Está en la página 1de 20

La Fundación de la Promoción de la Salud.

La promoción de la salud es un campo relativamente nuevo y funciona en conjunto con el


campo de la educación para la salud y la salud pública para mejorar la salud y el bienestar
de las personas, las comunidades y la sociedad. Colectivamente, los profesionales en estos
campos asumen un papel de liderazgo en la colaboración con instituciones de salud pública,
comunidades, lugares de trabajo, organizaciones de atención médica, escuelas y otras
entidades para ofrecer programas y crear entornos saludables que conduzcan a un mejor
estado de salud de las personas. Los capítulos de esta parte proporcionan una visión general
de los cambios en nuestro entorno que han llevado a la prevención de enfermedades y la
promoción de la salud. Para lograr esto, se analizan la terminología clave y las teorías y
modelos de selección más importantes utilizados para promover el cambio de
comportamiento y cómo diseñar, implementar y evaluar los programas. En muchos
programas académicos, puede tener cursos adicionales para estudiar teorías y modelos de
cambio de comportamiento, así como una clase de planificación de programas.
El Capítulo 1 es una descripción general de los cambios de entorno seleccionados que se
producen después de la Segunda Guerra Mundial y que cambiaron significativamente la
forma en que las personas vivían, se movían, trabajaban y obtenían alimentos. Estos
cambios en nuestra sociedad se alinearon con los cambios en las causas de muerte y
discapacidad en los Estados Unidos.
A medida que se rechazaba el tratamiento médico para las enfermedades infecciosas las
opciones para la salud personal surgieron como una parte importante para apoyar una vida
saludable. Encontrará una introducción a muchos términos y conceptos clave que forman
parte del lenguaje de la promoción de la salud y otros campos relacionados. El capítulo
termina con cómo la Ley de Protección al Paciente y Atención Asequible está galvanizando
el campo de la promoción de la salud porque la ley prioriza la prevención de enfermedades
y la promoción de estilos de vida saludable.
El Capítulo 2 presenta teorías y modelos de cambio en el comportamiento de la salud que
ofrecen construcciones sobre cómo los individuos enfocan el cambio en el comportamiento
personal, es decir, la esencia de la salud de la promoción involucra a los individuos para
promover activamente su propia salud a través de acciones diarias como ser físicamente
activo o seleccionar alimentos saludables para comer. Estos modelos y teorías lo ayudarán
a comprender la motivación que impulsa a las personas a participar en el cambio de
comportamiento. Aprovechar las teorías clave del cambio de comportamiento le permite
ofrecer programas basados en la teoría para el público objetivo que se presentará en
personas que realizan los cambios que se proponen realizar.
El Capítulo 3 lo introduce a los modelos de planificación de programas, que incorporan
teorías de cambio de comportamiento dentro de la intervención. Nuevamente, como
profesional de la promoción de la salud, el uso de modelos de planificación de programas
lo diferenciará de otros profesionales. Estos modelos son herramientas esenciales para
llegar con éxito a grandes grupos de personas a través de campañas de mercadeo social
para crear intervenciones efectivas para promulgar políticas para crear entornos donde las
personas puedan practicar comportamientos saludables.
En conjunto, estos tres capítulos le presentan los fundamentos del campo de la promoción
de la salud, y estudiarán y utilizarán esta información muchas veces, tanto en su trabajo
académico como en su vida profesional.
CAPITULO 1
PROMOCIÓN DE LA SALUD
Un Campo Emergente
El campo de la salud de la promoción tiene una historia relativamente corta en comparación
con la salud pública o la medicina. Sin embargo, está claro que la promoción de la salud es
un componente importante de la salud pública y del campo médico. Durante el siglo pasado,
la sociedad de los Estados Unidos ha cambiado drásticamente en las formas en que
trabajamos, vivimos y estudiamos. En las últimas décadas, estos cambios sociales han
afectado las opciones de salud individuales y los patrones de dosificación, y como resultado,
el campo de la promoción de la salud se ha convertido en una disciplina distinta para
trabajar en sinergia con los campos de la salud pública y la educación para la salud. El
propósito de este libro de texto es familiarizar a los estudiantes con la historia de los
patrones de salud, con un énfasis en los comportamientos de salud personales, e identificar
las fuerzas sociales y ambientales que pueden crear una cultura de salud para promover a
un ciudadano con vidas más largas y sanas. Libre de discapacidad y enfermedad.
Breve Panorama de la Salud en el Siglo XX
Un examen crítico de la historia de los problemas de salud relacionados con la muerte y la
discapacidad en los Estados Unidos nos da una idea de cómo los factores sociales y
ambientales influyen en los patrones de enfermedades (consulte el Departamento de Salud
y Servicios Humanos de EE. UU., National Center for Health Statistics, 2010). Esta sección
examina brevemente la salud de los EE. UU. En la primera mitad del siglo XX y proporciona
una investigación más profunda de la salud de los EE. UU. En la segunda mitad del siglo XX.
1900 – 1950
Durante la primera mitad del siglo XX (1900-1950), el tema de la salud en la nación se centró
en desarrollar la profesión médica y establecer hospitales para tratar a los pacientes. Los
departamentos de salud pública se enfocaron en saneamiento, control de enfermedades y
educación para la salud. Durante este tiempo, las funciones de salud pública incluyeron
programas de inmunización infantil, servicios de salud comunitarios, programas de abuso
de sustancias y control de enfermedades de transmisión sexual.
Esperanza de Vida
Al examinar la esperanza de vida de hombres y mujeres en los Estados Unidos a lo largo del
tiempo (ver tabla 1.1), se puede entender cómo los avances de la salud y la salud han
afectado la salud de una población. La esperanza de vida es una medida del estado de salud
de una población determinada y se define como "el número promedio de años que se
proyecta que una persona de una cohorte específica viva en un momento dado" (McKenzie,
Pinger y Kotecki, 1999). A principios del siglo XX, la esperanza de vida de hombres y mujeres
era de 46,3 y 48,3 años, respectivamente. Las enfermedades infecciosas como la influenza,
la neumonía, la tuberculosis y las infecciones gastrointestinales fueron las principales
causas de muerte en los Estados Unidos. El descubrimiento de antibióticos y prácticas
mejoradas de saneamiento contribuyeron significativamente al aumento de la esperanza
de vida en la década de 1950, alcanzando los sesenta y cinco y setenta y un años para
hombres y mujeres, respectivamente.
Tabla 1.1 Esperanza de Vida al Nacer, a los sesenta y cinco años y a los setenta y cinco años.

