Está en la página 1de 9

Unidad 2. Fase 2.

Análisis Crítico

Ética, Gestión Humana y Calidad en la Gestión Pública

Grupo Colaborativo N°109003-14

Presentado por

Darwin Andrés Embus Palechor

Código: 1112468502

Presentado a

Javier Eduardo Liñan

Tutor del Curso

Universidad Nacional Abierta y A Distancia UNAD

Escuela de Ciencias Jurídicas y Políticas

Especialización en Gestión Pública

Octubre de 2020
Introducción
Análisis Crítico de los Aportes Individuales

El aporte del Compañero Albeiro Medina refleja la implementación por parte del
Estado de las políticas públicas, las cuáles conllevan a prevenir, controlar y verificar el
buen manejo de los procesos y recursos, para presentarlos a los diferentes estamentos de
forma correcta y transparente. Por otro lado, hace el llamado a los ciudadanos como
veedores de la buena gestión de los recursos públicos a realizar el seguimiento y control
necesario para que se eviten los riesgos de corrupción en las entidades estatales y así poder
evidenciar las faltas que se puedan estar cometiendo al interior de una institución del
estado.

Para Carolina Narváe,z es necesario que se ejerza un control para prevenir el riesgo
de corrupción y en este sentido, considera que se requiere de mantener la vigilancia y el
seguimiento a la entidades públicas implementando el índice de transparencia, para que sea
la comunidad civil la que evalúe a determinada institución estatal previniendo la
corrupción.

Es así que refiere que, al momento de realizar la evaluación se tengan en cuenta sus
factores fundamentales como son: visibilidad, institucionalidad y control – sanción. Lo
anterior para establecer los mecanismos de mejora al interior de cada estamento público.

Haciendo un análisis acucioso a la presentación del compañero Jorge Mario Gómez,


evidencia de manera clara el fin de cada una de las acciones de control que se requieren
para prevenir la corrupción en una entidad pública; por tal razón, es necesario tener claros
los procesos de actuación de cada una de las estrategias con que se cuenta y así participar
como ciudadanos de manera activa en las rendiciones de cuentas.

Así mismo, enseña de manera clara los instrumentos de evaluación en cuanto a la


gestión ética y la transparencia en el entorno laboral. Ahora bien, es claro que la corrupción
radica en los malos manejos de los recursos del estado. Por tal motivo, se crea Colombia
Compra Eficiente, buscando optimizar y dar transparencia en los procesos de contratación
estatal.

Reflexión sobre la descripción de las Entidades Estatales


Colombia Compra Eficiente

Como agencia de contratación pública, cumple con la función de promover las


normas, políticas y mejoras continuas en los procesos de contratación; adicional a lo
anterior, cabe resaltar que fue creada gracias al decreto ley 4170 de 2011.

Por otro lado, es una aplicativo de tipo gratuito que permite el acceso a los diferentes
componentes que regulan las compras públicas. En este sentido, se mejora la transparencia
en las compras y adicional soporta la ejecución del plan de desarrollo y desde el 2013 es el
administrador del SECOP. (Colombia compra eficiente, 2020)

Secretaría de Transparencia

De acuerdo con el informe de gestión Secretaría de Transparencia (2014) refiere:

La Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República, tiene la


misión de asesorar y apoyar directamente al Presidente y al Ministro de la Presidencia
en el diseño de políticas públicas de transparencia y lucha contra la corrupción y de
coordinar su implementación, según lo define la Ley 1474 de 2011, norma que le dio
origen. Desde la Secretaría de Transparencia se desarrollan actividades para aumentar
la eficacia de la prevención, el control y la sanción de la corrupción. (p.7)

El gobierno nacional ha establecido que uno de los pilares es la lucha contra la


corrupción; es así, que se dispone una política que combinara medidas para la prevención,
el control, la investigación y sanción de la corrupción. De igual forma, se estableció que la
política debía incluir al sector privado y la sociedad civil como actores clave para su
efectividad.

Dentro de los logros que ha tenido la secretaría de transparencia podemos resaltar la


implementación de la Política Pública Integral Anticorrupción, la adopción de estándares
internacionales en materia de transparencia, el impulso de la corresponsabilidad del sector
privado, el trabajo con las Comisiones Regionales de Moralización, la puesta en marcha y
operación del Observatorio de Transparencia y Anticorrupción, la promoción del control
social y de las veedurías ciudadanas, la creación y seguimiento a los Planes Anticorrupción
y Atención al Ciudadano, la expedición de la Ley de Transparencia y Acceso a la
Información y la Gestión de denuncias ciudadanas sobre corrupción.

