Colombia

:

Medios paramilitares, políticos, empresarios y el atentado en el Club El Nogal
La historía de la pagina de web de los paramilitares de las AUC que estaba registrada en el Club El Nogal
Por Dick Emanuelsson
TEGUCIGALPA / 2011-02-14 / Los siete artículos abajo es un trabajo realizado en el mes de febrero y marzo del 2003 a raíz del atentado contra el Club El Nogal. “Paramilitares tuvieron varios medios de

comunicación” escribe hoy, el 14 de marzo 2011 el portal VerdadAbierta.com y informa que “Jesús Noraldo Basto León alias ‘Parabólico’ o‘Móvil 15’ fue el ‘ingeniero en telecomunicaciones’ de los ‘paras’. Con sus estudios en idiomas y sistemas electrónicos instaló redes de comunicaciones en cinco departamentos”. Lo que no ha sido revelado todavía es los enlaces entre el jefe paramilitar Salvatore Mancuso y los “anfitriones” en el Club El Nogal que lo albergó varias noches en casi pleno centro de Bogotá, hecho que la Revista Semana y el congresista Gustavo Petro denunciaban varias veces.
1) Una pequeña historia sobre paramilitares y el Club El Nogal 2) Las maniobras de la AUC para esconderse detrás de una empresa desconocida que permite el anonimato 3) Hoja de vida del director de orbi.com, Nelson Tactuk 4) 030208: ¿Desde los Clubes se planean la guerra? ”Las tres Colombias donde unos mueren, otros matan, la elite esconde la cabeza y goza” 5) 030208: El atentado como herramienta política Todavía, después un mes del atentado terrorista, no hay ninguna prueba o pista de los autores. Los investigadores respiran resignación bajo la presión presidencial. 6) 030228: Me escribe DON BERNA Carta de Adolfo Paz, Inspector nacional de la AUC en relación al reportaje e investigación de su página de web, registrada en el Club El Nogal: 7) El director del diario El Tiempo acusa reportero de justificar el atentado terrorista del Club El Nogal, el de febrero del 2003: Enrique Santos, ¿no son suficientes los asesinatos de periodistas?

1)
12 de marzo del 2003

Colombia: Paramilitares, políticos, empresarios y El Nogal - Primera parte

Una pequeña historia sobre paramilitares y el Club El Nogal
http://www.rebelion.org/hemeroteca/plancolombia/120303dick.htm Dick Emanuelsson VOZ A las 8.16 de la noche el 7 de febrero explotó un carrobomba en el exclusivo Club El Nogal en el norte de Bogota. 36 personas murieron y 160 fueron heridas. Inmediatamente fue acusada la guerrilla de las Farc como autores. El Nogal, un centro "social" de los más altos políticos y empresarios de la sociedad colombiana, ha sido un punto de referencia entre el grupo paramilitar liderado por Carlos Castaño y Salvatore Mancuso, y parlamentarios. En la dirección postal de El Nogal también fue registrada la página de web de la AUC, "colombialibre.org". El periodista sueco DICK EMANUELSSON ha investigado sobre estos hechos y encontró que el servidor y empresa de la página de web de la AUC se encuentra en Canadá. Su director no ha querido contestar las preguntas enviadas, pero reaccionó con pánico y borro todos los datos de la página ante de ser descubierto. También fueron borradas las direcciones y persona de referencia de la AUC, que se enteró de la investigación periodística. Un Adolfo Paz, "Inspector Nacional de las AUC", que resultaba ser el jefe paramilitar Don Berna, reaccionó también ante las preguntas del periodista y anunció, ante el desenmascaramiento, que la AUC abriría una página web en el país natal del periodista, Suecia. Esta es la primera parte del reportaje sobre los paramilitares, políticos, empresarios y el Club El Nogal.

***

BOGOTA / 290203 / "¿Te acuerdas de la dirección?" fue la frase que me llegó dos días
después el terrible atentado terrorista en el Club El Nogal. Me puse a pensar: "¿qué dirección?", y le respondí que "no". La respuesta electrónica cinco minutos más tarde me dejó con un frío por la espalada: "¡Es la dirección del Club El Nogal!" Todo comenzó el 20 de mayo del 2002. Llegó un mensaje corto pero preciso: "Aquí te mando los datos. El teléfono puede ser de Antioquia o Córdoba... interesante... ¡Éxitos y sigue en comunicación!"

2

Y lo que venia detrás el saludo lo noté con gran interés pero dejé esa información "descansando" para el futuro. Porque los periodistas recibimos muchas informaciones e ideas de diferentes caracteres. Son lo que llamamos nuestras fuentes. Hay fuentes buenas, malas, pistas "plantadas" e información que uno encuentra interesante, pero no en el momento. Uno la deja en su disco duro "descansando". El mensaje de esa fuente, que es de gran credibilidad, lo dejé así, descansando, en la carpeta de "Paras". ¿La dirección? Club El Nogal El 9 de febrero, dos días después del atentado en el Club El Nogal, abrí otra vez el mensaje del 20 de mayo del 2002. Noté con ansiedad la dirección: Colombia Libre (COLOMBIALIBRE-DOM) Cra 6 # 78-89 Bogota, Cundinamarca 001 CO. Unos de esos jóvenes que son tan geniales en el mundo de computación y de internet, había obtenido los datos de la página en internet del grupo paramilitar AUC dirigido por Carlos Castaño y Salvatore Mancuso. Desde la página se podía leer quién era la persona de referencia, la supuesta dirección de la oficina donde se elaboraba la página, el teléfono y el fax. Ahí, totalmente público para cualquiera con un pequeño conocimiento de cómo buscar, estaban los datos. ¿Qué han hecho los detectives durantes más de cuatro años? Lo increíble en un estado como el colombiano, con tantos recursos policiales y de inteligencia es, ¿por qué, desde el 1 de noviembre del 1998, cuando se registró la pagina, nadie ha averiguado esos datos? Dos elementos son interesantes, aunque son falsos: el número de teléfono con el indicativo "4", que es de Montería. El número es un invento, me cuenta el funcionario del "191", que toma contacto con sus colegas en Montería. "Ese numero no existe y no ha existido nunca", dice. Bueno, era de esperar. Pero la dirección, ¿por qué el Club El Nogal? Página registrada en Canadá Cuando una persona, empresa u otra institución quiere abrir una página en Internet, puede dirigirse a un "hosting" (alojamiento) de Web. Cuesta un poco de plata pero si la economía no es un obstáculo, ese "hosting" es una solución cómoda para trabajar y recibir un buen servicio de la empresa de internet. Los paramilitares de la AUC abrieron su página, según los datos que sacaron los jóvenes, a las 5 de la mañana el 1 de noviembre de 1998. La empresa que recibió la solicitud de este grupo se llama ORBI.COM, situada en Québec, Canadá. El director es Nelson Tactuk, de 48 años, dominicano que vive en Canadá desde 1991. Parece que es el único empleado en ORBI.COM, con bastantes estudios realizados en tecnología, en Ingeniería Electrónica (Universidad Católica Madre y Maestría) e Ingeniería Electrónica (Cleveland Institute of Electronics). Habla español, inglés y francés con titulo de intérprete.