Al Nacer A los Sesenta y Cinco Años A los Setenta y Cinco Años


Años Ambos Masculino Femenino Ambos Masculino Femenino Ambos Masculino Femenino
Sexos sexos Sexos
1900 47.3 46.3 48.3 11.9 11.5 12.2 * * *
1950 68.2 65.6 71.1 13.9 12.8 15.0 * * *
1960 69.7 66.6 73.1 14.3 12.8 15.8 * * *
1970 70.8 67.1 74.7 15.2 13.1 17.0 * * *
1980 73.7 70.7 77.4 16.4 14.1 18.4 10.4 8.8 11.5
1990 75.4 71.8 78.8 17.2 15.1 18.9 10.9 9.4 12.0
1995 75.8 72.5 78.9 17.4 15.6 18.9 11.0 9.7 11.9
2000 77.0 74.3 79.7 18.0 16.2 19.3 11.4 10.1 12.3
Fuente: Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Centro Nacional
de Estadísticas de Salud (2010).
Enfermedad Crónica
Como resultado de los avances en inmunizaciones, antibióticos, salud materno infantil y
mejores prácticas de saneamiento, aumentó la esperanza de vida. La prolongación de los
años de vida fue un avance positivo. Sin embargo, un resultado de una mayor esperanza de
vida es el impacto más significativo que tienen las opciones de salud personal y los factores
ambientales en el desarrollo de enfermedades crónicas, a veces denominadas
enfermedades no transmisibles, que no son infecciosas ni transferibles de una persona a
otra. La enfermedad crónica se define como una condición de salud o enfermedad que dura
mucho tiempo, generalmente durante más de tres meses. Las enfermedades crónicas
también tienden a tardar mucho tiempo en desarrollarse. Las condiciones crónicas, como
el colesterol alto, se han desarrollado a lo largo de los años de consumo de alimentos con
alto contenido de grasas saturadas y colesterol, lo que lleva a niveles altos de colesterol en
la sangre y es un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular. Estas afecciones
crónicas generalmente se manejan con cambios en el estilo de vida, medicamentos o
enfoques quirúrgicos, dependiendo de la enfermedad.
Uno de los primeros estudios realizados para medir el impacto de las opciones de salud
personal en las enfermedades cardiovasculares fueron los Estudios de siete países
realizados por Ancel Keys en la década de 1950 (Keys et al., 1986). Keys reclutó
investigadores en siete países para lanzar la primera comparación intercultural del riesgo
de ataque cardiaco en poblaciones de hombres ocupados en ocupaciones tradicionales,
comparando su dieta y la ingesta de grasas. El estudio de los siete países indicó que el riesgo
y las tasas de ataque cardíaco y cardiovascular a nivel de la población y al nivel individual
estaban relacionados directa e independientemente con el nivel de colesterol sérico total.
Demostró que la asociación entre el nivel de colesterol en la sangre y el riesgo de
enfermedad coronaria en el seguimiento de cinco a cuarenta años se encontró
constantemente en diferentes culturas. El colesterol y el sobrepeso u obesidad también se
asociaron con una mayor mortalidad por cáncer. El Estudio de los siete países, junto con
otros importantes estudios importantes como el Estudio del corazón de Framingham, el
Estudio de Salud de las Enfermeras y la Iniciativa de Salud de la Mujeres, confirmaron no
solo la importancia de una dieta saludable, sino también el estado de peso identificado y el
estado físico regular La actividad como factores importantes para mantener una buena
salud general. Estos estudios se realizaron a mediados de la década de 1950 y consistían en
establecer la influencia de las opciones de salud personal en los patrones de enfermedad.
Desde entonces, se han realizado cientos de estudios y ahora se están realizando para
mejorar nuestra comprensión de la influencia de las conductas de estilo de vida en las
enfermedades crónicas.
1960s-2000s
Durante la segunda mitad del siglo XX, se produjeron una serie de cambios sociales y
ambientales que influyeron en las elecciones y conductas de salud del consumidor. Los
cambios en la forma en que vivimos son inevitables; sin embargo, los profesionales de la
promoción de la salud deben examinar cómo estos cambios influyen en el estado de salud
y responder a estos cambios para mantener y mejorar la salud de las personas y la sociedad.
Empleo
Los estadounidenses fueron prósperos después de la Segunda Guerra Mundial; El final de
la guerra generó enormes avances en tecnología, medicina y comunicaciones que llevaron
a nuevas oportunidades de empleo para los soldados que regresan y para todos los
ciudadanos. A partir de la década de 1950, por primera vez en la historia de los Estados
Unidos, la mayoría de los trabajadores estadounidenses eran trabajadores de cuello blanco
que solían participar en puestos que requerían menos actividad física que los trabajadores
de puestos de cuello azul. Las personas que trabajan en posiciones de cuello blanco suelen
ser sedentarias durante la mayor parte del día; hay una necesidad de construir la actividad
física de nuevo en sus rutinas diarias.
Suburbios y Coches
La industria de la vivienda prosperó y cambió a las familias a nuevos vecindarios
suburbanos; La explosión de la industria del automóvil acompañó este cambio. A medida
que las personas se mudaban de las áreas urbanas a las áreas suburbanas, los autos se
vuelven más populares y necesarios. Entre 1945 y 1947, la producción de automóviles
aumentó de 70,000 a 3.5 millones (Weiner, 1992). A medida que las personas se mudaban
de la ciudad y miraban a los automóviles, la dependencia del transporte influyó
negativamente en su actividad física diaria.
Supermercados, Opciones de Alimentos y Patrones de Alimentación.
A medida que se construían los barrios suburbanos, los supermercados y la industria
alimentaria comenzaron a desarrollarse y cambiar para satisfacer esta nueva demanda. En
1958, había aproximadamente quince mil supermercados; este número casi se duplicó en
la década de 1980 (Erickson, 2011). En la década de 1960, las mujeres comenzaron a
ingresar a la fuerza laboral, lo que cambió su rol de preparar comidas diarias para la familia.
Luego, los alimentos congelados se volvieron más fácilmente disponibles a nivel minorista
y nació la industria de comida rápida. En 1968, McDonalds operaba aproximadamente mil
restaurantes; Para el 2012 había treinta mil McDonalds en todo el mundo. Junto con la
aparición de restaurantes de comida rápida, el microondas se introdujo en la cocina
familiar. El cambio de comer lo que uno creció durante la temporada de crecimiento a poder
comprar grandes cantidades de alimentos en cualquier momento promovió un mayor
consumo de calorías. El entorno alimentario, desde la prevalencia y el tamaño de los
supermercados hasta el crecimiento de la industria de la comida rápida, experimentó
cambios significativos durante este período.
Entretenimiento y Tiempo Libre
También se produjo un cambio en los patrones de actividad física de adultos y niños. La
tecnología avanzada llevó televisiones a las salas de estar estadounidenses. En 1950, menos
del 1% de los hogares tenían televisiones. En 2012, más del 83% de los hogares tenía al
menos una televisión. Entre 1975 y 1985, los videojuegos como Atari y Nintendo están
disponibles e IBM presentó la primera computadora personal. Personas de todas las edades
se entretienen con televisores, computadoras y videojuegos, lo que reduce nuevamente
nuestro tiempo de actividad física diaria.
Consumo de Tabaco
Aunque los estadounidenses habían estado fumando durante todo el siglo veinte, en 1950
más mujeres fumaban que nunca y aproximadamente el 42% de todos los estadounidenses
fumaban. Se permitía fumar en cualquier lugar, en edificios de oficinas, escuelas,
restaurantes y aviones. Sin embargo, la investigación comenzó a sugerir peligros asociados
con fumar. En 1964, se escribió el primer informe del cirujano general que documentaba
claramente los efectos del tabaquismo en la salud. A principios de la década de 1970, las
preocupaciones con respecto al humo de segunda mano se validaron y los efectos negativos
del hábito de fumar se hicieron evidentes. Como resultado, se implementó una legislación
de aire limpio y mayores impuestos a los cigarrillos en un intento por reducir la prevalencia
de fumar. Como nación, continuamos limitando donde las personas pueden fumar y
requieren impuestos más altos sobre el tabaco. Algunas empresas y campus universitarios
están dejando de fumar. Debido a que estas acciones han mostrado menores tasas de
tabaquismo en los Estados Unidos, muchos defensores sugieren aplicar estrategias
similares a otras conductas relacionadas con la salud.
A finales del siglo XX, la esperanza de vida para hombres y mujeres era de 74.3 y 79.7 años,
respectivamente. Los avances en la medicina y la terapia con medicamentos para el
tratamiento de enfermedades crónicas fueron en gran parte responsables del aumento de
la esperanza de vida a finales del siglo XX.
Aunque la esperanza de vida siguió aumentando, las causas de muerte pasaron de
enfermedades infecciosas a principios del siglo pasado a enfermedades crónicas a fines del
siglo XX y principios del 2000. Estas enfermedades crónicas son el foco del campo de la
promoción de la salud en la actualidad. Ahora, las principales causas de la muerte en los
Estados Unidos son principalmente enfermedades crónicas influenciadas por factores de
riesgo que incluyen opciones de salud personal. La tabla 1.2 muestra las principales causas
de muerte y todos los factores de riesgo relacionados. La Tabla 1.3 presenta las causas
reales de muerte por conductas de estilo de vida, comparando 1990 y 2000,
específicamente los factores de riesgo que promueven el desarrollo de enfermedades
crónicas, y la tabla 1.4 presenta las principales causas de muerte en los Estados Unidos.
Tabla 1.2 Causas Principales de Muerte en los Estados Unidos y Factores de Riesgo Relacionados.

