Está en la página 1de 8

LA TRANSFORMACIÓN DEL DISCÍPULO.

“y los haré” – Marcos 1:17

Objetivo: Que Dios nos transforme de acuerdo con Su voluntad.

Base Bíblica: Marcos 1:17

Versículo para Memorizar: Romanos 12:2


“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro
entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”

Introducción

(Llevar algo de comer) Saben algo interesante de la transformación es que una vez que cambia,
no puede regresar. Por ejemplo, ven lo que tengo en la mano, si yo le doy un mordisco, no existe
una forma en que pueda llegar como era antes. O podemos pensar en la transformación de la
mariposa, primero es un gusano, y luego una mariposa de la cual nunca puede regresar a ser la
misma.

La real academia dice que transformar es hacer cambiar de forma a alguien o algo. Google dice
que es hacer que algo o alguien cambie de forma o aspecto. Cada una de los significados que
buscaba, siempre el concepto es el mismo, cambiar una cosa en otra.

Saben aquí tengo dos cubos rubiks, me gustan los juegos de estrategia, no soy el más hábil con
ellos, pero realmente me gustan, porque con ellos se pueden ilustrar tantas cosas. Esta noche no
pretendo armarlos, para eso me contactan aparte, y para los que piensan, si, si los puedo armar.
Pero saben a simple vista se ven iguales, pero hay una diferencia entre cambiar y transformar,
cambiar es como cuando uno se levanta cada mañana, hoy me visto de esta manera, mañana me
visto de otra, hubo un cambio, claro, un cambio de ropa, puedo volver a ponerme lo mismo, claro
que si, pero lávenla primero. Pero transformación es algo que cambia, pero no podes regresar a
los mismo, a ver fíjense, este cubo lo podemos mover cuantas veces queramos, pero al final
siempre seguirá siendo un cubo. En cambio, este cubo mientras más lo movamos, más ira
cambiando. Y ya no será un cubo, ya ni se que forma es esto.

Ayer estuvimos viendo del camino del discípulo. El tema de hoy es la transformación del
discípulo. Veremos dos aspectos que hace una transformación en una persona. En primer lugar la
transformación produce un cambio. Un cambio de visión y un cambio de pensar, así que les pido
que busquen en sus Biblias y vamos a ir primero al libro de Hechos 26:12-18.

1. Produce un Cambio
a. Cambio de Visión (Hechos 26:12-18)
Dice de la siguiente manera.
12 Ocupado en esto, iba yo a Damasco con poderes y comisión de los principales
sacerdotes,
13 cuando a mediodía, oh rey, yendo por el camino, vi una luz del cielo que
sobrepasaba al resplandor del sol, la cual me rodeó a mí y a los que iban conmigo.
14 Y habiendo caído todos nosotros en tierra, oí una voz que me hablaba, y decía
en lengua hebrea: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Dura cosa te es dar coces
contra el aguijón.
15 Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien
tú persigues.
16 Pero levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto me he aparecido a ti,
para designarte ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que
me apareceré a ti,
17 librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío,
18 para que abras sus ojos, a fin de que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de
la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de
pecados y herencia entre los santificados.

Interesante, Saulo, o más conocido como Pablo, había pedido al sumo Sacerdote
para ir a apresar a los cristianos de ese entonces, que estaba en contra de lo que
los fariseos enseñaban. Saulo, como lo vemos en el capitulo 9 todavía vivía el
reciente suceso de las persecuciones, pues estaba cerca el acontecimiento de
Cristo, cuando murió en la cruz. Afanado porque habían algunos que estaban
diciendo cosas que el no creía, Iba camino a Damasco. En medio de una Luz Dios
le habla. Saben esto cambio rotundamente la meta de Saulo. Este pensando en que
todo lo estaba haciendo de acuerdo a como se debía hacer, Dios le llama para
hacer otra cosa. Lo que el tenia planeado hacer, ya no fue. Y si leemos en los
libros que el escribe, incluso si seguimos leyendo mas adelante en el capitulo y
los siguientes, vamos a notar que, después de que era un perseguidor de los
cristianos, se convirtió en el libertador que muchos necesitaban, un libertador de
los pecados de las personas.