3

¿Quién es "Teófilo Borges"? La persona de "referencia" de la AUC y de la página colombialibre.org fue registrada como Teófilo Borges. Esa persona no existe pero figura en el registro de la empresa Orbi como el contacto para el pago del arriendo en el "hosting" de web para AUC. Los números de teléfono y fax registrados fueron 57-4-790-1201 (FAX) 57-4-790- 1201. El indicativo "4" es de Montería, la cuna del paramilitarismo. Pero lo interesante es la dirección, "Cra 6 # 78 - 89 Bogotá". La dirección de Club El Nogal es Calle 78 y los 32.000 metros cuadrados que posee el club están situados entre la carrera 5ª y la 7ª. Entre estas dos carreras no existe, en la calle 78, la carrera 6ª, si no la dirección de la página de AUC estaría elaborándose dentro del mismo Club El Nogal. Pero la dirección es también falsa. Y recuerda, esto fue el 20 de mayo del 2002. ¿Por qué, en una ciudad de siete millones de habitantes con miles de calles, los paramilitares eligen esa dirección? Borró el nombre después del atentado Se puede buscar datos más precisos sobre interesantes páginas web con un programa que se llama "whois", ubicado en la dirección HREF="http://www.enom.com/domains/WHois.asp" target=_blank> http://www.enom.com/domains/WHois.asp. Coloca el nombre que quiere investigar en el marco blanco como por ejemplo "colombialibre.org" y recibirá el siguiente resultado en esta página. Ahí aparecen los datos. Pero la diferencia entre el 20 de mayo del 2002 y los datos de ahora, muestran que no figura el número de teléfono ni los datos de la persona de referencia de la AUC, Teófilo Borges. Según estos nuevos datos, la página había sido actualizada el 17 de febrero del 2003, a las 15:14, es decir, diez días después de que explotó el carrobomba en el Club El Nogal. Puede ser una coincidencia que no tiene nada que ver con el atentado terrorista, porque todo el día 27 de febrero figura la supuesta dirección de la página de los paramilitares que sería el Club El Nogal. También figura, como contacto de la empresa ORBI.COM, el director, Nelson Tactuk. Mancuso se reunió en el Nogal con su "35 por ciento" Entre los círculos periodísticos y políticos en Bogotá, es de conocimiento casi público, que el jefe militar de la AUC, Salvatore Mancuso, estuvo en el Club El Nogal a mediados del mes de noviembre del 2002. Habían comenzado las negociaciones entre el gobierno de Álvaro Uribe y los paramilitares un mes antes. Según la Revista Semana, en su número target=_blank>1073, con el título "Negociación secreta" (página 40 del 23 de noviembre de 2002), el periodista informa que Mancuso "se reunió con congresistas amigos". Es decir, personas del "35 por ciento del congreso" que son congresistas respaldados mutuamente por los paramilitares, según las palabras del mismo Mancuso el 10 de marzo del 2002. Ese día se realizaron las elecciones a la cámara y el senado. El alto comisionado de Paz, Luís Carlos Restrepo, cinco obispos, Carlos Castaño, Salvatore Mancuso y los principales jefes de las autodefensas llevaban un mes trabajando para un arreglo digno también para los jefes ´paras´. El 12 de noviembre, en una finca en la vereda Las Changas, al norte del municipio de Necoclí, en el Urabá antioqueño, se reunieron "delegados de todos los jefes paramilitares del país [que] junto con Castaño y Mancuso recibieron a Luís Carlos Restrepo y a los cinco jerarcas de la Iglesia que acudieron al encuentro," escribía Semana.

4

Según la misma revista, cada jefe paramilitar "viajó a su zona a contarle a su jefe de bloque lo que se había hablado en la reunión. Los obispos volvieron a sus diócesis y Restrepo regresó a Bogotá." ¿Quién organizó la reunión en El Nogal? Pero Salvatore Mancuso no se quedó en Urabá o Córdoba, sino que viajó a la capital de la república y, según todas las fuentes, se albergó por varios días en el Club El Nogal, donde hay centenares de habitaciones para sus socios, entre los cuales hay varios congresistas de la "Asociación del 35 por ciento". La pregunta que hay que hacer es: ¿quién, de los socios del Club, fue el anfitrión de Mancuso? ¿Quién organizó la reunión? ¿Será que la policía ha hecho una investigación sobre este antecedente notable? ¿Cuál es su saldo e informe? Con toda seguridad hay datos en el Club que muestran qué sala fue reservada y quién la reservó para efectuar la reunión en tal sitio. Al arreglo político para el indulto Así describió la revista Semana la reunión entre Mancuso y los congresistas aliados con la AUC el 23 de noviembre: "Paralelamente a las primeras reuniones, Mancuso se dedicó a mover los hilos de la alta política. En un exclusivo club, al norte de Bogotá, el jefe militar de las autodefensas se reunió con congresistas amigos. A plena luz del día, como si se tratara de un almuerzo cualquiera de trabajo y no una cita con uno de los hombres más buscados por la justicia, Mancuso comenzó por explicarles por qué Castaño -y él mismo- habían decidido no entregarse a la justicia estadounidense. Luego, les pidió a los legisladores su apoyo para encontrar una fórmula jurídica de perdón para sus delitos que no exigiera reconocerles un estatus político. "Si esa ley finalmente sale, estaría prácticamente listo el 70 por ciento del proceso de paz, aseguró a SEMANA el asesor de uno de los jefes paramilitares." ¿Preguntas que molestan? Para tener más antecedentes sobre las relaciones entre la empresa de "hosting" web ORBI.COM y la página de AUC, con la dirección del Club El Nogal, le envié el 27 de febrero de 2003 las dos siguientes preguntas al Señor Nelson Tactuk de la empresa Orbi Solutions: ¿Cómo paga su cliente colombialibre.org? ¿Quién es la persona física y jurídica de la pagina "Colombialibre.org"? En la mañana del 28 estaban todavía intactos los datos sobre la dirección de la página de la AUC. Pero, después de las 11 a.m. el señor Tactuk, seguramente después de haber leído mi carta, borró todos los datos de identificación, incluso sus propios datos personales como nombre, apellido, direcciones y hasta la dirección electrónica. Ahora, para tomar contacto con su empresa solamente se puede hacer a través de una dirección "neutral": domain@ORBI.COM. Hasta ahora, una semana más tarde, no han sido respondidas las dos sencillas preguntas. ¿Por qué esa reacción tan drástica?

