Está en la página 1de 2

División y tenencia de la tierra

• El estudio de 1956 concluía que “en la evolución del número de precios están
jugando dos tendencias: la concentración de la tierra y la pulverización de los
predios. El resultado es el latifundio y el minifundio, los predios más pequeños
son los que más se subdividen, mientras que los grandes tienden a acrecentarse
en extensión”

• El grafico 2 muestra que el quiebre de tendencia que se comenzaba a intuir en


1956, se consolidó hasta el presente.

• La disminución del número de establecimientos tiene como consecuencia un


incremento del tamaño medio de los predios. Esta tendencia fue más intensa en
las zonas donde existía una mayor presencia de predios pequeños.

• La pérdida se produjo principalmente en los estratos de menor tamaño del


establecimiento, provocando una distribución menos desigualitaria de la tierra,
la cual ahora esta en manos de menos establecimientos pero más grandes.

• En el censo de 1956, el 83% de los predios ocupaban el 10% de la superficie, en


el censo de 2000, casi el 75% de los predios ocupan esta superficie. En el otro
extremo, 2/3 de la superficie agropecuaria es ocupada por el 1% de los
establecimientos. (grafico 3)

• Una de las tendencias detectadas en el estudio de 1956, la pulverización de los


minifundios, ha venido siendo sustituida por la progresiva desaparición de
éstos. Este proceso de ha dado por un crecimiento de los precios de los estratos
de tamaño medio (extensiones entre 500 y 5000 has) (cuadro 1)

• Cómo se ve en el cuadro 1, “ha disminuido el número de predios en


prácticamente todas las categorías, destacándose la casi desaparición del
régimen de aparcería o medianería. La mayor caída entre los restantes se
produce en los arrendatarios y el único crecimiento se produce en “otras
formas de tenencia”.

• En cuanto a las formas de tenencia, vemos que aunque la suma de las formas de
tenencia “propietario”, “arrendatario” y “propietario y arrendatario” mantiene su
participación prácticamente incambiada (87% en 1956 y 86% en 2000), si
miramos por superficie ocupada, nos encontramos con que la variación es de
12% pasando de 94% en 1956 a 82% en 2000.

• Conclusiones sobre la tenencia:

o La desaparición de las pequeñas unidades productivas explica la


disminución de 34% en el número de establecimientos.
o Ello ha determinado la concentración de la tierra en menos
establecimientos, elevando el promedio de extensión de 188 a 287 hás.
o Se ha reducido la proporción de las formas “estables” de tenencia con
una pérdida de importancia en el arrendatario puro, aunque con un
crecimiento de otras formas de tenencia.

Producción agropuecuaria

• En lo años ‘60, el subsector pecuario continuaba siendo dominante, donde 4


rubros (lana, carne vacuna, trigo y leche) daban cuenta del 60% del valor bruto
de producción (VBP) del sector.

• En ese estudio, se identificaban dos períodos desde 1940, uno de expansión


de la producción (1940-54), liderada por la lana (aunque con grandes
oscilaciones) y la lechería, a lo que se agregaban en los rubros agrícolas, el
trigo, acompañado del girasol, el lino, el maíz, las frutas y la uva. Durante este
período la producción agrícola creció más que la ganadería.

• El segundo período (desde 1954), fue caracterizado como de estancamiento


global, con reducción de la producción global por habitante y con un “retroceso
particularmente fuerte de la agricultura, no compensado por el débil crecimiento
pecuario”.

• Este período de estancamiento se prolonga – con oscilaciones- hasta 1973. A


partir de allí, el PBI agropecuario mantiene oscilaciones cíclicas, pero asume
una tendencia creciente, aunque menos pronunciada que la del PBI total de la
economía

• El resultado es una disminución progresiva de la participación del sector en


el PBI total (gráfico 5). Si se considera la evolución a precios corrientes y
precios constantes, se aprecia una variación importante de los precios relativos
del sector con respecto al promedio de la economía. Hay 2 picos favorables al
sector (1959-61 y 1972) y 3 períodos en los cuales la relación de precios
favorece al resto de los sectores de la economía (donde se aplicaron planes de
estabilización de precios)

• A partir de 1983, el periodo de crecimiento del sector marca un liderazgo del


subsector agrícola, que crece más aceleradamente que el pecuario (grafico
6) Esta evolución compensa la evolución del subsector pecuario en períodos
anteriores, en los cuales la ganadería creció por encima de la agricultura. El
grafico 7 muestra claramente los 2 períodos de expansión de la producción.