Está en la página 1de 21

“Año del centenario de Machu Picchu para el Mundo”

Titulo
“CONTROL PRENATAL”

ESCUELA : Obstetricia

FACULTAD: Ciencias de la Salud

CICLO : II

PROFESOR: Alexander Marcelo

CURSO : Obstetricia Comunitaria

INTEGRANTES:

 Saavedra Chávez, Andrea Angeline


 Ruiz Ochoa Diana
 Purizaca Flores, Celeste
 Hidalgo Habad, Zoira

Marzo 2011
INTRODUCCION

Al hablar de control prenatal, hay que tener primero el concepto claro de salud
reproductiva, que es el estado completo de bienestar físico y mental y social y no
solamente la ausencia de las enfermedades o dolencias en todos los aspectos
relacionados con el sistema reproductivo, sus funciones y procesos.

Cada día cobra más importancia en el campo de la obstetricia la vigilancia de la mujer


durante el desarrollo del embarazo.

La medicina preventiva es la más efectiva a la que podemos aspirar y esto hace


importante la vigilancia prenatal, ya que su función primordial es evitar que la gestación
abandone los límites fisiológicos o bien, que al suceder esto, sean detectadas las
alteraciones en sus fases iniciales para ofrecer tempranamente el tratamiento adecuado y
con ello obtener madres y productos más sanos y abatir las tasas de mortalidad materna
y perinatal. 

Para lograr lo anterior se tiene que tener instrumentos que cumplan las características de
ser fácilmente entendibles y que se adapten a los diferentes niveles de atención y
complejidad, es aquí cuando hablamos de la consulta preconcepcional y el control
prenatal, para lograr una maternidad y nacimiento seguros.

Sin embargo, en especial en nuestro país aun son muchas las madres que no son
atendidas por personal médico en ningún momento de la gestación y mucho menos aún,
las que teniendo complicaciones o problemas específicos, reciben la atención
especializada que requieren. 

En los últimos años se han logrado grandes adelantos en estudio de la fisiología materna
y fetal, de la unidad funcional feto – placentaria y en el diagnóstico, fisiopatogenia y
tratamientos propios del embarazo como son la isoinmunización materno fetal y la
toxemia gravídica; también hay avances importantes en el control de la mujer con
padecimientos concomitantes que afectan o son afectados en su evolución, en relación
con el embarazo, como son la diabetes, la hipertensión arterial, nefropatías, etc. Estos
avances han permitido, aplicados en la atención prenatal madre y productos en buenas
condiciones en aquellos casos en que hace tan solo algunos años se veía morir a la
madre o hijo irremediablemente.

En la actualidad, el concepto de cuidados prenatales abarca la evaluación de riesgos,


atención médica, servicios sociales, orientación nutricional y general a la paciente, y
apoyo psicológico; para muchas mujeres, todo ello comienza antes de la concepción.

Este trabajo, ha sido realizado con la finalidad de conocer y aplicar estos conocimientos
en nuestra profesión.
Dedicatoria:

A mis Padres, por el apoyo constante en el desarrollo de mi


carrera
INDICE

Contraportada
Dedicatoria.
Índice.
Introducción.

CAPÍTULO I.
CONTROL PRENATAL

1.1. DEFINICIÓN
1.2. OBJETIVOS
1.3. CARACTERÍSTICAS

CAPÍTULO II.
ACTIVIDADES ECONÓMICAS

2.1. IDENTIFICACIÓN Y CONTROL DEL FACTOR DE RIESGO


2.1.1. DEMOGRAFÍA
2.1.2. OBSTETRICIA

2. 5 PAITA: PESCA Y AGRICULTURA

2. 6. PAITA CIUDAD BIOCEÁNICA

2. 7 CINCO REGIONES BENEFICIADAS

2.8 CORREDOR BENEFICIARA EJE ECONÓMICO: TUMBES-PAITA-


LAMBAYEQUE

2.9. EL CORREDOR BIOCEANICO PAITA-BELEM

2.10. SÍNTESIS HISTÓRICA DEL CORREDOR BIOCEANICO

2.11. TRABAJO HIDROBIOLÓGICO

2.12. SATISFACCIÖN DE NECESIDADES BÄSICAS

ANEXOS.
BIBLIOGRAFÍA.
CAPÍTULO I

CONTROL PRENATAL

1.1. DEFINICIÓN DE CONTROL PRENATAL

Es el conjunto de actividades de promoción, prevención, diagnostico y


tratamiento planificadas con el fin de lograr una adecuada gestación, que permita
que el parto y el nacimiento ocurran en optimas condiciones sin secuelas físicas
o síquicas para la medre, el recién nacido o la familia.

