Está en la página 1de 4

Vol. 1 Nº 1 págs. 123-126.

2003
https://doi.org/10.25145/j.pasos.2003.01.026
www.pasosonline.org

Reseñas de publicaciones

Host and Guests Revisited: Tourism Issues of the 21 st Century.


Smith, Valene & Brent, Maryann (Eds.). New York: Cognizant Communication. 2001.
ISBN 1-882345-28-2 (Hard bound.) ― 1-882345-29-0 (pbk.)

Beatriz Martín de la Rosa

En 1977 se edita por primera vez Host papel del turismo en nuestras vidas” (xv).
and Guests. The Anthropology of Tourism, Objetivo nada desdeñable, si tenemos en
fruto del primer congreso nacional sobre cuenta la dimensión actual del turismo; en
turismo organizado por la Asociación Ame- 1999 el número de desplazamientos ascen-
ricana de Antropología (A.A.A.) y celebrado dió a 663 millones y se estima que para el
en ciudad de México. El turismo comenzaba 2010 no sólo se registre un billón de despla-
a ser un tema central y una preocupación zamientos, sino también que 1 de cada 11
para los antropólogos, y por supuesto, tam- empleos se derive directamente del turis-
bién se configuraba como una importante mo.
industria con una fuerza económica vital El libro está dividido en seis cuerpos
para muchos países en vías de desarrollo. diferentes con una misma estructura. Ini-
Una nueva edición someramente revisada cialmente se presenta una revisión teórica
vio la luz en 1989 y ahora, veinticinco años a cargo de Smith sobre aspectos del turismo
después del congreso, acaecidas numerosas que necesitan ser “revisados”, y que según
modificaciones socioculturales, económicas, criterios de los editores son centrales para
políticas y del sistema turístico, Valene el estudio de turismo (naturaleza del tu-
Smith y Maryann Brent editan Hosts and rismo, impactos, sostenibilidad). A conti-
Guests Revisited: Tourism Issues of the 21 nuación se plantean diferentes estudios de
st Century, mostrando el esfuerzo de mu- caso, realizados por un variado número de
chos investigadores por comprender y ana- investigadores (Pi -Sunyers, Urbanowicz,
lizar el turismo. Brent, Swain, Sofield, Wallace, etc...) en
Un primer aspecto señalado en el prefa- los que se analiza el problema desde la rea-
cio del libro refleja que en la actualidad las lidad de un destino o un lugar concreto
investigaciones sobre turismo constituyen (Filipinas, Zimbabwe, Gran Canaria, Méxi-
un sólido cuerpo teórico avalado por más de co, Las Vegas, Turquía, Los fiordos de No-
415 universidades en las que se imparten ruega, Katmandu...).
enseñanzas sobre turismo, por más de El sugerente título De la edad de Piedra
1.200 investigadores y por la amplia canti- a Star Trek intenta reflejar la evolución, los
dad de revistas que se editan. No se trata cambios experimentados, en los estudios
de una frivolidad, sino todo lo contrario, sobre el turismo. Obviamente, el turismo
una odisea empeñada “en comprender el sigue asociado a tiempo de ocio o disfrute, a

© PASOS. Revista de Turismo y Patrimonio Cultural. ISSN 1695-7121


124 Host and Guests Revisited

la disponibilidad de ingresos y a una valo- flexión teórica la importancia que tiene


