Está en la página 1de 11

1

Trabajo final

TEORÍA GENERAL DEL DERECHO

Nombre del alumno: Heiny A. Blanquet Campos.

Matrícula: 00340349 Grupo: 2° “A”

Fecha de realización: 25/06/2020


2

Índice

Introducción......................................................................................................................... 3

Síntesis de la investigación generada.................................................................................4

Considerar visión global......................................................................................................4

Situación actual en México..................................................................................................5

Restricciones o problemáticas actuales..............................................................................5

Aprendizajes esenciales que requieren los profesionales en la materia..............................6

Estándares o indicadores de efectividad.............................................................................7

Buenas prácticas a considerar y ejemplos documentados..................................................8

Reflexiones finales.............................................................................................................. 9

Bibliografía………………………………………………………………………………………10
3

INTRODUCCIÓN

El ser humano necesita un orden normativo que rija la actitud en el ámbito social,
ya que son las normas, las que nos indican nuestro comportamiento de forma
reglamentada, la violación de ellas se sanciona conforme a Derecho, de ahí el
nombre de las leyes sociales, porque regulan la conducta en sociedad: ¿Qué sería
de la sociedad, si no existieran las normas jurídicas?, ¿acaso no sería un mundo
totalmente distinto al que vivimos? La naturaleza del ser humano nos conduce a
ser entes complejos que requerimos trascender; esta complejidad humana es
consecuencia de diversas esferas que se entretejen: espiritualidad, sensibilidad,
emotividad, voluntad, racionalidad, conciencia, instintos, sociabilidad, entre otras.
La interacción social permite que tanto hombres como mujeres nos relacionemos,
para convivir, comunicarnos y ejercer acciones recíprocas donde energías,
intereses y valores permiten el desarrollo de las colectividades humanas. (María
Teresa Vizcaíno López, 2009)

La teoría del derecho o teoría general del derecho es la ciencia jurídica que
estudia los elementos del derecho u ordenamiento jurídico existente en toda
organización social y los fundamentos científicos y filosóficos que lo han permitido
evolucionar hasta nuestros días. La teoría del derecho tiene como objetivo
fundamental el análisis y la determinación de los elementos básicos que
conforman el derecho, entendido este como ordenamiento jurídico unitario, esto
es, un conjunto de normas que conforman un solo derecho u ordenamiento
jurídico en una sociedad o sociedades determinadas. Solo a través de la
comprensión del ordenamiento jurídico en su totalidad se pueden
individualizar las características del fenómeno jurídico de las que
habitualmente nos servimos para diferenciar al derecho de otros ordenamientos
como son el moral y el de los usos sociales.
4

Síntesis de la investigación generada

Investigación documental y de campo

Considerar visión global.


La Teoría General del Derecho debe constituir una visión global de los principios,
los fines, el método y el objeto de un cuerpo constitucional, normativo, doctrinario
y jurisprudencial, instituido como garantía para los asociados y como limitante para
el Estado y el operador jurídico en la construcción y declaración de toda verdad o
certeza judicial o administrativa.

Dicha Teoría debe ser un elemento ineludible de la creación y de la aplicación del


derecho, en tanto permite materializar las garantías constitucionales sobre la base
de la dignidad humana. Debe tener un compromiso ineludible con la realidad, en
tanto tiene la responsabilidad de transformar la vida del hombre en función de los
valores jurídicos, al dar los fundamentos teóricos, pero también con igual esmero,
identificar las herramientas prácticas que hagan útil el esfuerzo del operador
jurídico en pro de la vigencia de la vida digna.

Para poder avizorar lo que pueda llegar a ser el derecho del futuro, en una
sociedad mundial, globalizada, y para poder contribuir a su construcción, es
necesario que lo repensemos a la luz de las nociones sistémicas y especialmente
de los aportes de las nuevas disciplinas relacionadas con la complejidad y que
reflexionemos sobre la ciencia que lo estudia, y enfoquemos la práctica que lo
efectiviza, no en función de que se trata de un fenómeno inmutable a través de los
siglos(la idea de que el derecho civil actual es, intrínsecamente semejante a, por
ejemplo, el derecho romano), sino como algo, que se ha ido transformando bajo el
embate de sucesivas crisis y que, al menos en nuestra época se configura como
un sistema de elementos complejos, en interacción  dinámica, estable y aun
inestable, que debe ser moldeable tomando en cuenta estas características para
poder entenderlo y (si ello es posible)manejarlo racionalmente.
5

