Está en la página 1de 53

Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.

Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología


ICA -PERU 2020

SESIÓN Nº 01
FILOSOFIA
Imelda Mora Abarca
https://www.blogger.com/profile/11048451120955451231

ORIGEN
La filosofía se origina cuando el hombre se ve impulsado a saciar un apetito puramente cognoscitivo, es decir,
cuando busca saber solo por el saber, como un fin en sí mismo, y no como un medio para obtener alguna otra
cosa.
La filosofía surge en jonia, una colonia del Asia Menor. En la ciudad de Mileto nacieron quienes, en lugar de
las invenciones de los mitos de Homero y Hesiodo, buscan explicaciones basadas en la razón.

DEFINICIÓN ETIMOLÓGICA
La palabra filosofía deriva de las raíces griegas
Phylos = amor
Sophya= sabiduría
Por lo tanto, su, significado etimológico es. Amor a la sabiduría

OBJETO DE ESTUDIO DE FILOSOFIA


La filosofía tiene claras diferencias con las ciencias naturales. El objeto del estudio de éstas son fenómenos
de la realidad, mientras que el objeto de la filosofía son cuestiones de existencia puramente ideal, en el
sentido de que surgen exclusivamente en la mente y la cultura humana.

1 naturales pueden valerse y se valen del método experimental y de la observación como


Las ciencias
instrumentos primordiales de su conocimiento. La deducción, la inducción y sobre todo la intuición constituyen
sí procedimientos valederos, que han aportado grandes avances al conocimiento científico; pero todas sus
resultancias requieren la previa confirmación mediante la experimentación o la observación.
La característica principal del conocimiento científico parecería que fuera la finalidad de alcanzar un
conocimiento respecto del cual exista un total acuerdo o unanimidad entre sus especialistas; cosa que
justamente no parece ocurre con la filosofía.
Entretanto, la filosofía, si bien utiliza en algunos aspectos la observación - sobre todo del comportamiento
humano - tiene como método básico y fundamental de sus conocimientos el razonamiento; y, por eso mismo,
nunca llega a conclusiones definitivas, absolutas y permanentes. Si es cierto que ya hace muchos siglos los
filósofos griegos antiguos prácticamente identificaron todos los objetos del conocimiento filosófico, y en casi
todos ellos prácticamente agotaron su examen en todos los sentidos posibles; también es cierto que las
corrientes de su pensamiento no han podido considerarse nunca definitivas, y el hombre ha continuado
discurriendo durante siglos casi sobre los mismos temas, sin haber alcanzado conclusiones que puedan
considerarse inconmovibles.
De cualquier manera, la filosofía y la ciencia, en su conjunto, forman parte del conocimiento humano; y en no
pocas oportunidades poseen fronteras difícilmente definibles. Así, algunos hombres que se han destacado
enormemente en el campo de la ciencia, especialmente quienes han analizado las dimensiones más enormes
como el universo mismo, o las más pequeñas como el mundo atómico, han descubierto o enunciado sus
grandes leyes - como la teoría de la relatividad - para llegar a una frontera que parece estar más allá de las
posibilidades del conocimiento científico. La comprensión de la existencia de orden en la enormidad del
universo espacial, tanto como en la pequeñez de la estructura atómica, la definitiva unificación de la materia
con la energía; han llevado a no pocos científicos a trasladar sus raciocinios al campo filosófico.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
El conocimiento filosófico, por su propia naturaleza y su contenido abstracto, conformado meramente por
pensamientos e ideas, aparece a menudo como más difícil de captar que los contenidos concretos del
conocimiento científico relativo a las ciencias de la naturaleza y sus leyes, como pueden ser la física, la
química o las ciencias biológicas.
Pero no puede dejar de apreciarse que no solamente ese conocimiento constituye una rama importante de la
cultura y el saber humano; sino que, a pesar de los trascendentales progresos realizados en la civilización
moderna en los campos de las ciencias y las técnicas, los temas de la filosofía que provienen del fondo de los
siglos en forma casi inalterada, siguen plenamente vigentes para el espíritu y la curiosidad intelectual del
hombre.
METODOS CLASICOS DE LA FILOSOFIA

LA MAYEUTICA, significa “parto Espiritual


Su valor pedagógico consistía, no tanto en enseñar, sino en que sus discípulos reflexionaran y extrajeran, por
sí mismo sus propias ideas, con la ayuda del maestro.
También es propia de la actitud de Sócrates la preferencia casi exclusiva por el tema del hombre, de su
conducta, de su bondad y su felicidad.

LA DIALÉCTICA DE PLATÓN
Platón perfeccionó el método de su maestro conservando la forma de contraponer las ideas. Para Platón el
elemento inicial del diálogo que el alma sostenía consigo misma, es la IDEA INTUITIVA que se va
esclareciendo a través del proceso crítico que la razón sigue en su discurrir.
Este discurrir se realiza anteponiendo a cada idea (tesis) otra que la contradice (antítesis) hasta lograr su
depuración.
La existencia
2 de la idea intuitiva la explica Platón mediante el mito de la caverna (Platón, La República, libro
séptimo).
Luego la dialéctica tiene dos partes: la intuición de la idea, y el esclarecimiento de dicha idea.
Platón supone que el alma, antes de estar encerrada en el cuerpo, habitó en el Topos Uranos, un mundo de
perfección, donde conoció a las ideas, es decir las esencias y modelos de todas las cosas. Al encarnar, olvido
todo lo que vio. Cuando el hombre busca la verdad tiene que recordar algo de lo que vio en el Topos Uranos,
este recuerdo es el elemento intuitivo inicial que tiene que esclarecer mediante el método discursivo.
Este esclarecimiento nunca es absoluto y por ello el entendimiento humano nunca puede lograr el
conocimiento absoluto.

LA LÓGICA DE ARISTÓTELES
Aristóteles busco los principios que rigen el tránsito de las ideas al discurrir en busca de la verdad, y así
descubrió las leyes que rigen el pensamiento. Elevó la dialéctica a la categoría de ciencia, con el nombre de
silogismo.
Ejemplo de un sencillo silogismo y su esquema:
- Todo hombre es mortal (premisa mayor)
- Juan es hombre (premisa menor)
- Luego Juan es mortal (conclusión)
El silogismo tiene diversas formas y reglas propias

LÓGICA.
La lógica emplea la deducción: según este método, un conocimiento particular se deriva (deduce, infiere) de
otro general usando un tercero que le sirve de medio; si en ese tránsito del uno al otro se cumplen las leyes
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
descubiertas, el conocimiento inferido es verdadero. Este mecanismo constituía el organon (instrumento)
siendo el silogismo su principal expresión.

CRITICA FILOSOFICA
 VALORACION
 Problematizadora: su valor no consiste en las respuestas que proporciona si no en las preguntas que
formula y los cuestionamientos que hace de nuestras intuiciones básicas.
 Universalista e interdisciplinaria: tratando de abarcar a toda la realidad y estableciendo relaciones
entre diferentes ámbitos del conocimiento.
 Critica: atacando los problemas desde raíz y sin dar nada por supuesto y tratando de descubrir,
errores, falacias y manipulaciones ideológicas en todo aquello que tiene pretensión de conocimiento.
 Clarificadora: del lenguaje y de los conceptos que usamos ya que muchos problemas son
confusiones creadas por un uso y una comprensión deficientes de lenguaje.
 Practica: su interés último es siempre orientarnos a la vida.

CAMPO DE ESTUDIO DE LA FILOSOFIA


Metafísica: Se ocupa de estudiar el sentido de la realidad (cuestiones como el sentido de la vida o la esencia
de las cosas)
- Ontología: Se ocupa de estudiar el ser, la realidad, lo que existe. Por ejemplo, si no hubiera seres humanos,
¿existiría la belleza? ¿O la belleza solo existe en relación a los seres humanos?
- Epistemología: Se ocupa de estudiar todo lo relacionado con el conocimiento en sí mismo. Cómo se conoce,
qué se conoce cuando se está conociendo algo, qué diferencias hay entre creer y conocer, qué ocurre en la
mente durante el proceso de conocer, qué características tiene un objeto de conocimiento...
- Ética y 3moral: Se ocupa de estudiar y fundamentar la conducta humana y sus normativas (la libertad, el bien
y el mal, la felicidad etc.). Es un área "recuperada" por la filosofía en la Edad Moderna.
- Lógica: Se ocupa de estudiar cómo razonar correctamente (deducir, inferir, concluir etc. con rigor y
exactitud). Tiene relación con las matemáticas y la programación informática.
- Antropología: Se ocupa de estudiar la naturaleza del ser humano ¿El ser humano es sociable o agresivo por
naturaleza, monógamo o polígamo, racional o irracional...? ¿La cultura es algo connatural a la especie
humana o no; cómo influye el legado cultural sobre el legado genético y a la inversa; el enamorarse es un
sentimiento universal de todo ser humano en toda cultura o no lo es etc.?
- Estética: Se ocupa de estudiar la dimensión estético-creativo-comunicativa del ser humano.

Todas estas áreas se solapan en ciertos aspectos y tratan en ocasiones los mismos asuntos, aunque desde
perspectivas diferentes. Luego, aparte, se habla de filosofía de la historia, filosofía de las religiones, filosofía
del derecho, filosofía de la ciencia, filosofía del lenguaje (estos dos últimas tienen especial relevancia
académica), filosofía práctica... todas ellas son ramas, de más o menos peso, que derivan de una u otra área
de la filosofía (a veces de más de un área simultáneamente). Todas estas "filosofías de tal o cual" reflexionan
acerca del mencionado "tal o cual". Por ejemplo, la filosofía de la ciencia reflexiona acerca del papel de la
ciencia en la sociedad, su influencia cultural, qué significa la ciencia exactamente, cuáles son sus límites, qué
relación hay entre ética y ciencia, cuáles son los objetos y objetivos de la ciencia, cómo se entiende la ciencia
a sí misma, la no neutralidad de la ciencia, cómo evoluciona la ciencia, desde qué perspectiva aborda la
ciencia el mundo... etc.
Además, también tenemos la historia de la filosofía, que recoge y explica el trabajo, avance y revisiones que a
lo largo de la historia han realizado los filósofos en torno a todos estas áreas y ramas que la filosofía engloba.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Problema fundamental de la filosofía o problema supremo de la filosofía

El problema fundamental de la filosofía es el de la relación que existe entre el pensar y el ser, entre el espíritu
y la Naturaleza. Engels hace notar que los filósofos se dividen en dos campos: idealistas y materialistas,
según consideren como primario el ser o la conciencia. Todos los representantes de la filosofía idealista
toman como primario la conciencia, la idea, el espíritu. En cambio, los materialistas consideran lo primario la
Naturaleza, la materia, y la conciencia lo secundario, como una propiedad de la materia, derivada de ella. El
problema fundamental de la filosofía tiene, además, un segundo aspecto; ¿estamos en condiciones de
conocer el mundo circundante? La mayoría de los filósofos afirma la posibilidad de conocer el mundo, pero
hay algunos agnósticos que la niegan. El materialismo dialéctico refuta el agnosticismo. Nuestras
sensaciones, nuestras ideas y conceptos son copias, reflejos, del mundo objetivo. La práctica sirve de criterio
de la verdad o del error en nuestro conocimiento. “Desde el momento en que con arreglo a las propiedades
que percibimos en las cosas, las aplicamos a nuestro propio uso, sometemos las percepciones de nuestros
sentidos a una prueba infalible en cuanto a su exactitud o falsedad” (Engels). Sólo el materialismo dialéctico
da una solución consecuente y correcta hasta el final del problema fundamental de la filosofía.
Supremo problema de la filosofía

Cuestión fundamental de la filosofía

Es la que trata de la relación entre la conciencia y el ser, el pensamiento y la materia, la naturaleza; se


examina desde dos puntos de vista: en primer lugar, se examina qué es lo primario –el espíritu o la
naturaleza, la conciencia o la materia– y, en segundo lugar, qué lazo existe entre lo que se sabe del mundo y
el mundo mismo, o dicho de otro modo: si la conciencia corresponde al ser, si es capaz de reflejar fielmente el
mundo. Sólo
4 teniendo en cuenta esos dos aspectos, es posible resolver de manera consecuente el problema
básico de la filosofía. Los filósofos que constituían el campo del materialismo reconocían que la materia, el
ser, es lo primario, y que la conciencia se da en segundo término; consideraban que el conocimiento es el
resultado de la acción que sobre la conciencia ejerce el mundo exterior, el cual posee existencia objetiva. Los
filósofos que constituían el campo del idealismo entendían que lo primario es la idea, la conciencia, a las que
consideraban como única realidad fidedigna. De ahí que, desde su punto de vista, el conocimiento no fuera un
reflejo del ser material, sino únicamente un resultado de la propia conciencia en forma de autoconocimiento,
de análisis de sensaciones y conceptos, un conocimiento de la idea absoluta, de la voluntad universal, &c. En
la resolución de este problema adoptaban una posición intermedia y no consecuente, el dualismo y el
agnosticismo. La filosofía anterior al marxismo tenía una visión metafísica del problema fundamental de la
filosofía, lo cual se ponía de relieve ya por una subestimación de la actividad de la conciencia, reduciendo el
conocimiento a la contemplación pasiva (materialismo metafísico), identificando conciencia y materia
(materialismo vulgar), ya por sobrevalorar la actividad del pensamiento dándole un sentido absoluto,
separándolo de la materia (idealismo), ya por afirmar su incompatibilidad de principio (dualismo,
agnosticismo). Tan sólo la filosofía marxista ha dado una solución materialista-dialéctica, multilateral y
científicamente fundamentada, a la cuestión básica de la filosofía. Ve el carácter primario de la materia en
que:
1) la materia es la fuente de la conciencia, ésta es un reflejo de la primera;
2) la conciencia es el resultado de un largo proceso de desarrollo del mundo material;
3) la conciencia es propiedad y función de una materia altamente desarrollada: el cerebro;
4) la conciencia humana, el pensamiento no pueden existir ni desarrollarse sin la envoltura material del
lenguaje, sin el habla;
5) la conciencia ha surgido como resultado del trabajo del hombre;
6) la conciencia posee un carácter social y está determinado por el ser social material.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020

El marxismo-leninismo, a la vez que señala la oposición absoluta entre materia y conciencia exclusivamente
en el marco de la cuestión básica de la filosofía, subraya su interconexión e interacción. La conciencia, que es
lo derivado respecto al ser material, posee una independencia relativa en su desarrollo y ejerce a su vez un
activo influjo sobre el mundo material, contribuyendo a que el hombre lo domine prácticamente y lo
transforme. La conciencia humana, apoyándose en la práctica, es capaz de alcanzar un conocimiento
fidedigno del mundo. El problema de la relación entre la materia y la conciencia constituye el problema
fundamental de la filosofía en virtud de que, por su generalidad, abarca todas las cuestiones filosóficas,
predeterminando no sólo la solución de los problemas particulares, sino, además, el carácter de la concepción
del mundo en su conjunto, y proporciona un criterio seguro para diferenciar las corrientes filosóficas
principales. Por este motivo, la formulación científica de la cuestión fundamental de la filosofía permite
observar, consecuentemente, el principio relativo al espíritu de partido de la filosofía, permite delimitar con
toda precisión, y contraponer, materialismo, e idealismo, defender enérgicamente la concepción científica,
materialista dialéctica, del mundo.

Diccionario filosófico · 1965:96-97

Cuestión fundamental de la filosofía

Problema de la relación entre la conciencia y el ser, el pensamiento y la materia, la naturaleza; se analiza


desde dos lados: en primer lugar, ¿qué es lo primario, el espíritu o la naturaleza, la materia o la conciencia? y,
en segundo lugar, ¿cómo se relaciona el conocimiento sobre el mundo con el mundo mismo? o, en otras
palabras, ¿corresponde la conciencia al ser, es capaz de reflejar con certeza el mundo? Sólo tomando en
consideración
5 estos dos aspectos puede ser resuelto de modo consecuente el problema fundamental de la
filosofía. Los filósofos partidarios del materialismo reconocen como lo primario la materia, el ser, y como
secundario, la conciencia, y consideran que esta última es el resultado de la influencia que sobre el sujeto
ejerce el mundo exterior realmente existente. Los filósofos idealistas toman por lo primario la idea, la
conciencia, afirmando que ellas son la única realidad verídica. Por eso, desde su punto de vista, el
conocimiento no es un reflejo del ser material, sino tan sólo la intelección de la conciencia misma en forma de
autoconocimiento de la idea absoluta, la voluntad mundial, &c. La filosofía anterior se distingue por el enfoque
metafísico de la solución del problema fundamental de la filosofía, que se manifiesta o bien en la
subestimación de la actividad de la conciencia, en la reducción del conocimiento a la contemplación pasiva
(materialismo metafísico) y en la identificación de la conciencia y la materia (Materialismo vulgar), o bien en la
exageración de la actividad del pensamiento y su elevación al grado de lo absoluto separado de la materia
(Idealismo), o bien en la afirmación de su incompatibilidad por principio (dualismo, agnosticismo). Únicamente
la filosofía marxista brinda una solución dialéctica materialista exhaustiva y científicamente fundamentada del
problema fundamental de la filosofía, subraya el carácter primario de la materia consistente en que:
1) ésta es la fuente de la conciencia, que la refleja;
2) la conciencia es el resultado de un largo proceso de desarrollo del mundo material;
3) la conciencia es propiedad o función de la materia altamente organizada: el cerebro;
4) la existencia y el desarrollo de la conciencia humana, del pensamiento, es imposible sin el substrato
material del lenguaje, sin el habla;
5) la conciencia surge, se forma y se perfecciona gracias a la actividad laboral material del hombre;
6) la conciencia reviste un carácter social y se determina por el ser material social.
Al constatar la contraposición absoluta entre la materia y la conciencia sólo en el marco del problema
fundamental de la filosofía, el materialismo dialéctico señala al mismo tiempo su interconexión e interacción.
Siendo derivada del ser material, la conciencia posee relativa independencia en su desarrollo y ejerce una
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
activa influencia inversa sobre el mundo material, coadyuvando a su asimilación y trasformación prácticas.
Apoyándose en la práctica, la conciencia humana es capaz de lograr un conocimiento verídico del mundo. El
problema de la relación entre la materia y la conciencia, siendo fundamental, no determina sólo la solución de
las cuestiones particulares, sino también el carácter de la concepción del mundo en su conjunto, y
proporciona un criterio seguro para distinguir las principales corrientes filosóficas. Por eso, una formulación
científica del problema fundamental de la filosofía permite aplicar consecuentemente el principio del
partidismo de la filosofía, delimitar con precisión y contraponer el materialismo y el idealismo y defender
decididamente la concepción científica del mundo del materialismo dialéctico.

Diccionario de filosofía · 1984:347-348


SESIÓN Nº 02
METODOS FILOSÓFICOS PARTICULARES
1.- Método Socrático
Es un método fundamentado en la dialéctica para la indagación o búsqueda de nuevas idea o conceptos en la
información.
Es una forma diálogo entre interlocutores que discuten, concuerdan, aceptan o rechazan las ideas propuestas
por cada uno con el fin de establecer o impulsar nuevas ideas.
Un ejemplo de método Socráticos: es aquello que suceden todos los días en nuestra vida cotidiana.
1.En el hogar, cuando un hijo hace alguna travesura y su mama lo interroga con el fin de descubrir la verdad.
2. En las aulas, cuando el profesor aplica un debate sobre una idea de tal forma que sus alumnos entren en
sinergia y lleguen a una conclusión satisfactoria para todos.
3.En el trabajo, cuando el jefe interroga a sus empleados por el desempeño real de las actividades de la
compañía.
6
2.- Método Platónico
Platón (427 a.C. – 347 a.C.) fue discípulo de Crátilo (alumno de Heráclito) y posteriormente de Sócrates, de
quien tomaría gran parte de su pensamiento. De familia aristocrática, Platón tomaba la filosofía como un
camino hacia el quehacer político. Pero decepcionado por la decadencia de una democracia donde todo
podía ser tomado por relativo (influencia sofista) y que termina por condenar al más sabio de los hombres a la
muerte por beber la cicuta (Sócrates).
El método platónico es considerado como un método intuitivo es decir llegamos a la verdad directamente sin
ningún paso previo. Es un método que se conecta directamente a la obra de Platón.
Para el método platónico es necesario un dialogo para llegar a un conocimiento. La dialéctica es para Platón
la actitud propia del verdadero filósofo, de aquel que trata de llegar a la verdad por medio del diálogo (tal y
como hacía Sócrates),
¿Que utiliza el método platónico?
Siempre utiliza el esquema del diálogo para transmitir las enseñanzas filosóficas
Platón sostenía: Que el alma humana viene de un lugar celeste, que es el mundo de las ideas puras, de las
esencias, que son lo único verdadero, permanente, invariable, perfecto y atrae el conocimiento de ellos, pero
lo ha olvidado.
Platón emplea el método de la dialéctica como conocimiento al igual que Sócrates, es decir, usan la razón
para llegar al conocimiento de la realidad, a la verdad, al bien; he aquí el paralelismo en su pensamiento, el
cual ha trascendido hasta nuestros días y sigue vigente.

3.- Método Aristotélico


Aristóteles basa su teoría en la observación de las causas por medio de la deducción y de la inducción. Este
filósofo, cuya forma de entender el mundo era totalmente contrapuesta a la de Platón, defendía que las cosas
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
se componen de una forma y de una materia, y que su verdad solo puede alcanzarse a través de la
observación y la experiencia.
Aristóteles basa su pensamiento en el arte, la política, la ética, la lógica, la ciencia y el conocimiento, una
amalgama de disciplinas de lo más dispares que, sin embargo, logran crear un conjunto homogéneo reflejado
en las siguientes características:
El pensamiento aristotélico clasifica la filosofía en la lógica (algo así como la disciplina preparatoria), la
filosofía teórica (que, a su vez, está integrada por la física, la metafísica y las matemáticas) y la filosofía
práctica (formada por la ética y la política).
El pensamiento de Aristóteles es observador y reflexivo, ya que analiza y reflexiona sobre la realidad desde
un punto de vista lógico.
Este tipo de pensamiento es sistemático y sistematizado, y todo ello guarda una enorme coherencia.
4.- Método Escolástico
La escolástica es una escuela de filosofía medieval o, quizás más exactamente, un método de aprendizaje en
el cual era enseñado por los académicos de las universidades y catedrales medievales en el período que
comprendió del siglo XII al XVI. Fue una escuela que combinó la lógica, metafísica y semántica en una sola
disciplina, y ha ayudado a que desarrollemos nuestra comprensión con respecto a la lógica de manera
significativa. El término "escolástico" se deriva de la palabra latina "scholasticus" y del griego "scholastikos"
que significa literalmente "dedicar el ocio a aprender" o "erudito" y el griego "scholeion" que tiene como
significado "escuela". El término "escolares" también se usa comúnmente para describir a escolásticos.
Es una corriente de enseñanza que fue el resultado que surgió de la unión del pensamiento teológico y del
pensamiento filosófico que buscaba comprender y poder dar una explicación sobre las revelaciones
sobrenaturales que tenía el cristianismo.
Corriente filosófica que buscaba encontrar respuestas comprensibles a todas las dudas que surgían con
respecto7a la razón y la fe, principalmente, porque para los escolásticos el ser humano es imagen de Dios, y
por esta razón, la escuela escolástica se apoyó en la dialéctica, la lógica, la ética, la teología, la cosmología,
la metafísica y la psicología.
Las principales características de la escolástica son las siguientes:
 Su objetivo era integrar los conocimientos que se tenían de la razón.
 Los escolásticos creían en la armonía entre la razón y de la fe.
 La filosofía puede ayudar a la teología a explicar los misterios y revelaciones de la fe para que sean
entendibles para la razón.
 Se utilizó como un método didáctico para explicar y enseñar la escolástica.
 Los temas se trataban con sumo cuidado y dedicación utilizando la lectura y discusión pública.
 El cristianismo la utilizó como una herramienta para comprender la fe.
 Santo Tomás de Aquino fue su máximo representante.
 Se aceptó a Aristóteles como un pensador más grande que Platón.

