Está en la página 1de 489

Acerca de este libro

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido
escanearlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo.
Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de
dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es
posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embargo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras
puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir.
Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como
testimonio del largo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted.

Normas de uso

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas.
Asimismo, le pedimos que:

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares;
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales.
+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos
propósitos y seguro que podremos ayudarle.
+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine.
+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La legislación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de
autor puede ser muy grave.

Acerca de la Búsqueda de libros de Google

El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página http://books.google.com
M () N.AC. F.N Is .
.

J
HISTORIA
DE LOS TRES DERECHOS,
RoMANo, CANÓNICO Y ESPAÑOL,
6 TABLAs cRoNológicAs DE Los cóDIGös y coleccioNES DE ToDos TREs,

ESCRITAS EN LATIN Y CASTELLANO;


/

Y Á LAS CUALES SE HAN AÑAD ID o

UN

ESTRACTo DEL CóDIGO DE COMERCIO,


y OTRO

DE LA LEY DE ENJUICIAMIENTO
PARA. FACILITAR SU ESTUDIO.

POR DON MIGUEL, GARCIA DE LA MADRID,


bocror en Araos DeRecros por zA REAz vNIPERsrdad. De Azcazá
de HenaRes, é INDIrDvo DEn Izvske Cozego De abogados de
MADRID,

Utiliorem praestant operan republicae literarum, qui


eruendis è sinu Bibliothecarum veterum
incumbunt, quam qui novos edunt libros, libri novi, si
quid novi continent, ab antiquis mutuari solent.
Alex. F. ad. Morten. Anecd. tom. 1. in Praefat.

MADRID :
IMPRENTA DE DoN PEDRo SANz: JULIo DE 1831.
SE HALLAná. En su 1IBRERíA, cALLE DE CARRETAs.
fEIBLIOTHECA
REGIA
baasACENsis.

T
- .. v
DISERTACION PRELIMINAR,

y que sirve de prólogo para esta obra, sobre lo necesa


rio que es el estudio de los códigos legales d los jó
venes qne se dedican al estudio de la jurisprudencia.
Etsi legum antiquarum, quae vetustate atque in
curia obsoleveruni, nullus iam usus sit, notitia ta
men necessaria videtur. Isidor. cap. I. lib. V. Etimol

1º La necesidad de reducirá un código las leyes

es tan antigua como las leyes mismas. Si estas no guar


dan entre sí aquella conexion y enlace que deben te
ner unas con otras, cada dia se verá precisado el Sobe
rano á establecer nuevas leyes, ya para aclarar,ya pa
ra renovar las antiguas, las cuales servirán solo de au
mentar su número, y de dificultar su observancia. La
legislacion romana es un ejemplo palpable de esta ver
dad. Este era uno de sus principales defectos, el cual
á manera de un cáncer, se propagó despues á otras
muchas.

2.º Si separadas unas de otras las leyes andan va


gando sin incluirse en cuerpo alguno, ademas de la
confusion y oscuridad que de aqui se originan,¿quién
no ve las alteraciones y dudas interminables que ne
cesariamente han de nacer ya sobre su contexto?A no
ser que nos consideremos en la infancia de las socieda
des, cuando la potestad patria y los arbitrios suplian
la falta de leyes, siendo tantos los objetos que abraza
toda legislacion, si las supremas potestades no cuidan
de que se forme un código metódico y completo, en el
cual se contengan las leyes (y cuya mayor perfeccion
consistirá en reducirlas al menor número posible),
¿cuán dificultoso es (por no decir imposible) que los
II

súbditos, para quienes , puedan, no digo ob


servarlas, mas ni aun retenerlas en la memoria ?
3º Restaurador de la Patria llamaba el grande in
genio de su siglo, Bacon, al que perfeccionase esta gran
de obra. Quod si leges, dice este filósofo, aliae super
alias accumulatae in tam vasta excrecerint columina
ut eas de integro retractare, et in corpus sanum et ha
bile redigere ex voto sit, id ante omnia agito, atque
opus hujusmodi heroicum esto. Atque auctores talis
dperis inter legislatores et instauratores rite et meritó
numeranto. Bien sabidas son las muestras de agradeci
miento que dió el pueblo romano á Flavio y á Elio por
haber aclarado y pubicado las fórmulas y acciones de
las leyes de las XIITablas, inutilizando de este modo
la política de los patricios.
4° Volviendo á nuestro asunto, ¿qué dificultades
insuperables no se ofrecerán á los magistrados, que son
el órgano de las leyes, para hacerlas observar? Y al
contrario, ¿qué de nuevos medios no ocurrirán á ca
da instante á los contraventores para poder eludirlas,
si estas no estan incluidas en un código?
5º Fue máxima política de solo Licurgo, legislador
de los lacedemonios, prohibir que se redujesen á escri
to sus leyes, queriendo que pasasen como por tradicion
de una generacion á otra, y dejando las mas de ellas
al arbitrio y discrecion de los magistrados. Es cierto,
como dice un escritor, que de este modo se ahorraban
las perpetuas controversias sobre su interpretacion, y
cesaban las regulares quejas contra los jueces de haber
sentenciado mal, pues no habia ley que les convencie

se de injusticia; mas ¿cómo se recompensarian con es


ta corta utilidad los graves perjuicios que traia consi
go un método como este? Era preciso para repararlos
que el acierto en la eleccion de magistrados fuese tal,
que todos indistintamente estuviesen dotados de unos
Iml . ..., , , , .
talentos propios para discernir la equidad del rigor,
la verdad de la mentira, lo justo de lo injusto:y ade
mas de eso, que fuesen de una integridad incorrupti
ble. Si aun teniendo el código delante para dar el juez
una sentencia, duda el litigante todavía si se le admi
nistra justicia, ¿qué sucederá, si por falta de un códi
go legal vacila todavía la autoridad de la ley? “Non
modô adversus tyrannidem, dice aludiendo á esto Cice
ron pro Cluentio, in legibus innocentiae praesidium est,
sed etiam magistratibus adversus vulgi importunitatem
hic tamguam aeneus murus est.”
6º La máxima de Licurgo la deshecharon los de
mas pueblos. Ni¿cómo es creible que á los legislado
res antiguos se les pasase por alto la inconstancia del
vulgo, y la natural propension del hombre á violar é
inutilizar, por cuantos medios le son posibles, las le
yes que se le imponen? ¿Cómo no habian de preveer
ue es consecuencia necesaria de esta indolencia la
instabilidad de sus leyes, y aun de su gobierno, si no
cuidaban de prevenir el mal, á lo menos por medio
de un código, en que se incluyesen las leyes, á fin de
que ninguno pudiese alegar ignorancia?
7º Si esto no es creible en los legisladores anti
guos, mucho menos lo es en los modernos, desde que
se introdujeron tanta distincion de estados, tantas cla
ses de personas, tanta variedad de fueros, tanta diver
sidad de costumbres, tanta complicacion de negocios,
tanto número y diversidad de judicaturas como se re
conocen en los reinos y repúblicas de estos tiempos,
mas sin comparacion que en las antiguas, y cuya re
forma absoluta no han podido lograr todavía los me
jores legisladores. -
8º Asi no solamente la potestad civil, sino tam
bien la eclesiástica, incluyeron en varios códigos sus
leyes y cánones, segun se iban promulgando. Y si al
TV -

gun estado hay ó ha habido donde los legisladores no


hayan cuidado de reducirá un cuerpo metódico y com
pleto sus leyes, bien pronto se han visto los tristes
efectos de este desorden.

9º Lo cierto es, que desde que se reunieron bajo


imperio de un mismo príncipe tantas provincias,
entre sí tan diferentes en clima, situacion y estension,
aun acaso en religion (si no hay uniformidad de ella
en toda la nacion), tantos pueblos de tan diverso carác
ter, genio, índole y costumbres, es imposible que bas
te para gobernar bien un estado un solo código uni
versal, de leyes; sí que al contrario, debiendo influir
tanto en la legislacion las circunstancias físicas y mo
rales de los pueblos, es preciso descender á otros có
digos particulares que se acomoden á estas circuns
tancias. Por ejemplo; un código de comercio debe con
tener diversas para el comercio interior que para el ex
terior. El código criminal debe variar tambien segun
los climas la parte penal.
1o.º Aun la iglesia misma, cuya uniformidad en
la fe y en la moral es indubitable, no puede menos
de variar muchas veces en asuntos de disciplina. Y
véase aqui la necesidad que ha habido de varios có
digos; de suerte, que asi como en las sociedades civi
les cada nacion, y aun cada provincia suele tener có
digo, no solamente de las leyes que en ella se pro
mulgaron, sino tambien de las que recibe de otra na
cion ó provincia; del mismo modo cada iglesia debe
incluir en el suyo, tanto los cánones que en ella se
establecieron, como los que recibe de otra.
11º Habiendo hablado ya de la necesidad de los
códigos, paso á tratar del estudio que se debe hacer
de ellos. Si atendemos al fin de las leyes, siendo cier
to, como dice el filósofo Bentham, que cuantas son
las leyes preceptivas óprohibitivas, otros tantos pue
[v
den ser los delitos, no hay menor duda de que tan
to el súbdito á quien toca observarlas, como el juez
que ha de sentenciar segun ellas, deben saberlas todas.
De aqui pende que al principio de las sociedades,
cuando las leyes, imitando la sencillez del gobierno de
donde procedian, fueron pocas y sencillas, era facilísi
mo tanto á los súbditos como á los magistrados el re
tenerlas todas. Asi, aunque estas primeras leyes care
cieron de aquella perfeccion, que las debe ser propia,
tuvieron la incomparable ventaja (mucho mas si esta
ban comprendidas en un cuerpo) de ser claras y fá-
cilmente perceptibles, no necesitándose otro estudio
que el de la educacion, ni otros maestros que la tra
dicion, digámoslo asi, de padres á hijos, de modo
que cualquiera súbdito se hallaba en estado, no solo de
conocer su justicia, sino tambien de defender su cau
sa ante el juez sin necesidad de intérprete, abogado ú
otro defensor. -
12º Pero desde que la necesidad de proveerá nue
vos casos, y cortar las invenciones de la malicia disper
tó la atencion de los legisladores para acudir al reme
dió con el freno de nuevas leyes; cuando estas aumen
tándose mas y mas cada dia, aun despues de incluidas
en varios códigos, ó por mejor decir, acinadas en un
centon informe, sin orden ni método, complicadas
produjeron otra cosa que oscuri
dad, confusion y desorden en la jurisprudencia, se vie
ron ya imposibilitados los litigantes de alegar ellos mis
mos la ley, y fue preciso que algunos hombres hiciesen
particular estudio y profesion del derecho; y que estos
ayudasen á la defensa de los pleitos á los que no habian
hecho este estudio, ni se hallaban en estado de esponer
su justicia: este es el origen de los abogados, cuya ne
cesidad se aumentó al paso que las leyes se oscurecie
ron mucho mas con la variedad de interpretaciones.
[vIT
r3º Ya desde este tiempo se empezaron á distin
guir dos clases de personas; unas que tenian que de
dicarse enteramente al estudio de la jurisprudencia,
ya aspirasen á obtener las magistraturas, ó ya á servir
á sus clientes de patronos en las causas; y las otras
eran los demas conciudadanos, los cuales estaban obli
gados á saber solas aquellas leyes que les interesaban
mas particularmente, y cuya ignorancia les podia ser
perjudicial.
14.º Si en alguna ciencia es necesario el estudio de
la historia, en ninguna tanto como en la jurispruden
cia; pero entre las varias historias, ya eclesiásticas, ya
profanas, no hay otra que sea mas indispensable á un
verdadero jurisconsulto que la de los mismos códigos,
de los cuales tiene que valerse para dar sus decisiones
y defender sus causas. Esta necesidad, que ya era gran
de cuando en cada estado gobernaba un solo derecho,
el cual comprendia indiferentemente á todo género de
personas, y cuando en cada nacion no se solia conocer
mas que un solo código de leyes, aunque imperfectísi
mo, se aumentó mucho mas desde que separado el sacer
docio del imperio, comenzaron á gobernar dos derechos
diferentes; y desde que aumentados los códigos y colec
ciones de ambos fue necesario hacer un estudio particular
de cada uno; y asi como un buen jurista no debe con
tentarse con saber el texto de cada ley, sino que subien
do hasta su origen debe examinar las causas que moti
varon su establecimento, sobre qué principios se esta
bleció, cuáles fueron sus efectos; del mismo modo tam
poco se debe entender que es suficiente saber qué có
digos rigen en su pais, sino que debe averiguar por
quiénes se formaron, si han sido despues innovados,
aumentados, corrompidos ó mutilados, en qué tiem
po se publicaron ó recibieron; cuánta ha sido y es la
autoridad de cada uno; y en caso de duda cuál es el
que debe prevalecer, si se halla resuelto por

la potestad pública.
5º Si en cada nacion y en cada provincia hubiese
un código completo de legislacion civil y canónica,
bastaria estudiar solamente la historia de este código y
de sus leyes para ser buen jurisperito; pero siendo tan
tos los códigos que nos gobiernan, todos imperfectísi
mos é incompletos, unos supletorios de otros, nos ve
mos precisados á adquirir una noticia exacta de todos
ellos en cuanto sea posible, hasta que se forme un có
digo criminal; segun está mandado por S. M., ademas
del civil, pues el de comercio se promulgó ya para toda
la monarquía. “Si se hiciese reflexion, dice D.Juan Fran
cisco de Castro en sus discursos sobre las leyes, lib. 3º
discurso 6º, sobre la estension enorme y disonancias de
los tres cuerpos de Derecho Romano, Canónico y Real,
la necesidad de instruirse en ellos, la precision de leer
los volúmenes de los intérpretes, y decisiones de los tri
bunales conformes al uso del pais, y que sin este estudio
no se consigue la ciencia necesaria para los empleos de
justicia, pocos habria que quisiesen esponerse á tan
molestas tareas; se hallaria esta facultad desierta de
profesores, rehusando un tan penoso trabajo, de que
tarde se debe esperarjusto fruto, con muchas contin
gencias de no llegar á estado de sazon. Y á la verdad,
¿qué laboriosidad y aplicacion, qué discrecion y críti
ca no son necesarias para usar de los códigos segun el
método que nos prescriben las leyes, si atendemos al
estado en que se halla hoy la jurisprudencia?
16º No faltará quien diga que, si llegara á verse
en nuestros dias un código completo y metódico de le
gislacion, cuyas leyes fuesen claras, compendiosas y
perceptibles, no seria necesario entonces hacer una fa
cultad separada de la jurisprudencia, ni un estudio
tan particular de las leyes,sino que todos los súbditos
VIII

podrian ser y sin dificultad las

leyes, como sucedia en los principios de las sociedades,


segun arriba dije. Pero esto en mi concepto es suponer
con los poetas un siglo de oro que nunca se vió. Por
mas que se reforme la legislacion; por mas que se re
duzcan las leyes, no digo yo á la mitad, sino á la cuar
ta parte de las que ahora existen; por mas claras y per
ceptibles que sean, aunque los códigos sean muy me
tódicos; y en fin, aun cuando las mismas leyes se
coloquen segun el orden mas sencillo y mas natural
que las corresponde, es preciso suponer en el pueblo
un estado de mediocridad ó medianía cual no se halla;
una ilustracion, cual es imposible que se logre por
mucho tiempo; una capacidad grande, y un profundo
juicio para que el pueblo las pueda aprender todas,
fuera de aquellas que mas particularmente le inte
resan, y cuya infraccion le podria ser perjudicial.
17° No nos hallamos ya en aquellos tiempos en
que cuatrocientas ó quinientas leyes podian compo
ner un código perfecto para gobernar un pueblo por
muchos años. Léanse los códigos mas célebres que han
salido á luz en estos últimos siglos, y que hasta
ahora han merecido el aplauso de muchos filósofos:
hagamos una simple enumeracion de sus leyes, y que
daremos convencidos de que la legislacion es un arbol,
en el cual, asi como es preciso cortar muchas ramas
inútiles, del mismo modo es indispensable ingertar (ó
incorporar) otras muchas, para que todas juntas cons
piren á dar al hombre todo aquel fruto, que nece
sita para su sustento, y sirviéndole al mismo tiempo
de abrigo, puedan protegerle contra las intemperies y
tempestades. Pero lo mas particular es, que á estos
mismos códigos falta mucho que abrazar todavía para
que con razon puedan decirse completos. Esta es la
censura que de ellos ha hecho un profundo filósofo
inglés. Díganlo el código danenses, el de los sue
cos, el de Federico, el de Cerdeña, y aun pudiéramos
añadir el de Francia.
17º Jóvenes que aspirais á servir de sacerdotes en

el templo de Themis, mirad que no podrán verificarse


vuestros justos deseos, ni alli os recibirán por tales,
si no vais revestidos de las cualidades que esta diosa
exige. Mirad que al presente no hay otro hilo que
os saque de este laberinto de la jurisprudencia que el
recurrir á las fuentes; es decir, estudiar ante todas
cosas la historia de los diversos códigos que ha habido,
y que al presente nos gobiernan; saber en qué tiempo,
como, y por quienes se formaron; cuanta es la auto
ridad de cada uno, y cual es el orden con que debe
mos usar de ellos. Este es el método mas fácil I1O

confundirse, y el único medio de hacer que fructifi


quen vuestras tareas. Reflexionad que, si algun dia
llegais á ser magistrados de esta gran Nacion, su ape
go á los antiguos usos es todavía tal, que la ley mas
justa, y por consiguiente mas útil, no está libre de la
censura pública si no viene revestida del moho de la
antigüedad, por mas que Tertuliano haya dicho “que
las leyes no son recomendables por su antigüedad, ni
por la dignidad de sus autores, sino por la justicia.”
Persuadido de esta verdad he resuelto formar estas
tablas cronológicas de los códigos y colecciones de todos
tres derechos Romano, Canónico y Español, á fin de
que removido de ese modo aquel obstáculo que parece
mas insuperable, sea mas fácil á los jóvenes retener en
la memoria la historia de las leyes y de los cánones con
forme á aquella sentencia del jurisconsulto Pomponio en
la ley 1° del tit. 1. Dig. de orig. jur.“cujusque rei potis
sima pars principium est.” Asi será mas fácil cumplir
con lo que está mandado en el art. 62 del último plan de
estudios: “que los jóvenes en el quinto año de Digesto
2.
[x
romano tomen conocimientos mas extensos de los co
digos romanos y de los nuestros”, y por el art. 76,
“ que en el sesto año de decretales se amplien las ex
plicaciones para dar conocimiento de las colecciones
eclesiásticas y del decreto de Graciano.

-
-

"" , ,

", , -

-
De juris Romani, Canonici, atque Hispani codicibus tabulae
chronologicae, in quibus deseorum origine, progressu, suet
auctoritate agitur.

Tablas cronológicas de los códigos del derecho Romano, del


Canónico y del Español, en las cuales se trata del origen,
progreso, uso y autoridad de cada uno de dichos códigos ,
. . .. . . . " - " " , ,

DE LEG EMI CoDICIBUS DE LOS CoDIGos DE LAs


GENERATIMI. LEYES EN GENERAL.

: "¿
, Iº Propositio. , , , , , Proposicion I.º, . .. ,
; " , , ,, ,
Quaecumque fuerit homi- Cualquiera que haya sido la
num in societatem, coalescen- causa que obligó á los hombres á
di causa, id minime dub- , reunirse, en sociedad, es indubi
tantun supremaorum impe- table el establecimiento de los su
rantium institutionem, eorum- premos imperantes (ó soberanos),
que supra subditos leges fe- y su potestad de imponer leyes á
rendi auctoritatem semper sus súbditos, la cual aunque aco
exstitisse; quae quidem, licet modada á la diversa forma de
ex diversa regiminis forma gobierno, comprende no sola
diversimode temperatà, non mente la facultad de establecer
solumleges condendi, sed et leyes, sinotambien la de hacer
eas executioni mandandi fa- las observar, que es lo que los
cultatem, quam Politici snb políticos distinguen comunmente
legislativae, et exsequutivae con los nombres de potestad le
nominibus distinguere solent , gislativa y ejecutiva.
comprehendit. . "
L' - -... . . . . .
II, "" - - ".

" .. . , ,, , , 1 - , , , , ,
Ut verò facilius omnibus Pero pará, que fuese nas fácil

innotescerent leges, optimum á los súbditos saber las leyes, pa


visum fuit legislatoribus eas reció conveniente á los legislado
in unum codicem congerere, res reunirlas en un cuerpo, espe
I 2, TDERECHO

praesertim postquam earnm cialmente desde que se aumenta


mmmerns satis excrevit; qua ron lo bastante; y esta es la cau
de causa ubique "fere gen sa por qué casi todas las naciones,
tium, quarum nobis superest de que tenemos noticia, han tenido
notitia, exstitere legum codi sus cuerpos legales, aunque por
ces, etsi propter temporum la calamidad de los tiempos y la
calamitatem , et scripturae imperfeccion de la eseritura no
imperfectionem, pauca eo hayan llegado á nosotros sino
rum ad nos sint transmissa fragmentos de dichos códigos.
fragmenta.

III. III.

Qmantüm operam jurispru Cuan interesante sea á todos


dentiae navaturis intersit hu
los que se hayan de dediear al
jusmodi codicum historiam estudio de la jurisprudencia te
habere perspectam abunde ner una noticia clara y exacta de
cognoscitur; quapropter de dichos códigos, no hay por qué
Romani, Canonici, atque His decirlo; por cuya causa hemos
pani juris codicibus tracta resuelto tratar de los eódigos de
tum agere intèndimus, eo los tres derechos Romano,Canóni
rum nrtia, progressus, mu co y Español, á fin de investigar
tationes ac fata investigantes. sus principios, progresos, muta
eiones y último estado.
DE JURIS RO MIA NI DE Los Conicos DEL DERECHo
CODICIBUS. ROMANO.
r

Iº Propositio.
"
Proposicion I.º

Quamquam omia anti Por mas que nos desvelemos


quitatum romanarum monu en recorrer todos los monumen
menta sèdulo percurramus, tos de las antigüedades romanas,
non inveniemus ante duode nohallaremos que antes de la pro
cim tabularum promulgatio mulgacion (1) de las XII tablas
nem (quae amno"CCCV ab hubiesen tenido los romanos có

(1) Se hizo esta en el año CCCV (vulgo 305) de la fundacion de Ro


ma, que son 444 antes del nac. de Cristo.

_ i = - - == -
R (OMIA1NO, - 13
V. C., sive CDXLVIII ante digo alguno legal, á lo menos au
Christum natum fuit facta) torizado por la potestad pública,
ullum romae legalem fuisse supuesto que la coleccion de le
codicem publica donatum yes reales hecha porCayo ó Sex
auctoritate; regiarum nam to Papirio careció de tal autori
que legum collectio, quam dad; y si algunas de ellas mere
post regum expulsionem fe cieron ser confirmadas por los
cit C. Papirus, eà caruit; et, cónsules, y despues por los decen
si quae leges exillarum nu viros, no fue en atencion á su
mero à primis consulibus, origen, sino por considerarlas co
posteaque à Decemviris fue mo costumbres patrias.
runt confirmatae, non tan
quam regiae, sed tanquam
patriI mores recepte sunt.
II. II.

Translata in consules (qui Habiendo pasado la potestad de


primò ex Patriciis eligeban los reyes á los cónsules (los cuales
tur) regum potestate, omnia al principio se elegian de entre
eorum edictis gubernaban solos los patricios), todo se gober
tur, sicque sexaginta prope naba por sus edictos y arbitrios;
amnis incerto jure, ac conse y en este estado de incertidum
quenter absque ullo legum bre, es decir, sin leyes fijas, y por
codice, populus vixit, donec consiguiente sin código alguno le
post varia patres inter et ple gal, vivió el pueblo cerca de se
bem dissidia communi con senta años, hasta que despues de
sensu statutum est ut tres in varias disensiones entre el senado
graeciam mitterentur legati, y la plebe se convinieron de co
qui Athenarum, aliarumque mun acuerdo en enviar á la Gre
civitatum leges et instituta cia tres legados para que trajesen
describerent. Hisce reversis ab. escritas las leyes y los estatutos
anno CCCII (1). Decèmviri que regian en Atenas y otras ciu
creati sunt, qui conditum in dades griegas. Vueltos á Roma los
duorum annorum spatio jus diputados se suprimieron en el
publice populo proposuerunt año 302 (1)todas las magistratu
(1) Anno CDLI ante Chris (1) 451 antes del nacimiento de
tum natum. Cristo.
I4 DE REC IIO
decem primüm tabulis, quae ras, y crearon en su lugar los de
prius promulgatae, et centu cenviros, los cuales presentaron
riarum suffragis more majo sucesivamente á la censura públi
rum probatae fuere, quibus ca un cuerpo de leyes escritas en
que postea duae aliae acces XII tablas (de donde les vino este
serunt, atque XIITabularum nombre), formadas en dos años
leges appellatae sunt: sed ho consecutivos; á saber, las diez
die ex eis sola fragmenta su primeras en el año 303(1) de la
persunt, quae jam edidimus. fundacion de Roma, y en el si
guiente las otras dos, todas las
cuales, habiendo merecido la apro
bacion del pueblo, congregado
por centurias segun costumbre de
susmayores,fueron promulgadas
con toda solemnidad; pero de es
te código no han llegado á nos
otros sino fragmentos, que ya
hemos publicado.
III. III.

Hic codex tantà cura et di Por mucho cuidado que hubie


gencia compositus, à Cicero sen puesto los decemviros en la
neque ac alis summopere formacion de dicho código, y por
laudatus, necessariò ex multis mas que le hayan alabado Cice
caussis evasitimperfectissimus.
ron y otros, es preciso confesar
Et quidem ejus leges nimia que concurrieron muchas causas
brevitate ataque obscuritate á que saliese imperfectísimo, por
laborantes eas supplemdi et que en primer lugar, la demasiada
interpretandi necessitatemin brevedad y oscuridad de sus le
duxerunt; ex interpretatio yes obligó á suplirlas y á inter
ne legis actiones natae sunt, pretarlas. De la interpretacion tu
quarum duae collectiones di vieron origen las accioues de la
versistemporibus prodierunt, ley, y de las cuales salieron á luz
prima Cn. Flavii, altera SeX en diversos tiempos dos coleccio
ti Aelii Catti operà, per quas nes; la primera hecha por Cn.
ño. A
arcana legis actionum, rituum ), y la se

(1) 45o antes del nac. de Cristo. (2) 304 antes &c.

- = == = = = === = == == -
RO MIA NO. 15
et festorum mysteria, quae in gunda por S. Elio Catto en el
pontificum penetralibus diu 552 (1), de donde resultó que las
latuerant, tanden populo pa acciones de la ley y los misterios
tefacta sunt. de los ritos ó lasfórmulas, que has
ta entonces se habian conservado
ocultos como en un arcano en
el archivo de los pontífices, se
manifestaron al pueblo.

IV. IV.

Praeterea, quum mondum Ademas, no estando todavía


verae Aristocrariae, neque consolidado el gobierno entre los
Denocratiae faciem Respubli romanos, pues ni bien era aristo
ca gereret (1), fieri non po crático, ni tampoco enteramente
terat quin quotidie novae democrático, era consecuencia pre
conderentur leges, donec vel cisa que se estableciesen cada dia
una vel altera regiminis for- nuevas leyes políticas, hasta que
ma statueretur; hinc novae prevaleciese una ú otra forma de
magistratuum creationes; hinc gobierno; de aqui dimanó el que
legislativa potestas derivata se creasen á cada instante nuevas
in eos, qui exetivam tantüm magistraturas; de aqui el haberse
modo habuere deberunt; hinc refundido la potestad legislativa
denique plurimarun legum en aquellos que debieron tener
tam ad jus publicum, quàm. tan sola la ejecutiva; de aqui fi
ad privatum institutio, quae nalmente tanta multitud de le
obscuriorem reddideruntJu yes relativas, ya al derecho públi
risprudenciam. co, ya al privado (ó particular),
, ,, , " " - y a
las cuales oscurecieron mucho mas
la jurisprudencia. " ·· · -,

V.

Sparsas hinc inde hujus Todas estas leyes, que andaban

(1) Usque ad annum ab v. (1) 2oi antes del nac. Jesucristo.


C. CCCLXIII, quo etian ex Ple
be Consules eligicoeperunt, verae
Democratiae fáciem Romamin
duiesse dici non potest.
16
modi leges nullus fuit usque dispersas (1), no hubo hasta Cice
ad Ciceronem, et Caesarem, ron y César alguno que pensase
qui in unum publicum et reunirlas en un cuerpo público y
metòdicum corpus redigere metódico. Intentáronlo aquellos,
cogitaret. Cogitarunt quidem aunque no llegóáverificarse; mas
hi: at sine effectu: de Pom en cuanto á Pompeyo es muy in
peio autem àdmodum estin verósimil que hubiese intentado
vero simile eundem finem si lo mismo.
bi proposuisse.
VI. VI.

Mutata deinde republicae La mutacion del gobierno re


formá et ad solum Augustum publicano en monárquico, el cual
ejusque successores imperio empezó (2) en Augusto y conti
translato (1) novam faciem nuó despues, no pudo menos de
induere leges etJurispruden causar una alteracion muy grande
tiam necesse fuit; nam, prae en las leyes y en la jurispruden
terquàm quðd hi cia; porque Augusto y sus suceso
potestate senatun auxerint, res, no contentos con haberse apro
ut per enm, quotuot edicta piado la po estad legislativa,tras
vellent, tamquam vera sena ladaron tambien parte de ella al
tusconsulta proponerent, eam senado para hacer valer por este
dem quoque sibi vindica medio como verdaderos senados
runt; imo et Jurisconsulto consultos cuantos edictos quisiesen
rum auctoritas sub Augusto proponerle; y aun lo que es mas,
crevitut non amplius priva la autoridad de los jurisconsultos,
tà, sed Principis auctorita protegidos por los emperadores,
te responderent, quae qui llegó á ser tanta, que sus dictá
dem licet ad Augusti princi menes se tuvieron por decisiones
patum stabiliendum nOn del príncipe, y se prohibió á los
parvi fuerint momenti, ma jueces separarse de ellos en sus
ximum tamen damnum Ju sentencias; todo lo cual, aunque
(1) Anno ab V. C. DCCXXVII, (1) Léase mi suplemento al Hei
autXXVI ante Christumna tum. necio, donde se hace mencion de las
mas célebres.
(2) Año 727 de la fundacion de
Roma, 26 antes del nacimiento de
Cristo.
ROMIA NO. 17
Saee II. risprudentiae attulerunt. contribuyó infinito á asegurar la Sig I.
dominacion de Augusto, causó
una confusion muy grande en la
jurisprudencia.

VII. VII.

Hic igitur fuit Jurispru Tal pues fue el estado de la


duntiae status ad Hadrianum jurisprudencia romana hasta el
usque imperatorem, (1) qui imperio de Adriano (1); el cual,
jurisincertitudinem, ac potissi deseando quitar la incertidumbre
mum eam, quae ex diversis del derecho, especialmente aque
praetorum edictis oriebatur, lla que traia su origen de los di-.
confectione Edicti perpetui versos edictos de los pretores, en
(2) tollere curavitoperà Salvi cargó al jurisconsulto Salvio Ju
Juliani (3) usus, quod postea liano (2) la formacion del edicto

(1) Sub hoc quoque impera (1) Bajo de este emperador flore
tore floruit jurisconsultus Gaius, ció el jurisconsulto Cayo á Gayo, cu
sive Cayus cuius institutiones Go yas instituciones compendió el conde
yaricus comes, de quo nox, in Goyarico, de quien luego hablaremos,
compendium redegit, et ex qui y de las cuales íntegras, y de otras
bus integris aliisque tam Caii obras asi de Cayo como de otros ju
quàm jurisconsultorum operi risconsultos, sacó Justiniano sus Ins
bus suas institutiones Justinia tituciones.
nus confecit. (2) Adviértase que Juliano inclu
(2) Appellatum estita, quia yó en el edicto no solamente los de
in perpetuum vis et auctoritas los pretores, sino tambien otras mu
tam in Urbe quàm in provinciis chas cosas que no habian sido in
eitributa est cr Urbe & c. inquit ventadas por ellos , sino deducidas
Sctum., quo hic Codex promul de las leyes de las XIITablas y otras
atuS 6 St. posteriores. Multa, dice Heinecio en
(3) Animadvertendum est à el par. V de auctoritate, ordine et
Juliano non solium Praetorum materia Edicti perpetui, de judiciis,
Edicta, sed et alia quamplurima, hereditatis petitione, vindicationibus,
quae à Praetoribus non fuerant servitutibus, contractibus, delictis,
inventa, sed ex XIItabulis aliis quae non á pretore reperta, sed ex
que posterioribus legibus deduc ipsis XII Tab., aliisque legibus de
ta, in Edicto inclusa fuisse. Mul pronta sunt. De aqui provino que el
tainquit Heineccius in par. V. &c. edicto perpetuo llegase á tener tanta
Propterea hujus Edicti tanta fuit autoridad, que aunque por envidia
auctoritas , ut licet, Juliani trató de abolirle á fines del siglo II
3
18 IDERECHO
Saec. II. Edictum anno DCCCLXXXV perpetuo (1) que confirmó des- sig. II.
ab V. C. (1) senatusconsulto pues por medio de un senado
firmavit. Idem imperator mul consulto en el año 885 de la fun
ta suorum praedecessorum in dacion de Roma (2). Tambien
stituta emendavit plurimis edi reformó este emperador muchos
tis constitutionibus, et ab ejus establecimientos de sus predeceso
tempore prevalere coeperunt res con las nuevas constituciones
directae principum constitu que publicó, y desde su tiempo
tiones, quae magis magisque empezaron á prevalecer las cons
incertum effecere jus, quum tituciones dadas por solos los em
plerumque successor anteces peradores, lo cual aumentó mu
soris decreta mutaret. Edictum cho mas la incertidumbre del de
perpetuum sicut et provin recho, siendo frecuentísimo mu
ciale sub hoc quoque impe dar cada emperador los decretos
ratore concinnatum, de cu de su predecesor. El edicto per
jus auctore dubitatur et an petuo y el provincial, que le es
unum idemque cumillo fue coetáneo, y cuyo autor esincierto,
rit (quod probabilius credi como tambien si acaso fueron, se
mus), periere, et solüm ali gun nosparece mas probable, una
qua eorum fragmenta in Pan misma obra con distintos nom
dectis reperiuntur. bres, se han perdido, y se hallan
solamente algunos de sus frag
mentos en las pandectas.

odio (ut Spartiani verbis utar) el emperador Séptimio Severo, á lo


Imperator Septimus Severus menos en Roma, no lo pudo lograr,
aboleri jussit, non obtinueri. segun Esparciano, cap. I y XVII, y
(1) A Christo nato CXXXI. Aurelio Victor cap. XX.
(1) Llamóse asi, porque quiso
Adriano que fuese perpetua su au
toridad asi en Roma como en las pro
vincias. In urbe ac in provinciis vim
auctoritatemgue edicti perpetui habeat,
dice el senado consulto con que se
promulgó.
(2) Año 131 del nacimiento de
Cristo; y se advierte, que aunque
desde aqui adelante seguiremos con
tando los años segun la era cristiana,
sin embargo, para que la curiosidad
quede satisfecha, bastará añadir á
ROMIANO. 19
Fin. II VIII. VIII. Fin del
saec. que siglo II. -
III init. p. del III
Eamdem insequuti sunt Igual conducta observaron los
viam, qui Hadriano successe demas emperadores desde Adria
runt imperatores usque ad no hasta Constantino M, de suer
Constantinum M. ita utinni te, que sus innumerables consti
merae (1) illorum constitu tuciones, y la grande autoridad
tiones, harumque inforo mag que obtuvieron estas en los tri
na etiam sub Constantino auc bunales, aun en tiempo de Cons
toritas,in causa fuerint, sicut tantino, fueron segun nos pare
probabilius nobis videtur, ut ce mas probable, las causas que
de eis in unum colligendis tuvieron dos jurisconsultos, á sa
duo jurisconsulti cogitarent ber, Gregorio ó Gregoriano, y
Gregorius nempe, sive Grego Hermógenes ó Hermogeniano (1)
rianus, et postea Hermogenes (pues no estan menos discordes
alter, sive Hermogenianus (2), sobre sus nombres que sobre sus
nam de harum nominibus ac personas los escritores), para for

(1) Sub christianis impera cualquier año que refiramos 753, y


toribus inquit Heineccius in resultará el de la fundacion de Roma.
par. XI, cap. II, lib. II, Hist. Del mismo modo, aunque en Espa
edict. et E. P. locum quidem ña hasta el año de 135o, respecto de
pristinum in foro tuebatur Edi Aragon, 1383 respecto de Castilla, y
ctum perpetuum: sed ejustamen 1413 respecto de Portugal, se hayan
rarò in constitutionibus mentio datado todos los instrumentos públi
nem faciunt principes, quðd non, cos, asi eclesiásticos como civiles, con
uti anteriores, explicandi appli el año de la era de César, ósean 38
candique edicti perpetui: sed ju años antes del nacimiento de Cristo,
ris plane novi constituendi causá llamado asi por haber sido el año en
suas ediderint constituciones. que acabó de conquistar la España
César Octaviano Augusto; basta aña
dir á cualquier año que refiramos 38
mas, y resultará el de la era de César.
(2) Nos non latet à Papirio (1) Sabemos que Papirio Justo,
Justo, qui sub Antonino etCôm el cual floreció bajo de Antonino y
modo floruit, Constitutionumvi de Cómodo, compuso veinte libros
ginti libros confectos fuisse; si de constituciones; y Julio Paulo (el
cut et à Julio Paulo (quià Se cual alcanzó desde Severo hasta Ale
vero usque ad Alexandrum vi jandro, y de quien son los cinco “li
xit, cujusque sunt quinque sen bros de sentencias, de que luego ha
tentiarum libri de quibus postea), blaremos), formó seis libros de cons
imperialium constitutionum libros tituciones imperiales. Pero que no
2O DERECHO
Saec, l'W.
personis inter scriptores non mar de dichas constituciones en Si g. IV.
convenit; et, licet à privatis diversos tiempos, ó á lo menos en
hae collectiones fuerint factae, diversas provincias, dos códigos
in foro tamen magnam obti ó colecciones, las cuales, aunque
nuerunt actoritatem : sed ethechas por autores particulares,
completae non exstant, exis obtuvieron mucha autoridad en
que vix minima restantfrus los tribunales. Estos códigos no
tula. han llegado íntegros á nosotros,
pues no tenemos de ellos sino
fragmentos.
IX. IX.

Exquo Constantinus Magn. Desde que Constantino M. se


ad christianam religionem fuit convirtió al cristianismo, no con
conversus, pluribus praede tento este emperador con abolir
cessorum abolitis constitutio muchas constituciones de sus pre
nibus paganicam superstitio decesores porque favorecian el
nem redolentibus, alias bene gentilismo, promulgó otras mu
multastulit, multaque inno chas, y alteró infinito el sistema
vavit, quem et sequentes de la legislacion romana. Esta al
christiani imperatores imitati teracion fue en aumento por ha
sunt. Constantinum de cor ber seguido las huellas de Cons
pore juris compilando cogi tantino M. los demas emperado
tasse sunt, qui putant: at res que le sucedieron. No faltan
nescio quo auctore. Id certum quienes digan que Constantino
sex: sed has duas collectiones, bastaron estas dos colecciones,ya por
vel non suffecisse, vel parum usi incompletas, ya porque se usase po
tatas fuisse, exinde patet quod co de ellas, se infiere claramente de
non multò post alias duas Gre que pocos años despues compusieron
gorianus et Hermogenianus con otras dos Gregoriano y Hermogenia
fecerint; et Justinianus, qui ho no; y de que Justiniano, el cual su
rum codices sicut et Theodosia primió estos dos códigos y el teo
num anno DXXIX per constitu dosiano en el año 529, y en el si
tionem summa reipub. par. III de guiente el edicto perpetuo, segun
Just. cod confirm., ac sequenti consta del par. 3 de la constitucio
per Constitutionem I, tit. XVII de ue empieza summa reipublicae de
vet. jure enucleando lib. I codicis : Cod. conf , y la constitucion 1
Just. edictum perpetuum sup del tít. XVII de vet. jur. encl., no
pressit, nullam Papirii et Pauli hizo mencion alguna de dichas dos
collectionum mencionem fecerit. colecciones de Papirio y de Paulo.
ROMIAN O. 92, I

Saec, V. est ejus consilium irritum M. pensó reunir en un cuerpo Siglo V.


fuisse. todas las leyes, pero ignoramos
en que autor fidedigno lo apo
yan. Lo cierto es, que sir lo inten
tó no llegó á tener efecto.
X. X.

Quum verò praedicti Gre Pero no comprendiendo dichos


gorianus et Hermogenianus dos códigos Gregoriano y Her
codices gentilium tantüm im mogeniano, sino rescriptos de
peratorum rescripta amplec emperadores gentiles, Teodosio
terentur, Theodosius Junior el Joven, emperador del Oriente
in orientiimperator (in OO (pues en el Occidente imperaba
cidenti namgue imperabat Valentiniano III), hizo formar
Valentinianus III); christiano por medio de ocho jurisconsultos,
rum à Constantino M. ad que nombró al efecto, una
suam usque aetatem impera grande coleccion que contuvie
torum jam longe plures consti se las muchas constituciones da
tutiones per octo viros collegit das por los emperadores cristia
in vastum satis corpus, quod nos que imperaron desde Cons
postea anno CDXXXVIII sin tantino M. hasta su tiempo. Con
ulari novella constitutione firmó despues este código Teodo
inter Theodosianas pri sio, por lo que se llamó Teodo
ma est), confirmavit, ab eo siano, en 3 de febrero del año
que Codex Theodosianus ap 438, por medio de otra nueva
pellatus est. Ejus in orienti constitucion, que es la primera
usque adJustinianum magna de entre sus novelas. No puede
auctoritas, sed in occidenti dudarse de la autoridad de este
quatemns ad causarum deci código en el Oriente hasta el tiem
sionem est adhibitus; non po de Justiniano; pero en el Oc
enim, sicut Theodosianae no cidente no tuvo mayor autoridad
vellae, fuità Valentiniano III que la que le dió el uso, á causa
confirmatus. Hic codex pri de no haber sido confirmado por
mum” à Jacobo Cujacio in Valentiniano III, como lo fueron
Lugdunensi civitate anno (1) despues las novelas del mismo
MDLXVI editus estadoditis re. Teodosio. El primero que le pu
liquis Alariciani Breviarii, de blicó, fue Jacobo Cujacio en Lion
(1) Non igitur Petrus Pitho
DERECHO
Saec. W.
quo postea, fontibus veluti (1 ) añadiendo las demas fuentes siglo v.
ipsius Theodosi (1), Valenti del Breviario Alariciano, de que
niani III, Martiani, Majoria luego hablaremos. Tales son las
ni, et Severi novellis, sive novelas (2), ó sean nuevas leyes
super novos emergentes casus dadas sobre los nuevos casos que
novis legibus, Caii institutio ocurrian, por el mismo Teodosio,
nibus, Pauli sententis; Pa las de Valentiniano III, las de
piani responsorum libro nec Marciano, las de Mayoriano y
mon Gregoriani atque Her las de Severo; las Instituciones de
mogeniani codicum fragmen Cayo, las Sentencias de Paulo, el
tis; quae omnia et in Pari libro de las Respuestas de Papia
siensi ac Genevensi editioni no, y los fragmentos de los códigos
bus anni MDLXXXVI, Lug Gregoriano y Hermogeniano (3),
eus primus novellas vulgavit, (1) No fue pues Pedro Pitheo el
uti Heineccius in par. CCCLXXIX primero que publicó estas novelas,
cap. V suae historiae juris civi como sienta Heinecio en el par. 379,
lis romani assueruit. cap. Vde su Hist. del Der. civil romano.
(2) Es muy probable que se for
(2) Ex Theodosii novellis mase alguna coleccion de las novelas
aliquam collectionem confectam, de Teodosio cuando se las dirigió á
fuisse quum eas ad Valenti Valentiniano III para que las admi
nianum direxit, utin suo impe tiese en su imperio. Pero que despues
rio confirmaret, àdmodum pro se formó un código de las novelas
babile est: postea verò Theodo de Teodosio y de las de Valentinia
sii et Valentiniani novellas in no III consta del tit. II de homicidiis
unum codicem coaluisse ex tit. IIdel libro de las Respuestas de Papia
Papiani responsorum, libri disci no (jurisconsulto, que segun le Ma
mus, non autem subsequentium nual del Derecho romano, por Jacobo
usque ad Justinianum imperato Gothofredo, en su Biblioteca cap. II,
rum novellas. En ejus verba. par. II floreció en el siglo VI.)
... Si vero homicidium casu, vel Léanse suspalabras. Si verò & c.
vitandae mortiscausa dicatur ad (3) El código Gregoriano, dice
missum, ad Principis notitiam Heinecio en su nota al proemio de
per relationem judicis est refe las Instituciones, en los Elementos
rendum, et ejus sententia ex que de ellas publicó, es verosimil
spectanda secundum legem ex comprendiese las constituciones im
corpore Novellarum Theodosii et periales desde Adriano hasta Diocle
Valentiniani ad Maximum Patri ciano y Maximiano. El hermogenia
cium datam. no las omitidas por Gregorio hasta su
tiempo; y el teodosiano las de diez
y seis emperadores cristianos desde el
año 312 hasta el de 438.
23
Saec.IV. dunensi MDXCIII novis ad- todo lo cual se volvióá publicar sig. Iv.
huc aliquot constitutionibus, en Paris y en Génova año de 1586,
jurisconsultorum opusculis y despues en Leon en 1593, enri
adjectis repetita sunt; donec quecido con algunas nuevas cons
tandem anno MDCLXVIII, tituciones y opúsculos de juriscon
quum codex Theodosianus à sultos antiguos; hasta que finalmen
Jac. Gothofredo luculentis te, habiendo sido ilustrado con esce
commentariis illustratus fue lentes comentarios el código Teo
rit, post ejus mortem illum dosiano por Jacobo Gotofredo, y
edidit Antonius Marvillius muerto este antes de publicarle,
jurisconsultus Valentinus in Antonio Marvilio, jurisconsulto
ipsa Lugduni civitate, omni Valentino, le dió á luz en dicha,
bus caeteris praeter impera ciudad de Lion, año de 1668 con
tornm novellas operibus prae solas las novelas de los empera
ter'ImlSSIS. dores.
XI. XI.

Immensa legum, sive con El no haber suprimido Teodo


stitutionum, quas in supradi sio el Jóven los otros dos códi
ctis tribus codicibus extabant, gos Gregoriano y Hermogeniano
moles, et jurisconsultorum in cuando promulgó el suyo; el ha
isinterpretandis nimia verbo lber ido siempre en aumento las
sitas in causa fuere, utjurispru nuevas constituciones; y última
dentia quämmaximälaboraret mente, la escesiva verbosidad de
confusione, quam videns Jus los jurisconsultos en interpretar
tinianus, ex quo adsummam las reprodujeron en la jurispru
imperii dignitatem fuit evec dencia una grandísima confusion;
tus, tollere sédulo cogitavit. la cual deseando quitar entera
Primum ergo anno DXXVIII mente el emperador Justiniano,
Triboniano alisque novem mandó ante todas cosas á Tribo
viris id dedit, negotii ut ex niano yá otros nueve varones en
praedictis tribus codicibus el año 528 entresacar de dichos
constituciones utiliores seli tres códigos las constituciones mas
gerent, easque resectis prae útiles, y que quitándolas los pre
fationibus et mutatis, quae facios y mudándolas en aquello
foro minus concinna videren que pareciesen menos conformes
tur, unà cum is, quas ipse á la práctica forense, las distribu
adhucedidisset, in duodecim yesen en doce libros y bajo de
libros et sub certis titulis di ciertos títulos, añadiendo tambien
24. DERECHO.

Saec. Iv.gererent. Absolutus fuit co- aquellas que hasta entonces hu- sig. 1v.
dexiste sequenti anno, illis- biese promulgado el mismo Justi
que tribus suppressis publi- niano. En el siguiente año se con
catus fuit sub nomine codi- cluyó este código, y se promulgó
cis Justinianei. con el sobrenombre de Justi
nidineo.
XII. XII.

Videns autem Justinianus Observando Justiniano que en


non parvum jurisprudentiae los escritos de los antiguos juris
thesaurum in veterum juris- consultos se contenian escelentes
coñsultorum scriptis adhuc re- principios y máximas de justicia,
conditum esse, eorum sen- mandó reunirlos en un cuerpo
tentias colligere, utfori usui para uso de los tribunales á Tri
inservirent decem et septem boniano y á otros diez y seis va
viris, inter quos et Tribonia- rones, los cuales formaron esta
nus, demandavit, qui intra coleccion en el brevísimo tiempo
brevissimum triennii tempus de tres años, y se llamó Digesto
opus perfecerunt; appellata- ó Pandectas. Sirvió de modelo
que fuithaec collectio Digesta, para su formacion el edicto per
seu Pandectae, quae iu sep- petuo, aunque no en todo con
tem partes divisa maxime ad vienen con él, y se dividieron en
edicti perpetui ordinem, li- siete partes, que comprenden 5o
cetnon per omnia, dispositae libros divididos en títulos, sub
sunt. Continent digestum L. divididos en leyes. Carece de
libros divisos in titulos sub- fundamento la division vulgar
divisos in leges, commenti- del Digesto en antiguo inforcia
tiaque est et à glossatoribus do y nuevo, forjada por los glosa
tantum traducta vulgaris di- dores.
gesti divisio in vetus, infor
LOLIT2 6 2OUUlt7l.

XIII. XIII.

Praeterea ante digestorum Pero antes que se concluyese


confectionem videns Justinia- el Digesto, advirtiendo Justiniano
nus diversitatem scholarum, que la diversidad de escuelas á
quibus jurisconsulti erant ad- que eran adictos los jurisconsul
dicti, diversas, quin et non- tos habia de producir necesaria

—=---=—
ROMI A NO). 25
Saec. VI. numquam contrarias opinio mente en el extracto que se hicie-Sig. VI.
nes parere, amno DXXX Lam se de sus escritos, opiniones di
padio et Orestes coss. et duo versas y aun contrarias; y desean
bus in sequentibus annis ha do Justiniano cortar esta discor
rum dissensionum tollenda dia en su origen,publicó sucesi
rum causá quinquaginta de vamente en el año 53o y en los dos
cisiones proposuit ipsius Tri siguientes, siendo cónsules Lam
boniani operà usus, quas padio y Oretes, 5o decisiones, va
postea in varias particulas liéndose para esto del mismo Tri
discerptas codici repetitae boniano, las cuales, divididas en
praelectionis, de quo mox, fragmentos bastante pequeños, hi
ineptissime inseruit, quaeque zo despues Justiniano por puro
à variis historiae juris scri capricho que se insertasen en el
ptoribus separatim editae et nuevo código (de que pronto ha
luculentis commentariis illus blaremos) llamado vulgarmente re-
tratae sunt. Multüm quidem petitae praedilectionis. Varios ju
profecit ad conciliandas op risconsultos han dado á luz sepa
positas jurisconsultorum sen radamente estas decisiones, ilus
tentias quinquaginta decisio trándolas con escelentes comenta
num promulgatio: sed aliun rios. Es innegable que ellas contri
de multüm nocuit ampla illa buyeron engran maneraá conciliar
potestas Triboniano, ejusque las opiniones contrarias déos juris
socis, concessa in digesto consultos; pero lo es tambien que
rum confectione antiquornim no perjudicó menos á la jurispru
prudentum sententias replen dencià aquella facultad tan ilimi
di, reformandi et emendan tada que concedió Justiniano á
di, qua factum estut multo Triboniano y á sus compañeros
ties pro superfluis utilia rese para formar el Digesto, y por la
caverintita, utin hoc codice cual les permitió indistintamente
adeo praepostere elaborato alterará su arbitrio las sentencias
mutilatae tantüm jurisconsul de los jurisconsultos, ya suplién
torum sententiae ab ipsorum dolas, ya reformándolas, ya en
mente plane dissonae, at mendándolas: de donde provino
que in alienum semsum de que muchas veces por quitar lo
tortae ut plurimum reperian superfluo hubiesen quitado lo útil,
tur: absint verò praedicte de de modo que en esta compilacion,
cisiones, quae nullibi mellius hecha con demasiada precipita
colocari potuissent. cion hablando en general, no se
encuentra otra cosa que las sen
4
DERECHIO

tencias de losjurisconsultos muti- Sig.VI.


ladas, truncadas y muy distantes
de aquel verdadero sentido que
las habian dado sus autores; y al
contrario, faltan en ella las referi
das 5o decisiones, siendo este el
lugar que propiamente les corres
pondia.
XIV. XIV.

Sicutante digestorum con Asi como antes que se conclu


fectionen L decisiones Justi yese el Digesto tuvo á bien Justi
nianus edidit, ita ante eorum niano publicar las 5o decisiones,
promulgationem considerans del mismo modo, reflexionando el
imperator admodum utile fu emperador antes que le promul
turum esse juventuti, ante gase cuán útil seria á la juventud
quam jurisprudentiae studio comenzar el estudio de la juris
incumberet, quaedam ipsius prudencia instruyéndose á fondo
scientiae elementa addiscere, en sus principios, mandó á Tri
Triboniano, Theophilo et boniano, Teófilo y Doroteo que
Dorotheo mandavit, ut ex de las instituciones de los anti
omnibus antiquorum institu guos jurisconsultos, y especial
tionibus, praecipue verò ex mente de las de Cayo y de otros
Cai alisque hujus juriscon escritos de este, compusiesen unas
sulti operibus, institutiones instituciones ó elementos del de-
componeret, qui eas in qua recho, como lo ejecutaron, y las
tuor libros, hosque in titulos dividieron en cuatro libros, y es
divisserunt. Hunc libellum, tos en títulos. Esta obra, aunque
quamvis post pandectas con posterior á las pandectas, mereció
ditum, ante eas Justinianus ser publicada antes que ellas por
publicavit XI nempe kalen el mismo Justiniano, á saber, en
dis decembrisanno DXXXIII 21 de noviembre del año 533,
quum pandectas XVII kalen siendo asi que las Pandectas fue
das januari fuerint editae, ron publicadas en 25 de diciem
donec tandem III ejusdem bre siguiente, hasta que por últi
mensis kalend. ambae juris mo, en 3o de este mes fueron am
partes robur et vin obligan bas obras confirmadas por Justi
di acceperunt. niano.
- " ROMIANO. 27
Sae. VI. \ XV. Sig. VI.

Quum multae constitutio El andar dispersas muchas cons


nes post priorem codicem la tituciones imperiales publicadas
tae extra eum vagarentur, despues de formado el primer có
imo quaedam in eo compre digo, y el ser algunas de las que
hensae ex emersis postea factis en él se contenian dignas de re
aliquam emendationem de forma por haber variado ya las
siderarent, Triboniano alis circunstancias, fueron las cau
que quatuor viris à Justinia sas quetuvo Justinianopara man
no dátum est negotium justi daráTriboniano y á otros cuatro
nianeum codicem reficiendi, varones que reformasen su código,
in quo praeter L decisiones insertando en él, ademas de las
reliquae novae constitutiones, 5o decisiones, todas las nuevas
quotguot adhuc prodierant, constituciones dadas hasta enton
insererentur, quibusdam ad ces, y omitiendo tambien todas
rem non facientibus omissis. aquellas que no hiciesen ya al ca
Hic codex repetitae praele so. Este nuevo código, hecho con
ctionis dictus est suppresso el mismo método que el anterior,
que priore codice publicatus se llamó repetitae praelectionis;
XVI kalend. dec. anno y se publicó en 16 de noviembre
DXXXIV, atque ex die IV del año 534, quedando suprimi
kalend. Januarii in foro fredo el primero desde 29 de di
quentari coepit, eodemue ciembre siguiente.
modo divisus apparet ac jus
tInlaneus.
XVI. XVI.

Postea ad novas quotidie No por eso se remedió el mal,


emergentes quaestiones et pues ya fuese con el fin de cortar
antinomias tüm à prudenti las nuevas cuestiones que se ori
bus detectas, tum etiam in gimaban á cada instante, ó ya con
forensibus negotis prodeun el de quitar las contradicciones
tes tollendas, coactus fuitJus que habian hecho patentes los ju
tinianus novas condere con risconsultos y se descubrian to
stitutiones, quae ideo novellae dos los dias en la administracion
dicuntur: at non simul; sed de justicia, se vió precisado Jus
singulae diversis temporibus tiniano á establecer de nuevo 16o
editae, quamquam nulla an constituciones, llamadas por esono
28
Sae. VI. num DLIX excedat, nec velas; no todas aum tiempo, sino Sig VL.
etiam abipso imperatore con sucesivamente, aunque ninguna
junctim publicatae fuerint, li pasa del año 559. No sabemos que
cet sint, qui asserant Justi hubiesen sido reunidas en un cuer
nianum, qui has constitutio po por Justiniano, aunque no fal
nes in collectionem relaturum tan quenes aseguren que puso en
promisserat, illud revera ejecucion la oferta que habia be
adimplesse. Pleraeque nove cho de reunirlas. La mayor parte
llae graece scriptae sunt, quia de ellas se escribió en griego, á
jam lingua latina in orientali causa de haberse empezado ya á
imperio paulatim evanescere desusar en el imperio oriental la
coeperat, tametsi aliquae la lengua latina, en la cual sin em
tine prodierint. Earum nu bargo se escribieron algunas. Su
merus admodum incertus, número es incierto, pues vemos
nam Julianus ex-consul et que Juliano, excónsul y profesor
antecessor constantinopolita de jurisprudencia en Constantino
nus, Justiniano coaevus, et pla, coetáneo áJustiniano, y que
qui circa annum DLXX no hácia el año 57o publicó un epí
vellarum epitomen latinum tome latino de las novelas, cuen
confecerat, CXXV recenset: ta hasta 125; que en el derecho
ast in hodierno juris corpore civil se han incluido 168, de las
exstant CLXVIII, quarum cuales la CLXI, la CLXIII y la
aliquae veluti CLXI, CLXIII, CLXIV han sido establecidas por
et CLXIV à Tiberio, aliquae el emperador Tiberio, y las CXVII,
veluti CXVII, CXL, CXLIV, CXL, CXLIV, CXLVIII y CXLIX
CXLVIII, CXLIX à Justino por Justiniano; y asi aun cuando .
imperatore conditae sunt; et se rebajen estas ocho no parece que
quamvis hae octo subtrahan tuvieron razon alguna los glosa
tur, non recte egisse viden dores para no haber reconocido
tur glossatores, quinonagin mas que 98. No es menos incierto
ta et octo, tantüm Novellas en qué tiempo y por quiénes fue
agnoverunt. Nec minus in ron traducidas al latin las nove
eertum est quo tempore et à las griegas, y reunidas con las la
quibus novellae graecae in la tinas en un código. Consta sola
tinam linguam fuerint ver mente que esta version-coleccion
sae, et ex eis atque latinis es antiquísima; y aun de la varie
quaedam confecta collectio. dad que se advierte en el estilo se
Tantümmodo, constat hanc infiere no haber sido uno solo,
vulgatam versionem ac colle sino varios los traductores, y aca
ROMANO. 29
Sae, VI . ctionen antiquissimam esse; so tambien los colectores (de don-sig. VI
de pudo tener origen la division
imo ex ipsius stili diversitate
aperte evinciturnon unum, que á principios del siglo XIII
sed varios fuisse novellarum hicieron los glosadores ó juriscon
sultos de Pavía de las novelas en
interpretes, ne dicam colle
ctores (unde fortè earum divi nueve secciones, que segun el latin
sio iu novem collationes bar bárbaro de aquellos tiempos lla
baro vocis significatu sub ini maron colaciones, y bajo de cuyo
nombre se hallan divididas en to
tium saeculi VIII à glossato
ribus, vel jurisconsultis Pa das las ediciones del cuerpo del
piensibus inducta etiam ho derecho civil). Dicha version-colec
die permanet). Atque haec cion, que carece enteramente de
versio collectio obscuritate ali método, y en algunos lugares está
quando laborans, omnique oscura, es la única que se ha in
methodo destituta, sola incor cluido en dicho cuerpo, y se tie
pore juris est et pro authen ne por auténtica, aunque algu
tica habetur adhuc, quanvis nas veces no se pueda venir por
ella en conocimiento de cual fue
non ubique Justiniani men
tem recte exprimat, sintojue la mente de Justiniano, y sean
accuratiores et elegantiores ImaS COITTeCtaS y elegantes las
versiones ab Haloandro, Agy siones hechas por Holoandro,
leo, ac Joanne Hombergio Agyleo y Juan Homberg (1)
confectae.
XVII. XVII.

Sed et sunt ejusdem Justi El mismo emperador Justinia


nianiimperatoris edicta tre no promulgó tambien en diversas
decim variistemporibus pro épocas trece edictos, los cuales
mulgata et ultimam jurisJus eonstituyen la última parte del
tinianei partem constituentia. derecho justiniáneo. ¿Qué juicio
¿Quid ergo post tantam le deberemos formar de tal multi
gum constitutionumque far tud de leyes, y de tantas coleccio
raginem, et tam multas ea nes de ellas hechas bajo los auspi
rum compilationes sub huius cios de Justiniano; sino que este
imperatoris auspicis factas, emperador, queriendo asemejarse

(1) Léanse para mayor ilustracion los índices que van al fin de to
das las colecciones de derecho hechas bajo de Justiniano, de los em
peradores, de los jurisconsultos y de sus sectas.
3o IDE REC. PI O
o VI
Saec. VI. nobisdicendum superest, nisi áTeodosio el Joven, destruia con 5º
quòd hic imperator Theodo una mano lo que edificaba con
sio II non absimilis et una otra, habiendo logrado tan sola
manu destruens, quod alterà mente hacer mas oscura y com
adstruebat, obscuriorem etplicada la jurisprudencia? Pero
implicatiorem Jurispruden se ha de advertir que en el cuer
tiam reddiderit? Animadver po del derecho civil que actual
tendum autem estin hodierno mente usamos, hay algunas cosas
juris corpore esse quaedam, que no deben su origen á este
quae huic principi originem príncipe; las auténticas, los libros
mon debent, veluti authenti de los feudos, las novelas de
cae, libri feudorum, Leo Leon y de otros emperadores, de
nis, aliorumque imperatorum todo lo cual hablaremos á su
novellae, de quibus singulis tiempo.
suo loco disseremus.

XVIII. XVIII.

Nunc inquirendum est Réstanos examinar que autori


quaenam hujus jurisJustinia dad tuvo el derecho de Justinia
nei tam in oriente quàm in no asi en el oriente como en el
occidente fuerint fata. occidente.

XIX. XIX.

Et in oriente quidem sta En cuanto al oriente no cabe


tim ubique fuisse receptum la menor duda de que fue reci
tàm in foro quàm in scholis bido inmediatamente asi en los
dubitarinequit: quum, verò tribunales como en las escuelas
judices et antecessores pleri jurídicas; pero por estar poco ver
que parum gnari essent lin sados en la lengua latina los mas

guae latinae, abipsis Justinia de los jueces y los profesores de


ni temporibus libri juris in jurisprudencia, se empezaron en
graecam linguam transferri tiempo del mismo Justiniano á
coeperunt. Hac de causa in traducir en griego sus compila
stitutionibus elegantem para ciones. Asi vemos que Teófilo,
phrasim addidit Theophilus contemporáneo áJustiniano, for
Justiniano coaevus; postea mó de sus instituciones una ele
eamdem operam pandectis gante paráfrasis ó esplicacion. Lo
Pag. 3o.

NOLOGINNIs, LEGEs, ET QUos


RIT, AUT

eodem Justino patre adoptivo et avun


men imperatoris, documentis I" OSI,
aten antioch :
is adfixa seda “ e, “q
endando juri
cod. confirm.” cod. fae. idib. febr.

poni. Hoc a et aliae innumerae.


c. de episc.
cod. de haen
enti mense d
a est menSe II , nec contraria est l. tanta c. de vet.


universalis

n perimit Si

xiliantes
no conjurantem vincit. Siget et Marcr.
one Sering. Gis inicia fundatis, et sèptimo Ro
monachus, c
in serimgias , atque duplex regnum franchorum

ººepultum fuisse.

lo nomine Beli
diu contrà sa Chombrum regen, vel (ut Sigeber
juvabat, pere comburi jussit igne in vilem casam

* ntar lib. 17.


qui nihil imp ;
N;
Postquamibid.
imperium tenuit
cap. 1a. Post.
Nicephorus ibid. cap. 13
R O MIA NO,

Saee.v . praestitit Thalelaeus Justinia- mismo hizo con las pandectas Ta-siglo vi.
no itidem coavus; quin et leleo, tambien coetáneoáJustinia
aliae versiones Stephani, Cy- -no. Son dignos de aprecio los es-
rilli, et l orothei laudantur; critos de Esteban, Cirilo y Doro
nec desunt, qui asserant co teo; y no faltan quienes afirmen
dicem vel ab ipso Thalelaeo, haber sido traducido tambien el
vel ab alis grece versum ex código en griego por el mismo
titisse. His addendus auctor Taleleo, ó por otro: entre dichas
incertusbrachylogi seu corpo obras merece un lugar preemi
ris legum, qui paulo post Jus nente el brachílogo, ó cuerpo de
tinianum vixit ac elegantem leyes hecho por autor incierto,
totius juris Justinianei epito pero que floreció poco despues de
men confecit. Justiniano, y formó un escelente
epítome griego de todo el derecho
justiniáneo.
XX. XX.

Si ex oriente in occiden Si pasamos del oriente al occi


tem revertamur, dificile est dente, hallaremos que es difí
de juris justinianei usu et au cil formar una historia perfecta
ctoritate veram historiam del uso y autoridad que tuvo
conficere, ex quo enim occi en el occidente el derecho justi
dentale imperium propter niáno; porque desde que el im
barbarorum incursiones in perio occidental se dividió en va
varia regna fuit dissectum, rios reinos por la irrupcion de los
àdmodum anceps fuit juris bárbaros, hasta que quedó estin
justiniane auctoritas non so guido en Augústulo el año 476,
lüm in diversis regnis, sed fue muy dudosa la autoridad del
etiam in uno eodemojue re derecho justiniáneo no solamente
gno diversis temporibus. Sic en diversos reinos, sino tambien
Italia, quo tempore insti en un mismo reino en diversos
tutiones, codex pandectae tiempos. Asi vemos que en Italia
prodierunt, ostrogothorum, no tuvieron autoridad las institu
de quibus jam dicimus (1), ciones, el código ni las pandectas
ditioni subjecta legibus justi cuando se promulgaron, por no
nianeis introducendis parère estará la sazon sujeta á la domi
non potuit: horum verò regi nacion de los ostrogodos, de quie
(1) In juris hispani, prop. IV.
32 DER ECHO
Saec. VI. bus Theodato et Vigite à Be nes hablaremos (1): pero habien- siglo vi,
lisario victis, Ildibalto et Era do sido vencidos por Belisario los
rico populari factione inte reyes Tedato y Vigite, y muertos
remptis, justinianeo per Ita en una conmocion popular Ilde
liam imperio restituta fuit baldo y Erárico, empezó á tener
veneratio. Et hoc quidem autoridad en Italia el derecho de
temporis intervallo institutio Justiniano por ser entonces cuan
nes pandectas, et codicem do pudo este emperador promul
edictö, uti in pragmatica gar alli por medio de un edicto,
sanctione innuit, per Italiam segun insinua en su pragmática
promulgasse videtur Justinia sancion, las instituciones, las pan
nus: sed mox feliciora sub dectas y el código; sin embargo,
Totila fortissino ostrogotho habiendo sido echados segunda
rum rege tempora, quibus vez los imperiales por el valeroso
romanos et provincius occupa Totila, rey de los ostrogodos, vol
tis ipse iterum expulit, non vióá quedar suspensa en Italia la
passa suntut radices agerent autoridad de las leyes de Justinia
in Italia Justiniani leges. no, hasta que este, logrado que
Tanden verò etiam Totila et hubo por medio de su general
Teia ultimis ostrogothorum Narses vencer á Totila y Teya,
regibus Narsetis virtute plane últimos reyes de los ostrogodos,
extinctis Justinianus hanc, de volvió á autorizar para Italia en
qua supra, pragmatica-santio una pragmática-sancion (2), que
nem (1) anno DLIV edidit, publicó en el año 554 todas sus
qua totum juris à se collecti compilaciones. Y no decayó ente
corpus in Italia promulgavit, ramente su autoridad ni aun des
atque ita plenum in Italia vi pues de la invasion de los lon
gorem justinianae leges obti gobardos, ocurrida hácia el año
nuerunt. Neque etiam post 568, porque aunque estos qui
longobardorum invasionem sieron mas bien formar una reco
circa annum DLXVIII ibi pilacion de sus usos y costumbres
per omnia defecit; nam, licet que acomodarse á las leyes roma
hi expeculiaribus suis ritibus nas, permitieron no obstante á
et moribus novas leges con los italianos vivir segun el dere
(1) Extat haec pragmàtica in (1) En la proposicion IV del de
iuris corpore post Justiniani no recho español.
vellas. (2) Hállase esta pragmática en el
cuerpo del derecho civil despues de
las novelas de Justiniano.
ROMANO. 33
ssee.v .ficere quàm ad romanas sese cho que mas les acomodase, ya sis VL.
accommodare maluerint, ve longobárdico, ya romano; mas en
niam tamen fecerunt antiquis el exarcado de Ravena, adonde
Italiae incolis, quo vellent, no penetraron las armas de los
jure vivendi longobardico, lóngobardos, siguió sin interrup
autromano, exepto Ravennae cion teniendo autoridad el dere
exarchatu, quo longobardo cho de Justiniano (1)
rum arma non pertigerant,
ibi enim justinianeum tunc
jus viguit, nec deinceps um
quam in honore esse des
sit(1).
XXI. XXI.

Quod de Italia, idem fere Casi lo mismo que de Italia,


de Africa dici potest, haec podemos decir del Africa; la cual,
enim, licet, dum vandalis pa aunque mientras que estuvo su
ruit, theodosianum codicem jeta á los vándalos no olvidó del
non omnino neglexerit postea todo el código teodosiano, sin
anno DLIV à Justiniano jam embargo, reconquistada que fue
imperio recuperata suas leges en el año 554 por Belisario, ge
servavit, donectandem anno neral de Justiniano, observó sus
DCXC, quum sarraceni eam leyes hasta el año 69o, en que
occupassent, justinianeas le habiéndola invadido los sarrace
ges penitus ibi abrogarunt. nos las derogaron enteramente.
(1) Paulus diaconus in cap. (1) Léase á Paulo diácono, ca
V, lib. II de gestis longobardor. pft.V, lib. II de los hechos de los
LL. longob. 129 2: II 56 I; VI longobardos. L. II, tít, XXIX del cód.
39 : Gregorius Mag. epist. 53 de los lomgobardos. S. Gregorio M.
alias 54, lib. XI adhibet Nov. cita en la epíst. 53 ó 54 del lib. XI,
CXIII et alibi tum ad codi la Nov. CXIII, y en la 53 del lib. XII
cem, tum ad novellas provocat recurre ya al código, ya á las novelas.
lib. XII, epist. 53. Exstat apud En la disertacion XLIV, t. III, Ant.
Muratorium Ant. Ital.tom. III, itálicas de Muratori, se encuentra
dissertat. XLIV, fragmentum de un fragmento del año 752, en donde
anno DCCLII , ubi codex et se citan el códice y las pandectas,
pandectae memorantur; quam aunque parece haber sido mayor el
quam major codicis ac novella uso del código y de las novelas que el
rum usus. Hincmarus oper. t. II, de las pandectas, segun Hincmaro de
pag. 449. Rems, t? II, página 44o.
5
34 DE RECEIO
Saec, VI. XXII. . XXII.

Quod ad Hispaniam àtti En cuanto á España de ningu


net, nullatenus dici potest na manera se puede sostener que
Justiniani leges, vel earum, las leyes de Justiniano, ó las co
aliarumque legum romana lecciones que de aquellas y otras
rum compilationes sub eo romanas mandó hacer este empe
confectas hic auctoritatem ha rador, hubiesen tenido aqui au
buisse, nam, praeterquam toridad alguna, porque ademas
quòd omnes, novella CXLII de ser todas, escepto la novela
de luaruriantibus contra na CXLII de luaruriantibus contra
turam, CXLVIII de indul naturam, la CXLVIII de indul
gentis reliquorum, atque e gentis reliquorum, y el edicto
dicto de aegyptis libripendi de aegyptis libripendibus, ante
bus exceptis praecesserint an riores al año 552, en que Atana
no DLII, quo Athanagildus gildo, habiéndose revelado contra
sumpta tyrannide, ut Agilam Agila para asegurar su tiranía
regno privaret, militum au pidió socorro al emperador Jus
xilia à Justiniano poposcit,tiniano, quien le envió un ejér
ab eoque sub Liberio Patri to al mando de Patricio Liberio,
cio missis copis apud Hispa y por cuyo medio logró Atana
lim Agilae exercitun postra gildo vencer á Agila en una ba
vit; nullum inde jus in His talla, que se dió junto á Sevilla,
paniam hicimperator acquisi no por eso adquirió Justiniano
vit, quod videntesgothiac me derecho alguno sobre la España:
tuentes ne Hispaniam romani mas sin embargo, temerosos losgo
milites hac invaderent occa dos de que prestase el auxilio para
sione, Agilam Emeritae inter apoderarse de alguna parte del
fecerunt, et Athanagildi sese territorio español, mataron en
regimini tradiderunt. Igitur, Mérida á Agila al tercer año de
etiamsi Liberius statim post su reinado, y eligieron en su lu
Agilam devictum Justiniani gar á Atanagildo; el cual vién
consilia exsequens non pau dose ya sin contradiccion rey de
cis civitatibus et portubus ad los godos, y advirtiendo la cele
ridad, con que Liberio segun las
utriusque maris littora sitis
fuerit potitus, nullo jure Jus instrucciones que le habria dado
tiniani leges auctoritatem in al efecto el ambicioso Justiniano,
eis habere potuerunt: sed tan se apoderó de muchas ciudades
tüm pervim ab earum inco y puertos de las Andalucías y de
_- RO MIA NO. 35
Sae.VI. lis servatae. Imo, quum ipse Valencia, desde uno hasta otro Siglo VI.
Athanagildus, ex quo jam mar, y á cuyos habitantes solo
absque controversia evasit durante la fuerza pudieron obli
gothorum rex romanos ex gar las leyes de Justiniano, como
Hispania pellendi negotium dimanadas de un poder ilegítimo,
susceperit, idemque fecerint al cual movió la guerra Ata
sequentes Hispaniae reges us nagildo á fin de recuperar todo
que ad Suinthilam, qui anno cuanto ocupaban en España los
DCXXIV omnes imperiales imperiales, y la tuvo que soste
ex civitatibus, quas adhuc in ner toda su vida. Las mismas
Hispania tenebant, expulit, huellas siguieron todos sus suce
necessariò evasit incerta aucto sores en el trono, aunque no
ritas legum tam à Justiniano con igual éxito, hasta Suintila,
quàm ab ejus in imperio suc que en el año 624 acabó de echar
cessoribus conditarum, quia á los imperiales de España. De
multae ex praedictis civitati donde se infiere cuan incierta
bus propter assidua bella et debió ser en los setenta y un
secundum eorum eventum años que duró la dominacion
tam citògothis, quàm orien de los emperadores del oriente.
tis imperatoribus obedire te en España la autoridad de cuan
nebantur: absurdissimum au tas leyes dieron Justiniano y sus
tem est, uti postea videbimus, sucesores hasta Heráclio, en la ma
codicis justinianei actoritatem yor parte de las ciudades ó pue
in Hispania inde deducere blos usurpados, pues no habién
uod secundus wisigotorum dose interrumpido la guerra por
codex (de quo postea), fuerit, alguno de los sucesores de Ata
sicut justinianeus (1), etiamin magildo, pertenecian tan pronto
duodecim libros divissus. á los wisigodos como á los impe
riales, segun el éxito de cada cam
paña; y es el mayor absurdo,
como luego veremos, sostener que
en España tuvo autoridad el có
digo justiniáneo porque el se
gundo código wisigodo se hubiese
dividido casualmente tambien en
doce libros como aquel (1).
(1) Hoc argumento etiam (1) Segun este sofisma podríamos
duodecim tabular un codicen à decir tambien que Justiniano confir
36 D.E. R. ECHIO
Sae. VI. XXIII. XXIII. Siglo VI.

