Está en la página 1de 5

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE

MÉXICO

FACULTAD DE CIENCIAS POLÍTICAS Y


SOCIALES

TEMA:

ALUMNO: FLORES HERNANDEZ ALDO RODOLFO

PROFESOR:

ASIGNATURA:
1. ¿En qué consiste el modelo de industrialización por sustitución de
importaciones?

Consiste en impulsar la participación del capital privado nacional en el proceso


económico específicamente en el proceso de industrialización, esto con la
participación activa del Estado en la economía. Además, el modelo está orientado
a la integración de los procesos industriales, haciendo que las inversiones
extranjeras se realicen para crear nuevas actividades y no en campos ya
atendidos por el capital nacional, ni adquiriendo empresas ya existentes.

2. ¿Cómo fue adoptado en México?

Se logró mediante un sistema de planeación de la administración pública, que se


orientó a la construcción, operación y conservación de las obras publicas. Con las
obras públicas se fomentaron las fuentes de trabajo, lo que aumento la capacidad
productiva, esto sostendría la economía rural, la cual a su vez apoyaría la
industrialización, y así abastecer el consumo nacional e impulsar el proceso
económico. Además de que se establecieron organismos e instituciones que le
permitieron al Estado conducir la economía nacional.

Es así, que los empresarios y los banqueros, se comprometían a invertir, mucho a


cambio utilidades considerables. El gobierno les daría el apoyo necesario,
incluyendo todo tipo de subsidios. El sistema tributario no gravaría en exceso a las
utilidades de sus empresas, y los intereses y los dividendos mantendrían su
carácter de ingreso personal anónimo para fines tributarios. De tal forma, que la
industrialización del país, se llevaría a cabo fundamentalmente con el apoyo del
sector público, mediante las manufacturas, bajo un rígido sistema de protección
frente a la competencia del exterior. A cambio de todo ello, los empresarios se
comprometían a dejar en manos del gobierno todo lo relacionado con la definición
de la política económica y social y ciertas actividades clave para el desarrollo
nacional.

Para el eficaz y eficiente funcionamiento de la división del trabajo, el gobierno


aportó reglas claras y una enorme capacidad para construir consensos, para
negociar y llegar a acuerdos, de tal forma que los agentes económicos y sociales
sabían a qué atenerse. Tanto la política fiscal, la monetaria, la crediticia, la de
precios, la de salarios, la de subsidios y muchas otras más eran claras y de
manera coordinada y complementaria se movían en la misma dirección. En caso
de conflicto se acudía a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en Palacio
Nacional.
3. ¿Cuáles son los resultados para el desarrollo mexicano de la adopción de
dicho modelo?

Los resultados se pueden enmarcar en distintos periodos, por ejemplo, en el


periodo de 1954-1970, el crecimiento promedio anual del Producto Interno Bruto
por persona, fue de 3.4%, esto se logró con estabilidad de los precios internos. En
el periodo de 1958-1970, se dieron altas tasas de crecimiento, estabilidad en los
precios y tipos de cambio fijo. El crecimiento promedio anual fue de 6.8% y la
inflación de 2.2%. El sector líder fue el manufacturero, con un crecimiento
promedio anual de 9.1% aproximadamente. En tanto que la población creció 3.2%
anual y el producto per cápita 3,5%. México ocupó el cuarto lugar mundial en
materia de crecimiento, sólo superado por Japón, Singapur y Corea.

En 1964 el incremento del Producto Nacional Bruto alcanzó la cifra de 10% en


términos reales, tasa que no se había logrado desde 1954. Esto contribuyó a un
elevado crecimiento, una mayor producción agrícola, el auge en la exportación de
bienes y servicios, y un notable ascenso en la inversión pública y privada,
aumentando una mayor demanda de bienes de consumo, lo cual dio como
resultado un aumento tanto de la ocupación general, como de los salarios.

A los trabajadores organizados el gobierno ofrecía salarios monetarios que en


términos reales crecerían, además de todo tipo de prestaciones de carácter social,
incluyendo, de manera destacada, servicios educativos, los de la salud y la
seguridad social, se ofrecía algunos subsidios a bienes y servicios básicos.

A los propietarios agrícolas, ganaderos y campesinos, se les ofrecía confianza y


garantías a la pequeña propiedad, precios de garantía, sistemas de
almacenamiento, crédito creciente en términos razonables, extensas tierras con
agua asegurada, apoyos de todo tipo para mecanizar y tecnificar los cultivos. A
cambio de ello, los campesinos se comprometían a trabajar y mantener seguridad
y paz social en el campo.

4. ¿Por qué se modificó dicho modelo?

Por las profundas fallas de un modelo de desarrollo que tenía graves


desequilibrios sociales y regionales, lo cual se manifestaba de forma evidente en
la acentuada desigualdad entre el campo y la ciudad.

Los problemas que agravaron la situación fueron la concentración de la riqueza y


la distribución del ingreso en el país. La fuerte concentración de la riqueza del país
se debió por una reforma agraria incompleta, un sistema fiscal inequitativo, la
corrupción del sistema público y una fuerte presencia del capital extranjero en
sectores clave de la economía mexicana. Otros problemas derivados fueron: la
tasa de desempleó elevado, y la creciente presión a favor del reparto de tierras;
deterioro de la distribución del ingreso; las presiones en el aumento de salarios; un
déficit comercial crónico y creciente, que era financiado por la dependencia
creciente al capital externo; el creciente gasto corriente y de capital de gobierno,
provocadas por el rápido crecimiento demográfico, la urbanización y el desarrollo.

Es a partir de 1965, que la actividad económica en el país disminuye su ritmo de


crecimiento, la estabilidad de precios empieza desvanecerse. Se presentan
presiones inflacionarias y se recurre a la contracción monetaria para detenerla. Sin
embargo, la presión no respondía sólo a las condiciones internas, en realidad, la
economía internacional ya sufría los mismos problemas.

La hegemonía de estados unidos decayó, y el sistema monetario basado en el


dólar se vino abajo, la productividad de varios países disminuyo y las manos de
obra comenzaron agotarse. A comienzos de la década de 1970, se dio la muerte
del Patrón Cambio Oro, instaurado con los acuerdos de Bretton Woods, primero,
se devaluó el dólar, y más tarde se declaró su no convertibilidad. Con la crisis,
surgieron nuevos planteamientos en el pensamiento económico que buscaron dar
respuesta a los nuevos problemas de las economías de los distintos países, como
fueron la inflación y el estancamiento económico.

En resumen, el modelo se modificó por los problemas que se dieron por el


crecimiento desmesurado del Estado en las actividades económicas, multiplicando
las empresas públicas, numerosas e ineficientes, el excesivo proteccionismo de
las industrias locales, y una gran regulación al comercio exterior. Además, del
populismo económico, que resulto en la incapacidad de los gobiernos para
controlar tanto el déficit público como las demandas de aumentos salariales.
Referencias:

Ríos, A. (2009). La participación del Estado en la economía. En La crisis del


neoliberalismo globalizador. Hacia un nuevo rumbo económico (pp. 81-134).
México: CEDIP-Cámara de Diputados.
Romero, M. E. (2012). La retórica de la política económica 1958-1970: del desarrollo
equilibrado al desarrollo estabilizador. En M. E. Romero (Coord.). Fundamentos de
la política económica en México 1910-2010 (pp. 237-324). México: UNAM.
Tello, C. (2010, julio-septiembre). Notas sobre el Desarrollo Estabilizador. Economía
Informa (364), 66-71.