Está en la página 1de 8

1

Generalidades de la constitución, principios fundamentales y derechos fundamentales

La constitución política, también llamada Carta magna o Carta Fundamental, es la ley máxima

y suprema de un país o estado, esta es la más sobria definición de lo que es una constitución

política, sin embargo, consideramos que tan fría definición, fue nacida bajo el calor

revolucionario de quienes persiguen como fin último, la necesidad a gozar de unos derechos

mínimos, fundamentales e inherentes a todo ser humano, los cuales humanizan los fines estatales,

anteponiendo a toda institución al ser humano como el elemento de insuperable valor en toda

sociedad.

Esta carta magna está repleta de principios y derechos fundamentales, que, aunque no estén

incluidas en el texto, hacen parte integral de ella, gracias a lo que llamamos bloque de

constitucionalidad. (La Corporación definió entonces el bloque de constitucionalidad como

aquella unidad jurídica compuesta “por...normas y principios que, sin aparecer formalmente en el

articulado del texto constitucional, son utilizados como parámetros del control de

constitucionalidad de las leyes, por cuanto han sido normativamente integrados a la Constitución,

por diversas vías y por mandato de la propia Constitución. Son pues verdaderos principios y

reglas de valor constitucional, esto es, son normas situadas en el nivel constitucional, a pesar de

que puedan a veces contener mecanismos de reforma diversos al de las normas del articulado

constitucional strictu sensu.” C-067-03).

Más adelante nos encargaremos de la definición y estudio de los principio y derechos

fundamentales que nos ofrece la constitución, consideramos necesario que se haga una breve,

pero pertinente, reseña histórica del término constitución, y en donde tuvo sus orígenes, es

oportuno dedicar algunas líneas de este ensayo a este tema, para que nos ubiquemos
2

espaciotemporalmente y sepamos cual fue la necesidad que dio origen a esta valiosa herramienta

político y jurídico, que podemos definir como el marco normativo que encierra la actividad

legislativa de un país.

Fueron los antiguos griegos, los que dieron inicio a esta institución, ellos nombraron politeia

(1) a esa estructura socio-jurídica, que ordenaba a la ciudadanía de ese momento.

Tengamos en cuenta, que el título de una obra perdida de Aristóteles sobre el tema, se

denominaba Politeías (Las Constituciones). En esta renombrada obra, Aristóteles, habla sobre los

regímenes políticos de ciento treinta y ocho países griegos y bárbaros. De igual manera se

denominó, Politeía, al libro de Platón en el que expone su ideal de Constitución. A mayor

abundamiento, también Aristóteles llama Politeía, en el libro VI de la Política a la Constitución

Mixta, la mejor de todas a su criterio. Fue Plutarco (2) el que realizó este inventario de las

acepciones clásicas de la palabra politeía. Tardíamente en las ciudades griegas bajo dominación

romana, también denotó el territorio de la Polis. En definitiva, el término Politeía, para los

griegos significa: Primero la calidad de ciudadano y, Segundo, la unidad corporativa del total de

los ciudadanos. Para los griegos la Constitución es el alma de la Comunidad Política. Dice

Aristóteles: ―La Constitución es la ordenación de los poderes gubernativos de una comunidad

política soberana, de cómo están distribuidas las funciones de tales poderes, de cuál es el sector

social dominante en la comunidad política y de cuál es el fin asignado a la comunidad política por

ese sector social dominante” (3).

Los romanos en cabeza de CICERÒN (4), le dieron a la palabra politeía fue vertida al latín por

Cicerón con el término constitutio, forma sustantiva abstracta de constitutus, que significa

constituido y deriva del verbo constituere, que significa constituir.


3

Estos son los referentes más longevos, que tenemos sobre el origen de la constitución,

observamos que a pesar del tiempo conserva su espíritu intacto, no podíamos dejar pasar esta

oportunidad, para refrescar los orígenes de lo que modernamente conocemos como norma de

normas.

