Está en la página 1de 48

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS

Universidad del Perú, DECANA DE AMÉRICA

Procedimiento Contencioso Tributario

Curso: Derecho Tributario II

Profesor: Saavedra Tarmeño, Eli Enrique

Ciclo: VI

Integrantes:

Alvarez Trujillo, Natalia Josefina 18110261

Monago Cucho, Fabiola Nicole 18110552

Rossi Santiago, Nicole Rosita 18110420

Uruchi Quispe, Amalia Janeth 18110369

2020
Índice

Procedimiento Contencioso - Tributario...........................................................................4

Apelación.................................................................................................................10

Artículo 143º: Órgano Competente.........................................................................10

Chile............................................................................................................................12

Tribunales Tributarios y Aduaneros........................................................................12

Procedimiento General de Reclamaciones Tributarias............................................13

Reposición administrativa...................................................................................13

Materias susceptibles de reclamo tributario........................................................13

Liquidaciones..................................................................................................13

Giros................................................................................................................13

Pagos................................................................................................................14

Resoluciones....................................................................................................14

Recursos Judiciales..................................................................................................14

Comparativa con el procedimiento peruano................................................................14

Similitudes y diferencias.........................................................................................14

Guatemala....................................................................................................................15

Tribunal Contencioso Administrativo.....................................................................15

Recurso de Revocatoria...........................................................................................15

Proceso Contencioso Administrativo......................................................................15

Etapas..................................................................................................................16
Demanda..........................................................................................................16

Emplazamiento................................................................................................16

Excepciones previas........................................................................................16

Contestación....................................................................................................16

Prueba..............................................................................................................16

Sentencia..........................................................................................................17

Ejecución.........................................................................................................17

Comparativa con el procedimiento peruano................................................................17

Similitudes...............................................................................................................17

Diferencias...............................................................................................................17

Competencia........................................................................................................19

Jurisprudencias................................................................................................................21

RTF N° 00122-10-2015...............................................................................................21

RTF N°10536-9-2013..................................................................................................24

RTF N° N° 07140-10-2017.........................................................................................26

RTF N° 05612-1-2007.................................................................................................28

RTF N° 07035-5-2006.................................................................................................29

EXP. 7289-2005-PA/TC..............................................................................................30

RTF 06774-11-2014....................................................................................................33

RTF N° 539‐4‐2003.....................................................................................................36

RTF N° 5433-3-2003...................................................................................................37

RTF N° 0098‐5‐1999...................................................................................................38
Casos Prácticos................................................................................................................42

Caso Práctico 1............................................................................................................42

Solución...................................................................................................................42

Caso Práctico 2............................................................................................................43

Caso práctico 5............................................................................................................45

Solución...................................................................................................................45

Bibliografía......................................................................................................................47

Procedimiento Contencioso - Tributario

1) Normatividad Legal:

Decreto Supremo Nº 133-2013-EF. Libro tercero del Código Tributario. Artículo 124º

hasta Artículo 161º.

2) Etapas:
2.1 Reclamación

El recurso de reclamación se puede presentar en contra de las decisiones de la

Administración Tributaria (SATT, SUNAT, Municipios) contenidas en determinados

documentos. (Artículo 124º hasta Artículo 142º)

A) Artículo 125º: Medios probatorios: Los únicos medios probatorios que pueden

actuarse en la vía administrativa son los documentos, la pericia y la inspección del

órgano encargado de resolver, los cuales serán valorados por dicho órgano, juntamente

con las manifestaciones obtenidas por la Administración Tributaria. El plazo general

aplicable en casi todos los supuestos es de 30 días hábiles. Sólo hay dos excepciones: -
Actos vinculados a la aplicación de Precios de Transferencia: 45 días hábiles. - Cierre,

comiso, internamiento y multa que sustituye: 5 días hábiles.

B) Artículo 130º: Desistimiento El escrito de desistimiento deberá presentarse con firma

legalizada del contribuyente o representante legal. La legalización podrá efectuarse ante

notario o fedatario de la Administración Tributaria. El deudor podrá desistirse de sus

recursos en cualquier etapa del procedimiento. El Área de reclamo es quien se encarga

de aceptar el desistimiento.

C) Artículo 131º: Publicidad de los expedientes Sus representantes o apoderados

tendrán acceso a los expedientes en los que son parte, con excepción de aquella

información de terceros que se encuentra comprendida en la reserva tributaria.

D) Artículo 133º: Órganos Competentes: Conocerán de la reclamación en primera

instancia:

1. La SUNAT respecto a los tributos que administre y a las Resoluciones de Multa que

se apliquen por el incumplimiento de las obligaciones relacionadas con la asistencia

administrativa mutua en materia tributaria.

2. Los Gobiernos Locales.

3. Otros que la ley señale.

E) Artículo 135º: Actos Reclamables

- Resolución de Determinación (RD): Acto emitido como resultado de fiscalización, en

el Administración Tributaria (AT) determina la existencia de una deuda o crédito

tributario.
- Resolución de Multa (RM): Acto mediante el cual la AT impone una sanción al

deudor tributario por haber incurrido en algunas de las infracciones establecidas en el

CT u otras normas.

- Resolución que determinan la pérdida del fraccionamiento: Actos mediante los cuales

mediante la AT declara que el deudor tributario ha perdido el fraccionamiento que tenía,

por no haber pagado dos cuotas consecutivas

- Actos que tengan relación directa con la determinación de la deuda tributaria: Actos

que determina una menor o una mayor obligación.

- Resoluciones que establezcan sanciones de bienes, internamiento temporal de

vehículos y cierre temporal de establecimiento u oficina de profesionales

independientes.

- Orden de Pago (OP): Acto emitido por el cual se cobra al deudor tributario tributos o

pagos a cuenta o tributos derivados de errores.

F) Artículo 136°: Requisito del pago previo para interponer reclamaciones Tratándose

de Resoluciones de Determinación y de Multa, para interponer reclamación no es

requisito el pago previo de la deuda tributaria por la parte que constituye motivo de la

reclamación; pero para que ésta sea aceptada, el reclamante deberá acreditar que ha

abonado la parte de la deuda no reclamada actualizada hasta la fecha en que realice el

pago. Para interponer reclamación contra la Orden de Pago es requisito acreditar el pago

previo de la totalidad de la deuda tributaria actualizada hasta la fecha en que realice el

pago.

G) Artículo 137º: Requisitos de Admisibilidad Los “requisitos de admisibilidad” son las

condiciones de carácter formal que deberán observar los contribuyentes cuando opten

por presentar el Recurso de Reclamación.


 Se deberá interponer a través de un escrito fundamentado y autorizado por letrado en

los lugares donde la defensa fuera cautiva, el que, además, deberá contener el nombre

del abogado que lo autoriza, su firma y número de registro hábil. A dicho escrito se

deberá adjuntar la Hoja de Información Sumaria correspondiente, de acuerdo al formato

que hubiera sido aprobado mediante Resolución de Superintendencia.

 DL N.° 1263 – Artículo 3: desde el 11/12/2016 ya no se requiere firma de abogado ni

hoja de información sumaria cuando se realice en el Formulario 6000 SUNAT.

 Plazos para presentar la reclamación: Tratándose de reclamaciones contra

Resoluciones de Determinación, Resoluciones de Multa, resoluciones que resuelven las

solicitudes de devolución, resoluciones que determinan la pérdida del fraccionamiento

general o particular y los actos que tengan relación directa con la determinación de la

deuda tributaria, éstas se presentarán en el término improrrogable de veinte (20) días

hábiles computados desde el día hábil siguiente a aquél en que se notificó el acto o

resolución recurrida. De no interponerse las reclamaciones contra las resoluciones que

determinan la pérdida del fraccionamiento general o particular y contra los actos

vinculados con la determinación de la deuda dentro del plazo antes citado, dichas

resoluciones y actos quedarán firmes.

Tratándose de reclamación en contra la Resolución de Orden de Pago tiene dos

variables, dependiendo si existen o no circunstancias que evidencian la improcedencia

de su cobranza:

- Cuando no existe circunstancia: Debe pagarse la totalidad de la deuda tributaria que

contiene la OP.

- Cuando sí existe circunstancia (Artículo 119º): La reclamación puede presentarse

dentro del plazo de 20 días hábiles.


Tratándose de las resoluciones que establezcan sanciones de comiso de bienes,

internamiento temporal de vehículos y cierre temporal de establecimiento u oficina de

profesionales independientes, así como las resoluciones que las sustituyan, la

reclamación se presentará en el plazo de cinco (5) días hábiles computados desde el día

hábil siguiente a aquél en que se notificó la resolución recurrida de no interponerse el

recurso de reclamación en el plazo antes mencionado, éstas quedarán firmes.

 Pago o carta fianza: Cuando las Resoluciones de Determinación y de Multa se

reclamen vencido el señalado término de veinte (20) días hábiles, deberá acreditarse el

pago de la totalidad de la deuda tributaria que se reclama, actualizada hasta la fecha de

pago, o presentar carta fianza bancaria o financiera por el monto de la deuda actualizada

hasta por nueve (9) meses posteriores a la fecha de la interposición de la reclamación.

Importante: En caso la Administración Tributaria declare infundada o fundada en parte

la reclamación y el deudor tributario apele dicha resolución, éste deberá mantener la

vigencia de la carta fianza durante la etapa de la apelación por el monto de la deuda

actualizada, y por los plazos y períodos señalados en el penúltimo párrafo del artículo

146. La carta fianza será ejecutada si el Tribunal Fiscal confirma o revoca en parte la

resolución apelada, o si ésta no hubiese sido renovada de acuerdo con las condiciones

señaladas por la Administración Tributaria. Si existiera algún saldo a favor del deudor

tributario, como consecuencia de la ejecución de la carta fianza, será devuelta de oficio.

H) Artículo 139°: Reclamación contra resoluciones de diversa naturaleza Para reclamar

resoluciones de diversa naturaleza, el deudor tributario deberá interponer recursos

independientes; salvo que se trate de RD, RM y/u OP que se vinculen a misma deuda.

I) Artículo 140°: Subsanación de requisitos de admisibilidad La Administración

Tributaria notificará al reclamante para que, dentro del término de quince (15) días
hábiles contando desde la fecha de notificación del requerimiento de admisibilidad

respectivo, subsane las omisiones que pudieran existir cuando el recurso de reclamación

no cumpla con los requisitos para su admisión a trámite. Tratándose de las resoluciones

que establezcan sanciones de comiso de bienes, internamiento temporal de vehículos y

cierre temporal de establecimiento u oficina de profesionales independientes, así como

las que las sustituyan, el término para subsanar dichas omisiones será de cinco (5) días

hábiles contando desde la fecha de notificación del requerimiento de admisibilidad

respectivo. Vencidos dichos términos sin la subsanación correspondiente, se declarará

inadmisible la reclamación. Cuando se haya reclamado mediante un solo recurso dos o

más resoluciones de la misma naturaleza y alguna de éstas no cumpla con los requisitos

previstos en la ley, el recurso será admitido a trámite sólo respecto de las resoluciones

que cumplan con dichos requisitos, declarándose la inadmisibilidad respecto de las

demás.

J) Artículo 141º: Medios probatorios extemporáneos No se admite como medio

probatorio bajo responsabilidad, el que habiendo sido requerido por la Administración

Tributaria durante el proceso de verificación o fiscalización no ha sido presentado.

K) Artículo 142º: Plazo para resolver reclamaciones Los plazos de nueve (9) meses

variarán a doce (12) meses tratándose de la reclamación de resoluciones emitidas como

consecuencia de la aplicación de las normas de precios de transferencia. Los plazos de

cinco (5) días hábiles variará a veinte (20) días hábiles tratándose de reclamaciones

contra resoluciones de multa que sustituyan a aquellas que establezcan sanciones de

comiso de bienes, internamiento temporal de vehículos y cierre temporal de

establecimiento u oficina de profesionales independientes.

El plazo máximo para resolver la reclamación de Orden de Pago es de noventa (90) días

hábiles. (Artículo 119º)


Apelación

Medio impugnatorio mediante el cual se debate un acto administrativo emitido por la

Administración Tributaria en segunda instancia. Este recurso es tramitado ante la

Administración Tributaria, quien lo eleva al Tribunal Fiscal.

Características

 Su finalidad es comprobar las conclusiones obtenidas por la Administración

Tributaria.

 El Órgano encargado es el Tribunal Fiscal

Artículo 143º: Órgano Competente

El órgano encargado de resolver las reclamaciones sobre materia tributaria, general y

local.