5.- Método Cartesiano


Lo estableció el filósofo moderno René Descartes en busca de verdades irrefutables, que consta de cuatro
reglas: evidencia, análisis, orden y enumeración.
Estos preceptos se basan en el conocimiento matemático, es decir, el conocimiento dominado por la razón y
no por los sentidos.
Conocido como el “padre de la filosofía moderna “, Descartes buscó enfatizar la capacidad humana para
construir el camino del conocimiento a través de su propia razón.
Por lo tanto, se le considera un racionalista. El filósofo desarrolló su método basado en las peculiaridades de
las matemáticas, cuyo carácter es completamente inteligible, basado en el orden y la medida de las cosas.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Por lo tanto, los preceptos cartesianos apuntan a verdades absolutas, de las cuales no debe haber ninguna
duda sobre el valor.
Con este fin, utiliza argumentos que prescinden de los sentidos, pero que están vinculados de manera
racional y lógica para que uno pueda deducir una cosa de la otra hasta que se alcance la verdad
incuestionable de los hechos.
Las 4 reglas del Método Descartes
Como ya se mencionó, el método cartesiano consta de cuatro preceptos, todos los cuales se basan en un
conocimiento esencialmente racional. Son ellos:
Evidencia
La primera regla requiere que no aceptemos lo que no es claro y distinto para nosotros como verdadero. En
esta regla, el filósofo nos advierte sobre juicios apresurados y prevención, es decir, prejuicios.
Una idea, por lo tanto, debe ser clara, hasta el punto de que podamos concebirla en nuestro espíritu, y distinta
a medida que logremos separarla de todas las otras ideas que pasan al mismo tiempo y de manera confusa
por nuestro pensamiento.
Análisis
La segunda regla es dividir cada una de las dificultades que serán examinadas en tantas partes como sea
posible y necesarias para resolverlas de la mejor manera.
Según el filósofo, dividir el problema hace que sea más fácil enfrentarlo.
Orden
Ahora que las dificultades se han dividido, el siguiente paso es ordenarlas, lo que lleva a nuestro pensamiento
a resolver las dificultades.
Por lo tanto, uno debe comenzar con las preguntas más simples y los objetos más fáciles de conocer, para
tratar de manera gradual y ordenada los objetos compuestos y los problemas más complejos.
Enumeración
8
En este paso, se deben hacer enumeraciones completas y revisiones generales para que no se omita nada.
En otras palabras, siempre debemos asegurarnos de no haber olvidado nada, de que no se haya dejado
ningún espacio y de que todos los enlaces estén conectados.
Finalmente, estos preceptos están directamente relacionados con la duda hiperbólica que consiste en dudar
de todo lo que se nos presenta a través de los sentidos.
Esto significa dudar incluso de nuestro propio cuerpo, ya que las sensaciones nos engañan fácilmente y sólo
a través del método racional es posible acceder a la verdad.

6.- Método discursivo


Discurso, discurrir, conocimiento discursivo es, pues, un conocimiento que llega al término apetecido
mediante una serie de esfuerzos sucesivos que consisten en ir fijando, por aproximación sucesiva, unas tesis
que luego son contradichas, discutidas por uno consigo mismo, mejoradas, sustituidas por otras nuevas tesis
o afirmaciones, y así hasta llegar a abrazar por completo la realidad del objeto y por consiguiente obtener, de
esta manera el concepto.
El método discursivo es esencialmente un método indirecto. En vez de ir el espíritu recto al objeto, se pasea,
por decirlo así, alrededor del objeto, lo considera y contempla en múltiples puntos de vista; lo va abrazando
cada vez más de cerca, hasta que por fin consigue forjar un concepto que se aplica perfectamente a él.
Frente a este método discursivo está el método intuitivo. La intuición consiste exactamente en lo contrario.
Consiste en un acto único del espíritu que de pronto, súbitamente, se lanza sobre el objeto, lo aprehende, lo
fija, lo determina por una sola visión del alma. Por eso la palabra "intuición" tiene que ver con la palabra
"intuir", la cual, a su vez, en latín significa "ver" (Mirar atentamente).

7.- Método Intuitivo.


Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Descartes fue, en la filosofía moderna, el primero que descomponiendo en sus elementos las actitudes en que
nos situamos ante el mundo exterior y ante las opiniones transmitidas de los filósofos, llega a una intuición
primordial, primaria, de la que luego parte para reconstruir todo el sistema de la filosofía.
Descartes hace de la intuición el método primordial de la filosofía. Más tarde, después de Descartes, el
método de la intuición sigue estando en florecimiento entre los filósofos modernos. Lo emplean principalmente
los filósofos idealistas alemanes (Fichte, Schelling, Hegel, Schopenhauer) y en la actualidad, el método de la
intuición es también generalmente aplicado en las disciplinas filosóficas.
Intuición vale tanto como visión, como contemplación. El carácter más aparente del método de la intuición es
el ser directo, mientras que el método discursivo es indirecto. La intuición va directamente al objeto. Por
medio de la intuición se obtiene un conocimiento inmediato; mientras que, por medio del discurso, del discurrir
o razonar, se obtiene un conocimiento mediato, al cabo de ciertas operaciones sucesivas.
El método intuitivo es aquel en el que las conclusiones de los hechos se obtienen por inferencia holística y
perceptiva de los fenómenos observados. Un ejemplo es determinar el estado anímico de una persona por su
forma de caminar.
Otro ejemplo es determinar si una persona es exitosa basándose en los contenidos de redes sociales
personales donde se vean fiestas suntuosas, lujos, viajes o dinero. Otro ejemplo es en una presentación
formal se puede intuir si el ponente se encuentra preparado en el tema según su forma de expresarse.
El método intuitivo es muy utilizado en la vida diaria y permite conocer el medio que nos rodea a pesar de ser
improbable, pero es factible su uso en algunas situaciones que ameritan una nueva forma de descifrar o
estudiar.

8.- Método Hegeliano


La dialéctica en la filosofía de Hegel
El punto9de partida de la filosofía de Hegel es que toda la realidad puede ser conocida por la vía de la razón.
Todo lo que puede pensarse, por tanto, es real y al revés. La razón se manifiesta en el mundo a través de la
realidad absoluta. Entonces, si hay una identificación entre la existencia y la idea, significa que la realidad
puede ser conocida a partir del conocimiento de los conceptos. Así, la lógica, que es la ciencia que estudia los
conceptos, se identifica con la metafísica, o ciencia de lo real, y de su esencia.

La dialéctica hegeliana consiste en un proceso mediante el cual, una idea, conduce a otra contraria. Es decir,
la realidad es antagónica y siempre se transforma en su opuesto, para llegar, al equilibrio, a la superación de
la contradicción (tesis/antítesis/síntesis). Pero este no es un proceso lineal, sino circular, ya que no termina
con la superación armónica de los contrarios, sino que la síntesis, conducirá inevitablemente a su negación, y
todo vuelve a empezar, en la rueda de la historia.
Las 3 etapas de la realidad y de la conciencia
Hegel distingue 3 etapas en la realidad:
El ser-en-sí, o la etapa del espíritu, que se convierte en “otro” una vez que se sitúa en el mundo físico, es
decir, en el espacio y en el tiempo, y así se transforma en ser para sí o naturaleza.
El ser-para-sí deviene en conciencia y, por lo tanto, es lo opuesto al espíritu. Esto, más allá de ser una simple
negación, se transforma en la superación de ambas etapas. De la conciencia, por tanto, vuelve a surgir el
espíritu.
El ser-en-sí y para sí, que es la superación de las dos etapas anteriores, que las envuelve en una sola para,
después, negarla de nuevo.
Etapas de la conciencia
En este proceso la conciencia atraviesa 3 etapas diferentes:
 La etapa del espíritu subjetivo
 La etapa del espíritu objetivo
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
 La etapa superior del espíritu absoluto.
El espíritu absoluto y su manifestación en la historia
Según Hegel, el Espíritu Universal (Weltgeist) maneja la historia a través de los individuos y naciones. Esta
manifestación del Espíritu Universal no está sujeta a las leyes humanas, ya que, los héroes de la historia,
aquellos que han contribuido a su desarrollo, son fundamentales en la historia de la humanidad.
El filósofo, entiende que la historia pasa por distintas etapas en su evolución:
 Período de juventud
 Período de madurez
 Período de muerte
Pero la muerte, no supone el fin, sino el nacimiento de una nueva etapa, es decir de una nueva nación. La
finalidad de la dialéctica de la historia es la libertad, fundamento del espíritu humano, y que solo es posible
dentro del Estado, donde se impone la ley, y el individuo, las acata de manera voluntaria.

9.- Método Fenomenológico.


Se llama fenomenología a un movimiento filosófico originado durante el siglo XX y a una rama de la filosofía
que se rige por sus preceptos, los cuales tienen que ver con la investigación y descripción de los objetos (o
fenómenos) tal y como se experimentan conscientemente, o sea, lo más libres posible de teorías,
presuposiciones y preconceptos respecto a su origen.
La palabra fenomenología se compone de las voces griegas phainómenon (“aparición”, “manifestación”) y
logos (“tratado”, “estudio”), de donde se puede definir como el estudio de las manifestaciones. Esto se aplica
de maneras distintas a los campos del saber, por lo que el enfoque fenomenológico abarca elementos muy
distintos y diversos dependiendo de a qué materia se aplique.
Por ejemplo, en el campo de la psicología, la fenomenología implica el estudio de las estructuras de la
consciencia
10 desde una perspectiva de la primera persona que las experimenta. En tanto disciplina filosófica,
la fenomenología se emparenta con la ontología, la epistemología, la lógica y la ética.
Historia de la fenomenología
Desde la difusión y valoración de la obra de Husserl, la fenomenología no ha sido un movimiento homogéneo,
pero sí fértil y popular, que se ha aplicado a los más diversos campos del saber.
La búsqueda de Husserl aspiraba a una “fenomenología pura” o “filosofía fenomenológica”, ya que en el fondo
proponía una renovación de los conceptos de filosofía y de ciencia; y en ese sentido fue el motor de futuras e
importantes líneas de pensamiento filosófico del siglo XX como el existencialismo, la desconstrucción, el
postestructuralismo y la posmodernidad.
Conceptos básicos de la fenomenología
Aunque la fenomenología resulta siempre difícil de definir y compleja de caracterizar, es posible identificar en
el corazón del concepto la idea de Husserl de ir “a las cosas por sí mismas”, o sea, desprovistos de
razonamientos previos y preconceptos, e intentar describirlas lo más fielmente posible. Esto parte de la idea
de que es posible percibir las estructuras esenciales de un asunto y sus relaciones esenciales a partir del
estudio cuidadoso de ejemplos concretos provenientes de la experiencia o bien de la imaginación.
A partir de allí, los métodos pueden divergir hacia aproximaciones interpretativas (llamadas “heurísticas”) del
fenómeno, o la exploración de aspectos genéticos, lo cual requiere, según Husserl, una previa “suspensión de
la credulidad” (epochē).
¿Cuál es el método de la fenomenología?
El método fenomenológico, como lo proponía Husserl, parte de la no suposición de nada (absolutamente
nada: ni el sentido común, ni las experiencias psicológicas, etc.) y abarca una serie de etapas que son:
 Examinar todos los contenidos de la consciencia, es decir, tener consciencia del objeto como cosa
sensible.
 Determinar si tales contenidos son reales, ideales, imaginarios, etc., o sea, tener autoconsciencia.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
 Suspender la consciencia fenomenológica, para lidiar con lo dado en su “pureza”.
Muchas veces se acusa a este método de ser subjetivo y, por ende, de elaborar descripciones que tienen más
que ver con el fenomenólogo que con el fenómeno; sin embargo, este método de algún modo aspira a ser una
síntesis entre una perspectiva objetiva y una subjetiva. Se trata, por demás, de un método cualitativo, no
cuantitativo.
Fuente: https://concepto.de/fenomenologia/#ixzz6cnP3gLUA

MÉTODOS FILOSÓFICOS UNIVERSALES


1.- La metafísica
La metafísica es una rama de la filosofía que estudia los problemas centrales del pensamiento filosófico: el
ser en cuanto tal, el absoluto, Dios, el mundo, el alma. En esa línea, intenta describir las propiedades,
fundamentos, condiciones y causas primeras de la realidad, así como su sentido y finalidad.
Su objeto de estudio es lo inmaterial, de allí su pugna con los positivistas, quienes consideran que sus
fundamentos escapan a la objetividad empírica.
Etimológicamente, la palabra proviene del griego tardío μετὰφυσικά (metafísica), que significa ‘más allá de la
física’.
El origen de este vocablo se atribuye a Andrónico de Rodas (siglo I), quien, al ordenar los libros de
Aristóteles, no consiguió clasificar los que componen la Metafísica dentro de la lógica, la moral o la física, de
modo que resolvió ponerlos después de aquellos que trataban de física.
No obstante, la metafísica como tal es anterior a Aristóteles, y ya aparece en filósofos presocráticos o en el
mismo Platón.
Para Aristóteles, la metafísica es la filosofía primera, la que trata de las causas primeras, del ser en cuanto tal,
de lo cual se desprende la vertiente que va a dar en la ontología.
Por otro 11lado, aborda también lo divino, Dios y el absoluto, derivando en la línea teológica y cosmológica, que
ha aprovechado la religión cristiana a partir de la Edad Media con la escolástica y Santo Tomás de Aquino a
la cabeza.
Por su parte, Immanuel Kant en su libro Fundamentación de la metafísica de las costumbres (1785), a partir
de su perspectiva criticista, desarrolló un importante tratado de la moral a partir de la reflexión de la metafísica
como disciplina de pensamiento que pretende estar por encima de la experiencia.
Para Kant, la metafísica es el terreno donde se traban los combates sin fin de la razón. En esa misma línea
crítica, fue el filósofo alemánMartinHeidegger quien reaccionó contra la metafísica al considerarla una doctrina
de olvido del ser, paradójicamente su objeto principal de reflexión desde Aristóteles y Platón.
Actualmente, la metafísica ha derivado en reinterpretaciones de talante místico-esotérico, que procuran darles
respuestas a nuestras inquietudes espirituales, y que son más cercanas al campo de la autoayuda y el
ocultismo, que al de la filosofía. Conny Méndez es una de sus autoras más notables.
Metafísica también puede significar abordaje o razonamiento excesivamente profundo sobre algún asunto o
tema: “Estás haciendo una metafísica de la preparación del café”.
Cuando el vocablo metafísica aparece como adjetivo, indica que algo pertenece o es relativo a la metafísica,
por ejemplo: “Lo que dice este autor es una verdad metafísica”. Al mismo tiempo, puede usarse para designar
que algo es muy oscuro, difícil de comprender: “El alma es un tema metafísico”.
Incluso, su empleo también puede tener una carga peyorativa cuando queremos calificar algo como muy
confuso o especulativo, sin fundamento científico: “No quiero hacer sobre esto metafísica, pero se lo voy a
contar”.
Finalmente, un metafísico o una metafísica es también una persona que profesa o es partidaria de la
metafísica: “Estoy harto de positivismos: me declaro metafísico”.

2.- La dialéctica.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Se trata de un método que nació en el seno de la antigüedad griega, del tipo conversacional, donde una idea,
concepto o noción es puesta en contacto con otra que le es total o casi totalmente opuesta. Este método
puede encontrar sus campos de aplicación en contextos muy disimiles, desde la sociedad, la tecnología, la
educación, la cultura y otros campos de alto nivel de abstracción.
Características del método dialéctico
Podemos decir, de manera sintética y que esto no pretenda evadir futuras discusiones, que el método
dialéctico posee las siguientes características esenciales:
 Se trata de un método que piensa los eventos sociales e históricos insertos dentro de un mismo
continuun. Es decir, no se los coloca de forma aislada.
 El método dialectico es un método conversacional, en el que se piensa que todo se halla sujeto a un
estado de permanente conexión. Con esto, establece que los elementos aislados son una ficción,
que, en realidad, dos ideas aparentemente opuestas están en íntima relación.
 Paralelo a lo anterior dicho, el método dialectico toma en cuenta lo cambiante de la realidad. Un
objeto nunca es el mismo durante tiempo ilimitado. En realidad, gracias a la realidad dialéctica de los
objetos, estos siempre están transformándose recíprocamente. Con esto, se quiere decir que el
propio método dialectico propone producir transformaciones en los objetos que entran en contacto.
Método dialéctico de Marx
Aunque Marx no es, ni mucho menos, el fundador de este método ni de su aplicación, si se le puede pensar
como uno de los desarrolladores más importantes. Marx, como buen discípulo de Hegel, toma de este el
concepto de método dialectico a fin de ponerlo en el contexto de lo sociológico, económico e histórico. Para
Marx, “la historia de la sociedad es una historia de lucha de clases”, frase muy famosa y que genera ecos
entre los conocedores de la materia. Marx estipula que la dialéctica está ya de por si en el devenir histórico, al
haber un proletariado y una clase burguesa en permanente contradicción. Marx toma del método dialectico
una forma12de investigar estas contradicciones, y de encontrar las posibles soluciones a las mismas.
De Platón
Con Platón, se ve que existe un Mundo Sensible y un Mundo de las Ideas en su cuerpo teórico. Mientras que
el primero se puede conocer solo a través del sensorio, de los órganos de los sentidos, el segundo requiere
de una serie de operaciones mentales para alcanzarse. De acuerdo a Platón, es solo por medio del método
dialectico (dialógico), en donde la verdad (que es algo inherente al mundo no-material), puede ser conocido.
Esto es, en cierta forma, una herencia de Sócrates.
De Hegel
Para muchos, uno de los principales fundadores del método dialéctico como cuerpo teórico y como método de
investigación. Hegel había propuesto la existencia de un mundo lleno de tesis y antítesis. Para él, cada
concepto o idea posee su contrario, y de esta relación tensa nacen ideas o conceptos nuevos, que son
pensados como síntesis. En este sentido, Hegel no rehúye, sino que desea el encuentro entre contrarios para
saber qué aparece.
De Sócrates
Uno puede pensar que, en esencia, el método socrático es un método dialectico. Ya en él, podemos ver las
primeras exposiciones de tesis y antítesis, siendo su método un instrumento filosófico para la búsqueda de la
verdad. El filósofo socrático conduce una serie de preguntas o interrogantes que pondrán a pruebas las
afirmaciones del otro, con el fin de determinar su consistencia o inconsistencia, y por medio de esta, llegar a
la verdad ultima. En el método socrático encontramos mucho de la mayéutica y la ironía socráticas.
Cómo aplicar el método dialéctico.
Entendiendo sus bases teóricas, debemos entender que su mejor campo de aplicación lo podemos encontrar
en el dialogo. Uno hace aplicación del método dialectico a la hora de encontrarse en debate con un contrario
que presenta ideas opuestas a las de uno mismo. El fin de este debate no es tanto ganarle, sacarle ventaja al
adversario, sino que de este debate surjan ideas que sinteticen las características de ambos.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Pasos
Aunque es difícil encontrar un consenso (el método dialectico, como gran parte de lo filosófico, se presta a
libre interpretación), podríamos decir que este es un método con tres fases altamente diferenciadas:
Tesis
Un interlocutor propone una idea, una noción o un concepto. Este, por tanto, presentará sus propias
características.
Antítesis
La cual contraria a los postulados de la tesis. Se dice usualmente que dentro de cada postulado, siempre
existe un germen de antítesis. El destino de la tesis, por lo visto, es encontrarse con su antítesis.
Síntesis
Desenlace final y deseado de la lucha entre tesis y antítesis. La lucha es superada, y las ideas anteriormente
expuestas son ignoradas en pos de una que las supera a ambas.
Importancia del método dialéctico
Como método de exploración de la realidad, el dialectico es uno de los más destacados en filosofía y en otras
disciplinas que toman de este algo de hacer. Podemos encontrarla en gran parte de la acción política,
económica y social de la sociedad, siendo este un método que permite a los interlocutores llegar a puntos de
conocimiento más elevados que los previos.
Ejemplos:
 El capital, de Karl Marx.
 El método dialéctico, de Rodolfo Cortés del Moral.

Cronología – principales filósofos.


