Está en la página 1de 13

GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

Contenido
1. TÍTULO DE LA INVESTIGACIÓN...................................................................................................2
RESUMEN DE LA I NVESTIGACIÓN....................................................................................................2
2. IDENTIFICACIÓN, DELIMITACIÓN Y JUSTIFICACIÓN DEL PROBLEMA...............................................2
2.1. Planteamiento y justificación del problema.............................................................................2
3. FORMULACIÓN DE LA PREGUNTA DE INVESTIGACIÓN A MODO DE INTERROGANTE..........................5
4. FUNDAMENTO O BASE TEÓRICO-CONCEPTUAL.............................................................................5
4.1. M ARCO TEÓRICO GENERAL Y ESPECÍFICO............................................................................5
4.2. DEFINICIONES TEÓRICAS....................................................................................................6
4.3. FORMULACIÓN DE HIPÓTESIS..............................................................................................6
5. OBJETIVOS..............................................................................................................................7
5.1. LOS OBJETIVOS GENERALES...................................................................................................8
5.2. LOS OBJETIVOS ESPECÍFICOS.................................................................................................8
6. METODOLOGÍA.........................................................................................................................8
6.1. DEFINICIÓN OPERACIONAL DE LAS VARIABLES Y CATEGORÍAS..................................................8
6.2. DESCRIPCIÓN DEL ÁMBITO DE ESTUDIO..................................................................................9
6.3. TIPO DE ESTUDIO Y DISEÑO...................................................................................................9
6.4. POBLACIÓN.........................................................................................................................10
7. BIBLIOGRAFÍA........................................................................................................................11
8. PLAN DE EJECUCIÓN DE LA INVESTIGACIÓN..............................................................................12
9. CRONOGRAMA........................................................................................................................12
10. PLANIFICACIÓN DE LA EVALUACIÓN DE LA EJECUCIÓN............................................................13

Guía de orientación para la elaboración de un proyecto de investigación.

Esta guía tiene como propósito principal ofrecer una orientación estándar de
presentación de proyectos de investigación.

Como cualquier guía general, procura ser de ayuda y servir de orientación , tomando en
consideración que los proyectos, en general, pueden sufrir cierta variación según las
particularidades de cada proyecto de investigación. Se considera los elementos mínimos
que todo proyecto deberá contener como requisito de aceptación.

A saber
• Planteamiento del problema
• Justificación de la investigación
-1-
GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

• Formulación de los objetivos (generales y específicos)


• Apartado metodológico
• Plan de análisis de los datos
• Consideraciones éticas
• Bibliografía
• Cronograma
• Presupuesto.

1. TÍTULO DE LA INVESTIGACIÓN
El título de un proyecto de investigación es el nombre con el que se identifica dicho
proyecto El título debe ser conciso; debe estar formulado de modo tal que exprese con
pocas palabras y de modo preciso, el objetivo de la investigación, las variables bajo
consideración, la población o universo sobre la que se extenderán las conclusiones, y de
ser necesario, dónde se llevará a cabo y cuándo.

Asimismo, es conveniente que mencione el tipo de diseño que tendrá la investigación. Si


al hacerlo se pierde claridad en la redacción, entonces es recomendable formularlo como
subtítulo.

RESUMEN DE LA I NVESTIGACIÓN
La importancia de este resumen radica en que, a partir de leer unas pocas líneas el
lector/evaluador pueda obtener una idea clara de qué se quiere estudiar, para qué, en
quiénes, cuándo y cómo.

Es importante que los elementos principales de la planificación sean formulados explícita,


sintética y claramente. A saber: el problema a investigar y su justificación, los objetivos de
la investigación, la hipótesis (en el caso que lo requiera), el tipo de diseño y técnica, una
breve descripción de los procedimientos que se llevarán a cabo, y el plan de análisis de
los datos.

Hay que tener en cuenta que este resumen es la carta de presentación del proyecto. Es
aconsejable redactarlo una vez que se ha concluido con todo el proceso de planificación.