Justiniano è vivis sublato Habiendo muerto Justiniano


anno DLXVI permansit ad en el año 566 permaneció toda
huc in oriente per tria in vía en el oriente por espacio de
tegra saecula harum versio tres siglos enteros el uso de estas
num usus; quae enm In versiones, pues en cuanto á las
ter novellas, vel ad illarum constituciones de los emperado
calcem, in plerisque juris cor res posteriores,Justino, Tiberio,
poris editionibus summatim Mauricio, Heráclio, Leon Iconó
subjectae sunt Justini, Ti macho, Constantino Coprónimo,
berii, Mauricii, Heraclii, Nicéforo Leon el Armenio, y Teó
Leonis Iconomachi, Constan filo, las cuales se hallan mezcladas
tini Coprònymi, Nicephori, entre las novelas de Justiniano, ó.
Leonis Armenii, et Theophy á continuacion de estas en todas las
li constitutiones non àdino ediciones del cuerpo del derecho
dum multa de prioribus legi civil, fue muy poca la alteracion
bus inmutarunt; quin earum que hicieron. en el derecho jus
aliquae tamguam à reCte tiniáneo; y aun algunas de ellas,
sententium saeris abhorrentes como contrarias al dogma, no
nec ubique, nec diu unquam siempre ni en todas partes pudie
ebtimuerunt auctoritatem. ron tener autoridad.

XXIV. xxiv.
Quo ad verð reliquas oc Pero en cuanto á las demas
eidentis provincias, sive reg provincias ó reinos de occidente,
na, generatum statur potestpodemos decir en general que
etiam post barbarorum in aun despues de la invasion de los
eursionem eodieem thedosia bárbaros observaron el código
num, vel potius ejus brevia teodosiano, ó mas bien su bre
rium, ab eis fuisse servatum, viario, y del cual no se despren
nec postquam Justinianus dieron, ni aun despues que Jus
suas compilaciones edidit, re tiniano dió á luz sus compila
jectum. ciones.

Justiniano fuisse confirmatun, mó en su código el de las XII tablas,


vel in Hispania auctoritaten ha d que este tuvo autoridad en España.
buisse duipoterat.
ROMANO. 37
Sae.vII. XXV. XXV. Sig. VII .

Ex quo franci sub Clodo Desde que los francos dirigidos


veo rege anno CDLXXXVI por su rey Clodoveo libraron en
emnem romanorum in Gal el año 486 las Galias de la domi
lis potestatem deleverunt, nacion de los romanos, y desde
ejusque successores alias in que los sucesores de Clodoveo con
super provincias sibi subje quistaron tambien otras provin
cerunt; praesertim verò Caro cias, especialmente Cárlo M., que
lus M. quianno DCCLXXIV apoderándose de la Italia en el año
longobardorum regno in Ita 774 dió fin al reino de los longo
lia timem attulit, fieri, non bardos, se permitió, segun despues
potuit, uti postea (1) dicemus, veremos ( ), por necesidad á unas
quin quibusdam provincis provincias usar de la ley romana,
legem romanam, aliis con á otras de las costumbres ya in
suetudines jam inductas adhi troducidas, y aun á los italianos
bere; imo et italis longobar del derecho longobárdico, ó del
dico, vel justinianeo, vel justiniáneo, ó del de los francos;
francico jure uti permitte pero habiendo decaido casi ente
retur. Quum autem barba ramente las ciencias con las irrup
rorum incursiones litteris ciones de los bárbaros, resultó
extremam fere perniciem que los pueblos se gobernasen mas
attulerint; inde factum estut por usos y costumbres feudales
moribus et consuetudinibus que por derecho escrito, de mo
feudalibus potius quàm jure do que aunque siempre (2) sub
scripto populi regerenturita, sistió en Italia algun uso del de
ut, quamvis aliquisjuris justi recho justiniáneo, no fue en las
nianei usus in Italiasemper (2) mismas leyes de Justiniano, sino

(1) In propositione XXjuris (1) En la proposicion XX del de


Romani, et IV juris Hispani. recho Romano y en la IV del Español.
(2) Ut de hac propositione (2) Para quitar tola duda acerca
emne dubium removeatur, non de esta proposicion referiremos aqui
nulla hic subjiciemus exempla à los ejemplos que puso Cárlos Anto
Carolo Antonio de Martini in nio de Martin en su nota al par:
animadversione ad par. XXV, ca XXV del cap. VIII, p. 249. Consta
pitis VIII, pag. 249 ordinis his que en el año 81 1 volvió á poder de
toriae juris civilis, Viennae la iglesia un prédio por no haber sa
MDCCCLXX editae adducta. An tisfecho la persona que le tenia en
no DCCCXI emphyteusis eccle enfitéusis su cánon dentro de dos
38 DER IEC II ()
Sae. VII. remanserit, non tamen ip en los compendios (1) ó brevia- SigvII.
sis Justiniami legibus, sed rios que de ellas se hicieron; y
tantum earum " compen asi no es de admirar que en aque
dis (1), vel breviationibus los siglos de ignorancia apenas
uterentur ac proinde mini hubiese habido quien quisiese en
ne mirandum rudibus illis señar á la juventud estudiosa el
saeculis vix extitisse quem derecho civil.
quam, qui cmpidae legun ju
ventuti viam ad ius civile
ImOInStraret.

( ) Haec compendia, sive (1) El célebre Muratori testifica


breviationes in antiquisimis co en su disertacion XXII, pág. 234,
dicibus se vidisse testatur Ant. t. II de sus antigüedades itálicas, ha
Muratorius tom. ll, dissert. ber visto estos compendios ó brevia
XXII, pag. 234, at 1ue à legum rios en códices antiquísimos; y el
brachylogo, seu corpore non di ilustre baron de Senkenberg. en el
ferre meritò suspicatur ill. bar. par. XIV, apénd. III de su method.
à Senkenberg method jur. app. jur., sospecha con razon que no se
III, par. 14. diferencian del brachílogo o cuerpo
de leyes griegas.

siastica finiisse dicitur ab moram años, segun dispone el par. II del


biennii. Murat, t. V, Ant. p. cap. III de la Nov. VII. Muratori
975, et t. II, p. 171 , quod t. V, Ant. 957 ef. et t. III, p. 171.
lege Justiniani sancitum Nov. VII, En el año 847 pidió el papa Leon IV
c. III, par. II. anno DCCCXLVII, al emperador Lotario que confirmase
Leo IV, P. M. Lotharium impe la ley romana, la cual habia estado
ratorem flagitavit, »ut lex roma hasta entonces en observancia, cán.
na, quae eö usque viguerat et XIII, dist. X. En el de 856 Ludovi- .
tune suum robur obtiueret.” Can. co II mandó á los jueces que estu
XIII, dist. X, Anno DCCCLVI, diasen la ley escrita ójustiniánea, por
Ludovicus II legen scriptan id ser la única que segia el clero de
est justinianeam, quan solam se Italia. Muratori Rer. Ital. ... tom, I,
quebatur Italiae clerus, de quo part. II, pág. 156. Grandi epist. de
supra, discere judices instituit.” pand. pág. 15. En el año 9o.5 Be
Mutat. rer. ital. t. I, par. II,pag. rengario impuso por el crímen de le
156, et Grandi epist. depund. p. sa magesta l la pena que estaba de
15 et seq. Anno CMV Berengarius cretada por la ley romana. Murat.
poenam criminis laesae majesta ant. t. III, p. 763. En de 999 los
tis» juxta sancitan legen roma jueces elegidos por el papa Silves
nam statuit.” Murat. ant.t. III, tre II y el emperador Oton Ill juz
3
Saec IX. XXVI. " Sig IX.
XXVI. 9

Saeculo IX imperatores by En el siglo IX los emperado


zantini, sive quðd Justiniani res de Oriente, ya porque fuesen
gloriae inviderent; sive quðd émulos de la gloria de Justiniano
ejus compilationes ob insig ya porque las compilaciones de
nem prolixitatem et obscuri este se hubiesen hecho de dificil
tatem odissent, de eisin com manejo é inteligencia por su es
pendium mittendis cogita tension y oscuridad, trataron de
runt. Primus ergo Basilius reducirlas á compendio. Basilio

p. 763. Anno CMXCIX Silvestri garon segun las leyes de Justiniano


II, P. et Ottonis III judices litem un pleito de la casa de Farnesio. Ma
Farnesü ex lege Justiniani Ro billon núm. 95, lib. II, t. IV de los
mae definiverant. Mabillonius anales benedictinos. En el año 1 o 58
ann. bened. t. IV, lib. LI, n. se encuentran quienes vivian segun
95. Anno MLXIII occurruntle la ley romana. Muratori t. I de las
gen viventes romanam. Murat. antigüedades, pág. 387. El ilustre ba
ant. t. I, p. 387, ef. et p. 18, ron de Senkenberg. publicó en el
ibi. Con radi II constitutio ut in par. XVII del apénd. III á su mé
ter romanae urbis moenia; et in todo del derecho una constitucion de
romanis pertinentiis lites roma Conrado II, en la que manda que
nis legibus terminarentur,” edita dentro de Roma y en los pueblos de
est ab Ill. vir. ar. à Senkenberg. se jurisdiccion se decidan los pleitos
meth. jur. app. III, par. XVII. segun las leyes romanas. En el año
Anno MILXV Alexander II secu de 1 o 65 se quejaba Alejandro II de
lares Justiniani leges perperan la inoportuna aplicacio que se ha
applicari conquestus est et Cau. cia de las leyes seculares de Justinia
XXXV. Q. V. C. II. Anno no en materias eclesiásticas. En el de
MLXXI relicta lege romana lex 1 o71 refiere Murat.t. IV, ant. p. 538,
salica electa traditur. Murat. t. que dejada la ley romana prevaleció
IV, ant. p. 588 et seq.: quod la sálica. Por lo que toca al siglo IX,
verò saeculum IX attinet, jam ya antes de Cárlos Martini habia he
ante Carolum de Martini dixerat cho ver Heinecio en el par. CDXI,
Heineccius in par CDXI, cap. VI, cap. VI de su historia del derecho
hist. jur. civ. Rom.” Item sae romano, que aun despues de des
culo IX quo longobardorum reg 1 ruido el reino de los longobardos ci
num jam destruxerat Carolus M., taban las leyes romanas Hincmaro
saepe jus romanorum ad partes de Rens y el papa Juan VIII en
vocant Hincmarus XVI 5, XLIII Icon.
32, Ll pag. 587, LV pag. 45o
et 5oo, tom. II, et Joannes P.
VIII, apud Ivon III 98.
4o DER FCIHO
Sae. IX. Macedo et juris promptua Macedon fue el primero que pu- sig. Ix.
rium in XL titulos divissum blicó en el año 876 un prontua
vulgavitanno DCCCLXXVI, rio de derecho, y aun se propuso
et nOVam COnSt1tut1OIUlm IIm formar una nueva coleccion de
perialium collectionem facere las constituciones imperiales; pe
instituit, quam tamen morte ro con su inesparada muerte que
praeventus conficere non po dó la obra solamente empezada.
tuit. Deinde imperator Leo Despues el emperador Leon, lla
cognomento sapiens pater mado el Filósofo, trató de llevar
nam collectionem perficere al cabo la coleccion paterna, y la
curavit, eamque sub titulo promulgó en el año 89o con el
basilicon, sive regalium con título de basilicon ó constituciones
stitutionum anno DCCCXC reales. Se encuentran tambien en
promulgavit. Exstant praete casi todas las ediciones del cuer
rea hujus imperatoris nove po del derecho civil 1 13 novelas,
llae CXIII, quae omnibus fe cuya autoridad es muy disputada
re juris justinianei editioni entre los doctos. Ultimamente,
bus subjiciuntur, et de qua Constantino Porfirogénito, suce
rum auctoritate admodum sor de Leon, reformó la obra de
disceptatur. Denique subse este, y la publicó á principios
quutus Leonem Constantinus del siglo X, y á la cual se aña
Porphyrogenitus hujusmodi dieron despues muchas constitu
opus sub incude revocavit, ciones, que alcanzan hasta el
ac ineunte saeculo X edidit. año 959.
Eidem postea aliae non pau
cae constitutiones usque ad
annum 959 accesserunt.
XXVII. XXVII.

Ethi sunt libri illi basili Y estos son los libros llamados
con ex graeca institutionum, basilicon compuestos de la ver
pandectarum, codicis versio sion griega de las instituciones,
ne, Justiniani novellis et edi de las pandectas, del código, de
ctis, necnon jurisconsultorum las novelas y de los edictos de Jus
quorundam paratitlis, alis tiniano, de los compendios y
que libris, quin et ex patri otros escritos de algunos juris
bus, concilisque collecti; ita consultos, y aun de los de los pa
tamen, ut multa omissa, for padres y concilios griegos; pero
ROMIA NO, 41

Saec. X. tasse quia jam ab usu recesse de tal suerte, que advertimos ha- Siglo X
rant, multas etiam leges in berse omitido muchas cosas acaso
compendium contractas, mul por estar ya desusadas, estractá
ta demum ex posteriorum dose muchas leyes y constitucio
principum legibus et consti nes, y añadídose otras muchas
tutionibus addita videamus. dadas por los príncipes posterio
Opusistud in quadraginta li res. Esta obra dividida en 4o li
bros, divisum (quamvis aliqui bros, aunque algunos de ellos no
eorum non sint authentici, son auténticos, sino sacados de
sed ex quorumdam juriscon los comentarios de algunos juris
sultorum comentaris utcum consultos, fue publicada en grie
que compilati) latine etgrae go y en latin por Cárlos Anni
ce editum est cum glossis à bal Fabrot en Paris año 1647, es
Carolo Hannibale Fabrotto cepto algunas cosas que aun no
Parisis anno MDCXLVII pau se han podido hallar íntegras.
cis omissis, quae nondum in
tegra inveniri potuerunt.
XXVIII. XXVIII.

Enimvero jus romanum, Finalmente, que el derecho


quale in basilicon libris re romano, segun se halla en di
peritur, praeter pauca à se chos libros basilicon, y esceptuan
quentibus imperatoribus im do algunos puntos en que fue alte
mutata, in oriente floruisse rado por los siguientes emperado
usque ad annum MCDLIII, res, se hubiese observado en el
quo (1) capta à turcis Cons origen hasta el año de 1453, en
tantinopoli, et toto illo orien que (1) tomada Constantinopla
tis tractu à barbaris oppresso, por los turcos, y ocupado todo
orientale graecorum impe el pais por los bárbaros, dió fin
rium extinctum est, evicunt el imperio oriental de los griegos,

(1) Scimus equidem neque (1) No ignoramos que segun al


ab hoc tempore jus romanum gunos escritores modernos, ni aun por
penitus exolevisse apud orienta esta invasion de los turcos se estin
les dici posse; si quibusdam re guió enteramente en el Oriente el
centioribus habenda est fides: derecho romano, pues tradujeron en
sed, nisi utile est, quod facimus, su lengua el código de Justiniano:
stulta est gloria. pero ¿qué utilidad nos puede traer el
" . " tratar ya de esto? . . . . .
6
42 DT RO: RIO
Saec X. tot opera juridica elaborata, lo prueban hasta la evidencia siglo X.
veluti epitomae synopses, tantas obras jurídicas escritas por
commentaria, de quibus bre los jurisconsultos durante esta
vitatis gratià dicere superse época, como los compendios, ín
demus. dices, comentarios; de todos los
cuales nos abstenemos de hablar
por consultar á la brevedad.
XXIX. XXIX.

Enimvero non per omnia Con todo, no faltaron varones


defuerunt viri, quijurispru que promoviesen, ó por mejor
dentiae studinm in usum re decir, sostuviesen el estudio de
vocarent, veluti Petrus Da la jurisprudencia romana, como
miani, Lanfrancus, ac Pepo Pedro Damian, Lanfranco y Pe
obscuri nominis, quorum pon, de poca fama, á cuyas es
scholis juridicis praecipue euelas jurídicas se debe princi
ejus restauratio debetur: nonpalmente la restauracion de este
autem, uti nonnulli cre estudio, y no como algunos creen
dunt, aliqui Lothari II edic á un edicto del emperador Lota
to (1), vel pandectarum adin rio II (1), ó al hallazgo de las

(1) Sicut ante Lotharii II (1) Asi como antes del edicto de
edictum inveniuntur leges ob Lotario II se encuentran leyes esta
eamdem causam à Ludovico II blecidas con el mismo objeto por los
et Conrado II eonditae (quae in emperadores Ludovico II y Conrado II
secunda animadversione ad the (segun dejamos advertido en la no
sim XXI et XXV recensuimus) ta II á las proposiciones XXI y XXV),
ita etiam ante Peponem occur del mismo modo antes de Pepon se
runt multi legum DD. sive ante encuentran muchos doctores en leyes,
cessores, veluti in pacto inter d llámense profesores. Por ejemplo:
Leonem VIII et Ottonen im en el pacto que hicieron en Roma
peratorem anno CMLXIV apud año 964 el antipapa Leon VIII y el
Goldast. Const. imp.t. I, p. 34. emperador Oton; y aun el mismo
Quin studium juris civilis ab Crusio refiere haberse establecido en
eodem imperatore in curia insti la corte por dicho emperador el es
tutum narrat Crersius ann. Suev. tudio del derecho civil. Anal. de los
P. HI, lib. IV, p. 312. Ravennae suev. P. II, lib. IV. Y aun el mismo
verò academiam justinianei juris Grand sospecha haber permanecido
interpretum semper durasse sus siempre en Rávena una academia de
picatur Grandius ep. de pand. intérpretes del derecho justiniáneo.
*

ROMIANO. 43
Saec.XI, ventioni in Amalphi urbe pandectas en Amalfi (1) cuandosig. x .
anno MCXXXVII à Lotha la tomó Lotario III en el año
rio III expugnata, quae qui 1137, pues de la veracidad de es
dem duo suspicionem redo tos dos sucesos dudan con mucha
lent (1) razon los eruditos.

p. 51 seq. Eoque pertinet quòd Ep. de pand. pág. 51 y siguientes.


: saeculo XI Petrus Damiani Al mismo objeto pertenece el haber
ononiae jus docuisset (v.Grand. enseñado Pedro Danian ya en el si
L. C.) tum Lanfrancus in scho glo XI el derecho en Bolonia, y el
lis legum saecularium ad suae decirse » que Lanfranco fue un hom
morem patriae eruditus fuisse bre muy instruido, segun el gusto
dicantur. Et denique anno de aquel tiempo, en el estudio de las
MLXXIII Joannes grammati leyes civiles, y que abrió escuela de
cus et jurisprudens. Anno ellas.” Por igual causa se dió en el
MLXXV Ubertus legis doct. in año 1 o73 á Juan el nombre de gra
MLXXIX Redolphus legis doct. mático y de jurisconsulto: en el
Anno MXCV Otto legis lector de 1 o 75 á Uberto el de doctor de la
memorentur apud Murat. Ant. ley; y lo mismo á Redulfo en el de
t. I, p. 4o 1 , et t. V. Nihil verò o79, y á Oton el de lector de la ley.
inde magis evincitur quàm quðd Muratorit. I. Antig. Pero de todo es
lex romana abbreviata et forte to no se infiere otra cosa, sino que
codices ac novellae praelegit sole solia enseñarse ó esplicarse la ley ro
rent. Martini in animadvers. ad mana, y acaso tambien el código y
par. XXVI cap. VIII. Ord. Hist. las novelas.
jur. cio. p. 251.
(1) Nec rectiore stetit talo (1) No es menos infundada la opi
inquit ipse Martini par. XXIX, nion de aquellos que atribuyen el esta
ejusdem cap. VIII, alterum illo blecimiento del estudio del derecho ro
rum commentum, qui romani mano en el Occidente al hallazgo de las
juris revocationem in Occidente pandectas en la espedicion ó toma de
ab invento in expeditione Amal Amalfi, ocurrida en el año de 1135 d
phitana pandectarum volumine 1371, siendo asi que consta por docu
repetere non dubitavunt. Scho mentos auténticos que mucho tiempo
lae enim Bononiensis doctores di antes habia ya cátedras de derecho en
gestorum libros auditoribus snis la universidad de Bolonia, y ya en el
dudum ante illum annum , quo año de 1133 habia condecorado di
urbem Amalphin Pisani diri cho emperador con los honores de la
puerunt, explanasse res hodie dignidad ecuestre á los doctores de
apud omnes nota est ac pervul aquella universidad; y aun algunos
gata.... Facta est expeditio illa de estos, como Irco Becario, intér
Amalphitana anno MCXXXVvel prete de las leyes, á Pilio Bagaro
MCXXXVIII. Sed Lotharium to, glosador y maestro público; los
anno MCXXXIII doctores equi cuales es indubitable que fueron en
DERECHO
Sae. XII. XXX. XXX. Sig. XII.

Saeculo igitur XII juris ci Y asi desde el siglo XII flore


vilis studium in scholis itali ció el estudio del derecho civil
cis, ad quas undique adoles en las escuelas de Italia, adonde
centes confluere solebant, ma solian concurrir para instruirse
xime floruit, et praedicti ju jóvenes de todas partes, y los ju
risconsulti (praecipue verò risconsultos ( de quienes habla
Irnerius, vel potius Werne mos en la proposicion anterior),
rius (1)), eorumque audito especialmente Irnerio (1), y des
res non modo viva voce jura : sus discípulos no solamente
publice docuerunt, sed et nseñaron de viva voz el derecho
scriptis illustrarunt. Hinc glos civil, sino que trataron tambien
sarum et scholion origo, quo de ilustrarle con sus escritos: y

tes creasse supra par. XXVIII de viados á Roma á la coronacion de


monstratum est, et eorum ali Lotario. No queda otra duda que re
quos veluti Ircum Beccarium le solver que la de si el ejemplar de las
gum interpretem, Piliumque Ba pandectas que en el año de 1406,
goratum glossatorem, publicum d mas bien en el 1.411 , se trasladó
lectorem ad Lotharii coronatio desde Pisa á Florencia, parte de la
nen Romam mistos fuisse con presa de Amalfi, y dada, segun aña
stat kalend. Bonon. apud Sigon. den, por Lotario á los de Pisa en
rer. Bon. t. III Opp. premio de su trabajo. Disputaron so
bre esto Grandio y Tanucio; pero
sea de esto lo que quiera, lo cierto es
que en caso de duda todos los intér
pretes recurren al texto de Florencia,
aunque no esté libre de error.
(1) Dominus Wernerius in Conrado, abad del monaste
quit Conradus abbas Urspergen rio Urspergense, dice en su Crónica
sis in Cron. p. 291, libros le pag. 291 , que el Sr. Wernerio vol
gum, qui dudum neglecti fue vió, á instancia de la condesa Matil
rant, nee quisquam studuerat de, á poner en uso los libros de las
(forte studebat), ad petitionem leyes, los cuales por mucho tiempo
Mathildae Comitissae renovavit, habian sido despreciados, y ninguno
et secundum quod olim à di estudiaba en ellos; y conforme ha
vae recordationis imperatore Jus bian sido en otro tiempo recopilados
tiniano compilati fuerant, pau por el emperador Justiniano, de feliz
cis forte verbis (id est anthen memoria, distinguió las leyes inter
ticis) alicubi interpositis eos poniendo algunas advertencias cortas,
distinxit. que llamó auténticas.
ROMANO. 45
Sae. XII. rum tot prodire coeperunt, de aqui tuvieron origen las glo-Sig-XII.
ut eorum mole et multitudi sas y los comentarios, cuyo es
ne laboremus. Celebriora ex cesivo número ha servido solamen
his sunt authenticae, quas te para confundir á los jóvenes, y
vocant , et libri feudales. de dificultar la inteligencia de las
Primae hanc originem ha leyes. De estos escritos los mas no
buisse videntur. Quum jam tables son las auténticas (1) y los
à Justiniani temporibus, ju libros feudales. La invencion de
risconsulti quidam ex Novel aquellas parece que se debe á la
lis certas juris novissimi po siguiente causa. Habiendo empe
sitiones, quibus codicis legi zado ya desde el tiempo de Jus
bus plerumque derogabatur, tiniano algunos jurisconsultos á
decerpserint; hos imitati Ir sacan de las novelas cuantas pro
merius, Accursius, alique, posiciones ó sanciones encontra
non solum ex novellis, ve ban derogatorias de las leyes del
rüum etian ex Fridericorum código, á imitacion de estos hi
I et II constitutionibus simi cieron lo mismo Irnerio, Acursio
les quasdam periochas, sive y otros; y estendieron este tra
summaria confecerunt, quae bajo aun á las constituciones de
omnia sub nomine authenti los dos emperadores Federico I
carum codici inseruit nescio y Federico II. Insertáronse des
quis, ut eö facilius reperirent pues, aunque ignoramos por
studiosi quid novis legibus quien, todos estos estractos (los
mutatum esset, quamvis non cuales á veces discrepan, y aun
numquam cum novellarum son contrarios á las novelas mis
86ºnSUI nOn reCte COIl Vela Dlt. mas) entre las leyes, á que cor
Authenticae nullam in foro respondian, del código con el
legis vim habent, nisi quate nombre de auténticas. Estas no
nus cum fontibus conspirant, tienen por sí en los tribunales au
aut de omnimoda illarum re toridad alguna, sino en cuanto
cepcione satis constat (1). concuerden con las fuentes de
donde dimanan, ó conste de su
recepciou.
(1), Exempla esse possuntin (1) Auténtica es la palabra so
quit Carolus à Martini in II ad bre cuya significacion y definicion se
par. X animadversione cap. VIII, ha variado mas en el derecho. Entre
Ordinis historiae jur. civ. au los romanos, si consultamos sus le
thentica. Sed judex cod. de epise. yes, se entendió por auténtico no so
el cler.: et autheatica bona dam lamente cualquier instrumento pú
IDERECHIO
46
Sae. XII. XXXI. XXXI. Sig. XII.

Praeterea ex multis, quae Ademas, con motivo de las


quotidie superfendis incide muchas dudas que ocurrian todos
bant, questionibus, et de los dias en materia de feudos (1),
quibus nihil sanxerat Justi y sobre lo cual nada habia acor
nianus, collectae fuerunt cir dado la legislacion de Justiniano,
ca saeculi XII medietatem se empezaron hácia la mitad del
consuetudines feudorum lon siglo XII á reunir en dos libros
gobardicae (1) à Philiberto por el Obispo Gilberto, por Ge
episcopo, Gerardo Nigro, et rardo Nigro y Oberto de Orto,
Oberto ab Orto coss. mediola cónsules de Milan, y acaso tam
nensibus, quae unà cum bien por otros, las costumbres
constitutionibus Conradi III longobárdicas de los feudos; las
nator. Cod. de bonis proscriptor blico hecho por el magistrado, como
quae Novellis CXXIII, cap. VII, las tablas censuales (ley 1 o, t. IV, lib.
et CXXXIV cap. fin. unde de XXII del Digesto), ó por el escribano,
cerptae sunt, praeferri solent, segun derecho (ley XVII, tit. XXI,
etsiiis minus sint conformes. Au lib. IV del código justiniáneo), sino
thenticum á graeca voce authen tambien la escritura matriz. Ó lláme
tes dicitur quae alicuius rei au se protocolo (ley II, t. IV, lib. XXII
ctorem significat, non secus ac del Digesto). Respecto de España, en
protocolo ágraeco verbo prothos, la ley IV del tit. IX, lib. II del fue
quod primum indicat, et á collo, ro real , se llama autenticidad de la
sive colatione derivatur vel pro. escritura su conformidad con el pro
tocolo. La ley XII del tit. IX, par
tida I, y las leyes I y CXIII del título XVIII, part. III, llaman autén
tico todo instrumento que es sellado con sello auténtico, como del rey,
obispo &c. Nuestros jurisconsultos han usado de la palabra auténtica
para significar una ley posterior que deroga á otra anterior, como se ve
en las notas marginales puestas á algunas leyes de partidas; por egemplo,
códice VIII esculariense, ley II, t. I, par. II y otras. Segun Gregorio
Lopez en su Glosa I á la ley I del título XVIII, par. III, se llama
tambien auténtico lo que está comprobado por la autoridad de muchos,
lo que se halla en archivo público, y el instrumento público que auto
rizan los escribanos de los pueblos, ó los fieles de fechos. UItima
mente, se llama auténtica, ó segun otros auténtico, la version vulgar
de las novelas.
(1) Confundi non debet haec (1) No se debe confundir esta
collectio cum altera, quae etian coleccion con otra hecha en Cataluña
de feudis inscribitur, in Catha que se titula tambien de los feudos,
lonia confecta, et de qua postea. y de la cual hablaremos despues.
R OMIAN O. 7
sae.XII. et Fridericorum imperato cuales,juntamente con las consti-Sig-XII.
rum sub titulo decimae col tuciones de los emperadores Con
lationis novellis subjunxit rado III y los dos Federicos, unió
Hugolinus jurisconsultus bo á las novelas, bajo el título de dé
noniensis. Postea libri feudo cima colacion, Hugolino, juriscon
rum paulò concinniores editi sulto de Bolonia. Despues refor
sunt à Dionisio Gothofredo mó los libros de los feudos el ju
jurisconsulto. risconsulto Dionisio Gothofredo.

XXXII. XXXII.

Ut juris romani codicum Para acabar de tratar de los có


tractationifinem imponamus, digos del derecho romano, propa
è bononiensi schola per uni gada con la mayor rapidez desde
versam Europam juris justi la escuela de Bolonia por toda la
nianei scientia breviter dila Europa la ciencia del derecho
tata variam habuit fortunam, justiniáneo, fue varia su suerte
secundium diversas uniuscu segun las diversas leyes de cada
jusque status leges, diversam estado, y el diverso método adop
que docendimèthodum, non tado en él para su enseñanza, pues
enim eamdem docendi inter se ha de advertir, que no ense
pretandique jura triverunt ñaron ni interpretaron de un
viam, quatuor, quae sibi in mismo modo el derecho las cuatro
vicem successerunt, scholae escuelas ó sectas que se sucedie
irneriana, accursiana, bar ron mútuamente; á saber, la de
tholina et cujaciana. Atgue Irnerio, la de Acursio, la de Bar
hic fuit status jurisprudentiae tolo, y la de Cujacio. Y este fue
romanae apud eas gentes, el estado de la jurisprudencia ro
quae in occidentis provincis mana entre las naciones que fun
nova condiderunt regna, et daron en las provincias de occi
de quibus jam satis loquuti dente nuevos reinos, y de las cua
sumus. Suficiant igitur hu les ya hemos hablado cuanto con
cusque dicta de origine, pro venia á nuestro propósito. Baste
gressu, mutationibus, ac fatis pues lo dicho hasta aqui acerca
romanae jurisprudentiae. del origen, progreso, mutaciones
y último estado de la jurispru
dencia romana.
48 DER ECHIO

VOTA.

Para que se conozca mas fácilmente la autoridad de las leyes del


cuerpo de Justiniano pondremos aqui dos índices, uno de los
jurisconsultos, de cuyos escritos formó Triboniano el Digesto,
y otro de los emperadores, cuyas instituciones insertó en el
código. Pero se ha de advertir, que habiéndose formado en
tiempo de Augusto dos sectas de jurisconsultos, de una de las
cuales fue cabeza Antistio Labeon y sus discípulos mas céle
bres Nerva y Próculo; y de la otra Ateyo Capiton y sus dis
cípulos mas ilustres Sabino y Casio (de donde tomaron non
bre los sectarios), resultaron desde entonces cuatro clases de
jurisconsultos; á saber, unos que siguieron á Labeon, y los
llamaron Proculeyanos; otros que siguieron á Capiton, llama
dos Sabinianos; otros que no consta á que secta fueron adictos;
y otros finalmente, que á ninguna se adhirieron, sino que
fueron imparciales como manda la verdadera filosofía.
En tiempo de Augusto, que imperó desde el año 727 de la
fundacion de Roma hasta el de 767, decimocuarto desde el
nacimiento de Cristo, y ya queda advertido como se unifor
man ambas épocas.

Proculeyanos.

M. Antistio Labeon escribió ocho libros acerca de los proba


bles, obra que redujo á compendio Julio Paulo; lo mismo que
hizo Javoleno con los cinco libros de los posteriores. Se citan tam
bien el primer libro del Pretor urbano en la ley 19 D. de verb.
sign.: el lib. XXX del Pretor peregrino en el par. IV, l. 9 de
dolo malo; y finalmente, el lib. de la Epist. en el par. I, l. 3o D.
usurp. et usucap.

Jurisconsultos de los cuales es incierto á que secta se adhirieron.

P. Alfeno (en las medallas Alfinio) Varo, hombre de grande


ingenio. Escribió cuarenta libros de los Digestos, obra que com
pendió Julio Paulo, y otra que llaman Colectáneas.
ROMANO.

En tiempo de Tiberio, que imperó desde el año 14 del naci


miento de Cristo hasta el 37.

Proculeyanos.

Sempronio Próculo, que sucedió á Nerva, segun Pomponio,


par. últ., 1. aa D. de orig. jur. Escribió á lo menos once libros
deEpíst., segun la ley 69 D. de contrah. emt. y otras, y ademas
unas Notas en defensa de Labeon.

En tiempo de Trajano, español, adoptado por el emperador


Nerva, y que imperó desde el año 96 hasta 117.

Proculeyanos.

Neracio Prisco, de singular ingenio, escribió quince libros


de reglas, siete de las membranas y tres de respuestas; pero se ci
tan el lib. de las epístolas, el tratado denuptiis y otros en varias
leyes del Digesto.
Juvencio Celso siguió á esta secta , mas luego se separó
de ella por decir la verdad ; y otras veces no dudó seguir
á Sabino, 1. 65, par. 3 D. de legat. L. 6 D. de condit. ob
turp. caus. Escribió once libros de epístolas, segun Ulpiano,
]. 3 D. de minor., diez y ocho libros de cuestiones, 1. ia de reb.
cred.; pero Triboniano de solos los treinta y nueve libros de los
Digestos incluyó fragmentos.
Ulpio Marcelo alcanzó desde el emperador Antonino Pio has
ta Cómodo. Ademas de las notas á Juliano y Pomponio escribió
treinta y uno libros de Digestos, seis á las leyes Julia y Papia,
dos de los juicios públicos , uno de officio praesidit , otro de res
puestas , y cinco de officio consul.
Sabioianos.
Prisco Javoleno, aunque á veces se separó de Casio, como
en ley 54 D. de cond. at dem. y otras, siguió á Próculo, como
en la ley 57 D. de loe. et conduc. Escribió quince libros que ti
tuló de Casio, catorce de epístolas, y el epítome ya dicho de
Labeon.
7
5o DERECHIO
Salvio Juliano, autor del edicto perpetuo, floreció en tiempo
de Adriano, Pio y los dos hermanos. Escribió tambien noventa
libros de Digestos, segun el método del edicto, seis libros á Mi
nucio, cuatro á Urseyo Feroz, y uno de ambigüedades.
L. Volusio Meciano floreció en tiempo de Antonio Pio y los
dos hermanos. Escribió diez y seis libros acerca de los fideicomi
sos, catorce de los juicios públicos, uno de la ley Rhodia, y otro
de asse.
Terencio Clemente escribió acerca de las leyes Julia y Papia
veinte libros, de los cuales se encuentran muchos fragmentos en
el Digesto.
Sexto Cecilio Africano vivió en tiempo de los Antoninos; es
cribió nueve libros de cuestiones y veinte de epístolas, que se ci
tan en la ley 59 D. de legatis.
Aburno Valente, consejero de Antonino Pio, escribió siete
libros acerca de los fideicomisos, y otros tantos de acciones.
Jurisconsultos de secta incierta.

Sexto Pomponio floreció en tiempo de Adriano y de los dos


Antoninos. No convienen los doctos sobre qué secta siguió, pues
unos le cuentan entre los indiferentes, y otros entre los procule
yanos. Escribió muchas obras, v.gr. dos libros de Enchiridion,
veinte de epístolas, cinco de fideicomisos &c.
Q. Cervidio Escévola, consejero de M. Antonino, escribió
cuarenta libros de Digestos, veinte de cuestiones, uno de la de
familia, otro de definiciones, cuatro de respuestas, y otro de
cuestiones públicas.
Junio Mauriciano, del cual se hace mencion en la ley57 D.
de legat., escribió seis libros acerca de las leyes Julia y Papia, y
dos de poenis, segun la l. 3 de edendo.
Tertuliano, anterior á Ulpiano, por el cual es citado en la
ley 3o D. de adquir.vel amitt. posses.; pero posterior al Scto.
tertuliano hecho en tiempo de Adriano, segun se infiere del
par. 44, l. 2 ad SC. Tert. Escribió ocho libros de cuestiones y
uno de peculio castrensi. Se encuentran de él tres fragmentos en
las pandectas, á saber, en las leyes 22 y 23 de testam. milit., y
en la 44 D. de castrensi pecul.
Taruntino Paterno, murió siendo prefecto del pretorio en
ROMIANO. - 5r

tiempo de Cómodo, escribió cuatro libros de re militari.


calistrato vivió en tiempo de Severo y Caracalla. Escribió
seis libros de cognition., seis del edicto monitorio, tres de insti
tuciones, dos de cuestiones y cuatro de juribus fisci et populi.
Claudio Trifonino, consejero de Severo y Antonino, escribió
Notas á Escévola y veinte y un libros de disputas.
Julio Paulo alcanzó desde el emperador Severo hasta Alejan
dro. Oton le cree sabiniano, y Mascú le tiene por indiferente.
En cuanto á sus obras léase el índice florentino, ó el par. 342,
cap. IV, Heinec. hist. juris civ. rom.
Florentino es de la misma época que Julio Paulo. Escribió
muchas obras, sobre lo cual léase el par. 346 de dicho cap. IV.
Emilio Macer alcanzó hasta el emperador Alejandro. Escribió
dos libros de los militares, otros dos de los juicios públicos, de
oficio praesidis, de la vigésima de las herencias, y de las apela
ciones.
Venuleyo Saturnino, tambien coetáneo, escribió diez libros
de acciones, siete de disputas y seis de interdictos &c.
Licinio Rufino, de la misma época, escribió trece libros de
reglas. De las demas obras suyas nada se sabe de cierto.
Herennio Modestino alcanzó desde Alejandro hasta Gordiano.
Escribió nueve libros de diferencias ó de escusas, y otras obras
que pueden leerse en Heinecio, par, 349, cap. VIII hist. jur.
Cl ), "O/7 .
Jurisconsultos que á ninguna siguieron.

Cayo, llamado vulgarmente Gayo, célebre jurisconsulto, flo


reció en tiempo de Adriano y Antonino Pio, y acaso alcanzó has
ta Caracalla. Escribió tantas obras que es preciso remitir al lector
al índice florentino. Entre estas las mas célebres son sus comenta
rios al edicto edilicio, al provincial, y las instituciones que
compiló Goyarico. Sirvióse de ellas tambien Triboniano para
formar las de Justiniano.
Emilio Papiniano alcanzó desde el emperador Marco hasta
Caracalla. Escribió treinta y siete libros de cuestiones, diez y
nueve de respuestas, dos de definiciones, y otros dos de adulterio.
Elio Maciano alcanzó hasta Alejandro Severo. Escribió dos
libros de apelaciones, diez y seis de instituciones, cinco de re
glas, dos de juicios públicos &c.
52
Domicio Ulpiano vivió desde el tiempo de Severo y Antoni
no hasta Alejandro. Escribió tantas obras que se suelen dividir
en mavores y menores. Léase á Heinecio, par. 338 y 39, D.
cap. IV.
A DVE RT"E NCIA.

No correspondiendo poner en este intermedio jurisconsulto


alguno por guardar exactamente el órden cronológico, adverti
mos que en esta lista de jurisconsultos incluimos solos aquellos
de cuyos escritos formó Triboniano el Digesto, omitiendo los de
mas de que no se acordó, aunque les fueron coetáneos, porque
segun afirman Heinecio y Gravina (1), Triboniano creyó que
bastaba recoger las sentencias de los jurisconsultos mas célebres
y que hubiesen sido coetáneos á la mayor parte de los empera
dores, cuyas instituciones incorporó en su código, pero posterio
res al edicto perpetuo, como que por él se habia variado entera
mente el sistema de la legislacion romana. Volvamos á continuar
el índice de los jurisconsultos.

Jurisconsultos de secta incierta.

Hermogeniano floreció en tiempo de Constantino M. y sus


hijos. Escribió seis libros de epítomes segun Heinecio, par. 369,
. . cap. V de su historia del derecho romano: pudo ser autor del
código hermogeniano.

(1) Gravina en el cap. 132, lib. I de ortu et progr. jur. civ., dice
asi: in pandectas plerisque operibus vetustiorum jurisconsultorum ex
clusis ea contulit (Tribonianus) quae proximiora erant aetati, moribus
que suis, satis posteritati consultum autumans, si veteris ac mediae
jurisprudentiae notitiam colligere posset et seminibus inter opera sparsis
jurisconsultorum recentium, qui omnes sub imperatoribus floruerunt.
Heinecio en su nota al par. VI del Proemio de los elementos del derecho
romano, añade: » nec tamen pandectae collectae sunt ex jurisconsulto
rum antiquiorun scriptis; sed ex eorum potissimum, qui ab Hadriani
temporibus floruerunt, ut Salvii Juliani, Papiniani, Ulpiani, Pauli,
Marcelli, aliorumque, causa impromtu est. Ab Hadriani temporibus
per edictum perpetuum et principum constitutiones ita immutata fuerat
jurisprudentia universa, ut nihil utilitatis redundaturum fuisset ad rem
publicam, si ex P. Mucio Scaevola Manilio Bruto, aliisque, qui libe
ram viderant rempublicam, excerpta dariinssisset Justinianus.”
ROMANO, 53
Aurelio Arcadio Carisio, de la misma época, escribió de tes
tibus, de oficio praefecti. praetor. y de muneribus civilibus. Hay
de él solos seis fragmentos en las pandectas.
Julio Aquila , tambien coetáneo, escribió un libro de res
puestas, del cual solos dos fragmentos hay en el Digesto, á saber,
en la l. 34 de administrat. et peric. tut., y en la l. 12 de susp.
Ll Or.
Jurisconsultos de época y secta incierta.

Furio Anthiano y Rutilio Máximo, de los cuales todo es in


cierto, sino que del primero hay solos tres fragmentos en el Di
gesto, á saber, en la ley 62 de pact., en la 46 de dolo malo, y
en la ley 8o de reivindicatione.

Indice de los emperadores romanos, cuyas instituciones se in


cluyeron en el código justinianeo.

Emperadores que imperaron en todo el orbe romano.

Adriano, bajo del cual se formó y publicó el Edicto pepetuo,


imperó desde el año 117 hasta 138.
Antonino Pio desde dicho año 138 hasta 161.
A. Aurelio Antonino y L. Vero, de los cuales este murió en
el año 169, y aquel en el año 18o. Muerto L. Vero imperó solo
Marco, á quien se suele llamar el Filósofo; asoció despues al im
perio á su hijo Cómodo.
Murió Cómodo en el año 192. No hay de este emperador
constituciones en el código.
Fue electo Helvio Pertinaz, que murió año 193.
Eligieron despues á M. Didio Severo Juliano, quien á los
très meses fue muerto por un soldado.
Los tres ejércitos romanos eligieron aun tiempo tres empera
dores; á saber, Pescenio Nigro, Clodio Albino y E. Septimio Se
vero, de los cuales solo quedó Severo, el cual nombró augusto á
su hijo Caracalla. Hay en el código muchas constituciones de Se
vero llenas de justicia; pero por envidia de la familia de los Ju
lianos, ó sea de Salvio, trató de abolir el edicto perpetuo, aun
que no lo logró. Murió en el año 211.
Sucedióle Antonino Caracalla, el cual mató á su hermano
54
Geta, acogido en los brazos de su madre, y despues hizo matar al
jurisconsulto Papiniano porque no aprobó este fratricidio. Se en
cuentran sin embargo muchas constituciones suyas justas en el
código. Tal es la ley 17 de stat. hom.,por la cual concedióá to
dos los ingenuos del orbe romano el derecho de ciudad. De resul
tas de esta constitucion empezaron, segun Heinecio (1), las pro
vincias á disfrutar del derecho romano, ó á ser comunes á aque
llas sus leyes.
Matóá Caracalla en el año 217 Opilio Macrino (2), el cual
fue tambien muerto con su hijo en el año 219.
Sucedióle Elegábalo, ó Heliogábalo, de tan perversas costum
bres que no se hace mencion de él en la pandectas; murió en 222.
Fue elegido M. Aurelio Severo Alejandro, al cual mató y
sucedió Maximino en el año 235.
Muerto Maximino por sus soldados en el año 237 imperaron
Balbino y Pupieno, de los cuales tampoco se incorporó consti
tucion alguna en el código.
Muertos estos fue elegido M. Antonino Cordiano, nieto de
Gordiano I, ó mas antiguo. Fue muerto por C. Julio Filipo en
el año 244. Imperó Filipo hasta 249.
Decio imperó desde 249 hasta 251.
Galo y Volusiano hasta 252, en que fueron muertos por Emi
liano, el cual sufrió igual suerte á los cuatro meses.
En su lugar fue elegido Valeriano, el cual en el año 26o se
asoció por compañero en el imperio á Galieno. Fue hecho prisio
nero por Sapor, rey de los persas, quien por espacio de siete
años le hizo sufrir las mayores ignominias, hasta que le deso
lló vivo.
En el año 261 fue elegido Q. Nonio Regaliano por el ejérci
to; pero este, temiendo á Galieno, mató á Regaliano (3), y des

(1) »Communicatà, dice Heinecio en el par. 164, cap. IV de su


apéndice de antiquo civium rom. jur., lib. I de sus antigüedades, cum uni
verso orbe romano civitate, leges etiam romanae provinciis omnibus tra
ditae sunt, eademque jura Romae fueruut ac in provinciis.” .
(2) No hay de Opilio Macrino constitucion alguna en el código;
quiso quitar los rescriptos de los príncipes anteriores, diciendo que era
injusto se obedeciesen como leyes los caprichos de Cómodo y de Ca
racalla.
(3). Tampoco se incluyó de Regaliano constitucion alguna en el código.
R O MIA NO, 55
pues en el año 268 el mismo Galieno fue muerto por los sol
dados.
Aunque Galieno habia elegido por sucesor á M. Aurelio
Claudio no pudo impedir que treinta generales de los ejércitos
usurpasen el imperio. Los nombres de estos treinta tiranos, aun
que haya durado poco su usurpacion, y no se haga mencion de
ellos en el código, son Cyriades, Lelio Ingenuo, Odénato, Zeno
bia su esposa, Herodes, Acilio Auréolo, Fulvio Macriano, su
hijo Fulvio Quieto, Anicio Balista, Valerio Valente, Calpurnio
Pison, Julio Emiliano, Póstumo, Nono Regaliano, Julio Sa
turnino, Trebeliano Celso, Censorino, Hereniano, Timoleon, Va
ballado, Meonio, Loliano, Pomponio Eliano, M. Auréolo Victo
rino, su hijo Lucio Mario, Pivervio Tétrico y su hijo del mismo
nombre.
Imperó Claudio hasta el año 27o, en que murió, aunque el
senado habia elegido á Quintilio, hermano de Claudio; sin em
bargo le mataron los soldados,y eligieron emperador á Domicio
Aureliano, que en el año 274 vencióá todos los tiranos; pero en
el siguiente fue muerto por su secretario.
Sucedióle Claudio Tácito, que murió en 13 de abril del año
275, á los seis meses de su imperio.
Fue elegido Valerio Probo, al cual mataron los soldados en
el año 282, y eligieron á M. Aureolio Caro, prefecto del pretorio.
Caro nombró césares á sus hijos Carino y Numeriano, pero murió
en el año 284, y no mucho despues fue muerto Numeriano y
elegido en su lugar Diocleciano, el cual se asoció en el imperio
á Maximiano Herácleo en el año 285, y desde aqui empieza la
era diocleciana, llamada tambien era de los mártires.

Primera division del imperio.

En 1º de mayo del año 305 renunciaron el imperio Diocle


ciano y Maximiano. En lugar de estos fueron elegidos Constan
cio, Chloro y Galerio Maximino, los cuales en el año 306 divi
dieron el imperio de tal modo, que tocaron á Galerio el Ilírico
el Asia y el Occidente, y á Constancio Italia, Africa, España,
Inglaterra y Francia; mas despues Constancio cedió á Calerio la
Italia y el Africa.
Murió Constancio de alli á poco, nombrando por sucesor á su
56
hijo Constantino, llamado despues el Grande, el cual desde el
año 6o5 comenzóá imperará todo el orbe romano, ti bien tuvo
que batirse con algunos competidores del imperio, como Vale
rio Maximino, Severo Majencio, Valente, Martiniano Coloquero,
y finalmente Licinio, quien tambien fue emperador de Orien
te hasta el año 325 en que murió. Constantino introdujo en la
jurisprudencia no pocas novedades, que pueden leerse en el par.
353 y sig, cap. V de Heinecio, historia del derecho romano: por
ejemplo; convertido que fue al cristianismo abolió el suplicio de
cruz, permitió legará las iglesias, mandó solemnizar los domin
gos &c. Dividió el orbe romano en cuatro diócesis ó prefecturas,
trasladó la silla del imperio de Roma á Bizancio, que despues se
llamó Constantinopla. Bajo de este emperador, año 325, se cele
bró el primer concilio niceno. Murió Constantino M en 21 de
mayo del año 337. Por disposicion suya dividieron el imperio
sus tres hijos Constantino II, Constante y Constanco, y tocaron
á Constantino la Galia y la España, á Constante el Africa, la Ita
lia y el Ilírico, y á Constancio las provincias orientales.

Emperadores de todo el orbe romano.

Constantino II, Constante y Constancio (1) desde 21 de ma


yo hasta 15 de setiembre de dicho año 337, que fue cuando se
dividió el imperio, segun queda dicho.
Constancio desde 27 de setiembre del año 351 hasta 3 de no
viembre del año 361, en que murió.
Joviano desde dicho dia 3 hasta 19 de febrero del año 364,
en que murió.
Valentiniano I, ó el Viejo, desde 23 de dicio mes de febrero
hasta 3o de junio siguiente, en que dió á su hermano Valente el
imperio de Oriente.
Teodosio M, respecto del cual se han de considerar dos épo
cas, una desde 28 de julio del año 388 hasta el de 391, y otra
desde 3o de setiembre del año 394, en que destruyó á Eugenio,
tirano de Occidente, hasta 18 de enero del año 395, en que
murió.

(1) Tiranizaron las provincias de estos emperadores Magnencio, Fran


co, Vetranio, Decencio, Nepociano y Silvano.
ROMANO. 57
Teodosio II, ó el Joven, desde 18 de agosto del año 423, en
que murió Honorio, hasta 23 de octubre del año 425, en que
muerto junto á Rávena el tirano Juan, que habia dominado en al
gunas provincias de Occidente (1), nombró emperador de él á
Valentiniano III.

Emperadores de solo el Oriente.


Constancio desde dicho dia 15 de setiembre creó César y
dió el gobierno de Oriente en el año 355á Galo, el cual fue
muerto en el año 36o.
Valente desde dicho 3o de junio, año 364, en que fue nom
brado por su hermano, hasta el año 368, en que murió.
Teodosio M, el cual aunque desde el año 378 habia sido
nombrado por Graciano, emperador de Oriente, sin embargo no
tomó posesion de esta parte del imperio hasta 14 de noviembre
del año 38o.
Arcadio, hijo de Teodosio M, desde dicho año 395 hasta el
de 408, en que murió (2)
Sucedióle dicho Teodosio II, que imperó hasta el año 45o, en
que murió (3).
Marciano desde 45o hasta 457, en que murió.

(1) Ademas de este tirano pelearon tambien acerca del imperio con
Teodosio Máximo y Victor, segun advierte Heinecio en su nota al par.
378 de Hein. historia del derecho civil romano.
(2) Contra Arcadio y Honorio se sublevaron los tiranos Estilicon,
Eucherio, Mario, Graciano, Constantino y Constante, Geronzio, Má
ximo, Jovino, Sebastian, Saro, Florencio Prisco, Atalo, Herculiano,
Sabino Gildon, Plinto, Joviniano y Salustio, y ya desde entonces que
dó destruido casi todo el imperio de C)ccidente, pues los vándalos inva
dieron el Africa, los suevos y godos la España, los francos las Galias,
los anglo-sajones la Bretaña, y los ostrogodos la Italia.
(3) En el año 438 en que Tesdosio el Joven promulgósu código,era
emperador de solo el Oriente, y hasta ahora no se ha probado suficien
temente, por mas que afirme lo contrario Gotofredo, que hubiese sido
confirmado ó admitido dicho código por Valentiniano III, que imperaba
á la sazon en Occidente, aunque le hubiese debilo el imperio, como lo
fueron despues las novelas del mismo Teodosio. Lo único cierto es, que
dicho código se fue admitiendo insensiblemente en las provincias de Oc
cidente.
58 DERECHO
Leon I desde 457 hasta 474, en que murió.
Leon II murió despues de cuatro meses de imperio.
Zenon Isáurico, que imperó desde el año 474 hasta el de 491:
Anastasio desde el año 491 hasta 518.
Justino I desde 518 hasta 527.
Justiniano desde 527 hasta 565.
Emperadores de solo el Occidente.

Constantino II desde el mismo dia 15 hasta 4 de abril del


año 34o.
Constante desde dicho dia 15 hasta 27 de setiembre del año
351, en que murió.
Juliano el Apóstata desde 3 de noviembre del año 361 has
ta 3o de junio del año 363, en que murió peleando contra los
persas.
Valentiniano I, ó el Viejo, desde 3o de Junio del año 364
hasta 27 de noviembre del año 375, en que murió(1)
Graciano desde dicho año 375 hasta el de 379, en que murió.
Valentiniano II desde 28 de julio del año 379 hasta 15 de
mayo del año 392, quitando el año que corre desde setiembre
del año 397 hasta el mismo mes del año siguiente. Y habiendo
sido Valentiniano II muerto por Argobasto en el año 393, usur
pó el imperio el tirano Eugenio, hasta que en el año siguiente le
destruyó Teodosio M.
Honorio, hermano de Arcadio, desde 395 hasta 15 de agosto
del año 423, en que murió (2)
Valentiniano III desde dicho dia 23 de octubre del año 425
hasta 27 de Marzo de 455, en que fue muerto por el tirano
Máximo.
Sucedióle Avito, el cual en el año 457 se vió precisado á re
nunciar la diadema.

(1) Tiranizaron estas provincias bajo de Valentiniano y Valente


Procopio, Marcelo Protector, otro Valentiniano, y Firmo Mauro.
(2) Tambien del conde Constancio, que casó con Placidia, hermana
de Honorio, hay algunas constituciones en el código teodosiano. Muer
to, Honorio no volvió, como dice Salas, á prevalecer esta division del
gobierno, y cada emperador tuvo sus sucesores: Conviene advertir que
aun despues de dividido el imperio se acostumbraron á poner por honor
ROMIA NO. 59
Mayoriano desde 457 hasta 461, en que murió. "
Libio Severo desde 461 hasta 19 de noviembre del año 465,
en que murió.
Anthemio, elegido por Leon, imperó desde 1º de abril del
año 467 hasta el de 472, en que fue muerto.
Sucedióle Olibrio, que murió poco despues.
Habiendo sido elegido en el año siguiente Glicerio le obligó
el emperador Leon I á que abdicase la diadema.
A Glicerio sucedió Julio Nepote, que nombrado por el mis
mo Leon I se vió precisado por Orestes en el año 474 á abdicar
la corona.
Rómulo Augústulo, hijo de Orestes, desde 31 de octubre del
año 475 hasta 476, en que fue depuesto por Odoacro, y último
emperador de Occidente.

Indice sumario cronológico de solos los emperadores, que segun una edi
cion del cuerpo del Derecho civil, fueron autores de las constituciones
incluidas en el códigojustiniáneo.
Adriano. Filipo.
, Antonino Pio. Decio.
Los dos hermanos, ó M. Antonino Galo y Volusiano.
y Vero. Valeriano y Galieno.
M. Elio Antonino solo. Galieno y Valeriano el Jovea.
Elio Pertinaz. Galieno solo.
Severo y Antonino Caracalla. Claudio.
Antonino Caracalla solo. Aureliano.
Antonino Heliogábalo. Probo.
Alejandro. Caro, Carino y Numeriano.
Maximino. Carino y Numeriano.
Gordiano. Diocleciano.

en el epígrafe de cada constitucion los nombres de ambos emperadores,


aunque el uno hubiese dado una constitucion contraria á la del otro,
como sucedió en las dos que dieron Arcadio y Honorio acerca de las
bodas de los primos hermanos, pues el uno las permitia y el otro las
reprobaba. Y de aqui se origina la duda de cómo si fueron compañeros
en el imperio, ó se incluyeron despues ambas constituciones en el códi
go teodosiano, pudieron siendo contrarias tener autoridad. Y no hay
otra respuesta, sino que habiendo sido dadas en diversos años, la ley
posterior deroga á la anterior.
6o
Diocleciano y Maximiano Hercúleo. Arcadio y Honorio.
Constancio y Maximiano Galerio. Los mismos y Teodioso II del Joven.
Constantino M. Honorio y Teodosio el Joven.
Constantino II (ó el Joven), Cons Teodosio el Joven solo.
tancio y Constante. El mismo y Valentiniano III.
Constancio solo. Valentiniano III solo.
Constancio y Juliano. El mismo y Marciano.
Juliano solo. Marciano solo.
Joviano. Leon II.
Valentiniano y Valente. El mismo y Antemio.
Los mismos y Graciano. Leon II (ó el Joven) y Zenon.
Valente, Graciano y Valentinia Zenon solo.
no II. Anastasio.
Graciano y Valentiniano II. Justino.
Los mismos y Teodosio M Justino y Justiniano.
Valentiniano II, Teodosio y Arcadio. Justiniano solo.
Los mismos y Honorio. -
NOTA.

Conviene advertir aqui primero, que en virtud de la facul


tad que dió Justiniano á Triboniano y sus compañeros para for
nar su nuevo código (1), reduciendo, alterando ó reformando las
constituciones de los emperadores, no podemos decir que han
llegado á nosotros estas originales, sino las variaciones de Tribo
niano segundo, que ya desde antes de Justiniano se habia empe
zado á desusar la lengua latina, especialmente en las provincias del
imperio oriental,y por eso se encuentran algunas constituciones
y novelas dadas en griego porJustiniano y otros emperadores, las
cuales ha sido preciso traducir ó compendiar en latin para inser
tarlas en el código justiniáneo. Asi vemos, por ejemplo, en el tí
tulo V del libro I, que la constitucion XItiene por epígrafe:Grae
ca constitutio. Anastasiaut Justiniani ejus, epitome tercero; que
hay constituciones griegas sacadas de los basílicos ó de las colec
(1) Estas son sus palabras. Constit. de nov. cod. fac... Ut resecatis
tan supervacuis... praefationibus, quam similibus et contrariis, prae
terquam, sijuris, alia divisione adjuventur; illis etiam, quae in desue
tudinem abierunt, et brevi sermone conscriptas, exiisdem tribus Codi
cibus (Gregoriano nempe, Hermogeniano et Teodosiano) et novellis
constitutionibus leges componere et novis titulis subdere, adiscientes
quaedam et detrahentes, imo et mutantes verba eorum, ubi rei com
moditas exigeret &c.
ROMANO. 61
ciones de cánones, ó de los nomo-cánones griegos, de que ya ha
blamos. Porque sin salir de dicho tit. V, la ley XVI tiene, el si
guiente epígrafe: Graecae constitutionis epitome ex colectione
graeca ecclesiasticarum constitutionum. La ley II del tit. IX, dice
asi: Graecae constitutionis epitome ex eadem collectione et no
mo-canone, tit. VII, cap. IV; y la ley II del tit. X, asi: Constitu
tionis graecae epitome ex lib. XL Bassilicon; ex indice, ex co
lectione graeca constitutionum ecclesiasticarum, et aliis autori
bus. IV, Queen muchas leyes del código justiniáneo falta la inscrip
cion, en otras la subscripcion, en otras ambas, ó las tienen equi
vocadas. Del mismo modo, en unas leyesfalta la data ó fecha, ó
la tienen viciada; y al contrario, á veces en una sola constitu
cion solian ponerse dos ó tres fechas; á saber, la del dia en que
fue dada, la del dia en que se remitió, y la de aquel en que se
publicó. Por consiguiente, todas las constituciones (que son

nnchísimas) en las cuales falta inscripcion, subscripcion y data,


ó la tienen equivocada, como la ley XI del tit. XXXIII, lib. III,
son segun reglas de crítica de autoridad incierta, ó no pudieron
tenerla sino en su orígen, y despues en las provincias del impe
rio de Justiniano en virtud de la autorizacion de su código, se
gun aquel principio de jurisprudencia, ea nostra facimus, qui
bus auctoritatem nostram impertimur. Tales son la ley II del
tit. II, lib. III, y la ley V del tit. XLII, lib. V, las cuales no tenien
do inscripcion, subscripcion ni data, fueron de autoridad incier
ta, aunque hablen en general y sin limitacion de provincias,
hasta que se incluyeron en el código justiniáneo, y aun desde
entonces obligaron en solas las provincias que estaban sujetas al
imperio de Justiniano. Y ya queda advertido en otra nota que
desde la division del imperio en oriental y occidental, se acos
tumbraron á poner por política en la inscripcion de cada ley los
nombres de ambos emperadores, aunque fuesen contrarias, como
sucedió con las dos ya citadas de Arcadio y Honorio, y nunca
pudiese la ley de un imperio tener autoridad en otro, segun aquel
principio de derecho público, parin parem non habet imperium.
V. Que tanto en el código teodosiano (1), como en el justiniáneo
(1) D. Manuel Abella en el tomo 3º de la Coleccion de autores,
hecha de orden de la Real academia de la historia (manuscrito por mí
registrado), dice: “ Es cosa muy sabida, que entre las varias leyes que
62 ID ETR ECH O
se encuentran algunas leyes que necesariamente tuvieron autori
dad en España; ya porque se dirigieron especialmente á esta
provincia ; ya porque habiendo sido generales, ó remitidas á todas
las provincias del imperio occidental, era indispensable que tuvie
sen autoridad en España, como una de ellas; y sin embargo, las
omitió despues Goyarico en su breviario, sin duda porque su
autoridad habia sido temporal, como fundada sobre sucesos ya
ocurridos ó terminados, ó sobre establecimientos derogados (1)
Y al contrario, incluyó aquellas que se observaban todavía en
su tiempo. Tal es la que dirigió Constantino M. en el año 321 á
componen el código teodosiano, dadas desde el año 312 hasta el de
438, hay algunas dirigidas á los magistrados de España, ó que tratan
de asuntos de nuestra nacion, y por consiguiente cuya autoridad es
indisputable; sin embargo, dicho Abella limitó su coleccion (no sé por
qué motivo) á las leyes de Constantino M., siendo asi que en dicho có
digo las hay desde Constantino M. hasta Teodosio el Joven. Despues su
pliremos la omision de Abella.
(1) De la primera especie son las leyes I y II del tit. XIV de infir
mandis his, quae sub tyrannis &fc., lib. XV del código teodosiano, dadas
por Constantino M. de resultas de la destruccion de Licinio, anulando
todas sus actas. A la segunda clase pertenece la ley IV del tit. X, libro
XVI del código teodosiano (que es la I del tit. XI, lib. I del justiniá
neo), y por la cual mandó Constantino ( ó acaso mejor Constancio, se
gun nuestro índice) en primero de diciembre del año 342 cerrar los tem
plos de los gentiles, y prohibió sus sacrificios en todas las ciudades y
pueblos del imperio, pues siendo esta ley general, á lo menos para el
imperio oriental, era inútil haber insertado en dichos títulos de ambos
códigos la que dió despues en Constantinopla á 25 de umayo del año
385 Teodosio M. vedando los sacrificios, pues ni es creible que perse
verasen todavía en el Otiente en tiempo de Justiniano, ni eran necesa
rias para una misma cosa dos leyes. Por igual razon no debió insertar
Triboniano en dicho título la ley III dirigida por el emperador Honorio
á Macrobio, gobernador de las Españas, en 29 de enero del año 399.
De la necesidad que tuvo Honorio de dar esta ley para España, aun
despues de dadas las otras dos por Constantino y Teodosio M., se infiere
claramente lo que dejo dicho; á saber, que las leyes de un imperio no
tenian autoridad en el otro, aunque sus sanciones fuesen semejantes, d
se dirigiesen á un mismo fin; porque desde entonces hasta el año 534,
en que Justiniano formó este segundo código; repetitae praelectionis,
iban ya 153 años, y convienen nuestros historiadores en que se demo
lieron en España los templos de los ídolos, y dicho código fue anterior
trece años á la invasion en España de las tropas de Justiniano al mando
IR O MIA NO. 63
nuestro Osio, obispo de Córdoba, sobre las manumisiones, ó dar
la libertad en las iglesias (1) -

Leyes dirigidas á España, é incluidas en el código teodosiano y en el


breviario de Alarico.

La ley I del tit. I de const. Princip. lib. I del código teodosiano, di


rigida por Constantino M. á la Lusitania (hoy Portugal) en 26 de ju
lio del año 322. Es la IV del tit. XXIII, lib. I del código justiniáneo.
La ley II del tit. VI de oficio rectoris provinciae, fue dirigida por
Valentiniano desde Verona áValeriano, vicario de las Españas.
La ley I del tit. XVII de temporum cursu lib. II, fue dirigida por
Constantino M. al gobernador de Tarragona en 6 de mayo del año 316.
La ley V del tit. V de sponsal., lib. III, fue dirigida por Constantino
áTiberiano, vicario de las Españas, en 12 de julio del año 336. Es la
ley XVI del lib. V del código justiniáneo.
.. ". De la ley única del tit. VII de manumision in ecclesia, lib. IV, diri
da por Constantino á Osio, obispo de Córdoba, ya se ha hablado arriba.
La ley ún. del tit. XXI quorum bonorum, dirigida por Honorio á Pe
tronio,
tit. II,vicario de del
lib. VIII las Españas, en 27 de julio del año 395. Es la III del
código justiniáneo.

del general Liberio, y en socorro de Atanagildo. Lo mismo debe decirse


de la ley XXIX del tit. III de donation., lib. V de dicho código, dirigida
por Justiniano en primero de noviembre del año 534 á todos los obispos
de su imperio: Ubique terrarum constitutis episcopis. Por todas estas ra
zones omitió justanente en su breviario estas leyes el conde Goyarico.
(1) Al contrario, para convencerse de cuan justamente insertó Go
yarico en su breviario la ley arriba citada (que es la única del tit.VII,
lib. IV del código teodosiano). y dirigida por Constantino M. á nuestro
obispo Osio, basta observar que todavía en el concilio toledano III
(en este concilio nacional abjuraron los godos el arrianismo), habido ba
jo del católico Recaredo el año 589 (y por consiguiente ochenta y tres
despues de dicho breviario), se manda (canon III)que los esclavos pues
tos en libertad por el obispo queden libres, pero siempre bajo de la tu
tela y proteccion de la iglesia. Los esclavos dados por otros, y recomen
dadá las iglesias, sean defendidos por el obispo, el cual suplique al
príncipe que no puedan ser dados á otros. Traduccion fiel del texto lati
mo, segun la edicion de la Real biblioteca, fol 35o, col. 2, y cuya ins
cripcion latina es: Ut servus ecclesiae ab episcopo manumissus à patrocinio
ecclesiae numquam discedat, et ut liberti aliorum ab episcopo defendantuir.
64
La ley V del tit. XXII Unde vi,dirigida tambien por Honorio á di
cho Petronio en 18 de diciembre del año 397. Es la II del tit. V de
dicho lib. VIII.
La ley II del tit. II de tabularis, lib. VIII, fue dirigida por Valen
tiniano á Artemio, vicario de las Españas.
La ley I del tit.I de accusationibus, lib. IX, dirigila por Constanti
no M. á Octaviano, conde de las Españías, en 4 de diciembre del año
317. Es la I del tit. XXIV, lib. III del código justiniáneo.
La ley XIV del mismo tit. I, dirigida por Graciano á Marino (acaso
mejor Mariniano), vicario de las Españías, en 27 de diciembre del año
383. Es la ley XIII del tit. II de accusationibus, lib. IX del código jus
tiniáneo. -
La ley II del tit.XXXIX de fide testium, lib. XI, que es la XIV del
tit. XXI, lib. IV del justiniáneo, fue dirigila por Constancio M. á Se
vero, conde de las Españas, en 4 de mayo del año 353.
Leyes dirigidas á España, é incluidas en el código teodosiano, mas no
en el breviario.

La ley II del tit. II de tabularis, lib. VIII del código teodosiano, fue
dirigida por Valentiniano á Artemio, vicario de las Españías. La omitió
Goyarico porque hablaba de curiales, cosa ya desusa la en su tiempo.
, , "La ley V del tit. XII de donationibus, dada por Constantino M. á
Severo, conde de las Españas, en 4 de mayo del año 333. Es la XXVII
del tit. LIV, lib. VIII del código justiniáneo.
La ley III del tit. XVIII de materns bonis fue dirigida por Cons
tantino M. desde Constantinopla á Severo, conde de las Españas, en 3o
de marzo del año 334. Omitióla tambien Triboniano.
La ley IV del tit. III de custodia rerum, lib. IX,fue dirigida por
Valentiniano áValeriano, vicario de las Españas.
La ley III del tit. XLII de bonis proscriptor., fue dirigida por Cons
tancio á Celestino, consular de la Bética
La ley única del tit. XI de his qui se deferunt, lib. X, fue segun
este código dirigida por Constantino M. á los Racionales de las Espa
ñas, y segun Triboniano á Máximo, racional de &c., en 13 de marzo del
año 317. Es la ley única del tit. XIII, lib. X del código justiniáneo.
La ley II del tit. IX de distrahendis pignoribus & c., lib. XI, fue
dirigida por Constantino M. áRufino, gobernador de la Bética, en 13 de
diciembre del año 324.
La ley I del tit. XXVI de discussoribus & c., fue dirigida por Va
lentiniano I (aunque en ambos códigos tiene la inscripcion, Valentiniano,
Valente y Graciano) en 14 de marzo del año 369. Es la I del titXXX,
lib. X del código justiniáneo.
La ley V del tit. XXXVI quorum appellationes & c., fue dirigida por
Constancio áAlbino, vicario de las Españas.
ROMIANO. 65
La ley IV del tit. I de decurionibus, lib. XII, fue dirigida por Constan
tino M. en 19 de enero del año 317 á Octaviano, conde de las Españas.
La ley CLI del mismo tit., fue dirigida por Honorio á Petronio,vi
cario de las Españas, en 7 de mayo del año 397.
La ley XV del tit. X de paganis & c., lib. XVI, fue dirigida por
Honorio á Macrobio, PP. de las Españas. Es la ley III del tit. XI, lib. I
del código justiniáneo.
Leyes que aunque no se dirigieron á España, hacen espresa mencion de
esta provincia del imperio.
La ley única del tit. XIV de Bulgaris, lib. VII, dada por Honorio
en 19 de febrero de 398.
La ley IV del tit. V de navicularis, lib. XIII, dada por Constancio
en 7 de marzo de 326 empieza asi: Ex quocumque Hispaniae litore &fe.
La ley VIII del mismo tit., dirigida por Constancio áSevero, y em
pieza Navicularios Hispaniar. Escluidas del breviario porque los godos
InO ten. 13Il COIIl6ICIO.

Leyes dirigidas á España é incluidas en el código justiniáneo, mas no


en el teodosiano ni en dicho derecho.

Del tit. XVII, Sine censu & c., lib. IVdel código justiniáneo, la ley
III, dirigida por Constantino II á Faustino, gobernador de la Bética.
Del tit I de servis fugitivis & c., lib. V1, la ley VI dirigida por Cons
tantino M. áTiberiano, conde de las Españas, en 18 de agosto del año 332.
La ley XI del tit. XXXII de adquirenda possesione, dirigida por Ho
norio á Petronio, vicario de las Españas, en 28 de diciembre del año 397.
Leyes generales ó dirigidas á todas las provincias del imperio occidental,
é incluidas en el código teodosiano y en el breviario de Alarico.
La ley I del tit. IV de oficio rectoris provinciae, lib. I del código
teodosiano, dirigida por Constantino M. á los provinciales, contra la ra
pacidad de los ministros de justicia.
La ley V, aunque dirigida por Valentiniano Sen. á Probo, prefecto
del pretorio, en primero de abril del año 375, sin embargo, se conoce
por su texto que fue general á todo el imperio, pues empieza asi: Pro
vinciis praesidentes per omnium villas &'c. Por la misma razon deben
tenerse por generales las dos primeras del tit. I de juris dictione, lib. II,
dadas por Constantino M., pues la primera empieza.judices provinciarum;
y la segunda asi: Definitum est provinciarum judices & e.
Lo mismo sucede con la ley II del tit. IV de denuntiatione, vel edi
tione rescripti, dada tambien por Constantino M., pues comienza: De
nuntiari vel apud provinciarum rectores.
La ley I del tit. XXX de pignoribus, fue dirigida por Constanti
no M. átodas las provincias.
66 IDERECHO

Lib. III.

