se nos ofreció, como cadena, siempre luchando por la
perfección en lo que se aprende y lo que se da y orienta.

Es necesario que todos los seres tengan derecho a la educación, la salud, la formación para el
trabajo, el enriquecimiento de la cultura y el arte y la formación para el ejercicio de la
"LIBERTAD", así como la eficacia para satisfacer las necesidades de estabilidad. Sin esta
solución, el desarrollo extra ordinario de cada ser no está garantizado. Pues no podía centrarse en
dar, ni en descubrir lo que es ser con tantas necesidades antes.

Por último, habla del hombre y del ecosistema, exponiendo que la correlación del ser humano
con su ecosistema, alegóricamente, debe ser como la de un "manglar", con la que se refiere al
manglar como un grupo de árboles agrupados, que trabajan en función del otro, uniéndose,
alimentándose, ayudándose del uno al otro, instaurando muros defensores contra las tempestades
para resguardar el ecosistema "endeble" que hay en el interior.

El hombre debe vivir en comunidad, en la sociedad no sólo con sus bienes comunes, sino con
la tierra que lo recibe, lo mantiene y le da todo para sobrevivir. Si no hay conexión o conexión
entre la tierra y el hombre, no habría nada. Tiene una moral expresada en acciones para sus
pares, así como para el medio ambiente o el sistema ecológico. La importancia de esto está en la
comprensión de que todo lo que existe es natural, como nosotros, todo nos da, todo es lo mismo,
somos tierra, agua, por lo tanto, la importancia de trabajar en comunión con la Madre Tierra y no
transformarla Toda conciencia. Por lo tanto, estamos cerrando ciegamente caminos naturales que
nos sostienen.

REFERENCIA
Schmidt, L. H. (2011). El Hombre Como Ser-Ecosocial (Vol. 8). Revista de Bioética
Latinoamericana .

También podría gustarte