2. IDENTIFICACIÓN, DELIMITACIÓN Y JUSTIFICACIÓN DEL


PROBLEMA
2.1. Planteamiento y justificación del problema

Un problema de investigación científica es siempre un problema de conocimiento


(ausencia o deficiencia) que reconoce distintas fuentes (entre ellos los problemas
prácticos u operativos). El propósito último de toda investigación es incrementar o mejorar

-2-
GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

nuestros conocimientos teóricos o empíricos acerca de ciertos fenómenos, es decir,


conocer, comprender o explicar por qué o cómo ocurren.

Dar respuesta al problema planteado es la razón por la cual se lleva a cabo la


investigación.

Es por ello que la identificación y delimitación del problema es un momento medular en la


planificación de cualquier estudio. De su adecuado planteo dependerá la correcta
formulación de los objetivos y el encuadre metodológico. Así como de su adecuada
justificación dependerá el reconocimiento de la importancia de la investigación.

Problema de Conocimiento: Es una situación que requiere la formulación de nuevo


conocimiento.
Se pueden diferenciar tres situaciones en las que se evidencia la necesidad de
formulación de conocimiento nuevo:
1‐ Cuando ocurre un hecho o evento observado el cual no es explicable por la teoría o
conocimiento existente
2‐ Cuando no existe una teoría que permita predecir qué ocurriría en una situación
especial determinada.
3‐ Carencia de información respecto de un hecho concreto en uno o más de sus aspectos
o propiedades de interés.

En todas estas situaciones la ausencia de teoría puede deberse ya sea a la falta de


evidencia o a la existencia de evidencia contradictoria

Los problemas de investigación suelen presentarse al inicio con gran amplitud y de


manera poco específica. Sin embargo, es necesario que, en el proyecto, el problema que
se desea investigar, esté claramente identificado y delimitado.

1. Es recomendable comenzar por identificar y delimitar el tema o área de interés,


Asimismo es conveniente especificar cuáles son los alcances y limitaciones del área
abordada.

Para lograrlo es necesario estar familiarizado con el tema. Qué aspectos o avances en
los conocimientos teóricos y/o empíricos son o han sido aceptables; qué aspectos del
tema son los más relevante a la luz de los conocimientos actuales (nacionales e
internacionales); qué limitaciones o vacío de conocimiento pueden apreciarse en esos
avances o qué aspectos de los mismos son revisables; cuáles son los aspectos
metodológicos a tener en cuenta a partir de estudios anteriores sobre el tema, y otras
consideraciones por el estilo.

2. Delimitado el tema, es preciso que se identifique y delimite el problema específico a


investigar. Tendrá que ser reducido a aquellos aspectos concretos y relaciones de mayor
interés para el investigador, resignando el estudio de otros aspectos. Esta reducción es de
particular interés metodológico, porque marca los límites de lo que va a ser abordado a lo
largo de la investigación; es decir, establece alcances y limitaciones de lo que se va a
trabajar.

-3-
GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

La misma revisión bibliográfica que realizó para el tema deberá ser efectuada para situar y
delimitar al problema, y analizar tópicos como:
Los antecedentes de trabajos sobre el problema en particular, los que brindarán
información tanto teórica como empírica. Información acerca de los aportes o avances
generados en el conocimiento del problema, o las limitaciones o vacíos existentes en el
mismo; la existencia de discrepancias, acuerdos o coincidencias entre los distintos
estudios; los resultados obtenidos. Dependiendo del tipo de problema, se podrá acceder a
información acerca de la magnitud del problema, la frecuencia, la distribución, o aspectos
similares.

• Los diferentes encuadres metodológicos desde los que puede ser abordado el
problema: posibilidades y tipos de diseños; limitaciones de algunos diseños para el
estudio de ese problema en particular; tipos de muestras, técnicas e instrumentos y
análisis de los datos ya realizados.

Es importante que quede claro que el investigador ha realizado una lectura exhaustiva de
la bibliografía disponible acerca del tema y el problema.

Justificar el problema consiste en formular la relevancia del problema. En la justificación


del problema es ineludible desarrollar con argumentos convincentes la importancia de
llevar adelante la investigación.

Todo estudio contiene, de forma explícita o implícita, un propósito o finalidad; un “para


qué” se realiza el trabajo. Este propósito suele estar expresado con verbos como
“contribuir”,
“fomentar”, “favorecer”, “promover”, y otros semejantes.

