Está en la página 1de 9

Sistema

muscular
humano.
Siste
ma muscular.
Los músculos representan la parte activa del aparato locomotor. Es
decir, son los que permiten que el esqueleto se mueva y que, al
mismo tiempo, mantenga su estabilidad tanto en movimiento como
en repose. Junto a todo esto, los músculos contribuyen a dar la forma
externa del cuerpo humano.

Son órganos rojos, blandos, contráctiles que están formados por


células alargadas llamadas fibras musculares dispuestas en manojos.
Cada fibra es una célula, las cuales son contráctiles, es decir, pueden
encogerse cuando reciben un estímulo y, además, son elásticas, lo
cual significa que cuando cesa el estímulo se alargan de nuevo hasta
adquirir su posición original.

Son células que tienen más de un núcleo y miden más de 1 cm de


largo. Las fibras están hechas de filamentos aun más pequeños,
llamados miofibrillas que contienen sustancias químicas que pasa de
una a otra y hacen que el músculo se contraiga

El Sistema muscular esta constituido por diferentes tipos de músculos


que se pueden clasificar en:

• Tejido muscular estriado: éstas hacen que la contracción sea


sumamente rápida y puede ser controlada a voluntad por la persona.
Estos músculos se encuentran unidos a huesos y al contraerse hace que
el conjunto se desplace, así se logra el movimiento de las extremidades.
• Tejido muscular liso: la contracción de éstas es lenta y el
movimiento que producen es involuntario. Estos músculos
intervienen en la actividad motora del estómago, intestino, y
otros órganos internos, con excepción del corazón.
• Tejido muscular cardíaco: Involuntario, formado por fibras
musculares estriadas. Genera su propio sistema de regulación
(automatismo).

Es el conjunto de músculos que recubren a nuestro cuerpo. Éste se


divide en siete grandes regiones musculares: Cabeza, Región anterior
del cuello, Región posterior del tronco y del cuello, Tórax, Abdomen,
Extremidades superiores y Extremidades inferiores.
Clasificación de los músculos.

Los músculos del organismo se dividen en voluntarios e involuntarios.


Los primeros son los que se contraen cuando el individuo quiere, y
suelen corresponder a los músculos del esqueleto. Poseen la
característica de tener una contracción potente, rápida y brusca, si
así se precisa. Son músculos de acción rápida. Los segundos son
regidos por el sistema nervioso vegetativo y el individuo no tiene
ningún control voluntario sobre ellos. Suelen constituir las paredes de
las vísceras, del aparato respiratorio y del aparato circulatorio.

Estos músculos poseen una contracción y una relajación lentas.


Ambos tipos de músculos tienen, a su vez, características propias.
Así, los músculos voluntarios, salvo el esfínter anal, están
compuestos por células o fibras musculares provistas de estrías
transversales, por lo que se les denomina músculos estriados.

Los músculos involuntarios, salvo el corazón, que también está


formado por músculo estriado a pesar de no tener control

Voluntario, están constituidos por células musculares sin estrías, por


lo que se denominan músculos lisos
Descripción y forma de los músculos:

Cada músculo estriado se compone de dos partes: una parte roja,


blanda y contráctil que constituye la parte muscular, y una parte
blanquecina, fuerte y no contráctil que constituye el tendón.

Los tendones varían en su forma y disposición, dependiendo de su


unión a las fibras musculares (que a su vez se dispondrán según la
función del músculo). Los tendones son de color blanco nacarado y
están constituidos por fibras elásticas que forman grupos, su vez
recubiertos por tejido conjuntivo laxo que separa entre si estos
grupos o fascículos.

Por su forma, los músculos se clasifican en: largos, anchos y cortos.