624 a. C. - Tales de Mileto: primeras explicaciones racionales a los fenómenos de la naturaleza
610 a. C.13- Anaximandro: el principio de todas las cosas es inmortal e infinito y de él se engendra todo
590 a. C. - Anaxímenes: el aire es la sustancia que se transforma en todas las cosas a través de la
condensación
569 a. C. - Pitágoras: las cosas surgen de números, luego de planos y luego se convierten en cuerpos
sensibles
540 a. C. - Heráclito: el fundamento de todo está en el cambio continuo, uno no puede bañarse 2 veces en el
mismo río
530 a. C. - Parménides: lo que es, el Ser, puede pensarse; lo que no es, el No-ser, no puede pensarse...
495 a. C. - Empédocles: fuego, tierra, agua y aire (elementos inmutables), combinados por la fuerza del Amor
y el Odio
470 a. C. - Sócrates: método dialéctico y mayéutico (inducción mediante preguntas)
460 a. C. - Demócrito: primer pensador ateo y materialista, teoría de los átomos, rechazo de la magia
427 a. C. - Platón: teoría de las ideas, mundo sensible e inteligible, mito de la caverna, diálogos, teoría del
estado...
384 a. C. - Aristóteles: la esencia del ser es inseparable de la materia; importancia del conocimiento
sensible...
341 a. C. - Epicuro: la sensación es la base del conocimiento, búsqueda del placer (del cuerpo y del espíruto)
336 a. C. - Zenón de Citio: fundador de la filosofía estoica, el bien se obtiene mediante una vida virtuosa
4 a. C. - Séneca: estoicista y moralista, crítica a la pérdida de valores de la sociedad romana
55 - Epicteto: estoico, las cosas que no podemos cambiar debemos aceptarlas para poder ser felices
121 - Marco Aurelio: estoico, el gobierno al servicio del deber, todo acaba cayendo en el olvido
205 - Plotino: neoplatónico, existe una realidad que funda cualquier otra existencia
354 - San Agustín de Hipona: racionalismo y rechazo de la fe en nombre de la razón
1033 - Anselmo de Canterbury: escolástica, argumento ontológico
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
1126 - Averroes: el sujeto de la sensación es externo al alma y el sujeto del intelecto es interno
1224 - Tomás de Aquino: principal respresentante de la escolástica medieval
1280 - Guillermo de Occam: navaja de Occam, debe optarse por la explicación más sencilla entre las posibles
1466 - Erasmo de Rotterdam: el evangelio debe ser accesible a todas las personas y en todas las lenguas
1469 - Nicolás Maquiavelo: filosofía política, concepto de la razón de estado, el fin justifica los medios
1561 - Francis Bacon: teoría empírica del conocimiento, reglas del método científico
1588 - Thomas Hobbes: desarrollo de la filosofía política, cooperación humana basada en el interés personal
1596 - René Descartes: crítica de la escolástica, discurso del método, la duda metódica
1646 - G. W. Leibniz: teoría de las mónadas o formas del ser substanciales
1632 - John Locke: empirismo, liberalismo clásico, el yo es una continuidad de la conciencia
1632 - Baruch Spinoza: crítica racionalista de la ortodoxia religiosa
1685 - George Berkeley: idealismo subjetivo o inmaterialismo, empirismo extremo
1689 - Montesquieu: separación de poderes, la ley es lo más importante del Estado
1694 - Voltaire: no comparto lo que dices, pero defiendo hasta la muerte tu derecho a decirlo
1711 - David Hume: empirista, todo conocimiento deriva de la experiencia sensible
1712 - Jean-Jacques Rousseau: el contrato social, la desigualdad entre los hombres
1724 - Immanuel Kant: precursor del idealismo, Crítica de la Razón Pura, la voluntad del pueblo
1770 - Friedrich Hegel: idealismo, lo absoluto y eterno es la razón
1788 - Arthur Shopenhauer: crítica a la identidad entre el ser y el bien
1804 - Ludwig Feuerbach: humanismo ateo o ateísmo antropológico, influencia en el materialismo histórico
1813 - Soren Kierkegaard: fundador del existencialismo, fideísmo, subjetividad
1818 - Karl Marx: alienación, método del materialismo histórico
1820 - Friedrich Engels: interpretación materialista de la historia
1844 - Friedrich
14 Nietzsche: nihilismo, muerte de Dios, inversión de los valores
1864 - Max Weber: contribuciones a la sociología moderna, antipositivista e idealista
1872 - Bertrand Russell: fundación de la filosofía analítica, realismo filosófico, atomismo lógico
1883 - José Ortega y Gasset: teoría del perspectivismo y de la razón vital e histórica
1889 - Ludwig Wittgenstein: la lógica es la estructura de las ciencias
1889 - Martin Heidegger: ser y tiempo, la esencia de la verdad
1891 - Antonio Gramsci: filosofía de la praxis
1905 - Jean-Paul Sartre: existencialismo, inadmisión de determinismos, el hombre se hace a sí mismo
1924 - Gustavo Bueno: materialismo filosófico, teoría del cierre categorial, el animal divino
1926 - Michel Foucault: estudios críticos de las instituciones sociales
1928 - Noam Chomsky: gramática genereativa, clasificación de lenguajes formales
1929 - Jürgen Habermas: teoría de la acción comunicativa, democracia deliberativa
1930 - Jaques Derrida: deconstrucción, análisis semiótico, filosofía postmoderna, postestructuralismo
1949 - Slavoj Zizek: lo real, lo simbólico y lo imaginario

SESIÓN Nº 03
Cuestión fundamental de la Filosofía.
Es la que trata de la relación entre la conciencia y el ser, el pensamiento y la materia, la naturaleza; se
examina desde dos puntos de vista: en primer lugar, se examina qué es lo primario –el espíritu o la
naturaleza, la conciencia o la materia– y, en segundo lugar, qué lazo existe entre lo que se sabe del mundo y
el mundo mismo, o dicho de otro modo: si la conciencia corresponde al ser, si es capaz de reflejar fielmente el
mundo. Sólo teniendo en cuenta esos dos aspectos, es posible resolver de manera consecuente el problema
básico de la Filosofía.
Filosofía marxista
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Tan sólo la filosofía marxista ha dado una solución materialista-dialéctica, multilateral y científicamente
fundamentada, a la cuestión básica de la filosofía. Ve el carácter primario de la materia en que:

1. la materia es la fuente de la conciencia, ésta es un reflejo de la primera;


2. la conciencia es el resultado de un largo proceso de desarrollo del mundo material;
3. la conciencia es propiedad y función de una materia altamente desarrollada: el cerebro;
4. la conciencia humana, el pensamiento no pueden existir ni desarrollarse sin la envoltura material del
lenguaje, sin el habla;
5. la conciencia ha surgido como resultado del trabajo del hombre;
6. la conciencia posee un carácter social y está determinado por el ser social material.
El Marxismo-Leninismo, a la vez que señala la oposición absoluta entre materia y conciencia exclusivamente
en el marco de la cuestión básica de la Filosofía, subraya su interconexión e interacción.

Materia y Conciencia.
Materia
Concepto: Categoría filosófica para designar la realidad objetiva, que existe con independencia de la
conciencia y en ésta se refleja.
Conciencia
En el nivel más alto de la complejidad - al que corresponde la aparición de los seres racionales -, algunas de
las propiedades de la materia, como, por ejemplo, la Conciencia, parecen tan insólitas, tan distintas de la
materia, que a primera vista se ofrecen como algo totalmente desligado de ella. El elevar esta idea a la
condición de algo absoluto, la incapacidad de descubrir el nexo entre la conciencia y la materia siempre ha
dado lugar a que surgieran diversas Teorías idealistas y dualistas.
Conciencia
La conciencia, que es lo derivado respecto al ser material, posee una independencia relativa en su desarrollo
y ejerce 15
a su vez un activo influjo sobre el mundo material, contribuyendo a que el hombre lo domine
prácticamente y lo transforme. La conciencia humana, apoyándose en la práctica, es capaz de alcanzar un
conocimiento fidedigno del mundo.
El problema de la relación entre la materia y la conciencia constituye el problema fundamental de la filosofía
en virtud de que, por su generalidad, abarca todas las cuestiones filosóficas, predeterminando no sólo la
solución de los problemas particulares, sino, además, el carácter de la concepción del mundo en su conjunto,
y proporciona un criterio seguro para diferenciar las corrientes filosóficas principales. Por este motivo, la
formulación científica de la cuestión fundamental de la Filosofía permite observar, consecuentemente, el
principio relativo al espíritu de partido de la Filosofía, permite delimitar con toda precisión, y contraponer,
materialismo, e idealismo, defender enérgicamente la concepción científica, materialista dialéctica, del mundo.

1.- Relación de Materia y Conciencia.


Realidad objetiva que existe fuera e independientemente de la conciencia humana y es reflejada por esta
última. La materia, abarca una infinidad de objetos y sistemas del mundo que existen en la realidad. La
materia es increable e indestructible, eterna en el tiempo e infinita en el espacio, en sus manifestaciones
estructurales, está ligada indisolublemente con el movimiento y es capaz de autodesarrollarse sin cesar. En
determinadas etapas, existiendo las condiciones favorables, este autodesarrollo conduce al surgimiento de la
vida y de los seres pensantes. La conciencia constituye la forma superior del reflejo, que es una propiedad de
la materia. El carácter universal y absoluto de la materia caracteriza la unidad material del mundo. En este
último no hay nada que no sea un determinado tipo o estado de la materia, su propiedad, forma de su
movimiento o producto de su desarrollo histórico. El reconocimiento de la unidad material del mundo es el
principio de partida del materialismo filosófico en oposición a todas las concepciones idealistas en las que se
admite como substancia de todos los fenómenos en el mundo la voluntad divina, la “idea absoluta”, el espíritu,
la energía (energetismo), &c. La materia no puede reducirse a sus formas concretas de manifestación, por
ejemplo, a la substancia o a los átomos, pues existen las formas no substanciales de la materia: los campos
electromagnéticos y gravitacionales, los neutrinos de diversos tipos, cuya estructura es muy compleja. La
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
materia es inagotable y su conocimiento es potencialmente ilimitado. Al mismo tiempo, la materia siempre
posee una organización sistémica ordenada y es inseparable de las distintas propiedades y formas del
movimiento. Desde el punto de vista de la ciencia moderna, las formas fundamentales de la materia son: 1)
los sistemas de la naturaleza inorgánica (partículas elementales y campos, átomos, moléculas, cuerpos
macroscópicos, sistemas cósmicos de distintos órdenes); 2) los sistemas biológicos (toda la biosfera, desde
los microorganismos hasta el hombre); 3) los sistemas socialmente organizados (hombre, sociedad). Pero la
materia no se reduce sólo a estas formas, ya que en el mundo infinito existen también variedades
cualitativamente distintas de la materia como realidad objetiva, por ejemplo, los quarkos u otros posibles
microobjetos en la estructura de las partículas “elementales”. La comprensión filosófica de la materia como
realidad objetiva se especifica por las teorías de las ciencias naturales sobre la estructura y las leyes del
movimiento de la materia. Pero sería erróneo identificar la categoría filosófica de materia con las
representaciones físicas o químicas concretas sobre la materia, pues estas últimas tienen un carácter
particular y no abarcan toda la diversidad infinita de las variedades de la materia existentes en la realidad. De
la misma manera es erróneo identificar la materia con una de sus propiedades concretas, por ejemplo, con la
masa, la energía, el espacio, &c., puesto que la materia posee una diversidad inagotable de propiedades. El
concepto de materia se explica detalladamente en todo el contenido del materialismo dialéctico e histórico y
en su doctrina acerca de las propiedades universales y leyes del desarrollo de la materia (Formas de
movimiento de la materia, Infinito y finito, Universo, Substancia, Unidad y diversidad del mundo).

2.- El papel del trabajo y el lenguaje en el origen y desarrollo del pensamiento


Mensaje por arquimedesb el Lun Sep 25, 2017 10:20 pm
En el desarrollo del pensamiento humano el trabajo ha sido más que una actividad donde el hombre utiliza los
materiales que le provee la naturaleza para convertirlos en riquezas; podemos decir que el trabajo es la
condición básica y fundamental de toda la vida humana ya que esta ha creado al propio hombre.
En la evolución histórica del hombre ha quedado demostrado que en cada progreso obtenido sobre la
16 implícitamente se generaba un nuevo desarrollo del trabajo y obligaba a multiplicar los casos de
naturaleza
ayuda mutua que requerían una comunicación para lo cual se desarrolló un primer lenguaje básico y primitivo
Por ello podemos afirmar que primero el trabajo y luego la palabra articulada fueron los dos estímulos
principales bajo cuya influencia comenzó el desarrollo gradualmente el pensamiento
El desarrollo del pensamiento permitió que el trabajo mismo se diversificara y perfeccionaba de generación en
generación extendiéndose cada vez a nuevas actividades como la caza, la ganadería, la agricultura y más
tarde el hilado, el tejido, el trabajo de los metales, la alfarería, la navegación, el comercio, los oficios, las artes
y las ciencias; igualmente las tribus dieron paso a las naciones.
Este rápido progreso de la civilización es atribuido exclusivamente al desarrollo del cerebro y por ende del
pensamiento donde los hombres se acostumbraron a explicar sus actos por sus pensamientos en lugar de
sus necesidades
En conclusión, podemos afirmar que el trabajo y el lenguaje han tenido una influencia impactante sobre el
desarrollo del pensamiento humano.

SESIÓN Nº 04
Filosofía Oriental
https://filosofia.laguia2000.com/filosofia-oriental/filosofia-oriental

La Filosofía Oriental se diferencia de la Occidental por su componente tradicionalista y su interpretación


mística de la realidad.

Muchos filósofos de Occidente no consideran a estas doctrinas como filosóficas, sin embargo, Egipto fue la
cuna del conocimiento oriental y de la mayoría de las teorías místicas, que también influyeron en el
pensamiento de los antiguos filósofos griegos.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020

El conocimiento místico oriental se concentraba en fraternidades secretas y las enseñanzas de sus maestros
solamente eran compartidas por sus miembros. Esa tendencia en gran parte fue uno de los motivos de la
pérdida de todo el caudal de conocimiento que se concentraba dentro de los claustros donde se reunían.

Más tarde, esta antigua sabiduría, mezclada con creencias ocultistas, se fue transformando en una enorme
cantidad de supersticiones, cultos y credos, que por último se convirtieron en religiones o ciencias ocultas.

Sin embargo, muchas de estas doctrinas son una gran fuente de sabiduría y enseñanzas éticas.

Las religiones Orientales conservan una concepción del hombre como parte de la naturaleza con un poder
potencial dentro de si mismo, mientras que Occidente lo separó de ella privilegiando como paradigma a la
razón.

El Budismo. - En realidad no es una religión, porque esta doctrina propone una meta principal en esta vida
que es llegar al autoconocimiento. Reconoce la existencia de un Dios inmanente, es decir dentro de cada uno
de nosotros, que solamente se puede vislumbrar conociéndose a sí mismo.

La mayoría de las religiones orientales tienen una concepción filosófica mentalista, es decir que consideran a
la realidad como un proceso mental factible de modificar con la mente por medio de la meditación.

Son panteístas, es decir, conciben un Dios inmanente, dentro de cada cosa existente. Todo lo que existe que
nos parece real es una creación mental de una mente total que nos contiene.
17
Vemos que Parménides identifica el Ser con el pensar y considera al mundo sensible como una ilusión de los
sentidos y Platón reconoce el Ser en las esencias puras trascendentes aceptando que los fenómenos de la
realidad son solo apariencias.
Pero para estos filósofos, todo otro conocimiento que no sea racional no existe.

Toda filosofía es una forma de concebir el mundo. Las religiones también son cosmovisiones, pero basadas
en el dogma. La filosofía occidental se funda en la razón y la oriental en el poder de la mente más allá de la
razón.

Las religiones occidentales adoptaron la filosófía platónica con un Dios trascendente y poderoso que nos ha
legado un código ético que permitirá que nuestra alma sea inmortal y nos absuelve con el Bautismo, de la
culpa heredada de nuestros primeros padres, por querer ser como dioses.

Los budistas creen en la reencarnación y el karma que traemos de otras vidas y en la posibilidad de liberarnos
de este condicionamiento para no volver a renacer.

En Oriente consideran que los principios básicos de las enseñanzas ocultas habilitarán al hombre a llegar al
verdadero conocimiento racional. Esta antigua sabiduría predice fenómenos que todavía no se pueden llegar
a comprender con la razón, y su forma de concebir el origen del Universo se asemeja a las más aceptadas
teorías científicas actuales.

Filosofía Oriental: Origen, India, Budista y China


https://www.lifeder.com/filosofia
Por Isabel Castillo
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
La filosofía oriental es un compendio de corrientes de pensamiento que abordan las preocupaciones
existenciales del ser humano, y que surgieron en el Medio Oriente, India y China, entre otros lugares. Estas
corrientes de pensamiento comenzaron a expandirse en el mundo desde hace alrededor de 5000 años.
En la mayoría de los casos se desarrollaron en pequeñas secciones de Asia, y se extendieron por miles de
kilómetros. Se emplea el término “filosofía oriental” para distinguirlas de la filosofía tradicional en el occidente
y, a pesar de estar englobadas bajo la misma denominación, la mayoría de las veces no hay mucho en común
entre ellas.
Hasta hace relativamente poco, en América y Europa el estudio de la filosofía se limitaba al estudio de los
filósofos occidentales. Esto incluía a los grandes de la filosofía griega antigua y a otros como Descartes,
Hegel o Nietzsche. Sin embargo, a medida que el mundo se vuelve más globalizado y conectado, la primacía
cultural de occidente se ha visto cuestionada.
Esto ha llevado a que se hayan comenzado a aceptar las filosofías y tradiciones orientales. Cabe resaltar que
ya en la época de los antiguos griegos había interacción entre el pensamiento oriental y el occidental; de
hecho, el pensamiento islámico sentó las bases para la ilustración en el oeste
Las filosofías orientales se consideran algunas de las más intrincadas del planeta. También son muy
populares, dado que tienen muchos seguidores en las distintas corrientes religiosas y se han vuelto cada vez
más influyentes en occidente: en ocasiones, incluso desafían y se contraponen a las suposiciones de su
contraparte, la filosofía occidental.

Origen e historia
Filosofía hindú
Los conceptos de esta filosofía oriental influyeron directa o indirectamente en la filosofía de otras tradiciones
filosóficas orientales. Los orígenes del hinduismo se remontan al año 3500 a. C., pero no tiene una figura
fundadora.
El término “hindú” proviene de la palabra persa hind, que era el nombre dado a la región del río Indo en el
norte de18la India. En general, “hinduismo” significa la religión de la región del río Indo.
En sus inicios era una religión politeísta, similar a la religión en la antigua Grecia y Roma. Su filosofía plantea
el carácter panteísta de la realidad divina (llamada Atman-Brahman) que impregna el cosmos.

Filosofía budista
El budismo fue fundado en la India por un antiguo monje hindú llamado Gautama Siddhartha (563-483 a. C.),
mejor conocido como Buda, un término que significa “iluminado”.

Este ampliamente reconocido representante de la filosofía oriental provenía de una familia rica en lo que hoy
es el país de Nepal, donde su padre era un señor feudal.
Antes de nacer, su madre soñó que un elefante blanco entró en su útero a través de su costado. Los
sacerdotes hindúes interpretaron el sueño como un destino dual: él sería un monarca universal o un maestro
universal.
A los 29 años Buda se sorprendió al conocer el sufrimiento que experimentaban los humanos. Entonces
deambuló durante seis años, aprendiendo de personas santas acerca de la solución a la difícil situación
humana.
Descorazonado por los fracasos en su búsqueda, Buda se sentó debajo de una higuera y juró no levantarse
hasta que alcanzara el despertar supremo. Entonces, se quedó despierto y meditando toda la noche y, al
amanecer del siguiente día, había alcanzado la sabiduría que buscaba.

Filosofía confucionista
El confucionismo fue la corriente filosófica que floreció en china alrededor del año 500 a. C. Este florecimiento
fue consecuencia de un periodo de convulsión social conocido como el período de los Estados Combatientes.
Así pues, el filósofo Confucio (551-479 a. C.) pensaba que la solución al problema de la anarquía era regresar
a las antiguas costumbres chinas propias de antes de que estallara la confusión social.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
A tal efecto, investigó las antiguas tradiciones culturales de China y editó varios libros de historia y literatura
antiguas. En estas obras hizo hincapié en la importancia de la conducta virtuosa, siendo el primer pensador
en hacerlo.
Gran parte de su pensamiento ético se centra en cuatro temas específicos: la conducta ritual, la humanidad,
la persona superior, la obediencia del niño y el buen gobierno.
A los 73 años dejó de existir, pero sus seguidores desarrollaron su legado. Esto finalmente resultó en el
florecimiento de la escuela confuciana, que afectó fuertemente la vida intelectual china durante 2000 años.

Principios de la filosofía oriental


Filosofía hindú
El Dios interno
Según este principio, Dios está dentro de todos. Es el Atman en las profundidades del ser cubierto por
múltiples capas. Desde el interior, Dios domina el universo.

or esa razón los seres humanos son eternos; no mueren definitivamente, sino que reencarnan dado que Dios
es inmortal.

Reencarnación
Como consecuencia del alma inmortal de los humanos, cada vez que estos mueren físicamente el alma
reencarna en otro ser humano para vivir la vida de este nuevo ser.
Esta vida estará marcada por las malas acciones y las buenas acciones de nuestra vida anterior (teoría del
karma).

Yoga
Esta es una técnica para descubrir el Dios del yo interno en cada una de las personas. Para ayudar a los
creyentes
19en esta tarea, la tradición hindú desarrolló una serie de técnicas de yoga.

El término “yoga” significa literalmente “yugo” o “arnés” y, de manera más general, se puede interpretar como
“disciplina”.

Monismo
Consiste en la visión filosófica de que el universo está compuesto de un solo tipo de cosas. Esta visión
alcanza al hinduismo por su concepción panteísta de un dios que envuelve todo.

Filosofía budista
Cuatro verdades nobles
De acuerdo con la tradición, Buda entregó un discurso a sus amigos ascéticos (abstinentes) inmediatamente
después de su iluminación.

El contenido del discurso es la base de todas las enseñanzas budistas. El discurso presenta “cuatro verdades
nobles” sobre la búsqueda de la iluminación:
– Existe el sufrimiento.
– El sufrimiento tiene una causa.
– Todo sufrimiento puede cesar.
– Existe un camino para superar el sufrimiento.

Preguntas impropias y la doctrina del No-Ser


Con relación a este principio, Buda estableció que en la búsqueda de la iluminación no se debía perder el
tiempo en preguntas que apartaban del objetivo.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
En su opinión, preguntas como “¿cuál es la naturaleza de Dios?” y “¿hay vida después de la muerte?” deben
ser evitadas. Según Buda, tales especulaciones no abordaban el problema básico, que era el logro del
nirvana.

Doctrina de origen dependiente


Buda no estaba de acuerdo con la idea del karma. Sin embargo, no la rechazó por completo, sino que le dio
un giro terrenal.
Según él, todos los eventos son el resultado de cadenas de eventos causales. Cuando se buscan las causas
de cualquier evento desafortunado, se descubre que se basan claramente en un deseo.

Vacío y budismo zen


Esta es una doctrina proveniente de una de las dos ramas en las que se dividió el budismo alrededor del año
100 a. C. Se basa en que la realidad es un vacío a pesar de que existe.
La solución para esta contradicción se hallaría en el budismo zen. El enfoque zen se basa en uno de los
discursos de Buda conocido como el sermón de las flores.

Filosofía confucionista
Conducta ritual
Lo más importante entre las enseñanzas de Confucio es la adhesión total a las normas sociales y a las
costumbres. Para él, los rituales y las tradiciones son el pegamento visible que une a la sociedad.

La humanidad y la persona superior


Según este principio, la humanidad es la actitud de bondad, benevolencia y altruismo hacia los demás. Para
adquirirla se deben desarrollar las virtudes de la dignidad y la paciencia.

Obediencia
20 infantil y buen gobierno
Confucio sostenía que hay cinco relaciones que subyacen en el orden de la sociedad: padre e hijo, hermano
mayor y menor, esposo y esposa, amigo mayor y amigo menor y regla y sujeto.
Cada uno de estos implica un superior y un subordinado, y se requieren deberes especiales de ambas partes.
De este modo, la persona subordinada está obligada a mostrar obediencia y la persona superior a mostrar
bondad.

Bondad humana inherente


Este principio fue sostenido por Mencio (390-305 a. C.), seguidor del confucianismo. De acuerdo con este, las
mentes y corazones albergan una tendencia inherente hacia la bondad moral.
Mencio sostenía que el mal es el resultado de malas influencias sociales que reducen la fuerza moral natural.
Esa fuerza proviene de cuatro virtudes morales naturales específicas: conmiseración, vergüenza, respeto y
aprobación.

Autores y obras representativas de la filosofía oriental


Filosofía india
Vedas (autores varios)
Las Vedas —que siginifica literalmente “cuerpos de conocimiento”— son el texto sagrado del hinduismo. Fue
escrita entre 1500 y 800 a. C. en el idioma antiguo sánscrito.
Entre los poetas religiosos (rishi) que participaron en la redacción están Angiras, Kanua, Vasishtha, Atri y
Bhrigu, entre otros. La obra describe características de varios dioses, rituales para apaciguarlos e himnos
para cantarles.

Puranas (Autores varios)


Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Estos textos posvédicos contienen una discusión completa de la historia del universo y su creación y
destrucción, lazos familiares con los dioses y diosas, y una descripción de la cosmología hindú y la historia del
mundo.
Por lo general se escriben en forma de historias contadas por una persona a otra. A menudo le dan
prominencia a una deidad particular, empleando una gran cantidad de conceptos religiosos y filosóficos.

