Está en la página 1de 8

M A RC O G E N ER AL

Evolución
en los sistemas
de gestión empresarial.
Del MRP al ERP

JO A Q UÍN DELG AD O
FERN A ND O MARÍN
Departamento de Ingeniería de O rganiz ación, Administración de Empresas y Estadística
ETS de Ingenieros Industriales. UPM

La integración de sistemas de gestión empresarial ERP (Enterprise 51


Resources Planning) es un asunto de actualidad, que puede ser inter-
pretado, a raíz de la aparición de los sistemas MRP (Material Require-
ments Planning), como el desenlace de t i t y : cantidad económica de pedido), que se incorporan nuevos condicionan-
un proceso de evolución iniciado con los donde se establecen las bases para inte- tes: período de reaprovisionamiento
sistemas MRP II (Manufacturing Resour- grar el almacenaje junto con otros costes a constante, coordinación de diferentes
ces Planning). Sin embargo, el punto de la hora de determinar el tamaño de los artículos, existencia de restricciones,
partida de este proceso de evolución, los lotes a producir o comprar (cuánto pedir). etcétera.
sistemas MRP, debe ser entendido a su
vez como parte de la evolución de la ■ La presentación por Wilson en 1934 Con la aparición de la investigación de
gestión de los materiales, de la empresa del sistema de reposición de inventarios operaciones (Op erational Research) a
y de la tecnología a lo largo de este siglo. mediante punto de pedido, donde se uti- raíz de la II Guerra Mundial, se desarro-
liza el concepto de plazo de reaprovisio- llan técnicas de programación matemáti-
En la primera mitad del siglo XX pueden namiento para incorporar la variable ca que facilitan la resolución de proble-
identificarse dos hitos decisivos para la «tiempo» a la gestión de materiales (cuán- mas de mayor dimensión en torno a la
gestión de materiales en las empresas: do pedir). planificación de la producción. Sin
embargo, las limitaciones que se obser-
■ El desarrollo de Harris en 1915 del A partir de estas dos aportaciones, se van en aplicaciones como la planifica-
modelo del EOQ (Economic Order Quan- desarrollan diferentes variantes en las ción agregada de la producción median-

ECONOMÍA INDUSTRIAL N.° 331 • 2000 / I


J. D EL G A D O / F. M A RI N

te programación lineal, conducen al uso en un mismo canal logístico. Los


de técnicas (programación no lineal, recientes avances en el intercambio
programación dinámica, etcétera) o de electrónico de datos (EDI: E l e c t r o n i c
modelos (planificación jerarquizada de Data Interchange, Internet) han refor-
la producción) más complejos, cuyos zado la evolución hacia la integración
requerimientos de especialización de interempresarial.
los usuarios complica su implantación
efectiva.