La ley única del tit. XIV de nuptiis gentilium, fue tambien general,
pues empieza: Nulli provincialium.
Lib. IV.

La ley única del tit. V de litigiosis, fue dirigida por Constantino


M. á todas las provincias.
Lib. V.

La ley II del tit. V de postliminio, aunque dirigida por Honorio á


Teodoro, prefecto del pretorio, comprendia á todas lasprovincias, pues
empieza asi: Diversarum homines provinciarum &fe.
La ley I del tit. IX de fugitivis colonis & c., fue dirigida por Cons
tantino M. á los provinciales.
Lib. VIII.

La ley V del tit. II de tabularis & c., fue dirigida por Honorio á
todas las provincias, pues empieza asi: Generali lege sancimus ut, sive
solidis provinciis, sive singulis civitatibus& c.
Lib. IX.

La ley II del tit. XIV ad leg. Cornel. de sicar.,fue dirigida por Va


lentiniano Sen. á todos los provinciales.
Lib. X.

La ley III del tit. X de petitionibus & c., dirigida por Constantino á
los provinciales.
Lib. Xl.

La ley única del tit. VI de superindicto, dirigida por Graciano á


todos los gobernadores de las provincias.
La ley única del tit. XI, Ne damnaprovincialibus inflingantur,
aunque se dirigió al Glírico, habla en general segun su texto.
La ley II del tit. XXVI de discussoribus, aunque dirigida á Mesa
la, prefecto del pretorio, fue general segun su texto, pues empieza:
Màximaspraedas hoe pacto agi de provincialibus & c.
Leyes generales ó dirigidas á todas las provincias del imperio occi
dental, é incluidas en el código teodosiano, mas no en el breviario.
La ley única del tit. XXXI de stratoribus, lib. VI, dada por Valenti
R O MIA N O. 67
niano, que empieza asi: Per omnes provincias edictum generale missi
mus & c.
La ley X del tit. XXXV de privilegiiseorum &se., dirigida por Gra
ciano á Probo P. F. P., que empieza: Rectores provinciarum & c.
La ley XII del tit. IV de erogatione militaris annonae, lib. VII,
dada por Valentiniano áVictor, y empieza: in provinciis & c.
La ley XXIII, que comienza: provincialium commodis, y la ley
XXXIII que empieza: Aprovinciarumrectoribus, dádas ambas por Honorio."
La ley V del tit. VII de pascuis, que empieza: Prata provincialium
mostrorum & c., dada por Honorio.
La ley I del tit. IX de salgamo hospitibus & c., dirigida á las pro
vincias por Constancio, cuñado de Honorio, y por este.
Las leyes XVI y XVII del tit. XIII de Tironibus, fueron dirigidas
por Honorio á las provincias.
La ley VIII del tit. XX de Veteranis, dada por Valentiniano, trata
de los privilegios concedidos á los Veteranos, y se dirigió á todas las
provincias.
La ley VI del tit. VIII de executoribus & c., lib. VIII, cuya inscrip
cion es: Arcadio y Honorio á los provinciales y á los proconsules.
La ley II del tit. XI ne quid publicae laetitiae & c., dirigida por Va.
lentiniano I á los provinciales.
Lib. IX.

La ley IV del tit. I de accusationibus & c., dirigida por Constantino


á todos los provinciales.
La ley IIdel tit. XIVad leg. Corn. de sicariis, dirigida por Valen
tiniano y Teodosio á los provinciales.
Lib. X.

La ley III del tit. I dejure fisci, dirigida por Constantino á los pro
vinciales.
La ley III del tit. X de petitionibus & c., dirigida &c.
La ley XIII, que es un edicto de Graciano y Valentiniano, dirigido
á los provinciales. "
Lib. XI.

Del tit. XXI, de conlatione aeris, la ley II, aunque dirigida por Ho
norio áHilario
vincialibus es general,
postulantur & c. pues empieza asi: aeris pretia, quae -à, pro

La ley II del tit. XXVII de alimentis & c., aunque dirigida por Cons
tantino á Menandro es general, pues empieza: Provinciales egestate &fe.
La ley XVI del tit. XXX de appellationibus & c., fue dirigida por
Constantino á los provinciales, y lo mismo la ley XVII.
La ley I del tit. XXXI/ de his qui & c., dirigida &c. .
DERECHO CANÓNICO.

De canonum collectionibus Proposiciones preliminares acer


in utraque ecclesia proposi ca de las colecciones de cánones
tiones praeliminares. de ambas Igl. Griega y Latina.
I. I.

Sicut leges in codicem re Asi como el incluir las leyes en


ferre, ut omnibus innotes código para que todos las su
cerent, eö utilius visum fuit piesen, pareció á los legisladores
earum conditoribus, quò in tanto mas útil, cuanto mayor nú
plures provincias earum ex mero de ellas se promulgó, ó segun
tendebatur auctoritas, ita Ec que se iba estendiendo su autori
clesia, quo in diem magis dad á mayor número de provin
augebatur cànonum nume cias; del mismo modo la lglesia,
rus, aut in pluribus provin segun que fue aumentándose el
ciis i cooptabantur, eö con número de cánones, ó admitién
gruentius judicaviteorum fa dose estos en mayor número de
cere compilationes. Hinc à diócesis, juzgó tanto mas conve
primis Ecclesiae saeculis va niente formar de ellos ciertas co
riae canonum collectiones. lecciones. Por esto desde los pri
quarum aliae à personis meros siglos del cristianismo em
públicis, aliae à privatisfa pezaron á formarse varias colec
ctae sunt; ex his quaedam pu ciones de cánones, ya por las mis-
blicam obtinuerunt auctorimás pótestades públicas, ya por
tatem, quaedam non; aliae algunos sugetos particulares; de
aliis universaliores, aliae aliis estas unas obtuvieron autoridad
priores sunt; de quibusdam pública, otras no; unas son an
quonam tempore et à quibus teriores á otras; unas mas uni
formatae fuerint scimus: de versales que otras; de unas se sa
allis veró hoc ignoratur, aut be en qué tiempo, y por quiénes
vel maxime dubitatur; neque fueron hechas; de otras se ignora
quoad mèthodum omnium esto enteramente, ó á lo menos
Còdicum, aut Collectionum, está muy en duda; ni en cuanto
DERECHO CANó NICO. 69
Sael III. adem fuitratio, aliae etenim al método fue uno mismo el de Sig. III.
eà carent omnino; alie conci- todos los códigos ó colecciones,
liorum dignitatem, aliae ma- pues unas carecen absolutamente
teriarum ordinem sequutae de él, en otras se ha atendido á.
sunt; rursus quaedam càno- sola la dignidad de los concilios ,
nes integros, quedam con- en unas se ha seguido el orden de
tractos, quaedam canones si- los tiempos, en otras el de las ma
mul et leges habent, quae à terias. Ademas unas colecciones
Graecis Nomo-canones ap- contienen los cánones enteros,
pellantur. otras abreviados; unas solos los
cánones, otras estos y las leyes
concordantes, que es lo que los
-
griegos llaman Nomo-canones.
II. . II.
,
Quum igitur ecclesia grae- Y asi habiendo precedido la
ca latinae praecesserit in ef- iglesia griega á la latina en la for
formandis camonum codici- macion de los códigos de cáno
bus; ideirco de illius colle- nes, hablaremos primero de los
ctionibus primum agemus, hoc de aquella, observando respecto
circa utrampue ecclesiam or- de ambas iglesias el tratar prin
dine servato ut praecipue de cipalmente de las colecciones mas
universalioribus, et celebrio- universales y mas célebres por
ribus loquamur, temporum orden eronológico, en cuanto
quoad fieri possit, et earum, nos sea posible, y teniendo siem
quae ad ecclesiam Hispanien- pre en particular consideracion
sem spectant, speciali habita las que pertenecen á la iglesia
ratione. española.

DE ECCLESIAE GRAECAE DE LAS COLECCIONES DE LA


COLLECTIONIBUS, IGLESIA GRIEGA.

Iº Propositio Proposicion Iº

Prima ergo canonum eol- La primera coleccion de cáno


lectio, quae graecis videturin- nes que parece haberse conocido
notuisse, estea, quae cano- en la iglesia griega, es la que tie
num Apostolorum nomen ha- ne el nombre de Cánones Apos
O DE FEC FIO
saec. III bet, circa III saeculi finem, tólicos formada á fines del siglo Fin del
fin. et IV siglo III
init.
velinitium IV abuno, vel for III, ó á principios del IV, por y
tasse à pluribus, unius pro un Obispo, ó acaso por muchos del IV.
vinciae, diversarumve, epis sucesivamente, de una ó de di
copis succesive consarcinata, versas provincias, los cuales in
qui illorum temporum con cluyeron en un código los prin
ciliorum canones, doctrinam cipales cánones de los concilios
et mores tuncin suis Ecclesis de aquellos tiempos, juntamente
vigentes, prouteis in mentem con la doctrina y las costumbres
venerunt, inunum codicem que se observaban á la sazon en
inclusere sub nomine Apos sus iglesias, segun que fueron
tolorum, aut potius Apostoli ocurriendo á su mente, bajo el
corum virorum. De horum ca nombre de los Apóstoles, ó mas
nonum numero, auctorita bien de los varones apostólicos.
teque magna fuit inter grae Acerca del número y autoridad ,
cos usque ad synodum Trul de estos cánones hubo muchas
lanam controversia. Apud la dudas entre los griegos hasta el
tinos quinquaginta tantum concilio trulano; pero entre los
priores in Dionisii colectione latinos se recibieron solos los 5o
eomprehensiac recepti sunt, primeros incluidos en la coleccion
quamvis novissime reliqui de Dionisio, aunque últimamente
triginta et quinque in poste se hayan incluido tambien los 35
rioribus collectionibus fuerint restantes en las colecciones pos
inclusi. Sed et Apostolicae teriores. Asimismo las constitu
vulgo dictae constitutiones ciones llamadas vulgarmente apos
habentur, ut apocryphae, in tólicas son apócrifas, de autor in
certi quoque auctoris, aeta cierto, y en algunos lugares con
tis dubiae doctrinae mon in tienen doctrina poco católica.
omnibus orthodoxae.

II. II.

Circa saeculi IV finem vel A fines del siglo IV ó poco


paulo post in orienti cognita despues se conoció en el Oriente
eSt quaedam collectio ab in una coleccion de cánones hecha
eerto, auctore facta canones por autor incierto, la cual con
nicaenos propter eorum au tenia los nicenos puestos en pri
ctoritatem praepositos , atque mer lugar por razon de su au
Ancyranos. Neocesarienses, toridad , despues los anciranos,
CANó NICO. 71
Saec. V. Gangrenses, Antiochenos,Lao los noecesarienses, los gangrenses, Siglo V.
dicenos, et Constantinopolita los antioquenos, los loadicenos,
nos perpetua numerorum se y los constantinopolitanos, distri
rie amplectens, et si non om buidos por un orden sucesivo de
nes uno tempore, eademque números, aunque no todos los
manu fuerint compilati; nec dichos cánones hayan sido reuni
collectores uniuscuiusque con dos á un mismo tiempo, ni por
cilii canones distinguere cu una misma mano. Su autor no cui
raverint. Huiusce codicis in dó de distinguir los cánones decada
Sinodo chalcedonensi magna concilio. En el calcedonense fue
fuit auctoritas: post hoc verò grande la autoridad de este códi
concilium variae eifactae fue go, al cual se hicieron despues
runt additiones, et in Ecclesiavarias adiciones; y en la iglesia
latina universaliter receptus, latina llegó á tener una general
praesertim, postquam illum aceptacion, especialmente desde
Dionisius ègraeco in latinum que Dionisio la tradujo del griego
transtulit. - al latin.
III. III.

Saeculo V exeunte, vel VI A fines del siglo V óá princi


imeunte, alia apud Graecos pios del VI salió á luz en la igle
eanonum Collectio prodit sia griega una coleccion de cáno
LXXXV apostoliciscanonibus nes correcta, y enriquecida con
et XXISardicensibus, aucta los 85 cánones apostólicos y los
et emendata, ac in LX titu 21 sardicenses, y dividida en 6o
los divisa, quam ali Theodo títulos, la cual atribuyen unos
rito; ali Theodoro, vel Theo á Teodorito, otros al Abad Teo
doto Abbati; alii demum Sa doro, ó Teodoto, otros finalmente
bino tribuunt; sed adhuc sub á Sabino, y aun está por decidir
judice lis est. se la cuestion.

IV. IV.

Circa annum DLX quam Hácia el año 56o publicó una


dam canonum collectionem coleccion de cánones Juan Esco
Joannes Scholàsticus Prèsby lástico, natural de Esmirna,pres
ter Antiochenus evulgavir, bítero de Antioquía, quien si
qui materiarum ordinem se guiendo el orden de materias
quutus, omnes in prioribus distribuyó en 5o títulos todos
72 DER ECHIO
Saec. VI. collectionibus canones com los cánones comprendidos en las sig. vL
prehensos in quinquaginta ti colecciones anteriores, á los cua
tulos accommodavit, quibus les añadió 68 sacados de las epís
addidit sexaginta et octo ex tolas canónicas de S. Basilio.
S. Basilii canonicis epistolis
deductos.

V. V.

Post hanc collectionem no


Despues de esta coleccion de
vum alterum in suo genere cánones emprendió Juan Esco
opus concinnavit Joannes lástico, siendo ya patriarca de
Scholasticus jam ad patriar Constantinopla, otra obra (pri
chatum Constantinopolita IIGra en Sun clase), pues reunió en
num evectus, in quo una cun ella juntamente con los cánones
canonibus ad unamGuamque las leyes que trataban de la misma
materiam pertinentibus leges materia,por lo cual se llamó no
iunxit, et ideo Nomo-canon mo-canon; pero ni en esta ni en
appellatum est. Sed neque in la coleccion anterior hizo Juan
hac, neque in praecedente mencion del concilio constantino
collectione, de concilio con politano segundo (ó quinto gene
ral), á pesar de haberse celebra
stantinopolitano secundo (oc
cumenico V)Joannes mentio do en el año 553, porpue no se
nem fecit, licet anno DLIII estableció en él canon alguno, si
celebratum fuerit, quia nul. no solos catorce capítulos dirigi
los canones edidit, sed qua dos á condenar varios errores
tuordecim anathematismos ademas de aquellos en que conde
praeter anathemata in Orige nó los de Orígenes y sus sectarios.
nis et Origenianorum erro Consta este nomo-canon de los
res. Constat hic Nomo-canon mismos títulos que la coleccion
isdem titulis, quibus superior precedente, y contiene en cada
canonum collectio, eosdem uno de ellos los mismos cánones,
que sub singulis titulis cano aunque tan solamente indicados,
nes continet, licet breviver y á estos siguen las constitucio
borum compendio expressos, nes imperiales deducidas del có
quibus imperatorum consti digo y de las novelas.
tutiones, sive earum capita
ex codice ac novellis petita
subjiciuntur.
CANó NICO.
Sae. VII. Sig. VII.
VI. VI.

In concilii Trullani anno En el canon segundo del conci


DCXCII celebrati propositi, lio trullano, habido el año 692, se
probatique sunt omnes anti aprobaron y promulgaron todos
quorum codicum canones los cánones de los antiguos códi
praeter apostolicas constitu gos, escepto las constituciones
tiones, quae non parvae apud apostólicas, las cuales á pesar de
graecos fuerant auctoritatis: la mucha autoridad que habian
ät, quia, ut probabilius cre tenido entre los griegos, sin em
dimus; à recentiori alicujus bargo habiendo sido viciadas des
haeretici manu vitiatae fue pues por algun herege, segun nos
runt, eas aperte concilium parece mas probable, fueron con
damnavit. In hoc canone ad denadas por el mismo concilio; el
missi quoque sunt canones cual admitió los 133 cánones del
codicis africani omnes nume código africano traducido ya del
ro CXXXIII è latino in grae latin al griego, y los del concilio
cum sermonem versi, et Con de Constantinopla, celebrado eu
stantinopolitanae synodi an el año 394, por Nectario y Teó
no CCCXCIV à Nectario et filo de Alejandría, y á dichos cá
Theophilo Alexandrino ha nones se agregaron las epístolas
bitae quibus multorum pa canónicas de los padres griegos.
trum graecorum canones, seu Con razon podemos llamará esta
epistolae canonicae accesse coleccion código general de la
runt. Hic codex vere dici po iglesia griega,supuesto que le re
test generalis ecclesiae grae tuvo y observó por mucho tiem
cae, utpote quae diu illum po; y despues se fue enriquecien
retinuit ac coluit, imo et suc do con otros cánones, como los
cessu temporis crevit canoni del mismo concilio trulano, los
bus, postea additis, quales del niceno II, y los de otro cons
sunt ipsius trullani, Nicae tantinopolitano tenido por Focio.
ni II, et constantinopolitani
sub Photio conciliorum.

VII. * VII.

Scholasticum imitatus Pho Imitando á Escolástico, Focio,


tius, ejusdemque dioeceseos tambien patriarca de Constanti
IO -
Sae.V . patriarcha, primum circa an nopla, parece que primeramente Sig. VII.
num DCCCLXXX quamdam publicó hácia el año 88o una co
canonum collectionem com leccion de cánones, en la cual co
pilasse dicitur, in qua post locó todos los concilios generales
positis particularibus conci escepto el VIII, que omitió antes
liis prius omnia generalia que los particulares, y esta ha si
proposuit VIII excepto, quae do entre los griegos la última co
que postrema fuit apud grae leccion íntegra de concilios. Des
cos conciliorum integra col pues hácia el año 883 formó Fo
lectio. Deinde circa annum cio un segundo nomo-canon, pe
DCCCLXXXIII alium Nomo ro con diverso método que el de
canonem adlaboravit diversa Escolástico, asi en el número de
methodo usus qui apud grae títulos (pues no tiene mas que 14)
cos non parvifuit momenti. como en el orden de tratar las
materias. Este nomo-canon fue
de grande aprecio entre los griegos.
VIII. VIII.

Canonum etiam Synopses, Entre los griegos se usaron


epitomae, commentaria, et tambien los estractos ó compen
syntagmata inter graecos in dios de los cánones, los comenta
valuerunt, veluti Simeonis rios y los tratados de materias
Logothetae, et Harmenopuli canónicas, como los compendios
epitomae canonum; Michae de Simeon Logótheta y de Har
lis Pselli, Alexii Aristini, et menópulo, los estractos de Mi
Arieni Synopses, Mathaei guel Pselio, Alejo Aristino y Ar
Blastaris canonum syntagma, senio, el compendio de cánones
ac demum Balsamonis et Zo de Mateo Blástares, y por últi
narae comentaria, de quibus mo, los comentarios de Balsamon
singulis disserere nimis lon y de Zonaras, de todos los cuales
gum esset. seria muy largo el tratar ahora.

IX. IX.

Postquam multiplicati fue Despues que se aumentaron


re canones poenitentiales, eos sobremanera los cánones peniten
colligere pluribus in mentem tenciales ocurrió á muchos formar
venit; celeberrima sunt poe de ellos una caleccion. Los peni
CANóNICO. 75
Saec. IV. nitentiali Joannis Monachi, tenciales mas célebres son el de Sig V.
alterius Joannis cognomento Juan el Monje, el de otro Juan
Kejunatoris, et aliud cujus llamado por otro nombre el Ayu
dam anonimi: sed et minus nador, y el de un autor anóni
mo. Omitimos hablar de otros
celebria, aliaque silentio prae
termittere brevitatis ratio ex menos célebres por no estender
postulat. nos demasiado en este escrito.

DE ECCLESIAE LATINAIE DE LAS COLECCIONES DE LA


COLLECTIONIBUS. IGLESIA LATINA.

Iº Propositio. Proposicion I.º


Aunque antes del concilio ni
Licet ante Nicaenam syno
ceno la iglesia romana y demas
dum romana, caeteraeque
ecclessiae latinae non alias iglesias latinas parezca que no tu
praeter scripturam et tradi vieron otras reglas que la escri
tionem habuisse regulas vi tura y la tradicion, de modo que
deantur ita, ut tota discipli toda la disciplina se dirigia mas
na moribus et consuetudine por prácticas y costumbres que
magis, quàm jure scripto re por derecho escrito; y aunque
geretur; et quamvis propter por las frecuentes y crueles per
frequentes, atque sevas per secuciones hayan sido mas raros
sequutiones rariora fuerint, los concilios en el Occidente, sin
in Occidente concilia; atta embargo, puede probarse con ar
men indubitatis argumentis gumentos incontestables, que des
probari potest, ex quo haec de que empezaron á celebrarse
celebrari coeperunt, et alia los concilios, y á ser admitidos
rum ecclesiarum canones ab en unasiglesias los cánones esta
alis fuerunt suscepti, eosin blecidos por otras,fue necesario
codicem referendi opus fuis incluirlos en varios códigos, aun
se, etsi propter temporum cuando estos por las calamidades
calamitates ad nos usque haud de los tiempos no hayan llegado
pervenerint vel de eorum ge á nosotros, ó se dude muchísimo
nuitate admodum dubitetur. de si son genuinos.
II. II.

Si igiturcanones ad disci Luego si los cánones discipli


76
sec. v. plinam pertinentes eò majo nales tienen tanta mayor Siglo IV.
rem obtinent auctoritatem dad cuanto mayor es el sínodo
quo à majorisynodo condun que los establece, ó segun que son
tur, aut à pluribus ecclesis admitidos por mas iglesias, no es
recupuntur: murum non est de admirar que hasta el concilio
usque ad synodum calcedo calcedonense se hayan incluido
ne Il Senn 110 te " Cal IDOIl6ºS IIn
en el código de cánones de cada
uniuscujusque Occidentis ec iglesia de Occidente, ó solos los
clesiae codice vel unice ni nicenos y los sardicenses, como
caenos, et sardicenses tam apéndice de ellos, ó que á lo me
quam nicaerum appendicem, nos, segun mos parece mas vero
recensitos fuisse, vel certe, ut simil, bayan obtenido los cáno
verosimilius putamus, pri nes de estos dos concilios el pri
mum locum obtinuisse. mer lugar en cada código.
III. III.

Hispanicam ergo eccle No es pues creible que la igle


siam ad IV usque saeculum, sia española hubiese carecido de
canonum codice caruisset cre código de cánones hasta el siglo
dendum non est; innumeris IV, constando de innumerables
equippe testimonis constat testimonios que sus obispos, se
ejus episcopos canones, prout gun iban estableciendo cánones
eos condebant, vel ab aliis ó admitiéndolos de otras iglesias,
ecclesis recipiebant, referre acostumbraron á incluirlos en
consuevisse in codices, qui, ciertos códigos, los cuales cuanto
prout inter ecclesias magis mas v mas se estrechaba la uni
magisque unitas fowebatur, eö dad entre sus iglesias, tanto mas
facilius in unum coalescere fácilmente quedarian reducidos á
coeperunt; praesertim exquo un código,ó se uniformarian, es
con cilia universaliora, ad pecialmente desde que empeza
que totius nationis episcopi ron á celebrarse concilios nacio
conveniebant, celebrata sunt. males, adonde concurrian todos
los obispos de España.
TV.
Iv.
Pervetustus etiam esteccle Es tambien antiquísimo el có
—siae romanae codex, in cujus digo de la iglesia romana, en cu
CAN ó NICO.
ya busca por mas que hayan tra- Siglo V.
Saec. v. inquisitione quamvis erudi
tissimi hujus aetatis viri ma bajado los canonistas mas erudi
gnopere insudarint; atque - tos de estos tiempos, y debanos
ita non nulla antiquitatismo á su infatigable celo el que hayan
numenta nobis patefecerint, salido á luz no pocos monumen
adhuc inventus non est. tos hasta entonces inéditos, toda
vía no se ha hallado.

V. V.

Tametsi centum triginta et Aunque los 138 cánones de


octo africanorun concilio los concilios africanos, con los
rum canones, quos utipostea cuales enriqueció Dionisio su co
videbimus, suae collectioni leccion como despues veremos,
Dionisius inseruit, integrum no pueda decirse que com ponian
ecclesiae africanae codicem un código verdaderamente tal
haud confecerint: sed essent de la iglesia africana, sino que
singularis canonum comple eran un epílogo ó serie peculiar
xio, cui ducenti triginta et de dichos cánones autorizada en
novem episcopi subscripsisse el año 419 por 219 obispos en
feruntur anno CDXIX in un concilio cartaginense, al cual
concilio carthaginensi, cui" asistieron san Agustin y dos lega
S. Augustinus et duo pontifi dos pontificios; sin embargo, nos
ci legati interfuerint; nihil parece increible que despues de
òminus in credibile nobis vi tantos conciliosy de tantos cáno
detur, post tot concilia, tam ues establecidos en ellos, hubiese
que multos in eis conditos sido tal el abandono de la iglesia
canones, tanta in curia afri africana que hasta el siglo V no
canam ecclesiam laborasse, ut haya cuidado de que se incluye
ad quintum usque saeculum, sen en una coleccion; y por com
nullam eos in unum, corpus siguiente no haya existido código
includendi curan habuerit;alguno de dichos cánones hecho
ac consequenter nullus eo ya por las mismas potestates pú
rum codex neque publica, blicas, ya por algun particular,
neque privata auctoritate especialmente habiendo sido co
confectus exstiterit; maxime, nocidos y admitidos por dicha
quum canones etiam graecos
iglesia tambien los cánones
agnoverit, atque receperit. grgos.
78 DE RECEIO
Sae. VI. VI. VI. Siglo VI.

Quum autem post chalce Pero habiéndose dado á cono


donense concilium canonum cer despues del concilio calcedo
collectio apud graecos con nense en las iglesias occidentales
cinnata occidentalibus eccles la segunda coleccion de cánones
sis communicari coeperit, formada entre los griegos, ya fue
vel quia huius concilii patres se por haber usado de ella los pa
ea in causis et controversis dres de dicho concilio para la de
decidendis usi fuerint; vel cision de las causas y controver
quia in primo, quem edide
sias que se suscitaron, ó ya por
rant, canone fuerit confirma que hubiese sido confirmada en
ta, ideo elaboratae sunt ali el primer canon establecido por
quae ejus latinae versiones, dichos padres, se hicieron de esta
veluti romana et hispana, ope coleccion algunas versiones lati
rà potius privatorum, quäm nas, tales como la romana y la es
pontificum auctoritate. pañola, aunque mas bien por
particulares que por autoridad
pública.
VII. VII.

Quum autem graeci codi Por estar confusa la version


cis latina versio confusione arriba dicha, de que usaba la
laboraret, Dionisius Exiguus iglesia romana, resolvió Dionisio
à quodam Laurentio diacono Exiguo, á instancias de un tal
rogatus, novam et concinnio Lorenzo, diácono, hacer á prin
rem ejus versionem suscepit cipios del siglo VI una nueva y
VI ineunte saeculo, quae, et mas elegante traduccion, la cual
si publica destituta auctorita
aunque carecia de autoridad pú
te, usu ecclesiae romanae blica llegó insensiblemente á que
sensim invaluit, et circa VIII dar autorizada por el uso en la
saeculum per universum fere misma iglesia de Roma, y hácia
Occidente recepta fuit. el siglo VIII se recibió en casi to
do el Occidente.

VIII. ·VIII.

Neque hanc solum, grae No contento Dionisio con ha


ci codicis translationem Dio ber hecho una version mas cor
CAN óNICO.
sae.v . misius fecit, sed et eam locu- recta del código griego, le enri- Sig Vl.
pletavit ex canonibus sardi- queció con los cánones sardicen
censibus, chalcedonensibus, ses, los calcedonenses, 5o de los
L apostolicis, et CXXXVIII llamados vulgarmente apostóli
africanis. Deinde transactis licos, y 138 de la iglesia africana.
aliquibus annis aliud edidit Pocos años despues dió á luz otra
opus, in quo romanorum obra (primera en su clase), y en
pontificum a Siricio usque ad la cual reunió cuantas decretales
Anastasium II decreta colle- pontificias halló en los archivos
git. Utrumque opusculum, in de Roma desde S. Siricio hasta
unum volumen duas distri- Anastasio II. Juntó Dionisio am
butum in partes, quarum se- bas colecciones en un volúmen
cundae aliqua posteriorum que dividió en dos pertes, y en
pontificum decreta recentiori estas á la segunda se añadieron
manu adiecta sunt, coaduna- despues por autor incierto algm
vit. Atque haec est prima de- nas decretales de pontífices pos
cretalium collectio. teriores.

IX. IX.

Non constat Gallicanam No consta que la iglesia de


ecclesiam aliquem proprium Francia hubiese tenido un código
habuisse canonum codicem: propio de cánones, y sí solo que
sed solum ex omnibus passim sus obispos usaron indistintamen
caeteris collectionibus fuisse te de cuantas colecciones llegaban
usam; sicque canones graecos, á sus manos, y de ahí provino
africanos et hispanos agnovis- que hubiesen conocido desde muy
se usque ad Carolum M., sub antiguo los cánones griegos, los
quo praevaluit codicis Dioni- africanos y los españoles, y que
nisiani auctoritas. no tardasen en conocer la colec
cion de Dionisio, aunque no se
encuentre autorizado su uso con
preferencia á otros códigos hasta
el tiempo de Cárlo Magno.
X. . - X.
, ,

Ante seculi VI medium, Antes de la mitad del siglo


Fulgentius Ferrandus Car- Fulgencio Ferrando, diácono de
8o DER EC IIO
Sae. VI.
thaginensis ecclesiae Diaco la iglesia de Cartago, dió á luz sig. vii.
nus, Breviarum, sive indicu un breviario ó índice de cáno
lum canonum edidit, ubi nes, en el cual redujo toda la dis
universam fere canonicam ciplina canónica á ciertos títulos,
disciplinam ad certos titulos y en cada uno de ellos reunió
redegit; quorum in singulis cuantos cánones trataban de una
de una, eademque re tra misma materia, pero compen
ctantes canones non integros diados (1)
retulit (1).
XI. XI.

Saeculo VI exeunte Marti El famoso húngaro Martin, ar


nus ex Pannonia oriundus, zobispo de Braga, viendo cuan
Bracharensis Archiepiscopus defectuosas estaban las traduccio
vidensvitiosas graecorum ca nes de los cánones griegos usados
monum translationes, capitu en la iglesia española, reunió á
lorum librum ex graecis sy fines del siglo VI en un código
nodis colectorum, sive com una gran porcion de cánones de
pendiosam canonun orienta los concilios griegos,á los cuales
lium versionem ac collectio añadió algunos de los españoles,
nem, additis nonnullis ex y aun de los africanos, resultando
hispanis, imo et africanis con de todo esto una compendiosa
cilis, canonibus ad suae ec version-coleccion que publicó y
clesiae usum edidit, suaque autorizó para uso de su iglesia, y
auctoritate firmavit, atque envió un ejemplar al arzobispo de
(1) Hoc compendium, sive (1) No se debe confundir este
canonum epitome neque cum compendio ó epítome de cánones con
integra ecclesiae africanae cano la coleccion íntegra de los cánones
num collectione (de qua in the de la iglesia africana (de lo cual se
si V loquuti sumus), neque cum lhabló en la proposicion V), ni tam
collectione ac versione sub no poco con la coleccion y version que
mine synodi apud Carthaginem bajo del nombre de concilio tenido por
africanorum confundenda est; les obispos en Cartago, publicó Dio
mos enim erat apud afros prio nisio Exiguo, y es el concilio plena
rum synodorum canones in po rio VI; pues acostumbraban aque
sterioribus repetere, et gestis in llos obispos á repetir los cánones de
serere aliquibus detractis, aut los concilios mas antiguos en los si
immutatis, uti factum est in guientes, aunque variando ó quitan
plenaria synodo sexta Carthagi do algúna cosa.
ninsi anno CDXIX habita.
o ANó Nico. 81
Saec. VI. ad Lincensis ecclesiae Archie la de Lugo para que se recibiese Sg. VI

piscopum, utibi quoque re tambien en aquella diócesis. Cons


ta esta coleccion de 184 capítulos,
ciperetur, missit. Constat haec
collectio centum septuaginta de los cual es 68 se dirigen á los
ac quatuor capitibus, quo obispos y demas clérigos, y los
rum sexaginta et octo ad epis restantes á los legos. No pudo San
copos et clericos, reliqua ad Martin reunir en tan pocos, capí
tulos tantos cánones de la *glesia
laicos diriguntur. Non potuit
Martinus hoc capitum nume oriental y de la occidental sino
ro tot et Orientalis, et Occi compendiándolos ó estractándo
dentalis ecclesiarum canones los. Publicó este código Juan
comprehendere, nisi plures Doujal, y está incluido en el to
in unum congessisset. Hic co mo primero de la biblioteca de
dex à Doujatio editus est, Justelo.
contineturque in appendice
vol. I bibliothecae Justelli.

XII XII.

Hispana canonum colle La coleccion de cánones es


ctio, de qua in propositione pañola, de la cual hemos hablado
III mentionem fecimus, et ya en la proposicion tercera, y
quae neque uno tempore, cuya formacion no se emprendió
neque una manu exarata vi á un tiempo, ni por una sola
detur, ex aliarum ecclesia mano, salió en el siglo VII mas
rum canonibus locupletata correcta y enriquecida con los
saeculo VII auctior evasit, cánones de otras iglesias, pues
praetermissis namque Apos esceptuando los apóstolicos, des
tolorum canonibus, qui apo echados por apócrifos, comprende
cryphi, omnes graecorum los de todos los concilios griegos,
conciliorum canones á Dio publicados por Dionisio Exiguos
nisio prolatos, sed non ejus aunque no segun su version, ni
versione (1) comprehendit, tampoco con la misma coloca
ac praeterea canones cujus cion (1). Incluye tambien los cá
dam Constantinapolitanae Si nones de un concilio particular
(1) Ut de hujus propositio (1) Tampoco convienen ambas
nis veritate nullatenus debitetur, colecciones en el orden y colocacion,
conferantur ex Dionisii Exigui de los cánones. Asi vemos que en la
versione canones quicumque cum coleccion española el canon XI ni
II
82 DERECHO
Saec VI.
noli et Ephesini Oecumenici de Constantinopla; los del de sig Ix.
terti etian retulit; octo afri Efeso, tercero general, habido en
canorum, septèmdecim gal el año 431 ; los de ocho conci
licanorum, triginta ac trium lios africanos; los de treinta
hispanicorum conciliorum sta tres españoles, y los de diez y
tuta, multorumque à sancto siete galicanos, las epístolas de
Damaso usque ad Grego cretales de muchos (1) romanos
nostrae colectiones canonibus. ceno, que trata de lapsis, en la ver
En duo exempla. sion de Dionisio se divide en dos,
Ex hispana collectione supra que son el XI y el XII. Y al con
allata , fol. 5, col. II. trario del concilio constantinopoli
Nicaeni I Concilii, Can. IX. tano I, tenido bajo de Teodosio M.,
el canon II que Dionisio trae fn
De presbiteris sine examine con "tegro, nuestra coleccion lo divide
stitutis en cinco partes. El canon que trata
de Máximo Cínico es el último en
Si qui sine examine promoti la version de Dionisio; mas en la
presbiteri sunt, et postea exa nuestra sigue otro canon con la pro
minati confessi sunt peccata sua fesion de fe dí símbolo. En la ver
et cum confessi fuissent, contra sion dionisiana despues de los cáno
regulam venientes homines, ma nes del concilio ganorense, tenido
nus eis temere imposuerunt, hos hacia el año 362, siguen los 25 del
ecclesiasticus Ordo non recipit; ya citado concilio antioqueno, pe
in omnibus enium , quod irre ro en la coleccion española preceden
prensibile (*) est, defendit ec á estos cánones los 21 del concilio
clesia. de Sárdica, tenido en el año 347. En
Ex concilio Antiocheno circa otros concilios está variado el orden
annum CCCXLI sub Constantio de los cánones. Por ejemplo; el ca
Imp. habito, Can. VII, fol. 43, non XVII niceno, que trata de los
edit. hisp. diáconos, segun la version dionisiana
es en nuestra coleccion el XIV; y al
Nullum peregrinum absque epi contrario, el XVIII, que en la colec
stolis suscipi. cion española trata de los clérigos usu
rarios, en la de Dionisio es el XVII &c.
Nullum absque formata, quam (1) Papas cuyas decretales se han
graeci epistolium (**) dicunt, incluido en dicha coleccion española.
peregrinorum clericorum suscipi
noTA. Los papas cuyas decretales inser
oportet. tó Dionisio en su coleccion van señalados
Ex Dionisii collectione ac ver con una oruz, y advierte Van-Espen, loc.
cit., que las decretales que se encuentran
de Hilario y otros pontifices hasta s. Grego
*) Toletano II reprensibile. rio M. en la coleccion dionisiana,son aña
(*) Sic omnes pia eter Alvelden didas por agena mano.
sem seu Vigilanum, in quo epistolam. De san Dámaso solas. . . . . . 2
CAN ó NICO. 83
Saec VI. rium M. Romanorum Pontifi- pontífices desde san Dámaso has- sig VI.
cum decretalesepistolas; cujus ta sala Gregorio el Grande, de
sione à Van Espenio edita in,
Commentario in canones juris ve
teris, noviac novissimi opere po De san Siricio . . . . . . . . . 3
sthumo. Lovanii anno MDCCLIX,
De Anastasio I ninguna.
De Inocencio I . . . . . . . . . 24
fol. 78, Can. IX Nicaenus. De Zósimo . . . . . . . . . . . . 2
Si qui presbiteri sine examine
De Bonifacio I . . . . . .
sunt provectivel quum discute
Un rescripto de Honorio á Bo
rentur, peccata sua confessi
nifacio, y viceversa.
sunt; et homines contra canones
commoti manus confessis impo De Celestino I . . . . .. . . . 3
nere tentaverunt: tales regula De Sixto III ninguna.
non admittit, quia, quod irre De san Leon M. . . . . . . . . 37
prehensibile est, Catholica de # Sigue un rescripto del pa
fendit Ecclessia. triarca; Flavian á Leon.
De Hilario un decreto si
Exeodem concilio justa Dio
nisii Exiguiversionem, vel po- nodal y dos decretales. . . . 3
De Simplicio . . . . . . . . .
tius collectionen, á Van-Espe- atriarca de
nio editam, fol. 115, editionis stantinopl 6.
Lovaniensis supra allatae. De impncio.
“ Nullus peregrinorum sine pa-, De Felix 11 • «, · - · . . 3
, De Gelasio . . . . . , . . .
cificis, id est comentatiis susci- De Anastäsio II ·
iatur epistolís (*). . . . ...... 2
platurep De Símaco . . . . . . . . . . . . 1
# De Hormidas (*). . . . . . . 9
Una del emperador Justino.
, De Juan I ninguna.
(*) Animadvertit
spenius. ibídem Vene
Exstatapud Gratianum Dist. De Felix Iv ninguna.
71, can. 9 ex versione Isidori, qui per- De Bonifacio II ninguna.
hunc De Juan II lo mismo.
ger a.C peregrinos quando qu
praecedens lo quatur indistinete de lai- De Agapito lo mismo.
cis ac clericis. Notant correctores ro- De Silverio lo mismo.
mani aliam esse Graecorum et Dio- De Vigilio. · . . . . . . . . . . . r
nisii lectionem. his litteris nori
" * " :
jus textus in his dualbus collectioni-
De Pelagio ninguna.
De Juan III lo mismo.
bus differt. # De Benedicto I lo mismo.
De Pelagio II lo propio,
De san Gregorio M. . . . . . . 5
y un concilio romano.
o aorio o " Too
. . . . . . ". .. ej . er . .
, (*) Al fin de la una decretal - inder apa Hormidas, cuya
: es: de Scripturis quid universalier Asi por su
ººººººPor la materia de que trata puede sispachánse de esta decretal.
84 DER ECHO
Sae. VIH. additionis ac correctionis etsi cuya adiccion y correccion (1), sig. vII.
edemonstrari non possit S. Isi aunque no se pueda probar hasta
dorum Archiepiscopum His la evidencia haber sido su autor
palensem revera fuisse aucto el célebre san Isidoro arzobispo
rem; non ita tamen, uti ali de Sevilla: sin embargo, no es
qui credunt, improbabile tan improbable, como creen algu
est, si non ab ipso, saltem nos, que si no fue hecha por el
sub ejus auspiciis fuisse fa santo, se hubiese hecho á lo me
etam. Quemàdmodum igitur nos bajo de su direccion. Y asi
nostrum pristinum codicem como el atribuirá san Isidoro
illum nempe, qui ante Conci nuestra primera coleccion de cá
lium Toletanum IV mostris in nones, es á saber, la que proce
Ecclesis est adhibitus, ab Isi dió al concilio toledano IV, es
doro fuisse confectum, vel la mayor temeridad: del mismo
dicere temerarium est; ita pa modo parece que no puede du
riter ab ipso fuisse additum, darse de que hubiese sido añadi
vel in meliorem formam re da ó reducida á mejor método
dactum, vix dubitandum vi por este tan insigne doctor, es
detur praesertim, quum re pecialmente cuando vemos que
centiora ecclesiastica monu los monumentos eclesiásticos mas
menta, quae in vetustissimis recientes que nos ofrecen cuan
hujus colectionis exemplari tos códices antiquísimos se han
bus tam intra, quàm extra hallado de esta coleccion, asi den
Hispaniam repertis inveniun tro como fuera de España, no
tur, Isidori aetatem non ex pasan de la edad de san Isidoro,
cedant,veluti SinodusTole cuales son el concilio II de Se
tana IV, et Hispalensis II, villa y el toledano IV, presidi
quibus ipse praefuit. Animad dos por el mismo santo. Pero se
vertendum autem est hanc ha de advertir que esta coleccion
collectionem novis, qui quo continuó despues enriqueciéndo
tidie condebantur canonibus, se con nuevos documentos ecle
necnon Pontificum decreta siásticos, particularmente con los
libus, usque ad saeculi VII cánones que se establecian en
finem fuisse locupletatam ea nuestros concilios, hasta fines del
dem servata méthodo: et siglo VII, y colocándolos siempre
(1) Cuando decimos que san Isidoro pudo ser autor de esta adicion,
se ha de entender esto respecto de aquellos monumentos que precedie
ron al mismo santo, mas no de los que son posteriores á él, porque da
estos no pudo ser autor ni colector.
CANóNICO. 85
Sae. VII. quod magis mirandum ipsam con el mismo orden; y lo que es Sig. VII,
Sarracenorum irruptionem, todavía mas digno de admira
quae sub saeculiVIII initium cion, que ni aun la misma irrup
accidit, impedimento non cion de los sarracenos, ocurrida
fuisse, quominus sic aucta á principios del siglo VIII, pudo
non semel fideliter transcri impedir á los españoles que hi
beretur, imo et in Arabicam ciesen fidelísimas copias de esta
linguam verteretur, uti ex coleccion canónica asi aumentada,
codicibus albeldensi, et aemi y la tradujesen con igual fideli
lianensi, qui exeunte saecu dad en la lengua arábiga, como
lo X prodierunt, et versione se ve en los magníficos códices
arabica à presbitero quodam manuscritos albeldense y emilia
Vicentio circa medium sae nense hechos á fines del siglo X;
culi XI clarissime patet. At la version arábiga que hizo á
que haec est ecclesiae Hispa mitad del XIun presbítero lla
nae antiqua ac germana ca mado Vicencio. Y esta es la fa
monum collectio (nullis enim mosa coleccion de canones anti
spuris monumentis laborat) gua y genuina (pues no tiene
quae à publica Matritensi documento alguno espurio) que
Biblioteca anno MDCCCVI ha sido publicada por la real bi
vol. in fol. tipis mandata est. blioteca de Madrid en el año de
Hujus colectionis in Germa 18o8. Trasladado algun ejemplar
niam aliquo exemplari misso de esta coleccion á Alemania,
abusus est labente saeculo abusó de él á fines del siglo VIII,
VIII vel ineunte IX quidam óáprincipios delIX,un tal Mer
Mercator vel potius Pecator, cator, ó mas bien pecador, quien
Isidori nomen usurpans, ut tuvo la osadía de titularse Isido
facilius illuderet imperitis ad ro para seducir asi mas fácilmen
confingenda multa ecclesias te á los incautos, y encubrir con
tica monumenta, quae tot tan célebre nombre los muchos
mala ecclesiae occidentalis monumentos eclesiásticos que fin
disciplinae attulerunt. gió é insertó en su coleccion, y
que han trastornado la disciplina
de la iglesia occidental.
y XIII. XIII.

Quod de ecclesia gallicana Lo que dejamos dicho en la


in propositione IX diximus, proposicion IX acerca de la igle
86 DE RECIIO

Saec.VII idem de germanica, imo et sia de Francia, puede aplicarse á Fin del
* de Britannica, ecclesia dici la de Alemania y aun á la In sig. VII.
potest, misi quod de hac ex glaterra, escepto que esta, segun
Harifortdiensi concilio, cui aparece del concilio hartfortdien
Theodorus Archiepiscopus se, presidido en el año 673 por
Cantuariensis praefuit anno Teodoro, arzobispo de Cantorbe
DCLXXIII;vel fragmentis cu ri, y de las ercerptas ó frag
jusdam operis de jure sacer mentos de la obra de jure sacer
dotum ab Egberto Eboracen dotum, escrita por Egberto, arzo
si archiepiscopo elaborati con bispo de Yorch, tuvo alguna co
stet aliquen antiquum codi leccion de cánones, y usó tam
cem habuisse, eteamomum ver bien de la version que de los
sionem Dionisianam agno griegos habia hecho Dionisio.
visse.
XIV. XIV.

Subfinem saeculi VII Cres A fines del siglo VII, Cresconio,


conius Africanus Episcopus obispo africano, publicó á imita
Ferrandum imitatus, aliud cion de Ferrando otro breviario
breviarum canonicum, et canónico, en el que incluyó ínte
concordian canonum, ad suae gros los cánones de los concilios
ecclesiae usum composuit, in y las decretales pontificias, y ade
tegros canones, ac pontificum mas una concordia de cánones, la
decretales transcribens. Cres
cual no es otra cosa que la letra de
coni atque Ferrandi Brevia los que se anuncian en el brevia
ria edita sunt à P. Dadino Al rio, uno y otro para uso de su igle
tasserra antecessore Pictaviensi
sia. Publicó este breviario y el de
anno MDCXXX et à Francis Ferrando Fr. Dadino Altaserra,
co Chifletio anno MDCXLIX; profesor de jurisprudencia en Go
concordia verò à Guill. Voe tiers, año de 163o, y despues en
llo et Enrico Justello Christo 1649 Francisco Chiflet; pero la
phori filio anno MDCLXIty concordia fue publicada porGui
pis mandata est. llermo Voello y Enrique Jus
tello en su biblioteca canónica,
año de 1661.

XV. XV.
A saeculo VIII Hibernica La iglesia de Irlanda parece
" . CAN ó NICo. 8
s. VIII. ecclesia aliquem, licetincerti que tuvo desde el siglo VIII al-Si. VIII.
auctoris, canonum codicem gun código de cánones, aunque
habuisse videtur. de autor incierto.

XVI. XVI.

Ecclesiae Hispanae anti A fines del siglo VIII ó á


quae ac germanae canonum principios del IX se añadió á la
collectioni, saec. VIII exeun coleccion de cánones antigua y
te, vel IX ineunte, adiectus genuina de la iglesia española,
fuit quidam Judex omnium un índice de todos los cánones ó
Canon um, S1Ve SanctIOn uIm, sanciones contenidas en los con
in concilis, vel romanorum cilios y decretales pontificias, de
pontificum epistolis, ex qui que se componia aquella, distri
bus illa conficiebatur, con buido por orden de materias, y
tentorum, per nateriarum divido en diez libros, y estos en
ordinem digestus, atue di títulos. Es muy incierto el autor
visus in decem libros, hique de este índice, pues unos le atri
in titulos. De hujus indicis buyen áIsidoro, obispo de Játiva,
auctore àdmodum dubitatur, otrosáJuan,arzobispo de Sevilla,
ali enim Isidoro Episcopo y aun está por decidirse la cues
Setubensi, alii Joanni Ar tion. Este es el índice que se lla
chiepiscopo Hispalensi. Sed ma comunmente instituta ó es
adhuc sub judice lis est. At tracto de los cánones; y algunos
que hic est index, qui vul escritores como Cenni, creyeron
go instituta, sive excerpta er "Oneamente que 61’a Il Ul6Stra
canonum , vocari solet et misma coleccion de cánones. En
ab aliquibus pro ipsa, Isidori cuéntrase este índice en nuestra
collectione erronee fuit ha coleccion de cánones españoles
bitus. Exstat in Conciliorum publicada por la real biblioteca.
hispanorum Collectione à Re
gia biblioteca edita.
XVII. XVII.

Latinae collectiones, de Las coleciones latinas de que


quibus hucusque actum est, hemos hablado hasta aqui, pode
antiqui ecclesiastici juris, vo mos decir que contienen el anti
lut aetatem constituunt; sed guo derecho eclesiástico; pero á
88 nnnlzcnof
Snec.IX.circa finem saeculi VIII, vel fines del siglo VlII, ó á princi- Sig. II.
initium IX, al) eorlems licet pios del lX, se formaron al pa
incerto anctore, duae 'cano— recer por un mismo, aunque m
num collectiones confecrae cierto autor, (los colecciones de
videnturo quas sub ¡u‘aetcstu cánones, las cuales con el pretes
omnes ab episcoporum et to de retraer á los malévolos (le
presbiterorum accusationibus las acusaciones de los obispos y
dcterrendi (1) fictiis replevit preshirerosa y llenó de documen
documentis celebriorum tnnc tos ficticios, y puso á su frente
temporis collectorum nomina los nombres de los colectores mas
usurpans, Isidori nempe et célebres dc aquella edad , á saber,
Hadria’niz- jam enim percele Isidoro y Adriano (pues ya en
bria erant nostra canonum tonces se había hecho famosa
collectio, ab Isidoro Hispa— nuestra coleccion de cánones,
lensi, saltem reformata, sicut cuando menos reformada por san
et Dionisii‘ Exigui codex , Isidoro de Sevilla, y tambien el
quem novis, sed geminis ec código de Dionisio el Exiqno,
clesiasticis documentis , locu que enriquecido con nuevos,
pletatum carolo Magno ob pero genuinos documentos ecle
tulerat (2) Hadrianus I at siásticos habia ofrecido á Carlo
qne ideo imposibile est ab Migno Adriano I; y asi es im
hoc ipso Pontifice fuisse ne posible que este mismo pontífice
que confectam neque proba hubiese tenido la debilidad de
tam octoginta capitulornm formar ni de aprobar una colec
collectionem , quam ingil cion de 80 capítulos, que se dice
rliamnus Metensis episcopus le dedicó en el año 787 Ingil—

(1) Ipsa capitularum vulgaris inscríptio, de qua infra, et pseudo;


isidorianae collectionis praefatio hoc unum demonstrant. ¡En ejus verba
quatenus ecclesiastici ordinis disciplina in unum s nobis coacta, atque
digesta et S. Praesules paternis’ínstitnanturlis regu et obedientes ecclesiae
ministri , vel populi, spiritualibus imbuantur exemplis, et 'non malo
rum hominum provitatibus decipiantur, multi enim pravitate et cu
piditate depressi accusantes sacerdotes oppresserunt. Multi ergo idcirco
alios accusant ut super illos excusunt, aut eorum donis ditentur, nul
lus enim, qui suis est rebus spoliatus, aut á sede propria ri aut ter
re pulsus &c. ,
(2) Quo anno haec oblatio facta fuerit1 admodum incertum est,
Van-Espenius enim et Berardus anno DCCLXXV factum fuisse asserum
Donjatius verb atque Constantius anno DCCLXXXV.
CANóNICo. 89
S. VIII. anno DCCLXXXVII et ob rhamno (1) obispo de Met, y de SigVIII.
tulisse dicitur, cujusque eun la cual es indudablemente autor
dem(1)acde falsarum decreta el mismo que forjó las falsas de

(1) Nulla de re magis, inter (1) Sobre ninguna cosa discuer


eruditos disceptatur quàm de dan los eruditos tanto como sobre
hujus collectionis auctore; et el autor de esta coleccion, pues si
enim, si coaevis scriptoribus stan hemos de estar á los escritores coetá
dum sit, Hincmarus Rhemensis neos, Hincmaro Remenise en su opús
adversus Hincmarum Laudunen culo contra Hincmaro Laudunense
sem cap. XXIV, tit. II, pag.475, sostiene haberse publicado estos capí
haec capitula Hadriani nomine tulos en nombre de Adriano, y ofre-
fuisse edita et Ingilramno Me cido á Ingilramno, obispo de Met; lo
tensium episcopo data ait. Si mismo indica la inscripcion o título
operis vulgari inscriptioni, et de esta obra en la edicion vulgar, y
prout á Gratiano in medium segun se cita por Graciano, pues dice
adducitur, atendamus, sic se ha asi: Coleccion de los capítulos del pa
bet. Hadriani Papae capitula, pa Hadriano, deducidos de los con
quae ex graecis et latinis sinodis cilios griegos y de los latinos, es
romanis atque decretis praesulum pecialmente los romanos dados en Ro
ac Pontificum romanorum spar ma por el papa Adriano á Ingil
sim collecta sunt, et Ingilrham ramno, obispo de Met, para su defen
no Mediomatricae urbis episcopo sa cuando se sustanciaba su causa á
Romae à beato Hadriano Papa 19 de setiembre del año 785, índice
tradita sub die XIII, Kal. Oct. c. IX. Si atendemos á los códices MSC.
indict IX quando pro sui causa vistos por Balucio y Natal Alexan
agebatur si MSC. codicum, quos dro, dicen asi: principian los capítu
Baluzius et Natalis Alexander los deducidos de diversos concilios y
perlegerunt, inscriptioni, sic in decretales pontificias por Ingilramno,
cigiunt capitula colecta ex di y ofrecidos al papa Adriano. Ulti
versis conciliis , sive decretis timamente, si henos de atenernos á
Pontificum romanorum ab Ingil lo que dicen los AA. canonistas,
rhamno metensi episcopo et Ha Doujat en el par. III del cap. XXI
driano Papae oblata. Tandem si de sus prenociones canónicas, pag.
rei canonicae scriptoribus. Dou 3o8, edicion de Venecia de 1762, no
jatius par. III, cap. XXI, lib. 3, duda afirmar que Adriano formó
praenot canonic. Hadrianum hoc esta obra de la falsa coleccion de Isi
opus ex Pseudo-Isidori mercibus doro. Van-Espen en el par. I de la
mutuatum asserit; Van-Espenius disertacion II, seccion I, parte III de
ar. I, dissertat. II, sect. I, part. su comentario al derecho canónico
II comentarii in ius canonicum nuevo, col. I, pag.4o2, edicion de Lo
novum col. I, pag. 4o2, editionis vaina de 1759, Berardi in . Gratia
lovaniensis, 1759; Berardus in num, col. I, pag. XXXIII, observac. V,
Gratianum col. I, pag. XXXIII, part. I, tom. I; y Lachis en el lugar ci
9o DER ECHIO
lium opificem fuisse dubitari cretales, pues si se comparan con sigVIII.
nequit; Pontificum namque estas muchos de dichos capítu
decreta, ex quibus praeser los, se encuentran enteramente
tim haec capitula collecta vi conformes, no solamente en las
dentur,saepe non solüm sen propositiones ó sentencias, sino
tentiis, sed et ipsis verbis tambien hasta en las palabras ó
cum falsis decretalibus con estilo.
veniunt.
XVIII. XVIII.

Neque ita multo post, li Y no mucho despues, aunque


cet incerto anno (1) amplior no sabemos en que año (1) formó

observat. V, part. I, tom. I, edit. tado, creen que Ingilramno fue au


matritensis, 1783, et Sigismundus tor de dicha coleccion, pero con ma
Lachis scol. II, part. XXXII, cap. yor fundamento Devoti siguiendo á
III, pag. 42, edit. Valent. 1787, los Balerinios y á Blasco en su Dia
Ingilrhamnum hujus collectionis triva, loc. cit., sostiene que estos ca
auctoren fuisse credunt: rectius pítulos no se pueden atribuir á A
verò Joannes Devoti Balleriniis driano ni á Ingilramno, por conte
fratribus ac Blasco innixus par. ner muchas cosas que desdicen del
LXV, cap. V, prolegom. instit. carácter y de la conducta de ambos,
can. tom. I, pag. 71 editionis y que son parto del falso Isidoro.
matritensis, 18o 1, asserithaec ca
pitula tribui non posse Hadriano
aut Ingilrhamno, quum in eis
multa sint ab utriusque moribus
et instituto aliena.
(1) Ideo dicimus incerto an (1) No podemos determinar el
no, quia, quum in omnibus año, porque habiéndose incluido en
hujus collectionis editionibus todas las ediciones de la coleccion
tam parisiensibus annorum pseudo-isidoriana, asi en las de Paris
MDXXIII et MDXXXV quàn de los años de 1523 y 1535, como
Coloniensi MDXXX inclusum en la de Colonia de 153o, el concilio
sit Parisiense concilium anno parisiense tenido el año 829 (porque
DCCCXXIX habitum (nam en cuanto á los pontífices el último
quoad Pontifices unius dumtaxat de quien se hace mencion en la co
Zachariae, qui anno DCCLII vi leccion pseudo-isidioriana es Zaea
xit, posterioris nomen occurrit): rias, que murió en el año 752); y
atque aliunde constet Ricul constando tambien que Riculfo (el
phum, qui primus collectionem cual fue arzobispo de Maguncia des
Pseudo-Isidiorianam vulgavit de el año 787 hasta el de 813 , en
fuisse Archiepiscopum Magun que murió), publicó el primero di
CAN ó NICO. 91
Sae. IX. falsorum monumentorum col el mismo autor bajo el nombre Sig. Ix.
lectio ab ipso auctore sub no de Isidoro Mercador, ó mas bien
mine Isidoris Mercatoris (vel pecador (pues no convienen en
potius Peccatoris, non enim esto los códices MSC), una colec
MSC. codices conveniunt) cion mas difusa de monumentos
confecta est, falsoque, uti eclesiásticos atribuida falsamente,
supra (1) diximus, Isidoro segun arriba (1) dijimos á nues
Hispalensitributa, quam pri tro S. Isidoro, la cual publicó en
mus in Germania vulgavit Alemania Riculfo, arzobispo de
Riculphus maguntinus epis Maguncia. Este código, que com
copus. Hic codex, qui prio prende los cánones de muchos
rum conciliorum canones, et concilios antiguos y las decretales
praesulum romanorum de genuinas de varios pontífices ro
cretales genuinas exhibet, manos, contiene tambien muchos
continet etiam multa utrius monumentos de una y otra clase,
que generis monumenta vel ya ficticios, ya inciertos, ya alte
tinum ab anno DCCLXXXVII cha colcccion, siendo asi que Adria
usque ad annum DCCCXIII, no I (el cual goberné la iglesia desde
quo obiit; et tamen Hadriano I el año 772 hasta el de 785), d sea dos
(qui ab anno DCCLXXII usque años antes que Riculfo fuese consagra
ad annum DCCXCV in Pe
do arzobispo de Maguncia, recibió
tri solio sedit), jam anno de Ingilramno, obispo de Met, una
DCCLXXXV, sive duobus prius coleccion comprensiva de 8o capítu
quam Riculphus Archiepiscopus los sacados, segun aseguran los me
Maguntinus consecraretur, an jores canonistas de las ficciones del
nis oblatum fuisse dicatur ab Pseudo-Isidoro , resulta ser incertí
Ingilrhamno metensi episcopo sima la época de estas dos coleccio
collectionem octoginta capitulis nes, hasta que se descubran códices
ex Isidori mercibus depromptis MSC. mas correctos, á no ser que
constantem, uti à peritissimis digamos que son ambas obras de uu
rei canonicae viris asseritur: mismo autor, y que la coleccion de
incertum atdmodum redditur que hablamos fue añadida por el fal
utriusque collectionis tempus, so Isidoro, ó por algun otro, antes
donec earum MSC. codices cor de que viese la luz pública.
rectiores appareant, misi dica
mus ejusdem auctoris esse "foe
tum, et hanc, de qua nunc lo
quimur, collectionem ab ipso
Pseudo-Isidoro, vel ab alio an
tequam ederetur, additam fuisse.
(1) Propositione XXII. (1) En la proposicion XII.
92 DERECHO
$ae. IX.
conficta, vel dubiae fidei,vel rados, entre los cuales obtienen Sig. IX.
interpolata: interea verò pri el primer lugar las falsas decreta
mum obtinent locum falsae les atribuidas sin fundamento al
decretales summis pontifici guno á los romanos pontífices
bus à Clemente usque ad desde S. Clemente hasta S. Gre
Gregorium M. adscriptae (1). gorio M. (1). Es bien notorio
Collectionem hanc non parum cuanto ha contribuido esta colec
disciplinae ecclesiasticae inno cion á alterar la disciplina ecle
vationi contulisseomnibus pa siástica. Y á la verdad que estan
tet. Etquidem, quum haecapo do estas decretales apócrifas au
crypha decreta vetustissimo torizadas con los nombres de los
rum sanctissimorumque no mas antiguos y santos pontífices
mina prae se ferrent, non po romanos no pudieron menos de
tuieruntinillorum temporum sorprender en aquellos tiempos
calligine non decipere quàm de ignorancia aun á los varones
plures etiam gravissimos vi mas doctos, los cuales creyeron
ros, quibus religiosum visum que hacian un gran servicio á la
est hanc collectionem latius religion con divulgarlas y darlas
producere ac circunferre, bo á conocer en todas partes, pues
na fortassis fide, arbitrabantur juzgaban que habian encontrado
enim rerum sacrarum thesau un tesoro de antigüedades ecle
rum sese reperisse. Inter hos siásticas. Entre estos merecen el
primi recenseri debent Galli primer lugar los obispos de Ale
cani Antistites, qui initio his mania y los de Francia, los cua
decretalibus multò detule les al pronto las tuvieron por le
runt, licet non serò eas res gítimas, bien que los segundos
puere coeperint: ast summis resistieron despues por algun
pontificibus per multum tem tiempo su admision; mas en cuan
poris aut Incognita, aut non to á los sumos pontífices es preci
dum satis probata fuit haec so confesar ó que les fue descono
Mereatoris collectio; quum, cida esta coleccion por mucho
verò sequentes canonum col tiempo, ó que no la autorizaron
lectores, praesertim Gratia espresamente. Pero habiendo los
(1) Ita Devotipar. LXIV, c. V, (1) Asi Devoti en el par. LXIV,
Proleg. tom. I, Instit. Canon. cap. V, Proleg. tomo I, Inst. Can.;
atque in hoc etiam differt haec y este es tambien otro de los carac
pseudo-isidoriana collectio à ve teres en que se distingue la antigua
teri atque germana ecclesiae coleccion de cánones de la iglesia es
Hispanae canonum collectione. pañola de la del falso Isidro.
o ANóNICO. 93

sec. Ix. nus, pseudo-isidiorana fi- siguientes coletores (1) de cáno-siglo IX.
gmenta, quae multis non una nes, en particular Graciano, in- .
de causa displicere non pote- cluido en sus escritos las ficcio
runt tamquam sacrae anti- mes (2) del falso Isidoro, por con
quitatis aliquod venerabile siderarlas como un monumento
scrinium, in suos codices in- recien descubierto y de la mayor
cluserint, tandem in toto Oc- veneracion por su antigüedad,
cidente sensim recepta sunt. llegaron insensiblemente (3)á te
ner autoridad en todo el Occi
dente.
XIX. XIX.

Novis collectionibus mo- En el siglo IX suministraron


numentorum ecclesiastico- materia para formar tambien
rum occasionem praebuerunt nuevas colecciones de monumen
nono saeculo capitularia, si- tos ecclesiásticos los capitulares ó
ve articuli constitutionum et.- artículos de aquellos reglamentos
conventorum, quaeinter pa- ó convenios que entre los cón
ciscentes legum instar sunt. trayentes tienen fuerza de ley.
Mutata tunc occidentalis im- Reunida ya entonces una gran
perii facies reges et ecclesia- parte del imperio occidental en
rum Antistites ita arctissime Carlo M., las circunstancias de
conciliavit, utuma voluntate aquellos tiempos obligaron á este

(1) El primero que incluyó en su coleccion las ficciones de Isidoro


fue Benedicto Levita, de quien pronto hablaremos.
(2) Aunque Lachis en el par. XI del cap. III, sect. vol. II de sus
prenociones canónicas, puso un índice cronológico de todas las epístolas
que el falso Isidoro atribuyó á los sumos pontífices que gobernaron la
iglesia en los primeros siglos; sin embargo, seria mas útil á la juventud
que se imprimiera la coleccion de epístolas pseudo-isidorianas que tiene
la Real academia de la historia en la grada II de su estante, F. n. 3o,
en la J. del 38 (pues son dos los ejemplares) con esta inscripcion:
Epistolarum decretalium quae Romanis Pontificibus tribuuntur perperam,
un tomo en fólio.
(3) crFuera de Francia y Alemania, dice el Dr. D. Joaquin Ibarra en
la sabia censura (MSC. que poseo) que dió de la obra titulada Defensa
de Isidoro Mercator, es tan constante que las decretales pseudo-isido
rianas no tuvieron autoridad en mucho tiempo, que ni los papas mis
mos se sirvieron generalmente de esta coleccion hasta la mitad del si
glo XI, y acaso hasta la del XII.”
94
Sae. IX.
communibusque suffragis et y demas reyes francos á convocar sig. 1x.
imperio et ecclesiae prospice los estados generales, adonde con
rent. Quae in his comitis de currian los magnates (entre los
assensu ordinum condeban cuales se contaban los obispos).
tur, leges, capitularia dice Reunidas alli ambas potestades
bantur ideo, quia per capita establecian de comun acuerdo
digesta. Capitularibus ad res cuanto creian conveniente á la
ecclesiasticas pertinentibus iglesia y al estado; que es lo que
materiam suppeditarunt prae llamamos capitulares, porque
cipue S. Scriptura, canones sus sanciones solian dividirse por
conciliorum, decretalespon capítulos. Los que trataban de las
tificum tam genuinae, quam materias eclesiásticas se tomaron
suposititiae, et dicta SS. Pa principalmente de la Sagrada Es
trum. Colligendis capitulari critura, de los cánones de los con
bus primus manum admovit cilios, de las decretales pontifi
anno DCCCXXVII Ansegis cias asi genuinas como supositi
sus Abbas Fontanellensis, ea cias, y de los dichos de los santos
que in quatuor libros di padres. Ansegiso, abad del monas
gessit ex definitionibus Caro terio de Fontaineblau, fue el pri
li M. et Ludovici Pii. Tres mero que trató de reunir los ca
alios libros inde adiecit Bene pitulares en una coleccion, que
dictus Levita circa annum publicó en el año 827 dividida
DCCCXLV. Ex duobus opu en cuatro libros, que contenian
sculis unum coaluit in se
los decretos de Cárlo M. y de
ptem libros tributum, cui Luis el Piadoso. Benito Levita
postea additiones factae sunt. añadió despues, en el año 845,
Haec capitularia, quae vim otros tres libros. De ambas colec
nomo-canonis obtinebant, et ciones se formó posteriormente
non solum in conciliis, sed una dividida en siete libros, y á
etiamà pontificibus inveniun la cual se han hecho varias adi
tur probata, suis glossis ac ciones. Estos capitulares, que se
multis additionibus illustravit
pueden considerar como nomo
atque edidit vir eruditissi cánones segun la autoridad que
mus Stephanus Baluzius an obtuvieron, y se hallan aproba
no MDCLXXVII. " dos no solamente por los conci
lios, sino tambien por los pontí
fices, fueron ilustrados con esce
lentes glosas, y publicados con
muchas adiciones por el erudití
CAN ó NICO. 95
Saec. IX.
simo Esteban Balucio en el año Siglo IX.
de 1677.
XX. XX.

Para observar en cuanto sea


Utigitur, quoadfierit pos
sit, temporum rationem se posible el orden cronológico que
quamur, dicendum nobis su nos hemos propuesto, tenemos
perest (1) apud latinos quo precision de advertir (1) que des
que.inveniriusque ad saecu de la mitad del siglo IX se for
li IX medietatem libros poe maron tambien en la iglesia lati
nitentiales diversis tempori na, aunque en diversos tiempos,
bus confectos, quorum prae varios libros penitenciales, de los
cipui sunt Theodori cantua cuales los mas célebres son el de
riensis, venerabilis Bedae, Teodoro de Cantorberi, el del
anonymiduo, Halitgari, Ra venerable Beda, dos anónimos,
bani Mauri, romanum, qui el de Halitgario, el de Rábano
bus nihil est, cur diutius im Mauro, y el Romano, sobre lo
IIOren U1 ", cual no hay para que detener
IOS HOlaS.

(1) Superiores, de quibus (1) Las colecciones de que hemos


hucusque egimus, collectiones tratado hasta aqui han servido de
sunt veluti norma, ad cujus for modelo para formar las siguientes, de
mam posteriores compositae suerte que no se encuentra en estas
sunt, ut propterea in eis nihil cosa alguna digna de notarse, sino el
propemodum novi amplius oc diverso método con que se ordena
currat, sed ad praecedentium ron, el ser ya íntegras, ya compen
collectionem similitudinem, alio diosas, y el contener ademas cada
tamen ordine dispositae, mo una los decretos pontificios y los con
dò brevius, modô fusius ex ciliares que corresponden al tiempo
hibeantur, iis exceptis Pontifi del colector. Tales son las colecciones
cum, aut conciliorum decretis, de Reginon, de Burcardo y de Ivon,
quae uniuscujusque collectoris de las cuales pronto hablaremos;
aetati respondent. Hujusmodi pues asi como Reginon se sirvió para
sunt Reginonis, Burchardi, et formar su coleccion de las de Dionisio
Ivonis collectiones, de quibus Exiquo é Isidoro Mercator, del mis
loquuturi sumus, quemadmo mo modo Burcardo se sirvió de Re
dum enim Regino à Dionisio ginon y de Bucardo Ivon Cartonense.
Exiquo et Isidoro Mercatore, ita
Burchardus à Reginone, et à
Burchardo Ivo Carnotensis acce
perunt.
96 DERECHO
Saec. X. XXI. XXI. Siglo X.

Nobis ad collectiones re Volviendo á continuar las co


deuntibus inter Occidentis lecciones, entre los colectores de
collectores, qui ordinem ma Occidente que siguieron el ór
teriarum amplexi sunt, pri de materias parece que obtiene
mum locum habere videtur el primer lugar Reginon, abad
Regino Abbas Prumiensis in del monasterio Prumiense en la
dioecesi Treverensi, qui ju diócesi de Tréveris, quien por
bente Rathbodo ejus Archi mandato de su arzobispo Rathbo
episcopo novum codicem la do compuso á fines del siglo IX,
bente saeculo IX, vel ineum óá principios del X, un nuevo
te X digessit sub titulo de ec código de cánones que tituló de
clesiasticis disciplinis in duos ecclesiasticis disciplinis, dividido
libros divissum, quorum pri en dos libros, de los cuales el
mus de rebus, et personis ec primero trata de las eosas y de
clesiasticis, alter de vita et las persanas eclesiásticas, y el
conversatione laicorum agit. segundo de la vida y de las cos
In uniuscujusque libri fron tumbres de los legos. Cada libro
te poniturinquisitio, sive for principia por una inquisicion ó
mula inquisitionis, juxta prontuario, segun el cual debian
quam episcopl interrogare los obispos informarse de la con
debebant de vita et conversa ducta de unas y otras personas.
tione clericorum et laicorum; A continuacion del prontuario
his generalibus inquisitioni pone Reginon en ambos libros
bus subjicit canones concilio los documentos que comprueban
rum, genuinas pontificum su contenido, sacados de los cáno
decretales (putidis enim Isi nes de los concilios, de las de
dori mercibus rarò utitur) cretales genuinas de los romanos
dicta SS. Patrum, capitularia pontificias (pues en cuanto á las
Regum Francorum, Alaricia ficticias de Isidoro rara vez usa
ni Brevari leges, vel potius de ellas), de los dichos de los san
earum interpretationes à tos padres, de los capitulares de
Goiarico comite confectas, ad los reyes de Francia, y última
fulcienda probandaque capi mente, de las leyes del breviario
ta, quae ín utraque inquisi alariciano, ó por mejor decir, de
t1One COIntIIlentUlr. sus interpretaciones hechas por el
conde Goyarico.
GAN óN 1 Co. 97
Sae. XI. XXII. Sig. XI.
XXII.y
-
Saeculi XI initio Burchar Hácia el año de 1o vo, Burcardo,
dus monachus primum lob monge del monasterio lobiense,
biensis coenobii , deinde y despues obispo de la ciudad de
Wormatiae urbis episcopus Wormes, compuso para uso de
ad suae dioecesis usum; col su diócesis, ayudándole su abad
laborante Oliberto abbate suo, Olberto, una coleccion de cáno
novum canonum elucubra nes que ofreció á Brunicon, pre
vit codicem, quem Bruni lado á la sazon de su iglesia, para
choni suae ecclesiae praeposi uso del clero. En la epístola de
to commendavit, utinde cle dicatoria refiere Burcardo la cau
ricis omnibus pateret. Fassus sa qme le movió á escribir esta
estin id se incubuisse, quia obra; es á saber, la grande confu
noverat codices camomum un sion que habia advertido en los
dique esse confussos. Opus in códigos de cánones. Dividió Bur
viginti libros divissit, unicui cardo su coleccion en veinte li
que suam materiam, ac sin bros, en cada uno de los cuales
gulorum indicem et summam trata distinta , materia, haciendo
praemissit. Laudanda certè que preceda un índice ó estracto
Burchardi prudentia in dis de ella. Es digna de elogio la dis
cernendis et separandis re crecion de Burcardo en la sepa
bus: at simul dolendum eum racion y distribucion de los asun
pro saeculi obscuritate nul tos, pero tambien es sensible que
lum habuisse scriptorum de segun la ignorancia de aquellos
lectum: sed ferme omnia ex tiempos hubiese carecido de críti
Isidoro et Reginone haussisse. ca para conocer los autores, y no
sacar, como lo hizo, casi cuanto
escribió de Isidoro y de Reginon.
XXIII. XXIII.