Artículo 144º: Recursos contra la denegatoria ficta que desestima la reclamación

Una Apelación procede contra los siguientes actos:

 Resoluciones que resuelven los reclamos.

 Resolución Ficta que desestima el Recurso de Reclamación.

La resolución ficta trata sobre la omisión de la Administración Tributaria, ya que no

emite una respuesta dentro del plazo establecido al recurso interpuesto.

En el caso del reclamo interpuesto al transcurrir el plazo interpuesto sin tener una

respuesta alguna se entiende por rechazado el recurso.

Artículo 145º: Presentación

Un recurso de apelación será presentado ante el órgano que dictó la resolución apelada

el cual, sólo si se cumple con los requisitos de admisibilidad establecidos, este será

llevado al expediente al Tribunal Fiscal dentro de los treinta días hábiles siguientes a la
presentación de la apelación.

Artículo 146: Requisitos

 Debe ser presentado dentro de los 15 días hábiles siguientes después de la

notificación de la resolución y 30 días hábiles siguientes en caso se trate de normas

sobre precios de transferencia.

 Escrito fundamentado.

 Para interponer medios impugnatorios, la persona que actúe en nombre

del titular deberá ser verificada su representación mediante poder por

documento público o privado con firma legalizada notarialmente.

 Pago o Carta Fianza, será presentado cuando el deudor tributario apele

extemporáneamente una Resolución que resuelve una reclamación, la apelación será

admitida, solo si se acredita el pago de la totalidad de la deuda tributaria apelada.

 Cuando el deudor tributario interponga apelación contra una Resolución

que resuelve una reclamación respecto de la cual presentó como garantía

una carta fianza, deberá mantener la vigencia de ésta durante la etapa de

la apelación por el monto de la deuda actualizada.

 La carta fianza será ejecutada si el Tribunal Fiscal confirma o revoca en

parte la resolución apelada, o si ésta no hubiese sido renovada de

acuerdo a las condiciones señaladas por la Administración Tributaria. La

existencia de un saldo a favor del deudor tributario.

 Se notificará al apelante para que dentro del término de quince días hábiles corrija las

omisiones que pudieran existir cuando el recurso de apelación no cumpla con los

requisitos para su admisión a trámite.

Artículo 147º: Aspecto Impugnables

Al establecer una apelación ante el Tribunal Fiscal, el recurrente no podrá discutir


aspectos que no impugnó al reclamar.

Artículo 148º: Medios probatorios admisibles

No se admite como medio probatorio la documentación que habiendo sido requerida en

primera instancia no hubiera sido presentada por el deudor tributario. No obstante, se

permite admitir y actuar aquellas pruebas en las que el deudor tributario demuestre que

la omisión de su presentación de la documentación no haya sido responsabilidad suya.

Artículo 150º: Plazo para resolver

El Tribunal Fiscal resolverá las apelaciones dentro del plazo de doce meses contados a

partir de la fecha de ingreso de los actuados al mismo Tribunal.

El apelante puede solicitar el uso de la palabra, solo cuando interponga el recurso de

apelación, en cambio, la Administración Tributaria, solamente puede hacerlo en el

documento mediante el que eleva el expediente de apelación, debiendo el Tribunal

Fiscal señalar una misma fecha y hora para el informe de ambas partes.

Artículo 152º: Apelación contra resolución que resuelve las reclamaciones de cierre, comiso o

internamiento

Se deberá resolver la apelación dentro del plazo de veinte días hábiles contados a partir

del día siguiente de la recepción del expediente. Está resolución puede ser impugnada

mediante demanda contencioso-administrativa ante el Poder Judicial

Chile

Tribunales Tributarios y Aduaneros

La Unidad Administrativa de los Tribunales Tributarios y Aduaneros del Ministerio de

Hacienda, lo define de la siguiente manera:

Los Tribunales Tributarios y Aduaneros (TTA) son órganos jurisdiccionales letrados

especiales e independientes en el ejercicio de sus funciones, que tienen dentro de sus

objetivos, resolver las reclamaciones de los contribuyentes en contra de los actos


emanados tanto del Servicio de Impuestos Interno (SII) como del Servicio Nacional de

Aduanas (SNA). (s.f.)

De este modo, se puede afirmar que esta entidad gubernamental, tiene una función muy

similar al del Tribunal Fiscal peruano, que también resuelve las controversias suscitadas

entre los contribuyentes y las administraciones tributarias.

Procedimiento General de Reclamaciones Tributarias

El artículo 123 del Código tributario chileno menciona que están sujetos a este

procedimiento todas aquellas reclamaciones que surjan por aplicación de las normas

tributarias.

Reposición administrativa

Será procedente el recurso de reposición administrativa, el cual será utilizado en contra

de las actuaciones administrativas. En ese sentido, el plazo para presentar la reposición

será de quince días. En caso de no haber respuesta dentro del plazo de cincuenta días

desde su presentación, se entenderá rechazada.

Materias susceptibles de reclamo tributario

Según el artículo 124 del DL 830, se pueden someter a este procedimiento:

Liquidaciones

Es el acto mediante el cual el Servicio de Impuestos Internos determina la el impuesto

adeudado por el contribuyente.

Giros

Es una orden dirigida al contribuyente para el pago del impuesto o multa, determinados

previamente. En el caso de que se presenten ambos reclamos, solo procederá el último.


Pagos

Solo podrá reclamarse de los pagos cuando no se conforme con el giro que lo antecede.

Resoluciones

Son reclamables las resoluciones que inciden en el pago de un impuesto o en los

elementos que sirven de base para determinarlo, así como las resoluciones que deniegan

las peticiones indicadas en el artículo 126 del Código Tributario chileno.

Recursos Judiciales

Contra la sentencia solo procede el recurso de apelación que debe ser presentado en el

plazo de 15 días contados desde su notificación a las partes. La interposición del recurso

implica que el Tribunal Tributario y Aduanero debe elevar los autos a la Corte de

Apelaciones respectiva en 15 días, plazo contado desde que se notificó la concesión del

recurso.

El recurso de apelación es conocido de manera preferente y en cuenta por la Corte de

Apelaciones, a menos que dentro del plazo de 5 días contados desde el ingreso de los

autos en la secretaría de la Corte de Apelaciones, cualquiera de las partes solicite la

realización de alegatos.

El Procedimiento General de Reclamaciones se aplica en forma supletoria a los demás

procedimientos de reclamo contemplados en el Código Tributario.

Comparativa con el procedimiento peruano

Similitudes y diferencias

Facultad de reexamen. Así como en el artículo 127 del código tributario menciona que

el órgano administrador está facultado para hacer un examen completo de los aspectos o

asuntos controvertidos y modificar los reparos impugnados, el Código Tributario

chileno, también reconoce dicha facultad cuando un procedimiento contencioso se


encuentra en primera instancia; pero, a comparación del caso peruano, el contribuyente

podrá interponer recurso de reclamación.

Actos reclamables. En el Código Tributario chileno se mencionan y definen claramente

cuáles son los documentos que se pueden reclamar; mientras que, en el Código

Tributario peruano solo mencionan a la Resolución de Determinación, la Orden de

Pago, y la Resolución de multa.

Existencia de instancias. Tanto en el caso peruano como en el chileno, el contribuyente

podrá recurrir a una segunda instancia. En el Perú, la última instancia es el Tribunal

Fiscal, mientras que en Chile, el Tribunal Tributario y Aduanero.

Guatemala

Tribunal Contencioso Administrativo

La función del Tribunal Contencioso Administrativo es de contralor de la juridicidad de

la administración pública y tiene atribuciones para conocer en caso de contienda por

actos o resoluciones de la administración y de las entidades descentralizadas y

autónomas del Estado, así como en los casos de controversias derivadas de contratos y

concesiones administrativas.

Recurso de Revocatoria

Este recurso, según lo señalado por el artículo 154 del Código Tributario de Guatemala,

se interpone como impugnación a lo resuelto por la Administración Tributaria, y es el

directorio de la misma, quien resolverá confirmando, modificando, revocando o

anulando la resolución recurrida.

Proceso Contencioso Administrativo

Es un proceso de única instancia, a través del cual, el Tribunal de lo Contencioso

Administrativo, mediante sus salas, resuelve una controversia entre el Ministerio de


Economía ( administración pública) y un particular, por un acto o resolución emitida por

el Ministerio de Economía, cuando ya se ha agotado la vía administrativa; es decir, el

recurso de revocatoria o recurso de reposición.

Etapas

Demanda

El actor (demandante) presentará los documentos en que funde su derecho ante la Sala

del Tribunal de lo Contencioso, siempre que esté en su poder; sino, recurrirá a terceros

para que el tribunal los requiera.

Emplazamiento

Si la demanda presenta errores o deficiencia que a juicio del tribunal sean subsanables,

señalará el plazo para que lo enmiende. En cambio, si esta presenta errores, deficiencias

u omisiones insubsanables a juicio del tribunal, será rechazada.

Excepciones previas

Los emplazados pueden interponer dentro del quinto día del emplazamiento

excepciones previas, las cuales se tramitarán en incidente, y substanciarán en la misma

pieza del proceso principal.

Contestación

La demanda puede contestarse negativa o positivamente. Si todos los emplazados se

allanaren, se procede a dictar la sentencia. Se debe en tomar en cuenta que la

contestación negativa de la demanda deberá ser razonada en cuanto a sus fundamentos

de hecho y de derecho.

Prueba

Contestada la demanda, se abrirá a prueba, por un plazo de treinta días, donde el

demandante deberá mostrar todos los medios probatorios


Sentencia

La sentencia examinará en su totalidad la juridicidad del acto o resolución cuestionada,

pudiéndola revocar, confirmar o modificar.

Ejecución

Una vez firmada la resolución que puso fina al proceso, se devuelve el expediente al

órgano administrativo con certificación de lo resuelto. La sentencia es ejecutable en vía

de apremio ante los tribunales competentes del ramo civil o ante la competencia

económico-coactiva.

Comparativa con el procedimiento peruano

Similitudes

Subsanación de requisitos de admisibilidad. Tanto en Perú como en Guatemala, se

podrá subsanar los errores, deficiencias que presente la demanda (Guatemala) o el

recurso de reclamación (caso peruano) requeridos por sus autoridades respectivas.

Plazo de los medios probatorios. En ambos casos, el contribuyente tendrá un plazo de

30 días, desde la fecha en que interpuso el recurso de reclamación o apelación, para

ofrecer los medios probatorios.

Diferencias

Pago Previo para interponer reclamaciones. Según el artículo 136 del Código Tributario

peruano, menciona que para interponer reclamación contra la Orden de Pago, el

reclamante deberá acreditar que ha abonado la parte de la deuda no reclamada

actualizada hasta la fecha en que realice el pago; sin embargo, el artículo 166 del

Código Tributario guatemalteco, señala que no se le exigirá al contribuyente pago o

garantía alguna para la impugnación de las resoluciones.


Comparación del proceso contencioso administrativo entre los países de Perú y

Ecuador

Principios

Dado que en Ecuador, el derecho contencioso administrativo se encuentra regulado por

el Código Orgánico General de Procesos, los principios que lo rigen son los genéricos

de toda materia regulada por este cuerpo normativo, cuyo ámbito de aplicación es la

actividad procesal en todas las materias, excepto la constitucional, electoral y penal.

Así, el sistema dispositivo ha sido doctrinariamente entendido como el concerniente o

caracterizado por un conflicto u oposición, en el cual las partes en una disputa tienen la

responsabilidad de encontrar y presentar evidencia;  pero este sistema no funciona

correctamente si no cuenta con un medio idóneo como lo es la oralidad, ya que esta

reviste de inmediación, agilidad, celeridad, publicidad y concentración a los procesos.

Por otro lado, la legislación peruana resulta de mayor especificidad en la materia, al

establecer sus principios en el artículo 2 de la Ley No. 27584.

Por una parte es beneficioso que en la legislación peruana se cuenten con principios que

regulen la materia contencioso administrativa como tal, lo que hace falta en Ecuador;

sin embargo, según se puede evidenciar de la Ley No. 27584, no se expresa con claridad

el sistema procesal que se maneja en la materia, ya que por una parte existe un sistema

dispositivo pero no es totalmente oral, como se ha instaurado ya en la legislación

ecuatoriana desde el año 2016. Esto se puede evidenciar de su artículo 25, donde se

establece que el saneamiento del proceso se resuelve mediante auto de saneamiento, que

tiene un carácter escrito. De hecho, la única actuación que se ventila a través de una

diligencia verbal es la práctica probatoria, y solo cuando sea necesario, pues no es una

regla general.
Actos contra los que procede

En cuanto a Perú, en la Ley No. 27584 se establece que la finalidad de esta materia es el

control jurídico por el Poder Judicial de las actuaciones de la administración pública

sujetas al derecho administrativo y la efectiva tutela de los derechos e intereses de los

administrados.

