Está en la página 1de 554

MECANICA DE CONSTRUCCION

Curso especial
ll. A. KI1CEJIEll

CTPOJ1TEJIhHAJ:I

MEXAHJ1HA

CTPORIf3,[(AT
MOCKBIl
V. A. KISELIOV

MECANICA
DE
CONSTRUCCION

Curso especial
de la dinámica y est-abilidad
de las estructuras (obras)

Editorial Mir . Moscú


PIbneJ& edki6n, 1983
Primera IeimpredÓn, 1989

Traducldo del ruso por M1RCHEVSKl B. A.

Impreso en la URSS

ISBN S.{)3.oo1720-8 C!CTpoAH3AAT,1980


Cluaduccid'n al español, editorial Mil, 1983
INDICE

PREFACIO ••. ti

DINÁMICA DE LAS OBRAS

CAPITULO t • INTRODUCCJON
I 1. Objeto y propósito de la dinámica de las obr" "
t 2. GNldos de libertad de los sistemas .
I a. Métodos de la dinámica de las obras
"
\4
18
I 4. Movimientos libre, y fOr%l:ldos del sistema 20

CAPITULO 2 • SISTEMAS CON UN GRADO DE LIBERTAD 2l


§ 5. Ecu.aciones diferenciales de movimientos . . . ..... 2l
§ 6. Oscilaciones libres del sistema sin cOU8iderar ha fuerzas de re-
sistencill . 25
I 7. Oscilaciones libres del sistema considerando las fuerzas de mlsten-

.0
ela . . . . . . . . . . . . . . . . . 32
f 8. OllCilacioDes lonadas debido al impul50, consideraudo la rt'5lslen-
cia y sin coll5iderarla . . . • . . . . . . . . . . . . . . . . 38
I 9. Acción de los illl:pulsoll periódicos sin considerlll la mislellcla
t 10. Acción de l. 'uena P <Jl ~ue varia cU:ll!.!llJuiera' de llU leyes
i 11. Analo¡fa de ecUllciones diferenciales de movimiento sin eOD.ide- '"
40
rar l. nl3illteueia y la flui611 etlbiu longhudilUl y transversal
t 12. Aplicaci6n repentina de la fuena Pi para t = li n y au desaparici6n "
repell~ina para 1 _ 1:ln • • • • • • • __ • • • • • • • • • •
I 13. Acción de una fuerza aplicada rerentin8IDente . . . . . • • •
...
J' U. Fuerz.a que aumentll _rúo la ley inea! hasta el valor P y que $e
mantiene luego constante .
"
f 15. Aeel6n de la carga vibratoria . "
51
I 16. Investigación de los coeUelentes dinámi(;(ls debidos a la carga
vibratoria
i 17. Desarrollo de la fnena actuaste P (1) en serie Fourler . • . . _
i 18. DHplu:amientoll lonados de loa apoyos del sistema (perturbación
einem!ti(:lI)
.

.
..
80

I 19. Algunas apliucioDel t~cnie.. de la teorla de ollCilaeiones '"


71

CAP(TULO 3 • SISTEMAS CON VARIOS GRADOS


DE LlBERTAD 73
f 20. Ecuaeione!! diferencial!.'!! de movimiento . . • . . . . , • , . 73
§ 2t. Osdladones libres de sistemas . , . , . . . , _ . 78
§ 22. Formas principales de oscilaciones propias , . , , . 87
I 23. Ortogonalidad de laa formas prlndpales de oscilaciones . 88
t 24. Descomposición de la carga y de 108 desplatamientos respecto a 11.1
formal principales de oscilacIones . . • • . . . . . . . . . .
,
!lO
§ 25. Movimiento, fonadO!! penoanente.s del ,istema sin considera!" lu
resistencias . . . . • . . . . . . . . . • . . . . . . ". . .
f 26. Oscilaciones fon.das de 103 sistemas con carga vibratoria P !en 01
...
99
f 27. Utiliución de la simetria del 8i!wma . . . . . . . . . . . . . lOS

CAPITULO 4 • SISTEMAS CON DOS Y TRES GRADOS


DE LIBERTAD
• 28. Osclaeion&lI libres de sistemaJI eon dOl grados de libertad
f 29. OscilaciooClll fonadas del !Iisteme tOn dos gradOll de libertad
""
108
debidas a h, acci6n sobre las mallu de loslmplllsos aplicados simul·
táneamente
t 30. Caso general de acci6n de Ju rllenas sobre las mallU en elllistema
. ti,
con dos gndos de libertad . 116
t 31. Caso de aplicaelón repentinll de IlIs fuerzas . . . • . . . . . 1t7
et
t 32. Acción de 111, eárga vibratoria P sen sobre el sistema con dos
11;
grados de libertlld . . • . . . . . . . . . . . . . . . . . •
f 33. Oscilaciones libres de sistemos con tres grados de Iiberud . . . .
f 34. Caso general de acción de las [llenu sobre el silltema con tres
grados de libertad : .....•........
ti'
t25
t SS. Aplicación repentina de 1a3 ruanas a las tres mU&lI . t27
f 36. Aplicación repentina de laa [uonllS a las masall para t = O Y 3U
desaparicl6n repentina para t _ .:lot • • • • • • • • . • • • • 128
§ 37. Acción de la carl[a vibratoria l' sen al sobre el aiatema con tres
grada5 de libertad, sin cOll!iderar la resistencia . . . _ . . . 12.
f 88. Algunas aplicaclone! técnicas de la teorla de las osciladone!
de lIi,temas con d08 y tres gradol de libertad . . . . 1JO

CAPITULO S • SISTEMAS CON UN NOMERO lNf'INITO


DE GRADOS DE LIBEHTAD 134
§ 39. Ecuacionu direrencial~ de movimionw durante los desplaZil"
mientos tranlversaLes de vigas (barrn) rectas . . . . . , . . . t34
§ 4o. Osclbciones libres de la viga considerando y Bin considerar b.
resistencia ..,...................... 136
• 41. Ortogtlnalldad de 11.5 lormas principales , , . 188
§ 42. Descomposición de lo carga respecto a las formas principales 139
t 43. Caso general de acci6n de la car¡ll q (1, 1) !Obre la viga . . .
I .4i4. OacílacioDl.'I IIb~ \TlDsvel'!Jalllll de la viga de secci6n constante
con una masa unUormemen~e di.s~rl..bulda sin considerar las rcsillten·
'"
cias ., . 142
f 45. Oscilaciones forzadu de la vigll recta de sección constante con
masa m uoiformelJlente distribuida debidas a la carga vibratoria
q (1) sena" sin considerar l. resistencia . t45
f 46. COll.!lfderaclón de las masas conceatradu mi solni! la viga que
tiene nna masa distribuida m • • . • • _ . . • • . • • • • _ 151
I ". Noción ~bre la coMideraci6n de la inercia de ro\aclOn de las !teC-
cioDe! de la viga . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _ 153
, 48. De!pluamientos transversales de la viga recta en presencia de
!uel'Ul.ll longHudinale! aplicadas a SUl extremos 15'
f '9. Oscilaciones longitudin:i1e! de barrAS rec\1l5 . 16'
CAPITULO 6 .. CÁLCULO DINÁMICO DE VIGAS DE UN TRAMO
DE SECCION CO~STANTE CON MASA CONSTANTE 168
§ 50. Oscilaciones propias de VijU de un tnmo . . . . . , . . • . l66
f 51. ~:Sfs;~~~~ d.' ~~i~n .d~ ~ ~a~i~ ~~l1l. l~s .vi~a~ ~in. c~n~¡~e:a~ l75


§ :>2. Cálculo de una viga !limp]o o. la acci6n do una fuerza instantánea
sin considerar las resistenciu . . . . . . . . . . . . . . . . 177
• 53. Cálculo de UlIa viga simple a la acción de (os impulsos . . . . 17')
4 54. CÍllcnlo de una viga simple a la acción de una fuerza vibratorin
P~nal . 181
.f 55. Cálculo de una viga simple a la acción de ciertas cargas vibratorias 186
1 56. Cálculo de la viga empotrada por ambos extremos a la acción
de ciertas cargas vibratorias y desplazamientos de los apoyos 186
§ 57. CálclL10 de las vigas. apoyadas articuladamente en un extremo con
empotramIento en el otro, a las acciones de diferentes cargas vibra-
tor_iall y dcsplll2amientos de los apoyoo . 191
i 5S. Cálculo de una viga .!lobre dos apoyos con una man coucentrada
complementaria, cuando Z"" 11 • • • • • • • • • • • • • • • 195
f 59. Noción acerca del cálculo de las vigas apoyadag sobre una base
eilistica con dos coe[¡cielHes de lecho . . . . . . . . . . . . 200

CAPITULO 7 • CALCULOS APROXIMADOS DE VEGAS


DE SECCION VARIABLE
§ 60. Sobre el cálculo exacto de vi¡:as de sección variable . . . . . .
§ 6t. Método de Búhnov-Galiorkin . , . . .., .
""20'
204
§ 62. Método de Lagrange-Ritz . , . , . . . . . . 213
§ 63. Método energético de determinación de las frecuencias de oscila-
cio~es libres (método de ReleYJ . . . . . 221
t 64. Método de desp\a'lamientos posibles empleado cuando se determi·
nan las frecuencias de oscilaciones propias . 228
§ 65. Método de aproximaciones sucesivas empleado cuando se determi-
nan las frecuencias de oscilaciones libres . 229
§ 66. Método de sustitución de las masas distribuidas por las con-
centradas . . . . . . . 231
§ 67. Mélodo.de traslación de masas para detenninll.r la primera fre-
cuencia de oseilaciones libres . . . . . . . . . 231
§ 68. M6todo de redueción de las masas emp'\eado para determinar la
primera frecuencia de oscilaciones libres . . . . . . . . . .
; 69. MHodo de determinación aproximada de la primera frecuencia
de o.scilaciones libres en un sistema con /1 grados de libertad . .
'"
235
.§ 70. caleulo aproximad(') de uIIa viga a la aeción de las eargas distribui-
das y de los impulsos distribuidos . . . . . . . . . . . . . . 236

CAPITULO 8. ELEMENTOS DE CALCULO DE LAS VlGAS


A LA ACCION DE LA CARGA MOVIL 238
§ 71. Movimiento de una carga ligera por una viga pesada de rigldet
constante con la masa distribuida uniformemente . 286
§ 72. Sobre los coeficientes dinámico.s " . . . . . . . . .
§ 73. Lineas diDámlcas dI:! influencia . . .
§ 71\. Movimiento de una carga ligera por una viga pesada apoyad en
. '"
2<17
dos extremos articulados y en una base elástica . 250
§ 75. Movimiento de una carga pesada por una viga ligera . 251
CAPITULO 9 • CALCULO DINÁMICO
DE LOS PORTICOS PLANOS 252
§ 76. Notas de introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 252
§ 77. Teoremas generales sobre el trab8jo y los desplazamientos debido
a una carga vibratoúa . . . ' . 25'
§ 78. Cálculo de 11)8 pórticos estáticamente indetenuinados a (a acción
de una carga vibratoria y determinación de las frecuencias d~
ollCilaciones libres por el método de fuerzas . 25'
7
t 79. Cálculo de los p6rtleos estáticamente indelermioad03 a l. acci6n de
UDa car¡1 vibratoria y detenoioación de lu frecuenciu de osci-
lac.ionu Ubns por el método de desplazamientol . . . . 26'
I 80. DetennlDlei6n de 1" formas principales de oscilaeionb Iibns
de 101 pórticos por el método de dl!Spllumient03 . . • . . . .
t 81. Métodos aproIUn.dO$ de "leulo de lo¡¡ pórticos _
,..
285
I 82. Cálculo de un pórtico con elementos que tieoen masas distribuid..,
y concentrada a la acción de la carga vibratoria, por el método de
de!platamlentol . 302
t 83. Noción sobre el cAlculo del pórtico a le acción de cualquier carga
variable eu el tiempo . . . _ . . . • . . . . . . . . . . . 303

CAPITULO 10 • CÁLCULO DJNÁMICO DE VIGAS CONTINUAS,


ARCOS Y ARMADURAS .31
I 84. Cálculo de 1115 vigas continua. a la acción de la cafga de vibración
por el mHodo de los parámetros Iniciales . . . . . . . . . . 331
f 85. Cálculo de las vigas continuas a la acción de la carga vibratoria
y determinación de 1113 frecuencial! de ~lIacionf5 IIb~ por el
método de fueno . 332
• 86. Cálculo de lu viglS oontinU8l! a la acción de la carga vibratoria
'j determinación de In frecuencias de oscilaciones Ubre por el
método de detpll%amienlos . 339
I t3. Aproved!amiento de la simetria de lu vigas en el m'todo de

".""'"
fUenas y en el m/!todo de desplazamientos . . . . . . . . . .
t 88. Noción sobre el calculo dinámico de los arcos .
t 89. Noción sobre el e.6leulo exacto de laa armaduras .
f 90. Métodos aproximadM de detennloaclon de las frecuencias de
oscilllCioof5 libres de las armaduras .
• 91. DetenoJnacloo de laa frec.uencia!l de oscilaciones libres de la arma·
dura mediante la sustitución por una viga .
".
352

CAPITULO t t • ELEMENTOS DE CÁLCULO


DE LAS OBRAS A LA RESISTENCIA SlSMICA
I 92. Método estátlco de c"lculo .
• 93. Método dinámico de cálculo . . . . . .
'"
354
358

ESTABILIDAD DE LAS OBRAS '5O

CAPITULO t • LA ESTABILIDAD DE LAS OBRAS


Y LOS MJ!;TODOS PARA SU INVESTIGACION 358
§ 1. Objeto y problemas de la establlldad de las obras . 358
f 2. Indicios de la estabilidad del equilibrio de un sistema conservador 368
I 3. MiStodo de determinación de laa ear¡u críticas . . . . . . . . 38'
CAPITULO 2 • ESTABILIDAD DE LAS BARRAS COMPRIMIDAS
DE UNA LUZ CON SECClON CONSTANTE
I 4. E~tabilidCld de una barra elástica sobre dos apoyos de charnelas
'0'
4("
§ ~. Ecuaciones generales de la linea elástica durante la He:J.i6n longi-
tudinal de la barra . . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . 4t7


f 6. Fuerzas criticas para barras de 5l!cción constantl.', con distintas
Uitlcioncs de sus e):tremos . 420
§ 1. Cálculo de las barras comprimidas y flexionadas en estado de delor-
mación . 429
i 8. Estabilidad de las barras bajo la acción de 13s fuerzas axiales,
aplicadas a lo largo de ellas . . . . . . . . . . . . . . . . . 435
§ 9. Estabilidad de las barras sobre una base eLástica . . . . . . 463
§ tOo Influencia de la fuena transversal durante la flexión longitudinal,
en la magnitud de la Iuena critico . 445

CAPITULO 3 ... ESTABILIDAD] DE LOS PILARES


DE UNA LUZ DE SECCiÓN VARIABLE 447
§ H. Estabilidad de los pUares de seceión escalonada variable
t 12. Estabilidad de los pilares de sección suavemente variable
§ t3. Método de Bubnov-GaUorkin .
'"
451
452
§ 14. Método de Lagrange-Rlu; . 454
§ S~. Método de les diferéncias finitas . 457
CAPITULO 4. ESTABILIDAD DE LOS PORTleOS PLANOS .59
§ t6. Observaciones previas . 459
§ 17. Fórmula de los desp18lamientos de 105 sistemas de barras con ele-
ml'ntos comprimidos y eoool'vados. y extendidos y eooorvados 460
§ 18. Estabilidad de 105 pórticos eatáticameote indeterminados según
el mi3todo de fuerzas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 463
t Hl. Estabilidad de los pórticos eatáticamt\ote indt\terminadoa según
el metodo de desplaumientos
§ 20. NllCiODl'S sobre el cálculo de pórtioos en estado de deformación
.
".
637

CAPfTULO 5 • ESTABIBILlDAD DE LAS VIGAS CONTINUAS,


ARCOS Y ARMA DURAS 489
§ 21. Estabilidad de las vigas continuas según el método de los paráme-
tros iniciales . 489
§ 22. Estabilldad de las vigas contiouas selJún el método de luenns 1,91
t 23. Estabilidad de las ~'igas continua.!! segun el método de desplaza-
mientos . 497
§ 24. Eatabilidad de los arcos circulllres y de 108 anillos de secci6n
constante con carga hldrostátlca permanente . . . . . . . . . 500
§ 25. EstabIlidad de los arcos parab6licos con una carll'a uniforme
j 26. Esta.bilidad del cord6n superior de los puentes abIertos
".
511

CAPITULO 6 * ESTABILIDAD DE LA FORMA PLANA


DE LA FLEXIÓN 514.
§ 27. Estabilidad de una viga fina y alta de s(l1;ci6n rectangular, sobn
dos apoyos con flexión pura . . . . . • . . . . . . . . . . . 5t4
§ 28. Eata.hilidad de una viga alta y fina de sección rl'Ctangubr con una
fuerza en al cantro da la luz . 516
t 29. EstabiIJda.d de una viga alta y fina. de sección r~tangula.r sobre
dos aporos, wn compresi6n des.cenl.rada . 518
§ 30. Estabilidad de las vigas de doble T sobre dos apoyos articulados
con flexión pura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 519
§ 31. Estabilidad de las vigas de doble T con ciertas cargllll . . . . . 521

CAPiTULO 7. ALGUNAS CUESTIONES DE LA ESTABILIDAD 521


§ 32. Estabilidad de las placas reetangu\ares con apoyos articulados en
cuatro lados _ . . . . . . . . . . . • _ . . . . . . . . . .
,
521
f 33. Capacidad portadora Ihnllf! de uo.a Nrra comprimida y encorvada
(estabilidad de 8l:!gundo ¡linero) . . . • . . . . . • • . • .• 523
ADexo l. Tabla de 1u fUnciones de influencia pan el cálculo dinámico
de las vigu y p6rtir.os continuos simples ••••..•• 531
Ane..o Z. Tabla para el cUculo dinámico de los pórticos y "fgas eGDlinuas 538
Anuo 3. Tabla para el e,ileulo de la estabilidad de los pórticos y de las
\' ¡gas continua' por el rotitodo de fuer7.1l8 • • . . . . . •• Mt
Aoe..:o 4. Tabla para el cálculo de iD establllda.d de los pórtlcos y de lae
vigM contlnulls por el método de de.!lplazamlcntos 54.2
flibliogrolia .•••....•.•••••••••••••••• 545
PREFACIO

Se ofrece a la aLenci6n de los lectores la tercera edición rusa del


manual del curso especial de mecánica. de const.rucción, que consta
de dos partes de gran importancia para los ingenieros civiles: la
dinámica y la estabilidad de las obras.
La importancia de estas partes se determina por el hecho de que
la subestimación de los fenómenos dinámicos y de la pérdida de
estabilidaa de los elementoa deformados durante la proyección de
las obras do ingeniería conducia a grandes catástrofes.
La historia de la técnica de construcción conoce no pocas catástro-
fes de importancia en diferentes paises que eran también conse-
cuencia de tal subestimaci6n.
Expongamos algunos casos de catástrofes directamente relaciona-
d as con la subestimación de las manLCest.aciones dinámicas do la
carga actuante o de los fenómenos de pérdida de estabilidad.
En 1850, durante la lluvia acompañada de fuerte viento, se de-
rrumbó en el río Maine do la ciudad de Angres (Francia), el puente
colgante de 120 m de longitud. Ocurrió esto cuando sobre el puente
pasaba un destacamento militar quo habia croado, en cierto sontido,
una carga de choque móvil.
En :1905, en la ciudad de San Petersburgo (Leningrado), se de-
rrumbó por causa análoga el puente colgante arriostrado. Ilnroado
«Egipcio., situado sobre el rio Fontanka debido a un destacamento
de caballería que había provocado las vibraciones del puento.
En 1940, debido al desarrollo de dilerenles tipos de oscilaciones
generadas por los torbellinos de viento que soplaba con gran fUerza
y velocidad, ~ derrumbó cerca de la ciudad de Tacoma en Estados
Unidos el puente colgante de tres tramos (335,5 ID + 854 ID+
+ 335,1 m).
En 1875, bajo el primer tren de trabajo, se derrumbó sobre los
andamios, que afortunadamente todavía no habian sido relirados,
11
el puente sobre el río Kevda (Rusia). La causa del derrumbamiento
fue la pérdida de estabili~ad del cordón superior comprimido de la
armadura, el cual no tenia arriostrado contrsviento sup91'ior.
En 1907, durante la construcción se derrumbó el gran puente
metálico de cantilever de Quebec sobre el río de S. Lorenzo (Cana-
dá) por la pérdida de estab1lidad de un elemento comprimido. La
catástrofe sucedió 15 minutos antes de linalizar la jornada y costó
la vida s 74 hombre!; 9000 toneladas de metal se hicieron total-
mente inservibles.
Se podrían citar muchas otras catástrofes características. pero
no hay necesidad alguna, ya que los casos más arriba expuestos
evidencian elocuentemente sobre la seriedad del problema de la di-
námica y la estabilidad de las obras. Todas ellas alertan a los in-
genieros civiles a prestar especial atención a los cálculos durante la
proyección de las obras, sobre todo a los problemas de la dinámica
y a la pérdida de estabilidad de Jos estados deformados.
El dominio de estas partes complicadas de la mecánica de cons-
trucción, es decir, de la dinámica y 08tabilidad de las obras, le
ayuda al ingeniel'o civil a proyectar obras seguras.
En este trabajo por obra se comprende la misma, haciendo un
acento especial en su parte funCional. es deeir, en Su sistema
estructnral.
DINAMICA DE LAS OBRAS

CAPITULO 1 * INTRODUCCIO
§ 1. OBJETO Y PROPOSITOS DE LA DINÁMICA DE LAS
OBRAS. La dinámica de las obras es una parte especial de la mecá-
nica de construcción dedicada a los métodos de cálculo de las obras
a las cargas dinámicas.
Llámanse cargas dinámicas tales cargas que durante 1& acción
transmiten a las masas de la obra aceleraciones provocando la apa-
rición de las tuella! de inercia. Las demás cargas son estáticas_
Las cargas dinámicllS provocan en Ja obra tensiones. deformacio-
nes y desplazamientos variables en el tiempo, mientras que las
estáticas -si no se considera el escurrimiento plástico del mate-
rial- eonstanlas.
En caso de que las fuerzas de inercia provocadas por las cargas,
durante su aplicación o acci6n, sean pequefias en comparación
con las propias cargas, tales cargas se consideran aproximadamente
estáticas.
Las cargas estáticas son, principalmente, aquellas que no varlan
su valor, ni su posición, ni su dirección.
Las cargas dinámicas son diferentes por su naturaleza y pueden
reducirse, generalmente, a los siguientes tipos.
lo Carga periódica inmóvil (situada sobre )a obra en un lugar de-
terminado). Se caracteriza por el hecho de que el diagrama de su
dependencia en función del tiempo es repetido varias vec8.!l cada
lapso determinado de tiempo (períodos). La carga periódica puede
ser tanto discontinua como continua.
Si la carga periódica varía ininterrumpidamente según la ley del
seno o coseno, entonces tal carga se considera vibratoria o armó-
nica.
La carga periódica se crea por diferentes mecanismos, en parti-
cular la earga vibratoria, por mecanismos que tienen mAsas dese-
quilibradas de las partes rotatorias (masa m en la fig. 1, a).
2. Carga de acei6n breve (impulsos). Se caracteriza por un desa-
rrollo rápido y una desaparición tawbión rápida, es decir, por UDa
acción essi momentánea. Tales cargas son creadas, por ejemplo,
mediante diferentes explosiones.
3. Carga de impacto en forma de golpes en un lugar determinado
de la obra. Se caracteriza por un cambio brusco de la velocidad del
cuerpo que golpea en un corto plazo de tiempo. Tal carga puede ser
también periódica. La carga. de impacto la cr~an cuerpoS c&.[dos
(flg. 1. b), diferentes martinetes, martillos y mecanismos de impacto
de otros tipos.
4. Carga m6vll de valor constante o variable que cambia su posi-
ción sobre la obra, como, por ejemplo, locomotoras eléctricas, auto--
móviles, trolebuse.s. etc.
5. Carga slsmlca. Son los movimientos desordenados del sudo.
empujes, golpes y vibraciones duranle al terremoto.
El cálculo dinámico de la.! obras consiste en determinar las fuer-
zas y los desplazamientos internos debidos a las cargas dinámicas,
cuyo vll.lor y carácter de acci6n 50n conocidos, o en la comprobaci6n
del sistema 8 la ragonancia con carga repetidll: periódicamente de
una frecuencia determinadA.
La carga dinámica, por su carácter de acci6J1 sobro la obra, es
considerablemente más complicada que la estática. En virtud de
esto, la dinámica de las obras es
mucho más complicada que la está-
tica de éstas. pero queda 8trasada
a)
en relación can esta 'Última en la
elaboración y el perfeccionamiento
de los métados aplicados del cálcu·
lo.
Si la acción de lu cargas está-
ticas se determina por su valor, al
ealcular las cargas dinámicas un
papel importante, junto con la
magnitud. jUf'ga el carácter de ln
Flg. l. carga.
Especialmente en este sentido
es «pél"fidu cualquier carga pe-
r.iÓdica. La acción de tal carga depende no sólo de su valor, sino
también de la froouencia de acción. A veces ulla carga periódica de
pequeño valor puede crear mayor efecto dinámico, es decir. provo·
car mayores tensiones y desplazamientos que una carga análoga de
mayor valor pero con otra frecuencia de acción.
Este becho se explica por la capacidad de la obra de realizar
oscilaciones elásticas de diferente frecuencia. Al igual que un ins-
trumento mtl.!lieal que responde a aquellos sonidos. llegados de afue-
ra, que este misma es capaz de emitir, la obra es sensible 8 las accio-
nes periódicas de la carga con cierta frecuencia determinada para
ésta. Es por eso qua .lI veces una pequeña carga periódica de acción
prolongada es capaz de hacer balancear a una obra hasta un límite
peligroso.

§ 2. GRADOS DE LIBERTAD DE LOS SISTEMAS. En la diná-


mica de las obras. los sistemas se dividen según el número de grados
de libertad. Se entiende por libertad de las sistemas la posibi-
lidad de desplazamientos de las masas situadas sobre éstos a conse-
cuencia bien de falta de enlaC611 en el sistema bien por la deformación
de los elementos del sistema o por ambas causas.
Llámase número de grados de libertad del sistema el número de
parámetros geométricos independientes (GOordenadas generalizadas)
que determinan la posición del sistema en cualquier momento de
tiempo para cualquier tipo de su movimiento.
El número de grados de libertad de un sistema elástico se compone
de los grados de libertad de diferentes masas ubicadas sobre éste.
La posición de toda masa concontrada en un sistema elástico
(Hg. 2, a), sobre el plano en caso general, se determina por dos des-
plazamientos de avance por los ejes z e y y un giro alrededor del
eje x, y en el espacio, por tres desplazamientos de avance p.or los
ejes x, y y z y tres giros alrededor de estos ejes. Por consiguiente.
tal masa tiene Bn el plano tres grados de
libertad y seis grados de libertad en el
espacio.
Si este masa se presenta convencionaL-
mente en forma de on ponto (fig. 2, b), en-
tonces su posición en el plan9 se determina
sólo por dos desplazamientos de avance, b)~_
y en el espacio, por tres. Esto significa ...
que una masa. puntual posee en el plano dos
grados de .libertad, y en el espacio, tres.
Cualquier masa distribuida sobre el
sistema elástico deformable representada Fig. 2
como una cantidad infinitament.e grande
de las masas concentradas infinitamente pequeñas tendrá lH1
número infinito de grados de libertad.
En casos particulares, la libertad de traslaciones de ciertas masas
puede ser limitada por los enlaces- del sistema disminuyendo así el
número de grados de libertad del sistema. Por ejemplo, si forman

Flg.3
parte del sistema los elementos-discos infinitamente rígidos cou
masas concentradas y distribuidas (fig. 3), entonces los desplaza-
mientos de todas las masas se determinan por desplazamientos del
disco, sobre el cual éstas están situadas. Por e50 el número de grados
de libertad de todas las masas ubicadas sobre el disco infinitamente
rígido es igua.] el número de grados de libertad de este disco, el cual,
si el disco no tiene apoyos rigidos, es igual a. tres.
El número de ,grados de libertad del si5tema 5e redllce también en
el caso cuando algunos desplaZllmientos de las masas son pequeños
y se puede prescindir de ellos durante el cálculo.
Apliquemos todo Jo anteriormente dicho a los diferentes sistemAS.
Examinemos una carga pesada sobre un muelle, cuya masa es su-
mamente pequeña en comparacIón con la masa de la carga. Sus des-
plazamientos son posibles sólo por la vertical (fig. 4, a). Su posi-
ción, y con ella la posición de todo el sistema, se determina sólo por
un parámetro, la coordenada y, lo que caracteriza al sistema con un
grado de libertad. Las masas concentradas sobre una barra infinita-
mente rígida (lig. 4, b), cuya posición se determina por el ángulo a
independientemente de la cantidad de masas y muelles que fijan la
harra, dan un sistema con un grado de libertad.
Si el peso se encuentra sobre una viga, de cuya masa se prescinde
(Hg. 4, e), considerando puntual la masa del peso y, además, preso
cindimos deJ desplazamiento horizontal del peso, obtendremos un

t'lg. 4

sistema también con un grado de libertad ya que la posición del peso


se determina por la flecha de la viga en ese lugar.
Los sistemas de dos o tres pesos suspendidos sucesivamente de
Jos muelles que se mueven sólo por la vertical (fig. 5), serán, res-
pectivamente, sistemas con dos o tres grados de libertnd, puesto
qua para determinar la posición de las masas hay que saber dos o tres
coordenadas.
Los .sistemas análogos con dos o tres grados de libertad serán
vigas imponderablos con dos o tres masas puntuales, respectivamente,
si se prescinde de sus traslaciones horizontales (fig. 6).
En los casos complicados, para determinar el número de grados
do libertad del sistema os cómodo fijar cada masa concentrada con
barras rígidas de tal manera, que la masa, para las premisas dadas
del cáJculo, sea inmóvil. La cantidad necesaria de barras introdu-
cidas en el slstema determinará el número de grados de libertad del
sistema. Mostrémoslo en el sistem'a con tros masas concentradas
(fig. 7. a).
1.
'"
'" m, ,;: '" m,
'" , m, m,
~ ,¡;; • o
A
~ ~
m, m, m,
m, mJ
,J; • • °A

0)0
Fig.5 Flg.6

ei
mi roz m, mJ
m,
mJ
'i di
m, m,
m, m,

.'ig. 7

Consideremos que el· pórtico es imponderable. Cada masa concen-


torada sobre un sistema elástico Hane tres grados do libertad, pOl' eso
debe fijarse por lres barras que no se intersecan en un punto (fig. 7. b).
En total están introducidas nueve barcas. Estb ({Uiere decir que el
sistema tieno nueve grados de libertad.
Si se prescinde de ¡os giros de las masas, es decir, si las con5ide-
ramos puntuales, entonces cada masa puede ser sujetada mediante
dos barras (fig. 7. e) y el sistema puede considerarse como un siste-
ma de seis grados de libertad. Si ll.demá! prescindimos de las defor-
maciones longitudinales y consideramos la cuerda de la barra defor-
mada igual a la longitud de la misma barra, y los desplazamientos
.:te los nudos pequeños, entonces basta con sujetar las masas mJ y
m~ con barras longitudinales (Hg. 7, d) con el propósito de inmovili-
zar a todas las masas. Coil tales premisas, el sistema 56 convierte en
un sistema con dos grados de libertad. En este caso el desplazamiento
de la tercera masa depende de los desplazamientos de las masas In¡
2-1361 17
y mi Y se determina por medio de los dos desplazamiento! de dichas
masa!.
De los razcmamientos expuestos se desprende que el número de
grados de libertad puede ser comple~o, sin depender do las premisas
del cálculo y conveDcional, es decir, incompleto, dependiente de
éstas.
El núf.1ero de grados de libertad es una earactenstica principal d¡,!
sistema durante los cáleulos dinámicos. Cuanto mayor es el número
de grados de libertad. tanto más complieado, por regla general, es el
cUculo dinámico.
§ 3. METODOS DE LA DINÁMICA DE LAS OBRAS. En la di-
námica de IIlS obras se distinguen dos métodos principales, a saber:
el cinetoest!tico y el energético.
El Rlétodo cinetoestátlco consiste en que la obra se examina en
cualquier momento de tiempo en equilibrio bajo la acción de las
cargas dinámicas dadas, las fuerzas de inercia provocadas por éstl'lS
y los momentos de las masas tanto de In propia obra como de las
masas situadas sobrl~ ésta. Luego para el cálculo se empleaD los mé-
todos del curso genoral de la mecánica de construcción (estática de
las estructuras).
Las fuerzas de inercia y los momentos se determinan .!!egún las
siguientes fórmulas:
e) las fuorzas de inercia en di.rección de los ejell de coordenadas
x, y y ...

(1.1)

b) los momento.!! de inercia con respecto a Jos mi!IDos ejes x, y


y ,

donde m es la mesa del cuerpo; %, y, :, los desplazamientos lineales


en dirección de los ejes de coordenadas; a, P :r '/. lo.!! despluamien-
tos angulares alrededor de Jos ejes de coordenadas; J:I%' J;'JI' J:' ..
los momentos de inercia de In masas con respecto a los ejes de coor-
denadas.
Las condiciones do equilibrio 8J11:presadas por medio de fuerzas
generelizada.5 para un sistema con n grados de libertad serán:
(1.3).

donde Q" es la fuerza generalizada de las fuerzes dadas; J:, la fuerza


generalizada de las fuerzas de inercia de las masas que corresponde

,.
111 desplazamiento generalizllr!o (coordenada generalizada) q".
Para lag masas y fuerzas puntuales aplicadas ¡¡ éstas tendremos:
segUn el nóm~ro
de ru~u.lJi

( X 1 8qlt
8%1 +y .m+Z aZ l )
1 8qlt j aq;-

J:= - (1.5)

siendo qlt el desplaumiento generalizado (coordenada); x" Yh Z"


los despluamientos de la masa In, en dirección de los ejes de coor-
denadas expresados por medio de la coordenada gencralizada g... :
Xl = Xl (g1> gl' 9n);
y, =- YI (ql' 91, .•. , q,,); (1.6)
Z¡ = z, (q1' q" . . . , qn)'
Se puede escribir. euando soa necesario, la igualdad eooyencional
(1. 7)

y hallar la masa .reducidaJ) ¡lllt corre:spondiente al desplazamiento


genero.lizado q,.
El método energético se funda o en la investigación. cn condi-
ciones de equilibrio, de la energía potencial total del sistema consi·
derando las fuerzas de inercia, o en la investigación de la energía
cinética y elást.ica dUfllnte el olOvimieoto del sistema. En particu-
lar, cuando no se toman en consideración las fuerzas do resistencia
al movimiento. dicho método se basa en la ley de conserv¡¡ción de
la energia:
K + V - e - const, (loS)

donde K es la enl'rgía cinética; V, la energía elástica dcl sistema.


La energía cinética del sistema para desplazamienlo~ de avance
de la! masa! se expresa a partir de la expresión:

K= "'" mwf
~-:r-+ "'"
L.. ¡ m(z)dt.-r.
,'(.) (1.9)

Aquí la primera suma corresponde a las masas concentradas, la


segunda, a las distribuidas.
La energl:a elástica del sistema se determina mediante las cono-
cidas C6rmulas de la mecánica de construcción o a través del trabajo
de las fuerzas exteriores:

v- + ¿: 1',11, co, (P" d,)++ :¿: i dP d co, (dP, di, (UO)


2. HI
o bien utilizando el trabajo de las fuerzas internas, 01 cual en caso
do sistemas planos será:

- 1 [",
V- T L. j' ---y¡ L 11\"d.
M'd. + '" L .¡ f.l.
EF + '" Q' ds ] .
CF (\.11)

§ 4. MOVIMIENTOS LIBRES Y FORZADOS DEL SISTEMA.


Si 8 un sistema elástico se le saca de cualquier modo, por ojoOlplo,
por impulso o empuje, del estado de equilibrio estable, y luego se
elimina la enusa que lo hace salir do este estado, entonces el sistema
realizará movimientos on forma do oscilaciones alrededor de la
posición estable de equilibrio. Tales oscilaciones del sistema se de~
nominan libres. Surgen bajo la acción de la energía transmitida al
sistema. Durante las oscilaciones la energía del sistema constará de
la elástica y la cinética, entre las cuales pasa un intercambio con-
tinuo: la energía elástica pasa a la cinética, y luego la cinética pasa
a la elá~tica.
Las diferentes o inevitables resistencias. exteriores e interiores,
al movimiento del sistema, absorben continuamente una parte de la
energía del sistoma, ~iendo por eso amortiguado el proceso de las
oscilaciones, es decir, limitado en el tiempo. Es evidente que cuan lo
mayor es la resistencia tanto más rápidamonte se amortiguan las
oscilaciones.
Si las resistoncias son pequeñas, entonces el proceso de amorti-
guación va lentamente. En tales casos en los cálculos se prescinde
de la resistenci~, y se obtiene, teóricamente, el proceso de oscilacio~
nes no amortiguado. durante el cual la energía comunicada al siste~
ma no disminuye y el proceso de oscilaciones no está limitado en el
tiompo. Está claro que esto sólo da una idoa aproximada del proceso
real.
Las oscilaciones periódicas libres que se realizan según In ley
armónica con llna frecuencia, cuando la relación de los desplaza-
mientos de dos puntos cualquiera en cualquier momento de tiempo
no varia, se lIam;:ln pmpias, y las formas de las oscilaciones que les
corre.spoIHlen, propias o principales. <1

Si sobre el sistema actúa continuamente cierta carga dinámica


P (t), enlonces ésta ha de comunicar continuamente la energía al
~istema y provocar su movimiento. Tales movimientos se denomillan
forzados.
Si los movimientos provocados por la carga dinámica varían,
dentro de un lapso de tiempo exa.minado, su dirocc¡ón más do una
vez, entonces tal movimiento se denomina oscilación forzada.
Al existir las fuerzas de f6Sistencia, una parte de la energía
transmitida al sistema por la carga dinámica se gasta para su supe·
ración. y sólo 111 parte restante de la energia se gasta para. el movi~
miento del sistema. En los casos cuando es desenble reducir el des~
plazamiento del sistema originado por la carga. es necesario aumen~
tar las fuerzas de resistencia.
20
La relación del valor dinámico de cualquier magnitud (desplaza·
miento, reacción, fuerza interior, etc.) a su vaJor estático par-liendo
de una carga m<i.xima dacia, consideránd()la estática, se llamará coe·
ficíente dinámico pllra la magnitud dada.

CAPITULO 2 *
SISTEMAS CON UN GRADO
DE LIBERTAD
¡ 5. ECUACIONES DIFERENCIALES DE MOVIMIENTOS. Exa-
minemos el sistoma con un grado do libertad en forma de una viga
imponderable con la masa concentrada m, prescindiendo del des·
plan.miento borizontal y del giro (fig."8). Con tales premisas, la
masa m puede trasladarso sólo por la vertical y, por consiguiente.
el sistema tiene no grado de libertad.
Investigaremos el movimiento de la masa rn a partir de su posi-
ción inidal de equilibrio (Iig. 8, a) considerando positivos los des-
plazamientos hacia abajo. Supongamos crue sobre la viga actúa
la carga dinámica P (t) (lig. 8, b), la cual pone en movimiento a la
viga y a la masa situada sobre ésta. Examinemos aquel momento
del movimiento de la masa m, cuando ésta se Itesplazo hacia abajo,
es decir, hacia el lado de sus desplaZAmientos adoptados como posi-
tivos. En este mismo momento la vign actllB sobre In masa con cierta
fuerza R dirigida en la misma dirección. Consideraremos que la ve--
locidad l' la aceleración da la masa son positivas. Separemos la
masa m de la. viga (lig. 9) y apliquemos a la masa la fuerza R r tam-
bién la fUerza negativa de resistencia al movimiento p. dirigida
contra el movimiento de la masa, es decir. hacia arriba. Además.
según el principio de D'Alembert, apliquemos la fuerza do inercia
do la masa my también dirigida hacia arriba.
Compongamos, directamente a baso del plano o según la expre-
si6n (1.3), la condición de equilibrio dinámico de la masa m:

R =my'+ p·o (2.1)

a) V.t
mv
t-~-j,. "

Flg.8 Plg.9
Escribamos el de¡¡plllzamlento de la masa a través del desplaza-
mienlo de la viga en la siguiente forma:
y = -6 u R + a lP (t), (2.2)
donde 611 es el despla.tamiento de la viga en el lugar de ubicación
de la masa m debidD a la fuerza P = 1, dirigida en caso general en
diraceión del movimiento de la masa (aquí debido a la fuena verti-
cal), aplicada a la masa (fie-. 10); ó 1P (t), el desplazamiento an~logo
debido a Ja carga dinámica dada.
Ahora resta por unir las expresiones obtenidas, lo que os posihlo
hacer mediante dos mét.odos. Esto permitirá en adelante aplicar
los métodos conocidos de la mecánica de construcción: el método de
fuerzlls y el de desplazamientos.
El primer método consisto en investigar el equilibrio de la {D8Sa
m segun la expresión (2.1), para la cual la fuerza R se determina
por (2.2):

o bien.
(2.3)
donde
I
",'---
- mli n . (2.4)

El segundo método se funda en la investigaci6n de los desplaza-


mientos de la masa m según la expresión (2.2), para el cual la fuerza
R se determina por (2.1). Haciendo esta operación no complicada,
llegaremos de lluevo a la ecuación (2.3). En los sLstemas con un gra-
do de libertad. ambos métodos de componer la ecuación de movi-
miento de la masa llevan a la misma ecuación (2.3). 'En los siste-
.mas «;00 varios grados de libertad, las ecuaciones de movimiento de
tales masas concentradas resultan diferentes (véase el capitulo 3).
La ecuación (2.3) es la ecuación dHerencLnl del movimiento for-
zado de la masa m. A partir de ésta se obtiene la ecuaci6n diferencial
de les oscilacioof>S libtf!..!l de la masa si se considera que t1 1P (t) = 0,
es decir,
(2.5)
Ambos métodos examinados de composición de la ecuación de
movimiento de la masa pueden ilustrarse empleando los métodos
estáticos de cálculo al sistema dado con un enlace elástico lineal-
mente deformable puesto complementariamente, por ejemplo, en
forma de un muelle en dirección del movimiento de la masa m,
cuya reacción debe sustituir la acción de la masa sobro la viga, es
decir, la fuerza R. Pongamos el muelle de tal manera que se compri-
me con desplazamiento positivo de la masa hacia abajo y aplique

"
FiJ. 10 Flg. tI

a la viga la fuerza R dirigida en cont.ra del movimiento de la masa,


es dock, hacia arriba (lig. fi). En este caso
R = mi; + p. = ey. (2.6)
La rigidez del muelle a partir de la fórmula (2.6) es,

,
c= my+P· N/m. (2.7)

Al int.roducir en el sistema tal enloce elást.ico, el problema diná-
mico está reducido al estalico y consiste en determinar la reacción
del enlace elástico igual a la fuerza dinámica que act.úa sobre la
viga en el lugar de ubicación de la masa m.
El enlace elástico introducido en 01 sistoma invariable lo haee
siempre estáticamente indeterminado, ya que aumenta en una unidad
el grado de indeterminación estática del sistema inicial.
La investigación dei sistema hiperestitico obtenido, puede ser
realizada valiéndose de los métodos principales do la mecánica de
construceión: el método de fuerzas y el de desplazamientos.
Aplicadón del método de fuenas. Obtenemos el sistema básico
eljminando el enlace elástico introducido (fig. 12). Por la incógnita
tomamos la fuerza Xl dirigida, para la concordancia de los signos
con la expresión (2.3), hacia abajo, es decir, hacia el lado de los
desplazamientos positivos de la masa m. La ecuación canónica será:

BuX, +.1¡Jl= - ~l (2.8)


o bien

(6 u +¿) X¡+Ó,P=O.
Si el movimient.o de la masa fuera conocido, entonces según (2.7)
seria conocida también la rigidez del roueJle y la ecuación canónica
(2.8) sería simplemente algebraica. Pero. puesto que el m.ovimiento
es desconocido y la rigidez del muelle se determina segu.u (2.7) en
forma diferencial. 8.ntonces también la ecuación canónica (2.8) será
en forma diferenciaL En efecto, introduciendo (2.7) en (2.8) y lo·

"
, mando en consideración que Xl =
m
p(lJ
- -(m;; + p.) se obtendrá:
a -(6.. + mr+
.! ) <mY·+p.)+
y " P•
+dIP-O.
Flg. l' Después de simples lransformacio-
0('9 llegaremos 8. la ecuación (2.3).

P{t) Puesto que la oeu8ción canónica


a) ~--f-_L-_~ del método de fuerzas De. es siDO In
suma de los dosplazamientos, en-
1"
I
>' tonces el c"álculo del sistema por
I
el método de fuerzas ,lo ilustra el
I segundo método de composición de
ó) I la ecuación do movimiento do la
masa m.
~~::::::c:~ Aplicación del método de des·
plazamicntos. Obtenemos el sistema
básico introduciendo en el sistema
Fil_ 15 un enlace rígido en forma de barra
en dirección del movimiento de la
masa (fig. 13, a). El corrimiento positivo de la masa y = Z¡ está
dirigido hacia abajo.
La ecuación canónica será:
(2.9)
donde fa = (r~l +
e) es In reacción aspecíficn del enlRce rígido in-
troducido durante su desplAzamiento ell unA unidad lHlci~ Abajo
(fig. 13, b); r~l' la reacción debida sólo a la fuerza elástica de resis'::
tencia de la viga, llamada fuerza de recuperación.
r:
La reacción l e.'ltá unida con el desplazamiento 311 por medio
de la dependencia inversa, es decir, r~l - 1/6Jl'
Tomando en consideración la expresión de rl!' el valor Zl ... y,
e int.n:lrluciendo (2.7) en (2.9) se obtendrá:
r: y + my + p. + R
1 1P (t) -= O. (2.tO)
La ecuación (2.10) es la ecuación diferencial del desplazamiento
forzado de la masa m en una forma diferente do la ecuación (2.3).
Empero, considerando que en el sistema con un grado de libertad
r~1 = 1/6 11 y R 1P (t) = - .1. 111 (t)/6 J11 la ecuación (2.tO) se transforma
en la (2.3).
Puesto que la eeuación cnnónica del metodo do desplazamientos
representa la suma de las luerzas, entonces el cálculo del sistema
c()n un enlace o16.stico introducido según el metodo de desplaza-
mientos .ilustra el primer método de composición de la ecuación de
movimiento.

"
La composición de las ecuaciones de movimiento de la masa m
con la ayuda de estos dos métodos es adoptable también para los
sistemas con varios grados de liberhd (capítulo 3), donde las ecua-
ciones de movimiento, como se ha señalado, ya serán diferentes.
Para concluir, mostraremos la aplicación del método energético
para obtener la ecuación diferencial de oscilaciones libres de la mClstl
sin considerar las fuerzas de resistencia.
La energía cinética de la masa es,

K= ~ (y)2.
La energía potencial del sistoma expresada por el desplazamiento
de la masa es,
1 *
V=2(rllY)Y=~'
,,2
La igualdad principal del método energético (véase la ecuación
(1.8)] será:
m
T(y)2+ "
Un =C=const.
Diferenciando respecto al tiempo se obtendrá
• .• !l.
my y +-,-y=O.
"
Después de simplificar en ; se tendrá la ecuación (2.:1).

§ 6. OSCILACIONES LIBRES DEL SISTEMA SIN CONSIDERAR


LAS FUERZAS DE RESISTENCIA. La ecuación diforenciill de
oscilaciones libres sin considerar las fuerzas de resistencia se detel'-
mioa pOr la expresióo (2.5) para p. = O:
'y + (i)2 y = 0,
donde
2 1 rt,
ül = mlit 1 =-;;;-
Su solución que expresa el desplazamiento de la masa sorá:
YUb = A sen wt + B cos wt. (2.11)
La velocidad de desplazamiento de la masa es,

Yllb = wA cos rot - wB sen wt. (2.12)


Expresemos las constantes de integradón a través de los pará-
metros iniciales del movimiento, los cuales paya t = O serán y =
= y (O); =Y Y (O) = v (O) ..De acuerdo con (2.11) y (2.12) se tendrá:
B = YlltJ (O) = y (O); A = vlLb (O): ro = v (O): ro.
25
Ahora la ecuación de movimiento (2.11) será:
YlIb = 11 (O) cos wt + lO ~O) sen wt. (2.13)

Si en (2.f1) se adopta A -- e W! ql y B =: e sen lJl, entonces la


obtendremos en la siguiente forma:
NUb = e sen (C&>t + flI), (2.14)
donde C es la amplitud de las oscilaciones; ql, el desfasaje.
La velocidad de movimiento es,
Yllb -' CfiJ cos (fiJt + cp). (2.15)

Las constantes arbitrlllfias expresadas por medio de los pará-


metros iniciales se determinan según las f6rmulas~

C=VAJ+B1=Vy1(O)+ 1I1f.t)~O); tgep_ ~ =!JII(~¿)IiJ. (2.16)

De las expresiones (2.11), (2.13) Y (2.14) se desprende que el mo-


vimiento de la masa sou oscilaciones armónicas con el período T =
- 2n/w, siendo ti) la frecuencia circular, y la amplitud e =
-y .
Y~ (O) + ~~?) E.sas o.scilaciones, si no se cuenta con las fuer-
zas de resistencia, son inamortiguadas.
Así pues, en el sistema con un grado de libertad, Uzs oscUacioM$
Ubres son siempre oscilaclolUs propias con un período y una frecuen-
cia que DO dependen de las condiciones iniciales del metvimiento,
mientras que la amplitud y la f83e inicial de oSGUaciones .!lí depende
de éstas.
Escribamos diferentes expr9.!liones para las frecuencias y lets pe-
riodos de propias oscilacietnes verticales de la masa, teniendo en
cuenta qne en este caso
m-C:gyG6¡l=lIeJto

donde G el! la fuerza de gravedad; g. la aceleración de la gravedad;


Yelh el despluamienlo 8Stático de 1a masa debido a la fuerza de
gravedad G; 6 u , el dooplazamiento 9!ped1ico de la masa debido a la.
fuefta P "'" 1 aplicada a la masa en dirección de su movimiento.
La frecuencia circular 88,

wt=--!....=~=_._(-"-)
",B m ~ut ~, •
(2.17)
I1

El período es,
T= 2n =21tYm611 =2n".í ': =2n".í-';;;c. (2.18)
fU V"" V f
La frecuencia en herhjos es,
f=..!..=~=
_T 21' 2n
1
V meS n
=_'_ .V/rt,=_' ¡/
2n m 2n
g
Yeet
tic. (2.18')

La frecuencia f es el número de oscilaciones por segundo, y la


frecuencia circular Cil, respectivamente por 2n segundos.
Huelga señalar que cuanto más grande os la rig¡de~ del sistema,
tanto menor es ól I y, por consiguiente. tanto mayor es la frecuencia
de oscilaciones pmpias.
El número de oscilMiones por minuto se determina según la
fórmula
_ 00 ./g-
n-"2ñV ~.

Considerando en ésta que g = 981 ~ (10n)Z se tendrá


300
n~./ • (2.19)
r !lell
donde 'Yut es en cm. Esta fórmula tiene amplio uso en la práctica.
En el caso de oscilaciones de torsión y rotación, se debe poner
en las fórmulas (2.17) y (2.t8) en vaz de la masa m, su momento de
inercia con respecto al eje de rotación, sQbreentendiendo que 611 es
el ángulo de giro o torsión de la masa debido al momento M """ 1.
aplicado a ésta.
Tanto la frecuencia (j) eomo respectivamente el período T = 2nlú)
80n las principales características dinámicas del sistema.
Si un sistema con un grado de libertad tiene varias masas puntua-
le:; fijadas medianto un desplazamiento lineal generalizado (coor·
denada generalizada), nntonces para utilizar las fórmulas (2.17) y
(2.1.8) hay que sobreentender por m la masa reducida MI dcterminElda
s~ún (1..7).

Ejemplo 1. Obtener la fórmula para la frecuencia circular de oscilaciones


libre! de la malla n~ suspendida del muelle (véase la Hg. 4. a), si la rigidez de
éste es iguaL a e. N/m. Aplicando a la masa la fuena vertical P = 1 se tendrá
a n = tIc. Según la fórmula (2.17)
w' __'_='!'"
m6 u m
Ejemplo 2. Obtener la fónnula pare la hecuencia de oscilaciolle!l libre3
verticales de cimienta .wbre base elástice (flg, t4, a) con un coeficiente de
lecho k, N/m 3,
Apliquemos al cimiento la fuerza vertical P 1 (lig. 14, b) '1 hnllemns
;00

1:11 desplazamiento vertical de la cimentaci6n debido a ésta 6J1 _ ilkab. Segun


la fórmula (2.t7) Cil = ko.blm. Pum.to que
I

G (lb)¡ kg
m=-=y--. entonces (»1= _ _
g 1I yA
donde y es la densidad media de la memposterla del cimiento.
27
Ejemplo 3. Obt<mer fa fórmula para la freeucncia de Ollcilaciones I íbm
de torsión de un árbol con dillCO (rig. t5) prescindiendo de 111 mua del árbol.
P3ra (!l di!loCo eOIl un espelJOl'" con,tante
vr-
yh: nvh . __
Di .
J:"_
1• e __2..'"tpdpp'_--L-
r 32'
t·l 1·32
611 - GlfJ - Gnd' .
Segim 1:1 fórmllh (2.17)
CJUl. G di,
".----~---
321J.. lvll1J1
llil'lldl> y la ricll5idarl ln.Gill del mo.lerial tle) disco.
Ejemplo 4. Obtener la fúrUlula pan la Ireeuem:ia ,le oscilaciones libre!
de una vi¡::a empotrada por un extremo, con la 1ll1l.Sll m en 1.'1 O:ll'\remo (Ug. 16, aJ,
menospreciando la mallll de la viga, 6 11 -= 3~J Vig_ "16, ti);

al a

Plano

6)
-.,....,.-8 '}~l':
_

--- p-,

~ -':'5..,--r
.. _--- --
Flg. lIi. Fig. 16

r
~
I ,
p.f

I
I
D

Fil' t5 Flg.11
28
Flg.18

~
,
m- §.
J._
.) Poi

~ S

a

,
1/'
Fig.19 Fig.20

Ejemplo 5. Obtener la fllrmula apro'llmada para la frecuenci. de (lSCn._


Ci(lDn libr(!'! de UD mon\ante «ID lA mua en fll eJ:tl"l!mo libre (rlg. 17) pre&cln·
diend(l dé la masa del m(lntante.
La masa S<lbre el m(lutante puede bllt.er osciladones norilont.4les. 111111ín-
dO&é en este caso el montante en condlcloDC1l de f1c.s.ión compuesta. Esto quiere
decir que 61l debe determinarse considerando la oompresión del montante por
la fue"a de gravedad de la masa G.
Utilizando la fórmulll apro~Jmadll. de la flexión «ImpUe8UI se tendrá:

611=3~J :(,- :.)=13: SEJ ( I _ ; : ) .


La frecuencia de oscilacionea libre! según (2. t7) es.

w=V3EJ (t- ;:) :1111 ' •


xtEJ
dond. Pe=~ es la fus"" de Euler.
Ejemplo 6. Determinar II frecuencia de OIlCilaeiorlf:S libres de una viga
elástica S<lbre dos apoyos con carga G (fig. 18. a) temiendo> lQ,! siguientes datos;
1 _ 2 m, A =- 1 m; E - 2·iQll (Pa); J _ tOO cm·; G _ 7500 N; ndopLar pilla
simplificar los calculos que apm::dmadameote gAliO mis'. prescindiendo del
propio peso de In viga.
Obtendremos primeramente la 16rmula de la f~uencia en 10l'1lt8 gelK'nl.
El despla'l.amielloto vertical all debido 11 P = I (Hg. lB. b) .será:
6 11 = a' (l - a)': SlEJ.
La frecuencia de oscllacioncs libres C!l,

1 .. /3EJl
w= a{l a) V ID.'

20
Para nuestro caso la masl es.
m "'" Glc "" 7500/10 kg - 750 kg;
_ 1 .. /S.2·t()ll(tOO.t(}-')2 1_4Oe-
t
<Jl- t {2 t)V 750 r_.
Ejemplo 7. DetermiDaT la frec:uencia de useilaeion~ del aistema (lig. 19)
meDosfreeiaodo el peso de las barras.
E s~ema puede girar alrededor del apo}'o a (fig. 19, ll). La masa m, siendo
pequeños lO! ángulos de giro, !te truladlfl hori:r.ontalmente. Por ('So par. dél.e:r-
minar 3n aplicamos la fuena horizontal P = I (fig. t9, b).
La condicl6n de equilibrio del si!\E'mll en enll.do dl'Splaudo con Angulas
~quelio' ser':
2i Mo. = -111 - Ghc~ + Sb "'" O,
donde S es el esfueno en t'1 muelle, p.r. el cual S = kA
guleole, la eondiei6n de equilibrio será:
CIl It ,
!..Ip, Por consi-

-h-Ghql+-,- ",-O. ..'


De aquí ._h: ( T-Ch
'" ) y. re!pectlvll.mante, 6 11 0::<1'110= kb l h' •

T- Gh

La frecuencia lle oscilaclonelS según (2.17) es,

w-v (~-Ch): mh i

P.fl' eh - kb l /2 la frecullDcia de ~illlclones ser' igualito cero. Esto lestimonia


que, con tales eondiciones, el listero. lIe halla en equlllbrio intli\able.
Ejemplo 8. Determinar la frecuencia de prupias oscilaelont's del aistema
(fii' 20). Hagamos la solución en tres variantes:
t~a nriante laplicación de la upruión (1.3)1. Para nuestro aiaUma

01 + J; = O. (a)
Tomamos llOr
d~pluamiento (coordenada) generalizado ql ." y, ti despla-
zamltnto linea del punto A contado a partir del estado estUico del sistema
(lIg. 20, b). Compontmos las dependt'neias de las coordenad.s VI Eegúo (t.6)
p". ¡n mu.a en runeión del dcsplar;amiento gt>neraJizlldo Ild<>ptado 1/:
3
VI-T·;
Respoctivamente tenemos.
/Jh 3 .!!L_ 1
~=2 iJv -2
3 . 1 .•
lfl=T 11. II.-T 11. (b)

Sobre el sistema, durante au desplazamiento, actuan lu fuerzas del peso de


las !nasas nlIG. m,E, la reacción de éstas en el muelle. igual a ( i mlE + t m,l ) ,
que luvO lugar antes del desplazamiento, y la. fuerza complementaria en el
muelle debida al desplazamiento generalizado" e igual a -tv. La reacción
en el apoYQ B, <:omQ no se despllZa. no nos in!.eresa.

~)
Por eso a base de (t.4) podemos escribir lo 5iguiente:
8i11
Qt-mt, ....
afl.. (3
¡ g+lfllf--¡;-- 1 ) a,
Zml'+2M~+eJl 8;
o bien,
3 1 (3 1 \
QL-mtKT+m-s'z- Tmtl+Tmtl+c:, J t--tl/. ('1
Abora segÚD la fórmula (1.5) teneUlOS,
•• lll! •• 811
Jr--mlll¡ 8~ -m l lls '::¡;-
Tomando en eonsldenci6n h. expresión (h). tonemO!l que
3 •• 3 t •• t
Jr""'-mI Z V T-·m'T 11 2· (d)

Introduelendo las. expresionetl (el y (d) en la ecuacl6n <a> se tendrli


_cy_ ••11 (
m, '
4+m. T1 ) =0
o bien,

donde,
(.)

~. varlanle 'aplicación de la rónnula (2.17)1. HaUafllos según la fórmu-


la (1.1) )a mua reducida:
.. 9 1
M1--Jf: II=T In ¡+T m •.
Para determinar ~J aplicamos en el punto A del sistema la fuerza vl"rtical
P", = t en dirección del desplazamiento generalizado (Iig. 20, e). Según la
flinnul. (2.t7), para li u _ , ; e, se tendrá
(O,_~
1 ,
M 16 u

10 que coincide con la ecuacIón (~).


3'" varlnle 'aplicación d~ la f6rmula (2.17) para la ro~aci6nJ. TomarnM
aqui por desplaumi~Dl.o 8'en~rali:r.ado ('1 ángulo de giro r.
de la vigueta h(lri.
ulD~.l con re!lpecto al apo)·o B (flg. 20, d). Para det.e'rm nar 61,.1> ('n este ca!(l
se debe aplicar ('o el apoyo 8 el moment<l M - t (rig. 20. ~,:
6,,1 - 1 : ,P.
El moml'nt<l de inuda de la5 m.!u al girar alrededor del apoyo B, ~.

,o_m,U l)'+m. ({)'


Según la fórmula (2.n)

31
! 7. OSCILACIONES LIBRES DEL SISTEMA CONSIDERANDO
LAS FUERZAS DE RESISTENCIA. Las resistencias al mQvimienlo
surgen debido a diferentes cau.sas exteriores e ioteriores, a saber:
la Te.!ist.eneia 81 movimiento del medio 80lbieflle, la fricción en los
lugares de ompahuc de elementos y en las piezas de apoyo, la resis-
tencia interior no elástica de los materiales, eLc.
En virtud de este hecho, la energia del sistema se gasta para ven-
cer tales resistencias en forma irreversiblo. las envergndura8 de
oscilar.iones iguales a dobles amplitudos, cada vez van disminuyen-
do y el proceso de oscilaciones es amortiguado (Ha· 21).
De medida de amortiguación de las oscilaciones puede servir, por
ojemplo. la relación de las amplitudes de oscilaciones dentro de un
período:
(2.20)
Sin embargo, muchas veces on calidad de medida se utiliu el
logarit.mo de esa relación donominado decrement.o logarítmico de
G.'icilacioncs:
o = In 11 = Jn (YII : Yn+I)' (2.21)
enlonces,
(2.22)

Como medida de amortigullción puede S8nlc también el coericiente


,~Je absorción de la energia por un ciclo de oscilaciones, que repre-
senta la relación de la pérdida de la energía elástica por tm ciclo
con rcspecto a la energía elástica al principio del ciclo, es docir,
'\fI = (VII - V.. +t) ; VIO' (2.23)
dondo V" es la energía elástica lit principio del ciclo: VIO+¡. al final
de t"st.e.

