Está en la página 1de 17

ORIGEN DEL PROCESO MONITORIO

JULIETH ANDREA IZQUIERDO GUERRERO

UNIVERSIDAD SANTIAGO DE CALI


PALMIRA
2020
2

ORIGEN DEL PROCESO MONITORIO

JULIETH ANDREA IZQUIERDO GUERRERO

CC. xxxxxxxxxxxxxxxx

DOCENTE
ALDEMAR ALEGRÍA

UNIVERSIDAD SANTIAGO DE CALI


PALMIRA
2020
3

TABLA DE CONTENIDO

GLOSARIO................................................................................................................................4

ORIGEN DEL PROCESO MONITORIO..............................................................................6

 Proceso monitorio en Colombia........................................................................................9

 Características.................................................................................................................10

 El proceso monitorio: aspectos legales...........................................................................11

 Elementos esenciales.......................................................................................................13

 Titulo ejecutivo................................................................................................................14

BIBLIOGRAFÍA.....................................................................................................................16
4

GLOSARIO

 Proeceptum: Según el diccionario de la Real Academia española es,

 Mandatum: Según el diccionario de la Real Academia española es,


5

INTRODUCCIÓN
6

ORIGEN DEL PROCESO MONITORIO

En la edad media italiana donde se encontró el origen del proceso monitorio, donde grandes
expansiones, conflictos y clases sociales nacientes, era caracterizada por la fuerte presencia de
los comerciantes en todas la decisiones jurídicas de los Estados, y fue ahí donde la clase
comerciante de la alta edad media italiana quien en pro de agilizar y dinamizar el cobro de los
pagos que no fueron efectuados en la dinámica de los negocios celebrados, el resultado fue que
se creara una figura que remplazara la rezagada herramienta romana proceso ordinario medieval,
donde se caracterizaba por su excesivo formalismo jurídico, plagado de baches procesales y
justiciabilidad para las partes.

Una de las principales causas del nacimiento del proceso monitorio fue la necesidad de crear un
mecanismo eficaz capaz de resolver controversias de carácter civil y comerciales y donde fuera
una clase que solo se dedicara especialmente a los negocios, llegando a la necesidad de crear este
desarrollo jurídico, junto a las legislaciones comunales (estatutos), que adoptaron instituciones
romanas, germanas y propias, y las legislaciones de los príncipes, dieron nacimiento a un derecho
común, excesivamente formalista. pero, este proceso ordinario (solemnis ordo iudiciarius),
caracterizado por ser extremadamente dispendioso, obligó a crear procedimientos más ágiles y
procesos más simplificados, se refiere a estos como de tramitación procedimental abreviada, de
cognición plena. un mecanismo útil y con escasez de tramites; surgiendo así el instrumento
“proeceptum” o mandatum de solvendo cum clausula justificativa “como una herramienta que ha
caracterizado por ser una alternativa de la pronta creación de título ejecutivo, por medio de la
inversión del contradictorio, que en aquellos casos en los que el acreedor no disponía de un título.

Proceso que se caracterizaba por la inversión de contradictorio, ya que permitía al acreedor


constituir un mandato de pago emanado del juez sin necesidad de tener un título ejecutivo y
postergaba la actuación del deudor mediante la inversión del contradictorio, en el sentido de que
solo después de emanada la exigencia del pago el deudor podía intervenir en el proceso,
realizando el pago o dando razones para no hacer locutivo, y así poder hacer efectivo su derecho
de crédito. en concordancia, el proceso de “proeceptum o mandatum de solvendo cum clausula
justificativa” fue evolucionando siendo acogido por distintos estados. Así las cosas, los primeros
vestigios se dan en Europa, principalmente en Alemania, Francia e Italia. Alemania en primer
lugar, incorporó la figura en el Código Civil de 1877 y posteriormente, lo llevó a su forma pura
7

en 1909 al no exigir la existencia de un título donde constara la existencia de la relación jurídica


