Está en la página 1de 6

Concepto de ISO

Todos los procesos que intervienen en este complejo sustentan las bases de la
musicoterapia.

Sector A: Todos los sonidos de la biosfera, que generan los fenómenos energéticos del
cosmos y universo. Elementos productores de estímulos sonoros.

Sector B: Estímulos sonoros; silencio, percepción interna (latidos, ruidos intestinales,


movimientos musculares), los sonidos rítmicos, melódicos, armónicos, ultrasonidos,
infrasonidos. Sonidos regresivos genéticos. Otros estímulos como ser, olores,texturas,
temperatura,color, espacio, asociados a estímulos no verbales.

Sector C: Toma cuatro sistemas de percepción; auditivo, percepción interna, táctil y visual.

Sector D: Sistema nervioso con sus cuatros niveles: el cerebro, el tálamo, el bulbo y la
médula. A esto se le agrega la interrelación con el sistema endocrino a través de las vías
tálamo- hipofisarias y con el sistema vago-simpático en sus conexiones con la médula y el
bulbo.

Sector E: Respuestas motriz, emotiva, orgánica, de comunicación, de conducta que llevará


a cerrar el círculo del complejo. Desde este sector se pueden observar los procesos de
comunicación hacia el otro.

Benenzon concibe la idea de que cada materia tiene dentro de sí la sustancia acústica que
la originó. En el ser humano esa sustancia acústica adopta la característica de identidad
sonora, a la que llama ISO y lleva implícita el origen del universo.

El “complejo sonido-ser-humano sonido” se propone un objeto de estudio e investigación


claro como patrimonio exclusivo de la musicoterapia tendiente a buscar los métodos
diagnósticos y sus efectos terapéuticos.

ISO, matriz de la comunicación no verbal (MCN) , objeto intermediario, objeto integrador,


espacio vincular, tiempo terapéutico, distancia óptima, memoria no verbal, memoria arcaica,
fenómeno totémico, ritual y caos.
Podría representarse como “una gran cebolla espiralada”, en cuya primera capa se
encuentra el ISO universal y el ISO gestáltico.
Luego el sujeto y el otro con sus recíprocas expresiones no verbales estimulan la formación
de las capas siguientes.
La tercera capa está formada por el ISO cultural, al cual se agregará el ISO
complementario. Desde allí el ISO en interacción rodeado de capas superpuestas y
espiraladas, posibilitará la conformación de los ISO grupal, ISO familiar, ISO ambiental, ISO
comunitario, ISO transcultural. Englobando todos se encuentra el ISO universal, que da
lugar nuevamente a los demás.
ISO grupal: es un sistema de energías que aparecen en determinados momentos de la
interacción de un grupo, se establece en el pre-consciente de los sujetos y permanece de
forma latente hasta el momento en que las energías que provienen del conjunto de
individuos impactan en él.
Esta identidad es cambiante y se forma en un momento dado la raíz de las energías de los
ISO gestálticos, universales y culturales de un número de individuos que comparten los
mismos objetos intermediarios, las mismas circunstancias y utilizan canales de
comunicación semejantes.

Benenzon señala que los estímulos sensoriales en general y los sonoros en


particular pueden desencadenar expresiones neurofisiológicas y psicológicas que
permiten ofrecer un mayor conocimiento de su funcionamiento. Afirma que dentro de
un contexto no-verbal pueden lograrse efectos terapéuticos, por ej. en el caso con
niños autistas donde se logra desestructurar “ quistes de comunicación” entre el niño
y su familia. Un ejemplo de efectos de psicoprofilácticos que ofrece el autor son los
que se pueden lograr con técnicas de musicoterapia durante el período de
gestación, mejorando la comunicación entre la madre y el feto.

Los efectos de rehabilitación en el uso de técnicas de MT, por ej en discapacitados


motores para quienes puede trabajarse en adaptaciones de objetos sonoros o
instrumentos musicales, creando canales de comunicación entre ellos y el mundo
externo.

El sonido y la música conducen a estados regresivos.

El accionar más importante desde este modelo es abrir canales de comunicación.


Benenzon señala que los estímulos sensoriales en general y los sonoros en
particular pueden desencadenar expresiones neurofisiológicas y psicológicas que
permiten ofrecer un mayor conocimiento de su funcionamiento. Afirma que dentro de
un contexto no-verbal pueden lograrse efectos terapéuticos, por ej en el caso con
niños autistas donde se logra desestructurar “ quistes de comunicación” entre el niño
y su familia.

Un ejemplo de efectos de psicoprofilácticos que ofrece el autor son los que se


pueden lograr con técnicas de musicoterapia durante el período de gestación,
mejorando la comunicación entre la madre y el feto.