En Ecuador, la materia contencioso administrativa tiene como finalidad varias

situaciones: la tutela de derechos, la verificación de legalidad de hechos, actos o

contratos estatales. No obstante, el artículo 300 del Código Orgánico General de

Procesos incorpora una idea que reviste de amplitud a este concepto: “conocer y

resolver los diversos aspectos de la relación jurídico tributaria o jurídico administrativa,

incluso la desviación de poder”. Lo que no queda claro es qué temas pueden ser

considerados como relaciones jurídicas administrativas, considerando que no todo debe

ser amparado por el derecho contencioso administrativo.

Por otro lado, la desviación de poder se podría definir como el uso indebido de las

facultades que la administración pública posee en uso de sus competencias. Si esta es la

finalidad de la materia contencioso administrativa en Perú y Ecuador, entonces cabe

detallar qué acciones se comprenden en ella. Por un lado, la Ley que Regula el Proceso

Contencioso Administrativo, en su artículo 4 describe las actuaciones impugnables,

siendo estas las más importantes: los actos administrativos, las declaraciones

administrativas, el silencio administrativo, la inercia, omisiones de la administración,

actuaciones materiales que no sean sustentadas en actos administrativos, entre otros.

Competencia

La competencia es inherente sin distinción a un juez o tribunal, ya que ambos velarán

por que se administre justicia, y en especial serán profesionales capacitados, que a


través de su sana crítica resolverán el fondo de la controversia. Sin embargo, si se toma

en cuenta el derecho humano de garantías judiciales, el recurrir de los fallos es

fundamental, es una garantía primordial que se debe respetar en el marco del debido

proceso legal, en aras de permitir que una sentencia adversa pueda ser revisada por un

juez o tribunal distinto y de superior jerarquía orgánica. En tal virtud, la legislación

peruana ha pensado de manera categórica en que este derecho debe ser protegido,

permitiendo su ejercicio en una segunda instancia. Si bien lo establecido en la

legislación ecuatoriana no es ilegítimo, tampoco se puede hablar de ello como lo

óptimo.

En Perú introduce una característica práctica en la relación a la competencia en los

lugares donde no exista Juez o Sala especializada en lo Contencioso Administrativo, es

competente el Juez en lo Civil o el Juez Mixto en su caso, o la Sala Civil

correspondiente. Esto suple falencias en cuanto al aparataje físico de la administración

de justicia, que bajo ningún concepto puede mermar el derecho al acceso a la justicia de

las personas, pues el Estado deberá garantizarlo en todo momento.

Agotamiento de la vía administrativa

Respecto a la necesidad de agotar todos los recursos que la vía administrativa ofrece a

fin de legitimar la comparecencia a la vía contencioso administrativa, existen dos

posturas y realidades. Por un lado se encuentra la realidad y postura peruana, y por otro

la ecuatoriana.

En cuanto a Perú, la Ley que Regula el Proceso Contencioso Administrativo establece,

como regla general en su artículo 18, la necesidad de agotamiento de la vía


administrativa a fin de incoar un proceso contencioso administrativo, y ha establecido

en su artículo 19 las excepciones a esta regla general.

Por otro lado, Ecuador en el Código Orgánico General de Procesos en su artículo 300

no se establece la necesidad de agotar la vía administrativa, sin embargo si se inicia una

acción contencioso administrativa el derecho a proseguir los reclamos en sede

administrativa se extingue.

Jurisprudencias

RTF N° 00122-10-2015

POSICIÓN DEL CONTRIBUYENTE


Que la recurrente sostiene, entre otros, que el 2 de octubre de 2013 rectificó el crédito
fiscal como consecuencia del arrastre, debido a que no había considerado algunas
facturas que le fueron remitidas con atraso; sin embargo se encuentran debidamente
anotadas en los períodos rectificados, siendo que la Administración ha reliquidado su
obligación considerando que no contaba con saldo a favor de períodos anteriores.

POSICIÓN DE LA ADMINISTRACION

Que la Administración señala que si bien con posterioridad a la notificación de la orden


de pago impugnada, la recurrente presentó una declaración jurada rectificatoria,
disminuyendo el importe de la deuda, el saldo a favor declarado no coincide con el
registrado en sus sistemas, debido a un mal arrastre desde abril de 2008, por lo que
mediante la resolución apelada procedió a modificar el referido valor.

Que el numeral 2 del artículo 108° del Texto Único Ordenado del Código Tributario
aprobado por Decreto Supremo N° 133-2013-EF, establece que después de la
notificación, la Administración podrá revocar, modificar, sustituir o complementar sus
actos, cuando detecte que se han presentado circunstancias posteriores a su emisión
que demuestren su improcedencia o cuando se trate de errores materiales, tales como
los de redacción o cálculo, precisando que la Administración señalará los casos en que
existan circunstancias posteriores a la emisión de sus actos, así como errores
materiales, y dictará el procedimiento para revocar, modificar, sustituir o complementar
sus actos, según corresponda.

POSICIÓN DEL TRIBUNAL FISCAL


Que este Tribunal en la Resolución N° 01743-3-2005 de 17 de marzo de 2005, que
constituye jurisprudencia de observancia obligatoria, estableció que el Formulario 194
“Comunicación para la Revocación, Modificación, Sustitución o Complementación de
Actos Administrativos", regulado por la Resolución de Superintendencia N° 002-
97/SUNAT, es una reclamación especial en que la voluntad del administrado es
cuestionar el acto de cobro y, en consecuencia, contra lo resuelto por la Administración
procederá la apelación respectiva.

Que el numeral 3 del artículo 78° del referido código, dispone que pueden emitirse
órdenes de pago por tributos derivados de errores materiales de redacción o de cálculo
en las declaraciones, comunicaciones o documentos de pago, y que para determinar el
monto de la orden de pago, la Administración considerará la base imponible del período,
los saldos a favor o créditos declarados en períodos anteriores y los pagos a cuenta
realizados en estos últimos.

Que el último párrafo del citado artículo 78°, establece que las órdenes de pago que
emita la Administración, en lo pertinente, tendrán los mismos requisitos formales que la
resolución de determinación, a excepción de los motivos determinantes del reparo u
observación.

Que el artículo 77° del aludido código señala que la resolución de determinación debe
ser formulada por escrito y expresar: 1) El deudor tributario, 2) El tributo y el período al
que corresponda, 3) La base imponible, 4) La tasa, 5) La cuantía del tributo y sus
intereses, 6) Los motivos determinantes del reparo u observación, cuando se rectifique la
declaración tributaria, y 7) Los fundamentos y disposiciones que la amparen.

Que conforme con lo dispuesto por el artículo 88° del mencionado código, la declaración
referida a la determinación de la obligación tributaria podrá ser sustituida dentro del plazo
de presentación, siendo que vencido éste, podrá presentarse una declaración
rectificatoria, la que surtirá efecto con su presentación siempre que determine igual o
mayor obligación; en caso contrario, surtirá efecto si en un plazo de cuarenta y cinco (45)
días hábiles siguientes a su presentación, la Administración no emitiera pronunciamiento
sobre la veracidad y exactitud de los datos contenidos en ella, sin perjuicio de su
derecho de efectuar la verificación o fiscalización posterior.

Que el artículo 109° del citado código, establece que son anulables los actos de la
Administración que son dictados sin observar lo previsto en el artículo 77°, agregando el
último párrafo que los actos anulables serán válidos siempre que sean convalidados por
la dependencia o el funcionario al que le correspondía emitir el acto.

Que en el presente caso, la Orden de Pago N° 023-001-5395499 (foja 53), fue girada por
Impuesto General a las Ventas de noviembre de 2011, al amparo del numeral 3 del
artículo 78° del Código Tributario, y sobre la base de la información consignada en la
declaración jurada presentada mediante Formulario Virtual PDT 621 N° 767739333.

Que según se observa a foja 1, mediante Formulario N° 194 N° 0230400123437 de 11


de diciembre de 2013, la recurrente solicitó la revocación de la precitada orden de pago,
sustentándose en lo dispuesto en el inciso i) del numeral 1 del artículo 1o de la
Resolución de Superintendencia N° 002-97/SUNAT, esto es, la existencia de una
declaración rectificatoria que determinó una menor obligación tributaria, la cual había
surtido efectos.

Que a través de la Resolución de Intendencia N° 0230210099868/SUNAT de 27 de


diciembre de 2013 (foja 22), la Administración señaló que al amparo del numeral 2o del
artículo 108° del Código Tributario, se había configurado la causal invocada por la
recurrente, al presentarse una declaración rectificatoria mediante Formulario Virtual PDT
621 N° 784592841, la misma que según indicó había surtido efecto; no obstante, en la
misma resolución de intendencia, la Administración advirtió que la recurrente no contaba
con saldo a favor del período anterior, por lo que dispuso la modificación de la Orden de
Pago N° 023-001-5395499 considerando únicamente el impuesto resultante de la
referida declaración rectificatoria.

Que si bien de los documentos denominados “Consultas Preliminares” y “Cédula de


Reliquidación” (fojas 8 a 17), se aprecia que la Administración desconoce el saldo a favor
de períodos anteriores consignado en la declaración rectificatoria del Impuesto General a
las Ventas de noviembre de 2011 debido a que, según refiere, se trataría de un arrastre
indebido de dicho saldo desde el período abril de 2008, estos fundamentos han sido de
conocimiento de la recurrente con la Resolución de Intendencia N°
0230210099868/SUNAT, de lo que se concluye que recién en ese momento la
Administración convalidó el citado valor.

Que al respecto, este Tribunal en reiterada jurisprudencia, tales como las Resoluciones
N° 02666-4-2010, 07279-10-2010 y 08055-1-2009, ha señalado que dicha circunstancia,
es decir, la convalidación en la instancia de reclamación, significa privar al recurrente de
una instancia en el procedimiento contencioso tributario.

Que en ese sentido, conforme con lo regulado en el artículo 124° del Código Tributario,
procede que la Administración otorgue trámite de reclamación a la apelación formulada
contra la Resolución de Intendencia N° 0230210099868/SUNAT, que modificó la Orden
de Pago N° 023-001-5395499, a fin de que la recurrente pueda ejercer su derecho de
defensa, debiéndose emitir un nuevo pronunciamiento considerando todos los
cuestionamientos expuestos en la apelación.

FALLO
REMITIR los actuados a la Administración, a efecto de que proceda conforme con lo
expuesto en la presente resolución.
RTF N°10536-9-2013

POSICIÓN DEL CONTRIBUYENTE


Que el recurrente sostiene, entre otros, que al amparo del artículo 132° del Código
Tributario, el 27 de agosto de 2010 interpuso un recurso de reclamación, no obstante, a
dicho recurso se le ha dado el trámite de apelación, emitiéndose una resolución que no
guarda relación con su pedido, asimismo, manifiesta que no está cuestionando si se le
notificó o no la Resolución de Intendencia N°0260150002624/SUNAT, agrega además
que al no haberse resuelto su reclamo, se ha acogido al silencio administrativo positivo.

POSICIÓN DE LA ADMINISTRACION

Que la Administración señala que el 14 de julio de 2008 notificó al recurrente la


Resolución de Intendencia N° 0260150002624/SUNAT y que de conformidad con lo
dispuesto por el artículo 146° del Código Tributario, la apelación ante el Tribunal Fiscal
deberá efectuarse dentro del plazo de 15 días hábiles siguientes a la notificación,
pudiendo ser admitida vencido dicho plazo cuando se acredite el pago o afianzamiento
de la deuda apelada y se formule dentro del término de 6 meses siguientes a la
notificación de la resolución impugnada; siendo que el recurrente presentó su apelación
el 27 de agosto de 2010, es decir, vencido el término de 6 meses establecido por el
artículo 146° antes referido, por lo que declaró la inadmisibilidad del recurso por
caducidad.

POSICIÓN DEL TRIBUNAL FISCAL


Que la materia en controversia consiste en determinar si la inadmisibilidad de la
apelación declarada por la Administración mediante la Resolución de Intendencia N°
0260150004126/SUNAT, se encuentra arreglada a ley.