Control prenatal es el conjunto de acciones y procedimientos sistemáticos y


periódicos, destinados a la prevención, diagnóstico y tratamiento de los factores
que puedan condicionar morbimortalidad materna y perinatal.

Mediante el control prenatal, podemos vigilar la evolución del embarazo y


preparar a la madre para el parto y la crianza de su hijo. De esa forma, se podrá
controlar el momento de mayor morbimortalidad en la vida del ser humano,
como es el período perinatal y la principal causa de muerte de la mujer joven
como es la mortalidad materna.

El control prenatal debe ser eficaz y eficiente. Esto significa que la cobertura
deber ser máxima (sobre el 90% de la población obstétrica) y que el equipo de
salud entienda la importancia de su labor.
Aproximadamente el 70% de la población obstétrica no tiene factores de riesgo,
su control es simple, y no requiere de infraestructura de alto costo.

El equipamiento básico consiste en un lugar físico con iluminación y


climatización adecuada, camilla o mesa ginecológica, esfigmomanómetro,
balanza con cartabón, huinchas de medir flexibles, estetoscopio de Pinard,
guantes de examen ginecológico, espéculos vaginales, sistema de registro clínico
(carné prenatal) y equipo humano de salud.

1.2. OBJETIVOS:
a) Promover hábitos de vida saludable, factores protectores a las gestantes y sus
familias.
b) Vigilar el proceso de la gestación para prevenir y controlar oportunamente los
factores de riesgo biológicos psicológicos y sociales.
c) Detectar tempranamente las complicaciones del embarazo y orientar el
tratamiento adecuado de los mismos.
d) Ofrecer educación a la pareja que permita una interrelación adecuada entre los
padres e hijos mucho antes de que nazcan éstos.
1.3 CARACTERÍSTICAS

El control prenatal debe ser:

1.3.1 Precoz
Debe iniciarse en el primer trimestre del embarazo, en cuanto se haya
diagnosticado el embarazo para establecer fehacientemente edad gestacional,
posibilitar acciones de prevención y promoción de la salud y detectar factores de
riesgo.

1.3.2. . Periódico

La frecuencia dependerá del nivel de riesgo médico, social y psicológico.


- Hasta las 28 semanas de gestación: mensuales
- Desde las 28 semanas hasta las 36 semanas de gestación: quincenales
- A partir de las 36 semanas hasta el parto: semanales

En un embarazo de alto riesgo los controles deben ser con menos intervalo de


tiempo entre cada control, siguiendo el criterio del médico.

1.3.3. Completo

Las consultas prenatales deben ser completas en contenidos de evaluación del


estado general de la mujer, de la evolución del embarazo y de los control es e
intervenciones requeridos según edad gestacional.
- Examen general de la gestante.
- Examen y evaluación del embarazo y crecimiento del producto.
- Atención  nutricional: Aporte de Fierro, otros oligoelementos y vitaminas
- Atención  odontológica.
- Atención   sobre inmunizaciones: Rubeóla, Tétanos, Varicela, etc.
- Atención   en su salud mental.
- Atención social y visitas domiciliarias, si es que lo necesita.
- Educación para la salud, y sobre todo acerca de los factores relacionados con
el embarazo.

1.3.4. . Debe ofrecer amplia cobertura

Se debe promover el control prenatal a la mayor cantidad de población posible en


base a programas educacionales, garantizando la igualdad, accesibilidad y gratuidad
de la atención

1.4. Actividades durante el control prenatal

1.4.1. Primera consulta: Se realiza en el consultorio de admisión y orientación.


- Realizar la confirmación del embarazo.
- Confección de la Historia Clínica Perinatal.
- Anamnesis y examen físico.
- Realizar el enfoque de riesgo para determinar estudios ulteriores y la urgencia
en la toma de conducta y/o en la frecuencia de los controles
- Examen clínico general.
- Peso y talla. Peso previo al embarazo.
- Pulso y presión arterial.
- Examen toco ginecológico.
- Semanas de amenorrea.
- Presencia de sintomatología urinaria.
- Presencia de edemas y/o várices.
- Examen genital.
- Altura uterina y percentil o de la misma.
- Movimientos fetales.
- Situación y presentación.
- Auscultación de FCF.
- Examen mamario

1.4.2. Exámenes complementarios de rutina


- Grupo sanguíneo y factor Rh.
- Hemograma completo.
- Glucemia basal.
- Detección de intolerancia a los hidratos de carbono.P 50 en poblaciones de
riesgo a las 24 semanas de gestación
- Urea.
- Urocultivo.
- VDRL,Chagas,Toxoplasmosis,HIVy HepatitisB.
- Ecografía

1.4.3 Interconsultas complementarias


- Consultorio Odontológico.
- Consultorio de Patología Cervical.
- Consultorio de Patología Mamaria.
- Consultorio de Cardiología.
- Interconsulta a la especialidad que corresponda de acuerdo a cada caso en
particular.