y de la prestación y/sol vendo obligación adeudada para exigir la orden de pago. incluso, ya en la
era moderna, Alemania fue más allá y delegó en 1957 a los auxiliares de la justicia o sol vendo el
conocimiento de estos asuntos. en la actualidad, el proceso monitorio alemán es simple e inicia
con la formulación del acreedor ante el auxiliar de justicia para que profiera la orden de pago el
día hábil siguiente a su petición; una vez expedida esta orden de pago el deudor puede oponerse,
si no lo hace, este mandato cobrará merito ejecutivo, en la actualidad, el proceso monitorio
francés es de 6 conocimiento del juez y resulta de la petición realizada por el acreedor, en la que
debe señalar las partes, la suma que se reclama, los elementos de la deuda y su causa para que se
dé el mandamiento de pago, en el cual se le advierte al deudor el término con el que cuenta para
oponerse y las consecuencias del no pago abriendo la posibilidad de utilizar el proceso monitorio
no solo para el cobro de obligaciones dinerarias, sino que además permite la reclamación de
cosas. de igual manera, el proceso monitorio requiere además de la petición del acreedor, en
varios ordenamientos, un documento que pruebe la existencia de la deuda para que se libre
mandamiento de pago y en el plazo de 10 días se notifique al deudor para que se oponga o pague,
advirtiéndole que en caso de no oponerse o guardar silencio se procederá a la ejecución forzosa.

El proceso monitorio puro se caracteriza por la inexistencia de soportes documentales. en éste,


quien pretenda hacer valer su derecho de crédito sólo 7 requerirá de la simple afirmación del
acreedor sobre la existencia de la deuda que será objeto del proceso. por el contrario, en el
proceso monitorio documental como su nombre lo indica, quien pretenda hacer valer su derecho
de crédito mediante el uso de la figura monitoria deberá tener en principio una prueba
documental que dé cuenta de la existencia de la obligación.

Teniendo en cuenta que cualquier tipo de soporte, objeto o cosas que puedan ayudar al juez a
inferir la existencia de una relación jurídica entre acreedor y deudor y como pruebas
documentales estarían, las contraseñas, películas, dibujos o todo documento escrito mármol,
vidrio, soportes electrónicos, huellas. y siendo así desvirtuamos la teoría que sirve solamente
como prueba documental aquella que se encuentre contenida en un contrato o título valor
prescrito o no perfeccionado, y de ser así no tendría sentido el proceso monitorio debido a que su
finalidad precisamente es la constitución del título ejecutivo aportando cualquier medio
documental mencionados anteriormente.
8

El Código General del Proceso hace referencia que el demandante deberá aportar con la demanda
todos los documentos que se encuentren bajo el poder. siendo así podemos concluir que la
principal diferencia entre los dos radica en la presunción de existencia de la obligación objeto del
proceso monitorio.

Es importante destacar que ya su forma pura o documental la esencia misma del proceso
monitorio es la inversión del contradictorio; ya que, en estos dos casos, la actuación del deudor se
posterga al final del proceso.

Los procesos documentales y limitados deben ser los adoptados por ordenamientos jurídicos que
quieren implementar la tradición monitoria, tal es el caso de los países latinoamericanos, que
incorporan un número importante de dificultades a la hora de llevar adelante tal consigna y señala
que los principales problemas de la implementación del proceso monitorio en ordenamientos
jurídicos de tradición no monitoria son:

La tradición jurídica se caracteriza por ser de un marcado tinte rígido respecto al formalismo de
títulos ejecutivos y un control exigente en relación con la admisibilidad de estos en los procesos
de la misma naturaleza. debido a esta tradición ejecutiva, en los estados de esta índole se dan los
fenómenos de congestión judicial y oportunidades del deudor para evitar el cobro de la deuda.

La adopción del proceso monitorio como un requerimiento previo al proceso ejecutivo y una
herramienta de descongestión, y por esta razón la adopción de la técnica monitoria en países
como Colombia debe realizarse de una manera juiciosa donde el proceso monitorio puede actuar
como mecanismo de mejora en relación a la justicia con el fin de lograr una sincronización
efectiva con otros mecanismos judiciales como el proceso ejecutivo, el proceso a fin de que la
institución no se confunda con otra de similar naturaleza, como el reconocimiento de créditos ni
se convierta en una figura de abuso del derecho por ejemplo, por el desconocimiento del debido
proceso o en el peor de los casos, un requisito previo para acceder a otras acciones.

Debido a esto antes de abordar el proceso monitorio en Colombia detenerse sobre las
características o aspectos esenciales del mismo, a fin de conocer cuál es el marco jurídico preciso
para interpretar la figura introducida por el CGP.