Conviene diferenciar dos grandes grupos de propósitos, aquellos más ligados a las
ciencias básicas que procuran acrecentar los conocimientos sobre el tema a partir de
completar, criticar, evaluar los conocimientos existentes; y aquellos más ligados a las
ciencias aplicadas que buscan desarrollar la aplicación práctica o utilización de los
conocimientos básicos, en problemas operativos o prácticos. Esta división puede orientar
al investigador en la argumentación que realice sobre la importancia de llevar a cabo la
investigación.

Si el estudio pertenece al primer grupo, la justificación deberá especificar primero, cuáles


son los vacíos o problemas conceptuales o teóricos o lógicos, que encontró en el
conocimiento existente (análisis relacionado con ítem anterior); y segundo, qué tipo de
conocimientos nuevos aportará la investigación, o qué modificará, o en qué sistema de
problemas ofrecerá el aporte, de modo tal que justifique el esfuerzo. Las contribuciones
pueden ser tanto teórico- conceptuales como metodológicas
Al analizar la prioridad del problema se puede tener en cuenta ciertos criterios tales como:
la magnitud del problema (en término de frecuencia, población afectada, o
consideraciones semejantes); vulnerabilidad del problema (en el sentido de la posibilidad
de intervención), trascendencia social o impacto social, y factibilidad o impacto económico
(costo/beneficio).

-4-
GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

3. FORMULACIÓN DE LA PREGUNTA DE INVESTIGACIÓN A MODO DE


INTERROGANTE.
Si bien no existe acuerdo general sobre este punto, es aconsejable formular la pregunta a
modo de interrogante, ya que así contribuye a especificar estos aspectos concretos e
invita a dar respuesta al problema.

La pregunta de investigación, es una expresión lingüística que solicita información


respecto del problema de investigación. La pregunta puede solicitar información ya sea
respecto de un hecho concreto o ya sea respecto de una ley universal de la naturaleza.
Dado que la misma debe ser respondida a través de la observación empírica, todas las
entidades contenidas en la pregunta deben corresponderse con un observable fáctico. Es
decir, es condición fundamental que todos los conceptos mencionados en la pregunta
tengan una expresión en los hechos, factibles de ser observada.

4. FUNDAMENTO O BASE TEÓRICO-CONCEPTUAL


Los problemas de investigación, en general, no son problemas aislados o independientes,
sino que se encuentran engarzados en un sistema de problemas similares (algunos más
generales, otros más específicos) cuya coherencia y pertenencia al sistema la da el marco
teórico.

En este apartado el investigador debe desarrollar el fundamento teórico-científico y


conceptual que sostiene y da significado al problema planteado. Es decir, es preciso situar
el problema dentro del sistema de proposiciones y supuestos teóricos más generales.

Una manera ordenada de presentar esta base teórica es comenzar por el desarrollo de la
teoría que enmarca el problema, continuar con el desarrollo y definiciones de los
conceptos, variables o categorías (según el tipo de investigación), identificar las relaciones
entre estos conceptos, para finalizar con la descripción de las hipótesis y/o los supuestos,
siempre y cuando el tipo de estudio lo requiera.

4.1. M ARCO TEÓRICO GENERAL Y ESPECÍFICO

En algún sentido, en este apartado se realiza la tarea inversa a la de identificación y


delimitación del problema. Aquí se procura restablecer la relación del problema concreto
con el sistema de conocimiento general que lo engloba, situándolo dentro de una tradición
teórica. Es importante que el investigador se esfuerce por mostrar las líneas de conexión
entre el tema y problema seleccionado y los conocimientos ya consolidados y aceptados
sobre los mismos; es decir, debe esforzarse por demostrar la consistencia y sustento
científico de su propuesta de trabajo.

Existen disciplinas o campos científicos, como por ejemplo los que contienen a la biología
y la química, en los cuales la tradición teórica es hegemónica, en el sentido de que los
fundamentos teóricos son uniformes y consensuados. Las disciplinas tienen un programa
-5-
GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

de investigación que se ramifica en distintas áreas, pero el tronco teórico más general es
uno y compartido.

En las investigaciones que se proponen dentro de estos programas de investigación es


conveniente realizar una breve referencia al marco general, para luego detenerse a
desarrollar los aspectos teóricos específicos del área de trabajo que contiene al problema
de estudios propuesto.