RANGO CAUSA FACTORES DE RIESGO


1 Enfermedades del Corazón Consumo de tabaco, hipertensión
arterial, colesterol sérico elevado,
dieta, diabetes, obesidad, falta de
ejercicio, abuso de alcohol,
genética.
2 Neoplasias Malignas Consumo de tabaco, consumo
indebido de alcohol, dieta,
radiación solar, radiación
ionizante, contaminación
ambiental, genética.
3 Enfermedad Respiratoria Inferior Crónica Consumo de tabaco.
4 Enfermedades cerebrovasculares (Accidente Consumo de tabaco, hipertensión
Cerebrovascular) arterial, colesterol sérico elevado,
diabetes, obesidad, genética.
5 Accidentes (Lesiones no Intencionales) Consumo indebido de alcohol,
consumo de tabaco (incendios),
diseño de productos, peligros en
el hogar, disponibilidad de armas,
falta de restricciones de
seguridad, velocidad excesiva,
diseño de automóviles, diseño de
carreteras.
6 Enfermedad de Alzheimer Edad, historial familiar, genética,
lesión en la cabeza, salud del
corazón, envejecimiento general
saludable.
7 Diabetes Mellitus Obesidad ( por diabetes tipo 2),
dieta, falta de ejercicio, genética.
8 Nefritis, Síndrome Nefrítico y Nefrosis Agentes infecciosos,
hipersensibilidad a las drogas,
genética, trauma.
9 Neumonía e Influenza Consumo de tabaco, agentes
infecciosos, factores biológicos.
10 Autolesión Intencional

Tabla 1.3 Comportamiento de Estilo de Vida Relacionado con la Enfermedad.