5

Carta de la AUC Pero no solamente el director de la empresa ORBI.COM había reaccionado ante las preguntas. El mismo día que se borraron todos los datos personales, direcciones (del Club El Nogal), los números de teléfono, direcciones de correo electrónico, me llegó un mensaje por Internet de un señor que se presentó como "Adolfo Paz, Inspector nacional de las AUC." El señor Paz se ofrecía responder cualquier pregunta sobre el tema por mi "indagación" y siguió: “Por ahora le informamos que Colombia Libre, cambiará su suscriptor del Canadá y ya hemos abierto una Web en Estocolmo, pues este país es abierto en cuanto a libertad de expresión, que es un derecho de cualquier ciudadano y más de una Organización política y militar, como son las Autodefensas Unidas de Colombia que, para su información, no somos ni paramilitares y menos terroristas.” Así termina, ¿o comienza?, esta pequeña historia sobre un Club, una página de Internet y un director extraño que hace más de cuatro años registró una pagina de web en su empresa que resultaba ser una página de candela. Pero todavía hay muchas preguntas y más respuestas ausentes sobre encuentros insólitos en un club exclusivo, donde muchas decisiones determinantes se han tomado y se tomarán a puerta cerrada, donde la democracia y la opinión pública no tienen acceso. El injustificable atentado terrorista abrió muchas heridas en un cuerpo de la sociedad colombiana que ya había sido muy agredido. ¿Cuándo se va a curar? DICK EMANUELSSON. Periodista sueco (que con interés seguirá investigando en su tierra vikinga sobre páginas web de las AUC recientemente registradas allá).

6

2) Las maniobras de la AUC para esconderse detrás de una empresa desconocida que permite el anonimato
030302 / Liberación consultó a un experto en temas de Internet, empresas, servidores y el lugar donde los clientes de Internet albergan sus documentos. Nuestra inquietud fue: ¿Es posible que una empresa y servidor pueda ocultar quién esta detrás una página de internet, como por ejemplo la página de la AUC, cuya empresa es ORBI.COM, con sede en Québec, Canadá? ¿Será que Orbi.COM no es consciente de cuál es su cliente? – Orbi definitivamente sabe con quién se está metiendo. De hecho, no me sorprendería si el Nelson Tactuk ese es un hombre frente, dice nuestro experto que por razones de seguridad quiere mantener su nombre en reserva. El señor Tactuk no ha respondido las dos preguntas que le enviamos, pero figura con una hoja de vida completa en Internet. En la página de la AUC también publicó su nombre, teléfono y dirección hasta que le llegaron las preguntas. De ahí fueron borrados todos los datos personales.  El resultado de la búsqueda de colombialibre.org muestra que la página fue actualizada el 17 de febrero. Pero cuando uno entra a la página de la AUC se ve que hay actualizaciones todos los días. ¿Eso no tiene nada que ver con la actualización del dominio? – No, no tiene nada que ver. Las máquinas de búsqueda son independientes del aspecto más ”administrativo” del sistema de nombres de dominio. – Lo que sí resulta interesante es la utilización de la empresa de ORBI.COM y sus ”clientes”, de un servidor poco reconocido (eNom) en vez del más conocido (netsol/verisign). Esto es así por que Verisign no permite el anonimato, pero eNom, donde está la página de las AUC, sí lo permite. – Es decir, están activamente buscando esconder la dirección.  ¿El director de Orbi está obligado ante alguna autoridad a mostrar quién es el responsable de la web?

– Hay formas de forzarlo, pero todas requieren la utilización de métodos estatales. Si no me equivoco, Canadá entiende que las AUC son una organización terrorista. Quizás que algún parlamentario antiterrorista se entere, ya sea directamente, o por medio de inocentes preguntas de la prensa, de que el paramilitarismo utiliza un servidor canadiense. – Es un arma de doble filo, pero no es nada nuevo. Dick Emanuelsson

7

3) Hoja de vida del director de orbi.com, Nelson Tactuk
ESTUDIOS Tecnología en Ingeniería Electrónica (Universidad Católica Madre y Maestra) Ingeniería Electrónica (Cleveland Institute of Electronics) Certificado en Administración (Université du Québec) Inglés (Universidad Católica Madre y Maestra) Francés (Alliance Française y Université de Montréal) Programación (Collège de Limoilou de Quebec) Programación (Cleveland Institute of Electronics) EXPERIENCIA [1991 - ...] Traductor Oficial (Francés-inglés-español) [1991 - 1996] Director de la Oficina y Gerente de Proyectos, Pluralité Inc., Sainte-Foy, Canadá [1990 - 1991] Profesor de inglés, International System, Santiago, República Dominicana [1989 - 1990] Gerente Regional en CODETEL, Puerto Plata, R.D., responsable de las Operaciones Regionales. [1987 - 1989] Administrador de Ventas en CODETEL, Santo Domingo, R.D., responsable de las Ventas (PABX y KTS). [1979 - 1987] Técnico en CODETEL, Santiago, R.D., mantenimiento de radios microondas y circuitos de voz. [1978 - 1979] Operador de Larga Distancia en CODETEL, Santiago, R.D.

8

“Mi padre lo gritó a todos los vientos al denunciar en sus discursos que la violencia era un complot satánico que se preparaba desde los clubes donde se reunían jefes liberales y conservadores para pactar y abrazarse”.

(Gloria Gaitán, refiriéndose a las palabras de su padre en 25 septiembre de 1947, en Cartagena).

4) ¿Desde los Clubes se planean la guerra?
”Las tres Colombias donde unos mueren, otros matan, la elite esconde la cabeza y goza”.

