Está en la página 1de 2

G O B I E R N O DE LA C I U D A D DE B U E N O S A I R E S

"2020. Año del General Manuel Belgrano"

Número: NO-2021-00629385-GCABA-SGYRI
Buenos Aires, Sábado 2 de Enero de 2021

Referencia: S/ Convocatoria Ley N° 27.606

A: Eduardo Enrique de Pedro (MI), Martín Guzmán (MEC),

Con Copia A:

De mi mayor consideración:

Me dirijo a Ustedes en respuesta a la convocatoria recibida en el marco de la Ley N° 27.606 relativa al


“Convenio de Transferencia Progresiva a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de Facultades y Funciones
de Seguridad en Todas las Materias No Federales Ejercidas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Ante todo, quiero expresar que nos vemos impedidos de concurrir a la reunión propuesta según lo
establecido por el artículo 2° de esta ley ya que hemos planteado judicialmente la inconstitucionalidad de la
misma.

Desde el primer momento, la Ciudad de Buenos Aires ha impulsado el diálogo y la concertación como
mecanismos para lograr consensos, pero consideramos que precisamente en este caso los acuerdos
preexistentes fueron dejados de lado de forma unilateral y por lo tanto esta Ley quebranta las bases del
federalismo de concertación que pretende promover.

Además, la Ley viola manifiestamente la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires ya que la firma del
convenio de traspaso de la Policía Federal llevada a cabo en 2016 era suficiente para consolidar la
transferencia de facultades y funciones de seguridad sin necesidad de una norma adicional.

Se trata de una Ley que consagra una violación a la división de poderes, a la seguridad jurídica, a la
estabilidad de los actos de gobierno, a la buena fe que debe regir las relaciones entre distintos niveles de
gobierno y a la confianza legítima; y como consecuencia, se pretende poner de rodillas a la autonomía de la
Ciudad.

Para enmascarar esta intención, a través de un ilusorio convenio posterior se intenta legitimar esta Ley
dentro de las exigencias de la Constitución Nacional, que establece como necesario el acuerdo previo de la
Ciudad como jurisdicción afectada. Pero esto es sólo una ficción jurídica que pretende ocultar el verdadero
propósito de violar la autonomía y los derechos de todos los argentinos que viven, visitan, trabajan o
estudian en la Ciudad de Buenos Aires.
Por lo tanto, la invitación al acuerdo dentro de un plazo de 60 días es un simulacro que el Gobierno de la
Ciudad Autónoma de Buenos Aires no puede ni debe convalidar. No sólo porque ya se había firmado un
convenio con el Gobierno Nacional y se estaba ejecutando sino porque, incluso si se hubiesen querido
modificar las condiciones establecidas, la negociación debió ser previa y consensuada para luego, en caso
de acuerdo, solicitar la aprobación legislativa.

Además, se está obligando a la Ciudad a negociar desde una posición desfavorable al predeterminar las
bases del cálculo de las sumas que se pretenden fijar y al establecer una actualización trimestral. Y a esto se
suma que los condicionamientos impuestos por el artículo 2° de la Ley nos impiden entablar negociación
alguna.

La Ley parte de una premisa errónea que distorsiona cualquier cálculo posible, porque establece que se
debe tomar como base de cálculo los componentes efectivos en el año 2016, cuando el convenio firmado
ese año aclaraba que se trataba de un período de transición y que recién en 2017 se consolidaría la
transferencia. También determina que la transferencia de recursos no será automática sino que la
Administración Nacional contemplará en cada ejercicio fiscal el financiamiento de estos gastos,
aumentando así el nivel de arbitrariedad y discrecionalidad.

Lamentablemente, a esto debemos agregar que se intenta sumar la participación de un tercero, la Comisión
Federal de Impuestos, que es supuestamente imparcial pero que ya ha demostrado todo lo contrario. No
sólo la consulta que se le hace es sesgada, sino que este organismo se propuso intervenir en forma
prematura cuando la Ley no estaba vigente y pese a que la Ciudad había manifestado su expresa oposición
a la intervención en esa instancia.

Por todo lo expuesto, nos vemos obligados a no convalidar con nuestra presencia la ejecución de una ley
que, como hemos planteado ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación el mismo día en que fue
publicada, es inconstitucional y daña a las instituciones democráticas de nuestro país.

Esperamos encontrar una alternativa a través de un diálogo abierto, sincero y de buena fe, como el que
hemos promovido desde el primer día para resolver cualquier diferencia. Y siempre en un marco de
legalidad, transparencia e institucionalidad que, según nuestras convicciones, son valores fundamentales.

Sin otro particular saluda atte.

Digitally signed by Comunicaciones Oficiales


DN: cn=Comunicaciones Oficiales
Date: 2021.01.02 16:51:13 -03'00'

Straface Fernando
Secretario General y Relaciones Internacionales
SECRETARIA GENERAL Y RELACIONES INTERNACIONALES
AREA JEFE DE GOBIERNO

Digitally signed by Comunicaciones


Oficiales
DN: cn=Comunicaciones Oficiales
Date: 2021.01.02 16:51:14 -03'00'