1990 2000
Causa Actual Numero % Numero %
Tabaco 400,000 19 435,000 18.1
Dieta pobre e 300,000 14 365,000 15.2
Inactividad física
Consumo de Alcohol 100,000 5 85,000 3.5
Agente Microbiano 90,000 4 75,000 3.1
Agentes Tóxicos 60,000 3 55,000 2.3
Vehículo de Motor 25,000 1 43,000 1.8
Armas de Fuego 35,000 2 29,000 1.2
Comportamiento 30,000 1 20,000 0.8
Sexual
Uso de Drogas Ilícitas 20,000 1 17,000 0.7
Total 1,060,000 50 1,124,000 46.7
Fuente: Para los datos de 1990, McGinnis & Foege (1993), Para los Datos del 2000, Mokdad et al.
(2005).
Tabla 1.4 Número de Muertes por Causas Principales de Muerte.

Enfermedades del Corazón 597,689


Cáncer 574,743
Enfermedad Respiratoria Inferior Crónica 138,080
Accidente Cerebrovascular 129,476
Accidentes 120,859
Enfermedad de Alzheimer 83,494
Diabetes 69,071
Nefritis, Síndrome Nefrítico y Nefrosis 50,476
Neumonía e Influenza 50,097
Autolesión Intencional 38,364
Fuente: Centro de Control de Enfermedades (2010).