Su camino cambio, pero también su mente. Tuvo un cambio de pensar.

b. Cambio de Pensar (Romanos 12:1-2)


Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis
vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto
racional.
No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de
vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios,
agradable y perfecta.

Nuestra verdadera transformación comienza a partir de aquí, pues un cambio de


pensamiento es muy difícil de quitar debido a nuestro orgullo. Dios quiere
renovarnos en personas que tengamos una mente renovada, pues Él quiere lo
mejor para cada uno de nosotros. Este cambio debería de darnos gozo por lo que
Él ya hizo en la cruz por cada uno de nosotros.
Primero en el versículo 1, Pablo nos esta rogando que tengamos un cambio físico,
que presentemos nuestro cuerpo en sacrificio. Saben en la antigüedad cuando
hacían los sacrificios era un acto físico, pero cuando Jesús vino al mundo, el
explicó que no se trata de algo físico, Dios siempre vio el corazón de las personas.
Es por esto que en el segundo versículo, Pablo apela a una transformación, que
tiene que ver algo interior, el escritor nos pide una renovación en nuestra
capacidad pensar. Esta labor la hace el Espíritu santo que mora en nosotros,
aquellos que hemos creído en Cristo Jesús. Este cambio es para que nosotros
examinemos que la voluntad de Dios es buena. A pesar de que en el Antiguo
Testamento Dios siempre se los decía, como en Deuteronomio 5:1, Josué 1:8-9 y
muchos más, ellos nunca entendieron. Por esto pasaron muchos males y castigos
como lo vemos en el libro de Jueces.
Así que nuestra transformación produce un cambio, un cambio de visión y un
cambio de pensamiento, pero también produce un compartir.

2. Produce un Compartir
En el compartir, tenemos 3 etapas, Dios, mi prójimo, el cuerpo de Cristo, nuestros
hermanos.
a. Compartir con Dios (crecer en Él)
i. Mateo 4:4
Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de
toda palabra que sale de la boca de Dios.
ii. 1 Pedro 2:2
desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para
que por ella crezcáis...
iii. Efesios 4:14
para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo
viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean
con astucia las artimañas del error,
iv. Hebreos 5:11-14
11 Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por
cuanto os habéis hecho tardos para oír.
12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis
necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros
rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis
necesidad de leche, y no de alimento sólido.
13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de
justicia, porque es niño;
14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los
que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien
y del mal.
Saben muchachos, una de las cosas mas importantes de un discípulo es cultivar
esa relación. Por ejemplo, todos aquí tenemos mas de 18 años, espero no haya
algún infiltrado, pero si todos tenemos mas de 18, todos en algún tiempo nos
hemos enamorado de alguien, y quiero pensar que las chicas de los chicos y los
chicos de las chicas, pues es lo que Dios hizo, Genesis 1:27 mujer y hombre los
creo ¿cierto? Ahora cuando uno esta enamorado ¿Qué pasa? Bueno uno trata de
pasar más tiempo con esa persona ¿no? Recuerdo cuando mi papá me contaba que
en sus tiempos, cuando le mandaba cartas a mi mamá, la carta tardaba 15 días en
llegar, y en muchas ocasiones la el llego primero que la carta. Hoy en día, pues
tenemos algo más accesible no, nuestros teléfonos, y bueno no les preguntaré
quienes hasta llegaron a dormir por llamada con la persona que les gusta o gusta,
pero saben, es interesante ver como las personas pasan atadas al teléfono
hablando con una persona ¿cierto? A veces estamos con los amigos y de repente
alguien saca su celular, y mientras lee y responde tiene una sonrisa en su cara que
uno dice, este esta enamorado. Esto es lo que debe pasar con un verdadero
discípulo. Una relación así deberíamos de tener con Dios, pero nos cuesta debido
al pecado. Esto no quiero que sea una excusa, si no una razón por la cual pelear
aun más.
En el antiguo testamento vemos como Dios le dijo al pueblo de Israel, en
Deuteronomio 5:1, aprendas mis mandamientos, guárdenlos y pónganlos en
práctica, y por no hacerlo vemos cuantos castigos y como sufrió todo el pueblo de
Israel.
Moisés estaba preparando al pueblo para entrar a la tierra prometida, y es con esto
que empieza su discurso. Ya para finalizar en Deuteronomio 28:15, y les quiero
leer solo 5 versículos.
15 Pero acontecerá, si no oyeres la voz de Jehová tu Dios, para procurar cumplir
todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy, que vendrán sobre ti
todas estas maldiciones, y te alcanzarán.
16 Maldito serás tú en la ciudad, y maldito en el campo.
17 Maldita tu canasta, y tu artesa de amasar.
18 Maldito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, la cría de tus vacas, y los
rebaños de tus ovejas.
19 Maldito serás en tu entrar, y maldito en tu salir.
20 Y Jehová enviará contra ti la maldición, quebranto y asombro en todo cuanto
pusieres mano e hicieres, hasta que seas destruido, y perezcas pronto a causa de la
maldad de tus obras por las cuales me habrás dejado.