Lo primero que debemos señalar es que la figura monitoria no puede ser adoptada como una
simple oportunidad de mejora respecto a la falencia de la administración de justicia colombiana.
9

es precisamente respecto al conocimiento de la finalidad del proceso monitorio que radica la


importancia de su implementación, la técnica monitoria fundamentalmente busca la tutela judicial
efectiva del derecho de crédito.

 Proceso monitorio en Colombia

El proceso monitorio fue introducido a Colombia mediante el CGP, ley 1564 de 2012 regulado
por los artículos 419 a 421 del mencionado código, en el acápite de los procesos declarativos y
especiales.

Con este proceso se busca que el juez reconozca la existencia de un derecho de crédito e imponga
para el demandado, el cumplimiento de la obligación o la prestación. y en Colombia se introduce
esta figura al ser más evidente que los postulados de tutela efectiva y plazo razonable, siendo así
el juez deberá verificar el cabal cumplimiento de las disposiciones legales y la existencia de los
documentos en la demanda que permitan observar la existencia de una obligación contractual
adeudada.

En Colombia el Código General del Proceso regula de manera expresa el proceso monitorio en
los artículos 419 a 421, como herramienta al servicio de los acreedores que pretendan exigir el
pago de una obligación en dinero, de naturaleza contractual, determinada y exigible que sea de
mínima cuantía, bien sea aportando o no en la demanda documentos como soporte de la
obligación.

Una de las garantías que se dan a las personas demandadas por este tipo de procesos en el marco
jurídico colombiano es un tema ampliamente debatido tanto como en la dotrinas como en las
demandas que han instaurado en la entrada en vigencia de la ley 1564 de 2012, Código General
del Proceso, en base a esto se analiza la forma en que el Estado colombiano ha evolucionado para
garantizar el derecho de igualdad al presunto deudor y para facilitar el acceso a la justicia por
procesos de mínima cuantía.

Teniendo en cuenta que existe un sistema judicial mixto de proceso monitorio, por lo tanto, en el
proceso monitorio documental se exige un documento que justifique la deuda o la obligación
contractual para que el juez profiera el requerimiento de pago contra del deudor, teniendo en
cuenta que debe cumplir con los requisitos expuesto en el artículo 4120 del Código General del
10

Proceso, cabe resaltar que se autoriza al juez para que pueda reclamar el documento, si el deudor
manifiesta tenerlo.

En Colombia la justicia desde hace décadas enfrenta una crisis general, originada por la
congestión en los despachos judiciales, la demora en la impartición de justicia y la falta de
confianza del ciudadano hacia las instituciones judiciales por los diversos problemas de
corrupción que han estado presente en la justicia de nuestro país.

 Características

Las características del proceso monitorio consisten en que permite distinguirlo de otros tipos de
proceso. los aspectos más sobresalientes del proceso monitorio pueden resumir de la siguiente
manera.

 En el proceso monitorio no es procedente la formulación de la demanda de


reconvención por disposición legal y es lógico porque el demandado puede alegar
dentro de su oposición la compensación, por ejemplo, entre otros modos de extinción
de las obligaciones.
 Se está frente a un proceso donde se invierte la carga del contradictorio, de manera que
el demandado es quien iniciara o no el enfrentamiento, y de oponerse a la demanda se
iniciara un verbal sumario.
 El proceso monitorio es facultativo para la parte demandante, pues no es forzoso
iniciar este tipo de proceso, pues si así lo desea, podrá iniciar un verbal sumario para
que se declare la existencia de la obligación.
 Es pertinente indicar que en el proceso monitorio el demandante puede solicitar
medidas preventivas, sin discutir en este lugar, acerca de la naturaleza del proceso 17
monitorio, si se trata de un proceso de cognición o ejecutivo, simplemente señalamos
que en algunas legislaciones, como la venezolana y la nuestra, es posible que el
demandante solicite medidas preventivas, más no cautelares, pues éstas últimas tendrán
cabida una vez el juez profiera la sentencia mediante la cual se ordene al demandado
pagar.

