Está en la página 1de 6

TENDENCIAS

TECNOLÓGICAS EN LAS
TURBINAS DE VAPOR
Máquinas de fluidos compresibles

Acevedo Chávez Juan Carlos


Du Pond de la Garza Guillermo
Flores Barroso Christian
García López Isaac Esaú
Guerrero Aboytes Marco
Antonio

INSTITUTO TECNOLÓGICO DE CELAYA


Desarrollo de superaleaciones para aplicaciones en turbinas de
vapor
Objetivo
Describir las tendencias tecnológicas en la construcción de las aleaciones que son parte
de las turbinas de vapor.

Desarrollo
Ciclo Rankine
Turbina de vapor
Superaleaciones
El término superaleaciones fue utilizado por primera vez poco después de la Segunda
Guerra Mundial, para describir un grupo de aleaciones desarrolladas para su uso en
turbocompresores y turbinas de motor de aviones que requerían un alto rendimiento a
temperaturas elevadas.
Son especialmente adecuados para estas aplicaciones exigentes debido a su capacidad
de retener la mayor parte de su resistencia, incluso después de largos tiempos de
exposición por encima de 650 °C (1200 °F). Su versatilidad se debe al hecho de que
combinan esta alta resistencia con buena ductilidad a baja temperatura y estabilidad
superficial.
Las superaleaciones se dividen en tres clases:
1. Superaleaciones base níquel
2. Superaleaciones base cobalto
3. Superaleaciones base hierro
Características generales de las superaleaciones

 Excelente resistencia mecánica.


 Elevada resistencia a altas temperaturas.
 Buena resistencia al ataque del medio ambiente (incluyendo nitruración,
carbonización, oxidación y sulfuración).
 Excelente resistencia al Creep.
 Resistencia a la ruptura por estrés.
 Buena estabilidad metalúrgica.
 Expansión térmica muy útil.
 Resistencia a la fatiga térmica.
 Resistencia a la corrosión.
 Buena resistencia a cargas elevadas.
 Resistencia a las vibraciones.
 Resistencia a la termofluencia.
Condiciones de operación de los elementos de una turbina de vapor
Cada elemento de una turbina viene caracterizado por una serie de criterios, como: su
función, solicitaciones de que es objeto, dimensiones, tipo de fabricación, etc., que
permiten elegir los materiales idóneos que aseguren los servicios exigidos en el
funcionamiento, en las mejores condiciones económicas posibles.
Características mecánicas
Las características mecánicas de los metales se modifican extraordinariamente con la
temperatura; en los aceros, a partir de los 400°C aparece el fenómeno de fluencia, que
modifica su resistencia mecánica y su resiliencia, disminuyendo el módulo de elasticidad.
La fluencia afecta a los mecanismos que se encuentran a temperaturas elevadas y están
sometidos a esfuerzos de tracción prolongados, tales como las aletas móviles o los
armazones de AP. Para determinadas piezas, el material constitutivo debe tener una
buena resiliencia en caliente y conservarla en frío, lo que conduce a fenómenos de
relajación.
La variación del módulo de elasticidad produce una modificación en las frecuencias
propias de vibración de las aletas.
Características físicas y químicas
Los materiales deben presentar a temperaturas elevadas una buena estabilidad
estructural durante un espacio de tiempo muy prolongado; la no estabilidad se caracteriza,
generalmente, por la fragilidad de algunos aceros débilmente aleados debido al fenómeno
de grafitización y por fenómenos de precipitaciones cristalinas, (combinación del cromo
con el carbono libre).
Los materiales deben presentar una buena resistencia a la oxidación y a la corrosión; las
aletas de BP tienen que presentar una dureza superficial que las permita resistir la erosión
sin dejar por ello de ser mecanizables por medios convencionales
En algunos elementos, la soldadura es el único modo de montaje aconsejado por
consideraciones de resistencia y construcción, por lo que se necesitan materiales que
sean soldables y que no se hagan frágiles por la soldadura.
Materiales de construcción
El acero es el material que se utiliza en la construcción de las turbinas de vapor; para
hacer frente a los imperativos señalados se alea con otros elementos que mejoran sus
cualidades, como el níquel, cromo, molibdeno, vanadio, volframio, titanio, niobio,
manganeso, etc.
Las toberas, distribuidores y álabes pueden ser construidos por acero 2% Mn hasta
400ºC, acero Cr-Mo 13/1, hasta 450ºC, acero Cr-Ni-W 18/8/1, inoxidable, hasta 550ºC y
acero 14% Cr, hasta 550ºC
Tendencias tecnológicas
Debido a que los álabes están en contacto con el vapor, están sometidos a altas
temperaturas y altas presiones que les ocasionan esfuerzos. Además de que ocurre un
proceso de erosión debido a los impactos producidos por las gotas de agua contenidas en
el vapor húmedo, al condensarse las gotas permanecen un tiempo en el filo de salida de
los álabes fijos de los diafragmas. La presencia de las fuerzas producidas por el arrastre
del vapor, el impulso de la deposición de neblina y la caída de presión en el álabe fijo,
lanzan a las gotas en contra de los filos de entrada de los álabes móviles del rotor. Los
impactos continuos elevan los esfuerzos superficiales que con el tiempo llevan a causar
picaduras, rupturas y desprendimiento de materiales.
Por lo que se están buscando alternativas a los desarrollos que existen actualmente en el
mercado y manufactura de la turbina, algunas de estas alternativas son