Promoción de la Salud: Un Campo Emergente


La promoción de la salud, como campo de estudio, tiene una historia más corta que la salud
pública y la educación para la salud. La aparición de la promoción de la salud fue una
respuesta directa a los cambios en los patrones de enfermedad en los Estados Unidos, en
particular el aumento de las tasas de enfermedades crónicas a partir de mediados del siglo
XX. Este aumento se atribuye principalmente a dos razones: el descubrimiento de
antibióticos y vacunas para prevenir y tratar enfermedades infecciosas y la adopción de
comportamientos de estilo de vida que aumentan el riesgo de afecciones que conducen a
enfermedades crónicas.
Aunque la promoción de la salud, la salud pública y la educación para la salud se superponen
hasta cierto punto, cada uno es un estudio distinto en sí mismo. Es importante comprender
las distinciones entre estos tres campos, como se muestra en las siguientes definiciones.
Según la Organización Mundial de la Salud (Centro de la OMS para el Desarrollo de la Salud,
2004), la promoción de la salud es el proceso que permite a las personas aumentar el
control sobre su salud y mejorarla. Se mueve más allá de un enfoque en el comportamiento
individual hacia una amplia gama de intervenciones sociales y ambientales. (p. 30) El Dr.
Michael O´Donnell (2002), un académico destacado en el campo de la promoción de la salud
en el lugar de trabajo, ofrece esta definición de promoción de la salud:
el arte y la ciencia de ayudar a las personas a descubrir las sinergias entre sus pasiones
fundamentales y la salud óptima, aumentar su motivación para luchar por una salud óptima
y ayudarles a cambiar su estilo de vida para avanzar hacia un estado de salud óptimo. La
salud óptima es un equilibrio dinámico de salud física, emocional, social espiritual e
intelectual. el cambio de estilo de vida se puede facilitar a través de una combinación de
experiencias de aprendizaje que mejoran la concientización, aumentan la motivación y
desarrollan habilidades y, lo más importante, a través de la creación de oportunidades que
abren el acceso a entornos que hacen que la práctica de la salud positiva sea la opción más
fácil. (p.xx).
Educación Para la Salud
La educación para la salud es definida por la Organización Mundial de la Salud (Centro de
la OMS para el Desarrollo de la Salud, 2004) como cualquier combinación de experiencias
de aprendizaje diseñadas para ayudar a las personas y las comunidades a mejorar su salud,
aumentando su conocimiento o influyendo en sus actitudes. (p.29).
Salud Pública
La salud pública, según lo define la Organización Mundial de la Salud (Centro de la OMS
para el Desarrollo de la Salud, 2004), se ocupa de la salud de la comunidad en general. las
tres funciones básicas de salud pública son: la evaluación y el monitoreo de la salud de las
comunidades y poblaciones en riesgo para identificar problemas y prioridades de salud; la
formulación de políticas públicas diseñadas para resolver los problemas y prioridades de
salud locales y nacionales identificados; y garantizar que todas las poblaciones tengan
acceso a una atención adecuada y rentable, incluidos los servicios de promoción de la salud
y prevención de enfermedades, y la evaluación de la eficacia de esa atención. (p. 48).
Discusión
Estas definiciones indican claramente que la salud pública, la educación para la salud y la
promoción de la salud están trabajando para lograr el objetivo común de mejorar la salud
de las personas y la sociedad. Sin embargo, las estrategias utilizadas para abordar los
problemas de salud son claramente diferentes en cada definición. Green y Kreuter (1999)
sugieren que la promoción de la salud se basa en los programas, prácticas y políticas de
ciencias de la salud que se relacionan con la salud de las poblaciones humanas. Debemos ir
más allá de los límites ordenados de las instituciones de salud, ya que gran parte de lo que
se relaciona con la salud de las poblaciones humanas ocurre en otros sectores, como las
escuelas, la industria, los servicios sociales y el bienestar. (p.2). Esta esencia de la promoción
de la salud es promover activamente una vida saludable mediante la creación de una
sociedad en la que una "cultura de la salud" sea evidente en lugares donde las personas
viven, trabajan, adoran y aprenden. la promoción de la salud equilibra la elección de
comportamiento de salud individual con la creación de entornos donde la elección más
saludable se convierte en una elección más fácil. Por lo tanto, la promoción de la salud es
más amplia que la educación para la salud, sin embargo, la educación en salud es un
componente importante dentro del campo de la promoción de la salud. Además, los
campos de la promoción de la salud y la salud pública se superponen, pero tienen enfoques
claramente diferentes para abordar la salud de la sociedad. La salud pública, como lo
demuestra la definición anterior, se dedica a monitorear la salud del público, formular
políticas y garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a la atención médica, todo lo
cual es fundamental para garantizar una sociedad saludable. La promoción de la salud se
enfoca principalmente en el control de enfermedades crónicas al monitorear las
condiciones de salud, ayudar a las personas a tomar decisiones saludables y formular
políticas que crean ambientes saludables. Para ilustrar un ejemplo de cómo los
profesionales en los campos de la promoción de la salud y la salud pública trabajan juntos,
consideremos el tema de la gripe que será una amenaza para la sociedad cuando llegue la
temporada de gripe. Los virus de la influenza en la vacuna contra la gripe estacional se
seleccionan cada año según los pronósticos basados en la vigilancia sobre qué virus tienen
más probabilidades de causar enfermedades en la próxima temporada. Este trabajo es
realizado principalmente por los epidemiólogos de salud pública y es de importancia crítica
para la prevención de la gripe estacional. El siguiente paso es alentar a las personas a
obtener la vacuna contra la gripe a través de campañas de comunicación de salud y ofrecer
la vacuna contra la gripe en lugares donde las personas visitan con frecuencia. Es en estos
últimos pasos que los profesionales de la promoción de la salud aportan su experiencia:
entender a su público objetivo y crear campañas de comunicación para la salud que hagan
que las personas actúen sobre el mensaje. Al final, tanto el desarrollo de la vacuna contra
la gripe adecuada como la distribución de la vacuna contra la gripe mejorarán la salud de la
sociedad.
Determinantes de la Salud
No hay una causa única para el aumento de los comportamientos relacionados con las
enfermedades crónicas. No podemos señalar un factor en el producto, como los
videojuegos, los vecindarios suburbanos o los refrescos, como la causa singular de una
enfermedad crónica. Por lo tanto, los profesionales necesitan una comprensión integral de
los determinantes de la salud y una amplia gama de estrategias para abordar estos
problemas. El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) ha guiado el desarrollo de
los determinantes de la salud porque han estado a la vanguardia de los objetivos
estratégicos establecidos para la salud de la ciudadanía de los Estados Unidos. Desde 1979,
cuando el primer cirujano escribió Healthy People: El informe del cirujano general sobre la
promoción de la salud y la prevención de enfermedades, el HHS ha guiado el desarrollo de
este documento general sobre índices y objetivos de salud (Departamento de Salud,
Educación y Bienestar de los EE. UU., 1980).; Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos,
1979). Healthy People 2020 se considera un documento estratégico que utiliza la
identificación, medición y seguimiento para reducir las disparidades en la salud a través de
un enfoque de determinantes de la salud (Koh, 2010).
Los determinantes de la salud se definen como factores que influyen significativamente o
tienen un impacto en la salud de las personas y las comunidades. Los factores
determinantes de la salud incluyen factores genéticos o bilógicos, factores sociales y físicos,
servicios de salud, políticas y comportamientos individuales. La interrelación de estos
factores determina la salud de los individuos y, colectivamente, la salud de una población
(Instituto de Medicina, 2001). Es importante comprender cómo cada uno de estos factores
contribuye a la salud de una persona; Sin embargo, la mejor oportunidad para mejorar la
salud reside en las opciones de salud personal. Las opciones de comportamiento individual
representan casi el 40% de todas las muertes en los Estados Unidos (Mokdad, Marks, Stroup
y Gerberding, 2004).
Los Tipos de Determinantes de la Salud son los Siguientes:
Biología y genética. Estos factores se relacionan con la historia familiar porque los
individuos pueden estar predispuestos a una condición de un padre. Otros factores muchos
se relacionan con la edad; por ejemplo, a medida que los individuos envejecen, están
predispuestos a ciertos cambios físicos y cognitivos.
Factores sociales y físicos. El determinante social de la salud incluye una variedad de
problemas que afectan la salud de las personas, incluida la educación, los ingresos, los
apoyos sociales y la calidad de las escuelas. Los factores físicos también afectan la salud al
ampliar o limitar el acceso a alimentos saludables y las oportunidades para la actividad
física. Los entornos físicos donde las personas trabajan y viven, incluido el acceso a tiendas
de abarrotes, caminos seguros para caminar o andar en bicicleta, viviendas, lugares de
trabajo y exposición a riesgos físicos, afectan la salud.
Servicios de salud. El acceso a los servicios de salud y la calidad de estos servicios de salud
afectan la salud. Mejorar el acceso a los servicios de salud preventivos es un objetivo
principal de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. Sin embargo, la atención médica juega
un papel menor en la prevención de muertes prematuras.
Políticas. Las políticas a nivel local, estatal y nacional, así como el lugar de trabajo, afectan
la salud. Las políticas de aire interior limpio y el aumento de impuestos influyen en el
porcentaje de personas que fuman tabaco. Más recientemente, las políticas de bienestar
escolar promueven entornos escolares saludables para los niños, aunque hay pocos datos
disponibles para evaluar el impacto de estas políticas en la obesidad infantil.
Comportamiento individual. Los comportamientos individuales, como la elección de
alimentos, la actividad física, el manejo del estrés o el uso de cigarrillos, influyen en el
desarrollo de afecciones crónicas de salud.
Cada uno de estos factores contribuye a la salud y el bienestar general de las personas. La
promoción de la salud se centra principalmente en los comportamientos individuales y
reconoce la importancia de los factores ambientales físicos y sociales y la formulación e
implementación de políticas. En la primera mitad del siglo XX, se hicieron avances en la
salud como resultado de políticas (por ejemplo, mejores prácticas de saneamiento) y
atención médica (por ejemplo, descubrimiento de antibióticos). Los avances continuos en
procedimientos médicos y medicamentos recetados han sido importantes para mejorar la
calidad de vida de las personas con enfermedades crónicas. Sin embargo, a medida que
avanzamos en el siglo XXI, para abordar los crecientes costos de la atención médica y la
salud de las personas, las mejoras en la salud se derivarán de cambios en el comportamiento
de la salud individual complementado con el apoyo ambiental. Como se indicó
anteriormente, los factores ambientales físicos y sociales son críticos para lograr un cambio
de comportamiento individual exitoso. El entorno físico incluye las estructuras, edificios o
servicios que pueden facilitar o dificultar el comportamiento saludable. Por ejemplo, los
senderos para caminar o las calles iluminadas pueden alentar a caminar más en los
vecindarios y disuadir el crimen; las tiendas de comestibles pueden proporcionar un mejor
acceso a alimentos saludables y frutas frescas en lugar de que las personas dependan
únicamente de las tiendas de la esquina de un vecindario, que tradicionalmente no
almacenan una amplia variedad de productos. El ambiente físico crea la oportunidad para
que una persona se involucre en el comportamiento, pero eso solo puede no llegar a todos.
El entorno social son las relaciones personales o redes que rodean a las personas. Las redes
sociales establecen normas de comportamiento y estos comportamientos pueden facilitar
o dificultar el comportamiento saludable. A mediados de la década de 1950,
aproximadamente la mitad del país fumaba. Fumar era una práctica muy aceptable, que
puede haber influido en las personas para comenzar a fumar. A la inversa, para ayudar a las
personas a cambiar los comportamientos, el apoyo social y las redes son importantes para
que se realice el cambio en el comportamiento de la salud (Breslow, 1999). Por ejemplo, si
un niño tiene sobrepeso, se recomienda que toda la familia se involucre en la alimentación
saludable y el ejercicio regular para promover el control del peso. Los programas de
promoción de la salud en el lugar de trabajo también dependen del apoyo social de los
empleados.
Sobre la base de los factores determinantes de la salud, la promoción de la salud aborda los
problemas de salud en un enfoque de múltiples capas utilizando un modelo ecológico
social. Este modelo ilustra diferentes esferas que influyen en el comportamiento individual.
Cada individuo tiene conocimientos, creencias o valores que influirán en sus elecciones de
salud. Luego está la unidad familiar y cómo la familia influirá en los comportamientos de
salud. la siguiente esfera es una escuela o lugar de trabajo, y debido a que los niños y los
adultos pasan entre seis y ocho horas o el día en estos lugares, sus programas y políticas
pueden influir en el comportamiento. La siguiente esfera es la comunidad donde vive la
gente, y la última área es la política, que incluye políticas locales, estatales y nacionales
relacionadas con entornos saludables (Sallis, Owen, & Fisher; 2008; Stokols, 1992). este
modelo se presenta en la figura 1.1 y se analiza en el capítulo 3 sobre modelos de
planificación de programas. A medida que lea sobre los diferentes comportamientos de
salud en el capítulo 4 al 8, notará el enfoque ecológico para mejorar cada esfera para influir
positivamente en los cambios de comportamiento.
Figura 1.1 Modelo Ecológico Social.

