Está en la página 1de 1

EL DESCUBRIMIENTO DE LOS ROLLOS DEL MAR MUERTO 1947 -

El área de los descubrimientos de Qumram, en Palestina, esta ubicada aproximadamente a un kilómetro sobre
las alturas que bordean la orilla norte del mar Muerto, el hallazgo en una gruta, durante los primeros meses de
1947, de siete rollos de manuscritos antiguos realizados en pieles, entre otros elementos, reporta inicialmente
un lucrativo negocio para los beduinos que se acreditan su descubrimiento. El suceso que moviliza a traficantes,
anticuarios y científicos gana trascendencia al fechárselos como anteriores al siglo I de la era cristiana y será
considerado uno de los mayores hallazgos arqueológicos del siglo.

Recién a comienzos de 1949, luego del paréntesis de la guerra desatada entre árabes e judios al proclamarse
el estado de Israel y finalizar el protectorado británico en la región, se inicia la exploración sistemática dirigida
por el Servicio Arqueológico Jordano y con la colaboración del Museo Arqueológico de Palestina (ligado a la
Fundacion Rockefeller) que se prolongará durante casi una década, de las grutas y las excavaciones en su área
circundante.

A mediados de 1956 finalizada la sexta campaña han sido exploradas once grutas y excavadas la mayoria de
las ruinas próximas a Khirbet Feshkra y Khirbet Qumram. Los descubrimientos en estas últimas permiten
identificar el centro religioso de la comunidad de Qumran de la cual provienen los cerca de 600 manuscritos
hallados en las grutas de los alrededores dentro de tinajas, de lo que se presume fue conservado de su
biblioteca.

Para entonces se habrán identificado entre los manuscritos libros biblicos del Antiguo Testamento y otros
propios de la comunidad. Los primeros permitiran acceder a los mas antiguas trascripciones conocidas hasta el
momento de libros bíblicos entre ellos las las profecias de Isaías, Levítico y Salmos. El contenido de los
restantes aportará elementos para profundizar en el conocimiento de la vida religiosa antes del cristianismo y su
interpretacion dara lugar entre los estudiosos a numerosas polémicas. El consenso atribuirá mayoritariamente la
pertenencia de la comunidad a la secta de los esenios.

La reserva y el limitado acceso desde un inicio impuesto a los investigadores independientes, ajenos al equipo
internacional designado para su estudio, sumado a la morosidad en el avance de la publicación de sus
resultados motivara polémicas y controversias públicas sobre el tema, que perdurarán en el tiempo. El
cambiante escenario político de la región, inicialmente protectorado británico, luego jurisdicción jordana y
finalmente israelí luego de la ocupación territorial tras la guerra de 1967 no será ajeno a estas tensiones al
acarrear durante este proceso distintos cambios de autoridades respecto a la propiedad de los manuscritos.

La exploración arqueológica del área de Qumram con motivo de los descubrimiento permitirá rescatar y conocer
en profundidad el afincamiento religioso de la comunidad, descubriéndose cerca de 1200 tumbas,
recuperándose utensillos y restos de mobiliario para finalmente culminar con una reconstrucción precisa de la
disposición de las construcciones que integraban el centro religioso. La datación de las ruinas y de su contenido
será facilitada por la recuperación de numerosas monedas romanas que permitirán fechar su ocupación en un
período comprendido entre el 100 a.C. y el 135d.C.

También podría gustarte