ración social positiva. Pero, más allá de los conocer el porqué del viaje y la elección de
enfoques desarrollados en las décadas ante- uno u otro destino de cara a la planificación
riores, en la actualidad cualquier análisis y gestión del turismo. Las motivaciones de
de la actividad turística debe tener en los turistas pueden ser abordadas desde
cuenta tres factores cotidianos en nuestra diferentes perspectivas de análisis, descrip-
sociedad: el consumismo, la globalización y tiva, psicológica y cuantitativa. Pero, sin
el urbanismo. Sin la consideración de estos duda, lo más relevante es cómo la ya clásica
tres hechos cualquier acercamiento a la clasificación del turismo que aportó en 1977
realidad turística arrojaría unos resultados (exploradores, elite, excéntricos, inusuales,
bastante parciales y sesgados. masa incipiente y masa) se adapta a los
El turismo es una forma de consumo no nuevos tiempos. Ajustándose a los términos
directamente asociada a la adquisición de acuñados por el mercado, la analista del
bienes (aunque en un viaje se adquieran turismo nos ofrece una tipología que conju-
“bienes”), sino de aquel relacionado con el ga motivaciones y comportamientos: viaje
placer y la diversión. El ocio sin el consumo de aventuras, aventura suave, excéntrico,
no es concebible. De igual modo, en un interesados en un tipo especial de rutas,
“mundo globalizado”, anfitriones e invita- masa, y chárter. Además de añadir como
dos “anhelan” estilos de vida parecidos, al categorías en auge los viajes de negocio o
menos en cuanto a comodidades se refieren. convenciones, viajes como incentivos y via-
La globalización homogeneiza de cierto jes como peregrinaje.
modo los deseos y necesidades, transmi- En este capítulo se presentan varios
tiendo la apariencia de que “todos somos estudios de caso en los que se incide en
más o menos iguales”, pero al mismo tiem- cómo ha afectado el turismo en las “pobla-
po genera fuertes movimientos de naciona- ciones locales o residentes”. Cabe destacar
lismo, localismo. Es decir, globalización y por sus aportaciones novedosas el artículo
“localización” son dos caras de una misma de Charles Urbanowicz. Centrado en el
moneda. Todo esto transcurre mientras se caso del turismo vinculado a los casinos en
nos recuerda, y el turismo resulta en estos Estados Unidos, se estudian las causas y
caso una herramienta bastante eficaz, que las principales consecuencias que se deri-
la riqueza de unos se deriva de la pobreza van de este tipo actividad. Oferta de ocio
de los otros y que lo más importante para nada irrisoria, si tenemos en cuenta un 7%
los turistas no es que los otros sean pobres, de los viajes realizados por estadounidenses
sino que muestren su diferencia y autenti- tiene como objetivo central el juego en casi-
cidad. Por último, cada día vivimos más en nos, o lo que es lo mismo un total de 72´8
ciudades o en mega-ciudades, que genera millones de personas en el años 2000 (55).
unos hábitos de vida, y por tanto unos hábi- El segundo lugar señalar el estudio de caso
tos de ocio y un tipo de turismo específico1. realizado por Tom Selänniemi sobre el tu-
Para finalizar esta primera sesión (la rismo finlandés en Playa de Inglés (Gran
única que no cuenta específicamente con Canaria). Su análisis resulta interesante
estudios de caso) se presentan dos artícu- porque aporta claves para entender el éxito
los. El primero, de Jafar Safari, expone un del turismo de masas, tan denostado en la
análisis de la evolución de los estudios so- actualidad. A los finlandeses que visitan
bre el turismo sin aportar ninguna novedad esta región les interesa muy poco saber
respecto a sus contribuciones anteriores. dónde están, para ellos es suficiente con
En el otro artículo, Nelson Graburn realiza pasar unos días “en el sur”, lejos de su in-
una interesante revisión de su clásico acer- vierno y relacionarse con el resto de compa-
camiento al turismo como ritual, que parti- triotas que hay en la zona. La tan mitifica-
cipando al lector de las claves básicas para da autenticidad del destino no es ni siquie-
entender las motivaciones de los turistas y ra cuestionada y simplemente es reempla-
la experiencia turística. Variables vitales zada por una “experiencia satisfactoria”
para la planificación y gestión de los desti- que desean repetir el próximo año. Ésta se
nos turísticos. reduce a playa, sol, centros comerciales en
En la segunda sesión, Naturaleza del los que adquirir sus productos (en especial
turismo, Smith retoma de nuevo en su re- el café), la casa de Finlandia como lugar de
Beatriz Martín de la Rosa 125

encuentro con compatriotas (e incluso veci- atractivo con un importante conjunto de