 Recubrimientos de Titanio

Por lo que para soportar la corrosión, en los álabes de baja presión, se ha


considerado el Ti como una posible alternativa al acero con 12% de Cr, por cuanto
se ha comprobado que sus aleaciones soportan mejor la corrosión, en más de un
10%, que las de 12% de Cr. La desventaja del Ti radica en que sus aleaciones son
más difíciles de mecanizar, sueldan con menos facilidad y cuestan el triple con
relación a las aleaciones de 12% de C. 8.

 Mezcla Nistelle

Es un tipo de aleación comercial conformada por Cobalto, Cromo, Tungsteno,


Molibdeno y Carbón, con ella buscan reparar los filos de los álabes con la
desventaja de dificultar la producción o reparación de las piezas, de manera
adicional disminuye la resistencia a la fatiga.

 Carburo de Tungsteno por medio de HVAF (Sistema de proyección térmica


de alta velocidad a base de aire)

Funciona como una barrera de protección para evitar que compuestos químicos o
materiales corrosivos tales como Hidróxido de Sodio, Cloro, Sulfatos y Sulfitos,
afecten a los álabes de la turbina de vapor, y a la vez el recubrimiento también
debe resistir temperatura, presión y desgaste por erosión. Otras características
deseables son baja porosidad, alta adherencia al material que están protegiendo,
alta dureza, ductilidad y uniformidad.

La tecnología HVAF permite realizar recubrimientos de metales o carburos en


polvo, mediante el uso de combustibles gaseosos en compañía de aire. El material
se calienta 39 cerca de su punto de fusión (temperatura máxima de 2010ºC) y es
atomizado en finas partículas de entre 5 y 30 micrones para posteriormente ser
proyectado hacia el álabe a una velocidad mayor de 1000 m/s. La técnica
disminuye la oxidación generando mejores propiedades del recubrimiento.

 Metálicos- Cerámicos
Los recubrimientos sirven para prevenir la degradación superficial, erosión,
corrosión y la incrustación de materiales extraños en los álabes, lo cual se traduce
en una pérdida de eficiencia de la turbina. Con la finalidad de mitigar estos efectos
negativos, se rocían recubrimientos tales como el A21 y A24. Ambos compuestos
son de base Aluminio, Cromo y Fósforo los cuales aportan un cátodo de sacrificio
para proteger contra la erosión, se les adiciona un sellador inorgánico para mejorar
sus propiedades, e incluso Politetrafluoroetileno (PTFE) en el A24 para evitar
incrustaciones.

Las ventajas del uso del A21 es que tiene protege contra la corrosión, puede
aplicarse en piezas grandes, permite la restauración superficial, las capas varían
entre 75 y 125 micrones, resisten hasta 850ºC, funcionan mucho mejor en
aleaciones ferrosas y aportan una mejora en la eficiencia aerodinámica.

El A24 es un recubrimiento multi capa que contiene Aluminio el cual trabaja como
material de sacrificio, un sellador inorgánico y en la capa externa posee Teflón que
tiene propiedades de baja fricción. Los espesores van de 75 a 125 micrones y
funciona particularmente bien con aleaciones ferrosas.
Estos son algunos de los desarrollos tecnológicos que se han tenido al paso del tiempo en
las turbinas de vapor, siendo los últimos las tendencias actuales en la manufactura de
estos elementos, pues aunque existen varios métodos, ninguno ha sido completamente
conclusivo, por lo que solo es usado por las empresas que desarrollaron cada una de
estas alternativas.

Conclusión
Las tendencias tecnológicas que acontecen en el proceso de manufactura,
específicamente en este caso, del área de materiales, son las que se plantearon años
atrás con la aparición de las superaleaciones, agregando los recubrimientos de distintos
materiales, sobre todo no metálicos y más encaminados a los cerámicos que aún son
área de estudio muy amplia, pues está en desarrollo.
Referencias
1) Anales sectoriales. Álabes monocristal de turbina a 1600 °C. Consultado el 10 de
junio de 2020, de: https://www.interempresas.net/Quimica/Articulos/132895-
Alabes-monocristal-de-turbina-a-1600-C.html
2) UNAM. Superaleaciones. Consultado el 10 de junio de 2020, de:
http://olimpia.cuautitlan2.unam.mx/pagina_ingenieria/mecanica/mat/mat_mec/m6/s
uperaleaciones.pdf
3) Pfernandez. Elementos constructivos de las turbinas de vapor. Consultado el 10
de junio de 2020,de:
http://files.pfernandezdiez.es/Turbinas/Vapor/PDFs/05Tvapor.pdf
4) Morales Adrián. Estudio del estado del arte de recubrimiento para álabes de
turbina de vapor. Consultado el 11 de junio de 2020, de:
https://ciateq.repositorioinstitucional.mx/jspui/bitstream/1020/84/1/MoralesMorales
Adrian%20MMANAV%202017.pdf