”Según las FARC, el Gobierno está 'abriendo las puertas de la nueva institucionalidad al sicariato paramilitar facilitándole los clubes del Norte de Bogotá para sus reuniones con jefes políticos y empresariales sin que ninguna autoridad los incomode'”. Así escribió el diario El Tiempo el 27 de diciembre, un mes y diez días antes de que explotara el carrobomba que quitó la vida a 36 personas e hirió a casi 200 en el club más exclusivo de Bogota, Club El Nogal. El diario más influyente de Colombia citó un comunicado de la guerrilla de las FARC del 23 de diciembre. En ese comunicado la guerrilla se refería a la reunión entre Salvatore Mancuso, jefe militar de las AUC y congresistas en el mes de noviembre en el Club El Nogal. Este club había tenido al actual ministro del interior y de justicia, Fernando Londoño como su presidente durante varios años. El tema de los lujosos clubes del norte de Bogota es de vieja data. Ahí y en los ”Country-clubs” se vive una vida totalmente aislada de la realidad colombiana. En una crónica de la agencia de noticias Reuters del 2 de marzo de 2001, el reportero ironizaba cuando describía ”Las tres Colombias, donde unos mueren, otros matan, la elite esconde la cabeza y goza”. La guerra, fuente de trabajo Cuando leí estas palabras me acordé del 25 de enero del 2001, un mes antes de que la crónica de Reuters fuera redactada. Ante mi cámara tenía el cadáver de Henry Morales Rojas, con cédula no. 91.478.941 expedida por el Ministerio de Defensa de Colombia y las FF.MM. La cédula muestra que Henry Morales Rojas era de la contraguerrilla.

9

Un negro de Urabá de 25 años. Y ahí, en el Sur de Bolívar, estaba muerto desde hace dos días en un combate entre paramilitares, a los que él pertenecía y una fuerza combinada de las FARC-ELN. Tan joven en una guerra donde “la única fuente de trabajo es la guerra”. Esa frase era de un pasajero que estaba sentado al lado mío en el bus que nos iba a llevar a Santa Marta. Pero el muchacho, también de unos 25 años, me contó que había sido de la contraguerrilla también en el Sur de Bolívar. El hombre en el bus había peleado cuatro años en la contraguerrilla y ”no quería ver más sangre y muertos”, me contó. Cuando se acabó su contrato en el ejército, su teniente le propuso incorporarse en las filas de los ”paracos” en el Sur de Bolívar. ”Te pagan el doble, 900.000 pesos”, (300 dólares). Pero mi acompañante de viaje no quiso enrolarse con los paracos sino regresar a Ciénaga y la familia. Allá los paramilitares trataron de obligarlo de ingresar a sus filas, por eso se fue con la última plata a Bogotá para buscar trabajo y sustento para su mujer y dos hijas. Pero en la capital era imposible conseguir trabajo. ”Hay tantos desplazados y ellos tampoco consiguen trabajo”, constató resignado. De vuelta a Ciénaga y los paramilitares, la única fuente de trabajo. . . 180 dólares por mes. . . 21 de octubre del 2002: Al lado mío en el pequeño avión hacia Arauca, con escala en el municipio de TAME, se sienta un hombre de unos 23-24 años. En su uniforme dice ”PÉREZ” y es de la contraguerrilla de la 18ª Brigada con sede en Arauca. Comenzamos a charlar y me cuenta que había tenido 15 días de vacaciones con la familia en Bogotá, mujer y dos hijos. ”Ahora me tocan cuatro meses, día y noche, de trabajo”. Después de dos años en el ejército recibe 525.000 pesos, 180 dólares mensualmente. ”Uhiiii”, expresa, ”hay tanta guerrilla en este departamento, así la cosa es dura. Pero ¿qué se puede hacer? No hay otro trabajo.” ”Protegida de la guerra” Pero los hijos de los ”ricachones” muy raras veces hacen el servicio militar. Los padres se reúnen en sus clubes en el norte de Bogotá o en los barrios exclusivos en las otras ciudades. Intercambian chismes y hacen trabajos, toman decisiones políticas y económicas determinantes para el futuro del país. El Club El Nogal era el más exclusivo de los clubes en Colombia. Y me acordé del paramilitar, el contraguerrillero desmovilizado y el contraguerrillero activo cuando leí la crónica en Reuters. ”Lejos de los campos de batalla y las junglas infestadas de guerrilleros, la temporada de polo continúa en este exclusivo club, uno de los muchos lugares donde la elite de Colombia se reúne para gozar la vida, protegida de la guerra, las masacres diarias y los refugiados que afligen al país”, decía. Y hasta el ex presidente Andrés Pastrana se había dado cuenta de la insostenible situación de la guerra cuando dijo que ”Colombia no puede seguir dividida en tres países, donde un país mata, otro 10

país muere y otro país esconde la cabeza y cierra los ojos”, al iniciar las conversaciones de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 1998. Nogal y Usme. . . . Según Reuters se paga hasta 20 mil dólares al año para ser socio en esos clubes del ”Mundo Exclusivo”. ¡Qué contraste a las personas que viven en los barrios populares como por ejemplo el distrito de Usme, con unos 200 barrios y 300.000 personas. En el mes de junio de 2002 se enterraron varias personas en una pacífica protesta por no tener agua limpia ni carreteras transitables. Las mujeres nos mostraron a los pocos periodistas que cubrimos la acción sus bebés con picazones terribles y la piel llena de manchas, efectos del agua contaminada. Mientras tanto, en el Club El Nogal, donde solamente la cuota para ser socio es 40 millones de pesos, alrededor de 12.500 dólares, tienen todo tipo de juegos como tenis, una piscina que la ciudad de Bogotá, con sus siete millones de habitantes, no se imagina. La política paralela del estado en los clubes es de vieja data. En una serie de intercambios de cartas entre el historiador norteamericano Paul Wolf, Gloria Gaitán y otros, sobre el asesinato del dirigente liberal Jorge Eliécer Gaitán, la hija de este líder histórico subraya el papel que han tenido estos lugares para decidir el curso del estado colombiano. Paños ingleses y copa de champaña importado Dr. Guillermo Gärtner Tobón, del Departamento de Humanidades e Idiomas de la Facultad de Bellas Artes y Humanidades de la Universidad Tecnológica de Pereira, en carta a Gloria Gaitán escribió: ”La guerra contra el 'enemigo' (liberal no ortodoxo o comunista o potencialmente peligroso por sus convicciones sociales como fue el caso de Gaitán) se operacionalizó a través de los aparatos armados de los regímenes que le han dado sustancia al Estado colombiano pero se fraguó en los clubes, en las haciendas y en las residencias de los 'señores de bien' no vestidos de camuflados sino de paños ingleses y no armados con el fusil sino con la copa del champaña importado. Claro que allí estaban presentes diplomáticos y mercaderes de empréstitos y de armas”. Y Gloria Gaitán le respondió: ”Doctor Gärtner: Estoy conmocionada con su mensaje. ¡Al fin alguien que reconoce que es en los clubes y en los grandes salones donde se acuerdan, conjuntamente entre TODOS los dirigentes, liberales y conservadores, políticos y empresarios, iglesia y señoritos light, los complots de muerte y miseria para nuestro pueblo!”