Que el artículo 146° del Texto Único Ordenado del Código Tributario, aprobado por
Decreto Supremo N°135-99-EF, modificado por Decreto Legislativo N°953, establece
que la apelación de la resolución ante el Tribunal Fiscal deberá formularse dentro de los
quince (15) días hábiles siguientes a aquél en que se efectuó su notificación, mediante
escrito fundamentado y autorizado por letrado en los lugares donde la defensa fuese
cautiva, el cual deberá contener el nombre del abogado que lo autoriza, su firma y
número de registro hábil, debiendo adjuntarse al escrito la hoja de información sumaria
correspondiente.

Que el citado artículo agrega que la apelación será admitida vencido el plazo señalado,
siempre que se acredite el pago de la totalidad de la deuda tributaria apelada actualizada
hasta la fecha de pago o se presente carta fianza bancaria o financiera por el monto de
la deuda actualizada hasta por seis (6) meses posteriores a la fecha de la interposición
de la apelación, y se formule dentro del término de seis (6) meses contados a partir del
día siguiente a aquél en que se efectuó la notificación certificada.

Que el numeral 1 del artículo 137° del aludido código, modificado por el referido decreto
legislativo, establece que la reclamación se deberá interponer a través de un escrito
fundamentado y autorizado por letrado en los lugares donde la defensa fuera cautiva, el
que además, deberá contener el nombre del abogado que lo autoriza, su firma y número
de registro hábil, siendo que a dicho escrito se deberá adjuntar la hoja de información
sumaria correspondiente, de acuerdo al formato que hubiera sido aprobado mediante
resolución de superintendencia.

Que el numeral 2 del artículo 109° del anotado código, modificado por el Decreto
Legislativo N° 981, prevé que los actos de la Administración son nulos cuando han sido
dictados prescindiendo totalmente del procedimiento legal establecido, o que sean
contrarios a la ley o norma de rango inferior.

Que de conformidad con el artículo 213° de la Ley del Procedimiento Administrativo


General, Ley N° 27444, el error en la calificación del recurso por parte del recurrente no
será obstáculo para su tramitación siempre que del escrito se deduzca su verdadero
carácter.

Que según se aprecia de autos (fojas 13 a 20), el 16 de octubre de 2007 el recurrente


interpuso recurso de reclamación contra la Resolución de Intendencia N°
0230170272921, que declaró la pérdida del fraccionamiento otorgado al amparo del
artículo 36° del Código Tributario (fojas 8 a 11), el cual fue declarado infundado mediante
la Resolución de Intendencia N° 026-014-0029475/SUNAT de 12 de marzo de 2008
(fojas 45 a 47).

Que contra la citada resolución de intendencia, el recurrente interpuso recurso de


apelación el 30 de abril de 2008 (fojas 51 a 61), el cual fue declarado inadmisible
mediante la Resolución de Intendencia N° 0260150002624/SUNAT de 25 de junio de
2008, por considerar que fue interpuesto extemporáneamente al haber sido notificada la
Resolución de Intendencia N° 026-014-0029475/SUNAT el 7 de abril de 2008.

Que asimismo, se observa que posteriormente, el 27 de agosto de 2010 el recurrente


formuló un nuevo recurso de reclamación contra la Resolución de Intendencia N°
0230170272921, que declaró la pérdida del fraccionamiento (fojas 88 a 97), sin embargo,
la Administración le dio trámite de apelación contra la Resolución de Intendencia N°
0260150002624/SUNAT, y lo declaró inadmisible por caducidad a través de la resolución
apelada (fojas 113 y reverso), a pesar que del recurso presentado se aprecia que es una
reclamación formulada contra la citada resolución de intendencia que declaró la pérdida
del fraccionamiento, de lo cual se reafirma el recurrente mediante el escrito de apelación
del expediente materia de autos.

Que por lo tanto, no procedía que la Administración calificara a dicho recurso como una
apelación contra la Resolución de Intendencia N° 0260150002624/SUNAT, sino que
declarara su improcedencia, y en consecuencia, la resolución apelada es nula, al haber
sido emitida prescindiendo del procedimiento legal establecido, al amparo del numeral 2
del artículo 109° del Código Tributario.

Que sobre lo señalado por el recurrente en el sentido que se acogió al silencio


administrativo positivo, cabe indicar que, el Código Tributario sólo ha regulado el silencio
administrativo negativo, el cual procede a pedido expreso del recurrente y ante la
demora por parte de la Administración en resolver una solicitud no contenciosa o un
recurso impugnativo, por lo tanto carece de sustento lo alegado.

Que habiéndose declarado la nulidad de la resolución apelada, no resulta pertinente


emitir pronunciamiento sobre los demás argumentos expuestos por el recurrente.

FALLO
Declarar NULA la Resolución de Intendencia N° 0260150004126/SUNAT de 30 de
diciembre de 2010.

RTF N° N° 07140-10-2017

POSICIÓN DEL CONTRIBUYENTE


Que la recurrente sostiene que no ha cometido la infracción vinculada con el Impuesto a
la Renta del ejercicio 2010 que se le atribuye, toda vez que en dicho ejercicio se
encontraba acogida al Régimen Especial de dicho impuesto, habiendo cumplido con
realizar el trámite de baja de comprobantes de pago respecto de sus facturas y boletas
de ventas, así como el de suspensión de actividades y con presentar las declaraciones
correspondientes al mencionado Régimen Especial. Que añade que fue orientada por el
personal de la Administración para presentar el Formulario 194, que dio inicio al presente
procedimiento, previo desistimiento de un anterior recurso de apelación presentado.

POSICIÓN DE LA ADMINISTRACION

Que la Administración indica que de la revisión del Formulario 194 N° 1790400004901


verificó que la recurrente cuestionó la Resolución de Multa N° 173-002-0059304, materia
de una anterior reclamación en la que se emitió la Resolución de Oficina Zonal N°
1760140003973/SUNAT, la cual fue apelada por la recurrente, siendo que
posteriormente formuló desistimiento, que fue aceptado por este Tribunal, concluyendo
de este modo el procedimiento contencioso tributario, por lo que declaró improcedente lo
solicitado.
Que de acuerdo con el artículo 124° del Texto Único Ordenado del Código Tributario,
aprobado por Decreto Supremo N° 133-2013-EF, son etapas del procedimiento
contencioso tributario, la reclamación ante la Administración Tributaria y la apelación
ante el Tribunal Fiscal. Que conforme con lo dispuesto por el artículo 135° del citado
código, pueden ser objeto de reclamación, entre otros, la resolución de determinación, la
orden de pago y la resolución de multa, así como los actos que tengan relación directa
con la determinación de la deuda tributaria. Que mediante la Resolución del Tribunal
Fiscal N° 01743-3-2005 de 17 de marzo de 2005, que constituye jurisprudencia de
observancia obligatoria, este Tribunal ha establecido que: "El Formulario 194
"Comunicación para la revocación, modificación, sustitución o complementación de actos
administrativos", regulado por la Resolución de Superintendencia N° 002-97/SUNAT, es
una reclamación especial en que la voluntad del administrado es cuestionar el acto de
cobro, y en consecuencia, contra lo resuelto por la Administración procederá el recurso
de apelación respectivo. El carácter especial de la reclamación está dado porque
considerando los casos en que procede no le son aplicables los requisitos de
admisibilidad establecidos en el artículo 137° del Código Tributario, excepto el plazo"

POSICIÓN DEL TRIBUNAL FISCAL


Que llevado el tema a conocimiento de la Sala Plena del Tribunal Fiscal, mediante
Acuerdo contenido en el Acta de Reunión de Sala Plena N° 2017-13 de 7 de agosto de
2017, se ha adoptado la primera interpretación, por los fundamentos siguientes: "El
artículo 23° del Texto Único Ordenado del Código Tributario, aprobado por el Decreto
Supremo N° 133-2013-EP establece que, entre otros actos, para interponer medios
impugnatorios o recursos administrativos, desistirse o renunciar a derechos, la persona
que actúe en nombre del titular deberá acreditar su representación mediante poder por
documento público o privado con firma legalizada notarialmente o por fedatario
designado por la Administración Tributaria o, de acuerdo a lo previsto en las normas que
otorgan dichas facultades, según corresponda. A ello se agrega que la falta o
insuficiencia del poder no impedirá que se tenga por realizado el acto de que se trate,
cuando la Administración Tributaria pueda subsanarlo de oficio, o en su defecto, el
deudor tributario acompañe el poder o subsane el defecto dentro del término de quince
(15) días hábiles que deberá conceder para este fin la Administración Tributaria2. Por
otro lado, el artículo 137° del Código Tributario, aprobado por el Decreto Supremo N°
133-2013- EF, modificado por Decreto Legislativo N° 1263, prevé que el recurso de
reclamación se deberá interponer a través de un escrito fundamentado3, siendo que
cuando se formule contra las resoluciones de determinación o de multa deberá
presentarse en el término improrrogable de veinte (20) días hábiles computados desde el
día hábil siguiente a aquél en que se notificó el acto o resolución recurrida.

Ahora bien, en caso de haberse declarado inadmisible el recurso de reclamación e


interpuesto el recurso de apelación contra dicha inadmisibilidad, es necesario determinar
si procede iniciar un nuevo procedimiento contencioso tributario (con la interposición de
un nuevo recurso de reclamación) cuando el administrado se desistió del referido recurso
de apelación. Sobre el desistimiento, el artículo 130° del Código Tributario señala que:
"El deudor tributario podrá desistirse de sus recursos en cualquier etapa del
procedimiento. El desistimiento en el procedimiento de reclamación o de apelación es
incondicional e implica el desistimiento de la pretensión. El desistimiento de una
reclamación interpuesta contra una resolución ficta denegatoria de devolución o de una
apelación interpuesta contra dicha resolución ficta, tiene como efecto que la
Administración Tributaria se pronuncie sobre la devolución o la reclamación que el
deudor tributario consideró denegada (...) En lo no contemplado expresamente en el
presente artículo, se aplicará la Ley del Procedimiento Administrativo General".
Conforme con el citado artículo, el desistimiento en el procedimiento de reclamación o de
apelación es incondicional e implica el desistimiento de la pretensión. No obstante, no se
ha definido lo que implica el desistimiento de la pretensión, por lo que es necesario
revisar lo dispuesto por la Ley del Procedimiento Administrativo General.
FALLO
- Declarar NULA la Comunicación N° 1730790003050 de 7 de octubre de 2016,
debiendo la Administración proceder de acuerdo con lo señalado en la presente
resolución.
- DECLARAR que de acuerdo con el artículo 154° del Texto Único Ordenado del
Código Tributario, aprobado por el Decreto Supremo N° 133-2013-EF, modificado
por Ley N° 30264, la presente resolución constituye precedente de observancia
obligatoria, disponiéndose su publicación en el diario oficial "El Peruano".
RTF N° 05612-1-2007

POSICIÓN DEL CONTRIBUYENTE


Que el quejoso, contribuyente señala que le han sido notificadas las Resoluciones de
Determinación N° 9291-2005, 9293-2005, 9386-2005, 9391-2005, emitidas sobre la base
de ordenanzas municipales que no fueron ratificadas de acuerdo con la ley, por lo que
solicita que éstas sean declaradas nulas.
Que mediante escrito presentado el 12 de junio de 2007 el quejoso amplía los
fundamentos de su petición invocando a su favor, lo interpretado por este Tribunal en
sus resoluciones N° 06950-5-2006, 06819-2-2005 y 06746-2-2005, para que los valores
sean dejados sin efecto aun cuando no hayan adquirido exigibilidad coactiva.

POSICIÓN DE LA ADMINISTRACION

Que la Administración no ha acreditado el inicio de la ejecución coactiva de las


Resoluciones de Determinación N° 9291-2005, 9293-2005, 9386-2005, 9391-2005, por
lo que no resulta aplicable el criterio mencionado por el quejoso.

POSICIÓN DEL TRIBUNAL FISCAL


El Tribunal Fiscal alega que el artículo 155° del Texto único Ordenado del Código
Tributario aprobado por Decreto Supremo N° 135-99 EF señala que la queja se presenta
cuando existen actuaciones o procedimientos que afectan directamente en el Código
mencionado; que el artículo 38° de la Ley N° 26979, Ley de Procedimiento de Ejecución
Coactiva, señala que la queja se presenta ante el Tribunal Fiscal cuando existen
actuaciones o procedimientos que afectan directamente al administrado o infringen lo
establecido en el Capítulo III de dicha leu, referido a cobranzas coactivas de deudas
tributarias con los gobiernos locales.