Podemos terminar de leer el capítulo y verán todas las consecuencias. Así que el
verdadero discípulo que vive una transformación es alguien que cultiva una
relación y la cuida, pues cuando estamos enamorados, regresando al mismo
ejemplo, hacemos lo posible para quedar bien con el o con ella, lo mismo pasa
con Dios, no lo hacemos porque somos esclavos de Él, lo hacemos porque le
amamos.
El amarle a el también conlleva a amar al prójimo. Es por esto que también
debemos de compartir con ellos.

b. Compartir con el prójimo (evangelizar)


Cuando realmente amamos a alguien, siempre debemos de hablar con la verdad,
sin importar el dolor, pues muchas veces la verdad duele ¿no es cierto? Pero
también la verdad libera.
Es por esto que quiero que leamos un par de pasaje.

i. Marcos 16:15, 20
15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.
16 El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere,
será condenado.
17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera
demonios; hablarán nuevas lenguas;
18 tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les
hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.
19 Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se
sentó a la diestra de Dios.
20 Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y
confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén.
ii. Hechos 26:19-20
19 Por lo cual, oh rey Agripa, no fui rebelde a la visión celestial,
20 sino que anuncié primeramente a los que están en Damasco, y
Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, que se
arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo obras dignas de
arrepentimiento.
Dios ha puesto en nuestras manos el mandato de poder llevar Su Palabra a todas
las personas en el mundo. Es triste ver como tantas personas han muerto debido a
esta pandemia. No se si a ustedes les pasa, pero cuando hablan de evangelizar, a
mi siempre se me viene una persona a la mente, bueno varias, pero mínimo
siempre una, y podría imaginar que a ustedes también, pues vivimos en un mundo
rodeado de pecadores y de personas que no conocen a Cristo. Puede ser un
maestro, compañero de trabajo, un vecino, un amigo e incluso un familiar, no
solo sé. Lo que sé, es que más de alguno no conoce a Dios. Cuantas personas
hemos perdido es esto de la pandemia y sin conocer a Cristo. Saben, nosotros
entendemos que la labor final la hace el Espíritu Santo, pero nosotros no sabemos
cuando lo hará. Nosotros sabemos que hay un proceso, unos son sembradores,
otros cosechadores, lo que nosotros no sabemos es cual de esos somos. Así que,
nuestra labor como discípulos es de enseñar ese mensaje de Dios. Estemos
preparado para toda obra, ¿no conocemos cuándo el Espíritu Santo hará su labor?