Bhagavad Gita (Canción de Dios, Anónimo)


Es una sección de un poema épico llamado Mahabharata, que fue compuesto durante un período de 800
años. La historia se centra en el príncipe Arjuna que está desesperado por haber entrado en batalla contrasu
familia.
En este poema el príncipe expresa su dolor a Krishna, quien resulta ser la manifestación del dios hindú
Vishnu con forma humana. Krishna consuela a Arjuna con una lección de filosofía sobre descubrir el dios
interno.

Filosofía budista
Balangoda Ananda Maitreya Thero (1896-1998)
Fue un erudito monje budista de Sri Lanka y una personalidad del budismo theravada en el siglo XX. En la
creencia de los budistas de Sri Lanka, logró un mayor nivel de desarrollo espiritual a través de la medi
La mayoría de sus libros fueron escritos en inglés y en lengua cingalés. De este amplio repertorio destacan
los títulos Meditación sobre la respiración, La vida del Buda, Sambodhi Prarthana y Dhamsa Bhava, entre
otros.

Hajime Nakamura (1912-1999)


Fue un académico japonés de escrituras védicas, hindúes y budistas. Entre sus publicaciones figuran Formas
de pensar en los pueblos del este: India, China, Tíbet, Japón y Budismo indio: una encuesta con notas, entre
otras. 21

Dalai Lama (1391- )


Es un título dado a los líderes espirituales del pueblo tibetano. Son parte de la escuela Gelug o “sombrero
amarillo” del budismo tibetano. Esta es la más nueva de las escuelas del budismo tibetano.
Su nombramiento es sucesoral y el cargo es de por vida. El primer Dalai Lama estuvo en funciones a partir
del año 1391. Actualmente se encuentra ejerciendo el Dalai Lama número 14.
Entre las obras publicadas por el actual Dalai Lama se pueden citar El camino hacia la iluminación, El poder
del budismo, Conciencia en la encrucijada, entre muchas otras más.

Nikkyo Niwano (1906–1999)


Este representante de la filosofía oriental fue uno de los fundadores y el primer presidente de la organización
Rissho Kosei Kai (movimiento religioso budista japonés).
Su legado quedó representado en sus obras Budismo para hoy, Una guía para el triple Sutra del loto,
Principiante de por vida: una autobiografía y Pestañas invisibles.

Filosofía china
Fung Yu-lan (1895-1990)
Fung Yu-lan fue un representante de la filosofía oriental moderna, específicamente de la china. A lo largo de
su vida se ocupó de conciliar el pensamiento tradicional chino con los métodos la filosofía occidental.
Este esfuerzo se vio representado en obras como Un estudio comparativo de los ideales de la vida, Una
nueva filosofía del principio, Nuevos discursos sobre los eventos, Nuevas advertencias sociales, entre otros
títulos.

Confucio (551-479 a. C.)


Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Conocido también por su nombre chino Kung-tse, es uno de los más conocidos representantes de la filosofía
oriental. Fue un filósofo, teórico social y fundador de un sistema ético que aún hoy en día mantiene su
vigencia.
Su obra está reflejada en los libros Yi-King (Libro de las mutaciones), el Chu-King (Canon de la historia), el
Chi-King (Libro de las canciones), el Li-Ki (Libro de los ritos) y los Chun-Ching (Anales de primavera y otoño).

Mencio (372-289 a. C. o 385 a 303 o 302 a. C.)


Mencio es también conocido por sus nombres chinos Mengzi or Meng-tzu. Fue un filósofo chino que a
menudo ha sido descrito como el sucesor de Confucio.
Su obra maestra fue el libro Mencius, escrito en chino antiguo. Esta es una colección de anécdotas y
conversaciones del pensador y filósofo confuciano Mencio. A lo largo de la obra, habla sobre temas de
filosofía moral y política.

Referencias
1. Boyles, D. (s/f). Eastern Philosophy: Key Concepts & Beliefs. Tomado de study.com.
2. Fieser, J. (2017, septiembre 01). Classical eastern philosophy. Tomado de utm.edu.
3. SuperScholar-The bests ideas in the world. (s/f). A History of Eastern Philosophy. Tomado de
superscholar.org.
4. On Truth & Reality. (s/f). Ancient Eastern Philosophy. Tomado de spaceandmotion.com
5. Dasa, A. (s/f). ¿Que son los Vedas?. Tomado de es.krishna.com.
6. Yogapedia. (s/f). Purana. Tomado de yogapedia.com.
7. Antonov, V. (2010). Bhagavad-Gita con Comentarios. Tomado de /bhagavad-gita.swami-center.org.
8. Wikipedia-The free encyclopedia. (s/f). List of writers on Buddhism. Tomado de
9. en.wikipedia.org.
10. Liu, J. L. (s/f). Chinese Philosophy. Tomado de philpapers.org.
11. 22
Tu, X. (s/f). Feng Youlan (Fung Yu-lan, 1895—1990. Tomado de iep.utm.edu.
12. El arte de la estrategia. (s/f). Confucio. Biografía y obra. Tomado de elartedelaestrategia.com.
13. Violatti, C. (2105, junio 17). Ancient Chinese Philosophy. Tomado de ancient.eu

SESIÓN Nº 05

Concepción Científica del Mundo


INSTITUTO DE ESTUDIOS SOBRE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA
https://www.academia.edu/882052/La_concepci%C3%B3n_cient%C3%ADfica_del_mundo_El_C
%C3%ADrculo_de_Viena_dedicado_a_Moritz_Schick

Los partidarios de la concepción científica del mundo están de acuerdo en el rechazo de la metafísica
manifiesta o de aquella escondida del apriorismo. Pero más allá de esto, el Círculo de Viena sostiene la
concepción de que todos los enunciados del realismo (crítico) y del idealismo sobre la realidad o irrealidad del
mundo exterior y de las mentes ajenas son de carácter metafísico, pues ellos están sujetos a las mismas
objeciones que los enunciados de la antigua metafísica: no tienen sentido porque no son verificables, no se
atienen a las cosas. Algo es “real” en la medida en que se incorpora a la estructura total de la experiencia.
La intuición, que es especialmente enfatizada por los metafísicos como fuente de conocimiento, no es
rechazada como tal por la concepción científica del mundo. Sin embargo, se aspira a, y exige de, todo
conocimiento intuitivo, una posterior justificación racional, paso a paso. Al que busca le están permitidos todos
los medios; lo encontrado, sin embargo, debe resistir la contrastación. Se rechaza la concepción que ve en la
intuición un tipo de conocimiento de valor más elevado y profundo, que puede conducirnos más allá de los
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
contenidos de la experiencia sensible y que no debe estar unido mediante fuertes cadenas al pensamiento
conceptual.
Hemos caracterizado la concepción científica del mundo en lo fundamental mediante dos rasgos. Primero, es
empirista y positivista: hay sólo conocimiento de la experiencia que se basa en lo dado inmediatamente. Con
esto se establece la demarcación del contenido científico legítimo. Segundo, la concepción científica del
mundo se distingue por la aplicación de un método determinado, a saber, el del análisis lógico. La aspiración
del trabajo científico radica en alcanzar el objetivo de la ciencia unificada por medio de la aplicación de ese
análisis lógico al material empírico. Debido a que el significado de todo enunciado científico debe ser
establecido por la reducción a un enunciado sobre lo dado, de igual modo, el significado de todo concepto, sin
importar a qué rama de la ciencia pertenezca, debe ser determinado por una reducción paso a paso a otros
conceptos, hasta llegar a los conceptos de nivel más bajo que se refieren a lo dado. Si tal análisis fuera
llevado a cabo para todos los conceptos, serían de este modo ordenados en un sistema de reducción, un
“‘sistema de constitución”. Las investigaciones orientadas al objetivo de tal sistema de constitución, la “teoría
de la constitución”, forman, de este modo, el marco en el cual es aplicado el análisis lógico por la concepción
científica del mundo. La realización de tales investigaciones muestra muy pronto que la lógica aristotélico-
escolástica es completamente insuficiente para esa meta. Recién en la moderna lógica simbólica (“logística”)
se logran obtener la precisión requerida de las definiciones de conceptos y enunciados, y formalizar el
proceso de inferencia intuitivo del pensamiento ordinario, esto es, ponerlo en una forma rigurosa, controlada
automáticamente mediante el mecanismo de signos. Las investigaciones en la teoría de la constitución
muestran que los conceptos de las experiencias y cualidades de la psiquis propia pertenecen a los estratos
más bajos del sistema de constitución; sobre ellos se depositan los objetos físicos; a partir de éstos se
constituyen las mentes ajenas y por último los objetos de las ciencias sociales. El ordenamiento de los
conceptos de las distintas ramas de la ciencia en el sistema de constitución es hoy ya reconocible a grandes
23
rasgos, aunque para llevarlo a cabo en detalle todavía queda mucho por hacer. Con la demostración y el
señalamiento de la forma del sistema total de los conceptos, se reconoce al mismo tiempo la referencia de
todos los enunciados a lo dado y, con ello, la forma de construcción de la ciencia unificada.
En la descripción científica sólo puede ingresar la estructura (forma de orden) de los objetos, no su “esencia”.
Lo que une a los hombres en el lenguaje son fórmulas de estructura; en ellas se representa, por sí mismo, el
contenido del conocimiento que es común a los hombres. Las cualidades experimentadas subjetivamente –lo
rojo, el placer– son, como tales, sólo vivencias, no conocimiento; en la óptica física sólo ingresa lo que es
básicamente comprensible también para el ciego.

Concepción del mundo


Diccionario de filosofía · 1984:77
http://www.filosofia.org/enc/ros/concepdm.htm

Conjunto de principios, opiniones y convicciones que determinan la línea de actividad y la actitud que hacia la
realidad mantiene un individuo, grupo social, clase o la sociedad en su conjunto. La concepción del mundo se
compone de elementos pertenecientes a todas las formas de la conciencia social; desempeñan un gran papel
en ella los criterios filosóficos, científicos, políticos, morales y estéticos. Al incorporarse al sistema de la
concepción del mundo, los conocimientos científicos sirven a la orientación práctica directa del individuo o el
grupo en la realidad social y natural circundante. Los principios y normas morales regulan las interrelaciones y
la conducta de los individuos y, conjuntamente con los juicios estéticos, determinan la actitud hacia el medio
ambiente y hacia las formas de actividad, sus fines y resultados. Las opiniones y convicciones filosóficas
constituyen el fundamento de todo el sistema de la concepción del mundo, pues precisamente la filosofía
racionaliza teóricamente los datos conjuntos de la ciencia y la práctica expresándolos en forma de un cuadro
de la realidad más objetivo e históricamente definido. El problema fundamental de la concepción del mundo
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
es el problema fundamental de la filosofía. En dependencia de su solución se distinguen dos tipos principales
de concepción del mundo: materialista e idealista. La concepción del mundo refleja el ser social. En la
sociedad dividida en clases, la concepción del mundo reviste un carácter clasista; la dominante es de
ordinario la concepción del mundo de la clase dominante. En la sociedad socialista desarrollada, la
concepción del mundo conserva su naturaleza clasista en virtud de que sigue librándose la lucha de clases en
el ámbito internacional, pero la concepción del mundo de la clase obrera en este caso pasa a ser la de toda la
sociedad, y su base científico-teórica y político-ideológica es el marxismo-leninismo. En el contexto del
socialismo, la formación consciente y perseverante de la concepción del mundo comunista constituye una de
las tareas fundamentales de la actividad del partido comunista y del Estado. Los ideólogos burgueses y los
revisionistas afirman que el régimen social comunista conduce a la unificación completa de la concepción del
mundo. Pero la dominación de la concepción del mundo comunista en las condiciones del socialismo no
significa sino el hecho de que todos los miembros de la sociedad aceptan la ideología científica marxista-
leninista. Dada la unidad incondicional de la base ideológica, la concepción del mundo de las personas en la
sociedad presupone y realiza la riqueza de las diferencias individuales en sus componentes particulares, por
cuanto la concepción del mundo de un individuo por separado, en la que encuentra expresión su experiencia
vital específica, no constituye una proyección unívocamente determinada de la concepción del mundo de la
sociedad. Para la caracterización cualitativa de la concepción del mundo es esencial que existen en ella no
sólo los conocimientos, sino también las convicciones. Las convicciones, que se forman sobre la base de los
conocimientos, constituyen precisamente la fuente de la actividad del individuo, el grupo o la clase. Este
hecho explica la significación fundamental que en la sociedad socialista se atribuye a la transformación de los
principios de la concepción del mundo marxista-leninista en convicciones durante el proceso de educación
comunista del individuo.

24

Definición léxica del término «Materia»


Gustavo Bueno
http://www.filosofia.org/mat/mm1990a2.htm

1. Se trata de ofrecer una definición léxica, a los efectos del léxico referido a una Enciclopedia de las
disciplinas filosóficas dada, como la presente. Una definición, por tanto, que, manteniéndose lo más «exenta»
que le sea posible respecto de las diversas escuelas filosóficas (materialistas, espiritualistas, teístas, &c.), sin
embargo, acierte a recoger las notas imprescindibles del término «materia» capaces de facilitar el acceso a
ellas. No ya tanto en el sentido que cobraría un concepto genérico y uniforme, que pueda cubrir de una sola
vez a todas las posibles acepciones, sino más bien en el sentido de un concepto funcional que puede ir
cobrando significados heterogéneos de un modo sistemático. Con estos presupuestos introduciremos la
definición siguiente:
2. El término materia designará inicialmente a la materia determinada, es decir, a todo tipo de entidad que,
dotada de algún tipo de unidad, consta necesariamente de multiplicidades de partes variables (cuantitativas o
cualitativas) que, sin embargo, se codeterminan recíprocamente (causalmente, estructuralmente). La materia
determinada comprende diversos géneros de materialidad: un primer género, que engloba a las
materialidades dadas en el espacio y en el tiempo (a las materialidades físicas); un segundo género que
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
comprende [50] a las materialidades dadas antes en una dimensión temporal que espacial (son las
materialidades de orden subjetivo) y un tercer género de materialidades, en el que se incluyen los sistemas
ideales de índole matemático, lógico, &c. y que propiamente no se recluyen en un lugar o tiempo propios.
En una segunda fase, el término materia, al desarrollarse dialécticamente mediante la segregación sucesiva
de toda determinación, puede llegar a alcanzar dos nuevas acepciones, que desbordan el horizonte de la
materia determinada: la acepción de la materia cósmica (como negación de la idea filosófica de espíritu, en
tanto el espíritu se redefine filosóficamente por medio del concepto de las formas separadas de toda materia)
y la acepción de la materia indeterminada o materia prima en sentido absoluto, como materialidad que
desborda todo contexto categorial y se constituye como materialidad transcendental. [51]

Historia de la Idea de «Materia»


Gustavo Bueno
http://www.filosofia.org/mat/mm1990a4.htm

Hace ya muchos años que, gracias a una pléyade de historiadores de la filosofía y de la ciencia (desde
Dilthey a Cassirer, desde Koyré a Crombie) ha ido pasando a un segundo plano la tesis, aún viva (de Draper
a Farrington), que ve en la época medieval un mero paréntesis entre la Edad Antigua y su re-nacimiento y
desarrollo en la Edad Moderna. La Edad Moderna, y esto se aplica sobre todo a la idea de materia que en ella
se desenvuelve, no podría contemplarse solamente desde la Edad Antigua (neoaristotelismo,
neoepicureismo, &c.); es preciso analizarla también desde la Edad Media. No solamente son las ideas
helénicas, sino también las ideas medievales aquellas que van a moldear los contenidos mismos de los
diferentes desarrollos modernos de la idea de materia. Estas diferencias pueden ser establecidas según muy
diferentes criterios. Ateniéndonos, dentro de un obligado esquematismo, precisamente a criterios históricos,
podríamos25 distinguir tres tipos principales según los cuales se habrían reorganizado las ideas modernas en
torno a la materia, con muchas familias y variedades en cada uno de tales tipos:
Una primera reorganización que procede respetando, en lo posible, las tradiciones escolásticas tradicionales
(relativas a la separación del mundo natural y el mundo espiritual, particularmente el mundo divino); un
segundo tipo de reorganización según el cual la separación de las sustancias materiales y espirituales se
atenúa, aun cuando en una dirección marcadamente reduccionista, en beneficio de la materia corpórea (o, por
lo menos, en una dirección que respetará incondicionalmente su autonomía); y, en tercer lugar, un tipo de
reorganizaciones, también orientado a atenuar la separación, pero de sentido opuesto al tipo segundo, puesto
que ahora es la materia corpórea, o sus componentes, aquello que será presentado como expresión o
emanación [72] de un ser inmaterial, es decir, incorpóreo. Esto, aunque recuerda el neoplatonismo, no se
confunde con él, precisamente por efecto de la «revaluación ontológica» medieval de la materia.
La tenaz voluntad, presente a lo largo de los siglos modernos, de mantener la separación y oposición entre el
«Reino de la Materia» y el «Reino del Espíritu» -y, en particular, del Espíritu divino- no significa que se hayan
extinguido los automatismos que llevaron a la reorganización de las ideas heredadas en torno a la materia. La
materia será irreductible al Espíritu, y, sobre todo, a Dios. Pero, en cuanto obra suya, habrá de reproducir
analógicamente la esencia divina. La naturaleza material será, pues, de algún modo, infinita; tendrá, por ello
mismo, una estructura matemática, puesto que Dios ya no es el Dios insondable de Aristóteles, vuelto
enteramente hacia sí mismo, sino que es el Dios creador del mundo, que lo ha debido planear tal como él es,
a saber, por ejemplo, sometido a la legalidad matemática. Por ello Dios podrá ejercer el papel de cánon o
modelo desde el cual habrá que analizar el mundo. Ya no será Dios aquel ser que sólo desde el mundo
material podía ser contemplado; es el mundo material aquello que debe ser contemplado desde Dios. Se trata
de una «inversión teológica» que hoy nos sorprende: «la segunda ley de la naturaleza (material) es que todo
es recto de suyo y, por eso, las cosas que se mueven circularmente tienden siempre a separarse del círculo
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
que describe... la causa de esta regla es la misma que la de la precedente, a saber, la inmutabilidad y la
simplicidad de la operación con que Dios conserva el movimiento de la materia», nos dice Descartes
(Principia, XXXIX). «Dios, por la primera de las leyes naturales, -el principio de la inercia- quiere positivamente
y determina el choque de los cuerpos...», dirá Malebranche (Ouvres completes, ed. A. Robinet, t. III, pág.
217).
Pero si la materia es reflejo de Dios, se comprende que la materia pueda ser considerada sistemáticamente
como regla [73] para entender a Dios mismo y al Espíritu -y, en esta línea, podrá llegarse, en el límite, a
extender la inteligibilidad material al mismo Dios o, por lo menos, a hacerla coexistir con él. No ya
necesariamente al modo del panteísmo materialista de Giordano Bruno (la tesis de la ecuación entre Dios y la
materia prima que antes hemos citado) sino también al modo del corporeísmo operacionalista de Hobbes o de
Gassendi, o, incluso, al modo de B. Espinosa, para quien la materia, como res extensa, comienza a ser un
atributo, junto con la res cogitans, de la sustancia (Etica, parte 2ª, proposiciones I y II).
Y, en tercer lugar, queda abierta la vía de reduccionismo inverso, total o parcial: la vía que tiende a considerar
a la materia, a la res extensa, como un ser real, que no se reduce, es cierto, a una negación, pero que
tampoco tiene una sustantividad propia. Más exacto sería decir que la materia es ahora un accidente (o un
fenómeno) de una sustancia inmaterial o espiritual (divina o humana), una determinación del Espíritu o de la
Conciencia -y no recíprocamente. En esta perspectiva se sitúa la filosofía clásica inglesa. Es la perspectiva
del empirismo de Locke y de Hume (la materia, como construcción o hipótesis del espíritu subjetivo); es
también la perspectiva del idealismo material de Berkeley (la materia como contenido de nuestra percepción y
lenguaje divino). Incluso, a su modo, es la perspectiva «neoplatónica» del propio Newton, cuando concibe al
espacio infinito como «sensorio de Dios» (Optics, III-I, q. 28).
Pero es 26
también, aunque con otras coordenadas, la perspectiva «alemana», la de Leibniz y la del idealismo
transcendental kantiano. Mientras que la materia cartesiana, extensión tridimensional pura, debía recibir de
Dios una cantidad de movimiento constante, según el requerimiento aristotélico, la materia de Leibniz recibirá
su corporeidad extensa del mismo movimiento: el espacio, como el tiempo, serán ahora solamente
fenómenos, aunque fenómenos [74] bene fundata (Carta de Des Bosses, apud Gerhardt, II, pág. 324). Y Kant
considerará al espacio y al tiempo como formas a priori de la conciencia, aquellas formas que hacen posible
que las categorías de la cantidad, y las de la relación (entre ellas, la de causalidad y acción recíproca)
moldeen la misma materia física (Kr.r.V., Estética, §8). [75]

Definición Filosófica de Materia


Materia
Diccionario de filosofía · 1984:273-274
http://www.filosofia.org/enc/ros/materia.htm

Realidad objetiva que existe fuera e independientemente de la conciencia humana y es reflejada por esta
última. La materia, abarca una infinidad de objetos y sistemas del mundo que existen en la realidad. La
materia es increable e indestructible, eterna en el tiempo e infinita en el espacio, en sus manifestaciones
estructurales, está ligada indisolublemente con el movimiento y es capaz de autodesarrollarse sin cesar. En
determinadas etapas, existiendo las condiciones favorables, este autodesarrollo conduce al surgimiento de la
vida y de los seres pensantes. La conciencia constituye la forma superior del reflejo, que es una propiedad de
la materia. El carácter universal y absoluto de la materia caracteriza la unidad material del mundo. En este
último no hay nada que no sea un determinado tipo o estado de la materia, su propiedad, forma de su
movimiento o producto de su desarrollo histórico. El reconocimiento de la unidad material del mundo es el
principio de partida del materialismo filosófico en oposición a todas las concepciones idealistas en las que se
admite como substancia de todos los fenómenos en el mundo la voluntad divina, la “idea absoluta”, el espíritu,
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
la energía (energetismo), &c. La materia no puede reducirse a sus formas concretas de manifestación, por
ejemplo, a la substancia o a los átomos, pues existen las formas no substanciales de la materia: los campos
electromagnéticos y gravitacionales, los neutrinos de diversos tipos, cuya estructura es muy compleja. La
materia es inagotable y su conocimiento es potencialmente ilimitado. Al mismo tiempo, la materia siempre
posee una organización sistémica ordenada y es inseparable de las distintas propiedades y formas del
movimiento. Desde el punto de vista de la ciencia moderna, las formas fundamentales de la materia son: 1)
los sistemas de la naturaleza inorgánica (partículas elementales y campos, átomos, moléculas, cuerpos
macroscópicos, sistemas cósmicos de distintos órdenes); 2) los sistemas biológicos (toda la biosfera, desde
los microorganismos hasta el hombre); 3) los sistemas socialmente organizados (hombre, sociedad). Pero la
materia no se reduce sólo a estas formas, ya que en el mundo infinito existen también variedades
cualitativamente distintas de la materia como realidad objetiva, por ejemplo, los quarkos u otros posibles
microobjetos en la estructura de las partículas “elementales”. La comprensión filosófica de la materia como
realidad objetiva se especifica por las teorías de las ciencias naturales sobre la estructura y las leyes del
movimiento de la materia. Pero sería erróneo identificar la categoría filosófica de materia con las
representaciones físicas o químicas concretas sobre la materia, pues estas últimas tienen un carácter
particular y no abarcan toda la diversidad infinita de las variedades de la materia existentes en la realidad. De
la misma manera es erróneo identificar la materia con una de sus propiedades concretas, por ejemplo, con la
masa, la energía, el espacio, &c., puesto que la materia posee una diversidad inagotable de propiedades. El
concepto de materia se explica detalladamente en todo el contenido del materialismo dialéctico e histórico y
en su doctrina acerca de las propiedades universales y leyes del desarrollo de la materia (Formas de
movimiento de la materia, Infinito y finito, Universo, Substancia, Unidad y diversidad del mundo).