Ab hujus saeculi medietate Desde la mitad de este siglo


prodierunt aliquae canonum en adelante salieron á luz varias
collectiones, à quarum re colecciones de cánones, y de cu
censione abstinendum dux yo exámen hemos pensado abste
mus; vel quia incertae, vel nernos, ya porque son inciertas
quia in obscuro jacent, velu ó desconocidas, como por ejem
tiea, quae Policarpi nomi plo, la que lleva el nombre de
I3
98 DERECHo
Sae. XI.
ne jubente domino Didaco, Policarpo, hecha á mitad del si- sig. XI.
seu Jacobo Gelmirez eccle glo XII por Gregorio, presbítero
siae Compostellanae archiepis ó diácono cardenal (1) de la igle
copo à Gregorio ejusdem sia de Santiago, á instancia de su
presbytero, vel diacomo car arzobispo don Diego, ó Jacobo
dinali (1) circa medium sae Gelmirez, la que se atribuye á
culi XII confecta fuit; et ea, Algero, escolástico de Lieja y
quae Algero scholastico leo despues monge de Cluni, casi de
diensi, postea cluniacensi la misma época. Ya porque de
monacho, ejusdem ferme
ben su origen á las ruidosas dis
aetatis tribuitur. Vel quia putas que hubo entre ambas po
gravissimis tantum inter testades acerca de las investidu
utramgue potestatem de in ras, como la que se atribuye á
vestituris contentionibus Anselmo de Luca ó á Hildeberto
suam debuerunt originem; del Maine (á no ser que sean dos
sicuti ea, quae,Anselmo lu diversas); otra que se cree haber
censi, vel Hildeberto ceno publicado Gregorio VII bajo el
manensi (misiforte sint duae nombre de Dictado, y las dos
diversae) adscribitur; altera, obras del cardenal Deusdedit, de
quae Gregorio VII sub nomi las cuales la una se llama libro de
ne" dictatus tribuitur; bina los cánones,y la otra son cuatro
eque opera cardinalis Deus libros que tratan de materias
dedit, quorum aliud liber eclesiásticas.Ya finalmente por
canonum, aliud de rebus ec que son obras poco importantes;
clesiasticis libri quatuortitu y asi trataremos de solas las co
hum, habent. Wel denique leciones tarraconense y zarago
quia parvi momenti existi zana, porque pertenecen á la
(1) In Gregori M. epistolis (1) En las cartas de S. Gregorio
frequens fit mentio cardinalium el Grande se hace frecuentemente
extra ecclesiam romanam. Adhuc. mencion de cardenales ademas de los
in Hispania manent hitituli in de la iglesia romana; en España que
ecclesia compostellana ob hono dan todavía estos títulos de cardena
rem sacris ossibus B. Jacobi les en la iglesia de Compostela, por
Apostoli; et in Auriensi, ubi el honor debido al cuerpo de Santia
primum fides orthodoxa à suevo go apostol, y en la de Orense, don
rum principibus gentis gratula de se proclamó primeramente la fe
tione conclamata est. Badoya in católica por los príncipes suevos con
oratione de electionibus ad eccle el contento de todo el pueblo.
siae munia solemni petitionum
ritu peragendis.
CANóNICO.
Sae.XI, mantur. Trium igitur dum iglesia española, y del Policarpo, Sig XI.
taxat tarracOnenSIS et Caesa porque es obra hecha por un es
raugustanae, quia adhispa pañol.
nicam ecclesiam pertinent,
ac Polycarpi, quia ab hispa
" , , ,,
no confecta, mentionem fa-
ciemus.
XXIV.
XXIV.
Ut denique hispanarum Para acabar de tratar de las co
collectionum disquisitionifi lecciones de cánones españolas á
nem imponamus, exeunte (1) fines del siglo XI (1) se formaron
saeculo XI duae aliae ejus dos casi coetáneas y todavía iné
dem ferme temporis, ex di ditas. Son dos códices MSC. ha
versis MSC. in Populeti Bi llados el mino en la biblioteca del
bliotheca, et caesaraugustani monasterio de Poblet, y el otro
Cartusianorum coenobii scri en el archivo del de los cartujos
nio inventae sunt, et ad An de Zaragoza. Y habiendo llegado
toni Augustini manus perve á manos del ilustrísimo D. Anto
merunt, qui aliam collectio nio Agustin dichas dos coleccio
nem tarraconensem, aliam nes, llamó á la primera tarraco
caesaraugustanam appellavit. nense y á la segunda zaragoza
Utraeque multorum conci na, por ser desconocidos sus au
liorum pontificum decreta tores. Ambas contienen muchos
comprehendit; at secunda, concilios y decretales pontificias;
quae in quindecim libros di pero la segunda, que está divi
visa est, continet etiam , tes dida en 15 libros, añade tambien
timonia patrum. " los testimonios de los padres.
XXV. XXV.

Eodem saeculo exeunte A fines de este siglo óá prin


vel sequente ineunte Ivo Car cipios del siguiente se cree que
notensis episcopus auctor que Ivon, obispo de Chatres,
fuisse dicitur duplicis colle compuso dos colecciones de cá

(1) Annis scilicet MLXXXV (1) La 1º llamada tarraconense es


et MXCIX.
del año 1o85, y la 2 cesaraugusta
na del de 1o.99. . " ,
IOO IDERECHO.
Sae. XII.
ctionis, quarum alia sub no nones con el nombre de Pano-Sig. XII.
mine Pannomiae, vel Par mia ó Panonnia, voz griega que
nomiae, aliam Excerptiones significa cúmulo de reglas ecle
ecclesiasticarum regularum, siásticas, y otra con el de estrac
inscripsit, licet hodie Decre tos de los mismos, bien que esta
tum per abusum vocetur. hoy por abuso se llama decreto.
Utriusque eadem praefatio. Ambas tienen un mismo prefacio.
Pannomia decreto longe bre La Panonnia es mas sucinta que
vior. Facile est conjicere illam el decreto. Es probable que Ivon
ab Ivóne prius fuisse elabo hubiese eompuesto aquella antes
ratam, posteaque ampliorem que este, y que despues le au
redditam et subsecundo ti mentó publicó
y bajo del segun
tulo evulgatam. Dividitur
do título. Divídese la obra en 17
universum opus in XVII par partes subdivididas en capítulos,
tes, quae diversb aliquatenus los cuales, aunque con un orden
ordini viginti Burebardi li algo diverso, corresponden á los
bris respondent Hocopus 2 o libros de Burchardo. En una
eisdem, quibus Reginonis, y otra coleccion reune Ivon cá
ac Burchardi collectiones nones de concilios, decretales.
mendis et erroribus scatet. pontificias y constituciones de
príncipes. Poro contienen am
bas los mismos errores y defectos
que las de Reginon y de Bur
cardo.
XXVI. XXVI.

Circa annum MCXLI pro Hácia el año 1141 se publicó


dit sub nomine Policarpi con el nombre de Policarpo una
quaedam canonum collectio coleccion de cánones hecha por
à Gregorio presbytero hispa un presbítero español, llamado
no jussu Archiepiscopi Com Gregorio, de orden del arzobis
postellani» (quitunç temporis po de Santiago (éralo á la sazon
erat. Didacus Gelmirez) con D. Diego Gelmirez). Fue sacada
feetae, quaeque exprisco ec esta coleccion de un antiguo có
clesiae romanae codice fere digo de la iglesia romana. Añadió
decerpta videtur, paucis ad tambien Gregorio algunos COnC1

ditis exS. Martini Bracharen lios tomados de la coleccion de


sis, el hispanis eiusdem fer S, Martin de Braga, de otros con
me temporis concilis, atque cilios españoles casi coetáneos, y
cANóNICO. I OT

sae.XII. sententis aliquot patrum. de los dichos de los santos padres. Sig. XII
Hoc opus in octo libros, hi Esta obra dividida en ocho li
que in titulos divisum non bros, y estos en títulos, aun no
dum typis mandatum est. ha visto la luz pública.
XXVII. XXVII.

Densissimae ignorantiae te Las densísimas tinieblas de la


nebrae, quibus disciplinae, ignorancia en que estaban envuel
bonaeque artes erant involu tas las ciencias y las bellas artes
tae mediis illis saeculis, de en los siglos medios, de que arri
quibus supra dictum est, di
ba hablamos, empezaron á disi
lui tandem coeperant XII parse desde el siglo XII, en que
saeculo à viris, qui scientia dedicados algunosvarones al estu
rum studis delectati, sibi dio de las ciencias abrieron con
melioremad doctrinarum cul sus escritos á los demas el camino
tum viam parabant, Monachi para cultivarlas, con especialidad
in primis, quos à mundo re los monges, á quienessu retiro del
cessus colendis litteris redde mundo daba mayor proporcion
bat aptiores omnibus scientiis, para adelantar en las ciencias, se
ac praecpue sacris, operam dediearon á todas, particularmen
navarumit. Inter hos Gratianus te á las sagradas. Entre estos Gra
Clusii in Etruria natus, Bo ciano, natural de Clusi. pueblo de
nomiae educatus, ibidemue la Toscana, educado en Bolonia,
ordinem S. Benedicti profes donde profesó la orden de S. Be
sus, opus gravissimum susce nito, emprendió una obra difi
pit; evolutis namue eccle cultosísima, pues habiendo leido
siasticorum codicibus, maxi varias colecciones de cánones, es
me recentioribus, Isidori sci pecialmente las mas recientes, co
licet, Burchardi, et Ivonis mo las de Isidoro, Burcardo é
pluribus etiam conquisitis mo Ivon, y buscando con la mayor
numentis, quae inter monas diligencia muchos monumentos
terii pluteos erant sparsa , èa que estaban como sepultados en
omnia novo digessit ordine, el archivo del monasterio, los dis
singulaque opportunius, ut si tribuyó todos con nuevo método,
bi videbatur, dispossuit, quod colocando cada uno en el lugar
opus circa annum MCXXVII que le pareció mas á propósito, y
inchoatum, tandem anno formó de ellos una obra que em
MCLI sub titulo Concordiae pezada en el año de 1127 y conclui
D RE ECHIO
S. XII. discordantium canonum in da en el de 1151 la publicó con sig. XII.
lucem emissit. el título Concordia de los cáno
nes discordantes, y que por abu
so se llama decreto como la co
leccion de Ivon.

XXVIII. XXVIII.

Quum Gratianus non tam No habiendo sido precisamen


novam canonum collectionem te el fin de Graciano formar una
conflare, quam amplissimum nueva coleccion de canónes, sino
quemdam ecclesiasticarum remas bien escribir segun el meto
rum tractatum scholastica me do escolástico un tratado vastísi
thodo elaborare sibi propo mo de las materias eclesiásticas,
suerit, eum in tres praecipuas le dividió en tres partes princi
partes divisit, quarum unam pales, de las cuales destinó la pri
personis, alteram judicis, mera á tratar de las personas, la
tertiam rebus ecclesiasticis ad
segunda de los juicios, y la terce
dixit, ad certas propositas ra de las cosas eclesiásticas, redu
materias et quaestiones cano ciendo á ciertos asuntos y cues
tiones cuantos cánones y demas
nes, aliaque veterum recen
tiorumque fragmenta coge monumentos antiguos y moder
rendo, èaque, quae inter se nos, y procurando conciliar con
pugnare videbantur, adiectis sus observaciones aquellos que
propris observationibus, in parecian entre sí contrarios. De
concordiam revocare studen estas tres partes la primera com
do. Ex his tribus partibus prende 1 o 1 distinciones (1), que
prima centum et unam Dis vienen á ser otros tantos capítu
tintiones complectitur, quae los ó secciones, en las cuales tra
totidem sunt capita, quibus ta de distintas materias, y des
materiam distinctam propo pues de poner en su comproba
mit, et subjectis conciliorum, cion varios decretos conciliares y
atque pontificum decretis, vel las decretales pontificias ósenten
(1) Dióseles este nombre porque en efecto la mayor parte de las
concordias que hace aqui Graciano de los cánones consiste en distinguir
sus sentencias de diversos modos. Como desde la distincion XXI en ade
lante se trata solo de las ordenaciones de las personas eclesiásticas, he
aqui por que el mismo Graciano y algunos otros llamaron á estas LXXXI
distinciones el Tratado de los ordenados.
CANóNICo. 1o3
Sae.XI. Patrum sententis conclusio- cias de los padres, deduce las con- sig. XII.
nes subjungit. secuencias.

XXIX. XXIX.

Secunda hujus operis pars La segunda parte de esta obra


continet triginta et sex cau contiene 36 causas, en cada una
sas quarum singulae suas de las cuales propone Graciano
exhibent quaestiones, sub varias hipótesis, y examina dife

quaestionibus plures suntca rentes cuestiones alegando mu


nones, qui in utramue par chos cánones por la afirmativa
tem allegantur, et suam por la negativa, y dando al fin
deinde sententiam depromit su parecer.Ciertamente, esta se
auctor. Et quidem haec pars gunda parte está mas oscura y
multò obscurior et perple confusa que la anterior, y casi
xior quàm praecedens, nec siempre carece de método, pues
plerumque ratio ordinis ser se interpolan muchísimos asuntos
vata, plurima enim intermis enteramente inconexos, y con el
centur, et levissima quadam mas leve pretesto se pasa á tratar
occasione abreptà, distincta de otra materia absolutamente
prorsus materia agitur. In distinta. Prueba evidentísima de
concinnae hujus methodi du esta falta de método son entre
plex exstat evidentissimum otras que pudieran darse, prime
argumentum, Primum tra ramentè el tratado de matrimo
etatus de nuptiis, qui ine nio, incluido sin fundamento al
ptissime apponitur in causa guno en la causa XXVII, siendo
XXVII, postquam in prae asi que acababa de tratar en las
cedentibus de iudiciis et cri anteriores de los juicios y de los
minibus actum erat. Secun crímines. En segundo lugar el tra
dò tractatus de poenitenta, tado de la penitencia, inserto
qui in medio causae XXXIII inoportunamente entre la cues
inter quaestionem III et IV tion III y IV de la causa XXIII,
insèritur, et à recentioribus y dividido por los editores mas
Gratianei codicis editoribus modernos del decreto en siete dis
in septem distinctiones tri tinciones.
buitur.
XXX. XXX.

Tertia pars de consecratio La tercera parte del decreto se


IO DEREOIIO
s. XII. me inscriptionen habet, quia titula de consecratione por tra-Sig. XII.
in ea de rebus sacris sermo tarse en ella de las cosas sagradas,
est, quae in quinque Distin y está dividida en cinco distin
ctiones dividitur, in quibus ciones, en las cuales se trata sin
nullo quoque ordine pene observar método alguno de la
servato de Ecclesiarum con consagracion de las iglesias, de
secratione, de missarum so la celebracion de la Misa, de los
lemnis, de sacramentis, ma sacramentos especialmente de la
xime de eucharistia, confir eucaristía, de la confirmacion y
matione, et baptismo loqui del bautismo; y aun hay otros
tuI”. puntos enteramente distintos de
aquellos.
" XXXI. XXXI.

Conflata est haec Collectio Suministraron materia para es


ex S.Scripturae locis, ex ge ta coleccion la Sagrada Escritura,
neralium, ac particularium los cánones de los concilios gene
synodorum decretis ex sum rales y los de los particulares, las
morum Pontificum decreta decretales pontificias así genui
libus tàm genuinis, quan nas como supositicias, los escri
suppòsitis ex operibus P tos de los santos padres, especial
trum; màxime verò Hieroni mente san Gerónimo, san Agus
mi, Augustini, Gregori, et tin, san Gregorio M. y san Isi
Isidori Hispalensis, ex scrip doro de Sevilla, los escritores
toribus ecclesiasticis, ex juris eclesiásticos, el cuerpo del dere
civilis romanorum libris, co cho civil, el código Teodosiano,
dicis Theodosiani praesertim, los capitulares de los reyes de
ex capitularibus regum fran Francia, y los rescriptos de al
corum, et rescriptis aliquot gunos emperadores, todo lo cual
imperatorum, ac denique ex corre bajo el solo nombre de cá
ipsius Gratiani observationi nones, y últimamente las obser
bus, quibus casus, aut quaes vaciones del mismo Graciano, en
tionis positionem, vel suam las cuales declara el estado de la
circa quaestionem propositam cuestion de que trata, ó su pa
exprimit sententiam. Sed et recer acerca de ella. Hay tam
sunt canones aliqui, quibus bien algunos cánones que llevan
haec vox Palea superscribi el sobrenombre de Palea, so
tur, de cujus vocis significa bre cuya significacion varian
tione non idem omnibus. Pro los canonistas. La opinion mas
CANóNICO. 1o5

sae:XII. babilius videtur canones hac probable es que los cánones que Sigl
voce insignitos esse quasdam, tienen esta inscripcion son ciertas
additiones non una manu, adiciones hechas á la coleccion de
neque uno tempore factas ad Graciano por agena mano y en
Gratiani decretum, quae in diversos tiempos, las cuales ha
margine primum adscriptae, biendo sido primero puestas al
postea scriptorum ignorantia, margen, despues se introdujeron
vel librariorum incuria in por ignorancia ó descuido de los
textum irrepserunt. impresores.

XXXII. XXXII.

Non solüm summa confu Cuan confusa sea la obra de


sione laborare Gratiani opus, Graciano, y cuan llena de equi
sed insuper infinitis prope vocaciones y de errores salió á
modum mendis et erratis re luz á todos es notorio. Porque
fertum à Gratiano fuisse evul Graciano, poco instruido en las
gatmm omnibus patet. Nam, antigüedades, nunea consultó las
quum Gratianus antiquitatum fuentes del derecho, sino los ar
non satisgmarus, atque omis royos ya viciados, ó sean las re
sis fontibus rivos sectatus, plè cientes colecciones de Isidoro,
raque exputidis Isidori, Bur Burcardo, Ivon y otros, con los
chardi, Ivonis, aliorumque cuales enriqueció su Decreto. De
collectionibus in suum opus aqui provino que pusiese muchas
transcripsisset, factum est ut veces por verdaderos monumen
saepe saepius falsa pro veris tos los falsos; que diese asenso á las
usurpet, fidem falsis decreta falsas decretales; que confundiese
libus adjungat, cujusdam con los cánones de un concilio con los
cilii canones cum alterius sy de otro, las sentencias de los pa
nodi canonibus; nec non Pa dres con las decretales pontificias:
trum sententias cum pontifi y al contrario; que alterase los
cum romanorum decretis, aut nombres de los autores, y les atri
è contra confundat; auctorum buyese opiniones que nunca tu
nomina corrumpat, isque sen vieron; en una palabra, tuvo la
tentiam affingat, quam num desgracia de copiar todos los de
quam in animo conceperunt; fectos de los otros, y no enmendar
uno verbo alia omnia aliorum los suyos propios en las cosas que
errata adoptavit praeter ea, algunos de ellos acertaron. Jún
quae ipse addidit. His omni tense á esto las equivocaciones y
I4
1 O6
Sae. XII. bus accedunt menda et erro los errores que necesariamente Sig. XII.
res, quae ex amanuensium habia de producir en las copias
imperitia, et oscitantia, non del Decreto la ignorancia y la ne
numquam ex audacia et prae gligencia, y no pocas veces la au
sumptione; quin et ex CraS dacia y presuncion de los co
sa admodum illorum tem piantes, y en el original la crasa
porum ignorantia, ex eccle ignorancia de aquellos tiempos,
siasticae disciplinae relaxatio la relajacion de la disciplina ecle
ne, et ex frequentibus inter siástica, y las disputas tan fre
utram potestatem controver cuentes entre ambas potestades.
sis ortum habuere.

XXXIII. XXXIII.

Tot licet erroribus scatens A pesar de estar tan llena de


Gratiani concordia, posthabi errores la concordia de Graciano
tis aliis canonum collectioni logró al instante una general acep
bus tam in scholis, quàm in tacion asi en las escuelas eomo en
foro recepta fuit. Placuit Gra los tribunales, con preferencia á
tianus propter scholàsticam las colecciones anteriores, lo cual
un utramgue partem tra debe atribuirse primeramente al
etandi methodum, quae ea método escolástico, que conforme
aetate usurpabatur, et pro al gusto de aquellos siglos observó
pter addita ratiocinia, quibus Graciano en tratar las materias
discordantes canones concor controvirtiéndolas, y añadiendo á
dare videbatur; accedit, et continuacion los raciocinios, con
ipsa Decreti materia, et Aca que parecia que conciliaba los cá
demiae bononiensis, qua pri nones entre sí contrarios, cuando
müm praelegi coepit, tum en realidad hizo inconciliables los
temporis nomen, ad quam que entre sí concordaban. Segun
quum ūndique juris studiosi do; las materias mismas de que
magno numero confluerent, trata el Decreto, y el gran núme
illius fama in omnem occi de jóvenes, que concurria de to
dentem permeavit. das partes con motivo del estudio
del derecho civil á la universidad
de Bolonia, entonces tan célebre,
y en donde se empezó á esplicar
dicha concordia, estendió su fa
ma por todo el occidente.
CAN óNICO. 1o7
XXXIV, Sig. XII.
Sae, XII. XXXIV.

Indignum visum fuit ut Pero pareciendo mal que una


ubique receptissimum opus obra que habia obtenido tanta
tot apocryphis ac vitis labo aceptacion, estuviese tan llena
raret, quapropter non de de monumentos apócrifos y de
fuerunt viri, qui de eo in errores, se dedicaron varios su
meliorem ordinem redigen getos á espurgarla de ellos y re
do, atque ab omni falsitate ducirla á mejor método, espe
purgando sedulò cogitarent. cialmente Antonio Demóchares,
In primis Antonius Demo teólogo parisiense, y el juriscon
chares parisiensis theologus, sulto Antonio Concio, los cuales
et Antonius Contius juriscon distinguieron por orden numé
sultus, qui canones omnes rico todos los cánones, á fin de
per numeros distinxerunt,ut que se pudiesen hallar mas fácil
facilius inveniri possent, plu mente. Advirtiendo despues esto
resque notas et emendationes mismo los romanospontífices co
addiderunt. Postea id ani misionaron á algunos sabios para
madvertentes romani ponti que corrigiesen el Decreto; por
fices selectis quibusdam viris, lo cual se denominan los cor
qui romani correctores di rectores romanos, quienes inme
cuntur, Decreti castigatio diatamente pusieron manos á la
nem commisserunt; quod obra, la cual, empezada en el
opus sub Pio IV susceptum, pontificado de Pio IV, y conti
sub Pio V continuatum, tan nuada en el de san Pio V, se ter
dem sub Gregorio XIII abso minó bajo de Gregorio XIII; pe
lutum fuit; at haec emen ro esta correccion no (1) fue por

(1) En primer lugar hubieran deseado que no se hubiesen alterado


las antiguas ediciones de Graciano sin añadir alguna advertencia sobre
ello, ólo que era mejor que se notasen solo al margen las variantes, y
quedase á arbitrio del lector el elegir la mejor. Lo segundo, tampoco
estan contentos con la libertad que se tomaron de mudar las inscripcio
nes de los cánones, aun cuando fuesen constantes en todas las ediciones
y MSC., porque asi se atribuyen áGraciano cosas sobre que nunca pen
só, y puede decirse que no tenemos la obra de este, sino la de los correc
tores, Dicho defecto es tanto mas notable, cuanto que algunas veces es
cierta la inscripcion de Graciano y falsa la de sus correctores, como
observa Van-Espen en el par, IX de su disertacion. Lo tercero, reprue
ban que se haya alterado el mismo texto, añadiendo ó quitando algu
1o3 DERECHO
Sae. XII. datio multis de causis non varias causas del agrado de los Sig XII,
omnino arrisit. Eodem fer eruditos. Casi al mismo tiempo
me tempore , quo romani que se trabajaba en Roma dicha
correctores Gratianum emen correccion , dedicaba al mismo
dabant, eidem operi curam objeto sus desvelos el inmortal
impendebat laudatissimus An don Antonio Agustin, dignísimo
tonius Augustinus archiepis arzobispo de Tarragona, y honor
copus tarraconensis, qui dia de nuestra España. Recogió pues
logos de emendatione Gra sus observaciones en dos libros,
tiani duobus libris compren que dividió en diálogos, juntan
hensos composuit: sed et alii do asi lo agradable á lo útil. Y
non pauci scriptores operam habiendo visto la correccion ro
decreto emendando dede mana, cuando ya tenia finalizada
runt; et tamen multa emen la suya, hizo nuevas observacio
danda supersunt. nes que colocó al fin de cada diá
logo, enmendando en ellas varias
equivocaciones en que cayeron
aquellos sabios, y aprovechán
dose de las noticias de estos para
reformar las suyas. La misma em
presa formaron otros muchos (1)
escritores de la ciencia canónica,
y sin embargo resta todavía mu
eho que enmendar.
XXXV. XXXV.

Quoad decreti autoritatem En cuanto á la autoridad del


indubitatum est id, utpote decreto esindubitable que como
à privato auetore confectum , obra de un particular considera
crigine sua vim juris cano da en sí sola no tiene fuerza de
nici non habere. Neque ex derecho canónico. Ni de que el
nas veces sin advertirlo al lector, lo cual impide que se sepa de cierto
lo que dijo Graciano, y se puedan evacuar las citas hechas por escrito
res anteriores á dieha correccion, como sucede entre otros con los diá
logos de sobre
discurso don Antonio Agustin.
las colecciones Arnao,
griegas parte III, pags. 53 y 54 t. 2º,
y latinas.
(1) Como Baluzio, Piteo, Van-Espen, Berardi, Diómedes Brava,
Bohemero y otros.
CANóNICO. 1o9
sae.XII. eö quðd Eugenius III per papa Eugenio III hubiese permi-SigxIl
misseritut Gratiani collectio tido que “se leyese y esplicase en
publice legi et explicari pos las escuelas la concordia de Gra
sit, et Gregorius XIII post ciano,” y Gregorio XIII aproban
romanam correctionem pro do la correccion romana prohibi
hibuerit “quominus quis huic do “que ninguno se atreviese d
operi publica auctoritate, si innovar ó alterar cosa alguna en
ne cura romani pontificis dicha obra, como espurgada y
purgato atque correcto, quid corregida por autoridad pública,
quam addere, aut detrahe ósea por el cuidado del roma
re auderet,” deducendum est no pontífice:” puede inferirse
ab his pontificibus aliquam segun reglas de lógica que estos
ei fuisse auctoritatem tribu pontífices autorizaron la concor
tam adeo, ut monumenta à dia como código legal, de modo
Gratiano relata eam habere que es un principio sentado por
vim tàm intra, quàm extra todos los canonistas, “que ningun
decretum, una siteruditorum monumento de cualquiera espe
sententia. Quðd, si ex usu ei cie que sea tiene por haber sido
aliquid roborisaccesserit, plus incluido en el decreto mayor au
dolendum, quum hoc ipsum toridad quela que tenia antes fuera
ecclesiasticae disciplinae exi ede él.” Y si por el uso ha adquirido
tiale vulnus inflixerit. alguna autoridad es sensible á
causa de la relajacion que ha pro
\lucido en la disciplina eclesiástica.

XXXVI. XXXVI.

Post editum Gratiani de Despues de publicado el decre


cretum, quum non solium to de Graciano, como no sola
multa ex veterum concilio mente se hechasen en él de menos
rum canonibus, patrumque muchos cánones de los antiguos
sententis ab eo deficerent, concilios y sentencias de padres,
sed etiam conciliorum natio sino tambien fuese decayendo
malium, et provincialium oc mas y mas cada dia de resultas de
cisa multüm falsis decretali las falsas decretales incluidas en
bus auctoritate, quàm plures dicho decreto la autoridad de los
in dies prodissent pontifi concilios nacionales y de los pro
CUITO COllStltut1OITeS Cl "Cal OIl vinciales, al mismo tiempo que se
nia fere negotia tam ecclesias aumentaban en gran número las
I IO

Sae. xII.tica, quäm civilia, prout constituciones pontificias á causa Sig. XII.
illorum temporum ferebat de haberse hecho costumbre en
conditio, non defuerunt vi
aquellos tiempos de ignorancia y
ri, qui illius aetatis antisti de corrupcion consultar á los su
tum romanorum decretalibus
mos pontífices tanto sobre ma
in unum colligendis operam terias meramente civiles como
navarent. Duae igitur colle sobre las eclesiásticas, no faltaron
ctiones (1) ab incertis aucto quienes se dedicasen á formar co
ribus confectae prodierunt lecciones de dichas decretales,
diversis annis: sed has duas
añadiendo á ellas algunas de los
offudit altera(de qua postea) antiguos pontífices y cánones de
à Bernardo circa elaborata,
los concilios omitidos por Gracia
quae ideo prima vulgo ha no. Se formaron pues en diversos
betur,
años, ósea hácia el de 1187 y el
de 1191 dos colecciones hechas
por autores anónimos; pero á
ambas sepultó en el olvido al mis
mo tiempo BernardoCirca; y por
lo cual los mas antiguos intérpre
tes del derecho canónico cuentan
á esta por la primera, de la cual
hablaremos despues.
XXXVII. XXXVII.

Bernardus itaque Circa De hecho Bernardo Circa, pre


primum papiensis praeposi pósito de Pavía y despnes obispo
tus, poste faventinus episcode Faenza, publicó hácia el año
pus, estravagantium, hoc est119o un brevario ó suplemento
decretorum, quae extra Gra de estravagantes, esto es, una co
tiani decretum vagabantur, leccion de cuantos decretos vaga
circa annum MCXC evulga ban fuera del de Gratiano. Reco
vit. Praeter antiqua monu gió Bernardo en su obra ade
menta, quae Gratiani dili mas de las constituciones que se
gentiam effugerant, continet habian ocultado á la diligencia
haec collectio Alexandri III, del monge boloñés, las de los pa
(1) Duas etiam Alexandri III collectiones post Bohemerum memo
ra Philippus Hedderichius, Elem. jur. canon. part. I,tit. VII,par. 92.
CAN ó NICO. II

sex . Luci III , Urbani III, Cle- pas Alejandro III, Lucio III, Ur-Sig. XII.
mentis III decreta, canones bano III, Clemente III y los cá
que IIIlateranensis concilii. nones del concilio lateranense III.
Atque haec est, quae voca Y esta es la que se llama comun
turvulgö prima decretalium mente primera coleccion de de
colectio, et ad cujus formam cretales, la cual ha servido de
sequentes inde collectiones modelo para formar las siguien
adornatae sunt. Tributa fuit tes. Dividióle Circa en cinco li
in quinque libros quorum lbros y estos en títulos, cada uno
singulis subjecti tituli, his
de los cuales contiene los monu
que inserta, quae inscriptioni mentos que convienen á su ins
concinnerent, monumenta. cripcion ó materia de que trata.
Nec defuerunt aliqui, qui Y no han faltado quienes se dedi
hanc collectionem glossis fue casen á ilustrar con glosas esta
rint commentati. coleccion.

XXXVIII. XXXVIII.

Eamdem insequuti -sunt A ejemplo de Bernardo Circa


viam Gilbertus Abbas, et trabajaron el abad Gilberto y Ala
Alanus episcopus Altisiodo no obispo de Aujerre en recoger
rensis, qui quaedam à Ber los decretos pontificios omitidos
nardo omissa, et nova ponti por aquel, y los dados posterior
ficum decreta compilati sunt: mente; pero estas colecciones de
sed hae collectiones breviter cayeron muy pronto porque Juan
interciderunt. Horum indus- Galense ó Valense, natural de
triam vicit Joannes Gallensis, Volaterra, ciudad de Toseana,
sive Vallensis in Tuscia na aprovechándose de los trabajos de
tus, qui Gilberti et Alani la Gilberto y Alano los adelantó, y
boribus usus, novisque Cae publicó hácia el año 12o2 una
lestini III rescriptis novumnueva coleccion de decretales, en
codicem per materias distri la cual incluyó las de Celestino III,
butum edidit anno MCCII. distribuida por orden de mate
Atque haec dicitur secunda rias, la que se alzó con el crédito
compilatio. de segunda compilacion.
XXXIX. XXXIX.

Tum Bernardus alter Ma Despues Bernardo Mayor, ar


II 2. DER ECPI O .

s. XIII.jor cognomine dictus Com cediano de Compostela, que vi-s.XIII.


postellanae ecclesiae Archi via á la sazon en Roma, se dedicó
diaconus Romae degens, plu á recoger las muchísimas decreta
rimarum decretalium, quae les dadas por Inocencio III en los
ab Innocentio III prinis duo doce primeros años de su ponti
decim sui Pontificatus annis ficado, y formó de ellas una co
edítae fuerunt, novam elu leccion que se llamó alguna vez
cubravit collectionem, quae compilacion romana , la cual
romana aliquandiu vocata llegó á desagradar á los ro
fuit, et postea romanis dis manos porque contenian algu
plicuit, quòd multa contine nos decretos desusados ya en
retà judiciis aetatis et urbis aquella ciudad. Por esta razon
aliena. Hac eadem de causa Inocencio III mandó en el año
ipse Innocentius Petro Bene I2 Io á su notario el subdiácono
ventano subdiacono, notario Pedro Beneventano que formase
suo anno MCCX mandavit otra coleccion. Cumplió con su
ut codicem componeret, qui encargo este comisionado recopi
quidem unius Innocentires lando las decretales de solo Ino
cripta usque ad eumdem an cencio hasta dicho año, y se pu
num complexus est tertiaque blicó con el título de tercer libro
decretalium collectio muncu ó tercera compilacion de decreta
patur. Fuit codex iste evul les, la cual sin embargo es la pri
gatus, et ad magistros atque mera que haya recibido especial
scholares Bononienses dire mente autoridad pública, dándo
ctus, fuit itiden prima de sela Inocencio en una decretal
cretalium collectio, quae pu que puso á principio dirigida á .
blica auctoritate muniri me los maestros y estudiantes de Bo
ruit. lonia, y por la que mandó usar
de esta compilacion asi en los tri
bunales como en las escuelas.

XL. XL.

Ex LXXII canonibus in Despues del año 1215 en que


concilio Lateranensis IV sub
se celebró bajo de dicho pontífice
eodem pontifice Innocentio Inocencio III el concilio general
III anno MCCXV celebrato, lateranense IV, se formó de sus 71
atque ex posterioribus Inno cánones y algunas decretales da
centianis rescriptis altera ac das por aquel desde que se pu
CANóNICo. I 13
S.XIII. cessit collectio ab incerto au blicó la tercera compilacion, que s.XIm.
ctore confecta, quae quarta es la que llamamos cuarta, por
dicitur compilatio, cujus unà autor incierto. El jurisconsulto
cum trium praecedentium Antonio Concio disfrutó de los
MSC. usus fuit Contius, códices manuscritos de todas ellas,
quamque unà cum scholisèdi y despues Antonio Agustin las
dit Antonius Augustinus Gre publicó con algunas notas en Lé
gorio XIII uti jam indicavi rida año 1575, siendo aun obis
mus coaevus. Eaedem Parisis po de aquella iglesia, y coetá
paulo emendatiores, et notis neo, segun dejamos dicho, áGre
auctiores ex collatione cum gorio XIII. Las mismas coleccio
Fabri et Cujaci codicibus pro nes se volvieron á publicar en
dierunt anno MDCLIX. Paris, año de 1659, algo mas cor
rectas, segun el cotejo hecho con
los códices de Fabro y de Cujacio,
y aumentadas con notas.

XLI. XLI.

Innocentium III sequutus Habiéndose propuesto Hono


et imitatus Honorius III non rio III imitar en todo á su pre
solüm multas, quas decem decesor Inocencio III, no sola
annis ediderat, decretales epi mente hizo reunir (ó sea distri
stolas in libros digessit (unde buir, de donde provino llamarse
Digesta, posteaque bàrbara esta coleccion Digesto, y despues,
voce Regesta audierunt); sed sustituyendo á esta una voz bár
etiam ex eis juxta ordinem bara Regesto), en varios libros
ab Innocentio servatum com muchas de las epístolas decretales
pilationem cònficijussit, quam que habia promulgado en los
postea per magistrum Tan diez primeros años de su pontifi
credum Bononiensem archi cado, sino tambien mandó hacer
diaconum solemniter publi de ellas una compilacion semejan
cari fecit, ut ab omnibus tam te á la inocenciana. Hizo que la
in judicis, quàm in scholis, promulgase el maestro Tancredo,
reciperetur. Ethaec est quin arcediano de Bolonia, mandan
ta decretalium collectio, do que se admitiese generalmen
quam tandem anno MDCXCV te, asi en los juicios como en las
in lucem edita, notisque illu escuelas. Y esta es la quinta co
strata estab Innocentio Ciro leccion de dgaale . la cual
IO
II 4 DERECHO
S. XIII. nio ecclesiae et academiae ilustró con notas y dió á luz en S. XIII.
Tolossanae cancellario. el año de 1695 Inocencio Ciro
nio, cancelario de la academia é
iglesia de Tolosa.
XLII. XLII.

Adeo multae pontificum ATantas constituciones pontifi


constitutiones in tot dispersae cias esparcidas en tan diversos
volumina canonicam neces volúmenes, necesariamente ha
sariò obscurabant jurispru bian de causar confusion en la
dentiam. Qua de causa Ho jurisprudencia canónica. Por lo
nori successor Gregorius IX cual, Gregorio IX, sucesor de
tanquam Justinianus alters, Honorio, imitando á Justiniano,
Raimundo Pennafortiensi ca mandó á su capellan y peniten
pellano, et poenitentiario suo ciario, san Raimundo de Peña
mandavitut ex decretalibus, fort, que formase de las decretales
quae in quinque adstabant incluidas en las cinco colecciones
codicibus, alisque, quae ex anteriores, y de las decretales que
tra eos vagabantur, novam estaban fuera de ellas, una nueva
eficeret compilationem, in compilacion ( ), á las cuales aña
qua et adderentur, quae ab diesen las que el mismo pontífi
ipso pontifice motu proprio ce habia establecido. Cumplió
editae erant. Mandatum ab Raimundo con esta comision en
solvit Raimundus trium el espacio de tres años, y en el
annorum spatio, annoque de 1234 se promulgó dicha com
MCCXXXIV publicijuris fe pilacion. No estan en ella ínte
cit gregorianam decretalium gras las decretales, ni todas, por
collectionem. In ea non o que Raimundo valiéndose del
mnes et integrae decretales mandato que le habia dado el
continentur, Raimundus nam papa de quitar las superfluas,
que pontificio mandato inni quitó en lugar de estas muchas
xus ut superflua resecaret, veces las útiles. De aqui provino
tambien que sea dificil de enten
multoties pro superfluis uti
lia resecavit; unde factum est der el sentido de muchas decreta
ut constitutiones, seu decre les, ya por estar divididas
"
en di
.

(1) Compilacion es palabra derivada de un verbo latino que signifi


ca recoger, recopilar.
\

CANóNICo. 115
S.XIII. tales saepe obscurae sint, sae cha compilacion, ya por no en-S. XIII.
pein partes divisae, saepe mu contrarse en ella sinofragmentos
tilatae adinveniantur. Quin de decretales. Raimundo no tuvo
et monumenta indistincte col tampoco la erudicion necesaria
legit nulla apocrypha inter et para separar los monumentos apó
genuina discretionefacta;imo crifos de los genuinos; y asi aci
aliquando ipsa monumenta in nó de unos y de otros su colec
alienum plane sensum detor cion, y aun á veces invirtió ó
sit; quae omnia dificiliorem alteró el sentido de dichos monu
reddunt decretalium sensum mentos: todo lo cual aumenta la
ita, ut ad fontes recurrere, dificultad de entender el verda
omnibusque critices regulis dero sentido de cada decretal, á
uti opus sit, si distinctam ea no ser que recurramosá las fuen-
rum ideam concipere velimus. tes, y usemos de todas las reglas
de la crítica.

XLIII. XLIII.

Hinc, ut, quoad fieri pos Esta fue la causa que movió á
set, integra rescripta oculis muchos varones eruditos á pu
subjicerentur, et quod Gre blicar íntegras las decretales, y
goriano codici de erat, sup suplir lo que faltaba á la colec
pleretur; non defuerunt viri cion gregoriana, añadiendo al pie
eruditi, qui in recentioribus de las decretales en las ediciones
Gregorianis editionibus ad que de ellas se hicieron, lo que
plurium rescriptorum calcem se habia omitido del texto origi
adjicerent, quod ex vetustio nal, segun cuanto pudieron re
ribus collectionibus colligere coger de las colecciones mas an
potuerunt; quae additiones tiguas. Seria de desear que tam
hodie in editis decretalibus bien en dichas colecciones anti
conspiciuntur. Optandumfuis guas se hubiesen incluido ínte
set ut etiam in antiquioribus gros los rescriptos pontificios. Los
collectionibus integra rescri autores de estas adiciones fueron
pta fuissent exarata. Harum Antonio Concio, frances, y Fran
additionum auctores Anto cisco Peña, español, á los cuales
nius Contius gallus, et Fran siguió despues el doctísimo Ma
ciscus Pegna hispanus fuisse nuel Gonzalez; el cual no con
dicuntur, quos etiam sequutus tento con haber ilustrado con es
est doctissimus Gonzalezius, celentes comentaios las decreta
I 16 DERECHIO
S. XIII.
qui quum per quàm egregis les, puso íntegros cada uno de S. XIII.
commentariis decretales elu sus capítulos, sacándolos en cuan
cubrare susceperit, ipse etiam to le fue posible de las demas co
primo loco capitula singula de lecciones anteriores (1).
cretalium quoad facere potuit,
integra descripsit, ex anti
quioribus codicibus aucta et
restituta (1)
XLIV. XLIV.

Quoad hujus codicis aucto En cuanto á la autoridad de


ritatem certum est tam ad este código es indubitable que fue
usum scholarum, quam ad autorizado por Gregorio IX para
causarum decisionem publi uso tanto de las escuelas, como
ca auctoritate fuisse dona de los tribunales; y recibido en
tum, et in omnibus ferme casi todas las naciones, escepto
provincis receptum, praeter en aquellas cosas que se oponen
quam in is rebus, quae na á los derechos de la nacion, ó á
tionis, aut regis juribus ob las regalías; y lo que es mas ad
stant; et quod magis miran mirable, en aquellas provincias
dum, etiam in nonnullis pro que estan infectas de los errores
vincis, quae protestantium er de los protestantes, retiene este
roribus infectae sunt, adhuc código su autoridad, á lo menos
hic codex saltem quoadjudicia en cuanto á los juicios.
suam retinet auctoritatem.

XLV. XLV.

Post editos quinque de Despues de publicada la colec


cretalium libros , etsi non cion de decretales hecha en tiem
paucae à sequentibus ponti po de Gregorio IX, aunque no
ficibus constitutiones fuerint dejaron de publicar muchas los
(1) Exstat in Carmelitarum (1) Existe en la biblioteca de los
· Discalceatorum coenobii Matri Carmelitas descalzos de Madrid una
tensis bibliotheca quaedam de suma de las decretales, hecha segun
cretalium summa sub ipso S. se cree mas probablemente en tiem
Raymundi Pennafortiensis aevo, po del mismo San Raimundo de Pe
ut probabilius creditur, confecta. ñafort.
117
S.XIII. conditae; diu tamen cessa pontífices que le siguieron, sin S. XIII.
tum est à novis collectioni embargo por muchos años no se
bus, ideo forte quia novellae pensó en hacer de ellas una col
decretales, quae in diem leccion, sin duda porque se acos
prodibant, statim singulis ad tumbraban á unir á los títulos
quos pertinebant, decretalium que les pertenecian; hasta que
titulis adnecti solerent; do Bonifacio VIII se propuso, hácia
nec tandem Bonifacius VIII el año de 13oo, formar una co
circa annum MCCC. ex cano leccion de cánones establecidos
nibus duorum generalium por los dos concilios generales de
conciliorum lugdumensium, Lion (ó Leon de Francia), cele
quorum alterum sub Innocen brados el uno bajo de Inocencio
tio IV, alterum sub Grego IV, y el otro bajo de Gregorio X,
rio X fuerat celebratum; ex de las decretales dadas por el
decretalibus, quae tam abip mismo Gregorio IX despues de
so Gregorio IX, postquam publicada su coleccion, y por los
suam collectionem edidit, demas pontífices que le siguie
quàm à caeteris, qui eum se ron, y finalmente de las consti
quuti sunt, pontificibus fue tuciones del mismo Bonifacio.
rant conditae, atque expro Dió este la comision á Guillermo
priis constitutionibus novum Mandogotto, arzobispo de Am
codicem confecit, usus ad hoc brun, á Berenguer Fredoni, obis
opera Guillelmi archiepisco po de Beciers, y á Ricardo Seni,
pi ebreodunensis. Berengari vice-canciller de la iglesia roma
episcopi bitterensis, et Ri na; todos los cuales fueron des
cardi de Senis, qui omnes pues elevados á la dignidad de
postea ad cardinalitiam di cardenales. Formaron estos una
gnitatem evectil sunt, quique compilacion semejante á la gre
ad Gregorianae normam, eo goriana, en cuanto á la distribu
dem nimirum titulorum ac cion de libros y de títulos. Este
librorum ordine servato no volúmen, que se tiene por un
vam compilationem fecerunt. apéndice de la coleccion grego
Hoc volumen, quod appen riana, se llama impropiamente
dicis instar ad Gregori com sexto de las decretales, como si
pilationem habetur, sextus fuese otro libro añadido á los
decretalium appellatur quasi cinco de ellas, siendo asi que
esset liber sextus ad quinque abulta mas que todos ellos.
decretalium libros adiectus,
etsivix singulos totusexaequet.
118 DERECHO
S.XIV. s. XIV.
XLVI. XLVI.

Quum verò Bonifacius non Pero como Bonifacio, no con


solum Gregori IX vestigia tento con seguir las huellas de
sequutus fuerit, sed et inter Gregorio IX, se hubiese propa
dum ulterius adhuc progres sado un poco mas, dando á los
sus illis, quibus hoc opus comisionados tanta ó mayor li
mandaverat tantam, vel ma cencia que la que habia dado
jorem dederit auctoritatem, Gregorio IX á Raimundo ; de
quäm Gregorius Raimundo aqui provino que los autores de
tribuerat, hinc provenit ut la coleccion de Bonifacio se toma
hujus voluminis collectores sen la libertad de elegir de las
sibi assumserint libertatem è decretales pontificias, aquellas
pluribus decretalibus eas solas que les parecian mas á propósito;
eligendi, quae sibi meliores y la de abreviarlas, mudarlas,
videbantur, quin et has ab corregirlas y aun añadirlas, de
breviandi mutandi corrigen suerte que no podemos estar se
di, et addendi adeo, ut sciri guros de si son aquellas las de
nequeat an ipsas praedecesso cretales de Bonifacio VIII y de
rum pontificum, an Bonifa sus predecesores, especialmente
cii constitutiones habeamus, cuando no se encuentran en otra
màxime quum ipsae decreta parte; y por consiguiente se hace
les alibi quam hic relatae non mucho mas dificil la inteligencia
reperiantur; ac consequenter de las decretales de la coleccion
ignoretur quid eis detractum, de Bonifacio que la de las de
aut additum fuerit atue inde Gregorio IX.
difficilior reddita est inter
pretatio decretalium Bonifa
ci, quäm Gregori IX.
XLVII. LXVII.

Quod ad hujus codicis au Por lo que respecta á la auto


ctoritatem spectat, quamvis ridad de este código fue autori
eâdem, qua Gregoriana fue zado del mismo modo que la co
rit praemunitus: non tamen leccion gregoriana; mas no por
ita ubique receptus, imo et eso tuvo igual aceptacion entre
alicubi omnino rejectus, vel las diversas naciones; antes al
CANóNICO. 1 19
s. XIV. uti in Gallia propter dissidia contrario algunas, como la Fran-S. XIV.
inter Bonifacium et Filippum cia , desecharon esta coleccion
Pulcrhum. por las disensiones que hubo
entre Bonifacio y Felipe el Her
IOOSO.

XLVIII. XLVIII.

Sexti decretalium collectio Despues del sexto de las de


nem sequuta est altera col cretales se formó otra coleccion,á
lectio, quae licet aliquando la cual se ha dado alguna vez el
septimus decretalium fuerit nombre, Séptimo de las decreta
dicta; vulgo tamen Clementi les, aunque mas frecuentemente
nae seu liber Clementinarum se llama Clementinas ó libro de
appellari solet ab ejus auctore las Clementinas, por razon de su
Clemente V, qui sub initium autor que fue Clemente V, el
saeculi XIV ecclesiam rexit, cual gobernó la iglesia desde el
et primus Avenione in Gallia año 13o 1, y fue el primero que
Petri cathedram collocavit. estableció la silla en Aviñon.
Constat haec collectio partim Consta esta coleccion de los cá
ex canonibus Viennensis con nones del concilio Vienense,
cilii, partim expropris con de las decretales del mismo Cle
stitutionibus, eodem ac in mente; se observa en ella el mis
praecedentibus collectionibus mo método que en las anteriores.
ordine servato, quam morte Y no habiendo podido autorizar
praeventusipse Clemens evul la Clemente V por haber muerto
gare non potuit, quod ejus antes, la autorizó su inmediato
inmediatus successor Joannes sucesor Juan XXII para uso de la
XXIIfecitad doctores et scho universidad de Bolonia.
lares Bononienses mittens.

XLIX. XLIX.

Neque ita multò post ipse Y no mucho despues el mismo


pontifex, dum adhuc Ave pontífice, cuando la silla estaba
nione sederet, varias edidit todavía en Aviñon, publicó va
decretales, quarum viginti rias decretales, de las cuales veinte
in unum volumen collectae fueron incluidas en una colec
fuere. Hujus collectionis au cion. La mayor parte de los es
I2O DERECHO
S. XIV. ctorem ipsum pontificem ple- critores de cánones supone al s. XIV.
rique faciunt; quamvis non mismo pontífice autor de esta co
deficiant, qui sustineant has leccion, aunque no faltan quie
decretales non à Joanne fuis nes sostengan no haber sido di
se collectas, editasque; sed cho pontífice el colector, sino un
ab incerto auctore prodisse. autor incierto. Pero es indudable
Illud verò minime dubitan que esta coleccion no obtuvo au
dum estac collectionem pu toridad pública, acaso porque es
blica auctoritate fuisse dona peraba el pontífice, segun afir
tam,ideo forte quia,uti ali man algunos, formar despues una
quiasserunt, speraret ponti coleccion mas completa de sus
fex procedente tempore ple decretales. De aqui provino tam
niore in suarum decretalium bien que esta coleccion se llama
collectionem conficere. Haec se de estravagantes, como si va
quoque fuit causa cur no gasen fuera del cuerpo del dere
men Eatravagantium audie cho canónico, aunque el nombre
rint, quasi extra juris cano de estravagantes se hubiese acos
nici corpus vagantes, tamet tumbrado á poner hasta entonces
si hoc nomen omnibus prae á todas las colecciones, escepto la
ter Gregorianam compilatio gregoriana. Esta coleccion por
nem prius esset appositum. el corto número de decretales no
se divide en libros, sino solamen
Collectio haec ob decretalium
paucitatem in libros non di te en catorce títulos, siguiendo
viditur, sed tantüm in titulos en cuanto á las materias el mismo
quatuordecim praecedentium orden que en las colecciones an
collectionum quoad materias teriores.
ordine servato.

L. L.

Sed et plures Joannis Tambien se reunieron despues


en un volúmen muchas decretales
XXII(1) decretales postmo
dum in unun volumen cum pontificias desde Juan XXII (1)
(1) Regulas Cancellariae (quae (1) En cuanto á las reglas de la
sunt edicta quaedan pontificia Cancelaria (las cuales vienen á ser
quibus officiales ad expediendas unos edictos pontificios, que sirven
litteras justa supplicantium for de regla á los oficiales para espedir
mae instituuntur, beneficiorum las bulas ó breves, segun el asunto
reservationes continentur, et res de que se trata, y tambien para las
CANóNICo. I2, I
S. XIV.
s. xiv. aliorum usque ad Sixtum IV hasta Sixto IV, las cuales se citan
pontificum constitutionibus con el nombre de estravagantes
ab incerto auctore coaduna comunes desde que se unieron al
tae sunt, atque sub nomine cuerpo del derecho canónico,
extravagantuum communum aunque ignoramos por quien. Es
indigitantur, postquam ta coleccion, asi como aquella de
ipsi
juris canonic corpori, nescl que hablamos poco ha, tuvieron
tur quo auctore, fuerunt ag por entonces muy poca ó ningu
glutinatae. Haec, sicut et na autoridad, hastaque finalmen

judiciales ordinantur), primus reservaciones pontificias y los juicios),


Joannes XXII scripto consignavit, el primero que las redujo á escrito
nam antea non scriptis regulis, (pues hasta entonces, se habian go
sed consuetudine ac viva ponti bernado estos negocios por costum
ficis-voce negotia expediebantur. bre y viva voz del pontífice actual)
Inductas à Joanne regulas se fue el papa Juan XXII. Asi introdu
quentes pontifices diversimode cidas las aumentaron varias veces sus
auxerunt usque ad Nicolaum V sucesores hasta Nicolao V (el cual
(*) qui utiliores predecesorum obtuvo la tiara desde el año 1449
suorum regulas collegit, multas hasta 1455). Este papa formó una
judiciales adjecit, easque ad eum coleccion de las reglas que le pare
ferme statum,in quo nunc ha cieron mas útiles de sus predecesores,
bentur, perduxit. Qui post Nico añadió muchas tocantes á los juicios,
laum sequúti sunt pontifioes, y las redujo al estado en que hoy
paucas mutarunt, aut addide las vemos, pues fueron pocas las que
runt. Cancelariae regulae, prout los siguientes pontífices añadieron ó
nunc habentur, sunt duae su mudaron. Estas reglas ascienden á72,
pra septuaginta, non sunt per y no son perpetuas, sino temporales,
petuae, sed temporales, obligant pues obligan solo durante la vida de
enim tantium vivente, qui eas cada pontífice, y el sucesor tiene que
publicavit, pontifice, eoque mor volverlas á publicar para su pontifi
tuo extinguuntur, licet paulo cado. No obligan en las provincias
post creationem à successore con cristianas sino en cuanto estan re
firmari soleant. Non omnes in cibidas, y muchas de ellas se ha
christianis provinciis obligant, llan derogadas por los concordatos
sed quatenus receptae sunt, et hechos entre los sumos pontífices y
in multis eis derogatum est per los supremos imperantes ó soberanos
pacta conventa inter summos de Europa.
pontifices et supremos Euro
pae principes.

(*) Obtinuit seden ab anno


MCDXLIX, usque ad ann. MCDLV.
16
I 22 DERECHO.
S. XIV.
prior, de qua nuper, colle te se la dió el uso. Su método es S. XIV.
ctio nullius, aut exiguae au el mismo que el de las coleccio
ctoritatis multo tempore ha nes anteriores, sin otra diferencia
bitae sunt, donectandem per que la de que carece del libro IV,
usum eis accessit. Ejus mè acaso porque al colector faltarian
thodus èadem ac praeceden decretales tocantes á la materia
tium, nisi quðd libro quarto de matrimonios.
careat, eö quòd collectori
deessent constitutiones ad
conjugiorum jura pertinentes.
LI. LI.

Atque hisunt libri illivi Y estos son los libros de que


delicet Decretum, Decreta se compone el cuerpo del dere
les, Sextus Decretalium, Cle cho canónico; á saber, el Decre
mentinae, Extravagantes to, las Decretales deGregorio IX,
Jaannis XXII, et Communes, el Sexto de las Decretales, las Cle
quibus juris canonici corpus mentinas, las Estravagantes de
est conflatum, et quorum sin Juan XXII y las Comunes, á
gulis Glossae et Commentaria todo lo cual se han acostumbra
addi consueverunt; quae mul do á añadir en varias ediciones
torum quidem opera exarata las Glosas y los Comentarios, los
non majorem habent auctori cuales como obra que son de parti
tatem quàm privati doctoris culares doctores no tienen autori
opinio; quod accidit etiam dad alguna; lo mismo que sucede
juris canonici institutionibus á las instituciones de derecho ca
circa medium saeculi XVI à nónico, formadas á mitad del siglo
Joanne Paulo Lancelotto ju XVI por el jurisconsulto perusia
risconsulto perusiano elabo no Juan Pablo Lanceloto, á imi
ratis ad juris civilis institu tacion de las instituciones del de
tionum similitudinem, in qua recho civil, y que hace unos se
tuor libros divissis, et adip tenta años que se acostumbraná
sarum decretalium calcem ab poner á continuacion de las mis
annis septuaginta plus minus mas decretales.Y en cuanto al li
ve, adici solitis. De septimi bro VII de las decretales hablare
namgue decretalium additio mos de él mas adelante.
ne postea loquemur.
CANóNICO. 123
$a, XV.
LII. LII. Sig. XV.

Etsi adhuc nobis nondum Aunque no sabemos que razon


sit compertum quam ratio hayan tenido todos cuantos han
nem habnerint omnes rei ca tratado del derecho canónico, pa
nonicae scriptores, ut de ju ra que habiendo de hablar en sus
ris canonici codicibus proe oemios ó disertaciones de los
mia praemissuri, sive disserta códigos ó de las colecciones de
tiones edituri,tres vèluti ae cánones, establezcan tres épocas,
tates statuerint, illud in jus diviendo dicho derecho en anti
antiquum, novum, et novissi guo, nuevo y novísimo, mas no
mum dividentes non verò qua cuatro; siendo asi que no hay ra
tuor, quum nulla adsitratio, zon alguna para que asi como di
ut, sicutjuris novissiminomine chos autores entienden por dere
intelligunt omne illud, quod cho novísimo todo aquel que se
post evulgatas decretalium, estableció por autoridad pública
ac canonum collectiones ho despues de las colecciones de cá
dierno corpori canonico in nones y decretales incluidas en el
clusas publica auctoritate pro cuerpo del derecho canónico, no
diit;ita pàriter juris antiquis entiendan tambien por derecho
siminomine illud comprehen antiquísimo el que estableció la
dant, quod ab ipsis ecclesiae iglesia desde su origen en los con
incunàbulis in concilis, vel cilios, ó por los pontífices;sin em
à pontificibus,fuit conditum; bargo, como nuestro intento no
attamen, quum non horum es impugnar la opinion de estos
sententiam evèrtere (quamvis escritores (de la cual no tememos
ab ea deflèctere non verea separarnos), sino solamente escri
mur): sed tantum omnium bir la historia de todos los códi
hucusque ecclesiasticorum co gos ó colecciones de cánones que
dicum historiam contexere ha habido hasta el presente, á fin
nobis sit propositum, ideo de que esto se verifique, tratare
hoc in praxin mittentes de mos ahora de las demas coleccio
rèliquis usque ad nostra tem nes que han salido á luz hasta
pora cánonum collectionibus nuestros tiempos.
sermonem instituemus.

LIII. LIII.

Postquam saeculo XV Desde que áfines del siglo XV


124
Sa, XV.
exeunte in lucem prodierant salió á luz la coleccion de las Es- sig. XV.
Extravagantium commu travagantes comunes (1), los
nium collectio, nova in dies nuevos cánones de concilios y las
sive pontificum, sive conci decretales pontificias que se pu
liorum, emergentia statuta, blicaban á cada instante, dieron
cüraque hujus generis vetera materia para emprender nuevas
monumenta investigandi, no colecciones, y registrar los anti
vis collectionibus suscipien guos monumentos de esta especie.
dis ansam praebuerunt. Inter Entre dichas colecciones obtiene
has primüm locum obtinet el primer lugar la que se dice in
collectio, quam sub septimi tentó formar el pontífice Grego
decretalium nomine ex o rioXIII (2)de todas las constitucio

(1) Veinte decretales del papa Juan XXII, dice don Vicente Gonzalez
Arnao en su tratado de colecciones griegas y latinas, tomo II, pag. 125,
repartidas en 14 títulos, componen el libro que bajo el nombre de Es
travagantes del mismo papa está agregado al cuerpo del derecho canóni
co; nombre que, como hemos visto al principio, se daba á toda consti
tucion que no estaba incluida en el decreto de Graciano, y despues que
dó propio de las que no se incluyeron en las decretales de Gregorio IX,
ni en el sexto, ni en las clementinas. Formóse esta pequeña coleccion por
mandado del que hizo dichas constituciones, en el año IX de su pontifi
ficado, que corresponde al de 1324, pero no las publicó solemnemente,
ni las remitió á Bolonia ni á otra universidad para que se usase de ellas
como derecho comun. Algo mayor es otra coleccion que tenemos con
el nombre de Estravagantes comunes. No se sabe quien fuese su colec
tor, ni la época en que se recogieron. Lo cierto es que habiendo en
el título de las Reliquias y veneracion de los santos una consti
tucion dada por Sixto IV en el año de 1483, es preciso decir que no es
anterior á los fines del siglo XV. Consta de cuatro libros, á saber, I, II,
III y IV,poniendo despues del tercero esta nota: lib. IV vacat; de la
cual se infiere que el colector quiso arreglarse al orden de materias que
advertia en el código de Gregorio IX, y no hallando decretales tocantes
al matrimonio, que es el asunto del libro IV, quiso mas dejar vacio es
te número que causar equivocaciones, colocando bajo de él capítulos
que tratasen de otras materias.... Ni una ni otra coleccion de Estrawa
gantes formaron parte del cuerpo del derecho canónico por autoridad pú
blica, solo el uso ha hecho que anden unidas con las que verdadera
mente le componen. Por consiguiente sus decretos, siempre que sean
genuinos,tendrán la misma autoridad que las demas bulas pontificias
que andan separadas de aquellas colecciones, sin que se les añada fuerza
alguna por estar incluidas en ellas.
(2) Gregorio XIII obtuvó la tiara desde el año de 1572 hasta 1585.
CANóNICO. 125
Sa. XV. mnibus usque ab ipsum ponti
fin.
nes pontificiashasta su tiempo, cu-Fin del
. XV y
XVI. in ficum constitutionibus Gre ya obra,arrebatado de la muerte, rinc. del
id. XVI.
gorius XIII cogitasse fertur, no pudo concluir. Por la misma
quam morte praereptus con causa no pudo formarse esta co
ficere nequit. Postea Six leccion en tiempo de los dos pon
tus V ejusdem rei curam no tífices Sixto V (1) y Urbano VII;
vem selectis viris demanda de los cuales el primero habia da
vit: sed mors statim in prin do esta comision á nueve sugetos
cipioSixti conatus intercepit, que nombró al intento; y el se
quod accidit etiam Urba gundo mandó á tres de ellos que
no VII proximo in pontifica acabasen la obra, hasta que final
tü successori, qui tribus ex mente en el año de 1592 bajo de
consititutis à Sixto utinchoa Clemente VIII (2), uno de los que
tum laborem absolverent, in habian sido destinados á esto,
mandatis dederat, donectan quedó concluida la coleccion. Pe
demanno MDXCII sub Cle ro como en este intermedio se
mente VIII ex eorum, qui hubiese celebrado el concilio tri
ad hoc manus admoverunt, dentino, é insertado sus decretos
numero opus integrum fuit en dicha coleccion, esta fue la
absolutum. Quum verò inte causa de que se suprimiese, á fin
rea celebratum fuisset tri de no dar ocasion para que se
dentinum concilium, ejusque interpretasen conglosas los decre
decreta huic collectioni in tos del concilio
serta, en causam, ob quam
hoc opus fuitomnino suppres
sum, ne forte illa glossis in
terpretandi praeberetur oc
CalSIO, ?"
LIV. Liv.
Sed et aliud sub nomine Tambien bajo el nombre de
septimi decretalium, etSix séptimo de decretales publicó y
to V pontifici oblatum opera dedicó al mismo pontífice Six
Petri Matthaei jurisconsulti to V otra coleccion hecha por el

(1) Sixto Vfue pontífice desde 1585 hasta 159o. En el mismo año
murió su sucesor Urbano VII: Gregorio XIV é Inocencio IX murieron
en el mismo año, 1591, en que fueron elegidos.
(2) Clemente VIII obtuvo la cátedra desde 1591 hasta 1605.
126 DE RECHO
S. XVI, lugdunensis opus prodit di
jurisconsulto de Lion (ó Leon de s.xvi.
versa, qua gregoriana mè Francia) Pedro Mateo, con diver.
thodo elaboratum, etsi in so método que la de Gregorio IX,
quinque etiam libros, hique pues aunque se dividió en cinco
in titulos, fuerit divissum (in libros, y estos en títulos, sin em
titulorum enim ordine à bargo no se observa el mismo or
praecedentibus recessit, quin den de materias, y aun trata de
et nonnullos in antiquiori algunas omitidas en las coleccio
bus collectionibus ignotos in net anteriores. Comprende esta
termiscet). Omnes à Grego coleccion todas las decretales des
rio IX (Bonifaci collectione de Gregorio IX hasta el mismo
insuperhabita) usque ad ip papa Sixto, pasando por alto la
sum Sixtum decretales com coleccion de Bonifacio. Los im
plectitur haec collectio, quam presores de Lion tratando en el
postea lugdunenses biblio año de 1661 de publicar el cuer
polae anno MDCLXI juris po del derecho canónico, coloca
canonici corpus edituri eidem ron á continuacion de las Estra
post Extravagantes commu vagantes comunes esta coleccion,
nes subjecerunt, quamvis nul aunque no por esto se le haya da
la propterea huic collectioni do autoridad alguna.
auctoritas accesserit.

LV. LV.

Nescimus quo fato in cor No sabemos por que desgracia


pore comprehensa non fue no merecieron ser incluidos en el
rint concilia provincialia à cuerpo del derecho canónico los
Gregori IX aetate ad hanc concilios provinciales celebrados
nostram tempestatem, atue desde el tiempo de Gregorio IX
adeo nec ipsa concilia gene hasta hoy, ni tampoco los genera
ralia post Vienense celebrata. les habidos desde el de Viena hasta
Quun contra ex regulis Can el tridentino, á pesar de su auto
cellariae (quae nullam juris ridad; cuando vemos que de las
canonici vim habent, nisi reglas de Cancillería (cuyo autor
quätenus receptae sunt, et se cree ser el papa Juan XXII,
cum jure communi et ordi aunque es mas probable que de
nario conveniunt), et quarum bieron su origen y aumento á di
auctor Joannes XXII procla versos pontífices), se formó bajo
matur, licet pedetentim à ro de Inocencio X (el cual ocupó
CANóNICo. I2.
s. XVI. manis pontificibus incremen- la silla desde el año de 1644 hasta S. XVI.

ta acceperint, tandem quae el de 1655), una coleccion de 7 .


dam collectio sub Inocentio X títulos, siendo asi que estas reglas
qui ab anno MDCXLIV us no tienen en el derecho canónico
autoridad alguna, sino segun que
que ad MDCLV, sedem ro
manam tenuit, fuerit confe estan recibidas en cada pais, y
cta ac in septuaginta etunum convienen con el derecho ordina
titulos divisa. rio y comun.
LVI.

Ex quo pontificum decre Multiplicadas infinito las de


tales in inmensum excreve cretales pontificias obtuvieron di
runt et secundum res, de versos nombres, ya de bulas ya
uibus agebatur, ac eas con de breves &c., segun la materia
ficiendi modos diversa nomi de que trataban, y el diverso
na sortitae sunt, veluti Bul modo de despacharlas. Entre los
larum, Brevium &c. intereos, sugetos que se dedicaron á regis
qui altissime conquirendi trar y reunir en un código di
pontificias constitutiones eas chas constituciones pontificias,
que in codicem redigendi stu obtiene el primer lugar Laercio
dio incubuerunt, primum lo Querubin, jurisconsulto romano,
cum obtinet Laertius Cheru el cual redujo á un volúmen, ob
binus jurisconsultus romanus, servando siempre el orden cro
qui quotuot pontificum de nológico, cuantas constituciones
creta à Leone I usque ad Six pudo encontrar desde Leon I has
tum IV extra juris corpus ·ta Sixto V, que andaban fuera
vagantia invenire potuit, ser del cuerpo del derecho canónico,
vato temporum ordine in y dióá esta coleccion (que pu
unum redegit volumen, quod ílicó en 1586, bajo la rOteCCIOn
Bullarium appellavit à sigil del mismo papa el nom
lo forte, quo jam insigni bre de Bulario, nombre derivado
ri consueverant pontificiae acaso del sello con que solian
grabarse semejantes decretales
MDCLXXXVI sub ejusdem pontificias. Despues el mismo au
Sixti auspiciis evulgavit. Haec tor volvió á corregir y enrique
deinde collectanea secundis cer con un gran número de cons
curis magno numero consti tituciones pontificias esta colec
tutionum aucta Paulo V ob cion , la cual dedicó al pontí
128 DE REC. HO
s. XVI. tulit. Dum verò tertiae edi- fice Paulo V. Pero mientras que S. XVI.
tioni vacabat, ut postrema pensaba dar á luz otra tercera
Pauli, etcum his GregoriXV edicion, en la cual incluyese las
atque Urbani VII diplomata decretales últimas de Paulo V,
colligeret, extremum diem las de Gregorio XV y las de Ur
obit, et incoeptum opus filio bano VII, murió dejando encar
Angelo Mariae Cherubino gada la obra que habia empezado
Cassinensis coenobiisodaliau á su hijo Angel Maria Querubia,
gendum perficiendumque re el cual la perfeccionó y publicó
liquit, qui pluribus additis en Roma año de 1634, con el
Bullarium romanum anno título de Bulario romano, divi
MDCXXXIV romae eddidit dido en cuatro volúmenes, y en
in quatuor volumina, in qui el cual estan tambiea los retratos
bus pontificum vitae, et ico y vidas de los sumos pontífices.
nes habentur. His accessitivo A esta coleccion se añadió des
lumen alterum ab Angelo à pues otro tomo formado por An
Lantusca et Paulo à Roma gel de Lantusca y Pablo de Roma,
strictioris observantiae fratri del orden de capuchinos, y que
bus elaboratum, Urbanique comprende las estravagantes de
ejusdem et sequentium usque Urbano y demas pontífices hasta
ad Clementem X pontificum Clemente X.
extravagantes amplectens.
LVII. LVII.

Ast his omnibus (loqui Pero á todas estas colecciones


nur de bularis) palmam (ó bularios) escedió en fama el
praeripuit Bullarium ma Bulario grande, publicado no ha
gnum non multis ab annis ce muchos afios en Roma por
Romae editum, à Hieronimo Gerónimo Mainardo; está divi
Mainardo in quatuordecim dido en catorce volúmenes, y
volumina divisum,omnesque comprende todas las constitucio
à Leone M. usque ad Clemen nes pontificias desde San Leon M.
tem XII constitutiones com hasta Clemente XII. Hay tam
plectens. Est etiam bullarium bien otro bulario de Benedic
BenedictiXIV,quod ejus pon to XIV que contiene todas las
tificis constitutiones compre constituciones de este pontífice,
hendit, in quatuor tomos di y está dividido en cuatro tomos.
visum. Verüm omnes hae bul Pero todas estas colecciones de
CANó NICO. 129
S. XVII. larum collectiones , utpote decretales, como obras que son S.XVII.
privatorum opera, nullam ha de particulares, por sí solas no
bent auctoritatem. Sedetsunt tienen autoridad alguna. Hubo
aliqui, qui bullarum sum- tambien autores que se dedica
mam, sive compendium con ron á hacer sumas ó compendios
fecerunt, velut Stephanus Qua de dichas bulas, como Esteban
ranta, et Flavius Querubinus Cuaranta y Flavio Querubin, hijo
Laerti filius, et novissime de Laercio, y últimamente Alon
Ildephonsus Guerra,á quo to so Guerra, el cual incluyó en cua
mis quator cumprehensa est tro volúmenes un epítome de
pontificiarum constitutio las constituciones contenidas en
num in Bullario M. et Ro los bularios grande y romano,
mano contentarum, et aliun y de las que alli se omitieron.
de desumtarum epitome.
LVIII. LVIII.

Sicuti decretales, ita pari A imitacion de los colectores


ter conciliorum acta et de de decretales hubo en esta época
creta novissimis his tempori sugetos que se dedicaron á for
bus in codices includendi cu mar colecciones de concilios. De
ra multos incessit; quorum estos colectores unos formaron
aliubivis gentium celebrata una coleccion general, é inclu
concilia ad suam curam re yeron en ella los concilios de to
vocarunt, veluti Jacobus Mer das las naciones, como Jacobo
linus, Petrus Crabbé, Lau Merlin, Pedro Crabé, Lorenzo
rentius Surius, Dominicus Surio, Domingo Nicolino y Ja
Nicolinus, Jacobus Sirmon
- cobo Sirmondo; pero es superior
dus: praecipueverò elucet col á estas colecciones la real que se
lectio regia anno MDCXLIV publicó en Paris año de 1644, y
Parisis vulgata et in triginta comprende treinta y siete tomos
ac septem volumina difusa, en folio. La aumentó y corrigió
quam postea auxit, emenda Felipe Labbé, y por su muerte
vitque Philippus Labbaeus, dejó sin concluir la obra que
cujus morte interruptum opus concluyó y publicó en Paris Ga
Gabriel Cossartius perfecit briel Cosarcio año de 1682. Este
ediditoue voluminibus decem ban Balucio añadió por suple
et septem Parisis anno mento á esta coleccion otros cin
MDCLXXXII. Huic colle- , co volúmenes, de los cuales solo
17 ".
13o DERECHO
S. XVII. ctioni alia quinque supple el primero salióá luz año de 1682. s. XVII.
mentorum volumina sunt ad Formó despues otra coleccion
dita á Stephano Balutio, quo real de concilios, mucho mas en
rum primum dumtaxat pro riquecida que la de Labbé y Co
diit anno MDCLXXXII. Suc sarcio, el P. Juan Harduin, en
cesserunt tandem collectio re doce tomos, que publicó en Paris
gia conciliorum post Labbaei año de 1715; pero alli mismo se
et Cosartii labores haud mo prohibió. Nicolas Coletti dió á
dica accessione auctior studio luz en Venecia año de 1728 otra
P. Joannis Harduini tomis coleccion de concilios compren
duodecim Parisis MDCCXV, siva de veinte y tres tomos, y de
verüm illico suppressa: et al la cual publicó un suplemento
tera conciliorum collectio edi en Luca año de 1748, y le enri
ta Venetis curante Nicolao queció con muchos documentos
Coletti anno MDCCXXVIII inéditos Domingo Mansi.
tomis viginti actribus, cu
jus edidit supplementum do
minicus Mansi eximis in
structum mondum alibi edi
tis monumentis Lucae anno,
MDCCXLVIII.