A finales de los años 60 confluyen dos Planificación


líneas de investigación aplicada relacio-
nadas con la gestión de materiales: de necesidades de
materiales: MRP
■ Métodos de cálculo de lotes para artí-
culos con demanda discontinua, que sur- Los sistemas MRP aparecen a comien-
gen como alternativa al EOQ establecido zos de los 70 para dar nuevas respues-
para el caso de demanda o consumo tas a las preguntas de cuándo y cuánto
constante. pedir de los materiales que utiliza una
empresa.
■ Técnicas para la determinación de
necesidades de componentes que se uti- El éxito inicial de los sistemas MRP
lizan en diferentes fases del proceso de puede ser atribuido a una serie de facto-
fabricación de un producto o que son El éxito de los sistemas MRP y MRP II res como:
comunes a diferentes productos termina- lleva a la aparición de módulos para ani-
dos (método Gozinto). mar la planificación de las necesidades y ✓ Los trabajos de investigadores como
los recursos de otras actividades de la Berry, Plosssl, Vollmann, Whybark,
Efectivamente, la fabricación por lotes empresa, por ejemplo, la distribución Wight, …, para sentar las bases de este
hace que el consumo de componentes física mediante DRP (Distribution Requi- sistema.
utilizados en los productos terminados rements Planning).
no tenga la suficiente continuidad ✓ La aparición del software comercial
como para que sea adecuado el uso del La integración de diferentes áreas de la de IBM COPICS ( C o mm u n i c a t i o n s
EOQ, y no es sencillo determinar este empresa como ingeniería, ventas, fabri- Ori e n te d P ro d u c ti o n I n f o rm a ti o n a n d
consumo cuando un mismo artículo cación o compras bajo un mismo siste- Control System), como soporte para la
forma parte de diferentes productos en ma de información, hace pensar en la aplicación de técnicas MRP.
distintas fases del proceso de fabrica- incorporación de otras áreas en un sis-
ción. tema integrado de gestión empresarial. ✓ El lanzamiento por APICS (American
Así, comienzan a aparecer sistemas en Production and Inventory Control
En lo referente al momento en que los que se aborda la planificación de Society) de la «MRP crusade», donde se
deben lanzarse órdenes de aprovisiona- recursos humanos o financieros junto identificaba la implantación de sistemas
52 miento, se ponen de manifiesto las limi- con la planificación de necesidades de MRP como principal reto para la moder-
taciones del sistema de reposición materiales y de recursos de produc- nización empresarial en EEUU.
mediante punto de pedido. La técnica ción. Para denominar a este tipo de
MRP (Material Requirements Planning) sistemas se ha consolidado el uso de ✓ La publicación en 1975 del libro
aparece a comienzos de los 70 como las siglas ERP ( E n t e r p r i s e R e s o u r c e s M a t e r i a l R e q u i r e m e n t s P l a nn i n g : T h e
solución a este problema de time pha- Planning). New Way of Life in Production and
sing, integrando además el cálculo de I n v e n t o r y M a n a g e m e n t , de Joseph
necesidades y los métodos específicos Al margen de las particularidades que Orlicky, donde se recogen bases con-
de dimensionado de lotes. presente cualquier solución comercial ceptuales, tendencias y problemas de
de software, mediante los sistemas ERP implantación y operación de estos sis-
Una vez establecido cuándo y en qué se pretende dotar a las empresas de un temas. Esta obra, a la que el propio
cantidad deben producirse y comprar- sistema de información integrado en el autor denomina informalmente «MRP
se los materiales, se presenta el pro- que no se produzcan duplicidades res- de la A a la Z», supone no solamente
blema de gestionar la capacidad pro- pecto a la información utilizada por una exhaustiva descripción del estado
ductiva disponible para realizar los diferentes componentes de la empre- de la cuestión en lo referente a siste-
planes de producción sugeridos por sas. La idea de comunicar información mas MRP, sino que anticipa posibilida-
un sistema MRP. De esto se ocupan entre partes se ha visto reemplazada des y problemas potenciales de este
los sistemas MRP II ( M a n u f a c t u r i n g por la de compartir información, no tipo de sistemas, que irán confirmán-
Resources Planning), que aparecen en sólo dentro de las empresas, sino tam- dose a lo largo de lo que resta de
los años 80. bién entre organizaciones implicadas siglo.

ECONOMÍA INDUSTRIAL N.° 331 • 2000 / I


E V O LU CI Ó N E N L O S SISTE M A S D E G ESTI Ó N E M PRES A RI A L. D EL M RP A L ERP

Est ructura
FIGURA 1
y sopor te informático ESTRUCTURA DE UN SISTEMA MRP
de los sistemas MRP