27

Concepto filosófico de la materia


http://www.filosofia.org/mat/mm1977a.htm

Marx y Engels hicieron un profundo análisis crítico de la estrechez metafísica y mecanicista del materialismo
precedente. Basándose en los descubrimientos de las ciencias naturales de mediados del siglo XIX,
elaboraron la doctrina materialista dialéctica de la materia y de las leyes a que están sujetos sus cambios.
Esta doctrina tuvo una importancia capital para crear un cuadro del mundo cualitativamente nuevo. Las bases
de la visión mecanicista del mundo se vieron minadas también por la revolución operada en las ciencias
naturales a fines del siglo XIX y comienzos del XX: el desarrollo de la teoría del campo electromagnético, el
descubrimiento de la radiactividad y de la estructura compleja de los átomos, del cambio de la masa de los
cuerpos al aumentar la velocidad de su movimiento, &c. Sin embargo, la imposibilidad de utilizar las leyes
mecánicas para explicar los nuevos fenómenos descubiertos fue interpretada por los filósofos idealistas como
una violación del principio de la conservación de la materia como una prueba de que la materia
«desaparece». Identificando las concepciones materialistas con el cuadro mecanicista del mundo, declararon
que el materialismo había sido refutado.
La realidad es que los nuevos descubrimientos testimoniaban precisamente la falsedad de los principios
metafísicos de explicación del mundo. Al rebatir la concepción mecanicista, confirmaron la veracidad de la
doctrina materialista dialéctica de la materia. «Desde luego —decía Lenin—, es del todo absurdo decir que el
materialismo tenga por "menor" la realidad de la conciencia o afirme forzosamente el cuadro mecánico y no el
electromagnético, ni cualquier otro cuadro infinitamente más [59] complejo del mundo, como materia en
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
movimiento. La destructibilidad del átomo, su inagotabilidad, la variabilidad de todas las formas de la materia y
de su movimiento han sido siempre el pilar del materialismo dialéctico.» (26, 271)
Apoyándose en los datos de la ciencia acerca de la heterogeneidad estructural y la inagotabilidad de la
materia, así como sobre la diversidad de las leyes de su movimiento, Lenin formuló una definición filosófica
generalizada de la materia. «La materia —dijo— es una categoría filosófica que sirve para designar la realidad
objetiva que es dada al hombre en sus sensaciones, que es copiada, fotografiada, reflejada por nuestras
sensaciones y existente independientemente de ellas.» (26, 120)
Esta definición de la materia está ligada íntimamente a la solución materialista del problema supremo de la
filosofía. En ella se indica la fuente objetiva de nuestro conocimiento, que es la materia, y su cognoscibilidad.
Al mismo tiempo, a diferencia de los sistemas filosóficos, precedentes, el materialismo dialéctico no reduce la
materia a cualquiera de sus variedades: partículas de sustancia, cuerpos percibidos sensorialmente, &c. La
materia, toda la multitud infinita de los más diferentes objetos y sistemas que existen y se mueven en el
espacio y en el tiempo, tienen una diversidad inagotable de propiedades. Nuestros órganos de los sentidos
pueden percibir sólo una parte insignificante de todas las formas de la materia realmente existentes; pero
gracias a la construcción de aparatos e instrumentos de medición cada día más perfectos, el hombre amplía
sin cesar los límites del mundo conocido.
La definición leninista de la materia no abarca sólo los objetos conocidos por la ciencia moderna, sino también
los que puedan se descubiertos en el futuro. En eso precisamente reside su gran importancia metodológica.
Cualquier objeto o fenómeno realmente existente en el mundo puede ser reflejado por la conciencia humana.
Por cierto, no está excluido que las propiedades concretas de los objetos nuevamente estudiados resulten
insólitas en extremo y no se parezcan a las propiedades de los objetos pertenecientes a la esfera del
experimento
28 habitual. Así, las partículas elementales que ha descubierto la ciencia se diferencian
cualitativamente por sus propiedades de los cuerpos macroscópicos con que tiene relación el hombre en su
vida cotidiana, y esto profundiza de una manera esencial nuestras nociones de la materia. [60]
En la filosofía premarxista se admitía la existencia de la sustancia material primaria e inmutable como un
«puntal» sui-géneris de los distintos objetos y de sus propiedades. El materialismo dialéctico rechaza la
existencia de ese tipo de sustancia. «La "esencia" de las cosas o la "sustancia" —decía Lenin— también son
relativas; no expresan más que la profundización del conocimiento que el hombre tiene de los objetos, y si
esta profundización no fue ayer más allá del átomo y hoy no pasa del electrón o del éter, el materialismo
dialéctico insiste en el carácter temporal, relativo, aproximado, de todos esos jalones del conocimiento de la
naturaleza por la ciencia humana en progreso. El electrón es tan inagotable como el átomo, la naturaleza es
infinita...» (26, 253)

Formas de existencia de la materia.


El movimiento y sus formas principales
http://www.filosofia.org/mat/mm1977a.htm

Al conocer el mundo que nos rodea, vemos que en él no hay nada absolutamente inmóvil e inmutable, que
todo está en movimiento y pasa de unas formas a otras. En todos los objetos materiales tiene lugar el
movimiento de las partículas elementales, de los átomos y las moléculas; cada objeto se encuentra en acción
recíproca con el mundo circundante, y esta interacción lleva implícito movimiento de uno y otro tipo. Cualquier
cuerpo, incluso el que se halla en reposo con relación a la Tierra, se mueve junto con ella alrededor del Sol y
junto con el Sol, respecto a otros astros de la Galaxia; esta última se desplaza con relación a otros sistemas
estelares, &c. El equilibrio, el reposo y la inmovilidad absolutos no existen en ninguna parte; todo reposo y
todo equilibrio son relativos, son un estado determinado del movimiento.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Tomado en su aspecto más general, el movimiento es idéntico a todo cambio, a cualquier transición de un
estado a otro. El movimiento es un atributo universal, una forma de existencia de la materia. En el mundo no
puede haber materia sin movimiento, de la misma manera que no hay movimiento sin materia.
La materia, que está vinculada indisolublemente al movimiento y posee actividad interna, no necesita de
ningún impulso divino externo para ser puesta en movimiento (precisamente esta concepción metafísica del
«primer impulso» fue defendida en su tiempo por algunos filósofos metafísicos, que consideraban la materia
como una masa inerte, estancada). [65]
En la naturaleza existe una cantidad infinita de sistemas materiales cualitativamente distintos, cada uno de los
cuales posee un movimiento específico. La ciencia moderna sólo conoce una pequeña parte de estos
movimientos, que pueden ser subdivididos en una serie de formas fundamentales del movimiento. Entre estas
últimas figuran conjuntos de procesos y cambios de la materia que son inherentes a los objetos materiales del
mismo tipo, tienen distintos rasgos comunes y se subordinan a algunas leyes generales (distintas para las
diferentes formas del movimiento).
La clasificación de las formas fundamentales del movimiento corresponde un gran mérito a Federico Engels,
quien en su obra Dialéctica de la naturaleza distinguió las formas físicas, químicas, [66] biológicas y sociales
del movimiento y analizó su contenido. (54, XX, 406-407) Señaló que en el mundo existen formas del
movimiento como la traslación mecánica, el calor, la luz, la electricidad y el magnetismo, el movimiento
químico, biológico (la vida) y social, en el cual incluía también el pensamiento. Esta clasificación conserva su
valor en nuestros días. Parte del principio del desarrollo histórico de la materia y de la irreductibilidad
cualitativa de las formas superiores del movimiento a las inferiores. Durante los cien años transcurridos desde
entonces, la ciencia ha descubierto muchísimos fenómenos nuevos en el micromundo y el cosmos, en la
esfera biológica y en la social, que han ampliado en grado sustancial nuestras nociones acerca de las formas
29
fundamentales del movimiento.
La etapa superior de desarrollo de la materia en la Tierra es la sociedad humana, con las formas sociales de
movimiento que le son inherentes. Estas formas se complican sin cesar a medida que progresa la sociedad.
Comprenden todas las manifestaciones de la actividad concreta de los hombres, todos los cambios sociales y
tipo de acción recíproca entre los diversos sistemas sociales: desde el individuo hasta el Estado y la sociedad
en su conjunto. Todos los procesos de reflexión de la realidad en las nociones, conceptos y teorías son
también una manifestación de las formas sociales del movimiento. [68]

El espacio y el tiempo
http://www.filosofia.org/mat/mm1977a.htm

Todo objeto tiene extensión: es largo o corto, ancho o estrecho, alto o bajo. Cada cosa se encuentra entre las
demás en un sitio o en otro. Los cuerpos poseen volumen, tal o cual forma externa. Cada forma de
movimiento de la materia está vinculada necesariamente a la traslación de los cuerpos. En todo ello se
manifiesta el hecho de que los cuerpos y los objetos existen en el espacio, de que el espacio es condición
cardinal del movimiento de la materia.
El espacio es una forma real objetiva de existencia de la materia en movimiento. El concepto de espacio
expresa la coexistencia de las cosas y la distancia entre ellas, su extensión y el orden en que están situadas
unas respecto de otras.
Los procesos materiales transcurren con cierta sucesión (unos antes o después que otro), se distinguen por
su duración y tienen fases o etapas que se diferencian entre sí. Esto significa que los cuerpos existen en el
tiempo. [70]
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
El hecho de que las diferentes fases no coinciden en el tiempo y estén separadas por un intervalo es
condición cardinal de la existencia de esos procesos. El movimiento de la materia es imposible fuera del
tiempo.
El tiempo es una forma real objetiva de existencia de la materia en movimiento. Caracteriza la sucesión del
desenvolvimiento de los procesos materiales, la distancia entre las distintas fases de estos procesos, su
duración y su desarrollo.
«En el universo —decía Lenin— no hay más que materia en movimiento, y la materia en movimiento no
puede moverse de otro modo que en el espacio y en el tiempo.» (26, 166)
Ningún objeto material puede existir solamente en el espacio y no ser en el tiempo, o ser en el tiempo y no
encontrarse en el espacio. Siempre y en todas partes, cualquier cuerpo existe en el espacio y en el tiempo.
Esto significa que el espacio y el tiempo están vinculados orgánicamente.
El espacio y el tiempo, como formas reales de existencia de [71] la materia, se caracterizan por una serie de
peculiaridades. Primero, son objetivos, existen fuera e independientemente de la conciencia. Segundo, son
eternos, por cuanto la materia existe eternamente. Tercero, el espacio y el tiempo son ilimitados e infinitos.
¿Qué significan la ilimitación y la infinidad del tiempo? Por mucho tiempo que transcurra hasta un momento
determinado, el tiempo seguirá prolongándose sin alcanzar jamás un límite tras el que no haya ninguna
duración, ningún número infinito de procesos que se sucedan y formen, en conjunto, la duración infinita no
limitada por nada. De la misma manera, cualquier acontecimiento, por mucho tiempo que haya transcurrido
desde que se produjo, fue precedido de una cantidad innumerable de otros acontecimientos que poseen en
conjunto una duración infinita. A la vez, el tiempo transcurre de tal modo que no vuelve a sí mismo, no se
repite, sino
30 que pasa por nuevos y nuevos instantes.
Una peculiaridad importante del espacio consiste en que tiene tres dimensiones. En efecto, si en cualquier
punto del espacio se trazan dos rectas en la dirección que se quiera, siempre se podrá trazar una tercera
línea perpendicular a ambas, y esta tercera recta será única. La tridimensionalidad del espacio se manifiesta
asimismo en que la posición de cualquier punto en él puede ser determinada señalando la distancia existente
entre dicho punto y tres planos coordinados, cualesquiera que sean, elegidos como sistema de cálculo. Todo
cuerpo material, por cuanto posee un volumen determinado, es obligatoriamente tridimensional.
El espacio se caracteriza asimismo por las propiedades de la simetría. Objetos materiales iguales —
partículas, por ejemplo— pueden ser situados en el espacio de tal modo que una mitad del espacio que
ocupan sea como la imagen de la otra mitad reflejada en un espejo; pueden ser situadas también de tal modo
que una parte del espacio que ocupan parezca el resultado de un viraje de la otra mitad a un ángulo
determinado, &c. Esto significa que las partículas tienen cierta simetría. La ciencia ha demostrado que existe
una multitud de variadísimos grupos espaciales de simetría. La propiedad de la simetría es tan esencial para
el espacio como la existencia en él de tres dimensiones.
A diferencia del espacio, el tiempo es unidimensional. Esto significa que cualquier momento del tiempo es
determinado por un número, que expresa el período de tiempo transcurrido hasta ese momento desde otro
tomado como comienzo del cálculo. Todos los acontecimientos siguen una sola dirección: de lo pasado a lo
presente y de lo presente a lo futuro. Esta dirección de los procesos es objetiva, no depende de la conciencia
de los hombres que los perciben. En el espacio se puede trasladar los cuerpos de la derecha a la izquierda y
de la izquierda a la derecha, de arriba abajo y de abajo arriba, &c. Pero es imposible volver en el tiempo
procesos ligados por nexos causales, obligarles a ir de lo futuro a lo pasado. El tiempo es irreversible. En eso
se diferencia sustancialmente del espacio.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Tetradimensionalidad del mundo
http://www.filosofia.org/mat/mm1977a.htm

En las obras modernas de divulgación científica se emplea con frecuencia el concepto de «mundo
cuatridimensional». Este concepto, igual que el de «espacio pluridimensional», no ofrece ninguna base a las
concepciones idealistas. En física se entiende por «cuatridimensionalidad» del mundo el hecho de que éste
existe no sólo en el espacio (que tiene tres dimensiones), sino también en el tiempo (que tiene una sola
dimensión), y de que todos los procesos reales deben ser abordados teniendo en cuenta el nexo de ambas
formas de existencia de la materia, cuya suma total de dimensiones es igual a cuatro. En la noción de la física
moderna sobre el «mundo cuatridimensional» no hay ni puede haber nada místico, misterioso.
Nuestras representaciones del espacio y del tiempo no son inmutable. La ciencia penetra cada día más
profundamente en la estructura espacial-temporal del mundo y descubre nuevas y nuevas propiedades
espaciales y temporales de las cosas. Pero el cambio de nuestras nociones del espacio y del tiempo no
pueden confundirse, como subraya Lenin, «con la inmutabilidad [75] del hecho de que el hombre y la
naturaleza sólo existen en el tiempo y en el espacio; los seres fuera del tiempo y del espacio, creados por los
curas y admitidos por la imaginación de las masas ignorantes y oprimidas de la humanidad, son productos de
una fantasía enfermiza, trucos del idealismo filosófico, engendro inútil de un régimen social inútil». (26, 175)
La tesis de que el espacio y el tiempo son formas de la existencia de la materia no sólo define su carácter
objetivo, real: significa también su nexo indisoluble con la materia en movimiento. De la misma manera que no
hay materia fuera del espacio y del tiempo, no hay ni puede haber espacio y tiempo sin materia.
El espacio y el tiempo existen sólo en las cosas materiales, sólo gracias a ellas. «Por supuesto —señalaba
Engels—, estas dos formas de existencia de la materia sin materia no son nada, son vanas representaciones,
31
abstracciones, existentes sólo en nuestra cabeza.» (10, XX, 556) Quienes separan el espacio y el tiempo de
la materia y porfían que ambos existen aisladamente de la materia, atribuyen una vida autónoma,
independiente, a algo que no es material y que sólo se halla en la conciencia. Mas eso significa precisamente
adoptar las posiciones del idealismo, según el cual los productos de nuestra actividad mental son esencias
independientes. De ahí que Lenin dijera: «El tiempo fuera de las cosas temporales = Dios.» (36, XXXVIII, 64)
El materialismo dialéctico se distingue sustancialmente del materialismo metafísico por el postulado que
proclama el nexo indisoluble del espacio y el tiempo con la materia. El materialismo metafísico, aun
admitiendo la realidad objetiva del espacio y el tiempo, los considera, no obstante, como esencias autónomas,
como recipientes vacíos independientes de la materia, destinados a guardar cuerpos y procesos materiales.
Como dijo gráficamente el matemático alemán Weyl, tal opinión equipara el espacio a un «apartamento de
alquiler», que puede ser ocupado por unos inquilinos o, si éstos no existen, seguir completamente vacío.

La unidad del mundo


http://www.filosofia.org/mat/mm1977a.htm

En la remota Antigüedad cristalizó ya, y alcanzó gran difusión bajo el influjo de la religión, la idea de que,
además del mundo material conocido por todos, existe otro mundo inmaterial, en el que se alojan «los
espíritus», «la razón suprema», «la voluntad suprema», etcétera.
La ciencia llegó paso a paso a demostrar que la idea de que existían dos mundos diferentes era equivocada.
El mundo es único. El mundo material real —al que pertenecemos también nosotros, con nuestra conciencia,
con nuestros sentidos, sensaciones y representaciones— es el único mundo que existe verdaderamente.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Algunos filósofos del pasado, que trataban de ser materialistas [80] y rechazaban la idea del mundo
ultraterrenal, intentaban demostrar la unidad del mundo partiendo, o bien de la afirmación de que es
imaginado por nosotros como único, o bien de que existe. Semejante posición fue sustentada por Eugenio
Dühring, cuyas opiniones, que significaban un abandono del materialismo, criticó Engels en su obra Anti-
Dühring, Engels mostró que ambos argumentos eran falsos. En efecto, si el mundo es único sólo por el hecho
de que nuestra idea de él es única, ello significa que el pensamiento es determinante con relación al mundo.
Pero no es el mundo el que refleja las propiedades del pensamiento, sino al revés: es el pensamiento el que
refleja las propiedades del mundo. Nuestro pensamiento puede vincular en «la unidad» un cepillo para el
calzado y un mamífero, pero no por eso, como decía Engels, le saldrán glándulas mamarias al cepillo. De la
misma manera, de la afirmación de que el mundo existe no se deduce aún que es único, pues el concepto de
existencia (ser) puede tener las interpretaciones más diversas, tanto materialistas como idealistas. Se puede
admitir también como existente lo contenido sólo en la conciencia (tal es la idea de «la existencia» del mundo
ultraterrenal), y no únicamente lo que hay fuera e independientemente de ella. Así pues, el simple
reconocimiento de la existencia del mundo no proporciona una idea justa de su unidad.
La indestructibilidad y la increabilidad de la materia y de su movimiento se expresan en la ley de la
conservación y transformación de la energía, que desempeña un importante papel en la confirmación de la
unidad material del mundo. Gracias a esta ley, señaló Engels, «se han borrado hasta las últimas huellas de un
creador del universo al margen de él». (7, 18) Nada puede comunicar ningún movimiento a un cuerpo
material, incluso al más minúsculo, excepto la influencia real de otro cuerpo material, que le transmite total o
parcialmente su propio movimiento. En virtud de esta ley, todos los procesos forman una cadena única, en la
que no hay ni puede haber nada que no haya sido engendrado por la materia. En ninguna parte, en ningún
fenómeno de la naturaleza y de la sociedad, hay ni puede haber acciones que partan de un misterioso
«mundo inmaterial» y que testimonien su existencia. Todo tiene sus causas naturales, que radican en estos o
32
aquellos cuerpos materiales, en sus acciones y propiedades. La ciencia explica el mundo material a partir de
él mismo y no necesita de ninguna esencia sobrenatural al margen de la naturaleza.
Hubo un tiempo en que los hombres ignoraban en qué consistía la esencia de la vida. Las peculiaridades de
los organismos vivos, que los diferencian tan extraordinariamente de la naturaleza inorgánica, sirvieron de
pretexto a algunos pensadores para afirmar que la base de la vida es cierta «fuerza vital» inmaterial que dirige
todos los procesos en los organismos vivos. En particular, los idealistas declararon que la transformación de
la materia inorgánica en orgánica —que tiene lugar en los animales y las plantas— es resultado de la
actividad de esa «fuerza vital». Pero las ciencias naturales demostraron que la esencia de la vida es un
proceso material de metabolismo, que transcurre de una manera singular y está subordinado a las leyes de la
conservación de la masa y la energía, las cuales actúan también en toda la naturaleza restante. [84]
En otros tiempos se desconocía el origen del hombre. Y eso dio motivo a que se formulara la idea de que
ciertas fuerzas inmateriales habían creado el hombre por medio de un «milagro». Sin embargo, llegó un
momento en que se dio a este problema una solución auténticamente científica, que excluía la concepción
religiosa sobre las fuerzas inmateriales y el misterioso mundo sobrenatural. Esa solución fue iniciada con la
doctrina evolucionista de Carlos Darwin. Por su parte, el marxismo hizo una aportación decisiva al
esclarecimiento de este problema, demostrando el papel que había desempeñado el trabajo para destacar al
hombre del mundo animal.
La vida de la sociedad humana, su historia, la actividad de los hombres y el progreso social son declarados
con frecuencia producto de las prescripciones de «la voluntad divina» o resultado de la acción de ciertas
ideas, situadas, supuestamente, por encima de la realidad material y que predominan sobre esta última. El
materialismo histórico ha probado la falsedad de esas opiniones, poniendo al desnudo las leyes objetivas y
las causas materiales del desarrollo de la sociedad.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Para argumentar la tesis que proclama la unidad del mundo tiene importancia decisiva establecer el carácter
universal del nexo que existe entre todas las formas de la materia, cualitativamente diferentes, y de las
correspondientes formas del movimiento. Este nexo de las diferentes formas de la materia y de las diferentes
formas del movimiento ha existido, existe y existirá siempre y en todas partes. En el mundo jamás ha existido,
existe ni existirá en parte alguna nada que no sea [85] materia en movimiento o que no haya sido engendrado
por la materia en movimiento. En eso consiste precisamente la unidad del mundo.
El mundo es material. Es único, eterno e infinito. Y el propio hombre, su producto superior en la Tierra, es una
parte del gran todo denominado naturaleza.