11

”Complot satánico se preparaba en los clubes” ”Mi padre lo gritó a todos los vientos al denunciar en sus discursos que la violencia era un complot satánico que se preparaba desde los clubes donde se reunían jefes liberales y conservadores para pactar y abrazarse (...). Todo esto es una inmensa farsa. Todo esto es un drama del país político. Ellos se ríen allá en las alturas de Bogotá. Allá se abrazan con los adversarios, pero siguen fomentando el odio y la muerte en las lejanas tierras”. (Septiembre 25 de 1947, Cartagena)”. ”Lo peor es cuando veo que, en lugar de reconocer que ha sido una violencia DE CLASE que se inició en 1945, utilizando el inconsciente sectarismo popular, todos los 'violentólogos' hablan de violencia partidista, echándole así la culpa al pueblo liberal y al pueblo conservador, cuando eran solamente los instrumentos al servicio de un pacto de sangre de la oligarquía liberal y conservadora que se abrazaba en los salones de los clubes, se reía y se repartía las ganancias”. La CIA y el asesinato de Gaitán Paul Wolf ha investigado varios años para tener claridad qué papel tenía la CIA en el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, sin tener éxito en su petición de que la CIA levantara la reserva después de 54 años del asesinato. El columnista Daniel Samper Pizano hizo una nota sobre la impresionante investigación de Wolf en una crónica en El Tiempo, el 11 de octubre de 2000: ”Un ex agente de la CIA llamado John Mepples Espirito, nacido en Estados Unidos pero de origen italiano, fue capturado por las autoridades cubanas a principios de los años 60 cuando cumplía en la isla labores de espionaje. Sometido a un interrogatorio, confesó haber participado, entre otras acciones, en una que se llamó 'Operación Pantomima', cuyo fin era sobornar a Gaitán con casa, finca, cátedra en Europa y beca para los hijos. Al no conseguirlo, su jefe en Bogotá, un agente llamado Thomas Elliot, comunicó la decisión de 'trabajarlo entonces de otra forma' pues era preciso 'llevarlo a la eliminación física'. Para eso acudió a Juan Roa Sierra, personaje que ya había hecho otras labores para la CIA. El desenlace fue el previsto, con una ñapa: el pueblo enardecido liquidó al autor del crimen, cosa que cayó de perlas en los predios de la agencia”. En Cuba el agente de la CIA, Espirito, hizo una confesión filmada ante el comandante Piñeiro, Jefe de Inteligencia de Cuba. Este invitó a Gloria Gaitán en 1962 y le mostró la película sin editar. Arturo Alape, autor de “El Bogotazo”, uno de los libros indispensables sobre aquel suceso, también vio la película unos años más tarde. Murió en El Nogal Dice Gloria Gaitán: 12

”En 1993, el doctor Yesid Castaño (hoy directivo de Fedecafé) me contactó para decirme que el doctor Antonio Robayo, dueño de Kokorico (cadena de restaurantes de pollo en Colombia), tenía toda la documentación de un agente de la CIA llamado Thomas Elliot que había sido su cercano amigo y quien le dejó, antes de morir de cáncer, todo el archivo sobre la preparación del asesinato de mi padre”.

Castaño dijo a Gloria que Robayo estaba dispuesto a hacerle conocer la documentación, que incluía fotografías del seguimiento previo que se le practicó a la víctima. ”No obstante -agrega la hija del caudillo - me fue imposible localizarlo y hasta el presente nunca respondió mis llamadas. Se debió de arrepentir”. El último capítulo saltó hace un par de meses en Londres, cuando la hija de Gloria, María Valencia Gaitán, descubrió en los archivos de Scotland Yard que John Mepples Espirito se casó con una cubana, recibió la nacionalidad de ese país y allí reside, termina Daniel Samper su interesante crónica sobre ese episodio. Pero el drama y la historia del caso de los supuestos asesinos del líder liberal no terminan todavía. El dueño de Kokorico, el doctor Robayo murió el 7 de febrero a las 8 de la noche en el atentado del Club el Nogal. ¿Será que con él también desaparecieron los documentos sobre el asesinato de Gaitán, documentos que habían entregado el agente y jefe de la CIA en Bogota, Thomas Elliot?

Dick Emanuelsson

13

5) El atentado en el club el nogal como herramienta política
¿Es posible convencer a gobiernos, organismos continentales o internacionales basándose por medio de conjeturas? Todavía, después un mes del atentado terrorista, no hay ninguna prueba o pista de los autores del atentado en el Club Nogal, el 7 de febrero. Los investigadores respiran resignación bajo la presión presidencial de obtener resultados.

BOGOTA / 030303 / Mientras el presidente se encargó de hablar con sus colegas de Centroamérica, la ministra de defensa se fue para Washington a conseguir más apoyo político y más armas. El vicepresidente a su lado dio una charla en la conferencia de la OEA, exigiendo que los estados americanos condenaran a las FARC como grupo terrorista y cazarlo como sea. En la mira del gobierno están sobre todo los gobiernos de Venezuela, Brasil y Ecuador. Y el objetivo fue cumplido: La guerrilla de las FARC no es bienvenida en ninguna parte del hemisferio y serán deportados a Colombia si son detenidos, a pesar que el presidente Uribe falló en su principal meta, convencer a los gobiernos de Venezuela, Ecuador y Brasil tildar a la guerrilla de las Farc como grupo terrorista.