Queremos en este ensayo, también presentar a nuestros compañeros y profesores, una reseña

de la historia de la constitución en nuestro país, darnos la oportunidad de profundizar un poco, en

la manera como nuestros predecesores visionaron la organización jurídico-política de Colombia

hasta llegar a la moderna y armoniosa constitución de 1991.

En Colombia, hasta el año 1886 de nuestro señor, contaron siete constituciones políticas, y

desde esa fecha se mantuvo por más de un siglo, esa constitución, hasta la llegada de la de 1991,

que es la que goza de actual vigencia, la cual nació por la constituyente de ese mismo año.

La primera Constitución surgió en 1811, un año después del grito de independencia. En ese

momento, el Virreinato de la Nueva Granada funcionaba con una estructura federalista que dio

pie a la Federación de las Provincias Unidas de la Nueva Granada.

La actual constitución nace el 4 de julio de 1991, se llevó a cabo el acto de firma de los

constituyentes y juramento de sus presidentes (Álvaro Gómez Hurtado, Horacio Serpa y Antonio

Navarro Wolf), la vigencia de la Constitución empezó el 7 de julio, día en que el texto se publicó

en la Gaceta Constitucional.

Para recrear, nuestra investigación nos permitimos presentarles esta tabla en donde señalamos

la fecha y nombre que le dieron a cada constitución.


4

811 Federación de las Provincias Unidas de la Nueva Granada


1821 Constitution de Cúcuta
1832 Constitución Neogranadina
1843 Constitución Política de la República de la Nueva Granada
1853 Constitución de la Nueva Granada
1858 Constitución Política de la Confederación Granadina
1863 Constitución Política de los Estados Unidos de Colombia
1886 Constitución Política de Colombia
1991 Constitución Política de Colombia

Notablemente, siendo consecuentes con el objeto de esta presentación, queremos aterrizar en

el estudio de la constitución de 1991, las razones sobran, siendo la más elemental, la vigencia

actual de esta norma superior, por todo lo que hemos investigado, las constituciones son un

retrato de estado evolutivo de la sociedad, recoge sus necesidades básicas y otorga derechos e

impone limitantes, por tal motivo, decidimos incluir una lista de novedades que nos trajo la

constituyente del 91, plasmados en lo que conocemos como constitución política de Colombia,

dejamos para su posterior estudio lo que encontramos al respecto.

1 Se definió que Colombia era un Estado Social de Derecho y se crearon mecanismos para

aplicarlo, como la tutela y la acción popular.

2. Se prohibió el Estado de sitio, que facultaba al presidente para legislar por medio de
decretos con fuerza de ley.

3. El sistema judicial se estableció como una rama autónoma del poder público. Se creó la

Fiscalía General.

4. Se buscó consolidar la descentralización por medio de la votación popular de gobernadores

y la participación de los territorios en el presupuesto nacional. Además de permitir la autonomía

regional.
5

5. Reconocimiento de la multiculturalidad. Tratamiento especial y de mayoría de edad a los

indígenas.

6. Apertura al sistema democrático. Se puso fin definitivo al bipartidismo.

7. Se centralizó en el Banco de la República la emisión de la moneda, que antes era potestad

del presidente.

8. Se establecieron mecanismos de democracia participativa, como el plebiscito, el referendo y

la consulta popular.

9. Se estableció un estado laico y se dio reconocimiento a religiones distintas a la católica.

1O. Se creó la Corte Constitucional.

En este mismo orden ideas queremos citar al magistrado Dr JOSE GREGORIO HERNADEZ,

quien de forma contundente refiere los logros de la constitución de 1991, comedidamente nos

asentimos compartir con ustedes su estudio.

A pesar de su innecesaria extensión (que tiende a crecer con las reformas) y algunos defectos

de redacción, vacíos y contradicciones, la Constitución de Colombia es rica en valores y

principios.

