Está en la página 1de 2

CHARLA DE SEGURIDAD:

RIEGOS DE CONSUMIR EN EXCESO BEBIDAS ENERGIZANTES


Desde hace tiempo se viene alertando desde la comunidad médica de los riesgos
para la salud del abuso de las bebidas energéticas, bebidas con alto contenido en
cafeína que buscan elevar el estado de activación del sistema simpático, el
encargado de aumentar la frecuencia cardiaca o el estado de atención.
En dicho informe se advertía de que las bebidas energéticas pueden provocar un
problema potencial de salud pública en el futuro, especialmente entre la población
más joven. Así, la recomendación pasa por un consumo moderado, evitar
combinarlas con alcohol -u otros excitantes-, y que niños y grupos vulnerables se
abstengan de tomarlas.
Ahora, un nuevo estudio dirigido por investigadores del Centro Médico David Grant
de la Universidad del Pacífico, en Perú, se suma a la evidencia de que las bebidas
energéticas pueden ser malas para el corazón.
DATO CURIOSO:
Una bebida energética equivale a cuatro tazas de café instantáneo o a cuatro
tazas de Coca-Cola o seis tazas de té. Estos brebajes combinan sustancias como
la cafeína, vitaminas, aminoácidos como la taurina, y carbohidratos derivados de
la glucosa, entre otros.
Su consumo produce un aumento de los efectos secundarios típicamente
encontrados en otras bebidas con cafeína. Además, no se encontraron diferencias
significativas entre sexos, en la percepción de sensaciones positivas
SON MÁS PELIGROSAS MEZCLADAS CON ALCOHOL: la población más joven
comenzó a adoptar la moda de mezclar alcohólicos con un poco de bebida
energética. Esta mezcla puede provocar efectos como alteraciones
cardiovasculares, taquicardia, aumento de la presión arterial, insomnio,
nerviosismo y falta de coordinación motora.

1. EFECTOS SECUNDARIOS DEL CONSUMO DE CAFEÍNA: Según los


informes, las bebidas energéticas contienen alrededor de 75 a 200 miligramos de
cafeína por porción. Es más, del doble de los 34 miligramos de cafeína en un
refresco carbonatado. Algunas bebidas energéticas también contienen aditivos
como Guaraná, que contienen cuatro veces la cantidad de cafeína que tienen los
granos de café. El consumo excesivo de cafeína puede conducir a efectos
negativos para la salud tales como náuseas, alteraciones del sueño, problemas
cardiovasculares y nerviosismo. El aumento en el consumo de cafeína también
puede conducir a dolor de cabeza, micción frecuente, nerviosismo y dificultad en la
concentración.
2. COMPLICACIONES MÉDICAS: Los ingredientes no regulados en las bebidas
energéticas pueden interactuar con ciertos medicamentos. Puede causar serios
problemas de salud para niños que sufren de convulsiones, anomalías cardíacas,
trastornos del humor y del comportamiento.
3. DECAIMIENTO DE DIENTES Y AUMENTO DE PESO: Las grandes cantidades
de azúcar presentes en las bebidas energéticas pueden causar decadencia dental.
También puede conducir al aumento de peso y la obesidad.
4. PÉRDIDA DE DENSIDAD ÓSEA: El consumo excesivo de bebidas energéticas
puede causar pérdida de densidad mineral ósea. Muchos estudios sugieren que la
cafeína presente en las bebidas energéticas puede interferir con la absorción de
calcio en el cuerpo, lo que lleva a los huesos débiles.

Muchachos Es necesario aumentar la conciencia de los efectos de las bebidas


energéticas sobre todo en los en los jóvenes.

También podría gustarte