,.
-----
-1---"'----+
.--.- -- t

, Flg. 21

32
Por inicio y Hnal del ciclo S8 considera el momento, cuando la
velocidad de movimiento de la masa y, por consiguiente, su energía
cinética son iguales a cero. Las energl:as elásticas V.. y V.. +1 • expre-
sad8ll por medio de los despllLZamlentcls de la masa V.. e Y"+ 1 al
principio y el final del ciclo, serán las siguientes:
t
V "'''''''2"' vf.. V t 1o'''u
(2.24)
611 ; 11+1-2'0;;--'
Ahora el coeficiente de absorción de la energía será:

tp=1- V;A' =1-e- u . (2.25)
Dellpués de deSllrro)Jar e- 2/1 en serie, tendremos
(26)' (Ul)S
,p=26--,¡-+ al - ... (2.26)
Obtendremos un valor más exacto d'el coeficiente de absorción si
representamos el cambio de la energía por una función ininterrum-
pida V (t), Y componemos para ~ la expresión
t+r,
W=- J,r ~=ln~,
l' V IlH

donde t es el tiempo de inicio del ciclo; t + TI' el tiempo de su


final.
Tomando en consideración (2.24) y (2.22) tenemos que
" - 26. (2.27)
Mediante las e."C.presiones obtenidas se establece la relación entre
el coofieiente de absorbción de la energía 1p (tabla 1) y el decremento
logarítmico de oscilaciones 6.
Tabl. l. Valorell del coeflelenle de ab!lorbcl6o 111 para la! eslrueturna
de toDslruccl6n (ned6n tran!lversal) 1531

V'IOr de l>
Estructura
do h"la ""'1110

Puente!l de acero 0,02 0.30 o.n


Puenl65 de hormig6n armado 0.63
Viga~ de hormigón armado 0,35 0,78 0.56
P6r1.ico! de hormlg6n armado 0.16 O,'" 0.25
Eutrepi50S nervado! de hOrmigón armado 0.a9 0,78 0,57

La fuerza de reslstencia al movimiento p. considerada en el


cálculo debe, hablando en general, rellejar integralmente todos los
tipos de resistencia posibles en el caso concreto, Puesto que la fuerza
de resistencia depende de muchas causas difícilmente adoptadas a la
~1$1 ~
elaboración teórica, su determinadón flllalítica es dificultosa. Son
conocidas diferentes hipótesis que consideran, por regla general, las
influellcias predominantes de talo cual tipo de resistencia.
Examinemos la fuerza de resistencia proporcional a la velocidad:
p. = ~y, siendo ~ el coeficiente de proporcionalidad.
La suposición de que la resistencia es proporcional a la velocidad,
a veces llamada resistencia viscosa, es actualmente objeto de una
severa crítica. Sin embargo, la sencillez de esta suposición y un
cuadro cualitativamente correcto del fenómeno obtenido en ciertos
casos sobro su basa al existir las fuerzas de raslstancia, no han par-
mitido todavía excluirla totalmente del uso. Por eso tal suposición
sigue encontrándose tanto en la literatura soviética como en la de
otros países. En este caso la ecuación diferencial (2.5) tendrá el
siguiente aspecto:
ii + 2ay + 002 y = O, (2.28)
donde,
a = ~ : 2m tIc.
La ecuación característica es,
ri + 2ar + roa = O.
Sus r8Íces son,
rl= _a+Va 2 _00 2 ¡ '2= -a-Va2 00 2 ,

El valor numérico de las raíces depende de la correlación entre a y (O.


ler caso: (U > a.
r1=-a+ioo l : r2=-a-iwl: (01 "",V00 2 a.2,
Si las raíces son complejas conjugadas, la solución de la ecuación
(2.28) será:
lI11b = e-al {A sen ((lIt + B cos oolt), (2.29)
donde,
a = L=
2m
llóu Ol'
2'
Es fácil ver que los paréntesis en la fórmula (2.29) contienen una
funci6n periódica, puesto que al sumar a t la magnitud TI = 2Jl el
valor de esta funci6n no varia numéricamente.
Por tanto, las oscilaciones libres amortiguadas pueden llamarse
.,
convencionalmente periódicas o amortiguadas periódícas con el
período
2n 2n
T,~-= (2.30)
001 JI rol_a'
Vamos a mostrar que los máximos-minimes de YUD (Yn e Yn+l'
Hg. 21) se sitúan también dentro del periodo TI' Con este fin com~
pondremos la derivada de (2.29) y la igualaremos a cero:
YI{b = - ( U - ..... , +
(A sen (O¡t B cos (¡)It) +
+ (Ole-CE' (A 009 (J)I' - B seO(J),t) = O.
Est.a expresión det.erminará el tiempo t, durante el cual YUb
es máximo o mínimo. Ella no varía, evidentemente, si al tiempo t
le sumamos el periodo TI .",. 2n/W¡.
Si en (2.30) se considera a _ O, ]0 quE! significa la disminución
de las fuerzas de resistencia, entonces -obtendremos el período de
oscilacione.s propias sin coDsiderar la8 fU6lzas de resistencIa. el cual
es menor que el periodo eonsiderándolas:
T=-<T
2'
w
,.
Después de esto se puede representar (2.30) así:

T.~ V ,~(%)'~T[l+·H:)'+ .. } (2.31)

Siendo pequeñas las resistencias, la frecuencia y el periodo de


oscilaeio'nes consideradas las fuerzas de resistencia, difieren poco de
la frecuencia y el periodo do oscilaciones sin considerar las fuerzas
de resistencia. Al mismo tiempo, por pequeñas que sC'an las resis-
tencias, ellas van amortiguando las osCilaciones propios, Jo que se
desprende de la presencia del factor e- CEI en (2.29). Teóricamente, la
amortiguación tote.! llegará euando t = 00, pero esto contradice a
)a experiencia que muestra que la amortiguación sucede buf,aote
rápidamente, es decir, evidencia sobre uno de los lodos' ieiosos de
la hipótesis dada.
Hallemos la frecuencia de oscilaciones en herlzio~:

1 (al
f~,,=-jJ¡-=
.... w'.. g:'
11.. (2.32)
MulUpliGaDdo por 2" .oLtendremos la frecuencia circular:
~ = COI = Yv a2. 1/8. (2.33)
Si se asigna, igual que antes, A = ecos cp y B """ sen qJ (véase e
(2.14)J, entonces se puede repf1lSentar la ecuación de las oscilaciones
(2.29) .,\,
(2.34)
donde,
C=l!AZ+B2; tgcp= ~.
Los constantes arbitrarias A y B o e y qJ se determinan por las
eondiciones iniciales del movimiento con t = O. Si el proceso de
oscilaciopes según (2.34) se representa en forma de un diagrama,
,.
ülllonces obtendremos UD cuadro most.rado en la fig. 21. La envol~
\'cnte de las oscilaci.ones, mostrada en el plano con punteado, puede
ser determinada por la ecuación
y¡ "'" ±Ce-a:. (2.35)
Mostrémoslo düereDciando las expresiones (2.34) y (2.35):
.Yllb =C 1- (U-a'.sen (~It + cp) +reJ.IQ)¡ cos (w1t + ep)J;
YI=~aCe-"".
En aquellos momentos cuando sen (Wlt$ + lp)= ± 1 i cos (OOlt-+CP)=
- O se tendrá:
Y.lb = ± Ce-eJ.t-; IÍUb""'::::¡:: aCe-a:t. i
YI=±Ce-a:t*; YI-==FaCe-at•.
Esto quiere decir que la envolvente de Yl toca la curva de oscilacio-
nes de y en aquellos puntos donde sen (OOlt + 'P) "'" ± 1, un poco
desplazada hacia la derecha de la amplitud de oscilac.iones, corres-
pondiente al extremo de (2.34). La relación de las amplitudes y,
en general, de las ordenadas de las oscilaciones dentro de un período
es igual a
y" lI:-at(AaenWt'+Beosf,t)tl) ......!:L.=j!GT•. '
~= II:-«(I+T,) lA sen 6). (t+T t )+Bc09ú1. (t+TtH 11m+!

Aqui esta relación es una magnitud constante. El decremento loga~


rftmico de oscilaciones será:
(2.36)
de donde,
6 26m V"Wi=iii
~=2amz:2r;-m"",= 2n

Esto quiero decir que la r-esistencia depende de la frecuencia de


oscilaciones.
De las expresiones anteriormente obtenidas se desprende lo si-
guiente:
1) las fuerzas de resistencia disminuyen la frecuencia de oscila-
ciones propias;
2) la frecuencia de oscilaciones no depende de la amplitud;
3) las amplitudes de oscilaciones siempre van dismInuyendo,
'y las oscilaciones se amortiguan.
Representemos ahora la ecuación de las oseilaciones (2,29) axpre-
.:sada por medio de los .parámetros iniciales. Vamos a suponer que
con t = O y = y (O) (despluamiento inicial de la masa) e y -
= y (O) _ v (O) (su velocidad inicial). Con este propósito compon-
dremos .según (2.29) las soluciones particulares (integrales) que satis-

'"
facan la matriz unitaria:
y, (O) = 1; y, (O) - O;
y. (O) - O; l. Y. (O) =
Vamos a componer la derivada de (2.29):

YUb =- - ae- Cd (A sen ít)tt + B cos ít)1t) +


+ e-al (w¡A COs (J)~t - wtB sen wst). (2.37)
Al determinar las soluciones particu.lares de Yl e y, se debe com-
poner según las ecuaciones (2.29) y (2.37) las condiciones de la
matriz unitaria. Asi I por ejemplo, para la solución particular de
111 esas condiciones serán:
1 = B; 0= -aB + w1A.
A partir de éstas se obl.iene: B = 1; A = a.lw}.
Por consiguiente, la solución particular de YI según (2.29) será:
YI-.:tl-at(CO.!lll)lt+ ::1 senw1t).

....
Así mismo encontramos la solución particular para

O.". B; t "'" -aB + wtA.


y,. En este

Entonces, B _ O y A - l/wl'
La soJución particular Y:. = e-al sen~,(l)lt •

La solucióu general (integral LoLal) de la ecuación (2.28) es,


.YUb =- CYl + DY2"'" Ce-al (cos w1t + ~ sen &>It) + De- ut seD tll1t •
~\ ~I

(2.38)
Componemos las condiciones iniciales del movimiento con t = O:
y (O) - Cy, (O) + Dy. (O) = C;
y (O) _ v (O) = c", (O) + DY. (O) _ D. (2. 39)
Ahora la ecuación (2.28) será:
YUb = e-o.t [ y (O) ( COS (01' + ~ sen (l)tt) + t1~¡ san Cs)lt -l. (2.40)
2<10 caso: a > (1).
Las rafees de la ecuación característica son:
TI = -ex +
(J}<z < O; T 3 - - a - (02 < O,
donde (J}:a"""'Va'Z (J}2.
11
Las raíces son reales, pero diferenles. La integral de la ecuación
(2.28) tíene el siguiente aspecto:
+
= Cel-lI.+tl.)l De<-lI.-IO,)f "'" e- lU (Cea. f + De--").
Yllb

Puede representarse de la siguiente manera:


UUb = C ClI (A sh Cl)1t + B eh ~t). (2.41)
En est.e caso el movImiento no será oscilatorio. La masa des-
viada irá aproximándose poco a poco a su posición de partida. En
cierta~ condiciones (véase r1l) la masa puede una vez pasar a través
de la posición da equilibrio y regresar 9. ésta por el otro lado. El
movimiento determinado por (2.4.1) se denomina aperiódico.
!Jtr caso: ex. = w.
r 1 = -a; T, """ -a.
Las rafees do la ecuación característica son real83 e iguales, la inte-
gral de la ocuación (2.28) será:
YUu = t!-Cll (A + Bt). (2.42)
El movimiento también es aperiódico.
Se utiliza el caso cuando a ~ úJ si se quieren evitar oscilaciones.

1 8. OSCILACIONES FORZADAS DEBIDO AL IMPULSO CON·


SIDERANDO LA RESISTENCIA Y SIN CONSIDERARLA. Las
oscilaciones de un sistema que se halla en estado de reposo aotes de
la acción del impulso pueden cODsiderarse libres, una vez terminada
su acción, con condiciones iniciaLes del lUovimiento provocadas por
el impulso. Este transmite a la masa la velocidad 11 (O) y co provoca
su desplazamiento y (O). En este caso 11 (O) = 81171, donde S es ei
impulso en N ·m; m, la masa en kg. Entonces si se utiliza la
ecuación (2.40), a pnrtir de ésta so obtiene:
s
Yror = - - e-(d sen ffi¡t. (2.43)
mw,
El movimiento S8rá oscilatorio con la frecuencia y el período de
propias oscilaciones.
Si el sistema es sujeto a la acción de diferentes impuJsos S,
durante un tiempo t, a partir del inicio de la acción del primer impul~
so, para el cual t1. = O, entonces su acción conjunta, en virtud de la
linealidad de la ecuación diferoncial de movimiento, se determina
por la suma de la accióo de 108 impulsos. El tiempo transcurrido
desde la acción del impulso S, hasta el momento examinado t será
t - ti' Por eso eL desplazamiento y debido a ese impulso sagún la
fórmula (2.43) es igual a
s, -lI.(t_I, ) (t)
Yfor---~
m., san rol -ti'
Sumando la acción de todos los n impulsos se tendrá:

.-,

'"
Ytor~LJ--e
S,
m~ •
_0('_',) senüttt-t
( l )•
Si el sistema antes de la acción de los impulsos oscilaba libremente,
(2.44)

entonces hay que añadir en (2.44) oscilaciones Ubres según (2.40):



Y=Yllb + - L.. S le _"(1-1,) senüt l ( t- t, ) .
t- '"
m~.
(2.45)
l_'
Considerando en (2.43) - (2.45) que a. _ O y (0)1 _ ro, obten-
dremos las expresiones correspondientes sin considerar la resisten-
cia. El desplazamiento de la masa debido al impulso es,
S
Ytor = mw sen rol. (2A6)

Debido a varios impulsos es,



Yror= ':w ~ S,senw(t-l l )·
¡",,¡
(2.47)

Para varios impulsos y oscilaciones libres antes de ellos será:



Y=IdO)cosütt+ l)~O) senütt+ (,,;(,)) ~ Stsenw(t-t¡). (2.48)
l_'
§ 9. ACCION DE LOS IMPULSOS PERIODlCOS SIN CONSIDE-
RAR LA RESISTENCIA. Dejemos que los impulsos de igual mag-
nitud S actúen dentro de cierto período T s. El inido del conteo de
tiempo coincide con la acción del primer impulso. Entonces a base
de (2.47) se tiene

~fJ) ~ senw(t-(t-t) Tsl.
Ytor=
l_.
Si el período de acción de los impulsos es igual al periodo de pro-
pias oscilaciones, es decir, T s = T = 2n/w, entonces

Ytor= ;ro ~ sen[oot-(t-1)2n]=
i_1
:0) ~• seQwt.
t_1
Por consiguiente,
S
YrOl' = 'iñ'ro n sen wt. (2.49)

La amplitud de oscilaciones a = Snlmoo aumenta junto con el nú·


mero de impulsos n. Tal fenómeno se llama resonancia.
,.
Ejemplo 9. DetermInar el movimiento del sistema sin contar con la resis-
tenci. debido 11 lo.! tres Impul5O!l S que actúan dentro de la mitad del periodo
de oscnaclones libre! (lig. 22,4). Obtendremos la ecuación del movimiento
de la mua Rgún (2.47):
I} O .;; I ~ Tf2 = ll/w (del primer impubo)
S
"l--;;U;;- seR (;)1_ a sen (0)1;

2) T/2 <: t .;;; T (de 105 dos impulsos)

M~-Ul+a SIlIlú) (t - ~ )=4 eeo (olj+asen (t -:) =0; (¡)

3) T < , .;;; 3T/2 (de los tres Impulsos)

V,=Vt+asen61(I-T}=asenw(t- '= )=lIl1enCllt o

.
Los dilgrarnll5 del movl.ll'lh!nto se exponen en la lig. 22, b. c. d.

~ ¿=-=::", dtoS, <


,t
el ~ "'.:#<' %,""S,
el ¡; ""4?,Z ~~ S, .s1- ;
ti) ty
t9
atoSJ
...........,
-C:'> Ct
<::7

Fil_ 22 Fi@;. 23

Ejemplo tOo Detenni.nu el moviruientu del sistema debido a los impu!soa


iguales COll5ecuentes que actúan dentro del semiperiodo de oscila.eioDes libres
del sistema y !le alternan de dirección (1Ig. 23, a):
1) O ~ t <
r/2 (dol primer impulllo)
S
.vI -m¡;;- sen II1t.". a sen II1t;
2) TI2'¡¡;t"';T (de lo~ d()ll impullloll)

3) T" • .os;;;: 3T/2 (de los tres impulsos)


iI, - U~ + 11 &en lI) (t - T) _ 34 ~n 111 ••

El diagrama del movimiento se da en la fli'. 23, b. Las amplitude6 de oscUa-


cione! van crecil!ndo, tiene lugar la l'eSOoancia.

§ 10. ACCION DE LA FUERZA P (1) QUE VARIA SECO N CUA-


LESQUIERA DE LAS LEYES. Examinemos dos métodos de obten-
ción de la ecuación del movimiento forzado.
1. Soluci6n diree1a de la ecuaeJ6n diferencial. La ecuación dife-
rancia) de los movimientos forzados (2.3) con UDa fuerza de resis-
tencia proporcional a la velocidad y con diferentes expresjoDes del
.,
segundo miembro tiene el siguiente aspecto:
•• • P(t)6
JJ+ 2aV+ oo%y",oo%.:1 tJl (t)""" p¡..lIl:~ =F(t). (2.50)

La solueión general do la ecuación homogéllea (2.50) expresada


por medío de las integrales particulares que satisfacen la matriz.
unitaria es la siguiento [véase (2.4.0)1:
y.,. ~ y (O) y, (1) u (O) y, (1), +
donde,
YI (t) = e-al (COSCiJ1t+ :1 sen rolt) ;
y" (l) "'"" e-at 811:w,l
,
ro: = rol!. _ al,

.
La solución parcial (integral parcJal) de la ecuación (2.50) con
el segundo miembro la obtenemos según la fórmula:
,
Ypare = S F (u) Ya (t- u) du = S F (u) e-a(l-u} sen :11 (1- u) duo (2.51)
• •
La solución general de la ecuación (2.50) es,
,
U=UUb+ r F(u)e-Cl(t-U.) seow¡(l-u) duo (2.52)
J ~•

Obtendremos la velocidad de movimiento de la masa diferen-
ciando (2,52):
,
lo' = . .
U """ + ~
YIlb
S 'l') sen
[_ae-(I(l-s) (t- u) +
6)1
,
+ e-a;(t-U)OOl COS 001 (t- u)J du, (2.53)

donde, Yllb según (2.39) con e = y (O) y D = lo' (O).


Suponiendo en (2.52) y (2.53) ex; -O y rol _ ro, obtendremos las
expresiones del movimiento y la velocidad de la masa sin considerar
las resistencias:
,
• enwt+ Jr ~senro(t-u)du;
lJ=y(O)COS(¡)t+~ w
(2,54}
o
,
y= - y (O) ro sen rot+v (O) cos wt+ j F(u)cos6)(t-u)du (2.55)
o

"
f (tI
p p(tI

t. t
t,
t
t

Fil' 24 FIJ. 25

Para las cargas interrumpidas «(jg.24). la integral de la solu-


ción parcial (2.51) debe escribirse como la suma de las integrales
en los tramos aislados. Mostrérnoslo utilizando para la sencillez la
fórmula (2.54):
1) para o::;;;; t:s<;:;t.
<
",= J PI~It) senw(t-u)du;
o
2) para tt:s<;:;t:S;;;;la

Y2.= r• FI~I,!) senw(t-u)du;

<. ,
Ii,= 1 Fl~l,!) senw{t-U)du+) P.~It) senw(t-u)du;
o '.

.
~ h
y,- J F~(II.) senw(t-u)du+ J F3~U) seow(t-u)du.
'.
2. Empleo de la teoría de la acción del impulso. En la fig. 25 se
da el diagrama de la fuena P (1) que actúa directamente sobre la
masa. La acción permanente de la fUena P <,> puede considerarse
como una acción ininterrumpida de una eanUdad infinitamente
grande de impulsos infinitamente pequeños dS = P (t) dt.
Veamos el movimiento del sistema en el momento de liempo t.
Tomemos el impulso infinitamente pequeño d8 igual a P{u) du en
el momento de tiempo u < t. Su acción. al transcurrir el tiempo
t - u, será, según (2.43),

dy _ P (u) dilo t'-r&(I->I1 sen fl)t(t _ u).


m~.

"
La acción de todos los impulsos infinitamente pequeños la obtendre-
mos integrando:
,
y= r P(II)du e-<X(f-lI)senw¡(t-u). (2.56)
,J /nll)l

La expresión (2.56) coincide con la (2.51) para 6!p = 611 • ya que


en este caso de (2.50) se ve que P (u)/m ""'" F (u). t;n un caso más
general, si la fuerza P (t) está aplicada al sistema fuera de la masa,
es nec8Suio partir en los razonamientos expuestos de la fuerza de
sus~itución que actúa sobre la masa, la cual da el mismo despla-
zamiento de la masa que la fuerza P (u):
p (u) = P (u) ~ = Ó-1P (u) (2.57)
611 6 11
Sustituyendo (2.57) en (2.56) se obtendrá (2.51).
§ H. ANALOGIA DE ECUACIONES DIFERENCIALES DE MO-
VIMIENTO SIN CONSIDERAR LA RESISTENCIA Y LA FLE_
XION ESTAnCA LONGITUDINAL y TRANSVERSAL. L.
ilcuación diferencial de movimiento de la masa del sistema sin tomar
en consideración las resistencias al movimiento tiene la siguiente
.expresi6n:
y+CU 2Y=:061 2L\.IP (t). (2.58)
La ecuación diferencial de flexión longitndinal y transversal de la
viga es.

y"+a~y= - ;; ; ct: =....!.-


EJ • (2.59)
donde M o es el momento flector debido a la carga transversal.
La comparación de las ecuaciones (2.58) y (2.59) muestra su to-
tal identidad. lo que permite adoptar la solución de uno de ellos
para la solución del otro reemplazando los slmbolos.
Así, por ejemplo, la ecuaci6n general de la flexión longitudinal y
transversal es,
Yn+t (z) =Yn (z)+l.i.y (a)cosct(z-a)+ .ó.y~(a) sena(z-a)-

_ t1M{a) [1-coso:.(z-a)]- óQ(a) Io.«-a)-


a;'EJ a;'EJ

.-senct(z-al-CiiET
)
ó-q (a) [
Cosct(z-a)+ a' (.,-a)'
21
J
-1-

~ri;) [senct(z-a)+ a'(3~a)3 -a.(z-a)]-


t1q"(a) [-cosct«-a)+ a~(.-a)' a~(.-a)' +1]-
~V 41 21 ."
43
al su.stituir a,2 por ro.~, -(Mo: EJ) por úJ2~lP = Wt{jlPP y ,z· port
se Lransforma en 1:1 ecuaeión general de movimiento de la maBa del
sistema:
Yn+t (e)"", Un (t) +.6.y (a) ros úJ (t- a) + 1!J.1I~(a) sen úJ (t- a) +

+15 1p .::iP(a) (f-cosw(t-a)J+ 61P oj</l) Iw(t-a)-

-S60oo(t-a)]+ 6!p~f(a) [cosw(t-a)+ lI)1(~~a)1 -1J +-


+ 61p~!(a) l sen (o) (1 -4) + (¡). (3-;0)1 - Ct (t -a) J +.

+ OIPó."P"(a) [ _
00' cos ro
(t-
a
l+ 1.O'(t-4)' _
41
(j)2{t_a)'
21
-I'IJ+ ...•
(2.60)
donde 6y (a), J1y
(a), óP (a), ele., son, respectivamente, los incre-
mentos del desplazamiento, la velocidad, la carga, etc., para t = 'a.

§ 12. APLICACION REPENTINA DE LA FUERZA P, PARA


, = 'In y SU DESAPARICION REPENTINA PARA ,= ,,"
a) P
li I V
P
'

t';"
.J
Al n l:M~tf/n
fin
tff" ....I
/Pn

I
1
I

tJ':'t,tn".t
Fig. 26

(Hg. 26, a). Veamos los diferentes intervalos de tiempo y hallemos


los movimientos forzados del sistema según la ecuación (2.. 51):
t1
1) t:s;;;;: n (untes del inicio de la acción de la fuerza P,) y = O.
no hay movimiento;
2) t:n:s;;;;: t :::;; t{ln (durante la acción de la fuerza P,)
,
yt= ..w'
P ,1I 1 ..
~.
í. e-UU-U)senÚ>t(t_u)du.
tt
Est;a integral es tabular:
.
. - P¡6 o
1/1 - (0)1
ea
.
I, e-a:\I-ullw,cOSo:.h(t
w~+aa
u)+o:senw,(t "11
fin

Una vez sustituidos los limites tenemos que


y" _
,- m(oll
p}
(wt + 0:') . k{llI {w _
t

_(%(1_1 1") In I
-e I [OOIC05Cil,(t-t; ) +ct8tlnro¡(t_t;n)J); (2.61)
3) (;;;;:l>t~h (después de la acción de la fuerza PI)
tfln
ur· = Pilla pw'l
W,
j e-a{I-u.) sen 6)1 (t- u) duo
1~D

Después de la integl'Bci6n tenemos que


_. PI ~lP ( _(l('_I~ln)
y¡ = mWl «»f+«') . 05 11 e X
X [00 1 cas ro, (t - t: ID
) + a s6n úll (t _ t: 1n
)) _
_ i%(i_t!D) In) l.
-e [OOtcosro,(t-t¡ +a.sfln Cll, (t-t¡ ))J}. (2.62)
Sin considerar las resistencias tenemos que
uf 0= p 18 tp (1- cas 00 (t- tIllo)]; (2.63)
uf- = P¡6 tp reos Cil (t _ t1 ID
) - COS Cil (t _t¡n)l. (2.64)
Estas mismas pero en otras expresiones:
t_,lu
vt = P t6{p2 sen 2 t.> 2 (2.65)
t~ln_t~n t1n+t~ln
Ur- = P¡6 tp 2 sen ro • 2 sen Cl) (t - 2 ). (2.66)
Mostremos cómo se obtiBnen las Bxpresione."! .(2.63) y (2.64) según
la ecuación general (2.60):
para a.-=tln ; I1P(a)-P i 8e tie.ne (2.63);
para a =.tpn; I1P (a) = - PI
yt· = yf - 6¡pP j [1 - COl! (¡) (t- t~in)J
O bien
yt· = 6 1 "P'1 [1 - cos (j) (t - t\n)l-6¡ppt (1-cos (j) (t _ t~ln)l =
""" 6¡pP, [cos ro (t - tl ln
) - COl! (¡) (t - tp')].
Las expresiones obtenidas de uf e ul· en forma de (2.61) y (2.62)
permiten resolver el problema sobre el movimiento forzado del
sistema debido a varias fuerzas que aparecen repentinamente y así
mismo desaparecen (Hg. 26, b):
1) para t~n~t~t!.ln (durante la acción de la fuerza P n)
n_'
u= ~ u1·+y~; (2.67)
i_l

2) para t>t~ln (después de la acci6f'"l, de la fuerza P,,)

(2.68)

§ 13. ACCION DE UNA FUERZA APLICADA REPENTINA-


MENTE.
:1. Acción prolongada de la fuerza. Se toma en cuenta el caso cuan-
do la fuerza P esté apJícada repentinamente al sistema y permanece
sobre éste durante largo tiempo (Hg. 27, a). Obtenemos la ecuación
de movimiento según (2.6i) considerando PI = P y t~" = O:

yfc=. (~+ ') . 5,lP


IlUd, "'\ (X 11
{wt-e- a , (Wtcosúl 1t+asenw,t)], (2.69)

Puesto que P8 1P = Yeat' entonces, como es sabido (véase la pág. 2:1)


el coeficiente dinámico será:
y' 1
~~-'-=.
lIut m ltW¡ (1+ a:,)(Wt-e-"'(WICosw1t+asenoo1t)J. (2.70)
CI)

Sin considerar las resistencias tenemos


y~ = P8 1P (1 - cos rot); (2.71)
f.I = :1 - cos rot. (2.72)
La expresión (2.71) se desprende de (2.60) para a=O y liP (a)=P.
En este caso, el valor máximo del
coeficiente dinámico será ~""" Z para
cos wt "'" -1, es decir, para t = knlw=
=.-kTIZ, si k = 1, 3, 5 . . . El diagrama
del movimiento puede verse p.n la
Hg. 27, b.
2. Acción breve de ]a fuerza. Se tiene
en cuenta el C8S0 cuando la fuerza apa-
recida repentinamente para t = O, desa-
parece repentinamente par8 tl. ~ TI2,
" es decir, la fuerta accionó menos de un
semiperíodo de oscilaciones libres (fig.

,. Fig. 27 27, e). Duran.te la acción de 18 fuerza


p. cuando O:S;;;; t <: t J , el movimiento del sistema y el coefi-
ciente dinámico se determinan por las expresiones (2,69)-(2.72).
Así, por ejemplo, se tiene según (2.71) y (2.72) sin considerar las
resistencias:
y1=Yut(1-coswt)=Yelt(t-cos2n ~)

= t -ros (ot= t -cos 211- 1 ,


J.ll
,
El coeficiente dinámico para ti <: TI2 siempre crecerá y alcanza-
rá su valor Dláximo para t = t 1 :
""1, rnáx=1-cos2n i.
Los valores del coeficiente dinámico en función de la relación
tJIT se exponen en la tabla 2. El valor máximo, igual a dos, el coefi-
ciente dinámico lo tiene para t 1 = T/2.
Tabla 2

" -
y
1
O
I 1/8
I t/6
1
1/'
I 3/8 1/2

IJot.mb
1
O
1
0,29289
I O,SO 1,00000
I 1,70711
I 2,0

Jiz. mltx
I O
1
0,16536
1
1,00
I ' ,41422
I 1,83412 2,0

Al ciesapar(lcer la fuerza, cuando t> t lt se tendrá según (2.64)


para t~n = O y t{ln = tI:
yt'" = Yen [cos ro (t - ti) - cos wt].
La misma expresión pero 00 otra forma será:

y;:. = 2Yel~ [ sen ( rot - 61~1 ) sen (o)~l l.


El coeficiente dinámico después de la acción de la carga es,
~2=2 sen (¡)t _ W~l ) sen W~l ,

Su valor máximo para sen ((olt-- W~l ) = 1 es,

J.i.Z,mh:= ~" -= 2 sennTo


2 sen- '.
2
Los valores de !J.9,XtIl!.x también se dan en la tabla 2, e igualmente
no pueden ser mayores de dos.
De los razonamientos más arriba expuestos se desprende 10 si-
guiente:
'7
1) los valores mbimos de los coeficientes dinámicos ¡J-1.'lIl4:1:
y fA~,mh van creciendo durante la acción de la carga hasta tl =
= T12. Con este valor de t l se tornan iguales a dos y no pueden ser
mayores;
2) los valores maXlffiOS del coeficiente dinámico f12,mix siempre
.son mayores que el valor máximo de I-ll,roh , Y sólo para ti = T/2
seran iguales;
3) si el tiempo de acción de 18 fuerza t) < T16, ent.onces el
.coeficiente dinámico I-lt.mb será menor de la unidad. y para t) =
= TI6 igual a ella.
Ejemplo t l. E!iCribir 188 ecullciones de movimient(l del sí.!ltema 81n COIIS[-
(leTa\, las reslsteneias i1ehldo a dos fuenas P aplicadas repentillamente, si una

Flg. 28 FIg. 29

de ellas está aplicada con t = O Yla otra, dentro de medio periodo de oseilaeioDes
libres (flg. 28, a):
1) para O'¡¡;; t'¡¡;; T/2 sogún (2.71)
,
y~ - Ynt (t -cos cM) ="'2 (1- cos IDI),
(aquí se designa a = 2Yest}i
2) para t >T12

y;=yt+Yest [1-C05(,) (t-;)]


() bien

yr-f (l-coswt)++ l1-COS (t- ;: )J=a.(¡)

Los L1ill.ll'flim3s del movimiento se e"ipOllen en la fig. 28, b.


Ejemplo 12. Escribir las ecuaciones de movimienlo del sistema sin consi-
derar las fuerzas de resistencia debido a varias fuerzas de Igual valor P aplicadu
roptnhllamente dentro dtl poriQdo de oSC'i1aciones 1ibre~ T _ 2111w (lig. 29, a):
1\ O ~ f -.;;: T (despllé!i de la acción de la primera fuerza)
a
Yl-T(1-c05Wt);

2) T <; I ,¡¡;; 2T {después de la acción de la !legunda tue~.)

a
Y~="'2(1-COS(¡)!)+T a¡.1-oos(,) (2n)~]
t-"""W""" =a (1-co!! Calot) j

"
3) 2T E;;;; t..;;;; 3T (después de la acci6n de ll!l. tercere. ruerz8.)
.[ 1-C09W
11.-11,+""2 (4')'1
t-ro =2(1-c09oot).
a.
Véa3e el diagrama del movimiento en la lig. 29, o. Se tiene el caso de reSOBancia.
§ 14. FUERZA QUE AUMENTA SEGúN LA LEY LINEAL HASTA
EL VALOR P Y QUE SE MANTIENE LUEGO CONSTANTE
(FIG. 30). Examinamos el movimi'ento sin considerar las resisten-
cias. Es necooario examinar dos tramos de acción de la carga en el
tiempo
1) O ::s;:;: t ~ tI'
La ley del crecimiento de la fuerza es: P (t) = Ptlt1 • Respectiva-
mente &lP (t) - P (t) 6.l'p = P6 1P (tlt l ). (Aquí 6 1P = 011 ),
Según la fórmula (2.,')4) para y (O) =' 0, t1 (O) = O se liene
,
y~ 1 ú)
,
P6,1P usenw(t-u)du=
, "
= fl)~~l-P -1 u tos:(t u) + sen :í t u) 1= P~;pt ( 1 _ se~tO)t). (2.73)

"
La misma expresión se obtiene según (2.60).
Para a ~ O, Ay (a) ~ O, óy (a) ~ O, óP (O) ~ o, Ú' (O) ~ Plt,
tenemos
8 1P P ( rot-sene.> t) .
Yt=--
~f,

Seguidamente expresemos la flexión estática debida a la fuerza


que aumenta linealmente
Yut(t):::::>P(t)t'lI,=P blP t.

Ahora (2.73) será:


"
seDwt) (2.74)
YI'" Yut (t) ( 1 - c.>t •

El coeficiente dinámico es,


,
sen wt sen 2ft T
"
rt"'"' 11'1
veadt) """ 1- oot ~ 1- t (2.75)
2ft T

Al crecer la carga según la ley lineal, el coeficiente dinámico ¡.t.l


no depende de la velocidad de crecimiento de la carga, y con el
tiempo tiende a la unidad. Su valor es pequeño durante el crecimien-
to de la carga. En la Hg. 31, a y b se muestran los desplazamientos
y los coeficientes dinámicos. Los coeficientes dinámicos son iguales
4-1361 .,
8 la unidad si sen fUt = 0, es decir, cuando ú>t => 1m y t = ~ =
~

= k f.
para k=>1, 2, 3. Hallemos el mbimo del coeficiente diná-
mico en el tramo O::;;;; t::;;;; t J • De (2.75) tenemos que

de donde obtenemos tg wt = wt.


El primer valor de rot que satisface a la igualdad, wt::::::: 4,494;
-0,97625
f.lL moh: = 1- 4."94 ~ 1,218.

S1· t => 1•• enonces


t \!¡= 1 - &eU lUt 1
WI • •

2) Para t ~ t1 •

a)

61

-
'.
Flg.3O Fig. 31

Según la fórmula (2.54) para IX => O; 11 (O) = O, v (O) == O se


tiene:
" ,
Y2=)
.I (¡) P~:p useow(t-u}du+) ooP6 tp 8enw(t-u) du a:
'.
I,
.
~

=Pli1plll
1
U.COS{¡)(t-u)
ro
+ eenw(t-u)
CJ)t
I+P6 tpCi)
COIW(t-u)
(ll •
I
~

Una vez sustituidos los límites y hechas las transformaciones,


tenemos
aen (r)t
(2.76)
~t,
p(t) ----
~. b) Psen8t
Pcos8t
-4---+--
" H"'PcosBta

Yig.32 Fig. 33

IgU81 expresión obtendremos según (2.60). Para a = t;


• p
!1y (a) ...-0; !1P (a) = O; .ó P (a) = - - tenemos que
'.
o hien
" .
Ya=Yt_ ll1P,P [w(t-t¡)-senw(t-tIH

yz= {jIPP t
'1
(1- senIDt '¡_fJ 1P P (w(t-tt)-senw(t-t¡)J=
últ wt 1
= 6 P [1 _
Ip
8en (,)1
Wl
+ sen (,)rot(t '1)]

1 J

El coeficiente dinámico después del crecimiento de la carga es,

(2.77)
su valor depende, en sumo grado, del tiempo (ti)' es decir, de la ve-
locidad de crecimiento de la carga. Si ese tiempo es pequeño. es de-
cir, t l __ 0, entonces de (2.77) se obtendrá (2.72).
La solución obtenida puede aplicarse al caso cuando la carga
varía según la ley lineal (íig. 32). En este caso.la solución será a base
de (2.71) Y (2.73) en la siguiente forma:

y -_ p'
OU¡p
(1 - cos W t) + (PI -t, Po) ~
Utp
t (1
-
sen w/ )
-----wt .
§ 15. ACerON DE LA CARGA VIBRATORIA . .La cnrga vibratoria
está creada por las máquinas con parto giratoria desequilibrada,
cuya masa tione con respecto al eje de rotación una excentricidad p
(fig. 33, a). Durante el movimiento de la mssa no equilibrada apare-·
ce la fuerza centrífuga determinada según la fórmula:
P=-m*02 p = G.:t p
, (2.78)

donde m· y C· son, respectivamente, la. masa y 01 peso de la parte


desequilibrada; e, la velocidad angular; p, 18 excentricidad de la
masa •

•• 51
Si el molor hace n revoluciones por minuto, entonces la velocidad
angular de rotación de la masa desequilibrada determinará también
la frecuencia circular de la carga aplicada:
8= 2; (2.79)
Si se cangidera que el inicio de acción de .la carga es a partir _del
eje horizontal (Hg. 33, b), entonces las componentes de la fllerza
centrifuga serán las siguientes:
la vertical P J (t) = P sen e,;
la horizonhl PI (1) = P cos Ot.
Estudiemos la acción de las fuerzas P sen et
y P cos 8t conside~
rando las resistencias. Tomamos la resistencia proporcional a la
velocidad.
Según la fórmula (2.51) para P sen et tenemos
,
y~ 1 w26,pPsen6ue-a(l-uISllIIW1<t-U) duo
w,
o
Sin embargo, el desarrollo de esa integral requiere minuciosi-
dad. Por eso utilízaremos otro método do solución, B saber: la in-
tegración directa de la ecuacíón (2.50).
Vamos a suponer, en general, que sobre la masa m accionan dos
fuerzas verticales PI sen et y P z cos ato En este caso la ecuación
diferencial (2.50) será:'
'y + 2ay + w~y == (i)~61P (PI sen al + P z cos et). (2.80)
Hallamos la solución parcial en la siguiente forma:
Yparc = Cl sen al C z cos ato+ (2.81)
Introduciéndola en la ecuación (2.80) e igualando los sumandos con
sen at y cos at del primer y segundo miembros de la ígualdad obten-
dremos:
C I (1 - 7S') "'s
-Cz~=6j,pP1; }
el 2:: + cz( t - ~I ) = 81p P Z' .
(2.82)

A partir de estas ecuaciones determinamos Cl y C 2 , después de lo


cual tendremos lo siguiente:
lIparc= a' 6~p o:'e~ {PI[(1- ~: )'5e06t-_:;:,9 cOS6tJ+
(1-(;;i") +4 --¡;r ,
+P2[(1- ::)co~at+ Z;16 sen6t]}. (2.83)
Vamos a suponer que
s'- =CCOSlp;. _
1 -w S
"i-;:::-=C sen ql,
1

52
siendo y ='" 2a./ro un valor abstracto que toma en conslderaci6n la
r9Sistencia.
Entonces

tgql-Y: :(1- ::); C=y(t_~)i+y2 ::. (2.84)

Introdudendolo en (2.83) y escribiendo Yparc separadamente de


prsso at y Pi cos al obtendremos:
1) de P sen el: Yp.re "'" a sen (el - <p);
2) de P cos el : Yp.re - a cos (el - ql), (2.85)
-donde,
a= -,c=~'~'!,'P~==¡~
-
./( il'-)"+1'""7
V 1-(;2 ..
(amplitud de las oscilaciones).
El desfasaje <p, según (2.84), se presenta en la Hg. 34. De ésLa so
desprende que para cualquier resistencia y para e/ro = 1 el desfa-
saje tp = n/2. Para y= 0, es decir,
cuando desaparecen las fuerzas de ,
resistencia, el desfasaje sucede a 1!D
saltos (linea gruesa en la figura):
para e/CiJ = t - O. ql """ 0, no hay
desfasaje; para el CiJ """ t, 1Jl = n/2
% <::: -

'50
y pare e/CiJ - 1 +
O, ql_ n. Para
q> = O los desplaxamientos coinci-
den con la direcci6n de la acción "O
de la fuena, simultáneamente a
49ta se convierten en cero y alean·
zan los valore.!! máximo y mini·
mo. Para <p ..... 1t los desplazamien·
tos están dirigidos al encuentro 60
de la acción de la fuerza, si,mul-
táneamente a ésta se convierten ~
en cero, pero cuando la fuerza al- JO
canza el máximo valor, el des-
pl87.amienlo alcanu el mínimo, y /. ~ ,
viceversa.
Para obtener la solución general
O , ,5 O/o
de la ecuación (2.80) es necesario Fig. M
a la soluci6n parcial (2.85) SUmar
(2.29), entonces la solución general de la ecuación (2.28) será:
para P sen et
y = a sen (el - c:p) + e-(ll (A sen (J)lt B tos úl1t)¡ +
para P eos et
y = a toS (el - qJ) + e.....
f
(A seD 6>.' + B cas úl1t).
"
Expresando las constantes arbitrarias A y B por medio de las
condiciones iniciales del movimiento y (O) y ti (O) _ Y (O), obten-
dremos estas soluciones en la .siguiente forma:
para P sen et
11 = asen (el _cp) + all-al [sen cpcos Cl)lt + o: &en Cf~eC03 " sen ú)tt]+
+ 4·at[ y (O) COS {J)lt + CI (O) ~Ia." (O) sen cuft] ; (2.S6)
para p cos et
11 = a eos (et - ep) + ae-a.t X
x[ -cos<pCOSCl)t~- acost¡sen¡p senCil¡t]+

+ e-al [ y (~) eos cutt + 1,I (O) ~la!l (O) sen Cillt] . (2.87)
Las oscilaoioDes completas COD cargas P sen et o P cos 6t cons-
taD de O&CilacioDes de tr89 tipos, a saber:
1) de oscilaciones puramente lonadas con la amplitud a, la
frecuencia de la carga que actúa B y el de..."'Í8Saje ep:
2) de oscilaciones amortiguadas acompafiantes con la frecuencia
<01' que dependen de la amplitud a, 18 frecuencia de perturbación
e, la resistencia a: y el deslasaje 11':
3) de oscilaciones libres amortiguadas COD la frecuencia Cl)l> que
dependen de las resistencias a. y las condiciones iniciales del movi-
miento y (O) Y 1) (O) = Y (O).
De las expresiones (2.86) y (2.87) se obtienen diferentes casos
particulares. De ostas mismas. teniendo en cuenta que 61T1 P =
= 1Ie..t. se obtienen fácilm"ente las expresiones de los e·oeficientos
dinámicos", """ y/y•• t. Así. por ejemplo, para y (O) =o O y V (O) =o O
los coeficientes dinámicos totales serán:
",.(t)=b[ sen (tlt_lp)+e-al X

X (sen lJIcos Cl),'+ a.


seD
lf;; 9W11 'l' senco¡t)1; (2.88)

f.l. (t) =b[ cos (9t_CP)+Il-o.t X


X (-cOSepCOSCil1t- ClC:OIIf~·.9I5ell'" seD(j)I~)J. (2.89)

donde b = 1 :
deo del tiempo.
V(
1 - ~, r
+ 4a2 ~. Como se ve. éstos depen.
Coe. el tiempo las oscilaciones amortiguadas prácticamente de-
saparecen y 56 quedarán sólo las puramente lorzadas, así Uamadas

..
oscilaciones permanentes. En este caso los coeficientes dinámicos
totales tienen la siguiente expresión:
~ (t) ~ b sen (et - ~); (2.90)
~ (t) ~ b cos (et - ~). (2.91)
Regresando a (2.88) y (2.89), no es difícil ver que en electos mo-
ment"os, de tiempo sus segundos sumandos pueden ser mayores de
cero y, por consiguiente. el coeficiente dinámico f.l. (t) de las oscila-
ciones no permanente.!! en el tiempo inicial del movimiento puede
ser mayor que el coeficiente dinámico f.l (t) de oscilaciones permanen-
tes, es decir, f.l. (t) > lA. (t).
El valor de amplitud (máximo) del coeficiente 1.1. para sen (et -
- q1) = t o, respootivamente. para cos (el - ep) = t sera:

~~b=V(1 -.:lO " =J(


7 +.. . ~""Wi" V 1-
T,') +""'11
T"
(2.92)
11
donde T = 2111(0) es el periodo de propias oscilacione!l; Te = 211/e,
el periodo de la fuerza de vibración.
Siendo pequefias las resistencias, se puede en cierto intervalo
inicial de tiempo en las. expresiones (2.86), (2.87) adoptar a ~ O;
ql ~ O; Ú)l """ (0); e-al ~ 1 Y escribirlas para y (O) = O; v (O) = O
así:
u=[ 6 1p P; (1- ~: )] (sen8t- : sen (l)t); (2.93)

y=[6 Ip P:(1- :: )] (cos 6t-cos(o)t). (2.94)


Respectivamente los coeficientes dinámicos serán:
fA.. (t)"'"' \.
1- 7
(senSt- =senrot); (2.95)

".
r (t)-
- i el (cos8t-cOSlilt). (2.96)
i--
.'
Según estas expresiones, los máximos valores, que no pueden ser
superados corresponden a un caso poco probable cuando simultánea-
mente sen 6t = 1 Y sen rot = -1, o cuando cos 8t = 1 Y cos lilt =
= -1, se determinan por las fórmulas:

fA.;rib;= t Ü1 (1+ :)= 16 o bien Jl~b = _.."'..,,-


t- <&)1 1-(;) t--.-,
(2.97)
El máximo coeficiente dinámico (de amplitud) sin considerar las
resistencias Ivéase (2.92)1 es,
1
E1= 1-(81/(»1) • (2.98)

"
·PsenlJt
m
:i';enIU
m '.I'PsenOt

Flg. 35

Puede mostrarse que si no se toman en consideració.n las resis-


tencias, el desplazamlento de la masa m debido a la fuerza
P sen et (P cos el) y la fuerza de inercia J. (l) aplicada a la mAsa
y creada por ésta. es igual al desplazamiento debido a la fuerza
P sen el mU,ltiplicad~ por el coeficiente dinámico }l según (2.98)
(fig. 35), es decir,
61p P (l) +6 H J>/< (l) = p61p P (t).
Esto permite realizar el cálculo sin considerar las resistencias a.
la carga dinámica como si fuera estática,_ si se multiplica previa-
mente por el coeficiente dinámico. es decir, presentarla como
¡.tP sen eto como }lP cos et.
EJemplo 13. Determinar el coeficjellte dinámico para la fuerza de v¡braci6o
P sen llt que acciona sobre la masa con el peso G = 20000 N (lig. 36) con los

Psenllt
q_IiQ...OONIm P$MOt
J. 3m :ZOlJ(J{)N4. ~ 'J

'm (J~/50O(JN #, &


.1/PSMBt-

, '"
3m
Jm
~"H~ ,# ó) ¡ t'''nOt ~
1JO()(lH

Flg.36 Flg.37

elguientes datos: 6 - 30 5-1 , 1 5 ro. a= =


3 m, E = 2,1.1011 Pa, 1 _
- 3773 cm· (doble T Nt 24). Prescindir dO! la carga diiltribuida. La Hecha esté-
tica debida al peso de la mua es.
GI.l'(I-a)' 20000.3*(5-3)'
Vnt= 3lEJ = 3.S.2,t.l011(3773.to-a) m-O,OO600 m.
La (ncuencia de oscilaciones libres es,

úl='" / r = .. /;;J9~.~8~1: s-I_40 .'!I_l.


V lIut V 0,00606
5'
El coeficiente dinámico sin considerar las resistencias según
(2.98) es,
J.l.= 1: (1 - : : ) """ 16/7.
Las fuorzas que aceionan sobre la masa, redueldas a las estfitlcas,
se dan en la Hg. 36.
Ejemplo H. Determinar aproximadamente la ten!li6n ulnárnlca normal
1.1 fie:lionar&e una viga debido 56Jo a la componente vertical de la fUena centri·
fuga P sen at de un motor situado en medio de la viga (IIG. 37,11). lJ1 !lU masa
omeentrada mI """ tSOO kg, la masa de la parte d~ullibrad3 del motor m, -
f
= 300 kg, SU excentricidad = t cm, la frecuencia de la carga 6 = 30 S-1
con los datol ligui~Dte!I: L - m; la viga doble T N! 22 con el momento de inu·
eia J = 2550 em· y el módulonsisunta IV _ 232em 3 ; ('1 módulo de elasticidad
E = 2,t .t01I .9.81 Pa; , _ 9,81 mis';. la masa uni(onnemente distribuida con·
siderando el propio peso m = 400 kg/m.
Se debe considerar 3P.roximadllmente la masa distribuida como l,.uLlCen-
trada en el centro de la luz en la mitad d~ su magnitud.
La ma!la reducida es:
• mi 400·4
'" =m.t+T=1500+-,-=2300kg.
La fue"a de gravedad de J. mas« reducida es,
G- - rn-,
= 2300·9,81 N.
La flecha de la viga d~bida a esa fuena es,
e-l l 2300.9,81.4 3
hite: 48EJ = 48 (2. t· tOtll'9,8t) (2550.10-1) 0,0057267 m.

La frecuencia de oscilacIone!l según la fórmula (2.1;) es,


11) e: Y9.81: O,00572t17_4-J.3W S-l.

El coeficienle didmico !lI,ún (2.98) el,

._1 'l'-(,,30,. )']=',1'


La fuena centrifuga de la m.sa dl'8equiJibrada es,
P - 17I.0't> - 300·30'·0,01 _ 2700 N.
La! fuerzas que necionan sob~ In viga, ~ducidllS a la cClncentrada, se
muestun en la Hg. 37. b.
Los momentos IIcdotes serán:
debidos a la cara' estática
ti (1500.9.81')4+(400,9,81)4.' 22563 N.m·,
, ut = , ij

debid03 a la carga dinámica (de amplitud)


PI 2700·4
A1dIO=JlT=2.t1 4. =5697 N·m.
La3 tensiones son:
22563
<1n tr: (232.10- 1 ) HlOO 97 254,3 kPa ;
56"
°dln- (232. to-I) 1000 =24 556,03 kPa.

"
La tew16n 'otd es.
a =- 97 254,3 + 24556.03 =o 121 8tO,33 kPa.
Ejemplo 15. Delumlnar lu teMlones en las vigu en doble T ~ 22, 24¡
2b debidu • la fuerza vertical P!len DI =- 3000 sen OtN para 8 = 50 ,-
(fig. 37). Otru datos ton 10$ siguientes; la lu~ de la .".iga t - 4. m, X = 9,81 m/t1;
el m6dulo de eluUcldad E =o 2,1.10 11 .9,81 Pa; la masa del motol' mi = 1500 ka,
la masa de l. eafia diatribuida M =- 370 kg/m.
Reducir la masa distribuid. de l. carga y del propio peso .. l. concentrad.l
en el centro de Ja lu% en la mitad de su magnitud.
P(lf" kJ 1I1111 M 22: J = 2550 em~; W -= 232 cm'; la mas. de l. viga
mi - 24 kglm.
Masa reducida:
m*=m¡+ (m+tt)l =1500+ (370 24 )', 2288 kg. t
Fuerza de gravedad de 11 mua reducida;
C6 ... 2288.9,81 N.
Rigidel de la viga en la f1uióo:
El _ (2,t .101°.9,81) (2550.10-') _ 535 500 .9,81 N ·ml ,
Flecha de l. vii. debida. b fuera de la gravedad:
C-"
2288·9.8t-4'
Vut'"" 4.8EI = 48-535500'9.81 m.
Flecha do la vira por unidad de la fuerz.a:
,.
6 u ='¡'8'Sa.s500'9.81 m/N.
La frecuencia de oscilaciones propIas de la viga según lu fórmulas (2.17) es•
• ,r-,-
(0)= V /(~~t -l / . 2288·9,81-4$ -1.
9,81. 48.535 500'9,81 =41,497 So ,

w:a'/ ,~ =Yl:2288(4~:~8'535500·9,81)_4t,491s-1.
V /11 11
El coeficiente dinámico es•
•_1, ll-(,~,)'J=-2.2".
Lo!! momenl.04 fleetores son:
debidi)!! a la urga estática
M (t500.9.8tI4+(370.9,81)4~+ (24.9.8t)41-
~t~ , 8 8 22445,28 N·m;

debidos a la carga dinámiea (de amplitud)


>lOO.'
Mdtll-2,214 -,-=6642 N·m.
Las tansiODOS son;

...,
22445,28
Cut"'" (232.tO=¡) tooo 96746,9 kPa ;

0dtn- (232·tO'""'i)1000 =28 629,8 kPa.

"
La tensión total ea,
(J = 96 746,9 + 28 629,3 _ 125376,2 kPa.
P4TtI. la lil4 N 24: J = 3460 cm-; IV = Ul9 cm'; 1, mua de la vlgn
m. = 27,3 kg/m.
Masa redueida:
mt_tSOO + 37~'4 +~"'" 2294,6 kg.

Fuerta de gravedad de la masa reducida:


C· = 2294,6'9,81 N.
Rlglde:t de la vLga ~n la flexión:
El = (2,1 ·tOto.9,81) (3460.10-8) - 726600·9,81 N ·ml ,

Flecha de la vIga debldn ti la fuerza de la gravedad:


(22B4,6·g.8t) ,. O
Vut=4S.726600.9,St """ ,~2tt m.
Frecuencia. da oseUaciones propias de la viga:
• ,-,- .. / 9,81 4.82 1
CoI_ V hrt"= V o.Oóiztl - • 7 S- •

Coeficiente diDimico:

.-\, [.- ('~7)'J=-'3,705.


Los moment09 (lectores !IOn:
debidos a la earga estática
M _(1&00.9,81)'+(370.9.81)4.'+ (27,3.9.81)4' =225tO,026N·m;
ut- 4. 8 8
debidos a la carga dinámica (de amplilud)
3000·'
M4ID=t3,705---¡¡-=4.t tt5 Hm.

Las tension.es soa:


a~.t - 22 510,026: (za9 ·10.....) tOOO = 77 889,4 kP.¡
Odlll = 41 tl5: (289·tO· I ) tOOO = 142266,4 kPa.
La umión tot41 a _ 77 889,4 +
142 266,' = 22tl 155,8 kP. 10 que r.
morar que las tensloot"l en l. ....ig. .N! 22.
pgro 1.. vi,.. N 24.: J - 3800 cm'; K _ 311 cm l ; l. masa de la viga
mi - 29,4 kg/m.
L. masa reducida ~,
'-1500+ -370·4
m -
+29.4.4_ 8k
2 - -r-- 2298 . i·

La fUena de gravedad de la masa reducida es,


G' "'" 2200,8 ·9,81 N.
La f(!gidet de la viga en la flexión e9,
EJ = (2,1 .tOlo·9,81) (3800.10- 1 ) - 198000·9,81 N ·ml •
La lIma debida a la fuena de gnvedad es,
2298,8'9,81'4S
......t-'8.798ooo.9,81 =0,0038409 Ill.

La frecuencia de oseilaclonea propias de'!a viga es,


(d= y9,81 :O,OO384t 5O,537.r1.

El coeficiente din'mico es,

.-. '[1 -( 5O~.. )']-"'OS.

Las t('nsiGnes son;


08,t = 22 551,228 .; (317 .iO·o) tOOO = 71 139,52 kPaj
0dllt" 141 150: (317.10-·) 1000 "" 445 268,t3 kPa.

+
La tensión total (J _ 7t 139,52
r
445 268,13 ~ 5164.01,65 kPa, lo que
rl. m4,or que lu tewione!l en In vigas MN: 22 Y24, lo qué para muchos aceros
ya rebasa el limite de proporcionalidad, cuando e cílculo realiudo se hace
infundado.
Así pues, las teruionet en In vigas mú poten," M1it 24 y 24a resultaron
mayore!ll que en l. viga M 22. Esto quie~ decir que con la carga dinilllica el
aumento de la sección de-le .iga nll ,lrmprr llen a l. reduecl6n de las te.nalpDell.

§ 16. INVESTIGACION DE LOS COEFICIENTES DINÁMICOS


DEBIDOS A LA CARGA VIBRÁTORIA.
1. Coeficiente dinámico de osellaciones permanentes con81derando
las resistencias debido a P sen 9l o P cos et. Véase su expresión en
(2.92\ donde
2 4a' ~I ~
Y - (;ir =;o "'iii'JWi" = m •

El diagrama de ¡.l en función de TIT, puede verse en la Hg. 38.


Las curva! tienen los máximos a la izquierda de TITe = 1, su posi-
ción y valores se determinan mediante las f6rmulas:
T .. / i 1
re=V t - 2~1; ¡.lmh= ./ y"
l' V I--¡-

CUAndo TITe =o 1, ¡.l ,.. ilV. la magnitud está pr6xima a ¡.lm.h. para
V< 1.
Del diagrama de los coefjcientes dinámicos (véase la ng. 38)
se desprende lo- siguiente:
60
5

',' I
,
.5
, • •
J.5

5
I 'r T'o
. r· Q2 5
I 11// ,-O,J ,
2,5
I 1I pOA
\\í\L"as ,
5

/.y
2

~
l.' 1

l''''
1

r--
• 4" 45 475 1 t" t.S 1.75 , ~lS 1
1
fa
FIg.38

1) las fuerzas de resistencia Nlducen el eoaficiente dinlÍmico¡


2) dentro de los limites de TIT e ~ 0,7 Y TITe ~ 1,3 la resis-
tencia se Mfleja débilmente en el coeficiente dinámico:
3) aproximadamente en estos mismos límites, de TITe = 0,7
a TITe = 1,3. donde la resistencia influye notablemente, sobre todo
con TITe pr6ximos a la unidad, el coeficiente dinámico a pesar de
lodo, para y < 0,4 S8 hace coosiderllble.
Lleunemos en adelante esta zona de TITe =0,7 a TITe = 1,3
ZODa de re,onancia. Al proyectar las obras. es deseable evitar esta
zona, y sobre todo los casos próximos a

TIT,-= V 1 - .f.
2. Coeficiente dinámico total para P sen at sin considerar las
resistenciBS. Véase su expresión en (2.95).
Los máximos valores de ¡J.* según (2.95) se determinan mediante
los mél.odos corrientes. Estos mismos. con 8Jl:Ceso, pueden calcularse
según la fórmula (2.97).

61
Ofrecemos algunos datos de tales cálculos:
Para e: fJ) 0= 114 { ~~~l: = 1,27
t e:w=1~2 según (2.95) P~l:=1,732
t e.(¡)=34 ~1l].h=3,90

~~.. =4!3
según (2.97) 2
¡.tmb. =
{
f.1~h:. "'" 4.
Los valores segúu (2.95) están señalados en la fig. 38 con estrellas.
Para e _ (¡), la expresión (2.95) da una indet.erminación. abriendo
lo. cual se tendrá lo siguiente:
I
f.1* (t) ... - T «¡)t toS rot - sen f!)t) =

= -+(2n ~ cos2n ~ -sen2n+). (2.99)

Hallemos los máximos de la expresión (2.99):


f.1 • (t)= - 7
I [2' 2 I - ( T2. )2 tsen2rtr-"Tcos2n
TCOS n
T
t 2n Tt ] =0.