LIX. LIX.

Ali verò se intra unum Otros colectores limitaron sus


regnum, provinciamve con tareas á un solo reino ó provin
gesserunt;veluti Lucas Hol cia, como Lucas Holstenio, Es
stenius, Schestratius, Jacobus chestracio, Jacobo Sirmondo, Es
Sirmondus, Stephanus Balu teban Balucio, Enrique Espel
tius, Henricus Spelmannus, man, Federico Escanat y Carlos
Fridericus Scannat, et Caro Petefeyo. Pero entre todos estos
lus Petefeius. Inter omnes colectores sobresalen los que tra
verò eminnent, qui Hispaniae taron de reunir en una coleccion
los concilios de España; tales son
concilia inunum colligere
cogitarunt, inter quos pri Garcia Loaisa y Josef Sainz de
mum obtinent locum Garcias Aguirre, cardenal, el cual pu
Loaisa, et Josephus Sainz de blicó en Salamanca año de 1686
Aguirre, cujus operà Notitia la Noticia de los concilios de Es
conciliorum Hispaniae, at paña y del Nuevo mundo. Y des
CANóNICo.
s.XVII. que novi orbis Salmanticae pues en Roma dió á luz en el S. XVII.
anno MDCLXXXVI tum post año de 1695 la Coleccion máxi
ma de los concilios de España.
Collectio maxima conciliorum
Hispaniae prodit Romaean El último tomo concluye con el
no MDCXCV. Postremum vo concilio diocesano tenido en Li
lumen in synodo dioecesana ma, capital del Perú. Francisco
Limensi in Peruvia anno Heroldo publicó desde el año
MDCXDW coacta desinit. Con 1695 en Roma algunos concilios
cilia aliquot Peruviana et dio diocesanos del Perú con un apa
cesana cum apparatu histori rato histórico bajo del título Lima
co edidit Franciscus Herol limada. Ultimamente, el erudito
dus Romaeanno MDCLXXIII don Antonio Agustin publicó en
sub titulo Lima limata. Con Tarragona año de 158o las cons
stitutiones etiam Tarraconen tituciones tarraconenses.
ses edidit Antonius Augusti
nus anno MDLXXX. Tarra
COIlal6 .
LX. LX. ,

Quum verò haec tot volu Pero siendo necesario mucha


mina vel cursoria lectione paciencia y tiempo para leer tan
pervolvere insignis patientiae tos volúmenes, no faltaron varo
labor fuerit, non defuerunt nes doctísimos que tratasen de
viri doctissimi, qui illum mi aliviar este trabajo, ya formando
nuere tentarent, vel conci sumas de concilios, ya escribien
liorum summam conficientes, do su noticia, ó ya ilustrando sus
velipsornm notitiam scriben mismos cánones. Pertenecen á esta
tes, vel ab ipsis canones con clase la Suma de concilios escrita
ditos illustrantes Huc perti por Bartolomé de Carranza, é
nent Bartholomaei Carranza ilustrada con notas de Silvio y de
Summa conciliorum omnium Francisco Jansen Elinga. Suma
Silvii et Francisci Jansen de los concilios mas célebres por
Elinga notis illustrata, Gas Gasparde Contareno, en Florencia
par Contareni conciliorum año de 1553. Suma de los conci
magis illustrium Summa Flo lios por Luis Baile, en Padua año
rentiae anno MDEIII. Ludo de 17o 1. Polianthea de los sa
vici Baile alia Summa pro grados cánones, en Paris año de
dit Patavi anno MDCCI. 17o8 en tres tomos. Los decretos
Joannis Pauli Paravicini. Po y cánones de los concilios gene
132 DERECHo
S. XVII. lianthea sacrorum canonum rales y provinciales ilustrados s. XVII.
Parisis anno MDCCVIII tril. con comentarios, notas y una
vol. in fol. Christiani Lupi. disertacion histórica de sus ac
Synodorum generalium et tas por Cristiano Lupo en Lon
provincialun decreta, et ca dres año de 1665, y en Bruselas
mones scholis, notis, et hi en 1673, cinco tomos. Se halla
storica actorum dissertatio esta obra tambien entre las de
ne illustrati. Lond. anno mas del autor, edicion de Vene
MDCLXV; Bruxelarum anno cia, tomo I y siguientes.
MDCLXXIII volumina quin
que. Inter ea eminent ope
ra junctim edita Venetis t. I.
et sequent.

LXI. LXI.

De regulis quae Cancella Acerca de las reglas de la Can


riae dicuntur; de Rotae de célaria, de las decisiones de la
cisionibus; de declarationi Rota, de las declaraciones y con
bus et congregationibus car gregaciones de los cardenales, y
dinalium; nec non de con de los concordatos entre ambas
cordatis inter utrampue po - potestades, no creemos deber ha
testatem, un praesentiarum blar en este tratado; ya porque
agere opportunum non ex no todas estas cosas merecen pro
stimamus;vel quia non omnia piamente el mombre de derecho
haec juris canonici scriptinocanónico escrito, ya porque no
men proprie merentur; vel obligan en todas partes, si no se
quia non ubique obligant, han publicado, ó en cuanto es
nisi publicata aut quatenus tan recibidasó ya porque nun
recepta; vel quia in peculia ca ó casi nunca fueron incluidas
res codices nullatenus; aut en códigos particulares. Todo lo
fere nullatenus inclusa sunt. cual y algunas otras cosas de este
Quae omnia, et, si quae sunt jaez, aunque no falten varones
hujus generis alia, quamquam doctos que aseguran constitumr
non desint viri docti, qui ju parte del derecho canónico, asi
ris extravagantis partem eff como las Decretales extravagan
cere opinentur: mos tamen, tes (ó que andaban fuera de di
quiet ecclesiae, et ejus supre cho derecho), sin embargo, nos
mi capitis auctoritatem cum otres que no queremos confundir
CANóNICo. 133
inferiorum potestate confun la autoridad de la iglesia y la de
dere nòlumus, sacris venera su suprema cabeza, no podemos
bilibus ecclesiasticis constitu incluir ó contar las opiniones de
tionibus privatorum docto los doctores particulares entre las
rum opiniones accensere, ea decisiones venerables de la igle
rum albo adscribere non pos sia, ó entre sus cánones.
8UIIIUIS,
LXII. LXII

Illud postremo loco adse Ultimamente, nos ha parecido


rere operae pretium dux conveniente advertir que no se
mus, non 1ta cucumque ca debe prestar á cualquier colec
nonum collectioni esse defe cion de cánones asenso, sin que
rendum, ut prius de ejus antes cuidemos de examinar su
origine et auctoritate, sua origen y autoridad, y la admi
rumque constitutionum spe sion especial de sus constitucio
ciali receptione inquirenda nes. Pues aunque sea certísimo
exquisitissume non curemus. que ni las decisiones dogmáticas,
Utut enim certo certius sit ni los cánones de disciplina de
nec dogmaticas, nec discipli penden de la recepcion ó admi
nares leges à fidelium depen sion de los fieles; sin embargo,
dere receptione; erga disci respecto de dichos cánones es in
plinares tamen jus inspicien dubitable que compete á las na
di num tales adsint, quae ciones ó á sus soberanos (segun
neque rerum publicarum sa el gobierno que tuvieren) el de
luti, neque gentium, autim recho de inspeccion, ó sea el de
perantium juribus; neque in examinar si tales cánones disci
particularietiam ecclesiae ani plinales se oponen á los derechos
marum bono, et essentiali del soberano y de su gobierno, y
episcoporum auctoritati prae en particular á la salvacion de
judicium ferant, gentibus, vel las almas,y á la autoridad esen
supremis imperantibusetepis cial de los obispos. Y baste lo di
copis negare non possumus, cho acerca del origen, progreso,
nec nobis licet. Atque haec uso y autoridad de las coleccio
satis sunto de juris canonici nes de derecho canónico en am
collectionum origine, progres bas iglesias griega y latina.
su , usu et auctoritate 1n
utraque ecclesia graeca et la
tina.
CÓDIGOS CIVILES ESPAÑOLES.

DE JURIS HISPANI CODI DE LOS CODIGOS DEL DERECHO.


CIBUS. EsPAÑoL.

Iº Propositio. Proposicion Iº

Si temporum obscuritas Si la oscuridad de los tiempos


veran nostrarum antiquita no hubiese impedido el que lle
tum historiam ad nos per ve gue á nosotros la verdadera his
nire haud fuissetimpedimen toria de nuestras antigüedades; y
to; et si victoribus victis non si todo conquistador, poco con
solum armis, sed etiam legi tento con dominar á los vencidos
mus dominandi, semper in con sus armas, no los quisiese su
satiabilis non fuisset ambitio; jetar tambien á sus leyes, de nin
nullius alterius gentis juris guna IlaC1OIl 1). OS 86rla tan
prudentiae historiam ab ip interesante, ni tan facil referir
sius origine contesare nobis desde su origen la historia de la
esse poterat neque utilius, jurisprudencia. Pero estas dos
neque facilius. Sed haec duo desgracias, que afligieron á la
fata, quae per plura saecula España por muchos siglos, nos
Hispaniam aflixerunt, nobis impiden retrotraer dicha histo
obstantduominus altius quam ria desde antes de la dominacion
à gothorum aetate eam repe de los godos.
tere possimus.

II. II.

Postquam barbarorum ir Despues que con la irrupcion


ruptione scissum fuit roma de los bárbaros fue destruido el
num 1mperium , omnesque imperio romano, é invadido to
romanae provinciae Inter eas das sus provincias, entre ellas Es
Hispania, ab eis occupatae paña; y despues que destruyén
fuere: ac postquam ipsis bar dose mútuamente unos á otros
baris sese invicem expugnan los mismos bárbaros, salieron al
DERECH o Es PAÑol. 135
Saec. V-tibus tandem gothi superio fin vencedores los godos, es ve- Sig. V.
res evaserunt; credibile est rosimil que, asi como los roma
ut, quem àdmodum romani nos hicieron poco á poco que
in omnibus quas subjiciebant prevaleciesen sus leyes en las pro
provincis suas paulatim le vincias que sujetaban, del mismo
ges invalescere fecerunt;ita pa modo los godos hubiesen cuida
riter Gothi mores quos secum do de introducir en España las
traxerant, in Hispani invehere costumbres que consigo habian
curaverint. traido.
III. III.

Verüntamen non ideo di Pero no por eso hemos de creer


cendum est gothorum reges, que los reyes godos al instante
statim ac Hispaniam occupa que ocuparon la España, se hu
runt; tantam abolendis ro biesen apresurado tanto á abolir
manorum legibus operam las leyes de los romanos, que de
impendisse, ut nullatenus ningun modo hubiesen permiti
hispanis, qui jam illis erant do su uso á los españoles, acos
assuefacti, eis uti permisse tumbrados ya á vivir segun ellas;
rint; quum etiamsi in du cuando, aunque no fuera cierto
bium vertatur edictum, quod el edicto que aseguran algunos
circa juris usum Ataulphum, haber dado el rey Ataulfo á sus
regem suae genti mandasse súbditos acerca del uso del dere
nonnulli tradunt, dubitari cho romano, es indubitable que
non possit quod Alaricus II Alarico II, rey de toda España,
totius Hispaniae praeter Gal escepto la Galicia, que ocupa
laeciam à suevis adhuc occu ban todavía los suevos, deseando
patam rex, aliarum legum ro- poner remedio á los males que
manarum in justitiam, alia sufria su nacion por ser unas le
rum dubian auctoritatem vel yes romanas injustas, otras de
imperfectionem tollere desi dudosa autoridad, y otras im
derans, Gojarico Comiti prae perfectas, mandó al conde Goya
ceperitut ex codicibus gre rico que formase de los tres códi
goriano, hermogeniano, theo gos gregoriano, hermogeniano
dosiano, et imperatorum no theodosiano, y de las novelas
vellis (1) quamdam compila (1) de los emperadores una re
tionem, sive breviarum, con copilacion ó breviario, añadien

(1) Has omnes fuisse hujus (1) Que fuesen estas las fuentes
1.36 DERECHIO
Saec. VI. ficeret cui Panli sententias, do á este las sentencias del juris- sig.vi.
et ex Caii institutionibus ac consulto Paulo, y lo que creyese
Papiani (1) responsionibus, necesario de las instituciones de
quod necessarium viderentur Cayo, y de las respuesta de Pa
addere acunicuique legi, sive piano (1), y que pusiese ademas
sententiae, interpretationem bajo de cada ley ó sentencia su
subjungeret. Confectum opus correspondiente interpretacion ó
in comitis generalibus sub declaracion. Concluida esta obra,
ipso Alarico II anno DVITo se aprobó en las cortes celebra
losae habitis approbatum est, das en Tolosa (á la sazon capital
et ejusdem regis Commonito del reino godo) año 506, bajo
rio, vel rescripta sub nomine del mismo rey Alarico II, y le
Auctoritas (2) Alarici pro promulgó en 6 de febrero del
mulgatüm ut universos suos mismo año, titulándole Auctori
ordinationis teneret. tas Alarici (2) para uso de to
das las provincias de su reino.

breviarii, sive primi hispani cò de donde sacó Goyarico su breviario,


dicis fontes ex interpretatione, se infiere evidentemente de la adi
quam ipse Gojaricus constitu cion que hizo á su interpretacion á
tioni unicae tit. IV, de respons. la ley única del tit. IV, de respon
prudent. lib. I. Cod. Theod. ap sis prudentum, lib. I del código teo
posuit, evidentissime patet. En dosiano, cuando dice: Sed & c.
ejus verba. Sed ex omnibus ju
risconsultoribus, ex Gregoriano,
Hermogeniano, Gajo, Papiano,
Paulo, quae necessaria causis
praesentium temporum videban (1) Asi como Papiano, que flore
tur, elegimus.” ció entonces , usó de todas estas
(1) Sicut Papianus, quitunc fuentes para escribir sus respuestas,
temporis floruit , omnibus his del mismo no lo el conde Goyarico
fontibus ad sua responsa edenda usó de dichas fuentes para formar su
usus est; ita que que Goiaricus código.
comes ad suum codicem confi (2) Que la voz auctoritas se usó
ciendum. en el siglo VI, en lugar de código,
(2) Saeculo VI vocem aucto nos lo manifiesta Dionisio Exiguo,
que floreció entonces, pues hablan
ritas pro codice fuisse usurpatam
Dionisius Exiguus , qui tum do del código griego que habia tra
temporis floruit , nobis exen ducido en latin, dice en su prefacio,
plum exhibet; loquens enim de sicut & c.; y adviértase que por
codice graeco, quem in latinum muchos siglos, aun despues de sacu
sermonem verterat, ait in prae dido el yugo de los romanos, no se
Es PAÑor.
Saec. VI. Sig. VI.
IV. IV.

Quod de wisigothis in His Lo que acabamos de decir de


pania, idem de ortrogothis la política de los wisogodos en Es
in Italia, ac de burgundioni paña, puede aplicarse á los ostro
bus, et francis in Galliis di godos respecto de Italia, y á los
ci potest, omnes enim vel los francos respecto de las Galias,
provinciarum, quas subjicie pues todas estas naciones, como
bant, incolis uti suis romanis procedentes de un mismo origen,
legibus permisserunt;vel eas llevaron por máxima permitir á
suis moribus accommodantes los habitantes de las provincias
quasdam compilationes (1) si que conquistaban usar de las le
ve codices confecere, veluti yes romanas con que se habian
edictum ex novellis legibus, gobernado hasta entonces, ó aco
ac veteris juris sanctimonia modando estas, aunque con cier
pro aliqua parte collectum tas modificaciones, á sus costum
- CLIV capitibus constans, et bres, formar de unas y otrasciertas
in ostrogothorum, romano colecciones (1) ó códigos, entre
rumque usum anno Dà Theo los cuales merece particularmen
dorico Amalo Italiae rege pro te nuestra atencion el edicto que
mulgatum. Et burgundio Teodorico Amalo, rey de Italia,
num legem, sive constitutio mandó formar del derecho anti
num librum in LXXXIX ti guo y nuevo, y de las costum
tulos divisum, età Gundebal bres ostrogodas, y fue compren
bo rege suis subditis die IV sivo de 154 capítulos, que pro
lal. aprilis anno DI editum, mulgó despues el mismo rey en
quipostea ab ejus filio Sigio el año 5o 1 para uso de los ostro
mundo novis titulis bis locu godos y de los romanos; y la ley
pletatus. Animadvertendum dada á los borgoñones por su rey
autem est etiamsi praedictus Gundebaldo, ó libro de constitu
fatione sicut habitur in Graeca usó en España otra lengua que la la
auctoritate. tina en los instrumentos publicos.
(1) Omnium barbarorum le (1) Han sido publicadas las leyes
ges editae sunt primò à juriscon de cuantos pueblos inundaron la Eu
sulto Friderico Lindembrogio ropa, primero por el jurisconsulto
Francofurti anno MDCXXIII, Federico Lindembroch en Franfort,
et novissime à Fr. Paulo Cancia año 1623, y despues por Fr. Pablo
ni Venetiis anno MDCCLXXXIX. Canciani en Venecia, año de 1789.
18
138 DERECHIO
Saec. VI. Theodoricus ab anno DX us VI.
ciones, que dividido en 89 títu-Sig.
que ad annum DXXII Hispa los publicó dicho rey para todos
niam rexerit, nullatenus ejus sus súbditos en 27 de marzo del
edictum hic auctoritatem ha
año 5o 1, y cuyo código su hijo
buisse, vel eam, quam ala y sucesor Sigismundo añadió dos
rici breviarum habebat, im veces con nuevos títulos. Pero se
minutam fuisse prout exip ha de advertir, que aunque di
sius Theodorici epistolis atque cho Teodorico rigió la España
decretis, nec non ex conci desde el año 51 o hasta el de 522,
liorum in Hispania tunc tem no por eso tuvo aqui su edicto
poris habitorum canonibus autoridad alguna, ni decayó el
apertissime infertur. Si ergo breviario alariciano de la que te
in alariciano breviario, et nia; segun consta indubitablemen
wisigothorum secundo codi te de las epístolas y de los decre
ce, aliquae sententiae, vel le tos del mismo rey, que se pue
ges inveniuntur similes eis, den ver en Casiodoro, y de los
quae in theodoriciano edicto, cánones de los concilios celebra
vel burgundionum libro ex dos entonces en España. Y asi
stant, non ideo credendum aunque en dicho breviario ó en
ex aliquo horum codicum el segundo código wisigodo se en
fuisse desumtas, quum, ubi cuentren sentencias ó leyes seme
èadem est ratio, idem semper jantes á las del edicto de Teodo
esse debuerit jus, et Burgun rico, óá las de los borgoñones (1),
dia (1) aetate propter assidua no se ha de creer por eso que
bella Hispanae regibus non fueron tomadas de alguno de di
semel obedierit. cho dos códigos, porque en don
de hay igual razon siempre de

bió haber igual ley, y por eso


convinieron en muchos puntos los
códigos de las naciones bárbaras
como hoy convienen los de las
cultas.

1) Euricus inquit Jornandes, (1) La Borgoña, asi por su situa


eap. XLVII, lib. I, de reb. cion local (pues era pais limítrofe de
Geth., grato suscipiens animo dos poderosos reinos), como por lo
totas Hispanias, Galliasque sibi frecuentes que eran las guerras en
jam proprio tenens, simulque tre los pueblos bárbaros, tuvo que
burgundiones subegit obedecer
anno de no pocas veces á los reyes
España.
CDLXXVI.
resPAÑoL. 139
Sae. VI. Sig. VI.
V. V.

Alariciani breviarii, de quo La autoridad del breviario


nuper loquuti sumus, et in alariciano, de que hablamos po
quo nihil, quod ad arianis co ha, y el cual nada contiene
mum (1) redoleat, utià non que favorezca al arrianismo (1),
como han creido hasta ahora al
nullis usque adhuc creditum
est, continetur, ideoque etiam gunos jurisconsultos; y por eso
a catholicis Hispaniae episco no se desdeñaron algunos obispos
pis in concilis est adhibitus: católicos de usar de él en sus conci
magna in Hispania fuit au lios (2): en España fue tan gran
(1) Non igitur fuit necesse (1) Y asi no fue necesario de
ut aliquae hujus codicis leges rogar ley alguna de este código, ni
delerentur, aliae autem refor reformar otras para incluirlas en el
marentur, tamguam arianismo segundo código yvisigodo, por ser fau
faventes, quum de eis in codi toras del arrianismo, como afirma
cem includendis fuit actum , ron Jovellanos en el discurso que
uti Campomanes et Jovellanos pronunció por su recepcion en la
a8Seruerunt. Real academia de la historia (MSC.
que poseo), y Campomanes en la re
lacion de su segundo viage al Escorial, año de 1751. Igual error co
metió el P. Burriel cuando en su carta á don Pedro de Castro, escrita
en 2o de diciembre de 1754, llamó arriano á dicho breviario, pag. 271,
edicion de Valladares.
(2) Para prueba de esta proposicion, bastará citar las actas del con
cilio toledano VI, celebrado el año 638 en tiempo de Sisenando, pues
tratando los padres de juzgar en grado de apelacion la causa de Mar
ciano y Habencio, se valieron de las sentencias de Paulo como de una
ley viva por estas palabras: r: Sed, quoniam talium factionum, vel
conjurationum conciliabula non modô infirmat auctoritas canonum,
sed et resolvit sententia legum, quam prolatam in sui defensione diaco
nus ipse relegit dicens neque contra leges, neque contra bonos mores pa
cisci possumus.». Y véase aqui de paso un hecho que ilustra en gran
manera la opinion del doctor don Francisco Martinez Marina en el pár
rafo 2o, página 18 de su Ensayo sobre la antigua legislacion de Leon y
Castilla, acerca de no haberse formado, como quiso Burriel, loc. cit.,
el segundo código wisigodo en el concilio IV de Toledo, tenido tam
bien bajo de Sisenando en el año 633; si es que señala á Recaredo la
inscripcion latina de la ley VII, tit. V, lib. II, única de dicho código
wisigodo que convenga con la sentencia de Paulo, y no á Recesvinto,
que es á quien la atribuyen Llorente y Villadiego; y en la edicion la
sae. VI. ctoritas ita, ut integrae ejus de , que se encuentran leyes sig. vii.
leges, vel sententiae, in se y sentencias enteras trasladadas
cundum wisigothorum codi (1) literalmente al segundo có
cem fuerint translatae (1). digo wisigodo con sus corres
Neque in Hispania solum, pondientes interpretaciones, y
sed etiam in reliquo imperio aun estas solas alguna vez. No se
gothico, veluti per Aquita limitó á España su autoridad,
niam et Nàrbonam, auctori sino que se estendió á todo el
tatem habuit, atue inter imperio gótico, como á las pro
burgundiones et francos ejus vincias de Aquitania y de Nar
usus permissus. Imo ex hoc bona, y aun se permitió su uso
brebiario integras sententias entre los borgoñeses y francos,
ad confingendas ante-siricia segun la política de aquel tiem
nas epistolas excerpsit sae po. Sacótambien de este brevia
culo IX Isidorus Mercator rio sentencias enteras en el si
eoque Gratianumetiam usum glo IX Isidoro Mercator para
fuisse constat. Hic codex qui fingir sus decretales ante-siricia
et Lex romana vocari con nas, y (2) despues Graciano pa
suevit, à Joanne Sichar ra formar su decreto. Dió á luz
do Basileae anno MDXXVIII este primer código español, que
editus est, alii enim juriscon se llamó tambien - ley romana,
sultivel integros ejus fontes, Juan Sicardo, en Basilea, año de

(1) Hujus translationis exem tina publicada por la Real academia


pla inveniuntur tam in wisigo española, está puesto con todas letras
thorum codicibus editis quàm Chindasvinto; ó lo á menos de no
in MSCS. quibus Academiae his haber sido añadida al segundo códi
pana ad ForiJudicum editionem go wisigodo dicha ley hasta despues
usa fuit, uti videre est in ad del año 638, pues si lo hubiese sido,
junto exemplo. la habrian alegado los padres con
preferencia á la sentencia de un có
digo mas antiguo, supuesto que por la ley IX del tit. I, lib. II del có
digo wisigodo estaba prohibido citar en los juicios otro código distinto
de aquel bajo la pena de una multa de treinta libras de oro, y que se
rompiese el código presentado.
(1) Se encuentran ejemplos de estas traslaciones tanto en los códi
gos impresos como en los manuscritos de las leyes wisigodas, y de las
cuales ha usado la Real academia española para su adicion del Fuero
Juzgo. Léase el adjunto plan.
(2) De aqui se puede inferir cuan útil es para la inteligencia del
derecho canónico la historia del romano y viceversa.
Es PAÑo L. I4. I

sea. v . vel aliquas tantümmodo ejus 1528, pues los demas juriscon-Sig V .
partes ediderunt; exstatque sultos han dado á luz ó las fuen
hujus editionis exemplar in tes íntegras de donde se sacó, ó
pluteo CLXX Regiae biblio- solamente algunas de las partes
thecae Matritensis. de que se compone. Existe un
ejemplar de esta edicion en el ca
jon 3, estante 17o de la Real bi
blioteca de Madrid (1).
VI. VI.

Quum vero temporis tra- Pero habiéndose llegado á des


ctu ex legibus in alariciano usar muchas de las leyes inclui
breviario contentis non pau- das en el breviario de Alarico, y
caein desuetudinem abierint, exigiendo otras nuevas los casos
et propternovos, qui quoti- que cada dia ocurrian de nuevo,
die eveniebant, casus novae Leovigildo (que gobernó la Es
leges desiderarentur; Leovi- paña desde el año 57o hasta el de
gldus, qui ab anno DLXX 587) reformó este primer có
usque ad annum DLXXXVII digo wisigodo, tomando de las
Hispaniam rexit, hunc pri- mismas fuentes de que se habia
mum wisigothorum codicem servido el conde Goyarico, cuan

(1) No siendo facil hallar la edicion de Sicardo, y habiéndose in


cluido en las varias ediciones del código teodosiano (de las cuales hablé
en la proposicion X del derecho romano) las fuentes de que se formó el
breviario, voy á dar una regla general, nacida del continuo manejo
que llevo hecho hace quince años de estos dos códigos, para todo el que
quiera saber á punto fijo en cualquiera de las ediciones ya dichas, cua
les son las constituciones ósentencias que pertenecen al breviario, y cua
les no. Suponiendo segun queda dicho que sus fuentes son los tres có
digos gregoriano, hermogeniano y teodesiano, las novelas posteriores de
varios emperadores, las instituciones de Cayo, las sentencias de Paulo
y dos fragmentos de Papiano, téngase presente que esceptuando estos y
dichas instituciones (de las cuales no se encuentra en edicion alguna
mas que su epítome hecho por Goyarico), toda ley, novela ó sentencia
que tenga su correspondiente interpretacion, ó á cuyo texto siga inme
diatamente esta proposicion, hic textus planus est, ú otra semejante, co
mo haec lex interpretatione non indiget, es indubitablemente de dicho
breviario. Esceptúase de esta regla alguna que otra sentencia de Paulo
que carece de interpretacion.
I42 DERECHO
Sae. VI. reformavit ex isdem fonti tas leyes le parecieron necesarias, sig. v .
busquibus ad illum con y omitiendo las superfluas. De
ficiendum Gojaricus comes aqui nace la duda de si el código
fuerat usus, plurimas leges publicado por Juan Sicardo es el
praetermissas adjiciens, super mismo breviario reformado ya
fluas auferens. Hinc dubium por Leovigildo, ó el primero que
oritur, utrum codex à Si se formó bajo de Alarico; pero
chardo editus sit ipsum bre mientras que no se descubran
viarium à Leovigildo jam re nuevos códices manuscritos, nos
formatum, vel primum sub parece mas probable que el có
Alarico confectum; sed, us digo dado á luz por Sicardo es el
que eö dum novi MSCS, codi mismo que reformó Leovigildo.
ces reperiantur, probabilius Es constante que la autoridad de
nobis videtur breviarium à este breviario asi reformado, se
Sichardo editum esse idem,
estendióá mayor número de pro
quod Leovigildus reforma vincias que el primero, porque
vit, cujusque majorem quäm ademas de haber heredadô Leo
praecedentisauctoritatem fuis vigildo de su hermano Liuva la
se, vel inde patet, quðd Leo Galia Narbonense, reconquistó
vigildus praeter Galliam Nar tambien no pocos de cuantos
bonensem in cujus regimen pueblos y ciudades estaban suje
Liuvae suo fratri vita functo tos todavía á los imperiales,suje
successerat, non solüm mul tó otras que se habian revelado.
tas ex civitatibus, quae ro Ultimamente venció en el año
manis adhuc subjectae erant, 586 á los suevos, con lo cual dió
recuperavit, aliasque, quae fin á su monarquía, de suerte,
ei rebelles exstiterant, in que llegó Leovigildo, como dice
suam redegit potestatem; sed S. Isidoro, á ser señor de casi
etiam suevosanno DLXXXVI toda España.
devicit eorum regno extincto,
atque ita Hispania pene tota
potitus est. -

VII. VII.

Ex quo Recaredus Leovi Desde que Recaredo, hijo de


gldi filius, nec non optima Leovigildo, los magnates y demas
tes, caeterique gothi in con godos adjuraron el arrianismo en
cilio toletano III nationali el concilio toledano III nacional
Es PAÑo L. 143
Saec. VIanno DLXXXIX habito Arii del año 589, ocurrió nuevo mo-
Fin del
VI
fin. et
y errores abjurarunt, fieri non tivo para que asi Recaredo co
potuit quin tam ab ipso Re mo sus sucesores, estableciesen
caredo, quam à caeteris, qui frecuentemente ya por sí, ya en
ei successerunt, regibus, sive los siguientes concilios naciona
per se, sive in sequentibus les, á los cuales solian asistir jun
hujusmodi concilis, ad quos tamente con el rey dichos magna
rex, et regni proceres con- tes, nuevas leyes; de las cuales,
currere solebant, quotidie no luego que se aumentaron lo bas
vae conderentur leges, exqui tante de las costumbres godas
bus, statimac supra numerum reducidas á escrito, y de otras
auctae fuerunt,unà cum go muchas leyes tomadas del bre
thorum moribus in scriptu viario alariciano, aunque con al
ram redactis, multisque ex gunas modificaciones (1), se pu
breviario alariciano legibus blicó en el siglo VII una colec
desumtis (1), quaedam col cion latina con el título de Ley
lectio sub titulo Legis Wi de los Visigodos; de la cual, en
sigothorum saeculo VII la que tiempo precisamente, y bajo
tine evulgata est; de qua de que rey se formó, es una de
quonam tempore et sub quo las materias mas controvertidas
rege fuerit confecta acerrime entre los doctos, pues unos la
interviros doctos disceptatur; atribuyen á Sisenando, otros á
hi enim Sisenando, isti Chin Chindasvinto, otros á Recesvin
dasvinto, illi Recesvinto tri to; y no faltan quienes tengan
buunt, nec desunt, qui ali porsu autor alguno de los cua
quem ex quatuor, qui eos tro reyes posteriores á estos. En
sequuti sunt. Regibus hujus tanta variedad de opiniones nos
codicis auctorem faciant. In parece mas probable la que su
tanta virorum doctissimorum pone á Chindasvinto autor de
discrepantia nobis probabi este código, y que los demas re
(1) Etiam ex S. Isidori his (1) Hasta de las obras de San Isi
palensis operibus inveniuntur doro se encuentran tomadas en este
in hoc codice aliquae leges, vel código algunas leyes. Tales son la IV
sententiae desumtae, uti videre y la V del tit. II, lib. I, las cuales
est in legibus IV et V, tit. II, se tomaron de los capítulos XX y
lib. I, cod. wisigoth. libri XII: XXI, lib. V de las etimologías, mas
non autem ex Justinianeo cor no del cuerpo de Justiniano, como
pore, uti Cujacius ac Marina as afirmaron Cujacio y Marina.
36Ill6IUlt.
144 DERECHO
sae. VII. liðr videtur opinio quae Chin yes que le sucedieron hasta Witi- sigvII.
dasvinthum ejus auctorem za no hicieron mas que aumen
facit: posterioribus vero us tarle con diversas leyes. Lo úni
que ad Witizam regibus tan co que se sabe de cierto es que
tümmodo ipsius complemen por una de ellas se prohibió el uso
tum tribuit. Hocunum certum del código anterior, y por otra el
et praecedentis codicis, quia de las romanas, ó de cualquiera
jam ejus leges contrarismo otra nacion, á causa de que las
ribus, imo et legibus exolè de aquel se habian ido anticuan
verant, in foro prohibitum, do por costumbres, y aun por le
et generatum tam romanas yes contrarias, y las demas eran
quan aliarum gentium leges incongruentes á la nacion espa
fuisse proscriptas ad instru ñola (1)
Ct1Onem autem earuIIl Stu
dium omnibus permissum (1).
VIII. VIII.

Constat hic codex, quicor Consta este código, que por abu
rupte etiam Forum judicum so se ha llamado tambien Fuero
appellatus est (2), duodecim Juzgo (2), de 12 libros divididos en
libris divisis in titulos, in titulos, que contienen las leyes,
quibus et leges, non aemula no dí imitacion del código justi
tione codicis justinianei,uti nidineo, como afirmó errónea
erronee asseruit Cujacius, mente el célebre Cujacio, pues
quum neque titulorum et le vemos que discrepan ambos có
(1) Lege VIII ac IX, tit. I, (1) Por las leyes VIII y IX del
lib. II, cod. wisigoth. tit. I, lib. II del cod. wisigodo.
(2) Equidem sub hac inscri (2) Es cierto que la Real acade
ptione á regia Hispana academia mia española le ha impreso con este
hunc codicem typis fuisse man nombre; pero como advierte el doc
datum inficiari nequit: verium, tor don Francisco Martinez Marina
uti sapienter Dr. D. Franciscus en el par. X, pag. 18 de su Ensayº
Martinez Marina animadvertit sobre la antigua legislacion de Leon
in paragrapho X operis, quod y Castilla, el título Forum judicum
de veteribus Legionis ac Caste con que se cita comunmente la co
llae regnorum legibus exercita leccion de leyes godas, es bárbaro y
tionem inscripsit. Fori, judicum desconocido no solamente en tiempo
inscriptio sub qua wisigoticarum de los godos, sino tambien en los si
legum collectio in controversiam guientes siglos. Codex legum, liber
Es PAÑo L. 145
sae. VII, gum numero, neque mate- digos no solamente en el número Sae.VI .
riarum ordine, neque le de títulos y de leyes, sino tam
bien en el método de tratar las
gum, ipsarum sanctionibus
conveniant: sed pleraeque materias, y en las sanciones delas
hujus secundi wisigothici co leyes mismas, de modo que la
dicis legesjustinianeis omni mayor parte de las de este segun
no contrariae sint. Tandem do código es enteramente contra
si ex librorum numero de ria á las de Justiniano. Ultima
ducenda esset norma, jux mente, si del número de libros
ta quam hic secundus wi se hubiese de inferir cual código
sigothorum codex efforma sirvió de norma para formar di
tus est, hac ratione etiam ex cho II wisigodo, podria decir
XII tabb. desumtum fuisse se tambien que habia sido hecho
dici poterat; imo forte verisi á imitacion de las XII tablas, y
milius, nisi aliunde constaret acaso con mayor verosimilitud,
XIItabularum codicem num si por otra parte no nos constase
quam in Hispania auctorita que este código nunca tuvo auto
tem habuisse. ridad en España.
IX. IX.

Quum autem hiccodex non De haber sido añadido varias


semel, uti supra diximus, no veces con nuevas leyes y refor
vis legibus locupletatus etre mado, segun queda dicho en la
formatus fuerit, inde evenit proposicion anterior, proviene
uteodices MSC. (1) saepe ne que los códices MSC. (1), no con
afferri solet, barbara atque in legum, liber gothorum, liber judi
cognita est non solium sub go cum. Estos son los nombres que se
thorum dominatione, sed etiam dan á aquella coleccion en las mis
in posteriore aetate; imo neque mas leyes, en los concilios y cortes,
in ipsis legibus, neque in me en los instrumentos públicos de la
dii aevi litteris publicis, neque edad media, y en los códices mas
in MSC. vetustioribus sub hac antiguos; pero ya á principios del si
inscriptione apparet; sed ita co glo XIII se halla algun uso de aquel
dex legum, liber legum, liber título bárbaro.
gothorum, liber judicum, licet
à saeculo XIII. Fori, judicum
inscriptio usurpari coeperit.
(1) Non verò editi, omnes (1) No sucedió esto con los im
aanque exemplaris latini edito presos, á causa de que todos los edi
I9
DERECHO
146
Sae. VII.
que titulorum, vel legum vengan muchas veces en los títu- sigvII.
numero, neque earum ordi los (1); en el de las leyes, ó en
ne; imo aliquoties neque in su colocacion, y algunas veces
ejusdem legis inscriptione, en la inscripcion ó en la sancion
vel sanctione inter se con de una misma ley; y discrepe re
veniant, et ab eis plerumque gularmente de dichos códices la
discrepet hispana versio, de version castellana, de que pronto
qua mox, ita, ut quem lati hablaremos, de suerte que no se
num codicem adhibuerint, qui puede saber cual códice latino
eam confecerunt, investigari usaron los traductores. Y asi para
nequeat. Igitur, ut unius averiguar el autor de cada ley, y
cujusque legis tempus et au en que tiempo se dió, lo cual es
ctor agnoscantur, quod ma muy necesario, pues no deja de
xime necessarium est quum tener este código algunas leyes
aliquae licet paucae, sint in contrarias (2), se ha de atender
hoc codice contrariae leges, primero á su inscripcion, despues
attendenda primüm ejus in á la suscripcion, cotejando los có
scriptio, omnibus tam MSC. dices MSC. con los impresos; y
quàm editis codicibus inter si careciere de alguna de ellas ó
se collatis, deinde ejus sub de ambas la ley, entonces se ha
scriptio. Quòd si neque in de examinar cuidadosamente su

res regia Academia hispana esce tores del original latino han seguido
pta, Petrum Pithoeum sequuti á Piteo , escepto la Real academia
española, que nunca hace mencion
de él.
(1) El códice que llamaron del chronicon los señores Dieguez y Cam
pomanes, en el viage que hicieron al escorial en el año de 1751, de
orden de la Real academia de la historia, y está en el Plut. (Caj.) 2, let.
K 29 de su biblioteca, contiene ademas de los títulos de la edicion de
Piteo, los siguientes: de gradibus generis humani, de meretricibus, de
siduarum fraudulentia, de sodomitis, de parvulo haereditatem capiente, de
libertorum obsequis, de proximis et extraneis homicidium accusantibus
ne liceat ancillae, vel servo, partem corporis detruncare. La relacion de
este viage, que he copiado del MSC. existente en dicha Real academia,
est. Y, grad. II, num. 26, está inserta, aunque en compendio» en el
tit. III de sus memorias. Dichos dos señores incluyeron en esta relacion
dos listas, una de las leyes y títulos del Fuero-Juzgo segun los códices
del Escorial, y otra de las leyes de data cierta. Se pondrán ambas listas
en un plan.
(2) "Cotéjense la ley XXII del tit. I con la ley III del tit. IV, ambos
del lib. II.; la ley XVIIl del tit. IV lib. III, con la ley IV del tit. III,
Es PAÑo L. 147
Sae. VII.scriptionem, neque subscri texto; y si ni aun esto bastare, se sig. VII.
ptionem lex habeat, vel alte ha de recurrir á las fuentes (1)
rutra careat, tuncinspiciendus de donde se han tomado las leyes
estipsius textus; etsi nec hoc de este código. Pero se ha de ad
suficiat, recurrendum ad vertir, que asi en los ejemplares
fontes,unde hujus codicis le impresos como en los MSC., sue
ges desumtas esse diximus. len ser diversas las inscripciones
Animadvertere debemus tam de las leyes; pues unas tienen las
in codicibus editis, quàm del rey que las dió, ó las del que
MSC. legum inscriptiones di las reformó; bien que muchas ve
versas esse, nam quaedam le ces es imposible conocer á cual
ges nomen regis, qu eas tu de ellas señala la inscripcion, por
lit, vel reformavit; inscri ser equívocas las abreviaturas
ptum ferunt: sed saepè adeo con que los copiantes acostum
confusè, uttamunum, quàm braron á escribir los nombres de
alterum regem designare pos los reyes; otras tienen la del con
sint; quaedam concili, in cilio en que se establecieron;
quo conditae fuerunt; quae otras se titulan solamente anti
dam simpliciter dicuntur an guas; otras antiguas recien en
tiquae ; quaedam antiquae mendadas ó reformadas, ya por
noviter emendatae vel quo haberse derivado de las antiguas
niam ab antiquis gothorum costumbres godas reducidas á es
moribus in scripturam reda crito, ya por haber sido tomadas
ctis confectae; vel quoniam de las leyes del primer código,
ab antiquis prioris codicis le aunque con alguna modificacion,
lib. II; las leyes II, III, IV y V del tit. I, lib. V, con la ley IV del
tit. IV, lib. II, y la III del tit. IV, lib. III; la ley XII del tit. IV,
lib. II, con la XIII del tit. V, lib. III, segun la edicion de Piteo. Por
que en cuanto al texto de cada ley rarísima vez convienen los códices MSC.
(1) La ley Romana, ó breviario de Alarico, las costumbres godas,
derivadas de las de los pueblos germánicos, y descriptas tan perfectamen
te por César y Tácito, y nuestros concilios, son las fuentes adonde
manda recurrir el señor Jovellanos en el discurso que pronunció á 4 de
febrero de 178o, con motivo de su recepcion en la Real academia de la
historia (MSC. que poseo). A las obras citadas de César y Tácito se de
ben añadir las de san Isidoro de Sevilla, especialmente sus libros de
las etimologías, en las cuales, como advierte el P. Burriel en el par.
LXXXVIII, pag. 219 de su informe de pesos y medidas, recopiló el
santo cuanto se hablaba y se acostumbraba en España en los siglos
VI y VII.
DERECHO -
s. VIII.gibus derivatae; et denique y otrasfinalmente no tienen ins- s. vIII.
quedam nullam habent in cripcion alguna.
scriptionem.
X. X.

Qualis ac quanta fuerit Cual y cuanta haya sido en


semperin Hispania hujus co España la autoridad de este có
dicis auctoritas, vel ex eo ap digo, se infiere bien claramen
paret quðd etiam post sarra te de que aun despues de la
eenorum irruptionem quae irrupcion de los sarracenos, ocur
anno DCCXI accidit hispanis rida el año 711, permitieron
qui inter sarracenos remanse estos á los españoles, que les
runt, liberum fuerit ex pactis quedaron sujetos segun las con
conventis,quamvis non num diciones con que se entregaron
equam à califis infractis, vi (aunque no siempre las cumplie
vere christiano more, et ha ron los califas), el ejercicio de su
Bere judices è sua gente atque religion, tener jueces de su na
ideojam saeculo IX quandam cion, y vivir segun sus leyes; y
ejusdem codicis versionem por eso ya en el siglo IX se cree
arabicam à Joanne archiepis que hizo una version arábiga del
eopo hispalensi confectam Fuero-Juzgo Juan arzobispo de Se
fuisse dicatur, eadenquejura villa. Iguales prerogativas obtu
hispani, qui ad Gallias con vieron de Carlo M. y sus suceso
fugerant, à Carolo M. ejus res en el imperio cuantos espa
que in imperio successoribus ñoles se refugiaron á Francia. Pe
obtinuerint. Quoad verð cae ro en cuanto á los demas, que re
teros hispanos, qui in mon tirados á las montañas septen
tium septemtrionalium radi trionales bajo de la direccion de
cibus sub Pelaio et quiei suc don Pelayo y demas reyes poste
cesserunt, regibus libertatemriores, pudieron conservar su li
servare potuerunt, etsi tunc bertad, aunque por depronto se
temporis wisigothicarum le perturbó algun tanto la obser
gum usus aliquanto turbatus; vancia de las leyes wisigodas; sin
attament ex quo Asturicae et embargo, desde que reconquis
Legionis provinciarum poti tada Leon se hizo de esta pro
ti sunt, plurima inveniun vincia y de la de Asturias un rei
tur Instrumenta, quae prae no, son frecuentísimos los instru
dicti codicis auctoritatem de mentos que prueban la autoridad
monstrant; et ipsi reges po del código wisigodo; y aun los
t.
res PAÑo L. I49
sa.vimI. pulis, imo et integris provin mismos reyes, segun que iban S. VIII.
cis, prout eas à sarraceno recobrando de los moros pueblos
rum potestate substrahebant, y provincias enteras, solian pro
denuò illum promulgare con mulgarle de nuevo en ellas, ó com
sueverunt, vel in omnibus, siderarle como matriz de todos
quae eis concedebant, foris los fueros que las concedian. Bas

praecipuam hujus codicis ra tante prueba es de esto haberse


tionem habuerunt.Argumen formado ya en el siglo IX por
ti satis est inter alia quðd cierto jurisconsulto un compen
jam saeculo IX jurisconsultus dio de dicho segundo eódigo
quidam eum in compendium wisigodo (1), del cual se en
redegerit, nostraeque cano cuentra un ejemplar íntegro y
num collectionis exemplari magnífico en cada una de las co
bus paulò post transcriptis pias que poco despues se hicie
adiectum fuerit aliud inte ron de nuestra antigua coleccion
grum atque magnificum ip
ede cánones. En las cortes de Leon
sius codicis exemplar; ac in del año de 1 ozo (de las cuales
comitis lugdunensibus anno hablaremos luego), estableció (2)
MXX habitis de quibus po edon Alonso V algunas leyes nue
stea, Ildefonsus Vwisigothicas vas, y cofirmó las wisigodas, cuyo
(1) D. Lorenzo de Padilla asegura en su libro de las leyes y pragmá
ticas, que se tradujo tambien en árabe por orden de don Alonso el Casto.
(2) En el año 1074 otorgó el célebre Rodrigo Diaz de Vivar carta de
arras áfavor de su muger doña Jimena, segun las formalidades prescriptas
or las leyes godas, Berganza,cap.VII, lib.V, tit. I de sus antigüedades.
de Castilla léase la sancion I, tit. II, especialmente las escrituras
73 y 75; y asi ni aun como dudosa debió verter Mariana en el cap. VII,
lib. IX de su historia de España, la siguiente proposicion. c: Dícese otrosí
de este rey (don Sancho II), que abrogó las leyes góticas áimitacion de
Barcelona, que hizo lo mismo, como queda dicho, y mandó siguiesen las
imperiales.”. Lo que añade aqui Mariana tocante á Barcelona no es me
nos falso que lo de Castilla, pues consta asi del prólogo de los usáticos,
de que luego hablaremos, y en cuya coleccion se copiaron á la letra al
gunas leyes del código wisigodo, como de sus constituciones, que reco
nocieron el Fuero-Juzgo por matriz ó código principal. Sirvan de ejem
plo dicho prólogo, cuando esponiendo el conde Raimundo las causas que
le movian á formar los usáticos como suplemento del código wisigodo,
dice: Quum D. Raymundus Berengari vetus comes vidit et cognovit
quod omnibus causis et negotis ipsius patriae leges gothicae non possent
observari, vel etiam vidit multas querimonias et placita, quae ipsae leges
pecialiter non indicabant... constituit et missit usaticos... hoc enim fe
15o DE RECIO
s. VIII. leges reparaverit, aliasque ad código cuando san Fernando le s. viII,
diderit. Saeculo XIII Ferdi dió de nuevo á los cordobeses en
mandus III hunc codicem el año de 1241, mandó traducir
denuò cordubensibus edidit, en lengua vulgar; pero no pare
jussitque ut in vernaculam ce que tuvo efecto hasta el reina
linguam verteretur; quod ta do de su hijo. Ni se crea que por
men non videtur efectum, haber autorizado don Alonso XI
nisi sub suo filio. Neque ex como código supletorio, despues
eò quðd saeculo XIV medio de su Ordenamiento y demas fue
(1) septem partitarum codex ros, las Siete Partidas (1) en el
ab Ildephonso XI tamquan año de 1348, y don Felipe II
suppletorius sui ordinamenti promulgado la antigua Recopi
ac reliquorum fororum, pu lacion (2) en el año de 1565, que
blicatus fuerit, auctoritate
dó abolido el Fuero-Juzgo, porque
que donatus et postea anno ademas de mandar la ley I del
MDLXVà Filipo II rege (2) tit. XXVIII (que es la III del
promulgata vetus recopilatio, tit. I, lib. II de dicha Recopilacion
wisigothorum codicem subla ant.) que (3) se guarden las leyes
tum fuisse credendum est, de todos los fueros en cuanto es
quum lege I, tit. XXVIIIip ten en uso: ya atendamos á las
sius, quae est III, tit. I, lib. II decisiones del Supremo Consejo
ejusdem recopilationis (3) de Castilla, ya á la ley XI del
eit Raymundus auctoritate libri judicis, qui dicit sane adiciendi & 'e.:»
que es la ley XIII del tit. I, lib. II de dicho código. Y la constitucion II
del tit. I, lib.VI, vol. III de las constituciones de Cataluña, cuando dice:
» segons ley gothica de tota la heretat del pare ó mare, ó avi, ó avia se fa
einch parts.” Es la ley 1º del tit. V, lib. IV del mismo código wisigodo,
segun la edicion de Piteo.
(1) Ad hujus codicis legum (1) Los jurisconsultos de aquel
calcem ilius aetatis jurisconsulti tiempo acostumbraron anotar al
apponere consueverunt animad pie de las leyes de Partidas las wisi
versiones de his legibus quae wi godas que concordaban con ellas, y
sigothicis concordabant easque á corregir las que discordaban.
corrigere quae eis discordabant.
(2) Aliud wisigothorum co (2) Juan Bautista Cardona, obis
dicis magnificum exemplar lati po de Vique, dedicó al mismo rey
num MSC. Joannes Baptista Car don Felipe II, un magnífico ejem
dona Vicensis episcopus anno plar MSC. latino del código wisi
MDLXXXV ipsi Filippo II re godo en el año 1585.
gi obtulit.
(3) Etiam ia Novis. Reco (3) Se ha incluido tambien en
Es PAÑo L. 15 1
sa. VIII. omnium fororum leges, qua- tit. III, lib. III de la Novísima s. VIII.
tenus in usu sint servari deRecopilacion, de ningun modo
beant; et tandem sive supre puede decirse qne estan deroga
mi Castellae senatus decisio das las leyes wisigodas.
nibus, sive legi XI, tit. III,
lib. III Noviss. Recopilationis
attendamus, nullatenus wisi
gothicas leges derogatas esse
dici possit.
XI. XI.

Superestut de hujuscodicis Réstanos hablar de las edicio


editionibus loquamur.Apud nes de este código. En España se
nos una hispana versio Ma imprimió sola la version castella
triti edita primüm ab Ilde na, primero por Alonso Villadie
phonso Villadiego anno MDC go, que la ilustró con glosas en
glosiss exornata, quam dein Madrid, año de 16oo, y despues
de absque glossis ibidem re alli mismo sin ellas en 1792 por
cudit Joannes Antonius Llo don Juan Antonio Llorente, ca
rente canonicus calagurrita nónigo de Calahorra, hasta que
nus anno MDCCXCII, donec la Real academia española hizo
à regia Academia hispana et imprimir el original latino y su
latinus textus, et ejus versio version. Pero antes que en Espa
typis mandata sunt. Prius ña se imprimiese version alguna,
quam autem in Hispania una dió á luz Pedro Piteo en Paris,
versio ederetur, prodit Pa año de 1579, el texto latino. Re
risis anno MDLXXIX lati pitieron esta edicion Andres Es
nus codex curante Petro Pi coto en el tomo III de su España
thoeo, quem sequuti An ilustrada, y Federico Lindem
dreas Scotus ae Fridericus broch en su código de leyes an
Lindembrogius in editioni tiguas, impresas ambas en Franc
bus, quas Francofurti annis fort por los años de 1606 y 1623;
MDCVI et MDCXXIII con pero merece mayor aprecio la co
fecerunt: sed has praestat leccion de leyes antiguas, que
barbarorum legum antiqua ilustradas con escelentes notas

pilat. tit. II, lib. III hace lex el tit. II, lib. III de la Novísima Re
inclusa est. copilacion.
r.5a IDE IREC. H ()
Sa. VIII.
rum collectio, quam notis, et publicó en Venecia fray Pablo s. vii.
glossis à P. Paulo Canciani Canciani, cuatro tomosen fol. (1)
Venetiis anno MCCLXXIX Es de estrañar que la Real acade
edicta est. Mirandum certe mia española no haya usado de
unam Lindembrogi editio mas ediciones que la de Lindem
nem ab Academia hispana in broch para formar la suya; la
pretio habitam fuissead suam cual sin embargo debemos confe
conficiendam, quam tamen fa sar que es la mejor de todas, por
tendum estomnium optimam que ademas de contener el origi
ac correctissimam esse, nan, nal latino, y á continuacion de
praeterquam quðd latinum este la traduccion castellana, se co
codicen, atque hujus hispa noce que cotejó la academia muchí
nam versionem COntineat 1ta, simos códices MSC., cuyas varian
ut huic illi praecedat, sub tes estan puestas en cada página
cujusque legis textu repe debajo de las leyes (cuyo texto y
riantur collati quamplurimi códice se tiene por auténtico). Y
MSC. codices, licet in mullo todavía no se encuentra en algu
eorum appareat quaedam wi no de los códices MSC. una ley
sigothica lex instrumento an wisigoda citada en un instrumen
no MLXXXIII confecto alla to público del año de 1 c83, pu
ta; neque aliquis exeis COIl blicado por Risco en el XX apen
Ven 1at Cum VetulSt1SS1II1O CO dice, tomo XXXVIII de la Espa
dice MSC. 1478 bibliothecae ña sagrada. Tampoco conviene
monasteri quod Lutetiae est alguno de estos códices en el mé
S. Germani des Pres à soda todo y colocacion de las leyes con
libus maurinis in tractatu de
el antiguo códice MSC., núme
re diplomàutica,tom. III ad ro 1478 de San German de Pa
hibito. ris, citado por los padres mauri
nos en el tomo III de su tratado
de diplomática, pag. 15o, nota I.
XII. XII.

Quum leges absque mori Siendo inútiles las leyes sin las
ribus proficiant, ideo. his costumbres, resultó que alteradas

(1) Aun no he podido hacerme con esta obra que he visto citada
por varios autores, entre ellos Samper en su Historia de los vínculos y
mayorazgos; pero hay de ella un ejemplar en la Real biblioteca de S. M.
licibus, neque
liorumque co

propo Verbol
; inter tionum ,
iani co ta interp
juxta diversas,
litiones col. egi
rpreta breviarii
otá, in pat, oral
n dicta
is lege latina d
mbrog.
- Cardo

códice

que s

S de

atribu

vez

buye t
Quoni
IIn6ra

es II,
Reces
ratoria onum La ley II del tit I, lib. XII, “ ***
153

STORICC
y otros áTarsis, como la
ecimiento de los fenici se dice
ldCluIleS que VIIlleron ¿
----- _.

TRES.

le Crito.
rlsto,
de Fgipto, y .
la Cantabria.

Cristo.
54o antes d
* Venida de los toscense
dacion de varias col

-- --

. . .. .. .

- -

------ ". " . . .. . .- -


- -----

------ 2 -
vinthus. . . . . La ley I del tit. I, lib. II. El rey don ri. reoisvunao .
rey las leyes la II Rescindo: Escurialense 2º Recisiundo: la ley III del
tit. VI, lib. V, y la I del tit. III, lib. VII, el rey don Fl.
ESPAÑOL. IÓ3
S. VIH. propter frequentia á saecu- en gran manera estas en España *• Vlií.
lo VIII in Hispania bella sen- desdeelsiglo VIII por lascontinuas
sim immutatis plürima tune guerras, se gobernaban muchísi-
temporis regiis rescriptis , ar- mos de los negocios que ocurrían
bitriis, et consuetudinibus ya por decretos reales , ya por al-
gubernabantur, doñee saecu- vedríos, ya por usos ó costumbres,
lo IX comitia generaba ite- basta que en el siglo IX (i) se
rari coeperunt, quibus le- volvieron á tener con frecuencia
ges wisigothicae confirmatae, cortes generales, en las cuales se
aliaeque novae conditae sunt; confirmaron las leyes godas, y se
imo, postquam ex provinciis establecieron otras nuevas, y aun
á sarracenorum dominatione despues que de las provincias re-
recens substractis nova regna conquistadas (a) á los sarracenos

(1) Sabemos que una de las causas porque hubieron de seguirse ce


lebrando constantemente las cortes aun desde el año mismo 711, fue para
la eleccion de nuevo rey , siempre que habia necesidad de proceder á ella ,
á causa de no ser todavía hereditaria la corona , segun la ley III del tit. XV,
part. II , lo cual duró hasta mediados del siglo XII. Por eso dice don
Lucas de Tuy , hablando de don Alonso el Católico, que empezó á rei
nar el año 739 ab universo populo gothorum in regem eligitur; y lo mis
mo refiere el Silense en el num, 39 de su crónica , hablando de don Or-
doño I; pero no siempre que se congregaban para dicho fin se establecian
en ellas leyes. Asi el primer concilio ó cortes mas antiguas de esta ¿poca,
en las cuales se hubiesen establecido leyes, son las tenidas el año 81 r
en tiempo de don Alfonso (*) , llamado el Casto , el cual refiere el
cronicon Albeldense , num. 58 : omnemque gothorum ordinem , sicut To-
leto fuerat , tam in ecclesia , quam in Palatio , in Oveto cuneta statuit ;
cláusula copiada por don Lucas de Tuy en su chronica mundi , era 819.
El mismo autor en lapag. 37, añade: gothorum gens , velut a somno sur-
gens coepit patrum ordinem paulatira requirere , et consuetudines anti
quorum jurium observare.
(2) Generalmente se puede afirmar que habiendo sido tan universal
la invasion de los moros , las primeras campañas , que por espacio de al
gunos años hicieron nuestros reyes, no fueron mas que correr/as. Asi
vemos que hablando Masdeu en el par. 48, lib. I, de los lugares que
recobró don Alonso I (el cual reinó desde 759 hasta 770), dice: re En
Galicia las ciudades de Lugo, Orense y Tuy; en Portugal Braga, Opor-
to , Viseo y Chaves ; en Leou la capital, Astorga , Simancas , Zamora,
(*) En tiempo del insigne don Alfonso el Casto , dice Masdeu en el par. CV,
lib. I. de la Espana arabe , comenzaron los condes de Barcelona. El primero, llama
do Bera, recibio el condado de manos de Ludowco Pio en el año de la conquista
de Barcelona , que fue el de 801.
ao
154 DERECHO
saec. X in unum coaluerunt, etiam se formaron nuevos reinos (1), Fin| del
X
in unoquoque eorum comi- continuaron celebrándose en ca- *I’1Inc.
tia generalia haberi consue- da uno sus respectivas cortes ge
verunt. Sed, quum ex eö, nerales; pero como de que en es
quðd in his comitis aliquae tas se hubiesen establecido leyes,
conderentur leges, minime no se pueda inferir, segun bue
deducendum sit ex eis codi- na lógica, que se formó de ellas
cem fuisse confectum, nisi un código, á no ser que esto
aliud ex comitiorum actis conste de sus mismas actas, ó de
constiterit, ideo ea praeter- la historia, por eso omitimos tra
mittimus. tar de dichas cortes.

XIII. XIII.

A saeculo XI jam ex legi- Desde el siglo XI encontramos


bus sive, antea sive denuò ya formados códigos de las leyes
Salamanca y Ledesma; en Castilla Avila, Sepúlveda, Segovia, Osma,
Coruña del Conde, Lara y Saldaña. Estas y otras muchas ciudades y vi
llas se rindieron á las armas del rey Alonso, á quien obedecian tambien
los vizcainos y navarros, en cuyas tierras no habian entrado hasta en
tonces moros, de suerte que se estendia el reino cristiano desde el Océano
occidental hasta los Pirineos de Aragon, y desde el Océano cantábrico
hasta la última raya de lo que llamaron Tierra de Campos, que viene á
ser con corta diferencia una cuarta parte de España.” ¿Y cuánto tiempo
duró la posesion pacífica de todos estos pueblos? Pues esceptuando As
turias y Leon, los demas hubieron de ser reconquistados por otros reyes.
(1) Cinco reinos dice Masdeu en el cap. I, ilustracion XXV de la
España árabe, pag. 269, t. XV, se formaron en España bajo de la do
minacion de los árabes, el de Asturias y Leon (*) desde el dia 31 deju
lio del año 711, aunque en rigor no comenzó hasta los tiempos de Pe
layo en el año 755; el de Navarra desde 873, lo mas tarde desde 885;
el de Castilla desde 1 o 26, en que murió el último conde don Garcia San
chez, hijo de don Sancho Garcés; el de Aragon ySobrarve desde el mes de
febrero de 1035, en que fue nombrado rey don Sancho el Mayor,y el
de Galicia y Portugal desde 27 de diciembre de 1 o75, en que le obtu
vo don Garcia, hijo del rey don Fernando. No hablaremos de los condes
de Barcelona ni de los de Castilla, por haber dependido los primeros del
rey de Francia hasta Wifredo, año 864,y los segundos de los reyes de
Asturias y Leon hasta Fernando I, año de 1o.33.
(*) Ya queda advertido que Leon no se reconquistó de los moros hasta el tiem
po de don Alonso I, el cual reinó desde el año 759 hasta 77o.
Es PAÑo L. 155
Sea.xI conditis codices fuisse confe- anteriormente establecidas, ó que sig. X .
ctos, et sub fororum nomine de nuevo se establezcan,y pro
à regibus promulgatos, evin mulgados por los reyes con el
cunt tam multa foravariis lo nombre de fueros; pues no son
cis, imo et integris provin otra cosa muchos de los concedi
cis, concessa, prout à sarra dos á varios pueblos, y aun á
cenorum potestate liberaban provincias enteras, segun que se
tur. Animadvertendum au iban reconquistando de los mo
tem est fori nomen in jure ros; pero conviene advertir que
nostro sub diversis acceptio en nuestro derecho no tiene siem
nibus usurpari; nam vel pa pre una misma significacion la
cta, juxta quae locis recens palabra fuero, pues significa ya
conquisitis incolae à regibus los pactos ó condiciones á que
addicebantur(vulgö cartas de quedaban obligados mútuamente
poblacion), vel à tributis los nuevos colonos de algun pue
exemtionem, veljus non scri blo, respecto de los reyes ó de
ptum, sive consuetudinarium cualquiera otro que fuese el po
significat; quin etiam dona blador, y este respecto de aque
tionum instrumenta in eccle llos, que es lo que llamamos car
siarum gratiam confecta, vel tas-pueblas, ó escrituras de po
testamenta, et judicum sen blacion; ya carta de privilegio,
tentiae appellari consueve ó exencion de gabelas, concesion
runtfora: nos verò, qui de de gracias, franquicias y liber
juris civilis codicibus tracta tades; ya costumbre ó derecho no
tum agere intendimus, de escrito, y hasta las escrituras de
foris, quätenus ad hanc spe donacion otorgadas por algun se
ciem pertinent, tantüm lo ñor ó propietario á favor de par
quemur. Imo et sub hoc re ticulares, iglesias ó monasterios;
spectu nimis obscura fororum los testamentos con iguales cláu
historia, alia namque incer sulas, y últimamente, las decla
tae aetatis sunt, de aliorum raciones hechas por juez compe
auctoritate dubitatur, de qui tente del derecho que correspon
busdam utrumque incertum. dia á alguno segun leyó costum
Rursus ex eisdem alia muni bre de la tierra, ó de los casos en
cipalia postea generalia eva que debian tener lugar las penas
sere, quod non est miran de las leyes, se acostumbraron á
dum, varis enim jam tunc llamar fueros; mas no siendo
constitutis regnis saepe acci nuestro intento tratar aqui sino
ditut secundum in eis succe de los códigos del derecho civil,
156 DERECHO
Saec. XI, dendi ordinem, vel bellorum . hablaremos de solos aquellos fue- Sig XI.
eventum (quae quidem non ros que pertenecen á esta especie
numquam propter ambitio por contener leyes civiles y cri
mem etiam inter ipsos chris minales; y aun considerados bajo
tianos principes suscitata)èa de este respecto los fueros es muy
dem provincia, vel idem po oscura su historia, pues unos son
pulus, diversis regibus pare de época incierta, la autoridad de
ret; imo, quamvis ejusdem otros es dudosa, y de algunos es
regni p. rs esset, solebant re incierto uno y otro. Ademas,
ges fora ab aliis regibus lata, unos son municipales, otros ge
sua auctoritate firmare, vel nerales, y otros que en su origen
admittere. Horum omnium eran municipales pasaron des
numerus satis magnus ad pues á ser generales, lo cual no
singulorum historiam conte es de estrañar, porque siendo
xendam, quapropter de uni cuantos conocemos posteriores al
versalioribus et celebrioribus tiempo en que se formaron de las
uniuscujusque regniforis ci provincias reconquistadas varios
vilibus agemus, etiam de po reinos, ocurrió muchas veces
pulationum celebrioribus fo que ya por derecho de sucesion,
ris mentionem facientes, dum ya segun el resultado de las guer
de civilibus non simus lo ras (las cuales se encendieron al
quuturi. gunas veces tambien entre los
príncipes cristianos por pura
ambicion), una misma provincia
ó un mismo pueblo tuviese que
obedecer á diversos reyes, y aun
que continuase unida á un mismo
reino, solian sus reyes admitir ó
confirmar los fueros establecidos
en otros reinos. Es muy grande
el número de todos estos fueros
para que podamos incluir aqui su
historia, por lo cual trataremos
de los fueros civiles mas un Iver
sales y mas célebres de cada rei
InO, y haremos mencion tambien
de los fueros mas célebres de po
blacion cuando no ocurra hablar
de los civiles.
Es PAÑoL. r57
$ae. XI. XIV. Sig. XI
xiv.
Vetustissimum, quod no El fuero mas antiguo (1) que
vis occurrit, est legionense conocemos es el municipal de
forum municipale (vulgò di Leon, establecido en las cortes te
ctum, viejo de Leon) in co nidas en esta ciudad, año de 1 o2o,
mitis legionensibus anno por don Alonso V, quien le pro
MXX sub Ildephonso V rege mulgó. Fue confirmado despues
conditum, et ab hoc promul por don Fernando I en las de
gatum, postea à Ferdinan Valencia de Don Juan el año
do Iin cojancae concilio an de 1 o5o; pero habiendo sido
no ML confirmatum fuit. añadido con nuevas leyes por el
Quum verò Ildephonsus VI rey don Alonso VI en el año de
anno MXCI illud novis legi 1o.91, le confirmó de nuevo y con
bus locupletasset, denuò con cedió á otros pueblos como Vi
firmavit, alisque civitatibus llavicencio (2), Carrion y la
concessit, quod et sequentes villa de Llanes, lo mismo que hi
fecerunt reges. cieron despues otros reyes.
(1) Sabemos que antes de este fuero se establecieron desde el si
glo IX otros, de que no hacemos mencion en la tésis XIV. Tales son
el del monasterio y pueblo de San Martin de la Escalada del año 753,
el de Berbía y barrio de San Saturnino de 915, el de Salamanca de
981 , y otros; pero segun advertimos en la tésis anterior, no nos per
tenece hablar de estos, porque son pactos de poblacion y no verdaderos
códigos de leyes civiles o criminales.
(2) El fuero de Villavicencio, dice Marina en su nota IV al par. 104,
pag. 82 de su Ensayo sobre la antigua legislacion de Leon y Castilla,
es casi de la misma antigüedad que el de Leon; se conserva este escrito
en letra gótica, y le publicó el maestro Escalona en la Historia de
Sahagun, apéndice III, pag.44o; se tomó del de Leon. En el año de 1221
el abad de Sahagun y varios señores territoriales de Villavicencio die
ron á esta villa los antiguos fueros de Leon, añadiendo otros muchos que
se publicaron en la misma obra, y estan comprendidos en la escritu
ra 225. Poco posterior al fuero de Leon es el concedido á la ciudad de
Burgos, y el cual se ha perdido. Sin embargo, no se debe confundir
este fuero con la coleccion de fueros burgalenses, que es obra de edad
posterior. En tienpo de san Fernando, continúa Marina, par. 87 del
Ensayo arriba citado, se romancearon los fueros de Burgos y de varios
pueblos de Castilla, y se formó de ellos un escelente codigo legislativo,
al cual preceden dos privilegios de don Fernando, escritos tambien en
lengua vulgar.
158 DERECHO
Sae. XII. Sig. XII
XV. XV.

Quoad Castellam primum, En cuanto á Castilla, el primer


quod postforum judicum ge fuero que despues de las leyes
neralis legum codex dici po wisigodas se puede reputar por
test, est forum, quod appel código general de leyes, es el
latur viejo de Castilla (1), que se llama fuero viejo de Cas
cujus origo, licet valde in tilla, cuyo origen, aunque muy
certa, satis antiqua; quod incierto, es sin embargo antiquí
que deinde alisforis succes simo. Este fuero, que sucesiva
sive adauctum veluti Naxe mente se fue enriqueciendo con
re, septempüblicae, alisque otros, como el de Nájera y el de
bene multis, latine primum Sepúlveda, se escribió al princi
scriptum absque ulla libro pio en latin sin division alguna
rum, nec titulorum divisio de libros ni de títulos; pero des

(1) Ya se atienda á los varios títulos que tiene este código, ya á


sus confirmaciones, ya á las leyes de que se compone, ya á su mismo
texto, es indubitable que el fuero viejo de Castilla no es obra de un solo
reinado, ni de un mismo autor, sino de diversos, ó por mejor decir, una
coleccion de diversos fueros, como opina el sabio Marina. Asi vemos
que en la copia que de este fuero se guarda en el archivo de San Cle
mente, aumentada desde el título XLV con el ejemplar antiquísimo de
la Real biblioteca de Madrid, est. 42, let. D, se cita en el tit. 3o el
fuero de Nájera, en el 184 el de Cerezo, en el 2 o 1 el de Grañon, en
el 2o.5 se habla de una fazaña hecha en Logroño, y en el de 263 se ci
ta un fuero, en el de 268 el de Campos, en el 284 el de Sepúlveda. La
ley única del tit. 179 fue necesariamente posterior á la toma de Córdo
ba y deSevilla porsan Fernando, pues concluye asi: Et de que el rey
pasó á Sevilla, dióles mas plazo á Córdoba, ó á Sevilla, ó á esa tierra.º
Esto es fuero de Castilla, dice la ley I del tit. VII, lib. I del fuero viejo.
Entre las adiciones de este código es muy notable la que se hizo en el
ordenamiento de las cortes de Valladolid del año 1293 bajo de don San
cho IV, hijo de don Alonso X, observándose en esta adicion el mismo
orden de libros y de títulos que tenia el fuero. En el tit. III de los em
plazamientos, lib. II, dice asi: reOtrosí á lo que nos mostraron en ra
zon de los oficiales de la nuestra casa que moraban en las villas, é ha
bian algunas demandas contra algunos homes que les non querian de
mandar por sus fueros; y el cap. III de las cortes de Valladolid man
da que los alcaldes y alguaciles cumplan la justicia segun el fuero de
cada lugar.”
Es PAÑo L. 159
Sa.XIV. ne, saeculo XIV à PetroCas pues en el siglo XIV se tradujo s. XIv.
tellae rege in hispanicam lin al castellano por don Pedro, rey
guam versum et in quinque de Castilla, y dividido en cinco
libros, hique in titulos divis libros, y estos en títulos, obtuvo
sum, per multum temporis por mucho tiempo su autoridad
auctoritate et robore viguit. y observancia. Y este es el código
Atque hic est codex, qui que se llama tambien fuero de
etiam fuero viejo de Burgos, Burgos, aunque sea muy di
licet ab eo, quod haec civi ferente del que tuvo esta ciudad;
tas habuit, sit diversum; mas frecuentemente libro de
communius verò libro de las de las fazañas, alvedríos y cos
fazañas, alvedríos y costum tumbres de España.
bres de España vocatur.
XVI. XVI.

Quod in Legionis et Cas Lo mismo que habia sucedido


tellae regnis post sarraceno en los reinos de Leon y de Casti
rum irruptionem acciderat, lla despues de la irrupcion de los
idem in Aragoniae et Navar sarracenos, sucedió tambien en
rae regnis accidit. Nempe, los reinos de Aragon y de Na
etiamsi forum judicum per varra. Ciertamente, aunque el
multum temporis suam reti Fuero-Juzgo retuvo su autoridad
nuerit auctoritatem, attamen por mucho tiempo, sin embargo,
à saeculo X ejus leges, pro sus leyes empezaron á decaer in
pter novos casus ac circun sensiblemente por los nuevos ca
stantias sensim invalescere sos y circunstancias que ocur
coeperunt. Atque hinc etiam rian, y esto fue lo que dió moti
municipalium fororum origo. vo al establecimiento de fueros
Et quidem quod ad Arago municipales. Asi en cuanto áAra
nuam spectat, incertae aetatis gon son de época incierta los fue
et auctoritatis sunt fora Su ros de Sobrarve, Jaca (1) y Daro
prarbiense, Jaccense, et Da ca, que se concedieron despues á
rense, aliis postea locis con otros muchospueblos(2).
CCSSa,

(1) Marina, par. CVIII, pag. 85 de su Ensayo ya citado, atribuye


este fuero á don Sancho Ramirez.
(2) Pero no es de época incierta la debilidad de don Ramiro I, que
en el año 1o.35 se constituyó censatario de la Santa Sede, ni la de don
16o DERECHO
S. XVII. XVII. XVII. S. XVII.