En las consultas ulteriores, teniendo como base el esquema de frecuencias de


controles prenatales, se realizarán las determinaciones, intervenciones e
indicaciones que sean necesarias según la evolución del embarazo. Básicamente
en cada control prenatal se determinará:
- Evaluación de riesgo.
- Pulso y presión arterial.
- Semanas de amenorrea.
- Presencia de sintomatología urinaria.
- Presencia de edemas y/o varices.
- Altura uterina y percentil o de la misma.
- Movimientos fetales.
- Situación y presentación.
- Auscultación de FCF.
- Examen mamario.

CAPITULO III

CONSULTA DE PRIMER VEZ POR MEDICO GENERAL


Esta tiene como objetivo principal, hacer una completa evaluación del estado de
la salud y los factores de riesgo de la gestante y determinar el plan de controles
posteriores, para ello es necesario realizar las siguientes actividades:

2.1. ELABORACIÓN DE LA HISTORIA CLÍNICA

Debe ser completa, se debe incluir una identificación completa de la paciente,


una anamnesis amplia de los antecedentes médicos, quirúrgicos, ginecológicos y
obstétricos, familiares y sicosociales, una organizada revisión por sistema, se
debe hacer un enfoque especial en el cálculo de la edad gestacional,
considerando la fecha de la ultima menstruación, su confiabilidad para ser
correlacionada con la altura uterina y los hallazgos ecográficos.

2.2 IDENTIFICACIÓN Y CONTROL DE FACTORES DE RIESGOS

Durante la anamnesis se debe interrogar a la paciente para detectar


posibles factores de riesgo, con el fin de abolir aquellos que se puedan
abolir y modificar y controlar aquellos que lo permitan. Algunos son:

a) Demográficos: edad menor de 17 años o mayor de 35 años.

b) Obstétricos: abortos, embarazos ectópicos, mortinatos muerte


neonatal, bajo peso al nacer, macrostomia, malformaciones, retardo
mental, periodo intergenésico corto, Nuliparidad, multiparidad, partos
intervenidos y cirugías.

c) Médicos: hipertensión arterial crónica, pre eclampsia, eclampsia,


diabetes pregestacional y gestacional cardiopatías, nefropatías, iso
inmunizaciones, obesidad, desnutrición, infecciones de transmisión
sexual.

d) Socioculturales: baja escolaridad, bajo nivel socioeconómico, madre


soltera, promiscuidad.

e) Ambientales: malos hábitos, alcoholismo y drogadicción.

2.3 EXAMEN FÍSICO

Es importante realizar un exhaustivo examen físico, este debe incluir medidas


antropométricas, como estatura y el peso para definir el índice de masa corporal,
para establecer el riesgo nutricional que tiene la paciente; deben tomarse muy
bien los signos vitales, en especial la presión arterial, la cual deberá ser tomada
en la gestante en el brazo derecho en posición sentada después de 10 minutos de
reposo. Posteriormente se realiza un examen por sistemas, características de los
genitales externos, la especulo copia y el tacto genital, para la palpación del
útero y anexos. En caso de un ingreso tardío al control prenatal se debe realizar
una valoración obstétrica que incluya medición de la altura uterina, determinar la
situación presentación FCF y detectar los movimientos fetales.

2.4. DIAGNOSTICO DE EDAD GESTACIONAL

Los elementos clínicos que se utilizan para el cálculo de la edad gestacional, son
el tiempo de amenorrea a partir del primer día de la última menstruación y el
tamaño uterino. Para que estos elementos tengan importancia en su utilidad
práctica, el control prenatal debe ser precoz, para evitar el olvido de información
por parte de la embarazada, y, porque la relación volumen uterino/edad
gestacional es adecuada, siempre que el examen obstétrico se efectúe antes del
quinto mes.

En niveles de atención prenatal de baja complejidad, y con embarazadas de bajo


riesgo, los elementos clínicos enunciados pueden ser suficientes para fijar la
edad gestacional y proceder en consecuencia. Idealmente, si se cuenta con el
recurso ultrasonográfico, se debe practicar ese procedimiento para certificar la
edad gestacional, teniendo en cuenta que su efectividad diagnóstica es máxima
antes del quinto mes (error 7 días) y deficiente a partir del sexto mes (error 21
días).