Prediquemos todos los días, cada vez que los veamos. Pienso que también es de
tener un balance, pues por nuestro pecado, y por querer hacerlo bajo nuestras
fuerzas agobiamos a las personas. Por ejemplo, conozco un muy buen amigo que
es pastor, y su cuñado es inconverso. Por mucho tiempo el ha orado por su
cuñado. Cuando el tiene la oportunidad, le habla del evangelio, en otras se lo dice
bromeando, ¿Saben el dicho? De broma en broma la verdad se asoma. Pero en
muchas más veces, se lo dice por su testimonio. Me dice, mira, la gente ve que es
pecado apostar, y eso es un tema que lo vamos podemos tocar en otro momento,
pero me dice, a el le encanta jugar cartas, pero el solo juega apostado, así que
siempre cuando se que voy a estar con la familia, aparto algo de dinero, dinero
que lo tengo destinado para esto, y juego con el y con mis cuñados, no juego por
ganar dinero, juego para hablarle a través de mi testimonio. Mis cuñados sacan su
verdadero yo, y a veces me molestan para hacerme enojar, pero siempre tengo
cuidado en mis palabras y como estoy reaccionando frente a todo. No porque sea
pecado, si no porque quiero demostrarle a él que Cristo vive en mi y de lo que
Dios es capaz de hacer.
Compartir el evangelio no solo es a través de palabras, es a través de acciones.
Santiago no contradecía a Pablo, Santigo nos mostraba que un efecto, una
reacción que producía la fe era hacer obras.
¿Se acuerdan de los enamorados? Uno con solo ver a las personas y su cara de …
y cualquier palabra que ustedes usen en sus países, nosotros en Honduras decimos
la cara de tonto, pues sabemos que esta hablando con alguien que le gusta, ¿nos
dijo que le gustaba? No, ¿Cómo lo sabemos? Por sus acciones. ¿Estamos
enamorados de Dios? Que nuestras acciones lo demuestren a los demás.
Pero el prójimo no se trata de los inconversos, también debemos compartir con el
cuerpo de Cristo.
c. Compartir con el cuerpo
i. Gálatas 6:9-10
9 No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si
no desmayamos.
10 Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y
mayormente a los de la familia de la fe.
ii. Romanos 15:1-4
1 Así que, los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los
débiles, y no agradarnos a nosotros mismos.
2 Cada uno de nosotros agrade a su prójimo en lo que es bueno, para
edificación.
3 Porque ni aun Cristo se agradó a sí mismo; antes bien, como está escrito:
Los vituperios de los que te vituperaban, cayeron sobre mí.
4 Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se
escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las
Escrituras, tengamos esperanza.
iii. 1 Pedro 3:17
Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así
lo quiere, que haciendo el mal.

Saben, hoy en día escucho muchos problemas dentro de la iglesia. Podemos


nombrar todos los que ustedes quieras, celos, envidia, pornografía, adulterio,
fornicación, y aunque no lo crean chisme también. ¡Lo se es poco creíble! Pero
esperen eso no es lo poco creíble, es aun más ¡Entre los lideres!
Saben, dice la Biblia que todos somos pecadores, Romanos 3:23, pero saben un
poco antes incluso dice en el versículo 10 que no hay ni un justo. Mi pregunta es,
¿Quién soy yo para juzgar al otro? Acaso quien se encarga de juzgar no es Dios.
Mi labor aquí en la tierra no es regañarlos, no es criticarlos, no es decirles lo mal
que están haciendo las cosas. Mi labor como discípulo es ayudarles a que vayan a
Cristo siempre. Incluso aunque ustedes hablen mal de mi, mi labor es llevarlos a
que se arrodillen ante Cristo.
Me encanta el ultimo versículo que leímos, mejor es padecer por el bien y ojo, si
es la voluntad de Dios. A veces decimos, hay Dios quiere que me robe este dinero
para ayudar a los pobres, ¡Claro que no! Nos damos cuenta de que hay personas
que caen en algún tipo de pecado y nosotros ¿qué estamos haciendo por ellas?
Podemos poner cualquier tipo de excusa, yo no soy fuerte, no tengo experiencia,
pero ahí es donde entra ese amor por Cristo, pues si realmente conocemos a
Cristo, debemos de compartir ese mismo amor, y la solución para cualquier
problema esta en Cristo. Tu fe, tu confianza debe estar en Cristo no en los
hombres.
Es triste cuando vamos por la calle y empezamos a hablar con una persona y nos
dice “Yo no voy a la iglesia porque esta llena de hipócritas” y saben, es cierto,
tenemos discípulos hipócritas, que dicen amar a Dios pero andan hablando
chismes, criticas, caen en pornografía, adulterio, fornicación, y saben cual es el
problema, piensan que están solos, porque piensan que los criticaremos. Un paso
de obediencia para esto es confesar nuestros pecados, y solos no vamos a poder.
Estamos llenos de hipócritas, ayudémonos a crecer.
Hace un par de meses estaba en una ciudad aquí es Estados Unidos, y quise entrar
a una iglesia católica, me encanta ver como son. Cuando entre vi que el padre
estaba recibiendo a las personas para que fueran a confesar sus pecados y eso, y
pues yo no entiendo nada de una iglesia católica, solo su historia, pero no se como
es todo ese asunto. Habían preparado el lugar, por todo esto del covid, y me senté
frente a él y le dije, “yo no se como es esto, así que hablemos como personas
normales” y pues me dijo de esto se trata. Pero es interesante, en medio de todo lo
que hablamos, podemos hablar de esto después, pero lo que quiero resaltar de
todo esto, es que yo le pregunte, porque yo tengo que venir ante usted y
confesarle mis pecados, cuando 1 Juan 1:9 me dice que puedo confesarle mis
pecados a Dios directamente y el es fiel y justo para perdonarlos. No se si
realmente el era un Católico o que, pero su respuesta fue “porque nosotros
estamos aquí para apoyarles, queremos como iglesia resguardarlo y ayudarle a
que salgan de eso” y en mi mente yo me quede como wow, nosotros tenemos que
hacer lo mismo, porque nos sentamos a criticar, esto solo hace que caigamos aun
mas. Nosotros como discípulos, debemos entender que somos pecadores y nuestro
pecado no esta fuera de la iglesia, del templo, también esta adentro. Necesitamos
apoyar a todas las personas, sin criticar, sin hablar del otro, simplemente darle una
mano y crecer juntos en Dios.
Conclusión
No se si se dieron cuenta, pero muchos de los versículos que trate de usar fueron escritos por
Pablo. No lo hice porque el escribe de esto bastante, si no porque empezamos con su conversión.
Una persona siendo un perseguidor, Dios cambio su camino, y su vida fue transformada
completamente. Se acuerdan de los cubos, sabes, nosotros podemos ser creyentes camaleón, se
nos movemos y nos movemos y siempre seguiremos siendo un cubo de la cual nadie vera una
diferencia. O podemos ser un creyente como este cubo, que llama la atención donde sea que
vaya. Y saben, lo comparare con un perro, les tengo un pánico, un miedo enorme, e incluso sin
aun verlos siento que hay uno cerca. Mi contraste es las personas que les gusta, corren a
acarisearlo, lo importante es que vayan donde vayan y ven un perro lo identificaran. Unos
correrán de uno, otros vendrán corriendo a el, otros les dara igual, lo importante es que nosotros
como discípulos seamos identificados entre todos. Pero para ser identificados, Debemos tener un
proceso de cambio, cambio de pensar y visión. Pero un proceso para compartir, con Dios, y con
nuestros prójimos. Seamos discípulos transformados, y no solo seguidores.