Está en la página 1de 1

PROGRAMA DE TELETRABAJO

UNIVERSIDAD DE COSTA RICA

RECOMENDACIONES
PARA LIDERAR UN
EQUIPO DE TRABAJO EN
EL CONTEXTO ACTUAL
En el contexto actual, las personas trabajadoras pueden sentir
gran incertidumbre y estrés debido a los cambios tanto en la
forma de trabajar como en la manera en que nos relacionamos
con las demás personas. Por ello, algunas recomendaciones para
liderar un equipo de trabajo en modalidad remota
son:

Crear espacios de conversación, diálogo y reflexión acerca de


la experiencia o experiencias tanto laborales como
personales. Brindar el espacio para hablar de temas extra
laborales crea un clima de confianza y apoyo.
Escuchar de forma empática lo que comunican los otros
miembros del equipo.
Validar los sentimientos de cada miembro del equipo.
Promover la participación y opinión de todos los miembros
del equipo en los espacios de conversación y discusión.
Planificar de forma grupal los objetivos del equipo de
trabajo. Tomar en cuenta las particularidades y contexto de
cada miembro del equipo.
Establecer objetivos claros y metas específicas que permitan
la planificación, seguimiento y control de las actividades
asignadas.
Tratar, en la medida de lo posible, de afrontar los retos o los
problemas que se presentan en equipo. Es importante tener
diferentes perspectivas sobre lo que está pasando y escuchar
propuestas de varias personas.
Mostrar disponibilidad para las consultas. Mantener los
canales de comunicación disponibles es una buena práctica
de los líderes exitosos para lograr un buen clima que
favorezca el trabajo en equipo.
Acordar los horarios o espacios de trabajo y los tiempos de
descanso libres de comunicación virtual.
Mostrar flexibilidad para que las personas trabajadoras
pueden conciliar la vida laboral y personal.
Demostrar confianza en el equipo.
Reconocer cuando una persona realice un buen trabajo o
realice un aporte de valor para el equipo.
Favorecer el autocuidado en usted mismo y sus
colaboradores. Es oportuno aclarar que debe evitarse la
saturación y/o la sobrecarga de trabajo y es útil tomar
pausas cuando sea necesario. De ser necesario, planificar una
actividad de autocuidado grupal.
Potenciar las conductas de éxito e identificar los incidentes
críticos por parte de los miembros del equipo y compensar
aquellas en las que es necesario mejorar. Brindar
retroalimentación constante y críticas positivas favorece el
crecimiento como trabajador.
Reconocer las estrategias de afrontamiento y experiencia
aplicados en el proceso de ejecución de la tarea en
situaciones de crisis similares.
No permitir conductas discriminatorias hacia algún miembro
del equipo.
Prevenir el aislamiento social y el debilitamiento de las
relaciones sociales entre los miembros del equipo de trabajo.
Mantener una actualización, capacitación y comunicación,
precisa, oportuna y de calidad sobre los procedimientos
internos a nivel organizacional en relación con la atención de
la COVID-19.
Identificar los medios adecuados para brindar servicios
psicosociales y de apoyo para la persona trabajadora.
Además, asegurarse que el personal conozca que estos
servicios están a su disposición.

Información de contacto:
teletrabajo.orh@ucr.ac.cr
2511-4986