De aquí se obtiene que sen2n ~ -O; cos2nT-±1; 10=4-;

l-l~sO= ± n ~ _ ±
mI.
le; . (2.100)

Las ordenadas e."ttremnles de la expresión (2.99) se eDcuentran en


las rectas (2.100).
El diagrama del coeficiente dinámico (2.99) aumentado en Yut.
veces se da en la fig. 39, Este mismo puede considerarse diagrema
de crecimiento de las oscilaciones debido a la fuerza P sen at, si se
toma en consideración que Ydln """ I-lYut' De este diagrama se deduce:
1) las amplitudes del coeficiente dinámico y de las oscilaciones
crecen según la ley lineal y bastante rápidamente, Asi. por ejemplo,
cuando 1 - 2,5 T, el coeficiente dinámico es igual a 2.5 n, )0 que
significa que el desplazamiento dinámico es tantas veces mayor que
el estático;
2) las amplitudes de los coeficienl.es dinámicos y de los desplaza-
mienl.os están desfasados con respecto a la fuerza que actúa en un
cuarto de período, es decir, se retrasan en un tiempo t ... rl4 (véase
la Hg. 39).
Huelga señalar que para grandes amplitude.s de oscilaciones, la
teoría de pequeñas oscilaciones, a base de la cual está construido el
diagrama en la lig. 39, se hace inexacta y debe sustituirse par una
teoría más perfecta.
3. Coeficiente dinámico total pata P cas et sin considerar las re-
sistencias, cuando O_f!). 10 obtenemos según (2,96). Si 9_Cl),enton-
62
FiS. 39 FIg. oiO

ces y en este caso será una indeterminaci6n, abriendo la cual se


tendrá:
(,H t t
"". (t) 0:"""'2 sen wt_:t T sen 2]; T' (2.101)
También en este caso los valores máximos del coeficiente diná-
mico se encuentran en las rectas (2.100). El diagrama de los coefi-
cientes dinámicos o de las oscilaciones, amplüieado en y,n veces se
da en la Hg. 40.
8.1/'(0

ó
I r·~' /_y\ -- 71"",z'IO


2
O I.f\
- .V
t
-2 1"'"' \1
,
2 J • 5 I
:
T

,
••
••
-8
fi- W
--
"" -- --
'T'O
,.q..
I
I

• /' T·e· 2 -
•2
A
/. -,,- PIIQ.r'S
I
O t
-2
","" \' 2 J • 5, T

--IU I
-4
-6
"T~O -- -
Flg.4t
63
4. Coeficiente dinámico total. para P sen et considerando la re·
sistencia, cuando e/o> => 1. El coeficionte dinámico en este C880 lo
obtendremos según (2.88), y lo escribiremos sustituyendo 2aJ/i) =- ji.
(l,) = 2rrJT y fl)1 == «l yíq :
t [
~*(t)=-
V
t
-cos2n-+e
T
~v.. .!..(
T cos2n ¡/1---+
'Vi t
4 T
+ 2 lf 1 y ,,1;4 sen2.nV1- y l:4 TI )J.
,
(2.102)
Según esta expresión, suponiendo )' = 0,1.. y == 0,2 Y tlT =
= 0,25: 0.5: 0,75:. 1; 1,25; 1,5: 1.75; 2, etc., estfin construidos los
diagramas de variaci6n del coeficiente dinámico (fig. 41), de los
cuales se ve que, una vez transeurrido el tiempo ig~al a u.n pequeño.
número (del orden de 3-6) de períodos de oscilaciones libres T, el
coeficiente dinámico se aproxima a su valor límite l/y.
Un cuadro análogo lo obtendremos también durante la acción
de la fuerza P cos et.
§ 17. DESARROLLO DE LA FUERZA ACTUANTE P (t) EN
SERIE FOURIER. Las soluciones obtenidas anteriormente de la-
ecuaci6n diferencial (2.80) durante la
t;l 7"-16 aceión de las fuerzas P san et y P coa et
~1P~ puaden utilizarse para cualquier fuerza
P (e), si ésta o el desplazamiento debido
~ a -Jas fuerzas ti 1P (t) se desarrolla en
T"!J.IP~'t serie Fourier.
D)
r
L i t
=~ Supongamos que ti 1P (t) representa
una función periódica con el periodo
cJ 1---t,P J
,
r--- -, Te = 2",/8, Y si es aperiódica, entonces
tomaremos el tiempo de su existencia T·
por el semiperíodo convencional (Hg.
d)i
,, 42, a); en este caso A1P (t) puede ropre-
sentarse lal cumplirse las condiciones
de DirichletI para la función ti 1P (l) en
forma de la serie Foudar.
Flg.42 1. Desarrollo de 8.¡P (t) en el Inter-
valo de O a T- sólo respecto 3. los seDOS
o sólo respecto a los cosenos. Desarrollo respecto a .los lenos.
Prolongamos la función 8.1P (t) hacia la izquierda desde el origen
de coordenadas de un modo impar (!ig. 42, b):

donde,

clt =- k'
T-; 2]
bit = T- .", k'l
til!' (t) sen ""'f'i"" dt .

. .
La ecuación diferencial (2.50) será:

y + 21X~
.+ b)11I
-,..
= 6)~ ~ bIt sen e"t. (2. t03)

Supongamos que falta el movimiento inicial, es decir, y (O) = O e


y (O) - v (O) ~ O.
Basándose en la propiedad de las ecuaciones diferenciales line--
ales, según la cual la solución de la ecuación (2.103) puede obtenerse
como la suma de soluciones de cada sumando de su segundo miem-
bro, escribamos inmediatamente est.a solución fundándose en la ex-
presión (2.86) para y (O) = O, ti (O) = O en la siguient.e forma:

donde
tg <f'" = 2aclt : (6)1- cl).
Desarrollo rt!specto a los COSllnos. Prolongamos la función d 1P (t)
hacia la izquierda de un modo par (lig. 42, e):

dIP(t)=~+ ~ ollcosc"l.
,~.

donde,
T'
O.lt=r
2
Jr knt,
L\.lP(t)COSTi'""":ett

(k-O. t. 2..... ~).

La ecuacióo diferencial (2.50) es,

y'+2ay+w'ly=wz (;0 + ~ -,., Ol<COSCll.t). (2. tOS)

La solución de esta ecuación con iguales condiciones iniciales del


movimiento)" a base de la propiedad de las aeuaeiones linoales 'la
teodremos por separado pan cada sumando del segundo miembro de
(2.t05),

ro 2 a; y CI)':l.
-.-,
~ aJl cos CAto

Si eo el segundo miembro se tiene el sumando w~ ~'. entonces ba-


sándose en (2.69) mediante )a sustitución de 6 1p P por 0 0 /2 y algunas
5-136' 65
transformaciones se tendrá

Y=T[1-e- oxt (coS6.l,t+ :1 seD6.l 1t)]. (2.106)


~

Si en el miembro derecho so encuentra 6iZ íJ a" ros cat, enton-


ces según (2.87) para y (O) = O, 1)
'-1
(O) = O tenemos,

u=:¿- ti Ga [cos(c"t-<p.)-e-c:ux
0-1 (1_...1.)2+)'2...1.
úll wl
X (COS<p"COSoolt+ aCOSi¡lh~ICJollenq¡Jo senoo1t)]. (2.107)

La solución tolal de (2.105) es la SUDla de solucíooes (2.106) y (2.107),


2. Desarrollo de d,p{t) en el inlen'alo de O a T" en serietl como
pletas. Aquí la función tt.1Jl(t) se encuentra hacia la il,quierda del
origen de coordenadas en un semlperíodo, es decir, en t =: -T· Y
puede ser admitida cualquiera, Inclusive igual 8 cero (lig. 42, d):
~ ~

Ó1p{t)= O; + ~ a"cosc"t+ ~ b"senc"t,


.... , '-1
donde
,o
e" = ; : ; a" - ;. ~ Ó 1p (t) cos ~: t dt;
-'o
I
'o1 knl
b,,=-;¡¡: Ó1P(t)sen---p-dt.
-'o
La ecuación d ¡ferencia 1 es,

v+ 2ay + w2 (~+ í:
- a" cosc.t+
-
L b" seo c"t).
(j)2y =
._1 .~t
(2.108)

y
Su solución para y (O) = O e (O) = 1) (O) = O se obtendrá sumando
las expresiones (2.104). (2.1.06) y (2.107).

tI 18. DESPLAZAMIENTOS FORZADOS DE LOS APOYOS DEL


SISTEMA (PERTURBACION CINEMATlCA). Supongamos que el
extremo izquierdo de la viga (Hg. 43, a) adquiere un desplazamiento
forzado A (t); so necesih determinar el movimiento de la masa m
del sistema dado. Veamos dos casos.
1. Caso general de desplazamiento del apoyo Ó (t). Designemos
por 6"'40 el despl.uo.miento de la masa m debido al desplazamiento
66
o) Líf7ea ~/Qst¡ca !I~
_ ¡;: - - - t =-=.c;;=~ ,.
'$5 . - --:,

-rF% - ~
b) ,tl líf'l«l ¿¿sti,::ll)kst

Flg.43

dado del apoyo L\ = t, considerándolo estático, COD el cual falta la


fuerza de inercia de la masa (Hg. 43, b).
Escribamos la ecuación diferoncial de movimiento de 11) masa
según el principio de la adición de los desplazamient.os debidos a las
fuerzo s que actúan !lobre el sistema y a los desplazamientos de lo~
apoyos:

o bien
yo + 2a.y + CJily = (i)Z6..ó.d (t) = F t (t), (2.109)
donde

La ecuación (2.109) por la forma coincide con Ja ecuación (2.50),


por lo tanto escribiremos de inmediato su solución según (2.52):

Y=Yu,,+ rJ• (¡)26",,,,L\(U)t'-ClCI-") 8eDw.(I-u)


~,
duo (2.110)

Respectivamente, sin consideJ'at la resistencia según (2.54) tene·
roO!! que
,
y = y (O) CO!I (Ut + 11 ~O) sen (l)t + J(ijlS",¿.6. (u) sen ro (t - u) duo (2.111)

2. El caso cuando Ó (1) = 6 1 sen et + 6" cos et, siendo al y
ó, los desplazaroientos de una dirección. La ecuación diferencial de
movimiento de la maSll m será:

(2.1'12)

Esta ecuación, 11 su vez, se parece a la (2.80), por eso escribiremos su


solución a partir de las soluciones hechas (2.86) y (2.87) de la (]cua-
ción (2.80):
,. 01
y- >/(
V
..
para ó. sen al y las condiciones iniciales y (O)
~v(O)~O

;'A)2
t-(;)i'"
91 [ sen(6t-q:¡)+e-(ttx
+v' 7;;i'" •
-= O; Y(O) =

x (sentpcoswtt+ asenrp~eeos<p sencoit)], (2.113)


para A cosOt
ll"'AL\ [

y = lim.!t.ó sen (al - cp) : V (1 - ~ r+ y:>. -r.;.. ; (2.115)

y =l)mA6. cos (el -cp) : V (1 - ~: f~ +y:>.~. (2.116)


Las ocuaciones (2.113) y (2. H4) sin considerar la resistencia
cuando t es pequeña son:
ó
y= llmA ( ,
sen6t--¡;;-senwt ) ; (2 . 11 7)
(,-~:)
y~ ( ••
,"Ae~ (coset-cosrot). (2.118)
1-(;ji" )

La fuerza de inercia COIl oscilaciones permanentes es,


J- _ m8 11 y. (2.119)
Ejemplo 16. Deducir la ecuación oc movimiento
permanente- de la masa ". suspendidll de un muelle
(lig. 44), si el punto de slIspensión se traslnda según
la ley ;,\ (t) = a sen el. Prescindir de la resistencil'l..
Según In fig. 44 se Uene 6 m o..'" 1. De .acuordo CQn
m
(2.H5) y = a sen el; (t _ ~~) .
Ejemplo 17. Deducir las. fórmulas para COnlltruir el
Fig.44 diagrama de momentos de flexión en una vign con
extremos empotrados y la mA3a concentrada m eu el
centro de la luz (ng. 45. 4), lIiendo perh\D,nentelllas oscIla-
ciones, si el empotramiento izquierdo gira según la ley Ó. (t) = lf' sen et, y cons_
truir el diagrama de momentos de flexión en la viga para e-/((I" - 0,5. Pres-
cindir de la re5lstencla.

68
al r----.1'---..¡
,

FiJ. 45 Flg.46

El diagrama estáUeo de los momentos debido al giro del empotramiento


Ilquleroo en el ángulo q> = t .se da en la fiR'. 45, b. Para determinar 6mLt. utillu.-
mos el ~t.do auxiliar (Hg. 46, o). cMuftlplieando. 101 diagrama5 se tendrá
l 1 El 1 l
cS lft4 =T4-¡-7lT=P;'

La ecuación de movimiento de la masa según (2.115) ell,

l
1I=alJlsen8t: (O'
t-(z)s ) .

La (ueru de inercia J~f¡n (2.H9) el,

l
¡ ' - m81 i'lJ'srn6J: (O' )
1-11)1 •

La frecuencia de oscilaciones libret el,


1 192EJ
",1=~
>n°ll mi'
De aquí la masa m =- 192 El : m'/P,
Abora tenemos que
O'
J - = -¡r-1JI
'MEJ _--,w~'~ sen Ot.
al (2.120)
1__
w'
El momento en el empotramiento h.quierdo sen:

(2.121)

La (uena transvenal en el empotramiento h;quierdo serA:

BEl J- 6EJ
Q(O)---¡, tpllenOt+-,=--,S qlaenOt 1__
"
_'_-_3Jw,:'~
,. (2.122)
w'
.9
El momentO de flexión bajo la masa en l'1 merBo de la luz es,

1) 1 EJ
1+2~ (0)2
M ( "2 =M(Ol+Q(O) 2'=,.-<¡l sen Ot EP (2.123)
t-
WF
El momento en el empotramiento derecho será:
el!.

.--.'
t. 1
2EJ
M (l) = - - , - <p sen et -
J.,
-.- =
2EJ
-- - , - qJ sen 91
T2~
(2.124)
w'

.'
Todas las fórmulas están ob\cnidas. Hallemos
para Wi" = 0,5:

4~J
7 t
t-I;'2
lo~ \·alore.s de 108 momentos

EJ
1-2'•
J1f(O)- cpsenSt - ,- <p seu 91;

, ) 4EJ SEJ
M (_"2 = ---r- q¡ seD. el; M (l)= - - , - ¡PIlCD 8t.

El diagrama de momentos de flexión está construida en la Hg. 46, b.


Ejemplo 18. Ohtener las f6rmulas de M (O) Y Q (O) en el empotramiento
de la viga, si éste gira en el ánlllllo .i (1) = <p sen al (Hg. 47). Prescindir de la
resistencia.

Fig. 47

El despla~amielltu estático de la masa dUl'antc el ¡iru ~n ljl = tes.


llm~ = Il.
La ecuación de movimiento de la masa según (2.H5) es,

V-Ilp seu et: (t~ ~: ). (2.125)


La ruerza de inercia según (2. U9) 05,

J._ me~l'PseQet: (1- =: ).


La frecueDcia do oscilaciones libres del sistema es,
(1l:l_~-
1 3EJ
__
m0
11
- mP .
De aquí
3EJ
m= (1l:ll- •

70
Ahora la fucnR de iuarcia será:

J. a'(
'El l' sen el {;)i: 1-
= ----;¡- a')
WS • (2.12&)

El momento f1ector en el lugar de empotramioDto O~.

M (O)=- -J"l- - -3EJ


,- {f gen at e~
llls: (1- O)i"
a' ) • (2. t 27)

La fueua transversal
aEJ e: (1- w'
Q(O)=I"=-¡,-(Jlson9tO)l": a' ). (2.128)

§ 19. ALGUNAS APLICACION8S TECNICAS DE LA TEORIA


DE OSCILACIONES. Absorbedores de 185 oscilaciones (amortigua-
dOTes). Para suavizar la acción sobre la base de 11:1 fuerza vertical
vibratoria aplicada a la masa m (fig. 48), entro dicha masa y la hase
se introducen muelles suaves y flexibles
(amortiguadores) con tal de que 1M uscilacione~
de la masa m sean lo posible menores.
Examinando la masa m sobre los muelles
como un sistema con un grado de libcl'tad,
podemos escl'ibir, basándose en (2.86), las
oscilaciones permanentes, considerando las
resist~ncias, en la siguiente forma:

./( 1--¡;ji"
y=P6 Ip sen(8t-)..):V a'J' +~27.
o'
Fig. 48
(2.129)
A fin de que las oscilaciones sean pequeñas, es necesario hacer la
frecuencia de oscilaciones libres (,) de la mnsa m suspendida por re~
sortas muchas veces menor que la frecuencia de la fuerza que actúa.
Así, por ejemplo, sí a/w = 10. entonces, hasta menospreciando las
resistencias, obtendremos:
pl)J P P6 1P
Ymb = VU to'a)~ + y"10= ::::::----¡¡:g-
Esto quiere decir que hasta siendo muy pequeña la resistencia,
Ymlh constituye sólo un por ciento del desplazamiento estático de la
masa 61p P bajo la acción de la fuerza P y, por consiguiente, la pre·
sión sobre la base debida a la fuerza P sen et casi es igual a caro.
ASl pues. la presión del motor sobre la base casi es igual sólo a su
masa.
Si se admite que dobido a la fuerza P puede transmitirse a la
base la fuerza de amplitud ~P, para ~l igual, por ejemplo, El. 1/15 -
1/40 (ver [531), entonces [ácilmente obtendremos la igualcfod

~= 1: V (1 - :: ) i +)'2 ~: :::::: ( 1~ - :0 ) . (2.130)


7!
El vibrógrafo es un instrumento para escribir las oscilaciones de
una obra. RepresenLa un sistern3 con un grado de libertad. Su es-
quema principal más simple se da en la fig. 49. En una caja está
suspendida de un muelle f1exiblo la masa pesada m con un lápiz
que se apoya en un tambor movido por un mecanismo de reloj.
Si tal instrumento se pone sobre una obra que oscila según la ley
.ó. = a sen el y escogemos la rigidez del muelle y la masa del ins-
trumento de tal manera que las oscilaciones de la masa del instru-
mento, forzadas por la perturbación cinemática. sean bastante pe-
CoueRas. enlonc.9S 11:1 mAsa seguirá prilcticamente en un lugar, y el

m
-,

Obra
41(t>~ostn8t

Fig. 49

lápiz escribirá sobro el tAmbor las oscilaciones del sistema en di·


rección inversa.
Para esto, según (2.115). es necesarfo que 6/(l) sea grande. e
I!m"x """ -/7'F=~9f:""F~"'j¡••i ' sea peq uaño.
1 (1- 7 ) +1'2 w.
Si, al igual que antes, so adopta fJ/ú'J _ 10, entonces. incluso prescln.
diendo de las re.sistencias. tendremos:
I
y :::=:.: 99 a sen et.
Esto quiere decir que el error teórico cometido durante el registro de
las oseilaciones de la obra será del orden de un por ciento.
Si el vibrógralo se pone sobre la obra la cual realiza en el lugar
de colocación del instrumenl.o un movimiento expresado en forrua
general. eomo .ó. """ f (l), cntonees el desplaz.amiento forzado de )a
masa del instl'umento. sin eonsiderar las resistencias, será según
(2.111): ,
y= J6lf (u) sen (l) (t - u) duo
o
Los desplazamientos de la masa serán pequeños si la frecuencia de
osciJaciones libres del instrumento (o) es pequeña. y entonces el vi-
brógrafo reproducirá, con cierta exactitud. el regist.ro del movimiento
de la obra en el lugar de instalación del instrumenlo.
,2
CAPITULO 3 *
SISTEMAS CON VARIOS
GRADOS DE LIBERTAD
§ 20. ECUACIONES DIFERENCIALES DE MOVIMIENTO. En-
minemos en calidad de objeto de sistemlls con un ntimero finito de
grados de Hbertad unél viga elástica imponderable con n masas pun-
tuales concentradas (lig. SO, a).
Dejemos que sobre la -viga actúen la carga dada P (t) y los de:t-
pJazamicntos cinemático! dados de Jos apoyos 11 (t).
Durante el movimiento, sobro la viga han de actu8T en calidad de
fUen8.5 exl·eriorcs comph~mentarias aplicadas a las masas las fuerzas
de inercia de la masa Jt y las fuerzas de resistencia al movimiento
P:. Sus direcciones están indicadas de acuerdo con las direcciones
positi,,'ss de los desplazamientos, las velocidades y las aceleracio-
nes de la masa (Hg. 50. b).
Representemos las fuerzes complementarias de inercia que actúan
y las fuerzas do resistencia al movimionl.o de las masas como fuerzas
en los enlaces elásticos imaginarios en fOrma de muell~ (lig. 51),
impuestos complementari8mente sobre el sistema en dirección de
los movimi.entos realiz.ados por las masas. En este easo la caracterís-
tica elástica de los muelles debe subordinarse a la siguiente ley:
CA.tlA (t) = J: + PA= mAy'A (t) + P¡.
De aqui se obtiene la característica de la rigidez del muelle
CA .... [mAii (t) +
P:] : YA (tl, (3.1)
Una vez que se han impuesto sobre el sistemB Jos enlaces comple~
mentarios (imaginarlos), el problema dinámico se reduce al estático.
convirtiéndose en este caso el sistema en n veces más estáticamente
indeterminado.
El cálculo del sistema con enlaces imaginarios puede realizarse
tanto según el mél.odo de fuerzas como según el de desplazamientos.
ApUcací6n del método de fuenas. Obtenemos el sistema básico
eliminando los enlaces imaginados (Hg. 52). Dirigimos las fuerzas in-
cógnitas XI en dirección de los desplazamientos positivos de las
masas, es decir, hacia abajo. Estas ruenas incógnitas X, represen-
tan les fuerzas de inercia y las de resistencia COD signo inverso, es
decir.
X 1 - -(m,y¡{t)+ PTI. (3.2)
La ecuación canónica general puode escribirse así

o bien
li'tlX 1 + liuX':l + ... + lSlInX + 6" (t) =
1\

'.
_ XJl.
Flg. 5t

~
tJ
m. mI m¡ m!, ro"
",
XI Xt Xt x~ x,.
Flg. 30 Fill:' 52

donde
li.., ft) = li"p (t) + li..,A (t).
Según la ecuación (3.3), para k "'" 1, 2, 3, 4, . . . , n, se compone
el sistema de ecuaciones canónicas con las incógnitas XI' X", ...
.... X n •
Si las caracteristicas de los enlaces elásticos imaginarios fueran
conocidAs. entonces las ecuaciones canónicas (3.3) serian algebraicas.
y 8: que las caracteristicas de )05 enlaces son desconocidas y son eX"-
presadas según (3.1) por medio de los valores que determinan el mo-
vimiento tle la masa corrospondiente, entonces, introduciendo (3.1)
en la ecuación can6nica (3.3) y sustituyendo las incógnitas
XI' X~, ... , X n por sus exprosiones según (3.2), obtendremos en
forma diferencial la oeuación (3.3)
11" ••
-ó", (m.Yl (t) + PTI-6"2 [m2y:dt) + P;]-
- , .. - 6.. (m"ii" (') + P~I- y, (') + <1,(') _ O. (3.4)

donde 6", es el ~despllUamient.o do la masa k debido a la fuerza


unitari.lI aplicada en dirección al movimiento de la masa i en el
sistema dado.
Suponiendo que k = 1, 2. . . " n, obtendremos nI sistema de n
ecuaciones canónicas dinámicas para determinar los desplazamientos
de las masas !J¡ (t), ... , !In (t).
Mostremos quo la ecuación (3.4) puede obtenerse de otro modo. a
saber; como Ja suma de los desplazamientos de la masa k debidos
8 la carga dada, a las fuerzas de inorcia y a las de resistencia expuestas
en la fig. 50, considerando positivos los desplazamientos hacia abajo:

!lh~t) =>1 l-mly; - P!I +6 u [ - m2Y~ (t) - PI] +


!SAl

+ ... + ó" .. I-mnil." (t) - P:l + ó.~ (t).


"
PI')

&iIIIPIII~
Pig. 53

Sin considerar las resistencias, la k·ésima ecuación canónica (3.4)


es asi:
... -
-6""m n Y·n (l) - Yh (l) + .0." (t) = O. 13.5)
Las ecuaciones de oscilaciones libres se obtienen de (3.4) o (3.5),
considerando en \istas el desplazamiento A" (t) = O.
Aplicación del método de desplazamientos. Adoptamos 01 sistema
básico con enlacos rígidos de fuorz8 complementarios en dirooción
del movimiento de las masas (rig. 53). Considoramos la dirección
positiva de las reaer,iones de 10$ enlaces de fuerza IHlcia el Lado de los
desplazamientos positivos de las masas. es decir, hacia abajo.
La falta de reacción en el k·ésimo enlaco do fuorza la escribieomos
primeralJlento así:
m(q+~~(t)+~+Rh(0=O. (3.6)
donde R: (l) es la reacción debida a los desplazamientos Yl (t).
Y2 (l), . . . , Yn (t); R ,• (t) es la reacción debida a los factores de por-
turbación.
La eeuación (3.6) en forma abierta es como sigue:
r"lZl + r"aZ, + ... + T,mZ" + c"Z" + R" (l) ~ O. (3.7)
Aqui las incógnitas Zl" ., Z" son iguales. respcc.tivamontc, a los
desplazamientos buscados de las masas Yl (t), . . . , y" (t).
A partir de las ecuaciones (3.7) para k = 1, 2, ., n obLendre·
mas n ecuaciones canónicas para determinar los desplazamientos
ZI' ... , Z".
También aqui, siendo conocido el valor de e", la ecuación (3.7)
será algebraica. Si la característica del enlace CA es desconocida.
entonces, introduciendo (3.t) en (3.7) y sustituyendo ZI por y¡ (t),
obtendremos la ecuación diferencial
r,liy¡(t) + r"2Y2(t) + ... + r""y,,(t) +
+lm"y~(t)+P:'+.RIl.(t)=O. (3.8)
Esta es la k-ésima ecuación canónica dinámica de desplazamien·
tos. Suponiendo 6n éste k = J, 2, . . . , n, obtendremos n ecuaciones
diferenciales para determinar los desplazamientos Yl (l) • .. '. y" (t).
75
Sin considerar las fuerzas de resist.encia, la ecuación
(3.8) tiene la siguiente forma:
m, r"IYI (1) + rJl!V! (t) + ... + r""y" (t) + mllii,. (t) +
+ R. (1) - O. (3.9)
m, La ecuación de oscilaciones libres la obtendremos
de (3.8) 6 (3.9), considerando en ellas R A (l) """ O.
La elección de las ecuaciones (3.3) - (3.5) . Ó
(3.7) - (3.9) para investigar el movimiénto del sis-
tema dopande de su tipo. Si est.alj ecuaciones resul-
tan completas, entonces tomando en consideración
que la determinación de los despluamientos (coefi-
cientes de las ecuaciones canónicas del método de
fuerzas) corriontemente es mas fácil que la detel'-
Fig. :;4
minaci6n de las reacciones (coeficientes de las
ecuaciones CAnónicas del método de desplazamientos),
son más cómodas las ecuaciones (3.3) - (3.5). Las ecuaciones
(3.7) - (3.9) se utilizan en los casos cuando algunas reacciones
secundarias rh / son iguaJes a cero, como, por ejemplo, en el sistema
en la lig. ,'>4.

§ 21. OSCILACIONES LIBRES DE SISTEMAS. Examinemos al


principio. para simplificar los razonamientos, las OJlcHaciones de los
sistemas sjn considerar las resistenciaS (P: ""'" O). Las ecuaciones
diferenciales de esas oscilaciones según (3.5) son,

mI 6,,;y). O) + m!6"11i! (t) + . . . + ... + m ..6 An·y" (t) +


+ y, (1) = O (k ~ 1. 2••..• n). (3. tO)
Supongamos que la solución de las ecuaciones (3.10) puede repre-
sent.arse en la .!:Iiguiente forma:

" YIII (t) = ~" Yll¡<D f (t),


YIt (l) =- ~ (3.11)
1_1 t=l

siendo VAL el número incógnito constante y <D J (t), la función incóg-


nit.a de tiempo.
Veamos una integral particular para cada masa correspondiente
al índico t;

I
(3.12)
Tenemos que
VI' (t) = y,,<I>¡ (t);
y,,(t) = ytl<tt¡ (t); (3. t3)
.... ,
Y"l (1) = y"ja>¡ (1).
76
De las expresiones (3.13) se desprende que las relaciones de los
desplazamientos de las masas en cualquier momento de tiempo son
constantes, y por esto en adelante consideremos los desplazamientos
Yll' VIS" . . . , YAI como forma principal de oscilaciones propias (véase
el § 4) correspondientes al índice i.
Sustituyendo (3.13) en (3.10) obtendremos:

(111.:J.6"1Yll + m,6",y" + ... + m A 6111l Ynl) <Di (t) +


+ YlticD, (t) =: O.

Representaremos esta igualdad en la siguiente forma:


;;D, (1) ~1I1
$1 (t) """ - 1n 16"llill+m,6"'VII+" .+m n 611nVnl·
El segundo miembro de la. igualdad obtenida es una magnitud
constante. Designémosla pOf' ± Cl)1:

(3.14)

De aqui se obtienen dos ecuaciones:

1) <D, (') 'F ro!'!', (t) - O; (3.1:;)

Como las oscilaciones propias siempre son de dos signos, los sig-
nos superiores en (3.14)-(3.16) no sirven. La S(llución de la ecua-
ción (3.15) para el signo inferior será:
l.1:l 1 (t) e: A, sen rolt + 8 , cos wlt. (3.17)

Las oscilaciones suceden según la ley armónica, lo que no con-


tradice a la admisión hecha anteriormente sobre la forma principal.
De (3.17) se ve que la magnitud Cl)1 introducida anteriormente es
la t-ésima [recuencia de oscilacione3 propias, e YI¡' . _ ., YA/ son,
segúQ (3.12), los desplazamientos de las masas mI' . . . , m,. , los
cuales det.erminan la forma prirlclpal que le corrMponden.
Por consiguiente, la ecuación (3.16) es la ecuación caoónica con
desplazamientos i.ncógnit.os YIt/ de cada masa mI\. (k ..... t, 2, ... , n)
escrita' según el método de fuerzas. Esta, a diferencia de la ecuación
(3·.iO). se hizo algebraica ya que en est.e caso es conocida la ley de
movimiento de las lDasas en el tiempo (3. t 7). .
Basándose en la ecuación ,<3.16) para k <=> 1, 2. . ' " n se obt.ie-
nen fl ecuaciooes canónicas para determinar las incógnitas Yu on
77
la siguiente forma:
(m I 611 wf-1) Yu + m.:6¡'l:wfY21 + _.. +m"6¡",wfY",_O; }
~i~%~CIl.tY.II.~ (~~6~f.-: 1! ~z~ ~ ~ ..' :- .~"~z~~f~,,~ . ~; (3.18)
m¡6",CIlfyu + m26,,:CIl~Yu +.. + (m"6",,rol-1) Y"j "",o.
Po. lo tanto. cualquier oscilación libre del sistema en caso gene-
ral según (3.ti) es de n tonos, que consta de n oscilaciones propiu.
Dividiendo (3.18) entre wl y designando ).., "'" 1 : (llt. obtendre-
mos:
(m I 611 - A¡) + m,6 12yu +
YlI + m,,61"'Y"'1 = O;
~61lY1f + (m,6~t - Al) Y'tl + + m.,.6,,,y,,, = O;
(3.t9)

m 1 6n ¡YIi + tnf.B"vYzl + _.. +


(m"6",, - A,) Y,,' = O.
Las mismas ecuacjones en la forma matricial:
AY, - DMY, - .,Y" (3.20)
donde
A=DM; (3.21)
6" 6.:!- 6,.
D- 6" 6" 6,. ~s la matriz de los desplaza- (3.22)
mientos unitarios;
6", 6..: 6••
m, O O O
O m, O O
M- es la matriz diagonal de las (3.23)
masas;
O O O m.
Y,.= ¡(YII Y·u .. ' Yn,)1 es lo matriz columna (vector)
de los desplazamientos buscados. (3.24)
Si las masas son iguales, cuando mi = m, = . . . = m". la
matriz A será simétricll.
Cualquier vector de los despJazamientos Y, (btos como veremos
más adelant.e, serán n) que satisface a la ecuación (3.20) se llama
~tor propio de la matriz A. y el valor de Aj que le corresponde es su
número propio (caract.erístico).
Ln ecuación (3.20) puede escribirse además así:
(A - ~,E) Y, - O, (3.25)
donde E es la matriz unitaria.
Esta ecuación es homogénea puesto que no tiene tllrmino inde-
pendiente. Es evidente que el valor nulo para el vector YI que satis-
face a la ecuación (3.25), l1amado usualmente solucipn trivial, no
corresponde al problema planteado, ya que eon él no habrá movj.
miento. Los valores que difieren de cero para los vectores Yi son
posibles en el caso, cUl'Indo el determinante del cooficiente ante el
vector de los desplazamientos será igual a cero, es decir,
I A - l.,E I - O. (3.26)
Tal ecuación se denomina ecuaci6n carac~rística de la matriz A.
Esta eeuacíón en fOfma desarrollada sera:
(m I 6 11 - " ' , ) m!;"12 ••. m,,6 ln
D_ mlllzl (m z6U -Aj) ... m,,6tll -o. (3.27)
mI6"lmZ6,,: ... (m.. 6.. n -;"i)
Abriendo el determinante, se obtendrá la ecuación deJ n-eslmo
grado con respecto a A,.
y durante su solución obtendremos n valores
de"'J'A cada valor de A, le corresponden'i su vector Y 11 Y su conjunto
forma una· matriz de los vectores que l;atisfaeen a la ecuación (3.26):
1111 111%. 11111

1111 Y1.2
(3.28)

1/ln Y2n Unn

El producto escalar del vector YI por si mismo detel'miM. 01 cuadrado


de su longit.ud convencional:
Yí·Y¡ = 11 Y¡,Yu ••. Ylli l!'I(YllYs, •.. YI,,}1 =
=s y:, + y:, + ... + Y~I = lt· (3.29)
Vamos a crear, a la par con el vector V" el vector fcorregidol yr:
YT = l{YlI Y m¡.f/21 Y ni: ... 11",11 mll)l. (3.30)
La matriz de tajes vectores será.:
YII viñ';' YI: V nl t ••• YII' Vmi
Y*=IlViY; '" Y:U= Y~I viñ; Yu.·V m• ... Y." V m,
• (3.:J1)
. . . . . . . . . .. .
Ynl V mil Yn2 V m" ... Ylln l' mil
Por aoalogía con (3.29) tenemos
Y1'. y¡"", mlY~t +nl.tYi¡ + ... +mnY~1 "'" W.
,.
(3.32)
Los vectores, en los cuales la longitud convencional es igual a la
unidad, llamados normalizados, se obtendrán según las fórmulas:
y j = Y, : 1,; (3.33)
yr ~ yr: Ir. (3.34)
Los vectores V{, Y I y los propios valores de 41 poseen las siguien.
les propiedades.
1. Los vectores YT son ortogonales entre sí, es decir, sus productos
escalares son iguales a cero (véase el § 22):
Yr· y:. = ym;!hl Y m2
11 YII Yn' Y m" 11 X
X ¡{Yu.. Y mi U2m V 111t ••• Un Y m n)! "'"

= YIIY,,,,rnt + UZillz".~ + ... +Unfll"",m.. ~ 11=1
L; mllll,liYltm = O. (3.35)
Podemos escribir lA misma propiedad da ortogonalidad (3.35)
en forma de matriz directamente por medio de los vectores de despla-
zamientos Y 1 sin recurrir a los vedares f:corregidOSt en la siguiente
forma:
Y;·M·Y m =-0. (3.3S')
2. Si la matriz A es simétrica, entonces los vectores Yl también
son ortogonales entre si:

V;· Ym:a Yu!ll... + Y2IYZ". + ... + Y",II"m = ...,
~ y.,Yllm = O.

3. La suma de "', es igual a la trau de la matriz A, es dec.ir, a


(3.36)

la suma de sus términos por la diagonal principal:


ZA, ~ S,A. (3.37)
4. El producto do "', es igual al determinante de la matriz A:
1.,1., .•. A. - I A l. (3.38)
s. El producto de la matriz transpuesta Y·' por la matriz Y· o
de la matriz transpuesta Y' por la matriz Y, cuando se cumple la
condicion (3.36), es igual l'I la matriz. unitaria:
Y". y. ~ Y'. Y-E. (3.39)
Puesto que h.; = 1 : <lIJ. enlonces después de la solución de la
ecuación (3.27) se ohtienen fácilmente n frecuencias de oscil acianos
propias. En virtud de esto, la ecuación (3.27) se llama ecuación de
frecuencias o ec.uaci6n socular.
El conjunto de todas [as frecuencias de oscilaciones propias del
sistema, ordinariamente situadas según el cfl'!cimiento de sus valores
numéricos, se denomina espectro de Irecuenctas. La primera frecuen-
eia más inferior se llama fUlldamelltal.
Ahora la ecuación de oscilaciones de la masa k según (3.11) y
(3.17) será;
"
Li y", (Al sen ffilt + B I cos
y" (t) =
,-, CiI¡t). (3.40)
Es decir, el movimiento de cualquier masa k consta de la suma
de las oscilaciones con n diferentes frecuencias.
Huelga señalar que sólo los determinantes de segundo o tercer
orden conducen a tales ecuaciones de frecuencias, cuya solución sin
técnica especial de cómputo no provoca grandes dificultades. En
los demás casos, la determinación de las frecuencias de oscilaciones
propias representa, hablando en general, un problema complicarlo.
Para tales casos existen diferentes métodos especiales de determina*
ción del espectro de las frecuencias de oscilaciones libres, cuyo exa-
men está fuera del curso {1l. Además, al oxistir la técnica electró-
nica de cómputo, se han hecho no tan actuales.
Es imposible determinar los valores de YtI¡ directamente de las
ecuaciones (3. t8), induso con frecuencias conocidas; ellos pueden
hallarse sólo con una precisión de hasta cualquier multiplicador cons-
tante, es decir, en realidad pueden hallarse las relaciones entre
gIl> . . . , Y"l Y uno de ellos.
Para determinar estas relaciones, transformaremos el sistema de
ecuaciones (3.t8) dividiendo cada una de las ecuaciones, por ejem.
plo, por YIl> y lo reduciremos 8 la siguiente forma:
(m,6 1I ülf - t) + m,,6 n Cilf...k'.1L
+ ... + m"6 1,,wt ..M.!!i.
lItl !{¡ t
-= O; ¡
n~tl)uCil' + (m,,6 22wf- 1) Ud + ... + m n62"wl..!.!!..!... = O;
. . . . • . • . . . . . . • Y~l • . . • • . . . . . ~l~ • . .
(3.41)
1
m\6nICilf+~6,,2Wi !lit + ... +(m"6",,wi-1)~=0. )
YI! YII
Precisamente a partir de estas ecuaciones pueden hallarse las
relaciones del tipo YAtIYi/, las cuales serán en una unidad menos que
el número de grados de libertad del sistema, es decir, n - 1, Y las
ecuaciones során en una unidad más que el número de las incógnitas.
Por consiguiente, una ecuación (cualquiera) de (3.41) será la combi·
nación lineal de las demás. Ella será superflua y debe ser rechazada.
Designemos luego /i~¡«t») = ~ = VIII, siendo en este caso todas las
YIi I Yll
VII -. t.
Se puede hacer, por analogía, también con las ecuaciones (3.19).
Respectivamente, el vector Y; = l{1, P2", ... ,p"I}1 es el vector de
los desplazamientos Y¡ que tiene Ptl = 1. La matriz de los vectores Y I
1 1 1
Pu V32 P.. (3.42)

6-1361
VIII VII2

..
Esta matriz, dividiendo cada vector Y, por PII, puede reducirse
también a la siguiente expresión:

I
P"

P••
I P••
y= p" P•• (3.43)

p.. bL
P..
I

Ahora podemos escribir la ecuación (3AO) así:



YI>. ('}:=< ~ P,UYII (A, sen ... ,1+ 8, cos (U,ro).
; .. 1

o bien, sustituyendo lil/A, por CI e li1l8, por D, obtendremos defi-


nitivamente

y", (t) = ~ PI>., (C t sen (J),t + D, cos tó¡t). (3.44)
t=.
En esta expresión se tienen 2n constantes arbitraries del tipo de
C¡ y D" Jo que corresponde a n ecuílciones diferenciales iniciales de
segundo orden, siendo por eso (3.44) su integral total. Suponiendo
luego que e,
= E, cos 'P, y D, = E, sen epi> reducimos la expre-
sión (3.44) a la siguiente forma:

YI>. <t) = ~ pI>.IE, sen (tó¡t+ 'P,). (3.45)
.-0
Todas las 211. constantes arbitrarias del tipo de El y C{J, pueden expre-
sarse por medio de las condiciones iniciales del movimiento de cada
masa para t = O. las cuales son el desplazamiento de la masa y,., (O)
Y su velocidad 111>. (O), y el problema sobre las oscilaciones ·libres esta-
rá resuelto.
Las ecuaciones (3.18) pueden representarse también en otra forma,
expresadas por medio de las fuerzas de inercia de cadll masa pllra
sus oscilaciones con la frecuencia (J)/. Con este fin hallaremos la fuer-
zo. de inercia Ir,
(t) de cualquier masa k para su oscilación con esta
frecuencia utilizando (3.13):
Itl (t) = - mAY~f (t) = - mAYItI(z)¡ (t).
Tomando en consideración (3.t5) tenemos
¡ti (1) ... m,.,wlVI>..I1)¡ (t) = 1:,11), (l), (3.46)
siendo J:, ... m,.",Jy", el número constante.
I
Ahora las ecuaciones (3.18), sacando. en ellas de Jos -paréntesis
m,,<ul. pueden escribirse así:
~rIJ~d-61:lJi;+ +6",J:.=0;
6:UJ!f + 6;:J;1 + + ~"J:f -= O; (3.47)
...................
~nlJ11 + 6 nt n, + ... + 6~..J:; "'" O,
donde
11.. 11. t fiI: Al t
u"... =u",,--¡ =u..., - -m"
-; J,.I-=~' (3.48)
m...w W,

Las ecuaciones (3.47) en la forma matricial serán:


(3.49)

(3.50)

(3.51)

La ecuación matricial (3.49) os homogénea. por oso para obtener


las fuerzas de inercia que difieren del cero, es nocosario igualar su
determinante a cero:

-( 6 ')
11 - - ' -
mi 6" 6,"

0'_ 6" (6,,- :'.) 6,"


~o. (3.52)

6", 6., (6
""
-~)
m" -

De lo expuesto se desprendo el orden general de determinaci6n


de oscilaciones libres:
1) a parti.r dA lu ecuaciones do frecuendas (3.27) 6 (3.52) se
determinan las freeuencias Wl;
2) respectivamente a cada frecuencia WII a partir de las ecuacio-
nes (3.41) se hallan las relaciones YU/YJI = Pu;
3) para cada masa, a base de (3.44) 6 (3.45), se componen las
condiciones inicialos del movimiento, a partir de lns cuales se deter-
minan las constantes el y DI o El y epi'
Tomando en consideraci6n, aproximadamente, como 8nterior~
mente. que la .e!listencia aJ Dlovh:niento de 'a masa k es proporcional
a su velocidad de movimiento, la k-~sima ecuación can6nica de os-

'"
cilaciones Jíbres según (3.4) será

m.o,u [ VI
" (L) +~ p 'Y: (L) J+
p '91 (t) ] + m:6 k2 r"1/:(t) + mI,

+ +m n61ln [ 1I".. (t) 1-"iii";;'"Yn(f).


P.' I+YIt(t)=O (3.53)
para k = 1. 2 " n.
También en este caso buscaremos sus soluciones en la misma
forma que las de las ecuaciones (3.10):
• •
g" (t)= ~1 YAI (l) = ~t !lit/F. (t), (3.54)

donde Y"I tienen los mismos valores que en (3.11), es decir, determi-
nan la forma principal.
Veamos, igual que antes, para cada masa una integral particular
que corresponde al indice f:

y" (') ~y"P, ('); 1


y" (,) - y"P, (t); (3.55)
..........
Yní (t) = Yn¡F t (t).
Sustituyendo (3.~5) en (3.53) obtendremos:

m t 61t1 [F/ (t)+ !I¡ F¡ (t)JYJi+m26k2lF¡ (t)+ ~: F¡{Y)] YZl+


..
+ ... +m n61l7l [,F¡ (l)+ m:PF¡'(t)] !/nl-t-YItIF¡(t)=O. (3.56)
Si se supone c.omplementariamente, para simplificar, que Pi/m; =
= e = const, entonces se puede representar (3.56) así:

IF ¡ (t) + ePi (t)llm t 6"'IYti +m Z6 1t2 yu + ... + mnóltnYni' +


+ y"P;(') ~ O. (3.57)
De esta expresión obtenemos
P, (l)+C.i·¡ (1) lIJo¡
Pi (l) = - mtOhUlli + m.6!lIYII + "'" +mnl)"'n~nf'
donde el segundo miembro es igual a -ú>1 [véase (3.14)1. Por eso
tendremos dos ecuaciones:
1) F,(t)+2aF,(t)+w¡P,(t)-O. (3.58)
siendo 2a. = Ci
2) nt.6/tl(¡}lYtl + m.6/l.1w:YII + ... + m"6.,,wlYnL - Y.L = O.
(3.59)
para k = 1. 2, ... , n.

'"
De nuevo nemos obtenido la k-ésima ecuación canOO1ca (3.59)
en la forma algebraica. Esta coincide con (3.16), por eso todos los
razonamientos expuestos a base de (3.16) son aplicables también
para (3.59). La solución de la ecuación (3.58) tendrá lo misma oxpre·
sión que (2.29):
F i (l) = e-O: l (Al son wrt + B¡ cos u>rt), (3.60)
donde
(3.61)
La ecuaclon de oscilllciones de cualquier mllsa k, consideradas las
resistencias, tendrá el siguiente aspecto:
"
U" (l) =.~ Pllle-~c (C i sen roTt + Di cas u>tl) =
,-,
=
" p"je-~tE, sen (u>tt + lp,).
2J (3.62)
¡"'I

La ecuación diferencial de oscilaciones libres sin considerar las


resistencias a partir de (3.9) será:

r,nYt (l) + r"2Y2 (l) + ... + rll.l'IYn (t) + m"y;, (l) = Q. (3.63)
Apliquemos, como anteriormente, las expresiones (3.11), (3.13):

(r/lIYl¡ + r/t2Y21 + ... + r"IlYnf) lfl¡ (t) + m"y,,¡<i>¡ (t) = Q.

De esta igualdad se desprende que


<DI (1) rlitIl(t/ + rll~Ytj + ... +rlrnl(nl
<D¡ (t) = - mlrl(llt
(3.64)

Aquí el segundo miembro es constante. Denominemos a este


miembro constante con -u>J. Entonces, introduciéndolo en (3.64)
obtendremos dos ecuaciones:

1) <Í>, (t) + 0014', (t) - O; (3.65)

2) r'llYH + rll2Y~1 + ... + r"I'IYl'li - ml<~JYIlI '= O. (3.66)

En lo que se refiere a la ecuación (3.65), todo está dicho anterior-


mente (véase (3.15)1. La ecuación (3.66) es la k·ésima ecuación ca M

nónica de los desplazamientos Yhl de cualquier masa k escrita según


el método de desplazamientos, la cual, siendo conocida la ecuación
de movimiento (3.65), se convierte en algebraica con las incógnitas
Y/t/ para k """ t, 2, ... , n.
A part.ir de (3.66) se obt.iene:
r(rtl-mlwf)y,.+rn.Y21+··· +rtnY.. I=O;
rUYII + (ru- m2rol) YI, +
... . . . .. .
+ r2..J1nl =0;
.
¡ (3.67)
r,,'YII + r n2J(U + + (r.,. .. - m .. wn U.. , "'" O.
Las ecuaciones (3.67) son homogéneas, pot· eso
(r ll - m1ffi:)"n "In

r21 (rzz - mzú>f) r2 ..


-o. (3.66)

Desarrollando el determinante y resolviendo la ecuaCLUn de


frecuencias obtendremos n frecuencias de oscilaciones propias ffi,.
Las ecuaciones para determinar las relaciones VIaI/YIi = P/I,
según (3.67) 8011 Jas siguientes:
(rll- m1ffil) + "nPzI + ... + r,,J),,, oc O; }
r.21.~(~~~~ ~ro~) :~' :.' ~'.~ r~":~f ~.O: (3.69)
rnl + r .. 2P2¡ + ... + (r n.. -m,.6:>l) Pn¡ =0.
Las oscilaciones de la masa k son determinadas por las expresiones
(3.44) y (3.45). Las ecuaciones (3.67) y (3.68) en la forma matricial
son:
(R-IDIM) Y, -O; (3.70)
D~IR-IDIMI-O. (3.71)
donde,

r" ru ... rZ n
es la matriz de 1118 reacciones. (3.72)

rlll r nZ '" r" ..


Si se considera la rMistencia al movimiento de la masa k pro-
porcional a su velocidad, entonc~ la k-ésima ecuación canónica de
oscilaciones libres (propias) la obtendremos segúo (3.8):
r"tU (t) + ruy, (t) + ... + r/l"Y.. (t) + (m/l!t:/I (t) + Ih,y~ (t)l = O
(3.73)
Apliquemos para la solución las oxpfl~siones (3.54) y (3.55):
(r/l'YII + rUY21 + ... + r/lnlrn¡) F, (t) +
[..
+m/l F, (t) + m:,.PI (t) 1Y/ll -o.
'"
Represenlemos, como antos, 8.!lLa·igualdad asi:
P, (tl+ ~ P, (t)
m. T/tlrl,+rld'lI+ ... +r.... r.. / (3.74)
Fj (I) m.u",
El segundo miembro según (3.64) es igual 8· -(0)/. Para el cumpli-
miento de la igualdad (3.74), la relación 6_lm" no debe depender del
indice k, es decir, lill/mll = c = consto En estas condiciones, igua-
lando (3.74) al valor -(,)1, tendremos dos ecuaciones:

1) Fd') + 2aF, (1) + ",IF, (1) - O


coincide con (3.58);
2) r'llill + r..,yu + ... + r....y .. , - m"Ü111i1l/ ... O
coincide con (3.66). Por consiguienl.e, do nuevo llegamos a los re·
sultados (3.60) y (3.62).
Vale señalar quo todas las exprosiones anteriormente oxpuestas
pueden adaptarse también para los casos cuando por Yli' Y~I' . . .
. . . , Y.. / se toman los desplazamientos generalizodos.

§ 22. FORMAS PRINCIPALES DE OSCILACIONES PROPIAS.


La posición de las masaS durante el movimiento libre del sistema
determina su forma en cualquier momcul.o de tiempo. Puest.o que
el movimiento libre de las masas en un sistema con n grados de li-
bertad as compuesto, que consta de n oscilacione.s con n diferentes
frecuencias (o)i' .Ia forma del movimiento del sistema en caso general
será variable: las relaclones de los desplazamient.os de las lUasas
aisladas varian constantemeute.
Sin embargo, siempre se puede fijar tales condiciones iniciales
del movimiento del sistema, en que las oscilaciones de todas lns
rnasns sucedan con una frecuencia cualquiera <»1 del espectro
de frecuenci8s. Tales oscilaciones, y las formas que les corresponden,
se denominan principales o nQrmaLes. Es evidente que el número
de formas principales de las oscilaciones es igual al número de gra-
dos de libertad del sistema. En las formas principales de las osci-
laciones, las relaciones de los desplazamientos de cualesquiera masas
siempre son constantes y no dependen del tiempo. Por consiguiente,
las formas principales son dfll.erminadas por los desplazamientos
YlI (t) . . . U,d (t) o por sus relaciones en cualquier momento de
I.iempo.
La forma principal de las oscilaciones con la frecuencia (1)1 puede
determinarse por medio de los desplau.mientos de las masas debidos
a las fuerzas de inercia que actúan sobre el sistema (Hg. 55, a). Divi·
diándolas por la fuerza de inercia de cualquier ma.'~a, por ejemplo,
la primera, obtendl'emos el esquema de las fuerzas quedeterminan
la forma principal, ea la cual Jas fuerzas dependen no de los pro-
87
, pioa desplazamientos. sino de sus
m~~Yf¡'
relaciones P"'I = Y... 1 : YlI (fig. 55. b).
Huelga señalar que, siendo iguales
las masas, la relación de las fuer-
zas que determinan la forma prin-
cipal es igual a la rela.c'i6Il de los
desplazamientos bajo estas fuerzas.
Así, por ejemplo, la fuerza p ...
(Hg. 55, b) es i.gual a Y... ¡ : YJi·
Mostremos ahora que el despla-
7.3.roianto da cualquier masa en
la. forma principal o de todas las
masas juntas puede determinarse
como el desplazamiento de cierto
sistema imaginario con un grado
de libertad. Con este propósito
multipliquemos la ecuación (3.58)
Fig. 55 por YII ¡ Y. tomando en consideración
(3.55) y (3.59), podemos escribir la
ecuaClOn diferencial de oscilaciones de la masa mio. en la forma
principal con frecuencia ú)¡:
.. .
Yllj (t) + 2aYIII (t) + (¡}~Y"I (t) = 0, (3.75)
donde
~= YIII (3.76)
m¡6"1Iltl +m,BIl'YII + ... + mnliknYni .
De (3.76) se determina fácilmente la frecuencia si está dada la
forma principal de las oscilacjones. Esta expresión puede también
representarse así:
(3.77)
donde
M ... I = m l 6kl YII
,.......-·-- + m,-.-·--
li llt 1/'1 + ... + m" +
o..." Yk¡ ok.1l "lIf
61ln !In'
+ ... + m n .......-·--·
°kll Y"I
(3.78)
La masa Mt;1 es la masn reducida correspondiente a la frecoencia
Wj, la cual se debe situar en el lugar de la masa mil. quitando las de-
más de la viga para obtener el sistema con un grado de libertad
(Hg. 55, 'l.
§ 23. ORTOGONALIDAD DE LAS FORMAS PRINCIPALES
DE OSCILACIONES. La ortogonalidad de las formas principales
consiste en que el trabajo de las fuerzas exteriores (interiores) de
una forma principal en los despla7.omientos (deformaciones) de la
~!lfl(t) -2- -
m/(wlYklstnwi t!hi ftJ
---g nl (l)

,
mt~!lkm~nWr"t

Fig. 56

otra es igual a cero. Vamos a demostrarlo. examinando con este


fiD dos formas principales de las oscilaciones del sistema con las
frecuencias w, y 61", «(jg. 56). Durante las oscilaciones libres, los
sistemas tendrán en calidad de las (uenas exteriores las ruenas de
inercia de las masas mostradas en la lig. 56.
Compongamos la ecuación de reciprocidad de los trabajos de las
luenas exteriores:
n n
~ mo\wfYll1 sen w,tYllm sen wmt =o ~ m/l;W~YJtm sen W)ntylo' san (l)lt
11_1 Il_l

(3.79)
o bien

(wr-~) ~ mIlY",Y"m""'O.
,-, (3.80)

Como W¡ +ro"., entonces la igualdad es posible sólo cuando cada


miembro de (3.79) es igual a cero por separado. es decir, cuando

~ m"YIt¡Ylfm -O.
~,
(3.81)

La última igualdad expresa la propiedad de ortogonalidad de las


formas principales de las oseilaciones.
La propiedad de ortogonalidad de las formas principales de las
oscilaciones expresada mediante las fuerzas interioros, para los sis-
temas planos es,

í.: 1N,N m :;.. + í.: 1M,M m ~ + í.: 1~Q,Qm :;, -o. (3.82)
.,
§ 24. DESCOMPOSICIÚN DE LA CARGA Y DE LOS DESPLA-
ZAMIENTOS RESPECTO A LAS FORMAS PRINCIPALES DE
OSCILACIONES. Dcseomposici6n de 18 carga. Supongamos que
la fuerza P k (l), que actúa sobre cualquier masa m/o.. para cualquier
valor incluido el cero. descompuesta respecto a las formas principa-
les de las oscilaciones del sistema en forma de componentes P u (l)
(lig. 57. a):
n n
PI<. (l) = ~ P,.j (l) Ka ~ mAyltlB 1 (l), (3.83)
;-1 1_1

donde
p,,¡ (l) = m"yuHI (t);
k es el número de la masa del sistema; t, el número de la Il'ccucocia
de las oscilaciones libras.
Compongamos el trabajo de las fuertas dadas P II (l) (Hg. 57. a)
y sus descomposiciones según (3.83) en los desplazamientos YIII de
la t-fsima forma prinoipal:
n "R ..
2J P" (l) Y"l = 11_1
11-1
2J Y412;
1_1
tIlJcYklHJ (t) = ~
,1,_1
Ykl (m"y",H j (l) +
+mlt.!/ltsH:dt)+ ... +m.yuH,(t)+ ... + m"YhH,,(t)J.
Utilizando la propiedad de ortogonalidad (3.81) obtendromos:
n n
2]
11-1
PI>. (t) Y"d = H 1(0 2J mllllt.
11_1
Do aquí se lione
n n
N j (t) = ~ P II (t) Yllj : ~ tnllYl!. (3.84)
11_1 "'_1
Ahora
n n
Pltl (t)= mAY1I1 [~ PII{t)YIII: ~ mllYli]=
-'-1 11_1
_
- mhYIII
PI (t) 1I1! +P, (l) Yal
2 !lO
+ ... + p,,¡Yn/
2' (3.85)
nlIV1l+m~Y2í+ ... +m"Vni

Las fuerzas correspondient.es a la forma principal con la Ú'ecuen·


cia WI. una vez. realizada la descomposición de todas las cargas, pue.
den verse en la fig. 57, d. Dichas fuerzas van a provocar los despla-
zamientos del sistema proporcionales a sus desplazamiel'ltos res-
pecto a la forma principal con Ja frecuencia (¡)¡; por eso se puede exa-
minar el sistema con tales cargas como el sistema con un grado de
libertad. Precisamente en esto consiste la esencia de la descomposi-
ción de la carga r8Specto a las formas principales.
90
Como verificación de la descomposición sirve la igualdad
n

.-.
~ P,.t = P,. (t) para k = 1, 2, 3, ... , n.

Si cualquier cantidad de fuenas P t (t) está aplfcada no a las


(3.86)

masas (lig. 58), entonces se debe sustituirlas por las cargas pt (l) que
actúan sobre las masas calculando, que los desplazamientos está-
ticos de las masas debidos a ellos sean iguaJes con Jos desplazamien-
tos debidos 8; las fuerzas dadas Pi (l). Las cargas de sustitución se
hallan a base de las ecuaciones
n
e5,.¡Pt (t) + 6u Pl (t) + ... +8.\1tP: (t) = ~ 6"PIP I (l)
i_l
para k = 1, 2, ... , n.
A partir de tales n ecuaciones se determinaD n fuerus: p~ (l),
... , Pi. (t), con Jas cuaJ69 se debe operar después, como ha sido
demostrado antel'iormente.
En la forma matriciaJ, el vector de las fuenas P-'l que corresponde
a la i-ési~a forma principal, se escribe a base de la fórmula (3.85)

Fil. 57


ZP(t)
I'la_ 58 PIg. 59
91
así:
(YjPII"ni,lmero
1) P II ¡ " . (MY,)matrll, (3.87)
(Y;MY¡)nilmerc>
donde,
Pu ~ I{ P l l l P'Zh .. -, P",) I (3.88)
es la matriz-columna (vector) de las fuerzas buscadas correspondien-
tes a Ja i·ésima forma principal;
2) y f = I(YIIYIl/ ... Ynf} I (3.89)
es la matriz-columna de los desplazamientos de la (-ésima forma
principal;
o
O (3.90)
3) M-
o O O ... mil
e~ la matriz. diagonal de los masas del sistema;
4) P. _ I(P,P, ... p.}1 (3.91)
es In matriz-columull de las hIenas dadas.
Ejemplo 19 Ol!8COmp{lner la carRa sohre la viga (fig. 59, a) rt's~to ti 1M
formas principales, si m,
=o In, =
micnto9 de las rorma!! priTlcipalcll:
m,
= m y se da la matriz de loa desplau-

y-II::: ::: :;:II~II~ ~ -:11·


!fu Y31 !In 1 -1 1
lo SOJ.\J"ctON EN LA FORMA USUAL SEü(iN LA PORMULA (:J.8!»
1) Fuenas que corresponden l\ la primera forrnll pl"inclpal (1 - t):
p
III- mU'.. Pa(f)YH+P.(t)y;¡+P,(th••
1l'IIyl.+mtyl,+m,yl, "=

Zp·t+O·Z+P·l P
-m"Y"1 mli+m2~+m1' -mil"., 2m"
AhorA
p p p p p
PU=m!l1l 2,., =1 2 ="2; P I1 e=m Yu "f,ñ-2T""P;
p p p
PIl-myu 2m =1 "2=2"""

2) Fut'rras que c:orle:'lpondeu a la segunda forma principal (1_2):


p p.(t)lIl1+ p ¡(l)lIu+ P .(f)Yn
",""'m"II"~ m.IIt.+m 1i/l.+m,yt, =
2Pl+0.0+P(-t) p
=-1I'l"!1", 1II1"+m.(I+m'!: =m.Vh¡;;¡-"
'.,
Por consiguiente,
p p p p p
P u = I7l.Yu"2rñ= 171.1 2ñi"=T; Pn=myu 2"m'"=mO~-O;
p p p
Pn-myu 2m =m(-1) 2m. ='-2-
8) Fuerzas que corresponden a la tercera forma principal. Por an/l.I~la
se obtiene: P u = P; P u ... -Pi P u = P.
Las fuerzas bailadas ae dan en la Hg. 59, b, e y d.
La comprobación se realiza según la f6rnmla (3.86):
P , ,... PI2 + pI2 +P = 2P;
p~= p + O - P - O;
P.-P/2-PI2+P=P.
2. SOLUCION EN LA FORMA MATRICIAL SEGON LA FORMULA (S.8i)
LimitémoDoa con el cálculo de las fuenas que corresponden a la primera
forma principal,
p In= (V;P')
Y;MY¡ (M Vi)'
Hagaroo!;' la preparación:

V;PIt=!I t 2 t lI·ri 11-=2P+O+P=3P;

V;MV,_lI t tllllf ~ ~11·lm~lIm 2m m¡lm~m+'m+m~6m;


2

Ahora
MV'-Iif ~ ~H¡HI':II·
P',-~II':HI ~;:II·
Los valores de la luena P ltl coinciden con los calculados ulteriormente.
En este caso la carga dada se ha descompuesto respecto a todas las tres
formas principales.
Si la carga fuese dada según la Hg. 59, d, entonces ésta 5e desco'mpondría
,6lo respecto a las dos primeras formas principales (fig. 59, t, go).
Si la carga dada correspondiese por ca!lualidad a In carga de una de las for-
m&s principales (por ejemplo, según la fig. 59, b), entonces al descomponerl/l.
respecto a las formas principales, toda la corga c&ería 8610 en lo forma principal
Cflrrespondiente a 1& carga.

Descomposici6n de los desplazamientos. Vamos a descomponor.


por analogía a las fuerzas, el desplazamiento A"p (l) de la masa,
mI¡ respecto a las formas principales:

".P (t) = ~ n

i_1
"'P. I(t) -
"
~ y"N! (t).
1=1
(3.92)

93
Multipliquemos (3.92) por m"yu y tornemos la suma respecto
a todas las masas:
l't ti.. ti

~
"_1
Ó"p (t) m"Y"1 = ~ m"Ylt:t ~ 1I1t,Ht (t) "'" ~ m"y", X
It:_S t-l "_1
X +
IY/olHT (t) l/un! (t) vlo.,of (t) + ... +
+ YhH~ (t}J. + ...
Aplicando la propiedad de ortogonalidad se tiene
m "
.li A"p (t) m"I/II,""'" 81 (t) _1
"_1 ~ m"ull.