Es necesario enfatizar que el diagnóstico de edad gestacional debe ser


establecido a más tardar al segundo control prenatal, debido a que todas las
acciones posteriores se realizan en relación a dicho diagnóstico. El
desconocimiento de la edad gestacional constituye por sí mismo un factor de
riesgo. La magnitud del riesgo estará dada por la prevalencia de partos
prematuros, embarazos prolongados y retardo del crecimiento intrauterino en la
población obstétrica bajo control.
2.4. DIAGNOSTICO DE LA CONDICION FETAL

Los elementos clínicos que permiten evaluar la condición fetal son:

- latidos cardíacos fetales


- movimientos fetales
- tamaño uterino
- estimación clínica del peso fetal
- estimación clínica del volumen de líquido amniótico

Es necesario enfatizar que la alteración de alguno de estos parámetros no


constituye por sí solo una justificación para decidir la interrupción del embarazo,
sino que deben efectuarse una serie de procedimientos diagnósticos los que en
conjunto con el conocimiento de la edad gestacional del feto, permitirán, una
adecuada decisión obstétrica.

A - Latidos cardíacos fetales. Los LCF son auscultables con


estetoscopio de Pinard desde el quinto mes de embarazo ( 20 semanas). Con
equipos portátiles de ultrasonido pueden ser identificados desde las 10 semanas.
Su presencia es un signo de vida fetal, mientras que la aceleración de la
frecuencia cardíaca con los estímulos externos, o con movimientos fetales
espontáneos, es un signo de salud fetal. La frecuencia cardíaca fetal se considera
como normal en el rango de 120 - 160 latidos por minuto; valores inferiores o
superiores, se denominan bradicardia y taquicardia fetal, respectivamente, y son
signos

B. Movimientos fetales. La percepción materna de los movimientos


fetales ocurre entre las 18 y 22 semanas. Su presencia es un signo de vida fetal,
mientras que el aumento de la actividad fetal especialmente postprandial
constituye un signo de salud fetal. La disminución significativa de la actividad
fetal es un signo sospechoso de hipoxia fetal

C. Tamaño uterino. Desde las 12 semanas de amenorrea el fondo uterino se


localiza sobre la sínfisis pubiana y puede ser medido en su eje longitudinal,
desde el borde superior de la sínfisis pubiana hasta el fondo uterino. Para esto se
utiliza una cinta de medir flexible, graduada en centímetros, la cual se desliza
entre el dedo medio y el índice del operador. La madre debe ubicarse en
decúbito dorsal con las piernas semiflectadas.
La medida obtenida debe ser localizada en una tabla de altura uterina/edad
gestacional; de esa forma obtendremos indirectamente una estimación del
tamaño fetal y su progresión en cada control prenatal. En el Servicio de
Obstetricia de la Pontificia Universidad Católica se utiliza la tabla elaborada en
el Centro Latino Americano de Perinatología (CLAP). Este instrumento para
identificar retardo del crecimiento intrauterino, tiene una sensibilidad de 56%,
especificidad de 91%, valor predictivo positivo de 80%, y valor predictivo
negativo de 77% Debe enfatizarse que ese instrumento no debe utilizarse para
calcular la edad gestacional en relación a una altura uterina determinada.
D. Estimación clínica del peso fetal. Probablemente sea uno de los contenidos
que tiene mayor dificultad en el control prenatal, ya que exige experiencia para
su determinación. En nuestra experiencia, el error de estimación del peso fetal en
embarazo del tercer trimestre es 10%. La estimación obtenida, en relación a la
edad gestacional, se localiza en la Tabla de Crecimiento Fetal desarrollada por
Juez y col. lo que permite el diagnóstico de adecuación para la edad gestacional.

E. Estimación clínica del volumen de líquido amniótico. Las alteraciones


cuantitativas del volumen de líquido amniótico constituyen un factor de alto
riesgo de morbilidad y mortalidad perinatal. El oligoamnios se puede sospechar
cuando hay una altura uterina disminuida, con una palpación extremadamente
fácil de las partes fetales. Este hallazgo debe ser siempre confirmado con
ultrasonografía. El oligoamnios se asocia a rotura prematura de las membranas
ovulares, retardo del crecimiento fetal, hipoxia fetal crónica y malformaciones
congénitas como la agenesia renal.
El polihidroamnios se sospecha cuando hay una altura uterina aumentada con
palpación dificultosa de las partes fetales. Debe ser siempre confirmado con un
examen ultrasonográfico. Se asocia a patologías como embarazo gemelar,
diabetes mellitus, hidrops fetal y malformaciones congénitas como la atresia
esofágica y del sistema nervioso central.