Que la queja es un remedio procesal que, ante la afectación o posible vulneración de los
derechos o interés del deudor tributario por actuaciones indebidas de la Administración o
por contravención de las normas que inciden en la relación jurídica tributaria, permite
corregir las actuaciones y encauzar el procedimiento bajo el marco de lo establecido en
las normas correspondientes, no siendo la vía para cuestionar los actos emitidos por
aquella que susceptibles de serlo a través del procedimiento contencioso tributario
regulado en el Código Tributario.

Que de otro lado, del escrito presentado por el quejoso se advierte que cuestiona las
resoluciones de Determinación N° 9291-2005, 9293-2005, 9386-2005, 9391-2005 sobre
Arbitrios Municipales de los años 2001 a 2005, sin embargo, según lo indicado
anteriormente, la queja no es la vía pertinente para ello, sino el recurso de reclamación o
apelación de puro derecho, el último de los cuales ha sido formulado por aquella
conforme se advierte de la Resolución del Tribunal Fiscal N° 05324-4-2006 del 29 de
setiembre de 2006, que declaró nulo el concesorio de la apelación de puro derecho
interpuesta, entre otras, contra las Resoluciones de Determinación antes ya
mencionadas, a efecto de que la Administración cumpla con informar si existe
reclamación en trámite contra dichos valores.

FALLO
Declarar IMPROCEDENTE la queja presentada.

RTF N° 07035-5-2006

POSICIÓN DEL CONTRIBUYENTE


Que el quejoso, contribuyente manifiesta que al realizar una consulta telefónica a la
SUNAT con fecha 29 de agosto de 2006, fue informado que la Administración, sin mediar
aviso o notificación alguna de oficio lo excluyó del Régimen Especial del Impuesto a la
Renta e incluyo dentro del Régimen General a partir del mes de enero de 2005, no
obstante que con anterioridad se le había notificado un valor por concepto del Régimen
Especial del Impuesto a la Renta del periodo marzo de 2005.
Que refiere que la Administración, en lugar de expedir una resolución que resuelva su
reclamación con arreglo al procedimiento administrativo establecido en el Código
Tributario, se limitó a emitir la Esquela N° 004539-2006-210202, en la que a título
informativo se señala que se le ha afectado al Régimen General del Impuesto a la Renta
desde el 1 de enero de 2005 por no haber presentado y pagado hasta la fecha de
vencimiento correspondiente, la declaración jurada mensual del Régimen Especial del
Impuesto a la Renta del periodo de enero de 2005.
Que la queja es un remedio procesal que, ante la afectación de los derecho del deudor
tributario por actuaciones indebidas de la Administración o contravención de las normas
que inciden en la relación jurídica tributaria, permite corregir actuaciones o encauzar el
procedimiento bajo el marco de lo establecido

POSICIÓN DE LA ADMINISTRACION

Que la Administración emite pronunciamiento sobre el escrito de la referencia, tramitado


con expediente N° 179427-0, señalando que de conformidad con las Ley del Impuesto a
la Renta y sus normas modificatorias, el quejoso se encuentra comprendido dentro del
Régimen General de dicho impuesto desde el 1 de enero de 2005, al no haber
presentado ni pagado hasta la fecha de vencimiento correspondiente, la declaración
jurada mensual del Régimen Especial del Impuesto a la Renta del período de enero de
2005.
Que, de la evaluación de los argumentos formulados en su escrito de queja, se advierte
que la pretensión del quejoso está dirigida a cuestionar la emisión de la Esquela N°
004539-2006-210202 en relación con su reclamación de 7 de setiembre de 2006.

POSICIÓN DEL TRIBUNAL FISCAL


Que siendo que a través de la citada Esquela N° 004539-2006-210202, la Administración
se pronunció sobre la reclamación formulada por el quejoso, considerando que su
afectación al Régimen General del Impuesto a la Renta se encontraba conforme a la ley,
de acuerdo con los fundamentos de hecho y de derecho que expuso, dicha esquela
constituye una resolución, a pesar de no haber sido denominada como tal, siendo en
consecuencia un acto apelable.

Que en tal sentido, la queja no es la vía que corresponde para cuestionar dicho acto,
sino el recurso de apelación contemplado en el artículo 145° del Código Tributario, el
cual debe ser interpuesto ante la propia Administración y resuelto por el Tribunal, el cual
evaluará su validez de forma y fondo, así como la procedencia de la reclamación
formulada, considerando lo dispuesto por el artículo 135° del Código Tributario, que
señala que pueden ser objeto de reclamación la resolución de determinación, las orden
de pago y la resolución de multa, así como los actos que tengan relación directa con la
determinación de la deuda tributaria.

Que por lo tanto de acuerdo con lo establecido por el artículo 213° de la Ley del
Procedimiento Administrativo General, Ley N°27444, que señala que el error en la
calificación del recurso por parte del recurrente no será obstáculo para su tramitación.
FALLO
DAR TRÁMITE de apelación contra la Esquela N° 004539-2006-210202 al escrito
presentado como queja, conforme con lo dispuesto en la presente resolución.

EXP. 7289-2005-PA/TC

ASUNTO
Recurso de agravio constitucional interpuesto
por Princeton Dover Corporation Sucursal Lima-Perú contra la resolución de la
Tercera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima, de fojas 303, su fecha
30 de junio de 2005, que declaró infundada la demanda de autos.
 

POSICION DEL RECURRENTE


Con fecha 22 de junio de 2004, la recurrente interpone demanda de amparo contra
el Tribunal Fiscal, solicitando que se deje sin efecto la Resolución del Tribunal Fiscal
01950-2-2004, de fecha 1 de abril de 2004, que ordena suspender
el procedimiento contencioso-tributario hasta que concluya el proceso penal incoado
contra su representante legal. Afirma que dicha suspensión vulnera sus derechos
constitucionales al debido proceso y a no ser desviado de la jurisdicción
predeterminada por ley. Alega que luego de un procedimiento de fiscalización
realizado por la Administración Tributaria, esta pretendió desconocer su derecho al
crédito fiscal por concepto de saldo a favor del exportador, aplicando el artículo 44
de la Ley del IGV y el último párrafo del artículo 11 del Reglamento de Notas de
Crédito Negociables, aprobado por el Decreto Supremo 014-99-EF, mediante las
resoluciones de intendencia 025-4-15313, 025-4-15624 y 025-4-15620/SUNAT, las
cuales fueron declaradas nulas e insubsistentes por el Tribunal Fiscal, mediante
Resolución 00090-2-2003, de fecha 13 de enero de 2003, ordenando que se emita
un nuevo pronunciamiento, declarando, a su vez, la inaplicabilidad del último párrafo
del artículo 11 antes citado.
 
Refiere que, posteriormente, la Sunat emitió un nuevo pronunciamiento y
declaró infundadas las reclamaciones que interpuso, mediante Resolución de
Intendencia 026-4-13570/SUNAT, de fecha 26 de febrero de 2003, arguyendo que
existía simulación en las operaciones de compra de oro con los proveedores del
primer nivel a fin de obtener indebidamente el beneficio de la devolución del saldo a
favor del exportador. En este extremo, alega la recurrente que la Administración
Tributaria vulneró su derecho al debido proceso por cuanto utilizó como medio
probatorio principal la manifestación de terceros, lo cual no estaba vigente en aquel
entonces en el artículo 125 del Código Tributario, y que la actuación de dicha
prueba testimonial carece totalmente de valor, puesto que no tuvo el conocimiento
oportuno para contradecirlas durante la etapa de fiscalización. Aduce también que
en tal resolución la Sunat no ha acreditado, en ningún caso, que las operaciones
con sus proveedores directos no hayan sido reales, y que los comprobantes de
pago correspondientes a las adquisiciones de oro refinado efectuadas por ella
reúnen todos los requisitos exigidos por la Ley del IGV y su Reglamento.
 
De otro lado, sostiene que se le está desviando de la jurisdicción
predeterminada por la ley, que en su caso es la administrativa; y que para la
configuración del delito de defraudación tributaria (por el cual está siendo procesado
su representante legal), se requiere de la concurrencia de la liquidación definitiva o
firme, que constituya el elemento objetivo del delito, pues solo después de haber
sido efectuada aquella, la Administración Tributaria podrá exigir el cumplimiento de
la obligación tributaria.  Por último, acota que si la Administración abdica de su
función de administrar los tributos, no podrá establecerse válidamente el elemento
objetivo del delito, esto es, el perjuicio a la Hacienda Pública.
 
El MEF deduce las excepciones de incompetencia y de falta de agotamiento
de la vía previa, y contesta la demanda negándola y contradiciéndola en todos sus
extremos. Afirma, en primer lugar, que el amparo no es la vía idónea para solicitar la
nulidad de resoluciones de carácter administrativo, sino el proceso contencioso-
administrativo, de conformidad con la Ley 27584; en segundo lugar, sostiene que el
Tribunal Fiscal, al suspender su fallo, está respetando la independencia del ejercicio
de la función jurisdicción de la que goza el juez penal, pues cuando así se dispuso,
se estaba llevando a cabo un proceso penal seguido contra el representante legal
de la recurrente, cuyos hechos y conductas descritos en la denuncia y auto de
apertura de instrucción se encuentran vinculados a una supuesta conformación de
una cadena de comercialización por parte de la demandante y otras empresas que
actuaban como proveedores ficticios, a fin de transferir crédito fiscal sustentado en
operaciones no reales y favorecerse indebidamente con el saldo a favor del
exportador.
 
Argumenta que cuando la Administración Tributaria realizó la fiscalización de
la empresa recurrente, concluyó que esta no pudo haber adquirido el oro
consignado en los comprobantes de pago que sustentaron las solicitudes de
devolución por los ejercicios fiscales 1997, 1998 y enero de 1999, por cuanto no se
produjeron transferencias físicas de dicho metal en los volúmenes y montos
consignados en los comprobantes de pago emitidos por sus proveedores directos,
existiendo únicamente la entrega documentaria. En vista de las conclusiones a las
que llegó la Sunat, afirma que el Tribunal Fiscal, al emitir la Resolución 01950-2-
2004, no contaba con todos los elementos para resolver, razón por la cual consideró
que se requería que concluyera previamente el proceso penal, a efectos de dilucidar
si las operaciones fueron simuladas o no. Aduce, además, que de no suspenderse
el fallo, se incurriría en responsabilidad funcional, conforme lo establece el artículo
13 de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Finalmente, puntualiza que no existe
vulneración al debido procedimiento administrativo, porque a la recurrente se le dio
la oportunidad de exhibir toda la documentación pertinente, incluso de presentar su
informe oral ante el Tribunal Fiscal.
 
El Vigésimo Primer Juzgado Especializado en lo Civil de Lima, con fecha 3
de diciembre de 2004, declara infundadas las excepciones deducidas por la
emplazada y fundada la demanda, estimando que el que una autoridad
administrativa presuma la existencia de un ilícito penal, no implica que se abstenga
de pronunciarse, ya que esta es una obligación, independientemente de que se
formule la denuncia penal correspondiente. Asimismo, considera que, en el presente
caso, el Tribunal Fiscal optó por dejar en suspenso la investigación administrativa,
no obstante disponer de todas las facultades para actuar los medios de prueba y
para pronunciarse al respecto.
 
La recurrida confirma la apelada en el extremo que declara infundadas las
excepciones deducidas; y revocándola en el extremo que declara fundada la
demanda, la declara infundada, en esencia, porque, de conformidad con la Cuarta
Disposición Final del Texto Único Ordenado del Código Tributario, a los
procedimientos tributarios no se les aplica lo dispuesto en el artículo 13 de la Ley
Orgánica del Poder Judicial, excepto cuando surja una cuestión contenciosa que, de
no decidirse en vía judicial, impida al órgano resolutor emitir pronunciamiento en la
vía administrativa. Asimismo, señala que, de acuerdo con lo establecido por la Sala
Plena del Tribunal Fiscal mediante Acta de Reunión 2003-20, de fecha 13 de
setiembre de 2003, cuando se verifique la existencia de un proceso de defraudación
tributaria, el Tribunal Fiscal tendrá la obligación de emitir pronunciamiento solo si
cuenta con los elementos para hacerlo; de lo contrario, suspenderá el procedimiento
respecto del extremo que corresponda hasta esperar el pronunciamiento definitivo
en la vía penal.