En las investigaciones propuestas, es preciso que el investigador realice un análisis más


detallado de la posición teórica dentro de la cual se enrola su investigación.

4.2. DEFINICIONES TEÓRICAS

Parte de la elaboración de los fundamentos teóricos compete a la definición precisa de los


conceptos relevantes para la investigación. No obstante, es necesario tener en cuenta que
este apartado requiere de cierta flexibilidad, básicamente porque depende mucho del tipo
de investigación que se propone realizar.

En cualquier tipo de estudio se necesita realizar una rigurosa definición de los conceptos
con los que se va a trabajar, principalmente para evitar la vaguedad y ambigüedad de los
mismos. Asimismo, es importante tener presente que no existe una única manera de
seleccionar y definir las variables (estudios cuantitativos), ni de delimitar las categorías y
sus posibles dimensiones (estudios cualitativos).

En el proceso de selección y definición de las variables o categorías, el investigador (en


términos generales) deberá: mantener la consistencia con el marco teórico asumido;
especificar qué variables supone como las más representativas para ser medidas y
observadas; determinar el grado de complejidad de las mismas; establecer categorías
exhaustivas y excluyentes y mantener la coherencia con la estrategia elegida, (cualitativa
o cuantitativa).

En los estudios de tipo cualitativo todo el proceso de planificación es más flexible, en el


sentido que se va reformulando a medida que se trabaja en el campo.

Si bien, por lo general, el investigador entra al campo pretendiendo capturar las categorías
con las que el grupo social estudiado da significado a la realidad, deberá igualmente
señalar las líneas de análisis, o categorías y dimensiones preliminares propuestas por la
teoría.

4.3. FORMULACIÓN DE HIPÓTESIS.

Este apartado debe estar presente en todas aquellas investigaciones donde sea
necesario, es decir en aquellas cuya pregunta de investigación tiene como respuesta una
hipótesis que será sometida a prueba, básicamente en las investigaciones cuantitativas o
cualitativas. No obstante, aún dentro de ellas, hay diseños que no pretenden estudiar
relaciones entre variables, sino describirlas o explorarlas; así como existen estudios que
-6-
GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

no poseen hipótesis ni implícita ni explícitamente, (sobre todo aquellos que investigan


temas de corta tradición y son de tipo exploratorios, o los diseños descriptivos).

La hipótesis de investigación es una afirmación sobre algún aspecto del universo cuyo
valor de verdad es desconocido y su demostración es justamente el objetivo de la
investigación.

Su principal propiedad es, como se indicó respecto de la pregunta, que sea contrastable
empíricamente, es decir que la afirmación contenida en la misma sea verificable a través
de la observación de los hechos mediante algún instrumento válido.

5. OBJETIVOS
Una buena formulación de los objetivos depende de una buena formulación del problema
y buen fundamento teórico.

Los objetivos establecen qué aspectos específicos planteados en el problema se


estudiarán; es decir, son expresiones que formulan qué tipo de información (conocimiento:
descriptivo, analítico, etc.) se busca en la investigación, acerca de quiénes, cuándo y
dónde deben ser formulados teniendo en cuenta el problema planteado inicialmente, de
modo tal que, si se obtiene la información que ellos proponen conseguir ésta información
responda a dicho problema. Se ha sostenido que los objetivos son la operacionalización
de las hipótesis o respuestas al problema, ya que deben cumplir con el requisito de ser
medibles y observables. La formulación de los objetivos debe ser clara y precisa con
respecto a las variables o categorías, las relaciones entre ellas, la población sobre la que
se extenderán los resultados y cuando corresponde.

Es usual redactarlos con verbos en infinitivos indicando lo que se pretende lograr en


términos del conocimiento: describir, identificar, comparar, establecer, y otros similares.
Es importante prestar atención a que las acciones que proponen los verbos utilizados
puedan, en efecto, ser constatados. En este sentido no es conveniente utilizar verbos
como comprender, conocer, percibir y otros similares.