2.5. DIAGNOSTICO DE LA CONDICION MATERNA

La evaluación de la condición materna se inicia con una anamnesis personal y


familiar, en busca de patologías médicas que puedan influir negativamente en la
gestación. De igual forma se recopilarán antecedentes obstétricos previos,
especialmente antecedentes de recién nacidos de bajo peso, macrosomía,
mortalidad perinatal, malformaciones congénitas, etc.
Es importante obtener la información del nivel educacional materno, actividad
laboral como trabajos con esfuerzo físico importante, contactos con tóxicos,
radiaciones o material biológico, con fines de solicitar a su empleador una
readecuación laboral o suspender su actividad.
Se practicará un examen físico general y segmentario con fines de diagnosticar
patologías asintomáticas y derivar a especialistas. El examen físico incluye un
examen ginecológico en el cual se hace una inspección perineal (descartar
hemorroides, plicomas, parásitos externos anales y pubianos, vulvovaginitis,
condilomas, etc) y vulvovaginal (tomar Papanicolaou).
Posteriormente, en cada control prenatal, se hará la evaluación nutricional según
índice peso/talla, control de presión arterial, albuminuria, hematocrito y examen
físico según síntomas maternos.educacionales:

2.6 SOLICITUD DE PARACLÍNICOS

Se hace necesario pedir exámenes paraclínicos iniciales con el fin de identificar


la presencia de factores de riesgos de algunos problemas específicos que puedan
alterar el resultado prenatal.

El control prenatal consiste en vigilar la evolución del embarazo para lograr un


nivel óptimo de salud de la madre y del feto con el principal objetivo de
disminuir la morbimortalidad (riesgo de enfermedad o muerte) materna y fetal y,
además, asegurar la correcta atención del embarazo para poder diagnosticar
precozmente

2.7. Actividades durante el control prenatal

2.7.1 Administración de ácido fólico en el período preconcepcional y en el


primer trimestre del embarazo.

2.7.2. Categorizar a la embarazada según el riesgo, examen físico y llenado de


la Historia Clínica Perinatal Base y evaluar en cada consulta la aparición de
factores de riesgo.

2.7.3. Evaluación en cada consulta de factores de riesgo.


Fijar cronograma de controles prenatales (de acuerdo al riesgo)

2.7.4. Determinar el grupo sanguíneo y el factor Rh.

2.7.5. Evaluar el estado nutricional materno y la ganancia de peso

2.7.6 Informar sobre méto-dosanticonceptivos

2.7.7 Instruir a la mujer acerca de situaciones de riesgo y prepararla para


el trabajo de parto y la maternidad. Informar sobre métodos anticonceptivos.

2.7.8. Detectar tabaquismo y otras adicciones.

2.7.8 Control riguroso de la presión arterial.

2.7.9. Determinar Hb.

2.7.10 Suplementación universal con hierro.

2.7.11 Diagnóstico de: sífilis, chagas, hepatitis B, toxoplasmosis y HIV.

2.7.12 Diagnóstico de infecciones urinarias. Urocultivo.

2.7.9 Vacunación antitetánica.

2.7.10 Detectar presentación pelviana al término.

2.7.11 Instrucción de situaciones de riesgo.

2.7.12.Estudio ecográfico.

2.7.13 Papanicolau y Colposcopia, para la detección de lesiones cervicales.

2.7.14 Examen mamario de rutina

2.8. Durante el control prenatal, el médico se ocupará de:


• enseñarte sobre el embarazo, la dieta y los hábitos que debes seguir, así como
la indicación de tomar ácido fólico y otros complejos vitamínicos de acuerdo
con tu necesidad;

• controlar cualquier condición médica que puedas tener (como tensión arterial o
presencia de edemas, entre otros síntomas);

• indicarte exámenes para detectar posibles problemas en el bebé;

• pedirte estudios para detectar problemas de salud tuyos (como la diabetes


gestacional, que es el aumento de los niveles de azúcar en sangre que puede
producirse durante el embarazo);

• recomendarte otros servicios, como los grupos de apoyo o clases para la


preparación para el parto.

CAPITULO IV

EXAMENES DE LABORATORIO
Los exámenes de laboratorio que se solicitan en embarazadas de bajo riesgo son:

- Grupo sanguíneo
- Urocultivo
- VDRL
- HIV
- Hematocrito
- Glicemia
- Albuminuria
- Papanicolaou
- Ecografía

4.1. Grupo sanguíneo. Idealmente, la tipificación del grupo sanguíneo debe realizarse


en el laboratorio (Banco de Sangre) de la institución donde se atenderá el parto,
con fines de evitar clasificaciones de verificación.
La tipificación consiste en identificar el grupo del sistema ABO y Rh de la
madre, y coombs indirecto.
Si se detecta que la paciente es Rh negativo se manejará de acuerdo a normativa
respectiva.
Si la madre es Rh positivo con coombs indirecto positivo, se procederá a
identificar a qué sistema sanguíneo pertenece el anticuerpo detectado.