nos en su país) con los que compartir una ruinas “mayas”. Constatan los autores co-
cena finlandesa y un tiempo para el “ka- mo de las promesas de empleo y desarrollo
raoke”. Se trata de turistas con un bajo para la población local (en su mayoría cam-
nivel cultural que, según el autor, se dife- pesinos de origen maya) se ha derivado una
rencian claramente de otros que prefieren realidad excluyente, un proceso al margen
otros tipos de destinos con material cultu- de la población maya. Parece ser un costo
ral diferente (Grecia, por ejemplo). La única que lamentablemente se repite con dema-
objeción a este estudio de caso es que no siada frecuencia, exclusión y empleo preca-
plantea cómo ha afectado y afecta este tipo rio. Un segundo estudio de caso a destacar
de turismo en el seno de la población resi- es el expuesto por Smith sobre el turismo
dente en la zona. Esta debilidad puede que en la isla de Boracay (Filipinas). Esta vez
sea consecuencia de la metodología utiliza- se muestra cómo un destino que comienza
da en su investigación, centrada en las con las perspectivas de convertirse en al-
aportaciones recogidas en los diarios de ternativo y sostenible, acaba por transfor-
viaje, realizados por finlandeses de vaca- marse en un destino turístico de masas,
ciones. Quizás con la aportación comple- centrado en satisfacer las demandas de un
mentaria del trabajo de campo en el área, número cada vez mayor de turistas proce-
la investigación se acercaría más a este dentes de los países asiáticos cercanos. Pa-
tema. ra terminar señalar una reflexión3 plan-
La tercera sesión Cambios e impactos se teada al final del artículo, “el gobierno es el
inicia con el debate sobre si el turismo es principal responsable de conducir el desa-
una plaga o, por el contrario, una bendi- rrollo hacía la sostenibilidad” (152).
ción. Los impactos del turismo son genera- El tema y problema de lo que se ha dado
dos por la incompatibilidad de filosofías en llamar turismo sostenible, “un construc-
entre la oferta (los locales consideran en to cultural o conjunto de ideas inspirados
líneas generales que cuanto más turismo en el concepto de mediambiente o verde”
mejor, bigger is better) y la demanda (turis- (188), es tratado en el siguiente capítulo.
tas que quieren exclusividad, playas priva- Después de más de 30 años de desarrollo
das, comodidades). Las consecuencias del turístico de masas, los años noventa signifi-
turismo aparecen recogidas en una gráfica caron la búsqueda de un turismo menos
en la que se sopesan aspectos positivos en consumidor de los recursos globales. Ahora
la economía, el medioambiente y la cultura, bien, no se trata únicamente de palabras o
frente a los aspectos negativos generados de buenas intenciones. Smith recalca lo
en las mismas áreas (110). Su utilidad de- complicado que pueden resultar este tipo de
rivada de su carácter sintético, resultando estrategias que precisan de un perfecto
de gran interés para futuros análisis. Otro conocimiento de la industria turística y de
aspecto interesante a señalar es que preci- las características propias de cada uno de
samente en las investigaciones, Smith los diferentes destinos, es decir, sus etno-
plantee que los datos obtenidos (en especial grafías (188). No se trata por tanto de una
los derivados del conocimiento de la pobla- receta universal aplicable a cualquier lu-
ción local) sean agrupados en cuatro gran- gar, en tanto que apostar por una gestión
des grupos según se refieran al hábitat (en sostenible del turismo implica planificar
sentido amplio), la historia, el patrimonio y desde el ámbito de lo local4. Uno de los
las artesanías2. Como ejemplo, aporta un aspectos básicos a señalar en los estudios
escueto análisis de los cambios acontecidos de caso que acompañan las reflexiones de la
entre los Kotzebue Inuit (ártico) clasifica- editora es la importancia que se le da a la
dos según estos cuatro campos temáticos. planificación y a la gestión. Sin la realiza-
La exposición de la editora se comple- ción de estas tareas, y en ocasiones a pesar
menta con el estudio de caso sobre el tu- de ellas, las diversas formas de turismo
rismo en Quintana Roo (Península de Yu- sostenible pueden verse abocadas a morir
catán) realizado por Oriol Pi-Sunyer, R. de éxito (Safaris en África donde casi son
Brooke Thomas y Magali Daltabuit. El ar- más los turistas que los animales). No obs-
tículo intenta reflejar el proceso evolutivo tante, para un acercamiento más crítico a
de esta región, que cuenta como principal la sostenibilidad, es necesario remitirnos a
126 Host and Guests Revisited