Nobis ad Castellam re Volviendo á hablar de los fue


deuntibus, antiquissimum ros de Castilla, tenemos tambien
etiam esse videtur Naxerae por antiquísimo el de Nájera (1),
forum à Sanctio Majori, qui establecido por don Sancho el Ma
Navarram ab anno Musque yor, rey que fue de Navarra,des
ad annum MXXXV rexerat, de el año de 1 ooo hasta el de 1 o35,
"conditum et ab ejusfilio Gar (aunque ignoramos en que año
cia confirmatum. Quum verò de su reinado), y confirmado por
anno MLXXVI Ildephon su hijo don Garcia III. Pero ha
sus VI Castellae rex Naxera biéndose apoderado de Nájera don
fuerit potitus, forum iterum Alfonso VI, rey de Castilla, en el
confirmavit, quod et sequen año de 1o76, volvió á confirmar
tes fecerunt reges, este fuero, lo mismo que hicie
I"OIl despues algunos de sus suce
6OITCS,

XVIII. XVIII.

Temporum rationem-no Debiendo seguir el orden cro


vis quantum fieri possit, ser nológico, en cuanto nos sea po
vaturis animadvertendum est sible, se ha de advertir que des
sub Ferdinando Icognomento de Fernando I, por sobrenombre
M. ex quo anno MXXXVII el Grande, el cual subió al trono
regnis sapicem conscendit, co en el año 1o37, empezaron á
mitia generalia non semel fuis ser mas frecuentes las cortes. En
se habita. Exhiscelebriora sunt tre estas las mas célebres son las

Alonso I, que en el año de 1131 instituyó por heredero de todos sus


reinos al Santo Sepulcro de Jerusalen: don Pedro II, hijo de don Alonso
de Aragon, llamado antes Ramon, fue coronado por el papa en 12 o 4,
y agradecido le hizo varias donaciones, que despues fueron revocadas.
Raimundo Berenguer, conde de Barcelona, en el año de ro9o hizo dona
cion á la iglesia romana de todos los bienes que habia heredado de sus
padres y dividido con Raimundo Berenguer, su hermano, conservándo
los en feudo de la Santa Sede con censo anual.
(1) Si es lo mismo el ordenamiento de Nájera que su fuero, necesa
riamente fue añadido ó alterado por los reyes posteriores, de lo cual
hablaremos luego.
Es PAÑo L. 161
Sae .x. quae Cojancae anno ML, post- que tuvo en Valencia de 1 o 5o, Sig. K .
quam plurimis tam Gallae- cuando ya habia reconquistado
ciae, quäm Lusitaniae civita- de los moros Galicia y Portugal,
tibus fuerat potitus, coadu- y en las cuales se establecieron
navit, in quibus novae ali- algunas leyes nuevas, y se confir
quae leges conditae, nec non maron muchas de las wisigodas,
paucae (sicut et legionense como tambien el fuero legionense
forum, de quo supra) con- de que arriba hablamos. Y asi,
firmatae. Quum autem gal- habiendo observado los gallegos
laeciani ab eo tempore, quo constantemente cuantas leyes ge
in Legionis et Castellae re- nerales (1) establecieron los re

(1) De hecho en el concilio de Coyanca (hoy Valencia de Don


Juan), del año de 1o.5o, se establece el mismo modo de juzgar en Gali
cia que en Leon. Octavo autem titulo mandamus ut in Legione et suis
terminis; in Gallaecia, et in Asturiis, et in Portugale tale sit judi
cium, quale est constitutum in decretis Aldephonsi regis pro homicidio,
pro rauso, pro saione, aut pro omnibus calumnis suis. El ordena
miento de las cortes de Leon del año 1178, sacado segun su preámbulo
de una copia de letra de don Juan Salazar, que conservó en su librería
de Monserrate de Madrid, fue general ó para todo el reino, pues se
componian dichas cortes de diputados de Leon, Galicia y Estremadura.
En el ordenamiento de leyes hechas en Valladolid año de 1258, hay
una que dice asi: cr Otrosí, que ningun rico-home, ni otro home nin
guno non tome conducho en Castiella, nin Extremadura, nin Toledo
con toda la tierra, nin toda la Andalucia, nin Galicia, en todo lo que
es del rey.” El ordenamiento de Zamora de 1274, dice hablando de los
alcaldes: “e Otrosí, tiene el rey por bien que en los lugares del reino
de Leon et de Galicia, do suele haber jueces y alcaldes caballeros, que
los haya &c.”Sin embargo, en obsequio de la verdad es preciso advertir,
primero, que la prodigalidad de los reyes de Leon llegó hasta tal pun
to, que ya desde el siglo VIII empezaron á enfeudar los obispos las
ciudades, villas y castillos mas principales ó importantes. Lugo, Tuy
y Santiago estaban gobernadas por sus obispos en lo espiritual y ten
poral. El esceso de estas dilapidaciones régias llegó á ser tal, que ya en
el siglo XII enfeudaban los eclesiásticos lo mismo que los reyes. Don
Diego Gelmirez, arzobispo de Santiago, dió en feudo dos heredades á
Pedro Falcon en el año de 1 r 26. En segundo lugar, los reyes solian
conceder algunas gracias ó exenciones no solamente á algunos pueblos,
sino tambien á provincias enteras, pues vemos que en una ley del or
denamiento de Palencia, año de 1283, promete el rey poner cogedores
(ó recaudadores) que cullan por sí mesmos, ó quien hayan los peche
ros las libertades ó mercedes que fizo á los de Galicia.
2. I
162
Sae. XI.
gum potestatem venere, ge yes de Leon y de Castilla desde sig. XI.
neraliter horum regnorum la reconquista, es ocioso hablar
legibus semper obtempera de Galicia. Del mismo modo,
verint, ideo de eis nihil no aunque Portugal, mientras que
tatu dignum occurrit. Si fue provincia española, haya re
militer, etiamsi Lusitania, cibido en varios tiempos diversos
quamdiu hispànica provincia fueros de nuestros reyes, sin em
fuit, diversa acceperit fora, bargo, habiéndose substraido de
de eis non loquemur, quum su dominacion hace ya muchos
jam à multis annis à nostro años, omitimos hablar de dichos
rum regum potestate SCSC fueros.
subtraxerit.

XIX. XIX.

In Cathalonia suam gothi En cuanto á Cataluña conti


cae leges retinuerunt au nuaron en su observancia (1) las
ctoritatem usque ad annum leyesgodas hasta el año de 1068,
(1) Aunque desde el año 785 empezaron los reyes de Francia á
apoderarse de varios pueblos y ciudades de Cataluña, con pretesto de
librarlas de la esclavitud de los moros, de suerte que ya en el año 8o 11
Luis, rey de Aquitania, se apoderó de Barcelona, y puso alli un gober
nador con título de conde, sin embargo, cr procuraron, como dice Mas
deu en el par. VII, lib. II, tit. XIII de la España árabe, ganar la vo
luntad de los nacionales y cristianos, usando de los alhagos y lisonjas,
ya que la fuerza no les valia, para que acabasen de desprenderse de sus
reyesy se sujetasen ála Francia.” cr Les ofrecian franqueza y exencion de
tributos,y aun el fuero de sus leyes godas.” cr Liceat ipsis (Hispanis)
secundimeorum legen aliis hominibus judicia terminare.” Privil. Carol.
Calv. Dat. Tolos. prid. idJulii anno IV Caroli barcinonensifamosi no
minis civitati. Subsistió este sistema desde el año 864, en que Vifredo,
conde de Barcelona, obtuvo la independencia de Carlos, rey de Francia,
hasta el año de 1o 68, pues consta que en el año de 1 o 19 se sentenció
segun las leyes godas el pleito que la condesa de Hermesende tuvo como
tutora de Berengario II, con Hugo, conde de Ampurias, sobre una ha
cienda llamada Ullastros. Lo mismo se infiere de dos escrituras, otor
gada la una por el conde de Barcelona, don Ramon Berenguer, en el año
de 1o39, y la otra por Ramon, conde de Pallars, en el de 1055. De la
fecha de estos instrumentos consta, que ni por el fuero de poblacion,
que segun Franquenó, secc. IX, pag. 197, concedió áBarcelona Be
renguer Raimundo I en el año de 1025, se derogaron las leyes godas.
Es PAÑoL. 163
sea. xLMLXVIII, quo Raimundus en que habiéndose reunido en Sig XI.
Barcinonensis comes et opti cortes Raimundo Berenguer, con
mates in unum convenientes, de de Barcelona, y los magnates
aliquas sustulerunt, alias le abolieron algunas, modificaron
niores efecerunt, ac novas otras, y establecieron leyes nue
condiderunt, quas, quòd usu vas, todas las cuales porser con
quotidiano, communique con formes al uso y práctica comun,
suetudine sancitae essent usà se llamaron usáticos ó usages.
tica (vulgö usages) appella Acerca de su número discrepan
vere. Circa usaticorum nu los códices impresos y los manus
merum discrepantcodices tam critos existentes en el archivo
editi quàm MSC. quiin Ara Real de Aragon ( ), y á veces no
goniae Regali Scrinio extant; convienen ni aun en el texto (2)
Entre los manuscritos del célebre Antonio Agustin se encontraron, se
gun dicho Franquenó en su Sacra Themidis hispanae, diversas consti
tuciones de los reyes, en las cuales se encuentra el fuero de poblacion,
concedido á la ciudad de Barcelona, por el conde Berengario, hijo de
Raimundo, en la era de 1o 63 (ó sea en el año de 1o25), del rey Ro
berto XIX.
(1) En las constituciones de Cataluña, edicion del año 17o,4, hay
174 usages, ó por mejor decir 175; porque el usage moneta se unió
con el de simili modo. En la edicion que se hizo en 1534, y se repitió
diez años despues por Carlos Amorós, con los comentarios de los juris
consultos Montejudaico, Vallesica y Calicio, hay 147 usages ó usá
ticos. En el códice MSC. de las constituciones de Cataluña, que existe
en el archivo Real de Aragon, Caixa I, n. 183, un tom. en fol., son 152
los capítulos ó usáticos; y finalmente, en la traduccion catalana de los
usages, puesta á continuacion de los fueros de Mallorca en otro códice
MSC., señalado con el número 925, armario de Mallorca, extra saccos,
del mismo Real archivo, hay 121 usages, ó por mejor decir 12o; pues el
usage homicidium se unió con el prólogo antequian usatici essent & c.;
el cual juntamente con los usages Judici jurent... Sacramenta rustici...
statuerunt... y quum dominus, se han incluido entre las constituciones
superfluas.
(2) Pongamos dos ejemplos que manifiesten hasta la evidencia cuan
antigua es la variedad en el texto de los usages. Malefacta, dice el origi
nal latino de la "edicion de Amorós, fol. XXXIV vuelto, col I, in sar
racenis captivis emendentur, ut servorum dominis suis eorum verò mors
secundium illorum valoren. Ideo (1) dico quia sunt multi (2), qui
traduccion catalana falta desde las palabras ideo dico, y en dicho có
1C e . falta periti.
(2) Dicho códice MSC., dixi quia quidamsunt.
164
se.XILimo neque in eorumdem tex Fue grande la autoridad de los sig. XII.
tu aliquando ipsi còdices con usáticos en Cataluña aun des
veniunt. Usaticorum magna pues del año de 1137, en que se
etiam post ann. MCXXXVII, unió este reino con el de Ara
quo Cathalonia et Aragonia gon, á causa de que los pueblos
in unum regnum coalinerunt, se gobernaban mas bien por cos
fuit auctoritas, potius nam tumbres feudales que no por le
que consuetudinibus feudali yes (1). Y no dejaron los usáti
bus, quàm jure regebantur cos de obtener el primer lugar
populi (1). Neque, postquam entre los cuerpos legales porque

(1) Ut de hujus propositio sunt ex magna redemtione; quidam


nis veritate nullàtenus dubitetur, verò artificiori (*) et diverso genere
ipsum Capmani audiamus. Es magistratum periti.
taba estinguido el espíritu de in Rusticus interfectus, seu homo,
dustria en toda Cataluña en los qui nullam habeat dignitatem, prae
primeros siglos en que rigió el sis ter quðd christianus est (**) emende
tema feudal con todo el rigor de turper sex uncias auri: plage uncias
su institucion. ¿Pues acaso las duas, debilitatis et eadis membrorum
máximas mezquinas y tiránieas de emendetur per legen secundum sol.
una aristocracia, como era la de denariorum (***
los primitivos condes, podian ser (1) El autor del compendio de la
favorables al arraigo de las artes? constitucion de Cataluña, pag. 5,
Lo cierto es que estas no podian par. III, dice: cr Con los fragmentos
hallar abrigo nifomento, mien de las leyes góticas, observadas en
tras que no hubiese hombres li Cataluña antes de la invasion de los
bres que las pudiesen ejercer sarracenos, y con las máximas del
con la seguridad y propiedad gobierno feudal se formaron los usa
que exigen los oficios ineompa ges de la provincia, y adquirieron
tibles con la condicion de los fuerza de derecho público de ella,
siervos del terreno; pero como que compilados despues juntos con
desde el siglo XII el conde de otras leyes y constituciones, inte
Barcelona Raimundo IV, empe gran nuestro código legislativo.
ñado en contrabalanzear el poder
(*) Dicho códice MSC., Artifices es
de los barones, que oponian un perti ex diverso.
fuerte antemural contra el ejer (**) Esta proposicion quðd christianus
est en dicho códice MSC.
cicio soberano del príncipe (*), (***) En dicho códice MSC. siguen asi:
e aqui ue l 11 captio werd postquam &c., que es el texto
*: : del siguiente usage.
tasen de los usáticos; pero tan bien
es reprensible la debilidad de los condes de Barcelona en desprenderse de sus mas
altas prerogativas. «Los príncipes, dice don José Salat en su Tratado de monedas,
par. 6, cap. II, pag. 1o, tom I, eran tan poco celosos, que concedian á particu
lares la facultad de acuñar monedas.” «De aqui provino, dice en el par.54, pag.
el derecho llamado monetático que persibia el príncipe por conceder dicha facultad.”
Es PAÑor. 165
s. XIII. huic operi novae leges in á la coleccion de los usages se s. XIII.
posterioribus comitis condi- hubiesen añadido las pragmáticas
tae, ac pragmaticae sensim y las nuevas leyes establecidas en
fuerunt additae, usatica pri- las cortes posteriores, segun cons
mum inter codices locum ob- ta de la pragmática publicada
.tinere desierunt, uti ex pra- por el rey don Jaime I á media
gmatica à Jacobo I (1) Rege dos del siglo XIII. Por eso se en

adoptase el pensamiento ya imaginado entonces por otros monarcas de


Europa de conceder nuevos privilegios á las ciudades situadas en su
dominio patrimonial, la industria buscó luego aquellos asilos, que
empezaron á ser el centro y patria comun de todos los hombres libres.
En virtud de estos privilegios llamados chartae universitatis, se restitu
yó la libertad á los vecinos de muchas villas y lugares, borrando toda
señal de servidumbre, y se erigieron los comunes ó cuerpos munici
pales en todas las ciudades, gobernadas por un concejo, que se com
ponia de magistrados elegidos de entre sus mismos moradores. En unos
pueblos se intitulaban conciliarii, en otros consules, en otros jurati, y en
otros paciarii. Estos magistrados gozaban el derecho de un poder supre
mo en todo lo tocante al gobierno económico; podian administrar jus
ticia privativamente en ciertos casos dentro del pueblo y su comarca,
imponer gabelas y arbitrios para las necesidades públicas, ejercitar su
milicia urbana para la defensa comun, ó para el servicio del prín
cipe, y algunos tuvieron la prerogativa de acuñar moneda. En menos
de un siglo todas y muchas villas de Cataluña, destituidas hasta en
tonces de fueros y de jurisdiccion gubernativa, llegaron á echar los ei
mientos de su libertad política. Desde luego se manifestaron los efectos
de esta nueva institucion, cuya benéfica y poderosa influencia ilustró
al gobierno y perfeccionó las costumbres. r. Estos privilegios concedidos á
los comunes, contribuyeron á aumentar el poder de la corona, al paso
que disminuian las fuerzas de la liga feudal. Parte III de las Memo
rias de Capmani. Antignas artes de Barcelona, fol. 3, tomo II.”
(1) En ejus verba. c . Item statuimus concilio praedictorum quðd le
ges romanae, vel gothicae, decreta, vel decretales in causis secularibus
mon recipiantur, admittantur, indicentur, vel allegentur, nec aliquis
legista audeat in foro saeculari advocari, nisi in causa propria ita,
quòd dicta causa non allegentur, vel jura praedicta: sed fiant in omni
causa saeculari allegationes secundium usàticos Barchinonae, et secun
dum approbatas constitutiones illius loci, ubi causa agitabitur, et in
eorum defectu procedatur secundium sensum naturalem.” Leges au
ten wisigöticas per usàticos non fuisse abrogatas, vel tantium in ea
rum supplementum usàticos constitutos fuisse , apparet non so
lium ex eorum pròlogo , qui incipit Quum dominus Raimundus , et
de quo jam supra, in secunda mempe animadversione a therin X
166 DER TECHIO
s. XIII , circa medium saeculi XIII cuentran los usages traducidos S. XIII.
confecta apparet; ac propte en lengua catalana, asi como las
rea à jurisconsultis Jacobo constituciones, é ilustrados con
à Monte-Judaico, Jacobo et comentarios por los jurisconsul
Guillelmo à Vallesica, et Ja tos Jacob de Monte-Judaico,Ja
cobo Calicio cum commenta cob y Guillermo de Vallesica y
riis illustrata. Jacob Calicio.

XX. XX.

Quoad Balearidum re En cuanto al reino de las islas


gnum animadvertendum est Baleares, se ha de advertir que
has tres insulas variam subis fue varia su suerte; porque desde
se fortunam; nam à saecu el siglo V estuvieron sujetas á los
lo V vandalis fuerunt subi vándalos. Despues á fines del si
ctae; postea saec. VIII exeun glo VIII, óá principios del IX,
te, vel IX ineunte, sub mau cayeron en poder de los moros,
rorum potestatem inciderunt, hasta el año de 11o.5 (1), en que
usque ad annum MCV, quo habiendo sacudido el yugo de los
ab eorum dominatione sub moros, volvieron á caer bajo de
stractae in ipsorum jugum re su dominacion, la cual duró hasta
ciderunt; donecan. MCCXXX el año de 123o, en que el re
à Jacobo aragonum rege (de de Aragon don Jaime I las re
quo postea) hoc regnum se conquistó de las moros, y aseguró
cunda vice mauris ereptum, la libertad. Mas adelante habla
et in plenam libertatem vin remos de sus fueros.
dicatum est. De foris, quae
eis concessa fuerunt, deinde
loquemur.

juris hispani, sed etiam ex instrumentis, quae eruditissimus Masdeu


affertin par. LVIII, fol. 75, vol. XIII, Hist. crit. Hispan., juxta leges
wisigothicas confecta. c . Un diploma de Ermengaudo IV de Urgel, su
fecha año de 1 o 91 , está inquit Masdeu , concorde con la ley I del
tit. II, lib. V del código wisigodo.” cc El antiguo relator de otro pleito
que tuvo el obispo de Elna en 1 1oo contra el conde de Rosellon, ates
tigua que el juez Ramon de Gullen, que lo era por el conde de Barce
lona, sentenció segun la ley goda.”
(1) No se encuentra este año determinado con la debida exactitud
en los historiadores. Asi Feliu en el tomo I de sus Anales, pag. 325, di
Es PAÑoL. 167
Sae, XI. XXI. XXI. sig. XI.

Quoad Castellam anno En cuanto á Castilla don


MLXXVI antiquissimum se Alonso VI promulgó en el año
ptem publica forum triginta de 1 o 76 el antiquísimo fuero de
et duabus legibus conflatum, Sepúlveda, comprensivo de trein
jamque in scripturam reda ta y dos leyes, y reducido ya á es
ctum Ildefonsus VI promul crito. De este fuero, que se estien
gavit. Hujus fori, quod plu dió despues á otros muchos pue
ribus aliis locis postea conces blos (1), existe un ejemplar MSC.
sum est, exstat adhuc in Se señalado con el número 5, en el
ptempublicae scrinio MSC. cajon VI del archivo de aquella
exemplar num. 5, Plut. XI, ciudad, en donde se conserva
ubi servatur etiam aliud ejus tambien otro fuero enriquecido
dem civitatisforum plurimis con muchísimas leyes, y dividido
legibus locupletatum, et in en 253 capítulos, el cual, aunque
CCLIII capitum divisum, de época y autoridad incierto,se
quodque, licet incertae ori conoce que es mucho mas mo
ginis et auctoritatis, multò derno, pues ademas de estar es
tamen recentius apparet, fuit crito en castellano (2), contiene
ee: “ En 111o se conquistó Mallorca; pero quedaron tan mal presidia
das las islas, que las volvieron á ocupar los moros.” cr Reconquistáronse
en 1115:” y en el cap. VIII del lib. XI, tit. II, pag. 4o, dice: cr en 1231,
conquistada ya Mallorca, dispuso el rey su poblacion. ,
(1) En las confirmaciones que don Fernando IV y don Juan I hi
cieron de este fuero en los años de 13o9 y 1379, dicen: re que le habien
muchas villas é logares de nuestro señorío é de otros reinos de fuera
del, que venian á alzada al dicho lugar.º Don Alfonso VII le concedió
á Roar y sus treinta y tres lugares en el año de 1 143. Marina par.
CVIII, pag. 86 de su Ensayo sobre la antigua legislacion de Leon y
Castilla.
(2) Aunque segun Marina en su Ensayo histórico crítico sobre el
erigen de la lengua castellana, no hay monumento alguno castellano
anterior al año de 114o, y segun el padre Sarmiento al de 115o, sin
embargo el autor de una declamacion presentada á la Academia españo
la, dice en el par. IV, cuyo epígrafe es: obras primitivas escritas en ro
mance, que Sandoval en su Historia de los cinco obispos trae el testa
mento de don Gonzalo Salvador en uno con su tia doña Fido, hecho
en la era de 1114, año de Jesucristo 1 o 66, que tambien le pone Sala
zar, Historia de la casa Lara, tomo IV,pag. 6, ambos como copiado á
la letra, y es el primero que se halla en castellano en la coleccion di
168
S. XIv. enim vernacula lingua scri leyes que indudablemente son S. XIV.

ptum, continctue leges po posteriores á las del primero, sa


sterioris aetatis; imo ipsiSe cadas del fuero de Cuenca y otros.
ptempublici incolae per mul Y aun los mismos habitantes de
tum temporis de ejus aucto Sepúlveda dudaron por mucho
ritate dubitarunt, donecanno tiempo de la autoridad de este
MCCCLXXI rex Joannes I il hasta que en el año de 1371 le
lud confirmavit. Ejus epitome confirmó el rey don Juan I; su
anno MDCCXCVIII Matriti epítome se publicó en Madrid año
prodit. de 1798.
XXII. XXII.

Dum in Castella haec ede Mientras que en Castilla pro


bantur fora, in Navarram mulgaba estos (1) fueros don
sanctius Ramirez rex ipso an Alfonso VI, reunidas en don San
no MLXXVI, quo Aragonia cho Ramirez las dos coronas de
et Navarra in un um coalue Aragon y de Navarra, en dicho
runt regnum, tria illa fora año de 1 o 76 introdujo en Navar
(de quibus supra (1) loquuti ra los tres fueros, de que arriba
sumus). Suprarbis, Jaceae (2) hablamos; á saber, el de So
(2) Darocae inverit, non qui brarve, el de Jaca (3) y el de

plómatica de la Real academia de la Historia, vol. IX de los en fol.,


pag. 32 de dicha disertacion... en el núm. 36, pag. 43, pap. V, añade:
cr Don Alonso el Sabio autorizó en 126o la lengua castellana para todo lo
forense y político.” Silva, Cátalogo real y genealógico, fol. 94. v. No obs
tante esto el padre Andres Merino en su Escuela de leer letras cursivas,
un tomo en fólio, pag. 171 , dice: cr La primera escritura pública que
encontramos en este latin vulgar, llamado romance, y ahora castellano,
es una donacion de Maria Roiz dada al monasterio de Cardeña en el año
1173. De todos estos documentos se infiere, que segun reglas de crítica
este segundo fuero no podia argüirse de su positicio por solo estar escri
to en castellano; pero hay otras razones que comprueban dicha supo
sicion.

(1) Naxerae nempe et Se (1) El de Nájera y el susodicho


ptempublicae fora, de quibus su de Sepúlveda.
pra in propositione XVII et XXI (2) Arriba en la proposicionXVII.
jam loquuti sumus. (3) Don Manuel de Lardizabal
(1) En hujus fori exordium: y Uribe en el número 4 del par. I,
cr ln nomine D. N. J. C. et in cap. V, pag. 156 de su Discurso so
dividuae Trinitatis Patris et Filii bre las penas, dice: «Don Sanche
Es PAÑoL. 169
saec.xI. dem ut communia, sed in Daroca, no como generales, sino sig. XI.
aliquarum tantium oppido como privilegio ó gracia parti
rum gratiam, suaque dona cular que dispensó á algunos
vit auctoritate. pueblos.
XXIII. XXIII.

In Castella ipse Ildefonsus En Castilla el mismo don Al


VI anno MLXXXV S. Facun fonso VI concedió en el año de
1o85 al monasterio de Sahagun,
di coenobio, ac omnibus, qui
ibi incedere vellent, novay á cuantos quisiesen ir alli á po
dedit fora, de quibus non blar, nuevos fueros de poblacion
loqueremur, nisi et Ovetensi (1); y de los cuales por consi
civitati, et S. Martini mona guiente no deberiamos hablar,

et Spiritus S. amen. Haec est Ramirez, rey de Aragon y Pamplona,


carta auctoritatis et confirmatio en la era 1o.9o, queriendo esta
nis, quam ego Sanctius Arago blecer una ciudad en su villa de Ja
nensium rex et Pampilonensium ca, condonó á sus vecinos todos los
facio vobis hominibus, qui sunt malos fueros que hasta entonces ha
usque in orientem et occidentem, bian tenido; otorgándoles, para que
et septemtrionem, et meridiem, mejor se poblase, todos los buenos
quod ego volo constituere civita fueros que le pidieron; uno de los
tem in hac villa, quae dicitur cuales era, cr que si alguno riñese ó
Jaca. In primis condono vobis hiriese á otro en presencia del rey, ó
omnes malos fueros, quos ha en su palacio estando en él la Real
buistis usque in hunc diem, persona, perdiese el puño; y lo mis
quo ego constitui Jaccam esse mo si airado contra su vecin o sacase
civitatem, et ideo quðd ego volo lanza, espada, maza á cuchillo.”
quòd sit bene populata, conce (1) El fuero de Sahagun, dice
do et confirmo vobis et omni Masdeu en el par. 69 del lib. II de
bus, qui populaverint in Jacca la España árabe, tomo XIII, determi
mea civitate, totos illos bonos na: ce. Quien entrare con violencia en
foros, quos mihi demandatis , casa agena, debe resarcir los daños
ut mea civitas sit bene popula al que los recibió, y pagar al señor
ta, et un usquisque claudat suam de la villa 6oo escudos; quien
parietem secundum suum posse; diere acogida á un rebelde paga
et si evenerit quðd aliquis ex rá á dicho señor 12o escudos;
vobis veniat ad contentionem, quien tuviere en su casa pesos ó me
et percutiat aliquem ante ne, didas falsas pagará 1 o; quien cor
vel in palatio meo me ibi stan tare arbol ageno otros 1o; y lo
te, pariet mille sòlidos, autper mismo quien no pagare al alguacil le
22
17O DER ECHO
Saec. XI.
ac oppido (quod ea ae sino fuese porque el mismo rey sig. x .
tate extra Matritum erat) ab los concedió despues no solamen
eodem rege concesa fuissent. te á la ciudad de Oviedo, sino
Quum verò haec fora incolis tambien al monasterio y villa de
gravissima essent, Ildephon San Martin (la cual estaba en
sus VII anno MCLII, et dein tonces separada de Madrid, aun
de Ildephonsus X cognomen que muy cercana). Pero siendo
to Sapiens ea correxit, novas este fuero gravísimo á los pobla
que leges addidit. Hoc forum dores, tuvo que reformarle don
etiam aliis locis postea conces Alonso VII en el año de 1152,
SUlIIl CSt.
y despues don Alfonso X, llama
do el Sabio, el cual le añadió
nuevas leyes. Este fuero se esten
dió tambien á otros pueblos.
XXIV. XXIV.

Idem rex Ildephonsus VI Dicho rey don Alfonso VI dió


anno MXCV Lucroniensi ci en el año de 1o.95 á la ciudad de
vitati novum dedit forum, Logroño un fuero (1), el cual,
quod licet paucas leges civi aunque contiene pocas leyes ci
dat pugnum.” «et, si aliquis ex que de justicia se le debe; quien co
vobisiratus contra vicinum suum metiere homicidio dará 2oo escudos,
arma traxerit, lanza, spada, ma cuya tercera parte será para el rey;
za vel ultruni donet inde M so si el homicidio fuere alevoso 13 es
lidos , aut perdat pugnum. " cudos; quien en juicio con falsedad
Fuero de Jaca, copiado del que se hiciere daño á otro le dará satisfac
halla en el archivo de la misma cion á medida del daño, y el señor
ciudad, en el libro que llaman de de la villa le confiscará los bienes;
la cadena. quien hiriere á otro con el puño,
ademas de la pena legal pagará al se
ñor 1oo escudos; y si la herida fuere en la cabeza 3o. Si uno echare á
otro por tierra dará 1oo escudos; y si dos echaren á uno darán 13o; y
lo mismo pagará quien cortare miembro, sacare ojo, ó arrancare diente.”
Si es cierto que don Alonso VI, segun Masdeu en el par. 65, pag. 89,
t. XIII, mandó en el fuero de Sahagun, que contra el homicida valiese
el testimonio de un solo clérigo &c., ya era esta una gravedumbre.
(1) Imprimióse este fuero, dice Marina en su nota al par. 13,
pag. 89 de su Ensayo sobre la antigua legislacion de Leon y Castilla,
como apéndice á la historia de la ciudad de Vitoria, por don Joaquin
Landazari y Romarate, en Madrid, año de 178o.
Es PAÑor. I yI
7 Si
Sae.XI... les ac criminales contineat, viles y criminales, se ha hechos
celeberrimum tamen est, quia muy célebre á causa de haber
et à posterioribus regibus sido confirmado por los reyes
confirmatum, et quampluri posteriores, y estendido á otros
mis aliis locis cóncessum: imo muchos pueblos; de suerte que
jam anno MXCIX ipse hujus ya en el año de 1o.99 le habia
fori conditor etiam Mirandae concedido el mismo rey (1)á Mi
ab Ibero concessit, et anno randa de Ebro, y don Sancho
MCLXXXISanctius Navarrae rey de Navarra en 1181 á Vi
rex Victoriae. toria.

XXV. XXV.

Idem, quðd de S. Facun Lo mismo que hemos dicho


di foro, nobis dicendum eratdel fuero de Sahagun en la pro
de Toletano (1) etiam ab Il posicion XXII, deberiamos decir
(1) Scimus equidem ante hoc (1) En el año de 1o.94 dicho don
forum alia tria ab ipso Ildephon Alfonso VI, casóá su hija doña Teresa
so VI castellanis, mozarabibus; con Enrique de Borgoña, cediéndola
atque francis in Toleti civitate en dote con título de condado las
commorantibus fuisse concessa: provincias ganadas en Portugal.
sed quum ex his primum ac
tertium perierint; et, quamvis haec tria specialia sint, conveniant, uti
nunc videbimus, cum generali, de quo in thesi loquimur, ideo vel ea
nominasse suficiat.
Privilegio dado á los vecinos de El fuero dado á los mozárabes de
Toledo por don Alonso VI, segun Toledo por don Alonso VI, segun le
le trae el padre Andres Merino trae Marina en su Apéndice de do
en su Escuela de leer letra cur cumentos, tomo III, T. C.
siva, pag. 156 y siguientes.
ce Sic verò et omnia judicia La misma regla sigue este fuero
eorum secundium librum judicum cuando para reformar la mala repar
sint judicata coram decem ex ticion que se habia hecho de cortijos
nobilissimis illorum , qui se o heredades, manda: r: que el alcal
deant semper cum judice civita de, acompañado de diez de la cibdad
tis ad examinanda judicia popu de los meiores entre los mozárabes et
lorum exceptis castellanorum.” castellanos, pesquiriese et igualase
las cortes et heredades entre todos
ellos.”
e Similiter et agricolae, et ce Et, si quisieren plantar, ó res
vinearum cultores reddant de taurar viñas, ú otros árboles, paguen
172 DERECHo
sas.XII, dephonso VI anno MCI con- del (1) que dió el mismo rey á sigxII.
tritico, et hordeo, et vino, de solamente el diezmo para el palacio
cimam partem regi, etnon plus.” del rey.”
ce Habeant et ipsi, et filii sui, cr Todos estos mozárabes de Tole
et haeredes eorum suas haeredi do, caballeros é peones, que hayan
tates firmas et stabilitas usque firmemente para siempre cuantas cor
in perpetuum, et quòd vendant tes, et heredades,et viñas, et tierras
et emant uni ab aliis, et donent tienen hoy en su derecho... Et ha
sui quesierint (voluerint), et yan libre poderío... para que puedan
unusquisque faciat in sua here vender, et dar, et poseer, et facer
ditate secundium suam volunta cuantas cosas quisieren de su pose
tem.” sion; et, si entre ellos nasciere algun
pleito, que se libre segun sentencia
del libro juzgo antiguo; et cuanta ca
« ...Et non solvant, misi quin lona ficieren, paguen tan solamente
tam partem calumniae tantium el quinto, segun se contiene en la car
modo...” ta de los castellanos.”
ce ... Nulla persona habeat hae cr Mas yo esto no quiero dejar, et
reditatem in Toleto, nisi qui mo mando que el poblador venda al po
raverit in eo cum uxore etfiliis.” blador, y el vecino al vecino. Mas
non quiero que alguno de esos po
bladores venda cortes, d heredades,
á algun conde, ó home poderoso.”
Los demas reyes ampliaron es ¡Qué igualdad tan rigurosa exigió
tas gracias, como se ve en la este fuero hasta en los contratos, asi
confirmacion que hizo de ellas como el Fuero Juzgo en los litigios!
san Fernando en 16 de enero de Ley VIII, tit. II, y ley IX, tit. III,
1222. Pergamino existente en el lib. II del código wisigodo, edicion
archivo de la santa iglesia de To de Piteo.
ledo, y del cual existe copia en la
Real biblioteca de Madrid, Dd99.
La exencion de pagar al estado el diezmo de los frutos de las tierras,
concedida al clero por este fuero, prueba indudablemente que hasta en
tonces no habia estado el clero libre de esta contribucion, sino sujeto á
ella, como los demas españoles. Similiter (dice) et omnes clerici, qui
nocte et die pro se, et omnibus christianis omnipotentem Deum exorant
(condicion sin la cual perdian el privilegio) habeant absolutas suas hae
reditates in reddendi decimis. De hecho el fuero de Vitoria, el de Sa
lamanca y el de Molina, obligaban á los clérigos á pagar las mismas
contribuciones que los legos. La exencion de fuero que don Alonso VI
habia concedido al clero toledano en las causas civiles, fue estendida por
don Alonso VII á los criminales; prueba clara de que el clero no habia
disfrutado hasta entonces de una, ni de otra. "
(1) Publicó este fuero en castellano Antonio Ortiz de Zúñiga en los
IESIPA NO L. 173
saé. XII. dito, nisi ejus historia ad al Toledo en el año de 11 o 1, si su Sig XII.
teram propositionem nostram historia no contribuyese infinito á
elucidandam inserviret. Hoc aclarar otra proposicion que de
forum, in quo post privile jamos sentada (1) en la tésis XI.
gia novis incolis concessa, Este fuero (2), en el cual fuera
paucissimae insunt civiles lede las exenciones ó prerogativas
ges, saepe ab Ildephonsi suc concedidas á los pobladores, se
cessoribus confirmatum, alis encuentran pocas leyes civiles,
que locis concessum est, mà ha sido confirmado muchas veces
xime verò ab Ildephonso VII, por los reyes posteriores y esten
qui unà cum vicinis excele dido á otros pueblos, en particu
brioribus toletanae dioece lar por don Alfonso VII el Em
seos populis, vèluti Matriti, perador, quien en 16 de noviem
Talaverae, Almahin , XVI bre del año 1118, acordó, junta
lkal. nov. anno MCXVIII de mente con los vecinos mas prin–
cretum estut: “Si inter cives, cipales de la diócesis de Toledo,
toletanos scilicet, castellanos, como Madrid, Talavera, Alma
mozärabes, atque francos ali hin, entre otras cosas, “que si
quod occurrat negotium, si ocurriese algun litigio ó causa
ve jurgium, secumdum sen criminal entre los ciudadanos de
tentias in libro judicum con Toledo, á saber, los castellanos,
stitutas discutiatur.” Eodem los mozárabes y los francos, se
die Scalonae oppido idem fo decidiese segun las leyes del libro
rum fuit concessum; et ta de los jueces.” En el mismo dia
men, quod magis mirandum (3) se despachó igual carta de

anales de Sevilla, y despues don Miguel de Manuel en el apéndice á la


vida de san Fernando, pag. 313.
(1) A saber: cr que segun iban nuestros reyes recobrando de los mo
ros pueblos y provincias enteras, solian promulgar de nuevo el código
wisigodo, ó considerarle como matriz y fuente de cuantos fueros las
daban.”
(2) Por una escritura gótica, otorgada en Toledo año de 1 1 o 3, y ci
tada por Marina, en su Ensayo histórico-crítico de la lengua castellana,
pag. 35, consta que ya entonces tenian los francos en virtud del privi
legio que citamos en la nota latina, juez de su nacion, pues firma en
dicha escritura asi: Naurin Merino de illos francos.
(3) El padre Burriel en su Informe de pesos y medidas, pag. 287,
añade: cr Que es muy de creer se despacharian del mismo modo otras
semejantes cartas de fuero general á todas las cabezas de partido de
7 DERECHO
Sae.XII.jam anno MCXXX Didacum fuero para Escalona, por lo que sig. xII.
et Dominicum Alvarez fra es de estrañar que en el año de
tres jussitipse rex Ildephon 113o (1) hubiese tenido que
sus VII ut illud forum in mandar el mismo don Alonso VII
meliorem redigerentformam, á los dos hermanos Diego y Do
sive corrigerent, quo facto mingo Alvarez que le corrigiesen
iterum promulgatus est, sic ó reformasen; y verificado que
ue stetit usque ad annum fue se promulgó segunda vez di
MCCLXVIII quo Ildephon cho fuero, el cual subsistió hasta
sus X cognomento Sapiens el año de 1268 en que don Alon
eidem loco Forum Regium so el Sabio dió á Escalona el fue
concessit. ro Real.
XXVI. XXVI.

Quoad Navarram et Ara En cuanto á Navarra y Ara


goniam rex Ildephonsus I co gon su rey don Alfonso I, lla
gnomento Praeliator San mado el Batallador, imitando á
ctium Ramirezimitatus Case su padre don Sancho Ramirez,
dae oppido forum Darocen concedió al pueblo de Caseda
este reino de Toledo.” «Se dió, dice Marina, par. CXX, pag. 94 de
su Ensayo sobre la antigua legislacion de Leon y Castilla, casi á todos
los pueblos conquistados por el santo rey don Fernando, como Córdoba,
Sevilla, Murcia, Niebla, Carmona y otros.”
(1) Puede ser que el pueblo se hubiese resistido á recibir el fuero
por contener algunas gravedumbres, pues vemos que el fuero de Esca
lona prohibia prender á vecino alguno que diese fiador de estar á dere
cho por cualquier delito que fuese: «homo qui fidejussorem dederit,
non sit suspensus, nec retrusus in carcerem;” pero el de Toledo ceñia
dicha prohibicion al homicidio ú otro delito involuntario: «Si aliquis
homo ceciderit in homicidium, aut in aliquem livorem absque sua vo
luntate, et probatum fuerit per veridicas testimonias, si fidejussorem
dederit, non sit retrusus in carcerem; si fidejussorem non habuerit,
non feratur alicubi extra Toletum , sed tantum in Toletano carcere mi
tatur, scilicet Dalphado.” La ley IV del tit. III de los emplazamientos,
lib. II del fuero Real, modificó las anteriores asi: ce Si algun home fue
re demandado sobre muerte de hombre ú otra cosa que merezca muerte,
emplázele el alcalde que venga ante él fasta nueve dias, si fuere raigado,
é si non fuere raigado, recáudenle los alcaldes del lugar que faga derecho
por su cabeza, ó por fiador, si lo hubiere asi como manda la ley; é si
fuere raigado y no viviere, los alcaldes recáudenle todos sus bienes, y
emplácenle para dentro de otros nueve dias &c.”
Es PAÑol. 175
Sa. XII. se, ac Tutelensiurbi suprar- el fuere de Daroca, y á la ciu-Sig. XII.
biense concesitan. MCXIV; ac dad de Tudela el de Sobrarve en
quum sequenti Caesaraugus el año 1114; y habiendo recon
tana civitate potitus fuerit, quistado en el siguiente á Zara
illi bona contulit fora: qua goza la concedió los mismos fue
lia etipsi Aragoniae infan ros que disfrutaban los infanzo
zones habebant; quaeque à nes de Aragon. Los reyes poste
posterioribus regibus confir riores confirmaron y aumentaron
mata et aucta sunt: sed etiam dichos fueros. Era ya entonces
tunc temporis cèlebre erat célebre el fuero concedido á los
forum S. Martini Stellensis francos de San Martin de Estella,
oppidi francis concessum, el cual estendió en el año 1 122
cuique alterum oppidum vul al pueblo de Puente de la
gò Puente de la Reina di Reina dicho rey don Alfonso,
ctum anno MCXXII subjecit quien despues dió el fuero de
etidem rex, qui postea bur Jaca al pueblo de San Satur
go S. Saturnini, ejusque innino, y el de Sobrarve al de
colis Jaccense forum et Co Corella por los años de 1 129,
rellae oppido Suprarbiense 113o.
annis nempe MCXXIX ad
MCXXX irrogavit.
XXVII. XXVII.

Interea in Castella Ilde Entretanto en Castilla don


phonsus VII Imperator, de Alfonso VII el Emperador, de
quo jam antea loquuti su quien ya hemos hablado, vien
mus, totum fere regnum do la turbacion y el desorden en
conturbatum (1) esse videns que se hallaba el reino, convocó
diversa haberi fecit comitia varias veces cortes generales (1).
(1) Quàm conturbatum fue (1) Aunque el exordio de las cor
rit tunc temporis regnum evi tes de Palencia dice: Adephonsis His
denterapparet ex ipsorum Palen paniarum Rex. . . . . totamfere His
tiae Comitiorum, cap. III, ubi paniam conturbatam esse videns; y
decernitur:» Quðd Principes ter es innegable que asi estas cortes
rarum sine justo judicio non ex como las de Leon y las de Nájera
polient populum, qui sub est.” fueron generales, ó de todo el reino,
sin embargo se equivocó el sabio Ma
rina cuando refiriendo lo actuado en las segundas, pag. 71, part. XXXIX
176 DERECHO

sa. XII, generalia, veluti in Palen Tales fueron las de Palencia y sig. XII.
tiae,ac legionis civitatibusan las de Leon, habidas en los años
nis MCXXIX ad MCXXXV: de 1129 y 1135 (1). Pero las
ast his ompibus celebriora mas célebres de su reinado son
sunt comitia , quae las que se tuvieron en Nájera,
anno
MCXXXVI, vel paulo post Na año de 1136, ó poco despues (2),
xerae civitate habita fuisse di y en las cuales se establecieron
cuntur, et in quibus plurimae muchísimas leyes. Sus actas es
conditae leges. Horum comi critas en latin se han perdido,
tiorum acta latiae scripta pe y aun de su antigua version
riere, neque exeorum in ver castellana no han llegado á nos
nacula lingua antiqua versio otros mas que dos libros ú or
ne confecta aliud ad nos per denamientos; de los cuales el
venit exemplum, quàm duo primero se llama libro de las
de su Ensayo sobre la antigua legislacion, dice: ‘ren ellas se acordó lo
mas conveniente á la prosperidad del reino, y de toda España, pues si
bien asistió á ellas don Garcia, rey de Navarra, faltó don Ramiro, que
lo era de Aragon, y Alfonso Enriquez, conde,y desde él año 1159
proclamado rey de Portugal.”
1) Don Alonso VII, dice Semper y Guarinos en su historia del Lujo,
cap. VI, tomo I, pag. 62, viéndose señor de Castilla, de Leon y de mu
chos pueblos nuevamente conquistados, y del rey de Navarra, los con
des de Barcelona y de Tolosa, que voluntariamente se hicieron vasallos
suyos, creyó muy correspondiente á S. M. el coronarse por emperador,
lo que hizo en Leon con todo el aparato y pompa que permitian aquellos
tiempos. Feliú en el cap. XII, lib. XIII de sus anales de Cataluña,
pag. 27o, dice: cr El serenísimo señor conde Berenguer IV, y su hijo el
rey don Alonso I de Cataluña y de Aragon, eximieron el reino (de
Aragon) del feudo de Castilla.” El autor no se acordó de lo que dejaba
dicho en la pag. 36y del tamo I: Hácia el año 11oo pasa el conde de
. Barcelona á Castilla, cuyo Sancho le libró del feudo, obligán
dole á acudir solo en la coronácion de los reyes, quedando con esto Za
ragoza y demas ciudades libres del feudo á Castilla, pero no su señor de
la demostracion de feudatario por ella.”
- (2) El padre Burriel en su carta á don Juan de Amaya, pag. 72,
cree que se celebraron en el año 1135: Aso y Manuel en la pag. IX de
su discurso preliminar al ordenamiento de Alcalá, en el de 1138. En
tre los manuscritos del celebérrimo Campomanes se encontraron 18 to
mos en cuarto, con el título Primitiva legislacion de España en las
cortes de Nájera; y en la real biblioteca de Madrid, estante D. 42, hay
un volúmen en fol. escrito en perganino, que contiene dichos ordena
mientos, segun se formaron en Nájera.
Es PAÑo L. 177
Sa. XII. libri, sive ordinamenta, quo-. devisas, y el segundo libro de sig. XII.
rum primus libro de las di los fueros (1) de Castilla , ó
visas, alter libro de los fue fuero de los hijodalgos; don
ros (1) de Castilla, vel fue Alonso XI refundió las leyes de
ro de los hijodalgos vulgö este, aunque con algunas modifi
vacari solet. Ex his duobus caciones y correcciones en el ti
libris secundus aliquibus de tulo XXXII del ordenamiento
tractis, sive emendatis legi complutense, de que luego ha
bus, in tit. XXXII ordina blaremos. Tambien confirmó di
menti complutensis, de quo cho don Alonso VII el antiguo
mox, ab Ildephonso XI inclu fuero de la misma ciudad , y
sus est. Sed et in his Naxerae del cual hemos hablado ya en
Comis ejusdem civitatis anti la tésis XIX.
quum forum Idephonsus VII
eonfirmavit.

XXVIII.
XXVIII.
Neque propterea destitit No impidió al emperador la
imperator à novorum foro frecuente celebracion de cortes
rum concesione, vel confir el continuar dando nuevos fue

(1) Ergo in Castella non (1) Segun el término fueros, de


unum idemue forum ab omni que usa la inscripcion de este có
bus servabatur; vel , si verum digo, es claro que en Castilla los fue
dicendum est, in hoc regno o ros venian á ser mas bien persona
mnia fora erant potius personalia, les que locales, segun se infiere del
quàm localia. Exemplo esse po fuero concedido á los vecinos de To
test Toletana civitas, pro cujus ledo, cuando permite á los castella
incolis tria diversa fora fuerant nos recurrir á su fuero. Otro tanto
statuta; imo forum vicinis con se infiere de la ley I del tit. III de
cessum (de quo supra) exprese los emplazamientos, lib. II del or
edicit in par. II, cr omnis tan cas denamiento hecho en las cortes de
tellanus, qui ad suum forum ire Valladolid de 1293 para suplemento
voluerit, vadat.” Et in ordina del fuero castellano , cuando dice:
mento, quðd ad supplendas fori cOtrosí á lo que nos mostraron &c.”
Castellae leges in comitiis Valli
soletanis anni MCCXCIII conditum est, tit. III de injus vocatione quae
dam lex sic se habet.: ce Otrosí á lo que nos mostraron en razon de
los oficiales que moraban en las villas, é habian algunos homes, que
les non querian demandar por sus fueros, é llevaban nuestras cartas,
en que los emplazaban &c.”
23
n78 DERECHO
Sa. XII.
matione: ad hanc enim per ros, ó confirmándolos, pues per- sig. XII.
tinent aetatem alia fora, vè tenecen á esta época otros, cuyo
luti Salmaticense (1), Com año es incierto, como el de Sa
plutense, Zamorense incerti lamanca (1), el de Alcalá de
anni , Matritense MCXLV Henares, el de Zamora (2), el
quae omnia potius decreto de Madrid (3) del año 1145,
rum ab ipsarum civitatum todos los cuales se deben reputar
conciliis (vulgo concejos), si mas bien por colecciones de or
ve ab earum dominis, diver denanzas municipales, estableci
sistemporibus editorum col das en diversos tiempos por al
lectiones sunt rege assen gunas villas ó ciudades en conce
tiente factae, sive ab ipso jo abierto, ó por sus señores,
confirmatae, qui et nonnum sobre materias que no se opo
quam alias leges addere so nian á las leyes generales del
lebat reino, ó derecho de tercero, con
orden espresa, ó á lo menos
con consentimiento (4) del rey,
quien solia añadir en la confir
macion otras leyes.
(1) Quamvis Salmaticensis ci (1) Aunque la ciudad de Sala
vitas, ex quo per comitem Ray manca, desde que quedó libre por
mundum à saracenorum domina el conde Raimundo de la domi
tione fuit liberata, suum popu nacion de los sarracenos , tuvo su
lationis forum habuerit, ab Ilde fuero de poblacion, aumentado des
phonso imperatore, suoque filio pues pordon Alonso el Emperador y
Ferdinando adauctum; attamen, su hijo Fernando; sin embargo, lo
quod hodie Salmaticense forum que hoy se llama fuero de Salaman
vocatur, nihil aliud est quàm ca, no es otra cosa que una colec
ordinamentorum à civitatis con cion de ordenanzas hechas en diver
cilio diversis temporibus confe sos tiempos por el ayuntamiento, y
ctorum collectio á regibus proba que aprobada por los reyes, y escrita
ta, et quae vernacula lingua en lengua vulgar, se ha unido con el
scripta cum populationis foro. fuero de poblacion.
adunata est. (2) Estando escrito en castellano
este fuero, como sienta Marina en
el par: 124, pag. 96 de su Ensayo, no puede ser anterior al año
de 1 14 o ó 115o, segun la nota puesta á la tésis XXI.
(3) Asi consta de la ordenanza, cuyo título es de demandamiento
de viña, vel de casa, citado por Marina, par. XLIX, pag. 42 de dicho
Ensayo.
(4) Asi lo hizo don Diego con Molina la Nueva, que pobló en 1139,
Es PAÑo L. 179
Sa. XII. Sig. XII.
XXIX. XXIX.

Quum abanno MCXXXIV Habiéndose vuelto á separar


quo Navarra ab Aragonia ite en el año de 1134 del reino
rum fuit disjuncta, Garcia de Aragon el de Navarra, nom
Ramiresius, Sancti Majoris ne braron los navarros por rey pro
pos, Ildephonso I praeliatori pio y sucesor de don Alfonso I
in regno successisset, illum el Batallador, al nieto de don
imitatus oppidum Olite anno Sancho el Mayor, don Garcia
MCXLVII et oppidum Mon Ramirez, el cual concedió el re
real anno MCXLIX jam dicto ferido fuero de San Martin de
stellensiforo donavit. Estella en el año de 1147 al
pueblo de Olite, y en el de 1149
al de Monreal.

XXX. XXX.

Quod attinet Biscaiae pro Por lo que toca á las provin


vincias, quae maximam effi cias de Vizcaya, las cuales com
ciunt Cantabriae veteris par ponen la mayor parte de la anti
tem, usque adhuc de eis lo gua Cantabria, no hemos queri
quuti nonfuimus, quia indu do hablar de ellas hasta ahora, por
bitatum est, prout diversis, si que es indubitable que segun los
ve Legionis et Castellae, sive diversos reyes á quienes obe
Navarrae regibus paruerunt, decieron, ya de Leon y Castilla,
eorum legibus vixisse obno ya de Navarra, asi fueron diver
xias, neque ante Sancti VII, sas las leyes que observaron, y
qui Navarram rexit, aevum, ue hasta en tiempo de don San
fora illis fuisse concessa; hic cho VII, rey de Navarra, no tu
enim rexin civitatis S. Sebas vieron fuero alguno. Este rey
tiani usum novum condidit dió en el año de 125 o á la ciu
forum, quod postea ab alis dad de San Sebastian un nuevo

y confirmó despues el emperador estando en Oreja. Aumentóle despues


el infante don Alonso. Es muy útil, dice Marina en el par. CXXII
pag. 95 de su Ensayo sobre este fuero, porque contiene asi el gobierno
municipal de este señorío, que por casamiento vino á incorporarse en
la corona en tiempo de don Enrique II, como los usos y costumbres
generales de Castilla, á las cuales se acomodaron las leyes de este fuero.
18o n ERECHo
3. XIII. regibus, maxime, verò ab fuero, que ha sido confirmado s. XIII.
Ildephonso VIII Castellae por otros reyes, especialmente
rege anno MCCII confirma por don Alfonso VIII, rey de Cas
tuIIl CSt. tilla, en el año de 12o . Publi
cóse este fuero con sus confirma
ciones por la Real academia de la
historia, tomo II de su dicciona
rio geográfico-histórico del rei
no de Navarra y provincias vas
congadas, pag. 541 y siguientes.

XXXI. XXXI.

Quamvisab Ildephonso im Aunque el emperador dom


peratore (qui anno MCLVII Alonso VII (el cual murió en
obit) iterum Legionis et Cas 1157) dejó divididos por segun
tellae regna divisa fuerintin da vez los reinos de Castilla y de
ter suos filios Ferdinandum II Leon entre sus dos hijosdon Fer
et Sanctium IV, e; abuno nando II y don Sancho IV, cada
quoque in suoregno nonnulla uno de los cuales celebró en su
comitia generalia habita; de reino cortes generales; sin em
Sanctio tamen nihil nobis di-. bargo, nada nos ocurre que de
cendum, quia sequente anno cir de don Sancho, porque mu
morte praereptus est, pro rió prematuramente, ó sea en el
pter quod desideratus vulgö año 1158, por lo que se llama
vocatur; Ferdinandus verò. vulgarmente el Deseado. Y en
aliqua locis, vel civitatibus en cuanto á don Fernando II no
recens conquisitis concessit hay duda de que concedió á va
fora, quae quum populatio rios lugares ó ciudades recon
nis sint, nominasse suficiat, quistadas nuevos fueros, los cua
veluti Benaventi civitati cir les bastará nombrar, porque no
ca annum MCL (licet proba son mas que pactos de poblacion.
bilius sit boc forum ad IldeTal es el que dió á Benaven
phonso IX fuisse conditum), te en 1158 (aunque este es mas
quod et ad alia loca exten probable que hubiese sido esta
sum, öppido nempe Bono blecido (1) por don Alfonso IX),
(1) Hácia el año 129o, de lo cual hablaremos en la tésis XL.
Es PAÑo L. 181
Sa. XII. burgo de Caldelas circa an y se estendió despues á Bonoburgo Sig XII.
num MCLXIX et Tudensiur de Caldelas hácia el año 1169,
bi incerto anno. y el de la ciudad de Tuy, de año
incierto (1)
XXXII. XXXII.

Idem dicendum de foro, Lo mismo debemos decir del


quod Sanctius Sapiens Na fuero que en el año 1165 conce
varrae rex anno MCLXV ció don Sancho el Sabio, rey de
Guardiensi civitati contulit. Navarra, á la ciudad de Guardia.

XXXIII. XXXIII.

Similiter Ildephonsus II Del mismo modo don Alon


Aragoniae rexet coetus gene so II, rey de Aragon, no conten
rales anno MCLXVI in Caesa to con tener en Zaragoza cortes
raugustana habuit civitate, et generales el año r 166, concedió á
urbi Teruel noviterà se instau la ciudad deTeruel, que acaba
ratae antiquum Septempubli ba de reedificar, el antiguo fuero
cae forum anno MCLXXII de Sepúlveda en el año 1172.
paescripsit.
XXXIV. XXXIV.

Sub eodem rege Raimun Bajo del mismo rey, Raimundo


dus à Calidis Barcinomensis de Cálidis, decano de la iglesia
ecclesiae decanus explurimis de Barcelona, formó de varios
instrumentis, ac pactis con instrumentos públicos, como tra
ventis sive inter reges, sive tados de paz, convenios, testa
inter hos et optimates, quam mentos de los reyes, una colec
dam collectionem confecit ex cion que comprendia dos volú
duobus voluminibus eon menes, dividida en títulos, la
stantem ac per claros titulos cual publicó con el nombre de
distinctam, quam dein sub libro de feudos (aunque sean po
nomine feudorum (quamvis cos los instrumentos que hablan

(1) No determinamos el año, porque aunque Marina en la nota II


al par. CLXII, pag. 128 del Ensayo sobre la antigua legislacion, señala
el año de 25o, es respecto de san Fernando, que confirmó este fuero.
182
Sa. XII. ad hanc rem pauca perti de esta materia). Es sensible que sig. XII.
neant instrumenta) evulga no haya llegado á nosotros ínte
vit. Hujus operis, quod ad gra esta coleccion. Sus fragmen
nos integrum non pervenut, tos reunidos en un volúmen han
multa frusta in unum coadu sido enriquecidos con un copioso
navit, atque indice locuple índice por el laborioso archivero
tavit laboriosissimus Arago don Próspero Bufarull. Existe es
niae scrinii custos dominus te código en el archivo Real de
Prosperus Bufarull (1) Aragon.
XXXV. XXXV.

Nobis ad Navarram re Volviendo á Navarra el mis


deuntibus praedictus San mo rey don Sancho VII estendió
ctius rexipso anno MCLXXII en el año 1172 el fuero de la
oppido S. Vicenti guardien Guardia al pueblo de San Vicen
se forum, et MCLXXIV Irri te; y en el año 1174 al de Irri
beri idem, quod S. Saturni berri el que observaban los habi
ni cives utebantur, concesit. tantes del barrio de San Saturnino.

XXXVI. XXXVI.

Idem rex Victoriae oppi El mitmo rey dió en el año


do, nuncurbi, ac Alavae pro 1181 á la villa (hoy ciudad) de
vinciae metropoli, donavit Vitoria, metrópoli de la provin
anno MCLXXXI lucroniense cia de Alava, el fuero de Logro
forum, quod postea sive ipso ño; el cual, ya fuese por medio
rum regum, vèluti Ildepon de los mismos reyes, como Al
si VIII, qui Castellam rexit, fonso VIII de Castilla, ó ya con
auctoritate, sive de eorum consentimiento de estos por los
assensu à comitibus (vulgò condes, á quienes se lo dieron en
condes) ad tam multa Viz feudo, se estendió á tantos pue
caiae oppida, ac civitates ex blos (1) y ciudades de Vizcaya,
(1) Saepenumero inquit ipse (1) El fuero de Logroño y de
Raimundus in pròlogo viva ex Vitoria , dice Marina, se debe en
presisti voce habere votum et cierto modo reputar por cuaderno le
desiderium ut omnia instrumen gislativo general de las villas y lugar
ta propria inter vos vestrosque de la Rioja y provincias vasconga
antecessores, ac homines vestros das. El de Logroño se dió á Santo
Es PAÑo L. 183
Sa. XII. tensum est, ut tamguamilla- que se puede reputar por gene-Sig. XII.
rum provinciarum generale ral de aquellas provincias (1).
haberi queat.
XXXVII. XXXVII.

Sed jam anno MCLXXXIV Despues en el año 1184 (2) el


(1) idem Sanctius rex forum, mismo rey don Sancho dió al lu
quod Burgum novum S. Ni gar de Villaba en Navarra el fue
colai Pampilonensis gaude ro que disfrutaba el barrio de
bat. Villabae loco in Navarra San Nicolás en Pamplona.
donaverat.

XXXVIIII. XXXVIIII.

Sed et aliud tunc temporis Tambien se empezó á conocer

confecta, et inordinatione con Domingo de la Calzada, Castrourdia


fusa sub uno redigerentur volu les, Laredo, Salvatierra de Alava,
mine.... Vestris itaque desideriis Medina de Pomar, Frias, Miranda
libenti annuens animo divina de Ebro, Santa Gaeda, Beraventilla,
virtute invocata opus incoepi, Clavijo, Treviño, Peñacerala, San
incoeptum ordinavi, et ordina ta Cruz de Campezo, Labastida y
tum per duo volumina, quia in Plasencia, ó Placencia en Guipúz
uno nimia ponderositate redigi coa. Don Diego Lopez de Haro, á
non poterat, divisi, divisum per quien dicho don Alfonso VIII dió há
claros titulos distinxi, distin cia el año de 12oo la Vizcaya en
ctum fine foelici confirmavi. . feudo, fundó á Bilbao y le dió el
(1) Subidemtempus variae de bel fuero de Logroño. El de Vitoria se
lo et pace constitutiones statutae. concedió á Orduña, Salvatierra,To
gara, Areiniega, Desarte, Deba, Az
peitia, Elqueta y otros , par. CXIV con su nota, pag. 9o del Ensayo,
y Aso y Manuel, pag. XXXVI de su introduccion á la instituta de Cas
tilla, edicion de Madrid de 1678.
(1) Hácia el año 115o, dice Feliu en sus Anales de Cataluña, to
mo I, par. 354, concedió el conde áTortosa, especialmente á las muge
res, muchas franquicias y libertades por la heróica defensa que hicieron
contra los moros; pero de esto hablaremos mas adelante.
(2) Hácia este tiempo, ósea en el año 118o, en un concilio que tu
vo Berengario, arzobispo de Tarragona, se decretó que no se calculasen
los tiempos por respecto á los años de los reyes de Francia, sino por los
de Cristo. Florez, España sagrada, tomo II.
184
Sa. XII. invaluit codicum genus, quod por entonces otro género de có- Sig. XII.
vulgö ordinamentum (1), si- digos, llamados vulgarmente or
ve ordenanzas vocari solet. denamientos ú ordenanzas. Sumi
His legum collectionibus, si- nistraron materia para la forma
ve codicibus, in titulos divi- cion de estos cuerpos legales, que
sio materiam praebuerunt regularmente se solian dividir en
modô omnes circa diversa in títulos, ya las leyes establecidas
aliquibus generalibus comi- sobre ciertos asuntos en las cortes
tis leges conditae; modo de- generales," ya las disposiciones ó
creta in nonnullarum civita- decretos dados por los ayunta
tum conciliis (vernacula lin- mientos de los pueblos, ya cuan
gua concejos, seu ayunta- tas leyes pertenecian á una mis
mientos) statuta; modo quae- ma materia, ya una sola ley. Y lo
cumque ad unam eamdem- que es mas, hasta los privilegios
que rem spectarent leges; mo- concedidos á los magnates y á los
dò vel una lex. Quin imo pri- nobles, y los cánones ó leyes ecle
vilegia optimatibus, nobili- siásticas, se llegaron á llamar or
busque cencessa ordinamen- denamientos. Hablaremos aqui
tasuntvocata. Hic autem tan- de solos los ordenamientos que
tümmodo de ordinamentis, contengan leyes civiles, y de los
quae civiles contineant leges, demas cuando no tengamos que
loquemur; de caeteris, quum hablar de aquellos.
de civilibus sermo non sit, lo
quuturi.
XXXIX. XXXIX.

Quod verò mirandum, ne- Pero lo que nos debe causar


que haec regnorum divisio, mas admiracion respecto de esta
neque contra mauros (imo época, es que ni el estará la sa
nonnumquam etiam inter ca- zon España dividida en tantos
tholicos reges) ea aetate assi- reinos, ni las continuas guerras
dua bella obstàculo fuerunt, contra los moros, y las que por
quo minus hispana inventus por entonces se hicieron algunas
undique, vel tam ex Castel- veces los mismos príncipes cató

(1) Ex his celebriora sunt Legionense anno MCLXXVIII conditum


in quo praecipue de rebus ecclesiasticis agitur, licet etiam de furibus
sermo sit; et alterum anno MCLXXXIX confectum, aliqua circa pro
prietatem capita continens.
Es PAÑor. 185
Sae.XII. la , quàm Navarra, alisque licos, impidieron que concurrie-Sig. XII.
terrisadJaccam veniret: “per se la juventud española,“asi des
bonas consuctudines, et fo de Castilla, como desde Navarra,
ros ad discendos eos, et ad y otras tierras á Jaca para ins
sua loca transferendos,” uti truirse en sus fueros y trasladar
exJaccensisfori confirmatione los á su pais;” segun consta in
ab Ildephonso II Aragoniae dudablemente de la confirmacion
rege anno LCLXXXVII et que hizo del fuero de Jaca don
Septempublicae fori confir Alonso II, rey de Aragon, en el
matione ab Ildephonso Xvul año de 1187, y de la del de Se
gò Sapiente III id. augusti púlveda hecha por don Alonso el
anno MCCLXXIX facta evi el Sabio en 1o de agosto de 1279.
denter apparet.
XL. XL.

Hacforte de causa Ildephon Acaso por este motivo don


sus VIII Castellae rex litera Alfonso VIII, rey de Castilla,
rum academiam Palentina in fundó en la ciudad de Palencia
civitate condidit, populationis otra universidad, y concedió á
dedit fora (quod et optima varios publos, como Zorita (1),
tes de ejus assensu suis popu fueros de poblacion (lo cual,
lis fecerunt) auxit, vel con prévio el real asenso, hicieron (2)
firmavit, veluti Zoritae, S.Se tambien varios magnates á los su
bastiani civitatibus, oppido yos), aumentó ó confirmó otros
que Matritensi; aliaque prae fueros como el de Madrid (3) y el
scripsit fora, de quibus quun de San Sebastian Sxc. Finalmente

(1) Tales son el ya dicho de Zorita del año 1 13o; los de Santander,
Treviño, Haro y Valdefuentes en 1187; el de Arganzon en 1191 , y el
de Navarrete en 1195.
(2) Tal es el que concedió Pedro, obispo de Burgos, á los poblado
res de Madrigal en 1168. Pedro Fernandez, maestre de Santiago, á Cas
troforat en 1178, y á Veles en 1 179. Raimundo II, obispo de Palen
cia, á esta ciudad en 1181. Iñigo Beltran á Yanguas en 1189.
(3) El concejo de Madrid ordenó su fuero en 12o 2 con aprobacion
de dicho don Alfonso VIII, segun aparece de su epígrafe, y cuyo cua
derno se guarda original escrito en pergamino en su archivo. Se inserta
ron en esta compilacion varios fueros que tenia la villa desde el tiempo
de don Alonso VII.
24
DERECHO
Sae. XII. multas civiles contineant le
estableció otros fueros, de los cua- Sig. XII.
ges, agere nostra, maxime im lesnos importa muchísimo tratar,
terest. Inter ea primum ob porque contienen muchas leyes
tinet locum forum ad Con civiles. El primero de estos es el
chae civitatis usum circa an que concedió dicho rey hácia el
num MCXCI conditum, ac año 1191 á la ciudad de Cuenca,
latine scriptum, licet postea escrito en latin y traducido des
invernaculam linguam fuerit pues al castellano. Consta este
versum. Constat hoc forum, fuero (el cual por la grande uti
quod ob insignem legum uti lidad de sus leyes mereció ser lla
litatem forensium institutio mado por el autor del prólogo
num summa, libertatisque que le precede, suma de institu
codex, ab ipso, qui illud ciones forenses, y coleccion de
transcripsit, in introdnctione exenciones (1)) de 44 capítulos,
vocatus est, quadraginta et en cada uno de los cuales se con–
quatuor capitibus, quorum tienen muchas leyes. La autori
singula postremo excepto plu dad de este fuero llegó á ser
res continent leges. Hujus fo tanta, que no solamente se toma
ritanta fuitauctoritas, utnon ron de él á la letra los de Con
solum ex eo alia multa fora suegra, Alcaraz, Alarcon, Pla
desumta fuerint, veluti Con sencia y Baeza (2), y la mayor
suegrae, Alcaraz, Alarcon, parte del segundo de Sepúlveda,
Plasentiae, Baezae, et plerae sino que aun despues de forma
que Septempublicae fori re das las siete partidas, cuidaron
centioris leges; sed etiam los jurisconsultos de aquella edad
XIII saeculi jurisconsulti ad denotar las leyes de este código,
codicis partitarum legum cal que discordaban de las del fuero
cem apponere consueverint de Cuenca, lo mismo que diji
animadversiones de his legi mos de las wisigodas. En la Real

(1) Bien merecia estos nombres un fuero que declara en la ley VII
del cap. I, absolutamente exento de todo pecho á cualquier vecino.
Quicunque in civitate domum, et eam populatam tenuerit, sit exentus
ab omni tributo.
(2) Aunque es muy probable que habiendo reconquistado á Baeza
don Alonso VII en el año 1146 la hubiese concedido carta ó fuero
de poblacion; sin embargo, como Baeza fue ocupada segunda vez, y
conservada tenazmente por los mahometanos hasta el reinado de don
Fernando III, quien la recobró éincorporópara siempre en la corona
de Castilla, se perdió dicho primitivo fuero, segun Marina.
Es PAÑo L. 187
Sae.XII, bus, quae huic foro erant biblioteca del Escorial, estante B sigxi .
oppositae, non secus ac de caj. III, num. 23, se conserva un
wisigothicis dictum est. Ex codice latino muy apreciable, por
stat in bibliotheca Escuria que fue de la santa iglesia de
... lensi hujus codicis exemplar, Cuenca, y parece haberse escrito
prout latine confectum tabli á principios del siglo XIII; y en
no B, pluteo III, num. 23; cuanto á la traduccion castellana
ejusque in vernaculam lin la tiene ya impresa don Gabriel
guam versio à Gabriele San de Sancha para insertarla en el
cha typis mandata est. tomo II de la crónica de don
Alonso VIII.
XLI. XLI.

Eodem anno MCXCI in En el mismo año de 1191 (1)


Navarra S. Saturnini foro dió en Navarra don Sancho VII
Sanctius VII rex Villafrancae
al pueblo de Villafranca el fuero
oppidum, et anno MCXCVI de San Saturnino, y en el año
Labrazae locum subjecit de 1196 concedió al lugar de La
uardiensi foro, quod anno braza el fuero de la Guardia, el
MCCVIII valli à Burunda ab cual dió en el año de 12 o8 al va
eodem rege fuit collatum. lle de Borunda.

XLII. XLII.

Interea Ildephonsus IX, Entretanto don Alonso IXque


qui Ferdinando II in Legio habia sucedido á don Fernan
nis regno successerat, Ca do II en el reino de Leon, á imi
stellae regem imitatus aliam tacion del rey de Castilla, no so
litterarum academiam in Sal lamente fundó otra universidad
mantina civitate condidit, et en la ciudad de Salamanca, sino

(1) Para dar una prueba indudable de que los fueros particulares
reconocian siempre por matriz ó principal al Fuero-Juzgo, copiaremos
aqui un capítulo de una escritura existente en el archivo imperial de
San Clemente de Toledo, en la cual, Juan, presbítero de Santa Leocadia,
á nombre de la abadesa doña Madre, compró en el año 1192 de Miguel
Mido en Talavera dos olivares de la Almunia,y añade: cr Comparatio
verò ista fuit facta secundium forum de Talavera, et secundium librum
judicum.” Nota 15o, par. CVI, pag. 299, Informe de Toledo sobrepesos
y medidas.
188 DERECHO
Saec. XI nonnulla
fin.
populationis con tambien dió varios fueros de po Fin del
sig. XII
y , cessit fora, veluti Benaventi blacion, como á Benavente hácia princ.
circa annum MCXC et Cas el año 119o (1), y á Castroverde del XIII.
troverdi MCCII.

XLIII. XLIII.

Quum anno MCCXII Il Habiendo celebrado cortes en


dephonsus VIII Castellae rex Burgos don Alfonso VIII, rey de
generalia comitia in civitate Castilla, en el año de 1212, des
Burgensi celebrasset, post pues que otorgó á todos los con
quam omnia, quibus populi, cejos de Castilla todas las cartas
sive municipia (vulgò con que tenian del don Alfonso el
cejos) fruebantur, fora, aut Viejo, que ganó á Toledo, é las
diplomata tamà praedecesso que habian del emperador, é las
ribus Ildephonsis VI et VII suyas mismas, deseando unifor
quàm à se ipso tributa con mar todo esto de tal modo, que
firmavit, ea in meliorem or quedasen salvas á los ricos homes
dinem reducere desiderans, y á los hijodalgos sus prerogati
ita tamen, ut optimatibus, vas, les mandó: “que catasen las
nobilibusque sua servaren historias, y los buenos fueros, y
turprivilegia, id illis oneris las buenas costumbres, é las bue
imposuit ut historicum mo nas fazañas (ó arbitrios) que ha
numenta, probos foros, lau bian, é que de todas ellas forma
dabiles consuetudines, et sen una coleccion, é se la lleva
aequas majorum sententias, sen escrita para que él las viese;
quae ad id temporis vigue y aquellas que fuesen de emen
rant diligenter cuncta colli dar él se las emendaria, é lo que
gerent, atgue litteris consi fuese bueno é pro del pueblo, él
gnata ad regem deferrent, ut se lo confirmaria. E despues por

(1) Se formaron tambien entonces ciertas hermandades ó reuniones


contra los criminales, compuestas de los vecinos de algunos pueblos.
Tal es la que en el año de 12oo formaron los vecinos de Escalona y de
Segovia.
(2) Estendióse este fuero á otros muchos pueblos, asi de Leon como
de Galicia. Marina,pag. 13o, par. CII de su Ensayo. Pertenecen tam
bien á esta clase de fueros el que dió dicho rey al concejo de Llanes en
1° de octubre de 1168,yel de Bona-Burgo de Caldelas en Allariz, dado
en el año de 119o. Aso en su introducion á la Instituta, pag. XXX.
Es PAÑo L. 189
s.XIII. quae emendationem deside muchas priesas q
que ovo el rev
y S. XIII. -
rarent, ipse emendaret: quae don Alonso, no pudo corregir
autem recta acreipublicae uti ni confirmar dicha coleccion.” Y
liaessentconfirmaret, quod re este es el fuero viejo de Cas
vera effecisse videtur: sed pro tilla tan decantado (1), y sobre
pter multa gravissimaque ne cuyo origen y autoridad han va
gotia hanc collectionem Ilde riado tanto los jurisconsultos,
phonsus neque corrigere, compuesto de otrosvarios, como
que confirmare potuit. Atgue el de Nájera y el de Burgos, de
hoc est vetus Castellae forum, que ya hemos hablado, y de di
de cujusorigine, et auctoritate chas costumbres y fazañas, com
maxime à mostrisjurisconsul prensivo de 3o6 capítulos ó san
tis maxime disceptatum, ex ciones. Escribióse primero en la
aliis nonnullis, veluti Naxe tin (ó por mejor decir, hacinó
rae et Burgensi, de quibus Se esta coleccion) sin distincion
supra, confectum, trecenta alguna de libros ni de títulos.
et sex capita, sive sanctiones Despues recibió nuevo au
continens; quod latine pri mento, y se tradujo al castella
mum scriptum absque ulla no probablemente en el reinado
librorum, nec titulorum di de san Fernando, el cual otorgó
visione, postea sub Ferdi en los años 1227 y 1257 al con
nando III novis sanctionibus cejo de Burgos sobre esto dos pri
adauctum, ac invernaculam vilegios que preceden á dicha co
linguam versum fuisse pro leccion en el códice MSC., de que
babile est. Confirmatumque abajo hablaremos. Don Alonso el
fuità suo filio Ildephonso X, Sabio se vió precisado en el año
ut optimatum, nobiliumque de 1271 (como veremos despues)
(1) Cuando el sabío Marina en el par. XXXVIII, pag. 32 de su En
sayo, dice, contrayéndose al reinado del emperador don Alonso VII, que
aunque los castellanos tuviesen alcalde propio castellano, y se goberna
sen por el fuero viejo de Castilla, incurre por seguir las ideas del padre
Burriel, pag. 284 y 85, par. CII, cotejado con el par. XXI (el cual se
opone al par. CIV, pag. 294 y 95 de la misma obra), pag. 6o de su
Informe de pesos y medidas, en una contradiccion y en un anacronis
mo; porque, como prueba despues el mismo Marina con su acostum
brada solidez desde el par. CXXXII, pag. 1 o 3, hasta el par. CXL,
pag. 12o, en aquel tiempo todavía no existia fuero alguno viejo de Cas
tilla, sino alguna de las fuentes de que despues se formó, tales como
el fuero de Burgos, el de Logroño, y el de los hijodalgos hecho en las
cortes de Nájera, y de los cuales hemos hablado ya.
19o DERECHO
s. XIII. votis annueret (de quo in- á otorgará los ricos-homes y á los s. XIII.
fra) sicque per multum tem- hijodalgos para aquietarlos el uso
poris auctotitate et robore vi- de este fuero, cuya autoridad lle
guit. Hac de causa permotus góá prevalecer de tal modo, aun
Petrus rex Ildefonsi XIfilius despues de promulgado en el año
ad hanc collectionem refor- de 1348 el ordenamiento de Al
mandam anno MCCCLVI calá por don Alonso XI, que su
non solum quasdam leges de- hijo don Pedro creyó convenien
traxit, aliasque emendavit, te reformar esta coleccion, como
sed etiam novis majorum sen- se verificó en el año de 1356, ya
tentis adiectis, illam in quin- quitando unas leyes, ya corri
que libros hosque in titulos giendo otras, ó ya finalmente
divisit, uti cuicumque vete- añadiendo algunas fazañas ó casos
ris codicis MCS. exemplar in posteriores, y dividiendo toda la
regia Matritensi bibliotheca obra en cinco libros y estos en tí
pluteo D 42 exstant, cui si- tulos, como podrá conocer cual
mile alterum in Parisiensiser- quiera que coteje el códice MCS.
vatur, cum eo, quod ab Asso de este fuero primitivo, existente
et Emmanuel Matriti anno en el estante D 42 de la Real bi
MDCCLXXItypis mandatum blioteca de Madrid (y con el cual
est, conferentifacile patebit. concuerda otro ejemplar de la de
Ex hac collatione etiam hujus Paris), con el publicado en Ma
codiciscompendia confecta (1) drid por los doctores Aso y Ma
fuisse licet ab incerta manu, nuel en el año de 1771. Del mis
evidenter apparet. Animad- mo cotejo se infiere haberse for
vertendum est hunc codi- mado, aunque por autor incier
cem secundum diversas, to, compendios (1) de este códi
(1) De hoc P. Burriel in (1) Oigamos á dicho P. Burriel
animadversione CXX ad suam en su obra poco ha citada, par. CXX,
de ponderibus et mensuris inves- fol. CCLXX. En un cuaderno & c.
tigationem, fol. CCLXX ait. -
ce En un cuaderno de la biblioteca Real de Paris, que tiene por título
Fuero de los fijodalgos de Castilla, y es solamente un estracto de di
cho fuero reformado, se lee una ley del título III, lib. V, segun la re
forma del rey don Pedro, asi (*); y segun dicho estracto, asi (").
Otro semejante estracto, addit Burriel, tuvo Hernan Perez de Guz
(*) Este es fuero de Castilla, que si dos villas que son faceras, han término en
unoé no a es partido, deben partirlo á piértega medida.
(**) Este es fuero de Castilla, que si dos villas, que son fronteras, é han tér
mino , é non es partido, que si lo quieren partir débenlo partir á pértega medida,
ó por pesqusul.
-
Es PAÑo L. 191
go, el cual se suele citar de di-S. XIII.
sa. XIII. quas continet leges non uno
nomine insigniri solere, vè versos modos, ó tiene diversas de
luti fuero viejo de Burgos: nominaciones, segun las distintas
communius verò libro de las leyes que contiene, como fuero
fazañas, alvedríos y costum viejo de Burgos, y mas frecuen
bres de España vocatur. temente libro de las fazañas, al
vedríos y costumbres de España.
XLIV. LXIV.