La figura 1 muestra la lógica de planifica-


ción de un sistema MRP, coincidente en PLAN MAESTRO
DE PRODUCCIÓN
muchas ocasiones con la estructura
modular del software que soporta su fun-
cionamiento.
LISTA DE PLANIFICACIÓN DE CONTROL DE
En el plan maestr o de pr oducción , a MATERIALES NECESIDADES DE INVENTARIO
MATERIALES (MRP)
partir de los pedidos y previsiones de
ventas, se establecen las cantidades a
obtener de los productos terminados en
un horizonte temporal determinado. La PRODUCCIÓN COMPRAS
l i s ta d e m a te r i a l e s (BOM: B i ll O f
M a t e r i a l s ) contiene información de
todos los artículos (fichero maestro de
CONTROL DE PRODUCCIÓN Y COMPRAS
artículos) y de la composición de los
productos terminados. Con el proceso
de p lan ificación de n ecesidades de
m ater iales se determinan las ordenes
de compra y producción de todos los materiales resultante del cumplimiento participación de diferentes áreas de la
artículos (en cantidades y fechas) que de las acciones anteriores, es decir, es empresa en distintos módulos interrela-
son necesarias para cumplir el plan «empujada» por las fases anteriores del cionados ha contribuido a la integración
maestro de producción. Para esto, no proceso productivo. en la empresa.
sólo es necesario conocer la composi-
ción de los productos, sino también los De la propia naturaleza de los sistemas
plazos de reaprovisionamiento de todos MRP y sus desarrollos iniciales pueden Apor taciones y limitaciones
los artículos implicados y la disponibili- destacarse los siguientes aspectos: de los sistemas MRP
dad de materiales que facilita el con -
tr ol de in ven tar io. Las funciones de ■ Tanto las técnicas como las primeras Entre las principales aportaciones deri-
com p r as y p r oducción alimentan al aplicaciones relativas a sistemas MRP se vadas del uso de sistemas MRP cabe
proceso de planificación, proporcionan- generan en EEUU, incorporando concep- destacar: la unificación de la informa-
do información acerca de la recepción tos arraigados en la gestión de materiales ción para diferentes áreas de la empre-
de órdenes prevista, complementaria occidental del momento como son los sa. Por ejemplo, el establecimiento de
para determinar la disponibilidad de stocks de seguridad o los tiempos de un fichero maestro de artículos puede
material proyectada para un horizonte seguridad. eliminar las redundancias y contradic-
próximo. Asimismo, las órdenes de ciones en la información referente a
compra y producción sugeridas, resul- ■ Los cálculos que requiere un sistema materiales que se maneja en ingeniería, 53
tantes del proceso de planificación de MRP para planificar órdenes de compra producción, compras, almacenes, etcé-
necesidades, pueden hacerse efectivas y producción son muy simples, pero han tera. El uso de un soporte informático
mediante las funciones de compras y de reproducirse para una gran cantidad facilita el tratamiento diferenciado e
producción. de datos. integrado de los miles de artículos que
son gestionados en una empresa.
La utilización de sistemas MRP conlleva ■ Los sistemas MRP están concebidos
una forma de planificar la producción para su uso mediante un soporte infor- Asimismo es destacable como aporta-
caracterizada por la anticipación: se mático, propugnando la utilización de ción el cuestionamiento de la manera
trata de establecer qué se quiere hacer bases de datos compartidas. Los aspectos de fabricar y gestionar los productos,
en el futuro y, a partir de ahí, determi- clave de un sistema MRP están relaciona- dado que las alternativas existentes a la
nar la secuencia de acciones a empren- dos con las limitaciones y posibilidades hora de definir las estructuras de los
der para poder hacerlo. Asimismo, la de este tipo de soporte. productos, derivadas de la posibilidad
ejecución de la producción tiene un de utilizar diferentes niveles de pro-
carácter p u s h (por contraposición al ■ Los sistemas MRP han sido desarrolla- ductos intermedios, conduce a una
carácter pull de otras fórmulas de ges- dos mediante diferentes formas de reflexión sobre la longitud de los pro-
tión como el sistema kanban de la pro- estructura modular. Este carácter modu- cesos de fabricación y la pertinencia de
ducción «justo a tiempo»): el lanzamien- lar se refiere tanto a la realización de establecer almacenajes intermedios.
to de una acción planificada está procesos como al software que soporta Otro tanto ocurre con la constatación
condicionada a la disponibilidad de el funcionamiento de estos sistemas. La del tiempo como elemento crítico en la

