Está en la página 1de 2

Universidad de Atacama

Facultad de Humanidades y Educación


Investigación en Ciencias Sociales
Docente: Elva Morales

MARCO
TEÓRICO

INTEGRANTE:
Connie Castañeda
FECHA DE ENTREGA:
24 de noviembre de 2020
Se entiende como marco teórico al resultado de teorías, conceptos y conocimiento
científicos, métodos y procedimientos que el investigador requiere para describir y explicar
objetivamente el objeto de la investigación, en su estado histórico, actual o futuro (Dieterich, 2008).
Sánchez y Reyes, en el 2006, proponen que el marco teórico está conformado por el soporte teórico
que sustenta científicamente el problema de investigación. Ello requiere que el investigador tenga
cierto dominio sobre el modelo teórico específico dentro de una disciplina científica.
Con esto puesto como primer concepto, me referiré a los antecedentes bibliográficos.
Estos deben ser principalmente del enfoque seleccionado y referirse a estas hipótesis o variables
presentes en el contenido. Si esto no ocurriese estaríamos frente a una inconsistencia. Todo debe
coincidir, vincularse y ajustarse a la revisión de la literatura y, por supuesto, al planteamiento.
Necesario es identificar diferencias y similitudes del estudio con otros que ya se hayan realizado,
describir las dudas que se resolverán, lo que ayudará a esclarecer e introducir las variables que serán
consideradas en el estudio. Revisar la literatura permite familiarizarse con lo que se propone como
objeto de estudio, así como ayuda al investigador a comprender las problemáticas que enfrentaron
investigadores anteriores. De hacerse de una forma selectiva, incluir investigaciones que traten el
tema. Se aconsejan enunciados como “En la literatura referente…”, “Nuestro abordaje es diferente
en…”, “El estudio propuesto es consistente con…”.
Respecto a las bases teóricas, Arias en 2006 postuló que se refieren al desarrollo de los
aspectos generales del tema y que comprenden el conjunto de conceptos que constituyen un punto
de vista o enfoque determinado, que se dirige a explicar un problema o fenómeno o problema
planteado. Por lo general, pueden dividirse en función de los temas que integren la investigación o
las variables que vayan a analizarse. Se sugiere considerar aspectos como: ubicación de la
problemática en un determinado enfoque teórico, tener en mente quiénes son los receptores o
usuarios del estudio, relación entre la teoría y el objeto de estudio.
Finalmente, el marco conceptual. Este debe abarcar apartados como hipótesis (si es
posible, puesto que mayormente en las investigaciones cualitativas las hipótesis emergen de los
datos), variables o conceptos (por lo general no se preestablecen las variables, pues igualmente
emergen de los datos, pero pueden establecerse de modo tentativo), definición de términos
centrales o claves (descripciones generales, proporcionadas por los participantes); pero no sólo se
comprende de estos apartados. Igualmente se debe aquí incluir el diseño al cual va ligado el marco
interpretativo, el contexto inicial (descrito detalladamente y dando a conocer el por qué se eligió),
período aproximado de recolección de datos, la muestra inicial (que se constituye con el método de
muestreo, la estimación tentativa de la muestra final, un tamaño aproximado, elemento que puede
cambiar), método o métodos de recolección de datos (entrevistas, grupos de enfoque,
videograbación, notas, bitácora, etc.), equipo de trabajo (individualizando funciones y personas) y
los modos en que se incrementará la dependencia, credibilidad, transferencia, fundamentación,
aproximación, capacidad de dar significado o si se someterá a retroalimentación, entre otros.

También podría gustarte