Hay que reconocer que los constituyentes lograron en muy poco tiempo (seis meses) diseñar

un cuerpo normativo importante, que, sobre la base de fundamentos democráticos, pluralistas y

participativos:
6

Consagró reglas novedosas,

Renovó las instituciones,

Acogió las tendencias internacionales en materia de derechos humanos y libertades públicas,

Reivindicó los derechos de las minorías y de los grupos tradicionalmente discriminados o

marginados,

Procuró brindar herramientas jurídicas a los ciudadanos para asegurar la intangibilidad de sus

derechos, y

Logró un perfil moderno y progresista que, pese a los reiterados intentos de retroceso, aún se

mantiene.

La salvaguarda de los derechos (Dr JOSE GREGORIO HERNADEZ)

Y a lo largo de este cuarto de siglo la Corte Constitucional, mediante su jurisprudencia, ha

procurado que tales derechos y garantías no se queden en el papel y que, por el contrario, cobijen

a la población y puedan ser reclamados ante los jueces. Con instituciones como la tutela, las

acciones populares, las acciones de cumplimiento y la acción pública de inconstitucionalidad, los

ciudadanos han entendido que la Constitución es suya y que está para la garantía de sus derechos

y libertades. La Asamblea Nacional Constituyente, autora de la Constitución de 1991, ha sido

reconocida en el mundo por haber creado una moderna carta de derechos al tiempo que establecía

los mecanismos judiciales idóneos para su protección.

Debido al Artículo 93 se ha dado valor prevalente a los tratados internacionales sobre derechos

humanos ratificados por Colombia, y gracias al Artículo 85 se han establecido derechos de

aplicación inmediata que no requieren una ley para ser reclamados ante los jueces.
7

El Artículo 94 de la Carta, por su parte, subraya el carácter fundamental de los derechos y sus

garantías aunque no estén expresamente consagrados. Al respecto declara: “La enunciación de los

derechos y garantías contenidos en la Constitución y en los convenios internacionales vigentes,

no debe entenderse como negación de otros que, siendo inherentes a la persona humana, no

figuren expresamente en ellos”.

Los ciudadanos han entendido que la Constitución es suya y que está para la garantía de sus

derechos.

Por ello la Corte Constitucional ha definido el bloque de constitucionalidad como una unidad

jurídica compuesta por normas y principios contemplados en tratados internacionales sobre

derechos humanos, en el derecho internacional humanitario, en la propia Constitución, en leyes

estatutarias y en otras disposiciones integradas con el propósito de amparar efectivamente los

derechos fundamentales. Estas son reglas jurídicas que, aun sin aparecer formalmente en los

artículos de la Carta, son utilizadas como criterios y parámetros del control de constitucionalidad

de las leyes y decretos con fuerza de ley.

Tales preceptos han sido normativamente integrados a la Constitución por diversas vías y por

mandato de la propia Carta. Se trata entonces de verdaderos principios y reglas de valor y

jerarquía superior: normas situadas en el nivel constitucional, aunque no estén incorporadas a la

Constitución en estricto sentido.

Por todas estas razones la de 1991 es una constitución humanista, democrática y genuinamente

protectora de los derechos y su vigencia e intangibilidad deben ser defendidas con los mismos

principios democráticos que inspiraron a los delegatarios hace veinticinco años.

Lástima que en muchos aspectos no se cumpla y que a veces el poder público no haga valer

sus postulados. Dr José Gregorio Hernández Exmagistrado Corte Constitucional


8

Por eso es de valiosa importancia, el estudio de esta materia, la cual se define como la rama

del Derecho Público que tiene por objeto analizar un conjunto de fuentes, principios y leyes

fundamentales que rigen el ordenamiento jurídico de un país.

Podemos concluir, basados en el estudio y lecturas que tomamos como referencia en este

ensayo, que en toda sociedad debe existir un compendio de normas, escritas o no, que permitan

definir y orientar la convivencia de los ciudadanos.

Autores: Edwin Calvo, Tilson Tapia, Leonardo Moreno, Arnol Sierra