Está en la página 1de 2

ANALISIS DE LA VULNERABILIDAD DEL DERECHO A LA ALIMENTACION

DESDE LAS DIRECTRICES DE VOLUNTARIAS.

Elaborado por: Adelina Restrepo, Daniel Bernal


En el documental La isla de las Flores, se puede evidenciar de qué forma las 4
dimensiones de la SAN se correlacionan en todos sus niveles con el sistema
agroalimentario, y como la SAN y el Derecho humano a la alimentación se ven
afectados ya sea de manera positiva o negativa; lo anterior siendo predeterminado
por determinantes sociales y estructurales que condicionan a las personas y a las
sociedades en término de su alimentación y nutrición.
Respecto a las directrices para la garantía del derecho a la alimentación,
puntualmente en la Isla de las flores se evidencia una vulneración profunda de los
derechos humanos y de la dignidad humana. Al mismo tiempo, pareciera que no
existe una gestión pública en sistemas democráticos de participación, para que
más allá del estado asegurar las libertades de la población, poder garantizar las
capacidades de la población y hacer vinculantes y universal los derechos.
De acuerdo a la directriz 3 se debería gestionar recursos y formular políticas
estructurales que incluyan estrategias integrales que permitan la reducción de la
pobreza a través de un abordaje multidimensional del problema alimentario
presente en la Isla de Las Flores. Este abordaje multidimensional se logra a través
del fortalecimiento de las capacidades que permitan un trabajo digno, calidad de la
educación, calidad de los servicios de salud, acceso a los alimentos y agua
potable, así como a condiciones sanitarias adecuadas que permitan el logro de un
desarrollo integral, equitativo y justo para los habitantes de la Isla de las Flores, y
de todos los demás actores presentes en el documental como los productores,
consumidores, intermediarios entre otros.
Como resultado de estrategias integrales también es necesario fortalecer los
sistemas de mercados agroalimentarios locales, favoreciendo el mercado justo y la
sostenibilidad ambiental y alimentaria. De esta forma se logra una mejor
disponibilidad, acceso, consumo y aprovechamiento biológico de los alimentos.
De manera articulada a los cambios estructurales que se pudiesen realizar en la
isla de flores, se debe partir de un contexto macro nacional , regional y local que
permita mediante un acto legislativo, por ejemplo, una reforma agraria, el poder
brindar la oportunidad de generar transformaciones sociales que garanticen el
derecho a la alimentación vinculando otros derechos como el derecho al agua
potable, a la tierra para cultivar, al trabajo digno, y al acceso a los servicios
públicos, enmarcados en un contexto de la búsqueda de sostenibilidad . Al mismo
tiempo lograr que dichas transformaciones sociales puedan dan lugar a la dignidad
humana y alimentaria.
Para garantizar el derecho humano a la alimentación, teniendo en cuenta la
directriz 10, es necesario generar estrategias integrales que garanticen el
consumo de alimentos inocuos, y saludables por parte de los habitantes de la Isla
de las flores, y que a su vez dichas estrategias respondan a las creencias,
costumbres, y tradiciones alimentarias. Así mismo para la garantía de la SAN y el
derecho humano a la alimentación, es fundamental el apoyo a las poblaciones que
son más vulnerables a la pobreza y desnutrición a través de estrategias que
favorezcan, por un lado, la lactancia materna, alimentación complementaria, y al
mismo tiempo incidan en los determinantes estructurales de la SAN como la
vivienda, el acceso a recursos públicos, oportunidades de empleo digno, entornos
ambientales saludables.