POSICION DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL


  La empresa recurrente sostiene que se violan sus derechos al debido proceso y a
no ser desviado de la jurisdicción predeterminada por ley, reconocidos en el numeral
3 del artículo 139 de la Constitución, puesto que el Tribunal Fiscal ha dispuesto,
mediante la Resolución 1950-2-2004, suspender el procedimiento contencioso-
tributario hasta que se cuente con las conclusiones que resulten de la denuncia
penal incoada contra su representante legal, sobre supuesta defraudación tributaria,
hecho que considera lo sustrae de su obligación de pronunciarse, derivando así una
cuestión tributaria, de competencia exclusiva de la Administración, al ámbito del
Poder Judicial.
 El Procurador Público encargado de los asuntos judiciales del Ministerio de
Economía y Finanzas considera que tal denuncia de lesión del derecho al debido
proceso es falsa, puesto que no ha mencionado ningún acto concreto de
afectación que implique una negación a la participación en el procedimiento
administrativo, ya sea por: negarle noticia fehaciente del mismo, la posibilidad de
ofrecer pruebas o la de ser oído.
      En el presente caso, sin embargo, el recurrente no cuestiona que el juez penal
que está conociendo del proceso por la supuesta comisión del delito de
defraudación tributaria de su representante legal, carezca de las garantías del
derecho en referencia; o, acaso, que un órgano administrativo pretenda sustraer
al Juez del Poder Judicial el juzgamiento y la decisión de una controversia que
es de competencia judicial; sino, como se ha expuesto en el fundamento jurídico
5 de esta sentencia, por el hecho de que el Tribunal Fiscal haya decidido
suspender un procedimiento contencioso-tributario entre tanto se resuelva el
proceso penal, alegando que su dilucidación es la conditio sine qua non para
resolver la controversia de índole administrativa.
 
Como se podrá inferir del contenido constitucionalmente declarado del derecho
expuesto con antelación, la pretensión de la recurrente no es una posición 
fundamental que se pueda derivar válidamente de la disposición donde se ha
reconocido el derecho a la jurisdicción predeterminada por la ley. En efecto, las
garantías que este derecho conlleva se oponen a los jueces cuya competencia
no haya sido prevista con anterioridad en una ley, o ante tribunales de excepción
u órganos ad hoc que pretendan sustraer el juzgamiento de una persona ante el
Juez legal competente, no incluyendo la posibilidad de que pueda oponerse a
los tribunales administrativos en el seno de los procedimientos administrativos.
 
El derecho al juez predeterminado por la ley no se titulariza en el seno de un
procedimiento administrativo, puesto que, en una sociedad democrática y libre,
la garantía que ofrece el Estado Constitucional de Derecho a los individuos es
que los conflictos que estos puedan tener con el Estado se resuelvan ante
tribunales de justicia, rodeados de las garantías de independencia e
imparcialidad, y no ante tribunales administrativos, que son órganos que
conforman la Administración Pública. Por ello, hemos afirmado que cuando la
legislación procesal establece que antes de promoverse una acción judicial
contra el Estado es preciso que el individuo agote la vía administrativa, con ello
no se está queriendo significar que el derecho del administrado es que esta
clase de controversias sean resueltas ante el mismo órgano al cual se imputa la
lesión de un derecho o interés subjetivo, o ante un tribunal administrativo que
orgánicamente pertenece a la Administración Pública, sino como un medio que
le permite evitar la iniciación de un proceso judicial si es que sus diferencias
pueden solucionarse en la misma sede administrativa, al tiempo que al Estado
enmendar el posible incumplimiento de su deber especial de protección para con
los derechos.
La respuesta, a juicio del Tribunal Constitucional, es que, con los matices que se
derivan del hecho de tratarse de tribunales administrativos, estos tienen la
condición de sujetos pasivos del derecho a la igualdad en la aplicación de la ley
y, en ese sentido, se encuentran obligados a no resolver casos sustancialmente
análogos, donde se aplique una misma ley de modo arbitrariamente diverso, no
solo por las concretas exigencias que se derivan de esta dimensión formal del
derecho de igualdad jurídica, sino también como una concretización del principio
de seguridad jurídica.
En efecto, también este último principio impide a los tribunales administrativos
que en las resoluciones que expidan en el marco del ejercicio de sus
competencias, se puedan apartar arbitrariamente de sus propios precedentes,
situación que se presenta cada vez que, pese a tratarse de un mismo órgano,
cuya composición no ha variado, decide irreflexivamente apartarse de un criterio
sentado con anterioridad, no obstante existir una identidad sustancial del
supuesto de hecho deliberado en uno o algunos casos anteriores.
 

FALLO
Declarar  INFUNDADA la demanda.
 

RTF 06774-11-2014

POSICION DEL CONTRUBUYENTE


Que los numerales 1 y 3 del artículo 78º del Texto Único Ordenado del Código
Tributario, aprobado por Decreto Supremo N° 135-99-EF, señalan que procede la
emisión de órdenes de pago por tributos autoliquidados por el deudor tributario y
por tributos derivados de errores materiales de redacción o de cálculo en las
declaraciones, comunicaciones o documentos de pago, los cuales constituyen los
únicos casos en los que la Administración Tributaria de los gobiernos locales
puede emitir tales valores como lo dispone el numeral 25.2 del artículo 25º de la
Ley de Procedimiento de Ejecución Coactiva, Ley N° 26979.
Que de acuerdo con el numeral 2 del artículo 109º del aludido código, modificado
por Decreto Legislativo N° 981, son nulos los actos dictados prescindiendo
totalmente del procedimiento legal establecido.

POSICION DE LA ADMINISTRACION
Que según el inciso a) del artículo 14º del Texto Único Ordenado de la Ley de
Tributación Municipal, aprobado por Decreto Supremo N° 156-2004-EF, los
contribuyentes del Impuesto Predial están obligados a presentar declaración
jurada, anualmente, el último día hábil del mes de febrero, salvo que el municipio
establezca una prórroga, y que la actualización de los valores de predios
realizada por las municipalidades, sustituye la obligación de los contribuyentes de
presentar declaración jurada anual, y se entenderá como válida en el caso que el
contribuyente no la objete dentro del plazo establecido para el pago al contado
del impuesto.
Que mediante Decreto de Alcaldía N° 006-2007-ALC/MSI de 27 de febrero de
2007, emitido por la Municipalidad Distrital de San Isidro, se prorrogó hasta el 15
de marzo de 2007 el plazo para el pago al contado del Impuesto Predial del año
2007.

POSICION DEL TRIBUNAL FISCAL


Que este Tribunal en la Resolución N° 17244-5-2010, que constituye precedente
de observancia obligatoria, publicada en el Diario Oficial “El Peruano" el 15 de
enero de 2011, ha establecido entre otros, que las objeciones a las
actualizaciones de valores de los predios o vehículos realizada por los gobiernos
locales en aplicación de los artículos 14º y 34º de la Ley de Tributación Municipal
antes del vencimiento del plazo para el pago al contado de los Impuestos Predial
y al Patrimonio Vehicular, tienen por efecto que no proceda la sustitución prevista
por ficción legal, asimismo, que no corresponde que a dichas objeciones se les
otorgue trámite de recurso de reclamación ni de solicitud no contenciosa.
Que en tal sentido, según lo señalado por la referida resolución, la Administración
debe otorgar, al documento presentado, el trámite de objeción contra dicha
actualización y si el contribuyente erróneamente denomina a la objeción,
reclamación o solicitud no contenciosa, aquélla debe advertir el verdadero
contenido y propósito del documento presentado para darle el trámite
mencionado.
Que mediante escrito de 28 de agosto de 2007, de fojas 96 a 98, la recurrente
interpuso reclamación contra la Orden de Pago N° 2007-001469, de foja 95, la
cual fue emitida por Impuesto Predial de los períodos 1 a 4 del año 2007, al
amparo del numeral 1 del artículo 78º del Código Tributario, sobre la base de la
actualización de valores contenida en la declaración mecanizada del año 2007,
de fojas 134 y 135.
Que de autos se aprecia que mediante escrito de 26 de febrero de 2007, de fojas
116 a 119, la recurrente formuló su disconformidad respecto de la citada
declaración mecanizada del Impuesto Predial de año 2007, por cuanto se
consideró indebidamente un área construida de 130 metros cuadrados, la cual
corresponde a una cochera con fierros entubados con techo de eternit
desmontable, cuyo valor no asciende a S/. 8 806,20, por lo que de acuerdo con el
criterio antes citado, dicho escrito debió ser calificado por la Administración como
una objeción a la referida declaración, al haber sido presentado antes del
vencimiento del plazo para el pago al contado del Impuesto Predial.
Que en tal sentido, dada la objeción formulada por la recurrente contra la aludida
declaración mecanizada del Impuesto Predial del año 2007, no se sustituyó su
obligación de presentar la declaración jurada por dicho año, por consiguiente el
valor impugnado no ha sido emitido tomando como base una declaración jurada
y, por tanto, no se encuentra con arreglo al numeral 1 del artículo 78º del Código
Tributario, por lo que el referido valor de conformidad con el numeral 2 del
artículo 109º del anotado código resulta nulo, al igual que la apelada en este
extremo, conforme con el numeral 13.1 del artículo 13º de la Ley del
Procedimiento Administrativo General, Ley N° 27444, que establece que la
nulidad de un acto sólo implica la de los sucesivos en el procedimiento, cuando
estén vinculados a él.
Que con relación a la Resolución de Determinación N° 2014-004297-1120-FCR-
GAT/MSI, girada por los Arbitrios Municipales de los períodos 10, 11 y 12 del año
2007, a la que la recurrente solo alude en su escrito de alegatos, cabe indicar
que tiene su derecho expedito para plantear el recurso impugnativo
correspondiente, de considerarlo pertinente.
Que finalmente, el informe oral solicitado por la recurrente se Ilevó a cabo con la
asistencia de los representantes de ambas pates, según se verifica a foja 153.

FALLO
Declarar NULA la Resolución Gerencial N° 000620-2008-1100-GAT/MSI de 22 de
abril de 2008, en el extremo impugnado, y NULA la Orden de Pago N° 2007-
001469.

RTF N° 539‐4‐2003

POSICIÓN DEL CONTRIBUYENTE


Jaime Reo Patron Remy, alega que no present0 a tiempo su solicitud de acogimiento a
la Ley de Prenoción del Sector Agrario debido a que hubo un retraso en la distribución de
formularios de acogimiento por parte de la Administración, la cual a diferencia de años
anteriores en los que se produjo la misma situación, no emite norma alguna que
evidenciara dicha deficiencia y estableciera la prorroga del plazo previsto originalmente.
POSICIÓN DE LA ADMINISTRACION

Administración mediante la Esquela No 553-2001/1A0310 deniega el acogimiento del


recurrente a la Ley de Promoción del Sector Agrario, Decreto Legislativo No 885, iniciado
mediante Expediente No 019224 de fecha 19 de abril de 2001, por haber presentado la
Declaración Jurada de Acogimiento fuera del plazo establecido por la Resolución de
Superintendencia No 024-98/SUNAT; con conformidad con el articulo 163" del Texto
Único Ordenado del Código Tributario, aprobado por Decreto Supremo No 135-99-EF,
las resoluciones que resuelven solicitudes no contenciosas vinculadas a la determinación
de la obligación tributaria-sean apelables ante el Tribunal Fiscal, con excepción de las
que resuelven las solicitudes de devolución, las mismas que son reclamables
POSICIÓN DEL TRIBUNAL FISCAL

Que el rnencionado articulo, en lo que se refiere a las esquelas emitidas por la


Administración con relación al acogimiento a la Ley de Prenoción del Sector Agrario, es
susceptible de dos interpretaciones: (i) una primera según la cual las resoluciones
formalmente emitidas, que resuelvan las solicitudes a que se refiere el primer párrafo del
precitado articulo 163", pueden ser apeladas ante el Tribunal Fiscal, no pudiendo serlo,
las esquelas, memorándums, oficios o cualesquiera otro documento emitido por la
Administración Tributaria. salvo que estos relajan 1os requisitos de una resolución, y (ii)
una segunda que considera que las resoluciones formalmente emitidas, que resuelvan
las solicitudes a que se refiere el primer párrafo del mencionado articulo 163", pueden
ser apeladas ante el Tribunal Fiscal, no pudiendo serlo, las esquelas, memorándums,
oficios o cualesquiera otro documento emitido por la Administración Tributaria: Que el
primer criterio antes expuesto es el que ha sido adoptado por este Tribunal mediante
Acuerdo de Sala Plena No 2003-01 de fecha 28 de enero de 2003, por 10s fundamentos
siguientes: 'El articulo 163" del citado Código Tributario señala que las resoluciones que
resuelvan /as solicitudes no contenciosas vinculadas a la determinación de la obligación
tributaria son apelables ante el Tribunal Fiscal, con excepción de /as que resuelvan /as
solicitudes de devolución, las mismas que sean reclamables. 1 No 00539-4-2003 Ahora
bien, "resolución" según el apartado 217.1 del articulo 217" de la Ley de Procedimiento
Administrativo General - Ley No 27444, es aquella que ".. estimara en todo o en parte o
desestimar las pretensiones formuladas en el mismo o declarara su inadmisión"'. De
forma tal que, cuando el articulo 163" del Código Tributario se refiere a resolución, lo
hace respecto de aquel acto administrativo que consta en un documento que se
pronuncia sobre tales pretensiones o la inadmisibilidad.