De aquí obtenemos
H1 (/) z=:.
"
2j A"p (t) m"ylo..
"
: ~ mllllk (3.93)
.Il_t "=1
Por consiguiente,
.
.11,,1', J (t)=YlI.Ill} A"'p(t)mAY.. I: l} m"ylll.
It-l
"
-.-1
(3.94)
En las expresiones obtenidas. bajo A.. p (/) puede también sobreen-
tenderse el desplazamiento debido al corrimiento de los vínculos
A"4 (t).
~ 25. MOVIMIENTOS FORZADOS PERMANENTES DEL SIS-
TEMA SIN CONSIDERAR LAS RESISTENCIAS. La ecuación
deferendol de movimientos según (3.5) es:
mJ611~j¡t (t) + (rI,t,61<t,Y3 (1) + ... + mn6":Vn (t) + YIo. (t) =
= A..IlP (t) = BlrlP t (t) + 6"SP2 (t) + . _. + OItn.P" (1).
(3.95)
Hallemos la solución en la siguiente forma:

YIl (t)
"
= ~ YIl/ID 1 (t) (3.96)
,-,
1. Está dada 1ft carga P It (t). Suponemos qua
"
P" (t)=Ll m.Y"JH¡ (1) [véase (3.83». (3.97)
i""S
Según (3.96)
"
11, (1) = ~ YIIC1>, (t);
l=t

y, (.) =
.-,2l" y,,<I>,{');

-.
"
Y.. (1) = ~ y... ,<J>, (t).
Según (3.97)
n
~ m1YuH, (t);
P t (t) '=
,-,
n
P 2 (t) = ~ m2!/2,H, (t);
(;;,

P n (C)=
.
n
Z-, mnYrt.,H, (t) .

Sustituyamos en (3.95) uno a uno el valor particular de (3.96) y de


(3.97),
rn1 6 'Ol YJ/<D¡ +
m,6,.,y,,$, + ... +
m n6"nYn,(il, +
+ YIIE<1>¡ = O"'I1n¡YuH¡ (t) + 6umt1luH¡ (t) +
... + 6l1f1mny nj H, (t)
o bien
iD, (mA"lYll + m2c5"tY2I + + m n6/lnYn¡) =
= H I (t) (m 16"'lY1f + M t'i"tV21 + t + m n6"nYnJ) -
- YIIIC1>j'
Anteriormente se ha most.rado la expresión de wf según (3.76), uti-
lizando la cual se tendrá
<6, + ",¡<!l, _ H, (.J. (3.98)
La solución partieular (integral particular) de esta ecuación será
,
<!l, _ -'-
., Jr H, (u) sen (dI (t- u) duo (3.99)
o
La ecuación de movimiento de la masa k según (3.96) eg,
n ,

V" (t) = ~ YIt¡ ~i j 11 1 (u) sen cu¡ (t - u) duo


i_l o
Tomando en consideración que en 9.!II.e caso
n n

H, (t) _ ~ P, (t) y" ' ~ m,y!,_

lIS
obtelldremos definiUvamente:

YII. (1) - ~ r::/ J PI (u)+P, (lo) f"+" .+P n (U) Pn' sen ro, (t-u) du,
;-1 O mi +m I P21+'" +mnP~1
(3. tOO)
donde
PIlI '= y", : Yll; Pll = 1.
Mostremos ahora cómo, examinando el sistema con un grado
de libertad (Hg. 57, b), se obtiene la expresi6n (3.100). La ecuación
diferencial de movimiento de la primera masa (la cual, hablando en
general, puede sal' cualquier maga)
!l1l = 611 (-mliiu) + 6 1: (-mzÑ''l') + ... + 61 (-m,:y,.¡) + 1'1.

+6 11 PJi + 6u P,¡ + ... + 6 ,.P.. J ¡.

O bien, tomando en consideración que y", : Yu = P/l.' tenemos:


'YI' (m l 6 u + m.6a P21 + ... + m,,6 ln Pn,1 + YII .-
= 611 P I , + 6 11 P t ! + ... + 6 In P .. ,.
Definitivamente,
gil + rof¡/1l = wt 16u P ll + 6Jt P + ... + 6I.n P ... ,J. al
donde,
«1: = t : [m 6 + m,61~P'l¡ + ... + m"6 P,,,J;
l u In

Pu = Yltl : Yll; Pu = 1.
Tomando en consideración (3.85) obtendremos

ji,. + WfYII ElI---'n,-W,-I__ [ m l 6 u ~ P Il (t) PIl, +


2J
;_1
m"pi. 1t_1

n n
;;li + wiY'1 = .'E It_l
P", (t) P4t : ~ rn"pi;.
",=1

De aqui la solución particular


, n n

YII - -di S[L II 11_1


P" (u) 13", : ~ ",''V:, j sen
.lt_l
w¡ (l-U) duo

Por consi.guiente,
,
1111.,=-- .UW, J', [~ n

.o\_t
ln
P,du) VII.I : ~ mltPl;-jseOúl,!(t-u)du.
It=I

96
V, por fin,

n t 2J Pll (u) pJi,
YIt (1) = ~ ~~¡ 1-"'=-';'.,--- sen cu¡ (t-u) duo
1-1 o ¿; I71APll
,_o
2. Están dados los desplazamientos Óo/l p (1). lntroduzcamos en
la ecuación (3.95) un sumando de (3.92) y otro de (3.96):

m, 161tI Y¡I<I}¡ + m 6 ItzY2,l1>¡ + ... +m n6Jor.Yn¡0, + Y1t1c:D, "'" Y/lI1ft (t).


Z

(3.101)
Representemos esta ecuación en la siguiente forma:

4t¡ + 1I/t1
"'Wt m.Ó/t¡Yl'+ 1n18/ttft'll+ .. · +l71 n6/tnYIH =
YJiJ HT ('J
= m J 6/tlY1f +171.Ó/t.lt'd + ••• +l71 n 15AnYnJ • -¡¡;¡--.
Tomando en consideraci6n (3.76) obtendremos;

iD, + 0>1<1>, ~ o>lBI (t). (3.102)


Su solución particular es.
,
cD¡=ú)¡ 5Hf(u) sen ro, (t-u)du. (3.103)
o
Según (3.96) Be obtiene
• o
YJi (1) "'" ~
1_1
Y/t¡úl¡ í 1
Hf (u) sen (lJ, (t _a) duo (3.104)

UtiJiztlndo (3.93), tenemos.

o bien

donde PA' -= YI<' ; VIl·


7-1361 01
Sustituyendo sus valores en (3.104) obtendremos definiti:vamente.
n

y" (t) = ~ PII/Cíll X


'-1
j L\lP(U)+.:1,p(u) In, P,t+ ... + .:1llP(u)~ P1l1
X f mi mi
x
JO ~ m, 2
1+~P2t+···+-;;:;;-p"j
mll 2

X sen (¡), (t- u) duo (3.105)


Mostremos que si los desplazamientos dio)) (t) están provocados
por las cargas PI (t), P" (t), . . . , P n (l) aplicadas a las masas, en-
tonces las expresiones l3.100) y (3.105) son iguales:
A= ~ . PI (u)+p. (u) P,,±, .. +P n (u) Pnl ; (3.106)
(O. mi t +.!!2.. , + ...!!!.!L 2
• + .. . m • Pni
m PZt

__6 :-__
1 p (u)+.o.,p (u) ..!::!.. P,'+ ... +.6. n p (u) ~ Pnl
_ _-=:---::_..!!m~._ _
B= Pllt Cíl ,
...:.:....:-=-~m~.L..:...
m, 2 m,.. 2 (3.107)
1+-p~!l+ ..•
mi
+--P"'
mi
Los denominadores de A y B son iguales. Comparamos los numera-
dores, donde según las designaciones del § 21
P.ltl ~ y" f : Yll; Pu =- L (3.106)
De acuerdo eon (3.76) obtendremos:
PIt'
~=ultl
mi'"',
• + --u/¡ZPllJ+'"
m, ,
mi
+ --u/¡nPni'
m" ,
mi
(3.109)

Según esta igualdad:

1) k=1 m 1 00 =6lt+~6'2P3i+'"
:----!...-¡
2) k = 2 :.-f!.!-¡ = Bzt
mica>
mi

+~
mi
BZ2 PZl + ... + ~
mI
BznPn ,;
+ mm". t'S¡nP,../;
¡, (3.110)
.. ... ... ...... ... . . ... . ... . .. .
n)k
-n- . ..~_J>
.mica> 1 - Unt +-"2'
mi
+ +mnJ>
u"llP21'" .
m. unnPn,·
I
J
Puesto que hemos considerado las fuerzas aplicadas a las masas
entonces
.1tp-ÓUPt+6t2P2+'" +6 sn P n;
6 2 1' """ 62t P¡ + 6 22 P 2 + ' •• + 6 2 .,Pn;
1
................... (3.!!1)
'ó'''P= 6ntP¡+(J.,2PZ+"· +6 nn P n'

9.
Volvamos a escribir estas igualdades con algunos factores:
.1.1p".lSuPl+6¡2P2+"· +O¡1\P n ;
.1. 2op ..!!1
mI
P2J """ (lS2otP¡ + 6112 Pz + ... -1- 8 z"Pn) .!!!:!..
mi
P20J i

.1. np ~P"J
mI = (6 nt P l + 6"2 P 2 + ... + linnP n) ~
mi
Plli' (3.112)
Adicionando por columnas y tomando en consideración (3.110) ten·
dreÍhos:

(3.H3)

Sustituyendo el valor de la expresión obtenida en (3.107) se tendrá


la expresión (3.106).

§ 26. OSCILACIONES FORZADAS DE LOS SISTEMAS CON


CARGA VJBRATORJA P son St. Examinamos las oscilaciones per-
manentes sin considerar la resistencia. En este caso todas las magni-
tudes que dependen del movimiento varían la ley sen et, por ejemplo:
,1.111' (t) = ,1.111' sen al; R"p (t) = R"p son St.

EGUAClONES DEL METOnO DE FllEnZAS


Las ecuaciones canónicas rlel método de Cuerzas se obtienen se-
gún (3.3). Tomando en consideración que en e.5tas ecuaciones las
incógnitas X i representan las fuerzas tle inercia Jt escribiremos de t

inmediato que
J.
+ n+ ... +
6,,¡J1 6.ft2 6.. . nJ;¡ +¿ .1. hp sen St = O+
(k~1,2,
"
... ,n). (3. H4)
De acuerdo con (3.1) se obtiene

c .. =
m,;/i" (J)
gil (t) = -
mhYlla:a son at
Yh sen el - -mil 2o.
e
Por consiguiente, (3.114) será:

6hl Jt + 6,I¡zJ! + ... +6h,J~- J:,:a


m, +,1."psenat=O
(k~l, 2,. ", n). (3.115)
Las fuerzas de inercia positivas están dirigidas hacia el lado de
los desplazamientos positivos. Ellas varial'án según la ley sen ato
9.
En forma desarrollada estas ecuaciones serán así:
MIJj +012Jl+ +61n J:+ ó 1P sen et =0;
~IJ1 + 6i:Ji + +
+ 6.,.J: ó 2p sen el = o;
(3.116)
donde
OtJ,=6u-~=6u-~.
'",\U· m,\

A partir de éstas se obtiene


Jr =D, :D, (3.11 7)
donde,

(3.118)

es el detorminante comim de las ec.uaciones (3.11.6);


i-ésíDla columna
6 1a : ó 1p sen et ~ 01n
012 ¡. Ó 2p sen Bt,. 62n
Dt = - (3.119)
6"1 lid: Ó"p sen et ~ 6~ ..
es el determinanteD con i-ésíma columna sustituida por los término
fudependienl.es con signo inverso.
El determinante (3.1.18) coincide, por su forma, con el determi-
nante (3.52) de las ecuaciones (3.49), por eso si la frecuencia de la
urga que accionR e coincide con cualquier frecuencia de oscilaciones
libres ú.I¡, enlences el determinante (3.it8) en este caso se convierte
en cero, y las expresiones (3.ti7), cuando el numerador DI difiere
de cero, dará los valores de Jr -= oo.
Esto quiere decir que en este caso tiene lugar la ruonarn:fa.
Por lo tanto, en el sistemtl con n grados de libertad. siendo vibra-
toria la carga, en caso general puede haber n resonancias, cuando la
frecuencia de la carga O (para D ~ + O) coincida con la frecuencia de
oscilaciones propias 6)1' En aquellos casos cuando a '*
0)" la fórmula
(3.117) determina la fuerza de inercia de cualquier masa mi en cual·
quier momento de tiempo en la forma finita.
Todas las fuerzas de inercia han de seguir la ley de la carga, es
decir, sen St.
Los desplazamientos YI (t) se determinan según la fórmula
Yf (t) => Jt : miO". (3.120)
100
La forma matricial de la ecuación (3.116) es,
(MD - ,El J* + MA p = O. (3.121)
donde.
J" = I{J~, J;. ..., J;a I
es la matriz-columna de las fuenas buscadas de inercia:
ó p -= 1{.6¡"• .6 2P ' • • •, .6 np ) 1sen et
es la matriz-columna de los términos independientes;

D=
6 6" ... 6,"]
U
5 21 622 6211
[ . . . . . .. .
61\1 6'12 ... 6 nn
es la matriz de los coeficientes 6/1 m; M. la matriz diagonal de las
masas.
El determinante de las ecuaciones (3.121) 1 MD - í.E 1 coincide
también, p"or su forma. con el determinante de (3.52), por lo tantCl
la coincidencia de).. y A, evidencia la resonancia.
Sustituyendo (3.120) en la ecuación (3.115) se tendrá:
6/1tm182Yl + B/l21n29zYt + ... + 6 11mm n9 Yn 2

- YII + ó"P sen et = O. (3.122)


En forma desarrollada obtenemos:
(m· t 6 u eZ -1) YI + ffl z61Z62 Yll + ... + 6 1n m n9 zYn + )
I
I
+ótpsenet=o;
1n 16 z1 8 2 Yl + (m 6 t
Z 22 9 - 1) Y2 + ... + 6 2n m n8 zYn +
+.6 zp senet=o; (3.123)

m1lSnl6zYJ + mzonz8Zy2+ •.• +(6 nn m n6Z -1) Yn +


+
ó np sen et = Q. J
A partir de éstas se obtiene
Y, =D¡ :D,
donde
(m¡,olle Z-1) m 2612e z
m¡oZt 8Z (m z6zz6 z -1)
D= . ..... . . . . .z . (3.124)
mtBllla z o
m z nz 9
101
l-ési ma col umna
(m t 6 11 9 -1)
Z m~t!e! lt.tp sen et m ..6, ..92
m l 6Zt 9 Z (mz6n.~-1) lt. 2p sen et m n62,,,92
D,=- .. . . . ..
m z3 nZ 9z . Ó np sen et ¡ (m n6....9:: - 1)
(3.125)

Los desplazamientos t.ambién variarán según la ley sen Ot.


Tambitin en este caso la forma del determinante (3.t24) coincide
con el determinante de las ecuaciones (3.18) y, por consiguiente, a1
coincidir la frecuencia de la carga que actúa 9 con cualquier fre-
cuencia de oscilaciones propias 1iI¡, cuando DI según (3.t25) difiere
de cero, habrá resonancia.
La ecuación (3.123) en la forma matridal es,
(3.126)
donde,
y = I{Y" Y" .. '. Y.lI

es la matriz-wluoona de los desplazamientos buscados;


lt. p = ){l\lP' ó 1P ' ••• , lt.np}leon et.
es b matriz-colurona de los términos independientes;

El determinante de las ecuaciones (3.t26) es,


D _ IDA! - 'E l. (3.127)

El coincide por la forma con el determinante (3.26), por eso


la coincidencia de i.. con Al para las condiciones anteriormente indi-
cadas evidencia sobre la resonancia.
Notemos, sin embargo, que si la carga vibratoria corresponde a
cualquier forma principal de oscilaciones propias, ent.onces la coin·
cidencia de la frecuencia de la carga que acciona con la frecuencia
de oscilaciones propIAS de otra forma principal no provoca, teórica-
mente, la resonaocia.
Esta tesis importante puede ser demostrada a base de las ecua-
ciones cAnónicas (3.5), si por las incógnitas y! (t), yz (t) ... Y... (t)
se toman los desplazamientos de grupo según las formas principales.
y ]a carga que acciona se descompone respecto a éstas.
Para tales condiciones tendremos lo siguient.e:
102
1) las ecuaciones canOfllcas serán roonomiales, ya que todos los
desplazamientos secundados de grupo 6" I son iguales: a cero de acuer-
do con la propiedad de ortogonalidad de las formas principa-
les;
2) la carga componente PI< (t) que corresponde a la forma prin-
cipal y" (t) dará por las mismas razones sólo el desplazamiento 8 11P (l)
diferente de cero.
Así pues, en caso general van a diferir de cero sólo tales desplaza-
mientos de carga respecto a las formas principales y" (l), en direc-
ción de Jos cuales existe )a componente PI< (l) de la carga descompues~
la.
En otras palabras, la resonancia puede surgir t~t5ricamente al
coincidir la frecuencia de la carga que actúa e sólo con aquella fre-
cuencia ck oscilaciones propias, por cuya forma principal se tiene la
componente de la carga dada, descompuesta respecto a las formas
principales.
Esta deducción es justa para cualqujer frecuencia de la carga que
actúa.
Como consecuencia de lo expuesto, por ejemplo, la carga simé-
trica en los sistemas simétricos, en vista de que todos sus componen-
tes respecto a las formas principaloo seráo sólo simétricos, no pro-
voca desplazamientos antisimétricos, y por lo tanto la coincidencia
de la frecuencia de la carga simétrica que actúa con la frecuencia
de oscilaciones propias antisimétricas no provoca la resonan-
cia.
Al mjsmo tiempo, tomando en consideración la presencia cons-
tante de imperfecciones del sistema y de la carga, se debe considerar
prácticamente que la resonancia Haga al coincidir la frecuencia de
cualquier carga que actúa con cualquier frecuencia de oscilaciones
propias.
Las eeuaciones canónicas (3.116) y (3.123) son aplicables igual-
mente a cualqui.B1' sistema con n grados de libertad, independiente-
mente de si el sistema SBa isostático o hiperestático. La diferencia
sólo consiste en la determinación de los dosplaz'amientos Bluoll los
cuales se hallan con más facilidad en los sistemas isostUicos que
en los hiperestáticos.
. La determinación de las fuerzas de inercia a partir de las ecua·
ciones canónicas (3.1:1.6) permite calcular las fuorzas interiores en
el sistema, cuya expresión general puede escribirse en la misma forma
que para los sistemas hiperestáticos:

(3.128)
donde S, es el esfuerzo debido a Jr =- :1 y S P' el esfuerzo debido a
la carga.
Puesto que muy frecuentemente el cálculo se reduce, en primer
lugar. a la determinación de Jas fuerzas interiores, )a forma de las
ecuaciones canónicas (3.116) es más cómoda.
103
ECUACIONES DEL METOno DE DESPLAZAMIE.NTOS
Las ecuaciones can6nicftS del método de desplazamiento.!! según
(3.9) son:
TIIYI (l) + T ,,ya (l) + ... + TtnYn (1) +
+ M 1y't (e) + R tp sen 01 -= O;
Ta,Y, (t) + TuYl (t) + ... + r 2rJ/.. (1) +
+ rn~~ (1) + R sp sen 9t = O; (3.129)
.... ..... . .. . . ..'
T.. IYI (t) + TntY: (t) + ... + T nnY.. <t) +
+mnYn(t)+R np aen9t=O. }
Buscaremos las soluciones particulares en la misma forma y, (t) =
= e, 88n Ot,
obteniendo como resultado las siguientes ecuaciones:

(T u -m 19 1) Yt (t) +rt2Y~ (t) + ... + rl .. y" (t)+ 1


+R,psen9t=O;
TUYI (t) + (TU - maO I ) U2. (t) + ... + T3,¡Y.. (t) +

r.·,y, (t)'+ r·.:u;:~~~. ~·~::=·~~..;.e,;~, (tj ~ 1


(3.130)

+ R .. p sen Ot= O.
De aqui
U, (1) -D, :D. (3.131)
donde,
rO.

r" (ru-m.,;02)
(3.132)
(T .... -m.. O:)
i-ésima columna
(r ti - m,OI) r t2 R lp sen9t: r, ..
TI I (Tal-mlea ) R~p sen 01 ; Tln
Dl - - . . . . . . I
r., Rn1senOt ~(T",,-mlle2)
(3.133)
El determinante CODlu.n (3.132) coincide por la forma con el
(3.68), por eso para e = W¡, D .". o e U, .... 00 liene lugar la resonan-
la..
cia. Las fuerzas de inercia se determinan según (3.i20) y las inte-
riores. según (3.128).
La forma matricial de las ecuaciones (3.tOO) es,
(R - 8'M) Y +R. - O. (3.134)
siendo
R p = I{R 1P ' R,p, ... , Rnp}l sen e t (3.135)
es la matriz de las reacciones de carga.
El determinante de la ecuación (3.134) es,
D~IR-8'MI. (3.136)
Este determinante coincide con el (3.71). Por eso tambitÍn en
este caso, al coincidir e con (0)" tiene lugar la resonancia.

§ 27. UTILlZACION DE LA 8IMETRlA DEL SISTEMA


OSCILACIONES LIBRES
Eo los sistemas simétricos, las formas principales de oscilaciones
libres pueden ser de dos tipos, a saber: simétricas y antisimétricas.
Ellas deben estudiarse por separado, para )0 que es necesario utilizar
debidamente la simetría, lo que puede realizarse mediante dos mé-
todos.
Sustituci6n del sistema dado por 8U mitad. El sistema dado con
las masas .se divide por el eje de simetría en dos mitades. En los
lugares de secciones se imponen enlaces complementlll'ios o condi·
ciones complementadas que corresponden a los despluamientos en
el eje de simetria para las oscilaciones simétricas y antisimétricll8.
Para las oscilaciones simtitrica!3, los puntos y nudos del sistema
que se encuentran en el eje de simetría pueden tener sólo desplua-
mientas de avance por la vertical. y no pueden tener desplazamientos
horizontales y giros. Para las oscilaciones antisimétricas, los puntos
y nudos del sistema que se hallan en el eje de simetría pueden tener
desplazamientos de avance por la horizontal y los giro!3, pero no
pueden tener desplazamientos verticales.
De acuerdo con esto, si el eje de simetría corta una barra (fig. 60, a),
entonces al estudiar las oscilaciones simétricas se introduce un en-
lace en forma de empotramiento deslizante con posible desplaza·
miento vertical (Hg. 60, b), Y al estudiar las oscilaciones anti.simé-
trices, un apoyo móvil con posible desplazamiento horizontal
(Hg. 50, e).
Cuando el eje de simetría divide un montan le a lo largo en dos
mitades (fig. 61, a), entonces al estudiar las oscilaciones simtitricas
se debe considerar infinita la rigidez de) montante (EJ "'" 00), lo
que excluirá el giro de los nudos contiguos a éste. Además, si 01
montante puede trasladarse por la vertical. es necesario un enlace
complementario en forma ele UD empotramiento rloalizante (fig. 61, b).
Estudiando las oscilaciones antiaimétricas, debe tomarse la mitad
lOS
tle la rigidez del montante y. si és~e puede desplatarae por la vertical
se debe poner un apoyo móvil (fig. 61, e). En la lig. 62 pueden verse
Jos ejemplos de sustit.ución del sistema por sus mitades para el
estudio separado de las oscilaciones simétricas y antisimétticas.
Utilización de los desplo18mlentos pares de grupo. Si para cual·
quiar oscilación libre del sistema que consta de t.odos los lonas de
oscilaciones se examinan los desplazamientos de las masas sit.uadas
simétricamente, se descomponen di.chos desplazamientos en simé.-
tricos y antisimétricos t.omándolos después por incógnitas, ent.onces
m, m, m,

m, m,/~
m, ~ ti¡

r
bl 61

:J""- ~ ;Z,
2

<Ir
~

m, m¡/2 ~

,1"

,. m,

m,
Fig. 60

m,

1
m,
m,
.¡;¡.
m.
Flg. 61

m, "
m, mJ
.
m,l2
m, m, m, ~..._ .. m,12
mr
."
:J:oo J"jt -
L

1 , " 1 ¡ t
1 - ,. : - - .
,.

flg. 62
106
m"
m, mt mi T m¡ mI m,

,;;-t:::- !;:~ ••-íri¡;-"~


, lit Y~ Y¡ Y( Yz!!t '

Fig. 63 Fig. 64
el sistema de las ecuaciones canónicas de los desplazamientos diná-
micos S6 divide ell dos grupos independiontes: las oscilaciones sim6-
tricas y las antisimétricas.
Asignemos las masas situadas simétricamente sobra el sistema
([ig. 63) y sus desplazamientos con latena de iguales indices. Vamos
a sustituir la masa sobre el eje de simetría In" por dos masas situa-
das infinitamente cerca m n /2.
Tomemos. en calidad de los desplazamientos incógnitos, la suma
de los valores absolutos de los desplazamientos de las masas ubica-
das simétricamente:
6 1 = 2Yl; .ó.~ = 2y!
t1¡ = 2YI
• • • .6." = 2y".
La fuerza de inercia de UDS masa In,
situada simétricamente, el
desplazamiento en dir&cci6n de la cual es igual a 1:1,/2, será:

(3.137)
El desplazamiento par dlo. l en direeción del movimiento de las ma-
sas m" ubieadas simétricamente de.bido a las fuerzas da inercia
(3.t37) de las masas mI situadas simétricamente se escribirá asi:

dl!.i = BAI ( -InJ ~l ), (3.t38)


d.onde Bu es el desplazamiento par en dirección de las masas mll;
sftuadas simétricamente, d~bido a dos fuerzas unitarias de inercia
en dirección del movimiento de las masas simétricas m,_
De esta expresión se desprende que para aplicar todas las expre-
siones anteriormente obtenidas es necesario para 105 desplazamientos
pares sustituir los desplazamientos unitarios simples por los unita-
rios pares, tomando respectivamente en calidad de la masa md2,
es decir. la mitad de la masa situada en la mitad del sistema. Esto
quiere decir que la masa mn. en el eje de simetría se toma en eonsi-
deración mediante el valor """(1/4.
107
Es necesario también prestar atención al hecho de que en el
estado unitario par 11, por analogía con el estado t. deben haber dos
fuerzas P n -= 1 situadas cerca, o una fuana P n = 2 (lig. 64).
Se deben escribir por separado las ecuaciones canónicas de los
desplaza.mientos dinámicos para las oscilaciones simétricas y para
las antisimétricas.

DESPLAZAMIENTOS FORZADOS
Tanto las cargas como los despluamtentos origlnados por ellas
se dsscomponen en simétricos y aDLisimétricos, utilizando despu&3
uno de los métodos examinados para las oscilaciones libr69.

CAPITULO 4 *
SISTEMAS CON DOS Y TRES
GRADOS DE LIBERTAD
Los sistemas con dos y tres grados de libertad son casos pe.rticu-
lues de los abtemas con varios grados de libertad. Pero dichos sis-
temas, sobre todo los de dos grados de libertad, son más simples, que
admiten soluciones en forma acabada (como fórmulas), e::uminán-
dolos por esta razón en un capítulo independiente.
§ 28. OSCILACIONES LIBRES DE SISTEMAS CON DOS GRA-
DOS DE LIBERTAD. Las ecuaciones canónicas de oscilaciones
según (3.18) son:
(m I 6 I l wf-1) Ytl + m z6 1zoolYzI = O;
+
m¡6 z¡wfJlII (ma6zzoo' -1) Yu = O,
(4.t)
1
La ecuación de frecuencias en la forma no desarrollada respecto
al determinonta de las ecuaciones (4.1) es
(nl,6Itwf-1) m:r.l).z6l' I-O.
D_
I ••
m.U:uCUt
• 1
(mzu:z(o,) -1)
(4.2)

Esta misma en la forma desarrollada será:


(m,16Uwf - 1) (mJ6n.Ci.ll - 1) - mlmz6~,wt =
= fllt (6 u 6 n - ti:,) m 1 m, - cuf (lnJ.6u + m,6,,) + 1 ~ O.
(4.3)
Suponiendo que tUl """ :" obtendremos:
:1 (6116 21 - 6~,) m 1 m" - Z¡ (m16 u m ll6 n ) +
1 - O. +
De aqui que
1m ¡6 u + m,6,,) =F Ylm1¿;u+m,6,,)' 4ml mi (6 116" 6f,)
:1,2- /li,
2m I (0 116" 6h)

,'"
Una vez hechas las transformaciones tenemos
(m1611+m,t'Sn) ± V(m,6 u m,3n)'+4ímtm.61. (4.4)
%, • 2 -= 2m 1 m, ( "11 n i,.
')
Respectivamente.

(4.5)
A partir de las ecuaciones (4.1) se tiene Cill en dos formas:
fl)1

=- '
6 +m,6
1'lI 1 11 n P,'
-=....
= m 6 ...,j.~.~'
I n +m,li,sP.,
......"..,- (4.6)
Respectivament.e,

1>2,
1It1
"""lht= -
mll\, CIll- 1
m tl 611l1>l --
En virtud de la propiedad de ortogonalidad (3.81) tenemos que
m l 6u llll
m,6nwl t
(4.7)

m,yuyu + m,Yt1Y:t = mI + m"PuPu """ O.


De aquí
PuP" = - mJ : mi_ (4.8)
Los desplat.amientos de las masas se obtienen sflgún (3.45):
VI =s E ,sen «(0)1' ep,) + +
El sen (IDtt lJ)::¡); + 1
1/% = P2 1E 1 seo (oolt+ 'JI.) +
PuEa seD (00 2' + CP2)' (4.9)
Para determinar las constantes EH E" <PI Y <P, utilizamos las
condiciones iniciales del movimiento para t = O:
y.-y. (O) 1desplazamientoB iniciales;
.
Ya-Y, (O)
y,=v,(O) }
• velocidades iniciales.
Y2 = ti!; (O)
Luego compongamos primeramente las derivadas de (4.9):
¡,. = rotEt C08 (rolt + lllt) + ro2E2 cos (~t + cp2l: }
(4.10)
lit = PuCil,E 1cos (rolt + CJ>I) + Puw"Ez C08 (002' + lll¡)·
Escribamos las condiciones iniciales del movimiento:
YI (O) = El sen lp¡ + E. sen <PI; (4.H)
VI (O) = fiJ 1E 1 COS epi ffi,E, cos <p,.+ (4.12)
y, (O) = PItEl sen <PI PnE, sen !PI; + (4.13)
Vz (O) = {O¡Pl!!E1 COI; 'PI + PnúltE2 cos (P.- (4.14)
Representemos la ecuación (4.13) asi:
"p(O} = El sen 'PI
11
+ Ppn El sen (JIz.
11

A partir de esta y de la ecuaci6n (4.11) tenemos


E sen Qlz c:::> VI (O) Ppl - V, (O) • (4.15)
z
Pu P2I
Por analogía, las ecuaciones (4.12) y (4.14) dan lo siguiente:
(O) E ro
VJ
- - E'O
6)1
I C05 CJlI +...::1.
6)1
E:. cos CJl1;

V, (O) = El 005 (JI +.E:!.!... ~ E 1 cas f.Pz.


fl)IPU PSI (,)1
De aquí
E:. C08 epi "'" VI (O) PSI - ",- (O) (4.10)
(¡):P" P.sW:
De las ecuaciones (4.15) y (4.16) tenemos
tg CJ':. =- [YI (O) (4.17)
r
P:'I - Y:. (0)1 <o>z : (VI (O) Pu - V2 (0)1;
E" = .. / [ VI (O) Pu .v~ (O) ] ' +[ VI (O) Pu V, (O) (4.18)
V Pu Pu ~ (Pu
Ahora escribamos la ecuación (4.13) de otra manera:
y,(O)
- - = -Pn E I sen epi +E% sen <pz.
Pu P..
Do esta ecuación y de la (4.11) tenemos
E sen In PnYl (0)- V. (O) (4.19)
l' 't'1= Pn Pn .
Las ecuaciones (4.t2) y (4.14) dan, por analogía, lo siguiente:
tll(O)
- «12
- E
- =Cilt
<O,
E
-'ICOSlpl+ :l,COSlJ>2.

1',-
- (¡)1.!!ll. E I COS <Pi + E 2. eos lpz·
(O)= _.
w.Pu ro, Pn
De aqul.
PUVl (O)- v, (O)
El 005 epI = WI (Pu Pul
(4.20)

110
m m

Jr. • • A
IIJ
~ IIJ
J 111
t l
r
FJg. 65 Flg. 56

PoI

¡' l'
bll r ¡,A
aJ,t.
A IIJ lIJ l!J

Fig. 61 Flg.68

Las ecuaciones (4.19) y (4.20) determinan lo siguiente:

tg lill = CIl, IPuYt (O) - y" (O)}: {PUt'l (O) -ti" (O»; (4.21)

E t =- v[PnVIPn(O)-v,
Pu
(Ol)' + [ Pn"l{Pn.
(O)
0)1
Da (O)
Pul
J'. (4.22)

Así pues, todas las const.antes El' E,:, cp¡. lpJ están expresadas por
medio de las condiciones iniciales del movimiento. Estas últimas
pueden darse de tal .manera, que las oscilaciones sucedan sólo con
una frecuencia (01 o 6),. es decir. se efectúen respecto a una de las
dos formas principales.
El esquema de las fuerzas que determinan la forma principol de
las osoilaciones puede verse en la fig. 65. La utilización de lo sima·
tria se hace sobre la base de las reglas expuestas en el capítulo 3.
Ejemplo 20. Obt.ener las (6nnulas de las frecuenc[as de oscilaciones libres
na una viga imponderahle: con dos masas iguales (rig. 66) Y determinar Las
r.
ormas Jfineipales de oscilaciones.
Re icemos primeramente la solución sin hacer uso de la shnetria.
Según el método de QIlultiplicaci6JU de 10lI diagramas (fig. 67) SE' tiene:

1 (112122112121221) 81'
3J1-~1t- EJ 23939+2"3939 =t¡86EJ

111
Segun (4.4) obtenemos:

81' 81') +_./(


( m486EJ+m486'EJ JI mme:;- 81' 81'
M 486E7 +4mm 'iiiiSEJ J' ( '" )'
= [81' 81'
2m"" _ '86 El 0\86
('"
486 El el )'J .
o bien
486EJ
"1- 15mP
La verificación segúll (4.5) será:
15m.!1 mIl (8/1 8/1)
486 el + 4.86 EJ m 486 EJ + 486 El •
Determinamos las formas pr-incipales:
la 11. lorma principal es con la frecuencia (¡)1 = Y 486 El : i5l1ll a; llegún
la fórmula (4.7) t-enemos que
7 l' 486 EJ) ( 8 J3 486 EJ )
Pu-- ( m~'EJ 15-;;;P- : m 486 El iSml' -1 _t;
el esquema de lu fuerzas que determinan la forma principal de las o!ICilaciones
se da en la lig. 68, 11;
la ZI forma principal con la frecuencia (0). = -V 486 EJ : ml ' ;
7 ¡1486EI).( 8 la 486 El )
P..- - ( I7l4'86ET m[S . m<t86EI ml' 1 _ _ 1;
el esquema de las (uerzas puede verse en la Iig. 68. b.
Determinemos las f~uenclu respee,o a las formas principales:
la i a forma simétrica de las oscilaCIones da Yatl1l1l = 1; st'gún (4.61 tenemos
'1 1 1 486 El
(¡). = m (6 11 +6 u ) (81' +
71' J
=t 15m):! ;
In 486 El 486 El
la ~ forma antislmélrica da lu oscilaciones dstermina 111/"/1/= -1;
1 1 486EJ
wl- m
=-;;c-:::-;;::¡
(611 61'1) (Sl' 7J1)
mi'
m 486 El 486 El
Ahora utiliu.remos la simetría para solucionu el problema.

SUSTrrUClON DE LA VIGA POR SU ltllTAD


En la lig. 69 está cons'ruido el diagrama unitario de Jos momentos flectom
para la forma ai.m6'riea de las oscilaciones. El sis'ema tient' un grado de libertad
por lo tanto, la frecuencia se determina ltegún Ja fórmula
wl - : l/m611 o
MuUiplicando el diagrama unitario por sí mismo sO halla Jo siguiente:
'('i/IZl lll) i5l'
61l -'"'ET 233aa+3'tr3 =486e7
wl"'1 : (15JS: 486 IU).

tl2
~
}--!!:,¡¡¡-l ---1'-
p.¡ D
tl2
p.,

tlJ U9

F.lg.69 Fig. 70

a) m Jm

J; tIJ 1 / J --GJ A
C- -; -1
I }.f,07
.) M,
a)

e)

!J.119l 10.31

Flg. 7. Fig.12

Para la forma antbimétrica de las oscUaciones (fig. 70) tenemos


1(1112111121) l'
6 u =ET 2J93"'9+Z6939 =486EI
0)1= t: (mi': 486 El).
APLlCACION DE LOS lJESPLAZAMIENTOS PARES DE GRUPO

Los estados unitarios para determinar las formas simétricas y antlsim6-


,ricas de las oscilaciones se dan en la fig. 71.
Para la forma simétrica de las oscilaciones (lIg. 71, lJ) tenemos
(¡)I_ t
•- (mIZ) Ou
Aqui 611 es. el desplazamiento par de grupo, y la masa m está introducida coo
el factor 1/ 2 (véase el § 27):
'(:11121111) 15/8
6 11 = El 23333"+633 2.",. 486 El 2;
~ .... 1: ~ (48~~J ) _4M_EI: 15ml".

8-1361 ..3
Para la forma antisimétrica de las oscilaciones (Hg. 71, b) tenemos
I
mI----
m
;
2 6U.
l(ilt2111121) 21'
6u "'" EJ 23939'+269lflf 2- 486E1
I_l'~ 21~ 486 El
(J}ll • 2 48BEJ I'7ll8

Ejemplo 21. Determinar las frecuencias y Jas formas principales de la!


o~ci1a(lione8libres de una viga Imponderable con dos masas (rlg. 72, a):
8 13 718
6 u =6 u =485ET: ó12 -&I1- 486EJ (vt\ase el ejemplo 20).
Segün la fórmula (4.5) tenBm()8 que
I Ir( 81 1 81 1 )
-::Z-="'2 L
(,)1.2
m 486 EJ +3m 4.86EJ ±

± -V (m ml~j -3m 4:EI )2 +12m~ (4g¡r~J )3).


De aquí 88 desprende:
,1 1'1l'
)..l"=-::r-= 243 El (8 ± 7,2629).
w',2
1- [(Irma principal con 18 frecuencia mas baja (hmdamenu.l):
1 243 El 006
0)1""" mi' ,55.
Según (4.7)

Pu=Jn.=-
Ya
~243
~'~I'l;¿~24~3~EgJ~~~~~
7
El mP 0,0655
2'3 J
.La .. E 00655
m
.:1,074.
m El m mI' t

Las fUerzas que determinan la forma principal de las oscilaciones !le dan
en la Hg. 72, bo
. 243 El
VI forma principal (lon la (recueDcl8 wl= mI- 1.,358;

m4 l- 243 El

Pu= :::=- 7
486"
O
E7
I~
El 3m
m ml~
243EJ
ml3
1,35B-i
_ _ O,3H.
1,358
La verificación segun la fórmula (4.8) na le. siguiente:

t,074 (-O,3H) :::::- 3:'


El esquema de las fuerza9 para la 28 forma princ.ipal ge da en la Hg. 72, c.
Puede demostrurse que según las propiedade./l de la ortogonalidad de las forma!!
principales debe Iler- (MI) (M J - o.
tl4
Aho:rn démo!Io ~n h. ronna m..tricial. según (3.2t) tenemos

A"'DM=~~J II~: ~:II;


32mP 16ml s
SpÁ_ 486EJ; 1 +""", 2413EJ 1

IAI=( ~"EJ r 45mt ;

Las igualdades (3.37) y (3.38) estín cumplidu.


).lA..a-(24;~J f11.2503.
La matriz de 108 vectore-s de 105 desplazamientos según (3.42j sera:

y~II~.. ~.. Ht.~. -0:3tt11·


Como la ma\rh A "asimétriea. entonces pua verificar la ortogonalidad do los
vectores ea nuesario componer una matriz de los vectores .rectificado» según
la expresión (a,30):

y.
"'"
11 y;;;
t,074l"3iñ -O,BH Y3m
ym 1I

Vuificamos su ortogonalidad:
Y:'. y: -11 Ym 1.074 Y 3m 11·1 (y;;'-0,3" ya;;;¡ 1-
"'" m-1.074·0,3t t· 3m_a_
Expongamos además b. nctifieacióll según la f6rmula (3.35'):

Y;M.y.~lIll""n·lI; .':.11·11-0:',,11=
_11111- t,074·am 11-II_ ot. 3tt 1l"''''''''-O,311.t.074 ·3m=O.
§ 29. OSCILACIONESFORZADAS DEL SISTEMA CON DOS
GRADOS DE LIBERTAD DEBIDAS A LA ACC10N SOBRE LAS
MASAS DE LOS IMPULSOS APLICADOS SIMULTÁNEAMENTE
(FIG. 73).
s, s,

m, ,
Fig_ 73
Los impulsos 8 .. y S'J. comunican a las .masas las velocidades
iniciales:
vJ (O) - SI : m J ; u, (O) = S .. : mI.
En este caso 109 desplazamientos iniciales son iguales a cero.
Terminad~ la .ac.ción de JO.5 impulsos, el sistema realiza oscila•.
ciones libres, las cuales hallamos según (4.9), mas según (4.t7) y
so U5
(4.21) ((>. = <Pi = O. Así pues,
Yl (t) -. El sen /iJ 11 + E t seu /iJ~t: (1•. 23)
y~ (1) = PUEI s8n (i)lt + PttE, 580 üI,t, (4.24)
doode, según (4.18) y (4.22):
SI s.
P" -m-o --m-o
(4.25)

(4.26)

§ 30. CASO GENERAL DE ACCION DE LAS FUERZAS SOBRE


LAS MASAS EN EL SISTEMA CON DOS GRADOS DE LIBERTAD.

Q.
). _~í~p,(_II __r(tl SupongalUos que sobre las JD.aS8B
m¡ y m. actúan las fuerzas PI (t)
Y PI (t) (fig. 74, a), cuyos dia-
J; m, m, lA gralllas de variaci6n en función
del tiempo se dan en la fig. 74, b
6) dS,'P'((J)d(J Y c. Sustituyamos la acei6n de las

~.
fuerzas por la acción de un nú-
mero infinitamente grande de im-
pulsos infinitamente peque6os:
dS I =- P t (u) du y dS t = Pt. (u) duo
C)Efif-:~ Empleando luego las expresiones
para los desplaZBmientos (4.23)-
, (4.26) debidos a los impulsos, y
teniendo en cuenta que desde el
Flg.74 impulso infinitamente pequeño
hasta el momento de tiempo exa-
minado pasa el tiempo t - u, obtendremos con facilidad:
Yt(t)=Yu+Vn=

= .","""''-,-;;-;)
1Il1 (Pn Pu
J[...en P mi
t (u) - PI ( ..) ]
"' •
sen (0)1 (t- u) du+
•,
[[.Qll.Pl(U)- PI (..)]" senwz(t-u)du; (4.27)
PtI ) J mi mi

, Yt.(t) =P2.Yu +PuYI2=


= p" {' [Pn P,(u)- p!(")]S8nw t (t-u)dU+
(0)1 (PU-PIl) ¡ mi mi
,
+ (0)1 (PuPI! Pu
) J[..fu. Pdu) -
mi
PI
m•
(~)] sao W2 (t- u) duo (4.28)

U6

Las expresiones de la acción de las fuerzas PI (l) Y PI (t) en otra
forma pueden obtenerse según (3.100):
,
( t)_y +y __ '_j Pl(U)+Pa(U)p.~ senw (t-u)du+
Yt u 12 001
, "'l+m,p,. t

(4.29)

yz (t) = PZtYII +PUYIZ' (4.30)


Es posible mostrar, utilizando (4.8), que las expresiones (4.27)
y (4.29) son idénticas.
Si están dados los desplazamiectos ,ó,lP (t) Y .6. zP (t), entonces
según (3.105) tenemos
1 61P(U)+l!.'llP(u.)~pu
YI(t)=Yu+Yu=últ
,.~ 1+ -m,P n, mi senWt(t-u)du+
m,

+wz
r dlP (u)+b.IP (u.)
m
~ Pu
mi sen wa(t-u) du; (4.31)
J +...:.:.:.a.
O i
m, pi.
Ya (l) = PnYu + PuYn' (4.32)
§ 31. CASO DE APLICACION REPENTINA DE LAS FUERZAS
(FIG. 75). Según las expresiones (4.29) y (4.30) se tiene lo siguiente:

Yt(t)=YH+Y12= ro,S~I+..:,Plll)
mI m,p I
(1-cosCíl t t)+

+ wl(ml+
Pl+ P .P"
m,rM
(1-cosw t)·
2 I
(4.33)
Y'Il (t)= PuYu + P,aYu.. (4.34)
Estas mismas expresiones según (4.27) y (4.28) son:
+ Yt2 = ( P.,
YI (t) = VII
mI
P t _2) (1- cos O>tt) : Cil~ (P22 -PSt) +
m~

+ (hL Pi _.fL) CJ.l2.t) : w: (P2t - P12);


mJ m. (1 - CO", (4.35)

V2 (t) = PzsYu + P'22YI2' (4.36)


§ 32. ACCION DE LA CARGA VIBRATORIA P "0 et SOBRE
EL SISTEMA CON DOS GRADOS DE LIBERTAD. Las ecuaciones
canónicas de las fuerzas de inercia según (3.116) son:
6ilJ i+6 IlJ:+A 1p senet=o; 1 (4.37)
62tJi + 6:.J: + .6.2.1' sen et = O,
Hi
donde
a:l-a.u-~.
m.o-
De aquí
J:=D t : D; J: _D%: D, (4.38)
siendo
D=6:16:1-6~,;
D. = - 4 1p sen Ot6:, + 4"Jl sen Bt6 n ;
D%-=- -d,psen Ola:1 +4 tp sen Ot6:a .
1 (4.39)

Los desplazamientos a través de las fuenas de inercia se deter-


minan según (3.120).

I P, I~
~
I , ----. ~
·P .

t ~
&-fDDDOH '-/40008
2. 111 2",
•••
Flg.7S Fig.76

Las ecuaciones canónicas del método de desplazamientos segúD


(3.129) son:
(TU - m1 81) YI (t) + T n JI2 (l) + R 1P sen el "'" o;
T U Y1 (t) +
(Tu - m,DJ) Y. (t) +
R sp sen 9t = O. (4.40)
De aquí se obtiene [véase (3.131)-(3.133)1
YI (t) = D 1 : D; y, (t) ""'" DI : D. (4.41)
donde
D = (TU - m¡SS) (Tu - mies) - TnTI'l;

DI R 1P sen 6l (r u - m. 01) + R. p sen Otru;


= -
D, = - R IP sen et (Tu - m,,8') + R IP sen aUn·
Las fuerzas de inercia se determinan según (3.120) y las interiores,
según (3.128).
Ejemplo 22. ColUtruir el diagrama dinimico de lo! J'Doment.oll f1ectol'1!:s
debldOJl al funcionamiento de un motor (Hg. 76) con los siguientes dal.o3:
G _ 10000 N; 1 _ 6 m; J 0= 8880 10--3 mi;
1 = 9,81 m/sl ; E - 2,1.10' MPa; 11"" 480 rev(min.
La malla desequilibrada provoca, la fuena centrifuga P, sobre cuyo com-
ponenLe vertical P !ten et .!le efectúa el cálculo. P~c:lDdlmo.!ll de la fwena horl·
lI:ontal P c:os et, .!IIiendo por eso aprolrímlldo el e!lculo,
118
La frecuencia de la carga que actúa es Q) SzfOOOON GzlOO(JON
2m 2m 2m
0 _480.3.14'.2
- 60 l'::'
50 .-.

La masa m = G :,g = 10000: 9,81. =


_1020 kg_
Las frecuencias de propias oscilaciones 20DOON" PN 20000N·m
(véase el ejemplo 20) es,
b)~
~= Y .
486.21.fOl l .8880.iO- e
15·102.0·6'
_52,37 s-ti
- ~
6,'lPN 5,IJ PN
c.ls= V486'2.1·i~~;::W·1O-·_ ,
= 202,83 5- 1;
I09,7PN·1fJ
8r88 .68
(l11=486 El =486 2,1.1011 .8880.10-¡ FIg. 77
=1,~·tO-'m IN;

7 t' 7 6'
151.2-400 El = 486 2,1.tÓ1l.8880.to-&
,Ó,IP=Ol1P sen et = t.90B·to-1P sen el mi
ó llP =5 u P sen 6t= 1,67 ·to-'p sen at m;

( t,,008·1O- 7 - t02¿-.5Q3 ) J~ + t ,67.to-'Jt+P t,008. tO- 7 sen Ot=Oj


1,67 .to-'J~+ ( t,908·1O- I - 10;.508 ) It +P 1,67'10- 7 sen et",.o
() bien
-2,016/1' + t.67J1 = -t,90BP sen el;
1,671:' - 2,0161: - -t,67P sen el.
Resolviendo estas ecuaciones hallamos:
If = 5,t96 P sen el; Ir = 5,13 P sen 9t.
Los desplazamientos de las masas según (3.120):
J* 6' 5,1.96P sen et O,OOOOQ2038P sen et m;
tl1 """ 1: m - t020.5O'

•• O' 5,13P sen el o 000002012P 01


JI'="'\1: m - 1020.50' ." I SéD m.
Los diagramas de los momentos fleetores debiclos a la carga ~tática '1 a lu
fuerzae dinámicas se dan en la fig. 71.

§ 33. OSCILACIONES LIBRES DE SISTE;MAS CON TRES GRA-


DOS DE LIBERTAD. Las ecuaciones can6nicas de· 109 desplaza-
mientos dinámicos escritas según el método de fuel."z·as de acuerdo
tl9
con "(3.18) serán las siguientes:
+ +
(mt6uwl-1) Yi' m:'.6 t:'.Cl>tY2I ma6uCQfyu = O; }
+ +
mt6:uCl>lYII (m , 6n oof-1) YI' msózsw;yu = O; (4.42)
+ +
m 1031oofYu m:aollzoofY2I (msóurof - i) Yal = O.
Su determinante es
(m,oltOlf-1) m2ot2oof m,6 u wf
D -. m1óuoo! (m , 622 wl-1) m,ó23wf ""' O. (4.43)
miólllwl m2ó'2rot (m3"Ouml-- f)
Aunque el desarrollo del determinante en la forma general no
ofrece dificultades de principio, sin embargo, es más fácil desarro-
llarlo numéricamente en cada caso particuIár.

Flg. 78

Las ecuaciones para determinar los coeficientes Pu =< Y1c,IY1' se


obtienen a partir de (4.42) o según (3.41):
+
(m I6i1wl-1) mzo,zwfpl¡ + maóu:OO;Pal = O; }
+
mtólirol (mz&zs<a)l- t) PSI + msozs<a)lpsl "'" O; (4.M)
flt i 6sl oo! + mz6n cofp:'.1 + (m,6"cof - t) PSI = O.
Una de estas tres ecuaciones, cualesquiera que sea, puede omi-
tirse, puesto que es superflua para hallar s610 dos incógnitas: PuY
P8I'
El esquema de las fuerzas que determinan las formas principales
de las oscilaciones se da en la Hg. 78. Las ecuaciones canónioas de
los desplazamientos escritas según el método de desplazamientos?
de aouerdo con (3.67) serán las siguientes:
+
(rl1-mllilf) YU+rl:'.U3' ruYa¡ =0; }
+
rlltY" (r2z-marof) Ys, +r3aYa¡ =0; , (4.45)
rS1Yll + rnY:'.i +
(rss-m,w1) Ya¡ = O.
Su determinante es
(rll-mtmf) rt:'. r"
D= r:u (r3:'. - m:'.rol) ru - O. (4.46)
r'l rJll (rS3-m3(¡)~)

120
Las ecuaciones pare. determinar Pll.l = y"jYl1 segÚD (3.69) 80n:

(rU-mlwt) + rup:il + TUP31 =0; }


TU + (TU - ~(a)n PII + TUP31 """ O; (4.47)
TU + T"PII + (ru-macul) p" =0.
Ejemplo 23. Determinar lu frecuencia! y las formu principales de 1..,
~¡l.ciones de UDa viga ~D tres masas (lig. 79, a). Los desplau.mlentos a.m.

F18·79

que soo l.! flechas de la viga bajo l. aeei60 de lu fuelU.ll uniLar:!a!I, se eJ:pooeD
en la lig. i9, b Y e:
ISal = 251-: 3888 EJ; 6.. = 39P: 3888 El;
6.. = i7l' : 8888 El; 6.. _ 811' : 3888 EJ;
6u = 6~1; ~ .. = 2511 : 3888 El.
La resolución h baremos mediante diferentes métodos.
Solud60 slai u\lllur la alrrieh-r.
Lu: ecuaciones e&D6nicu (4.42) Ion:
25L8rolr ) 391lr.ll t7P'flll
( 3888EJ M-i .. .,+ 3888EJ Mhl+ 3888EJ MlI.I=O;
391"r.or ( 811·/&)1 ) 39''<01
3888EJ Mlhl+ a888EJ M-t !/d+ 38á8EJ M¡t., .... O:
t 71~ 39J'ulJ ( 251~t )
3888BJ .MYI'+ 3888EJ MlIt.+ 3888EJ M-i l/.I-O.
Uoa VOl que se han hecho las almplUicae!ones \aDamo!!
(2.5-k¡)lIu+ 39 V,i+17hl=0;
39/111 +(81-k¡) l/al :!\tl/,,-O;+
1 (a)
f7/1lf+S911,¡ +(25-kJ) II,¡-O,
donde,
ti = 3888 El : ¡-(¡ItM. (b)
lB
El determinante d-e estas ecuaciones lo ¡¡uatamos a cero:
(25-kl) 39 t7
D= 39 (81-k l ) 39 =0.
1 17 39 (25-k,)
Este mismo en la 101ma desarrollada será:
+
kf - t31 hr 1344 k¡ - 2880 = O.
Las raíces de esta ecuación son: k =- 120, k 2 = 8, k, =- 3.
Las frecuencias de oscilaciones Itbres segúo (b) $(lO:
3888EJ 3888EJ
wf= I'Mkl ml
¿la kl
1) k 1 =12O

• /3888EJ' t
(a)l-Y '3 m "'20 =---;¡r-v""""iñ'"""'
9,859 .. /" EJ .
,

co l _
•V/ 3888EJ:"3
---, • ml~8 38,,','" •V/ EmJ "

A base de las frecuencias halladas determinamos las formas principales.


Con este fin e,s necesario emplear las ecuaciones (4.44). Pero como en las ecua-
ciones caoonicu (<i.42) se ha hecho la .!!wrt.ituci6n según (b), entonces aplicare·
moa para calcular las formlloS principales las ecuaciones (a), las cuales volvemos
a escribir en la siguiente forms:
(25-kj)+39P2t+t7p,¡ =00; )
39+(81-1<1) PII+39PII =O~ J (e)
+
t 7 + 39PllI (25 -1<1) 'P'l = O.
1ra forma priocipal coo la frecueocia <01' = S888/40wl para 1<1 _ 120.
Las ecuacione5 (e) serán:
(25 - 120) +
39p'tl +
17pal = O;
39 + (81 - 120) Pu +
39pIl = O;
i 7 + 39PlIl +
(25 - 120) Pu =- O.
Una de las ecuaciones obtenidas es superflua. Omitimos la tercera, eDtonce~

95·39+39·17 -2' 39·39+30.95


p" 39.39+39·17 - , PIl= 39.39+39.17 =1.
Es decir, la 1ra forma principal se determina por los valo~8:

Un; Yu'- 2yu; Yn = !fn·


En este caso la forma principal de las oscilaciones es simétrica y no tiene
puntos Dodales. EL e!lqucma de las fuerzas que determfDan la forma principal
puede vel'1le en la lig. 80.

122
211& forma principal con 1& Irecu~ne1. (0)1_ t458 EJ¡PrII' para .tI =' 8.
Las ecu8elon~s (e) .rán:

(2.5-8)+39 p.. +t7 Pn =0;


39 +
(81 - 8) PII +
39 Pn = O;
17 +
S9 PII +
(25 - 8) Pu _ o.

De las dos primeraa eeu8eion~a oblenemos:


-17·39+11·39 -39·39+73·17
0 11 _ 39.39-73.17 =0; PI,- 39.39 73-17 -l.

El esqu~m. d~ las lu~rza.s que det~nnlnan la lorroa Pñl1cipal Se da en la


flg. aL

1/6 t/s lIJ tJt


2

2
,
,Y
n
-- Y"
Fig.80 Fig.81 Flg. 82

La 2d • forma principal n antlslmétriea, t.eniendo, además, un punte nodal.

arll lorma principal con la frecuencia w~= ~,~J para k.=3.

-V",
Hallamos por an.logla: P.. - - t i Pn - L Ea decir, "ti - -VlI; 11.. =
t:l eaquema de las luerus ,e expone en la lig. 82; 1aa osc:Uaciooe5 .. rín
,1m6trieas, pero ya con dos punlGS uodales. En este ejemplo la matrb A para
(3.20) con 1 1 = le¡ ser':
25 39 t7
A= 39 8t 39 (,lm6trica).
17 39 25

La matrft de los vectores de los desplazamientos según (3.42) Ilerá:


•O -,•
CompoollmM el produc\o
y-I: -\

•• • •
-.
2 1 1 6 O O
y'.y=
• -1
O -1
1l· • 2 O -\ =

O 2 O
O O 3

lo que e"t'ldencia aobre la ortogonalidad de 1M vecl.oru balllld08 para la matrft


simétrica A.
123
Soluel6D. uUll.qndo la slrndrfa
Al SUSTITUCION DE LA VIGA pon sus MITADES
CoD 1. o.!lcilaclóo aotisimétrica (fig. 83), el sist.ema de sualilllCióu lieD"
un grado de Libertad
il121 11121 11
81611-2693'9+2393'9=186.
Le. frecuencia es,
(0)1_
~
1
= 1
ml/S
--¡- Jl
- i458EJ
mIl

M M/Z ,
tlG tlJ
PoI
H/2
M ,

Flg.83 FJ¡.84

21J

Fig.85 Plg.86

En In oscilaciones simétrie.-s (rig. 84.), el sistema de llustit.ue[ón tieoo


d.. grados de liberlad:
tl121 1 1 1 7 11
813 11 =26636+'36"6=648' ;

EJ6 i 1 1 2 1
11-'2663"6
+ (-'-+.!.)
6
2
2 1 1
s-r= t311
M8 '

1 1 1 2 1 2 7 11
8J6."-=22232=648·
t .. I
Compongamos la eeuaeión de frecuencias según (4.2):

I
D_ (t4.u,-t)
12u,
13"1
(27",-1)
_O
, I (d)

-donde,
Uf - Ml·c.¡l: f2a6El .
.Abriendo el determInante y resolviendo la ecuación obtendremos:
"/ = (4t +" 39) : BO.
Las frec.uenci.., de oseiLaciones ,Ion:
IIo 1 12968J 1296EJ 3888EJ
<&l~_
MI' 40~JI 'tonal l

01_ 3888EJ

mI'
Ellas coinciden con lea calculade anteriormente.

Bl APLlCAClON DB LOS DESPLAZAMIENTOS PARES DE GRUPO

El de&plazamiento uo1tuio de grupo en la oscilacl6n antisimélric.a (rig. S5)


",
La frecuencia de las osenaciones

001=1: M~l1 =t4.58EJ: ",".


Los desplua.miel1tos unitar:ios de grupo en las aseilaeiones simétrica! (lig. 86)
800:
11lZ1) 2 II 281'
EJ6 n - ( 26836 2+"'i 1 B'T="'iE6;

t J l
E16 u ""'" ( 2663'6+
2 l ~ -r{
2
1 Z)
36 2-
521'
1298 ;
t IJ21) "
8J6n = ( 2'2232 2=12'
La ecuación de frecuene.las según ('.2) coincidir' con (d):
M zg¡, ) lo! 52ls
( T 129681 (1)1- t T 1296El mI
D=
M 521'
-o.
M /' )
T 1298EJ<ill ( T12ET(¡)!- t

§ 34, CASO GENERAL DE ACCION DE LAS FUERZAS SOBRE


EL SISTEMA CON TRES GRADOS DE LIBERTAD. Si aslán da-
das las fuerzas P t (t), P, (t) y P, (t) que actúan sobre las masas
t2-')
(fig. 87), entonces podemos escribir según (3.tOO):
Y. (t) = YII (l) + Un (l) + Yu (t) =
,
=_'_j
Col 1
p.(Il)+P,(II)PII+P.(II)PU
m. + I7l.¡p;, + m,pl,
senCll1(t-u)du+

, O

+ -!..
Col,
í PI (u)+ PI (u) l)u+ P , (u) p" sen (¡)2 (t _ u) du
+
m 1 mtp'l + m,pl.
+-
O
,
+ -.
f~ í
6 PI (u)+P.. cu):u+ P
/11.]. +m,p .+
m.p
a¿II) P,. seo lU, (t-u) duo (4.48)

y~ (t) = Yn (t) + Un (l) + Y23 (l) = P'JYll (t) +


+ PuYa (1) + PuYa (1); (4.49)
YI (t) = YII (l) + Un (l) + gil (t) """ P31UU (t) +
+ PUYlll (t) + PIIYa (l); (4.50)
donde
Pltl = YIlI : YJI'
Si están dados los desplazamientos 6:tJl (l), .1.,p (l) Y 6:tp (l),

Fig. 87

entonces según (3.1.05) tenemos


y, (1) ~ y" (1)+ y,,(I)+ y" (1) =

(4.51)

''''
Los desplazamientos !l2 (t) e !l3 (t) son determinados por las expre-
.siones (4.49) y (4.S0). En la expresión (4.51), por ti,p (u) pueden
SObNl6Dtenderse también los desplazamientos debidos a los corri-
mientos de los enlaces ÓLA (u).

13,. APLlCACIÚN REPENTINA DE LAS FUERZAS A LAS


TRES MASAS (FJG. 88). De8cuerdo con las expresiones (4.48)-(4.50)
oblenemos:
U, (t) = Ult (t) + Un (t) + Y13(t) =
_ P 1 +P , fl.¡+P 3 PIl (1-cosw j t)+
wt (/TI, + rn,pl, + meP'¡)

+ CJ:I:P,+P.P"+P.P,,
(mi +mJ>h+rn,PJ.)
(1-cos t ) + (¡)2.