No son objetivos de investigación y por lo tanto no deben ser enunciados como tales:
1. La finalidad última propia de la investigación en general, es decir la producción de
conocimiento.
2. Actividades o procedimientos del estudio, es decir acciones necesarias para
implementar la investigación que forman parte de la identificación e inclusión de la
muestra, la observación de los resultados de interés o el análisis de los datos.
3. La modificación de un determinado escenario o ambiente físico, es decir la aplicación
de una intervención que modifica procesos, actividades u objetos físicos.

Cuando existe más de un objetivo se pueden identificar el Objetivo general y los


Objetivos específicos.

Si la investigación tiene una única pregunta específica y por lo tanto un solo


objetivo, formule solo el objetivo.
-7-
GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

5.1. LOS OBJETIVOS GENERALES

Explicitan de manera global la información que se pretende lograr con el estudio. En su


formulación abarcan a los objetivos específicos.

5.2. LOS OBJETIVOS ESPECÍFICOS


Es cada uno de los distintos objetivos que responde una pregunta específica dentro de
determinada área de conocimiento

Finalmente, es importante no confundir objetivos con propósitos (objetivos externos o


finalidad de la investigación) ni con actividades o tareas que se realizarán durante la
investigación (trabajos por realizar o tareas por cumplir: realización de un taller para...).

Tampoco se deben confundir los objetivos con productos esperados de la investigación


(actualizar un registro, utilizar el conocimiento generado para el diseño de un programa,
et.)

6. METODOLOGÍA
A lo largo de este apartado se debe determinar y explicar las estrategias y procedimientos
que se llevarán a cabo para dar respuesta al problema y alcanzar los objetivos. Es la
descripción de cómo se va a realizar la investigación. Un apartado metodológico bien
definido procura maximizar la validez y la confiabilidad de la información y reducir los
errores en los resultados.

6.1. DEFINICIÓN OPERACIONAL DE LAS VARIABLES Y CATEGORÍAS

En los estudios cuantitativos se debe identificar y definir las variables o factores relevantes
de competencia directa del estudio. Asimismo, es preciso que se las defina
operacionalmente. La definición operacional de una variable es un conjunto de
indicaciones que permite proceder a adjudicar un valor de dicha variable a cada
observación mediante la identificación del instrumento de medición, el explicitación de la
escala de medición (o sea de los valores posibles) y la formulación del procedimiento de
medición. Es decir, será necesario transformar el contenido teórico o abstracto de las
variables en características observables especificando los indicadores a través de los
cuáles se las medirá.

6.2. DESCRIPCIÓN DEL ÁMBITO DE ESTUDIO

-8-
GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

En general, es preciso describir las características del lugar donde se va a realizar la


investigación cualquiera sea el diseño que se vaya a aplicar (a excepción de los
históricos). En ocasiones, al lugar se lo denomina ámbito de estudio, en otras, campo.

Ejemplo
La universidad estatal de la ciudad de Buenos Aires tiene 15 facultades ubicadas en
el centro geográfico de la ciudad de Buenos Aires, a las que asisten
aproximadamente 270.000 estudiantes.

Asimismo, es importante que queden claros los motivos por los cuales se ha recortado
ese ámbito y no otro; es decir, que el investigador pueda fundamentar claramente la
viabilidad o factibilidad del lugar seleccionado. Un punto importante en este acápite es que
se analice la accesibilidad con la que cuenta el investigador para entrar al campo.

6.3. TIPO DE ESTUDIO Y DISEÑO

Es el esquema general o marco estratégico que le da unidad, coherencia, secuencia y


sentido práctico a todas las actividades que se emprenden para abordar el problema y
cumplir con los objetivos planteados. El tipo de método seleccionado debe ser adecuado
para resolver el problema, atento a los conocimientos existentes sobre el mismo, al ámbito
en el que se va a trabajar, a los recursos disponibles para el estudio, y a la aceptabilidad
ética del mismo.

Existen variadísimas formas de clasificar los tipos de diseños o estudios, en esta guía no
se profundiza sobre el tema y se recomienda que cualquiera sea la clasificación que se
utilice sería conveniente se cite o bien que la descripción del diseño sea lo
suficientemente explícita como para entender la estrategia que se utilizará para llevar
adelante la investigación. No es conveniente combinar clasificaciones, pero debe tenerse
en cuenta que existen diseños de estudios que pueden considerarse híbridos. Algunos
ejemplos de clasificaciones son:

• Tipos de estrategias: cuantitativas (clásicamente estudios de corte estadísticos o de
medida) y cualitativas (clásicamente estudios que procuran comprender o interpretar el
sentido del accionar de los hombres y grupos: fenomenológicos, etnográficos,
etnometodológicos, biográficos, historias de vida, investigación-acción).

