Está en la página 1de 9

Las artes plásticas

en la cultura
popular
Juan Calzadilla

dentidad y diferencia

uma de este foro. "Las artes visuales en la cultura popular, puede


sr cxaminado desde dos puntos de viSta diferentes, Con el primero

anamos considerando a la cultura popular como un campo general


dtro del cual está incluido, como una de sus manifestaciones.el arte
as
puilar Este vendria a ser la forma propiamente dicha bajo la cual
aVisuales se presentan en la cultura popular, aftimacion que impl
adteconocimiento de su identidad y autonomia.
Bap el otro punto de vista se trataría de ver la relacion de la cultura

C O n los lenguajes del arte moderno, sus Vinculdcn y


n las vanguardias, la manera en que los artistas del arie C o n

los contenidos comu


aen, transfiriéndolos a sus lenguajes,
de la cuilura
Dopr Imagenes, técnicas, mitos y materales
se persiguen con
ios
eniendo el resultado de los fines que
torma
necesañamente a una
Ci resultado se adscriba
k E su un-

D e igual popular desnatraliza


modo el arte

cuando uegra
in clementos del ate impropiamente lamado cuilo,
Por lo que a mi respecta, me iiltdre d dbordar el primero de l
enfoques con el fin de ver si Se pucae contnouir a trazar un adto
que nos permita compro0alr
la existencla de un arte popular, Sus tmo
dalidades,la formación de una tradicion ysu modo de operarend
cuerpode la interculturalidad de hoy. Elo podria servir también pa
intentar un deslinde etmologico, cucstion nada tacil dado el grado

actual de contusion.

La exposicion Cogflaencias, celebrada en Petare en 1994, cone


auspicio del Museo de Petare y la Fundación Bigot., y con la curadurta
yel texto critico de Peran Eminy, me brinda una primera reflexión.En
ese documento se empleb el término "artes marginales" para designar
a un conjunto de modalidades expresIvas como el arte nai, ellamade
arte demencial, el telón fotográifico, las artes indigenas, el grufiye
arte popular de hoy, en un sentido general. El rasgo comun de maes
modalidades es su posiICion excentrica o marginal respecto a los val
res del sistema dominante, es decir, del lamado arte cuito u
on
en su connotacion urbana y cosmopolita. Rasgo que se junta a t i

de que el arte popular asume la representación irönica de re


Coecuyas, ya rellgiosas, costumbristas o mágicas, tratadas en e i
colee
co de una tradición tëcnica de carácter autöctono y con tuneu
va. 5u posición excèntrica lo es también respecto a los cu
acopio y difusion, respecto al coleccionismo, a los muse05 y a
dios de comunicación. En realidad lo
que se quietc
marginalidad es segregación.
u elas r g
Jastamente son marginales esas manifestaciones pong
del juego aceptadas deciden ponerlas a un lado.

Confuencias propuso romper las hegemonias


S parafavorecr
pal
vIvencla de a
todas las artes en
c o n t r o n t a

un mismo espacio de
c a ,talas
cual la conjetura, el veto o la
discriminacion s
practican, dejen paso a un
entendimiento plura
tnterac
litante, sin calificaciones, al
al
Es lo que
premios jurados
ni

00
sddn. se
lamó la interculturalildad,
y
un
concepto dialógico teórico
1davia, pero reconociao por las Naciones Unidas, aun
aen práctkca en ninguna parte. La interculturalidad se entiende.
esin creo, como el reconocimiento de la emergencia simultánea de
des los planos del organismo arnstico mundial o local en un mo-
mento dado en cualquier Iugar en donde exista una cultura plural
Conftuencias dio al termino una connotacion metodológica. aplicada
a mantaje de exposiciones, en un escenario donde se eradique el
preiaicio eurocentrista de emplear escalas discriminatonias en la valo-
adin del arte: esto es bueno, esto es malo, esto superior, esto es
meior que aquello. Superioridad e inferioridad intercultural. El esque
a de dominación vigente hoy para calificar las artes en
mayores y
nores, cultasy primitivas, utiliza este patrón con el fin de empujar
1estas tiltimas hacia las
periferias o a lo suburbano y nural, propician-
pecisamente las condiciones que hacen que las lamemos marg-
aes. La reducción de tales modalidades a espacios minimos y
de la urbe, aparte de negarles poder conlrontarse en un
ados
plano cultural con el lamado arte mayor u ortodoxo, es una de
grobaciones que Conyfluencias tratóde dermibar, sin éxito, Cuando