4.2. Urocultivo. En nuestra Unidad se efectúa urocultivo a todas las embarazadas


debido a la alta prevalencia de bacteriuria asintomática (8,2%) en las madres en
control. Alternativamente se puede realizar un examen de orina completa, el cual
se debe efectuar con orina de segundo chorro, tomado por auxiliar de enfermería
capacitada y con taponamiento de introito, con fines de evitar positivos falsos
por contaminación de flujo vaginal. Si el examen es sugerente de infección
urinaria se deberá solicitar un urocultivo.

4.3. V.D.R.L. Es la sigla (Venereal Disease Research Laboratory) de una prueba no


treponémica, utilizada en la identificación de las pacientes que han tenido
infección por Treponema pálido (lúes). Se debe solicitar al ingreso de control
prenatal, y al inicio del tercer trimestre ( 28 semanas).

4.4. H.I.V. La detección de anticuerpos del virus de la inmunodeficiencia humana


(Elisa), se efectúa en esta institución desde hace aproximadamente tres años. Se
solicita en el primer control prenatal a todas las embarazadas en control.

4.5. Hematocrito. La concentración de glóbulos rojos se modifica por la hemodilución


fisiológica, por las reservas de hierro y el aporte exógeno de hierro (alimentación
y suplementación medicamentosa). En embarazadas no anémicas se debe
solicitar un hematocrito al ingreso, a las 28 y 36 semanas

4.6. Glicemia. Aproximadamente un 5% de las embarazadas cursa una alteración del


metabolismo de la glucosa. El 90% de ellos corresponde a una intolerancia a la
sobrecarga de glucosa que se corrige espontáneamente en el postparto. Se estima
que un 30% de las embarazadas diabéticas gestacionales no tienen factores de
riesgo para diabetes, de ahí que se recomienda efectuar a todas las embarazadas
una prueba de sobrecarga con 50 g. de glucosa oral (valor normal: <140 mg/dl a
la hora) alrededor de las 26 semanas de amenorrea

4.7. Albuminuria. La detección de albúmina en muestra aislada de orina se debe


efectuar al ingreso del control prenatal; si es negativa se efectuará en cada
control prenatal desde las 28 semanas. La detección se efectúa con la
"coagulación" de la albúmina en la orina, cuando a la muestra se agregan 2 a 4
gotas de ácido sulfosalicílico al 20%. Si se detecta albúmina antes de las 28
semanas, con alta probabilidad se debe a una nefropatía y se deben solicitar los
exámenes pertinentes para realizar el diagnóstico de certeza. Albúminas
positivas en el tercer trimestre habitualmente corresponden a una pre eclampsia.

4.8. Papanicolaou. El embarazo constituye un excelente momento para educar a la


mujer en relación a la prevención del cáncer cérvico uterino. Este procedimiento
debe realizarse en el primer control prenatal como parte habitual de la
semiología obstétrica. El embarazo no constituye contraindicación, como
tampoco la edad gestacional, para realizar el examen. Se debe omitir cuando hay
riesgos de sangrado por la especuloscopía (ejemplo: placenta previa). La
experiencia del Servicio sobre 36.524 muestras de Papanicolaou reveló que 688
de ellos (1,9%) presentaban alteraciones citológicas, como carcinoma invasor (8
casos) y cáncer in situ (24 casos). Como puede apreciarse el rendimiento es bajo,
pero esto es consecuencia de la edad reproductiva de las mujeres. Todas las
embarazadas con edad superior o igual a 30 años deben tener necesariamente un
examen de Papanicolaou. A mujeres de menor edad se les debe efectuar el
procedimiento si existen otros factores de riesgo asociados.

4.9. Ecografía.  "Ultrasonografía en Perinatología"


4.9.1 Ultrasonido obstétrico 

Inicialmente es importante  establecer el diagnostico de certeza del embarazo : es


decir por ultrasonido debe observarse la presencia de un embrión  vivo con
movimiento  y  latido fetal presente   desde la primera consulta en las primeras
semanas de embarazo Con este ultrasonido temprano   se descartan 
complicaciones que pueden ocurrir al inicio de un embarazo   como el embarazo
ectópico (embarazo fuera de la matriz)o bien embarazo anembrionicos
(embarazos con prueba positiva  de hormona de embarazo pero sin desarrollo del
embrión )

Mes a mes se realiza un nuevo usg para establecer una curva de crecimiento fetal
y detectar el momento oportuno en que un feto deja de crecer. 