• Tipos de estudio según los objetivos: históricos; exploratorios; descriptivos (ecológicos,
análisis de situación, transversales, serie de casos, reporte de casos); analíticos
(observacionales, cuasi-experimentales y experimentales); de evaluación;
metodológicos
(o procesos controlados para determinar la manera de obtener, organizar y analizar
datos).

• Tipos de estudio según la intervención del investigador: observacionales (casos y
control,
cohortes); cuasi-experimentales, y experimentales.

-9-
GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

• Tipos de estudio según la temporalidad: longitudinales (retrospectivos o prospectivos) o


transversales.

6.4. POBLACIÓN

El objetivo principal de este ítem es identificar y definir (en los diseños que corresponda)
todo lo relativo a la población que va a ser estudiada, a saber:

a. Universo o población objetivo: se llama universo al conjunto de entidades de las que


se desea conocer algo en una investigación. Es toda la población blanca sobre la que
se quiere aplicar los resultados de la investigación; O sobre la que recaen las
conclusiones. Pueden ser personas, instituciones, programas, etc.

b. Unidad de análisis. Criterios de inclusión y exclusión:


Se considera como unidad de análisis a cada una de las unidades a la que se refieren
cada uno de los datos de la investigación respecto de una propiedad determinada en un
instante dado. Es importante que se precisen los criterios de inclusión, y exclusión de
participación de las unidades de análisis, que, a su vez, definen los límites de la población
blanco o universo.

c. Población accesible. Muestra. Selección y tamaño de la muestra. Análisis de


sesgos.

Se deberá establecer cuál es la población accesible, es decir subgrupo de la población a


la que finalmente se podrá acceder en el estudio. A los criterios de inclusión y exclusión
previos se le añaden nuevas características que implican el ámbito de la investigación.

Es un requisito principal especificar todos los procedimientos que determinarán el tipo y


tamaño de muestra con la que se va a trabajar.

Las muestras podrán ser probabilísticas (aleatorio simple, aleatorio estratificado, aleatorio
sistemático, por conglomerado, y otros); o no probabilísticas o intencionales (muestras
consecutivas, por conveniencia, temporales, a criterio).

Cuando se trabaja con muestras es prácticamente inevitable cometer errores, por lo que
es necesario que se realice algún anticipo de los errores esperados (margen de error) o
qué procedimientos se seguirán para controlarlos.

Será necesario evaluar los errores de tipo sistemáticos que afectan a la validez del estudio
(sesgos o distorsiones de selección o de información); y los errores muestrales que
afectan a la confiabilidad del estudio. Asimismo, cuando corresponda, se deberá realizar
un análisis de los posibles errores producto de la presencia de factores de confusión.

-10-
GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

6.5. SELECCIÓN DE TÉCNICAS E INSTRUMENTOS DE RECOLECCIÓN DE DATOS.


FUENTES PRIMARIAS Y SECUNDARIAS. PRUEBA PILOTO DEL INSTRUMENTO.

En esta sección el investigador tendrá que describir todos aquellos factores y


procedimientos que garanticen y aseguren que la recolección de información que se
realice será la adecuada para el diseño y el logro de los objetivos: Deberá asegurar que
los datos sean útiles, accesibles, susceptibles de ser analizados, actualizados, y lo más
completos posibles.

Es de fundamental importancia que el investigador pueda describir con detalle el


procedimiento que seguirá para garantizar la validez (de contenido, de criterio y de
abstracción) y la confiabilidad (estabilidad del instrumento, coherencia interna y
equivalencia) de los resultados.

6.6. PLAN DE ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS

El análisis de los datos que se proponga tiene que ser coherente con los objetivos
propuestos, con la estrategia seleccionada (cuantitativa o cualitativa, o ambas) y con el
modo en que se hayan definido las variables y categorías, y sus relaciones.