e comillas, "un modelo expositivo de nivelación", bajo el


s l a s manifestaciones de la producción artistica. dei sign
lisico
que fuere, dialogan e interactúan en una misma supernie
s diterentes en el consenso del pluriculruralismo ar-
d todas las
3te modo se les reconoceria autonomia a
dades de arte, sin entrar a calificarlas,
contrariamente a lo que
hace
dlones institucionales del sistema, en los CLales lds
de
de los demenciales, etc.
artistas populares, najs,
em de la
marginales.
narginales,
les dé, recil
sububicación que se
eba mirtes,
nat5,oidri1deao. tar operación implica revisar el concepto
aE unuau

naniet

curocentrista dirigida a pensar que, en una


e nicn
uco, todo lo que
no esta
es
más fácil
analógica
paraci
Cn
segregar
otras palabras,
todo
de
lo que no se
aprox

valores
aceptados,
e
omal a un cuerpo central

367
lo que ocunio
mio con las
R e n a c m i c T i t o
e guala

conno y
vangua
enel
no se
cosderaba
c o d e t a b a
como vanguardia on
gual que yue o e
respecto
a
foo
o unidad, lo que Importa los des veles
no o n
dias etilo
idea de
a la diferenclas de
rarlamen dferencasy y con
slno las
desigualdades,
que
seaanica, a
cada m o d a l i d a d
cuales depede
las su vez de la relaci
tenidos, de dependen a
diferencias que
ma, orignal, proporcion tal que, Cuantomas
contexto ch un
ef
modalidade con
cntrC artista y contexto, tanton
mas on
correspondenca
estrecha es la de la cual tambien depende a cada
Correspondencit
gnal es la obra, Lo que hace a la entidad
seit diferente,
modalidad en su conjunto
en stt esienca, y en cualquien
dilerencas, PueR la dentkdad,
o n las
s o l Be refiere a ella misma. Yesto la
formas en que se presente,
de las contextual
de la diferencla es su especificidad
hace dilerente. Lo proplo
no apunta hacia un cje central y
Tendriamos asl un pluralismo que
en un plano
como queria la
modernidad, sino que se insetta
lo,
donde esta representada
diversillcado pirecldo a un mapa geogralico
toda la plurlculturalidad,

Recuento genealogico

hablar en un sena
tseapa es tambien histOrico. Su repaso, para
genealogco, nos levariaa constatar lo siguiente: hasta hace poxo o
Be velt en el arte popular, entre nosotros, un campo suficienten
afcado NrA Herecer un estudio o capitulo aparte. NuCstro
Tdres, hata Picon Salas y Boulton, no se hacen eco de efy

qulera lo menclonan, El ate venezolano, hasta comien.


t
XX, constituye una historia cerada en
instituclonal,ertebrada y

hy
o agrandes liguras centrales y alsladas, en cuyasobta
relación, por no decir que ninguna, con alas tradiclones técnicas)A
les. Y lüego es también el arte representattvo a der
q udel
eEsaa
ata hiatorld ordenado, en lo externo, con todo del
se ha q
anie
u hettane, en principio timidamente, en la
demco europeo, y en lo lnterno, superar y cla pet
perspectiva

