Está en la página 1de 4

Notas: Karl Popper - La verdad, la racionalidad y el desarrollo del conocimiento científico.

En:
Conjeturas y refutaciones.

1. El desarrollo del conocimiento. Teorías y problemas.

- Importancia intelectual del progreso de la ciencia: repetido derrocamiento de teorías científicas y


su reemplazo por otras mejores o más satisfactorias.

- La innovación en los experimentos y observaciones se basa en la necesidad de examinar las


teorías para tratar de derrocarlas.

- Objetivo: resolver viejos y nuevos problemas vinculados con ese aspecto del desarrollo de la
ciencia: los conceptos de progreso y discriminación de teorías; verdad objetiva y acercamiento a la
verdad.

- ¿Peligros para el progreso de la ciencia? Falta de imaginación, fe equivocada en la formación y el


autoritarismo en todas sus formas.

- El progreso en la ciencia: no es algo así como una ‘ley del progreso’, sino que consiste en el
constante aprendizaje de los errores y su corrección.

- Tesis sobre el criterio del progreso en la ciencia: se puede saber de antemano cómo tendría que
ser una buena teoría científica y cuál sería mejor, siempre que logre superar los tests empíricos; es
decir, una teoría puede ser potencialmente mejor que otra antes de que se la pruebe en los
hechos. Este criterio permite hablar de progreso de la ciencia y de elección racional entre teorías.

- Una teoría es mejor cuando tiene mayor información empírica, es lógicamente más fuerte, tiene
mayor poder explicativo y predictivo y puede ser probada comparando las predicciones con los
hechos observados. En suma, mayor contenido empírico o probabilidad.

- Base del estudio del contenido de una teoría: la conjunción de dos enunciados siempre será
mayor que cada uno de los enunciados que lo conforman. Por ejemplo: “si escribimos Ct(a) para
significar “el contenido de la proposición a” y Ct(ab) para “el contenido de la proposición a y b”,
tenemos lo siguiente: que Ct(a) < Ct(ab) > Ct(b); lo que en el cálculo de probabilidades se expresa
así: p(a) > p(ab) < p(b). Proporción inversa del contenido y la probabilidad.

- Si el desarrollo científico depende de la formulación de proposiciones con mayor contenido, no


puede ser que el objetivo del mismo sea que éstas sean más probables, pues ya se sabe que
contenido y probabilidad son proporcionalmente inversos.

- Hay un prejuicio que considera que las proposiciones deben tender a ser altamente probables

- Cálculo de probabilidades: cálculo de la debilidad lógica o falta de contenido de las


proposiciones.
- La verosimilitud de una proposición no tiene nada que ver con la probabilidad en el sentido de
este cálculo de probabilidades.

- Así, si se aspira en un más alto contenido en la ciencia, esto implica una menor probabilidad; una
menor probabilidad implica una posibilidad mayor de refutación. De esta manera, la ciencia debe
aspirar, no tanto a la probabilidad, sino a un alto grado de refutabilidad (falsación).

- Con esto, una teoría científica es más satisfactoria de antemano mientras sea más improbable
(refutable); y si esta logra superar los exámenes que se le realiza, entonces es aún más
satisfactoria, pues tiene un sustento empírico.

- La ciencia, de hecho, ha avanzado gracias a este criterio de falsación. La teoría de Newton unificó
las teorías de Kepler y Galileo; como tenía más contenido, era lógicamente menos probable, pero
por ello más evaluable; al lograr superar las pruebas, la teoría fue satisfactoria.

- Así, los descubrimientos de la ciencia implican por lo general la refutación de teorías dadas y
supuestas.

- Los sistemas deductivos son más bien medios y no fines en la ciencia, puesto que una teoría
ciertamente debe ser llevada a sus consecuencias por medio de la deducción; pero finalmente
éstas deben ser susceptibles de ser evaluadas o refutadas. Así, el fin de la ciencia no es la
elaboración de un sistema deductivo axiomático. “La racionalidad de la ciencia reside en la
elección racional de la nueva teoría, más que en el desarrollo deductivo de la teoría”.

- El procedimiento crítico de falsar las teorías contiene los elementos lógicos y empíricos de la
ciencia; en esto se basa el aprendizaje de los errores y, con ello, el progreso y desarrollo de la
ciencia.

- El desarrollo de la ciencia como aprendizaje de los errores no sugiere que éste sea un progreso
lineal de teorías a teorías, sino que la ciencia progresa de problemas a problemas, progresa en la
medida en que surgen problemas de mayor profundidad. Pues la teoría científica es el intento de
resolver un problema científico y, aunque ésta pueda ser temporalmente anterior a un problema,
la ciencia sólo comienza con problemas. Es el problema el que impulsa la investigación, la
experimentación y la observación.