Cambio de lenguaje
Para comenzar citamos unas partes de comunicados en forma cronológica de CNE,
agencia de noticias de la presidencia, donde se puede observar cómo se cambió el lenguaje y la sindicación al presunto autor del atentado: “Lo que se está buscando a nivel internacional es una declaración obvia y elemental de que este es un grupo terrorista. Por lo menos para que se mantenga ese protocolo”, expresó ministro del interior y de justicia, Fernando Londoño el 10 de febrero. “Existen conexiones entre el terrorismo internacional con los grupos armados ilegales de Colombia, las cuales provienen del dinero de la droga y se relacionan directamente con grupos como ETA de España e IRA de Irlanda”, afirmó el jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, general James Hill el 11 de febrero. Londoño reiteró que el ataque terrorista contra El Nogal fue perpetrado por las Farc, alentadas por los recursos que reciben del narcotráfico, y pidió a los colombianos unir esfuerzos para combatir a los violentos. El 11 de febrero. La OEA manifestó su “profundo rechazo al execrable atentado terrorista cometido por las Farc el 7 de febrero de 2003 en Bogotá”. (Declaración de la OEA el 12 de febrero) “Si quedaba alguna duda sobre las verdaderas intenciones de las FARC, las bombas en Neiva y en el Club El Nogal, las aclararon, al contabilizar 53 muertes de civiles y 192 heridos, muchos de ellos mujeres y niños”, dijo Marc Grossman, subsecretario de Estado para Asuntos Políticos de EE.UU. durante su visita de relampago en Bogota el 5 de marzo.

14

Estas citas contrastan seriamente de las investigaciones realizadas por los expertos de la fiscalía, la policía y hasta 20 expertos en atentados terroristas de Estados Unidos:
”Ni siquiera sabemos si el carro bomba fue activado manualmente o a control remoto”. (Un investigador del caso de El Nogal al diario El Espectador en su edición dominical el

2 de marzo).
”Se sabe además que hasta el momento la Fiscalía no tiene la prueba reina que vincule a la guerrilla de las Farc con el aleve atentado, advirtió un investigador”, La Revista Semana, el 3 de marzo.

Queda la pregunta; ¿Es posible convencer a gobiernos, organismos continentales o internacionales basándose por medio de conjeturas? ¿O cuál es la intención? El momento preciso El 8 de febrero en la madrugada, el presidente Uribe fue categórico en acusar a la guerrilla de las FARC por ser autora del atentado al Club El Nogal. Resumió en cinco líneas la meta que él había dibujado hace mucho tiempo: que el mundo se encargara a solucionar el conflicto armado colombiano. ”Necesitamos que el mundo democrático venga a Colombia a ayudarnos a derrotar el terrorismo. Necesitamos que así como se está dando en Naciones Unidas una discusión sobre el caso Irak, el mundo tome la decisión de ayudar a Colombia. Necesitamos la tecnología de los países democráticos, sus recursos técnicos, sus recursos financieros, sus sistemas de transporte, para que le ayuden a nuestra Fuerza Pública y a nuestra Fiscalía a derrotar los terroristas”, fueron las palabras minuciosamente elegidas. Estos parámetros es el manual general y estratégico para llegar a una solución militar al conflicto. Y el atentado terrorista en el Club El Nogal fue el argumento y el momento preciso para la meta presidencial. Aislamiento internacional Solamente los comunistas rechazaron en el momento las intenciones de las declaraciones presidenciales. Con la experiencia de décadas de pretextos para justificar la guerra sucia contra toda la oposición demócrata, el semanario Voz vio la ambición de Uribe de llegar más allá y cerrar todas las puertas de una solución negociada al conflicto. ”Como suele ocurrir cuando se presentan estos hechos, el Gobierno Nacional lo quiere utilizar a favor de sus políticas oportunistas, del endurecimiento, la polarización y la guerra. Como nunca antes, el presidente Uribe Vélez ha reaccionado, al igual que los principales voceros del Establecimiento, para predicar un total y frontal alineamiento 'contra los terroristas'. Así, en general, adelantándose a las investigaciones y atribuyéndole a las FARC la autoría.....”, decía el Partido Comunista Colombiano en una declaración del 10 de febrero.

15

Mientras llegaba un equipo de especialistas norteamericanos para ayudar a sus colegas colombianos a buscar elementos, pruebas y detalles que podrían aclarar quién esta detrás del atroz atentado, el presidente Uribe, su vicepresidente Francisco Santos y la ministra de defensa, Martha Lucía Ramírez ya tenían la película y las maletas listas. Lanzaron dos días después el atentado una ofensiva diplomática sin precedentes contra el movimiento guerrillero de las FARC para aislarlo en todo el mundo. La viuda de Rodríguez Gacha fue socia del Nogal Cuando escribimos estas líneas ha pasado un mes y, repito, los medios de comunicación y los periodistas que se han dedicado a trabajar de tiempo completo para encontrar pistas sobre los autores del atentado en El Nogal, hoy afirman que en este momento no hay elementos que puedan aclarar el caso. John Freddy Arellán es el hombre de 26 años que es sindicado de haber llevado la carga de 200 kilos en un pequeño y liviano Renault al Club El Nogal. Su hoja de vida es sinceramente sospechosa pero aclara una cosa definitivamente; el hombre no tenía ninguna trascendencia política que pudiera vincularlo a un movimiento políticomilitar. Pero sí, se movió con cuentas bancarias y compras de grandes sumas que hace que cualquier detective deba dedicarse a llegar al fondo con todos los hilos existentes en este caso. Lo han podido identificar como ”correo” de los autores, es decir, un mercenario, dispuesto a asesinar gente por plata. Hasta ahora la prensa, autoridades y los investigadores han especulado que detrás del atentado estarían las Farc. Pero podrían ser también los narcotraficantes. El Club El Nogal tenía como socia a la viuda de Gonzalo Rodríguez Gacha, alias ´El Mejicano´, uno de los más sangrientos narcotraficantes y ciego anticomunista. Este hombre, del Cartel de Medellín, contrató mercenarios israelitas cuyo ingreso al país fue facilitado por altos militares. En la región de Magdalena Medio, los mercenarios entrenaban a lo que sería los escuadrones de la muerte, llamados paramilitares. En el club El Nogal hay gente adinerada que también tendría la posibilidad económica de comprar John Freddy Arellán para así solucionar contradicciones políticas o económicas. Ninguna prueba que vincule a John Freddy con las Farc ”Desde el primer momento el gobierno no dudó en señalar a las Farc. Y lógica no les faltaba. El grupo subversivo ha trasladado la guerra a las ciudades y ha acudido a los más siniestros métodos terroristas. (...) Pero una cosa es la lógica del análisis y otra la contundencia de las pruebas. La pregunta que todos los colombianos se hacen después de haber leído y oído los medios de comunicación en las últimas dos semanas es ¿qué relación existe entre un jugador de squash mentiroso y mala paga y su tío y la más sanguinaria columna de las Farc?”, fue el interrogatorio que el periodista de la revista Semana se hizo el 3 de marzo en un extenso reportaje sobre Arellán y el atentado. La revista llega a la misma conclusión que muchos policías y periodistas que investigan el atentado. ”Hasta ahora no se ha divulgado ninguna prueba concreta que vincule a John Freddy o a su tío con alguna estructura de las Farc. Sin embargo todos los indicios y pruebas circunstanciales señalan a

