Está en la página 1de 3

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior

Ministerio del Poder Popular para la Cultura

Universidad Nacional Experimental de las Artes

ANTROPOLOGIA NEGATIVA ELEMIRE ZOLLA


(Análisis Crítico)

Realizado por: Carlos Pérez A.

CI: 25946406

Trayecto Inicial 2020

Sección A

Tutor: Vidal Stanley León.

Maracay, noviembre, 2020


Haciendo un estudio de la sociedad actual, nos damos cuenta que en el ser
humano vive inundado de publicidad generada por los grandes medios de
comunicación, ahora con más presencia gracias al avance tecnológico,
convirtiendo al hombre en un ser vacío y consumista. Impulsándolo a comprar,
adquirir bienes y servicios, que según los estereotipos, estilos de vida y fantasías
vendidas por el cine, televisión son el fin natural de la vida. El habitante urbano de
las ciudades vive esta falsa realidad que lo transforma poco a poco en lo que las
empresas culturales llaman hombre-masa, un ser novedoso de mente serializada,
producto de la alienación cultural que ha perdido su capacidad de pensamiento
crítico, como consecuencia de esto se ha venido a menos su capacidad
trasformadora, divorciándose de los asuntos comunitarios; aceptado todo tal cual.

El hombre masa es un producto de la industria mercantil en su intento forzado


de convertirnos a todos en consumidores de los productos más inútiles que ellos
mismos producen. Mostrándonos que tales cosas son el remedio a todos nuestros
problemas, pero esta es una falacia, nunca llegamos al estado de felicidad plena
que ellos pregonan. Viviendo socialmente, viviendo sueños ajenos este ser, ha
perdido su identidad, olvidándose del pasado, las tradiciones y valores que antaño
lo distinguían como un hombre capaz de trasformar su entorno a favor de su
comunidad. Transformándose en un borrego más, del rebaño global que
mantienen los laboratorios de propaganda alineados en un pensamiento y
sentimiento único dictado por las mundanidades que impone la circunstancialidad
social: el éxito económico, material o político. Este vacío en el cuerpo social
dejado por el hombre alienado cuando se hace parte del rebaño de la
globalización, es aprovechado por la industria mercantilista para llevar a cabo sus
planes más siniestros, entre lo que destacan convertir al ser humano en un
producto prefabricado producido en masa, siendo ellos la cadena de montaje.

Otro punto importante al respecto, para que esto suceda se debe presentar al
hombre su pasado como un hecho sin importancia, lo que permite que se deslinde
de todas sus tradiciones espirituales y valores que le dan la nobleza de alma que
tenían sus ancestros. Actualmente han aparecido muchos personajes místicos,
prometiendo trascendencia espiritual, que no es más que un truco para hacerse
del dinero de los incautos y devaluando la sabiduría del ritual milenario que se
pierde en tiempo por considerarse poco serio. En el mundo antiguo la droga no fue
considerada como un problema, ya que estaba dotada de un valor espiritual, hoy
está fuera de su tradicional uso medicinal, llena de elevaciones espirituales, y
utilizada por la sociedad de masas para mantener al hombre al margen. Todas las
vías de escape de la cotidianidad de que dispone el hombre masa fueron
absorbidas por la industria cultural mercantilista: la erótica, noción de belleza, el
amor de pareja y reproducción biológica. El arte es la forma de trascender la
intoxicada sociedad, arte con contenido crítico, que nos permita reconocernos y
cambiar de camino.