ECONOMÍA INDUSTRIAL N.° 331 • 2000 / I


J. D EL G A D O / F. M A RI N

gestión. Con un sistema MRP se puede FIGURA 2


determinar de forma sistemática el ESTRUCTURA DE UN SISTEMA MRP II
tiempo de respuesta (aprovisionamien-
to y fabricación) de una empresa para
cada producto. La sintonía de estos PLAN MAESTRO
tiempos de respuesta con los plazos de DE PRODUCCIÓN
entrega que exige el mercado es un
componente clave para la competitivi-
dad.
LISTA DE PLANIFICACIÓN DE CONTROL DE
MATERIALES NECESIDADES DE INVENTARIO
Por otra parte, se pueden señalar algu- MATERIALES (MRP)
nas limitaciones observadas en la utiliza-
ción de sistemas MRP, como son, en pri-
RUTAS
mer lugar, la posibilidad de disponer de PLANIFICACIÓN DE
una herramienta para gestionar grandes NECESIDADES
DE CAPACIDAD
conjuntos de información, que conduce CENTROS DE
TRABAJO
en muchas organizaciones a no empren-
der los esfuerzos necesarios para redu- PRODUCCIÓN COMPRAS
cir la complejidad.

En segundo lugar, la credibilidad de la CONTROL DE PRODUCCIÓN Y COMPRAS


información suministrada por un sistema
MRP, condicionada por la alimentación y
el mantenimiento de la información que
éste requiere. La falta de disciplina o de con capacidad finita», por contraposi- impliquen la modificación de la capaci-
rigurosidad en la actualización de la ción a los sistemas MRP originales, con- dad proyectada para los diferentes cen-
información desencadena un proceso siderados como «MRP con capacidad tros de trabajo, subcontratación, cambio
degenerativo que conduce al uso en infinita». de rutas o de fechas de las órdenes de
paralelo de sistemas de planificación producción.
informales y, finalmente, al abandono La estructura simplificada de un sistema
del sistema MRP, con la renuncia a sus MRP II se presenta en la figura 2,
beneficios potenciales. donde puede apreciarse que la planifi- La gestión de recursos
cación de órdenes de producción inclu- en un sistema MRP II
Finalmente, en lo referente a la planifica- ye la planificación de necesidades de
ción de la producción, no se tiene en capacidad. Las aplicaciones MRP II se limitan a ayu-
cuenta la disponibilidad de recursos dar en la toma de decisiones. Únicamen-
necesaria para llevar a cabo las órdenes Para poder contrastar el plan de pro- te a finales de la década de los 80 apare-
de producción sugeridas. Por este moti- ducción con la capacidad existente, en cieron tímidos intentos de que el
vo, aparecen órdenes de producción que el MRP II se introduce un módulo de software de apoyo sugiriera la realización
54 no se pueden realizar y cuestionan la cen tr os de tr abajo, donde se define la de determinadas acciones, de manera el
verosimilitud del resto de los resultados disponibilidad de recursos del sistema. plan de producción resultante fuera
de la planificación. Para determinar el consumo esperado compatible con la disponibilidad de
de recursos por las órdenes de produc- capacidad. Este tipo de enfoques, en el
ción planificadas se introduce en el sis- que se propugna la «toma automática de
tema información sobre las r u t a s , decisiones» por el sistema, ha provocado
Planificación donde se establece qué centros de tra- en ocasiones el rechazo a los sistemas
bajo y qué intensidad de uso requiere MRP como consecuencia de lo que se
de recursos de cada artículo de fabricación. Mediante conoce como «nerviosismo del MRP»:
fabricación: MRP II la p lan ificació n de n ecesidades de una excesiva sensibilidad en las acciones
capacidad se realiza el contraste entre a emprender o modificar ante cualquier
A comienzos de la década de los 80 la capacidad disponible por cada centro pequeño cambio en las condiciones de
aparecen los sistemas de planificación de trabajo y la carga resultante del con- contorno.
de recursos de fabricación MRP II junto de órdenes de producción planifi-
( M a n u f a c t u r i n g R e s o u r c e s P l a nn i n g ), cadas para un horizonte de tiempo A este respecto, los sistemas MRP II han
mediante los que se pretende contrastar determinado. Este contraste puede estado orientados principalmente a la
la disponibilidad de recursos necesarios aconsejar la toma de medidas correcto- identificación de los problemas de capa-
para la ejecución de las órdenes de pro- ras respecto a la forma de llevar a cabo cidad que presenta un plan de produc-
ducción planificadas. Es por esto por lo las órdenes de producción planificadas, ción, fundamentalmente mediante la pre-
que en ocasiones se les denomina «MRP que pueden acarrear decisiones que sentación gráfica de la disponibilidad de