+ w¡PI+P~PI'+P.P"
(mi + m'iPi, + maPM
(l-cosú>t).
1 ,
(4.52)
(t) + !In (t) +!/u (t) ".,. PuYu + PnY'u. + PUYI3;
!lt (t) = !I':t (4.53)
UI (t) =!l3t (t) + IJsz (t) + Yu (t) ::JO PltYlt + PuYn + PuYu. (4.54)

Ejemplo 24. E!criblr la.!! ew.acionH de los desplaumientos de las mll5l!!l,


si aobrP- l. Dlasa central actúa repentinamente l. fllena P (flg. 89). En este caso
PI - O; p. = P; p. = O.

Fig. 88 Fig. 89

Del ejemplo 23 .11. ve que Pu.. = l!; PI). = t; Pg - O; P.. - -1: PIS "'"
_ -1; P.. = 1. Según la.!! expresiones (4.~2) - ('.:>-4) tenemos
P (1-COSCl)I I 1-eoSCI).t) (J.
I/¡ ()
l -~!i
m' c.l, CI)! =Y, t,

Ya ()
2P ( 1-cos
t ""'-;;T (l)~
ll)lt +2"1 l-eas
Cl)j
Cll.t)

Vale señalar que como Ja fueua P s - P es simétrica, entonces el despln-


umlento antisimétrico con la frecuencia "'. (véase el ejemplo 23) no ha entrado
en los desplazamientos de las maSllB. Puest.o que CJ:I~ = 3888 el : mL' es mucho
más grande que Ct)~ =- 3888 El : 40 ml', enlonces podemos escribir I!.proJ:illlll-
Para t~o
a)

m, m,
~ P, Pz
Para (.lJi
Flg. 90
damenLC' Así;
!/1 ()
'
::::l-,
2P
m
l-C08f1l l
~.
• '

4P 4P 4PP
V2. 014][ = ml<il' = mi (tn.2EJ: mP) 97.2EJ
Tomando en consideración que leat = PP: 48EJ, el coeficiente dinámico
seri:
~ c: J92 : 97,2::t1 2.

El se aproxima .1 valor corre!lpoDdlen~ en el llllllemA COll un grado de


libertad.

§ 36. APLICACION REPENTINA DE LAS FUERZAS A LAS


MASAS PARA • ~ O Y SU DESAPARICION REPENTINA PARA
t = At. El movimiento de las masas para At se determina median- t<
te las expresiones (4.52) - (4.54). Pala obtener las ecuaciones de
movimiento de las masas para t > dt, VllIDOS 8 interpretar la de-
saparición de las fuenas como la aplicación de las mismas fuerzas
eo el sentido Inverso (lig. 90, a), lo que permitirá, según las expre-
siones (4.52) - (4.54), escribir:
y, (.) =YIl (1) y" (.) y" (1) = + +
= Pl+PtP21+P,PII {(i-C08Cit 1t)-[t-COSCJ)I(t-At)J)+
11): (m a+ m'2P'1 + m.pll)
+ P,+P,Pn+P"plI
w.! (mi + rn.. pl.. +m.. pJ.)
{(1-CO!W2t)-(1-coSC02 (t-M)J)+

+ PI + PtPu + P,PII {(1- C09 co,t) - (1- cos Cl), (t - 6t))).


¿)j (mi + rnsPL + m;,pM (4.55)
Representemos la misma expresión en la siguiente forma:
Yl (t) C2 Yu (t) + Yn (t) + l/u (1) =
= P1+P,Pu+P,Pu
fllHml+mIPII+m,p,.)
2sen (¡)t
2
(t-~) sen
2
OOt
6t +
+ P,+P,Pn+P,Pn
(o)1(ml+m,p:.+m,plJ)
2senrol!(t_~)sen'"w·At
2 2
+
+ P,+P.P..+P,p.,
fllj(m. +m~I.+mIPL>
2 sen co
'
(t- TAt) sen CDadl
2 •
(4.56)

t2l\
Los desplazamientos de las demás masas se determinan según
(4.49) y (4.50).
Si el tiempo 6.t es breve, cuando es posible sustituir, evitando
grandes errores, sen (¡), (6t/2) por oo¡ (ótl2), entonces la expresión
(4.56) se simplificará aún más:
Yt (e) = Yu (1) + VI:! (t)·+ YIS (t) =-
= (P.+P s PU+ P "P31)6t gen(¡J¡ (t-~)+
fil 1 (mi +mlPlt +m 3 pI,) 2

+ (P,+PlIPn+P.Pu)t:.t
0)11 (mi +m.pII + m,pJll
sen~ (t-~)+
2
+ l>.I,(ml+m,pll+m.pi,)
(P.+P,P."+P,,Pu)6t senw (t-~)
2 . 3 (4.57)
Si se supone que F1dt"". 81.. P~dt = S'J y P,dt = StlI entonces
a partir de la expresión (4.57) obtendl'emos para dt -O la ecuaciÓn
de movimiento de la masa mI debido a los impulsos (!ig. 90, b):
L S
111 (e) =Yu (e) +Yn(t)+Y\3(t)= 8(mi+S"Pu+ senro.t+
CJ)1 + mtplt. +m,pi.)
")'l

SI + S.P" + S,P.lI
+ (J).(m.+m,pl.. sen 00 2t --;(J), {m 1+-':iS~,~p~,,~+-':iS~,~p~,,;,-,¡-
+ -,,"S2-' sen oo3t. - m"pl,,) -
+m3pl,) +-,pt3+
(4.58)
Huelga sefialar que disponiendo de la solución sobre la acción del
impulso se puede hallar la solueión para el easo general de aeción
de las fuerzas PI (t), P 2 (t) Y P s (t), tal como se ha hecho en el sis-
tema con dos grados de libel"tad (véase el § 30).

§ 37. ACCION DE LA CARGA VIBRATORIA P sen et SOBRE


EL SISTEMA CON TRES GRADOS DE LIBERTAD SIN CON-
SIDERAR LA RESISTENCIA. Las ecuaciones canónicas del mé-
todo de fuerzas según (3.116) son:
6;J~ + 6 n J; + 6 t3 J: + ó,p sen et = O; }
J; + 6;.J: + 62:JJ; + .6. 2p sen et => O;
6 2t (4.59)
63tJ~ +63~; + 6,;y;+ 6. 3p sen et=o,
donde,

De aquí
Jt=D1 : D; Ji=D2 : D y J;=D 3 : D, (4.60)
siendo

(4.61)

9-1361 129
Los deter~inantes DI> D" Da se obtienen a partir del determi-
nante (4.61.) sustituyendo las columnas corre.'.lpondientes por los
términos independientes con signo inverso. Las ecuaciones canóni-
cas del método _de desplazamientos son:
+
(ru - '"-te l ) 1/1 (1) + r¡tl/l (e) T¡sYs (t) + RtJ' sen Ot= O; }
rSIYI (t)+ (rn-ms02) Ys(t)+rwl3 (t) + R 2p sen 9t""",O; (4.62)
+
ralY. (e) r.2Yz (t) + (ru- m,62) Ya (t) + R ap sen Ot 0= O.
De aquí se despr9J1de:
ydt).",. D:: D·¡ VI (e).- n:; n·; y;,(t) =- v:: D·, (4.63)
donde.
r" r"
D·= ru (ru-m,,6 t ) rn (4.64)
rSI r.:
(ras - m,el)
Los determinantes D~, D· YD: se obtienen del (4.64) sustituyen-
do la! columnas corresponJieotes por los términos independientes
con signo inverso. En este caso las fuerzas de inercia se hallan por
medio de los desplazamientos [véase (3.120)1. La.s fuerzas internas
del .sistema se determinan a partir de la expresión (3.128). Señale-
mos también aquí que, al coincidir la frecuencia a de la carga que
acciona con la de oscilaciones libres, tiene lugar la resonancia.
§ 38. ALGUNAS APLICACIONES TIlCNICAS DE LA TEORIA
DE LAS OSCILACIONES DE SISTEMAS CON DOS Y TRES
GRADOS DE LIBERTAD
TEORIA DE LA AMORTIGUACiÓN DE VIBRACIONES
Las frecuencias de oscilaciones libres y los movimientos forza-
dos del .sistema dependen del valor de las masas y de las caracterís-
ticas elásUca.s del sistema, variando las cuales. al igual que aña-
diendo nuevas masas sobre enlaces elásticos, se pueden lograr a ve-
ces resultados deseables, por ejemplo, en forma de disminución de
tales o cuajes tipos de osci.laciones.
Examinemos un sistema con dos grados de libertad (Hg. 9i)
sujeto a la acción de las fuerzas vibratorias PI sen 6t y P, SAn 9t
aplicadas a las masas mI Y m s • respectivamente. Supongamos que
las rigideces de loo muelles elásticos (en N/m) son: Ch la del mueUe
que une la. masa mI con la base; c" la del muelle que UDe la masa mI
con la mz·
Solución según el método de desplazamient.oo. El sistema básico
se da en la fig. 92. Las ecuaciones canónicas (3.130):
(rU-mlel) VI (t) + ruY. (t) + R1J' sen et ... O; )
(4.65)
rUYI (l) + (r~s - m 2eZ) Y2 (t) + R,J' sen 9t - O.
I;JU
Fig. 91 Flg. 92. Fig. 93 Fig. 94

ConsideTtlmos positivos los desplazamientos Yl (t) e y" (t) hacia


abajo. En relación COn esto, la8 reacciones en las barras introducidas
del sistema básico son positiVas si las barras están traccionadas. Los
desplazamientos unitarios se muestran en las figs. 93 y 94. Partiendo
de éstos tenemos: r u =' Cl +
CI; r u =' -C1!; r u """ C~. A base del
estado de carga (fig. 92) obtenemos:
R,p = -PI y R,," =o -PI.
Ahora las ecuaciones canÓnicas (4.65) serán así:
(c I + c,,- mte:&) Yl (t) - c:&y~ (t) - Pi sen et ~ O; 1
- C2YI (t) + (el - maS l ) 112. (t) - P2 sen et = O. (4.66)
Resolviéndolas en forma general tendremos:
1) 0:= PI Sf'n et (cl -mSeS)+c,psS sen et . (4.67)
lit ( (Cl+ CS m,OS) (es msO ) ei '
') (cl+e,-m!e')PI5eDe'+~PlseDe, (4.68)
y~ ( => (CI +e, 11119') (e. msí\l) ci •
Si se exige que para P f = O no haya oscilaciones de la masa m l l
entonce!:l es necesario satisfacer la condición
cl - miS" = O. (4.69)
Mas en este caso las oscilaCiones de la masa m s serán
Y. (t) =o -PI sen 8,: CI· (4.70)
La masa m", que satisface Ja condición (4.69), unida por un muelle
a la masa m" es el amortiguador de las oscilaciones de la mua m••
la que se utiliza en la práctica. En este caso la masa m~ no debe tener
grandes oscilaciones.
Está claro que todos los razonam1entos son justos sólo para una
frecuencia determinada e de la carga que actúa. Para otra frecuencia,
la igualdad (4.69) so alterará y la masa mI pierdE' la propiedad de
amortiguador de oscilaciones.

'" "1
Si se exige análogamente que para PI = O no haya oscilaciones
de la maSll m:. entonces hay que cumplir la condición
cl + Cs - m¡Os = O; (4.7t)
aiendo
Yl (t) ""'" -p. sen Ot : Cs- (4.72)
En este caso la masa 1nt es el amortiguador de las oscilaciooes de la
masa m ••

OSCILACIONES OB LOS CIMIENTOS


Examinemos las oscilaciones planas de un cimiento sobre la base
elástica (lig. 95), cuyas característ.icas se determinan mediante los

- k
Fig. 95

siguientes coeficientes (en N/mi): c,., pua los desplazamientos ver-


ticales; C"I:' para los desplazamientos horizontales; CM. para el giro
del cimiento.
Situemos en el centro de gravedad de la masa del cimiento m
los ejes de coordenadas ;¡: e y, y asignemos:
Yl (e) =. u es el desplnamiento de avance respecto al eje Xi
y, (t) = v. el desplazamiento de avance respeeto al eje y;
y, (t) = a, el giro del cimiento alrededor del e;e %.
Así pues, las oscilaciones planas del cimiento no SOl1 sino los
movimientos del sist.ema con Lres grados de libertad. Como el tercer
desplazamiento es angular, es necesario en vez de la masa ffl" consi-
derar su momento de inercia.
a) Oscilaciones libres. Las ecuaoionos canónicas según (4.42) son:
(m I 6'lmt- 1) u + mz612 mfv + J ".6 13<o>ta = O; }
+
ml~.(iJ'u (m:6nC»1- 1) v + J ".6uwJa. = O; (4.73)
mtB31líJfu + mz6n w1v + (J ",0.sOO7-1) a. = O,
donde m.=nJ,z=m..
Su determinanLe 10 igualamos a cero,
(m.¡B u wt-1) mz6uwJ J ",Bucof
D= m j 6 u (¡)t (m~6uwf - t) J ,..623ffir = O. (4.74)
m l 6 u ffil m2612wf (J ",6:t3(¡)1- 1)
Desarrollándolo obtendremos la ecuación de frecuencias.
b) Oscilaciones fonadas psra la cargs vibrat.oria P sen Ot. Las
ecuaciones can6nic8..'I según (3.123) son:
(111 16,,62-1) u+ m26¡,,8%u+ J m6 Is62.a+6.. p sen 9t= O; }
mliSt l62u +" (m 26 u 9 2-1) v+ Jm6u~+6.psen 8t=O; (4.75)
+
M¡6...92.u m26ne~u+ (1",6"82.-1) a+ ócr.p sen et =0.
De aqllÍ se desprende:
u=D u : D; v=D,,: D y a=Do.: D, (4.76)
donde.
(m,611~-1) ~6lZe2 J",6 n e2
D_ m¡6u 92. (m 26u92.-t) J ...62.382 (4.77)
m 16St92. m:.6 u 9 2 (J ".61391:- 1)
LO! determinantes D ... D" y Do. se obtienen a partir de (4.77). si en
éste se sust.ituyen, respectivamente, las
columnas por los términos independientes Psm8t
(4.75) con signo inverso. Los coeficient.es Q) d e
de las ecuaciones canónicas para la base
elástica se determinaD según la fórmula

(4.78)

siendo N,. y R m• if,. y Qm. /11,. Y 1'1'.... n


respect.ivamente. las fuerzas perpendicu-
tares a la base de cimentación N. 18..'1 Ffund
fuenas tangenciales Q y Jos momentos
ftf respecto al eje :1 que pasa a través a
,
del centro de gravedad de la base de
cimentación perpendicularmente al pla-
no, provocadas por las fuerzas (o mo-
mentos) P,. = 1 y P". = 1. Estas fuer-
"as o momentos unitarios están aplicados
en el centro de gravedad de la masa
del cimiento en dirección de los des-
plazamientos k y m; F e1m • es el área de
la base de cimentación; lCID'" el momento
de inercia de la base del cimiento res-
pecto al eje sefiaJado %1-
Los términos independient.es de las
ecuaciones (4.75) se hallan según la
fórmula
_ N _ Q
d,.p-=N,. F
p
e" clm
+Qll p
c..,Fc1m
+

.
Al,
+M, cMJ c1m
. (4.79)
Flg.96
,
En esta fórmula N P' Qp y M 1> son, respecUvamente, las (uertas
perpendicular y tangencial a la base del cimiento y el momento
respecto al eje %1 debido a la CaTga.
Mostremos la aplicación de las fórmulas (4.78) Y (4,79) en el ejem-
plo del cimiento representado 00 la fig. 96, a. b. donde el puoto O
es el centro de gravedad de la masa del cimiento.
Tellemos lo siguiente:
1) debido a PI = 1; Ni = O. 01 = 1;
2) debido a P'l"" t. No¿ - 1. Q'l - Di
3) debido a .1.1 3 "" t, Ñ 3 - O, QJ = O;
4) debido a P sen EH, N p = P sen at, Q" = Di
t) MI = te; (Hg. 96, e)
2) M, = 1e; (lig. 96. d)
3) ~f, = 1; (lig. 96, e)
4) M p - -P ",o B /d. (llg. 96. a)
Según la fórmula (4.78), tenem03:

,
~J=632= tM
J tllD

Pllcoet ",psen9ld
t: II P t1m c.'lIJctm

Aquí F tllD = ab y Jcu~ = ba J : 12.


El cálculo dado del cimiento es bastante aproxint(:ldo, puesto
que el modelo de la base elástica es bastante convenciooal. Además,
no se considera la masa del terreno, puesta en movimiento durante
las oscilaciones de la cimentación.

CAPITULO 5,* SISTEMAS CON UN NUMERO


INFINITO m; GRADOS DE LIBERTAD
§ 39. ECUA o ES DIFERENCIALES DE MOVIMIENTO DU-
RANTE L) DESPLAZAMIENTOS TRA SVERSALES DE VI-
GAS (BARRAS) RECTAS. La viga con masa distribuida representa
un sistema con un númol'o infinit.o de grados de libertad, llamado
tambiéq sistema con grado infinito de libertad. Su posición en cual-
quier moment9 de tiempo se determina por la línea elástica, la cual
para las cargas dinámicas es función de dos variables: la coordenads
de la sección z y el Uempo t. es decir,

.,. y - f ('. ') .


La dependencia diferencial entre la curvatura de la línea elástica
y el momento flector para las nechas positivas de la viga hacia abajo
tiene, como es sabido, la siguiente forma:
a'y
EJ (z) 0:. 1 = -M (z, t).

Diferenciamos esta expresión dos veces:


a' [ EJ(z) 8'Y]
a;¡; a'M -pez, t),
0:.1 =-¡¡;:;--= (5.1)

donde p (z. t) es la carga transversal que acciona sobre la viga, cuya


dirocción positiva se considera hacia arriba.
Durante el movimiento de la viga, la
carga distribuida p (z, t) consta, en el caso
Z.t)fTIf}1IID'lf
general, de los siguientes tipos de cargas
(Hg. 97),
t) de la carga activa dada, con una jn~
anJJJI[]mfzl
tensidad de q (z, t);
2) de las fuerzas de inercia, con una {]]]JI]]J1
P-O. ti

intensida~ de m (z) ~:~ dirigidas hacia arri- Fig.97


ba, si se prescinde de los desplazamientos
longitudinales de las secciones, de sus giros y deslizamientos;
3) de las fuerzas de resistencia al movimiento dirigidas hacia
arriba con una intensidad de p" (z, t):

p (z, t) = q (z, t) + m (z) a'y


01 1 + p. (z, t). (5.2)
Introduciendo (5.2) en (5.1) obtendremos,
a' [ EJ(z)8ii'
81a
a'y ] +m . a'y
('l.) ara +p"'(z. t)= -q(z, t). (5.3)

Preci.samente esta ecuación será la ecuación diferencial de movi-


miento de la viga en forma general. Ella es lineal con coeficientes
variables que no dependen de la carga que actúa. Por lo tanto, para
examinar el movimiento y (z, t) puede ser aplicado el principio de
superposición de las fuerzas.
Obtendremos a partir de (5.3) la ecuación diferencial de osci-
laciones libres suponiendo que q (z, t) = O:
0'[ EJ(z) "'] +m (z)8ii"'+P*
1':- O'y
iJsS (z, t)"""O. (5.4)
Si la rigidez de la viga EJ es constante, y la masa m (z) es va-
riable, entonces las ecuaciones (5.3) y (5.4) serán:

EJ
a~!I
al' +m (z) ol~
a' + p. (z, t) = -q (z, t)j (5.5)
a~y a~lI
EJ a;r + m (7.) ""Jít + p* (z, t) """ U. (5.6)

135
Si la masa es constante, hay que considerar en 6!ltas ecuaciones
In (z) = m.
Si l'6 adopta que m(z.) ~t~ +p·(s,l)=cy(z. t). entonces se-
gún (5.3)
:,: [ El (z) ~::] + cy (z. t) = - q (s, t). (5.7)
Esta ecuación coincide por la forma con la ecuación de la viga. sobre
una base elástica, cuya característica es
e = [ m (z) :;~ + p. (z, t)] : y (z. t). (5.8)
Por consiguiente. el problema dinámico puede sustituirse por
el problema estático introduciendo la base elástica con III earacterls-
tica según (5.8).
En los casos cuando 11 (z, t) = Y (z) sen (et +
lp) y p. (z. t) =- 0,
c = -m (.) e'. (5.9)
La característica negativa de la base elástica muestra que sus reac-
ciones están dirigidas hacia el lado del desplazamiento.
§ 40. OSCILACIONES LIBRES DE LA VICA CONSIDERANDO
y SIN CONSIDERAR LA RESISTENCIA. Examinemos la ecuación
diferencial de oscilaciones libres (5.4)
::. [EJ(z) ~:~ ]+m(z) ~~ +p·(z, t)=O.

.-,-
Busquemos su resolución en la siguiente forma:

y (" .) ~ ~ y,(.) <1>. (.). (5.10)

.-.-
Hagamos también una suposición de que

p' (•• ') - ~ pI (., '). (5.11)

Sustituyendo los valores de (5.10) y (5. i 1) en la ecuación inicial

-
obtendremos lo siguient.e:

.;;. [El (.) ~ y¡ (,) <1>, (t) ] + m (e) -


~ y,(,) $, (')+
"_t ~_l

+ L: (5.12)
.-, pI (" t) -O.

Igualamos a cero los sumandos con un mismo signo


8' ••
8i" ¡El (.) YA (,) <1>, (.») + m (s) Yo (,) <1>. (') + P: (" t) - O.
'36
Dividamos esta expresión por m (z) y" (z) 4>1t (t) Y representémosla
as!:
o'
Oz. (El (I)Y~{%)] _ _ CD,,(t) _ p~(¡, t)
m (1) y" (1) - ID" (t) In (1) VI¡ (1) ID" (t) (5.13)
De la igualdad obtenida se ve que la división de las variables es
posible en los tres oasos siguientes:
P~ (1, t)
1) si m (1) gl¡ (.) DO depende de z;
P: (.l, l)
2) si mI¡ (t) no depende de t;
pI (1, t)
3) si es COllstante.
m (s) g" (.) IDA (t)
Conl3íderemos aproximadamente, igual que antes, que la resil3ten-
cia es proporcional a la masa de la viga y a la velocidad:
Ov •
pl(z, t)_2altm (z)or-=2a"m(z) y//. (z)<1)//.(t). (5.1.4)

Esto condu.cirá en la ecuación (5.13) a la separación de las variables:


o'
a.' [EJ (1) y¡ (.)] (O//. (t) fÍl,. (t)
m (Ji) IIk (1) = - (DI¡ (t) - ZaJr, (lijo (t) • (5.15)
Su primer miembro no depende de l, ni tampoco el segundo de %,
lo que permite igualar cada uno de ellos a una magnitud constante
designada por ro{. Acto seguido. obtendremos a partir de (5.1.5) dos
ecuaciones independientes.
1) <i:i, (t) + 2«,$, (t) + ",,<I>, (t) ~ O. (5.16)
Véase su integral en (2.29):
4111 (t) = e-O:,,! (A II sen MAt + Bit cos ffillt) = e-~,.tCk sen (W,.t + qJ/¡),
(5.17)
donde
ro/¡ = V (¡)~ al.
De aquí se desprende que las oscilaciones propias y/¡ (z, t) se
realizan según una ley armónica amortiguada con la frecuencia roJ..
y que la magnitud constante introducida ú)/¡ es la frecuencia de osci-
ladones propias sin considerar la8 resistencias.
2) IEJ (,) y, (z)l" - m (z) y, (z) ",¡ ~ O. (5.18)
Esta es la ecuación diferencial de la forma fundamental de oscila-
ciones y" (z) que corresponde a la frecuencia 00" con los coeficientes
variables.
137
Si la sección de la viga es constante (EJ - coost), la ecuación
será
EJylV (.) - m (.) y, (.) rol- O. (5.19)
Si también la masa es constante, entonces la ecuación será aún más
simple:
y~v (z) _'~Y" (z) =0, (5.20)
donde
51=mell1: El (lIcmp. (5.21)
Si la resistencia al movimient.o no se toma en consideración, 88
nece3ario considerar en (5.16) y (5.t7) que aJl -- O. Las demás ecUI-
eiones se conservan en la forma anterior.
Si en (5.14) se adopta que a" = a const l entonces la resistencia
total según (5.11) será la siguiente:
~

.
p' (" t) = 2am (.) ~ Y. (.) <1>, (t) ~ 2am (.) . . . " (5.22)
,-,
§ 41. ORTOGONALIDAD DE LAS FORMAS PRINCIPALES.
Mostremos que las formas principales determinadas por la ecuación
(5. t8) pO.!l&en la propiedad de ortogonalidad. Con este propósito
escribamos la ecuaci6n diferencial de
dI la linea elástica de la viga de sección

----- variable en la flexión transversal:


d'[ EJ (:1:) d.'
ch' d") = - q (z).

t'lg. 98

j In (!.) YIl (z) (0)1 dZYI (z) """ Jm (z) y, (z) (o)f dZYII (z). (5.24)
Como en el caso general (o)l =P 00:, entonC8.9 la ¡gualdad (5.24) sólo
es posible cuando
Jm(z) YJI (:)y, (z)dz=O. (5.25)

138
Precisamente ésta 00 la propiedad de ortogonalidad de las formas
principales. Ella se utiliza, como veremos más adelante, para la
descomposición respecto a Jas formas principales de lA. carga que
actúa y de los desplazamientos. Las series obtenidas en este caso,
como está mostrado en [9J, son convergentes. Tales descomposiciones
se emplean al calcular la viga II la carga transversal que varía en el
tiempo según cualquiera ley.
Si la viga, además de la masa distribuida, tiene masas concentra~
das, entonces, siguiendo los mismos propósitos obtendremos la
propiedad de ortogonalidad en la siguiente forma:

j m (z) y, (z) y, (,) d, + L: m,y, (,,) y, (,,) ~ O. (5.26)


rllSp. a
m.uas
concento

§ 42. DESCOMPOSICION DE LA CARGA RESPECTO A LAS


FORMAS PRfNCIPALES. Supongamos que
~ ~

q(,. t) = ¿; q,<,.
.1h..1
t) ~ .¿J q, (t) m (,) y.<,).
11_1
(5.27)

Dejemos el trabajo de la carga dada q (z, t) y sus descomposi-


ciones según (5.27) en los desplazamientos de la k-ésima forma prin-
cipal y" (z)
~

j q (" 1) y,(,) d, ~ j y,{z) L: q, (t) m (,) y,<,) d,.


,-,
Para aclarar los razonamientos, representemos el segundo miembro
de la igualdad en la forma desarrollada:

j q ('. t) y, (,) d, = j y,(,) [q,(t) m (z) y,(,) +


+ q,(t) m (z) y,{z) + ... + q,(t) m (.) y, (.) + ... -1-
+ q. (1) m (.) Y. (,) + ... + ... 1 d,.
Puesto que q¡ (t) de cada sumando del segundo miembro puede sacar-
se fuera del signo de la integral, entonces de acuerdo con la pro-
piedad de ortogonalidad (5.25) todas las inLegrales, con una excep-
ci6n, se convierten. en cero, y por lo tant,O

j q (•• t) Y. (o) d, - q, (1) j m (.) y¡ (,) d,.


De aquí se obtiene la fórmula para determinar los coeficientes de
descomposición (5.27):
5q(::, t) jJI(:) d:
q, (t) = l m (:) JI: (a) da . (5.28)

..,
El numerador de esta expresión puad e considerarse convencional-
mente como la obtención de ciena magnitud debida a la carga distri-
buida q (%, t) respecto a la linea de innuencia determinada por le
ecuación y" (z). Esto permite. análogamente a la e carga. de las
líneas de influencia, escribir de inmediato q" (t) al actuar las fuerzas
concentradas PI' cuyas coordenadas de acción son %¡:
~
fuenllll
q. (t) = ~.~o~n~~n~
•.--:---:---:-.,..._ (5.29)
J'" (:) !ll. (J.) dz.
Al actuar simultáneamente la carga distribuida y las fuerzM
concentradas. tenemos
S q (J., t)'1t (1:) da+ 1]
tuer:tal
qll (t) = eongent. (5.30)
Jm (J.) "1 (1) d=
Ahora la expresión (5.27) puede escribirse sai:
.; Sq (J:, t) h (z.) dz.+ ~ PI (1) !lit (I:j)
¡ m (.) y: el) d:; .
q (,. 1) -
,-.
Lo. m (,) y, (,)

De aqui se desprende que la igualdad no varía si .'lit (z) se multiplica


(5.31)

por cualquier número arbitrario. Esto permite emplear las llamadas


formas principales normadas Yh (z) que satisfacen convencional-
mente a
Sm (z) yi(z) dz "'" 1.
Utilizando las formas principales normadas. la fórmula (5.3t)
tendrá la siguiente expresión:

q (z. ') =
-L m (,) ii, (,) [5 q (' ••) u, (,) d, + L P,(.) u, (,,) J. (5.32)
'_1
Ejemplo 25. Deaeomponer respecto 8 1.1 formas prlneipaleB de oscilaoiones
de la viga sobre do, apoyos la carga uniforme que actúa sobre dicha viga. La

Fig.99

..
maso. de la viga es cODSlante por la longitud. Las fonnas princi¡ales (fig. 99)
,
de osollo.ciones de tal viga [véase (6.6)1 son determioadas por a eeuaci60
11/11 (s)-sen-r-.

140
Según la f6rmulo. (5.28) pan la carga dirigida hacia abajo tenemos:
,
...
5 - q seD ---¡- dJ
-2q (1--coa b)

í,
11'" (')- - " \ - - - - - -
mM
/ti sen' k;s ds

Por COD!llguiente, la carga q puede descomponerse en una lIerie infinita


(5.27) respecto II las fOnDas prlncipalea:

q- - LJ
.-.
~

§ 43. CASO GENERAL DE ACCION DE LA CARGA q (" t)


2q(1.-coakn)
kn
kns
seo7' (5.33)

SOBRE LA VIGA. Esedbarnos la &cuaaión diferencial de movi·

.
miento con las fuerzas de resistencia según (5.3):
a:1 [ EJ(z) ", ", pa (z, t)= -q(z, :).
dI' ] +m(z) 7tI+ (5.34)

..
Supongamos que

y (z, t) ~
,-. -

LJ 1//1 (z. ') =

:E, y, (,) F, (t); (5.35)

q (" .) - :E
.-, q. (.) m (,) y, (,);
• •
p. (z, t) = L PI< (z, t) "'" ~ 2a"m (z) iJ"~t=) = (5.36)

-
/l._1 "_1

= L: 2a ll m (s) y" (z) F" (t).

Sustituyendo uno a uno los sumandos en (5.34) tenemos:


8~ •.
.... (EJ (,) y¡ (,) F. (')] + m l') v, l') F, (.) +
+ 2a"Jlt (z) y,. (z) F11 (t) =- - q/t (l) m (z) 1/1< (z;).

.'
Dividamos entre m (z) Y/t (t) F" (t):

8s1 (EJ (1)v,\(S)J FA (1) 2a. l, (1) = _..lliQ.


m (s) IIIt ('1) + F1t.V) + JI P,(t) F,(t)·
El primer sumando en asta fórmula, según (5.15), es igual a Clll.
por eso se tiene:
F, (') + 2a.F, (.) + ",¡F, (.) ~ -q, ('). (5.37)
.41
Esta ecullclon, por su forma, coincide con la ecuación análoga
(2.50), por eso empleando (2.29) y (2.52) podemos escribir lo 5i·
guiente:
PIt, (t) ... e- It, (AIt, 99n CiJlt,l + B", oos CiI"t) +
"1 - -

+ 5-q,du)e
t _" (1_,,)
A 5eDI:D"
_
(t-u)du:

, '"
wlt,=VCill 0:1.
Ahora según (5.35) obtendremos:

y(z, l)-= ~ (e-"It/(A" sen w"t + Bit, cosoo"t) +


,-,
+ J-qlt(u)e
1 -CIt, (I-U' _
_ seUúllt, (t-U)dU] ylt, (z). (5.38)
, '"
Sin considerar las fuerzas de resist~ncia

-
y (z, t) =


... ¿
,
[(AIt, sen Wlt,t + Bit, 008 roAt) +
r
J
-qJ¡ (a) seo úlA (I-u) du] ()
(5.39)
T
, CIJA YA Z •

§ 44. OSCILACIONES LIBRES TRANSVERSALES DE LA VIGA


DE SECCION CONSTANTE CON MASA UNIFORMEMENTE
DISTRIBUIDA SIN CONSIDERAR LAS RESISTENCIAS. Según
(5.10), (5.17), (5.20) y (5.21) tenemos lo sjguiente:
-
y ('. t) _ ~ y, ('. ') _ ~ ., (,) <D, (');
"_t
-
1l_1
(5.40)

$" (t) = AA sen úl"t B" oos úl.tj + (5.41)


ylV (:) - ~Y" (=) """ O: (5.42)
sí=mwi: EJ. (5.43)
La función 11l" (t) es conocida. Resta por hallar según (5.43) las
formas principales. La ecuación caraeteristica para (5.43) será la
siguiente:
ri - sl = O.
Sus ratces son:

La solución general con respecto a las ratces (5.42), una vez susti-
tuidas e"k z y e-'k z por las funciones hiperbólicas, se representa eo la

'"
siguiente forma:
y,. (2:) = A eh '/lZ +B sh s,.: + e cos '''Z + D saD ',,%. (5.44)
Esta expresión determina la forma fundamental de oscilaciones.
Apliquemos luego el método de parámetros iniciales (21, es decir,
expresemos la9 constantes de integración (5.44) a través de las condi~
ciones iniciales para Z = O. Con este propósito compongamos las
derivados consecutivos de (5.44):
Nk (z) E2 '/lA sh '''Z + s"B eh SA! - I/lC sen '''Z + SAn cos .,,1:;
(5.45)
YA (z) = slA ch s"z +
stB sh SAZ-
- siC COS SAZ - 4D sen .!IlZ; (5.46)
y¡; (z) = slA ah SIlZ + siB ch S,,% +
+ siC seo SlZ - BiD COS SAZ. (5.47)
Según las condiciones iniciales se tiene:
g,(O)_A+C: gi(O)-sl(A-C);
d~-_~+0; ~~-d~-0
De estas igualdades se desprende:
A=..!-[ (O)+II¡(O)J' B=t[l/~(O)+l/¡(O)].
2 YA si' T 'A ~.

C"..i-[Y/I(O)- Yi.t]; D= ~ [Y~,~O) - y¡:~O)J.


Sustituyendo en (5.44) las constantes arbilrarias obtenidas se tendrá
Jo siguiente:
lI'Á (O) 1I¡ (O) /lA (O)
YA (:)- y-" (O) A'AS+- 8'lIt+--,- C'/lt +-.- D,...t. (5.48)
~ ~ ~

Aquí
A chs/I:+cos,,,&. B
,,,,= eb."J+2
scnS l1'
'l"""" 2 •
cb."t-cos.,,:;. V sb'"l-senl'"l'
(5.49)
C'l'''"'' 2 "/1'- 2

SODlas soluciones particulares de (5.42) del Académico A. N. KrUov


que satisfacen para '/l.
= 1 a la matriz unitaria:
A (O) = i; A' (0)-0; A" (O) - O; A" (0)-0;
B (O) = O; B' (O) _ 1; B" (O) = O; B" (O) = O;
C (O) ~ O; C' (O) = O; C"(0)~1; C" (O) - O;
V (O) - O; V' (O) = O; V" (O) ~ O; V" (O) ~ L
143
Además, estas soluciones particulares p.oseen las siguientes propieda~
des:
1) A (O) ~ 1; B (O) = O; C (O) _ O; D (O) = O;
2) A;.IIz = sILD~IL~; B;.III = s,.A~/t~;
C;h~ = s.IIBa.ll~; D;/tI=S/tCa/tz, (5.50)
Los valores numéricos de estas fundones se dan en el suplemento L
Puesto que Y.II (z) es la linea elástica de la viga, entonces podemos
escribir que
yÁ (O) ~ -MdO) ; EJ; y;;(O) ~ -Q. (O); EJ.
Entonces la ecuación (5.48) puede escribirse en la siguiente forma
definitiva:
Y~ (O) M-. (O) Qh (O)
Y.. (z) = Y.. (O)A~.II~+-..- B,,,~- .tlEJ CaA.z- ,1EJ D~1<~' (5.51)
Valiéndose de las propiedades (5.50) con facilidad obtenemos:
y". ()
Z =S.IIYk
• O)A~ .. I - -"dOI
(O)D~/tz.+Yll( Q.(OI C •
E J B 'k~--'- a..:. (5.52)
'11. , .. EJ

M. (,)~ -y¡(,) EJ ~ -aly. (O) EJC••• -

-s.. yí.(O) EJD~kz+M.. (O)A'lI~+ Q~~{) E'klt (5.53)

Q.. (z) = - y;' (z) El = - s~E J!JI< (O) B'lI~ - s~EJyí.. (O) C. k• +
+ a.M. (O) D••, + Q. (O) A.... (5.54)
Las ecuaciones (5.51)-(5.54) determinan todos los elementos uecesa~
dos para investigar las oscilaciones libres de la viga. El valor S/t -
== "V/m(¡)l
7fT que forma parte de dichas ecuaciones, relacionado con la
frecuencia de oscilaciones libres ú.l/¡, debe ser tal que se satisfagan
las condiciones de frontera de la viga que dep9nden de sus fijaciones.
No es difícil convencerse de que, siendo corrientes las fijaciones del
extremo izquierdo de la viga, los dos parámetros iniciales son siempre
conocidos.
Para hallar los oLros dos parámetros iniciales incógnitos es nece-
sario componer dos ecuaciones a base de las condiciones finales
conocidas, lo más frecuente según las condiciones de fijación del
extremo derecho de la viga. Como las dos ecuaciones compuestas no
contendrán términos independientes, ya que no los hay en las ecua~
ciones (5.51)-(5.54), es decir, serán homogéneas, entonces para
obtener los parámetros iniciales diferentes de cero, hay que igualar
a cero el det.erminante de las dos ecuaciones compuestas, lo que dará
precisamente la ecuación de frecuencias en forrua general.
Formarán parte del doterminante las funciones hiperbólicas
trigonométricas con el argumento ),11 =- slIl. El determinante desa-
rrollado dará la ecuación trascendente de frecuencias de las oscila·
ciones libres con un número inf[nito de raices AII' Estas raices deter-
minan la cantidad infinita de frecuencias de oscilaciones libres úlll'
Por eso la integral general de la ecuación diferencial de oscilaciones
libres se representa por una serie infinita (5.40).
La dependencia entre AII = slIl Y la frecuencia úl" se establece
según (5.43),

de donde,

(5.55)

A cada frecuencia de oscilaciones Ubres 6)" le corresponde la for-


ma principal y" (z). Generalmente, la primera frecuencia mínima
determina la oscilación fundamental con amplitudes máximas,
mientras que las frecuencias más altas corresponden a las oscilaciones
con amplitudes mínimas; por eso el valor práctico de las frecuencias
más altas es, hablando en general, menor que el valor de las oscila-
ciones con la primera frecuencia fundamental.
Las comtaotes arbitrarias AA y BI< de la ecuación (5.4t) se determi-
nan por las condiciones iniciales del movimiento de la viga para
t ~ o.
La aplicación de las ecuaciones (5.51)-(5.54) se muestra en el
capítulo 6.

§ 45. OSCILACIONES FORZADAS DE LA VIGA RECTA DE


SECCION CONSTANTE CON MASA m UNIFORMEMENTE
DISTRIBUIDA DEBIDAS A LA CARGA VIBRATORIA
g (z) sen 8e SIN CONSIDERAR LA RESISTENCIA. La ecuación
dífel"encial de oscilaciones según (5.5) es
"'+
(JI-
m
ET
8111 _ _ q(:)I!leD6t
(Jt l - EJ (5.56)

La resolución de la ecuación (5.56) sin el segundo miembro, qua


determina las oscilaciones libres da la viga, ha sido examinada en el
§ 44. Aquí hallaremos la solución particular de la ecuación (5.56)
con el segundo miembro. la cual dará las oscilaciones forzadas en el
caso de cargas vibratorias.
Puesto que las osciJaciones libres de la viga se amortiguan con
el tiempo debido a las :resistencias, en las oscilacioDes permanentes
6xislirán solamente las oscilaciones forzadas determinadas por la
solución particular buscada (5.56), si se prescinde del desfasaje debi-
do a la resistencia no tomada en consideración.
10-1361
La solución particular la hallaremos en la siguiente forma:
Yp/lrt (z. t) - y (z) son 8t. (5.57)
Introduciéndola en la ecuación inicial (5.56) obtendremos:
yIV (.) - ,'y (,) ~ - "iJ ' (5.58)
donde,
~ = ml}',l. : EJ. (5.59)
La solución general de la ecuación (5.58) sin el segundo miembro
puede esoribirse según (5.51) 9. través de las soluciones particulares
(5.49) A n , Bu, Gil. Y D u • puesto que la ecuación (5.58) Se parece
a la (5.42):
Ygen (z) = aA u + bB + eG u + dD u .
ItZ (5.60)
La solución particular de la ecuación (5.58), si q (z) está expresada
por medio de un polinomio. la escribamos así:
q(z) qlV(IiJ) qV!JJ(;)
UP/lrt (z) = 81E/ + 86E/ + $l"JEI + ...
Es decir, la solución general (integral total) de (5.58) será:
y (z) = Y¡eD (z) + Ypart (z)..- aA~z+ bB n +
q(:l qIV (;) (a)
+cCn +dDn +7íf7+ 8'EI + qVIII
r"JEI +... (5.61)
En lo adelante, para simplificar la exposición, limitémonos al
caso cuando la carga q (3) = q (O) = q=const. Para este caso se
tiene lo siguiente:
q (O)
y(z)=>uAu+bBn+cCu+dD u + s.EJ . (5.62)
Expresemos las constantes arbitrarias a través de las condiciones
iniciales para 3 = O. Con este propósito dHerenciamos consecuente-
mente (5.62):
y' (z) = asD n + bsA ..z + esB u + dsC. ú (5.63)
y~ (z) = as2 C u + bs D u + erA,.,. + ds B u ;
2 2
(5.64)
y'" (z) = asSB u + bs3C u + cs3D u + d.s3A. r . (5.65)
Suponga IDOS que para z = O tenemos los parámetros iniciales y (O),
y' (O), M (O) y Q (O). Escribámoslos según las ecuaciones (5.62)-
(5.65):
y(O)_a+ ;~~; y'(O)~bs;
M (O) ~ -EJy' (O) ~ -EJei';
Q (O) ~ -EJy· (O) ~ -EJ a.'.
De aquí se obtiene lo siguiente:
.,(0) M, •
a=y (O ) - ..El; c= - Eh' •

b- >'(0). d -~
- • I = EJ,"
Abora la.'l ecuaciones (5.62)- (5.65) serán como sigue:

lJ (z) =- 1/ (O) A.. +~ 8 u - ~l~ C..-


- $}¡~ Du - ;f; (A u -l); (5.66)

V'(z)=sy(O)D.,+y'(O)A n - ~j Bn - ~~OJ Cn - :1~~ Dn ;


(5.67)
Al (.) - - EJy" (.)_ -.'EJy (O) C u -

-.EJy'(O)Du+AI(O)Au+Q(O) D.. +-~)Cu; (5.68)


• •
Q (.) - - EJy· (.) = -"EJy(O) B u -
-s'EJy'(O)C.. +.AI(O)Du+Q(O)A u + _:0) Bu. (5.69)
Esta.s ecuaciones SOD válidas hasta los lugare.!l de discontinuidad
de y (z), y' (::), M (s) y Q (z). Si para la coordenada z a, hay las 'E:II

siguientes discontinuidades:
Ay (al), en la Unea elástica;
liy' (a,), en la primera derivada de la Hnea elástica;
ti M (a,). en el diagrama de los momentos flectores;
líQ (al), en el diagrama de las fuerzas transversales;
liq (al), en la intensidad da la carga q.
entonces a las expresiones (5.66)-.-(5.69), valiéndose del principio de
superposición y considerando que la distancia desde las djscon~i­
Duidades hasta la BeCci6n con coordenada z será s - ah se suman.
respectivamente:
fJ-I/ (al)
dV= dY (a,) Ao(Z_",1 + • B~I-III)-
-
AM (al)
,'El
e0(1-0,1- AQ,'EJ
(IU) D Aq(a¡) A •
*_a/>-7Ej" I I(I_a,>-1l; (5.70)
liy' - stiy (a,) DI(I_a,1 + tiy' (a.) A'CI_a,)-
-
AY (d,)
.EI
B 4Q (a,) lJ.q
'(I-a,)-~Cf(l-ll,)-.,
Y¡ D '(I-a,); (5.71)
li.M = - s1EJliy (a,) C.(I_IJ¡I-sEJ /1y' (al) D,(._lI',)+

+ u'M( a,.)'A Oh-II,) +--.-


AQ(a"B
J(z- ..,) +
M("")
" C1(1-°1>: (5.72)

tI· «,
I:J..Q = -s3EJAy (a,) B'{~-"f)- s"EJl:J..y' (al) C,(t_a
l) +
+ sÓoM (al) D,(~_al) + I:J..Q (ai) A.s<z-u¡) + t!J,q ;tl l ) Bl(z_a¡). (5.73)

Las expresiones obtenidas (5.66)-(5.G9) y sus suplementos (5.70)-


(5.73) permiten determinar las oscilaciones forzadas y (z) e y' (2:)
Y las fuerzas internas M (z) y Q (z) debidas a la carga vibratoria
q sen 9t para cualquier cantidad de sus discontinuidades, reduciendo
el problema para cualesquiera fijaciones de la viga a hallar sólo
dos parámetros iniciales incógnitos.
Estas expresiones contienen las amplitudes de y (2:), y' (z), M (2:)
Y Q (z). Las discontinuidades D.y (al) Y Ay' (al) son posibles solamen-
te en aquel caso cuando la viga esté compuesta a lo largo de partes
aisladas, cuyos enlaces pueden admitir tales discontinuidades.
Las ecuaciones (5.66)-(5.73) en la forma matricial son:
V= F·P. (5.74)
donde V """ I{y (z) y' (z) M (2) Q (2)} 1 es la matriz-columna de las
magnitudes buscadas;

A.. B.. eu Du (A u - i)
-7'ET -
• ,SEJ
eu
.'EJ
sDu. A.. Bu D..
- sEI - .sEJ -7ET
F= (5.75)
-s2EJC.". -sEJDu. A.. Bu
• ..--
eu
B ,z
-rEJB.. -trZEJCu sD n A.. ,
2" tramo: at~Z~a2

Al(o_a,)
$D,(~_o.)
- s2EJC'(l-_a,l
- s'EJB,(z_o,)-
B.(Z- lI tl e I(l ".l D,(, ".l [A,(%_0,)-11
• ,SEJ ,aET rEJ
B,(z_ad c,(%_a,) D.(z_a.!
A,(z_a.l 5El
,El 3 "EJ

- sEJD,(z_a,)

-s%EJC,(o_a.)
A'(Z_'hl

sD,(,_a.l
B. ü _ a .)

A,(z_a.l
• .'
e ,(,-a.l
B,(,_a,)

14.
el 3 er tramo: ~~:.:~as
A,(,_a.), etc. . . .
sD.(z_a,), etc.•.. (5,76)
-s'EJC,h _ o.). etc....
- sSEJB-tz-o." etc. . ..
es la matriz de las 1u:ociones de influencia;
P = I {y (O) y' (O) M (O) Q (O) q (O) Ay (a,) Ay' (a,) A M (a,) X
X AQ (a,l Aq (a,) Ay (a,), etc. , .. ) I (5.77)
es la mat.riz-columna de los pará.metros iniciales y de las disconti-
nuidades de las magnitudes.

: tI Ht· q_Bt P~"8t

," a

,- ~
I t

La fo.rma matricial de escribir las ecuaciones (5.51)-(5.54) es


análoga. Puede obtenerse a partir de (5.74)-(5.17) sustituyendo $
por 8Jo. y eÜIninaIldo las magnitudes ausentes en la matriz P y las
fUDciones de influencia que les corresponden en la matriz F.
EJemplo 26. Escribir las ecuaeiones necesariaa pare determinar los pari-
metros laielales de la viga de dos apoyos (ng. tOO).
Pari.metros iaieiales para :1 - O:
11 (O) -= O; V· (O) - ?; Al (O) ,." O; Q (O) "" 1;
q (O) = -q.
Condiciones de transición:
i) Para al = a
Av (a) =o O ya que la viga es maci:r.a¡
/:a¡¡' Ca) - O, idem
6./tf (a) - O, ya que no hay momento concentrado;
6Q Co) - O, ya que no hay fuerza concentrada;
Aq Co) = O - (-6') - q.
2) Para o. - b
t.¡¡ (6) -O, ya que la viga ea macha;
t.V' (6') - O, ídem
AM (6) - O, ya que no hay momento concentrado;
b.Q (h) _ -P (el !Iigno menos, puesto que la fuena estA
dlrtgLda haeia abajo):
6q(b)-O-O"'" O.
...
Condiciooes de frontera (finates) en el extremo derecho de la .Iga pa...
a "'" 1:
11 (I) .."" O; M (I) -= O.
Escribamos las ecuaciones do 11 (~) Y M (z) para IQS tramos de la viga:
ter trluno: O ,r;¡;; .. ,.¡; Q. según las expresiones (5.66) y (5.68):
JI' (O) Q (O) q
"1 (1)---,-8s:: - rSEJ D u +-..e¡-(Au-t):

Ml(I)=-'EJ¡¡'(O)Du+~Bu+...!.....
e n;
• •
2do lNI/no: /J"':"; b sagúu las ezpruiooas (5.70) Y (S.72):


112 (.)- V. (Z)-7ET 1A.,ú_,- t];

M .. {z)=M 1 (:¡:)+..f¡-C.ú_l:

ser tramQ: b '" z.os;;; 1 según las eJ:presionea (5.10) y (5.72):
p
11,(.) -111 (I)+..-er D'h-b);
p
M. (.)_ Al. (1)- - Ba<z-bl•

IntrodueJendo en Ja ecuación del tercer t.ramo .. _ l, le tendr' con lu
oondieiones de frontera dos 8Cutlcione, u. (1) _ O Y M 3 (l) _ O pata determi·
nar dos parámetros InlciaJes incógnitos ,,' (O) y Q (O) en la siguiente forma:

11 (1) ,,' .(O) 0(0) D.,+......-ET


_ B"--:r1[J q (Jl.. ,-~)-

- .6~J IA.U-o)-tJ + .?ttJ D.ft_6l_ 0 ¡

M (1)_ -,EJII' (O) D,,+.!l.!2L B.,-4-C.,+


• •

Ejemplo 27. Escribir las


q
+-' . P
C.(t-o' - - 8 ..(1-1»

ecua~i(lnes para
. =0.

determinar 1M pll.rámetrotl inlcia-


1~ de la vJgs (rig. 10t).

a ~P:l~118t
, l

FIg. 10t

Parámetro!! iniciales psra :; """ O:


11 (O) =-?; 11' (O) - 1; M (Ol = O; Q (O) -. -PI: q (O) = O.
tOO
Condicione.! de lral.Llielón para al = o:
611 (a) __ O; ¿!I' (0') _ O; AM (a) ... M:
li.Q (4) - -p,¡ M (a) - O.
Condiciones finales en el exlNroo derec.ho de 11. viga para, = 1:
!I <'> _ O; JI' (1) = O.
Aquí componemos las expre!liones de !I (s) e y' (z) para 108 lramos:
to-er 'ralflo: O <: I <: /1 segun lu expresiones (:),66) y (5.87):
O
II.(S)""'II()A..
LJ2l
+ • BU + rEJ
PI
D.,;

!I~(s)-'II(O)Du+'1'(O)Au+"~~ en;
2.do tramo: a"'¡';;; I <: 1 ~egúo las expre8iooes (5.70) y (5.1t):
11, (J ) -111 ()
I - Al
,'El +
e'(t.lI) "'"'iiET
p. D .h_);

lIí (s):s JI: (:)- $:~ B'h_")+ "~~ C.h_)-


Tomando las condlrlont'!l finales para I _ 1 se obthmen do. «uadones para
determinar dO$ paránlelf'OlI iniciales !I (O) e 11' (O):
",' (O) PI
!I (1)_11 (O) A'I+-.-B'I+~ 0,,-

-
M
,'tEI D.cl-ol + -!.J.... o.
,.EI D.U_> - •

JI' (1)-'11 (O) D,,+y' (O) A. l:1:' ,t.P¡, e. l -


M P
- .El 8'(I_"I+¿ffC,(l-ll>e=O.

§ 46. CONSIDERACION DE LAS MASAS CONCENTRADAS m,


SOBRE LA VIGA QUE TIENE UNA MASA DISTRIBUIDA m.
Examinemos una viga con una masa complementaria m, para z ca
"'" a, (Iig. t02) que se halla oscilando
permanentemente d~bido a la ClIlIga
vibrAtoria P sen 8t.
Supongamos que la viga tiene en el
lugar de disposici6n de la masa m, la
flacha y (410 t) Y el ángulo de giro
y' (a" e). Estas magnitudes en el 000-
viroiento permanente variarán según
la ley sen el. es decir.
y (al> e) - y (a,) sen 9t;
y' (ah t) = y' (a,) sen et, Plg_ 102
donde y (a,) e y' (a,) son l~s ampli-
tlld~ de la flecha y del ángUlo de giro de la viga para z = a,_
Sobre la viga en el lugar de disposición de la masa mi nctuarán
la fuerza de inercia .J:"¡ (1) y clmomento de inerci.a M:.¡ (t) que var[an

'"
taro bién según la ley de sen 6t:
J;', (t) = J~, sen et; M:., (t) = M;:', SM. 8t, (5.78)

donde J~l = m¡e 1 y (a,) es la amplitud de la fuerza de inercia.


(véase (1.:1.)]; M;' 1= J 11'11 6V (a¡), la amplitud del momento de la iner-
cia ivéase (1.2)]; J mi' el momento de inercia de la masa mi respecto
a la línea neutra de la sección de la viga.
Las direcciones de la fuerza de inercia y del momento de la inercia
están indicadas en la fig. :1.02, b. Así pues, la influe'ncia de la masa
concentrada se reduce a la consideraci(1O de la fuerza exterior J* (t)
Y del mOmento exterior M* (t) determinados según (5.78). Si se
examinan las oscilaciones libres de la viga respecto a 18, forma
principal y" (z) con la frecuencia w", las cargas de inercia se hallan
por la misma fórmula (5.78) sustituyendo la frecuencia e por la
frecuencia rulo.

Ejemplo 28. Escribir lo. ecuaci6n de las frecuencias de oscilaciones libres


de la viga empotrada por UD extremo con una masa concentrada comple.mentaria
11'11 sobre el e.l.tremo libre, considerándola puntual (Hg. 103).

f~'-",-----f
Plg. tOa

Examinemos la h·ésima forma principal. Los parámetros iniciales para


~-Oson:

Yh (O) - 1; lJ~ (O) "'" 1¡ Mil. (O) = O;


Q,. (O) = -J. = -mlúl1!f,. (O).
Condiciones de fronlera en el extremo derecho para JO ... 1:

II/< (1) - Oj lIol (f) """ O.

Según la expresión (5.51) tenemos


II~ (O) ,-
y" (2:) = y" (O) Aa,,~ + s¡;- 8.,,¡ + BbJ D./.y
donde
~ 1I'Iwl
s"=ET;

152
Por consiguiente,
m,
O ( A.",. + SI< -;¡;- D'I<2.
y,. (=) = l/,. ()
)+-.;-
~Á (O)
D.,.••

La derivada de esta expresión es,

y~ (:) = YIl (O) (s",D1/l z + S¡ :1 el,..) + 1/;' (O) A,.....


Condiciones de frontera:
y" (l) = g", (O)
m
( A'A' + Sil. ~ ) ,¡ (O)
D,,.l + ~ B'/tl = O;

1/Ía (l) = y,. (O) ( $IID'1I1 + 8: ';.1 e. llt ) + YÁ (O) A."r = O.


El determin8ºte de estas ecuaciones igualado a cero da la ecuación
de frecuencias en forma no desarrollada:

( Al..ll + ).: :' D1.14 ) -;;- EA,.


D- D " m, e )4, =0.
( 1/1.+T-m '"" A )./l
donde,
A" = s"l.
Las raices de esta ecuación son AIt;. Las frecuencias se calculan según
(5.55).

§ " . NOCION SOBRE LA CONSIDERACION DE LA INERCIA.


DE ROTACION DE LAS SECCIONES DE LA VIGA. Designamos
el momento lineal de la inercia de rolación de las secciones de la
viga y de las masas distribuidas sobre ésta con respecto a la linea
neutra en estado de flexión por i m (:). Durante la rotación, t81es
masas van 8 crear, además de las fuerzas de inercia. también los
momentos de la inercia distribuidos a lo largo de la viga,

m· (z, t)= - t m (z) :,: (::). (5.79)


Exa.minemo:s la ecuación dUenDcial
a',
EJ(z).,._ -M(z. ').
Di!erenciémol51a una vez::
:. [EJ(::) ::~]=_aM~;, I)=_Q_m.(z, t).
Introduzcamos aqui (5.79) y diferenciemos una vez más:

:.: [ EJ (z) ::~ ] = - p (::, t) + {J~ [i m (z).;it ( :~ ) ]. (5.80)


'53
".
Puesto que p (:, t) = g (z. l) + m (z) a¡r' entonces tendremos
definitivamente la ecuación diferencial de movimiento. considerando

.'
la inercia de rotación de las masas:

8:' [ EJ (z) ".


8~s ) + m (z) ".'
élt' - as [ i"" (z) .' ..
81' ( ---¡¡ )) - - q (z, t).
(5.81)
A partir de la ecuación (5.81) y admitiendo en ella q (z, t) = O
obtendremos la ecuación diferencial de oscilaciones librea.
Las ecuaciones diferenciales que consideran la inercia de rotación
pueden ser integradas mediante los mismos métodos que se han em-
pleado anteriormente. Así, por ejemplo, si sobre una viga de sección
constante no hay ninguna carga, excepto el propio peso, entonces
la ecuación diferencial de oscilaciones libres para éste. según (5.81),
puede escribirse de la siguiente manera:
EJ 81" é)'1I a'JI
---;;;- 8it+ 8"ti" - r2 d:t a," = O.

donde r es el radio de giro de la sección; m, la masa de la viga por


unidad de longitud.

Suponiendo, igual que antes, que obteno-


mas:

o bien
EJ .,
-;;;- Y~V (z) : (YIt (z) - rZYh (z)) = - PI< (t) : F It (t) = (I,)~.
A partir de aqui se obtienen dos ecuaciones independientes:

F.(I)+.,lF. (1)-0;
e: ylV (::) - 00: I!I. (z) - r 2 y¡ (z)) = O.

Esta es la ecuación de la forma principal.


La inercia de rotRción dÜlminuye en algo las frecuencias de oscila-
ciOnes propias y tanto más, cuanto más alta es la frecuencia [51.

§ 48. DESPLAZAMIENTOS TRANSVERSALES DE LA VIGA


RECTA EN PRESENCIA DE FUERZAS LONGITUDINALES
APLICADAS A. SUS EXTREMOS (fig. 104). So examinan vigas
COIl carga transversal, comprimidas o traccionadaa complem"entada-
meo te por las fuerzas constantes R aplicadas a los extremos de la viga.
Pa ra simplificar los cálculos, prescindimos de las fuerzas de resisten-
154
cia, las cuales, en caso de llocesidad. pueden introducirse fácilmente
en los razonamientos expuestos a continuación.
Adoptemos la fuerza de tracción R con el signo más (+ R), y la
de compresión, con el signo menos (-R). Examinemos la siguiente
ecuación diferencial:
a-y
,
EJ (,) -¡;;r - - M ('. t).
~. f!1úitr~(1.1)
En nuestro caso
M ~ M' 'F R [y - y (0)1. 9
siendo MO el momento fledor debido a Fig. 104
todas las cargas restantes, excepto la
fuerza longitudinal R.
Por consiguiente,
EJ (z)
a'y
az~ = -MO±R(y-y(O)]

Diferenciemos esta ecuación dos veces, y teniendo en cuenta


a'Mo (Jly
que -,w-= P (z, t) = m (z) at'" + •
q (z, t), obtendremos la ecuaCLan
diferencial de desplazamientos de tal viga:
a- [ EJ (z) a'.
al' ] + m (z) a¡r=F
á'y R a'y (5.82)
"'ii%i" {h Z = - q (z, t).
El signo superior pertenece a la viga sometida a la acción combinada
de tracción y flexión, el inferior, a la acción combinada de compre-
sión y flexión.
Ecuación diferencial de osciladones libres:
a- [ EJ (z) ~
az-
a-y] + m (z) ¡J'y
(Jt'
a2 y
::¡:: R"""bZi" = O. (5.83)

t. Osclla.clones libres. La solución de la ecuación (5.83) la


buscamos, igual que antes, en la siguiente forma:

.-.
~

y(,. 1)= 2J y.(z) F,<t). (5.84)

Introduciendo una integral particular (5.84) en la ecuación


(5.83) y dividiendo Jo obtenido enLre m (z) YA (z) FA (t) se tendrá:
{j~/¡¡1.z [El (1.) yi (1)] RlIi (E) Ti,.(1) ~
171. (:) 11.. (z.) ::¡:: m (E) IIJI (¡) =-=' - Ftt tt) = oo/¡_ (5.85)
Huelga seí'ialar que aquí wl es diferente que en la viga sin fuerza
longitudinal.
A partir de (5.85) se tiene- 10 siguiente:

1) F. (1) + ",IF. (t) ~ O, (5.86)


155
su int.egral es,
(5.87)
la viga realiza oscilaciones armónicas con la frecuencia Wh:
2) IEJ (z) y, (z))" 'F Ry, (z) - m (z) y, (z) "'1 ~ O. (5.88)
Esta es la ecuación diferencial de la forma principal da oscilaciones
de la viga con carga (fuerza) longit.udinal R que corresponde a la
frecuencia ül".
Más adelante limit.émonos al examen de los casos, cuaudo la
rigidez de la viga EJ es constante y la masa de la viga m es unifor·
memante. distribuida. Para tales casos la ecuación (5.88) será:
y~v (z) =F E~ y¡ (z) -sty" (3) .... O. (5.89)

donde sl = mül:: EJ.