 El proceso monitorio: aspectos legales


11

El proceso monitorio fue introducido a Colombia mediante la expedición del Código General del
Proceso, ley 1564 de 2012 el cual lo regula en sus artículos 419, 420 y 421 clasificándolo como
un proceso declarativo y especial, cuyo contenido es el siguiente: artículo 419. procedencia.
quien pretenda el pago de una obligación en dinero, de naturaleza contractual, determinada y
exigible que sea de mínima cuantía, podrá promover proceso monitorio con sujeción a las
disposiciones de este capítulo. artículo 420. contenido de la demanda. el proceso monitorio se
promoverá por medio de demanda que contendrá: 1. la designación del juez a quien se dirige. 2.
el nombre y domicilio del demandante y del demandado y, en su caso, de sus representantes y
apoderados. 3. la pretensión de pago expresada con precisión y claridad. 4. los hechos que sirven
de fundamento a las pretensiones, debidamente determinados, clasificados y numerados, con la
información sobre el origen contractual de la deuda, su monto exacto y sus componentes. 34 5. la
manifestación clara y precisa de que el pago de la suma adeudada no depende del cumplimiento
de una contraprestación a cargo del acreedor. 6. las pruebas que se pretenda hacer valer, incluidas
las solicitadas para el evento de que el demandado se oponga. el demandante deberá aportar con
la demanda los documentos de la obligación contractual adeudada que se encuentren en su poder.
cuando no los tenga, deberá señalar dónde están o manifestar bajo juramento que se entiende
prestado con la presentación de la demanda, que no existen soportes documentales. 41 8. los
anexos pertinentes previstos en la parte general de este código.

Parágrafo. El Consejo Superior de la Judicatura elaborará formato para formular la demanda y su


contestación. artículo 421. trámite. si la demanda cumple los requisitos, el juez ordenará requerir
al deudor para que en el plazo de diez (10) días pague o exponga en la contestación de la
demanda las razones concretas que le sirven de sustento para negar total o parcialmente 1a deuda
reclamada. el auto que contiene el requerimiento de pago no admite recursos y se notificará
personalmente al deudor, con la advertencia de que, si no paga o no justifica su renuencia, se
dictará sentencia que tampoco admite recursos y constituye cosa juzgada, en la cual se le
condenará al pago del monto reclamado, de los intereses causados y de los que se causen hasta la
cancelación de 1a deuda. si el deudor satisface la obligación en la forma señalada, se declarará
terminado el proceso por pago. si el deudor notificado no comparece, se dictará la sentencia a que
se refiere este artículo y se proseguirá la ejecución 35 de conformidad con lo previsto en el
artículo 306. esta misma sentencia se dictará en caso de oposición parcial, si el demandante
solicita que se prosiga la ejecución por la parte no objetada. en este evento, por la parte objetada
12

se procederá como dispone el inciso siguiente. si dentro de la oportunidad señalada en el inciso


primero el demandado contesta con explicación de las razones por las que considera no deber en
todo o en parte, para lo cual deberá aportar las pruebas en que se sustenta su oposición, el asunto
se resolverá por los trámites del proceso verbal sumario y el juez dictará auto citando a la
audiencia del artículo 392 previo traslado al demandante por cinco (5) días para que pida pruebas
adicionales. si el deudor se opone infundadamente y es condenado, se le impondrá una multa del
diez por ciento (10%) del valor de la deuda a favor del acreedor. si el demandado resulta
absuelto, la multa se impondrá al acreedor. parágrafo. en este proceso no se admitirá intervención
de terceros, excepciones previas reconvención, el emplazamiento del demandado, ni el
nombramiento de curador ad litem. podrán 42 practicarse las medidas cautelares previstas para
los demás procesos declarativos. dictada la sentencia a favor del acreedor, proceden las medidas
cautelares propias de los procesos ejecutivos.”. lo primero que debemos resaltar es que el
legislador al catalogar al proceso monitorio como declarativo acertó, pues es precisamente esto lo
que se busca, que el juez reconozca la existencia de un crédito o derecho monetario a favor del
acreedor y en contra del deudor, e imponga a este ultimo la obligación de cumplir con la
obligación. 36 el monitorio es un proceso de carácter especial y naturaleza mixta, pues puede
decirse que se encuentra a medio camino de ser un procedimiento declarativo y ejecutivo. en el
Código General del Proceso podemos encontrar su regulación en los artículos 419, 420 y 421.
esta escasa regulación puede inducir al ciudadano común a pensar que se trata de un proceso
sencillo, sin mayores complicaciones. la mayor parte se sentirá inclinada a creer que, si el
legislador le ha dedicado tan pocos artículos, debe ser porque se trata de algo simple. sin
embargo, desde este primer momento se recomienda que nadie se deje engañar por este hecho.
según se profundiza en su estudio, poco a poco se va adquiriendo conciencia que el proceso
monitorio esconde más de una curiosidad y, en algunos casos, más de una complicación, tal y
como podremos apreciar en epígrafes sucesivos.