ECONOMÍA INDUSTRIAL N.° 331 • 2000 / I


E V O LU CI Ó N E N L O S SISTE M A S D E G ESTI Ó N E M PRES A RI A L. D EL M RP A L ERP

recursos y el consumo planificado, de


forma que el planificador pueda llevar a
cabo con facilidad las modificaciones
oportunas.

Para facilitar, no sólo la ejecución de


medidas correctoras, sino la evaluación
conjunta de diferentes acciones y su
comparación con otras alternativas, los
sistemas MRP II suelen ofrecer la posibi-
lidad de analizar diferentes escenarios,
respondiendo a preguntas del tipo «qué
pasa si...». Posteriormente, puede hacerse
efectivo el plan de producción que resul-
te más satisfactorio entre todos los plan-
teados.

A lo largo de este proceso se pone de


manifiesto la importancia de diversos
aspectos relativos a la planificación de la
producción como son:

La utilización de estimadores de tiem- de criterios para la selección de los tra- nes va más allá del cambio de medios a
p o para la realización de actividades bajos a subcontratar. utilizar: debe servir para cuestionar las
productivas. Para poder evaluar el con- funciones a desempeñar en sí mismas o,
sumo de recursos derivado de un plan al menos, la manera en que se llevan a
de producción se ha de disponer de cabo.
estándares realistas que permitan cuanti- Del MRP al ERP
ficar la repercusión de posibles acciones La implantación de sistemas MRP no se
a emprender. A lo largo de las dos últimas décadas, concibió como la mera instalación de
la planificación de recursos de fabrica- los correspondientes medios sino como
La flex ibilidad de los recursos. La dis- ción ha contribuido al desarrollo de las un proceso de cambio. Dos ejemplos
ponibilidad de recursos compartidos prácticas de gestión empresarial más ilustran este fenómeno: el primero,
(por ejemplo, mano de obra con dedica- allá de las mejoras introducidas en la observable especialmente durante la
ción compartida entre distintos centros planificación de los materiales y de la década de los 80, cuando se sostuvo
de trabajo), facilita el incremento de producción. Esta contribución está una controversia respecto al tipo de soft-
capacidad de un determinado centro de relacionada con dos fenómenos carac- ware a utilizar en los sistemas MRP: soft-
trabajo, de manera que se resuelve anti- terísticos del final de siglo como son: ware «hecho en casa», a medida de las
cipadamente un problema de saturación el uso de sistemas informáticos y la necesidades de la empresa, frente a soft-
a costa de disminuir la capacidad de adopción de sistemas integrados de ware estándar o «comercial» realizado 55
otro. gestión. por empresas especializadas. Mientras
que al software «hecho en casa» se le
La ver satilidad r especto a for mas de achacaba la inercia de reproducir el fun-
producción. El establecimiento de rutas Proceso de implantación cionamiento de las empresas, sin cues-
y la posibilidad de modificarlas en fun- y uso de sistemas tionar su idoneidad, al software estándar
ción de la planificación de necesidades informáticos se le objetaba la falta de adecuación a
de capacidad revelan la importancia de las necesidades específicas de la empre-
un sistema flexible que permita contem- Los sistemas MRP han estado vinculados sa. Con el paso del tiempo se han
plar varias formas de producción alterna- desde su concepción al desarrollo de la impuesto las soluciones estándar, siendo
tivas. informática. De igual forma, un aspecto significativo que uno de los principales
clave en la difusión de los sistemas MRP argumentos comerciales es la capacidad
La subcontr atación, como caso extre- ha sido la identificación de problemas a de adaptación a las necesidades especí-
mo de «forma de producción alternativa», los que podrían enfrentarse y de oportu- ficas de cada cliente.
es otra opción para evitar problemas de nidades que podrían encontrar las orga-
falta de capacidad. De esta forma, se nizaciones con la introducción de este El segundo ejemplo es que las empre-
pone de manifiesto la importancia de las tipo de sistemas. sas especializadas en software de siste-
relaciones de cooperación con un con- mas MRP han dejado de ser fabricantes
junto de proveedores adecuado para la El tránsito de la realización «manual» a la de software. En un lugar destacado de
subcontratación, y del establecimiento «informatizada» de determinadas funcio- las prestaciones que se le ofrecen a una