- Una teoría científica realmente valiosa es la que, al resolver problemas, plantea otros más
profundos. La ciencia avanza en la medida en que comienza con problemas y termina con ellos, de
creciente profundidad y sugestión de nuevos problemas.

2. La teoría de la verdad objetiva: la correspondencia con los hechos.

- Teoría de la verdad de Tarski: verdad como correspondencia con los hechos. ¿Qué es la
correspondencia con los hechos? Para hablar de correspondencia con los hechos, es necesario
hablar de un metalenguaje en el que hay dos cosas: enunciados y hechos a los que se refieren
(metalenguaje semántico).

- Dificultades para comprender la idea de verdad objetiva: dogma equivocado de que una teoría
satisfactoria de la verdad consiste en una teoría de la ‘creencia verdadera justificada’. Las teorías
de la coherencia, de la evidencia y pragmatistas de la verdad son subjetivistas en la medida en que
conciben que el conocimiento es un tipo especial de estado mental o de creencia. Estas teorías
buscan un criterio de justificación de una creencia bien fundada.

- Una teoría objetiva de la verdad afirma lo siguiente: una teoría es verdadera así nadie crea en
ella y así no haya razón alguna para creer que es verdadera; y otra teoría puede ser falsa así haya
muchas razones para creer en ella. (Fundamental) (Comparar con el estudio de las creencias del
Programa Fuerte).

- Gracias a la teoría de la verdad objetiva o absoluta, se puede decir que “se busca la verdad”,
aunque no se sepa si realmente se la encontró o no (en cuyo caso hay un ‘acercamiento a la
verdad’); así, la verdad objetiva es al menos un ‘criterio regulador’; y si no hay un criterio para
saber si se encontró la verdad, sí puede haber criterios de “progreso hacia la verdad”.

- “La idea misma de duda o de error implica la existencia de una verdad objetiva que podemos no
alcanzar”.

- Gracias a esta teoría, aunque puede que no estemos seguros de haber alcanzado la verdad, sí
podremos estar seguros de que hay cosas que no son verdad. Si bien la consistencia no es un
criterio de verdad, la inconsistencia sí puede establecer la falsedad de una teoría.

- En conclusión, el enfoque subjetivista está basado en un error ‘atractivo’.

3. Verdad y contenido. Verosimilitud versus probabilidad.

- Los filósofos verificacionistas (subjetivistas) afirman que todo lo que no se base en razones
positivas es indigno de ser creído o siquiera considerado.

- Los falibilistas o críticos (entra Popper) consideran que lo que no puede ser criticado no es digno
de ser considerado. En cambio, lo que se puede examinar y pasa todos los tests puede ser
considerado seriamente, aunque en el futuro se demuestre su falsedad.

- Los falibilistas tienen en común con los verificacionistas la búsqueda de un saber verdadero que
se contrapone a la superstición y a la autoridad arbitraria. Y tienen en común con los
irracionalistas que no puede haber criterios absolutos para llegar a ello. ¿Cómo logran aquéllos
entonces diferenciar el saber de la superstición? Apelando a la crítica y la falsación con base en lo
empírico. No se busca que la teoría científica sea probable, segura o cierta, sino buscar los errores
de éstas para acercarse un poco más a la verdad, aprender de los errores y obtener mejoras en el
saber.
- “Sólo la idea de verdad nos permite hablar con sensatez de errores y de crítica racional, y hace
posible la discusión racional, vale decir, la discusión crítica en busca de errores, con el serio
propósito de eliminar la mayor cantidad de éstos que podamos, para acercarnos más a la verdad”.

- La verdad no es el único objetivo de la ciencia. Esta también busca verdades sobre problemas
difíciles de resolver. Hay verdades que en cierta medida son triviales, y esto no es lo que busca la
ciencia. En las verdades ‘difíciles’ es donde es necesaria esta teoría de la improbabilidad lógica,
pues busca abarcar la mayor cantidad de hechos posible. Se buscan verdades pertinentes a la
cuestión que se pretende resolver; y si ésta es difícil o interesante, las verdades deberían ser de la
misma manera difíciles en principio o interesantes.

- Criterio objetivo para el ‘interés’ de las verdades: relativo a los problemas y al poder explicativo
de la información. Es la manera de aprender de los errores y de que, aunque la conjetura audaz
sea falsa, sirve como medio para acercarse a la verdad.

- Así, la idea de progreso en la ciencia necesita tanto de la verdad como del contenido.

También podría gustarte