COMUNIDAD INDIVIDUO
SOCIEDAD RELACION

Fuente: Centro de Control de Enfermedades (2013).


Conceptos Importantes de Promoción de la Salud.
Antes de pasar a los capítulos que analizan los comportamientos de salud que afectan a las
enfermedades crónicas y los recursos, estrategias y modelos que apoyan la promoción de
la salud, en esta sección se analizan brevemente los conceptos y la terminología relevantes
en este campo.
Factores de Riesgo, Enfermedades Crónicas y Empoderamiento
Los comportamientos específicos de salud están directamente asociados con la enfermedad
crónica. Estos comportamientos de salud se denominan factores de riesgo. Los factores de
riesgo pueden ser modificables o no modificables. Los factores de riesgo modificables son
aquellos que un individuo puede cambiar a través de sus propias acciones, como los niveles
de actividad física o los hábitos alimenticios. Los factores de riesgo no modificables son
aquellos que no pueden ser cambiados por el individuo, como la edad, el sexo o los
antecedentes familiares.
La promoción de la salud se centra en los factores de riesgo modificables que las personas
tienen la capacidad de cambiar cuando se les proporciona la educación, la motivación y un
entorno de apoyo necesarios. El acercarse a la salud desde esta perspectiva puede capacitar
a las personas para mejorar su propio estado de salud y, por lo tanto, tener más control
sobre su bienestar. El empoderamiento de individuos o comunidades es un tema clave en
el campo de la promoción de la salud. Cuando se usa correctamente, el empoderamiento
puede ser una estrategia a largo plazo para hacer cambios permanentes. La investigación
indica que los pequeños cambios de comportamiento en el estado de peso de alguien o los
patrones de actividad física pueden mejorar los resultados de salud.
Los comportamientos y elecciones de salud ocurren todos los días en nuestras vidas. Deténgase y
considere cuántas decisiones de salud ha tomado en las últimas veinticuatro horas (cepillarse los
dientes, desayunar, usar el cinturón de seguridad o el casco de bicicleta). Cada una de estas opciones
puede ejercer una fuerte influencia en su estado de salud, aunque pasen años antes de que se
conozcan los efectos de esas opciones. Por ejemplo, fumar un cigarrillo no causará cáncer de pulmón,
pero fumar más de treinta años de su vida aumentará las posibilidades de cáncer de pulmón.

Actividades de Prevención: Primaria, Secundaria y Terciaria.


