Está en la página 1de 2

Entenderemos a aquellas empresas socialmente responsables las que tengan una buena relación

medioambientales y con sus locutores, además a este concepto no debe obedecer plenamente las
obligaciones jurídicas, sino que deba ir mas allá e invertir en el capital humano, el entorno y las
relaciones con sus interlocutores. Teniendo en cuenta estos punto o ideas sobre una empresa
socialmente responsable, surge la duda de cuando la empresa cumple con ya expresado, desde
una visión de relaciones publicas esta tiene dos tipos de actividad:

Actividad recreativa: las primeras son fáciles de cumplir consisten en atender a las comunidades
según los requerimientos de esta pero sin mayor compromiso o transcendencia.

Actividad útil: las segundas tienen como premisa el trabajo mancomunado, la investigación, así
como el análisis profundo de las acciones que mayores beneficios pueden aportar.

En el documento se encuentra una cita hecha por Pizzolante de la revista portafolio que dice “Se
logra mucho más impacto social, trabajando desde el apoyo a la comunidad y al tejido social. Es
mejor enseñar a pescar, que darle el pan a la gente”.

Además, Paladino en 2006 introduce un concepto diciendo que las RES (enfocándose en la palabra
“social”) restringe el rango de acción de la empresa, el autor agrega que el importante rol que
desempeña esta debe incluirse la forma en como se comunican las acciones realizadas en esta
área.

Entonces, debemos tener en cuenta la característica que esta debe impregnar a toda organización,
todos sus procesos que pueden ser administrativos, de producción, humanos, mediante una
gestión consciente, pero también responsable de los impactos que produce en la sociedad en la
que esta situada y a la que sirve. El documento hace una exp0licacion mas extensa sobre lo
explicado por Pizzolante, que para resumirlo seria (por el mismo documento) “la noción de
Empresa Socialmente Responsable está mucho más allá del conjunto de políticas de RSE que éstas
apliquen. Comprende profundos niveles de concienciación de los individuos que conforman la
organización acerca de las consecuencias de sus prácticas y procesos, anteponiendo el valor de
sustentabilidad tanto para sus públicos internos (empleados) como para los externos (entorno
inmediato y sociedad)”.

Luego encontraríamos a Viera que afirma que ser responsables es ser sostenible, teniendo en
cuenta tres vértices tales como Equidad económica-Justicia social y Seguridad ambiental. Entonces
dentro de este marco emerge una visión, en que explican que la responsabilidad social es un
comportamiento, una forma de pensar, que seria la decisión que impregna todas las actividades
de la organización y que debe sentirse y reflejarse en las acciones de la empresa, además todas
estas acciones deben estar ligadas la misión, visión y valores de la misma.

Guédez habla sobre cuatro conceptos:

Empresa socialmente dispuesta: es aquella en la cual directivos, principalmente, y trabajadores


están convencidos y tienen la determinación para hacer algo, pero sobre están dispuestos a buscar
orientación para canalizar esa decisión de forma idónea.
E. socialmente competente: implica la necesidad de capacitar a la gente en materia de
responsabilidad social, las personas deben saber de qué se trata, deben desarrollar competencias
para generar conductas y actividades enfocadas en RS.

E. socialmente inteligente: es capaz de orquestar todo lo referente a la responsabilidad social en


su estructura y procesos.

E socialmente ética:

También podría gustarte