SESIÓN Nº06
Conocimiento
http://www.filosofia.org/enc/ros/conoc.htm

Proceso socio-histórico de la actividad creadora de los hombres, que forma su saber, sobre la base del cual
surgen los fines y motivos de las acciones humanas. En la historia de las formaciones clasistas, donde existe
la contraposición entre el trabajo intelectual y el manual y donde la actividad creativa, que descubre y crea lo
nuevo, se opone socialmente a la actividad ejecutiva rutinaria, el conocimiento por lo común constituye una
función específica de quienes se ocupaban profesionalmente de una u otra variedad de la producción
espiritual (actividad científica, estética, ética, religioso-moral y de otra índole). Por eso la teoría del
conocimiento se ha elaborado como teoría de una actividad especial, propiamente espiritual, que se separó
de la práctica (Teoría y práctica), lo cual engendró el agnosticismo y el idealismo en la intelección del
conocimiento. La teoría materialista dialéctica del conocimiento considera la actividad práctica como
33 del conocimiento y criterio de la veracidad del saber. En los pilares del conocimiento se
fundamento
encuentran la influencia activa de los individuos sobre la naturaleza, la reelaboración de la substancia de la
naturaleza y la utilización de las propiedades de las cosas en la producción. Uno u otro modo de actividad
práctica es, al mismo tiempo, modo de comunicación entre los individuos. En los procesos laborales del
tratamiento de la piedra, de los metales, &c. se reflejaban y se consolidaban las propiedades esenciales de
estos objetos. Por eso la piedra o el metal aparecían ante el hombre no simplemente en forma de
combinación de las cualidades externas, perceptibles por los órganos de los sentidos. Al contemplar un
objeto, el hombre, diríase, “imprime” al mismo las habilidades históricamente formadas de su transformación y
aprovechamiento, por lo cual este objeto aparece ante el hombre también como objetivo de su acción. Así
pues, la contemplación viva de los objetos es un elemento de la actividad práctica sensorial. Se realiza en
formas tales como la sensación, percepción, representación, &c. Las propiedades y funciones de las cosas,
su significación objetiva, consolidándose en la actividad signalizadora y lingüística de los hombres, se
convierte en significado de las palabras, con cuya ayuda el hombre crea, por medio de la actividad abstractiva
del pensamiento, sus representaciones sobre las cosas, sus propiedades y manifestaciones. La actividad
lógica del pensamiento se efectúa en formas tales como concepto, juicio, ilación, inducción y deducción,
análisis y síntesis, &c., en la formulación de ideas e hipótesis. Ahora bien, únicamente cuando la práctica
socio-productiva confirma la coincidencia de las ideas o hipótesis con la realidad, podemos hablar de su
veracidad. Lenin decía: “De la percepción viva al pensamiento abstracto, y de éste a la práctica; tal es el
camino dialéctico del conocimiento de la verdad, del conocimiento de la realidad objetiva” (t. 29, pp. 152-153).
Las verdades del conocimiento se verifican prácticamente no sólo en un experimento aislado especialmente
organizado. Toda la actividad material socio-productiva y todo el ser de la sociedad en el curso de toda su
historia concretan, ahondan y verifican los conocimientos. Siendo lo suficientemente definida como para
distinguir entre la verdad objetiva y el error y confirmar la autenticidad de nuestros conocimientos la práctica
constituye a la vez un proceso en desarrollo, limitado en cada una de sus etapas por las posibilidades de la
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
producción, su nivel técnico, &c. Esto significa que la práctica también es relativa, en virtud de lo cual su
desarrollo no permite a la verdad convertirse en dogma, en algo absoluto, inmutable (Verdad absoluta y
relativa). Únicamente el conocimiento auténtico de las leyes sociales y naturales objetivas posibilita la
transformación revolucionaria de la vieja sociedad y la edificación práctica de la nueva.

Diccionario de filosofía · 1984:82-83

PROBLEMAS DEL CONOCIMIENTO


https://1cfernandabprobycaracdelconocimiento.blogspot.com/2011/09/los-5-problemas-del-conocimiento.html

Como nuestro conocimiento es conocimiento de objetos, es decir, de cosas que parecen existir
independientemente de nosotros, se trata de averiguar si es posible alcanzar a conocerlos en
realidad o si existen límites para dicho conocimiento. A continuación, hay cinco problemas que, a lo
largo de la HISTORIA DE LA FILOSOFIA, han intentado algunas soluciones. Estos problemas son:
1. Sobre la Posibilidad del conocimiento
2. Sobre el Origen del conocimiento
3. Sobre la Esencia del conocimiento
4. Sobre las Formas del conocimiento
5. Sobre el criterio de verdad.
A continuación, trataré de dar respuesta a cada problema:
1.- SOBRE LA POSIBILIDAD DEL CONOCIMIENTO: Existen 03 Doctrinas filosóficas que
pretenden dar solución a este problema:
DOGMATISMO:
34 Afirma la posibilidad del conocimiento, considera que el contacto entre el sujeto y el
objeto es real, o sea que el sujeto es capaz de aprehender al objeto, por lo tanto, el hombre debe
captar tal y conforme es dicho conocimiento sin deformación.
ESCEPTICISMO: Esta doctrina se opone al Dogmatismo, niega que el sujeto pueda aprehender al
objeto y tener conocimiento de él. Existen dos clases de Escepticismos: Metódico y Sistemático.
El Escepticismo METODICO consiste en poner en duda todo lo que se nos presenta como
verdadero, para poder de este modo ir eliminando lo que hubiera de falso y llegar a un
conocimiento seguro. Su representante es Descartes.
El Escepticismo SISTEMATICO es una posición de principio, niega que podamos tener
conocimientos verdaderos y además seguros.
CRITICISMO: Su representante es Manuel Kant, el cual manifiesta que el conocimiento verdadero
existe, pero que debe ser aceptado luego de una crítica severa, reflexiva y sobre todo racional.

2.- SOBRE EL ORIGEN DEL CONOCIMIENTO: A cerca de este problema, existen dos doctrinas
que pretenden darle su respectiva solución:
EMPIRISMO: Manifiesta que el origen del conocimiento está en la experiencia por cuanto el hombre
viene al mundo como un papel en blanco y cuando va pasando de una etapa a otra, lo va llenando
de conocimientos, sus representantes más importantes son: Jhon Locke y David Hume.
RACIONALISMO: Su fundador es Godofredo Leibnitz quien manifiesta que el conocimiento no se
logra a través de la experiencia sino mediante la razón que es la que genera conocimientos e ideas.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
3.- SOBRE LA ESENCIA DEL CONOCIMIENTO: Existen sobre este problema, 03 doctrinas que
pretenden darle solución:
REALISMO: Su representante fue PLATON, quien dice que el conocimiento se encuentra en el
objeto mismo, por cuanto el valor radica en sí mismo o de manera absoluta en el objeto.
IDEALISMO: Su representante es HEGEL, quien manifestaba que el conocimiento se encuentra en
el sujeto mismo, por cuanto es él quien le da el valor a las cosas, lo cual de ser así, el conocimiento
sería algo relativo.
FENOMENALISMO: Es una doctrina conciliadora entre el realismo y el idealismo, por cuanto nos
dice que el conocimiento se encuentra tanto en el objeto como en el sujeto.

4.- SOBRE LAS FORMAS DEL CONOCIMIENTO:


EMPIRICO: Es el que se adquiere mediante la Experiencia o contacto directo con nuestros sentidos
con los hechos o sucesos.
CONCEPTUAL: Es aquel tipo de conocimiento que no forma parte del mundo material, pero nos
permite construir afirmaciones que son verdaderas. Ejemplo: los números.

LA EVIDENCIA- LA CERTEZA Y LA DUDA:


LA EVIDENCIA: Es la seguridad plena de estar en la en la verdad, de que se ha producido
la adecuación entre la imagen y el objeto. Ejemplo: si es de día es evidente que sea de
noche, si es casado es evidente que sea soltero.
LA CERTEZA: Es estar seguro en la verdad, pero en menor grado que en la evidencia.
LA DUDA: Es pensar sin juzgar, no podemos afirmar ni negar, es la desconfianza de que se
35
produzca la relación entre la imagen y el objeto.

EL CONOCIMIENTO Y LA VERDAD: La verdad es la correspondencia entre el conocimiento y el


objeto, hay verdad sí coinciden las cualidades registradas por el sujeto con las cualidades propias
del objeto. Hay falsedad cuando no hay correspondencia entre las cualidades del objeto, captado por
el sujeto ya que el conocimiento es estar en la verdad.

CONOCIMIENTO EMPIRICO Y CIENTIFICO DE LA REALIDAD: El conocimiento empírico es la


Experiencia de todos los días, es un conocimiento práctico, espontáneo, llamado saber vulgar.
Ejemplo: la relación de la gente con el ambiente, los conocimientos medicinales de los curanderos,
etc. El conocimiento científico es el que se caracteriza porque:
ES METODICO: Ya que nada se deja al azar, producto de la integración científica
planificada.
ES SISTEMATICA: Ya que la ciencia no es un agregado de informaciones inconexas, sino
que es un conjunto de proposiciones organizadas jerárquicamente.
ES COHERENTE: Ya que no debe tener contradicciones, debe de excluirlas.
ES OBJETIVA: Ya que capta las cualidades o propiedades de las cosas tal como son, sin
alterarlos ni deformarlos.
ES VERIFICABLE: Ya que debe experimentarse.
ES PREDICTIVO: Ya que anticipa como podrá ser el futuro fundado en las leyes científicas
y en los sectores respectivos.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
El problema del conocimiento
https://www.lasangredelleonverde.com/el-problema-del-conocimiento/

Podemos decir que el conocimiento es la relación dinámica que se establece entre el sujeto cognoscente y el
objeto-cosa conocido.
Los filósofos han discutido desde los inicios de la filosofía la naturaleza exacta de esta relación entre sujeto y
objeto que hemos denominado conocimiento. Aunque existen muchos problemas asociados al conocer los
tres principales son: ¿en el acto del conocimiento qué elemento tiene el papel preponderante, el sujeto o el
objeto?; ¿es posible un conocimiento cierto e indubitable en algún grado?; y ¿con qué facultad conocemos la
realidad prioritariamente, con el intelecto o con los sentidos? Hoy en día estos mismos problemas preocupan
a los epistemólogos o filósofos de la ciencia que investigan el funcionamiento y la realidad del conocimiento
científico.
Por cada uno de los tres problemas enunciados se han dado dos respuestas fundamentales que han
constituido, a su vez, a escuelas filosóficas confrontadas. Estas respuestas y las propuestas de sus diversas
escuelas es lo que veremos a continuación.
¿Objetividad o Subjetividad?
En la filosofía moderna se entiende por realismo aquella perspectiva filosófica que considera que las cosas
comunes son en mayor o menor grado “tal cual” se nos presentan a los sentidos y, además, tienen la
propiedad de existir fuera del acto de conocimiento. Para el realismo el sujeto actúa como foco pasivo en el
conocer pudiéndosele considerar incluso como un mero espejo que refleja la realidad exterior a sí mismo con
bastante fidelidad.
36
El idealismo, por el contrario, sostiene que la realidad de las cosas externas al sujeto depende del sujeto
mismo y que por lo tanto el polo positivo y activo del conocer es el sujeto mismo y no el objeto. Un idealista
tenderá a no considerar que los objetos existan fuera del acto cognitivo, sino que sólo adquieren realidad
cuando son conocidos. Un idealista se preguntaría ¿cómo es posible conocer un objeto que no está siendo
conocido? La respuesta sería que esto no es posible por lo que no podemos estar seguro que el objeto exista
independientemente del sujeto que lo conoce; este rasgo de “existir fuera del sujeto” no se percibe en ningún
objeto por lo tanto es una propiedad que atribuimos nosotros gratuitamente a la realidad.
Podemos ver lo que querían decir tanto idealistas como realistas gracias al famoso dibujo del Cubo de Necker
que aparece a continuación:

cubo de necker
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020

Intentemos ver este cubo con el cuadradito que está en el centro en la esquina izquierda posterior del cubo;
después veámoslo en la esquina izquierda superior como si la cara que antes estaba delante ahora estuviese
abajo sosteniendo el cubo. ¿Qué es lo que ha cambiado la posición del cuadradito? Nuestra percepción es lo
único que ha cambiado, aunque pensemos que ha cambiado el objeto la transformación es sólo fruto de
nuestra mente. Este ejemplo mostraría para el idealista la importancia del sujeto en el acto cognitivo: el
individuo es el que impone categorías a una realidad amorfa y designificada. El realista vería este hecho de
modo distinto: lo único objetivo y real son rallas y cuadrados en el papel, eso es “lo objetivo”, todo lo demás
(el cubo de un lado o de otro, el cuadradito etc.) son insignificantes juegos de nuestro intelecto. Estas
elucubraciones sobre donde está el cuadrado pueden tener mayor o menor importancia, pero no se refieren a
“lo real”.
Generalmente en los autores más relevantes se dan posiciones intermedias o muy matizadas; una excepción
a esta tendencia a la conciliación es el idealismo radical que tuvo bastante éxito en el romanticismo alemán
del XIX, conocido como solipsismo. Para el filósofo solipsista lo únicamente real es la conciencia del propio
sujeto entendiendo como “el propio sujeto” a sí mismo. Comprobamos que la realidad del mundo externo es
muy controvertida y que en innumerables ocasiones lo que hemos creído más cierto se convirtió en falso; no
podemos creer en la objetividad del mundo que, por otra parte, sólo es percibido cuando es percibido por el
sujeto (¿quién nos garantiza que el mundo no es más que una mera recreación de la imaginación personal?).
Pero tampoco podemos creer en la realidad de las otras conciencias, nada nos garantiza que las otras
personas que vemos en el mundo posean pensamientos, sentimientos o sensaciones ¿por qué no podrían ser
meros autómatas o meros constructos de mi fantasía? Ante esto el filósofo solipsista concluye que sólo sabe
que existe el flujo de la conciencia que el denomina Yo pero que más allá de ese Yo solipsista no existe nada
más que37 la incertidumbre.
Pero, como ya se señaló, los autores no suelen ser tan radicales, de hecho, Immanuel Kant (1724-1804)
propuso a finales del XVIII una reconciliación entre ambas escuelas. Según Kant está claro que no podemos
saber que existe fuera del sujeto y cuáles son las propiedades, si lo conociéramos sería un acto del sujeto y
por lo tanto ya no sería un saber desubjetivizado. Es imposible, concluía Kant conocer lo externo al sujeto sin
el sujeto por propia definición. Sin embargo, observamos que si existe cierta objetividad que nos permite crear
ciencia, literatura, filosofía, en definitiva: comunicación ¿a qué objetividad hacía esto referencia? A la
objetividad de nuestra subjetividad, diría Kant. Efectivamente, aunque no conocemos el mundo externo
objetivamente si lo conocemos subjetivamente a través de nuestras estructuras de la sensación y de la razón;
como hombres que somos es posible el acuerdo y el diálogo en tanto que poseemos unas estructuras
conformativas de la realidad idénticas unos de otros. La objetividad es la objetividad de nuestros esquemas
cognitivos, pero no la objetividad de lo real. De este modo Kant pretendió reconciliar subjetividad y objetividad.
¿Qué es la verdad?
El segundo problema del conocimiento que expusimos más arriba era el que se planteaba si era posible
establecer verdades ciertas sobre algo. Para el dogmatismo la respuesta es que sí, el conocimiento cierto e
indubitable es algo posible y alcanzable con mayor o menor dificultad. La palabra “dogmático” tiene hoy en día
un matiz peyorativo en el lenguaje vulgar que no tiene en la filosofía. Un filósofo dogmático es aquel que cree
que no absolutamente todo depende de la opinión, sino que existen verdades absolutas.
El dogmatismo ético es aquel, por ejemplo, que admite que ciertas afirmaciones éticas son fundamentalmente
ciertas como, por ejemplo: “la vida humana es valiosa”; “no debes dañar a alguien por el placer de hacerlo”;
etc. La creencia de que existen cosas justas y cosas injustas más allá de las opiniones particulares es otro
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
ejemplo de creencia dogmática. La gran mayoría de los filósofos han sido dogmáticos, es decir, han creído en
la capacidad del hombre para descubrir la verdad.
En el polo contrario del dogmatismo está el escepticismo. Para el escéptico el conocimiento cierto e
indubitable de la realidad no es posible, nada de lo que conozcamos o podamos conocer es absolutamente
fiable sin ningún género de dudas. Desde los orígenes de la filosofía han existido corrientes escépticas en su
seno que, por lo general, han sido fuertemente criticadas desde las posturas dogmáticas. Una crítica usual al
escepticismo es que es autocontradictorio: si un escéptico afirma que nada se puede conocer con certeza ¿no
está admitiendo que, al menos, se puede conocer que “no se puede conocer nada con certeza”? Por lo tanto,
argumentan los dogmáticos, sólo hay dos posibilidades: que el escéptico sea en realidad un dogmático sobre
la imposibilidad de conocer o que sencillamente se contradiga. La respuesta escéptica suele ser que ellos
cuando afirman que nada se puede conocer están diciendo que no se puede conocer ni siquiera que nada se
pueda conocer, puede que sí o puede que no pero no lo podemos saber.
Un argumento escéptico a favor de la imposibilidad es el conocido como el argumento de “la regresión
infinita”. Según este argumento para conocer la verdad sobre un objeto deberíamos establecerla con un
observador externo que comparase nuestro pensamiento y el objeto al que se refiere nuestro pensamiento; si
ambos coinciden el pensamiento sobre ese objeto es verdadero y si no coincide, es falso. El problema es que
¿cómo sabemos que este segundo observador tiene en su mente un pensamiento concordante con la
realidad que pretende observar? Necesitaríamos a un tercer observador que comparase el pensamiento del
segundo observador y el acto del primer observador y su objeto para corroborar que entre ese pensamiento y
esos hechos existe una concordancia. Se comprende que continuando así se necesitarían infinitos
observadores. Como esto es obviamente imposible podemos decir que no podremos conocer la verdad sobre
algo por muchas corroboraciones que hagamos. (Véase dibujo)
38
En el escepticismo radical, denominado nihilismo (del latín nihil = nada), se sostiene la imposibilidad de
conocer con certeza cualquier cosa. Como dijo Nagarjuna “Todo está vacío”, el bien, el mal, lo bello o lo feo
son sólo construcciones personales o sociales que nada tienen que ver con el mundo real. Toda pretensión
de conocer es fruto de la soberbia humana; los sistemas de valores, de códigos o de verdades no tienen
mayor solidez que la de un castillo de arena a la orilla de un mar mientras sube la marea. La historia y la
experiencia muestran que las ideas que creíamos más ciertas eran en realidad quimeras y las verdades
ciertas y firmes de hoy no serán mañana más que ruinas y olvido. Como es obvio, los dogmáticos atacan
ferozmente esta concepción nihilista y sobre todo sus consecuencias prácticas.
De todos modos, no es usual un escepticismo radical sino más bien una postura intermedia entre el
dogmatismo y el escepticismo o sino, un escepticismo relativo. Ejemplo de esto es Carnéades (c. 214-129
a.C.), fundador de la Academia Nueva, que sostuvo que ningún conocimiento es totalmente cierto pero que sí
existen grados de probabilidad entre unos conocimientos y otros.
También en esta problemática intentó Kant mediar analizando los límites de nuestro conocimiento. Como ya
vimos para Kant podemos conocer el mundo de los fenómenos de la experiencia tal y como se nos presentan,
pero no tal y como realmente son; igualmente sobre conceptos como Dios, el alma o el Universo no podemos
tener ningún conocimiento verdadero ya que no son objetos de nuestra experiencia sino sólo de nuestra
razón. Con esto no quiere decir Kant que Dios o el alma no existan sino simplemente que no podemos
conocer nada de ellos, ni siquiera su existencia o inexistencia. Kant creyó en la posibilidad del conocimiento
empírico (ciencias positivas) y en esto podría ser considerado dogmático, pero negó la posibilidad de un
conocimiento que fuera más allá de esta experiencia y en esto otro, puede ser considerado un escéptico.
¿Razón o experiencia?
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
El tercer y último problema sobre el conocimiento que vamos a tratar es el de si conocemos la realidad
prioritariamente por los sentidos o por el intelecto. Por ejemplo, al ver una rosa y al identificarla como tal ¿qué
es lo prioritario el concepto rosa en el que subsumimos la percepción o esa realidad-objeto a la que
denominamos rosa?
El racionalismo responde que lo prioritario son los conceptos de la razón frente a los datos de los sentidos. El
lenguaje es el instrumento básico de la supervivencia del hombre, este instrumento trabaja con conceptos o
ideas: “rosa”, “mujer” o “caballo” son conceptos que engloban una pluralidad casi infinita de objetos dispares;
gracias a estos conceptos podemos percibir esa realidad agrupada en conjuntos homogéneos. Ya que la
realidad es un puro fluir de percepciones de objetos disímiles entre sí la razón es la herramienta fundamental
que nos permite captar esa realidad en continuo cambio y comprenderla. La ciencia actual aprehende la
realidad a través de un potente aparato matemático, es esta construcción matemática la que sustenta la
realidad cambiante ya que sin este fundamento fijo la realidad sería un caos inasible por nuestro intelecto. El
mundo de los sentidos es un mundo aparente, pero gracias a la razón y a sus conceptos unificadores
podemos comprender la verdadera esencia de lo real.
Los filósofos racionalistas, desde Platón hasta hoy, siempre han sentido una peculiar atracción por las
matemáticas como forma de conocimiento privilegiada. El hecho de que las matemáticas sean un
conocimiento asentado, analítico y de resolución calculística es lo que las hace tan atractivas a los
racionalistas. El deseo de un conocimiento estático se ve de sobra colmado por las matemáticas. Pitágoras,
Descartes o Russell no sólo han pasado a la historia de la filosofía sino también a las de las matemáticas por
sus aportaciones.
La idea de que el hombre posee ciertas estructuras y conocimientos innatos es una idea también cara a los
racionalistas.
39 Los conceptos estáticos gracias a los cuales podemos percibir la realidad no están en la
realidad misma… entonces ¿dónde se encuentran? Para los racionalistas suele estar claro: dentro de la
mente del individuo antes de su propio nacimiento ya que no han podido ser aprendidos de una experiencia
en cambio continuo. Este debate sobre si el hombre posee estructuras innatas en su cerebro es una
controversia aún muy actual entre diferentes escuelas de psicología.
Frente al racionalismo se sitúa el empirismo como la escuela filosófica que pretende que todo el conocimiento
que poseemos proviene de la experiencia. El hombre al nacer es una “tabula rasa”, es decir, como una pizarra
en blanco sobre la que la experiencia lo escribe todo. Aunque no todos los empiristas negaban absolutamente
la existencia de ideas innatas sí se mostraban cautos en admitir su existencia, si es que lo hacían. Sólo la
reiteración de las experiencias hace que nos formemos los conceptos en nuestra mente, por lo tanto, los
conceptos no son más que constructos de nuestra sensación. No existe “rosa” sino que sólo existe “esta
rosa”; el objeto concreto que percibimos es el que posee realidad mientras que el nombre-concepto es sólo
una construcción artificiosa de nuestro intelecto. Desde esta posición Hume llegó a plantear que los
conceptos de sustancia o de causa-efecto no eran más que imposiciones de nuestra fértil imaginación a la
realidad. ¿Percibimos por los sentidos que este folio tenga la propiedad de existir fuera de nuestra
percepción? ¿Percibimos que si una bola de billar choca contra otra la mueve o más bien una serie de hechos
concurrentes en el tiempo? Para Hume estaba clara la respuesta: observamos hechos que son reales y les
endosamos etiquetas o relaciones que pertenecen a nuestra imaginación, pero no a los objetos mismos.
El empirismo tuvo especial importancia en el ámbito anglosajón; no sólo en la época moderna con autores
como Hume o Locke, sino que ya desde la edad media con el inglés Roger Bacon, el mundo anglosajón
mostró una acusada tendencia hacia la experimentación y la supeditación de la teoría a la experiencia.
Probablemente esta mentalidad propició que el que se considera fundador de la ciencia moderna Isaac
Newton naciera en Inglaterra.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Kant propuso en su filosofía una conciliación entre la experiencia y la razón o, si se prefiere, entre el
racionalismo y el empirismo. Para Kant es indudable que los datos de nuestro conocimiento proceden de la
experiencia; el conocimiento sin experiencia es como un engranaje que rueda en el vacío inútilmente. Pero
también reconoce Kant que la mera experiencia no produce conocimiento, sino que sólo sería acumulación de
hechos sin ligazón alguna. La razón es la encargada de “procesar” esos inputs de datos dándoles un sentido
y construyendo realmente el conocimiento.

