Está en la página 1de 4

¡Infinita y Magna Presencia, Principio Omniabarcante de la

Vida! ¡Te alabamos y te damos gracias por Tu maravillosa


Actividad a través del ser externo

¡Infinita y Omnipresente Presencia, Poderoso Maestro


dentro de cada ser humano! Reconocemos y aceptamos Tu
Plena Presencia manifiesta dentro de dichas formas humanas
y dentro de la forma humana de todo individuo que ha
emanado de Dios. Te alabamos y te damos gracias por
finalmente habernos hecho conscientes de esta Magna
Presencia a Quien podemos volvernos y en Quien reconocer la
Plenitud de la Actividad de Dios, el “YO SOY” de todas las
cosas.

<<”YO SOY” la Luz del mundo; el que me sigue, no andará


en tinieblas

el “YO SOY” --- la Presencia Activa de Dios en ustedes---


es su habilidad indefectible para recibir, aceptar y aplicar
ilimitadamente la Instrucción que se les está dando junto con
la Radiación que le acompaña ---la cual permitirá ahora a ciertos
Estudiantes comprender estas sencillas, si bien poderosas,
Afirmaciones de la Verdad, para su propia Bendición y
Liberación.

<<”YO SOY” LA GRAN OPULENCIA DE DIOS HECHA


VISIBLE EN MI USO AHORA Y CONTINUAMENTE>>.
Esta Gran Opulencia es el derecho natal del cual puede
disponer todo aquel que vuelva su atención al “YO SOY” ---el
Principio Activo de Dios eternamente dentro de sí--- como la
Única Fuente de Vida Activa, Inteligencia y Opulencia.
Si el hombre volviera su atención hacia el <<Poderoso “YO
SOY”>>, en su interior, sabiendo que Dios es toda Perfección, y
que las apariencias externas no son más que la creación del
hombre --- producto de la mala utilización del Poder de Dios ---,
vería inmediatamente que si medita con sinceridad y acepta la
Perfección de Dios, haría que se manifestara en su Vida y
experiencia esa misma Magna Perfección.
Te alabamos y te damos gracias por habernos
concientizado de Tu Magna y Activa Presencia en todo
momento, y que al reconocerte conscientemente, nos has
cambiado por siempre la mente y el cuerpo con Tu Pura
Presencia.
Utilicen la siguiente Afirmación: <<”YO SOY” la
actividad realizada y el poder sostenedor de toda cosa
constructiva que yo desee>> Úsenla como una afirmación
general, ya que el poder sostenedor está en todo lo que existe.
<<”YO SOY” aquí y “YO SOY” allí>>
La humanidad debería saber y hacérsele caer en la cuenta
de que una, otra y aún otra vez los habitantes de las ciudades
atraviesan la llamada “muerte”, y reencarnan en el mismo
lugar, a causa de haber conformado apegos que los atraen de
nuevo al mismo ambiente. Todo Estudiante que tenga que
reencarnar debería decretar que “la próxima vez naceré en el
seno de una familia de Gran Luz”. Esto permitiría que su
progreso fuera mucho más rápido.)
BENDICIÓN
¡Poderosos Seres de la Ciudad Dorada! Glorificados
estamos en Su
Maravillosa Radiación. Privilegiados somos de poder utilizar
Sus Grandes Rayos.
Benditos somos en el reconocimiento consciente de Su
Magna Presencia. Envuélvanos por siempre en Su Luz
Trascendente.

Yo deseo …………….. En armonía para todo el mundo y de


acuerdo con la voluntad divina. Bajo la Gracia y de manera
perfecta. Gracias Padre que ya me oíste

Pide así: "Padre, dame a mí y a toda la humanidad, todas


las maravillas de tu Reino" y ahora haz tu lista.

Yo no tengo miedo. No quiero el temor. Dios es amor y en toda


la Creación no hay nada a qué temer; Yo tengo fe. Quiero sentir
fe".
. "Conoced la verdad y ella os hará libres".
Frente a una enfermedad propia o ajena:
No acepto esta apariencia ni para mí ni para nadie. YO SOY
Vida, en ti, en mí, en todo el mundo. Gracias, Padre, que me
has oído.
(Repite esta afirmación cada vez que te venga a la mente el
caso que te obligó a expresarla).
En todo caso de temor:
No acepto el temor. Dios es Amor. YO SOY SU HIJO, YO SOY
AMOR. Hecho de Amor, por Amor. Gracias Padre que me has
oído.
En todo caso de tristeza propia o ajena:
No acepto esto. Yo soy la Alegría. Yo Soy la Dicha. (Comienza a
enumerar todo lo bueno que tienes). Gracias Padre.
Frente a toda manifestación de escasez:
No acepto esta apariencia. Mi mundo contiene todo. YO SOY la
Abundancia de todo. Gracias, Padre, que el día de hoy todo está
cubierto.
Frente a todo lo que contraría la Paz mundial o particular:
No acepto esta apariencia de conflicto. YO SOY la Paz, la
Armonía, el Orden. Todos somos UNO SOLO. Perdónalos Padre
que no saben lo que hacen. Yo perdono y me perdono. Gracias
Padre que me has oído y siempre me oyes.