4.9.1.1 .- Consideración de estudios especiales 

Hoy en día y gracias a los avances en medicina y diagnostico  prenatal (es


decir antes de la nacimiento del  producto),  se pueden realizar  determinados
estudios especiales para detectar alteraciones estructurales (malformaciones
en el producto) o bien alteraciones en la  información genética (Como
Síndrome  de Down por ejemplo)  dichos  estudios incluyen:

 Determinación de trasnlucencia nucal en la semana 7 a 11 de gestación


 Ultrasonido estructural a las 24 sdg
 Estudio Dopler de arterias uterinas
 Determinación en  sangre de la madre de diferentes substancias
denominada  comoTriple o  cuádruple marcador fetal.

Cada uno de estos estudios tienen indicaciones especificas  y deben se realizados


oportunamente  en  las semana indicada;   si no es así pierde su validez.

Así el control prenatal permite vigilar el desarrollo de la madre y del feto  durante 40
semanas. Y no es sino hasta la semana 38 de gestación que en base al desarrollo del
control prenatal, de las condiciones y estado de salud de la mama y del que se decidirá
la vía de interrupción del embarazo: parto o cesárea.
Se cuenta con una lista de hospitales posibles paras atender  tu parto o cesarea , desde tu
primera consulta se proporcionara una lista para que tu decidas cual es el de tu
preferencia.

CAPITULO IV

INTERCONSULTAS COMPLEMENTARIAS
5 .1 Periodicidad del control prenatal

Un plan de cuidados prenatales típico para una mujer con un embarazo normal de bajo
riesgo es:

• semanas 4 a 28: 1 visita al mes (cada 4 semanas);

• semanas 28 a 36: 2 visitas al mes (cada 2 semanas);

• Semanas 36 hasta el parto: 1 visita a la semana.

5.1. 1. Primera cita 

Historia clínica y exámen físico general


Toma de muestras para citología y cultivo triple cervical (Clamidia, Ureaplasma
y Mycoplasma), gérmenes asociados a pérdida temprana del embarazo y
complicaciones tardías

Ecosonografía transvaginal: diagnóstico del embarazo, localización, número de


embriones, vitalidad embrionaria y determinación de la edad gestacional

Clasificación del riesgo obstétrico

Determinación de la fecha probable del parto o la cesárea segun sea el caso

Solicitud de exámenes de laboratorio y entrega de indicaciones

Esperamos que sea lo más precoz posible sin embargo trato de que esta primera
consulta se produzca entre las semanas 6 y 9 con el fin de que el estudio
ecosonográfico ya esté en capacidad de aportar datos concretos sobre el
embarazo: antes de las 5 semanas es muy poco lo que se puede evaluar

5.1.2 Segunda cita 

La reservo para el eco Genético de Primer Trimestre, el estudio más


importante del embarazo precoz para la detección de problemas asociados a
enfermedad cromosómica, sindromes genéticos y anomalías congénitas
detectables precozmente. Se realiza entre las semanas 11 y 13.6, preferiblemente
11-12 semanas. Tiene una sensibilidad mayor del 90% para detertar ciertas
condiciones de gran importancia maternofetal. Mayor información aquí.

En el Centro Médico Docente La Trinidad disponemos de la Prueba Combinada


del Primer Trimestre, estudio análogo al eco genético al que se le añaden
marcadores bioquímicos para la determinación del riesgo de problemas
cromosómicos frecuentes. Se practica un estudio fetal ecosonográfico y se toma
una muestra de sangre a la madre. Se obtiene un resultado cuantitativo de riesgo
para la paciente en algunos días

5.1.3. Tercera cita

Esta cita coincide aproximadamente con la semana 16, momento en el que


podemos determinar con exactitud el sexo fetal definitivo y detallar otras
estructuras no evaluables en el eco genético

Se discute la necesidad de realizar el estudio de determinación de riesgo fetal del


segundo trimestre (Marcadores Séricos Maternos o Tripleta Marcadora):
esta prueba se ha hecho cada vez más impopular debido a su baja sensibilidad,
sin embargo sigue siendo el standard para la determinación de riesgo fetal para
trisomias 21, 18 y 13 y Espina Bífida para mujeres menores de 35 años. Si ya se
ha practicado la Prueba Combinada no hace falta hacerla. Asi mismo, con base
en los resultados del Eco Genético la paciente podría decidir no hacerla tampoco
Se discute la necesidad de practicar una amniocentesis en las próximas 2-3
semanas si: hay una indicación formal, hay marcadores alterados en el Eco
Genético, la Prueba Combinada sugiere riesgo, la tripleta Marcadora sugiere
riesgo o sencillamente porque la paciente lo desea (mas info sobre
amniocentesis aquí)

