Está en la página 1de 7

Doctorado en Ciencias de la Educación

Enfoques Filosóficos de la Educación G10

César Augusto García Aguilar


000-00-2955

Teorías Pedagógicas 1. Infografía


Unidad 3 (semana 3)

Dr. Gregorio Daniel Ramírez Beltrán


3 de octubre de 2020

1
Introducción

Dentro de las concepciones de todos, es claro pensar que el origen de la filosofía

y la educación parte en Grecia con sabios pensadores y eruditos del tema antropológico

y cosmogónico como Platón, Aristóteles y muchos más, pero que indudablemente han

sido el punto de partida para los teóricos que en el Renacimiento y en los siglos XIX y

XX, han mostrado un notable desarrollo de sus postulados. Cabe señalar que en aquellas

épocas doradas del pensamiento griego y en medio de un mundo idealizado y regido por

las guerras y la conquista de territorios, se mostraron filósofos que se adentraron a

explorar los orígenes del ser humano. En ese orden de ideas, se establecen los principios

de la Educación Tradicional, donde Platón creía en el idealismo de lo bello, de las

sensaciones y lo absoluto

Por su parte, algunos pensadores posmodernos como Nietzsche, creía en la

Teología Negativa y en el anarquismo (sin Dios y sin ley), mientras que Marx se acerca

a un hombre Nuevo y Total, con un materialismo dialéctico donde la naturaleza, la cultura

y el trabajo son sus principios.

Todo esto se contrasta con la Pedagogía Activa donde el estudiante es el centro de la

formación y donde la educación se proyecta para la vida en medio de la colaboración

para resolver los problemas

2
Figura 1. Infografía. Teoría Tradicional

Actualmente la escuela sigue buscando


ese “Hombre Integral”, pero en
ocasiones quiere “imponer” ciertos
estilos y ritmos de aprendizaje y coarta
la “libertad de pensamiento” debido a
dogmas y preconceptos.

El preguntarse para encontrar la


respuesta o la solución a un problema.
Creo que la escuela debería enfocarse
en el “Aprendizaje Basado en
Problemas” para que la Academia sea el
origen de las soluciones sociales,
pedagógicas y culturales.

Obviamente sabemos que en la


actualidad, la educación sigue siendo
Plenitud, Antropología, Trascendencia y
Eternidad, pero las entidades
encargadas de controlar y monitorear la
educación en Colombia y el mundo, se
centra más en resultados que en
procesos.
El origen de las ideas según Platón es
clave en la educación actual y también
lo es las formas que enunciaba
Aristóteles, pero que sabemos en la
escuela Actual debe acompañarse con la
libertad, la inclusión, el contexto y la
solución. Los Temas, las Unidades,
deberían eliminarse de los currículos y
construirlo según el contexto escolar.

La idea de Marx en cuanto a un Hombre


Nuevo y Total, es buena para la escuela,
pero sin extremismos, radicalismo o
posturas cerradas que pueden llevar a
un estudiante pensante a un subversivo
del saber donde prima la imposición y la
defensa de su posición sin importar los
medios, recursos o personas que se
utilicen para tal fin
Me aparto un poco del concepto
Anarquista de Nietzsche, pero defiendo
su postura de la No esclavitud ni
Sumisión a nadie porque así debe ser la
escuela, un lugar de reflexión,
producción, mejora continua y respeto
por la diferencia, pero necesariamente
es importante tener entes o personas
reguladores de los procesos.

La escuela debería permitir cualquier


postura del estudiante, menos la
revolución o el anarquismo,
Preferiblemente podría pensarse en un
ambiente donde las diferencias se lleven
al diálogo, donde la revolución sea de
ideas y propuestas y donde el
anarquismo sea la respuesta a lo
antihumano y a lo antisocial, desde una
perspectiva crítica, solidaria,
comprensiva y trascendental.