La prevención de la salud es un componente importante del manejo de la salud de las
personas una vez que se desarrolla una condición crónica. Las personas pueden participar
activamente en la promoción de su propia salud a través de la actividad física regular o el
manejo del estrés, pero también deben ser informados sobre las actividades de prevención
de la salud. Las actividades de prevención se clasifican en tres niveles: primario, secundario
y terciario. Las actividades de prevención tienden a estar asociadas con el sistema sanitario.
Prevención Primaria
La prevención primaria enfatiza las actividades para evitar enfermedades, lesiones o
enfermedades. Las estrategias pueden incorporarse en una situación educativa o en una
visita médica. Por ejemplo, los niños de escuelas primarias pueden tener una asamblea en
la que se comparte información para desalentarlos a comenzar a fumar tabaco o, a nivel
universitario, puede haber programas educativos sobre el riesgo de beber alcohol. Durante
las visitas médicas, las actividades de prevención primaria pueden Incluyen inmunizaciones
programadas o exámenes de detección de cáncer apropiados.
Prevención Secundaria
La prevención secundaria enfatiza la identificación de enfermedades en su etapa más
temprana y el tratamiento temprano de las afecciones. La investigación sugiere que cuando
se detecta la enfermedad en forma temprana, existe una mayor probabilidad de
tratamiento con un resultado exitoso. El sistema de salud asistencial a veces se denomina
sistema "curativo" debido a su enfoque en la detección y el tratamiento de enfermedades.
Los ejemplos de prevención secundaria abundan en los Estados Unidos debido al número
de personas con afecciones crónicas, que incluyen presión arterial alta o colesterol en la
sangre alto. A una persona con presión arterial alta o colesterol en la sangre se le recetaría
un medicamento que ayudaría a disminuir la presión arterial o el colesterol en la sangre. El
manejo de las condiciones crónicas mediante el uso de medicamentos recetados es un sello
distintivo del sistema de atención médica, que ha logrado avances importantes en el
tratamiento de enfermedades crónicas.
Prevención Terciaria
La prevención terciaria se basa principalmente en el sistema de atención médica y destaca
las intervenciones médicas específicas para limitar el avance de las enfermedades
relacionadas con las enfermedades crónicas. Si no es debilitación del cuerpo. La prevención
terciaria tiene como objetivo retardar la progresión de la condición crónica. Los servicios de
rehabilitación, como la terapia física u ocupacional, son marcas comerciales de este tipo de
prevención. Este tipo de atención generalmente se considera la atención más amplia y es
responsable, en parte, de elevar los costos de la atención médica.
Discusión
Las actividades de prevención secundaria y terciaria se realizan principalmente a través del
sistema de atención médica, donde el costo es considerablemente mayor a medida que
avanzan las enfermedades crónicas. Desafortunadamente, se ha prestado mucha menos
atención a la prevención de la aparición de estas afecciones crónicas (prevención primaria)
hasta hace poco. Desde aproximadamente el año 2000, el Grupo de trabajo de servicios
preventivos de EE. UU. Se estableció y recomienda específicamente que el manejo de estas
condiciones comience con cambios en el comportamiento del estilo de vida. Sin embargo,
ha habido una aceptación lenta de este enfoque a través del sistema médico y las opciones
de salud personal.
Las actividades de promoción de la salud enfocadas en involucrar a los individuos es la
prevención primaria para retrasar o evitar la aparición de enfermedades crónicas. Sin
embargo, las intervenciones de promoción de la salud también deben ser parte de la
atención secundaria y terciaria. Considere a alguien a quien se le diagnostica una etapa
temprana de diabetes y también tiene sobrepeso y vive una vida secundaria. Este individuo
se beneficiaría enormemente de perder peso, comer una dieta saludable y comenzar
lentamente un programa de ejercicios. El sistema de atención de salud es notable para
restaurar la salud; sin embargo, el costo de este tipo de catre es muy alto para quienes
pagan la factura, incluidos los individuos, las organizaciones y el gobierno federal. Este es
un enfoque más rentable para la salud y la enfermedad; Los promotores de salud buscan
mejorar el bienestar general de la audiencia objetivo, lo que llevará a una disminución en
el costo del tratamiento de enfermedades y, lo que es más importante, ayudará a las
personas a vivir más años sin enfermedades crónicas.
La Promoción de la Salud Cumple con el Sistema de Salud.
Los Estados Unidos tienen un sistema de atención de salud basado en los empleados en
lugar de un sistema administrado por el gobierno. esto significa que el seguro de salud se
ofrece a los empleados a través de las organizaciones donde trabajan. En algunos casos, el
gobierno de los EE. UU. Ofrece seguro médico a segmentos especiales de la población: las
personas mayores de sesenta y cinco años pueden inscribirse en Medicare, los Veteranos
militares reciben atención a través de la Administración de veteranos, las personas que
viven por debajo del umbral de la pobreza y las personas discapacitadas son elegibles para
Medicaid, y el programa estatal de seguro de salud para niños proporciona fondos
equivalentes a los estados para el seguro de salud a las familias con niños cuyos ingresos
son modestos pero de alta calidad para Medicaid. Hay muchos programas de seguro de
salud diferentes en los Estados Unidos financiados por organizaciones privadas y los
gobiernos federal y estatal.
El sistema de atención médica de los EE. UU., Ya sea ofrecido a través de una organización
o del gobierno federal, ha sido conocido como un sistema médico "restaurador", un sistema
que se enfoca principalmente en tratar la enfermedad en lugar de prevenirla. El sistema
médico ha hecho enormes avances en la detección y el tratamiento de enfermedades
mediante el uso de tecnología, cirugía y tratamiento con medicamentos. Debido a estos
avances, los Estados Unidos tienen un sistema de atención médica muy costoso; sin
embargo, como nación, estamos rezagados con respecto a otros países en varios índices
clave de salud, incluida la mortalidad infantil, la esperanza de vida y las tasas de
enfermedades crónicas.
Ley de Protección al Paciente y Cuidado Asequible
En 2010, el presidente Barak Obama promulgó la Ley de Protección al Paciente y Atención
Asequible, conocida como la Ley de Atención Asequible (ACA) (Congreso Abierto, 2010).
Esta pieza monumental de legislación representa el conjunto más completo de reformas de
atención médica en la historia reciente de los Estados Unidos. Un componente importante
de la ACA fue extender la cobertura de salud a los ciudadanos en los Estados Unidos al exigir
que las personas tengan cobertura médica; el objetivo es que todos contribuyan
financieramente al sistema de atención médica. Como resultado de la ACA, se estima que
treinta y un millones adicionales de estadounidenses tendrán acceso a la cobertura de
seguro de salud. Uno de los objetivos del préstamo es aumentar para 2014 la cantidad de
planes de seguro de salud privados, asequibles y de calidad, entre los que más personas
pueden elegir. Para 2014, más de siete millones de estadounidenses se han inscrito para
recibir atención médica a través de los intercambios de atención médica. El acceso a la