 Elementos esenciales

Teniendo en cuenta lo expuesto esto permiten distinguir algunos elementos característicos de esta
figura jurídica, los cuales resultan inherentes y fundamentales, y a su vez terminan delimitando la
naturaleza del proceso monitorio, tanto como sustancial como procedimentalmente. la corte
constitucional de Colombia, en sentencia c-095-17 de fecha 15 de febrero de 2017, con
13

magistrado ponente Alberto rojas ríos, hace referencia al proceso monitorio como un proceso
cuya modalidad es pura, por medio del cual se logra la tutela judicial efectiva y el acceso
eficiente a la administración de justicia.

el proceso monitorio puro y documental una vez definido el proceso monitorio, debemos
referirnos a los dos modelos tradicionales del proceso monitorio que se han conocido
(calamadrei, 1953, p. 241): a) el documental: es aquel que exige “que los hechos constitutivos del
crédito sean probados mediante documentos” (calamandrei, 1953, p. 38), los que deben anexarse
a la petición monitoria. en Uruguay se le denomina “justificado” (vieira, 1988, p.10), y se le
atribuye como característica el que los “fundamentos del actor estén respaldados por prueba
escrita” (restovich, 2001, p. 384). y, b) el puro (calamandrei, p. 242): a diferencia del anterior,
este no requiere del aporte de prueba de la existencia de la deuda, pues basta “la simple 70
afirmación unilateral y no probada del acreedor” (ibid, p.33) para que el juez dicte el mandato de
pago. se distinguen, además, por el hecho de que, presentada la oposición en el proceso monitorio
puro, finaliza la actuación; mientras que, en el proceso monitorio documental, con la oposición se
da inicio a una fase declarativa.

 Naturaleza del proceso monitorio si bien el proceso monitorio se define como un


proceso especial que se emplea para procurar el amparo de un crédito de una forma
lapidad y efectiva, corresponde determinar su naturaleza en el sentido de si él
trasciende su finalidad, que bien puede ser lograda por una forma existente, o si, por el
contrario, presenta una esencia distinta.

 “El proceso monitorio se promoverá por medio de demanda que contendrá


 La designación del juez a quien se dirige. 2. el nombre y domicilio del demandante y
del demandado y, en su caso, de sus representantes y apoderados.
 La pretensión de pago expresada con precisión y claridad. 4. los hechos que sirven de
fundamento a las pretensiones, debidamente determinados, clasificados y numerados,
con la información sobre el origen contractual de la deuda, su monto exacto y sus
componentes.
 La manifestación clara y precisa de que el pago de la suma adeudada no depende del
cumplimiento de una contraprestación a cargo del acreedor.
14

 Las pruebas que se pretenda hacer valer, incluidas las solicitadas para el evento de que
el demandado se oponga.
 El demandante deberá aportar con la demanda los documentos de la obligación
contractual adeudada que se encuentren en su poder.

Cuando no los tenga, deberá señalar 75 dónde están o manifestar bajo juramento que se entiende
prestado con la presentación de la demanda, que no existen soportes documentales.

 El lugar y las direcciones físicas y electrónicas donde el demandado recibirá


notificaciones.
 Los anexos pertinentes previstos en la parte general de este código. parágrafo. el
consejo superior de la judicatura elaborará formato para formular la demanda y su
contestación”.

 Titulo ejecutivo

Ha sido coincidente la doctrina tradicional en que el proceso monitorio genera un título ejecutivo
en la medida que contiene un mandato de pago, representado en la orden de cancelar una suma
líquida de dinero o de entregar cosa fungible.

Esto es, finaliza la fase de cognición e inicia la de ejecución forzada mediante un proceso
ejecutivo autónomo (calamandrei, p.21). no obstante, la distinción entre fase ejecutiva y
declarativa no están simple como parece. son diversas las opiniones que surgen para que tenga
eficacia ejecutiva el mandato de pago: que en caso de falta o rechazo de la oposición la orden
inicial de pago se constituye de pleno derecho en un título ejecutivo y por lo tanto no hay
sentencia; que el juez debe dictar una nueva providencia convirtiendo el mandato de pago en
ejecutivo; o, que el juez debe proferir sentencia decretando la preclusión del derecho a oponerse.

