Está en la página 1de 19

3. EL CLIMA (BLOQUE 3).

Elementos y factores
climáticos. Los principales tipos de climas, características y
distribución espacial.

1. Elementos y Factores climáticos

1.1. Los elementos climáticos y su distribución espacial.

Los elementos representan las propiedades de la atmósfera, cuya combinación


define las características climáticas. Destacan cinco como los más importantes: las
temperaturas, las precipitaciones, la humedad y la evaporación, la insolación y la
presión atmosférica y el viento.

Se modifican continuamente e indican cuáles son las condiciones específicas que tiene
el clima. Sirven para pronosticar el tiempo que va hacer en un momento determinado.
a) La temperatura

La temperatura es el grado de calor del aire. Se mide en grados centígrados y en los


mapas se representa mediante isotermas o líneas que unen los puntos con igual
temperatura. Dentro de la temperatura existen algunos valores importantes:

 La amplitud térmica es la diferencia entre la temperatura más alta y más baja


del día, mes o año.

 La temperatura media anual es la suma de la temperatura mensual del año divida por el
número de meses.

 La influencia de las estaciones. Al estar situada España en el hemisferio norte, los veranos
serán siempre mucho más calurosos que los inviernos. Y la primavera y el otoño serán épocas
del año de tiempo agradable y lluvias variables.

 La época fría. Se denomina época fría a los meses cuyo valor de temperaturas no sobrepasa la
media de seis grados centígrados y cuyas precipitaciones pueden ser en forma de nieve o
helada.
b) Las precipitaciones

Es el agua en estado líquido o sólido que cae a la Tierra procedente de las nubes que
existen en la atmósfera. NO debe confundirse con la pluviosidad que es la cantidad de
agua que cae en un determinado lugar. Dentro de las precipitaciones se distinguen:

 La cantidad total anual. Suma de todas las precipitaciones que caen en un determinado lugar
a lo largo del año. Se mide con el pluviómetro mediante litros por metro cuadrado. Las líneas
que miden igual número de precipitaciones en un mapa climático reciben el nombre de
isoyetas.

 La regularidad o irregularidad. Son la distribución mensual y anual de las precipitaciones y su


reparto por estaciones. En España, las estaciones más lluviosas suelen ser la primavera y sobre
todo el otoño, mientras que en invierno acostumbra a llover un poco menos y en verano muy
poco o casi nada.

 Tipo de precipitaciones. España se producen en forma de agua de lluvia, sin embargo, en las
zonas elevadas y cuando penetra una ola de frío en la Meseta pueden producirse en forma de
nieve.

 La época seca. Se denomina así al período en que el doble del valor de las temperaturas,
supera el valor de las precipitaciones. Generalmente hablamos de época seca en la Meseta y
sur peninsular. El norte permanece húmedo todo el año.
c) La humedad del aire y la evaporación del agua

La Humedad es la cantidad de agua que existe en la atmósfera, procedente de la


evaporación. Dentro de ella se pueden estudiar distintos fenómenos:

 La humedad relativa. Es el porcentaje de vapor de agua que contiene el aire. La


humedad disminuye cuando aumenta la temperatura, por lo que es mínima en
verano y máxima en invierno.

 La niebla. Es la condensación de la humedad del aire en la parte inferior de la atmósfera. Se


produce por el enfriamiento de la atmósfera cuando la tierra aún conserva un alto grado de
calor.

 Las calimas. Son brumas secas que tienen lugar durante el verano en las capas
más bajas de la atmósfera debido al calentamiento del suelo.

La evaporación es el proceso por el cual el agua se transforma en vapor a temperatura


ambiente. La evaporación es mayor en verano y en las horas centrales del día dando
lugar a dos tipos de consecuencias:

 La evapotranspiración es la pérdida de humedad de la superficie


terrestre.

 La aridez es la insuficiencia de agua en el suelo y en la atmósfera.

La nubosidad es el estado de la atmósfera en el que el cielo aparece cubierto de nubes


en mayor o menor grado. En España, el área con mayor nubosidad es la cornisa
cantábrica mientras que en el Sur se registran el mayor número de días despejados.

d) La presión atmosférica y la insolación

La presión atmosférica varía en función del aire que exista en la atmósfera en un momento
determinado. Existen dos tipos:

 Las altas presiones o anticiclones: son los centros de acción que supera los
1013 milibares en el barómetro. Resultan más frecuentes en verano. Se
representan en los mapas del tiempo con la letra A. Dan lugar a un tiempo
estable y seco y el foco más importante que afecta a España es el anticiclón de
las Azores.
 Las bajas presiones o ciclones: son los centros de acción cuyo valor es inferior a
1013 milibares. Se suelen dar en los meses de primavera y otoño lo que
provoca continuos cambios de temperaturas y precipitaciones. Llamadas
popularmente como borrascas, se representan en el mapa del tiempo con la
letra B. En España, su aparición se debe cuando dos masas de aire de distinto
peso chocan dando lugar a la aparición de los vientos.
La insolación es la cantidad de radiación solar recibida por la superficie terrestre. En
el Hemisferio Norte es máxima en verano y mínima en invierno. Se mide en días o en
horas de sol al año.