Cn
dlecar el
demodelo
lo8 pn
w eh que degenero, segun se pensab la

So8
deniales, cuyo espiritu mpregna de cará
er
ado de ella, asta el fin de la ane pular propio al
seriva de dar foma a un artecentuna pasada. En popula
oticial. que
d e l sigio XIX, en el proyecto proporcion a
adquiere
estetico de la pertenencia
un a estilo
tenor de la
importancia sólo República
que se le
a sSus
episodios beiicoS, a sus heroes, etemeridesasignaba a la
s Las artes del siglo XEN estan reducidas a y
la pintura. tepresen
ando no tiene pot runcion 0 y la pin
epotimo0 0 la celebracion
nearia. se contrae al tetralo, a una retratistica
marcial o
donde la sociedad
d se descubre en los
sgestos retoncos con que, tanto ella
como los
es, miran hacia Europa. vision general
a cara del poder y caractenzada hasta constinuida tambiën como
muy tarde sus por pretensio-
mas que por sus
,
logros.
Parn la mentalidad
progresista de tines del siglo XIN y comiens
d10 el arte popular no existe sino
como una
adsa en algunos cases al folkiore. a la etnologacategoeia anesanal
o a la barbarie. si
s e ata algun reconocimiento. Para Ramón de la Plaza
c historiador de arte
(i885). c
que tuvimos durante
periodo el
pendentista, Juan Lovera y FPedro Castillo fuenon pintores de
meito en razón de una técnica
insuficiente desde una pes-
aturalista, sobre la cual dicta su fallo adverso, tambien. un
gue comenzaba aencontrar sus valores esteticas aa
Renacimiento. A mediados del siglo XIN,
Ls caracters
ios eados de la tradición colonial no
desaparecen pero se
marginasrespecto al ideal naturallsta que, auspiciado porel
no buscaba establecer un arte acade
ate
popular como
vanguaru
dia

dia modemista no acepta el arte popular snd culnnpuc


d otra vanguar

mlnca9 d e
cam
ardia, cuands lo asimila y lo eoquea
la cuTe prune
modemidad. Es el arte ng Esto
mede, en iS puss
uopa y mucho más tarde. pat

369
e re
9uena verse ninginTesabio d
En et e ug
aincamercanas
que hizo de
radicin, sino una apuesd or esa vanguarda
ia enemeda e la moda. y destinar
la moda.
destinada, casise
ma de arte alectada por
a desaparecer
podna creer
descubrimiento elava
El ane ingenuo. cuya legimacion como
guardia se remonta en nuestro pais a l947,araves de la feura miice
vanguardia y ninn
de Feldians Carvallo, viene a ser un hibndo de
popular con su epicentro en caracas, su apaicion y reconocimieneo s
explican graias a la ibertad contra toda suimiSIon a normas acadén
cas proclamada por los movimienitos artisucbs que, naca 1950, coe
ducinian al absraccionismo. Se abnio con ese tipo de arista un zuevo
capiulo del arte venezolano exciusivamente reservado a creadss
surgidosde la poblaciön marginal, aristas a quienes la hisona recs
nocia porprimeravez papelprotagönicoenmuestras pinnuras Siben
per ctra parte. este reconocimiento se limitaba, en el cas: de a
ingenuo. a coTIsiderar exciusivamente los méntos de ios artistzs
estaban vivos, 0alosque se descubria, o, cuando mas,al arte que.e
esta materia. se podia adscribiralsiglo XX Uncapituioque Lenar
de ahotaen adelanteantistas espontáneos. lamados tamben innn
primitivos. libtados de todo nexo con la historia y de todo cazr
pudiera ligarios al aprendizaje escolar, a la tradición tëécnica. a los on
aprendidos de maestros y padres, pues se entendió tambiën can
are cosmopolita, a tenor del
giro que le proporcionaba ia vane
caitz