RESUELVE:

1. DECLARAR NULA E INSUBSISTENTE la Resolución No 553-2001/1A0310 del 17 de


setiembre de 2001, debiendo la Administración emitir nuevo pronunciamiento de
conformidad con lo señalado en la presente resolución.

2. DECLARAR que de acuerdo con el articulo 154" del Texto Único Ordenado del Código
Tributario, aprobado por Decreto Supremo N" 135-99-EF, la presente resolución
constituye precedente de observancia obligatoria, disponiéndose su publicación en el
Diario Oficial "El Peruano" en cuanto establece el siguiente criterio:

REMITIR los actuados a la Administración, a efecto de que proceda conforme con lo


expuesto en la presente resolución.
RTF N° 5433-3-2003

POSICIÓN DEL CONTRIBUYENTE


la recurrente VERASTEGUI SERVICIOS S.A sostiene recurrente sostiene que no que
como consecuencia de la presentación de las declaraciones rectificatorias la obligación
correspondiente impuesto general a las ventas de los meses de junio julio 2001 coma se
encontraba cancelada antes de la notificación de la resolución apelada Asimismo indica
que si bien el artículo 9 del Decreto Legislativo núm914 señala que para acogimiento y
dicho beneficio se debe declarar y efectuar el pago de las obligaciones tributarias
correspondientes a los períodos tributarios cuyos vecinos se produzcan en las dos
meses anteriores a la fecha de acogimiento considera que ha cumplido con la taza toda
vez que el artículo 88 del código tributario establece que las declaraciones rectificatoría
se retroceden a la fecha de declaración original
POSICIÓN DE LA ADMINISTRACION

Administración Señaló que la recurrente no cumplió con el pago de sus obligaciones


corrientes respecto del impuesto general a las ventas de los meses de junio y julio del
2001 por lo que de conformidad con los números 9 . 1 y 9.2 del artículo 9 del Decreto
Legislativo núm914 procedió a declarar su acogimiento mediante la Esquela No 553-
2001/1A0310 deniega el acogimiento del recurrente a la Ley de Promoción del Sector
Agrario, Decreto Legislativo No 885, iniciado mediante Expediente No 019224 de fecha
19 de abril de 2001, por haber presentado la Declaración Jurada de Acogimiento fuera
del plazo establecido por la Resolución de Superintendencia No 024-98/SUNAT; con
conformidad con el articulo 163" del Texto Único Ordenado del Código Tributario,
aprobado por Decreto Supremo No 135-99-EF, las resoluciones que resuelven
solicitudes no contenciosas vinculadas a la determinación de la obligación tributaria-sean
apelables ante el Tribunal Fiscal, con excepción de las que resuelven las solicitudes de
devolución, las mismas que son reclamables
POSICIÓN DEL TRIBUNAL FISCAL

Que de acuerdo con el artículo 88 del texto único ordenado del código tributario,
aprobado por el Decreto Supremo núm135 guión 99 guión EFE coma los contribuyentes
pueden presentar declaraciones rectifica torias, las mismas que coma en caso de
terminar menor obligación tributaria surtida en efecto si en un plazo de 60 días hábiles
siguientes a la presentación de la declaración rectifica toria la administración no emitiera
pronunciamiento sobre la veracidad y exactitud de los datos contenidos en dicha
declaración ratificatoria sin perjuicio de derecho de la administración de efectuar la
verificación o fiscalización posterior que corresponda en ejercicio de sus atribuciones.

Qué auto se tiene que la recurrente presentó declaraciones rectifica torias de iggy no
renta mensual incluyendo los periodos mayo goma junio con y julio de 2011 coma de
actuales se observa que el primero de dichos meses consignó un saldo a favor de
crédito fiscal de 40145 soles el que fue aplicado a los dos posteriores.

En este sentido corresponde que la administración se pronuncia respecto de las


mencionadas declaraciones ratificatoria como teniendo en cuenta lo dispuesto en el
artículo 88 del código tributario.

RESUELVE:

1. DECLARAR NULA E INSUBSISTENTE la Resolución De intendencia número 023-


4-73860/SUNAT de fecha 15 de octubre del 2011 , debiendo la Administración
Tributaria proceder conforme a lo señalado en la presente resolución.

2. DECLARAR de acuerdo con el artículo N° 154 del código tributario, cuyo texto
único ordenado ha sido aprobado por el Decreto Supremo 135-99 - EF que la
presente resolución constituye procedente de observancia obligatoria,
disponiendo su publicación en el Diario Oficial el peruano.

RTF N° 0098‐5‐1999

POSICIÓN DEL CONTRIBUYENTE


Que la recurrente manifiesta que las ganancias por diferencia de cambio obtenidas durante
febrero y noviernbre de 1999 no forman parte de la base imponible de 10s pagos a cuenta
de estos rneses, ya que de acuerdo con el articulo 61" de la Ley del lrnpuesto a la Renta,
dicha diferencia no tiene naturaleza de ingreso Sin0 de renta irnponible, y que no declaro
cifras ni datos falsos en los citados meses, por lo que no incurri6 en la infraccidn que se le
imputa. Que sefiala que de acuerdo con el inciso a) del artlculo 85" de la citada ley y el
inciso b) del articulo 54" de su reglamento, el cAlculo del coeficiente aplicable para
establecer 10s pagos a cuenta debe efectuarse en funci6n del impuesto determinado en el
ejercicio gravable anterior, ya sea por el propio contribuyente o por la Adrninistracion,
que $e encuentre vigente en la oportunidad de realizarse dicho cAlculo, toda vez que
exigir que el citado impuesto haya sido determinado correctamente, implicaria que s610 se
tenga certeza de ello luego de un procedimiento de fiscalizaci6n. N’ 02760-5-2006 Que
sostiene que 1os calcirlos de 10s pagos a cuenta constituyen actos de determinacion por
parte del contribuyente que producen plenos efectos en la medida que no sufran
modificaciones por parte de la Administracibn, las cuales de producirse la tendrAn a
futuro, pues lo contrario implicaria que tuviesen efectos retroactivos sobre pagos a cuenta
ya vencidos, vulnerando el principio de seguridad juridic
POSICIÓN DE LA ADMINISTRACION

Que la Administración señala que 10s referidos valores fueron emitidos por 10s intereses
generados por las omisiones a 10s mencionados pagos a cuenta, por no incluir ingresos
gravados en la base imponible de 10s correspondientes a febrero y noviembre de 1999,
así como por la modificación del coeficiente aplicable para su determinaci6n al haberse
establecido ingresos omitidos corn0 resultado de la fiscalización de 10s ejercicios 1997 y
1998. Que indica que al haberse acreditado en la fiscalización que la recurrente obtuvo
ganancias por diferencias de cambio en los meses de febrero y noviembre de 1999, las
cuales se encuentran registradas en el Libro Mayor, de acuerdo con el articulo 618 de la
Ley del lmpuesto a la Renta, deben considerarse en la base imponible para el cálculo de
Ios pagos a cuenta de tales meses, al formar parte de 10s ingresos netos. Que sostiene
que 10s ingresos omitidos de lo$ ejercicios 1997 y 1998, determinados en la fiscalización
en referencia, deben ser considerados para el calculo del coeficiente aplicable a fin de
determinar 10s pagos a cuenta de enero a diciembre de 1999, toda vez que de
conformidad con el articulo 85p de la citada ley, dicho coeficiente tiene corn0 base el
impuesto y 10s ingresos netos del ejercicio anterior, establecidos correctamente. Que
afirma que las resoluciones de multa impugnadas deben mantenerse, pues derivan de
las omisiones a 10s pagos a cuenta de 10s meses de febrero y noviembre de 1999,
originadas por las ganancias por diferencia de cambio observadas. Administración
mediante la Esquela No 553-2001/1A0310 deniega el acogimiento del recurrente a la Ley
de Promoción del Sector Agrario, Decreto Legislativo No 885, iniciado mediante
Expediente No 019224 de fecha 19 de abril de 2001, por haber presentado la
Declaración Jurada de Acogimiento fuera del plazo establecido por la Resolución de
Superintendencia No 024-98/SUNAT; con conformidad con el articulo 163" del Texto
Único Ordenado del Código Tributario, aprobado por Decreto Supremo No 135-99-EF,
las resoluciones que resuelven solicitudes no contenciosas vinculadas a la determinación
de la obligación tributaria-sean apelables ante el Tribunal Fiscal, con excepción de las
que resuelven las solicitudes de devolución, las mismas que son reclamables
POSICIÓN DEL TRIBUNAL FISCAL

Que agrega que de considerarse que 10s valores impugnados han sido correctamente
emitidos sustentándose en el criterio adoptado por este Tribunal en la Resolución No
5513-2-2002, existiría duplicidad de criterio, ya que esta contradice el vertido en las
Resoluciones Nos. 278-2-98 y 932-5-97, según el cual las declaraciones rectificatorias
surten efecto desde su presentación 1-1, afectando únicamente 10s pagos a cuenta
posteriores a dicha fecha, así como el establecido por las Resoluciones Nos. 1508-1 y
1645-1, según el cual los adelantos mensuales del lmpuesto a la Renta se calculan sobre la
base del impuesto pagado por el contribuyente en el ejercicio que corresponda, no
facultando a la Administraci6n para que efectué cálculos sobre la base de la renta
posteriormente determinada en la fiscalización, por lo que corresponde que este Tribunal
aplique el numeral 2) del articulo 170” del Código Tributario, disponiendo la
improcedencia de 10s intereses y sanciones. Que en el presente caso, la controversia
consiste en establecer si los valores impugnados, emitidos como resultado de los reparos a
la base imponible de los pagos a cuenta de febrero y noviembre de 1999 por no incluir la
ganancia originada por diferencias de cambio, así corno a 1os coeficientes aplicados por la
recurrente para la determinación de 1os pagos a cuenta del impuesto a la Renta de enero a
diciembre de 1999, han sido emitidos de acuerdo a ley. Que en primer lugar corresponde
analizar lo referente a la inclusión de las diferencias de cambio en la base imponible para
el cálculo de los pagos a cuenta, que sustenta el reparo a 1os correspondientes a febrero y
noviembre de 1999. Que al respecto, se han suscitado dos interpretaciones, una que
considera que las ganancias generadas por diferencias de cambio no constituyen ingreso
neto mensual para la determinación de 1os pagos a cuenta del lmpuesto a la Renta de
tercera categoría a que se refiere el articulo 8P del Decreto Legislativo NP 774,
modificado por la Ley NP 27034, y la otra, conforme a la cual las referidas ganancias, al
constituir ingresos gravables de acuerdo con el citado articulo 85e, deben considerarse
para la mencionada determinación, con excepci6n de aquellas producidas por la
reexpresion en moneda nacional de saldos en moneda extranjera correspondientes a
cuentas del activo y pasivo, ya que para efectos tributarios, dicha reexpresión debe
efectuarse a la fecha del balance general, sin embargo, en cas0 que, de acuerdo con el
inciso f) del articulo 34” del Reglamento de la Ley del lmpuesto a la Renta aprobado por
Decreto Supremo No 122-94-EF, se realice la indicada expresión por elaborarse 1os
balances generales a enero o junio a fin de modificar el coeficiente o porcentaje aplicable,
la ganancia por diferencia de cambio que portal motivo se origine deberá considerarse en
el cálculo de 1os pagos a cuenta de dichos meses. Que mediante Acuerdo de fecha 20 de
abril de 2006, se aprueba la primera de dichas interpretaciones, según consta en el Acta de
Reunión de Sala Plena NP 2006-1 4, suscrita el 24 de abril de dicho año, de conformidad
con 1os fundamentos que a continuación se reproducen. Ng 02760-5-2006 “El articulo 61
de la Ley del Impuesto a la Renta, Decreto Legislativo Ng 774, señala que: las diferencias
de cambio originadas por operaciones en moneda extranjera que fuesen objeto habitual de
la actividad gravada y /as que se produzcan por razones de 10s créditos obtenidos para
financiarlas, constituyen resultados computables a efectos de la determinación de la renta
neta ”.La depreciación de 1os activos as/ reajustados por diferencias de cambio, se hará en
cuotas proporcionales a1 numero de años que falten para depreciarlos totalmente. (...)’1.
De acuerdo a lo indicado en el Diccionario de la Lengua Española’ el termino “computar”
significa contar o calcular una cosa por números, o tomarla en cuenta, ya sea en general,
ya de manera determinada. Consecuentemente, cuando el primer párrafo del articulo 6lP
de la ley señala que las diferencias de cambio constituyen resultados computables a
efectos de la determinación de la renta neta, se refiere a las diferencias de cambio como
conceptos que se calculan o se toman en cuenta para determinar la renta neta. Nótese que
las diferencias de cambio que resulten de /as operaciones a que aluden 1os incisos de la
norma en mención. pueden originar ganancias o perdidas que son imputadas al ejercicio
en que tales operaciones se realicen, incrementando o disminuyendo la renta neta.
Asimismo, las diferencias de cambio originadas por pasivos en moneda extranjera
plenamente identificables con mercaderías o activos, ajustan el valor de las existencias o
de 1os activos, lo cual permitirá estimar la renta bruta así como el gasto de la depreciación
que resulte de aplicar la tasa anual sobre el valor del activo ya ajustado. De lo señalado se
tiene que las diferencias de cambio procedentes de las operaciones previstas en 1os incisos
citados se cuantifican para determinar la renta neta, es decir, para mensurar la base
imponible del lmpuesto a la Renta del eje