3
Figura 2. Infografía. Pedagogía Activa

En efecto, es la
idea de la “Escuela
Nueva” la que nos
impulsa a pensar
en construir
conocimiento de la
mano de los
maestros y donde
el Trabajo
Colaborativo
establezca el
avance en medio
de las diferencias,
de las fortalezas y
de las debilidades.
Los intereses y las
necesidades, tendría n
que enfocarse a nivel
Individual y
Comunitario.
Infortunadamente no se
estudia para la vida
sino para una prueba o
una estadística. Nos
preocupa la resolución
de problemas, la
Escuela debería ser el
origen a la solución de
muchos problemas
humanos

El Empirismo debería
tener más cabida en la
educación actual
teniendo en cuenta que
desde lo aprendido por
cada uno, se podría
establecer un banco de
respuestas para un
problema en especial,
pero la Escuela también
debería tener un
espacio para la
investigación donde se
“resolucione” desde la
práctica, la
experimentación y el
monitoreo.

Qué bueno pensar que


las ideas se
materialicen en obras,
pero la escuela debería
crear un ambiente de
“práctica” donde esas
ideas se lleven al
laboratorio físico o
imaginario y se
“pruebe” lo que se
concibe, aunque el
tiempo sería clave con
relación al resultado.

Según Rousseau “El


hombre nace bueno y la
sociedad lo corrompe”
es muy cierto desde la
perspectiva de la
Escuela porque somos
los educadores quienes
perfilamos, moldeamos
y podemos lograr un
ser humano pleno,
humano, solidario,
solucionador y
asombroso desde lo
cultural, social y
cognitivo. Todos los
Doctores, Especialistas
y Licenciados deberían
estar en la escuela para
fundamentar el proceso
educativo con toda su
experiencia.

4
Conclusión

Definitivamente los tiempos han cambiado y en ese mismo sentido, la

educación. Es importante señalar como las diferentes épocas le han permitido al

hombre profundizar más en el análisis del ser humano desde todas sus dimensiones

y lograr así un conocimiento cada vez más pleno, integral, objetivo y real.

Teniendo en cuenta los diferentes postulados, debo decir que la educación

Tradicional es la base de todas las demás teorías, enfoques y líneas educativas

actuales, por eso no se puede desconocer su gran aporte y legado, pero también

es cierto que existen nuevos paradigmas que nos hacen pensar en elementos que

talvez la educación tradicional había absolutizado o aseverado.

El hecho de que la educación se centre en el educador, puede tener un

argumento ambiguo que nos permita diferir entre “mentor” y “dictador”, de manera

que tampoco podríamos pensar que el único ser que construye su conocimiento

sería el educando, sabiendo que su experiencia no le permite aún, llegar a un

aprendizaje, pleno, real y significativo, sin tener las bases, la experiencia, los

preconceptos y por su puesto todo el mundo que un educador le puede proveer.

5
Ahora bien, tampoco podríamos pensar que lo que un educador ha aprendido

a lo largo del tiempo, le permita creer que es el “sabelotodo” “el ser supremo del

saber” sin pensar que su conocimiento puede tener varios puntos de vista y aristas

que le hagan cambiar, o mejor, amalgamar sus percepciones a un pensamiento más

global, humanista, solidario y trascendental.

Sin embargo, todas las teorías y postulados, indudablemente nos han

permitido analizar, lo que era inanalizable, impensable o incluso irreal, de ahí la

importancia de la filosofía en todos los contextos porque es la ciencia de lo real y lo

irreal, de lo objetivo y lo subjetivo y es precisamente allí donde seguiremos

encontrando respuestas a lo desconocido.

Teniendo en cuenta lo anterior creo que si la Educación Inicial, es decir en la

escuela primaria es donde parten todos los saberes, experiencias y conocimientos

que el ser humano va a utilizar, construir y mejorar en su vida, deberían todos los

doctores, especialistas y licenciados aportar con su experiencia y saber las bases

de la educación teniendo en cuenta que lo que uno es de ser humano es lo que

adquirió por genética, por los padres, por la escuela y por la vida en sociedad.

6
Referencias

Fullat, O. (1992). Filosofías de la Educación PAIDEIA. Barcelona: Ediciones

CEAC.