Observatorio Transparencia y Anticorrupción

Teniendo en cuenta informe de presidencia de la república indican que El


Observatorio de Transparencia y Anticorrupción es un proyecto liderado por la Secretaría
de Transparencia de la Presidencia de la República, en coordinación con las entidades
integrantes de la Comisión Nacional de Moralización. Se trata de una herramienta para la
gestión del conocimiento y la conversación entre entidades, ciudadanos y organizaciones
públicas y privadas del orden nacional y territorial, creada con el fin de elevar el nivel de
transparencia en la gestión pública. (p.2)

Por otro lado, El trabajo del observatorio gira en torno a los siguientes tres (3) ejes: i)
Observar, cuyo fin es recopilar, analizar y visibilizar indicadores sobre transparencia y
anticorrupción; ii) Educar que busca brindar herramientas para la promoción de la
transparencia y la lucha contra la corrupción y iii) Dialogar, a través del cual se le apunta
facilitar espacios para el diálogo entre ciudadanía, academia y servidores públicos.

Análisis Crítico sobre los aportes

Una de las problemáticas que aqueja los sistemas de contratación o el manejo de los
recursos a nivel nacional, es la conocida corrupción. Por tal razón, a raíz de dichas
situaciones la comisión nacional ciudadana para la lucha contra la corrupción, que
contribuye en la sociedad civil para realice los seguimientos a las políticas, programas y
acciones que promueva el estado, con la finalidad de prevenir, controlar y sancionar de ser
necesario la corrupción.

Sin embargo, se da inicio al uso de instrumentos que fortalezcan estas estrategias


como es el caso del documento CONPES número 167, la Estrategia Nacional de la Política
la Política Pública Integral Anticorrupción; la Ley de Transparencia y Acceso a la
Información Pública (Ley 1712 de 2014), el Estatuto Anticorrupción y el cumplimiento de
compromisos internacionales. (Comisión nacional ciudadana para la lucha contra la
corrupción, 2015, p.6)

La creación de estos instrumentos son el resultado de uno de los más grandes


problemas que aqueja a la sociedad, puesto que representa un enorme obstáculo para su
desarrollo y en este sentido, se hace necesario el establecimiento de instrumentos,
herramientas y estrategias que mitiguen este flagelo.

No obstante, las implementaciones de los instrumentos de transparencia aseguran que


los gobernantes, servidores públicos, empresarios y, en general, todos los ciudadanos
reporten sus actividades a las autoridades pertinentes y que cada uno se responsabilice
plenamente por sus acciones. Todas es acciones conllevan al fortalecimiento de las
instituciones estatales y garanticen una mayor estabilidad para el país.

Los controles sociales sobre la función pública integran la sociedad en la


consolidación del estado democrático, siendo estos mecanismos de tipo policivo y
observador, generando un mayor control en la colectividad. Es así que podemos basarnos
en lo argumentado por Álvarez (2007) donde afirma:

El hablar de corrupción implica hablar de lugares comunes, de políticas


construidas idealmente sobre la prevalencia del interés general y de la protección a la
moralidad administrativa, de ahí que no se consideraría en principio, e incluso por
principio, que hay fallas en la elaboración de tan loable inquietud; sin embargo, una
mera aproximación crítica plantea interrogantes como ¿Qué es la corrupción? ¿Por
qué hay que luchar contra ella? ¿Hay un límite de las acciones de la LCC? ¿Cómo se
concibe el interés general a proteger normativamente? ¿Qué es la moralidad
administrativa? (p.4)

Es necesario tener en cuenta que para los funcionarios públicos desarrollan un rol el
cual se basa en los principios de igualdad, moralidad, eficacia, economía, celeridad,
imparcialidad y publicidad, de los cuáles se espera sean fieles al sistema.