RESUELVE:

RESUELVE:

1. REVOCAR la Resolución de Intendencia No 055-4-03879/SUNAT en cuanto a las


Resoluciones de Determinación Nos. 052-03-0001920 y 052-03-0001 923 y las
Resoluciones de Multa Nos. 052-02- 0002390 y 052-02-0002391, dejándolas sin efecto,
y la Resolución de Determinación No 052-03- 0001921 en el extremo relativo al reparo
por ganancias por diferencia de cambio, así como en lo referente al reparo al coeficiente
para el cálculo de 10s pagos a cuenta de marzo a diciembre de 1999, 7 2. Ng 02760-5-
2006 contenido en las Resoluciones de Determinación Nos. 052-03-0001921 y 052-03-
0001924 a 052-03- 0001932, debiendo la Adrninistraci6n en este diurno caso proceder
de acuerdo con lo ordenado en la presente resolución.

2. DECLARAR que de conformidad con el articulo 154” del Texto Único Ordenado del
C6digo Tributario aprobado por Decreto Supremo No 135-99-EF, la presente resolución
constituye precedente de observancia obligatoria, disponiéndose su publicación en el
diario oficial “El Peruano” en cuanto establece el siguiente criterio: “Las ganancias
generadas por diferencias de cambio no constituyen ingreso neto mensual para la
determinación de 10s pagos a cuenta del impuesto a la Renta de tercera categoría a que
se refiere el artículo 85” del Decreto Legislativo N-” 774, modificado por la Ley
NQ27034.”
Casos Prácticos

Caso Práctico 1

Una empresa fue notificada con una resolución de determinación por el Impuesto a la

Renta del ejercicio 2016 que omitió pagar en su momento al no declarar ingresos.
Dado que dicha empresa actualmente se encuentra inoperativa, y habiendo tomado

conocimiento del caso, el que fuera gerente general de la empresa en dicho año quiere

interponer un recurso de reclamación contra dicho valor, pues entiende que si no lo

impugna correría el riesgo de que la SUNAT ahora proceda a imputarle responsabilidad

solidaria dado que la empresa actualmente no genera ingreso alguno y sus activos son

escasos.

Al respecto, se desea saber si dicha persona está legitimada para la citada reclamación.

Solución

El recurso de reclamación solo puede ser interpuesto por el deudor tributario

directamente afectado por el acto respectivo. En este caso, siendo que la resolución de

determinación se emitió contra la empresa, por más vinculación que tenga el antiguo

gerente general con los hechos que motivaron los respectivos reparos, no tiene

legitimidad para impugnar la misma.

Solo en caso la SUNAT le atribuya responsabilidad solidaria en los términos señalados

por el artículo 20, inciso A del Código Tributario, dicha persona podrá recién impugnar

este acto a través de un recurso de reclamación. Por otro lado, debe tenerse en cuenta

que por más que la deuda contenida en la resolución de determinación notificada se

vuelva exigible en cobranza coactiva al no ser impugnada, ese solo hecho no faculta a la

SUNAT a cobrarle la deuda al referido ex gerente general.

Caso Práctico 2

La SUNAT ha desconocido el gasto del Impuesto Predial asumido por una empresa en

virtud de un contrato de alquiler de un inmueble que firmó con un tercero. Dicho


inmueble es usado por la empresa como local comercial donde exhibe y vende diversos

productos.

Al respecto, consulta si debe presentar su recurso de reclamación ante la misma SUNAT

o ante la municipalidad correspondiente a efectos que le devuelvan el dinero

reembolsado por dicho tributo que legalmente era de cargo del tercero arrendador.

Solución

No corresponde interponer reclamación ante la SUNAT por concepto del Impuesto

Predial, aun cuando aquella haya desconocido los efectos del pago realizado por la

empresa para efectos del Impuesto a la Renta. Esto es así porque la SUNAT no tiene

competencia respecto a tributos municipales como el Impuesto Predial.

Lo que se debería de hacer, es que la empresa debe interponer su reclamación ante la

SUNAT, pero respecto al desconocimiento del gasto efectuado, pues este es deducible

de Impuesto a la Renta en la medida que tiene como sustento una obligación contractual

y, además, el inmueble arrendado servía para desarrollar las operaciones que le

generarían renta gravada. Así lo ha reconocido el Tribunal Fiscal en su Resolución N°

01150-3-2018.

Caso práctico 3

Una empresa ha celebrado un leasing con un banco del sistema financiero nacional,

pactándose expresamente que la primera asumirá el impuesto Predial de la Fabrica.

Al respecto, la SUNAT cuestiona el gasto por dicha asunción del Impuesto Predial ya

que considera que en virtud al articulo 26 del Código Tributario no es oponible al

acreedor tributario los pactos por los que se transmiten las obligaciones tributarias entre

particulares.
Solución:

En el presente caso, quien ostenta la condición de acreedor tributario es la

municipalidad distrital correspondiente al lugar donde se ubica la fábrica. En ese

sentido, lo dispuesto en el artículo 26 del código tributario solo es oponible a dicho

municipio en caso la deuda por el impuesto Predial quede impaga y el deudor tributario,

esto es el banco que construyo la fábrica, sostenga que ya no le es exigible dicho pago

en la medida que pacto su transmisión a la arrendataria del leasing.

Por lo tanto, dado que la SUNAT no es el acreedor tributario del Impuesto Predial, no

puede invocar la imponibilidad del artículo 26 del Código Tributario, siendo

perfectamente deducible el gasto asumido por la empresa arrendataria del leasing.

Caso práctico 4

Una empresa apelado una resolución de intendencia que sólo ha declarado infundada su

recurso de reclamación contra una orden de pago, sin que explique en ningún momento

los fundamentos de su decisión.

Dicha orden de pago ha sido emitida por el numeral 1 del artículo 78 del Código

Tributario, No obstante que no obedece a la autoliquidado por la empresa es más, para

llegar al monto de la deuda contenida en el citado valor la SUNAT ha desconocido el

crédito fiscal declarado en el periodo correspondiente.

Al respecto nos consulta si el Tribunal Fiscal derivará expediente nuevamente a la

SUNAT, o si procederá a resolver el fondo del asunto tomando en consideración la

evidencia nulidad de la orden de pago.

Solución
En el caso planteado, no cabe duda que la SUNAT han cumplido lo dispuesto en los

artículos 103 y 129 del Código Tributario, completamente en lo referido al deber de

motivar sus actos administrativos coma por lo que la aplicación de lo señalado en el

último párrafo del artículo 150 del Código Tributario coma el Tribunal fiscal, ante la

evidente unidad de la resolución de intendencia apelada , proceda a dejarla sin efecto,

sin perjuicio de lo cual al contar con elementos suficientes que comprueben que la orden

de pago controvertida ha sido emitidas sin observar el procedimiento legal establecido ,

proceda también a pronunciarse sobre el fondo del asunto declarado también la nulidad

de dicho valor, para salvaguarda de los derechos de la empresa y por economía procesal.

Caso práctico 5

La SUNAT señala como motivo determinante para la emisión de la Orden de Pago

N°2011-001-0019666, correspondiente al Impuesto a la Renta del ejercicio 2014 de la

fundación Protect Children, que mediante Resolución de Oficina Zonal

N°2180050000888 se declaró improcedente la solicitud de actualización presentada por

dicha entidad en el Registro de Entidades Exoneradas del Impuesto a la Renta, razón

por la cual estaría afecta al citado impuesto a partir del 08.06.2014.

Al respecto, se desea saber qué acciones debería tomar la fundación en este caso,

teniendo en cuenta que ha presentado en su debido momento el recurso de apelación

correspondiente contra la Resolución de Oficina Zonal N°2180050000888

Solución

Como bien se señala, la fundación presentó dentro del plazo legal contra la citada

resolución un recurso de apelación que, según resolución de apelación que, según nos

informan, actualmente se encuentra pendiente de admitir a trámite en la dependencia

respectiva luego de lo cual el mismo deberá ser elevado al Tribunal Fiscal, entidad que

se pronunciará al respecto en última instancia administrativa.


Lamentablemente, la emisión de la Orden de Pago N°2011-001-0019666, solo puede

tener explicación en un apresuramiento de los funcionarios de la SUNAT, los que no

habrían verificado la apelación que se encuentra en trámite, presentada dentro del plazo

de ley; de otra forma se explicaría como una actuación tendenciosa a sabiendas de la

apelación en trámite que aún no ha sido admitida.

Sin perjuicio de lo indicado, dado que al cabo de unos días la SUNAT considera a la

orden de pago como una deuda exigible en cobranza coactiva, para evitar ello, será

conveniente preparar un recurso de reclamación en donde se cuestione la procedencia de

la misma, argumentando que en vista de que el citado valor tiene como motivo

determinante lo resuelto en la Resolución de Oficina N°2180050000888, al encontrarse

esta actualmente en etapa de apelación, la deuda imputada a Protect Children no resulta

válida.

Cabe indicar que si bien las órdenes de pago, a efectos de su reclamación, requieren que

el contribuyente realice la cancelación de la causal de improcedencia citada en el punto

anterior, la SUNAT tendría que admitir a trámite el recurso y resolverlo sin exigir el

citado pago tal y como lo dispone el segundo párrafo del artículo 136 del Código

Tributario.
Bibliografía

Biblioteca del Congreso Nacional de Chile (1974). Decreto Ley 830. Recuperado de:

https://www.bcn.cl/leychile/navegar?idNorma=6374

El Congreso de la República de Guatemala. (s.f.). Decreto Número 119 – 96.

Recuperado de: https://www.wipo.int/edocs/lexdocs/laws/es/gt/gt008es.pdf

El Congreso de la República de Guatemala. (s.f.). Decreto Número 6-91. Recuperado

de:

https://ciatorg.sharepoint.com/sites/cds/Conocimientos/CIATData/CodigosTribu

tarios/es/Gt_CodigoTributario.pdf?

originalPath=aHR0cHM6Ly9jaWF0b3JnLnNoYXJlcG9pbnQuY29tLzpiOi9zL2

Nkcy9FWmtwRWpzWXFSbE9ybWNtVHE1NDY0OEI1bGNDa1B3SmtXRUh

BcEFKVDhNZVR3P3J0aW1lPXl4NE8zYmQ2MkVn

Superintendencia de Aduanas y Administración Tributaria. (s.f.). Procedimiento

Contencioso Tributario. Recuperado de:

http://www.sunat.gob.pe/legislacion/codigo/libro3/titulo3.htm

Cachay, J. (2018). Código Tributario: Casos Prácticos y consultas frecuentes.

Recuperado de: https://www.yumpu.com/es/document/read/63193182/2-codigo-

tributario-casos-practicos-y-consultas-frecuentes

Tribunal fiscal. https://apps4.mineco.gob.pe/ServiciosTF/nuevo_busq_rtf.htm?

rtfexp=1&Buscar=Buscar&nro=06774&sala=11&anio=2014&admin=0&count=

1&inputOpcion=rtfexp

Los procedimientos contencioso tributarios en el código orgánico general de procesos.


http://www.uasb.edu.ec/documents/10181/1499701/el+proceso+contencioso+tributario.

pdf/2ad7a527-67d1-4ced-aa9e-03936eab1831