5.1.4. Citas siguientes

Semana 24-28: Se indica realizar la prueba para descartar Diabetes


Gestacional. La prueba se denomina Sobrecarga Glucosada 50 y se trata de la
medición de la glucosa en sangre en ayunas y una segunda medición
exactamente una hora después de tomar una bebida que contiene 50 gramos de
glucosa. Valores normales: menor de 95 para la glicemia en ayunas y menor de
140 a los 60 minutos después de la ingesta glucosada. Si esta prueba es anormal
debe practicarse una Curva de Tolerancia Oral a la Glucosa de 2 o 3 horas y 75 o
100 gramos de glucosa

Semanas 25-29: momento del eco tridimensional

Semana 28: si la paciente es Rh(-) no sensibilizada, con pareja Rh(+) se indica


la colocación de la antiglobulina Rh (Rhogam). 1 ampolla intramuscular

Semana 34: para muchas pacientes, su reposo prenatal inicia este momento. Se
emiten los informes

Semana 35: se solicita la rutina final de laboratorio, se toma la muestra genital


para detectar la colonización local por Streptococos Grupo B, se emiten
informes y presupuestos para el manejo administrativo del nacimiento del bebé

Semana 38: momento de practicar el primer tacto genital para determinar las
posibilidades de parto, si es posible se separan las membranas del cuello uterino
para estimular el inicio del trabajo de parto en aquellas pacientes que no tienen
contraindicación para el parto vaginal. Durante esta semana practico las cesáreas
de aquellas pacientes que tienen indicación formal. Si hay dudas sobre la
posibilidad de parto vaginal se indica sea realizada una radiopelvimetria

Semanas 39-40: en este período deben parir las pacientes en espera. Antes de
llegar la semana 40 se toma una decisión de terminación apropiada del embarazo
ya sea por inducción del trabajo de parto o cesárea. Particularmente, nunca paso
de la semana 40.
BIBLIOGRAFÏA

Faúndez A: Control Prenatal. En: Obstetricia. Pérez Sánchez, A., Donoso Siña, E. Eds. Publicaciones
Técnicas Mediterráneo Ltda. Capítulo 12 - Segunda Edición, página 156-167, 1992.

-Pita Fernández, S, relaciones entre variables.1997;4:141-145


2.-Schwarcs, Ricardo, obstetricia, ed. El ateneo.4ª edición.

WEBGRAFÏA

www.eduardorodas.

www.scribd.com

www.msal.gov.ar

www.emagister.com.

www.ejournal.unam.mx
CONCLUSIONES:

 la educación en el embarazo más la mejor atención del trabajo y parto reduce las
intervenciones de rutina usadas en este proceso, como la cesárea.

 la protección cada vez mayor a la madre y al niño en todos los niveles, tanto en el
médico asistencial como en el sociocultural, ha permitido que la morbi-mortalidad
materna y perinatal haya disminuido sustancialmente. Esto representa un avance
cualitativo de una magnitud inapreciable porque no se trata de la muerte de la madre
y del niño, sino de disminuir las lesiones inherentes al pro-ceso de gestación, es
decir, la morbilidad sub letal que pesa sobre la madre y el producto de la gestación.

 La espina dorsal que debe articular, orientar y proyectar esta labor es un adecuado
control prenatal, lo que implica la evaluación sistemática y meticulosa de la
gestante desde el inicio mismo del embarazo o aún antes, es decir, de toda mujer
en edad reproductiva con capacidad de procrear porque, de esta forma, es posible
detectar afecciones que pudieran traer complicaciones importantes durante un
eventual embarazo.

 En el control pre concepcional, es importante la historia familiar y reproductiva


anterior, así como una evaluación médica, nutricional y social, con el fin de
saber en qué condiciones la paciente puede afrontar una eventual gestación. Una
vez logrado el embarazo se debe hacer una historia clínica, laboratorio general y
despistaje de alteraciones cromosómicas, defectos del tubo neural, diabetes
gestacional e infecciones por Estreptococo del grupo B.

 Uno de los aspectos más importantes del control prenatal lo constituye el


precisar la edad gestacional sobre la base de criterios clínicos, inmunológicos,
radiológicos y de ultrasonido, con el fin de hacer el diagnóstico de restricción
del crecimiento intrauterino, fetos voluminosos, embarazos múltiples y para
tomarla decisión de una interrupción electiva del embarazo, sin el riesgo de
extraer un feto prematuro.

 El inicio del control prenatal y la edad gestacional se encuentran directamente


relacionados.