Sujeto y objeto
http://www.filosofia.org/enc/ros/suj.htm#:~:text=Categor%C3%ADas%20filos%C3%B3ficas.&text=Por%20sujeto%20hoy
%20se%20entiende,u%20otra%20actividad%20del%20sujeto.

(lat. subjectum y objectum.) Categorías filosóficas. Inicialmente (por ejemplo, en la doctrina de Aristóteles), el
concepto de sujeto designaba al portador de las propiedades, de los estados y acciones, y en este sentido era
idéntico al concepto de substancia. A partir del siglo 17, el concepto de objeto, lo mismo que el de sujeto,
correlativo con él, se emplea ante todo en el sentido gnoseológico. Hoy, por sujeto se entiende el individuo o
grupo social actuante y cognoscente, poseedor de conciencia y voluntad; por objeto, algo a que se orienta la
actividad cognoscente y de otra índole del sujeto. La cuestión de la relación entre el sujeto y el objeto,
vinculada con el problema fundamental de la filosofía, se resolvía de manera distinta por el materialismo y el
idealismo. El materialismo premarxista enfocaba el objeto como existente independientemente del sujeto y lo
entendía cómo mundo objetivo y, en sentido estricto, como objeto del conocimiento. El sujeto constituía algo
pasivo, que sólo aprehende los influjos desde fuera. El sujeto se entendía como individuo aislado, cuyas
peculiaridades vienen determinadas por su origen natural, porque no se habían desentrañado aún las
regularidades de la actividad material, que constituye la auténtica base de la actuación del sujeto. Los
idealistas deducían la interacción del sujeto y el objeto y la existencia misma del objeto de la actuación del
sujeto, concebido
40 como Dios, idea, &c., intentando explicar sobre esta base el papel activo del sujeto en el
conocimiento. El idealismo subjetivo se caracteriza, además, por la comprensión del sujeto como unidad de la
actuación psíquica del individuo y por los intentos de negar la existencia del objeto, es decir, lo entiende
únicamente como conjunto de estados del sujeto. Son valiosos los atisbos del idealismo objetivo, sobre todo
los de Hegel, sobre el papel de la práctica en la relación entre el sujeto y el objeto, y sobre la dependencia de
esta relación de la historia, de la naturaleza social del sujeto. El materialismo dialéctico parte del
reconocimiento de que el objeto existe independientemente del sujeto, pero al mismo tiempo los estudia en
unidad. El objeto no es contrario abstracto del sujeto, pues este último transforma activamente el objeto, y la
base de su interacción es la práctica socio-histórica. Es precisamente en ella donde los aspectos y
propiedades de la realidad se convierten en objeto, cuya transformación en la actividad práctica y teórica del
sujeto permite reproducir en la conciencia el contenido de la realidad objetiva. En conformidad con ello se
debe distinguir la realidad objetiva, el objeto y el objeto del conocimiento. Desde este punto de vista puede ser
comprendida también la actividad del sujeto, que se forma y cambia en el proceso de transformación del
mundo exterior. Esto significa que el hombre se convierte en objeto sólo en la historia, en la sociedad, por lo
cual es un ser social, cuyas capacidades y posibilidades están formadas totalmente por la práctica. Por eso, el
marxismo no entiende lo subjetivo como estado interno (psíquico) del sujeto, opuesto al objeto, sino como
derivado de la actividad del sujeto, que reproduce en las formas de esta última el contenido del objeto. Siendo
fuerza activa en las interconexiones del sujeto y el objeto, el hombre no actúa, empero, de modo arbitrario,
pues el objeto pone determinados límites a la actividad del sujeto. Sobre esta base, precisamente, surge la
necesidad de conocer las regularidades del objeto para coordinar con ellas la actuación del sujeto, puesto que
sus fines se forman en correspondencia con la lógica del desarrollo del mundo objetivo y están condicionados
objetivamente por las necesidades del sujeto y el nivel de desarrollo de la producción. En dependencia de
ello, así como del nivel de conocimiento de las regularidades objetivas, el hombre se plantea fines
conscientes. En el curso de su realización van cambiando tanto el objeto como el sujeto mismo.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Diccionario de filosofía · 1984:413-414

Las formas de conocimiento


Formas de conocimiento específicas
A continuación, se ofrece una breve introducción a cada forma de conocimiento. Las preguntas que preceden
a la descripción de cada forma de conocimiento son simplemente preguntas de estímulo, diseñadas para
promover la discusión y la toma de conciencia de las distintas formas de conocimiento y su impacto sobre el
conocimiento.
Lenguaje
¿Cómo da forma el lenguaje al conocimiento? La importancia del lenguaje en un área del conocimiento,
¿hace que esta esté anclada en una determinada cultura? ¿Cómo se utilizan las metáforas en la construcción
del conocimiento?
El lenguaje puede referirse a la facultad mental que permite a la gente aprender y utilizar sistemas de
comunicación sofisticados, o puede referirse a dichos sistemas en sí (en cuyo caso hablamos de “lenguas” o
“idiomas”). El lenguaje consiste en un sistema de signos con significados acordados o convencionales,
combinados siguiendo un conjunto de reglas con el propósito de comunicarse, formular ideas, almacenar
conocimiento o como medio de pensamiento. El término “signos” puede interpretarse en sentido muy amplio,
para abarcar letras, símbolos, sonidos, gestos, imágenes e incluso objetos. Es una parte crucial de nuestras
vidas cotidianas, pero también está lleno de posibles áreas problemáticas, por ejemplo, la ambigüedad, el
sarcasmo, la ironía y las cuestiones de traducción.
41 desempeña un papel importante en la comunicación del conocimiento. Sin embargo, hay quienes
El lenguaje
ven el lenguaje como algo que desempeña un papel aún más central, y argumentan que el lenguaje no
solamente describe nuestras experiencias del mundo, sino que de hecho las estructura. En la sección sobre el
marco de conocimiento se discute si ciertos tipos de conocimiento están, en efecto, formados por el lenguaje,
es decir, la idea de que el lenguaje es una parte inherente de la afirmación de conocimiento en sí, y no una
mera descripción de algo que existe independientemente del lenguaje. La idea de que nuestras concepciones
sobre el mundo podrían estar determinadas por la lengua que hablamos se llama determinismo lingüístico.
Percepción sensorial
¿Cómo podemos saber si nuestros sentidos son fiables? ¿Qué papel desempeñan las expectativas o la teoría
en la percepción sensorial? ¿Qué papel desempeña el lenguaje en la percepción sensorial?
La percepción sensorial es el proceso por el cual podemos obtener conocimientos acerca del mundo exterior.
Tradicionalmente, se creía que existían cinco sentidos: la vista, el tacto, el olfato, el gusto y el oído. Sin
embargo, hoy en día mucha gente sostiene que hay otros sentidos, tales como el sentido del calor, del dolor,
del movimiento, del equilibrio, los sentidos del hambre y de la sed, o un sentido de dónde se encuentran las
partes de nuestro cuerpo.
En el pasado, la opinión de que los sentidos proporcionan la base de todos nuestros conocimientos fue
cuestionada con la idea de que se necesitan conceptos preexistentes para que pueda ocurrir cualquier tipo de
percepción. De hecho, hoy en día es común entender la percepción sensorial como un proceso activo de
interpretación del mundo de acuerdo con expectativas, marcos conceptuales y teorías preexistentes. Por lo
tanto, hay un cierto nivel de desacuerdo con respecto a si percibimos directamente el mundo tal como es, o si
la percepción es un proceso activo en el que nosotros mismos proporcionamos gran parte del contenido de
nuestras experiencias.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Emoción
¿Son universales las emociones? ¿Podemos controlarlas, o deberíamos ser capaces de hacerlo? ¿Son
necesarias las emociones para el buen razonamiento, o son su enemigo? ¿Están siempre vinculadas las
emociones con la creencia?
La concepción naturalista de las emociones sostiene que son el producto de procesos naturales, con causas y
efectos fisiológicos. Un promotor de esta teoría fue Darwin, quien creía que las emociones son puramente
fisiológicas, y por lo tanto universales y presentes en todas las culturas. No obstante, pueden citarse muchos
ejemplos de emociones que son específicas de una determinada cultura, por ejemplo, la noción china del
“amor triste”. El punto de vista opuesto es el de los construccionistas sociales, quienes sostienen que las
emociones dependen de la conciencia social, y no poseen ninguna base natural. Por ejemplo, las emociones
como la vergüenza parecen presuponer una noción de lo correcto y lo incorrecto.
La emoción ha sido considerada a veces como una forma de conocimiento poco fiable. Por ejemplo, se ha
criticado a las emociones diciendo que son obstáculos irracionales que obstruyen el conocimiento y
distorsionan nuestra imagen de la realidad. Sin embargo, otros creen que las emociones no solo nos ayudan
a entender las experiencias y los comportamientos sociales y culturales, sino que también son una fuente de
conocimientos sociales, éticos y políticos, ya que nos ayudan a formar una comprensión del mundo que nos
rodea.
Razón
¿En qué se diferencian la razón y la lógica? ¿Cuán fiable es el razonamiento inductivo? ¿Somos
predeciblemente irracionales?
La razón42
nos permite ir más allá de la experiencia inmediata de nuestros sentidos. Está vinculada
estrechamente con la lógica, que es la deducción de conclusiones válidas a partir de premisas o puntos de
partida dados. El razonamiento humano también puede ser de naturaleza inferencial, permitiendo sacar
conclusiones que no pueden deducirse estrictamente a partir de sus premisas. Surge entonces una pregunta
interesante sobre si los criterios de racionalidad y las normas de razonamiento están basados en la cultura.
Las áreas del conocimiento pueden establecer sus propios requisitos con respecto a los tipos de
razonamiento que son aceptables.
El razonamiento inductivo es el proceso de respaldar afirmaciones generales con una serie de afirmaciones
particulares, es decir, lo opuesto al razonamiento deductivo, que tiende a ir de lo general a lo particular. El
razonamiento inductivo es, por su naturaleza, inferencial. Las afirmaciones que contienen la palabra “todos”
no suelen ser demostrables en sentido estricto, debido a la dificultad de efectuar observaciones en un
conjunto infinitito de elementos particulares. Esto es importante para las ciencias naturales, pero también para
las ciencias humanas, tales como la psicología y la economía.
Imaginación
¿Qué papel desempeña la imaginación en la producción de conocimiento sobre el mundo real? ¿Puede la
imaginación revelar verdades que la realidad oculta? ¿De qué manera ayuda la imaginación a comprender a
otras personas?
La imaginación se define con frecuencia como la capacidad de formar una representación mental de algo, sin
el estímulo de una experiencia sensorial. Tradicionalmente, la imaginación ha estado asociada con las
imágenes y con la construcción de una imagen mental de alguna cosa. Sin embargo, más recientemente el
interés en la imaginación se ha centrado también en la exploración de la imaginación proposicional, o
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
“imaginar que”. Las enfermedades que pueden afectar la imaginación, tales como el autismo grave, o los
trastornos que ocasionan delirios, tales como la esquizofrenia grave, subrayan su importancia y su poder.
La imaginación se entiende a veces en un sentido más amplio como algo asociado con la creatividad, la
resolución de problemas y la originalidad. En este caso, puede tratarse de establecer vínculos entre ideas que
de otro modo no estarían conectadas, a fin de resolver problemas. Esto puede ser útil para la elaboración de
modelos o la creación de teorías en las ciencias, y para resolver problemas estructurales en las artes. No
obstante, a veces también se desconfía de la imaginación, en parte porque se la ve como algo derivado en la
mente del individuo, y por lo tanto algo subjetivo. A veces, la imaginación también se asocia con el
razonamiento que lleva imaginar otras realidades, es decir, imaginar “qué ocurriría si…” o “qué hubiera
ocurrido si…”.
La imaginación a veces se asocia también con la posibilidad, ya que se puede argumentar que solo podemos
imaginar aquellas cosas que son posibles. De este modo, hay quienes entienden la imaginación como algo
que proporciona pruebas de lo que es o no es posible. En la vida cotidiana, la imaginación tiene un papel
especialmente protagónico en el entretenimiento, por ejemplo los programas de televisión o películas de
ficción. No obstante, se puede argumentar que la imaginación también desempeña un papel más profundo,
por ejemplo en la educación moral, en el desarrollo de la empatía o al proporcionar oportunidades para la
expresión personal y una mejor comprensión de uno mismo.

Fe
¿Se debería describir el humanismo o el ateísmo como una fe? ¿Pueden considerarse las creencias del
teísmo como conocimientos porque son el producto de una facultad cognitiva especial o “sentido divino”?
¿Satisface la fe una necesidad psicológica?
43
El término “fe” se utiliza con mayor frecuencia para hacer referencia a una fe religiosa, pero también puede
utilizarse en sentido laico como sinónimo de confianza. Si bien se la asocia en la mayoría de los casos con
una creencia en un Dios o dioses, la fe puede ser religiosa sin ser teísta, por ejemplo en el caso del budismo.
También puede verse como un compromiso con una determinada interpretación de la experiencia y de la
realidad que no es necesariamente religiosa, tal como el humanismo. El positivismo lógico sostiene que las
afirmaciones de fe no tienen ningún contenido cognitivo significativo, por lo cual no tiene sentido hablar de la
fe como forma de conocimiento. Sin embargo, para muchas personas la fe es una manera clave de intentar
comprender y explicar el mundo.
Las pruebas en las que se basa la fe suelen ser controvertidas. Esto es especialmente cierto en el ejemplo de
las escrituras: quienes pertenecen a grupos religiosos suelen considerarlas como pruebas infalibles, mientras
que los que no pertenecen a estos grupos suelen mostrarse más reticentes. Si bien los críticos sostienen que
la fe es irracional e incoherente, otros afirman que debe entenderse como una manera de ir más allá de la
razón, en vez de cómo algo puramente irracional. De hecho, si bien se suele contrastar la fe con la razón,
muchas religiones las consideran interdependientes; por ejemplo, la teología natural mantiene que solo es
posible acceder a Dios mediante la razón, y muchas religiones consideran la razón como un don divino.
Hay quienes sostienen que las críticas y la controversia en torno a las pruebas de las afirmaciones de fe están
mal encaradas, ya que la fe es un acto de confianza y es un ejemplo de conocimiento que no se basa en
pruebas. Es más, en algunas tradiciones las creencias que no están basadas en pruebas se consideran
superiores a las que lo están, ya que se considera que necesitar pruebas concretas representa una falta de
fe. Teniendo en cuenta esta controversia, los profesores deben proporcionar la oportunidad para una
discusión crítica de la fe como forma de conocimiento. Su inclusión en las formas de conocimiento no debe
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
verse como una excusa para aceptar, sin cuestionarlas, las afirmaciones de conocimiento en la religión o en
otras áreas de conocimiento.
Intuición
¿Por qué consideramos a algunas personas más intuitivas que otras? ¿Hay ciertas cosas que debes saber de
antemano para poder aprender? ¿Deberías fiarte de tu intuición?
La intuición se describe a veces como cognición inmediata, o conocimientos que son inmediatamente
evidentes sin una inferencia, prueba o justificación previas. La intuición se contrasta a menudo con la razón,
ya que se considera que es conocer sin utilizar procesos racionales. Jung, en su famosa obra Psychologische
Typen (1921), se refirió a la intuición como percepción a través del inconsciente, subrayando así la idea de
que la intuición suele verse como creencias que se conocen sin entender cómo se las conoce.
La intuición se asocia a veces con los conceptos de instinto y conocimiento innato. Por ejemplo, algunas
personas argumentan que si bien no tenemos conocimientos innatos de ninguna lengua en particular, sí
tenemos una capacidad intuitiva de usar el lenguaje. La intuición se ha debatido mucho en el ámbito de la
ética, en cuanto a si tenemos intuición moral, o algún tipo de sentido innato de lo que está bien y lo que está
mal. Algunos también consideran que desempeña un papel importante en los adelantos científicos.
Saber algo por intuición es saberlo mediante la introspección o una comprensión inmediata. De este modo,
hay quienes sostienen que es imposible justificarla, o que no precisa mayor justificación ya que es
inmediatamente evidente. Algunas personas son consideradas más intuitivas que otras, y con frecuencia se
dice que las personas intuitivas toman decisiones instintivas más rápidamente sin ningún justificativo racional
identificable para estas decisiones. Sin embargo, algunos han negado la existencia de la intuición como una
forma independiente
44 de conocimiento. Por ejemplo, se ha sugerido que la intuición es un término que se
utiliza frecuentemente para describir una combinación de otras formas de conocimiento, tales como la
experiencia previa, una percepción sensorial fuerte y una imaginación activa.
Memoria
¿Podemos conocer cosas que están fuera de nuestra experiencia personal presente? ¿Es el testimonio de un
testigo presencial una fuente fiable de pruebas? ¿Pueden nuestras creencias contaminar nuestra memoria?
Muchas discusiones sobre el conocimiento suelen centrarse en cómo se forman las creencias y el
conocimiento, en vez de en cómo los individuos los recuerdan. Sin embargo, la mayoría del conocimiento que
tienen los individuos consiste en la memoria, y por ello la cuestión de cómo retenemos la información y cómo
se reconstruyen las experiencias y acontecimientos pasados es un aspecto importante de cómo se forma el
conocimiento personal.
La memoria, y en particular los hábitos, están vinculados estrechamente con el conocimiento de
procedimientos y con recordar cómo se efectúan las acciones. A diferencia de la percepción, la memoria se
refiere a cosas que no están ocurriendo en el presente instante. Y a diferencia de la imaginación, la memoria
se refiere a cosas que creemos que han ocurrido realmente. Hay quienes sostienen que la memoria en sí no
es una fuente de conocimiento, sino que es en cambio un proceso que utilizamos para recordar
conocimientos adquiridos en el pasado. No obstante, si bien la memoria se refiere a conocimientos adquiridos
en el pasado, se puede argumentar que incluso los nuevos conocimientos dependen de la memoria, y están
influidos por ella. Por ejemplo, la manera en que interpretamos nuevas situaciones puede estar influida
considerablemente por la experiencia y los acontecimientos previos. De este modo, además de ser una
“unidad de almacenamiento” para el conocimiento existente, la memoria puede ser también un mecanismo
que nos permite procesar situaciones nuevas y únicas.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
La importancia de la memoria puede subrayarse al imaginar los desafíos que podrían presentarse si la
perdiésemos. Ya que una parte tan grande de nuestros conocimientos personales tienen la forma de
recuerdos en la memoria, las cuestiones relacionadas con la fiabilidad de la memoria también son cruciales.
Suele considerarse que la recuperación de recuerdos a través de la memoria no es fiable, por ejemplo,
porque se la ve como algo subjetivo o muy afectado por la emoción. Sin embargo, nos fiamos de la memoria
todos los días y, ya que gran parte de nuestra memoria parece ser fiable, esto nos da la confianza de que
otros recuerdos también son fiables.
Las formas de conocimiento no operan en forma aislada
Las formas de conocimiento no deben considerarse en forma aislada, ya que interactúan de varias maneras
en la construcción del conocimiento y en la formulación de afirmaciones de conocimiento. Por ejemplo, incluso
una afirmación simple como “esta mesa es azul” requiere la acción conjunta de varias formas de
conocimiento. Necesitamos el lenguaje para poder entender los términos “mesa” y “azul”. Necesitamos un
sistema conceptual basado en la razón para darnos cuenta de que una mesa es algo que tiene la posibilidad
de ser azul. Necesitamos la percepción sensorial para reconocer que lo que vemos es una mesa y que su
color es azul. De este modo, las distintas formas de conocimiento individuales se encuentran entretejidas para
formar estructuras más sofisticadas, a fin de generar conocimiento en las áreas de conocimiento.

SESIÓN Nº 07

La verdad
Por: JOSÉ MOYA SANTOYO
45 Dialnet-LaVerdadObjetivaYSubjetiva-3094397.pdf

Resumen El problema de la verdad ha sido un cuestionamiento constante a lo largo de la historia. La verdad


es muy esquiva y hay que esforzarse por descubrir sus secretos. Existe una verdad que está en la naturaleza
y que hay que ir descubriendo mediante la aplicación de técnicas cada vez más sofisticadas, y existe una
verdad subjetiva que es verdadera cuando su referente externo se corresponde con una sentencia o
proposición, y falsa cuando su referente externo no se adecua a la sentencia. Sin embargo, existen verdades
falsas si el sujeto está convencido de que la realidad se corresponde con el contenido de su conciencia, pero
no es así. La neurología actual está interesada, utilizando técnicas de neuroimagen, en leer el cerebro y
discriminar entre la verdad subjetiva, que se corresponde con los contenidos de la conciencia, y la verdad
objetiva que en algunos casos no es consciente. Algunos experimentos llevados a cabo en lo que va de siglo
aportan alguna evidencia sobre la posibilidad de leer el cerebro y discriminar la verdad objetiva y la subjetiva.