Por consiguiente, se hace necesario dilucidar: i) cuál es el título ejecutivo: si el mandato de pago
inicial o la providencia posterior (de exigirse); ii) el momento en que nace el título 100 ejecutivo:
una vez transcurra el plazo concedido al demandado, o cuando se surta la actuación judicial
posterior (si se necesita); y, iii) las formalidades judiciales requeridas para el surgimiento del
título ejecutivo: auto, sentencia, simple constancia. (ibid) en este orden de ideas, siendo
coherentes con la noción clásica del proceso monitorio, consideramos que la mera providencia
15

que profiere el mandato de pago es, por sí sola, el título ejecutivo, la cual nace una vez vencido el
término otorgado al demandado.

 Los efectos de culminación del proceso monitorio. es importante examinar, aun en


forma breve, los efectos genérales que suscita la finalización del trámite monitorio.
estos son dos, básicamente:
 La cosa juzgada
 Las costas procesales.
 La multa
 Prohibiciones en el proceso monitorio.
 La intervención de tercero.
 Las excepciones previas
 La demanda de reconvención.
 El emplazamiento del demandado y el nombramiento de curador ad litem.
 Regulación normativa.

Es importante advertir en primer lugar que en Colombia y conforme lo establece el CGP en su


artículo 200, respecto a la citación de la parte a interrogatorio, el auto que decrete el
interrogatorio de parte extraprocesal deberá ser notificado personalmente y el de interrogatorio en
el curso del proceso se notificará en estrados o por estado, según sea el caso. así mismo el
artículo 165 del CGP, establece que es un medio de prueba – entre otros la declaración de parte.
de igual forma el artículo 184 del CGP manifiesta que: “quien pretenda demandar o tema que se
le demande podrá pedir, por una sola vez, que su presunta contraparte conteste el interrogatorio
que le formule sobre hechos que han de 127 ser materia del proceso. en la solicitud indicará
concretamente lo que pretenda probar y podrá anexar el cuestionario, sin perjuicio de que lo
sustituya total o parcialmente en la audiencia.” por su parte el artículo 78, en el capítulo quinto
del mismo código, en su numeral once señala como uno de los deberes de las partes y sus
apoderados: “comunicar a su representado el día y la hora que el juez haya fijado para
interrogatorio de parte, reconocimiento de documentos, inspección judicial o exhibición, en
general la de cualquier audiencia y el objeto de la misma, y darle a conocer de inmediato la
renuncia del poder. citar a los testigos cuya declaración haya sido decretada a instancia suya, por
cualquier medio eficaz, y allegar al expediente la prueba de la citación.”.
16

BIBLIOGRAFÍA

 https://repository.ucc.edu.co/bitstream/20.500.12494/8323/1/2019_proceso_monitorio
_civil.pdf
 Ley 1564 de 2012
 Artículos 419 CGP
 Articulo 421 CGP
 Sentencia c-159/16
 https://repository.ucatolica.edu.co/bitstream/10983/2635/1/universidad%20version
%20final.pdf

Tamayo Patiño, F.J. (2012). Las circunstancias de agravación punitiva en el derecho penal

colombiano, aproximaciones a una fundamentación. (Tesis de Maestría). Universidad

Eafit, pp. 1-62. Recuperado de:

https://repository.eafit.edu.co/bitstream/handle/10784/675/FranciscoJavier_TamayoPati

%F1o_2012.pdf;jsessionid=EAA4DB04BBEBC3F6BA51CF6B09A566B8?sequence=1

Decreto 960 de 1970. (20 junio de 1970). Presidente de la República. Diario oficial No. 33118.

http://tramites1.suit.gov.co/registro-web/suit_descargar_archivo?A=47490
17

Sentencia C-216 de 1994. (1994, 28 abril). Corte Constitucional. (Vladimiro Naranjo, M.P).

https://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/1994/C-216-94.htm#:~:text=La

%20administraci%C3%B3n%20p%C3%BAblica%20no%20se,impuesto%20por%20la

%20normatividad%20jur%C3%ADdica.

También podría gustarte