atención médica es un factor importante para mejorar los resultados de salud; un mayor
acceso proporciona más oportunidades para promover un comportamiento saludable y
ofrecer servicios clínicos preventivos adecuados a la edad.
Un segundo sello distintivo de la ACA es su énfasis en el bienestar, la promoción de la salud
y la prevención. Dos partes de la ACA se centran en esta área, el Título IV, Prevención de
enfermedades crónicas y mejora de la salud pública, y el Título V, Área de trabajo de
atención médica. Dentro de estas áreas está la creación de consejos para avanzar en la
prioridad de mejorar la calidad de la atención médica a través de la prevención de
enfermedades y la promoción de la salud. Dentro del Título IV, se requiere la creación del
Consejo Nacional de Prevención). Este consejo tiene la tarea de desarrollar la Estrategia
Nacional de Prevención para guiar a nuestra nación en la identificación de los medios más
efectivos y alcanzables para mejorar la salud y el bienestar.
La Estrategia Nacional de Prevención prevé una sociedad orientada a la prevención en la
que todos los sectores reconocen el valor de la salud para las personas, las familias y la
sociedad, y trabajan juntos para lograr una mejor salud para todos los estadounidenses
(Fielding, Teutsch, & Koh, 2012; Koh & Sebelius, 2010). Dentro del Título V, la creación de
la Comisión Nacional de Salud del Cuidado de la Salud revisa las necesidades de la fuerza
laboral y hace recomendaciones al gobierno federal para asegurar que las políticas
nacionales estén alineadas con las necesidades del consumidor. Una iniciativa bajo este
título es brindar asistencia técnica a los proveedores de atención primaria sobre la
promoción de la salud. Manejo de enfermedades crónicas, y medicina preventiva. Estas
iniciativas se centran en el énfasis de la promoción de la salud y la prevención de
enfermedades.
La ACA también requiere que las compañías de seguros de salud cubran una serie de
servicios preventivos recomendados, como la presión arterial o las pruebas de detección de
cáncer, sin costos adicionales para los pacientes. Este énfasis en la detección temprana de
enfermedades crónicas es un paso crítico para disminuir las tasas de las principales causas
de muerte en los Estados Unidos. Un panel independiente de expertos médicos y científicos
forman parte del Grupo de trabajo de servicios preventivos de EE. UU. Para identificar
servicios preventivos según la fuerza de la evidencia científica que documenta sus
beneficios y rentabilidad. El Capítulo 8 aborda los servicios clínicos preventivos y su
importancia para la promoción de la salud, y el Capítulo 9 aborda el papel de los gobiernos
federales y estatales en las actividades de salud.
Discusión
Con las nuevas disposiciones establecidas en la ACA, el nacional está experimentando un
cambio en su enfoque de la salud, el bienestar y el tratamiento de la enfermedad. Por
primera vez, se otorga un mayor valor a la promoción de la salud y los beneficios a largo
plazo de la prevención de enfermedades. Al observar la salud a través de este lente, los
promotores de salud pueden replantear el dialogo en muchas de las enfermedades crónicas
y los factores de riesgo del estilo de vida que afectan a nuestra interacción. Estas
disposiciones de la ACA subrayan el valor de la promoción y prevención de la salud,
prestando credibilidad al campo de la promoción de la salud.
Posiciones en el Campo de la Promoción de la Salud.
Existe una enorme necesidad y demanda de las habilidades de los profesionales de la
promoción de la salud. Los estudiantes con formación académica en el campo tendrán una
comprensión científica del cuerpo, incluida la biología, la química, la fisiología del ejercicio,
la nutrición y la dieta, y la psicología de la salud. Junto con este conocimiento científico, los
estudiantes de promoción de la salud también tendrán una perspectiva teórica de la
planificación e implementación del programa, incluida la evaluación, la metodología y la
evaluación, así como la formulación de políticas. El Capítulo 10 proporciona una discusión
extensa sobre una variedad de entornos donde se está produciendo la promoción de la
salud.
Históricamente, algunas de las primeras posiciones en el campo de la promoción de la salud
fueron responsables de administrar los programas de promoción de la salud en el lugar de
trabajo. Con un sistema de atención de salud basado en los empleados, las corporaciones
de los Estados Unidos comparten el costo general de la factura de atención de salud de la
nación; Hacia fines del siglo XX, los costos de atención médica comenzaron a aumentar
significativamente. En respuesta al aumento de los costos, muchos empleadores
establecieron programas de promoción de la salud en el lugar de trabajo.
Más allá de los programas de promoción de la salud en el lugar de trabajo, que continúan
empleando a un gran número de profesionales de la promoción de la salud, el campo de la
promoción de la salud ha crecido significativamente en respuesta a la epidemia de obesidad
y al aumento asociado en las tasas de enfermedades crónicas. Los puestos de promoción
de la salud ahora están bien establecidos en agencias gubernamentales y no
gubernamentales, incluidos los departamentos de salud estatales y locales, proveedores de
atención médica y de seguros, distritos escolares, instalaciones de gimnasios comerciales y
organizaciones religiosas, así como empresas que brindan servicios especializados
relacionados con promoción de la salud, como campañas de mercadeo social,
entrenamiento de salud, exámenes de salud o materiales de educación para la salud.
A medida que los estudiantes exploran diferentes opciones de carrera dentro del campo de
la promoción de la salud, los intereses pueden centrarse en una condición de salud o en una
etapa de la vida. Los problemas de salud como la enfermedad cardíaca, la osteoporosis o la
obesidad infantil pueden enmarcar las posiciones dentro del campo. Otro enfoque es la
identificación de una población objetivo específica. Las posiciones de promoción de la salud
abordan el comportamiento individual en todas las etapas de la vida, desde fomentar
conductas prenatales saludables durante el embarazo, hasta el desarrollo y el desarrollo de
la primera infancia, hasta la salud de los estudiantes en las escuelas primarias y secundarias,
a lo largo de la vida en universidades, sitios de trabajo, comunidades y asistencia.
instalaciones de vida. La nación necesita profesionales de promoción de la salud que estén
capacitados para motivar y educar a las personas para que inviertan en estilos de vida
saludables y trabajen con las comunidades y el gobierno para crear entornos sociales y
físicos que apoyen una vida saludable.
Resumen
Este capítulo presenta una serie de términos clave y las bases para el campo emergente de
la promoción de la salud. Describe brevemente los cambios sociales y físicos del medio
ambiente desde la primera mitad del siglo XX hasta la segunda mitad. Distingue la
promoción de la salud de la salud pública y la educación en salud. La evidencia sobre cómo
los factores sociales, de comportamiento y ambientales han influido en nuestros
comportamientos y enfermedades crónicas se describe de forma tanto cualitativa como
cuantitativa. Comprender las fuerzas que han provocado los cambios en estos factores es
fundamental para la disciplina de la promoción de la salud.