1.2. Los factores climáticos.

Los factores son aquellos rasgos del clima que no cambian con el paso del tiempo y
permanecen estables a muy largo plazo. Los factores pueden ser geográficos y
atmosféricos o termodinámicos.

1.2.1 Los factores geográficos

 La latitud. España se sitúa en la parte templada del Hemisferio norte lo que


determina la existencia de dos estaciones bien marcadas, verano e invierno
separados por dos de transición, primavera y otoño.

 La situación de la Península, entre dos grandes masas de agua de


características distintas térmicas distintas (océano Atlántico y el mar
Mediterráneo) la convierten en lugar de encuentro de masas de aire de
propiedades distintas.

 La influencia del mar es escasa debido a su gran anchura, sus costas poco
recortadas y los relieves paralelos a la costa.

 Las grandes unidades del relieve hacen que los vientos marinos
procedentes del océano, cargados de humedad, choquen con su elevada
altitud y descarguen el agua que portan las nubes.
1.2.2 Factores termodinámicos

Son los responsables de la circulación atmosférica o sucesión de masas


de aire, que determina los distintos tipos de tiempo atmosférico y de
clima.

 La circulación en altura: la corriente en chorro

Se trata de un flujo considerable de aire que se mueve constantemente a una


velocidad de unos 300 – 400 km por hora a algo más de diez kilómetros de
altura sobre la superficie de la Tierra. Esta corriente posee una dirección Este –
Oeste.

La “corriente en chorro” es un factor climático fundamental, pues dependiendo


de cuál sea su movimiento traerá a la Península vientos fríos procedentes de
zonas polares o cálidos procedentes de áreas tropicales.

 La circulación en superficie:

o Los centros de acción


Diferentes condiciones que presenta la presión atmosférica medida en
milibares. La presión es el peso del aire ejercido sobre un determinado
punto de la Tierra. Se mide con el barómetro y las líneas de puntos que
miden las zonas de igual presión se denominan “isobaras”. Existen dos
tipos: las altas presiones o anticiclón y las bajas presiones o ciclón.

o Las masas de aire.

Son porciones de aire con unas características concretas de


temperatura, humedad y presión. Las dos más importantes son: las
masas de aire frío polar procedentes del Norte que dan origen a un
tiempo frío y húmedo y las masas de aire cálido tropical, procedentes
del Sur que dan lugar a un tiempo seco y cálido.

o Los Frentes.

Zona de contacto entre una masa de aire frío y otra de aire caliente.
Según predomine uno u otro, hablaremos de frentes fríos y de frentes
cálidos. Los frentes fríos de origen polar proceden del norte de Europa, y
dan lugar a tiempo frío. Los frentes cálidos de origen tropical proceden
del norte de África dan lugar a un tiempo cálido.
2. Tipos de clima en España
2.1 El clima atlántico u oceánico

Tiene unas temperaturas suaves entre los 10º y 14ºC. Sus inviernos son moderados
pueden ser algo más frio en las zonas del interior con unos veranos también
templados, en los que rara vez superan los 20 ºC de temperatura media.

Poca amplitud térmica en torno a los 10 ºC, debido a la influencia del mar.

Precipitaciones abundantes y equitativas a lo largo del año, aunque son mayoritarias


en invierno y más escasas en verano, pero rara vez hay una época seca. Son
precipitaciones en forma de agua excepto en las zonas interiores o altas que son con
forma de nieve. El volumen total de precipitaciones oscila entre los 700 y los 1400 mm.

Este clima favorece los bosques de especies caducifolias y los suelos suelen ser fértiles.
Sus ríos son regulares y es un clima muy favorable para las personas que viven en él.

Su localización se encuentra en la zona de la cornisa Cantábrica y la región de Galicia,


norte de Portugal y algunas zonas del Pirineo occidental.
2.2 El clima mediterráneo

El área de clima mediterráneo es la más extensa de España. Debido a la amplia


superficie que aborda, existen tres subdivisiones climáticas:

2.2.1 Clima mediterráneo de interior o continental

Se localiza en el interior peninsular, concretamente en la Meseta de las dos Castillas,


Extremadura y el Valle del Ebro.

Amplitud térmica muy elevada (17– 20 ºC) debido a la escasa influencia y alejamiento
del mar. Inviernos bastantes fríos (4 – 5 ºC) y veranos muy calurosos (23 – 24 ºC).