La verdad
http://filosofia.org/enc/ros/ver5.htm#v5

Reflejo fiel y auténtico de la realidad en el pensamiento, cuyo criterio es, en definitiva, la práctica. La
caracterización de la veracidad se refiere precisamente a las ideas y no a las cosas mismas ni a los medios
de su expresión idiomática. El marxismo fue el primero en dar una fundamentación consecuentemente
materialista a la concepción de la verdad y señaló los aspectos nuevos, dialécticos, de su estudio (Verdad
objetiva, Verdad absoluta y verdad relativa, Carácter concreto de la verdad, Criterio de la verdad, Teoría y
práctica)
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020

Verdad objetiva
Contenido de los conocimientos humanos que no depende de la voluntad y los deseos del sujeto. La verdad
no se construye por voluntad y deseo de los hombres, sino que se determina por el contenido del objeto
reflejado, lo cual determina precisamente su carácter objetivo. La doctrina de la verdad objetiva está enfilada
contra todo género de concepciones de la verdad de corte idealista subjetivo, según las cuales la verdad es
construida arbitrariamente por el sujeto y constituye el resultado de acuerdos entre los hombres. Tal
comprensión de la verdad es anticientífica, ya que permite considerar como verdades todas las
supersticiones, creencias religiosas, &c., siempre que se comparten por muchos individuos. La filosofía
burguesa moderna, por lo común, impugna el carácter objetivo de la verdad, lo cual conduce a la
subjetivización del saber científico y, con ello, al torpedeo y la desacreditación de la ciencia. Así, el
pragmatismo califica de auténtica una u otra tesis, si su acepción asegura el éxito en la vida; el neopositivismo
declara convencionales (Convencionalismo) las verdades matemáticas y lógicas, &c.
Diccionario de filosofía · 1984:442

Verdad absoluta y verdad relativa


Categorías del materialismo dialéctico que caracterizan el proceso de desarrollo del conocimiento y ponen de
manifiesto las correlaciones entre: 1) lo ya conocido y lo que está por conocer en el proceso ulterior de
desarrollo de la ciencia y 2) lo que en la composición de nuestro saber puede ser modificado, especificado y
refutado en el curso del desarrollo de la ciencia y lo que será irrefutable. En virtud de ello, la verdad absoluta
se entiende como (1) conocimiento completo, exhaustivo, de la realidad y (2) como elemento de los
conocimientos que no puede ser desmentido en el futuro. En cada etapa de su desarrollo, nuestros
conocimientos
46 están condicionados por el nivel alcanzado por la ciencia, la técnica y la producción. En la
medida del progreso del conocimiento y de la práctica, las representaciones humanas sobre la naturaleza se
profundizan, precisan y perfeccionan. Por eso, las verdades científicas son relativas en el sentido de que no
ofrecen un conocimiento pleno, acabado, sobre la esfera de objetos en estudio y contienen aquellos
elementos que en el proceso de evolución del conocimiento se irán cambiando, precisando, profundizando y
sustituyendo por los nuevos. Al mismo tiempo, cada verdad relativa marca un paso adelante en el
conocimiento de la verdad absoluta y contiene, si es científica, elementos, granitos, de la verdad absoluta. No
existe una línea infranqueable entre la verdad absoluta y la verdad relativa. La verdad absoluta se forma de la
suma de las verdades relativas. La historia de la ciencia y de la práctica social confirma este carácter
dialéctico del desarrollo del conocimiento. En el proceso de su evolución, la ciencia, por una parte, revela
cada vez más profunda y plenamente las propiedades de los objetos y las relaciones entre ellos, acercándose
al conocimiento de la verdad absoluta, lo cual se confirma por la aplicación exitosa de la teoría en la práctica
(en la vida social, en la producción, &c.). Por otra parte, las teorías anteriores no dejan de precisarse y
desarrollarse; unas hipótesis son refutadas (por ejemplo, la hipótesis de la existencia del éter), mientras que
las otras se confirman, convirtiéndose en verdades demostradas (por ejemplo, la hipótesis de la existencia de
los átomos). La doctrina de la verdad absoluta y de la verdad relativa está enfilada contra la metafísica, que
proclama eterna e inmutable (“absoluta”) toda verdad, y contra distintas concepciones idealistas del
relativismo, que afirman que toda verdad sólo es relativa y que el desarrollo de la ciencia no atestigua sino la
sustitución de errores, que suceden uno a otro, y que, por eso, no existe ni puede existir la verdad objetiva.
Pero en realidad, como dijera Lenin, “el pensamiento humano, por su naturaleza, es capaz de
proporcionarnos, y proporciona en realidad, la verdad absoluta, que resulta de la suma de verdad relativa.
Cada fase del desarrollo de la ciencia añade nuevos granos a esta suma de verdad absoluta; pero los límites
de la verdad de cada tesis científica son relativos, tan pronto ampliados como restringidos por el progreso
consecutivo de los conocimientos”.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Criterios de verdad
Criterios de verdad | Filosofía y ética | Wikiteka, apuntes, resúmenes, trabajos y exámenes de Secundaria,
Bachiller, Universidad y Selectividad

Es un procedimiento por el cual podemos distinguir la verdad de la falsedad. Podemos mencionar los
siguientes:
- Autoridad: Una afirmación se acepta como verdadera por proceder de alguien a quien se concede un crédito
por su conocimiento en una materia.
- Tradición: Se toma por verdadero aquello que a lo largo del tiempo se ha aceptado como verdadero y goza
de un apoyo popular.
- Correspondencia entre el pensamiento y la realidad: Lo que pensamos será verdadero si al comprobarlo
coincide con la realidad empírica. El criterio consiste en establecer la adecuación o correspondencia entre lo
que se dice y lo que es.
- Coherencia lógica: Consiste en comprobar que no existe contradicción entre los enunciados que pertenecen
a un mismo sistema, y que estos se derivan necesariamente de los axiomas o principios establecidos.
- Utilidad: Un enunciado será verdadero cuando sea beneficioso y útil, permita orientarnos en realidad y
avanzar en nuestras investigaciones.
- Evidencia: Es criterio fundamental. En orden de la razón, se han considerado evidentes los primeros
principios, como el principio de identidad y el de no-contradicción (evidencia racional) ; en orden de
sensibilidad, los datos de los sentidos(evidencia sensible). DESCARTES, la evidencia del conocimiento tiene
que ir acompañada por dos características: claridad y la distinción.

- Utilidad: Un enunciado será verdadero cuando sea beneficioso y útil para nosotros, cuando nos permita
orientarnos
47 en la realidad y avanzar en nuestras investigaciones.

Teorías de la verdad

1- Verdad como correspondencia o adecuación. La formulo ARISTOTELES "decir de lo que es que no es, o
de lo que no es que es, es falso; decir de lo que es que es y de lo que no es que no es, es verdadero".
Elementos que intervienen en el acto de conocer:
- lo que es: el objeto,
- el decir: el sujeto y su representación del objeto.

Verdad se entiende como relación especial de ajuste entre objeto y sujeto denominado correspondencia.
Concepto de verdad: concordancia entre lo que se dice de algo y lo que ese algo es. Tomas de Aquino: (siglo
XIII) situaba concordancia entre objeto y concepto. Edwig Wittgenstein: (siglo XX) situaba concordancia entre
hechos y proposición (es una figura de la realidad).

2- Verdad como coherencia. Fue formulada por HEGEL" lo verdadero es el todo" (Fenomenología de
Espíritu). HEGEL defenderá que la verdad se alcanza históricamente: todo que expresa la verdad del saber
es histórico y solo al final de la historia se muestra en toda su magnitud y sentido.

3- Teoría pragmatista de la verdad. El pragmatismo acepta la teoría de la adecuación. WILLIAMS JAMES.


James entiende adecuación en el mismo sentido en que decimos "esta moto es adecuada para hacer moto-
cross" en el sentido de que sirve para un determinado fin, útil para un propósito. Entiende la adecuación como
adaptación: un enunciado es verdadero si es apto para resolver problemas o para satisfacer necesidades.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
4- Teoría consensual de la verdad. Defendida por PEIRCE, APEL Y HABERMAS, destaca la necesidad del
dialogo como marco para ir descubriendo cooperativamente la verdad de las proposiciones.

Criterios de verdad
Teorías de la verdad (xunta.gal)

Para diferenciar lo verdadero de lo falso necesitamos un criterio de verdad, es decir, un modo de juzgar que
posibilite delimitar lo verdadero de lo falso. A lo largo de la historia han ido proponiéndose diferentes criterios
de verdad. Veamos algunos de los propuestos desde Aristóteles hasta Habermas.

1.- Verdad como adecuación


Cuando hay correspondencia entre un enunciado y un hecho en la realidad con el que se corresponde
decimos que el enunciado es verdadero.
Esta teoría sostiene la concepción básica de la verdad que no es eliminada en las otras teorías. Su
formulación básica la proporcionó Aristóteles:

Decir de lo que es que no es, o de lo que no es que es, eso es falso;


decir de lo que es que es y de lo que no es que no es, eso es verdadero.
Aristóteles, Metafísica IV, 7

La cita de Aristóteles es algo confusa, pero contiene todos los elementos de este criterio: En esta formula
están contenidos los elemente que intervienen en el acto de conocer: lo que es (el objeto) y el decir (el sujeto
y su representación del objeto). Hay verdad cuando hay ajuste entre ambos, y éste es el concepto que
espontáneamente
48 formamos de la verdad: la concordancia, correspondencia o adecuación entre lo que se
dice de algo y lo que ese algo es. Lo cual se interpreta como que estamos en la verdad cuando existe
correspondencia o adecuación entre lo conocido por el sujeto y el objeto. En resumen, estamos ante un
enunciado verdadero cuando su significado coincide con la realidad

Aquí encontramos implícito el concepto latino de veritas para la verdad comentado al hablar de la etimología
de "verdad". Es este el significado de verdad que comentamos en el apartado "La clasificación de las
ciencias".

2.- Verdad como evidencia


Este criterio de verdad mantiene que una afirmación cuya verdad intuimos intelectualmente, es decir, vemos
su verdad con claridad y distinción, sin poder albergar la más mínima duda, entonces podemos tomarla por
verdadera.

La evidencia intelectual es el criterio de verdad para pensadores como Descartes, quien mantenía que la
verdad tiene que ser evidente e indudable. Después de aplicar la "duda metódica" consistente en cuestionar
todo concluye que la airmación "pienso, luego existo" es evidente pues el hecho mismo de ponerla en duda
confirma su verdad: para dudar de ella tengo que pensar y para pensar tengo que existir. Por ello, si pienso
entonces existo, al menos como ser pensante.

A partir de verdades evidentes y absolutamente seguras podremos deducir rigurosamente otros


conocimientos deduciéndolos con corrección, aplicando correctamente las reglas de la deducción. Así que si
partimos de enunciados verdaderos o evidentes y deducimos con corrección llegaremos a conclusiones
necesariamente verdaderas.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020

3.- Verdad como coherencia


El criterio de verdad como coherencia mantiene que un enunciado es verdadero cuando es coherente o no
contradictorio con otras verdades.

Este criterio de la coherencia se emplea fundamentalmente, aunque no en exclusiva, en las ciencias formales.
Mantiene que si una afirmación no es contradictoria con el sistema dentro del cual se formula entonces es
verdadera. Veamos un ejemplo muy sencillo: 8 x 5 = 40 es una afirmación coherente con las reglas de la
multiplicación, por tanto en "verdadera". Podemos distinguir este tipo de verdad empleando otro término:
corrección, es decir, 8 x 5 = 40 es una afirmación correcta.

Este criterio de verdad es el usado por las ciencias formales, tal como comentábamos en el apartado Las
ciencias formales. La "verdad" de estas ciencias es formal, es decir, se establece en virtud de la forma de sus
enunciados, es decir de si son coherentes con el sistema, de si respetan las reglas de ese sistema. No se
recurre a la realidad para determinar su verdad, como en la verdad como correspondencia.

Pero no sólo usan este criterio las ciencias formales. Hegel (1770-1831) formula una teoría sobre la verdad
que utiliza el criterio de verdad de la coherencia haciendo depender la verdad de la proposición de su posible
o imposible incorporación en el conjunto de proposiciones que ya tenemos por verdaderas.Para Hegel la
realidad es un todo que está en contínuo devenir. Cualquier afirmación se refiere a una parte del todo, por lo
que si esa afirmación es coherente con el todo entonces es verdadera.

4.- Verdad como utilidad


Es verdadero
49 lo útil. Así podemos resumir este criterio de verdad.

Podemos resumir este criterio así: un enunciado es verdadero si es útil y eficaz para resolver problemas o
para satisfacer necesidades. El pragmatismo determina la verdad o falsedad de una teoría en relación a las
consecuencias prácticas que implica esa teoría; si esas consecuencias se verifican en la realidad entonces la
teoría es cierta y falsa en caso contrario.

5.- Verdad por consenso


Según este criterio, un enunciado es verdadero si es fruto del consenso obtenido en una comunidad ideal de
diálogo.

El criterio de la verdad como consenso ha sido formulado por pensadores de la Escuela de Frankfurt: K.O.
Apel y J. Habermas. Según estos filósofos algo es verdadero si resulta de un acuerdo resultante de un
proceso de diálogo desarrollado en unas determinadas condiciones:

 En esa comunidad de diálogo está abierta a la libre participación.


 Los participantes pueden acceder libremente a la información, sin restricciones.
 Todos pueden expresar libremente sus puntos de vista justificando argumentadamente sus
opiniones.
 Todos deben estar dispuestos a cambiar su posición cuando se presentan otras ideas o posiciones
mejor argumentadas.
La ciencia, por ejemplo, sería una verdad de este tipo: cualquier científico puede presentar a la comunidad
científica y defender la tesis que estime adecuada, siempre argumentada correctamente. Cualquier otro
científico puede aducir tesis o afirmaciones contrarias basadas en argumentos, pruebas o demostraciones
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
mejores. Después del debate público la comunidad científica llegará a un acuerdo, mediante el diálogo y el
consenso. El fruto de ese acuerdo será considerado "verdadero".

Tipos de Verdad
https://tipos.pro/verdad/

El término verdad es muy amplio y se puede analizar desde el punto de vista de la filosofía, de las
matemáticas, de la lógica o de las relaciones interpersonales. A continuación veremos los diferentes tipos de
verdad que existen y qué caracteriza a cada uno de estos conceptos.

Qué clases de verdades existen


En término generales se puede definir la verdad como la coincidencia entre unos hechos que realmente han
sucedido y la afirmación de estos por parte de alguien. En palabras llanas podríamos decir que una verdad es
aquello que alguien afirma y que efectivamente se asemeja a la realidad de lo que pasó.

Lo que ocurre es que entre el blanco y el negro siempre hay una gran cantidad de grises intermedios y para
ello debemos conocer las diferencias entre los tipos de verdad existentes y tener en cuenta que el término
verdad está asociado a conceptos como la fidelidad, la sinceridad o la honestidad entre otros.

Tipos de Verdad objetiva y subjetiva


Debemos distinguir entre verdad objetiva como aquella que es igualmente cierta sea cual sea el ámbito, la
persona y el lugar donde se afirme, esto es, no depende del sujeto que la declare.

Por el contrario,
50 la verdad subjetiva es aquella que resulta cierta para la persona que la promulga y que
también pueden tomarla como cierta todas o algunas de las personas que escuchan a esta persona, pero
como es una verdad que depende de la experiencia personal no se puede demostrar empíricamente su
verosimilitud al menos a priori.

Hay una escuela de pensamiento denominada subjetivismo que cree que todas las verdades son subjetivas, y
por tanto no hay hechos ciertos para todos.

Tipos de verdad absoluta o relativa


Otra forma de clasificar los tipos de verdades es entre verdades relativas y absolutas. Las verdades relativas
son aquellas que dependen de una cierta convención parcialmente aceptada o del punto de vista de la
persona que emite el juicio. En contraposición tenemos las verdades absolutas que se presentan como ciertas
porque la prueba científica ha demostrado su efectiva certeza y ésta es así en todo momento y para cualquier
cultura y lugar.

Por ejemplo, si decimos que un kilo equivale a 1000 gramos estaríamos ante una verdad absoluta mientras
que si decimos que el mar es azul estaríamos ante una verdad relativa puesto que hay mares con colores
muy oscuros casi negros mientras que otros parecen verdes por sus distintos sedimentos.

Tipos de verdad epistemológica y ontológica


Entrando en corrientes filosóficas podemos distinguir la verdad ontológica cuyo máximo defensor era Platón y
que promulga que algo es verdad cuando corresponde exactamente con lo que es su valor ideal o esencia.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
La verdad epistemológica tiene en cuenta el conocimiento científico entro otros y podría tomarse como una
versión más específica de la verdad ontológica.

Esperamos haberos ayudado a conocer los diferentes tipos de verdad que existen desde las ópticas
científicas, filosóficas y metafísicas del conocimiento.

Subjetividad y Objetividad.
CARLOS OLIVA MENDOZA
Facultad de Filosofía y Letras, UNAM, México
https://www.fondodeculturaeconomica.com/dife/definicion.aspx?l=S&id=21

Subjetividad es un concepto que sintetiza la idea de que la naturaleza o el mundo y nuestra forma de sentido
dentro del espacio social están constituidas esencialmente por las opiniones, creencias y saberes de los
sujetos; así, estas entidades subjetivas de conocimiento fundamentarían los códigos y usos de sentido en
nuestra existencia. Por el contrario, el concepto de objetividad presupondría que el mundo tiene una
constitución propia que mantiene un margen de sentido e independencia frente a las valoraciones subjetivas.

En este contexto, el establecimiento del par epistemológico subjetividad y objetividad se consolida en el


idealismo alemán (Colomer, 1995; Hartmann, 1960; Villacañas Berlanga, 2001). Fundamental para la
epistemología dentro de esa tradición es el trabajo que realiza Kant, específicamente, el tratamiento del tema
en la Crítica de la razón pura.1 Posteriormente, el tema de la subjetividad y objetividad se desarrolla en toda
su complejidad en la obra de Hegel.2

Sumada51 a una perspectiva epistemológica, la perspectiva histórica y ontológica del problema remite a otras
tradiciones que, precisamente, hacen comprensible su importancia en la filosofía contemporánea y en otras
áreas de las humanidades, como la antropología, la ciencia política, la pedagogía, la psicología o la
sociología.

En tanto par central en la teoría del conocimiento, el problema remite al análisis de la relación entre las formas
que proyecta la mente, o el alma en la terminología antigua, y las formas establecidas en el mundo: las cosas,
los útiles o, en términos epistemológicos, los objetos. Dependiendo del acento que da una tradición a la
constitución de los sujetos o los objetos, en el establecimiento de formas y prácticas del conocimiento las
posiciones epistemológicas pueden variar desde un radical escepticismo y relativismo hasta un realismo
igualmente radical. Si se parte de que los objetos no sólo están constituidos per se, sino que además
conllevan un hecho de sentido, nos encontraremos en una posición de tipo realista. Esto es, el mundo existe,
tiene un sentido y los objetos son portadores de ese sentido. En ese caso, la teoría del conocimiento debe
encontrar formas de hacer evidente lo que está ya significado y codificado en cada objeto en el mundo. Por el
contrario, una posición que sostiene que los objetos sólo se constituyen como tales a partir de nuestros usos
e ideas que tenemos de ellos acentuará un subjetivismo escéptico de la realidad y derivará, generalmente, en
una postura relativista. Así, la teoría del conocimiento, en este caso, se aboca a la investigación en clave
escéptica, y muchas veces crítica, de lo que está constituido como realidad objetiva por un incierto sentido
común y, a la par, estudia los elementos paradójicos o identitarios de la constitución de la subjetividad; por
ejemplo, las aporías del solipsismo a que conlleva una subjetividad incomunicable o, por el contrario, los
procesos intersubjetivos de comunicación que producen los consensos necesarios para que se dé una
práctica cognitiva.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
Por otra parte, esta perspectiva sobre la subjetividad y la objetividad se enriquece notablemente si es
estudiada desde perspectivas metafísicas y ontológicas. De forma natural, prácticamente todo planteamiento
epistemológico desemboca en una postulación ontológica, donde se debe presuponer y aceptar un primado
entre una postura subjetiva (el mundo está constituido por ideas que produce el ser humano) u objetiva (el
mundo está constituido por determinados objetos o formas con independencia de nuestros juicios subjetivos).
La ventaja de adoptar una posición ontológica no sólo conlleva la profundización y radicalización de una
postura, sino que además ha colocado a la filosofía occidental en vías de trascender tal dicotomía. Cuando
Kant señala, llevando al límite el problema planteado por Descartes y Hume, que el conocimiento debe
sustentarse en el estudio de nuestras condiciones subjetivas de comprensión de los fenómenos que
postulamos como objetos, mientras que pone entre paréntesis el problema de la existencia de las cosas en sí
mismas, realmente realiza un avance fundamental en la historia de la filosofía. El avance se sustenta en que
la implicación kantiana de fondo es la asunción de una postura ontológica y metafísica que sólo puede
imbricarse a partir de las formas de postular la subjetividad; por ejemplo, el desarrollo de la ciencia, la razón y
la moral práctica, el discernimiento del gusto o el despliegue del lenguaje. En este contexto, y al extremar la
postura subjetivista para envolver el mundo en una objetividad referida a la crítica subjetiva, lo que la
indagación de Kant hizo posible es que el problema entre las perspectivas subjetivas y objetivas se reformule
ya no en términos analíticos y epistémicos, sino en términos ontológicos e históricos.3

Ésta sería la tercera posibilidad de entender la relación entre subjetividad y objetividad, y es la forma que
primó en el siglo XX, al grado de adelgazar el estudio epistemológico entre el sujeto y el objeto.4 Se trata de
una posibilidad que consiste en pensar la relación en un elemento temporal, esto es, dentro de la constitución
histórica de la subjetividad y la objetividad. Sólo de esta forma puede entenderse la relevancia del estudio de
estas formas de identidad en los estudios políticos, sociales, psicológicos o pedagógicos. Así, tendríamos que
las cosas52o los objetos, al igual que los sujetos, se encuentran constituidos de dos formas: en sí mismos y en
relación con otros objetos y sujetos, de tal suerte que la única manera de comprenderlos es en el proceso de
síntesis que realizan en el tiempo. Las formas de objetividad que reconocemos en ciertas tradiciones (por
ejemplo, los paradigmas en la ciencia o las normas morales) se encontrarían constituidas en una
temporalidad acotada, nunca de forma definitiva. Igualmente, los procesos de subjetividad (por ejemplo, el
desarrollo individual de la lengua o el enamoramiento) también responden a lo que la hermenéutica llama
historia de los efectos, y se enmarcan en la fusión de diversos horizontes temporales; así, tampoco son
relativos a una sola subjetividad ni se encuentran en una paradoja de incomunicabilidad.5 Si éste es el caso,
lo importante para comprender la relación entre subjetividad y objetividad reside en el estudio de sus
transformaciones, síntesis y deconstrucciones, más que en sus reducciones epistemológicas u ontológicas.
De ahí que los estudios contemporáneos tiendan al estudio de formas específicas de subjetividad en el tiempo
y al estudio de su colisión con formas de la objetividad que también se enmarcan en un horizonte temporal.

BIBLIOGRAFÍA
 Adorno, T., Teoría estética, trad. de F. Riaza, Orbis, Argentina, 1983.
 —, Dialéctica negativa, trad. de J. M. Ripalda, Taurus, Madrid, 1992.
 Aguilar Rivera, M., Hermenéutica y teoría crítica. Una relación conflictiva, Facultad de Filosofía y
Letras, UNAM, México, 1995.
 —, Confrontación, crítica y hermenéutica. Gadamer, Ricoeur, Habermas, UNAM/Fontamara, México,
1998.
 Bloch, E., Sujeto-objeto: el pensamiento de Hegel, trad. de Wenceslao Roces, FCE, México, 1983.
 Cirne-Lima, C., Sobre a contradição, EDIPUCRS, Porto Alegre, 1993.
 Colomer, E., El pensamiento alemán de Kant a Heidegger, Herder, Barcelona, 1995.
 Gadamer, H. G., Verdad y método, t. I, trad. de A. Agud y R. de Agapito, Sígueme, Salamanca, 1993.
Compendio de Filosofía. - Dr. Ángel Abelardo Aguilar Angulo.
Universidad San Luis Gonzaga - Facultad de Ciencias de la Comunicación Turismo y Arqueología
ICA -PERU 2020
 Hartmann, N., La filosofía del idealismo alemán, vol. 2, trad. de Hernán Zucchi y E. Estiú,
Sudamericana, Buenos Aires, 1960.
 Hegel, G. W. F., Fenomenología del espíritu, trad. de Wenceslao Roces, FCE, México, 1993.
 Heidegger, M., Ser y tiempo, trad. de José Gaos, FCE, México, 1993.
 Horkheimer, M., y T. Adorno, Dialéctica del iluminismo, trad. de H. A. Murena, Sudamericana,
Buenos Aires, 1990.
 Kant, I., Crítica de la razón pura, trad. de M. Caimi, FCE, México, 2009.
 Kojève, A., La dialéctica del amo y del esclavo en Hegel, trad. de Juan José Sebreli, Fausto, Buenos
Aires, 1996.
 Marx, K., “Tesis sobre Feuerbach”, en B. Echeverría, El materialismo de Marx. Discurso crítico y
revolución, ed. bilingüe, Ítaca, México, 2011.
 Villacañas Berlanga, J. L., La filosofía del idealismo alemán, 2 vols., Síntesis, Madrid, 2001.

53

También podría gustarte