En las investigaciones cuantitativas, con objetivos clásicos de cuantificar y comparar las


variables, cuando se definen las variables usualmente se establece la escala de medida
de las mismas (categóricas, ordinales o numéricas), y esto de algún modo anticipa el
tratamiento que recibirán los datos. No obstante, el plan de análisis debe prever el
agrupamiento de los datos por categorías, la codificación y el tipo de medidas de resumen
y análisis estadístico que recibirán. También es oportuno anticipar el software que se
utilizará para ello.

En las investigaciones cualitativas también deberá anticiparse el tipo de análisis los que
podrán ser de contenido (crítico, retórico y otros), de discurso (de narrativa), o etnográfico.

También para analizar información cualitativa existen diversos softwares que ayudan con
el análisis de los datos, una vez realizada la categorización y codificación de los datos.

.
7. BIBLIOGRAFÍA
En la bibliografía se dice mucho más de la planificación de la investigación de lo que
usualmente se cree. Un evaluador experto en el tema podrá percatarse si el investigador
ha consultado y fundamentado su trabajo tanto en el campo teórico, como en los aspectos
metodológicos y en los aspectos que definen el ámbito de aplicación (contexto social,
económico, sanitario y otros). También la bibliografía refleja si se ha trabajado con autores
reconocidos internacionalmente, así como con bibliografía actualizada y completa.

Es necesario, también, que se respete la manera de elaborar la bibliografía según la


disciplina que se trate (una lista ordenada de todos los autores consultados), así como la
forma de citar los textos (en las referencias bibliográficas) y las notas al pie de página.
-11-
GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

Estas recomendaciones suelen figurar en las revistas especializadas cuando indican los
criterios de publicación.

8. PLAN DE EJECUCIÓN DE LA INVESTIGACIÓN


La elaboración de esta fase da como resultado una guía acerca de los pasos necesarios
para entrar en el terreno y ejecutar el plan. Prever estos aspectos es importante ya que la
mejor investigación puede fracasar porque no ha sido pensado ni planificado el acceso al
campo de estudio. Tome en cuenta que, sin acceso, no hay datos ni ejecución de la
planificación.

Los pasos y elementos varían según las investigaciones, no obstante, pueden


presentarse los puntos más sobresalientes, a saber:

a. Humanos: formular a los participantes del estudio solo a través de su responsabilidad,


rol o función en el estudio sin efectuar ninguna mención respecto de su identidad
individual. (director, coordinador, asesor metodológico y estadístico, encuestador, etc.); y
asignar responsabilidades y tareas.
b. Económicos: En la planificación será necesario identificar los gastos que la ejecución
del proyecto requiera, justificando de manera clara y precisa cada uno de ellos. Se debe
tener presente no sólo el gasto en los recursos humanos (viáticos, entrenamiento,
desgrabación de entrevistas, aplicación de la prueba piloto, etc.), sino también.
c. Físicos (computadoras, paquetes estadísticos, libros, balanzas, fotocopias de guías de
entrevistas, y cosas similares).

9. CRONOGRAMA
La importancia de realizar un cronograma realista y adecuado al tiempo y recursos
disponibles es, en ocasiones, subestimada.

El cronograma es el resultado de una estimación ajustada de cada una de estas acciones.

El cronograma final, usualmente, requiere de dos grandes columnas: La descripción de


categorías de tareas y el calendario en meses (estimando el tiempo que llevará cada una
de estas categorías identificadas).

10. PLANIFICACIÓN DE LA EVALUACIÓN DE LA EJECUCIÓN


Es importante planificar cómo se evaluará internamente el proceso de modo que se
garantice el cumplimiento del plan de trabajo.

-12-
GUÍA PARA LA ELABORACIÓN DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

Según la OMS la evaluación es un proceso necesario para determinar el logro de los


objetivos establecidos. Es una mirada retroactiva y crítica hacia las diferentes etapas del
desarrollo de la investigación.

Existen diseños que permiten evaluar distintos aspectos, en algunos casos y en relación a
los objetivos, se pueden establecer metas concretas, y luego, durante la evaluación del
proceso, se observa el cumplimiento o no de las mismas.

Finalmente, en el momento de la planificación de la evaluación una pregunta de utilidad


puede ser ¿Cómo se han de medir los logros de cada etapa de la ejecución de la
investigación?

-13-

También podría gustarte