16

esta organización, y específicamente a la columna Teófilo Forero, como los autores intelectuales del atentado. ¿Qué pruebas tienen las autoridades?” La policía ha detenido a varios presuntos milicianos que han llegado a Bogotá desde las selvas del departamento del Guaviare para ejecutar atentados. Uno de ellos es 'Javier Tanga', sindicado de tener una cercanía muy estrecha relación a Jorge Briceño, alias Mono Jojoy. Pero como escribió el diario El Espectador en su edición dominical (030302), citando una fuente cercana al proceso investigativo: ”Es poco posible que una persona que haya participado en un acto terrorista de la dimensión del perpetrado en El Nogal, aparezca una semana después tratando de volar un puente en Honda, (Tolima). Si bien están involucrados (las FARC) en las peores acciones terroristas de la capital, no existe -hasta el cierre de esta edición- ninguna prueba concluyente que los vincule con El Nogal”, concluyó El Espectador. Narcotraficantes extraditados a Estados Unidos Se ha constatado que todas las cámaras del Nogal estaban apagadas cuando entró el auto de Arellán en la carrera 5ª. De los dos perros antiexplosivos, uno estaba en el sótano descansando en el momento en que ingresó el carro con más de 200 kilogramos de explosivos. El otro perro trabajaba en la entrada de la carrera 7ª. Por eso, las autoridades no tienen duda de que dentro del mismo Club El Nogal había más personas involucradas en el atentado y los investigadores están investigando cada uno de los movimientos de varios empleados del club. ”Se sabe además que hasta el momento la Fiscalía no tiene la prueba reina que vincule a la guerrilla de las Farc con el aleve atentado, advirtió un investigador”, pero que dice que hay serios indicios. Según El Espectador, que ha entrevistado a varios de los detectives, la investigación no es un caso fácil. ”Ni siquiera sabemos si el carro bomba fue activado manualmente o a control remoto”, sentenció. Lo que extraña a los investigadores es cómo, si fuera la guerrilla, esta organización, con sus raíces campesinas y de sectores muy humildes, hubiera podido infiltrar de tal manera que no han dejado ningún rastro. La misma policía no ha descartado que detrás del atentado también se pudiera ver la mano de los narcotraficantes, que son extraditados uno tras uno a Estados Unidos. Ellos sí tienen enlaces en todos los niveles de la sociedad colombiana, sobre todo en los sectores que se mueven en El Nogal. No hay un solo detenido La revista Semana resume que en este momento las autoridades policiales no tienen ninguna pista. ”Hasta el viernes pasado no había una sola persona vinculada formalmente a la investigación, no había un solo detenido directo pese a que algunas autoridades hablan extraoficialmente de 24 órdenes de captura pendientes y una lista de solicitud de 50 allanamientos que deberían empezar a hacerse efectivos esta semana. Además sobresale el tremendo desorden interno en los entes investigativos, lo que se refleja en la fragmentación de datos y la lluvia de hipótesis. Un investigador reconoce que la enorme presión presidencial para aclarar lo sucedido ha desencadenado una carrera de relevos entre los organismos de seguridad del Estado para mostrar avances, en lugar de suministrar pruebas técnicas y científicas.”

17

Los principios sagrados de las fuentes Para los periodistas existen algunos principios sagrados. Uno de ellos es no apresurarse y controlar, si es posible, las fuentes varias veces. El periodista y su medio de comunicación pueden fácilmente destrozar la vida para una persona o familia a través publicaciones erradas o deformadas. Por eso los principios de chequear los datos, las informaciones y las fuentes son de absoluta importancia. Pero cuando estos principios no son aplicados por los que deciden la suerte de millones de personas, puede traer consecuencias dramáticas. La Policía, la Fiscalía, es decir, todo el sistema judicial sabe que para tomar las decisiones correctas, hay que tener y saber todas las pruebas en un caso. Estos principios son vigentes en toda la vida y en toda la sociedad. Si son violados, la sociedad también es violada. La pregunta, ¿si las Farc fueron los culpables del atentado del Club Nogal? todavía no está respondida. Quizás es así. Pero no lo sabemos, hasta ahora. Dick Emanuelsson

18

6) Me escribe DON BERNA
Carta de Adolfo Paz, Inspector nacional de la AUC en relación al reportaje e investigación de su página de web, registrada en el Club El Nogal:

dickema@hotmail.com | Erbjudanden på MSN | Sök meddelande Från: acevedo_sara acevedo_sara@colombialibre.net Till : dickema@hotmail.com dickema@hotmail.com Datum : Fri, 28 Feb 2003 21:55:39 +0000 Señor Emanuelsson. Le escribe Adolfo Paz, Inspector nacional de la AUC. Con satisfacción vemos su investigación sobre los Sitios de Internet de los actores del conflicto colombiano. Con gusto le podemos responder cualquier pregunta que tenga usted al respecto. Por ahora le informamos que Colombia Libre, cambiará su suscriptor del Canadá y ya hemos abierto una Web en Estocolmo, pues este país es abierto en cuanto a libertad de expresión, que es un derecho de cualquier ciudadano y más de una Organización política y militar como son las Autodefensas Unidas de Colombia que, para su información, no somos ni paramilitares y menos terroristas. Imaginamos que ya usted ha indagado por las páginas de las FARC, que residen en Suecia, y no sé si usted está enterado de la oleada terrorista que ha desatado esta organización contra el pueblo Colombiano. Así mismo hay Páginas en Internet de reconocidos narcotraficantes como Fabio Ochoa, y seguramente usted también ha indagado al respecto. Cordialmente Adolfo Paz Inspección Nacional de las AUC MSN - Mer användbar för varje dag MSN Förstasidan | Mitt MSN | Hotmail | Sök | Shopping | Pengar | Chat & Vänner