Ecuación característ.ica para (5.89):
R
r~ =F EJ r2-s~=O.

Da aquí
(5.90)
donde
./ R
a" = V ± 2EJ + .V/ R '
4(EJ)~ +sl:
./ R ./R' ,
bit = V ± ?EJ +V 4{EJ)'+SIu (5.91)

Notemos que

4k-
b'1¡=±E7;
R (5.92)

De acuerdo con las raíces de la ecuación característica, la integral


(5.89) será la siguiente:
y,. (z) = A ch a"z + B sh a"z + ecos bllz + D sen b"z. (5.93)
Diferenciemos consecutivamente:
y;' (z) = a/¡A sh akz + al¡B ch allz - bkC sen bkz +
+ bllD cos bllz; (5.94)
y¡ (z) = alA ch allz + a1B sh a"z - blC cos bllz -
- blD sen bl¡z; (5.95)
y'; (z) = alA sh a",z + alB eh akz + b~C sen b",z -
- bID cos bAz. (5.96)
156
Construyamos la integral (5.93) a bllSe de las soluciones part.iculares
que satisfacen 8. la mat.riz unitaria:
Y,dO)-I:
Y,,(O) =0;
Y;, (O) =0: Yí, (O) =0:
YídO) = 1: Y;' (O) =0:
Y¡dO)-O:
y;,(O)~O:
1
(5.97)
y .. (O) =0: Y;dO) =0: 13dO)=I; Yi,(O) =0:
y .. (0)-0; Y¡,(O) =0: Y¡dO) =0: Y¡,(O)=1.
Hallemos la primera solución particular Y II• (s). Utilizando las
condiciones de la primera fiJa de (5.97) para las expresiones (5.93)-
(5.96) se obtiene:
A +
C - 1; alA - blC - O;
a,B + b,D = O: alB - biD = O.
De aquí se desprende que B = D = O¡
A- b{ . C:=s al
- 4I'l+b~ • 111+b: .
Por consiguiente, según (5.93)
y .. (,) -,.1.-,., (bl eh
a,,+brt
a,' + al coz b,,). (5.98)
La.!I derivadas son:

• +.1 (a"bhb altz-alb" sen bkz);


YÍJ..(':)=- 1 t (5.99)

yrdz)- i t 1 (albl eh a ..a:-alblcosbllz); (5. tOO)


G/l;+b

Yi... (z)= 1 t 1 alblsha..z+alblsenb",z:). (5.101)


• +,
Hallemos la segunda solución particular Y sil. (s). Utilicemos las con-
diciones de la segunda linea de (5.97) y las expr8Siones (5.93)-(5.96):
A+C=O; alA-bIC-O:
altB + b/l¡D = t; a:8 - biD = O.
De aqui tenemos que: A ... e = o.
B = bl , a, (al +
bl): D = al : b, (al bl). +
Segúo (5.93) hallamos ·Y"•• (z): .~

Yn(z)::::oo oí+bl
, (·'1 ., )
-;;8ha.z+b;'"8eob.r. i (5.102)

Y2.ll(Z)= al~bl (blcha.z+alcosb"z); (5.103)


, 1
Yi\ (z) >= al +bl (4/1;blsh a"z -4ib. sen b.z); (5.104)

Y;¡(z)= Gl~bl (alblcha.z-albleosb.s). (5.105)

157
Análogamente se calculan la.!! soluciones particulares Y JA (Z) &
Y e" (a):
i
y 3,,{a)= 1l~+61 (challz-cosb"z); (5.106)

Y;" (z) ....1~ bl (a. sh n"z +b.. sen b. z); (5.107)


i
Yi... (z)= -l+tlf (alcha.z+btcosB.:); (5.108)
i
Yí'i(z)= aí+b~ (al sh a...:-bl sen b,.s); (5.109)
i (SbOl.~
~ll (z
Y )= OII+bl Q" (5.110)
t
Y,,, (::) - I1f+bl (eh a. z - cos b"s); (5.111)

Y411(::)= a:~bi (a" sh a"z+b" sen b"z); (5.112)

y~~,,(z)= 1I1~bl «(IlchallZ+blcosb"z). (5.113)

Entre las funciones y." (::) - Y tJo (z) existe la siguiente dependencia
diferencial:
Y'I" (z) """ albl Y u (:) = slY,,, (z);
Yh (z)= YI,,(z);
(5.114)
y ó• (,) - y n (,)+ (ol-bl) y .. (,);
Y ... (z) = Y". (z). 1
La integral (5.93) expresada 8 travéS de estas funciones será:
VII (z) - A 1 Y. ll (z) + B1Y:... (z) + C1Y•• (z) + DIYe" (z). (S.tt5)
Sus derivadas son;
vA: (z) =A,Yí" (z) + BIY¡' (z:) +C.V;" (z) +D,Y,,, (z); (5.t16)
+
Yi (z) = A,Yj" (z) B1Yu (s) +C1Yi" (z) D1Yi" (z); + (5. ti 7)
y~ (z) _ A,Yí~" (s) + B,Yiít (s) + C,YiÍt(z) + D1Y¡¡"(z). (5. f 18)

Expresemos las constantes de integración en (5.t15) por medio de


los parámetros iniciales para z - O;

y.(O)=A,; yi(O)-- M;;ol CI;

yÍt(O)=B,; IJ; (0)= - Q~~) = DI'


158
Por consiguiente,
Vil (z) """ y" (O) Y 111 (z) +
UÁ (O) y 2/l; (z)-
MI¡ (Ol Qh (O) .
- El Y311 (z)- Ei y~" (z), (5.119)
Yi (z) = y" (O) Y;/1 (z) + y;' (O) Yh (z)-
_ MI< (O) y' (,) _ QI< (O) y' (,). (5.120)
El 3.11 El U ,

Mil (z) '"'" - EJy,. (O) Yll1 (z)- EJy~ (O) YA: (z) +
+ M. (O) Y;. (,) + Q. (O) Yo. (,); (5.121)
Q. (,) = - EJy. (O)
+ M. (O)
y"
Y,. (,) (,) -
EJy; (O) Y'.(,) +
+ Q,(O) (5.122) n. (,).
Es fácil convencerse de que para R _ O, cuando a" = b" = s,.,
las expresiones (5.119)-{5.122) se transforman, respeetivamente,
en las expresiones (5.51)-(5.54).
Ejemplo 29. Determina-r lllB frecuencias y las forma!! principa.lps de ooei·
laciones de las vigas representadas en la lig. t05, a y b.

':t
6~J;;·f=.Y==(==~~~
F.z
Fig. t05

Parámetros iniciales:
Yk (O) =s O; l/k (O) =?; M" (O) = O; O,. (O) = ?
Condiciones de frontera en el extrt'mo tlereeho;
J/II, (1) = o; l/k (t) = -Mil {I} : El - O.
Condiciones de frontera según (5.t19) y (5.121);
!ll¡(l)=!I~(O)y,lt(l)- Q"e~) Y,lo(l)=O; (a)

u¡ (I}-!l~ (O) Yi", (1)- Q~}O) y¡" (l) """0. (b)


Las ecuaeiones (a) y (b) son homogéneas; Igualamos su detenninanle a cero:
D = -Y Ilk (l) Y ü (1) +
Y ah (1) Y4.k O) = O. (e)
O bien, tomando en conslderacióo (5.102), (5.104), (5.110) Y (5.112). tenemos
qu,
I
(a.l+bl)'
[lb\.
""'iih sb ahl + .¡ S<lll bJoI ) (alo ab aJl.I +
bh
sb alll sen bJoI ) ]
+blll senbJoI)-"JI.
( bit (aJoblsh IJJl.l-a{blllllen bJoI) =0.

159
Hechas las transfonnaciones, tendremos lo siguiente:
sh QAl sen h"e .... O.
Puesto ll.ue sh 11,,1 .,.. O, entonces sen bAl = O Y b"e = 1m.
ComHderando (5.91) y (5.21), se obtendrá:

(5.12a)

De esta fónnula se desprende que la fuerza de tracción (signo superior)-


aumenta la frecuencia, y la de compresión, la disminuye. Señalemos que pan
la fuena critica Re "'" k t 1f.'EJll' la lrooueneia de oscilaciones es igual a cero.
En esto se funda el método dinámico de investigación de la estabilidad.
Hallemos las forma.s pr,inclpales seg\i.n (5.tf9):

YA (z)=Yi (O) Y t ,. (1)- <d)


Considerando (a) resulta:
l/Á (O) ,
Yldl) - Y4" (1) IY lA (1) ) ti< (,)- Y 111 (l) Y411 (:)1.

lJ1a (1)"'"
...
Una vez hec::haa las transformaciones, teniendo en cuenta (5.102) y (5.110),
obtendremos:
e sen b",,=C sen - , - , (e)

donde e es cierta constante.


2. Movimientos fOrzad06 con la carga q(c, t). Utilizando la des-
composición respecto a las formas principales consideramos que:
-.-.
y.c,. ')- ~ y.c,) Fd'); (5.124)

(5.125)

Sustituyendo uno a uno los sumandos en la ecuación (5.82) y divi-


diendo lo obtenido entre m (.t) VII (z) F Il (t) se obtiene lo siguiente:
IEJ~(s)y¡ hW + F~ (1) =F R v¡ (z) q~ (t) (5.126)
m (s) YIl (s) PIl (1) na (s) VIt (1) = -F;""'(t).
Tomando en consideraci.ón (5.85), tenemos
F~ (1) + ro¡F. (t) - q. (t). (5.127)
Su integral es
,
F/l.(t)<::<Altsenw"t+Bllcosw,t+ (-qlt(u)s6nlO,,(t-u)du (5.128)
Jo ro.
3. Oscilaciones forzadas con la carga vibratoria q(l'.') sen Ot. Exa-
minemos la,s vigas de sección constante con masa uniformemente
distribuida. Para tales vigas la ecuación diferencial (5.82) será como
<60
aigue:
(5.129)
La soluci6n particular de esta ecuación la buscaremos en la !iguiente
forma:
11 (z, t) = Y (z) sen Ot. (5.130)
Sustituyendo su valor en (5.129) se obtendrá:
"IV (~) =F :J 1/" (z) - S'1I (z) = - q~; . (5.131)

siendo r4 me' : EJ.


OCI

Ecuación CBracterística:
r~=F :J rZ_&~=O.
Sus raices son
r l ,2 = ± a; rl/,4 -= ± bi, (5.132)
donde

a=V ±~+V4~'J),,+r
ll'
,/
b- .. =r R
2EJ + ,V / 4(EJ)1 +&• . (5.133)
Los signos superiores Sal) para la viga sometida El la acci6n com-
binada de tracci6n y flexión y los signos inferiores, para la viga
comprimida. Escribamos 18 integral (5.t3t) para q (:z) =- q a través
de la.!! integrales particulares que satisfacen a la matriz unitaria
(5.97) en la siguiente forma:
y(:z) =aYtC:z)+bY,,(z)+cYJ (z)+dYdz)+ ~~J' (5.134)
donde
Y¡(z) = .'~b' (bZch az+azcosbz)¡ (5.135)
, ( b' ." (5.136)
Y:¡(z)= (I'+b' --¡-sha:Z+Ts81l b:.);
I
YJ(z)- (li+b' (cha:.-cosbz): (5.137)
Y(_)_ , (lIhlU_Senbl) (5.138)
, .. - (1"+63 11 b'

Las dependencias diferenciales entre estas funciones se dan eo (5. t14).


Rag&mos la diferenciación de (5,134) consecutivamente:
+
y' (z) = aYi (z) bY; (z) + cY;(.z) + dY; (u; (5.139)
y" (z) _aY; (z) + bY; (z) + el'; (z) + dY; (.e); (5.140)
y' (.) _.Y~ (.) + bY: (.) +,y~ (.)+ dY; (.). (5.141)
11-1361
'5'
Expresemos las constantes de integración (5.134) a través da los
parámetros inidales. A base de (5.134) y (5.139)-{5.141) podemos
escribir que
y(O)=a+ 6~~J; y"(O)= _ ~~O) =c;

y' (O) - b; y' (O) - - QE~) - d.

Do aquí se obtiene lo siguiente:

C =-~·
EJ'
d- Q{O)
- ----e¡-.

}lbora (5.134) será:


y(,)_y(O)Y, (,)+y' (O) y,{,)- ';.i01y,(,)-
- ~~O) Ydz)- ~':J lYdz)-1l; (5.142)

y' (,) ~ y (O) y; (,) + y' (O) y; (,) _ ~~O) y; (,)_


- ~~) y: (z) - B'~J y~ (z); (5.143)

M (,) _ - EJy (O) y; (,) -EJy' (O) y; (,) +


+M (O) y; (,) + Q (O) y; (,) + :. y; (,); (5.144)

Q (,) ~ - EJ (O) y:(,) - EJy' (O) y; (,) +M (O) y: (,) +


(5.145)

Las ecuaciones obtenidas son válidas con la carga ininterrumpida,


para toda la viga.
Si para la coordenada z = a, hay las siguienLes discont.inuidades:
li.y (af). la discontinuidad en la línea elástica;
ó.y' (a¡), la discontinuidad en la primera derivada;
AM (a/), la discontinuidad en el diagrama do los moment.os
rlectores;
ó.Q (al)' la discontinuidad en el diagrama de las fuerzas t.rans·
versales;
t!i.q (al), la discontinuidad en la intensidad de la carga q,
entonces es necesario añadü respectivamente a las expresiones
(5.142)-(5.145) a base del principio de superposición, y tomando en
consideración que la distancia desde las discon"tlnuidades hasta la
sección con la coordenada z será % - a" lo siguiente:
Ay"""' Ay (a,) Y 1 (z-a,) +óy' (a,) Y:l (z-o,)-
ÓM(4¡) y (.-a)- 6Q(at} y (.-a)-
El :1 I El' I

- .:\q(<lI)
s'EI I Y I ( z-o, J- 1)'. (5.146)

!:l.y' = Ay (a,) y; (Z-D,) + l1y' (al) y~ (z: -a,)-


lJ.M(a¡) Y' ( . - a ) - !iQta,) Y' ( . - a ) -
El l 1 J'" 1

-
Aq Ca,) y' (
~EJ 1 z-a¡ J'• (5.147)

MI r=s - EJ l!i.y (a,) y; (s-a/) - EJ Ay' (a,) ~ (Z-4,) +


+ AM (a,) ~(z-a,)+ AQ (a,) y: (Z-4,) +
+ lJ.q.~af) Y~(z-a,); (5.148)

óQ= - EJ b.y (a,) y; (z-a,) - EJ Ay' (al) y; (z-a,) +


+ AM (a,> y; (z: -a,) + óQ (al) y; (z- a,) +
+ 6q.~at) Y;' (z _ a,). (5.149)

A partir de las expresiones (5.142)-(5.145) y (5.146)-(5.149) se


puede hallar todos los datos necesarios para el cálculo. Para R _ O,
euando a .... b =- $, las expresiones (5.142)-(5.149) se transforman
respectivamente en las expresiones (5.66)-(5.73).
§ 49. OSCILACIONES LONGITUDINALES DE BARRAS RECTAS.
f. Oscilaciones libres. Designemos el desplazamiento longitudi-
nal de la !le<',ci6n con la coordeuada. : por medlo de u (z, t), y de la

Flg. 106

sección contigua con la coordenadll .t +


dz. respectivamente por
medio de u (z + dz. t) (Hg. 106). El alargamiento relativo de un
elemento infinitesimal entre estas dos secciones será:
u.(:+da, t)-u(:. t) aY.
e- da =-¡¡-.
U· tG3
Respectivamente,
la tensión es
a.
o=Ee= E Bi"t
la fuerza Longitudinal,
N=aF=EF ::. (5.150)
Examinemos el equilibrio del elemento infinitesimal (Ug. 106):
-N+{N+ ~: ds)-mdz ~:~ =0.
De aquí se obtiene lo sigui.ente:
aN otu
7h'"=m-;rtt , (5.151)
donde m es la masa de la barra por unidad de su longitud. Conside-
rando (5.150) tendremos la ecuación diferencial de los desplazamien-
tos longitudinalos:
E[fJF
8s
.!.!!...+F~]=
üs as' m {j'u
a,. . (5.152)
Para una barra de sección constante tenemos
{JIu. _ Z otu.
{J'~ - e i}s" (5.153)
donde
c2=EF=Eg (5.154)
m y'
Señalemos, ante todo, que la expresión
" ~ f (, - et) (5.155)
satisface a la ecuación (5.153) para cualquier forma de la función
I(,-el).
Veamos el valor de la función u para z + ds y t + dt:
1'1 = f [(z + dz) - e (t + dl)l.

Hallemos la condición, cuando el desplazamiento U 1 de la sección


COD la coordenada z +dz para el tiempo t +
dt será igual al despla-
zamiento u de la sección con la coordenada z para el tiempo t, lo
que permiLirá determinar el movimionto de la onda longitudinal de
desplazamientos a lo largo de la barra. Es evidente, que para este
fin debe cumplirse la igualdad
dz - e dt = O.
Aqul. dz es el camino recorrIdo por la onda durante el tiempo dt.
Por consiguiente,
d,
--¡¡-= c.
u,,
Esto quiere decir que el valor de e determinado según (5.154) es la
velocidad de propagación de la onda longH.udinal por la baria que
carresponde a la ley (5.t55) independientemente del tipa de la fun-
ción 1 (% - et).
Si en ve~ de f (z - et) se toma la función 4p (z + el), ésta también
satisface a la ecuación (5.t53), a diferencia de que la velocidad para
eHa será negativa, es decir, dirigida hacia el otro lado.
Busquemos ahora la integral de la ecuaci6n (5.153) en la siguiente
forma:

.-.
~

u(" 1)_ ~ U,(.)T,(l), (5.156)


Sustituyendo una integral particular (5.156) en la ecuación (5.153)
obtendremos
U. (,) T. (')-c'U;('J T, (').
O bien, separando las variablee tenemos
(5.157)
El primer miembro de la igualdad no depende de z, mientras que el
segundo DO depende de t. Por eso cada uno de ellos es igual a una
misma magnitud constante, la cual designemos por -001. Coo. esto
tendremos dos ecuaciones düerenciales simples:
(5.158)
su integral es
T.=-A.senoo.t+B.cosoo.t; (5.159)
las eonst&ntes A. y B", 800 determinadas por las condiciones ini-
tiales del movimiento para t = O:
2) U¡(.)+(:')'u,(.)~O; (5.160)
su integral es
(5.161)
A.quí las eonstantes arbitrarias. son determinadas por las condiciones
de frontera en los extremos de la barra, a saber:
para el extremo fijado
U,. =0; (5.162)
para el extremo libre
N. =- EFUi.. = O (5.163)
o simplomente Ui.. =- O.
Prestemos la atención al hecho de que e tiene igual valor para
todas Uk •
165
De la expresión (5.161) se desprende que para una % concreta las
oscilaciones se realizan en el tiempo según la ley armónica eon la
fr9cueneia 6)".
Si a z en (5.161) se agrega la magnitud l" = 2nc/<ü.lo. entonces
U" (s: + lJl> = U" (2:). Por consiguiente, l" es la longitud de onda
de lu oscilaciones longitudinales a"
(2:) y c. la velocidad de su pro-
pagación, igual para todas las componentes del del!lplazamiento
u (z, t) en (5.156).
E.1presemos las constantes C" y Dio en la ecuación (5.161) a 11'8-
v's de 108 parámetros inicialO!l D" (O) y N .. (O). Con este propósil.o
compongamos la siguiente expresión:

.l']
NIl(z)=EFU;'(z)=EP[C,,~cosúl,.::;_ ,
- D, -(0)"
8 8 0Id-lt- . (5.164)
• •
Escribimos las condiciones de frontera en el extremo izquierdo, donde
z = O: UI< (O) =D,,;
N"(O)=EFC,, :" .
De aqui se obtiene:
CIt = NA (O) e: EF6>)¡; DI!. = U)¡ (O).
Después de esto las ecuaciones (5.16t) y (5.164) serán las .siguientes:
(01)¡ NI!. ( O ) , (olA 5 65
U )¡ ()
% = U It(O) cos-z+
e EF '-880-Z;
(01)¡ e (.1 )

NIt(z)= -EF (ol/t; VA(O)sen~z+N)¡(0)C08~%. (5.166)


• • •
Uno de los parámetros iniciales, V" (O) o N A (O), siempre es conocido,
y el otro se determina según las condiciones de frontera on el extr.
mo derecho de la barra para a: -= l.
2. ~flaclones forzadas para la carga longitudinal P sen 6t.
HaUaremos la solución particular de la ecuación (5.153) en la siguien-
lA forma:
u (1:, t) - U (11) sen St. (5.167)
Iotrodueiéndola en la ecuaci6n (5.153) se obtiene:
U· (,)+ (~ )' U (,) ~O. (5.168)
Esta ecuaci6n coincide COD la ecuación (5. tOO), cuando en éste se
sustituye 00/1 por 6, lo que permite a base de (5.t65) y (5.166) escribir
las expresiones acabadas:
U(z}"""U (O) cos ~ z+ ~~) -ij-sen ~z; (5.169)

N{z)=-U{O)EF ~sen: z+N(O)cos~ z. (5.170)

166
El aquellos casos, cuando en la barra hay cargas longitudinales
en los puntal! intermedios entre los extremos o en alguDB parte está
dado el desplazamiento lanado liU sen 9t. las expresiones (5.169)
Y (5.170) son verídicas sólo pata el primer tramo.
Si para :t = al (i = t. 2, . . . según el número de tramos) está
aplicada la carga longitudinal P, seo et o tiene lugar el desplaza-
miento forzado f!1U (a,) sen 9t, entonces a las expresiones (5.t69)-
(S. t 70) se deben añadir las agregaciODe9 siguiente.!l:
tiU (z) =-liD (a,) cos •
e (z - a,) +
+ /iN
EF
(.,> aseDe-
c: e (I t - a,); (5.171)

• •
/iN (2) = -Ii.U (a,) E.? -o sen -(::-0,)+
o
PStlllt

+ liN (a,) C08 - •


·0
(=-4,). (5.172) FIg. t07

Ejemplo 30. Determinar en forma lJenerallu frecuenclos y laa formas prin-


cipal" de ollClI.clones propias y escribir las expresiones U (1) Y N (1) df!bidaa
a la hlena P sen Eh (Hg. 1.07).
t. OSCILACIONES PROPIAS
Parlime\ros Iniciales para ~ _ O: U" (O) = O; Nft (O) :es ?
SeKÚD las expresiones (5.165) _ (5.166) Be obtiene:
U.. (s)- N .. (O) ~seD~~; (o)
EP lI)ft e
N. (1) _ N .. (O) coa ~~. , lb)
La condicl6n de frontera en el otro ez\[emo de la barra para ~_l as
N. (1)_ N. (O) <:Oll ~ l_O. ,
De aqu( .. obUene cos : .. J= O. y, por consiguient.e, 6>:r =1" ; .
DefiniUvamente.
.
lol._~ ...!!..=~ .. /EF
Z221Vm
para k=t, S, 5 ... 'o)
La forma principal de oec:Uaeione5 aegÚD (a) es
UO'I)'-A"'"D~~-=Alt.seo
, kn I
-,-T'
2. OSCILACIONES FORZADAS
Parllimetros iniciales para s _ O: U (O) = O; N (O) = ? Según las npre.
Iliones (5.169)-(5.170) lenemOll:
N (O) e
u <~)=Er" e
e
sen 7 1; (d)

N(I)_N(O)COS~ l. lO)

!67
La eoodición de ItOntera en el otro ntremo de la barra para I = 1 es
N (l)=- N (O) CM •,
-l=-P.
De aquj se obtiene que
N (O)_p:eoll.!1. ,
Ahora las ecuadooelt (d) y (e) sedo 1.. • iguieotes:
P e e
U(a)_ EF TSEloca:eo87';
o (~

•,
N (a)=P eO!l- 1: CO!l-l. •, <g)

CAPITULO 6 *
CALCULO DINAMICO DE VIGAS
DE UN TRAMO DE SECCION CONSTANTE
CON MASA CONSTANTE
§ 50. OSCILACIONES PROPIAS DE VIGAs DE UN TRAMO.
Examinemos la determinación de las frecuencias y las (ormas princi·
paJes de frecuencias que les corresponden, de algunas vigas de un
tramo.

J; l ~ ..%

y
t - - - - - - - - - - t----z
'tr.c
_-__ ""T

I"
,¡;<~;;r - - -"'-::=~
• - Jxr
, 'z
"" -•
FIg. t08

t. Viga sobre dos apoyos (lig. tCJa). Parámetros iniciales:


Y. (O) ~ O; Y> (O) =
1; M. (O) O; Q. (O) =
1 =
Según las expresiones (5.51) y (5.53) se obtiene:
J/k (O) Oh. (O)
1/11 (:) = - ; ; - B,II.' ': EJ D'lI.t:

t"
MIt.(:)=-~J8,.y_(O)D,.&+ QIt(O) B,
" .
a' (6.1)
Condiciones de frontera en el extremo derecho de la viga para
z = 1:
!I~(O) QI«O) D -O'
'h"" BA.", - 'í EJ A" - ,

- EJ $"Y~ (O) DA,. + Q~.Il(O) BA.Il = O. (6.2)

Igualamos a cero el determinante de estas ecuaciones:


B),,/¡ DA/¡

-..--'IJff ~~Bl -DI )_0.

o
D~
-s/¡EJD)"
. ..
B
--

bien, tomando en consideración (5.49),


'. "l' /¡ "

(sh)¡.l!.~aen).h r-( ah),;h-;Seni..'II, r=O.


De aquí tenemos que sh A'II, sen Al!. = O. Puesto que sh Ah '1= O,
entonces
sen AIl = sen s"l = O y s"l = kn. (6.3)
La ecuación de frecuencias (6.3), al igual que cualquiera otra
obtenida al desarrollar un determinante análogo, también se llama
caracterÚltica. A partir de ella so hallan los valores propios de AIt =
= s"l, a través de los cuales según (5.55) se calculan las frecuencias
de oscilaciones libres: .
oo. = k'tl' .. / El (6.4)
l' V m'

Para determinar la forma principal, representemos primeramente


la primera ecuación (6.1) en la siguiente forma:
QII (O) (y~ (O) ..:EJ )
g" (z) = .:EJ QIl (O) B. A.. - D'A r .

A partir de cualquiera ecuación (6.2), tomando en consideración que


sen s"I .... O, se obtiene que
(6.5)
Ahora
YA (z) = AA (B ..'k% -D.,.&") - Ah sen ShZ,
donde AI'l = Qk (O) : 4,EJ es UDa magnitud constante.
Definitivamen.te tenemos
YA (Z) == A k sen .;z. . (1).6)
169
2. Viga empotrada por _ambos extremos (Iig. 109). ParámetrO!
iniciales para = O: c::>I

y, (O) = O; yo
(O) = O; M, (O) =?; Q, (O) - ?
Según las expresiones (5.51) y (5.52) obt.enemos:

gil. ()
% = -
M,,(O)
~i.EJ
e'"z- ~D
'lEJ- .....;}
, ()
gil % = -
M,(O)
,
, EJ B,,..- 0,(0)
"'El C.",.
(6.7)

Condieiones de frontera en el eAtremo derecho:


y" (l) """ - ~~~O) C).lI - ~i~ DA,. = O;

y' (1) _ _ M,(O) B


It '/¡EJ AA
_ 0,(0)
'I EI
ekA =0 • (6.8)

Igualamos a e9ro el determinante de estas ecuacion9.!l:


D,
C. --'
"'A. t
D=
,
c),.
..
BJo. ----!...
=-.;-(Cllt-B'I."lh,)=O.

Una vez sustit.uidos por los valores de B A ,.. CJ.I< y D"Il y hechas

I I
~

~
Flg•• 09

las transformaciones simples, obtendremos la ecuación característ.ica


eh A" cos A" = 1 o bien tb ),.211. = t.g ;,. • (6.9)
Las raíces de esta ecuación son:
A, = 'tI = 4,7300; A..t:EI Sil = 7,8532;
A~=S3l"",tO,996; A,=8,1=14,137. y paca k>4

"'1l=slll=(k+{-)n.
Frecuencias de oscilaciones segúo (5.55):
_ 4,73()()t ... / EJ. _ 7,85321 'ti / EJ
(01 - ji V In I (¡JI - " V m' (6.10)

"O
Comparando (6.10) eon (6.4), para k = 1,2 podemos determinar
que las frecuencias de la viga empotrada por ambos extremos son
mayores que las frecuencias de uoa viga simple. Los enlaces comple-
mentarios aumentan la rigidez de la viga y, por consiguiente. los
valores de las frecuencias de oscilaciones libres.
Representemos la forma principal (6.7) así:
_ _ Q,,(O) [
gil ( ~) - $:BI
M" (O)~II:
Q1& (O)
e',,- +D'A'·
]

De la primera ecuaci6n (6.S) se Ueme lo siguiente:


M" (O) s" : Q" (O) = -D.I.,. : CJ./l,-
Ahora
y (.) = QII(O)
lo .IEI
Introduciendo los valores de las funciones e y D de (5.49)
obtendremos:
y" (z) ""'" Bit (sh AA - sen 1..11 ) (eh S,,% - cas s"z) -
- (eh ""JI - cas ;"/1;) (sh s...z - sen slI%)I, (6.11)
donde, Bit - Q.. (O) : 2sfEJ (eh ),,, - cas Al) es un número cons-
tante.
Si se aplica la segunda eeuaci6n (6.8), obtenemos:
Mil (O) $,. : Q.. (O) = -e",.. : 8),,.,
entonces obtendremos la ecuación de la forma principal en otra
forma:
Q,(O) )( h
y,..(z)= B), .!EJ I(ch)',..-cos"'. c $ •• -
,
- cos 5.=) - (ah A./l + sen A,,) (sh Sol =- sen $A z)J. (6.12)
Sin embargo, si se considera (6.9), la ecuación (6.t2) se transfor-
ma con facilidad en la ecuación (6.11), pero con otra constante B•.
3. Viga empotrada por el extremo derecho (lig. 11.0). Parámetros
iniciales para z = ü: Vil (O) =- 1; Yi (O) = 1; M. (O) ... O; Q/l (O) =
- O. Según la expresión (5.51)
¡ti (O)
YIl (z) =Y,,- (O) A,,,-~ +~B'Af' (6.13)

Condiciones de frontera en el extremo derecho de la viga:

y,. (l) =' Vil. (O) A),/l + l/Á.'.(O) B),. =0; (a)
Yi (1) ~ s,y. (O) D,. + y¡ (O) A,. ~ O. (b)
171
z
J;; fj-
k 1
f tu
1
J
Fig.l10 Fig". tU

Igualando a cero el determinante de estas ecuaciones y desa-


rrollándolo se obtendrá la ecuación de frecuencias:
eh ).." cos 'A.1I = -1. (6.14)
Sus raíces son: Al = t,8751; A. to = 4,6941; ;"3 = 7,855•. "', =
.... 10.996. Las frecuencias según (5.55) son

(111""
t,8151'
ti
¡/ m;
El
003""
4.6941'
II ¡/ EJ (6.15)

Prestemos atención al hecho de que AA y WI< de la viga' con dos
empotramientos son iguales aproximadamente a "'1<+1 y OOA+l de la
viga con un empotramiento; por eso

11.10+1 ~ ( k + ~ ) n para k> 4.


Representemos la forma princip"al (6.13) asi:
,;[0) ]
y" (z) = Yk (O) [ A'A' + Y1t(O) R/¡ B'A' .
De (a) se tiene que yÍ! (O) : y,. (O) SA =o -AA,. : B"It'
Ahora la 'ecuación de la-forma principal considerando (5.49) ~erá
la Siguiente: '
Yh (z) <= Ck [(ah Al< +
sen A,,) (eh 3hZ + eooS ShZ) -

- (eh Ah +
eos ).~) (sh s"Z + sen s,,:)I, (6.16)
siendo eh = 11/\ (O) : 4B>." una magnitud constante.
4. Viga empotrada por el extremo derecho con apoyo articulado
m6vil en el extremo izquierdo (fig. 111). Parámetros iniciales para
z = O: Yh (O) = O; Y~ = ?; M" (O) = O; Q" (O) - ? Según la expr&-
sión (5.51)
!JÍt (O) QIt (O)
y" (z) = --;¡;- B.,,* - ijEJ D. hE • (6.17)

Condiciones de frontera en el extremo derecho de la viga:


!JÍt (O) Q" (O)
y,,(l)= B".- ~El D".=O; (8.)
-'10- '/\ '

172
Componiendo el determinante de estas ecuaciones, desarrollAn·
dolo e igualándolo a cero se obtendrá la ecuación de frecuencias
eh Ah =. tg A". (6.18)
La primera raíz. diferente a cero, de esta ecuación es Al = 3,9266.
le sigue ),., = ; 7,0685. La primera frecuencia segiín (5.55) será
3,9266" .. / El
Cilt == lt V -;;;-.
Escribamos la forma principal (6. t 7) del siguiente modo:
~~ (O) [ QII (O) ]
Y,. (z)=----.;- B,,.:- y;'(O)'lEJ D'.I .
Considerando (8) y (5.49), tenemos que
y" (z) = D,. [(sh AII. - sen "-11) (ah s"z + sen s"z) -
- (ah AA +
sen )./l) {sh SAZ - sen s"z)l, (6.19)
donde DA es un número constante.

,--------;:
Iy
Flg. tt2

V, (O)
5. Viga sin fijaciones (fig. 112). Parámetros iniciales: YII(O) = 1;
~ 1; M, (O) ~ O; Q, (O) = O.
Condiciones de fronter-a en el extremo derecho: M (1) = O;
Q (l) = O. Según las expresiones (5.53) y (5.54) tenemos:
MI¡ (l) = -s'f.EJy/o(O)C,,/o - $I¡EJy;' (O) D,,/o = O; (11)
Q.(l) ~ - .IEJ y, (O) B" - .¡EJ., (O) e" - o. (b)
El determinante de las ecuaciones lo igualamos a cero:
D = 8~EJ (Cl.. -B>./¡th,.) = O.
Una vez sustituidas las funciones según (5.49) obtenemos
ch Á/l. coa A/l. = 1. (6.20)
La ecuación de frecuencias (6.20) coincide con 1a ecuación (6.9).
Esto quiere decir, que las frecuencias de oscilaciones de la viga sin
fijaciones y de la viga con dos empotramientos son idénticas.
Formas principales según la ecuación (5.51):
,;(0) ]
th (a) =.y/l. (O) [ 4'11%+ '/l.YIt (O) B'1I% .

A partir de (a) tenemos que y~ (O) : s"y" (O) = -el... : D),••


t73
'rabia 3. EcuaclODl!9 caraderhtlcas y sus raíces

Tipo de fiJacl6n Rafeu de ecuaclone. e'rUte-

-.
Num. rf.Uca.
d. Ecu.cl6n
Clr.cterl!tlC'

I I
orden d~1 e"tremo del extremo ~/l(/I>2)
• -0 , A, >.,

, Libre Libre ch),.cos),.=\ 4,7300 7,8532 (2Jc+t) n:


2 Apoyado Apoyado sen ;'=0 x 2x kn
3 Empotrado Empotrado eh),. cos 1_1 4.7300 7,8532 (2k+ 1).a : 2

5
Idem
Idem
Apoyado
Libre
tbh=tgA
eh ), c.oe A= - t
3,9266
t,8751
1,068S
4,69U
(4Ic+t)n:
(2k-t)n: 2

• libre Apoyado lb),= te A 3.9266 1,068S (4k+t) l"l:

Tabla 4. FllneloDl!9 iuodameotaJelI

Otdendel
Num.

j (eh A1I. -cos A,.,) ( sh )./1 f+sen).... ~) - (sh)./I -sen A/t.) X

X (eh),/l++cosA" ~)
sao h/lT •
(ah ),/1_ &'lO AA) ( eh 1" T- CO!l h/l 1-)- (eh ),/1 - C05 ),/1) X

x (ah A" ~_sen).,,:)

+)-
• (ah ;'/1 +!IEln ;'/1) ( eh ;."

X
1--
.
COS )./l

(5hAJt7-lIenl/lT)
(ch
,,
;'/1 + coa 1,,) X

5 (!Ih AJt +sen ;',,) ( eh llr¡ +- eO!l )." 1-)- (eh hJt +eos )...) X

X (Sb 1.."7- 960 ).ItT)


6 (sh ),.. +seo ),,.) (eh)..It; +C05).,,+)_(Ch ),,,+eos).1I.) X
X(Sh)."T+ sen ).II;)

114
Por consiguiente,
y" (z) "'" y~(O) (D).."A.,,%-C)..I<B.,,~).
'.
Sustituyendo las funciones según (5.49) se obtiene definitiva-
mente:
Yk (Z) "'" El< f(sh i.." - sen X,,) (ch s"z + CQS Sl<z) -
- (ch Ah - cos Al<) (sh $I<Z + sen S"t)l. (6.21)
6. Resumen de los resultados. Los resultados de las investigacio-
nes realizadas. al igual que sus complementos, se exponen en las
tablas 3 y 4 tomadas de (251.
§ 51. CASO GENERAL DE ACCION DE LA CARGA SOBRE LAS
VIGAS SIN CONSIDERAR LA RESISTENCIA. Sobre la base
de (5.38) se obtiene:

y (z, t) =
-
¿j YI< (::) [ Al< sen ffil<t + B" cos ffil<t +
.~,

,
-'-. [ ( ) 8énCll/t (t-U)du] (6.22)
~ -q" u Cll/t '

donde, según (5.30),


I
~ q (z, t) UIt (z) dz+ ¿j PI (t) 11" (ZI)
q" (l) =- -,,-'- - - - - , , - - - - - - -
mJU:(Z)dZ

YIt (:z) son 18s formas principales de oscilaciones de la viga, Jlamadas


funciones fundamentales y determinadas según la tabla 4.
,
El valor de )a integral J, y: (z) dz se determina por la tabla 5.

Al hacer uso de la tabla 5 hay que seguir el siguiente orden:


L Sustituir en la ecuación de la fOrma principal YI< (z) todo el
argumento SItZ'" AJI T
por la letra ;z y llamarlo función Vio (x).
2. La diferenciación de U~ (x), u¡ (x) ... debe realizarse según
el nuevo argumento x.
3. Hecha la diferenciación, es necesario sustituir de nuevo x
por el argumento ÁJ¡ +
reemplazado anteriormente, y luego sustituir
zporOyl.
I
Tabla 5. V.lure! de la inlegral ; Jo "1 (1) d;

Tipo de tlJlIl:ión
Nll.m. de
orden
1--':':"'-::;1;:.'-:::::"--1
del tttremo del ..tremo
..i
I •
I
ivl(r)dl
1_0 r_1 O

1 Libre Libre IV. (O»"


2 Apoyado Apoyado 21U" (0))"_ -2U¡ (1) U; (l)
3 Empotrado Empotrado (Ui (0)1'
4 Idom Apoyado IU" (O)J" - - W¡ (1) Vi (1)
5 Idem Libre jV; (O)J'=IU.It (l)).
6 Libre Apoyado (Ul\. (O)J'-= - W~ (l) Ur (1)

ObllTtlod6n. La !unelón U II (::1:) $(1 obtlene de la ''''nelón lundalllcnta¡ VII (.) sultl-
tuyendo "'.-T por~. y U~, (;1:). u¡ ("»)' U¡; (>1:) Ion derivad" relPllcto al nuevo arau-
mento "'.

Así, por ejemplo, para la viga apoyada por dos extremos, para
la eual según el punto 2 de la8 t.ablas 3 y 4, y." (s) """ sen !:f! .
procedemos de la siguiente manera:

1) U1t(%)"""Senz=S8o--¡-¡

'()
2)U...%
·'"
..,
""" cas %= eos---r;

U ..- ( %) =-senz= -890-,-;


,!¡:ts

U k··(X } = -COS%= ••,


-oos-,-.
De acuerdo con la segunda linea de la tabla 5
I

Jr sen 2 _kn:1d '( cos-r


, _ z=2' .'0)' ="2,
o
o bion
,
Jr sen 2 -kJU l knl (
, - dz= -2' cos,--
k., ) ¡
-cos -,- =2"'
o

116
§ 52. CÁLCULO DE UNA VIGA SIMPLE A LA ACCION DE UNA
FUERZA INSTANTÁNEA SIN CONSIDERAR LAS RESISTEN-
CIAS (fig. 113). Formas principales de oscilaciones de tal viga:
kn,
YA (z) = sen -,-.
Según la fórmula (5.29)
,
qA(t)
kno
=-Psen-,-:m S sen2.-,-dz=-P
kn, sen (knall)
l7L (lI2)
o
(el signo menos significa que la fuerza P está dirigida hacia abajo).

1 I
a
r, $,
FIg. 113

Los movimientos forzados de la viga que se halla antes de aplic8I"


la fuerta en estado de reposo se obtienen según (5.39):
2P 1ma
5o --"n--
"" f

y (z, t) = ~ sen k;~ 1 sen


mi O)A 00" (t - u) du =
11_1
_ kna
kn, [2P sen - , - ]
=~ 8eo-,- -;;¡¡-. w~ (1-cosúJ"t). (6.23)
,_o
• n k4 4 EJ
Temend.o en cuenta que wl=---¡¡-·-¡;;-. se obtiene lo siguiente:
"" kn:

.-.
2PP sen - , - kno
y(z, t)= n~EJ 2j kt sen-,-(t-cOS(¡)lIt). (6.24)

Ecuación de los momentos flectores:


km
""-,- kno
k~ sen - r ( 1 - COSffillt).

(6.25)
Si In carga P está aplicada en el centro del tramo, a = 1I2 y entonces
2PI'1 ~ ( km ) kn
1/(%, t)="'ii4'FT LJ sen-,-:k~ sen:r(1-cOsffillt) (6.26)
"_1,3, !>

12-\361 177
( puesto que para k = 2, 4, 6, ... seD k Tf. = O ) ;
2

M ( .._, t) = 2!.'
,~ '<'
L.J 'n.
( sen - 1 - : k'¡ sen 2""
kn (1 - )
cos oo/l.t . (B,27)
11._1, 3, &
Estas expresiones pueden escribirse así:
2Plll ~ k 11.-1
y(z, t)= nlEJ LJ (sen-~-:: :k') (-t)-'-(t-COSÚ>kt); (B,28)
11._1,3, !>
"'" /1_ t
M (z, t) lCI-;r
2Pl
~ (sen k~:: :k2)(-1)-'-(1-cOSookt).(6.29)

Las flechas y los momentos flectores en el centro de la luz de la viga


son los siguientes:
11-1 10-1
( - 1 ) ' - (-1)""-
y(f, t)= ;~~ ~ k'
~_l. S. 6

2Pl3 '" J -COS (J)ll.t


(B.30)
-arEl' LJ
."
' t)=
M( T' 2~l
.'
1-Cl05 Ulltt
,,' "1
.t...
(B.31)
11_1,3. !>

En ootas expresiones las series son rápidamente convergentes.


Si nos limitamos con loS" primeros sumandos, entonces tendremos
lo siguiente:
1 ) 2Pl'
!J ( T' t ;;:.: n~EI (1-cos Úl:lt); (B.32)

M, 1)
( "2; 'PI
t ~ n;-(1-cos oolt). (B.33)

En el momento de tiempo, cuando <olt = -1, obtenemos:


y (-'-)
2 mjx
=4P¡',n'EJ; M("!"')
2 m;b
~ 'PI.
nI
(B.34)

Para la posición estática de la fuerza

( 1) ~
U "'2
2P"
¡l'EI ; (B.35)

Coeficientes dinámicos aproximados:


respecto a las flechas IJ. ~ 2;
respecto a los momentos llectores ¡.¡. = 16/n 2 = 1,62.
Así mismo se realiza el cálculo de las vigas, con o'tras fijaciones
de los extremos .8 la acción de una fuerza instantánea P.
178
I 53. CÁLCULO DE UNA VI GA SIMPLE A LA ACCION DE LOS
IMPULSOS. 1. Cálculo de una viga 8 la acción de un impulso
concentrado (Hg. 114). Consideramos la acción del impulso como UDa
acción breve de la fuer2a P aplicada repentinamente, es decir, supo·
nemos que S = P/)¡,t para un S finito y lit -O.

a
{'
Á
I !
é.,,
FIg.
'"
Podemos escribir de acuerdo con (6.23) que

"'"
~
,Imz r 2P
" kna d u. (6=36)
y(z, t)=¿.¡ sen -,- J mlr»lI sen-¡-seoO),,(t-u)
"-1 o
Después de la integración y sustitución de P = Sldt para dt-+O
~

y (z, t )= '" 'no [2S


~ sen -¡-
,~,
m~Cl)1t ,,"
/:len - , - sen (J)lIt J

o bien
knz AmCl
00 f19D-,-""-,-8onCJ)~t
y(z,t)"""~ ~ CilA (6.37)
,-,
Si z=1I2 y a=U2. entonces

(6.38)
2. Cálculo de una viga a la acción de un impulso distribuido se·
gúrt la ley de 8(Z) = s* sen ~' (fig. 115). A base de (6.37) podemos
escribir lo siguiente:
00 I 2$. sell~
11 z, t = '1I<nz.J
() LJ sen - , - mlw/¡ ¡ k~ sen rollt da.
8en -,- (6.39)
,-,
En virtud de la propiedad de ortogonalidad, tenemos que
I tia kna ./0 para k =1= 1
J sen,S6n-¡-da=, l
"l]"" para
k-l
-.

".
Por eso se obtiene que
_~ ~ 8eo00 1t
y ( Z, t) - m sen 1 . (6.40)
m,
Tomando en consideraci6n que para tal viga (1), = nZllz 11 EJlm.

~'f
~
t
l~
'

Fig. 115

tendremos definitivamente:
(6.41)

Los momentos fIectores son


.. / El tU
M(z,t)=s" V ~sen-l-senwlt. (6.42)
Para z = 1/2
y (;, t)= (s·la; mn z V e.:) SCllW1t; (6.43)

M (~. t) =s-l/ ~: Ymwjt. (6.44)

3. Cálculo a Ja acelón de un ¡m pulso s" uniformemente dis·


tribuido por la viga (lig. 116). Según (6.37) tenemos:

y ( Z , t) =
m

~ 860--
hu sen (O,,:
~fi)4ml
J
,
2,·
- - . .n
knz
-l- , -
d
"'_1 o
-
~-
m

O bien, considerando que


.-.
2,' ~ -sen-
1 kl'U
k 1

wll -
sen OOllt (1
OOIl
-cos k n.

k1nt.·v"'''''''''C-
-¡r EJ: m
) (6.45)

(6.46)

M (t, l) =
43- .,; .r El
n V --;n
-
~
LJ
I knz
¡¡ sen -,-sen rok t . (6.47)
/r._l. $. 5

.oo
Para z""" l/2
/
Y ("2' ,) = _--::=-':"'7'/,,';=.
mna y''E'J:m '"
~
- • sen ""2
-¡;3 k. sen t
Cilk ; (6.48)
"_1. 3. ~

(6,49)

§ 54. CALCULO DE UNA VIGA SIMPLE A LA ACCION DE UNA


FUERZA VIBRATORIA P sen .ee (fig. 117). Parámetros ioiciales:
y (O) ~ O; y' (O) ~?; M (O) ~ O; Q (O) ~ '/; q (O) ~ O.
Las condiciones de tl"ansieión del primer tramo al segundo para
z = a son:
!>.y (a) _ O; !>.y' <a) _ O; !>.M <a) _ O; !>.Q (a) _ -P;
!>.q (a) ~ O.
Condiciones de frontera en el extremo derecho: y (1) = O; M (1) -
-O,

• a tpsen8t

l uwnw Ít 1
h Z J ,, 1 Af
Fig. 116 Fig. 117

ler tramo: O ~ z ~ a. Según las ecuaciones (5.66) y (5.68) teno-


mos:
(6.50)

(6.51)
2° tramo: a ~ 2 =< l. Según las expresiones (5.66), (5.68), (5.70)
y (5,72),
p
yz (2) = Yt (2) + ~Ej D.(~_a); (6.52)
p
ftf z (z) = M t (2) - ... B'(l'_a)' (6.53)
Condiciones de frontera en el extremo derecho:
11'(0) Q(O)
y(l)=-.-B"-7E:T D-t+ ¡'EJ
P O; }
I!'U-ol=
(6.M)
M (l)=-sEJy'(O)D,,+º,(O)B,I- ~ B,(I_o)=O.

'8'
Resolviendo e.sLas ecuaciones se obtiene:
11' (O) =....!- D).,B-<I-4I- B"D'/I-4' (6.55)
,IEI Bl Dl
Q(O)=P B),Bo('-;i:~tD'(I-lI) . donde ),=sl. (6.56)

Cuando la fuerza P se encuentra en el centro de la viga:


'(O) P D1o,BJ"/t- B ,,J)J.J,. (6.57)
Y =;tE] Bl D[ I

Q (O) = P B,,8"1.,/,- DI..D),Jt (6.58)


Bl Dl
En último caso obtendremos expresiones más simples de los
parámetros iniciales. si de acuerdo con la condición de simetría
ut.ilizamos otras condiciones de frontera, a saber:

y;(;)=O; Q,(~)=~.
Según las expresiones (5.67) y (5.69) tenemos:
y; ( ~ ) = y' (O) AA/2 - ~~O] CA"'''' O;
Q. (;)=-s2EJII'(O)C),/,;.-Q(O) A7../1= ; .
Resolviendo estas ecuaciODO$ se obtiene lo siguiente:
y' (O) = (P ; 2i'EJ) IC". ; (Al" - Cl,.)]; (6.59)
Q (O) ~ fA ,¡, ; (A 1,. - Cli.). (6.60)
Las ecuaciones de flechas y de momentos flectores, cuando la
carga está situada en el centro de la luz, las obtenemos a partir de
(5.66) y (5.68);
p
UI (z) = 'U'El (Al Cl ) (C).I2.8u - A"'/2 D n); (6.61)
n /2
p
M. (z) 2.. (Al Cl) (A)./2Bn-C)./2Du)· (6.62)
12 - /2
Para % """ l/2 se obtiene:

Y. (1-)_ P .B1J,C)J,-A.,laDu..
2 - 1,.rllU AJ.¡z C[¡z •
(6.63)

M, (1-)
2
=
21
p . Al../.B)J,-C)J.D1J,
AI. /2 Cln: .
(6.64)

Partiendo de estas expr~9iones pueden construirse los diagramas


de las flechas y de los momentos fJecl.ores.
Oemo!ltremos que !Ii la frecuencia de la earga que actúa e coincide
con la frecuencia de oscilaciones libres. se produce la resonancia.
,.,
Coa este propósito examinemos los denominadores (6.57) y (6.58):
Dl-DI=: ( ShA~Sen A r~ _( Sh~-;SCn A r = sh '-sen A.

La frecuencia de oscilaciones libre1'l de tal viga 001 = kll~' e;;: .


Hallemos Ji'" por medio de las frecuencias de oscilaciones libres
(vé.,. (5.59)],
me' k'n 4 e'
é= El =-r-6if
De aquí se desprende que
kn .Fa
'--,- V Oi;.
Respectivamente,

Ahora
El-DI""" sh krt .. / & sen kn .. /' 6 .
V(J)/o. VW/o.

Si e= 00", entonces Bt - Dl """ O y según (6.57) y (6.58) y' (0)_


-.00 y Q (O) _ 00, lo que testimonia la presencia de la resonancia.
Ejemplo 31. Construir los diagramas de las nechas y de los momentos
(lectores en la viga debidos a la fuerza de vibración ubicada en el medio de
la viga (flg. 118, a) para los sIguientes
datos: l == 2 mi a == i lll; J _ 8000 cm';
pSt!/18t
E=- 2·107 N/cm ll = 2·tOll Pa; 0.400c· f
l} = 400 S-I; g = 9,81 m/s·. t-':"'--'---;j>
La carga unJforme q '= 98t N/m.
Según la fórmula (5.59) obtenemos ~ .,~ ~ llillgraf1l(J
b' ;:;¡ ~ ~ /deY/ez/OI1tSS
981·400'
8"=9.8t.2.1Óii.8000.1o-8 i
( , )'
m . '~
¡Jia 'IY1nJO riemom-,.nt03 flectrJfPS

..
De aqui so desprende que C)
11 = 1 m-1 ; A = 8l = 1·2 == 2. ~

~
Partiendo de las tablas de las lun- ~

ciones A, B, e, D (véase el suplemento


1) hallamos que:
A".!I = 1,04169; 8,,/1 = 1,00833;
Fig. 118
eJ.!. = 0,50139; D),,/.. = 0,16686.
La ecuación de las flechas según (6.61) es la siguiente, si P está expresada
en N:
P (O,50139B.-1,04169D z)
1I1(~)=- 2'11,2'1011,8000'10="(1,04169' 0.501391) 100 cm.
Una vez hecbas Jas simplificaciones:
V1 (.1') """ O,OOOOO374.823P (0,S0:139B. - t,04:169D¡) cm.
t83
La ecuación de 101l momentos Ue.;;lol"es segÚIl (6.62) es:
W (l"""L, i.04169B~-O.S0i39D~100 N .
• 1:1: 2-t 1,04169& O.sm3~ cm.

Despu& de IlmplUicar
Mi (:) = 59,95174P (I,MiG9S I - O.5013'3D,) N ·CID.
Calculamos las flechas y 10& momentos fleetores:
1) z: -= 1/4 ""'" 0,5 ro; ,. = 1 ·0,5 = 05;
Aa.• "'" 1,00261; B,.I - 0,50026; (\.~~ 0,12502; D,.• _ 0,02084;
YI (l/4) - O,OOOOO374823P (O,5013!1·0,5uu26 - 1,04169·0.2084) =
- O.OOOOO0858782P. en em;
M t (1/4) "'" 59,97173P (1,04169.0,50026 - 0,50139.0,02084) =-
- 30.625576P, en N ·cm.
2) :J: ..,. '/2 = 1 ro; u"'" 1·1 = 1;
Al"'" t,04.169; B¡- 1,00833; el - 0,50139; DI" 0.16686;
Yl l/2) .. 0,000003 4823P (O,50139.t.00833 - 1,04169.0,16686) -.
~ O,OOOOO124M76P, en cm;
M 1 (1/2) """ 59,97173P (1,04169,1.00&33 - O,50139.0,t6686) ==-
- 51,974992P, en N ·em.
Los diagramas de Las f1~ba.!l y de los momentos f1eetorea están coostruidos
en 1. ng. ita, b y 1:. Determinemos 108 coeficientes dinámicos para el centro
de la viga:
..!...'
Y ( 2 le81- 4BEJ -
_2!!-_ P·2 8
4S.2.1ÓH./:lOOO.1O-i fOO-=0,00000t041667P cm:

M (.!.)
2 ut
=.f.!....=
4
P·200
4
50P N'CID.

Coeficiente dinámico respecto a la flecha:


0,000001243476
~"'" O,OOóOó104166 1,t937.
Codiciooto dinámico rE'spect.o al momento:

.---- 59,975 -1 l595

Los coelicil'ntes dinámicos, como ura de esperar, Nsultaron diferentes,


pu.t'sto que soo iguales ~Io en t'l sistema con un ¡;rado de líbertad. Hallemos
..
aproximadamente los coeficientes dllliimicO!l, eonsl(lerando que la viga es un
Sistema con un grado de libertad, para el cual h. frecuencia

lo)
1
.,
.' V ¡;¡--P V
¡r
El -
n' 2.IOIl.8000.1Ó=· _nI. 10'.
98t19,8t
Por con5iguiente,
11 =---'-...-
t-=-
ro,
I

.' O'
t---
t

n 4 .10 4

Realhando los cálculos análogos para e = 900 8- 1 Y 0= 1024 S-I, 10


--".00'' ' '- =
t

I-n&.to l
t, 197.

qutl determina, res}>f't·tivamente, qu~ ,1-.1.5 y lI_t,6, obtendremos los


diagramas de Las flechas )' do 105 m<lmeotos flectores rep:resentad05 en lalJ
flgs. 119 y 120. En este caso JO! coeficientes dinámicos para el centro de la

...
vfga son loe siguientes:

Diagrama tit'
mom(JnfDS
fler:tDrf'S

Fig. t19 Fig. 120


1) para e= 900 S-l;
O,OOOOO6'lO909
rl'spedo a la B lleobQs 0,0ó600104t66 = 5,8648;
250, tlP
respecto a los momentos 50P = 5.002;
1
aproximadamente, f.l. - --c(~,~oo¡¡¡¡""",)c,r "",5,936~
1- n'jOl

\
Ii!
1-
1

Fig. 121
1
',1 cuando 8 = nltO I 11-1• ¡Jo "'" 00, tiene lugar la resonancia;
para O = t024 s-J tenemos;
O,OOOOt40558
respeelo a las flechas I-l. - - -13;
6,óóóóOHl4166
re,pee\.o a 108 momentos ~ 0=
545ó;'P -10,950&;

aproximadamente, ¡J.=f: (1 1024' ) =-13,078.


n~lO'

185
Para 9;>0 t024 •.1 10B cocHeirntes dirúi!lll~ resUhartlD ~aUvos. puesto
que el movimiento no coincide porla fue con la fUfr.t1l. que actúa. Para la fuer:la
P dirigida hacia abajo, la viga se despluA hacia arriba. El diagrama del coefi-
ciente din'mico respecto a JO-!! momentos puede verse en l. lig. 1.21.

§ >5. CÁLCULO DE UNA VIGA SIMPLE A LA ACCION DE


CIERTAS CARGAS VIBRATORIAS. 1. El momento se encuentra

Fig.122

en el apoyo izquierdo (flg. 122). Parámetros iniciales:


y (O) ~ O; y' (O) - 1; M (O) _ M; Q (O) - 1; q (O) - O.
Condiciones de frootera en el extremo derecho según (5.66) y
(5.68),
11' (O) "1
!I (1) - --;-8),- ;me).. - '-EI D),=O;
2..!2l

M(l)= -EJsY'(O)O.+MA.+WO._O.

Resolviendo est.as dos ecuacioo6.9 obtendremos:
y' (O) ~ ::,~ f. (l.), (6.65)
donde
f (",)=~B).C),-A"D),-=-ª-ch¡"san).-9h ).CO!li..= 1 (véase (6.122)1'
1 ), 8t Di 2 )"ah),sen). ~ •
Q(O)_6M(C"D),-A),BÜ (6.66)
B1. Di .
El ángulo de giro en el apoyo derecho Jo hallemos según (5.67)
utilizando las transformaciones siguientes:

y' (1) - .H' (~ Dll (-O,). (6.67)


2. El momento está situado en el apoyo derecho (fig. 123). Pará-
metros iniciales:
y (O) ~ O; y' (O) ~ 1; M (O) = O; Q (O) ~ 1; q (O) ~ O.
Condiciones de frontera en el extremo derecho de la viga según
(5.66) y (5.68),
"(I)~V' (O) B _ Q (O) O -O'
~ "lo. .'EJ), ,

M (1) _ -EJsy' (O) 0.+ Q(O) O.~M.



1&6
Resolviendo las ecuaciones, tendremos:
(6.68)
donde,
I.)-.!.. D), _ 3 Bh),_seDA. lIa(;')
t2 ( -), Bl D[ - 1:'" ah), !6n ), f.1, V.,
[véase (6.90) y (6.91)1;
Q (O) ~ ,MB, , (Bl - D!). (6.69)
3. Carga uniforme q sen Se (fig. 124). Parámetros iniciales pa-
r ••~ O: y (O) ~ O; y' (O) ~ 1; M (O) = O; Q (O) = 1; g (O) = -g.

t Fig. 123 Fig. 124

Las condiciones de frontera en el eje de simetría son: y' (1/2) = O;


Q (l/2) = O. Escribamos estas condiciones según las expresiones
(5.67) y (5.69) en la siguiente forma:
y' ( ; ) = y' (O) A),/2- ~i~ C),/2 + g&~J Ifi/2 = O;

Q (~) = _s'tEJy' (O) C),/2 + Q (O) A"'/2- : 8"'/2 =0.


Resolviendo las ecuaciones obtenidas hallamos:
y' (O) - q B"'aC),fa-A",/,lh./a. (6.70)
- 7l!1 AI
/2 CI/ 2 l'

Q (O) = 1. (A"/2B),/2 - C"l'l.D),/2): (AI/2 -CId. (6.71)



Las ecuaciones de las flechas y de los momentos flectores las
obtendremos según (5.66) y (5.68):
y (2) =_._!'EI
[B"/ICA/S-A),/IDA/s B -
Al/ z Cl/ 2
u

_ (AA/sBAls-CA/sDA/s) D
Al,z cl12 11
+ (A 11
- 1)J •
,
(6.72)

M (z) =...!...l-
"
BAlsCA/I-AA/a D",.
Al/2 el/ 2
Du +
+ (A"'/2B),,/2-C,,/zDA/Z) Bu: (Al/2-Cl/2) - eu J. (6.73)
187
§ 56. CÁLCULO DE LA VIGA EMPOTRADA POR AMBOS
EXTREMOS A LA ACCION DE CIERTAS CARGAS VIBRATO-
RJAS y DESPLAZAMIENTOS DE LOS APOYOS. 1. Carga con-
eeouada P sen el (Hg. 125). Parámetros iniciales:
y (O) - O; y. (O) - O: M (O) ~ 1: Q (O) - 1

Condiciones de transición para z = a: lJ.Q (a) - -P. Condi·


cianes de frontera en el extremo derecho de la \'iga: 9 (l) <= O;
y. (1) - O.

Fjg.125 Fig. 126

ler tramo: O ~ .: : < a. Según los expresiones (5.66)-(5.69),


obtonemos:
_ _ M(O) C _Q(O)D •
y¡ ( !:) - .'l.EJ u ~IEJ u • (6.74)

y,• () 1>1(0) Q(O)C.


.::: = ---¡erBu.-'iilf] n. (6.75)
Q(O)
1\f ds)=Af( O)Au+-.-B u ; (6.76)

Q, (,) - sM(O)D" + Q (O) A". (6.77)

ZO tramo: a ~ z ~ l. Según las expresiones (5.70)-(5.73) tene-


mos lo siguiente:
p
Yz (z) -= VI (z) + ~EJ D'(o.4); (6.78)

y; (z) =.y; (z) + ,'I;iJ C.. C¡_a); (6.79)


p
M a (;) = Af¡ (z)--¡- B.(t._ol; (6.80)
QZ(Z)-Ql (z)-PA. h _ a )· (6.81)

Componemos las condiciones de frontera:


Resolviendo las ~uaeiones. obtenemos:
M (O),.... ~. CJ,.D.I/_ol- D"C.1i_o. (6.82)
$ el BJ.DJ.
Q (O) = P C),.C.U-a)- BJ,D.CI_al (6.83)
el
BAO).