ECONOMÍA INDUSTRIAL N.° 331 • 2000 / I


J. D EL G A D O / F. M A RI N

empresa que piensa utilizar un sistema FIGURA 3


MRP, se puede encontrar la metodolo- EXTENSIÓ N DE LOS SISTEMAS MRP II
gía o el soporte para la implantación.
De esta forma, el fabricante de software
desempeña también funciones de con- FINANZAS COMERCIAL
sultoría. En esta línea, algunas empre- Plan de
VENTAS
sas que desarrollan este tipo de aplica- Plan
FINANCIERO
ciones llegan a subcontratar, no sólo la Pedidos
implantación, sino incluso la propia
PLAN MAESTRO
venta de sus productos a consultores PRODUCCIÓN DE PRODUCCIÓN
reconocidos, de manera que el princi- ALMACENES
PLANIFICACIÓN DE
pal interlocutor de una empresa que LISTA DE NECESIDADES DE CONTROL DE
MATERIALES MATERIALES (MRP) INVENTARIO
quiere instalar un nuevo sistema de
información es una consultoría de orga- INGENIERÍA RUTAS PLANIFICACIÓN PLANIFICACIÓN DE
NECESIDADES DE
nización. DE NECESIDADES
DE CAPACIDAD DISTRIBUCIÓN (DRP)
CENTROS
DE TRABAJO DISTRIBUCIÓN
PRODUCCIÓN COMPRAS FÍSICA
Sistemas integrados Categorías
de gestión COMPRAS
Bonos de
trabajo
Si bien durante los años 80 hubo inten-
tos de integración de la gestión de la PERSONAL CONTABILIDAD
empresa (iniciativas como la denomina-
da BRP: Bussiness Resources Planning), FINANZAS
este proceso puede considerarse carac-
terístico de la década de los 90, en que
termina por imponerse la denomina-
ción ERP ( E n t e r p r i s e R e s o u r c e s P l a n - ✓ La determinación de costes mediante acción con la capacidad disponible)
ning). un sistema MRP implica inmediatamente puede aplicarse para la planificación de
a la contabilidad de la empresa y, por lo necesidades y recursos financieros, la
En gran parte, estos sistemas integrados tanto, al área financiera. planificación de necesidades y recursos
de gestión empresarial pueden ser con- de información o de necesidades y
siderados como la extensión de los sis- ✓ El tratamiento del tiempo en los pro- recursos de promoción. De esta forma,
temas MRP, a partir de su uso en com- cesos de planificación permite la estima- se emprenden iniciativas «RP» en distintas
pras, producción, ingeniería y ción de tiempos de respuesta o plazos áreas funcionales de la empresa, bajo un
almacenes, a otras áreas de la empresa de entrega de los productos, información sistema de información común.
(véase figura 3). que puede ser clave en la elaboración de
ofertas por parte del área comercial. En los actuales sistemas integrados de
Tal proceso de expansión puede inter- gestión empresarial se observa la conso-
56 pretarse mediante diferentes claves, ✓ La definición de categorías de mano lidación de este proceso de «expansión»
como son: de obra a considerar en la definición de de los sistemas MRP. Cierto es que algu-
centros de trabajo y en la planificación nos de los sistemas ERP comerciales más
Afinidad. Actividades como la de distri- de necesidades de capacidad, así como usados en la actualidad tienen su origen
bución física siguen la secuencia natural el uso de bonos de trabajo asociados a en aplicaciones inicialmente destinadas a
del proceso compras-producción (otro las órdenes de producción gestionadas áreas funcionales de la empresa como
tanto puede entenderse de la instalación en el sistema MRP, involucran a la ges- recursos humanos o finanzas, pero, en
y puesta en marcha de productos indus- tión de recursos humanos. cualquier caso, su éxito puede asociarse
triales o, en sentido contrario, del diseño a su carácter integral.
de productos y componentes). Así, uno Difusión. Con carácter general, un ele-
de los primeros módulos añadidos en los mento integrador es la difusión a otras
sistemas MRP II es el relativo a esta fun- áreas funcionales de la empresa de los La integración de sistemas
ción (DRP: D i s tri b u ti o n R e q u i re m e n ts principios conceptuales en los que se de gestión empresarial
Planning). basa el MRP. En efecto, la filosofía de la
planificación de necesidades (establecer El proceso de «expansión por afinidad»,
Repercusión. Debido a la interrelación qué se pretende hacer en el futuro y anteriormente descrito para los sistemas
de funciones en la empresa, el uso de determinar la secuencia de acciones MRP respecto a las actividades de com-
nuevas prácticas en compras-producción necesarias para lograrlo) y de la planifi- pras-producción-distribución, ha dado
repercute en los vínculos existentes entre cación de recursos (contrastar el consu- soporte a la gestión del sistema logístico
áreas de la empresa: mo estimado de recursos de un plan de de la empresa.