19

7) Enrique Santos, ¿no son suficientes los asesinatos de periodistas?
El director del diario El Tiempo acusa reportero de justificar el atentado terrorista del Club El Nogal, 7 de febrero del 2003

BOGOTA / 030321 / Bajo el titulo ”Cosas del día Un caso de cataratas”, el redactor responsable de El Tiempo asegura que este periodista está insinuando que el atentado terrorista de El Nogal es justificable por el hecho de que ahí se reunían jefes paramilitares. La nota fue escrita el mismo día en que fue asesinado su propio corresponsal local en Arauca, Luís Fernando Alfonso Parada, por presuntos paramilitares. La nota fue escrita un día antes de la conferencia organizada por la OEA sobre los peligros de ejercer esta profesión en el mundo. No fue una sorpresa que Colombia fuera coronada como país más peligroso del mundo para nosotros los periodistas. Pero para la familia Santos no hay problemas: con seguridad, escoltas, etcétera, tienen el espacio para insinuar que incluso periodistas internacionales estarían al servicio de los actores armados, en este caso la insurgencia. En la nota se asegura que mi reportaje, publicado parcialmente por el semanario Voz cuyo director, Carlos Lozano, es uno de los más amenazados en Colombia- y por la supuesta ”agencia de las Farc”, Redresistencia, justifica el atentado en El Nogal. Primero quiero declarar que el reportaje en su totalidad no fue publicado en Voz, solamente uno de los cuatro artículos que comprobaba que la página de las AUC efectivamente estaba registrada en Canadá con la dirección de El Nogal desde el 1 de noviembre del 1998. La reproducción que se hizo en Redresistencia era un enlace activo de internet dirigido a la página de Indymedia, un órgano alternativo que tiene una red en casi 50 países. Lo que el responsable de El Tiempo no cuenta es que estuve dos horas en la planta de El Tiempo, conversando antes de esta publicación con un periodista suyo. Él tuvo todo el material en sus manos, incluso los datos y registros de la empresa de “Web-Hosting” en Canadá donde AUC alberga su página bajo anonimato. Es decir, El Tiempo en ese sentido es bastante cómplice, pero no dice la verdad. La pregunta es interesante ¿por qué las AUC tenían su página registrada en la dirección de El Nogal ya en 1998? ¿Por qué les dieron miedo estos datos cuando empecé a investigar y fueron todos borrados, de lo cual el periodista de El Tiempo fue testigo? El Tiempo acusa al periodista por justificar el atentado con palabras más palabras menos:

20

“Más interesante, empero, es otra cosa. Ya la agencia de noticias de las Farc había despertado sospechas publicando, poco después del atentado contra El Nogal, una nota que hablaba de reuniones de jefes 'paras' con empresarios y políticos.” No señor Santos, no fui yo ni Redresistencia sino la revista Semana. Según esta revista en su número 1073 <http://www.semana.com/archivo/articulosView.jsp?id=66750>, con el título ”Negociación secreta” (página 40 del 23 de noviembre de 2002), el periodista informa que Mancuso ”se reunió con congresistas amigos”. Entre los círculos periodísticos y políticos en Bogotá, es de conocimiento casi público que el jefe militar de la AUC, Salvatore Mancuso, estuvo en el Club El Nogal a mediados del mes de noviembre del 2002. Habían comenzado las negociaciones entre el gobierno de Álvaro Uribe y los paramilitares un mes antes y Mancuso, según Semana, quería un arreglo político para evitar ser extraditado. Incluso el mismo El Tiempo del 27 de diciembre del 2002, citaba un comunicado de las Farc del 23 de diciembre: “Según las FARC, el Gobierno está 'abriendo las puertas de la nueva institucionalidad al sicariato paramilitar facilitándole los clubes del Norte de Bogotá para sus reuniones con jefes políticos y empresariales sin que ninguna autoridad los incomode'”. Es decir, que El Tiempo 75 días antes que yo estaba “justificando”, para usar su propio lenguaje, el atentado terrorista, dando “trampolín” al grupo insurgente. Pero para El Tiempo, que tenía los cuatro artículos míos en su mano: ”Ahora que las Farc han dicho que no fueron las autoras del atentado, solo faltaba que sus propios medios y el periódico de los camaradas ofrecieran esta interesante historia de la supuesta dirección virtual de los 'paras', cuya sola publicación contribuye a reforzar la idea de que esa guerrilla sí fue responsable de volar un club lleno de civiles, con la lunática justificación de que allí habrían tenido lugar esas reuniones.” ¿Qué es eso si no sindicar a un periodista, acreditado en Colombia desde varios años, de cocinar una historia que justifica el atentado terrorista, o como termina el diario de Enrique Santos: ”Pero, o este es un caso de cataratas avanzadas, o las Farc sí fueron pero prefieren insinuarlo, no decirlo.” El señor Santos sabe muy bien que la investigación mía tuvo como resultado que efectivamente el registro de la página web de las AUC fuera descubierto. La confirmación llegó inesperadamente a través de una carta enviada a este periodista por Adolfo Paz (Don Berna), quien se presentó como ”Inspector Nacional de las AUC”. No le había escrito, pero sí consulté con el director Nelson Tactuk, que preside Orbi.com, en Canadá. Es la empresa donde las AUC tienen su página web. Tactuk nunca me contestó las dos preguntas que le había enviado. Pero Adolfo Paz sí respondió el día siguiente, lo cual muestra los canales abiertos entre Orbi.Com y las AUC. En su carta el señor Paz decía: ”Con satisfacción vemos su investigación sobre los sitios de internet de los actores del conflicto colombiano. Con gusto le podemos responder cualquier pregunta que tenga usted al respecto. Por ahora le informamos que Colombia Libre, cambiará su suscriptor 21

del Canadá y ya hemos abierto una Web en Estocolmo, pues este país es abierto en cuanto a libertad de expresión”. ¿Qué más elementos quiere, señor Santos? ¿O será que la otra cara de la moneda es que le duele que se descubra que un jefe militar de las AUC se quedó en El Nogal varios días y noches? Eso sí debe ser un lunar feo en un sitio tan exclusivo. Pero queda la pregunta: ¿No tiene escrúpulos, señor Santos, de sindicar a un comunicador social, que sólo ha revelado un hecho interesante, pero resulta acusado de justificar un atentado terrorista? Con esa intolerancia del alto poder, no me extraña nada que el país todavía lidere la liga de asesinatos de periodistas. Cordialmente, Dick Emanuelsson

22

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful