Está en la página 1de 5

INSTITUTO POLITECNICO NACIAONAL

ESCUELA SUPERIOR DE INGENIERIA QUIMICA E INDUSTRIAS


EXTRACTIVAS

ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS PRODUCTIVOS

ALUMNO: VALENCIA MEDINA DIEGO ALBERTO

PROFESOR: SORIA FERNÁNDEZ JORGE ALBERTO

GRUPO 5IM83

del producto seleccionado a desarrollar, indicar lo siguiente : selección del producto


(razones) estudio de mercado localización de planta proceso de producción normas
requeridas para producción, distribución y venta envase, empaque y embalaje seleccionado
características fisicoquímicas del producto nota : este producto fue seleccionado por el
alumno y entregado como proyecto al docente.
BASES PARA LA SELECCIÓN DE MI PRODUCTO:

Mi elección de producto se baso principalmente en una experiencia laboral directa que


conllevo a un gran interés personal hacia los demás y a medio ambiente, ya que este este
ayuda a el ahorro de corriente eléctrica disminuyendo considerablemente el consumo de
esta paralelamente con el ahorro monetario, su fácil fabricación al igual que sus costos y
el amplio ámbito en el que estos ingresan es muy rentable, esta fueron solo algunas de
las razones que me motivaron a la selección de este producto para presentarlo como
proyecto institucional en nuestra materia profesor, espero y le genere de igual manera el
mismo gozo e interés en estos equipos en la misma manera que lo hizo conmigo

Iniciare describiendo a que equipos me refiero:


¿Sabes qué es un banco de capacitores?
Son equipos que se instalan en instalaciones eléctricas, tanto en media y alta tensión y
sirven para corregir el factor de potencia, con lo cual se evitan las penalizaciones que la
suministradora impone.

Cuando se emplean como parte de los filtros de armónicos, reducen las corrientes
armónicas que circulan por la red eléctrica para evitar el desgaste de los equipos.

Almacenar energía electrostática, que se encuentra en un campo eléctrico y debe


relacionarse directamente con la carga eléctrica que se guarda en el dispositivo.

Un banco de capacitores fijo se encuentra conectado a la línea de alimentación, pero


puede ser conectado o desconectado con los arrancadores de los motores. Son útiles
cuando se necesita mejorar el factor de potencia de una carga o un grupo de cargas.

El banco de capacitores automático, por su parte, consta de un conjunto de celdas


capacitivas de valores distintos y también idénticos, según el arreglo, los cuales se
encuentran agrupados para obtener el factor de potencia con variaciones de carga.

Se obtiene un ahorro energético y económico


 Reduce la magnitud de la corriente que circula a través de los equipos
eléctricos
 Los equipos eléctricos tienen un menor desgaste y prolongar su vida útil
 Mejora en el factor de potencia de la instalación
 Mejora el voltaje
 Mejora el desempeño del sistema eléctrico

La corrección del factor de potencia consiste en disminuir la potencia reactiva que


demanda la carga.

Los bancos de capacitores son equipos que regularmente se instalan en los sistemas
eléctricos, tanto en baja como en mediana y alta tensión, ya que son de utilidad para
corregir el factor de potencia y evitar las penalizaciones que la empresa suministradora
impone, mejorar el perfil de voltaje, principalmente durante condiciones de arranque de
motores o conexión de cargas de gran magnitud. Cuando se emplean como parte de los
filtros de armónicos, ayudan a reducir las corrientes armónicas que circulan por la red
eléctrica, evitando pérdidas eléctricas y desgaste en los equipos.

Los bancos de capacitores se han usado por más de 40 años para la compensación de
los requerimientos de potencia reactiva y elevación de tensión en los sistemas de
potencia. Los capacitores son dispositivos que consisten de dos superficies conductoras
separadas por un dieléctrico. Éstos tienen la capacidad de almacenar energía
electrostática, la cual se halla en un campo eléctrico y se debe relacionar directamente
con la carga eléctrica que se almacena en el dispositivo.

Es de suma importancia que se tomen en cuenta diversas variables cuando se selecciona


un banco de capacitores, ya que de no hacerse o no evaluarse por un especialista
podrían ocasionar problemas. Entre estas variables, cabe mencionar: designar el objetivo
de la instalación (ayudar durante el arranque de los motores, corregir el factor de
potencia, mejorar el perfil de voltaje, filtrar armónicos, etcétera), la localización, el tipo de
cargas que se tienen en el punto de conexión, si será un banco fijo o ajustable.

En el caso del banco fijo, por ejemplo, siempre se encontrará conectado a la línea de
alimentación; pero, dependiendo de la aplicación que se le dé, puede ser conectado o
desconectado con los arrancadores de los motores. Los bancos fijos son, además,
bastante útiles cuando se requiere mejorar el factor de potencia de una carga o un grupo
de cargas cuya demanda de potencia reactiva sea esencialmente constante. En contraste,
el banco automático de capacitores consta de un conjunto de celdas capacitivas de
valores distintos y también idénticos, según el arreglo, los cuales se encuentran
agrupados para obtener el factor de potencia con variaciones de carga.

Para la corrección del factor de potencia, intervienen únicamente las demandas de P


(potencia real) y Q (potencia reactiva), las cuales son suministradas hacia la carga.
Después de registrar los datos, el factor de potencia se calcula de la relación que hay
entre la potencia real y la reactiva. La corrección del factor de potencia consiste en
disminuir la potencia reactiva que demanda la carga, de forma que los kVA tiendan a ser
iguales a los kilowatts.

Por lo que aprendí en el diseño y fabricación de este equipo es que para conseguir el
ahorro energético mediante la utilización de bancos de capacitores se pueden considerar
dos formas en general.

 En primera instancia, reducir el consumo de la potencia reactiva que se refleja en


minimizar la magnitud de la corriente que las cargas consumen.

 La otra manera consiste en mejorar el voltaje, ya que, al encontrarse en valores


cercanos al nominal, la magnitud de la corriente también se reduce.”

Se tiene un ahorro energético que se traduce en económico, tanto al reducir la magnitud


de la corriente que circula a través de los equipos eléctricos, como al limitar las pérdidas
eléctricas ocasionadas por el efecto Joule, fenómeno por el cual si en un conductor circula
corriente eléctrica, parte de la energía cinética de los electrones se transforma en calor
debido a los choques que sufren con los átomos del material conductor por el que
circulan, elevando su temperatura. Sin lugar a dudas, se tiene un menor desgaste en los
equipos eléctricos, lo cual ayuda a prolongar su vida útil o, por lo menos, a no causarles
problemas adicionales.

La instalación e implementación de los bancos de capacitores supone numerosas


ventajas al emplearse en los sistemas industriales; por ejemplo, la mejora en el factor de
potencia de la instalación, lo cual evita las penalizaciones que la compañía suministradora
pudiera imponer. Es posible también conseguir una mejora del voltaje, ya que, si el banco
de capacitores actúa rápidamente, puede ser muy útil durante la energización de cargas
de gran magnitud o arranque de motores, pues evita la depresión de voltaje.

Antes de decidir comprar o instalar los bancos de capacitores, es necesario realizar


evaluaciones pertinentes, serias y preferentemente con ayuda de expertos para sopesar
las características de su potencia nominal, voltaje nominal, fijo o ajustable, de qué tamaño
debe ser cada paso y para determinar su ubicación (por lo regular, mientras más cerca de
la carga mejor). De esta manera, se puede prever que el monto por invertir representará
ventajas y beneficios únicamente.

En general, la utilización de los bancos de capacitores repercutirá en mejorar el


desempeño del sistema eléctrico por los factores previamente descritos, los cuales
tendrán un impacto económico positivo para el propietario de la instalación. Si se colocan
únicamente con el propósito de evitar las penalizaciones de la compañía suministradora,
se podría obtener una pequeña bonificación en la facturación de la energía eléctrica.

Ahora, hay que tener en cuenta en ámbito o áreas en las que me puedo distribuir, para
esto necesito un estudio de mercado

¿Qué es un estudio de mercado?

Un estudio de mercado es una revisión hecha por las empresas de un nicho de mercado,


para determinar qué tan viable es y qué tan conveniente, por ende, sería invertir mi dinero
en desarrollarlo.

En pocas palabras, es una exploración previa que hacen las empresas para determinar si


una actividad económica determinada es o no lo suficientemente lucrativa o sostenible en
el tiempo para resultarle conveniente.

Este tipo de estudios involucra tanto el sector productivo como el sector de servicios, y le


brinda a las empresas toda la información posible sobre los patrones de consumo de un
nicho determinado en una ubicación geográfica y social determinada. Los estudios de
mercado no son universales sino particulares y tienen una vigencia determinada.