En fin, cl ate naif producto de la sensibilidad modemay s


Oon como arte ha
dependido de la relación que, en un senuy enesge
aneo, mantuvo con los nuevos
movimientos arisu
con el
triuntante abstraccionismo de los
años 50. Se e hasa
tora artistica reciente a lo largo de un periodo que llega s nru

as yque està cumpliendo medio


anlestadiones ha perdido fuerza siglo. No obstanempes.QuiS
en los ültimos
delam
que sa identidad
ha pasado a m
de que es depender mucho m
objeto que de su contexto
exza

original, uci g
370
La imagineria hoy

eruación del arte nay yet


dn de mulas, levo a los
cansancio que ha
entendido después seguido a lar
la tepet-
ención en un rte surgido iguales de
condicionies de 1980, a fiar la
en
eristicas tambien
espontaneas. pero que no tienemarginalidad, y
vanguardia, sino con manilestaciones
ntidad propias de relación
sincreticas del mestizaie com
lo que, en et
De lorma que, al lado del artista pasado, yla
y
correspondió al arte popular.
rnay (cuya
ue no puede ser asimladdo a una caracteristica
prindipal es
ta de escuelas o tradicion tecnica
maestros) aparecio en
aprendida o
reciti-
pais tipo de
un zonaS
arista-artesano, vinculado a Suburbanas o rurales del
ual toma el espiritu de sus creencias, los la cultura autöctona. de la
ga tutelär del medio donde temas colectivos, la
as destrezas
se ha
torado y, en la mayoria de losmitolo-
artesanales transmitidas de casos
E
tegrante una clase de
de generacion generacion
en
tanl o campesinos
separados tambien de las labores deldesarraigados de su paisaje
PoT eltrabajo ordinario agro, que han sustiuido
enen su sustento.
en madera del cual, en buena proporcion, ob-
acxplicación que puede darse
al auge de una
Encuentra en la imaginacion popu
pasado de eneración enpersistencia de prácticas artesanaies 9u
octlement aisladas
generación, en núcdeos de poblacion sll-
t sabido y espiritualmente
autosufñicientes como para na-
evary actualizar destrezas y conocimientos recitbidios
t La5
aon n c a d creencias
h esas d miticasdonde
e s apartadas y labora que
el imaginero religiosas
sin
aun prevale
ttpo Dase expresiva y su principal incentivo. En todo
vO el parte esta producción tenga un tin parecido al
ka e
popular del pasado, es decir, satistacer necesidades
unidad
Pero t Campesinos y la poblacion margnal, cuando
a Olacbra pasa amayor parte del producto a al mercadoy en este
Oura, Cual llenau decorativo
in meramentearqu en la
es
moderna.
euvo perseguido por la artesania

371
se combinan el
el desarrollo
de esta imagineria valor d
Asi, en
cumplia el arte en siglog
de la funcion original que asad
propio
en su función mitica, y el valor
mercantil
asigna la inindas
gue hoy le asigna
decoracion.
tria de la

Lamentablemente, el imaginero aCtual ya no trabaja para la com


nidad, como en los tiempos en que permänecia sin ser idendificad
cado ti
lanzado al mercado, al 1gual que ocurrio con el artista naif La inves
tiva, el candor y la espontaneidad, cualidades que sobrevivenamepr

enun creador cuando trabaja sinlas presiones de la demanda de obras


evidentemente vienen a mengua al entrentar el trabajo del imaginen

con la conflictiva dependencia del sistema, y de aqui la degeneracie


del producto. Yde aqui el agotamiento y el cansancio que comienz
a experimentarse en estas formas de ate popular, Pero detenemas
esta anomalia, y en la previsión de un futuro cercano, no es tan impor
tante como encontrar razones para pensar que el renacimientD E
talla en madera nos ha brindado, en esta época, una apertura d a
popular a fenómenos completamente idiosincráticos, en relacon
con las vanguardias, sino con las culturas autóctonas y las eie
ries de la identidad, fenómeno no condicionado
por los desplazai
t0s arbitranios de las tendencias
y modas. Lo cual garantizana el
tenimiento de las diferencias y la identidad si fuera posible super
perar

condiciones actuales de marginalidad y servilismo.


VENEZUELA: TRADICION EN LA MODERNIDAD

Bibliografia

CALZADILLA, Juan (1982): Compendio visual de las


en Venezuela. Bilbao. Mica
artes plásticas
Ediciones de Arte.
PLAZA, Ramón de la
(1883): Ensqyos sobre el arte en Venezuela.
Catacas, Imprenta El
Vapor de la "Opinión
Nacional".

También podría gustarte