Quum divus Ferdinan Luego que san Fernando ( III de


dus III in Castellae regno este nombre) sucedió en el reino
Henrico I anno MCCXVII de Castilla á don Enrique I en el
successisset nonnulla utrius año de 1217 (1), concedió á va
que generis fora concessit, rios pueblos asi fueros de pobla
vèluti Lucroniense, oppido, cion como civiles, pues en 1º de
quod vocatur Frias, et ka diciembre de dicho año dió fue
lendis decembris ipsius anni ro de poblacion á Lédigos, y es
alterum forum loco Lédigos. tendió el fuero de Logroño á la vi
lla de Frias.
XLV. XLV.

Quoad Legionis regnis jam En cuanto al reino de Leon el


dictus Ildephonsus IX rexan referido don Alonso IX concedió
mo MCCXX (1) alterum Sa en el año de 122 o á la villa de

man, señor de Batres... que puso en él de su mano algunas notas; pero


en este estracto falta dicha ley.
(1) In Hispaniae ecclesiasti (1) De hecho el temo I de la co
ticae (vulgö España sagrada) leccion de cortes, que me franqueo
vol. XXXVIII, fol. 179 adest la generosidad del ilustrísimo señor
quoddam instrumentum ab ipso don Jacobo de Villarrutia , empieza
rege Ildephonso IX suaque uxo asi : cc. Este es el libro de los fueros
re de Berenguela eodem anno de Castilla, et son departidos en al
MCCXX confectum. Inde appa gunas villas, segun su costumbre.”
ret, etiamsi multa tam popula Sigue el prólogo y concluye: cr fecha
tionis, quàm civilia fora fuerint carta en Burgos á2 de setiembre, era
eondita, semper forum judicum, de 1255, que es precisamente el año
tamguam praecipuum fuisse ha de 1217.” Está sacado este códice de
bitum. una copia que se guarda en el archi
vo de San Clemente, caj. X, num. 6,
IC) 2.

$a. XIII. concessitforum, quod Sanabria otro fuero, el cual con s. XIII.
postea ab Ildephonso X co firmó despues don Alonso el Sa
gnomento Sapiente nonnullis bio en el año de 1263 por un
legibus in meliorem formam privilegio, bien que reformando
redactas anno MCCLXIIIcon algunas de sus leyes.
firmatum est.
XLVI. XXVI.

Celeberrimum etiam est Es tambien muy célebre en el


in Aragoniae regno forum reino de Aragon el fuero conce
Hoscae civitatianno MCCXXI dido en el año de 1221 á la ciu
à Jacobo I (1) concessum, dad de Huesca por don Jaime I,
quod et Fragae oppido dedit. el cual le estendió despues á la
(1) Exstat inter MSC. bi y se ha aumentado con el ejemplar
bliothecae D.Josephi ordinis car que hay en la Real biblioteca, let. D,
melitarum civitatis Barchinonae num. 42. En el índice que precede
pragmaticarum sanctionum re hay una nota que dice asi: cr En es
gum Aragoniae antiqua colectio. te año (1217) tuvo principio la co
“In ea adest quaedam pragmatica leccion de estas leyes antiguas de
contra clandestina matrimonia à Castilla; pero por el contenido de
Jacobo I edita Valentiae anno ellas y de las siguientes, que se le
MICCXIX: sed, quum haec civitas unen y citan, resulta que estas com
usque ad annum MCCXXXVIII pilaciones estuvieron en su mayor
à sarracenorum dominatione li vigor á principios del siglo XIV, por
berata non fuerit, necessariò er cuya causa se colocan antes del rei
ror irrepsit in numeratione, vel nado de don Alonso XI. Contiene es
in data. te código 306 títulos, ó por mejor
decir leyes, de las cuales algunas
contienen el hecho ófazaña sobre que se deliberó; otras el fuero de don
de se sacaron, como fuero de Burgos, de Bilforado, de Cerezo, de Vi
llafranca, de Grañon, de Logroño & c. En el códice de la Real biblio
teca sigue á continuacion: cr Aqui comienzan las divisas que han los se
ñores de sus vasallos.” Todas estas leyes, las cuales, como dice muy
bien Aso en su introduccion á la Instituta de Castilla, pertenecen á los
derechos dominicales que cobraban por razon de los feudos el rey y los
particulares, son 36 divididas en otros tantos títulos. Sigue á estas el
ordenamiento de Nájera, comprensivo de 108 títulos. Todos ellos empie
zan asi: esto es por fuero de Castilla; escepto los títulos IV, VII, XVI,
XVII, XXIII, XXV, XXVII, XXXIV, XLIII, LXXXII y LXXXIII.
Siguen á continuacion 22 fazañas ó casos famosos determinados en la
corte del rey, divididos en títulos, pero sin orden numérico; y esto es
todo lo que comprende el fuero viejo de Castilla.
Es PAÑo L. 193
sa. xIIIEodem anno Jacobus ipse villa de Fraga. En el mismo año Sig XIII.
quoddam circa leudas ordi publicó dicho rey un ordena
namentum condidit. miento acerca de las leudas (es
pecie de contribucion.)
XLVII. XLVII.

Navarram quod attinet, in Asimismo don Sancho VII, rey


certo anno movum Vianae de Navarra, dió fuero de pobla
urbi forum Sanctius VII rex cion á la ciudad de Viana, aun
constituit. Illius vestigia se que se ignora en que año. Los
quuti successores reges alis reyes que sucedieron á don San
locis specialia quoque fora cho concedieron á su imitacion
COI1CCSSCITUInt. otros fueros á diversos pueblos.
XLVIII. XLVIII.

In Castella Ferdinandus III En Castilla Fernando el III


fora, vel potius exemtiones confirmó en el año 1222 los fue
nonnullis populis à praede ros ó mas bien las exenciones
cessoribus concessas, veluti concedidas por sus predecesores
Toletani municipilocis, con á algunos pueblos,tales como los
firmavit. anno MCCXXII, in de la merindad de Toledo. En el
quo etiam Hannoveri etUze mismo año dió tambien dicho rey
dae nova populationis con nuevos fueros de poblacion á
cessit fora. Añover y Uceda.
XLIX. XLIX.

Similiter in Legionensi re Del mismo modo habiendo


gno Ildephonsus IX anno conquistadoáCáceres Alfonso IX,
MCCXXIX Segedae (vulgö rey de Leon, dió á sus habitantes
Cáceres) incolis novum dedit en el año 1229 un fuero de po
forum in tres praecipuas par
blacion dividido en tres partes
tes divisum, et quarum in principales, de las cuales en la
rima de legum auctoritate, primera se trata de la autoridad
in secunda de equitatu, in
de las leyes, en la segunda de las
tertia de pecoribus agitur. cabalgadas, y en la tercera de los
Postea anno MCCXXXI Fer ganados. sucedido en
194 - DERECH O
Sa. XIII. dinandus III, quijam in Le el reino de Leon Fernando III s. XII.
gionis regno successerat, con confirmó en el año 1231 este fue
firmavit. Typis mandatum est ro (1), que se halla impreso en
una cüm caeteris ejusdem ci el raro libro titulado Privilegios
vitatis privilegis. de Cáceres.

L.

Adeo autem frequentissi La concesion de los fueros en


ma evaserat tunc temporis in España llegó á sertan frecuente,
Hispania fororum concessio, que encontramos concedida hasta
ut libera quandoque ipsis po por los mismos reyes á los pne
pulis conficiendi, et optima blos la facultad de formar ó de
tibus suis locis concedendi añadir sus fueros, y á los magna
forum, quod magis illis pla tes la de dar el que quisieren á
ceret, fuerit data. Hac facul los lugares de su señorío. En uso
tate Ul$llS episcopus palenti de esta facultad el obispo de Pa
nus Sumae C1V1tatl a IInO lencia dió á su ciudad fuero en el
MCLXXXI forum concessit, año 1181; y en la escritura de
et in charta, qua Raimundus donacion que hizo el conde de
Barchinonae Comes anno Barcelona Raimundo, de la ciudad
MCXVII archiepiscopo Olle de Tarragona á su arzobispo Ole
gario Tarraconensem civita gario en el año 1117, le conce
tem, legisferendi potestatem dió hasta la potestad de dar le
illi dedit. Propterea sub Fer yes (2) á sus habitantes. De aqui

(1) Mas dirá alguno: ¿luego en qué se diferencian los fueros de po


blacion de los civiles? O si se diferencian, ¿por qué segun lo ofrecido
en la proposicion XIII hemos hablado tan pronto de unos como de otros?
Si bien lo consideramos, las dos especies de fueros se distinguen solos
en que los civiles contienen mayor número de leyes civiles (d si hemos
de hablar la verdad, mas decretos reales) que pactos de poblacion, y
al contrario, los fueros de poblacion mas pactos que leyes.
(2) En el apéndice 15, tomo XXV de la España sagrada, existe una
copia con que dicho conde dió la ciudad de Tarragona con todas sus
pertenencias al arzobispo Olegario, permitiéndole que la poblase y re
partiese sus tierras á hombres de cualquiera clase; que pusiese gober
nadores y jueces para honor de Dios y utilidad de dicha ciudad, y de
disponer lo que mejor le pareciese. Que cuantos pasen á habitar alli, ya
en la ciudad, ya en el puerto, vivan, tengan y posean libremente lo
suyo, y sean juzgados segun las leyes, costumbres y constituciones
Es PAÑo L. 195
sa. xIII. dinando III Matritense forum provino tambien que en tiempo **" .
non semel adiectum fuisse vi de san Fernando hubiese sido el
detur; imo ipse Ferdinandus fuero de Madrid añadido varias
archiepiscopo Toletano per veces, y que el mismo rey hubie
missitut incolis oppidi atue se dado en 27 de enero del año
Castelli, quod Miraculi (vul 1222 licencia al arzobispo de To
gò del Milagro) vocatur, ledo para que diese por fuero el
concederet, quod vellet, ex de cualquier lugar de Castilla á
diversis, quibus Castellae lo la poblacion y fortaleza llamada
ca fruebantur,foris. Idemue del Milagro (1). Por semejante
multò antea etiam Navarrae causa habian llegado mucho an
populis acciderat, eorum tes en Navarra á ser muchísimos
enim rex Garcia Ramirez los fueros, pues consta que el
permisserat, uti ex ejus di rey don Garcia Ramirez permitió
plomate constat, oppidi Pe al pueblo de Peralta elegir el
raltae incolis ut, quod magis fuero que mas le acomodase (2).
illis placeret, forum elige Otro tanto podemos decir de los
rent. Idem dicendum est de fueros civiles, pues consta que
foris civilibus, constat enim don Lopez de Haro, el cual en el

que estableciere el mismo arzobispo, y no por otra persona alguna.


cr Libertatem etiam dono tibi tuisque succesoribus (dice el original) con
gregandi, undecumque potueris, homines cujuscumque dignitatis, et me
diocritatis ad incolendam terram illam, et regendi, et judicandi eos ad
honorem Dei; et utilitatem ipsius civitatis, et construendi, et disponen
di secundium quod melius visum fuerit. Quicumque autem, cujuscumque
oficii sint, sive mari, sive terra illuc convenerint, vel habitaverint , li
bere vivant, et habeant, et posideant sua, et judicentur, et distinguan
tur secundium leges, et mores, et constitutiones, quas ibivos constitue
ritis. Aliter à nemine hominum constituantur, distinguantur, seu ju
dicentur.
(1) Informe sobre pesos y medidas, nota 58, pag. XCIX.
(2) El abuso de estas condescendencias en Navarra llegó á tal pun
to, que hasta los monasterios obtuvieron de los reyes estrañas gracias.
Don Sancho el Sabio tomó bajo de su proteccion en el año 1 187 al Real
monasterio de bernardos de Iranzu, sito en el valle de Yerri, y le dió
el privilegio de disfrutar de todos los montes reales, y que los invaso
res de su casa quedasen sujetos á las mismas penas que los de la
del rey. Quiso tambien que cualquiera causa se determinase por so
lo el dicho de uno de sus monges. Teobaldo II ea 16 de marzo de 1263
libróá este monasterio de todo derecho real, y confirmó los privilegios
Interior6S.
196 DERECHO
sa. xIII. Lopezium ab Haro, qui an año de 13oo habia dado á la ciu- s. XIII.
no MCCC Bilbao civitati Lu dad de Bilbao el fuero de Logro
croniense forum dederat; vil ño, dió despues á la villa de Ha
lae, quae etiam ab Haro vo ro el de Cuenca, asi como san
cabantur, Conchense forum Fernando, que eñ el año de 121
concessise, non secus ac ipse autorizó el fuero viejo de Castilla,
Ferdinandus III despues en 1222 hizo lo mismo
MCCXVII vetus Castellae fo con el código wisigodo. para To
rum auctoritate donavit; et ledo, y en 1241 para 4Córdoba,
postea anno MCCXXII in ci cuando ya estaba traducido en cas
vium Toletanorum, et tellano. Lo mismo encontramos en
MCCXLI etiam in Cordu su hijo don Alonso el Sabio, aten
vensium usum forum judi didos los códigos que publicó (1);
cum vernacula lingua scri y asi cansariamos la atencion del
tum promulgavit; atque lector si hubiesemos de referir
ideo taedium haud exiguum aqui todos los fueros que de am
lectori essemus parituri, si bas especies se publicaron enton
omnia et singulà cujusque ces en cada reino de España.
regni fora tam civilia, quàm
populationis fora recensere
vellemus. Idem de Ildephon
so X Sapiente vulgo cogno
minato dici poterat.
LI. LI.

Statim ac anno MCCXXX Asi que fueron reconquistadas


Baleàridum regnum à Jaco segunda vez de los infieles, y
bo I Mauris secunda vice puestas en libertad por Jaime I,
ereptum, et in plena liberta rey de Aragon, en 123o las islas
te vindicatum fuit, noviam Baleares, les dió en 1º de marzo
ipse rex populationis condi del mismo año fuero de pobla
(1) Para que se vea cuan comun era entonces esta contradiccion,
bastá advertir que don Jaime II el Conquistador, el cual por la cons
titucion hecha en Barcelona á3 de abril de 1251 ó 52 prohibió el 11SO
de las leyes godas, quedando limitada á seis casos su observancia , y
debiendo en los demas los jueces arreglarse á las leyes romanas, en Va
lencia, año de 127o, prohibió el uso de estas, mandando que se ob
servasen los fueros.
Es PAÑol. 197
cion que promulgó en la ciudad S. XIV.
sa. xiv. dit forum, quod kalendis
martii ejusdem anni in Pal de Palma. Los reyes posteriores
mae urbe promulgavit. Po aumentaron y reformaron este
stea hoc forum à sequentibus fuero, el cual tambien se tradu
regibus non semel adauctum, jo en lengua catalana, segun
acemendatum, imo et in ca consta todo de códices MSC. que
talanam linguam versum est, he examinado en el Real archivo
uti ex codicibus MSC. qui in de Aragon. Sin embargo, parece
regio Aragoniae scrinio ex que en las islas Baleares no se
stant evidenter apparet. Ve usaron hasta el año de 1349 (en
rümtamen ad causarum de que Pedro IV las unió para siem
cisionem praeter hoc forum pre á la corona de Aragon), pa
usque annum MCCCXLIX, ra la sustanciacion de las causas,
quo hoc regnum Petrus IV otras leyes ademas de este fue
in perpetuum coronae Ara ro (1) que las aragonesas; bien
goniae innexuit, nullae aliae que si hemos de creerá Zurita,
apud Balearicos quàm Ara los reyes anteriores á Pedro IV
(1) Pongamos un ejemplo de algunas leyes civiles y criminales de
este fuero, segun se encuentra en el original latino, códice MSC., nú
mero 925 del archivo Real de Aragon, y en otro códice MSC., núme
ro 66, se encuentra este mismo fuero traducido en lengua catalana.
rQuòd, si quis in latrocinio captus fuit, teneat illum dominus rei fu
ratae. Quðd omnia malefacta possint pacificari. Quòd in causa injuria
rum procedatur secundium usaticum Barchinonae. Quòd non possit pri
vilegium foris allegare (fori allegari). Quòd non faciant batallam per
ferrum càndidum, nec alio modo. Quòd curia, vel sagio, non intrent
per se domos. Quðd faciant sacramenta calumniae. Quòd aliquod non
detur pro justitia facienda. Quðd omnes quaestiones agitenturin locis
publicis. Quòd debitor possit dare pignus creditori intra decem dies.
Quòd nullus fidejussorteneatur respondere dum principalis praesens fue
rit.” Que si alguno trajere cuchillo pague 6o sueldos. Que si alguno
fuere cogido en el robo, pueda detenerle el señor de la cosa robada. Que
se pueda admitir composicion en las injurias. Que en materia de inju
rias se proceda segun el usático de Barcelona. Que no se pueda alegar
privilegio de fuero. Que no se admitan las pruebas vulgares, como la
de hierro caliente. Que no pueda ser allanada la casa de vecino alguno.
Que se preste juramento de calumnia. Que no se dé cosa alguna por la
administracion de justicia. Que esta se administre en lugares públicos.
Que el deudor tenga diez dias de término para dar prenda al acreeedor.
Que ningun fiador esté obligado á responder mientras que estuviere pre
sente su principal.
198 DERECIIO
Sa. XIII.
goniae valuere leges; quam usaron de los usáticos y de las s. XIII.
vis, si Zuritae fides habenda constituciones ó leyes de los ca
est, qui Petro IV praecesse talanes, establecidas desde don
runt, reges usaticis, constitu Jaime I, y aun el mismo don Pe
tionibus, sive catalanorum à dro IV confirmó á los habitantes
Jacobi temporis legibus con de estas islas cuantos privilegios
ditisusi fuerint; imo ipse Pe é inmunidades hubiesen obteni
trus Balearicis non usaticos do desde el referido don Jaime I.
solum illos; sed et quae De lo dicho se infiere por que
cumque privilegia etimmu razon se encuentran en dichos
nitates à Jacobo I concessas códices MSCS. traducidas al cata
confirmaverit. Atgue hinc lan varias constituciones de Cata
patet curin quodam ex MSC. luña, y los usáticos.
codicibus etiam Usatica ac
non paucae constitutiones in
catalaunicam linguamversa re
periantur.
LII. LII.

Ipsam quoque antiquitatem Pertenecen tambien á esta épo


sapiunt Illerdensis in Catha ca las costumbres de la ciudad
lonia urbis consuetudines, de Lérida, pues consta que ya en
earum enim jam anno el año de 1232 formó de ella un
MCCXXXII epitomen exara epítome el consul de la misma
vit consul" ejusdem civitatis ciudad Guillermo Boteto. Exis
Guillelmus Botetus. Manu tieron en otro tiempo manuscri
scriptae illae olim asserva tas en la biblioteca del ilustrísi
bantur in Clariss. Antonii mo Antonio Agustin, en cuyo
Augustini bibliotheca, in cu catálogo de códices MSC. lati
jus cathälogo MSC. latinorum tinos se encontraban señaladas
núm. 44o tali titulo recen con el numero 44o, y bajo de
sentur. Cuillelmi Boteti con este título, “Epítome de las cos
sulis Ilerdensis consuetudi tumbres de la ciudad de Lérida,
num ejusdem civitatis epito formado en dicho año 1232, por
me anno MCCXXXII colle Guillermo Boteto, el cual añadió
cta unà cum Jacobi regis lit los estatutos formados por el rey
teris statutorum circa judicia, don Jaime I (1) acerca de los jui

(1) En 11 de abril del mismo año concedió dicho rey don Jaime I
Es PAÑo L. 199
s. XIII. nec non varis constitutioni- cios; varias constituciones esta- S. XIII.
bus in diversis curiis latis, blecidas en diversas cortes, co
vèlutiIldephonsi regis consti mo la del rey don Alonso, relati
tutiones de pace et tregua, va á la paz y á la tregua; la in
alisque ejusdem argumenti; terpretacion de un anónimo so
anònimi intèrpretis super bre la constitucion, ó usage quo
constitutione, vel usàtico niam ex conquestione; otra del
quoniam ex conquestione; rey . don Jaime sobre las usu
Jacobi regis constitutione su ras & c.”
per usuris; et aliis.
LIII. LIII.

Si ex Cathalonia ad Navar volviendo á hablar de Na


ram redimus inveniemus ex varra llegamos á la época en que,
supra recensitis peculiaribussegunqueda dicho en la tésis XLVII
urbium oppidorumque foris de los fueros y ordenanzas de varios
ac statutis, tandem Theobal pueblos y ciudades de aquel reino,
di Ijussu et auspiciis novam se hizo por mandato y bajo de la
ac in meliorem formam re proteccion de Teobaldo I en el
dactam anno MCCXXXVII año 1237 una nueva coleccion
collectionem fuisse confectam.reformada. Porque habiendo sido
Hic enim Theobaldus rex no Teobaldo elegido rey, juróguardar
viter creatus, postquam leges las leyes y privilegios del reino;
ac privilegia regni, quae di y viendo que estaban confusas y
spersa confusaque adhuc ja dispersas, de acuerdo con las cor
cebant, solemni , ritu more tes, se resolvió hacer la reforma,
majorum confirmavit,trans segun consta de la escritura ori
actionem cum regni ordini ginal que se guarda en el archi
bus pepigit, quae in scrinio vo, y contiene la siguiente cláu
exstat, et in qua decernitur. sula. “Que sean esleitos (elegi
“Ut ex regni optimatibus de- dos) diez "ricos-homes
·a - y veinte
cem; ex ordine, equestri vi caballeros, diez hombres de órde
entera y perpetua libertad á los barceloneses para su comercio en todos
los dominios de la corona, Capmani, coleccion diplomática , tomo II
de sus Memorias sobre el comercio de Barcelona. Sin duda creyó este
rey que conforme á los principios de la economía política nunca se pen
aria en establecer aranceles y aduanas, que son los dos grillos del co
mercio.
2OO
s. XVI.ginti viri et ex clericorum
nes (clérigos) et nos, et el obispos. xvil.
ordine decem eligantur, qui de Pamplona de suso con nuestro
cum rege, episcopo Pampilo conscillo (consejos) por meter en
nensi, regioque senatu un escrito aquellos fueros que son é
scripturam redigant foros deben ser entre nos é illos, ame
illos, qui inter regem subje liorándolos de la una parte é de
ctosque constituendi essent, la otra, como nos con el obispo
eos hinc inde corrigendo, y aquellos esleitos vieremos por
prout regi, episcopo, electis bien. La autoridad de este código
que illis viris, optimum, con fue tanta que subsistió aun des
sultissimumque videretur. pues de haberse apoderado de
Hnjus codicis tanta fuit au Navarra en 1512 don Fernando
ctoritas, utetiam post annum el Católico, y continuó asi en to
MDXII, quo Navarrae re do aquello que no haya sido alte
gnum in Ferdinandi regis rado ó reformado por leyes pos
catholici potestatem cessit, teriores.
stiterit praeter ea, quibus per
posteriores leges, vel decreta,
derogatum fuerit.
LIV. LIV.

Quamvis admodum proba Aunque sea muy probable (1)


(1) La pragmática confirmatoria de este fuero, que contiene no so
lamente pactos de poblacion, sino tambien leyes civiles (*), es de 9
de octubre de 1238, y despues de un discurso difuso concluye asi:
»Et per aquesta raho havenfet aquest libre de dret , el cual metem
mostra pensa, et de nostres savis aquells, que nos poguem haber bisbes
e richs homens, caballer, et homens de ciutat. Et pregam é manam á
tots aquells, qui seran, el volran esser dius aquest Furs, et per aquests
sejutgen pertot tems.” Cita despues los sugetos que intervinieron en su
formacion; prohibe que en Valencia , ó en algun lugar de aquel reino
se admitan otros fueros, y concluye: »mas per aquestes costumes la Cort
els juges dejen los pleyts jutgar é determinar”. Dichos fueros empiezan
asi: cr En lo any de N. S. MCCXXXVIII, non dies de octubre.

Siguen á continuacion dos decretos dados por el rey don Pedro I,


de Valencia, y III respecto de Aragon, en el año de 1283, de los cuales el se
gundo manifiesta cuanta preferencia daban ya entonces los abogados al derecho
romano y á las decretales, respecto de dichos fueros, cuando tuvo que prohibir
este abuso bajo la pena de 1o marcos de plata. » Item statuimus, et perpetud, ne ali "
uis advocatus, seu rahonador, nec alius pro eo in civitate, vel regno, posit decreta
, aut leges aliquas allegare aliquo modo sub poema X marcaruhi argenti ... . . . »
habeantforos Valentiae allegare in omnibus causis civilibus et criminalibus.
Es PAÑo L. 2O I

Sa.XIII, bile sit Jacobum I regem, ex- que habiendo reconquistado don Sig XIII
uo Valentiae regnum an Jaime I de los moros , en los
nis MICCXXXVIII ac XXXIX años de 1238 y 39, el reino de
à mauris eripuit, illi popu Valencia , la hubiese concedido
lationis concessisse fora, id fuero de poblacion , prévio el
que in coacto hujus rei causa dictamen de una junta de los
solemni praelatorum, magna prelados y magnates del reino,
tumque regni concilio; atta tenida á este fin ; sin embargo,
men , si ipsorum fororum si atendemos al epígrafe de
epigraphe attendatur, dicen los mismos fueros (1), habremos
dum est usque ad annum de decir que hasta el año de 125o
MCCL haec fora non fuisse no se formaron; pero es indubita
condita. Imo et èaden sub ble que bajo del mismo rey don
ipso Jacobo I et aliis regi Jaime I y de sus sucesores, fueron
bus fuisse aucta, et in melio varias veces aumentados y reforma
rem formam redacta, tam ex dos, segun aparece de su método (2)
eorum mèthodo, quàm ex re y de la coleccion de privilegios (de
gni privilegis (de quibus po la cual pronto hablaremos) Se di
stea) aperte evincitur. Dividi vide esta obra en dos partes prin
tur hic codex in duas partes, cipales, de las cuales la primera
quarum prima continet IX contiene nueve libros divididos
(1) Véase el epígrafe: “ Comensen les costumes et els establiments de
la ciutat, et del regne de Valentia del senior & c.;” y concluye: cr les
quels costumes et furesper aqual forent fetes en lo ani MCCL, dotre
anys apres.”
(2) Si hemos de juzgar del método de los fueros por la edicion que
he visto de ellos, hecha en Monzon, año de 1547, por Pedro Pasquier,
y en la cual se encuentran decretos hasta del emperador Carlos V, es
preciso decir que desde que se formó este código cuidaron de añadir á
los títulos correspondientes las constituciones y decretos posteriores,
aunque no con tal exactitud , que no quedasen sin incluir algunos,
de los cuales se formó despues otra coleccion con el nombre de Extra
vagante, como que vagaba ó estaba fuera del código. Por eso en casi
todos los títulos de esta edicion se encuentran incluidas las constitu
ciones posteriores entre las anteriores. Asi en el tit. VI del lib. VI de
los fueros, hay en primer lugar dos decretos de don Jaime I, sigue otro
de don Pedro I d III, otra de Fernando el Católico, y concluye con
otras tres de dicho don Jaime I. En tiempo de este mismo rey, en la
reforma que se hizo año de 127o, se quitó, añadióy corrigió en dichos
fueros, segun la espresion de que usa este rey en el privilegio LXXXI,
fol. 24, addentes, detrahentes , corrigentes, et emendantes.
26
202 DERECHO
S. xin. libros divlsos in títulos, in- en títulos, y estos en leyes; laS¡g. xm.
ter quos et leges: secunda segunda comprende los fueros
complectitur fora extrava- llamados estravagantes^, porque
gantia sic dicta , quia per vagaban fuera del código , por
collectorum incuriam , aut descuido ó ignorancia de los co-
ignorantiaín extra codícem lectores (i); mas no porque no
vagabantur , non quia in eo hubiesen podido incluirse en sus
sub debitis titulis iueludi non correspondientes títulos , como
potuerint , uti asseritur in se afirma falsamente en el epí-
eorum epígrafe, quum de grafe, supuesto que se eneuen-
vma eademque re in codice tran títulos con una misma ins-
et in extravagantibus tituli eripcion, ó que hablan de una
adsint. Hujus codicis in Va- misma materia en el código y
lentiae regno magna, fuit au- en los estravagantes. Fue mucha
ctoritas, etiam postquam sub la autoridad de estos fueros en
Ildephonso III plura loca el reino de Valencia (a) , aun;
quibus haec fora displicebant. despues de haber preferido en
Aragonum foros receperunt. tiempo de Alfonso III mueho9
Quoadhujuscolleetionisexem- pueblos r á los cuales desagrada-
plaria praeter Corpus legum ban dichos fueros , los de Ara*

(1) Para que no se dude de la verdad' de esta proposicion, ponga


mos un ejemplo. El privilegio de don Pedro I, que empieza: item sta-
tuimus , tit. VIH , ne aliquis advocatus , se incluyó hasta la palabra
priva tus en el tit. VI del lib. II de los fueros , fol. 47; y lo restante
de este privilegio en la estravagante , tit. (pues aquí no estan numera
dos) de los menestrales. Luego es falso lo que se dice en el epígrafe de
los fueros estravagantes , á saber: roque se pusieron despues de la-co*
leccion de fueros , por no haber hallado en estos título oportuno donde
/ colocarlos." re Segueirense les turs estravagants, fp es aquels furs , que
eomodament no se han poqut situar , ni posar sot alguna de les preceden*
tes rubriques.'''
(2) Es innegable que aun despues de la reforma de los fueros va
lentinos, hecha en tiempo de Alfonso III, muchos pueblos de Valencia
renunciaron sus fueros, y prefirieron los de Aragon, lo cual se confir
mo* por Pedro H i pero aun entonces Valencia y los demas pueblos se
adhirieron á los fueros de tal modo, que los mismos reyes Alfonso III,
Pedro II y todos sus sucesores hasta Fernanda II , por sobrenombre el
Católico, tuvieron que jurar y confirmar la observancia de dichos fue
ros, cuya autoridad subsistid hasta el año de 1707, en que Felipe V de
rogo (ley I, tit. III, lib. III de la Novísima Recopilacion) estos fueros
y les de Aragon.
Es PAÑo L. 2 o3
S. XIII. Valentini regni, prout à Ja- gon. En cuanto á los ejemplares Sig II.
cobo I promulgatum fuit; in de este código ademas de un
codice membranaceo descri códice MSC. titulado Cuerpo de
ptum; possedit Clar. Antonius leyes del reino de Valencia, po
Augustinus Tarraconensium seyó el Illmo. don Antonio Agus
archiepiscopus, teste catha tin , arzobispo de Tarragona,
logo MSC. bibliothecae suae, otro códiee MSC., señalado con
n. 444 aliud, cui inest, ti el núm. 444 de su biblioteca, y
tulus Jacobi I Aragonae re titulado Los nuevos libros de las
gis consuetudinum civitatis costumbres de la ciudad y reino
et regni Valentiae libri IX de Valencia bajo de don Jai
sermone prisco Valentino scri me I. Por lo que respecta á las
pti. Quod attinet exemplaria impresiones, ademas de la edicion
typis mandata praeter illud, ya citada en una nota , se han
de quo in animadversione lo publicado en Valencia otras dos;
quuti sumus, prodit Valen á saber, una en el año de 158o,
tiae anno MDLXXX quaedan titulada Fueros de Valencia,
colectio hoc nomine insignita otra en el de 1625 , llamada
Fueros de Valencia, et dein- Recopilacion de las leyes y fue
ede anno MDCXXV edita est ros de Valencia.
legum, fororumque, Valen
tiae recopilatio.
LV. LV.

Idem dicendum de privi Lo mismo que hemos dicho de


legis (quorum plèraque ni los fueros debemos decir de los
hil alud quäm leges civiles, privilegios (de los cuales muchos
vel politicae sunt) Valentiae no son mas que leyes civiles ó
concessis à Jacobo I, ejusque políticas), concedidos á la ciu
in regno sucessoribus. Quum dad de Valencia por don Jai
enim haec supra modum ex me I y sus sucesores en aquel
creverint ab ipso anno, quo reino. Pero habiéndose aumen
Valentia à mauris fuit ere tado sobremanera el número de
pta; incredibile videturquðd estos privilegios desde el mis
nec reges, nec cives psi, mo año de la reconquista, parece
qui his privilegisfruebantur, increible que ni los reyes, ni
illa in unum codicem inclu los pueblos mismos que disfru
dendicuram habuissent; prae taban de dichos privilegios, cui
2O4 DERECHO
S. XIV.
sertim quum in illorum edi dasen de incluirlos en una co-Sig.XIV.
tione Valentiae vol. in fol. leccion , especialmente cuando
anno MDXV reperianturnon en la edicion que se hizo de ellos,
pauca, quae sunt in Extra un tomo en fol. en Valencia,
vaganti, quasi extra codicem año de 1515, hay no pocos da
vagarentur, saepe unà cum dos por el mismo don Jaime I
ipsis foris ad causarum de y sus sucesores, que estan en lo
cisionem á regibus fuerint que llaman Estravagante, como
confirmata (1); imo eorum si vagasen fuera del código. Mu
aliqua, licet mutilata (2) in chas veces (1) fueron confirma
fororum collectione fuerint dos juntamente con los fueros
inclusa. Exstant in praedicta para la decision de las causas,
editione privilegia omnium y aun algunos de ellos se
regum etiam Ferdinandi II, incluyeron , aunque mutila
servato , non materiarum, dos ó divididos en la co
sed temporum ordine, prout leccion de los fueros. Hay en la
uniuscujusque regis aetati re citada edicion privilegios de to

(1) D. Jacobus II in Pri (1) Don Jaime II en el privilegio


vil. LXXVII, anni MCCCXCVI LXXVII del año 1396 manda: cc que
jubet crut forma tradita perforos se guarde en la sustanciacion de las
et privilegia servetur in causis. causas la forma prescrita por los fue
Alphonsus III in priv. XXXI, ros y los privilegios” Alfonso III en
anno MCCCXCVI ait.” Quum per el privilegio XXXI del mismo año,
foros novos, quos in praesenti dice: “ Y previniéndose por los nue
curia generali. . . . . fecimus et vos fueros, que en la presente corte
edidinus. Petrus IH , anno hicimos ypromulgamos &c.” Pedro II,
MCCCXXXVI, in privilegio quod año de 1336, en el privilegio titula
inscribitur preservatio fororum et do Conservacion de los fueros y de
privilegiorum : praesertim vero sus privilegios; pero particularmente
in privil. XXIV ubi edicitur en el XXIV, donde se determina,
er quod rescripta contra fora, vel cr que los rescriptos contrarios á los
privilegia impetrata sint nulla.” fueros ó á los privilegios sean nulos.”
(2) Exemplo esse potest in (2) Sirva de ejemplo el título
Extravaganti titulus, qui de fo que en la estravagante de los fueros
rorum confirmatione inscribitur, trata de la confirmacion de estos, y
etincipit pernos et per successo empieza: Per nos et successores no
res nostros, quae enim sequun stros; pues todo lo que sigue despues
turpost verba privilegia supra de las palabras privilegia supradicta
dicta deficiunt in foror. Extra falta en la estravagante de los fue
vaganti, et reperiunturin privi ros, y se halla en la coleccion de los
legiorum collectione, fol. 29. privilegios, fol. 29.
Es PAÑo L. 2o5
s. XIII. spondent; atque hinc pròve dos los reyes hasta don Fernam-Sig XII
nit ut sub diversis regibus do el Católico (1), y estan colo
de eadem re in hac collectio cados no segun el órden de ma
ne privilegia reperiantur. terias, sino segun el de los tiem
pos, y de aqui proviene que se
encuentrenen esta coleccion bajo
de diversos reinados privilegios
tocantes á un mismo asunto.
LVI LVI.

Nobis ad Cathaloniam re Volviendo áCataluña, despues


deuntibus post Raimundi Be de muerto Ramon Berenguer se
rengari tempora àdmodum aumentó mucho el cuerpo de los
adauctum fuit legum, seu usáticos, en especial bajo de don
ussaticorum corpus in primis Jaime I, el cual á principios del
sub Jacobo I rege, qui an año 124o tuvo cortes, en las cua
no MCCXL in Barchinonae les se establecieron muchas y
urbe comitia celebravit, et muy útiles leyes, particularmen
in eis permultae ac salutares te acerca de las usuras que se
permitian á los judíos (2), y
leges conditae praecipue circa
usuras, quae judais permit de cuyas leyes se formó un or
tebantur quoddam ordina denamiento. Del mismo modo
mentum (1) fuit confectum. establecieron despues otras mu
. . (1) Exstat inter Aragoniae (1) El rey don Fernando, llama
scrinii MSC. exemplar quoddam do vulgarmente el Católico, era I
num. 1242 hujus ordinamenti respecto. de Aragon, Cataluña y Va
per capita digestum; et quidam lencia, V respecto de Castilla, y IV
index usaticorum atque const respecto de Leon. -
tutionum (licet perpaucae sint) (2) En el archivo Real de Aragon
in decem libros, hique in titu existe un ejemplar MSC., señalado
los, divisus. Sequuntur postea con el núm. 1242, de este ordena
constitutiones de pace et tregua. miento, dividido por capítulos; y hay
cr Huic usaticorum sistemati in tambien un índice de los usáticos y
quit Franchenau, par. VI p. 188, de las constituciones (aunque de estas
sect. IX , sensim dein accessere contiene muy pocas) distribuidas en
constitutiones, acta comitiorum, diez libros , y estos subdivididos
pragmaticaeque sanctiones. en títulos. Siguen despues algunas
constituciones acerca de la paz y de
la tregua. A esta coleccion de los usáticos se agregaron despues segun
Franquenó las constituciones, actas de cortes y pragmáticas sanciones.
--- -- -= = = = -

2 o6 DERECHO.
S. XII. Eodem modo sub boc rege chas leyes, de las cuales se fue Sig. XIII.
plures latae, ex quibus om formando la coleccion de usá
nibus usaticorum, sive con ticos y constituciones (1).
stitutionum corpus sensin con
flatum est (1).
LVII. LVII.

Quod Castellam, ex quo En cuanto á Castilla, luego


divus Ferdinandus Cordu que san Fernando conquistó de
vensem civitatem á mauris los moros la ciudad de Cordo
eripuit, non solum Toleti ba, en el año de I241, no so
populationis forum (2) illi lamente la concedió el fuero de

(1) Exart. XIII curiae in Bar (1) Del artículo XIII de las cor
chinae civitate, an. MCCLXXXI, testenidas en Barcelona, año de 1281
habitae aperte evinciturjam àJa se infiere claramente que ya desde
cobi I aetate constitutiones redi el tiempo de don Jaime tuvieron cui
gendi, easque in unum codicem dado los reyes de reducir é incluir en
includendi regibus curam fuisse; un código las constituciones, pues
ait enim & Constitutionum autem manda: rque esta constitucion jun
lhujusmodi simul cum aliis con tamente con otras, que abajo se es
stitutionibus, quas inferius nomi presarán y confirmarán, y con el ju
namus et confirmamus, insimul ramento que deben prestar los ju
colectas , et cum sollemnitate sa díos, las cuales se incluyeron en otra
cramenti judicaruntin alia char coleccion , se copien en otro códice,
ta, quum in ista propter nimiam ya que no caben en este por ser de
prolixitatem scribi non possent, masiado difusas.”
redigi in scriptis, et nostri sigilli
munimi me roborari.”
(2) En ipsius fóri verbà concedo itaque vobisut omnia judicia ves
tra secundum librum judicum sintjudicata anuorum decen ex nobilissimis
illorum et sapientisimis, qui fuerint inter vos &c.: quod etiam ab Ilde
phonso X vulgö sapiente non semel confirmatum. cr San Fernando inquit
Burriel in epist. ad Petrum de Castrum, fol. 27o, luego que conquistó
á Córdoba, y antes de idear la grande obra de las Partidas, quiso con
buena política que las leyes estuviesen en lengua vulgar, y fuesen unas
mismas en todo el reino, en cuanto era compatible con el apego de la
nacion á sus fueros municipales. Para esto mandó traducir en lengua
castellana el Fuero Juzgo, que prevalecia en Toledo, aunque se usaba
tambien el fuero castellano, porque el alcalde de los mozárabes, á
quienes se dejaron las leyes godas, no menos que la liturgia, era el
Es PAÑor. 2, O

s. XIII. concessit, verum etiam jus poblacion dado áToledo (1), sinosigxIII.
sit ut omnia sua judicia se que mandó que todas las causas
cundum librum judicum (alias se decidiesen segun las leyes del
wisigothorum codicem) essent código wisigodo; y lo mismo
judicata, quod Hispali alis hizo despues dicho rey con Se
que populis, ex quoin ple villa y otros pueblos de Andalu
nam libertatem vindicatisunt, cía, segun que los fue reconquis
COnCeSSuIm est. tando.

LVIII. LVIII.

Neque ita multò post in Poeos años despues don Jai


Aragoniae comitis sub Ja me I, rey de Aragon, en las
eobe I apud Hoscam consti cortes generales que tuvo en
tutis anno MCCXLVII, uni Huesca, año de 1247, mandó
versum jusillius regni, quod reformar y reunir en un código
diffusum atque disipatum el derecho de aquel reino, que
hactènus jacuerat, coactum, hasta entances habia estado con

juez principal de la ciudad y de su tierra, y le dió por fuero municipal


á Córdoba, mandando que se llamase fuero de Córdoba. Luego que
conquistó á Sevilla la dió por leyes el mismo Fuero-Juzgo en romance,
y otro tanto se hizo en Murcia y Alicante luego que se entregaron á
don Alonso el Sabio.”
(1) Léanse las palabras del mismo Fuero. ». Y asi os concedo que to
dos otros juicios sean decididos segun el libro de los jueces por diez va
rones, que eligireis de los mas ilustres y sabios de entre nosotros.” Tam
bien don Alfonso el sabio confirmó varias veces el código wisigodo. 2 San
Fernando, dice el padre Burriel en su carta á don Pedro de Castro,
fol. 27o: Luego que &c.” (*).
(*) Campomanes en su nota al par. I, cap. XVII de su tratado de amortizacion,
dice , que tenia en su poder un código de leyes godas, traducidas al caste
llano, del siglo XII, y por consiguiente anterior ásan Fernando. Sin embargo, en el
principio del privilegio dado por este rey á la ciudad de Córdoba, se dice en latin:
» Etut praesentibus et futuris, quae donanda decrevimus, clarins elucescant, non
ea in latino, sed in vulgari idiomate promulgamus.» Y en el mismo privilegio: » Otor
go y mando que el libro juzgo, que yo les do, que lo mandaré trasladar en roman
ce &c.» Luego ó no existia entonces la traduccion de que habla Campomanes, ó era
imperfecta, ó no temia noticia de ella san Fernando; porque de lo contrario habria
sido inútil mandar hacer otra. El padre Burriel en la nota 97 ,pag. CCXXXII de su
Informe depesos y medidas, cita un códice MSC. existente en la santa iglesia de To
ledo, cap. 26, núm. 4, escrito en el siglo XII de papel y leura francesa muy hermo
sa ,y contiene el Fuero-Juzgo, ó traduccion castëlläna corregida por don Alonso el
sabio. Fue de la libreria del arzobispo don Pedro Tenorio.
2 o8 DER IEC. HIO
S. XIII. digestumque fuit in octo li fuso y disperso en tantos fueros. sigxIIt.
bros, hique in titulos divisi, Dieron este encargo al obispo
opera D. Vitali á Canella, de aquella ciudad, don Vital de
sapientum virorum ope et Canellas, quien de acuerdo con
auxilio. Confecta fuit haec otros sabios formó dicha colec
fororum collectio lingua lati cion, dividiéndola en ocho li
na (prout tumc temporis mos bros, y estos en títulos, donde
erat) nonnullis ex antiquis estan las leyes. Fue autorizada.
foris detractis, aliis in me esta coleccion por el mismo rey
liorem forman redactis, alis don Jaime á 6 de enero de di
que additis, postea ab ipso cho año , con una pragmática
rege Jacobo I post januari confirmatoria. Ilustró despues el
idus pragmatica sanctione mismo Vital esta coleccion con
confirmata. Haec fora ab unos comentarios en obra se
ipso Vitali in alio opere, parada.
quod edidit, commentaris
ilustrata fuerunt.
LIV.
LIV.

Videns autem Ferdinan Viendo san Fernando, rey de


dus III Casteillae, rex juris Castilla , la incertidumbre que
incertitudinem, quae ex fo producia en el derecho la multi
rorum multitudine orieba tud de fueros, resolvió formar un
tur , quoddam universale cuerpo universal de leyes; pero
legum corpus condere cogi arrebatado de la muerte no pudo
tavit: at morte praereptus concluirle, y se lo dejó encargadoá
illud conficere non potuit. su hijo don Alonso; el cual, aten
Hic codex; qui propter le diendo á lo difusas que eran sus le
gum prolixitatem nec ab Ide yes, quisomas bien emprender la
phonso V ejusdem Ferdinan formacion de otro código (dividi
di filio fuit confectus, in se do tambien en siete partes, y del
ptem partes divisus fuerat, et cual hablaremos luego). Pero an
ad ejus normam alius legum tes de formar este código tan cé
codex (de quo postea) effor lebre, llamado de las Siete Parti
matus est. Antequam autem das, se dedicó á hacer otra colec
huic celeberrimo codici (qui cion llamada Espejo de fueros, di
Septem partitarum appellari vidida en cinco libros, y estos en
meruit) ordinando incumbe títulos; y en el año de 1254 pu
Es PAÑo L. 2o.9
s. XVI. ret, Speculum omnium ju lblicó otro código, que se sue-Sig XVI.
rium (vulgo Espejo de Fue le llamar Fuero del libro de
ros) in quinque libros, hos los concejos de Castilla, ó fuero
qué in titulos divisum confe de las leyes, y mas frecuente
cit; et anno MCCLIV alium mente Fuero real, para que asi
edidit codicem, qui Fuero del los pueblos se rigiesen por leyes
libro de los concejos de Cas ciertas (ó por mejor decir incier
tilla; vel aliter Fuero de las tas). Las 549 de este código, di
leyes; ac frequentius Fuero vididas en cuatro libros, al prin
real; dici solet, ut sic certis cipio tuvieron poca autoridad. En

(vel potius incertis(1) legibus) el año de 1554 las publicó con


glosas Alfonso Diez Montalvo.
populi regerentur. Hujus co
dicis leges in quatuor libros
divisae initio , saltem non
multum valuerunt. Eas cum
glossis edidit, anno MDLIV
Ildephonsus Diazà Montalvo.

(1) Circa hoe ipsum Marinam audiamus. “ El rey don Alonso X,


llamado el Sabio, ignoró el arte de hacerse amar y respetar de los pue
blos, y no tuvo el talento necesario para gobernarlos con acierto. Desde
el punto en que este príncipe empuñó el cetro, comenzó á violar los
derechos mas sagrados, éincurrió en errores políticos, que le malquis
taron y desacreditaron en el reino. Desde luego resolvió alterar la mo
neda y labrar otra nueva falta de ley. No fue menos perjudicial el re
medio que para corregir este desacierto aplicó don Alonso, mandando
poner precio á todas las cosas, pues á esto se dirige el ordenamiento
que hizo sobre comestibles y mercadurías el año de 1252 (primero de
su reinado); y en el año de 1256 formó sobre lo mismo en Sevilla otro
ordenamiento; en el cual hay títulos que pertenecen al derecho civil.
Tales son: cr que no pueda tomar prendas una villa de otra; como ha
gan los jurados y los alcaldes derecho átodo querelloso, segun mandan
sus fueros y sus hermandades; que no se embarguen los bienes de los
labradores &c.” Siguiendo don Alonso la rutina de sus predecesores,
concedió á muchos pueblos fuero de poblacion; por ejemplo, áCarmo
na en 1252, á Treviño en 1254, á Aguilar de Campos en 1255, á
Briones y áTrujillo en 1256 &c. Inconstante en todos sus proyectos
autorizó códigos diversos, y aun contrarios para la decision de las cau
sas. Asi en el año de 1255, autorizó, segun Campomanes, en su tratado
de Amortizacion, pag. 217, en la nota al fuero viejo de Castilla; y en
las leyes que publicó dicho rey para el tribunal de alcaldes de Valla
dolid en 1258, autorizó el Espéculo cuando dijo: «Otrosí alguno adu
27
2ÍO DERECHO
Saf. XIII LX. LX. Fin del si-
fin, et gloXUly
XlVinit. vit i- principio
Quum vero hae leges ali- Pero como estas leyes tuviesen del xiv.
quibus, maxime obscuritate algunos defectos, especialmente
laborarent, in earum declara- la oscuridad , para aclararlas se
tionem exeunte saeculo XIII, publicaron á fines del siglo XIII,
vel ineunte XIV ducentae ó á principios del XIV , doscien-
quinquaginta et duae leges, tas cincuenta y dos leves, 11a-

jiere libro de otras leyes para razonar por él, débetilo romper. Lo mismo
hizo con el Fuero-Juzgo , dándole á algunos pueblos para su gobierno,
mientras que disponia el libro de las leyes y el cddigo de las Partidas.
A este modo se establecieron en su reinado otros ordenamientos , que
seria fastidioso referir. Por ejemplo; uno para Valladolid en 1258, otro
para Estremadura en 1264 , otro para Zamora en 1274, otro en 1276
sobre las tafurerías, y en 1278 sobre la mesta. Para que no se tache de
demasiado acre esta censura pondremos algunos ejemplos de estas
contradicciones. La ley XXX , tit. XI , lib. V del espéculo , establece :
erque al perjuro le deben facer señal en la cara , en logar que lo non.
pueda incobrir, con un fierro caliente &c." La ley VI del tit. XXXI,
part. VII , prohibe señalar á alguno en la cara , quemándole con hierro
caliente. La ley III, del tit. XV, lib. II del espéculo, no prefiere el
nieto al tio , ó no reconoce el derecho de representacion para suceder en
la corona , ni llama á los nietos , sino á falta de hijos ó hijas del mo
narca difunto. Pero la ley II del tit. XV, part. II, establece el derecho
de representacion para suceder en el reino, y prefiere el hijo del primo
génito del príncipe reinante á los otros hijos de este , ó el nieto á los
tios despues de la muerte de su padre. Finalmente, la ley X, del tit. I,
lib. II del codigo wisigodo, establece por dias feriados los quince de
pascua, los domingos, las fiestas de Navidad , Circuncision , Epifanía,
Ascension y Pentecostés. El fuero real , ley I , tit,. V , lib. II , alterd la
ley goda, añadiendo las fiestas de santa María, san Juan, san Pedro,
Santiago, Todos los Santos; y la ley XXXIV, del tit. II, part. III,
añadid á dichos dias siete despues de navidad , tres despues de la cin-
cuesma , todas las fiestas de santa María , de los apóstoles y de san Juan
Bautista. A vista de estas contradicciones tan palpables , de qué serviría
que don Alonso autorizase el espéculo , segun consta de su prólogo , el
fuero real segun la ley XVI, del tit. II, lib. IV, y las partidas por su
prologo y ley VI, tit. IV, part. III? De aqui provino que á pesar de
haber sido autorizado el fuero real por don Alonso X , se vid precisado
este rey en 1256, á darle por fuero de poblacion á varias ciudades,
como Soria , Alarcon , Segovia , Burgos ; aunque en esta ciudad no durd
mas que diez y siete años , ó sea hasta el de 1 272 , en que los hijodalgos
pidieron y lograron que el rey les confirmase en su antiguo fuero. Por
Es PAÑo L.
sa. xII. quae Syli apellantur, privata madas del Estilo, hechas segun se Sig. XII,
tantum, ut probabilius cre- cree mas probablemente por al
ditur, auctoritate confectae, gun particular, y por consiguien
quaeque proinde legis nomen te no deben llamarse leyes. Al
non merentur, prodierunt. gunas de las del estilo se encuen
Earum nonnullae tam in ve- tran incluidas tanto en la antigua
teri, quäm in Novissima Re- como en la Novísima Recopila
copilatione inveniuntur tran- cion. Publicólas todas ilustradas
scriptae, quas tandem lucu- con un escelente comentario Cris
lento commentario illustratas tóbal de Paz, año de 1613(1).
edidit Christophorus à Paz
anno MDCXIII.

haber seguido don Alonso dando fueros de poblacion, se vió precisado á


confesar la incertidumbre del derecho para la administracion de justicia,
en una de las ordenanzas del tribunal de Valladolid, arriba citadas,
cuando dice: ce Mando que todas estas cosas que se hubiesen de probar
d averiguar, se prueben ó averigüen de vecino á vecino, segun lo man
da el fuero de su vecindad, y los estraños segun lo manda el fuero de
alli do fuere hecha la cosa.

(1) Reyes de los cuales se hace Leyes de que se hace mencion en


mencion en las leyes del Estilo. dicha coleccion.

e . El epígrafe de esta coleccion En la ley XLVII se cita el tí


manifiesta, como dice don Manuel tulo de los homecillos, ley que co
de Lardizabal en su discurso so mienza: Si aquel en el & c.
bre las penas, capítulo último, que En la ley XLIX se citan los fue
dicha coleccion se formó en tiem ros viejos de Estremadura, el fue
po de don Fernando IV (llamado ro viejo y el de las leyes. Luego
tambien el Emplazado), que empe á todos estos son posteriores las del
zó á reinar en 1292 , y de la reina Estilo.
doña Maria, pues dice asi: ce. A las En la ley L se cita el título de
leyes del Estilo, que por otra ma las acusaciones del fuero real.
nera se llaman declaracion de las En la LII se cita una ley del tí
leyes del Fuero, en razon de los tulo de los testimonios, de dicho
pleitos de los demandadores é de fuero, y en la LIV otro.
los demandados, en que deben ser En las leyes LVI y LVIII se
apercibidos segun la costumbre de cita una ley romana.
la corte de los reyes de Castilla del En la ley LIX se cita la decretal
rey don Alonso, et despues del rey de homicidio, que empieza: Si per
don Sancho su hijo, y dende acẠfodium inventus fuerit; y la glosa
De hecho, con solo leer el texto de que comienza: Pone quod aliquis & º
DERECHO
S. XIII. LXI. LXI. Sig. XII.

Quamvis anno MCCLXIII Aunque don Alfonso X en


vel LXV septem partitarum cumplimiento del mandato de
codicem ex Gregori IX de su padre hubiese, hácia el año
cretalibus; romanis legibus, 1263 ó 65, formado de las de
et aliquibus usibus, sive His cretales de Gregorio IX, de las le
paniae foris rex Ildephon yes romanas, y de algunos usos
sus X paternum mandatum ó fueros de España, las leyes de
exequens, confecerit, et in se las siete partidas (asi llamado,
ptempraecipuas partes divisse porque se dividió en siete partes),
rit; videns tamen ipsum fo sin embargo, advirtiendo el mo
rum regium, quod paulo an narca que aun el mismo fuero
te ediderat, ac plures foros, real que habia publicado poco

algunas de sus leyes, se advierte que En la ley LX se cita el Specu


en la ley IV se cita una carta lum juris.
orden de la reina doña Maria. En La ley LXIV manifiesta la va
la ley CVII se citan los reyes don riedad que habia de fueros cuando
Fernando y don Alonso. dice: “ En algunos fueros dicen
La ley CXCVIII dice: re que lo que no será recibido testimonio á
juzgó asi el rey ó señor de Vizcaya, fuere vecino ó hijo de vecino.”
é lo confirmó el rey, esta tal faza La ley XCI necesariamente se
ña debe ser habida en juicio por formó despues del año 1274, en
fuero de Castilla.” En esta ley asi que don Alfonso el Sabio formó el
como la VI se cita como contrario ordenamiento de las cortes de Za
al fuero real el de Castilla. mora, pues dice asi: cr Otrosí en
En la ley CII (que es esplica el ordenamiento de las cosas que
cion de las II y III del tít. XVII, hubo establecido el rey don Alon
lib. IV, del fuero real), se advier so en Zamora en el mes de julio,
te que se usa asi tambien en el era de 1312;” que precisamente es
reino de Leon, y en las leyes el mismo año de 1274, rebajando
CCXXX y CCXXXI se citan las los 38 años de dicha era.
costumbres y leyes particulares de
Castilla y Leon.
No obstante esto el padre Burriel
en su carta á don Juan de Arnaya,
pag. 89, opina que esta coleccion
fue dispuesta por algun curioso en
tiempo de don Alonso XI, y antes
que este rey hiciese el ordenamien
to de Alcalá.
Es PAÑo L.
S. XIII. populorumque consuetudines tiempo antes, y contenia mayor Sig XIII.
amplectebatur, tam male fuis
número de fueros y costumbres
se receptum, ab illius publi patrias, tuvo tan mala acogida,
catione destitit. Neque hoc desistió de publicar las partidas;
mirandum est, mam, práeter lo cual no es de admirar, por
quam quòd dubitari possit que ademas de que puede du

(1) utrum ad populos regen darse (1) si este código se formó


(1) Decimos que se puede (1) Las partidas, dice el sabio Ma
dudar, porque da notivo á eso rina en el par. 3 19, pag 27o de su
el prólogo de las partidas, y no Ensayo sobre la antigua legislacion
pocos de sus títulos y de sus le de Leon y Castilla, no son sino una
yes; pero no lo afirmamos, su redaccion metódica de las decretales,
puesto que atendidas otras leyes del digesto y código de Justiniano,
de este código, sus muchos có con algunas adiciones tomadas de
dices MISCS. del tiempo de don los fueros de Castilla. El rey sabio
Alonso el Sabio ysus tres inme indicó las fuentes de donde se toma
diatos sucesores, y las notas pues ron las leyes de su código, cuando
tas al margen de las leyes por dijo: ‘e Etomamos de los buenos fue
jurisconsultos de aquella edad, ros et de las buenas costumbres de Cas
y la ley I del ordenamiento de tilla et de Leon, et del derecho que
las cortes de Zamora, celebradas hallamos que es mas comunal é mas
en el año de 1274 por el sabio provechoso por las gentes en todo el
rey, parece indubitable que qui mundo.” Prólogo del cod. B. R. 3,
so sirviesen en los tribunales pa y mas espresamente en las leyes II y
ra la decision de los pleitos y VI del tit. I, part. I. El mismo jui
causas; sin embargo, en obse cio formó acerca de este código el
quio de la verdad es preciso ad sabio Campomanes en su alegacion
vertir primero, que la opinion fiscal sobre reversion á la corona de
de que el código de las partidas la villa de Aguilar de Campos. Han
se formó mas bien para instruc hecho de las partidas, dice Guarinos,
cion de los reyes y de los pue par. 18, pag. 46, tomo ll de su bi
blos, no es, como cree Marina, de blioteca económico política, grandes
Guarinos, el cual publicó el elogios; y á la verdad, con dificultad
tomo II de su biblioteca espa se encontrará un código legislativo
ñola económico-política en 1814, mas completo de aquellos tiempos.
sino de don Ramon Cortines, Pero si se examina á las luces de
pag. 86 de su década legal, un una verdadera crítica, no dejarán de
tomo en 4º, publicada en Ma encontrarse en él defectos muy re
drid año de 1786. Segundo; que parables. Las razones porque se di-
si nos atenemos á los códices vidió precisamente en siete libros, ó
MSCS. y leyes de partidas cita escelencias del número septenario,
das porMarina en el par. 427, lasinfinitas etimologías superfluas, y
pag. 354 de su Ensayo sobre la muchas de ellas ridículas, las conti
2 I4 DER E CHIO
S. XIII.
dos, vel potius ad reges eru mas bien para instruir á los re-Sig. XIII.
diendos partitarum leges fue yes, que para gobernar á los
rintinstitutae; errores multi, pueblos; los muchos errores de
legislacion, y especialmente á la nuas divisiones y preámbulos inútiles,
ley VI del tit. IV, part. III, las citas no necesarias y poco exactas,
en que se manda que los plei las antinomías (ó contradicciones )
tos que vinieren ante los jueces inevitables en la mezcla de tantas
los libren por las leyes (*) de legislaciones, eclesiástica y profana,
este libro, é non por otras; es imperial y foral (de cuya manifiesta
preciso decir que por las parti contradiccion son un ejemplo la ley
das se derogaron no solamente LVI, tit. V, part. V, y la ley XVI,
el espéculo y fuero real, sino tit. XI, part. IV), estrangera y na
tambien todos los códigos ante cional, son vicios disculpables por
riores, en cuanto les fuesen con el tiempo en que se escribió esta
trarios; y entonces es falsa la obra; pero que no puede dejar de
proposicion que sienta Marina conocer quien piense con imparcia
en el par. 618;á saber, que ig lidad. La misma censura hace de
nora los medios de que se valió este código Marina en el par. 321,
don Alonso para autorizar las pag. 273 de su Ensayo arriba citado.
partidas, supuesto que las leyes r: Las opiniones de los jurisconsultos,
de partida que habia citado en continua Guarinos, par. 22 , d. l.,
el par. anterior, y la I de dicho or han sido las causas que mas influ
denamiento de Zamora, parece yeron en el aprecio que lograron las
que prueban indubitablemente partidas, y variacion de nuestro de
la autoridad de las partidas, y recho primitivo. Tambien las doctri
los medios de que se valió el rey nas favorables á la jurisdiccion do
para dársela. Digo parece, por minical, que se encuentran en aquel
que las contradicciones que se código, contribuyeron principalmen
encuentran, nosolamente entre las te á aquella variacion.
leyes de los diversos códigos for
mados por este rey, sino tambien entre las de uno mismo (*), fueron la
(*) Lo mismo determinaba la ley v, tit. VI, lib. I del fuero real respecto de es
te código,y el espéculo se encuentra autorizado en su prólogo bajo la pena de 1o 2
maravedises.Segun esto, ¿cuál de los tres códigos deberia prevalecer, encontrán
dose en ellos leyes contrarias? Claro está que el último,porque la ley posterior de
roga la anterior. ¿Es esto, como sienta Marina en el par. 38, art. 1, pag. 5o de su Jui
cio crítico acerca de la Novísima Recopilacion, publicar un cuerpo de leyes único,
comun ygeneral para todo el reino?
(**) La ley XIII del tit. VI, part III, establece la eleccion, examen y aprobacion
de losvoceros (abogados)por el magistrado público;pero la íey I de las"cortes de
Zamora, manda, que en los pleitos de Castilla y Estremadura, si non han abogados
segun su fuero, que non los hayan; mas que libren sus pleitos, segun que lo usaron.
La ley VIUI, tit. XIII, part. VI, permite que el hijo natural puede á falta de legíti
mos heredar dos de las doce partes en qué se divide la herencia; pero la ley última
del tit. XIII, y la III del XV,part. IV, privan de la herencia á los hijos que no son
legítimos.
Es PAÑo L. 2 15
s. XIII. quibus scatent; et menda ac que abundan, las erratas y de-SigxIII.
vitia, quibus laborant; nec fectos que contienen, y las guer
non bella aliaque gravissima ras y otros muchos males que
negotia, quae eo tempore afligieron entonces á España,
Hispaniam turbarunt, obsta- impidieron que por espacio de
culo fuerunt quðminus per mas de ochenta años obtuviese
octoginta et amplius annos este código autoridad pública.
publicationem obtinerent. Dióá luz este código la Real aca
Editus est partitarum codex demia de la Historia enriquecido
tribus voluminibus constans, con un índice, y comparados en
atque indice locupletatus, plu- tre sí muchos códices MSCS.
ribus MSCS. codicibus inter
se collatis.
LXII. LXII.

Interea in Cathalonia ab Entretanto en Cataluña se for

verdadera causa de que aun en tiempo del mismo reyvacilase la autori


dad de sus leyes. Pongamos un ejemplo de esta incertidumbre. La ley
XLIV, tit. V, part. V, permitiendo imponer á los bienes raices la carga
de inalienabilidad, manifiesta que ya en tiempo de don Alonso el Sabio
se podrian fundar mayorazgos, como lo hicieron don Luis y don Juan,
condes de Belmonte y de Monforte, pues en el año de 1274 don Gon
zalo Ibañez de Aguilar solicitó del mismo don Alonso privilegio para
fundar mayorazgo (*) ápesar de lo terminante de dicha ley y de los dos
ejemplos ya citados. Hechas estas advertencias, pasemos á examinar el
prólogo de las partidas. Efecimos, dice don Alonso, este libro, porque
nos ayudemos nos de él é los otros, que despues de nos vinieren, cono
ciendo las cosas y oyéndolas ciertamente, ca mucho conviene á los reyes,
é señaladamente á los de esta tierra, conocer las cosas segun son... E por
esta razon fecimos este libro, porque siempre los reyes de nuestros se
caten en él como en un espejo, y vean las cosas que han en sí de en
mendar, é las enmienden, é segun aquesto que fagan en los suyos.” El
contesto mismo de las partidas, dice Guarinos par. 2o, pag. 52, d. l., es
tá manifestando que son mas bien una obra doctrinul que un código le
gislativo. Muchísimas leyes no son mas que narracion de lo que se prac
ticaba di habia practicado en varios reinos y provincias. Otras son mera
mente lecciones de moral y de política; en prueba de lo cual pueden
leerse las leyes IV y V del tit. V, part. II, que tratan de como han de
comer, beber, estar en pie, sentados y acostados los reyes. Todo el tit.
VII, que es un tratado de la educacion de los infantes y otros.
(*) Guarinos, Historia de los vínculos y mayorazgos, cap. XIX, pag. 274.
o 16 ID ER IEC IIO
s. XIII. anno MCCLVIII usque ad mó desde el año 1258 (1) hasta Sig. XIII.
annam MCCLXVI sub Jaco el de 1266 (2), segun creemos
bo I consulatus liber confe con mayor probabilidad, el libro
ctus videtur, in quo circa ma del consulado (3), en el cual es
(1) En el mismo año 1258, mientras que en Castilla se formaba
bajo de Alfonso X en las cortes de Valladolid un ordenamiento que
comprendia muchas leyes civiles, en Cataluña fueron hechas por los
prohombres del mar de Barcelona unas ordenanzas, comprensivas, de
veinte un artículos, tocantes á la policía y gobierno de las embarcacio
nes mercantes de dicha ciudad. Fueron confirmadas estas ordenanzas
por el referido don Jaime, é incluidas en latin segun se escribieron en
el tomo II, y traducidas al castellano en el tomo III de las Memorias
de Capmani. En el siguiente año de 1259 publicó el mismo rey de
Aragon las célebres Ordenanzas de tierra de Sobrarve para el castigo de
los salteadores, que venian á ser lo mismo que las leyes de la herman
dad en Castilla, y de las cuales hemos hablado ya.
(2) Aunque en el año de 1266 el mismo don Jaime I reconquistó
de los moros la ciudad de Murcia (*) y la concedió fuero de poblacion,
sin embargo, no se ha de creer que ya entonces el reino de Murcia hu
biese quedado libre de la dominacion de los moros, pues consta lo
contrario del privilegio que concedió á los comerciantes de Cataluña en
el año de 128o don Alonso el Sabio, cuando en el par. VI dice asi:
c: Otorgámosles otrosí, que cuando los mercaderes catalanes vinieren á
la ciudad de Sevilla, ó á tierra de Castiella d de Leon, ó á otro lugar
cualquier de nuestro señorío, que anden salvos y seguros en todas sus
cosas, dándonos nuestros derechos cumplidamente, fueras ende, si lle
gasen á tierra del rey de Granada, ó de Murcia, ó de Jerez ó á otra
tierra que nos hayamos conquistado, é haya pleito con los moros &c.
Capmani, tomo II. En la coleccion de privilegios del reino de Valencia,
fol. 43, hay una pragmática ejecutoria sobre la observancia de la fran
quicia (ó exencion) de las lezdas en el reino de Murcia, dada por
don Jaime II en Valencia á 29 de enero de 13o 1 ; lo mismo que se
concedió despues en un privilegio de 6 de febrero del mismo año á los
valencianos.
(3) Si la mayor parte de las naciones, obrando por rutina, no acos
tumbrase á adoptar los establecimientos de las otras, sean buenos ó
malos, útiles óperniciosos, como sucede con los consulados y sus le
yes, especialmente las que miran á la decision de los pleitos que ocur
ren entre comerciantes, no habriámos hablado aqui de este "asunto.
(*) Oigamos á Feliú en el cap. XII, lib. XI de sus Anales, vol. II, fol. 62, col. I.
En 1266 cercó y tomó el rey á dividió la ciudal entre cristianos y moros,
consagró la mezquita mayor á la Virgen nuestra Señora,y pobló la ciudad de cata
la mes con la concesion de sus fueros y privilegios, dió aviso &c.

- " " ___ __ _.


Es PAÑo . 217
S. XIII, ritimii comercii contractus tan insertas las antiguas costum-S. XIII.
adsunt quaedam consuetudi bres (llamadas tambien leyes y
nes (quae etiam leges et or ordenamientos) tocantes al co
dinamenta vocantur) catha mercio marítimo, escritas en len
launico idiomate scriptae, ac gua catalana, y que comprenden
ducentis ac quinquaginta et
252 capítulos. De estos los 44
duobus capitibus constantes.
tratan de los pleitos relativos á
Ex his quadraginta et qua dicho comercio. Despues fue au
tuor de litibus, quae circa mentada esta coleccion hasta el
commercia occurrunt, agunt. número de 296 capítulos, y sir
Postea haec collectio usque ad vió de modelo para formar en
ducenta nonaginta et sex ca otras naciones ó provincias seme
pita aucta est, et ad ejus nor jantes códigos, ó si hemos de de
man in aliis provincis, etgen cir la verdad, al instante que se
tibus similes codices confecti formó aqui este código de co
vel, si verum dicturi; sumus, mercio, fue recibido en las de
statim ac confectus, in aliis mas naciones y traducido en sus
nationibus receptus, atque respectivas lenguas. Los 44 ca
in earum linguis versus est. pítulos pertenecientes á los plei
Quadraginta et quatuor dicta tos entre comerciantes fueron
eapita ad lites pertinentiaà Pe sancionados por el rey don Pe
tro III regean. MCCLXXXIII dro III en el año de 1283 para
ad Valentini regni incolarum el reino de Valencia, y en el de
usum auctoritate fuerunt do 1343 por Pedro IV para las islas
nata; et anno MCCCXLIII à Baleares. Tambien en los títulos
Petro IVad Maioricarum. Sed VIII y IX de la part. II, se en
in secunda partita tit. VIII cuentran 17 leyes relativas al
et IX exstant decem et se comercio marítimo.
ptem leges ad commercia ma
ITItIIna spectantes.

Cuanto las leyes, dice don Simon de Viegas en su Discurso filosófico


legal sobre el foro, han sido mas indulgentes en materia de fórmulas y
solemnidades, tanto mas se han corrompido los juicios, y se ha hecho
mas incierta la suerte de la justicia. Los juicios de consulado entre co
merciantes son la mas auténtica y mas irrecusable prueba de esta ver
dad.”. Debe leerse este autor por lo mucho que instruye en la materia,
y aunque atendiendo á mi propio interes, como abogado, deberia re
clamar la subsistencia de estos tribunales, porque no hay pleitos mas
28
2 18 - IDERECHO
s. XIII.
LXIII. . LXIII.