Precipitaciones suelen ser escasas, entre los 300 y 500 mm. Anuales, sobre todo en
primavera y otoño. En verano son casi inexistentes.

La vegetación se caracteriza por su tendencia a la aridez y suelos no muy fértiles salvo


las zonas próximas a los valles fluviales del Duero y el Ebro. Sus ríos poseen un régimen
muy irregular con fuerte crecidas en otoño e invierno y estiaje en verano.

Este clima no es muy favorable para la presencia humana por eso el interior de la
Península ha ido perdiendo población. Dentro de este clima hay algunas variables
como se aprecian en los climogramas de Toledo, con veranos cálidos o Molina de
Aragón con inviernos muy fríos.
2.2.2 Clima mediterráneo periférico o general

La temperatura media oscila entre los 17 y 20 ºC. La amplitud térmica está entre los 14
y 17 º C. Esto se debe a la suavidad de los inviernos por la influencia del mar. Los
veranos son calurosos entre 23º – 25 ºC.

Las precipitaciones no son muy abundantes 600 – 800 mm. Las precipitaciones suelen
ser muy irregulares. Pueden darse inundaciones provocadas por la descarga de una
abundante precipitación, fenómeno que está relacionado con la denominada “gota
fría”.

La vegetación típica es el bosque perennifolio cuyas especies más características son el


alcornoque, la encina y los pinares. Sus suelos son relativamente fértiles destacando la
terra rossa o arcilla, Los ríos suelen tener un caudal bajo y su clima ha sido favorable
desde las primeras civilizaciones de la Historia.

En España este clima lo localizamos en las islas Baleares, Cataluña, Comunidad


Valenciana, Murcia, la mayor parte de Andalucía y Ceuta y Melilla.
2.2.3 Clima mediterráneo semiárido

Se caracteriza por una acusa


aridez.

Debido a la influencia del


desierto del Sáhara la época
seca puede durar hasta seis
meses y se concentra entre
finales de primavera y
durante todo el verano. El lugar
más seco de la Península se
encuentra en el cabo de Gata, en
Almería.

Las precipitaciones
oscilan entre 200 y 400 mm. Los
ríos son poco caudalosos, y
permanecen durante buena
parte del año seco, son las
denominadas ramblas. Pero
cuando las lluvias caen en
torrente, los ríos tienden a
desbordarse y provocar
inundaciones catastróficas.

En cuanto su vegetación, las


plantas necesitan
adaptarse a la aridez, recibiendo
el nombre de plantas xerófilas.

El clima mediterráneo semiárido lo situamos en la franja sudeste peninsular de


Granada, Almería y Murcia.
2.3. El clima subtropical árido de las islas Canarias

Las islas Canarias presentan una serie de particularidades derivadas de su localización,


muy cerca del trópico de Cáncer una de las zonas más cálidas y áridas del Planeta. Pero
además, se encuentran rodeadas de una enorme masa de agua, el océano Atlántico,
que suaviza sus temperaturas y favorece una mayor precipitación.

El clima canario posee singularidades que lo hacen único en el mundo. Esto se refleja
en su flora con un gran número de especies endémicas que sólo se dan en ese lugar del
planeta.

En cuanto las temperaturas son calurosas, en torno los 20 ºC, con una amplitud
térmica baja, 6º – 7 ºC. La existencia de los vientos alisios contrasta el calor tropical
con el refrescamiento de las zonas costeras.

Las precipitaciones son escasas en ningún caso superan los 200 – 300 mm. anuales.

Los ríos son prácticamente inexistentes a consecuencia de la aridez y la escasa


superficie en la que se recogen las aguas.

Se trata de un clima agradable y bastante favorable para los seres humanos, lo que se
comprueba por la existencia de un turismo numeroso.
2.4 El clima frío de alta
montaña

Se localiza
en los

territorios más elevados a partir de 2000 – 2500 metros de altitud, es decir, en los
Pirineos, Sistema central e Ibérico y las Béticas.

Su

característica principal es la existencia de unas temperaturas más bajas que las del
resto del territorio. La temperatura desciende un grado cada 160 metros de altitud. Su
temperatura media anual es bastante baja (3 – 4 ºC) en invierno y veranos en torno a
(8 – 10 ºC) y una amplitud térmica de 14 – 16 ºC.

Las precipitaciones están siempre en función del lugar donde se ubiquen las montañas,
lo cual encontraremos lugares como los Pirineos con 1000 litros anuales u otros como
Sierra Nevada donde son bastante escasas.

Sus ríos son inexistentes y únicamente aparecen en el período de deshielo. Su


vegetación se escalona en pisos dependiendo de la altitud y dependiendo de los
vientos e insolación. Este tipo de clima es más o menos hostil para el ser humano.