Los efectos de rehabilitación en el uso de técnicas de MT, por ej en discapacitados


motores para quienes puede trabajarse en adaptaciones de objetos sonoros o
instrumentos musicales, creando canales de comunicación entre ellos y el mundo
externo.

El sonido y la música conducen a estados regresivos.

El accionar más importante desde este modelo es abrir canales de comunicación.

Gabinete de musicoterapia

El gabinete de Musicoterapia requiere de buena ventilación e iluminación. Es


importante que esté aislada acústicamente. Las dimensiones ideales son de 5x5 metros
aprox. Sus paredes deben lucir sin objetos decorativos, ni colores llamativos. Los pisos de
preferencia de madera. Deberá tener dos armarios empotrados para instrumentos y equipos
de audio.

Clasificación instrumental:

Orden evolutivo: corporal,natural,cotidiano, creado,musical,folclórico,primitivo,electrónico.

Orden analítico-proyectivo: fetales,maternal-vaginal,paternal-fálico,hermafroditas.

Orden como objeto intermediario: objeto enquistado,objeto defensivo, objeto catártico,objeto


intermediario corporal.

Metodología
Consta de dos partes:

1- Diagnóstica: Por medio de una ficha musicoterapéutica y una testificación del encuadre
no verbal, el objeto intermediario y el objeto integrador.

2- Sesiones de musicoterapia: donde se lleva adelante el trabajo activo del musicoterapeuta


y el paciente.

Ficha musicoterapéutica: es un interrogatorio donde se intenta rastrear la historia


sonoro musical del paciente. Se toman en consideración los fenómenos folclóricos
heredados de padres y abuelos, datos de sus vivencias sociales y gestacionales, y
las sonoro-musicales infantiles y actuales.

Testificación del encuadre no verbal: es una prolongación de la ficha


musicoterapéutica. Se pone al paciente frente a una serie de instrumentos de
percusión y algunos melódicos para ver cómo se comunica a través de ellos. Esto
permite observar las posibilidades de comunicación no verbal del paciente, dará
cuenta de del instrumento que servirá como objeto intermediario y objeto integrador,
así como también formular hipótesis respecto al ISO del paciente.

Instrumentos a utilizar: una guitarra(apoyada), un bombo, timbal con dos baquetas,


un bongó o tumbadora, un gong o platillo.

Sobre una mesa: toc toc, claves, chinchines, triángulos, caja china, pandereta, aro
con sonaja, castañuelas, maracas, raspador. Puede haber también: una flauta dulce,
un metalófono, xilófono o sistro.

Es muy importante: mientras dure la testificación deberán estar siempre los mismos
instrumentos que permita que el musicoterapeuta pueda observar al paciente en cómo los
toma, ubica y acciona.
Equipo de audio: se pasarán 4 registros grabados de 2 a 3 min de duración cada uno.
1)- un ritmo muy primitivo tipo binario: latido cardíaco o de alguna tribu
2)- una melodía aleatoria de un ritmo muy difuso o distorsionado
3)- un fragmento armónico
4)- un fragmento de música electrónica
La testificación mostrará las reacciones del paciente frente a los instrumentos y grabaciones
y se expresará por diversas vías (corporal, gestual, instrumental).

La sesión de musicoterapia es la parte activa y terapéutica del tratamiento. Pueden ser


individuales o grupales ( no más de 6).
El musicoterapeuta deberá poner en acción todas las estrategias que posibiliten la apertura
de canales de comunicación no verbales como objetivo central.

La sesión de musicoterapia lleva 3 etapas:

1- Caldeamiento y catarsis: es el conjunto de procedimientos que preparan al organismo


para entrar en acción.

La catarsis: es una descarga tensional simultánea al caldeamiento.

2 - Percepción y observación del encuadre no verbal: aquí el musicoterapeuta elabora


una hipótesis del ISO.

3 - Diálogo sonoro: es el momento en que se logra vivenciar las representaciones


inconscientes que aportarán una riqueza del conocimiento del paciente.

Abordaje musicoterapéutico

Consejos importantes:

Usar una vestimenta cómoda y calzado fácil de ser descalzado.

Realizar una buena elección de instrumentos musicales, además de usar el propio


cuerpo como instrumento musical. Llevar a cabo las consignas a través de un
sistema no verbal (pueden ser cantadas o sonorizadas).

Es aconsejable esperar momentos clave en el tratamiento , para agregar nuevos


instrumentos.

Cuando el tratamiento está por finalizar: intensificar la verbalización, las consignas


deberán ser cada vez más directivas y se incorporarán instrumentos más
estructurados e intelectuales, ej: piano.