Los músculos largos son aquellos en los que la dimensión según la
dirección de sus fibras sobrepasa la de los otros diámetros. Estos, a
su vez, pueden ser fusiformes o aplanados, según el diámetro
transversal sea mayor en su parte media que en los extremes (así, el
bíceps es un músculo largo y fusiforme, mientras que el recto del
abdomen es largo y aplanado). Los músculos anchos son aquellos en
los que todos los diámetros tienen aproximadamente la misma
longitud (el dorsal ancho de la espalda). Los músculos cortos son
aquellos que, independientemente de su forma, tienen muy poca
longitud (los de la cabeza y cara)
Función del sistema muscular:

El sistema muscular es responsable de:

• Locomoción: efectuar el desplazamiento de la sangre y el


movimiento de las extremidades.
• Actividad motora de los órganos internos: el sistema
muscular es el encargado de hacer que todos
nuestros órganos desempeñen sus funciones, ayudando a otros
sistemas como por ejemplo al sistema cardiovascular.
• Información del estado fisiológico: por ejemplo, un cólico
renal provoca contracciones fuertes del músculo liso generando
un fuerte dolor, signo del propio cólico.
• Mímica: el conjunto de las acciones faciales, también conocidas
como gestos, que sirven para expresar lo que sentimos y
percibimos.
• Estabilidad: los músculos conjuntamente con los huesos
permiten al cuerpo mantenerse estable, mientras permanece en
estado de actividad.
• Postura: el control de las posiciones que realiza el cuerpo en
estado de reposo.
• Producción de calor: al producir contracciones musculares se
origina energía calórica.
• Forma: los músculos y tendones dan el aspecto típico del
cuerpo.
• Protección: el sistema muscular sirve como protección para el
buen funcionamiento del sistema digestivo como para los
órganos vitales.

En el cuerpo humano hay más de 650 músculos.

Los más importantes son:

En la Cabeza
Los que utilizamos para masticar, llamados Maceteros.
El músculo que permite el movimiento de los labios cuando
hablamos: Orbicular de los labios.
Los que permiten abrir o cerrar los párpados: Orbiculares de los ojos.
Los que utilizamos para soplar o silbar, llamados Bucinadores.
En el Cuello
Los que utilizamos para doblar la cabeza hacia los lados o para
hacerla girar: se llaman Esterno - cleido - mastoideos.
Los que utilizamos para moverla hacia atrás: Esplenio.
En El Tronco. (Visión Posterior).
Los utilizados en la respiración: Intercostales, Serratos, en forma de
sierra, el diafragma que separa el tórax del abdomen. Los pectorales,
para mover el brazo hacia adelante y los dorsales, que mueven el
brazo hacia atrás. Los trapecios, que elevan el hombro y mantienen
vertical la cabeza.
En Los Brazos
El Deltiodes que forma el hombro.
El Bíceps Braquial que flexiona el antebrazo sobre el brazo.
El Tríceps Branquial que extiende el antebrazo.
Los pronadores y supinadores hacen girar la muñeca y la
mano. (Antebrazo)
Los flexores y extensores de los dedos. Músculos de la Mano

En Las Extremidades Inferiores


Los glúteos que forman las nalgas.
El sartorio que utilizamos para cruzar una pierna sobre la otra.
El Bíceps crural está detrás, dobla la pierna por la rodilla.
El tríceps está delante, extiende la pierna.
Los gemelos son los que utilizamos para caminar, forman la
pantorrilla, terminan en el llamado tendón de Aquiles.
Los flexores y extensores de los dedos. (Músculos del pie)
Enfermedades:

Las enfermedades que afectan al sistema muscular pueden ser


producidas por algunos virus que atacan directamente al músculo,
también se experimentan dolencias por cansancio muscular, posturas
inadecuadas, ejercicios bruscos o accidentes.

Algunas enfermedades y dolencias que afectan al sistema muscular


son:

• Desgarro: como vemos en la imagen es una ruptura del tejido


muscular.
• Calambre: contracción espasmódica involuntaria, que afecta a
los músculos superficiales.
• Esguince: lesión producida por un daño moderado o total de
las fibras musculares.
• Distrofia muscular: degeneración de los músculos
esqueléticos.
• Atrofia: pérdida o disminución del tejido muscular.
• Hipertrofia: crecimiento o desarrollo anormal de los músculos,
produciendo en algunos casos serias deformaciones. No
obstante, la hipertrofia muscular controlada es uno de los
objetivos del culturismo.
• Poliomielitis: conocida comúnmente como polio. Es una
enfermedad producida por un virus, que ataca al sistema
nervioso central, y ocasiona que los impulsos nerviosos no se
transmitan y las extremidades se atrofien.