contribuciones realizadas por autores como ello no menos importante, recopilación bi-
Richard Butler o Brian Wheeler, y por su- bliográfica, que ofrece al estudioso las pau-
puesto el libro clásico de Cater y Lowman, tas básicas para moverse en el mundo, afor-
en el que se plantean además de importan- tunadamente, cada vez más desarrollado y
tes reflexiones teóricas, un detallado núme- complejo de las publicaciones sobre turis-
ro de estudios de caso. mo. No obstante, una objeción general es el
En la quinta sesión se plantea el pro- carácter demasiado ecléctico y descriptivo,
blema de los mediadores culturales (culture cómo se refleja en los objetivos iniciales,
brokers), personas capaces de mediar entre que impera en el conjunto de las contribu-
la demanda de los visitantes y la oferta de ciones. A veces no basta con señalar única-
los anfitriones. En un inicio se trataba de mente lo que ocurre. Puede que, en líneas
hombres o mujeres “marginales” mediado- generales, “perder la autenticidad cultural”
res culturales entre occidente y las socieda- sea considerado como una consecuencia
des indígenas. En la actualidad ese papel negativa del desarrollo turístico, pero tal
de mediadores es ocupado por distintos vez el ver transformados los elementos cul-
sectores implicados en el turismo, guías, turales en productos turísticos evidencie
agencias de viajes, gobiernos o agencias que la gente, los pueblos y culturas que
internacionales. Recordemos en este caso el sostienen tales productos, puedan llevar
papel central del Banco Mundial y del Fon- algo a sus despensas. El reto de compren-
do Monetario Internacional en el desarrollo der mejor el turismo está servido.
del turismo en numerosas regiones, y más
recientemente cabe señalar la incursión de
las organizaciones no gubernamentales en
el desarrollo de numerosos proyectos turís- NOTAS
ticos en países deprimidos.
Para finalizar, el texto nos plantea un 1
En el capítulo XVI Smith aborda este tipo de
capítulo para el mañana, Turismo en el consecuencias más detalladamente.
siglo XXI. De manera reflexiva y con argu- 2
mentos de peso se plantean las principales En inglés se trata de las 4 H’s (habitat, history,
heritage y handicrafts).
dimensiones y retos del turismo. Para Va-
lene Smith los aspectos críticos serían los 3
Reflexión de máxima actualidad en regiones como
vinculados a los aspectos económicos y de- Canarias, en las que desde el gobierno se está en
mográficos y su distribución global, los re- trámites de aprobar unas directrices de ordenación
cursos limitados (agua y energía principal- del territorio y del turismo, que “parecen” apostar
mente) y la conservación de entornos frági- por unas estrategias de desarrollo más sostenibles.
les. Pero no pueden obviarse una serie de 4
Objetivos que supuestamente intentan cumplir las
factores, como la guerra y el terrorismo, agendas 21, a las que Smith dedica un interesante
que podrán marcar seriamente el desarrollo (aunque descriptivo) apartado en este capítulo.
a medio plazo del turismo, como parece
confirmar el atentado contra las Torres
Gemelas, los atentados de octubre en la isla
de Bali, las numerosas guerras “étnicas” o
la que cada día parece más eminente gue-
rra contra los integrantes de lo que unos
llamaron “el eje del mal”.
El texto de Valene Smith y Maryann
Brent puede considerarse básico para todos
aquellos que desean comprender algo mejor
el turismo. Como la omnipresente primera
edición de Host and Guest, revitalizada
más que revisada con esta obra, se trata de
una síntesis completa y detallada de los
numerosos aspectos a tener en cuanta en
cualquier investigación. Puede considerarse
crucial la aportación de una extensa, y por