Ahora bien, si lo que se busca en derrotar la corrupción se debe establecer una


vigilancia democrática y participativa tomando como punto de partida la eficiencia, es así
que se tiene la concepción de que aquello que es ineficiente tiende a ser corrupto.
Encontramos entonces que, en la administración pública, si lo que se busca es
salvaguardar la moralidad administrativa, se aplican leyes, estructuras sociales y
regulaciones, como medios óptimos para lograr el fin, donde el sistema burocrático es el
máximo exponente de la racionalización formal, lo que equiparando a Weber, representa en
su forma exacerbada la jaula de hierro, de aquí que llegamos a correr incluso el riesgo de la
irracionalidad de la racionalización, donde “las personas quedan a merced del sistema…un
sistema que nos controle a todos” 28 . En este sentido una lectura crítica sobre la LCC
implicaría que, si la jaula de hierro imposibilita el escape al sistema, pues lo coopta todo, la
LCC se extiende a todo el sistema, supera el ámbito de lo público y lo estatal, logrando
vincular a la sociedad como un sujeto pasivo del control y activo de este mismo, pues es en
su difusa cabeza que se radica. (Álvarez, 2007. p.12)

Con lo anterior, lo que se pretende es contar con un servidor público responsable,


ético. La lucha contra la corrupción debe ser un esfuerzo constante y preocupa el hecho de
que la falta de recursos llegue a debilitar los ejercicios de puesta en marcha de las
herramientas existentes, como la Ley de Acceso a la Información Pública y la PPIA.

Aun cuando desde hace algunos años en nuestro país surge la necesidad de establecer
mecanismos para disminuir la corrupción, el cohecho o soborno se puede determinar como
la práctica de corrupción más generalizada y extendida. No se trata de negar la intolerable
realidad sobre la existencia de prácticas corruptas en el interior de nuestra Administración
Pública, pero también sostenemos que la lucha contra ella es viable, razón por la cual se
dirigen esfuerzos sostenidos para combatirla mediante la prevención, la realización de
reformas estructurales en entidades públicas buscando su transformación para
modernizarlas, la consagración de políticas reales de estímulos y de incentivos para los
honestos y el castigo a los corruptos.

La tarea del Estado no es consolidar su función institucionalista de actuación a través


de sus funciones clásicas, sino utilizar sus medios institucionales para estimular mayores
niveles de control diseminados en la sociedad a la cual se busca hacer responsable, lo que
en términos de Garland equivale a reconocer que “la nueva estrategia del Estado no
consiste en ordenar y controlar sino, más bien, en persuadir y alinear, organizar y asegurar
que otros actores cumplan su función. La lista es infinita: propietarios, residentes,
comerciantes, productores, planificadores urbanos…todos tienen que reconocer que tienen
una responsabilidad al respecto. Deben ser persuadidos de ejercer sus poderes informales
de control social…”. Mucho más en la dinámica de la LCC donde, lo “público es de todos”.
(Álvarez, 2007. p.16)

Conclusiones

Para mejorar la credibilidad en las instituciones, se hace necesario romper el círculo


vicioso de la corrupción, mediante la adopción de estrategias integrales y con la mayor
participación de los principales actores: ciudadanía, estamentos oficiales, gremios de la
producción y del comercio, privados, entre otros.

Es importante la construcción de control participativo, que se adquiera la cultura de la


no corrupción y que empecemos a cuidar nuestros recursos, que sean ejecutados de manera
eficiente y responsable.

Referencias Bibliográficas
Álvarez, E. (2007). La Lucha Contra La Corrupción En Colombia Como Herramienta Para
Un Control Social Exacerbado. Tomado de:
https://www.corteidh.or.cr/tablas/r24506.pdf

Colombia compra eficiente. (2020). Normativa. Tomado de:


https://colombiacompra.gov.co/colombia-compra/normativa#:~:text=Es%20un
%20aplicativo%20de%20uso,el%20Sistema%20de%20Compra%20P%C3%BAblica.

Comisión nacional ciudadana para la lucha contra la corrupción (2015). Comisión Nacional
Ciudadana para la Lucha Contra la Corrupción. Tomado de:
https://transparenciacolombia.org.co/Documentos/Publicaciones/control-
social/Quinto-Informe-CNCLC.pdf

Secretaría de Transparencia. (2014). Informe de Gestión Secretaría de Transparencia.


Tomado de:
http://www.anticorrupcion.gov.co/SiteAssets/Paginas/Publicaciones/informe_secretar
ia_transparencia2014.pdf

Presidencia de la república. (2010). Informe de la República de Colombia sobre las


medidas adoptadas y el progreso realizado en la implementación de las
recomendaciones formuladas por el Comité de Expertos – MESICIC. Tomado de:
http://www.oas.org/juridico/PDFs/InfromeAvanceXXVI_COLOMBIA.pdf