Sustituyendo los parámetros iniciales hallados en las ecuaciones


(6.74.)-(6.81) obtendremos todo lo necesario para el cálculo.
2. Carga uniforme q sen et (fig. 126). Parámetros iniciales:
y (O) - O; y' (O) - O; M (O) - 1; Q (O) - 1; q (O) - -q.

Condidones de frontera en el extremo derecho: y (l) = O; y' (l) =


.c;;;: O. Según las expresiones (5.66)-(5.67):
M (O) g(O)D q ) O.
y(l)=- ~EJ eJ.-fEJ "+",'EJ(A),,-1 -. •
• M (O) Q (O) q D O
y (1)_ -""'"'iETB).-ii87CJ.+.-EJ l,~ •

A partir de estas ecuaciones se obtiene lo siguiente:


q (A),.-1.)CJ,-D[
M (O) =- Ji'" el BJ.D,. ; (6.84)

Q (O) _ .!. C)"DJ.- (A),,- t) B). (6.85)


- el B),D"
,f •

3. Caso general de desplazamiento de los apoyos (rig. 127). Desl


lllazamiento vertical del extremo izquierdo y (O) sen et; glro de-
ext['omo izquierdo a. sen et; desplazamiento vertical del extremo
derocho y (l) sen et; giro del extremo derecho P sen et.

Flg.127

Parámetros iniciales para z = O: y = y (O); y' (O) = a.; M (O) =


=1;Q(0)=1
Condiciones de frontera para z = 1: y """ y (1); y' (1) - p.
18'9
Según las expresione.!l (5.66) y (5.67) obtenemos:
a M (O) 0(01
y(l)_y (O)A>.+. 8A---;rETCJ.-mD).,; (6.86)
'O Af(O) 010) (6.87)
Y (1)=8Y( )D,,+czA,,- ,El BJ,-,'EJC),=P,
De estas ecuaciones obtenemos:
M (O) - a 'fJ ~,(AH ~ 'fJ !'2 (A) +
6EJ BEI
+ y (O) ¡;-~, (A) - Y (1) ¡;-~. (l.), (6.88)

donde
A ),. Bl.C",-A),D), )., ch)'W) ;"-Ih)..cos).
fll ( ) = . q BAD), , 1 chAcos). =

= I'~A) [véase (6.120»); (6.89)


). Dl, J.. !Ih A-No).
l!Z(A)~2 Cl+B),D), =Tl Ch"C~A; (6.90)

),1. D1- A"C" j,,'!lh}., !eD ).


(6.91)
J.1,(A) = - & eL 8kD" -5 t eh )Ocos)O ;
",=).1. CA _~.eh).-co.s).,
¡.L, ( ) T el 8).D). - 6 t -eh).,c08).· (6.92)
6El 6EJ
Q (O) ~ - a¡;- o. (l.) -~ ¡;- o, (1.)-
12EI 12EI
- Y (0),..-- o, (1.) + y (1) -¡,- O,<A); (6.93)

o. (l.).: _ ~. A!-C" -Bl ,<;: ~ sh '" sen). = n (A)' (6.94)


6 el B"DJ, 6 1 eh), COI;' rS •

A' ¡,.
es (A) "'" "'6 et CAB",D), ¡"I
= T 1
eh ),-&05
eh). CM ). ; z J4dA); (6.95)

e (A) 0= ~ ,hB,,-C).D). =~ ah 1 4:08 k+ch;" ..o). . (6.96)


:a 12 q B),D" 12 1 eh), coa ). ,
l.) ).1 B." )" sh1.+!eu),.
8.. ( -12 q 8).D" K3121 eh).cos)O" (6.97)

El caso general examinado de desplazamiento de los apoyos


permite obtener a base de éste diferentes casos particulares, lo que
será utilizado para el cálculo de los pórticos.
Los valores de las funciones (6.89)-(6.97) compuestos de acuerdo
con¡las tablas (621 y verificados con las tablas [47) 88 exponen en el
sup emento 2.
190
§ 57. CÁLCULO DE LAS VIGAS,' APOYADAS ARTICULADA-
MENTE EN UN EXTREMO CON EMPOTRAMIENTO EN EL
OTRO, A LAS ACCIONES DE DIFERENTES CARGAS VI-
BRATORIAS Y DESPLAZAMIENTOS DE LOS APOYOS. 1. Fuer·
za concentrada P sen et cuando el empotramiento de la ,"'iga es a la.
derecha (fig. 128, a). Les parámetros iniciales .'lon y(O} =< O; 11 (O) =1,
M(O) - O; Q(O) -?

a) Psm8t
a
1
6) PunDl
, ,
rig. 128

Condición de transición para :: = a: AQ (a) = -P.


Condiciones de frontera en el extremo derecho: y (l) """ O; y' (1) =
- O.
ler tramo: O ~ z:;;;;;; a. De las expresiones (5.66)-(5.69) obtenemos
10 siguiente:
JI' (O) Q (O) •
u¡(z)=-,-B u - '-EJDIJZ' (6.98)

y~ (::) =y' (O) Au - ~iO) e u ; (6.99)

M ¡(z) = -sEJ,,' (O) D.. + Q ¡O) Bu; (6. tOO)


Q, (,) ~ -,.EJy' (O) e" + Q (O) A". (6.t01)
.zo tramo: a ~ z :::;;;;: l. Según las expresiones (5.70)-(5.73) halla-
mos:
P
111 (z) = 1/1 (z) + ,'EJ D.h _ o ); (6.102)

y; (z) = y; (2:) + "~J e'CH'-'; (6.103)


p
M:r.(z) = Mi (::) - , 8,h-ol; (6.104)
Qs (1) - Q1 (z) - PA.(~~). (6.105)
Compongamos las condiciones d8 frontera:

y (1) -= y' s(O) B "'- Q (O) D PDO'}


,IEJ ),.+n:; .((-11)"'" ,
(6.106)
y' (l) = y' (O) A).- ~k~ c). + jI'~J C. U_ II ) = O.

191
Resolviendo las ecuaciones se obtendrá lo siguiente:
y' (O) = ~ C).D¡(I-a)- D1Cm...... ) ; (6.107)
,IEI .4"0,, BI..C).
Q'(O)::::oP A).D,f(l_a)-B)"C.ll_1 , (6.108)
l A)"D)" B)"C"
donde ). = sl.
Sustituyendo los parámetros iniciales hallados, en las expre-
siones (6,98)-(6.105) tendromos Lodo lo necesario para el cálculo
de la viga.
2. Fuer"Z8 P seo Ot cuando el empotramiento de la viga es a la
ezquicrda (lig. 128, b). Parámetros iniciales: VeO) = O; y'(O) O;
M (O) ~ 1; Q (O) ~ 1
Condición de transición para z =: a: t1Q (a) = -P.
Condiciones de frontera en el extremo derecho: y (l) = O; M (1) =
- O.
pe tramQ: O :s;;; z :::;;;: a. Según las expresiones (5.66)-(5.69) ha-
llamos:
M (O) Q(O).
Yt (z) = - ,fEJ Cu - .'EI D u • (6.109)
, M (O) Q(O).
Yt(Z)= - sEI BU-,JE'C U '
(6.110)
Q (O)
MI (s)= M (O) Au+-.-B u ; (6.111)
Q, (.) ~ 1M (O) O .. + Q (O) A ... (6.112)
2° tramo: a ~ z ~ l. De las expresiones (5.70)-(5.73) obtenemos
Jo siguiente:
p
y,. (:z:) - Yl (z) + ,IEI D"ü_o); (6.113)

y; (z) == y; (z) + 11~' e.(I_al; (6.114)


p
JIf,. (z) == M t (z) - , B.h_cz); (G.115)
O,. (:z:) - 01 (z) - PA. tr _.d _ (6.116)
Condiciones de frontera:
M (O)
g(l ) =-fIET
e l.-~EI
Q(O)o P O O.
l.+~EJ .11-01)= •

M(I)~M(O) A.+
A parti.· de ellas tenemos que
.
Q(O) B.-.!:..B'(I_a,=O.
,
M (O)""".!.. D"B.ll_a)-B"D1(l_a, ; (6.117)
• Al.Dl. Bl.Cl.
Q (O) 0= P A,.D1u-<>l-C,.B1H_al • (6.118)
Al.D,. B,.C.,.
192
3. Viga empotrada por el extremo derecho con carga de mo· 'a
mento en el izquierdo (lig. 129). Parámetros iniciales: y(O) = O~

:¡("n.t , r
Fig.129

==
M ó Q (O) ,.. 1 Las condiciones de frontera son:
y' (O) C::II 1; ;1(" (O)
y (1) - O; y' (1) -O.
Según las expresiones (5.66) y (5.67) hallamos lo siguiente:
y' (O) M Q(O) .
Y(l)=-.-Blo.--;i'jJJC"-.SEJ Dlo.=O,

y' (l) = y' (O) A" - ''';J 810. - ~1°J C" = Q.

De estas ecuaciones obtenemos:

y' (O) - t'o} t, (1.), (6.119)


dondo

4
'3 (A) =
1-eh).eos).
4
T
BAOA-e{
..4,.0,. B"C A
i
=r'chisenA Sh"C08X"""~rvéase (6.89)). (6.t20)
4. Caso general de despluamiento de los Bpo)'08 (lig. tao). Pará-
metrOS iniciales: y = y (O); y' (O) == a: M (O) Q (O) = 1 Con- C;;l "/

diciones do frontera para:: = 1: V ..... V (l); M (1) =- O. Según las

~
~
----- .
!
'"
~

l ¡
Flg. 130 Flg. 131

expresiones (5.66) y (5.68) obtenemos lo siguiente:


a. MeO) Q(O)
gel) = y(O) A,,+,Blo. - ,IEl c,.- fiErD,,;
M(l)~ -y(O) EJs'C,-<>EJsD,+M(O) A,+ Q(O) B,~O.

1;}-1361 '.3
A pULir de estas ecuaclones hallamoli:
SEJ SEJ 3El
M (OJ -" -,- ~,(") + y (O) ,,~. ("J - y (IJ ¡r- ~. ("), (6.121)

donde A.=Il.

JLs (" ) ... '3


' Di-Bi
A).D" -B"O). -
_ 2 ). sh). saD A _ -!..... Iv' (6 66)1 (6.122)
- 3 eb).!lerdl'-sbiOcosi - IdA) vase . ;
(A) Al .4).B).-C"O" ).' IIh).eoaA+ch)'yo,).
y.t --3.4).0). B"C). =SehA!eQ1o.-sh1o.c0ll1o.¡ (6.123)
(A.) _ _ ).1' B" =~ sh ).+yo ). . (6.124)
f.l"J - 3 A"O" B"c" a ch ).llen iO ah), c:es ). •
3El 3El 3El
Q (O) _ - "---¡¡- e, (>.) - Y(O)" e. (") + y (IJ -,.-" ("): (6.125)
dondo
e (") -= _~ A"B"-CAD,, _
s 3 A"O" B"C,,-
_).1 sh).c:os).+c:h).san). _ (") (0.126)
- 3 c:h).sen iO shreos): -Ji. .
).1 el-Al
8.(A)-=3 A"D" B"C,,-
).1 2 eh " cos ). (6.127)
=3ehiOseo» sb).C05),.;
8 (A.):= _~ A" =~ c:b ).+coa). (6.128)
f 3 .4. AD" BAC" 3 c:h»!en'" sh)' c:os )O •

Huelga señalar que según el principlo de reciprocidad ele los Lrabajos


se puede escribir que
~. (") - + e, ("J.
Del caso general ex.aminado de desplazamiento de los apoyos
pueden obtenerse diferentes casos particulares.
Los valores de las funciones (6.122)-(6.128) véanse en el suple-
lllento 2.
5. Desplazamiento vibratorio del apoyo izquierdo articulado
(fig. 131). Parámetros iniciales: y = y (O); y' (O) -- 1; M (O) = O.
Q (O) = 1
Según (5.66) y (5.67) componemos las condiciones de frontera en
el extremO derecho:
y (1) ~ Y(O) A, + ",<0) B, - SiO; D, = O:
y' (1)= +'Y (O)D,+y' (O)A,- 81"; c,-o.
De aqui se obtiene:
. DI-A"c"
y (O) = - y (O). A"D" B"C" (6.129)
3EJ t
Q(O) - - y (0)-,-, .. (A), (6.130)
donde
(6.131)

§08. CÁLCULO DE UNA VIGA SOBRE DOS APOYOS CON


UNA MASA CONCENTRADA COMPLEMENTARIA, CUANDO
:¡; _ a(fig. 132). t. Oscilaciones Ubres de la viga. Examinemos la
k·ésima forma principal de oscilaciones libres de la viga.

Fil' 132

En el lugar de concentración de la masa Inl sobre la viga actuará


la fuerza de inercia

m~l
Pu&Slo que d=er entonces

(6.132)

Parámetros iniciaJ89: y" (O) =- O; yÁ. (O) = ? M" (O) - O; Q" (0)-
-1
Condiciones de transición para z = a:
li.Q,,(a)= -J:= -s1 EJ
m
InlY" (a).

Condiciones de frontera en el extf(!OlO derecho de la viga: y (l) =


- O; Al (1) - O.
Ier tramo: De las expresiones (5.51) y (5.53) hallamos:

Yt'" (z) =-.-.-


rÁ (O) Q... (O)
8.14 " -ffET D.,..;

,,.
Mu,(,z) = -8ltEJIIÁ(O)D.J¡' + Q:.. (O) B."•.
..
Abora

(6.133)

20 tramo: a ~ z :s;;;;; lo Según las expresiones (5.70) Y (5.73) obten&-


mas:
JO
1/2/11 (:) 0= lilA (::) +~ D.,.(%_IIl);

JO
M u (z) = M 11< (z) - .: B'/«%_iIl)'

Condiciones de frontera en el extremo derecho de la viga:


y~(Ol
y,,(l)=-;;-- LB.A1+s,.--;;;-
m"
B'AIIlO,,,(I_IIl)
]
-

- ~~~ (D.,.I + S. :1 D,,,,,O'It(.-IIl>] = O; (6.t34)

M 1< (l) -- - s"EJyí., (O) [ 0,,.1 + 8. ':1 B''''IIlB.",(I_IIl)] +


+ Q~,.(O) [B,,., +1. ':tI D'.IIlB,,.U_IIl}}=-o. (6.135)
EstM ecuaciones son homogéneas. Es necesario igualar a cero su
determinante, lo que aCrecerá la ecuación para calcu.lar las incógni-
tAs s•. Al determinar éstas, las (recuencias de oscilaciones se hallan
según (5.55).
Si la masa concentrada m 1 se encuentra en el centro del tramo
de la viga. será roás cómodo adoptar las condiciones de frontera
I'lOgún la simetría. a saber: y~ (l/2) - O; Q", (l/2) """" Jt/2 (sólo para
las oscilaciones simétricas). En este caso se tendrá que utilizar las
expresiones (5.52) y (5.54), según las cuales las condiciones de fronte-
ra serán las siguientes:
y;' (-4-) .... l/Á (O) A).~, - ?íi' C).~, -O. (6.136)

01< (+) -= -sIEJyi(O) CAl< +01< (O) A).1t


T T
=!f-t (6.137)

donde Al! = $:l.


La fuerza de inercia J% se determina según (6.133) para a - U2.
Después de sustituir en (6.137) la fuerza de inercia por s-us valores.
obteodremo :

-s:EJy~ (O) [ C).k +~ : l B AIt ] + Q/l. (O) X


T T
+ '; ~ DA It] = o.
.. X [ AA,," (6.138)
T.
,
-2-
Las ecuaciones (6.136) y (6.138) son homogéneas, por eso con ellas
se procede igual que con las eeuaciones (6.t34) y (6.135).
2. Carga vibratoria P sen 6t en el punto de disposicl6n de la masa
concentrada (Iig. 133). Examinamos las oscilaciones permanentes
con la frecuencia de la fuerza act.uante. En este caso la fuerza de
inercia J. será.
J. -= 17l19'y (a). (6.139)
Parámetros iniciel..: y (O) = O; y'(O) ~ 1; M (O) - O; Q (O)~l
Condiciones de transición para % = a: t1Q (a) = -P - J*.

PWl9t
• Psen8t r-~f

,m, •
~ 4.
e,I50M
}
Flg. t33 Flg.134

Condiciones de frontera en 01 extremo derecho: y (l) = O; Al (1)=


~O.
]er tramo: O::::;;; z ~ a. Según las expresiones (5.66) y (5.88),
tenemo!!
,¡'(O) 8 Q(O):V'
y,(z)=-.- Il- '-EJ u.
, Q (O)
Ml(~)=-,EJr¡ (O)Dn+-.-B u ·
Ahora se puede escribir la ruena de inercia del modo siguiente:

J.=m I 8z ( v'l°) B.~- ~1°] D.~]. (6.140)

donde m.8t=s' ':1


EJ.
20 tramo: a ~ z ~ 1. Según las expl'esiones (5.70) y (5.72) obte-
nemos:

Basándose on estas expresiones componemos las condiciones de


frontera, utiliundo (6.140):
~[ B.I+Bm'Bu.D.(I_~)-
y(l)=, m ]

- ?i~ [D. r+s ~ DnD.(l~al] ; (6.141)

'.7
M (l)e::> -11'(0) .EJ [D. , +.~B.aB.(¡_)] +
+ O}o) (Bd+.~D ...B.tf_ll (6.142)

Luego, a partir de estas ecuaciones. es nocQ.'lario determinar los pl'U'á-


IIletros inicial99 y' (O) Y Q (O) y después, según (5.66)-(5.73), los
datos necesaríos para el cálculo. Si la masa mi 99tá ubicada en el
centrO del tramo, las condiciones de frontera se adoptarán según la
simetría, a saber:
y' (l/2) - O; Q (1I2) - (P + J·)/2.
Estas ecuaciones escritas en forma desarrollada las obtendremos
a partir de (5.67) y (5.69);

y' (1I2) ~ y' (O) A,,, - %le"; e"" - O;

Q (1I2) - -.'EJy' (O) e", + Q (O) A>.t, - (P + J·)/2.


Considerando (6.t40) obtendremos definitivamente Jo siguienle;

11' (O) Ak¡2 - ~~]. CI.¡2. = O; (6. l43)

-s2EJI/' (O)Cl.¡t + Q{O) A,.¡t-


_ "" ~
2
[ 11' (O) B"2
, '"1
_!1!!!l.
.3EJ
n/o.I , ) = ~
2 • (6.<44)

Ejemplo 82. Determinar la tensión en la viga de doble T JI¡ 22 (Iig. 1S'),


la cual tlena J"'" 2550 cm'; ID -= 232 G1I'II Y 103 datoll (v'.a. el ejemplo 14)
.lguientes: l - 4 m; p.." 27()(1 N; 9 ~ SO 5-1; la mau del motor m, - 1500 kg.
Ja masa di.lltribuida conaiderando la mua dela viga .... = 400kg/m;. - 9,81 mI'-
E .. 2,1.lO u .9,al pa.
El eoefil;iente caracterÍ!tico. según (5.59), el

• (t·
"t4,~i.~24;¡- ñiT)'
De .qui $e desprende que

•- ..";;,,,,1""5"
14 mallnitud

15OO·ao-
3 """ 1,918818.
) (2,.1,10'·,9.81)(2550,10--)

'98
,
L08 valores de las funciones durante la interpolación lineal son

A=sl= 1.9545 '_2,o.i666¡ "'/2_1,0233;

A).12 _t,O·H69 + 1,061066,'.1.04169 0,0233 =1,046203;

B 100833+- 1,11343-1,00833 0,033_1,032818;


)./2- • 0,1
C"¡,,,,,-O,UH39+ O.60746~tO,50t39 0,0233_0,526105;

D¡.¡,=O.t6686 + O.22222;~,16686
,
0,0233 =0,179759.

De las ecuaciones (6.143) y (B.t44) obtenemos:


~. (O) 1,046203- .~i~ 0,526105-=0;

-f~Ely' (O) (0.526105+ :;/:, 1,032818)+

+Q (O) (1,046203 + ;.~~ 0,179759)= ~


o bien
JI' (O) 1,046203- S~; 0,526105=0;
(O) (0,526105+0,959408·1,032818)+
-!J'
Q(~ p
+ ,'El (L046203+0,959408·Q,119759)= 'a'EI
Definitivamente:
JI' (O) 1.046203- ~i~ Q,526to5=-O;

¡¡l (O) t ,516999 + Si~ 1,218665 - lite J


Resolviendo estas ecuaciones obtenemos:

11' (0)_0,5515651 .!'el; Q (O)-=t,0969473P.


El mowento flector en el cen\ro de la luz de la viga, según (6.51), es
M (l/2) = -,E/y' (O) Dv.+ Q (O) Butr:::tl<

= -0,551565 ..!.... 0,179759+ 1,096947P t,0328t8= 2,0206S78P.
• •
Definitivamente:
M (U2)=2,020658·2700=M55,776 N·m.
Tensión complementaria debida a la carga dinámica:
.o.. - 5455,776'100 2351,63 N/cm~ '= 23516,3 kPa.
G- 232
En el cálculo aproximado (véase el ejemplo 14)
..6.a_2455,60 N/cm'_:M556 kPIl.

'"
§ 59. NOCION ACERCA DEL CALCULO DE LAS VIGAS APOYA-
DAS SOBRE UNA BASE ELÁSTICA CON DOS COEFICIENTES
DE LECHO. La reacción de la base elástica con dos coeficientes de
Jecho por unidad de longitud de la viga se determina por la siguiente
expresión:
O'y
r(s)-c t by-c1.b "1h.1'
donde el es el primer coeIicionte (principal) de lecho. N/cm'; C2. el
segundo coeficiente de lecho, N/cm; b, el ancho de la viga. cm; y, la
flecha de la viga. cm.
La base elastica con dos coeficientes de lecho posee propiedades
de distribución, cosa que no tiene la base con un coeficiente de lecho.
Sin embargo. la presencia del segundo coeficiente genera reacciones
de bandas eoneentradas de la base en los hordes libres y en los extre-
mos de Ja viga, cuya consideraci6n rigurosa es hast.ante dificultosa.
Por eso, o consideramos esta:s fuerzas empleando algún método
aproximado, o simplemente prescindimos de ellas.
En nuestros cálculos no se toma en consideración la inercia de la
base elástica. Aproximadamenl.e ésl.n puede ser considerada suman-
do a )a masa de la viga m, cierta parte de la masa de la base.
La ecuación diferentical de movimiento de la viga la obtenemos
con ayuda de (5.3) introduciendo en ella la reacción de la base;
a'
""'jj;t [El (Z) Ü'/I
iJI,' -, +m,(.:) 8'y
8tl+P • ( z.t)+r¡by-
a'y
-r'llJ 8;' - - q (z, t). (6.145)
Para la viga de sección constante, cuando EJ = const., tencmo.!!:
8·/1
EJhi+m(:z:) iP"
81' +p.(:, l)+ClbY-C2b~=-q(s, t).
a'" (6.t46)
Las ecuaciones de oscilaciones Ubres 18.5 obtendremos partiendo
de (6.145) y (6.t46). considerando en ellas que q (.l, t) """ O.
1. Oscilaciones libres. La eenación difereneial es

as' a'YJ
a' [ EJ(:¡;).w +m(:) la-/f
at' +p.(:, t)+

+c 1bY- C2b M'/I


a,' =0. (6.1.47)
La solución de la ecua ión la hallamos en la siguiente forma:
~

y (" t) -
.-,¿: Y. (,) 11>. (t).
R epreseotemos también las fuerzas de resistencia p. (., t) en forma
(6.148)

.-,-
de uoa serje~

p. (:z:, t) = ~ p,.(z, t). (6.149)

200
Sustituyendo uno a uno los sumandos de (6.148) y (6.149) en la
ecuación (6.t47) y dividiéndola entre m (.:) y", (x) <!l", (t) obtendremos:
~ [EJ (s)¡,¡ (s}]-c,bl/ h (z)+c1bYh (:1) _ (f¡'", (l) Pk (:1, l)
m (~) l/", (a-) - - 11l1¡ (r) m (1) l/1l (:1:) di", (t)
(6.150)
Supongamos aproximadamente que la resistencia es proporcional
a la masa de la viga y la velocidad:
p:
(z, t) = 2a",m (z) y", (z) d>1l (t). (6.151)

,.
Tal admisión conduce a la separación de las variables en (6.150)
~ lE J (z) y¡ (z)J - c,bV¡ (:1) + c.bllk (z) (D", (I) + 2a"1Il,, (t)
(6.152)
m (z) g" (:;) = - lD" (t)

Ahora tenemos que el primer miembro de la ecuación (6.152)


no depende de t, y el segundo. de z. Esto quiere decir que cada uno
de ellos es igual a cierta constante, la cual designaremos con (JJ~_
Después de esto obtendremos dos ec.uaciones:
1) iD", (t) + 2a"<D,,, (t) + wX<D", (t) = O. (6.153)
Su in tegral es
a t - -
G>",(t)=e- A (A}r.sen wAt+ 8hcosro",t) =
= e -a" te" sen (OOllt - (Jl1t). (6.154)
donde
(6.155)
Por consiguiente, las oscHaciones libres y", (z, .t) se efectúan según
la ley armónica de amortiguación con una frecuencia de y la ro",.
magnitud constante introducida w'" es le. frecuencia de oscilaciones
propias de la viga sob ...e la base elástica sin consi.derar las r.asisten-
cias.
2) [EJ (,) y«,W - e,by¡ (,) - [wlm (,) - e, (b)1 y, (,) ~ O. (6.156)
Esta es la ecuación diferencial do la forma principal de oscila-
ciones Yh (z) que corresponde a la frecuencia 00", con coeficientes
variables. Si la sección de la viga tiene EJ = const, entonces la
ecuación será:
EJy¡V (Z)-C2byi(z)+ ClbYh(z)-(j)~m(z)y,,(x)=O. (6.t57)
Si la masa es también constante, entonces la ecuación sará aún
más simple:

ylV (z)- ~~ YÁ(Z)-S~Yh(Z)=O . (6.158)

20'
donde
$¡=(wlm-c1b): EJ. (6.159)

Para los cálculos que no c<msideran las resistencias es necesario en


(6.153) adoptar a. = O.
La ecuación (6.158) por su forma coincide con la ecuación (5.89),
si en ésta se adopta el si.gno superior del sumando modio. Esto penni·
te apJicar, también aquí, todas las expresiones (S.H9)-(5.i22),
compuestas según la ecuación (5.89) con 108 signos superiores y R,
haciendo la sustitución de R por c'Jb Y s1 por il. Respectivamente,
8uponiendo que

011 = V'" + ./(


2EJV '.' )'+-..
2EJ .sil, (6.160)

(6.161)

y baSÁndose en (6.159), obtenemo!:


6Jf= (s:EJ + c1b): m. (6.162)
Si la base elástica tiene !6Jo un coeficiente de Jecho el' la ecua-
ción (6.158) coincide con la ecuación (5.42), y entonces todas 1""
oxpresiones (5.5i)-(5.54) obtenidas basándose en (5.42) se utilizan
1embién aquí, sustituyendo en ellas s~ por s~.
Puede mostrarse que, siendo iguales )as condiciones de frontera.
las frecuencias de oscilaciones de la viga sobre la base elástica son
.más altas que las de la viga sin base elástica.
Veamos las oscilaciones de la viga sobre dos apoyo.!! y sobre la
base elástica y determinemos para eIJa las frecuencias y las formas
principales.
Parámetros iniciales: YIl (O) = O; y¡ (O) :0= 1; M. (O) .... O;
Q.(O) ~ ,
Condicione! de frontera en el extremo derecho: Y. (l) = O;
M, (1) ~ O.
Según lu expresiones (5.119) y (5.i21) obtenemo.!!:

.,(1)-.>(0) y,,(l)- Q~~) Y.. (l)=O; (a)


M, (1) - - EJ.>(O) Yi, (1) +Q, (O) Y¡,(l) - O. (b)
L88 ecuaciones son homogéneas, por lo que igualamos a cero BU
rieterminante:

2()2
Tomando en consideración (5.f02), (5.112), (5.104) Y (5.tiO) tenemos
que

(al+bl)' [( a¡;
'1 sh '1
4/11+ 'bAsenb/¡l ) (a/lshaAl+

+ b"aen b/ll) - (a"bt sh akl-a:b/l sen hAl) ( Sha:/ll - seob: 1l 1 ) J= Q.


Hechas las simplificacioDes, obtendremos:
sh ahl sen b"l = O.
Por consiguiente,
seo hAl - O y b.l kn. c:>"

Da acuerdo con (6.16t) y (6.159) se calcula:


-, b'+b'/lEY:
$11= Il
c'b (6.163)
wl = (bIEJ +blc zb+c 1b): m. (6.164)
En nuestro caso
CIl1=[ (~X)' EJ + (~n )Zczb+ctbJ: m. (6.165)

Las CormaS principales según (5.119) son:
Y/l (z) = y;' (O) Y ZIl (z) - Q~~) Y ~/l (z). (d)

Tomando en consideración (a)


l/Á (O)
Yk (z) = Y~lI (l) IY 21< (.z) Yu. (1) - Y VI (l) Yu. (z)J.
SlIStituyendo aquí por los valores de (S. fOZ) y (S.HO), obtendremos
después de las simplificaciones:
y",(.z)=Cll.senb.i=Cll.sen k7 2
• (6,166)

donde e", es cierta constante.


Las formas principales de la viga sobre la base elástica resultaron
iguales a las de la viga simple sobre dos apoyos.
2. Oscilaciones fon:adas COD carga vibratoria q(z)sen at. Limi-
témonos a examinar- las vigas de seoci6n constante con una masa
uniformemente distribuida. No vamos a considerar la resistencia
a las oscilaciones. La ecuación diferencial (6.146) para tales vigas
será:
(6.167)
La integral particular la hallamos en la siguiente forma:
y (s. t) - Y (s) sen Bt. (6.168)

209
Sustituyendo en la ecuación inicial la integral particular por SU!!
valores obtendremos:

,,1\' (z) _* 11" (z)- S~II (;¡) = - tlAj) , (6. t69)

4 m92 -c¡b
d on d e $. = El
Esta ecuación por la fOnDa coincide coo la ecuación (5.131), si en
ésta se adopta el signo superior y R. Por eso para .s:. > O ladas IllS
expresiones obtenidas de (5.130 con signos superiores y R se tornan
válidas también aquí, cuando se sustituye R por c, b Y ,. por ~.
Si la base elástica t.iene un coeficiente de locho, la ecuación
(6.169) coincide por la forma con la ecuación (5.58), lo que permite
para ,:, > O utilizar las expregiones (5.66)-(5.73) con la sustitución
de s' por 8:.

CAPITULO 7 *
CALCULOS APROXIMADOS DE
VIGAS DE SECCION VARIABLE
§ 60. SOBRE EL CALCULO EXACTO DE VIGAS DE SECCION
VARIABLE. El cálculo exacto de vigas de sección variable se reduce
a la integración de la ecuación diferencial de oscilaciones Ubres (5.4),
la obtención de las frecuencias y de las formas principales de oscila·
ciones que correspondeD a ellas.
Si lu frecuencias y las formas principales están halJadas, entoo·
ce" en adelante el cálculo de la viga a la acción de cunlquier carga
se efectúa según las expresiones (5.$5), (5.38) y (5.39). Sin embargo.
la oblención de las frecuencias y de las formas principales de oscila·
ciones representlli, hablando en general, un problema complicado,
puesto que )a integración de la ecuación (5.4) en forma cerrada es,
como regla, imposible. Por eso aparece la necesidad de utilizar dile-
rentes métodos aproximados de cálculo expuestos a continuación.
En muchos de ellos se da la determinación de la frecuencia de oscila-
ciones libres aegún la forma principal eorrespondienle, que se adopta
aproximadamente.
Si 138 formas principales de oscilaciones fuesen conocidas de au·
temano, las frecuencias qUb les corresponden se determinarían, por
ejemplo. a partir de (5.18):
"'\ - (EJ (,) y¡ (.)Jo , m ('J y, (,). (7.1)

Huelga señalar que aunque los métodos aproximados serán


examinados directamente para los vigas de sección variable, casi
t,odos eUos, en cierto modo, son aplicables a cualesquiera sisl emlls
reticulados. lo que será u tilizado en los capítulos siguientes.
§ 61. METODO DE BOBNOV-GALIORKIN. 1. Oscilaciones
propias. Veamos la ecuaci'6n diferencial dEl la forma principal
1/J (z). Según (5.18) ésta será:
IEJ (.) y¡ (.)J" - ~Jm (.) y, (.j - O (7.2)
(cuando corrientemente se detel".mina la primera frecuencia, I = 1).
Supongamos que su soluci6n se conoce y pllede ser representada
asi:

Entonces la ecuación (7.2) ~8


.-.
y,(.j- ~ .,~, (.j.

tronsforma en una identidad


(7.3)

• •
~ .,~j(.)l" -
IEJ (.) ;_1 ~lm (.) ~ .,~, (.j - O.
{_l

Esta identidad es justa para cualquier % dentro de los limites de la


viga. Tampoco será violada si se multiplica por cualquier función
~. (.j d. (7.3):
• •
IIEJ (.j ~ .,~;(.jr- ~!m'(')
1"" 1
LJ .,~,(.)I
i_l
~,<')lÉ o. .,

,. .
Compongamos luego la integral por toda la longitud de la viga:

í {l EJ (.) 2: •• ~¡ (.) J- ~lm (.) 2: .,~j (.j}~. (.j d. ~ O (7.4j


o '_1 1_1
k = t, 2, ... n.
Representémosla en forma desarrollada:

11 1 ~ {[EJ (z) IJ'~ (z)r CJl_ (z) - w}m (z) CJlI (s) 11_ (z)) dI. +


+., í {[EJ (.j ~; (.»" ~.<,j -"'1m (.) 'P: (.) ~. (.j) d. +
o
+ +
,
+ a. S {IEJ (.) ~; (.»" ~. (.) - "'1m (.) ~. (.) ~.(.)} d. - O.
o
La ecuaci6n obtenida la escribimos en la forma canónica:
cilla! Chas + + ... +
Cll n 4n - O (7.5)
para k = 1, 2, ... , n,
donde ,
C/tl - j {(EJ (z) <pj (zW 11.. (1) - Ca)'m (.1) 11, (1) lJI. (1)) dI. (7.6)
o
Puesto que IEJ (z) rpi (z)1" = -q" el primer sumando en (7.6)
puede considerarse como el trabajo posible' de la carga ql en los
desplazamientos <p~ (z); ésta, para las funciones <Pi (z) y <pI!. (z), que
satisfacen las condiciones de frontera, es igual al trabajo de la
carga q/f. en los desplazamientos <PI (z). De estos razonamientos se
desprende que si las funciones Ql¡ (z) satisfacen las condiciones de
frontera, c,.¡ => CI,..
En las soluciones aproximadas no hay otra salida que adoptar
los valores supuestos de las funciones Cl'i (z) en (7.3), y considerar
indeterminados los coeficientes del tipo a"~ escogidos a condición
de que las ecuaciones (7.5) serán satisfechas para cualesquier.. de los
valores k = 1, 2, ... , n. En esto consis.te el método.
Vale sefialar que en las soluciones aproximadas la fuoción subin-
tegral entre llaves de la expresión (7.4) dará los valores diferentes
a cero, es decir, en realidad dará un error. En relación con esto la
expresión (7.4) adquiere tal sentido, que el error en la solución apro-
ximada (es detir, la diferencia dentro de las llaves) es ortogonal para
cada función escogida <PI (z) de (7.3).
Las funciones <PI (z), llamadas a veces t'convenientes~, deben
satisfacer totalmente (o parcialmente, )0 que generalmente es peor)
a las condiciones de frontera del-problema y ser t'parecidas» a aquella
forma principal Yl (z), cuya frecuencia se determina, es decir, tener
puntos nuJos que coinciden aproximada o exactamente con los puntos
nulos de la forma principal. La posición de los puntos nulos de la
primera forma principal con una frecuencia ¡merior se ad ¡vina, co-
rrientemente, con facilidad (véase el ejemplo 33). Para elegir las
funciones convenientes, se requiere. cierto hábito (331.
Se puede, por ejemplo, designar las funciones Cl'i (z) ~omo líneas
elásticas de la viga debidas a diferentes cargas y, en prinier término,
debido a las cargas situadas sobre ella. Pueden también emplearse
las funciones trigonométricas.
En las soluciones aproximadas, las ecuaciones canónicas (7.5)
contendrán los coeficientes (parámetros) incógnitos al' a z• ... , an0
Estas ecuaciones serán homogéneas y, por lo tanto, para obtener al
diferente de cero es lIecesario igualar a cero el determinante de Jos
coeficientes de las ecuaciones canónicas:

D~ ~o. (7.7)

Despejando el determinante obtendremos la ecuación de fre-


cuencias. Esta será de n-ésimo orden con respecto a (1)1. La raíz míni-
ma de esta ecuación determinará la frecuencia buscada.
En la primera aproximación, es decir, para n = 1, la ecuación
canónica será:
(7.8)
206
Por consiguiente.
,
eH = J([EJ )z) lJI; {z)J- lJIl (s) - wJm (z) ,,: (z)} dz = O. (7.9)

En este caso la curva determinada por la función <PI (~)
debe parecerse
a aquella forma principal, cuya frecuencia se halla.
De la expresión (7.9) se desprende que
, ,
«>1- í (EJ (.) ~; (.)!" ~d') d" í m (.)~: (,) d,. (7.10)

Si la función

«conveniente.
se adopta

en forma de UD polinomio
algebraico. ésta debe ser tal que
IEJ (,) ~; (,))";1= O. (7.H)
La fórmula (7.10) puede representarse también en otra forma.
Con este propósito examinemos las paréntesis angulares del numera·-
dor (7.tO) como un trabajo duplicado de la carga realizado eo el
desplazamiento de qll (z), el cual puede ser reemplazado por el trabajo
duplicado de las fuerzas internas:

.J
, , ¡

IEJ (z) cP; (zW 'Pd:¡) dz = í ;; ~:~ .


, dz = S EJ (%)Jl<P; (%)% dz (7.12)

Sustituyendo esta expresión en (7.10) por el valor obtenido ten-


dremos lo siguiente:
, ,
«>1= J EJ(,)[~;(.)J'd" I m(,)~:(,)d,. (7.13)
• •
La fórmula (7.13) ea algunos casos es más cómoda que (7.10),
puesto que para ella las limitaciones de la función <PI (z) son dife-
rentes, a saber:
cp~ (z) ;;p O. (7.H)
2. Oscilaciones fonadas durante la carga vibratoria. La ecua-
ción diferencial de oscilaciones forzadas sin considerar las resi!;len-
cias según (5.3) tendrá la siguiente forma:

¿, l EJ (z)!:~] + m(=) :ir "'" -q (z) sen el. (7.t5)


Para las oscilaciones permanentes adoptemo!:l
y (" t) ~ y (,) .en et. (7.16)
Sustituyendo los valores de (7.16) en la ecuación (7.15) obtendremos:
(EJ (,) y" (,)1" - m (,) y (.).' - -q (,). (7.17)
.207
Consideramos que
n
y(,)- ¿; a;~, (,). (7.18)
;_1

Sustituyendo su valor en (7.t7) tendremos lo siguiente:

MulUplicamos por 'Pd:)d: e integramos ambos miembros de


la igualdad:
' n n
J{[
o
EJ(,) L: a;~:<')J -m(,) 9, L: a;~,(')}~. (,)d,_
f_1
, i_1

= J, -q(,)~'<,)d,. (7.19)

El primer miembro por la forma se parece a (7.4), por eso la expre-


sión (7.19) puede escribirse en la forma canónica de (7.5):
clt¡a¡ + CIl1a l + ... c""a" + C Il ,. = O. (7.20)
k=1,2•... n,
donde

'.. ~ !(IEJ(,) ~«')j"~, (,)- 9'm (,) ~,(,)~, (,)) d,; 1


(7.21)
Clip"" f, q (z) 'PI! (z) dz. J
Para las fuerzas concentradas

(7.22)

Según la ecuacJOn (7.20) se escriben n ecuaciones canomcas, en


las cuales las incógnitas son los coeficientes al! a~, .. " Qn do las
funciones *convenienteslt. En este caso las ecuaciones canónicas no
serán homogéneas corno durante las oscilaciones libres.
Ejemplo 33. Determinar aproximadamente la primera frecuencia de oscila-
ciones de una viga de dos apoyO'.! de sección constante, con la masa uniforme-
mente distribuida, y compararla con la solución exacta.
Hallemos la solución empleando diferentes funciones \PI (:0).
208
L Adoptamos 'Fa (;) = sen ndl, lo que 8S la expresión el:lI.ctll. de la pri-
mera forma de oscilaciones. Según la rónnula (7.10) tendremos:
,
J[ EJ ( - r~: Sén-T)
w:=-'"'----,¡---------------¡¡-. m-
sen ~z el.
nt EJ

j m sen' -"-,'- d,
O
Asi pues¡ hemos obtenido el valor exacto de la primera frecuencia. Una expre-
sión ami oga se obtendrá según (7.13).

Fig.135

2. Adoptamos aproximadamente UBa curva simétrica: la linea elástica


debida a la carga l.1lliform~ (Ilg. 135, a).
' 's' ,,)
t¡!t(z)_A ( T-V+V '
donde
q"
A=24E7
Tenemos cumplida la condición (7.H). Según la fórmula (7.10) hallamos:
,
_ ~
Jr [El IJ
(_~+E::.)
1 ti J" A (.!._~+.:.'.)
1 13 14
d,
(ll1- --'0'- --".--- _

Jr mA' (JI
4
2:&' t )'
y---¡:¡-+z¡-
, d.

9,877 ,../ EJ 9,.8696 • /' El


Wl=-¡-,- V ~,ol valor expeto es 00 1 = p V m'
Según la fórmula (7.13) obtendf'Elffi08 el mismo valor:
¡

S EJ~(_12t+~)'d
l' ll,JI
(¡l~Z= --"'-T¡------------
JmAz(;_2 ~:+~: )2d~
,
3. Adoptamos epi (1) en forma de ecuación de la Iinaa elástica debida
a la cArga concentrada (Hg. 135, o):

ep¡(z).-A t (37-4 ~:) para O...;u;;;l/2,

14-1361 20'
donde

Según la fórmula (7.t3) obtendJ"llmos:


Al -
.'
48EJ .

1/'
2 ) El ( - ~ A -T )2 d~
(¡)~:o yl'
2JmAl (jf-4 ~: y d~
O

9.941 .. /' El
La frocuencla (,JI = - , , - V -;¡¡-.
4. Adoptamos CJlI (1) - t (l - : ) como la curva que 8ól0 parcialmente
s8tisface a las condiciOOlls de (rootora. puesto que lJl~ (O) ~ O Y op'; (1) "'" O.
Dicha curva satisface a la conpici6n (7.t4) y no satisface a la condición (7.ft).
Por eso empleamos solamente (7.13):
I
S EJ(~2)td:
tO.9á ~ /
(ol~_ -7."'-------= 120EI
li m
ltl • .o:
~ l' V
El
In'
\ In [1 (l_:)P d:
Ó
En este cuo se ha obtenido una aproximacl6n Inex8.0tll.
5. Adaptemos una curva como una linea elástica de dos momentos (rig_ 136)
.pareeidu a la segunda Jorma principal:
Z zl ;3 )
QlI (:)=8 ( T·-3(i'"-+ 217
doode

Br> tiEI M"

r
Según la fórmula (1.13) hallamos:

í EIBI (-6~z12T dz

m'_
I I
O 2520
-- -,,--;;;-
El

J mBI ( ; -3 ~: +2 ;: t dz
o

De llqui se duprende que (;)}= ~.;2 V E!: lo que corresponde apro--


xlmadltmoDte, como so d'ebia esperar a "la segunda frecuencia.
km
6. Adoptemos la curva 1lI1 (z)=sen -¡- como la expresión exacta de la
k~lIima forma principal.

210
l'"lg.136

Fig. 137 Flg. 138

Según la fórmula (7.10) tenemos:


,
ffi~=
.~ [
co,---
_El ( ¡,;,, )2 sen k7
Z
r Een k~z dz
_

Jr k1U
m sen" -,- d,
o
Hemos obtenido 111 valor exacto del cuadrado de In k-ésima IreC\leucia rol.
Eo este ejemplo se ve que para obtener una frecuencia determinada. la
función adoptadA Wl (z) tiene que ser c. parecida. a la (orma principal que le
corl'ellp<lndo.
Ejemplo 31¡. Determinar la primera l:nJcuencia de oscilaciones de una viga
empotrada por el extremo izquierdo (Hg. 137).
Tomamos por lpl (:;) la línea elástica. debJda a la carga uniforme:
:;'1 ;¡a ;¡I) ,1'
lpl(;¡)=A, ( 6-¡r-4zr+V ' donde A'iI"= 2481'
Según (7.10) obtendremos:
,
~ El [Al (*- ~ + 1¡:1 )JI' Al (6%-4 ;: + :: ) ds
w~=- --'-0 ,,_------------------- _
j mA1 (6 ~: -4 ~: + ~: )3 dz
° t2,46 El (t.879')1 El
=-l·-m- Zt m.
t.875 1 .. / " El
----¡r-- V '""'iñ"""'
...
El valor exacto de 00 1 =

-2it
Ejemplo 35. Determinar la. primera frecuenoia de oscllllciones de una cufia
de ancho constante empotrada por el ext~mo derecho (lig. 138, 11):
ha z ~
'. __,_z; m(z)=moT; 1.=/oV '
1. Tomamos por 'Pj (z) la línea clastica de la viga oe sección constante
debida 11 la carga uní orme (lig. 138, b):

qll (1)= Al (3-4 f+ ~~ ).


Según la fórmula (7.tO) obtenemos lo siguiente:
,
(¡)~=
J [El
-"0'-_,,
o J Al (3-4 ; + ~: ) dI;_
~: A, 1;,""
39,38 E/o.
-¡¡-m-;-'
í m. 7' ( T,,'
9
+l'i"" )'
A~ 3-4 d:

6,275 .. / ' EJ.


WI = -,-,- V --;;;;;-.
Lo mismo obtendremos seglÍu la fórmula (7.13).
5315 ~/ El
El valor exacto de roJ =""""J¡-- V 7'
Como se ve, en el CIISO dado

r.
la aprox.imllcibn es inexacta. •
2. Por (JII (z) tomamos lJll (z) - (1 - ;
Esta curva es proporcional a la.
Hnea elástica debida a la carga triangular que acLÍla sobre el voladizo (Hg. t38, e)
para J (s) '= J¡t-J113, satisfaciendo por eso a todas las condiciones de frontera.
,
Según la 6rmula (7.10) obtendremos:

(j)~_
J[EJ,;: ~ r (t- ; r d: _
•...l9'-_,,
Jmo.y{I-+)'d:
9

De aqUl, lIll d ll!!pron!:l


d que (0)1=-'-'-
5,471 ..V/ EJ,
mo y • h emo!! o ht".
8~1, !:lnl o una
aproximación bUllna, alrededor de un 3%.
3. Tomamos por 'tl¡ (s) la curva lil, (s) "'" ( 1- 1-)2 q ne satisfacll a las
condicionos de frontera, puesto qU!:l EJ(O)-O. según la fórmuh (7.10) tene-
mos que
,
í [EJ. ;: ,';-(t-T)J(l-T)'··
(o)~= -"'----"-------------

5 y(t-:)6 mo ds
o
o bien 1»1= 5';,97 V ~o (una aproximación del orden del 9%).
4. Precisemos la solución adoptando dos curvas utilizadas en Jos puntos 2 y 3:
q¡dz)- (t_+)2; fJIl{e)=(t-; Y.
Según la fórmula (7.6) hallamos:
,
~ll-J {[EJo~: ¡;r(1-f)2-
O

T• ( 1_ T• )'} d:=-¡¡--m,wIJQ;
EJ, ,

*
-n1~m.
,
,,,_j {[EJ, ;: (.--¡-)]"(.--¡-)'-
O
, '( t- ,
-(,),111°7 EJo 6 I
)'} d~=""""i'i""""w-mOw,-sir;
!
7
,
'''~ H[ EJ,;: l~ (.-; JT( .--¡-)'-
,
,
-w,mo T• (, -7' ) ' (. -T• )'} d:--'-'-lO-
_ 6 mow,'42EJ,
' .,
,
',,- ,J{[ EJ,;: ,~ r(.- ;)'-
-w'mo ": (1_+)3 (t_+)2}d'= ~~. 160-mlw~-A:;
cu=cu·
Según la condición (7.7) se tiene que

o bien
EJ, ,1 )
( -¡¡r--m,ID'30 (EJ,. , ') - (EJ,.
---¡3lO-mofiJ'5e , ')' =
~1O-mofJ)'42
O
.

La ralz minlma de e!lta eeuaci6n "'1= 5'I~t9 V ~o .


Hemos obtenido el vaJor casi exacto de la primera lrecuencia.

§ 62. MeTOnO DE LAGRAN.GE-RITZ. El método de Lagrange-


Ritz se basa en la investigación de la energia potencial total del
sistema, bajo la cual se entiende el trabajo realizado por las fuerzas
internas y externas del sistema al pasar del estado deformado al no
deformado:
, ,
U~ í E~ ('1 [y' (,)J' d, - í q (,) y (,) d, - 2: P,y (,,) (7.23)
o o
(con cargas positivas dirigidas hacIa abajo).
21.3
l. Oscilaciones libres. Como ya se ha dicho en el § 39, las fuer-
2:tlSde inercia de oscilaciones propias respecto a la (orma principal
y¡ (z), pueden reemplazarse condicionalmente por la base elástica
con característica negativa según (5.9) e = -m (z) (a)} y, de esta
manera, el problema dinámico puede reduciri3e al estático. Esto
quiere decir, que la eJlergía elástica del sistema debe calcularse
como la suma de la energía elástica de la flexión y de la energía
convencional de la base elástica convencional con la característica
negativa.
Examinemos tal momento de tiempo, cuando la energía cinética
de movimiento es igual a cero, as decir, durante los desplazamientos
de la amplitud de la viga, y existe solamente ]a energía elástica. la
cual basándose en lo expuesto puede escribirse así:
, ,
r
U~ J
EJ ( , ) .
2 [y;
¡
(,JI' d, --+. m (,) yJ (,) d,.
w' (7.24)
, o
Si sobre la viga, además de la masa distribuida m (ll), están
presentes también Las masas puntuales concentradas mi con la coor-
denada Zt. entonces en estos lugares se deben afiadir a la base conven-
cional distribuida los resortes concentrados con la característica
negativa (véase el § 20), y sumar, rospectivamente, a la expresión
(7.24) el sumando
,
AU 0= - ~j ~ m¡y}(z¡}. (7.25)

La expresión (7.24) puede obtenerse de otra manora, si relaciona-


mos las fuerzas de inorcia de amplitud m (z) wJYJ (z) con las fuerzas
externas. Puesto que estas fuerzas son proporc.ionales a Yj (z), enton-
ces se debe, como es sabido, introducir en este caso en el segundo
sumando de la ecuación (7.23) el factor 1/2 , al igual que en el trabajo
de las fuerzas elásticas.
Seguidamente la expresión (7.24) se examina como la energía
potenc.ial corriente del sistema en condiciones de equilibrio.
Puede ser que nuestros razonamientos no sean estrictos, pero
son cómodos y conducen a resultados Correctos.
La ¡orma principal de oscilaci.ones se adopta, al igual que en el
método de Búbnov-Galiorkin, en forma de un polinomio (7.3).
Sustituyendo su valor en (7.24) y considerando (7.25) tenemos:
1 I
J' dz-+ru'¡J m(z) [_~ a¡<JI¡ (z) ]' dz-
11. 11.

- 2 - ~ a¡q>j(z)
U- J¡EJ(,)[
o i_l o ;=1

respecto
mI
n

[~
i_1
a¡lil¡ (1O¡) r. (7.26)
a maslu
conccnt

2t4
COl1)pongamos una ecuación canónica general del método examimido
en forma de condición de mínimo de la ene-rgia potencial:
,
:~ = í'
o
EJ
"
~ (z) [
;=1
l1¡q>j (z)] «p.i (z) dz- ül} ) m (z) X
o
" "
x[2: a''I''(')]'I'.(z)d'-'''l ~ m,[2:a,'I" (,,)] 'I'.(,,)~O
1_1 respecto 1_1
a masu
conCflnt.
(7.27)
para k=l, 2, .'" n.
Esta expresión en forma despejada será:
, ,
a1 {Jo El (z) Ql; (z) [Jo
q¡¡ (z) dI'. - ül} + m (2) <pdz} Ql/l (z) dI'.
,
+ ~ m,'I', (z,) '1'. ('¡j]} +a,{ l El (zl '1'; (z) '1'. (z) d,-
, o

- "'! [j m (z) 'I',{') 'I'.(z),j, + ~ m,'I', (z,) 'I'.(z,)]} +


o
+
, ,' +
+ a" {j El ('l 'I'~ (,) '1'. (,) d, - "'! [j m (,) '1'. (z) 'I'.(z) d, +
o o
+ :?: m,'I'" (,,) '1'. (z,)]} = O
o bien, definitivamente,
Cltlal + C'l2a2 + ' , . + c/ma" = O para k = t, 2, ' . "n, (7.28)
donde
,
. CIlI = ) El (z) <pi (z) <pi (1'.) dz-
, "
- rol [J m (,) '1',(') '1'. (z) dz + 2: m,q>, ('¡j q>.(z,»). (7.29)
o respecto
• m1l9U
concento
No es difícil observar que Ch.1 = c/Il'
A partir de la ecuación (7.28) se componen n ecuaciones canónicas
con los coeficientes incógnitos al' a2' . , " an, al igual que en el
método de Búbnov-Galiorkin, Por eso tod-o lo expresado en el
215
§ 61 respecto a la ecuación (7.5) es aplicable también a la upresión
(7.28).
En la primera aproximación. es decir, cuando n = 1, la ecuación
canónica será
(7.30)
Por consiguiente,
1
eu = 1o EJ (~) (q¡~ (z)]:ld:_

m(z)<il:(z)dz+ ~ m¡q;>:(z)] =0. (7.31)


rapeoLo
a llluas
concento
De aquí obtenemos que
, 1

CJ)' = J EJ (z) (q>~ (:l))1 dz: l Sm (z) q;>: (z) dz +


o o
~
rapecLo
m.q¡: (z)] . (7.32)
• lnUaa
eonDVIt.

Esta fórmula, sin considerar las masas concentradas, coincide con


la fórmula (7.t3).
En la segunda aproximación, al existir dos funciones ep, (z),
la ecuación de freeuencias (7.7) será la siguiente:
(7.33)
Movimientos forzados de la viga durante la carga vibratorIa.
En el movimiento permanente, )as {uarzas de inercia durante la carga

U=
J 2
.
vibratoria con la frecuencia e se determinaD según (7.24) reemplazan-
do w} por e~. Por eso la expresión (7.23) tiene que escribirse asi:
,
r EJ(;¡)I¡¡"(l-)lld;_ r m (s)i/(;¡)6'i/(a)_
J 2
o 1 o
~ ml01r (1',) _ ( q (.1) V (z) dz - ~ p.V (:,), (7.34)
ruptcto
.~.
tl
concent.
Considecamos, al igual que 8ntes, que
11 (z) = ~ (l.<ill (z). (7.35)
Sustituyendo su "alor en (7.34) obtendremos:
¡

EJ{I)(~ Q.lpi(I»2d~

I m(;)6:[,Lj alt¡lI(I)j2d~
U = 1---''''-,,'''',---- - J
o o
1_1 2

216
respecto
a rnasas
concent-
1 R R

- J q (2) 2: Ujlft (z) dz- ~ p¡ ~ a,'P¡


O ;_t l_t
(ZI)' (7.36)

Compongamos la ecuación del mínimo de la energía potencial:


, R

:~ - 5o FJ(z) [~Q/cvj(Z)] q¡¡


1_1
(z)-

1 R
_0 2 Jm(z)[~a¡cp¡(z)JIpIl(z)dz-
O ;_1
R

m, [~ a¡CJl, (::,) ] q:¡" (2,)-


re!lpeeto
8. rnlUu
1-'
concento
,
- Jq (o) ", (z) d, - ~ P ,,,do,) = o. (7.37)
"
Los tres primeros sumandos de esta igualdad coinciden pOi la (orma
con (7.27), por eso la expresión (7,37), por analogía con (7.28), puede
escribirse así:
(7.38)
donde
1 1
ehi = S EJ (2) 'Pi (z) q>¡ (z) dz - 9 2[ 5m (::) ep, (:8) Cfl.ll (:) dz +
o o
+ ~ mjql¡ (z/) cp" (z¡)l; (7.39)
R8~eto
a m ••••
concento
1
C AP = - Jq(z)cp,,(z)dZ-¿P¡<PA(Z¡), (7.40)
O
Notemos que las expresiones (7.38) y (7.40) son aplicables también
para la carga estática, si se considera que e =- o.
Ejemplo 36. Determinar aproximadamente la flecba y el momento flector
en el ceutro de la luz de la viga donde actúa la fuerta vibratoria P sen el
(lig. 119) con los siguJentes datos: 1 =o 2 m; J _ 8000.10-1 m.; E = 2.1011 Ps;

217
o= 900 S-'; lfI = lQO kg(m. Comparar los rt'sultados obtenidos con sus valores
EXActos (v6ase ('J ejemplo 31).
n,
L AdoptamM que y (:)=u l sen -,-:
nlEI nz
M (¡;)=--,,- al sell.-,-.

Por consiguiente, V (l/2J = "1; lit (1/2) -= (nIEIU') aL'


Según (7.38) obtent.'ffiO!l:

Según (7.39) )' (7.40):


, ,
C11 = ) El ( : )" 5en~ nt dz- e~ )
o o
C1p.= -P.
Es decir,
UI=- CJ.p =P:
ell
~
21
(1- 00,e:)
donde
",4.2.1011.8000. 10-8
21 .100
Ahora

' ) = [ P:
°1"""Y ( 2' n
l 11
·8000·10- 8
·2·102.23 ( I
000') =60,942·1O-'P, ro
i-1{)iñi"
lel valor exacto de v(l/2)=61,094·10-- P, ro];

M (li2)=9.86960 2.tOll'~.tO-8 6O,942.1Q-'P-2,40589P, N.m

lel valor exaeto de MU/2)_2,501t02P, N.m]

2. Adoptamos, p:l.f8 precisar, que


no¡ 3n:;
y (:)=al lIen -,-+0: lJen -r;
alE' m n'l.EI ~nz ( , )
Al (1)=--,,-al560-,-+9-,-,-a,800-,-; V "2 =-al-a.;

M ( 2 -"-)=.!!!.!!.!.....
11 al
_~
l
9n EJ
lt Ui ,

Según (7.38)
ClIa1 -I-cUQI+C1P='0.
clla] +cnal+C IP '" O.

Según (7.3D) - (7.40) obtenemos:


6
n
Cl1-----us-
eJ ( 1-~
'.') (el valor anterior).

."
Tomando en eon,idención la propiedad de ortogonalidad de lu funciones tri-
gonométricas. tenl"mos lo siguient.c:
, ,
cu= J 1l. S 311'
1l."
El ¡¡-sen -,- --¡¡- sen-,- d,-
9n"
a: S m. seO/Mn
n, 3ru
-,- d¡~O:

• , •,
Cn ""'" S El ( 3;'1. r sen s 3~: d:-a: S m Sén" 3~' d,=

• O

= 81~:EJ {--e1m ~ .
Las ecuaciones canónicas son: Clp"'" -Pi C1p=P;

O'<lt+-W- 81-
"'"EI ( e' ) ClI+P=O.
n".t6i
De aqul obtenemos que
p
"--:n~'E~J=I(';'~~~.~';;;:')I-60,9<i2'1OP-~. ro (el volor anterior).
--n'3 1 x".10'

DI=-_P:~ 81-n:~.1(}I
n'EJ ( e') =
= [ -p:
4
n ·2· 101\·8000· 10-'
2.2.
( 900')] - -O,I28·~O-'P,
81- 1('.101 m.
Según la segunda aproximación obtendremOll lo siguiente:
JI (1121- DI - 4 1 -= 60.942· Io-'P +0, t28·1~P _ 6107- IO-'P, m.
M (ll2)- 9.86960-2.t~"8<XlO.to-'60,lM2.1O-'P+

+ 9'9.86900'2.~?11'8000.t()-' O,I28.1()-1P=2,'S13i!P, N.m.

..
E\e.m.PlO 37. Ddenui.Dar l. flecha de la viga en el centro de la IUl: donde
actúa a fuerta estática P (lig. 139). La viga I!$ de se<;ei6D eoo$lanlA!. Se conoce
que la flecha el! I = PI' : 48EJ.
t. Adoplamo~ epi (.)_seo -,-y l=iSl"
La ecuacIón canónica (7.38) es
CUiSl + CJP '=' O.
Según (7.39) Y (7.40) obtonemos:
,
eu'=' J El
1\1 R" )2 x" l
( -yse:n -,- d:=-¡¡-EI2';

.219
Por consiguieote,
n-EJ
-W- lI ¡-p-O;
2. AdoptamM
3nl
:1:1
y (1)-1I1IlenT+ 4 ,sen -z-; /-41- 11 :1,'

Según (7.38) $@ tiene:


':111311
C'1.a. + +
G1P "'" O; CUIl I + C. . II, + G,p =- O.
~gñn (7.39) y (7.40) obtenemoa que
ntEJ
Cll-~; tu-Cu-O;
, ,
c lll - j EJ (lpí(Z)J' d'zoc: ~ EJ ( 9,,' ~liGo-,-
3"1 ) ' d._ 8in'EJ
2li
O O
Ecuaciones can6nlcaa en cifra!!:
n-EJ 8in~EJ
~lI:l+0'4,-P-O;
2/'
Por eonsiguiente,
a. _ 2P? : n'EJ; 4, _ _ 2P? : 81 n'EJ.

Ejemplo 38. Obtener la Kuación de h línea elástica de una viga de sec-


ción c~nst8nte (fig. 140).

Fig. 139 Flg. t40

Arlmitimo!l por CJli (1) la línea elá'lltica debida a la fuen:a P:


3.1 t
Ipt<z)=A ( l-T'T+T'li" ,donde Á=3EJ
S ZI) Pi'

La ecuacl6n canónica (1.38) es


":tIa. +
C1P - O, de aquJ "1 = -C1P : '"11'
Según (1.39) y (1.40) obt(,Ddreruos:
_() 3A z
--¡¡-'T;
, ~I I

cl l - S El (~)Z
il
~d =
tI.I
EJ3Á"
II
o
Por lo tonto.
al = -C¡P : e u = Pll : 3EJA.
l.a ecuación busc,.'lda aproximada (que ('n el caso dado coincide con 111 eXllIcta), e~

f/(I)=a.lpJ(.I)=- 3EJ
Pl'( i - 3 1 1 11 )
+T 1i"" •
TT
Ejemplo 39. Determinar la Hecha del extremo de la viga cuando / (z) ....
"'" JoT(véase la Hg. 140). La ecuaci6n exacta de la línea elástic3. es

y- 2E1 Pl'(
0
"+V
t-2 T ') . (a)

Admitimos por epi (z) la linea elástica debida a la fue~a P en la viga de sección
constante:
q>¡(z) = A (1- i f+ ~ ;:)
donde
A _ PI'; 3E/.
Ecuación canónica (7.38):
tnal + C1p = O.
Según (7.39) y (7.40) obtenemos:
,
_ r ,. 9A' z' __ 9 A'EJo.
'u- J EJ'T-¡'-Fcb-T--"-'
,
CtP PI' . .
A h ora al=-~= 2,25AEJ• • por conSiguIente,

y (z)= 0llJll(I)_
PI'
2,25810
( 3:
t - 2T +2tI')
1' . lb)

Según la ecuación (a) obtenemos:


t) ,. = O; 11 = PI' : 2E! o; 2} z = l/2¡ y = PP : 8El o;
3) z= 1: IJ "'-' O.
Según la ecuación (b):
t) 1=0; II - Pl': 2,258/ 0 ; 2) z = 1/2: U = PI': 1,281; 3l .: - /, 11 "'" O.
La solución aproximada diliere de la exach, en el peor de los casos, en
un 12%.
§ 63. METODO ENERGET1CO DE DETERMINACION DE LAS
FRECUENCIAS DE OSCILACIONES LIBRES (METODO DE
RELEY). Durante las oscilaciones Ubres sucede el paso de la ener-
gía cinética del sistema 8 )a energía elástica potencial y viceversa.
Si nos prescindimos de las resistencias, entonces según el principio
4e conservación de la energía se puede escribir lo siguiente:
K + V = e = const, (7.41)
donde K es la energía cinética y V, la elástica.
Examinemos una viga con masas distribuidas y concentradas que
realiza oscilaciones libres. Supongamos que la forma principal
g" (z), que corresponde a la frecuencia (0)10;, DOS es conocida. Entonces

YI< (.s, t) = y" (z) sen (oo/tt + (JI). (7.42)


Respectivamente, la velocidad de movimiento es
YII. (z, t) = gil (1:) (0)" COS (6)lI.t + q¡). (7.43)
B2i
En el momento en que sen (Wltt + <p) = O, Ja energfa elástiea
potencial también será igual a cero, ya que los desplazamientos de 1&
viga son iguales R eero. En este mismo momento, las velocidades
de oscilaeiones 11,. (z, t) serán máximas, puesto que eos (wltt + !JI) ...
-- 1, Y por lo tanto según la ecuación (7.41) podemos escribir lo
siguiente:
Ktnh O =- c. + (7.44)
Cuando eos (<ultt +
Cfl) = O y sen (<ultt +
<p) = t las velocidades son
iguales a cero, lo que quiere decir que es igual 8 cero la energía ciné-
lica y que son máximos los desplazamientos de la viga YIt (::, t) y la
energía elástica V, es decir,
0+ Vmh - C. (7.45)
De las expresiones (7.44) Y (7.45) se desprende la igualdad principal
dal método:
(7.46)

La expreslOn de la energía einética puede escribirse así:


, m(I)Ci)l~:(I)CMil("'It!+lJ')d: mlw:"~(II)
K =
io 2
. "'"
T ~ 2 rosl. «o),.t + W).
Por consiguiente, para cos (<Ut;.t + ep) = 1
1
' m (s) CIlbl el) t ~
Kmh- \ 2 dZ+ T ~ m¡<ulYHzl)· (7.47)
;
Sustituyendo ~ta expresión en (7.46) obtendremos:
1

w: -= 2V ¡nJlI: [ ~ m (z) ul (z) dz + ~ m,lll (z,) ] • (7.48)


o
La energia elásUca expresada a través del trabajo de las fuerzas
internas es la siguiente:

V
~ "'LJ.
" \.,0
2EJ (I) da
~ "'~" i EJ lo) [v.2(o, I)J0 d, •
Tomsudo en consideración le ecuación (7.42) obtendremos:

V=~
"'" 1 E J (.ll ..~ (1)]1 &en l (ldltt+ ep) di
2
Por fin. cuando sen (oo,.t + cp) = 1
Vm.h"'" ~
"'" 1 EJ (:) I.. ~ (1)11 dI
2 (7.49)

=
Ahora, según la ecuación (7.48) obtenemos:
,
.,1- L: JEJ(,¡ IY,(')J'd" [J m(,)yl(,)dz+ L: m,yl(',) l
o
(7.50)
Para el caso cuando sobre la viga no hay masas concentradas. esta
fórmula coincide con las fórmulas (7.t3) y (7.32). Si la forma princi-
pal de las oscilaciones fuera conocida, la fórmula (7.50) nos daría
una respuesta exacta. En los cálculos aproximado", es necesario fijar
la forma principal. En este caso, cuanto mb 5e acerque la curva
aproximada 8. la curva verdadera de la forma principal YIl (=). que
corresponde a la frecuencia (o".
tanto mós exacto será el cálculo según
esta fórmula.
Mostremos que la frecuencia determinada por la ecuación (7.50)
para curvas fijadas c8sualrnente CP/l. (.) siempre es mayor que la
verdadera.
En eteet.o, cuando es exacto el valor de la forma principal de
oscilaciones y", (z), las fuerzas de inercia que le corresponden serán
m (z) YA (z) (DI, es decir, propordonales a YA (z).
En la forma principal aproximada !p", (z), la diferencia liy (z) =
- tp1l (z) - YI< (z) puede consfderarse como desplazamientos comple-
mentarios deh1da a las reacciones de los enlaces elásticos imaginarios
colocados ininterrumpidamente sobre la viga.
La colocación de los enlaces aumenta la rigidez de la viga, lo que
conduce al crecimiento de las frecuencias de sus osciJaciones libres.
Por eso, si un mismo problema estA resuelto varias vece! por el
método energético. empleando las formas principales fijadas dife-
rentemente, entonces la más proxima a la verdadera será la frecuen-
cia minima obtenida.
Generalmente se recomienda adoptar en calidad de la forma
principal aproximada de la viga Y. (z), su línea elástica debida a las
cargas que actúan sobre la viga o a las cargas próximas a ellas.
En estos casos la energia potencial VtnAx para (7.48) puede calcularse
8 través del trAbajo de las cargas externas que actúan o, respectiva-
mente, de las cargas imagin8.l'ia5 próximas a ellas, a saber:
_ ~ f
V ~x-~J
In (:1) gJl. (1) dz
2
+ ~ mUU/1l2 (;1) .
~

Ent-once5 (7A8) será:

"~~[~5 m(')gy.(,)d,+ ~m,gy,(')J


,
:[Jo m(,)yH,)d,+ ~ m,"H',»). (7.51)

Si para le. ecuaci6n (7.51) se adopta una c.urva casual, entonces


es necesario que ésta tenga porJo menos un punto común con la línea
223
elást.ica debida a aquellas cargas, cuyo trabajo se determina por el
numerador de (7.51), lo que se ve deJ siguiente ejemplo.
Para precisar la frecuoncia, so puede represantar U.. (z), al igual
que en el método de R itz, en la siguiente rorms:

(7.52)

es decir, como una curva que consta de varias curvas <PI (z) con pará-
metros indeterminados a,. Luego, es necesario escoger estos pará·
metros de tal manera, que la frecuencia ffi¡ sea mínima. Mostremos
cómo se hace esto. Con este propósito sustituyamos en ]a fórmula
(7.50) el valor de Y.. (z) según (7.52):

La. condiciones de mínimo son:


..!!... B-A 88
""'l - a;;¡;
• ( BA ) ~41t. 8a" =.!. ( 8A. _ ~ 8B ) _ O.
a;¡;- BJ B 8a.. B {la"
O bien
8:" (A-rolO),,=-t. 2....... =0. (7.53)

Tomando en consideración (7.53) obtenemos:


"
.~. [2l J EJ (,) [2l
1_1
a,Q>;(') J' d, - "'l (Jo m (,) X
" •
X [~4¡CP' (%)J2 dz+ ~ m. [2l a,,,,, (,.)]'}] - O. (7.54)
t_1 por
mual
,-,
con~nt.

De~pués de la diferenciación y simplificación tenemos:


" ,
2l JEJ (,) [2l a,'P;¡') ] 'P¡ (,) d, - "'¡ {) m (,) X

r~.
l_t o
"
)( [¿ 4¡cp¡ (z) ] 'h (::) dz + ~ mA 41Q>j (Z"J] "'" (z ... )} = O.
1_1 por mUU 1_1
CQn~nl.
(7.55)
Esta ecuación coincide con la ecuación (7.27).
224
Basándose en la ecuación (7.55) se componen n ecuaciones homo-
géneas con respect.o a los parámet.ros a,.
Igualando el determinante
de estas ecuaciones a cero, obtendremos la ecuación de las frecuen-
cias. cuya raíz mínima ofrecerá el valor buscado de la frecuencia.
Así, por ejemplo, según los datos de [34J. si para una viga
empotl'ada por el extremo derecho (voladizo) de una sección
rectangular variable COD longitud l, cuando b=1. hs=h -1-;
1 = ~;~:; m (z) = p~z (p es la densidad), cuyo valor exacto de
2,657h ... /7
(r)~ = lS V 3P' ponemos que
YI (z) =a1 (1_+)2 +a2+ (1-+ r,
entonces, al considerar solamente el primer sumando, ro; =
2,74.0h .. / 7 01
= l' V 3P (un error de ...., 3711), y al considerar ambos
2,660 ... / T -
sumandos oo~ == --¡¡-- V 3P (un error de -- 0,1 %).

Ejemplo 40. Determinar la frecuencia de oscilaciones de una viga simple


sobre dos apoyos.
i. Determinemos la frecuencia (0)11. fijando el valor exacto de la forma
. . 1 VII. ()
prwcJpa Z =
f 11. sen ... -r.
L8 carga que corresponde a ella es
IV
q,,(¡)=EJII/t; (:)=-EJfll.
(k1f.\'
- , - ) $.-,-.
k:u

Según la fórmula (7.51) obtendremos;


,
rol=- Jr EJ (-,-
•• )& /"een-,-f¡.,sen-,-d:r:
kl1:r k:tu.

,o
krr.z ( •• )' El
:
1m/lsen'¡-d:=
4

-,- m"
El resultado es euclo. "
2. Determineroos la primera frecuencia fijando la forma principal en (onua
de un¡l línea elástica de 1;1 carga uniforme:
.
Y¡(I)::zA
(2T-2p+-¡¡-
: 11 SI) , donde A_ Z4EJ
,1' (o)

Según la fórmula (7.5i) se tiane:


, ,
~1= 1qA ( ; -2 ;: + ;: ) d~: j mA' (+-2 ;: + ;: ) du=
, o
24·t26 El 97.584 EJ
- 3tz 4 ~= l~ """'M""".
15-1361 '20
3. Determinamos la primera frecuencia fijando la forma principa~ en forma
de una líll~a elást.ica d~bida a la fuerza concentrada en el c('ntro de la luz de la
viga;
Ydt)=f(3; -.4 ~:), donde I-PP-:4.8El. (b)

Según la fórmula (7.51) se tiene:


IIZ 1/2
(l)~",=2~'
o
ql (3+-4 ~: )dz:2 5, mIl (3+-4 ~: )2 ds q·70·5

La curva está adoptada independieut.emente de la carga que actúa. Es neceo


sario que una ordenada de ena coincida con la ordenada de la línea elástica
debida a la carga uniforme; para ello adoptemos I = 5ql& : 384El.
Abora se til:'ne
1; 70·24 EJ 98,824 EJ
úJl=~' -;;;-
l' m
El valor exacto es
I
9'·409 . EJ
l. m
(,Q,_
Ejemplo 41. Determinar la primere. frecuencia de oscilaciones de la viga
de sección constante (Ug. t4i).

f8
m, J5ml m(z)"'m
(

,

Fig. 141

Por forma principal admitimos Yl (s) == f


; 48EJ. .
1. De acuerdo con la fórmula (7.50) tenemos:

Y"(z)--li:;

r
'/2
Elf I 24'1. z'l.
'/2
J dI;: [ ,r
2 j mJs (O
3 -4 " )' ds+ 18 mlf' ] =48EJ:ml¿.
wi=2
, lti 7 13 35
2. Según la f6rmula (7.50 obtenemos:
'/2
últ=2 j,o mgl ( ' 8T-4,
V ' ) d,;

I/Z

[2) J' (3+-4


, :: r dz+ :~ mlj' ]=319g: 280/.

Exijamos que
1.8 II 5 319mgl'
/= 35 mgl 4BEI + sallEJ mgl'= 48· 280El
Abora úl~..", 4BEI : mI·.
226
Ejemplo 42. Determinar la primera frecuencia de oscilaciones do una viga
imponderable de sección cllostanle con masas concentradas (lig. 142).
Por forma principal lomamos la linea elástica debida a dos pesos-iguales Mg.
Como no hay masas distribuidas, es necesario determinar sólo las [lechas bajo
los pesos~
y (+) = Mg5/ lJ
: 162EJ.

Aplicamos la fórmula (7.51):


'BlEJ
(¡)~= (2MgMX51 3 : 162EJ) : 2M (M g5P : 162EJ)1 =- 5Ml3
Hemos obtenido una respuesta exacta, ya que hemos partido de la forma prin-
cipal exacta.

a)
¡r--,-p.
b¡ P .El:'
JO
--
Fig: t42 Fig. 143

Ejemplo 43. Dllterminar la forma principal rlc oscilaciones de la viga


de sección constante (Hg. 143, a):
1. Por forma principal tOffillffiOS la línea elástica de la carga uniforme:

If(z)-A (3-4++ ;~) t donde A= ql' : 24EJ.

Según lo. f6rmula (7.51) o'bt.cncmos:


,
qA (3-4 ; + ~: ) ti;: ~
O
m Al ( 3-4 ++ ;.~ r~ ds=
=~ .E:!- =
13 ml~
12 4(\ .
'mi"
..!!....
2. Por forma prinei(lal tomamos la línea ehíslicll debida a la carga
imaginaria (rig. 1/13,· b):
PI' ( ,
"l¡)- aEJ 1-7

SegÓtl la fórmula (7.51) tenemos:


¡
Pl3
Jr m P~l' ( ::1 Z t :3 J' dz=
w'=P 3El :
, 9(EJ)2 1-'2T+Tp
= 14.0 . El =1273 El
11 rnl' • ml A '

15. 221
§ 64. METODO DE DESPLAZAMIENTOS POSIBLES EMPLEA-
DO CUANDO SE DETERMINAN LAS FRECUENCIAS DE OSCI-
LACIONES PROPIAS. Dejemos que la. ecuación de oscilaciones
de la viga sea la siguient.e:
Y.. (z, t) ::= y,. (z) sen (oo"t + 1JI). (7.56)

Las fuerzas de inercia son:


debidas a lu masas dist.ribuida!
t: (z, t) """ - m (z) aIYIt8~:' 1) = m (z) YI< (z) rol seD (Cl)"t + «p);

debidas a las masas concentradas


J1 (z, t) <= m¡Y1< (t¡) rol sen (oollt + 1JI).
Estas fuenas externas provocan en la viga los momentos Af y Q
que varian con el tiempo según la misma ley de sen (ID"t + cp),
es d9Clr.
MIt.(z, t)=M .. (z) sen (ro"t+lJl): }
(7.57)
Q. ('. t)) ~ Q. (%) sen (ro" '1'). +
Apliquemos el principio de los desplazamientos posibles. Demos a la
viga )a posibilidad de desplazamiento en forma de cierta linea
elástica. {fA (z) debida 8. cualquior carga imaginaria. Supongamos que
las fuerzas internas que corresponden a ep" (z) son M~ y O.'
Compongamos la ecuación de trabajo de las fuerzas internas y
externas, tomando en consideración, para simplificar la exposición,
solamente los momentos flectores:
,
..
( In (z) y" (z) w: sen (CIl"t + (JI) (JIA (:) dz +

+ ~ mi!!" (::,) rol sen (ro"t + cp) CJ>A (%i) "'"'
c::: ~5 M.II(z)sen(I)1t. t +ql) E~t.)dz.
De aquí obtenemos que

(1)1- ~J M~Y~,~1t dz: [5 m(z)Y1t.(Z)CPJt(z)dz+

+ 2: m,y, (%,) '1'. (%,) J. (7.58)


En est.e método nos vemos obligados a fijar dos funciones: y,. (z)
y «JI,. (:). Si en calidad de los desplazamientos posibles (JI" (s) fija.mos
228
el desplazamiento real YIt (z). la fórmula (7.58) coincidirá con la
fórmula (7.50) del mét.odo energético.
Si en calidad de epI! (z) adoptamos la línea elástica dobida a la
fuen.a P ' = 1 aplicada a la viga cuando z = a, entonces el denomi-
nador de (7.58) determinará la flecha en el punto z = a, es decir.
y" (a). En este caso podemos escribir la ecuación (7.58) del modo
siguiente:
,
(J)l = t : [
Jr m (z) Jno
'11. (4)
(11) m (~) dz
.,..A
+~
LJ
m I fikIIIr (al) m (. )].
(a) T" I
(7.59)
O
Ejemplo '4. Determinar la primera frecuencia de oscilaciolles de una viga
de seeel6n constante sobre dos apOYOS articulados con uoa Masa unirorme-
mente dl!t1'ibuida.
Por J,l. (&) tomamos 1:1 linea elia\icll debida a la CIIrga uniforme q - m,:
iI~(¡)- 24EJ
0,0 (IJT- 2 V+V
:1 Z')
.
Por "'1 (a) tomamos la línea elli8t.icll de P_1. en al centro de la tuL:

1f'1(Z)= q~:'J (3+_4 ~:).

La Hecha de la viga debida a la carga unlforme!J ( ~ ) = 5ql4 : 384EI. Según


la fónnula (7.59) obt.endremos:
'¡2
Col~_l : [25m 2¿~J (+-2 ;: + ;: ) 4~~] (3 ;-
,
_ 4;1 ). 5ql4 ] = iQ2,455 El
l' . 384EJ ,4 m.'

§ 65. M€TODO DE APROXIMACIONES SUCESIVAS EMPLEA-


DO CUANDO SE DETERMINAN LAS FRECUENCIAS DE OSCI-
LACIONES LIBRES. Las fuerzas de inercia en la posici6n extrema
de la viga, cuando las velocidades de desplazamient.os son iguales
a cero, SOn las siguient.es: las distribuidas i· (::) = m (z) y,. (z) rol:
las concentradas n = m,YIt (z,) 001.
Dichas cargas determinan la forma principal de oscilaciones de
la viga Y/I¡ (z). Examinemos ahora una carga que es Ct.'lf veces menor
(lig. 144):
¡. (z) ::= m (z) YA (z): 71 = m,Y/I¡ (z,).
Está claro, que también la linea elástica con t.ales cargas Ytl.1 (z)
sed. en 001 veces menor que la ante['ior, es decir,
ti,,!
(z) = YIt (z) : 001·
De aquí se desprende que
"'~ ~ y, (z) : Y" (.). (7.60)
Esta igualdad es válida para cualesquie['a de los valores z.
229
En los cálculos aproximados, adoptamos en calidad de YA (%)
una curva conveniente fP~ (~) Y entonces obtendremos la primera
aproximación:
(7.61)
Aqui q;1I1 (%.) os. respectivamente. la linea elástica dobida a las cargas
distribuidas y concentradas
i": (z) '1::: m (z) !PA (z); J11 = mlfP" (z,).
En este caBO (7.61) dará la función y no el número como en la
ecuación (7.60). Por consiguiente, eB neeeB8rio calcular, según (7.60.

wll para una serie de valores diferentes de z, y Bi las frecuencias


obtenidas no difieren mucho una de la otra, hay que tomar el VAlor
promedio de rol l • Esta será la primera apl'oximación. Si rol, para
diferentes % difieren mucho, entonces hay que seguir el cálculo y
determinar 00;. de la segunda aproximación. Con este propósi.to
es necesal'io haHar, respectivamente, )a línea elástica (Jlh (z) debida
11 las cargas distribuida y concentrada:

il (z) == m (z) q:i"l (z); ji,. = m¡iPl\1 (z,),


luego, por la fórmula
;PI! 1 (:) (7.62)
"'Al (z)

calcular )a segunda apl'oxirnación, etc.


El método do aproximaciones sucesivas permite obtener rol
con cualquiera precisión. Sin embargo, es bastante voluminoso, ya
que requiere ha.lIar los lineas elásticas debidas a cargas complicadas.
'80
§ 66. MIl1,'ODO DE SUSTITUCION DE LAS MASAS DISTRI-
BUIDAS POR LAS CONCENTRADAS. Dicho método se bo.sa en
la idea de la sustitución aproximada del sistema con un grado infini-
to de libertad por el sistema con un grado finito, mediante el reem-
plazo de la masa distribuida por las concentradas. lo que puede reali-
zarse por dos métodos.
Según el primer método Jas masas distribuidas se dividen en
traOlOS, y en cada tramo la masa distribuida se sustituye por 18
concentrada en el centro de su gravedad (Og. 145. a).
a) "'''

miz' {kJ·~_/;t
b){ ·t~=o=:::;j:P~'f~r
:
j ......... _-~ _... -'

Fig. 146

De acuerdo con al segundo método las masas en los tramos se


distribuyen según la ley de la palanca (fig. 145, b). Muchas veces
el segundo método ofrece un sistema más simple con un número
menor de grados de Ubertad que el primero.
§ 67. METODO DE TRASLACION DE MASAS PARA DETER-
MINAR LA PRIMERA FRECUENCIA DE OSCILACIONES
LIBRES. Examinemos un sistéma con un grado de libertad en Ior·
ma de una viga imponderable con una masa concentrada mI (fig. 146).
La frecuencia de oscilaciones libres de tal sistema 00 2 = 1/m/6 u
(lig. 146, a).
Traslademos esta masa con cierto coeficiente de corrección }Jo,
9. otro lugar de la viga (Hg. 146, b) obteniendo un nuevo sistema
con una frecuencia (il2 = 1I~imJ6a". Exijamos que ambos sistemas
tengan igual frecuencia, es decir,
I I
ñij6,7"= !Jolm,liCl'"
De aquí obtenemos el valor del coeficiente de corrección ¡J." al trasla-
dar la masa de un lugar a otro:
¡J., = 6ft : 6"". (7.63)
Si tenemos ahora un sistema análogo con n grados de libertad
(fig. 147), entonces, reuniendo todas las masas en un punto para
231'
z = a, sustituimos aproximadamente tal sistema por el sistema
con un grado de l1bertad. En este caso la masa reducida será

M """ ~ JL,mj => iJ• m, (6 1l : 6,,(1)' (7.64)

Frecuencia aproximada de oscilaciones:



00 , • = 1'"'<'
= MfJ"" •
. LJ m,ull' (7.65)
1
La magnitud inversa a ésta es

;. = ~ mI6I,=mj6u+mz620Z+'" +m,,6 11n • (7.66)

Esta expresión puede escribirse asi:
1 i i t
= 001
(DI +
f!)l + .. " w," • +
(7.67)
Asi pues, el valor inverso del cuadrado de la frecuencia de oscila-
ciODes del sistema con n grados de libertad es igual a la suma n

. ·4IN ,

Fig.U7

de valores inversos de los cuadrados de las frecuencias, si el sistema se


considera cada vez con un grado de libertad que tiene alternativa-
mente las masas Int, m,. . " "' m n .
Como se ve, la ,fórmula (7.67) es bastante simple. Ella no exige
]a eleccióo. del lugar de ubicación de la masa reducida M, ni la deter-
minación del valor de la masa, con 10 que se alcanza una solución
siClple. El mérito de la fórmula consiste también en el hecho de que
siempre ofrece valores rebajados de la frecuencia a determinar, como
se dice, da aproximación por abajo [tal. Esto permite. eo. unión con
el método energético que da la aproximación de la frecuencia por arri-
ba, establecer los límite.s prácticamente estrechos, entre los cuales
se haJla el valor verdadero de la frecuencia.
La insuficiencia de la fórmula consiste en que ella a veces da
aproximaciones inexactas.
Si junto con las masas concentradas el sistema tiene masas distri-
buidas (fig. 148), entonces la fórmula (7.67) será la siguiente:
,
(;jT=(;)f+ wJ + .. "+ wA + í m(z)6n dz,
1 t t 1 (7.68)
o
232
donde 6 u es el desplazamiento de una masa infinitamente pequelia
m (z) d, debido a la fuerza unitaria aplicada con la coortienada z
(llg. t48).
Ejemplo ,f,5. Determinar la primera frecuenc:ia de oscilac:iones de la viga
sobre aoe apoyoac:on mua uniformemente distribuida yuna rigld" constante EJ.
P.ra una viga sobre dos apoyoa
,. .to ( • )'
6n - 3EJ 11 t- T '
Según la 16rrnl.lla (7.68) obtenemos:
,
1.
7= J m
r la.1 ( 1-T• )2 d.= 90E)
3EJ"ji'"
mJ~

O

De aqu¡ El valor exacto de Cl)=T


987 .. /
V EJ
-;;¡-.

"'!JI

~-~-;-.m-.-~

FIs, Ha Fig. 149

Según el método 8t1eT¡''''CO (véase el ejemplo 33), anteriormente ~8 obtuvo

fJ)= 9i~ ti" ~,


Por lo tanto, 9,.fo9 < 9,87 < 9.88. La diferencia con el valor exacto es, apro·
xtmadamente, de un 3.9%.
E~plo 46. Determinar la primera frecuencia de O!Ic:i!aciones de la viga
de rigidel coDStaote EJ eon uoa ma,sa distribuida según el diagrama triangular
(fi¡. 149).
St>gún la fórmula (7.68) tenemos:
I
1 r ~
Wi"= J mT
J'
3EJ
.jlt.
-¡r t-T
( • )2
dJ= 180EJ
ml¡

O
1342 .. / EJ
De flan' se desprende que: oo=--¡i-- V '""'ñi"""' El valor exacto está den-

tr(l
'.
d~ .. ~ limites de ~ V e: <w < 1~~91
<nlnado la frecuencia con prec:l!ión de un 3.5%, aproxlmadamento.
V.e: . La solución

2,.
Ejemplo 47. D~termlllllr la primera In:euencla de oscilaciones de la viga
(véase la fig. 14IJ. Según la fórmula (7.68) tenemos:
I
t 1 r
7=(;)f+ J ni-
p
381 . JI l-T
a~( ')2 dZ=(;jf+"'OOKT
f ml~
i

t
• t 3ml' ml4 55mP
l~r- f8 LlI : 7= 28óEJ + 9DEJ 25208J
3"5 mI 48E/

Por consiguiente, (,)i_ 45~~;:J . según el método energético ~". ~~J


(véase el ejemplo (1). El valor verdadero de la primera frecuencia (j) se
encuefltra dentro de los siguientes limites:
Y45,SÚ:J: mi· < l&1 < y48EJ: mP.

. 6,MB ... /ET


SI fMl adopta el valor medio de ro) "'" ~ V ----¡¡:¡--. la diferencia aen.
Igual al 1". aproximadamente.
Eleonplo 48. DUenniollr III p'imera frecuencia de o,cilaciooes de la Ylg.
(flg. 142). Los desplazamientos unitarios de las mues ,1l0:
611 = 6 n = 'ltS : 243E.r.
Segun la fórmula (i.67) tenernos:
11 41' 111 'lIS
-¡;¡r=rru=A1 243EJ ; 7= w: +(;jf=2ft.f 243EJ •
El valor exacto do ~~ =15"'11 : 486EJ.

§ 68. MeTODO DE REDUCCION DE LAS ~fASAS EMPLEADO


PARA DETERMINAR LA PRIMERA FRECUENCIA DE OSCI·
LACIONES LIBRES. El esquema con masas concentradas m, y una
masa distribuida m (z) se sustituye por una viga imponderable con
una masa M concentrada en cuaJquier punto (véase la fig. 147).
La viga de sustitución debe sel' dinámicamente equivalente a la dada.
Ella se establece basándose en la comparación de las energías cinéti·
cas de estas dos vigas.
Dejemos que la primera forma de oscilaciones sea y (z). Entonces
y (" t) ~ V (.) 1 (t); Íi (" t) ~ V (.) i (t).
Situamos la masa concentrada M para z = a. La energía cinética
de la viga dada es
,
K= +í m (,) V' (,) [j (t)l' d. + + ~ m,v' (,,)li (1)1'·
"
La energia cinética de la viga de sustitución es:
1 •
K-,Mv'(a) 11(t)I'·
De la igualdad de las energías cinéticas obtenemos;
,
M = [S m. (z) yZ (z) dz + L: m¡yZ (z¡) ] : y"" (a) (7.69)

La frecuencia de oscilaciones es
w'l = t ; M6 1l • (7.70)
La insuficiencia de esta método consiste en la indeterminación de
elecci6n del lugar ·para la masa reducida. Generalmente, en una viga
sobre dos apoyos, la masa reducida se suele ubicar en el centro de
la luz.
Si la viga tiene una masa m. uniformemente distribuida, entonces
para y (z) = sen (nzI1) la masa M reducida al centro de la luz será
la siguiente:
,
M= Jr msen 2 :111
-¡- dZ=T'
ml
(7.71)

Este resultado corresponde a la separación de la masa de la viga
en dos partes (véase la Hg. 145) Y a su distribución según la ley de la
palanca en "los límites de las separaciones.
Huelga señalar que para a = l/2 el carácter de la curva adoptada
no se refleja mucho en el resultado, a condición de que su curvatura
tenga un mismo signo. Así, por ejemplo, si y (1.) se adopta en forma

de la luz, es decir, y (z) = A


según (7.69) obtendremos:
(3"T .
de una línea elástica debida a la fuerza cODcentrada P en el centro
") ' A = l3/48EJ, Bntonce
- 4 13

M=2 '"Jr mA:-' (3.T -4""ji'".' )2 8ml ml


dz;A'l=15~2'

§ 69. METODO DE DETERMINAC¡ON APROXIMADA DE LA
PRIMERA FRECUENCIA DE OSCILACIONES LIBRES EN UN
SISTEMA CON' n GRADOS DE LIBERTAD. CURndo una viga está
sustituida por un sistema con n grados de libertad, la priwera fre-
cuencia de sus oscilaciones puede determinal'se aproximadamente
según la desigualdad establecida por S. A. Bernstein:

1 , . ( ./ B' ) (7.72)
}?B.<ro 1<2.B 1 t+V 2Bf-t,
donde
B 1 =2] m,OII =m t 6 u +m Z 226 + ... +m n6nn ; (7.73)
B'l_ S ml6f¡; + 2 ~ m¡mt6f,l¡ (cuando i =1= k). (7.74)
235
Se puede considerar, con presici6n aceptable, que

":~ ~ [v'B. + B'('+l/2*-.)l (7.75)

Eleo,pl.. -49. DeuJ'minar la primera JrecuencLa de oscilaciones de UDa viga


(véase la Hg. H2):
6 1l = 61'1=813 : 486EI; 6 11 = 6 11 = n s : 48681;
B 1 "'" (naSI S : 486BI) 2_ 16ml· : 486EI;
Bs-lm. (Sl3: 486EI}.'2+2mrn (7P: "86EJ~= 226"".": (486EJ}t¡
B. 226
B~ =256'
Segün la fórmula (7.75) obtenemOI:
(48681

(,J.
I
~ 2" m.l31.5,033 + 486EI
mZ.15
)

El valor e.x.acl.<l de
(,J~ ... 486EI : 15mP.

§ 70. CÁLCULO APROXIMADO DE UNA VIGA A LA ACCION


DE LAS CARGAS DISTRIBUIDAS Y DE LOS IMPULSOS DIS·
TRIBUIDOS. La viga con una masa distribuida se sustituye por UDa
viga imponderable con masa concentrada, es decir, su cálculo se re-
duce al cálculo del sistema con un grado de libertad,

Q)~JrrtJ~
1)
~ P,f(t}
Rm ~1It~ •
P"fft)

Flg.150 FIg.ISt

Cálculo a la acción de la carga distribuida y de J88 fuerzas con-


centradas. Sustituyamos la acción de las cargas dadas por la ruena
concentrada R (t) aplicada directamente a la masa, la cual provoca
el mismo desplazamiento de la masa que la. ca.rga dada (fig. 150, a, b).
Con este propósito apUquemos Ja linea de influencia del desplaza·
miento de la masa, la cual se determina por la línea elástica debida
a P = 1 aplicada en el lugar de disposición de la masa m, es decir,
para z = a (fig. 150. e). Escribamos la igualdad efe los desplaza-
236
mientos debidos a la carga dada y de la fuerza concentrada R (l)
que la sustituye: ,
R(t)6,,_ S q(')f(')d,6.. + ~Pd(.)6.". (7.76)
, o
Notemos que J q (z)6 n d.:+ ~ P¡6 Z1 J. == y (a) es la flecha de la

viga en el lugar de disposición de la masa debida a la carga dada,


si la consideramos est6tlca, es decir, cuando f (l) = t. Abora a partir
de (7.76) obtendremos el valor de la fuerza de sustitución:
,
({q(1I)6nds+~PI6% 1)1(1)
R (t)::::1 Ó j = y (4) 1(t) (7.77)
6 11 &11
Una vez determinada la fuerza R (l), se utiliza la teoría de los
sistemas con un grado de libertad. expuesta anteriormente.
c.f..culo a la acción de los impulsos distribuidos y coneentr&dos.
Al igual que la carga, los impulsos dados (lig. 151) los sustituimos
por el impuho concentndo S aplicado a la masa. El desplazamiento
de la masa debido al impulso concentrado aplicado a ella, es
y - SI, ('). (7.78)
Desplazamiento debido a los impulsos dados:
l
6 6: 1
Y~
ío • (,) d'I'(') i;;-+ ~S",(,)+. 11 JI
(7.79)

Igualando las ecuaciones (7.78) Y (7.79) obtendremos:

+ l. (').
l
6 6% I
SI'(') - ío • (,) -t,;-I,(') d,
11
+ ~ S, 11

De aqui el impubo de sustitución es


t
11 6. 1
S~
ío s(.)"'d.+~S.T.:-.
11 11
(7.80)

Ejemplo SO. DetermJoar el momento f1ector en una viga de rígidu COM-


tante con mua uniformemente dist.ribulda debido al Impulso ,- uniforme_
mente dLs1.ribuido (v6ue la ng. 116).
Ant.eriormente, en el § 53, la.1 problema fue resuelto COJ,1 exacUt.ud. Para
1:: = t obtendremos:

M¡n6J¡(;)= ~- V~ =1,2731- V:r.


Resolvamos ea1.e problema aproximadamente. La maga reducida al centro
<de la lUI M "'" mUa. El cuadrado de la frecuencia de oscilaciones )lropi&5 el!

ll)t_~=96EJ:mla.

..
'"
6u =li (3f-4-J:-).
ll

SegUn la f6nnula (7.80) tenemos


,
T
S-2 \,. (3 :--4 ~:) ds=~ ,"lo
O
De acuerdo con la f6rmula (2.46)

¡-=
S'·l• seD (alt.
~l Y96E/: mI'

Respectivamente tendremoa:

Vm 6:l- : .. : m V96EI: mI',


Hallemos la fuen. austltuidora p. la cual da el mismo desplazamiento
...!1:-_ 5 ". _ ~r.'·EJ. ¡_
4SEI -T I • '" y • m •

De aqul obtenemos
p"", 51" .. / 24EJ
41 V m •
El momenlo flector en el centro de la luz de la viga u:

CAPITULO 8 *
ELEMENTOS DE CALCULO DE
LAS VIGAS A LA ACCION DE LA CARGA MOVIL
§ 71. MOVIMIENTO DE UNA CARGA LIGERA POR UNA
VIGA PESADA DE RIGIDEZ CONSTANTE CON LA MASA
DISTRIBUIDA UNIFORMEMENTE. Imaginémonos, que por una
viga apoyada en dos ex.tremos articulados se mueve con una veloci-
dad constante v una carga P cuya masa es despreciable en compara-
ción con 18 masa de la viga (fig. 152, a). Examinemos primeramente
la solución aproximada en la cual la viga con masa distribuida se
sustituye por un sistema con un g...ado de libertad y con masa con-
cent...ada en el centro de la luz (fig. 1.52, b). La ecuaci6n diferenoial
de los movlcnienlos forzados de la masa reducida, sin tener en cuenta
las fuenas de resistencia, es:
(8.1)

23S
donde 00 2 =o 1 : M6 n • 611 .... l~ : 48EJ, es 11'1 flexión del medio de la
viga producida por la fuenA P = 1 aplicada allí mismo.
La linea de influencia de la flexión en medio del tramo de la
viga Ja consideraremos aproximadamente como sinusoide. EnLonces.
.
6 IP =U "
p 1=6 '
11 .sen-,-. (82
. )
Con tal :mposición la ecuflci6n (8.1) !:erá:
•• na
y+ w2 y= oo 2 6tl sen -,- p= (o) 26tt "P sen t,
e (8.3)

donde a :a:>o vt y a= llv/l.

Fr- f
,
: t
~.
~.
z

~.
6)
a'>t p

.
Flg. 152

Por su aspecto la ecuación (8.3) es semejante a la ecuación con


la carga vibratoria P sen 8t (véase (2.80)1, y por tal razón escribire-
mos inmediatamente la integral:
ll l18D at
v= Asen Cllt+Bcolt 6>/+ PO t (@Iw')
(8.4)
Respectivamente tenemos que
.
y=- wA cos wt - fiJB ser. (¡)t + e pB C~~
1 l~,; (¡Ji (8.5)

Las const.Antes de integración las determinemos basándose en


las condiciones iniciales con t = O. Supongamos que la viga haya
estado en reposo, es decir, 11 (O) = O; 11 (O) = l) (O) = Q. EmpJeando
estas condiciones, obtenemos::

B=O y A=-~ '1 ~~~i(o)sl'


Ahora la ecuación (8.4) adquiere la siguiente forma:
y = /6~, (sen 6t _ ~ sen wt), (8.G)
donde ~ - e : cu.
Tomando por sinusoido la primera forma principal de las OflCila-
ciones libres de la viga, obtenemos la masa reducida fttf """ mi : 2.
Por consiguiente, w' = 96EJ : ml4 ~ :~:. Señalemos quo la

239
ecuación (8.6) puede ser obtenida de la (2.93). Representemos la
(8.6) d. otra forma:

y= f PlS ~, ( .gen-,--
u f lla)
psen l"'-,-
Jl4 l=l
. (8.7)
donde a = ot.
Las ecuaciones (8.6) y (8.7) determinan la flexión causad,a en
medio de la viga por la carga móvil P en función de la posición de
esta última sobre la viga. Con 9 _ ro, es decir, siendo p _1, tene-
mos el caso de resonancia. Este último tiene lugar cuando

j3=ltvcr : l-,. j/7J7


n'
-- = m
,tVer
n " EJ:
/ _ = 1.
m
De aquí obtenemos la velocidad crhica de la carga
V or = 7VEJ: m. (8.8)
Ahora examinemos la solución exacta de este problema propuesta
por el académico A. N. Krilov.
La ecuación de las formas principales de oscílaciones de la viga
apoyada en dos extremos es:
YIt % 'no
()=8en-,-.
Descompongamos en las formas principales la carga P en movi-
miento, siendo la coordenada z == a. Según (5.31) obtenemos:
~ (p)kns_
~ kllE - san - , - 2P kM knz
q(z, t)= L,¡rnsen-,-' I = - ~-,-s.n-,-sen-,.
,-. 5' -k:u
,- d, ,-,
, msen
(8.9)
La ecuación diferencial de oscilaciones transversalea, aio consi-
derar las resi.!ltencia8, tiene la siguiente forma:

2P ~
a'y a'lI kna
-,-o
knz
EJ a;¡-+ma¡s=-,- ~ sen -,-sen
,-.
Sustituyendo más adelante a = vI y designando Olt = k1to/l, obte-
(8.10)

nemos:
8 1 11 a'il ll
EJ -;;¡&+ m a¡s=-,- LJ sen
2P -
~ knz
a"t sen -,-, (8.11)
,-,
Buscaremos la solución de esta ecuación en la siguiente forma:
- -
y (z, t) =- ~ F ... (t) YIt (z) _ ~ F" (t) sen k~S. , (8.12)
"_l "~1
donde F... (/) es la función de tiempo desconocida.
2:40
-
Sustituyendo (8.12) en (8.11). obtenemos:
-
"'"
EJ,L,F,,(t) ( -,-
•• )' .!:Ien--¡-+mLJFIl.(t)sen-I-~
k.n: "'" •• k:nz
1l_1 A_l

Igualando término a término las series y simplificando por sen (kn.z/l)


tendremos:
•• 2P
F JI (t) + mlF1t (t) = mr sen e1tf. (8.13)

donde 6)~ = k~n~~J es la k-ésima frecuencia de oscilaciones libres.


,m
La. ecuación (8.13) coincide por su forma con la (8.3), por esta
razón su integral se hallará por analogía con la (8.4):
2P sen B1I.r
F .. (t)=A1I.sencuJ¡t+B .. cosroAt+ mlwl· el (8.14)
t--
_~1
La velocidad es:
. W ~c~.t
F 11. (t) = 0)1I. A Il. cos ül1l. t - ül1l. B 1I. sen CUAL + mlllll t al: lIlf . (8.15)

Suponiendo que t = O. YIt (O) = O e YA (O) = O. obtenemos:


Bit = O;
A,. = -~2P: mlCAlf(t- e~).
1Il1t ro"
Ahora
(8.16)

La solución completa la obtenemos de acuerdo con (8.12):

(9 (0.' ) sen -,-.


...
y (z. t) = '"
1 ) sen u",t - w; sen
¿ 2P úllo.t (8.17)
11_1 ml(j)~ .t-
wr
Puesto que las frecuencias de oscilaciones libres de la viga crecen
rápidamente con el crecimiento del orden k. la serie (8.17) será de
convergencia rápida.
Si con cierto k = n el valor de en _ CAl n • en tal caso el enésimo
sumando de la expresión (8. t 7) da una indeterminación de tipo O/O.
Desarrollándola según las reglas conocidas, obtenemos:
,P" (CAlnteosCa>nt-senCa>nt:)sen
Yn(.a:, t)"'" _ _
111 Cll"
n,"'.
16-1361 241
De esta expreSlon se ve que, con el transcurso del tiempo, los
desplazamientos de la viga crecen indefinidamente, es decir, tiene
lugar la resonancia.
La expresión completa de desplazamientos de la viga en este
caso será:
Y('. t)_
.-1
(seneIIt-oo;senCilkt
e, ) seo-,-
.
2P knz-
=(2:+2:)
- ml~1(1- :~)
n+\
10_1

p(' !lnz
- mloo1> Cilnt.COS wnt - sen w"t) sen -,-, (8.18)
Las velocidaóes criticas se determinan según la igualdad elt =
= rok o
kl't k~¡t' .. / EJ
-¡- VII, er = -,,- V -m.
De aquí
(8.19)

La velocidad crítica mínima (para k = 1) es;


Jl .. /El
vs, er-=T V """"iñ"""'
Esta coincide con (8.8). A la velocidad mínima se le puede dar
otra forma:
(8.20)

donde T J es el período de oscilaciones propias, correspondiente a la


primera frecuencia.
Es necesario señalar que la8 velocidades críticas obtenidas según
(8.20), superan considerablemente a las que se encuentran en la
práctica. Así, por ejemplo, si admitimos T J según la fórmula para el
periodo de oscilaciones de los puentes metálicos de vigas compuestas
en la forma 13J : TI == 38[·10-' s, donde [ se expresa en metros,
entonces la velocidad crítica será:
2l
Vi, cr = 38ltO-' = 530 mIs ~ 1900 km/h.
Designemos seguidamente:
.FEJ
~1o.=81t: OClIt=v[: kn V ----m-; (8.21)
2 2lJ ¡:s 6
(8.22)
mloo: - k 4 n 4 EJ ~ k 4 48EJ = F'
donde B es la flexi6n del centro de la luz de la viga causada por
P-1.
Con est8..'l designaciones la eGuación (8.17) será:

.-. ~
y(:, t)= L. kfo{1
p6
PI) kl1>: (Ir:tUI
sen-,- .en-,--p",sen'"'1flT .
knut ) (8.23)

o de otro
-
modo, tomando en consideración que vt - a, tendremos:
~
y (z. a) = LJ Ir' (1
"=1
pA
~t) sen -,-
Hu (kn4
sen -r - fl",
kna )
son ~o\t • (8.24)

donde a es la coordenada de la carga P; %, la coordenada de la sección


de la viga.
Señalemos que, siendo a = l, es decir, (mando la carga está en el
apoyo derecho, las flexiones de la viga no son iguales a cero, ya que
el sumando fh. san (kn/lh) en la rnayoria de los casos no se convier'"
en cero.
Si determinamos la flexión de la viga directamente bajo 18
carga, entonces en la expresión (8.24) z se debe sustituir por a:

y(a)= '~
-
" k'(1P6 ~2) 500-,-
A_1
kn')
"""( .en-,--Pllso0p¡T'
"""
lit
(8.25)

En este caso, naturalmente, para a = l. la flexión bajo la CQf'ga


os igual a cero. Al suprimir la carga de la viga, su acción se mani·
fiesta en forma de oscilaciones libres de la viga determinadas por la,
coodiciones iniciales del movimiento. Establezcamos 4;stas. Para
ello examinemos un sumando do la expresión (B.24):
p(j km (k.:n:a
k1la )
y~(z, a)- /(t(1-61> sen -,- .en-,--J)lI. sen t1l1. l •

Respectivamente,

YIt(z,a)= '\'(1
p6
~l)
kl"l3 kl"lu ( " " "
SBO-,--y- cos-,--cos
.=)
~"l •

Para a = 1 tenemos:
P6 kl'u kit
YA(::, 1)_ - ,\t(1 t1~) sen -,-PAsen ~; (8.26)

y,,(z, l)- kt(t
P6
61) ·kl'tl knu (
sen-,--r- coskll-cos~.
'n ) (8.27)
Después de suprimida la carga, las oscilaciones libros de la viga se
determinan según la expresión:
y:(z, t)=A:senw,,(t-t¡)+S:C08W,,(t-t l ). (8.28)
Las velocidades del mov imiento son:

... (8.29)
243
Haciendo uso de las condiciones iniciales del movimiento, para
t _ t 1 = l/u obtenemos:
• s: knz kn
B 1< = - Pvsen -,- P/I; sen ~: k" (1-~1): (8.30)

A: = p(j sen T PI< (cos kn-cos ;: ) : k' (1-~:). (8.31)

Sustituyendo estos valores de las constantes arbitrarias en (8.28),


después de hacer las transformaciones y tomando en consid'eraci6n
a = vt y l = vt¡, tenemos:
km
PlJ!len-,- [k k
y:(z,a)= k'(i ~1> P/I; .cosknsen-i-(7-1)-sen( ~:;)J
(8.32)
Después de suprimida la carga la ecuación de oscilaciones de la
viga es:
k",
~
y·(z, a)= ~
P'''o-,
1<4(1 PU Ji/l; [ CDS kn sen k -1 ) -sen (k)]
-i-(: ~:: .
,-,
(8.33)

Si en la expresión (8.24) se conserva sólo el primer sumando y se


supone que z = lI2, obtendremos la ecuación coincidente con la
(8.7). Ello significa. que la solución aproximada examinada más
arriba, es un caso particular de la solución de A. N. KrHov.
Las expresiones de los momentos f1ectores y de las' fuerzas trans-
versales las obtenemos de (8.24) y (8.33) diferenciándolas respecto
a la coordenada de la sección z.
1.. Estando la carga sobre la viga, es decir, cuando a ~ l, de
(8.24) obtenemos:
km
P2l ~
",0-,-
M (z, a)=~ LJ /$'(1 ( seD -,--13/1;
k= sen '~Ill
"') : (8.34)
,-, PI>

>na k= ) (8.35)
( s.n-,--~Io sen ~/I;Z •

Sefíalemos que la convergencia de las series (8.34) y (8.35) es peor


que la de la serie (B.24).
244
2. Cuando la carga está fuera de los límites de la viga, o sea,
cuando- a> l, de (8,33) tenemos:

M*(z, a)=

~~
...
"0-,-
kll¡
[k kn ( 0 )
cos n sen ~ T -1, -
1;
.-,
k""
= L 'k;;"'7«';:::""'I") Illl sen lAl (8.36)

kno
"'-,- !!Il [.COS 0)
kn ( T - 1 - sen lk..
k :rt sen -¡r,;- J
;I .
k (1 ~:)

(8.37)
§ 72. SOBRE LOS COEFICIENTES DIN AMICOS. De los coefi.
cientes dinámicos podemos tratRr sólo en aquel caso, cuando la car.
ga P está sobre la viga, pues cua.ndo está fuera da sus límites, aoton.
ces el coeficiente dinámico, teniendo en cuenta las oscilaciones
libres. es indudablemente igual al infinito, por cuanto ya no existe
la acción estática de la carga sobre la viga.
De las expresiones (8.24), (8.34) y (8.35) hallaremos las flexiones,
los momentos flectores y las fuerzas transversales al desplazarse
lentamente la carga P por la viga. Con este fin hay que suponer
que ~A __ O:

Yut (z, a) = plj


- ~ (sen k;1 sen k~a : kit.)
k_1
; (8.38)

MeB\(z,a)=~ LJ
P2t - ~ ( kn.; kna
sen-,-sen--r-:k2 )
; (8.39)
'-1
Q~Bt (z, a) "'" l t L
-
P2"( k., -,-:
cos-,-"o k")k . (8.40)
'-1
Los coeficientes diná.micos, que representan en sí las relacionelJ
entre las magnitudes dinámicas y las estáticas, serán:
a) respecto a las flexiones tenemos:
k.,
... sen--
'<' '( kna A kno)
flt.= L.. •• (1 ~I) sen-,-- .."senliJ :
,1,'_1

-
'~
<' ( sen-,-seo-,-.
knz kna . k') •. (8.41)

2"
- . "lJI) (k!la
b) en cuanto a 108 momentos flectores,
~-

.-. -
'"
J.L2"'" ~ k2(1
¡ k1tG )
sen-¡--13llsenW :

..,
~ (sen ~I sen k~ :k2);

e) para las fuerzas transversales,


(8.42)

- COB--
,no
.-, -
'"
IJ.s=,¿ k(t 1
~1)
(kn:a kna )
sen-¡--13k sen ¡w- :
,n, ,= ) .
'¿" (cos....,.sen-,-:k (8.43)
'-1
De las expresiones obtenidas se ve que los coe1icientes dinám1cos
IOn düerentes y dependen tanto de la posición de la carga sobre la
\7iga, como de la posici6n de la secci6n; por dicha raz6n son incons·
hotes.

I
I
I
I
I
I
I
I
I
8
.... l;:'" 1
:lo "'i' ....
o
Flg. 153
Si en las SUJDas de las expresiones de los coeficientes dinámicos
retenemos sólo los primeros BUJD80dos, entonces, todos los coeficien-
tes dinámicos serán iguaJes entre si:
fJ.1 =JL;t=fJ.3""'"J.1= t~~t ['1- (Pisen :
¡;:~ sen ~) J. (8.44)

En este caso el valor del coeficiente dinámico no depende de la


posición de la sección, sino sólo de la posición de la carga.
En la fig. 153 esUn dad'os los coeficientes dinámicos de acuerdo
con (8.44), siendo t\1 = 0,637. Con b 1 -= l/k, donde k _ i. 2, 3, ...
el coeficiente dinámico será igual a cero o a dos.
,..
Al poner la carga en medio del tramo de la viga, es decir, cuando
/1 = l!2, de acuerdo con (8.44) tendremos:

¡.&.= t t
M (1-~lsen ~~.2)' (8.45)
Más adelante comúnmente se supone que sen (nI~12) = -1 Y se
obtiene
I-'mh = 1 : (1 - ~I)' (8.46)
Precisamente este valor del coeficiente dinámico se indica de
ordinario en la literatura especial. La inexactitud de este valor es
obvia merced 8 las con.sideT8ciones que exponemos aquí.
§ 73. LINEAS DINÁMICAS DE INFLUENCIA. La investigación
realizada en lo que se. refiere a 108 coeficientes dinámicos ha mostra-
do, que el valor exacto de ellos depende de la posición de la sección
y de la posición de la carga. El valor aproximado del coeficiente
diná,mico (8.44), igual para todas las magnitudes a calcular y para
todas las secciones de la viga, depende sólo de la posición de la carga.
Corrientemente el valor indicado del coeficiente dinámico (8.46)
corresponde sólo a la posición de la carga en el centro de la luz de la
viga y no es el máximo.
Todo ello testimonia el becho de que el cálculo realizado de las
líneas estáticas de influencia, seguido de su corrección mediante la
multiplicación por el coeficiente dinámico comÚD, sufre lu siguientes
insuflciencia.s:
t) el coeficiente dinámico no es una magnitud constante;
2) la posición de cálculo de la carga móvil sobre la viga calculada
dinámicamente será diferente, para cada una de las secciones, a la
calculada estáticamente.
Como la ecuación diferencial (8. tO) es lineal y la fuerza P com-
pl1lndida en ella es de primera potencia, es justo el principio de super-
posición; el cálculo será más exacto si se ejecuta por medio de las
lineas dinámicas de influencia liOI.
Las ecuaciones de las líneas dinámicas de influencia las hallare-
mos de las expresiones obtenidas en el § 71.
1. Con la posición de la carga P = 1 sobre la viga, cuando a ~ l:
la ecuación de la Unea de influencia de la flexión según (8.24) es:
S6n~
-
y(z,a)=v ~ •
L.J k~{t PU ' ( seo-,--f'
'n. J1
'M )
senl;:t ; (8.47)
'_1
la ecuación de la linea de influencia de los momentos Uectores
según (8.34) es:

M (z, 2'
a)=!ti"
- ..n-,-
~
'n,
~ k'1 (i
M) ( sen -r-
'M kM )
~It sen J;l ; (8.48)
'_1
247
la ecuación de la línea de iolluencie de la8 {uen~ transversales
según (8.35) es:

2 ~
_ ....
cos-,- ( . . . o~)
Q (%, a) "'" "ñ /l:~ k (t pf) sen,....-- ". sen l ; í . (8.49)

Las ecuaciones de 1M lineas estáticas de influencia las obtenemos


de (8.47)-(8.49), suponiendo en éstas que v -O y, por consiguiente,
~" -O:
~ t - /cn.1i knG
Yut (.z:. a) .... 5 ~ ki" seu -,- seu,-; (8.50)
o••
~
¡tf..1
2l -
~ i kns
(z, a) = nS .t..J ki'" sen -,- sen -¡- ;
11:114
(8.51)
o.,
2
Q61\ (%, a) ~n
-
" t kn.1i lena
LJ ¡;Cos-,-s,n-,-. (8.52)

"""'
Sustrayendo respectivamente de las expresiones (8.47)-(8.49) las
expresiones (8.50)-(8.52) obtenemos para las líneas estáticas de
influencia las adiciones dinámicas. las cuales pua la viga se conSo
truyen de modo simple. Ello permitirá calcular con menor exactitud
las adiciones dinámicas. Las eCuaciones de las adIciones dinámicas
serán:

11M (s, a) ~:.


-
2: 11:1(1 JU
ln.
PlI seo - ,- 11::114
(p"sen-,--sen
'ma
p"l ); (8.53)
0-'
I1Q (s, a)
-
~~ 2: 11'(1
kn>
~" eos - ,- kna
JI> (,,~sen-,--8eD-¡r;r-
Itna )
• (8.54)
•••
Si al calcular las adieiDnes dinámicas nos limitamos a los prime-
ros térmiD08 de las series, entonces las expresiones (8.53) y (8.54)
Sé convierten en simples:
n>
21 PIStitlT ( = ~) (8.55)
liM (z, a) - ñS 1 ~: ~i sen -,- - sen"J;T ;-

2 ~ICOS-,-
•• ( na na)
6Q(:, a) ""'" n 1 M ~tsQnT-sen1J' (8.56)
Estas fórmulas dan con froouencta las adiciones principales para la9
lineas eslálicas de influencia.
2. Al poner la carga P ..., 1 fuera de la viga, cuando a:> l
tenem08:
248
la et;uación de la linea de influencia de Ja flexi6n según (8.33),
k ..
sen-1 -
Y'C', a)~6 ~ k4(t-~V '"
., [cosk'1tSen~ (!"-1) -sen~]'
1311 1 PIlI '
(8.57)
la et;uaClOn de la línea de influencia de los momentos flectores
según C8.36),

M'(., a)-~
-
2:
kn.
..n-1- [ kn kna]
kilt 131) P1l. cosknsenlh T- 1 -sen-r,;r ;
(a)
.-, (8.58)
la ecuación de la linea de influencia de las' fuerzas transvecsales
según (8.37),

Q'Cz, a)-;
-C09-¿
2:
kn.
k nT-1
Pll [ cosknsen-r,;
¡íf)
( a ) -Ben~ hna] .
,-, k(l
(8.59)
Las lineas dinámicas de inIluencia son aplicables s610 para las
cargas que se mueven con la misma velocidad que fue adoptada al
construir las líneas de fInancia,
Ejemplo 5i. Construir las líneas dinámicas de influencia de los momento5.
flectores en las seeciones de la viga: z = 1/2 y z =:Sl/4, si l = 15 m y PI == ~ .
L Línea de influencia en la sección z - 1/2. Según la expresión (S.55'
tenemos:
1 ) 2·t6 '1. 1 ( 1 na 4na )
AJU ( T' /1 = 3,141 T 1. 1/16 TS6U-l--seu-,- ~

=0,865 ( Tt sen -,--seo-,-.


na 'na ) . (a)

La línea de i.nfluencia está representada en la fig. 154, Q.


2. Linea de influencia en la sección z=31: 4. Según la expresión (8.55).
.. (al
AM
)
T' a =
2·16 1
3,14.- T
0.71)7
1
(1 l'llt 'na )
Tsen-l--sen-,- =
i-tif
t l'l4 4na)
=O,6i2 ( Ts&n-,--sen-,- . Cb)

La linea de innuencia se da en la lig. 154, b.


La eIis.tencia de un tramo negativo en el comienz;o de esta línea de ioflul!n-
cia, por lo visto, se explica por el hecho de que en el momento de entrada de
la carga sobre la viga la parte derecbade la viga a cuenta de BU inercia Cre8com()
si fuera un cempGtramientoll provislollal, con el cual el lOGmento en la sección

24'
3/41 es negativo. Con mis detalle, véllge cllnbajo del autor (t'J¡ .lU mhimo
S ....
se dan las )ineas de influencia de la fuena P = 1 + ~ sen i't y se uamina
el movimiento de la carga de baDila.

Fig. t54

§ 74. MOVIMIENTO DE UNA CARGA LIGERA POR UNA VIGA


PESADA APOYADA EN DOS EXTREMOS ARTICULADOS Y
EN UNA BASE ELASTICA. La ecuación dilerencial del movimien-
to (8.11) aquí será:
-
.-.
2P ~ kl'U
8411
El h ' +m
a'lI
8(1 + cby = -,- ¿., sen eAt sen -,- , (8.60)

donde e. = knv/l; l =: e/v; e es el coeficiente de lecho¡ b, el ancho


de la viga.
Su solución la buscamos, como anlos. en forma de (8.12), uno
de cuyos sumandos lo sustituimos en (8.60), obteniendo:
O")'"
EJFII(l) (-,- 2P
+mF.Il(l)+cbF,.(l)=-,-sene,.t.
de donde tendremos
•• 2P
F,. (l) + q¡lF" (1) =-;¡;y sen 6 t, 11 (8.61)

donde, q:¡: _ (l~A/l)' El +cb = wi + ~ es la frecuencia de oscilacione.a


m m
libres de la viga apoyada en una base elástica, al cuadrado.
Esta ecuaci6n coincide por su forlOa COD la (8.13), por eso todas
las consideraciones aplicadas a la (8.13) COD la sustitución de WII;
P()f lpll; pueden servir aquf. En particular, la ecuación del movimien-
to (8.17) será:
On.
"" 2PlIon-¡ 011;
1/(%, t)_
.-,~ mlq¡1(1 tií:.l>(Ben6I1;t-~senq¡lI;t). (8.62)
Esta puede reducirse a la forma siguiente:

~
" ' ( Mn-,--~Jtsen
Mn_,_ k1tG - t k."tll)
ii. --,-
y(z, ')~P6 ~ (8.63)
lI<_t k4 (1.+lI:,::.z~J) (t-~l)
donde
_ kno ,/ ('¡")'EJ+"
lh.=e,,:cpll.=-r-: V m

Esta ecuación coincide por su forma con la ecuación (8.24).


Por consiguiente. todos los razonamientos referentes a los coefi-
cientes dinámicos y a las lineas dinámicas de influencia de la viga
simple, son válidos para dicho caso con la sustitución de w. por
orp'n p" por j}. y k4 por kf. (1 k'~:;J) . La velocidad crítica se
+
obtiene a base de la condición 8 11 "'" ep,,:

VII. cr= (l/k n ) •V/JE'n~''!j');'!E!.Ji+~'


m . (8.64)

§ 75. MOVIMIENTO DE UNA CARGA PESADA POR UNA VIGA


LIGERA. En 85te caso despreciamos la masa de la viga. Una carga

pe.sada P coo masa m =- Plg se mueve por la viga con una velocidad
comtaote IJ (fig. 155). La presión sobre la viga, tomando en considera-
oión las fuerzas de inercia de la carga, es:
R~P-.!:...!:J.=p(t-~
, at' &quo