Neque ita multò post ex Y no mucho despues de los de


decretis, sive pragmaticis ad cretos ó pragmáticas tocantes á
amortizationem pertinentihus la amortizacion, se hubo de for
alhera collectio confecta est, mar otra coleccion comprensiva
decem et septem capita, sive de 17 capítulos ó decretos dados
decreta à diversis regibus edi acerca de esto por diversos reyes
ta ab anno MCCLXXVI desde el año 1276 hasta el de
usque ad MCCCLXXX conti 138o, y se llama ordenanza de
mens,quaeordinatio amortiza amortizacion. Hay de esto un
tionis vocatur. Hujus colectio ejemplar MSC. en el archivo Real
nis MSC. exemplar extat in re de Aragon, aunque sin numera
gio Aragoniae scrimio absque cion. En el mismo año de 1276
numeri designatione. Eodem formó en Castilla el maestro Rol
anno in Castella magister Rol dan, por mandato de don Alonso
danus D. Regis Ildephonsi Sa el Sabio un ordenamiento acerca
pientis jussur quoddam de Ta de las tafurerías comprensivo de
fureris ordinamentum confe 77 capítulos, el cual fue autori
cit, quod ad lites, quae cir zado por dicho rey, para la de
ca hunc ludum ocurrerent, cision de los pleitos que ocurrie
decidendas ab ipso rege au sen acerca de este juego. Existe
ctoritate donatum est. Hujus un ejemplar MSC. de este orde
ordinamenti MSC. exemplar namiento en la Real biblioteca.
in regia bibliotheca Escuria del Escorial, let. Z, caj. II, n. 6.
lensi exstat.

LXIV. LXIV.

Nobis de Detursae civitate Habiendo de hablar ahora de


loquuturis animadvertendum la ciudad de Tortosa, debemos
estetiam postpopulationis fo advertir, que ademas del fuero
rum, quod (1)Raimundus Be de poblacion, que la dió el conde

embrollados ni mas largos; sin embargo antepongo segun debo á mi


propio interes la verdad y la justicia.
(1) Oigamos la historia de este fuero, segun la trae Francisco Mar
Es PAÑor. 2 19
sae.xII, rengarius Barchinonae comes de Barcelona Raimundo Reren-Sig xn.
anno MCXLIX ei concessit, guer IV en el año de 1149 nue
alia nova illi privilegia fuisse vos privilegios (1); de los cuales,
concessa, ex quibus; praeci- pero particularmente de las cos
pue verò ex consuetudini- tumbres que se habian ido intro
bus, quae in civitate inva- duciendo en dicha ciudad desde
luerunt, sensim conflata est el tiempo de la reconquista, se
torell y Luna en el capítulo XXIV, lib. I, fol. 199, un volúmen en 8º,
edicion de Tortosa de 1627. c.Tortosa se entregó al conde don Ramon
en 3o de diciembre del año 1149.” Y en los capítulos XXVI y XXVII:
cz En el año siguiente volvieron los moros á sitiará Tortosa, y la libraron
las mugeres....” c. De resultas de esto cerraron las puertas al conde; y él,
porque volviesen á su dominio, les permitió que ordenasen como mejor
les pareciese las leyes y estatutos con que se gobernasen...” c«pero fueron
tan largos en el tomar, que salieron de regla y medida, porque ordenaron
algunas que eran contra el derecho canónico, y contra el uso de buenos
cristianos; de manera que despues, las hubieron de corregir, limitar,
y reducir á mejor forma.” Don Ramon Berenguer, dice don Antonio
Salat en su tratado de monedas, par. XX, pag. 97, compró á los Geno
veses en 1153, la tercera parte de la ciudad de Tortosa, por 164o mo
rabotines, segun el libro I de los feudos, fol. 455; y para guarda de la
misma ciudad gastó dicho conde 6o8 maravedises. El fuero de poblacion,
segun la citada edicion de Tortosa, ofrece á cuantos vayan alli á poblar
exinirles de lezda, portazgo y pasage, conservarles la posesion y propie
dad de todos sus bienes, y administrarles justicia segun sus buenos
usos y costumbres, ya entonces reducidas á escrito; les permite transigir
o componerse en materia de injurias por medio de hombres buenos:”
«Promitto, dice el original latino, quðd non faciam vobis, nec successo
ribus vestris, vel in possessionibus mobilibus, aut inmobilibus, ne que
per me, neque per personas mihi subditas, nisi quod sola justitia mihi
dictaverit, quam justitiam tenebitis et observabitis secundum mores bonos
et consuetudines, quas subtus vobis dedi et scribi feci....” c«Contentiones
verò et alia malefacta, quae fuerint inter habitatores Tortosae sit licitum
probis hominibus apeare et pacificare adinvicem, si voluerint, antequam
Curiae manifestentur, vel ad sacramentum deveniant. " " ,
(1) Aunqne en el archivo Real de Aragon, t. VII de las escrituras
en pergamino, del XII conde de Barcelona Ramon Berenguer IV, arma-.
rio 14 de Tortosa, saco E, nº 194, siguen á continuacion con el tit. de
Remembranza los usos que tenia aquella ciudad; por ejemplo, el que
prohibe el uso del tormento en todas las causas conforme al decreto de
nuestro Soberano de 1º de diciembre de 1819; sin embargo, ninguno
de estos usos es, como dice Martorell, contrario al derecho canónico,
d á la moral cristiana”.
22O DERECHO
Sae.XII. qmaedam collectio, quae anno formó en el año de r 179 por el sigxII.
MCLXXIX reformata, seur in obispo y otros varones nombra
meliorem formam redacta ab dos al efecto por la ciudad, una
episcopo , alisque ejusdem coleccion, reformando algunas de
civitatis viris, et in decem dichas costumbres. Contiene este
libros, hique in titulos divi código diez libros divididos en tí.
sa,in qua de civilibus, ac de tulos, y estos en leyes. Se trata en
criminalibus, imo et de rebus ellas no solo del derecho civil y del

ad jus publicum pertinenti criminal, sino tambien de asun


bus agitur. Huic collectioni tos pertenecientes al derecho pú
sub Extravagantium nomine blico. A esta coleccion se añadie
adjectae sunt harum liberta ron bajo el nombre de Extrava
tum et immunitatum confir gantes las confirmaciones que
mationes, populationis forum, hicieron varios reyes de estas li
nec non aliquae sententiae bertades ó inmunidades, dicho
et decreta, ex quibus omni fuero de poblacion, algunas sen
bus confectum prodit quod tencias dadas en juicio contradic
dam volumen in ipsa civitate torio, y varios deeretos, todo lo
auno MDXXXIX. cual está comprendido en un vo
lúmen en fol. que salió á luz en
dicha ciudad año de 1539,
IXV.

Anno MCCXXXIII, Petrus En el año de 1283 don Pedro


III Aragoniae regni incolis in III (1) en las cortes que tuvo cn
Cesaraugustanae civitatis co Zaragoza, no solamente confirmó
mitisfora, consuetudinesque á los aragoneses sus antiguos fue
veteres confirmavit, etprivile ros y costumbres, sino tambien
quod generale dicitur, les concedió un privilegio gene
i lis concessit, triginta et uno ral comprensivo de 31 capítulos,
capitibus constans. Postea Ja algunos de los cuales fueron des
cobus II in aliis comitis ibi pues reformados por don Jaime
demanno MCCCXXV habitis II en las cortes de Zaragoza del
illud declaravit, et nonnulla año de 1325, y sobre otros reca

(1) Para que se vea un ejemplo de la inconstancia de don Alonso X,


se advierte que este rey despues de haber dado á Niebla en el año de
1262 el fuero Real, la concedió en 1283 el de Sevilla.
- Ese AÑo L. 22 I

s. XIII. capita reformavit, quae refor yó declaracion; la cual, así como S. XII .
matio, sicut et privilegium á el Privilegio, se mandaron tener
Petro IV anno MCCCXVIII por fueros en tiempo de don Pe
pro foris haberi jussa sunt, dro IV, y estan incluidas en el
et in fororum libro I inclusa, lib. I de los fueros, aunque en
licet in veteri collectione in el la antigua coleccion se inclu
VIII et IX sub Jacobo confe yó el privilegio en el lib. VIII, y
eto libris separatim fuerint la declaracion en el IX, que añadió
collocata. don Jaime II.
LXVI. LXVI.

Similiter in Cathalonia En Cataluña, dicho año 1283,


idem rex Petrus III, non so no contento don Pedro IIl (1) con
Rüm privilegia à praedecesso confirmar los privilegios dados á
ribus concessa Barchinonae Barcelona por sus predecesores,
incolis confirmavit ; verum autorizó tambien las costumbres
etiam antiquas consuetudi que le presentaron escritas, segun
nes, quas ei scriptas tradide las reconocieron los magnates, los
runt, sicut fuisse, et esse re ancianos y hos jurisconsultos de
eognoverunt proceres, et an dicha ciudad haber sido y ser. Al
tiqui, et juris periti civitatis mismo tiempo le suplicaron con
ejusdem; ac quaedam alia firmase algunos otros capítulos
capitula, quae pro bono ci por lo mucho que contribuirian
vitatis statu; praecipue vero al bien público, particularmente
circa conmercia eiden regi para fomentar el comercio. In
ebtulerunt; quae omnia in cluyóse todo en un privilegio
privilegio quodam centum comprensivo de 116 capítulos, y
decem et sex capitibus eon confirmado por el mismo rey. La
stante inclusa sunt, et ab ipso mayor parte de ellos pertenece al
Petro confirmata. Pleraque derecho civil, los demas al co
ex eis ad jus civile pertinent, mercio. Contiene solo este privi
alia verò ad commercia. Con legio el tit. XIII, llamado vulgar
tinetur hoc, privilegium in mente Recognoverunt Proceres
tit. XIII, lib. I pragmaticar. del lib. I de las pragmáticas de
Catha loniae. Cataluña.

(1) El mismo rey empezó en 1285 una ordenanza acerca de la ca


ballería; pero murió sin acabarla. Existe de esta ordenanza un ejemplar
MSC. en el archivo Real de Aragon, n. 8, cajon de Castilla, saco V.
222 . DERECHo
S. XIV, LXVIII. " LXVIII.

Juris incertitudinem, quae Deseando el rey don Alfon


quotidie augebatur explura so XI quitar la incertidumbre
litate fororum, etiam postfori que producia en el derecho la
regi ac partitarum confectio multitud de fueros concedidos á
nem, quibusdam locis con los pueblos aun despues de ha
cessorum, tollere desiderans berse formado el fuero real y las
Ildephonsus XI inter alia jus partidas, mandó entre otras cosas
sit in comitis complutensi en las cortes celebradas en Alca
bus anno MCCCXLVIII par lá de Henares año de 1 348, que
titarum codicem emendare, se corrigiese el código de las par
priusquam illum sua muni tidas, antes de autorizarlo por la
ret auctoritate per legem XI ley XI del tit. XXVIII del orde
tituli XXVIII ordinamenti namiento de Alcalá, de que ha
complutensis, de quo postea. blaremos luego. Se hicieron sin
Emendatus quidem fuit: ve duda algunas correcciones de las
rium adhuc multa emendamda partidas; pero falta todavía mu
supersunt. Neque ita huic co cho que corregir. Aun despues
dici data est auctoritas, nisi de hecha esta correccion no se
in ultimo loco, et, quod ad autorizaron las partidas sino co
huc plus est, numquam ejus mo código supletorio, ósea des
leges inter nostras fuissent re pues de los demas; y de poco ha
censitae, nisi earum receptio bria servido la ley del ordena
ni jurisconsulti eorum tem miento para autorizarlas, si no
porum legibus romanis ac ca hubiesen coadyuvado á esto con
nonicis magis dediti, quàm su influjo los jurisconsultos de
patris, favisseat, cui etip aquel tiempo mas adictos al dere
sius codicis bona mèthodus, cho romano y al canónico que á
jurium , dominicalium tra leyes patrias. Contribuyeron tam
ctatio, et caeterorum codicum bien á autorizar las partidas su
imperfectio non parum con buen método, la doctrina que
tulerunt. Summa auctoritas, contenian favorable á la jurisdic
quam postea in caeterorum cion dominical, y la imperfeccion
praejudicium partitarum co de los demas códigos. La prefe
dex sensim sibi vindicavit, rencia que con desprecio de los
occasionem dedit multis ju otros cuerpos legales se empezó
risconsultis ad illum scriptis á dar (y aun continúa dando por
illustrandum ac commentaris abuso) á las partidas, fue causa
Es PAÑo1. 223
s. XIV. explanandum, imo ejus leges de que muchos jurisconsultos se S. XIv.
in compendium redigendas. dedicasen á ilustrarlas con co
Inter haec eminet glossa D. mentarios,y aun á compendiar
D. Gregori Lopezii anno las. Entre estos sobresale la glosa
MDLV Salmanticae edita, hecha por el doctor don Grego
saepe deindetypis mandata; rio Lopez, y publicada en Sala
nec non compendium (vulgö manca por la primera vez año
Estracto) Lic. D. Joannis Re de 1555, y reimpresa varias ve
guera et Valdelomar. ces, y el compendio ó estracto
que publicó de las partidas el
licenciado don Juan de Reguer
y Valdelomar.

EXVIII. LXVIII.

Interea in Catalonia anno


Entretanto en Cataluña, aun
incerto, licet sub Jacobo II
que no sabemos en que año, pe
rege (qui ab anno MCCXCI ro sí que fue en tiempo de don
usqueadannum MCCCXXVII Jaime II (el cual reinó desde el
Aragoniam rexit) de probo año 1291 hasta el de 1327), se
rum ac sapientium hominum introdujeron y aprobaron por di
consilio in Barchinonae civi cho rey, de acuerdo con los sabios
tate consuetudines circa prae y pro-hombres de Barcelona, cier
diorum, ac aedium servitu tas costumbres relativas á las servi
tes, septuaginta capitibus dumbres de los prédios urbanos y
constantes inductae, et abipso rústicos, divididas en 7o capítulos.
Jacobo rege probatae sunt. Estas costumbres, llamadas comun
Hae consuetudines, quae vul mente den Santacilia, estan in
gò vocantur den Santacilia cluidas en el título II, lib. IV de las
exstant in titulo II, lib. IV de Cataluña. Parece
pragmaticarum cathalàunico haber sido escritas en catalan,
idiomate scriptae; ex quo in de cuyo idioma fueron traduci
vernaculam linguam à Bar das al castellano por la Real socie
chinonensi, litterarum socie dad de bellas letras de Barcelona.
tate versae sunt. a 1 .. . .

LXIX. LXIX.

Sive Cataloniae constitu- Ya atendamos à los diversos


DER Ec Ho - -
S. XIII. tionum diversis codicibus códigos MSCS. que de las consti- s. XIII.
MSCS., qui in regio Arago tuciones de Cataluña existen en
niae scrinio exstant; alii enim el archivo Real de Aragon, pues
pauciores, alii plures consti unos códices contienen mayor
· tutiones continent, sive eo número de constituciones que
rum aetati, ac mèthodo, at otros; ya á su época y al método
tendamus; certissimum est en ellos observado, es indubita
harum constitutionum colle ble que de dichas constituciones
ctionem sub diversis regibusse fue formando, segun arriba di
sensim efformatan (de quo jimos, insensiblemente y bajo de
supra diximus) in dies eo diversos reyes, una coleccion ó
dem librorum: at non titulo código, observando por lo regu
rum ordine plerumque ser lar el mismo orden ó distribucion
vato auctam fuisse. de libros, mas no el de títulos (1),
de lo cual hablaremos mas ade
lante.

LXX. LXX.

Similiter Valentiae fora Es igualmente cierto que los


non semel, annis nempe fueros de Valencia fueron varias
MCCLXX et MCCLXXXV veces, pero particularmente en
(de quoin animadversione II los año de 127o y 1285 (de lo
ad thesim LIV) ipsis villa cual hablamos en la nota Il á la
rum ac civitatum procurato proposicion LIV), reformados
ribus instantibus, sub diversis bajo de diversos reyes á instancia

(1) Entre los códices MSC.S. del Real archivo de Aragon existe uno
escrito en idioma latino, caja I, num. 83 de las constituciones de Ca
taluña, el cual, aunque conviene en el número de libros con el de los
códices impresos de las constituciones traducidas en lengua catalana,
sin embargo, discrepa en el número de títulos de cada libro, y se cono
ce por la letra y las hojas de pergamino que hay en blanco, haberse
hecho en el siglo XIII con el fin de poderle añadir siempre que se qui
siera. Asi vemos que en el ejemplar latino despues del tit.V que se ti
tula de his quae clericis prohibentur, sigue el título de audientia prin
cipis, y despues el de haereticis; pero en la traduccion catalana des
pues del tit. VI que trata de las cosas prohibidas á los clérigos, sigue
otro de la Inquisicion, otro de la Cruzada, otro del comisario del bre
ve apostólico, y el X es el que trata de los hereges.
Es PAÑo . 225
s. XIV. regibus in meliorem formam de los diputados de las ciudades S. XIV.
fuisse redacta omnibus patet. y villas (1)
LXXI. LXXI.

Quoad Vizcayae provin En cuanto á las provincias de


cias, licet àdmodum proba Vizcaya, aunque es muy proba
bile sit, uti in thesi XXXVI ble que segun sentamos en la
diximus, ex quo à sarraceno proposicion XXXVI, desde que
rum potestate fuerunt libera se reconquistaron de los sarra
tae; earum incolis sive ab cenos hubiesen concedido á sus
ipsis regibus, sive ab opti habitantes, los reyesólos magna
matibus, qui eas in feudum tes,á quienes lasdaban en feudo,
recipiebant, populationis fo fueros de poblacion; sin embargo,
ra concessa fuisse: id tamen es constante que el rey de Casti
unum certissimum est Ilde lla don Alfonso XI, en 2 de abril
phonsum XI Castellae regem de 1332, dió fueros á la ciudad
postridie kal. aprilis anno de Alava y demas pueblos de su
MCCCXXXII Alavae civitati, jurisdiccion. Despues en el año
omnibusque populis, qui ei de 1343 dió fueros generales pa
subjiciebantur, municipalia ra todo el señorío de Vizcaya, lo
dedisse fora. Postea amno cual subsistió asi hasta el tiempo
MCCCXLIII generalia edidit de Carlos V,
fora in omnium Vizcainorum
usum, sicque stetit usque ad
Càrolum V.

LXXII. LXXII.

In Aragoniae regno sub En el reino de Aragon, bajo


eodem rege Jacobo II ex le
de dicho rey don Jaime II, se
gibus in diversis comitis formó otro libro comprensivo de

(1) Mandó el rey, dice Feliú en el cap. IX, lib. XI, tomo II de
los Anales de Cataluña, pag. 47, formar nuevos fueros y leyes para el
reino de Valencia, y aunque se disgustaron los catalanes, y mas los
aragoneses poblados, por no querer el rey igualarlos con las exenciones
de Cataluña y Aragon, por último se consolaron, concediendo á los ara
goneses vivir segun el fuero de Aragon, lo cual en adelante dió mate
ria á grandes disgustos.
29
226 DERECHo
. XIV. conditis alter liber confectus las leyes establecidas por diver- s. XIV.
est, et octo prioris colectio sas cortes en este reinado, con lo
nis libris adjectus. Idemue cual la coleccion llegó á tener
accidit sub Petro IV, qui de nueve libros. Despues don Pe
cimum juris Aragonici cor dro IV, llamado tambien el Cere
ori librum adjici curavit ex monioso, añadió el libro X, en el
quae in diversis cò cual se incluyeron las leyes esta
mitis
fectum.fuerant conditae, con blecidas en distintas cortes bajo
de este rey.

LXXIII. LXXIII.

Sicut antea fororum, ita Asi como hasta entonces habia


tunc temporis ordinamento sido frecuentísima en Castilla la
rum frequentissima evasit ac concesion de fueros, del mismo
necesaria confectio;exlegibus modo en aquella época empezó
enim, quae in unisquibus á serlo tambien la formacion de
que comitis condebantur, ordenamientos, pues de las leyes
saltem quoddam ordinamen que se establecian en cada legis
tum cònfici solebat; et saepe latura solia formarse una colec
juxta materiarum ordinem cion, y á veces dos ó mas, segun
(1) duo, vel plura, uti in el número y orden de materias
(1) In tit. XXXII ordinamenti complutensis ita refertur. «Que el
emperador don Alfonso en las cortes que fizo en Nájera, estableció mu
chos ordenamientos á procomunal de los prelados, e ricos-homes, é fi
jodalgos, é de todos los de la tierra.” En el lib. I del Espéculo hay
una ley que dice asi: «Tenemos por bien otrosí que todos los orde
namientos que los santos padres ficieron, que santa iglesia guarda y
manda guardar, mandamos firmemente que sean guardadas &c.” El or
denamiento de leyes nuevas, dice Marina en su nota 3 al par. 307 ,
pag. 258 de su Ensayo sobre la antigua legislacion, añadidas al tit. XII,
lib. II del fuero Real, es una apreciable compilacion de ordenamien
tos y leyes castellanas. De ella existe un códice MSC. en la real biblio
teca del Escorial, señalado con la letra Y, num. 6, cuyo epígrafe dice
asi: «Aqui comienzan las leyes nuevas que fueron fechas por el rey don
Alfonso X despues de ordenado el fuero castellano de leis. sobre lo que
dudaban los alcaldes de corte. Al fin de un ejemplar del fuero real da
de valladolid en 1255, y que se conserva en el Escorial hay, dice Pa
los en su introduccion á la Instituta, pag. LX, unas leyes para los
Adelantados, las cuales no se han impreso jamas, y estan incorporadas
en dicho código.
res PAño L. 22

s. xiv. propositione XXXVIII dixi- de que alli se hablaba, y como s. XIV.


mus. Praeterea ambitio, quam queda dicho en la proposicion
uniuscujusque provinciaein XXXVIII. Ademas de eso el or
colae habebant, etiam post gullo y vanidad que tenia cada
quam cum alis in unum re provincia, aunque obedeciese al
gnum coaluerunt, antiquae mismo monarca que otras,
independentiae vestigia ser de conservar siempre vestigios
vandi, in causa fuit, ut reges de su antigua independencia,
quamvis propter eamdem obligaba á los reyes á tener
rem comitia generalia haberi. para un mismo objeto en diver
deberent (quod raro factum sas provincias cortes
est); in unoquoque tamen ra vez eran generales), como su
regno diversa indicerent co cedió muy frecuentemente á los
mitia, quod frecuentissime reyes de Aragon respecto de Ca
Aragoniae regibus erga Catha taluña, y á los de Castilla respec
loniam, et Castellae, erga Le to de Leon. Y asi seria nunca
gionem accidit. Quumque de acabar si hubiesemos de tratar
omnibus ordinamentis disse de todos los ordenamientos; por
rere nimis longum esset, tan lo cual nos contentaremos con
tüm de universalioribus, et hablar de solos los mas universa
celebrioribus loquemur. les y mas célebres (1), 1" +,,
LXXIV. LXXIV.

Omnium codicum, maxi Laimperfeccion y dudosa au


me fororum (1) et ordina toridad de cuantos códigos se ha
- *
(1) Ut de hujus propositio (1) A fin de no fastidiar al lector
nis veritate omne dubium remo con la historia de cada uno de estos có
veatur, ipsum Marinam audia digos, lo cual sirve solamente para
mus: «Aunque segun el autor probar la falta de método en sus auto
del espéculo, fuero de España, res, y el laberinto d confusion de la
antiguamente fue todo uno; mas legislacion española, pondremos aqui
cuando los moros ganaron la tier un índice de los ordenamientos des
ra, perdiéronse aquellos libros de el tiempo de don Sancho IV has
en que eran escritos los fue ta el año de 1348. En las cortes de
ros. E despues que los cris Palencia, tenidas año de 1286, se
tianos lo fueron cobrando, asi formó un ordenamiento. En las de
como la iban conquiriendo, to Valladolid de 1293 (á las cuales con
maban de aquellos fueros segun currieron los dos reinos de Castilla
se acordaban, los unos de una y de Leon) se dieron para cada uno,
228 DERECHO

S. XIV. mentorum, qui usque tunc bian formado hasta entonces, espe-s. xiv.
temporis prodierant, imper cialmente de los fueros y ordena
fectio, et ipsorum dubia au mientos, obligaron á don Alon
ctoritas, Ildephonsum XIin so XIá formar un nuevo código.

guisa y los otros de otra; y en de resultas de las peticiones, dos or.


los mismos fueros, como se ve denamientos iguales. Se formó ade
en el de Santo Domingo de Silos, mas de estos otro sobre las leyes del
en el de Yanguas y en el de Se fuero de Castilla, lo que prueba que
púlveda, se reconociese siempre su autoridad prevalecia á la de los
el código wisigodo como dere códigos alfonsinos. Lo mismo se in
cho comun del reino, adonde se fiere de la ley XXI del ordenamien
debia acudir á falta de ley en el to de Sevilla, año de 1347, cuando
fuero; sin embargo es constante, hablando de los pastos dice: « por
primero, que las leyes de cada que es uso y costumbre en la nues
municipalidad eran muy des tra corte y en el fuero de Casti
lla &c.” En las cortes de Valladolid
iguales respecto de los vecinos y
de los estraños ó forasteros, los de 1295 se hicieron dos ordenamien
cuales tenian pena mas rigurosa. tos. Otro en las de la misma ciudad
er Si home de fuera defendién de 1298. Otro en las de idem en
dose firiese ómatase vecino de 1299, impreso por Golfin. Otro en
Sepúlvega, peche la caloña do las de idem de 13o 1. Otro en las de
blada, cual ficiere al fuero: mas Burgos del mismo año. Otro en las de
maguer si el vecino matare al de Valladolid en 1312. En tiempo de
fuera, este derecho defendiendo, don Alonso XI se formó en las cor
d firiese, non dé por ende calo tes de Valladolid de 12 15 un orde
nia ninguna.” Y en otra parte: namiento; y en las de Burgos del
«todo home de otra villa, que mismo año, otro. En las de idem ,
homecillo ficiere en Sepúlvega, año de 1316, otro para los prelados,
sea despennado ó enforzado, é comprensivo de 14 capítulos. Se hi
zo otro ordenamiento en las cortes
non vala eglesia, ni palacio, ni
monasterio.” Estas leyes, que son de Carrion de 1317. Otro en las de
Medina del Campo en 1318. Otro en
la III y XIV del fuero de Se las de idem , 1326. Otro en las de
púlveda, estan tomadas de la fI
y XII del de Cuenca, y repeti Burgos, año de 1328. Otro en las de
das en otros muchos. El capítu Madrid, 1329. En las de idem de
lo XIV del fuero de Leon sujeta 133o se formaron las ordenanzas de
el homicidio á una multa que la distinguida orden de la Banda,
debia satisfacer el reo si fuere comprensivas de 23 capítulos. En el
preso dentro de nueve dias, con año 1337 se comunicaron á Sevilla
dos ordenamientos sobre la adminis
tados desde que cometió el deli
a
tos; pero si en este término lo tracio de justici ; perodoya en el
año de 1335 habia
graba huir de su casa y frustrar bre lo mismo unasforma alli so
ordenanzas don
la vigilancia de los sayones (al
Es PAÑo L. 229
s. xiv. duxerunt ad novum codicem A este fin formó dos ordenamien-s. xiv.
eformandum. Prius igitur le tos de las leyes establecidas en las
ges quae in diversis comitis, cortes de Villa-Real (hoy Ciu
primüm in villa (hodie civi dad-Real), año de 1346, y en

guaciles), la ley le ofrecia segu Fernando Ibañez de Mendoza, y


ridad en la poblacion, previ despues á imitacion de estas dió
niéndole que cuidase solamente otras don Alonso XI á Burgos en las
de precaver el furor de sus ene cortes de Sevilla de dicho año 1337.
migos. De aqui se infiere que la En el siguiente se hicieron dos orde
ley dejaba la venganza de la san namientos, uno en Sevilla y otro en
gre inocente en manos de los pa Burgos. Año de 1339 otro en las de
rientes y herederos del muerto, Madrid. Cuatro ordenamientos en Se
y los autorizaba para perseguir villa por los años de 1341, 44, 46
al criminoso á criminal despues y 47; y en este mismo año se formó
de probado el delito. Tambien en Segovia otro, del cual hablare
los fueros de Guipúzcoa auto mos en la siguiente proposicion.
rizaban la desunion y la vengan Tambien en Aragon continuaron
za entre los individuos de la co multiplicándose los códigos, pues en
munidad, de lo cual se siguie las cortes de Zaragoza del año 1325
ron muchos males en aquella se formó la declaracion del privilegio
provincia. En segundo lugar un general, que está en el libro I de los
mismo delito era castigado en fueros. En las de id. de 1348 se re
cada fuero con diversas penas. novaron los privilegios de la union,
Asi el homicida, que segun el y se reformaron algunos fueros. El
fuero general de Toledo debia mismo rey don Pedro compuso las
ser apedreado, segun el de Sa ordenanzas de la casa Real, ó códi
nabria debia ser enterrado deba go palatino, habiendo sacado lo que
jo del muerto, y este mismo cri le pareció conveniente de las orde
men era castigado con la multa nanzas de los demas príncipes. Se pu
de 5oo sueldos por los fueros de blicaron en Barcelona á 15 de no
Logroño, Miranda y Arganzon. viembre de 1344 con este título: or
Al contrario, á crímenes de di dinations fetes por lo molt alt. Sen
versa cualidad y grado se en yor en pero ters rey d’Aragó sobre
cuentra impuesta por diversos lo regíment de tots los oficis de la
fueros una misma pena. Por sua cort. Estan divididas en cuatro
ejemplo: el fuero de Cuenca partes con muchas adiciones, decla
mandaba despeñar al que fuese raciones y pragmáticas de diversos
convencido de hurto d latrocinio; reyes.
y esta misma pena imponian el En cuanto á Cataluña, asi como
fuero de Plasencia y el de Baeza al don Jaime II habia concedido á la
judio que con cristiana fallaren; ciudad de Barcelona facultad de hacer
y lo que es mas, en un mismo ordenanzas y promulgar edictos bajo
fuero, como el de Cuenca, se en de cualquier especie de pena, inclu
23o ID E REC. HIO
S. XIV.
tate)regia anno MCCCXLVI el siguiente de las de Segovia. S. xiv.
et sequentiin Segoviae civi Despues convocó cortes para la
tate habitis conditae fuerunt, ciudad de Alcalá de Henares,
in unum successive collegit, año de 1348. En ellas se forma
quas collectiones ordinamen ron muchísimas leyes,de las cua
ta vocavit. Postea comitia in– les, asi como de las de dichos
dixit in civitate complutensi dos ordenamientos, se formó otro
anno MCCCXLVIII, ubiplu dividido en 32 títulos; en el úl
rimae leges statutae sunt, ex timo de estos se incluyó el orde
quibus una cum praedictis namiento de Nájera, aunque re
ordinamentis aliud confe formado, pues se quitaron algu
ctum, et intriginta ac duos nas leyes y se enmendaron otras,

contraban leyes contradictorias. sa la ordinaria, dentro de la ciudad


Cotéjense por ejemplo estas dos. y su término, que se internaba do
La XLIV, cap. XXX, dice: cc Qui ce leguas en la mar; del mismo mo
hominem occiderit, vivus sub do dicho rey don Pedro concedió en
mortuo sepeliatur;” y la ley I 1337 al magistrado municipal de
del cap. XIV determina: c: Qui Barcelona un privilegio para crear
cumque homicidium perpetrave cónsules, y hacer ordenanzas en los
rit, pectet calumniam ducento oficios mecánicos. En 134o, estando
rum aureorum, et mihi octa el rey en Barcelona, erigió, segun
vam partem CCCsolidorum &c.” Feliú, cap. III, lib. XIII, la bailía
¿A cuál de estas dos leyes debe general de Cataluña. En 1347 con
rian estar los jueces? ¿Y qué cedió á Barcelona el juzgado de con
diremos de las pruebas vulgares, sulado de mar para las causas mer
autorizadas en todos los fueros? cantiles. En 1354 autorizó dicho rey
Bien que este defecto era comun las ordenanzas navales formadas por
á todos los códigos de aquella Bernardo de Cabrera, divididas en
edad, como se ve en el usage ó 34 capítulos. En 1356 formó dicho
usático antequam incluido justa rey otra ordenanza acerca de los cor
mente en el tit. VI, lib. X de sarios, comprensiva de 24 capítulos.
las constituciones superfluas de Despues en 1359 publicó otra dividi
Cataluña, de las cuales hablare da en 13 capítulos, acerca de las me
mos despues. Basten los ejemplos sas reales de alistamientos. En 1361
citados para que se conozca la se hizo otra sobre el arreglo del suel
imperfeccion de estos códigos. do y pago de la Real armada. Entre
los diputados de Cataluña y de Ma
llorca se hizo una capitulacion comprensiva de 12 artículos, tambien
acerca de los gastos de la armada.
Respecto de Valencia, dice Feliú en la pag. 45, tom. I de sus ana
les, que don Alfonso IV la dió en el año 1328 el fuero de poblacion,
de que ya hemos hablado.
Es PAÑ o L. 231
S. XIV titulos divisum, cui tandem ya fuese por injustas, ó ya por S. XIV,
Naxerae ordinamentum sub desusadas. Asi vinieron á reunir
uno titulo, qui ordine po se en un ordenamiento tres, ó
stremus est, adjunctum; non por decir cuatro. Es sensible que
tamen sine aliqua reformatio habiendo sido confirmado tantas
ne, sublatae enim fuerunt veces este ordenamiento por los
illae leges, quae vel ab usu sucesores de Alonso XI, é inclui
recesserant,vel quarum usus das casi todas sus leyes en la An
noxius evaserat. Dolendum tigua y en la Novísima Recopila
estèquidem hunc codicem to cion, no se haya impreso este có
ties ab Ildephonsi XI succes digo hasta el año de 1774. Ade
soribus confirmatum, et cu mas de este ordenamiento, dicen
jus plurimae leges (ne dicam algunos que en las mismas cortes
omnes) et in veterem, et in de Alcalá de Henares se formaron
recentiorem recopilationem por el referido rey don Alonso XI
transcriptae sunt, editum otros dos ordenamientos ó colec
non fuisse usque ad annum ciones; es á saber, uno en dichas
MDCCLXXIV. Sed et alia cortes, y otro despues de ellas.
duo ordinamenta aliud scili
cetin his comitis, aliud post
eorum celebrationem, ipsum
Ildephosum XIconfecisse non
desunt, qui dicant.
LXXV. LXXV.

Interea in Cathalonia quum Entretanto en Cataluña, ha


Petrus IV Majoricarum regi biendo declarado don Pedro IV
Jacobo III affini suo amno la guerra á su cuñado don Jai
MCCCXLIII bellum indixis me III, rey de las islas Baleares,
set, tandem illum à regno al fin le despojó del reino, y reu
exuit; atogue in perpetuum nió para siempre dichas islas á la
Majoricarum regnum coro corona de Aragon, habiendo ju
nae Aragoniae innexuit prae rado el rey en la capilla de Bar
stito ad hoc juramento ser celona á 29 de marzo de 1344,
vandi illarum insularum in delante de los prelados, caballe
colis omnia privilegia à prae ros, síndicos de Cataluña y Ma
decessoribus concessa. llorca, y algunos de Aragon y
Valencia, entre otras cosas no
23a DE RECEIO
S. XIV,
separar nunca de la corona, ni s. xiv.
enfeudar ó enagenar dichas islas,
y confirmado á sus habitantes
los privilegios concedidos por
8UIS anteCeSOre8.

LXXVI. LXXVI.

Quoad Aragoniam, sicut En cuanto áAragon, asi como


ex legibus in comitis condi de las leyes dadas por las cortes
tis ab anno MCCCXLVIII us desde el año 1348 hasta el de
quead annum MCCCLXXXV 1385, habia Pedro IV formado
Petrus IV alian collectionem otra coleccion, que añadió á los
confecerat, novemue foro nueve libros de los fueros, del
rum libris adjecerat;ita etiam mismo modo Juan I, imitando á
Joannes Ipatrem imitatus ex su padre, de las leyes estableci
legibus in Montisonis comi das en las cortes de Monzon, año
tis anno MCCCXC conditis de 139o, formó el libro XI de
undecimum librum; et Mar los fueros, y el rey don Martin,
tinus, quiJoanni successerat, sucesor de Juan, de las leyes es
ex legibusannoMCCCXCVIII, tablecidas en los años de 1398
ac MCD conditis duodeci y 14oo, formó el libro XII de
mum librum confecerunt. los fueros. Pero como las leyes y
Quum verò leges ac fora in fueros formados en las siguientes
sequentibus comitis, et sub cortes y por los demas reyes su
regibus, qui Martino succes cesores de don Martin, se acos
serunt, absque librerum di tumbraban á unir á la coleccion
visione huic fororum colle de fueros, causó esto una grande
ctioni àdjici solerent, maxi incertumbre en la jurisprudencia
mam confusionem in juris hasta la época del emperador
prudentiam induxerunt, sic Cárlos V, de lo cual hablaremos
que stetit usque ad Caro despues.
lum V imperatorem, de quo
postea loquemur.
LXXVII. LXXVII.

Innumerae in Catalonia Habiendo continuado, segun


constitutiones conditae, ac una costumbre antiquísima, es
Es PAÑol. 233
s. XV. latino sermone, etiam saecu- cribiéndose en idioma latino to- s. XV.
lo XIV scriptae in causa fue davía en el siglo XIV las innu
re ut anno MCDXIII in co merables constituciones de Cata
mitis sub Ferdinando I ha luña, las cortes tenidas en Barce
bitis Barchinonae communi lona año de 1413, bajo de Fer
consensu statueretur, ut usanando I, determinaron de comun
tica, constitutiones, et co acuerdo que se tradujesen en len
mitiorum acta latina, in gua catalana dichas constitucio
cathalaunicam linguam ver nes, los usáticos y las actas de
terentur, quod ita factum cortes, guardando el mismo or
est, eodem nimirum decem den de 1 o libros, mas no de tí
librorum: ast non titulorum tulos, y de esta traduccion se
ordine servato, ex quibus compone el primer volúmen del
conficitur primum juris mu derecho municipal de Cataluña.
nicipalis volumen. Sed in se Pero en el segundo volúmen,
cundo, quod regum pragma que comprende las reales prag
ticas extra comitia sparsim la máticas hechas por solos los reyes
tas, aliaque jura continet, y demas derechos de Cataluña;
horum pleraque adhuc latino la mayor parte (ó los mas) de
idiomate scripta reperiuntur; dichos documentos estan escritos
quod non accidit tertio volū en latin, como si nos dominasen
mini, quo solüm superfluae, todavía los romanos. No sucede
antiquatae, et correctae le esto en el tercer volúmen, que
ges, quae omni robore, ac contiene solo los usáticos y las
vigoredestituuntur, suntcon constituciones supérfluas, ó que
tentae. Sed hoc volumen, non estan destituidas de vigor y au
secus ac secundum, etiam in toridad. Todas ellas estan tradu
decem libros, hique in titu cidas y divididas en 1 o libros, y
los dividitur. De quo, sicut et estos en títulos, como el primer
de hujus constitutionum col volúmen; pero de esto, asi como
lectionis in Cathalonia aucto de la autoridad de esta coleccion
ritate, ac defectibus, postea de constituciones en Cataluña y
loquemur. de sus defectos hablaremos mas
abajo.
LXXVIII. LXXVIII.

Inter Cathaloniae constitu Entre las adiciones hechas á


tionum additiones praeci las constituciones de Cataluña
puum obtinent locum com obtienen un lugar preeminente
3o
DERECHO -
234
Sae. XV, memorationes, sive consue las recitaciones ó costumbres feu- Sig. XV.
tudines feudales à Petro Al dales, reunidas en un volúmen
berto cathedralis Barcinonen por Pedro Alberto, canónigo de
sis canonico (qui Ferdinan la iglesia catedral de Barcelona
di I Aragoniae regis aetate (el cual floreció en tiempo de
fama multüm claruit) in Fernando I, rey de Aragon), y
unum collectae, in quadra que divididas en 43 capítulos se
ginta ac tria capita divisae, incluyeron en el tit. XXVII del
et in titul. XXVII, lib. IV, lib. IV de las constituciones de
constitutionum in linguam Cataluña, traducidas en cata
cathalaunicam versarum col lan (1). Ilustró esta coleccion con
locatae (1). Has commentatus un comentario el jurisconsulto
est J. C. cathalamus Joan. à catalan Juan de Sacarrot, cuya
Sacarrots, cujus opus non seobra se ha impreso varias veces
mel typis mandatum est sub con este título: In feudorum con
hoc titulo In feudorum con suetudines &c. El referido Alber
suetudines Cathaloniae prin to reunió tambien en nueve artí
cipatus commentaria, seu in culos (los cuales estan á conti
consuetudines Cathaloniae nuacion en dicho tit. XXVII) to
inter dominos et vasallos, ac dos los casos; en los cuales, se
nonnullas alias, quae com gun los usáticos de Barcelona y
memorationcs Petri Alberti observancias de Cataluña, no es

(1) In Cathaloniae constitu (1) En el códice MSC. que he


tionum codice MSC. qui in re citado de las constituciones de Cata
gio Aragoniae scrinio num. 83, taluña , precede á las Recitaciones
I? caixa exstat, his conmemora de Pedro Alberto su segundo opús
tionibus praecedit altera ipsius culo de los casos & c., al reves de lo
Alberti compilatio, de qua sta que sucede en la version catalana de
tim loquemur. Utraque Alberti dichas constituciones. Ambas colec
compilatio adestin praedicto co ciones estan en el códice MSC. al
dice MSC., lib. X, fol. CVIII, fin del libro X (siendo asi que en la
quod non est mirandum, titulus version estan, segun queda dicho,
namgue de feudis, qui in Ca en el IV), lo cual no es de admirar,
thalaunica constitutionum ver porque én el título de los feu
sione est XXVII, lib. IV; in dos, que en la version es el XXVII
dicto MSC. codice estVII, lib.X del lib. IV, en el códice MSC. es el
ita, ut vere dicere possinus in VII del lib. X,de modo que podemos
librorum numero: non antem decir con razon que el citado códice
in titulorum dispositione, vel MSC. y la version catalana de las
materiarum ordine, hunc MSC. constituciones convienen en solo el
Es PAÑor. 235
Sae.XV. nuncupantur. Sed et alia
tá obligado áretornar la potestad sig. XV,
compilatio articulis novem usurpada del castillo de su feudo
constans ab ipso Alberto con al que la tenia, ó á su vasallo.
fecta est omnium casuum, in En cuanto á la autoridad de las
quibus non tenetur dominus recitaciones es indubitable que
secundium usàticos Barchino en Cataluña la tienen como leyes
nae, et observantias Cathalo inviolables, segun consta de una
niae reddere appulsam pote nota puesta á un códice MSC. de
statem de castro feudi suo cas las constituciones de Cataluña,
tlano, sive vasallo. Quoad señalado con el número 83, cai
commemorationum auctori ra (caja) Iº del archivo Real de
tatem indubitatum est eas, Aragon. Tanto en este códice co
velut leges irrefragabiles in mo en el de la version catalana,
Cathalonia haberi, uti ex ani se encuentran tambien 21 capí
madversione ipsi constitutio tulos repartidos en diversos títu
num MSC. codici apposita los y libros con el nombre de
codicem, atque cathalaunicam número de libros, pero discrepan en
constitutionum versionem con cuanto al orden de materias ó distri
venire. Ut de hujus propositio bucion de títulos, segun consta del
nis veritate nullatenus dubite siguiente paralelo de los del libro X.
tur, libri X titulos, prout in Igual demostracion podriamos hacer
praedicto codice MSC. exstant, de todos los demas libros.
cum vulgari constitutionum ver
sione conferre sufficiat.

Titols del libre deze. Explicit lib. IX, incipit lib. X.


I. De dret del fisc y de las suas I. De jure fisci, regaliisque ipsius.
regalias.
II. De moneda, valor y forma II. De bobatico et remissione ipsius.
de aquella.
III. De coronatges y maridatges. III. De monetatico, albergis, cenis,
et questus, ac legatis piis, et eo
TU}IIl 16IIllSSIOD6.

IV. De Bovatge y remissió de IV. Utrex expensas faciat, etemen


aquell. das hiis, quos ducit in exercitio
secum, et quòd non ducat vi ho
mines alienos.
V. De remissió de monedage, V. De hominibus propriis mansum
de senas, de albergas, "de tenentibus, sive bordam, et quod
questias y de lejas pias. jus habeant domini in ipsis, et
eorum bonis,
a36 de ECHO
- XV. apparet. Exstant etiam aliae Costumbres generales de Cata- s¡g. xv.
consuetudines , quae Catha- luña.
lonia generales vocantur , et
non secus ac usatici in diver
sos constitutionum collectio-
nis titulos ac libros divisae
reperiuntur.

LXXIX. LXXIX.

In Castella quum ab Ilde Como hubiesen sido en Casti


fonso XI frequentiores eva- lla mas frecuentes desde el tiem
sissent constitutiones, atque, po de don Alonso XI los estatutos
ordinamenta; imo nonnulla y ordenamientos, y continuasen
fora ab ipsis regibus etiam- todavía los mismos reyes en con
num concederentur, vel con- ceder á los pueblos, ó confirmar
firmarentur, altera legum col- nuevos fueros (i), se empezó á

VI. De remissid de quint. VI. Ne homines proprii se mutíen


in aliis locis , ut defendantur ad-
versus dominos contra homines
eorumdem.
VIL De remissid de bans , y VII. De feudis , et potestatibus , at
penas en corts. que emparis realibus.
VIII. De pau y trena (in cod. VIII. Deconfirmationibus,et apro-
MSC. exstat fol. CXXVII bationibus constitutionum.
post hunc librum).
IX. De prorogations y perpetua- IX. De prohenisis, et conclusioni-
tions de constitutions y capi- bus , ac íi. mis curiarum genera-
tols de corts. lium.

Animadversio.
Idem, quod de libro X, de cae- Isti sunt casus , in quibus non tene-
teris constitutionum catalau- tur dominus secundhm usaiicos &c.
nicarum libris dici poterat, si
MSCS. codices, cuín editis
conferantur.
(i) Don Alonso XI did en 22 de agosto de 1351 fuero particular
á Alcalá la Real. En 6 de octubre de 1344 á la villa de Cabra y su
jurisdiccion. Diále tambien á Ja villa de Badajoz, aunque de este no
han llegado á nosotros sino fragmentos. Mas adelante don Juan II le did
Es PAÑo L. 237
sae. XV, lectio desiderari coepit, quod echar de menos otra coleccion de sig. XV.
regni procuratores in comi- leyes, la cual pidieron que se
tis Matritensibus annorum formase á los reyes don Juan II
MCDXXXIII et MCDLVIII y Enrique IV los diputados de
à regibus Jaonne II et Hen- las cortes de Madrid por los años
rico IV petierunt, in quibus de 1433 y 1458, en las cuales se
ut fieret decretum est; non mandó hacer: mas sin embargo,
tamen ad ejecutionem deven- no se verificó esto hasta el tiempo
tum usque ad regum catho- de los reyes Católicos; pues en

á la villa de Antequera en 2o de febrero de 1448, el cual fue con


firmado y aumentadopor don Enrique IV. Ultimamente don Enrique
II le dió en 8 de diciembre de 1378 á la villa de Jumilla. En cuanto
á los ordenamientos, bajo el rey don Pedro se formó entre otros en las
cortes de 1351 un ordenamiento sobre labradores y menestrales, com
prensivo de 43 capítulos: bajo de don Enrique en las cortes de Burgos
de 1366 se formó un ordenamiento. En el siguiente año publicó el
rey en Toro otro ordenamiento dividido en 34 títulos, y es un arancel de
las cartas de privilegios. En las cortes de Toro de 1369 se formó otro
ordenamiento para la justicia de la casa real, comprensivo de 78 leyes;
y en el mismo año promulgó el rey otro en Burgos, tasando las cartas
de cancillería. Otro en las cortes de Medina de 137o. Ordenamiento
para los criados y clerecía hecho en las cortes de Toro de 1371. En
1373 ordenamiento de Toro que deshizo la moneda de los cruzados. En
1.374, ordenamiento comprensivo de 25 leyes para los oficiales de la
cancillería. En el mismo año otro sobre la saca de caballos. En las cor
tes de Burgos de 1377 ordenanzas contra los judios. Bajo de don Juan I
se formó un ordenamiento de leyes generales en las cortes de Burgos de
1379, Seria insuficiente cuando en las de Soria del año siguiente se pu
blicó otro. En las de Valladolid de 1385 otro. En las de Bribiesca de
1387 uno sobre la moneda blanca; y otro dividido en tres libros. Otro
en las de Burgos de 1388. En las de Segovia de 1389 otro de leyes
generales. En las de Guadalajara de 139o, uno de leyes generales, y
dos de particulares. En las de Madrid de 1391 bajo de Enrique III
se hicieron varios ordenamientos. Actas y ordenamientos de las cortes
de Madrid de 1393. En las de 1395 se publicó un ordanamiento sobre
el número de mulas y caballos que debian usar cada uno segun su
dignidad. Dos en Segovia y Madrid año de 1396. En las cortes de Tor
desillas de 14o1 se formó un ordenamiento de penas de cámara. En
las de Madrid de 1405 otro. En 1408, gobernando el infante don Fer
nando, en las cortes de Guadalajara se dió un ordenamiento para los
ciudadanos del soto del cabo de Argotar, en la diócesis de Lugo; y un
cuaderno de leyes para los moros, y otro para los judios. Habiendo con
238 / DERECHO
Sae. XV. licorum aetatem: tunc enim
tonces salió á luz hecho por el sig. xv.
opera jurisconsulti Ildephon jurisconsulto Alfonso de Mon
si à Montalvo (ipso nempe, talvo (el mismo que habia ya
qui prius varis glossis prae ilustrado conglosas el fuero real y
cedentes codices illustrave las leyes del estilo), otro ordena
rat), elaboratum prodit alte miento, llamado impropiamente
rum ordinamentum, quod real, siendo asi que no se hizo
improprie regium appellari por mandato de los reyes, ó si se
meruit, quum à regibus, ut hizo no fue confirmado por ellos.
illud conficeret, non fuerit Comprende esta coleccion muchas
jussus; aut, si vere jussus, leyes tomadas de los códigos que
suum opus regla auctoritatese habian publicado hasta enton
mon fuerit munitum; explu ces, y algunas dadas por los mis
ribus, que usque tunc tem mos reyesCatólicos.Se divide en
poris prodieramt , codicum
ocho libros, y estos en títulos
legibus, nec nom aliquibus subdivididos en leyes. Este orde

ferenciado largamente dicho infante con los principales vecinos de To


ledo, de acuerdo con los de su consejo, dispuso para aquella ciudad
un cuaderno de 71 leyes, que firmó alli en 9 de marzo de 1411. En
las de Cifuentes de 1412 se publicó un ordenamiento de leyes sobre
los judios. Bajo de don Juan II en las de Ocaña de 1422 otro. En Toro
á 8 de febrero de 1427 se publicó una pragmática relativa á la autori
dad de los códigos de leyes, renovando las de Alcalá de Henares de 1348,
y la de Bribiesca de 1387. Los códigos, segun alli consta, eran entonces
la Recopilacion de leyes de don Juan II, los fueros municipales (que no
son pocos), el ordenamiento de Alcalá, el fuero de alvedríos, ó fuero
viejo, con las leyes de Nájera y las 7 Partidas. A 2o de octubre de 1433
firmó el rey en Segovia las ordenanzas del consejo. En las cortes de Ma
drid de 1435 se publicó otro ordenamiento. En 1436 se formaron en
Guadalajara unas ordenanzas sobre los oficios de justicia, con solo
acuerdo de los del consejo privado del rey. En 1437 ordenanzas para
los contadores hechas en Valladolid : en las de Madrigal de 1439 se
publicaron tres ordenamientos. En las de Valladolid de 1442 varios. En
Madrid año de 1446 otro. En 1452 publicó el mismo rey un cua
derno de leyes que habia compuesto. Bajo de don Enrique IV en 1459,
se reformaron las ordenanzas del consejo Real, y se publicaron otras
para los contadores mayores. Finalmente en las cortes de Medina del
Campo de 1465 se celebró la concordia entre don Enrique IV y el
reino. ¿No podremos á vista de esta multitud de códigos, decir de la
jurisprudencia española lo que Eunapio habia dicho de la romana, «que
era carga para muchos camellos?”
Es PAÑo L.
239
sae.XV, abipsis catholicis regibus con namiento, aunque hecho por un sig. xv.
ditis constans, et in octo li particular, se grangeó sin embar-
bros, hique in titulos divisum.
go mucha autoridad, pues cuatro
Hujuscodicis, licet privati au veces se imprimió en tiempo de
ctoris, non parva auctoritas dichos reyes católicos, bien que
quater namgue sub dictis resiempre sin la confirmacion real,
gibus typis fuit mandatus, y fue ilustrado por otros juris
quin umquam ei adnectere consultos, á pesar de que carecia
tur regia confirmatio. Postea de muchas leyes, y tenia muchos
ab aliis jurisconsultis illustra errores, como veremos despues.
tus, quamvis multis legibus Y baste lo dicho acerca de la his
careret, multisque erroribus toria del derecho español desde
laboraret, uti postea videbi la irrupcion de los sarracenos
mus. Atque haec satis sunto hasta el tiempo de los reyes Cató
de juris hispani codicibus à licos.
sarracenorum irruptione us
que ad regum catholicarum
aetatem.

LXXX. LXXX.

Quamvis per matrimonium Aunque de resultas del matri


inter Ferdinandum et Eliesa monio contraido en el año de
beth Castellae atque Aragonia 1469 entre el rey don Fernando
regna in unum coaluerint; de Aragon y doña Isabel infanta
statim ac anno MCDLXXIV de Castilla, se hubiesen unido
Henricus IV, et Joannes II estas dos coronas, desde que mu
anno MCDLXXIX vixerunt, rieron Henrique IV rey de Cas
tamen usque ad Fhilippi V tilla en 1474, y don Juan II de
aetatem adhue tamquam duo Aragon en 1479, sin embargo,
diversa regna, habita sunt, hasta el reinado de Felipe V con
sive ad commercia, sive ad tinuaron considerándose estos dos
tributorum indictionem, sive
reinos como diversos ó separados,
adjustitiae administrationem,
ya respecto del comercio y de
legumque sanctionem atten la imposicion de tributos, ya para
damus quod etiam inter Cas la administracion de justicia
tellae, et Legionis, et Navar sancion de las leyes, lo cual habia
rae regna, nec non Vizcayae ocurrido tambien entre los rei
provincias acciderat, diuque nos de Leon y de Navarra, y aun
24o DER E CHIO
Sae. permansit. Hinc diversi le- en las provincias de Vizcaya res- Fin del
fin.
XVI gum codices, eorumque edi- pecto de Castilla, y subsistió por rinc.
tiones. Qua propter de unius- mucho tiempo (1). De aqui pro-delXVI.
cujusque Hispaniae regni, si vinieron los diversos códigos de
ve provinciae codicibus, eo leyes,y sus adiciones respecto de
rumque usque adhuc in His- cada provincia ó reino. De ellos
pania usu tractatum agere vamos á tratar desde los reyes
intendimus temporum ratio- Católicos hasta hoy, observando
nem, quoad nobis fieri possit, en cuanto nos sea posible, el or
SerWatuI1, den cronológico.

(1) Para que no se dude de esta proposicion oigamos á Capmani,


parte II, pag. 238. “ La política de aquellos tiempos, ya fuese por ti
midez, ya por desconfianza, no supo d no pudo unir los intereses de
todas las provincias para beneficiarlas, en cuanto lo permitiesen la dis
cordancia de sus costumbres y constitucion.” ce Los confines de uno y
otro reino estaban erizados de aduanas y portazgos que cortaban el
nudo político, el cual debia unir su comunicacion y tráfico interior.
En los puertos y costas de una corona las naves de la otra eran recibi
das y tratadas como las de una potencia estraña, ó por mejor decir ene
miga. ”. Llegó esta separacion á tal punto, que habiéndose prohibido en
Cataluña hácia el año de 1461, bajo del rey don Juan II (*), por en
vidia ó egoismo, c: que los aragoneses pudiesen obtener dignidad ó em
pleo alguno en Cataluña, y cargado de contribuciones las mercancías
aragonesas,” tuvieron los aragoneses que hacer otro tanto con los ca
talanes por derecho de represalia, segun se infiere del decreto que em
pieza: Por cuanto los catalanes, pag. 42, col. II, fori, qui modô non sunt
in usu. Y es tanto mas de estrañar esta oposicion de intereses entre las
provincias de un mismo reino, cuanto que habiéndose convocado cortes
generales de Aragon, Cataluña y Valencia en Monzon por Fernando el
Católico año de 151 o, y despues por el emperador Carlos V en 1528,
no supieron los diputados romper estas trabas, y solamente en las de
1547, segun el cap. XXI, tit. XXXVIII, lib. X, volúmen II de las
constituciones de Cataluña, los tres brazos representaron á S. M. el
impedimento que en la corona de Castilla se oponia á los catalanes,
valencianos y aragoneses, no permitiéndoles cargar en sus propias em
barcaciones granos algunos, ni mercaderías, en virtud de una pragmáti
ca que se interpretaba mal, por no reputar á los naturales de Cataluña
súbditos de Carlos V.

(*) Adviértese que este don Juan II no es el de Castilla, el cual habia ya muer
to entonces, ó sea en el año de 1454.
Es PAÑo L. 24I
LXXXI. LXXXI. Sig. XV
Sae. XV.

Quum in fororum Arago Empezando por Aragon, ha


niae collectione (de qua in biéndose omitido en la coleccion
thesi LXXVII loquuti sumus) de sus fueros, de que hablamos
multae leges fuissent praeter en la tésis LXXVII, muchas le
missae, quae, quoniam ab yes, las cuales porque se obser
immemoriali tempore serva vaban desde tiempo inmemorial,
tae, observantiae dicebantur, se llamaron observancias, resol
primüm à Ximenio Perez de vió formar de ellas una coleccion
Salamova; deinde à D. Marco en primer lugar Ximeno Perez
Diaz ab Aux, simul cum aliis de Salanova, y despues don Mar
jurisperitis, prout in comitis cos Diaz de Aux, ayudándole otros
civitate Turolii habitis anno jurisperitos, segun se mandó por
MCDXXXVII fuerat ordina las cortes tenidas en Teruel año
tum, in unum collectae sunt, de 1437. Efectivamente, se reu
in novem libros, hique in ti nieron dichas observancias en
tulos divissae, atue praedi una coleccion comprensiva de
ctae fororum collectioni ad nueve libros, y estos dividos en
ditae. Sed neque ita locuple títulos, la cual se añadió á la de
tata collectio in omnibus los fueros. Pero ni aun enrique

Aragoniae locis auctoritatem cida asi esta, logró ser aceptada


assequuta est, multa enim por todos los pueblos de Aragon,
specialibus gaudebant foris, pues muchos de ellos continuaron
ex quibusJoannes Pastor ju gobernándose por sus fueros par
risconsultus Valentinus aliam ticulares, de los cuales formó des
collectionem in quinque li pues el jurisconsulto Valenciano
bros divissan confecit anno Juan Pastor una coleccion divi
MDXXXI Valentiae editam. dida en cinco libros, la cual pu
Verüm in comitis Barbastri blicó en Valencia año 1531 con
anno MDCXXVI habitis ipsi este título: Suma de los fueros
populi, qui specialibus gau de las ciudades de Santa Maria
debant foris, omnem move de Albarracin y de Teruel, de
runt lapidem, ut caeterorum las comunidades de las aldeas
fora generalia eis concederen de dichas ciudades, y de la villa
turquod assequuti sunt. de Mosqueruelo y otras villas
convecinas: pero en las cortes de
Barbastro del año 1626, ambas
comunidades solicitaron que se
31
1DERECHIO

les agregara á los fueros genera- s. XV.


les de Aragon, lo cual se les con
cedió.

LXXXII.
LXXXII.
Statimacan. MCDLXXXVI Desde que en el año de 1486
à catolicis regibus in Gallae establecieron los reyes católicos
ciae regno peculiaris curia una audiencia en Galicia, se die
(vulgò audiencia) instructa ron para su gobierno varios de
fuit, varia ad ejus regimen cretos reales, especialmente por
prodiere regia decreta, prae Felipe II, de los cuales se forma
cipue verò su Philipho II re ron las constituciones ú ordenan
ge, ex quibus hujus senatus zas de esta audiencia, las cuales
constitutiones, seu ordinatio distribuyó en dos libros su fiscal
nes confectae, quas in duos don José Maldonado. Publicóse
libros digessit D. Josephus esta coleccion en la Coruña, año
Maldonatus fisci regii hujus de 1679, con este título: Orde
audientiae patronus. Edita manzas del reino de Galicia.
est haec collectio Brigantiae
anno MDCLXXIX.

LXXXIII. LXXXIII.

Idem dicendum est de cae Lo mismo debe decirse de las


teris praetoris, sive curiis, tam demas audiencias y tribunales es
ab ipsis catholicis regibus, tablecidos ó reformados ya por
quàmabeorum successoribus, los mismos reyes Católicos, ya
diversis temporibus institutis, por sus sucesores en diversos
vel instauratis, veluti Valli tiempos, como las chancillerías
soletana, Granatensi, supre de Valladolid y de Granada, el
mis Castellae, Navarrae, et supremo consejo de Castilla, el
Aragoniae senatibus, nec non Real de Navarra, el de Aragon,
estinguido por don Felipe V » las
Hispalensi, Asturiae, Baetu
riae, caeterarumque curia audiencias de Sevilla, Asturias,
rum, quae in Hispaniae re Estremadura y demas que se es
gnus constitutae sunt, earum tablecieron en los diversos reinos
enim umaquaeque, tamquam de España, pues dependiendo ca
à regum voluntate omnino da uno de la voluntad de los re
Es PAÑo L. 243
s. XV. dependens suas habuit ordi- yes, como soberanos, hubo de s. XV.
tener sus ordenanzas mas ó me
nationes, quas dixisse sufi
ciat. nos conformes á las de las demas.

LXXXIV. LXXXIV.

Novis etiam ordinationi Suministraron tambien mate


bus, vel saltem pristinarum ria para formar nuevas ordenan
correctionibus, et additioni zas acerca de la administracion
bus occasionem praebuerunt de justicia, ó á lo menos para
consulatus, quos in nonnullis corregir y añadir las antiguas (1),
Hispaniae provincis à saecu los tribunales de los consulados
lo XV usque ad XVIII reges establecidos por los reyes desde
instituerunt, perinde ac si el siglo XV hasta el XVIII en no
commercia exercentium lites pocas provincias de España, co
alis legibus, vel brevius ju mo si los pleitos de los comer
dicari deberent, quàmeorum, ciantes mereciesen ser juzgados
qui agros colunt, vel opificia mas sumariamente, ó por distin
mechanica exercent, quum tas leyes que los de los labradores
sine his commertium subsis y artistas, sin los cuales no pue
tere nequeat; et ( si sub hac de subsistir el comercio, y si no
forma lites celere, atque jus se oponen á la justicia los juicios
se decidi possunt)omnes His sumarios, del mismo beneficio
pani hoc beneficio gaudere deberán disfrutar todos los espa
debeant. ñoles (2)
(1 Léase la proposicion XLI.
(2) Pero se nos dirá: ¿y el comercio podrá ser activo si no tiene le
yes especiales que le protejan? Si el hecho arguyera derecho, muy fácil
nos seria responder á los entusiastas de esta proteccion , mas por egois
mo ó por rutina, que por razones. Los fenicios y demas naciones anti
guas, entre quienes tanto floreció el comercio, no necesitaron para esto
formar un código especial de leyes, ni hacer que los comerciantes fue
sen juzgados con diversas leyes que los demas individuos de su nacion.
La diferencia entre la buena y la mala ley en materias de economía po
lítica, consiste, segun Filangieri, en que la primera camina á sus fines
por medios indirectos, y la segunda por los directos. Asi la verdadera
proteccion de las tres fuentes de la riqueza pública, á saber, agricultu
ra , artes y comercio, consiste en que la ley se mezcle en esta cuanto
menos pueda, y deje hacer cuanto mas pueda. Se nos replicará todavía
que el comercio de las naciones antiguas no ha tenido tanta estension
244
. XV. LXXXV. LXXXV. S. XV,

Non solüm autem ad jus- Se encuentran en este siglo he


titiae administrationem, et chas ordenanzas, no solamente
lites dirimendas, verüm etiampara la administracion de justi
ad civitatum, imo et integra cia y la decision de los pleitos,
rum provinciarum regimen sino tambien para el gobierno po
politicum, in hoc saeculo or lítico de algunas ciudades, y
dinationes confectae appa aun de provincias enteras. Tales
rent. Vèluti ea, quae ad To son las ordenanzas de la ciudad
leti civitatem regendam VII de Toledo (1), comprensivas de
id mart. anno MCDXI ex se 71 leyes, ó mas bien decretos
ptuaginta et una legibus; vel dados en 9 de marzo de 1411,
potius decretis, ab infante por el infante don Fernando, á
Ferdinando regis Joannis II la sazon gobernador y tutor del
tutore editis conflata est, et rey don Juan II, y aumentadas
deinde anno MCDLV aucta despues en el año de 1455,
et in meliorem formam re reformadas ó divididas en 83 tí
dacta, sensim in octoginta et tulos. En cuanto á Navarra el
tres titulos divisa. Quoad Na año de 1563 se publicó en Ma
varram anno MDLXIII pro drid un tomo en fólio titulado
diit Matriti collectio Navar Ordenanzas de Navarra por Es
rae ordinationum. Quod ad tella (2). Respecto de Aragon las
Aragoniam attinet, Caesarau ordenanzas de Zaragoza impresas
gustae civitatis estatuta, an en el año de 1567, se reimpri
no MDLXVII typis mandata mieron en el de 1615 con este
sunt, quae postea anno título: Recopilacion de las orde
eomo el de las modernas, pues no conocieron la América, ni estuvie
ron en uso las letras de cambio &c. No hay duda en esto. Pero tampo
co la hay de que el comercio no está limitado á cierto número, ó cier
ta clase de personas, y por consiguiente no hay particular ni persona al
guna que no pueda girar letras, y hacer los mismos contratos que un
comerciante, supuesto que no se lo prohibe la ley. Luego ó este bene
ficio debe ser comun á todos los españoles, ó á ninguno. Léase la no
ta IV puesta á la proposicion LXII.
(1) "No se sabe, dice Barriel en el par. XXX, pag. 8o de su Infor
me sobre pesos y medidas, cuales fueron las ordenanzas mas antiguas
de Toledo, pero sí que en 14oo mandó su ayuntamiento formar una
nueva coleccion de ellas.
(2) Franquenó, par. X, secc. XI, pag. 27o.
año 1 1 1 , hasta la época i
h7»1
PE LOS MOROS.
ilos godos , se apoderaron los n
le otros, que regularmente se ai

dSliJ .-i
S. XV.

.
i
Es PAÑo1. 2 45
, XVI. MDCXV ibidem recussa sub manzas de Zaragoza (1). Del s. XVI.
hac inscriptione Recopila mismo modo don Juan de Silva,
cion de las ordenanzas de por mandato y autoridad de los
Zaragoza. Similiter ex legi reyes Católicos, formó una colec
bus, vel potius regum placicion de las ordenanzas que para
gobierno de la ciudad de Sevilla
tis, quae ad hispalensis civi
tatis regimen ab anno MDII habian establecido dichos reyes
usque ad annum MDXII fue desde el año 15o2 hasta el de
rant statuta, jussu et aucto 1512. Publicóse esta coleccion en
ritate catholicorum regum Salamanca año de 1527.
quamdam colectionem domi
nus Joannes à Silva confecit,
quae anno MDXXVII.

LXXXVI. LXXXVI.

Ad legum civilium codi Volviendo á tratar de los códi


ces redeundo gravissima, gos civiles, la multitud de nego
quibus catholicis reges oppri cios que ocupaban á los reyes Ca
mebantur negotia, multos tólicos, y la necesidad de refor
que abusus evertendi neces mar muchos abusos, especialmen
sitas, praesertim post annum te desde el año 1492, en que se
MCDXCII, quos sarracenos logró echar de España á los sar
ab Hispania expulerunt o racemos, fueron causa de que se
mnino, in causa fuere, ut cir estableciesen en varias cortes mu
ca justam publicum, quàm chas leyes pertenecientes ya al
privatum, multae varis in derecho público, ya al de los
comitis conderentur leges, particulares, las cuales se inclu
quae in diversis, licet parvis, yeron en diversos aunque peque
codicibus (vulgö cuadcrnos) ños códigos (llamados vulgar
inclusae, numquam vero in cuadernos); pero no ha
unum sistema redactae, diffi biendo sido formadas ni reduci

(1) En 1498 dió don Fernando el Católico nueva planta de gobier


no al regimiento político de Barcelona: Capmani, tom. II, pag. 157.
Las ordenanzas dadas para Mallorca comprenden desde el año 1344
hasta 1576, y las de Canaria, segun Cortina, pag. 1 o 3 , se dieron en
15 de enero de 1566. Su total conquista, segun Florez en su Clave his
torial, pag. 313, edicion de Madrid de 1817, fue por compra en el
año de 1395.
246 DERECHO
S. XVI .
ciliorem reddiderunt juris das todas á un sistema, sirvieron s. xvi.
prudentiam. Inter has pri solo para hacer mas complicado
mum obtiment locum centum
el estudio de la jurisprudencia.
atque viginti leges in comi Entre estos cuadernos obtienen
tiis, quae anno MCDLXXX el primer lugar las 12o leyes es
in Toleti civitate habita fue
tablecidas para la administracion
rant, ad justitiae administra justicia (1)en las cortes de To
tionem conditae. Huic acces de
ledo del año de 148o. A este de
sit summa auctoritas, quam fecto de nuestra legislacion se
non solum in academis, ve añadió otro, á saber; la escesiva
rum etiam in foris sibi vin
autoridad que se habia adquiri
dicavit jus civile romanum; do el derecho civil romano tanto
et abusus, qui iprepserat, en los tribunales como en las
perillud nostras leges inter universidades, y el abuso que ha
pretandi, his omnino COIl prevalecido de interpretar
bia
temtis adeo, ut vel ipsorum por este derecho nuestras leyes
jurisconsultorum sententiae con absoluto desprecio esta
de s, de
ipsis legibus praevalerent. In suerte que llegaron á anteponer
de ortum habuerunt tot
se á ellas las opiniones de los
quaestiones, praecipue circa
mismos jurisconsultos. De aqui
testamentorum solemnitatem, tuvieron origen tantas cuestiones
successionum, ordinem hae relativas, ya á las solemnidades
reditates, donationes &c. ad de los testamentos, ya las suc
á e
quarum decisionem opus fuit siones, herencias, donaciones &c.;
ut anno MDII comitia gene para cuya decision fue necesario
ralia ab ipsis catholicis regi que en el año 15o2 se convocasen
(2) En la coleccion de cortes del ilustrísimo señor don Jacobo de
Villarrutia hay una copia literal del cuaderno de leyes publicadas en
estas cortes, que está en la biblioteca de la Real academia de la histo
ria, y no tiene año ni lugar de impresion. Contiene 12o leyes. Hasta
la 32 inclusive vienen á ser unas ordenanzas del consejo. Las siguientes
tratan de los alcaldes, corregidores, audiencias , de las mancebas de los
clérigos, de los juegos de dados, naipes &c., de los gastos de palacio,
de la restitucion de los términos, de la revocacion de los oficios acre
centados, de la de las donaciones enriqueñas. De dichas leyes la CXI
manda, que mediante á estar unidos los reinos de Castilla, Leon y Ara
gon, se conceda (como se concedió pagando el diezmo al rey) el paso
de los ganados, bestias y demas mercaderías, escepto la moneda. Sin
embargo, por lo que dejo dicho en otra nota se puede conocer cuan po
co duró esta armonía entre los tres reinos.
rs PAÑo . 24.
s. XVI, bus Toleti indicerentur, in por los reyes Católicos en Toledo s. XVI.
quibus octoginta ac tres con cortes generales, en las cuales se
ditae leges, quae propter sü establecieron, acerca de dichos
bitam Ferdinandi absentiam, puntos 83 leyes, las que por la
et Elisabethimmaturam morrepéntina ausencia del rey, y pre
tem promulgatae non fue matura muerte de la reina doña
runt usque ad annum MDV, Isabel no fueron promulgadas
quo in comitis Taurinis ad hasta el año de 15o5, en que ha
fidelitatis juramentum prae biéndose juntado, segun dice la
standum, eligendumque, qui pragmática confirmatoria, los
pro ea in Castellae regno re procuradores de cortes en la
geret, indictis, sub Joannae ciudad de Toro para jurar por
reginae auspiciis publicatae reina á doña Juana, y elegir
sunt.Atgue hinc provenit ut quien gobernase en su nombre,
in veteri recopilatione leges obtuvieron de la reina que fue
Taurinae frecuentissime Fer sen publicadas y mandadas ob
dinando (qui ad Castellae re servar. De aqui proviene que en
gimen in praedictis comitis la Antigua Recopilacion se atri
fuerat electus) etJoannae re buyan estas leyes muchas veces á
gibus tribuantur. Sicut de ha doña Juana y á don Fernando,
rum legum auctoritate dubi que fue el gobernador elegido
tari nequit, quum anno por dichas cortes para los reinos
MDXI aliàs fuerint promul de Leon y Castilla. Asi como es
gatae;ita nec etiam de ea indubitable la autoridad de estas
rum iniquitate, atque obscu leyesincluidas en ambas recopi
ritate: verum tamen tam in laciones Antigua y Novísima, del
veterem, quàn in Novissi mismo modo lo es su iniquidad (1)
(1) Basta citar para ejemplos de iniquidad las leyes 27 y 46, de
las cuales la primera permite vincular indistintamente, destruyendo asi
la circulacion, como manifestó el señor Jovellanos en su ley agraria, y
la segunda, no solamente amplió la facultad de vineular á los bienes
raices, sino declaró tambien que las obras y mejoras hechas en los bienes
de mayorazgos se tuviesen igualmente por vineuladas. El doctor Palacios
Rubios, uno de los consejeros mas doctos que eoncurrieron á la forma
cion de estas leyes, no habia estado de acuerdo con los demas acerca de
la 46, y aun despues de promulgada no tuvo reparo en declamar abier
tamente contra ella, notándola de injusta y perjudicial, por lo cual es
peraba que se revocaria con el tiempo (*). En esto se engañó, dice Gua
("). Existis en multis aliis, dice Pa