ECONOMÍA INDUSTRIAL N.° 331 • 2000 / I


E V O LU CI Ó N E N L O S SISTE M A S D E G ESTI Ó N E M PRES A RI A L. D EL M RP A L ERP

La conexión entre sistemas ERP de dis- FIGURA 4


tintas organizaciones es hoy en día un INTEGRACIÓ N DE SISTEMAS DE GESTIÓ N EMPRESARIAL
elemento fundamental en lo que se
conoce como gestión de la cadena de
suministros ( S u pp l y C h a i n M a n a g e - ENTIDADES CLIENTES
FINANCIERAS
m e n t ) : intercambio de información y
contenidos por todos los agentes impli-
cados en un canal logístico, desde las

C
B2
materias primas hasta los productos ter-

B
minados.

B2
En este sentido, la evolución de los siste- FINANZAS COMERCIAL
mas telemáticos, también conocidos
Plan Plan de
como sistemas EDI ( E l e c t r o n i c D a t a FINANCIERO VENTAS
Interchange) ha proporcionado distintas Pedidos
posibilidades para conectar los sistemas PLAN MAESTRO
de gestión entre empresas: PRODUCCIÓN DE PRODUCCIÓN
ALMACENES
LISTA DE PLANIFICACIÓN DE
MATERIALES NECESIDADES DE CONTROL DE
✓ Mediante un protocolo de comunica- INGENIERÍA
MATERIALES (MRPP INVENTARIO

ciones específico con conexiones por PLANIFICACIÓN


PLANIFICACIÓN DE
RUTAS NECESIDADES DE
DE NECESIDADES
cable entre las dos empresas implicadas CENTROS DE
DE CAPACIDAD DISTRIBUCIÓN (DRP)
(líneas punto a punto). TRABAJO DISTRIBUCIÓN
PRODUCCIÓN COMPRAS FÍSICA

✓ Mediante un protocolo de comunica- Categorías COMPRAS


Bonos de
ciones específico, con conexiones por trabajo
módem, utilizando la red telefónica con- PERSONAL CONTABILIDAD
vencional.

B2
B
FINANZAS

ED
✓ Mediante un protocolo de comunica-

I
ciones sectorial y combinando conexio-
nes punto a punto con la red telefónica
convencional (por ejemplo, EDIFACT en PROVEEDORES
la industria de automoción).

