Está en la página 1de 2

֍ El Ser: Todo aquello que tiene lugar en el espacio a la vista o no, se constituye por definiciones,

genero diferencias y clasificaciones desde siglos anteriores hasta la fecha. El Ser es el género
que sobre pasa y carece de definiciones concisas observado desde la perspectiva ontológica.

֍ El ser para la muerte: Dasein (ser ahí) arrojado a un mundo para desarrollarnos en donde
podemos explorar construir y destruir siendo el único ente que le da forma al mundo aun
habiendo factores determinados, existe la hay oportunidad de hacer elecciones orientado al
futuro proyectando distintas posibilidades dentro de estas hay una posibilidad que es la muerte
como el fin de las posibilidades.

֍ La idea de la muerte es una idea que se posterga con un “aun no”, el Dasein no piensa que es
mortal simplemente es una idea que la posterga el Dasein muere porque es posibilidad
arrojados a los posibles y al futuro y en cada una de ellas esta morir. Como lo dice Heidegger
ser para la muerte.

֍ La muerte es intransferible nadie puede morir por alguien, la muerte es propia, en circunstancias
se confunde por sacrificio o porque alguien muere por alguien, pero no la muerte es propia de
uno la muerte es individual. La posibilidad de morir aísla de los demás se tiende a sentir solo el
Dasein muere no como totalidad por que no es considerada una cosa sino el dejar de ser por
ser posibilidad.

֍ Heidegger dice que al Daisen le es inminente morir, ni le es referente ni mucho menos


irrevisable porque más allá de la muerte no hay nada.

֍ Existencia: La muerte es algo en lo que debemos pensar para tener una existencia autentica.
En la vida no se vive puramente inauténtica o autentica porque somos productos e una sociedad
que nos da valores costumbres etc. Ser autentico es pensar por uno mismo forjando
perspectivas propias forjando conclusiones propias, y la inautencidad vive para negar la idea
de la muerte Por ello la adquirir conciencia de nuestra mortalidad es un paso para una vida
autentica.
El Dasein autentico sabe que va morir, pero no hay porque vivir angustiado por la permanencia de la
muerte, en incluso puede vivir con más alegría y plenitud sabiendo lo que se espera. Para reflexionar
en la vida la muerte se puede usar como diferente forma de analizar como una forma de perspectiva
o retroalimentación para actuar de manera más fría para una solución favorable pensando en mi la
filosofía de heidegger nos invita a forgar nuestra propia autenticidad más allá del ser ahí.

También podría gustarte