✓ Mediante protocolos abiertos como


los utilizados en I n t e r n e t (TCP/IP,
WWW, etcétera). en la forma en que ésta va a ser cumpli- sión mucho menor que las realizadas de
mentada y transmitida. En este sentido, forma compartida, en las que se incor-
Los sistemas ERP adscritos a esta última son aspectos críticos: la utilización de los poran conocimientos específicos, del
modalidad utilizan lo que se conoce medios (líneas, protocolos, software) y fabricante respecto al producto y del 57
como soluciones B2B (Bussiness to Bus- del formato de la información adecuados distribuidor respecto al mercado en
siness) y B2C (Bussiness to Consumer, b para la comunicación entre agentes, y la cuestión.
to c). Los sistemas B2B inciden sobre la interacción entre los sistemas de infor-
mejora de la relación entre empresas mación y de comunicación de una En su día, los sistemas MRP transforma-
mediante la utilización de sistemas de empresa. ron el funcionamiento interno de las
información compartidos. Las solucio- empresas, que evolucionó desde la mera
nes B2C están orientadas a la interac- Otro reto actual para los sistemas inte- transmisión de datos entre partes aisla-
ción con los clientes finales mediante el grados de gestión consiste en la transfor- das hacia la integración, mediante el uso
uso de las nuevas tecnologías de comu- mación de las relaciones basadas en el de información compartida. Es de espe-
nicación. intercambio de datos entre empresas en rar que el desarrollo de los sistemas ERP
otras basadas en la utilización de infor- siga una evolución similar, ofreciendo el
En la figura 4 se representan diversas mación y conocimientos compartidos. soporte necesario para compartir infor-
soluciones para la comunicación de un mación y conocimientos, y modificando
sistema ERP con distintos agentes del Sirva como ejemplo en este sentido las la naturaleza de las relaciones entre
entorno de una empresa. relaciones entre un fabricante y un gran empresas. De esta forma, las comunica-
distribuidor local de productos de con- ciones, que hoy se dedican básicamente
En lo referente a B2B y B2C, se están sumo. Las previsiones de ventas locales a la realización de transacciones comer-
realizando muchos esfuerzos en la defi- de un producto concreto efectuadas de ciales, serán utilizadas en actividades
nición de contenidos de la información y forma aislada proporcionan una preci- tales como el diseño de productos, la

ECONOMÍA INDUSTRIAL N.° 331 • 2000 / I


J. D EL G A D O / F. M A RI N

elaboración de previsiones de ventas, la LANGENWALTER, G. (1999): E n t e r p r i s e SHTUB, A. (1999): «Enterprise Resource Plan-
confección de planes, la coordinación de Resources Planning and Beyond Integra- n i n g ( E R P ) : T h e D y n a m i c s o f Op e r a t i o n s
campañas, etcétera. ting Your Entire Organization, Ed.: The Management», Ed.: Kubler.
Ste. Lucie Press APICS. VOLLMANN, T. H. et al. (1995): «Sistemas de
ORLICKY, J. (1975): Materials Requirements Planificación y Control de la Fabricación»,
Planning, Ed.: McGraw Hill. Es más senci- Ed.: Irwin.
llo encontrar la actualización. WHITE, O. W. (1995): « M a n u f a c t u r i n g
Bibliografía ORLICKY, J. y PLOSSL, G. W. (1994): R e s o u r c e P l a nn i n g , M R P II : U n l o c k i n g
Orlicky´s Materials Requirements Planning, A m e r i c a ´ s P r o d u c t i v i t y P o t e n t i a l » , Ed.:
CHASE, R. B. y AQUILANO, N. J. (1994): Ed.: McGraw Hill, (segunda edición). John Wiley (ed. revisada).
Dirección y Administración de la Produc-
ción y de las Operaciones, Ed.: Addison-
Wesley Iberoamericana.

58

ECONOMÍA INDUSTRIAL N.° 331 • 2000 / I