Situación actual en México

La enseñanza del derecho constituye una forma bien directa de incidir en la cultura
jurídica de un país pues a través de ella se construye y reproduce la cosmovisión
de abogados, jueces, legisladores y funcionarios, esto es, de una parte importante
de la clase dominante. La concepción científica del derecho resulta importante
para comprender la cultura jurídica pues determina el ámbito de la enseñanza del
derecho. Así, resulta imperativo, para modificar la cultura jurídica de un país,
enfocar esfuerzos en las concepciones científicas dominantes en la enseñanza del
derecho. Los jueces que apliquen las Constituciones y códigos, los abogados que
los utilicen, los administradores que deben reglamentarlos, traicionarán el espíritu
de cualquier reforma si continúan pensando y actuando dentro de los antiguos
moldes. La facultad de derecho es el único ámbito que los profesionales del
derecho comparten por un tiempo considerable y debería ser motivo principal de
preocupación saber qué ocurre en sus claustros. La ley es promulgada,
interpretada y aplicada por personas adiestradas en el modelo doctrinal y para
quienes el esquema descrito aquí parece básico, obvio y cierto. La estructura
conceptual y sus supuestos inherentes, implícitos, acerca del derecho y el proceso
legal constituyen una clase de derecho de salón de clases que flota por encima del
orden legal, afectando profundamente el pensamiento y el trabajo de abogados,
legisladores, administradores y jueces

Restricciones o problemáticas actuales

Dejando de lado el problema normativo sobre la corrección del giro


constitucionalista que han adoptado los ordenamientos jurídicos y especialmente
la "materialización" de las constituciones en torno a la incorporación de valores,
principios y derechos, surge como una cuestión relevante el análisis del
instrumental teórico que dicho giro supone. En particular, el referido a las
herramientas que el neoconstitucionalismo ha construido para la aplicación de los
derechos. El máximo posible que permita la norma jurídica de principio que
establece el derecho fundamental. Esto puede suponer que, incluso, "el ámbito
6

protegido puede albergar conductas que en ocasiones resulten inmorales,


antisociales o antijurídicas, en el entendido que normalmente serán
contrarrestadas en virtud de una restricción o limitación. De este modo, en
definitiva, el giro constitucional del Derecho ha supuesto la construcción de una
teoría sobre la aplicación de los derechos fundamentales que implica un conjunto
relacionado y coherente de afirmaciones que superan la idea, comúnmente
destacada, de la ponderación y a la que se ha denominado teoría externa de
dichos derechos son, por regla general, normas de principios. Por lo mismo, sus
eventuales problemas de contradicción con otros principios se resuelven por la vía
de la ponderación, y ella supone admitir restricciones no inicialmente previstas por
la o las normas que los contemplan. Y para que esa operación de restricción tenga
sentido, en fin, es necesario que la determinación del contenido de dicho derechos
se realice del modo más amplio posible, asumiendo de antemano que dicho
contenido no será el definitivamente protegido. Se trata, como se ha visto, de las
ideas mínimas para hacer operativa la nueva hora de los derechos.

Aprendizajes esenciales que requieren los profesionales en la materia.

Aquí es útil distinguir entre el derecho como un concepto analítico, el derecho


como un concepto organizador y el derecho como una forma más o menos precisa
de denominar una materia de estudio o un centro de atención. Somos muchos de
nosotros los que pensamos que el derecho tiene tantas y tan diversas
asociaciones que sería ingenuo esperar que tuviera un valor analítico: es
demasiado abstracto, demasiado ambiguo, con demasiadas asociaciones
discutibles como para llevar a cabo esa función, a menos que se especifique con
precisión una concepción determinada en un contexto determinado.

Se plantea como examen o análisis de los caracteres estructurales del derecho,


asumido o entendido como sistema de normas estructuradas con arreglo a ciertas
relaciones formales. El auge de la teoría general del derecho va unido a la
preponderancia de un modo determinado de concebir lo jurídico, como sistema de
normas positivas, y se impone como temática filosófica con el triunfo del modo
7

positivista de ver el derecho. Se acepta que éste es exclusiva o prioritariamente un


sistema o conjunto estructurado de normas positivas. Esas normas se expresan
en un lenguaje, tienen una naturaleza esencialmente lingüística y aparecen
ordenadas sistemáticamente con arreglo a ciertos principios formales. La teoría
general del derecho se plantea como disciplina o rama que trata de poner de
manifiesto los caracteres básicos que conforman las normas jurídicas y los
conceptos utilizados en el derecho y en la ciencia jurídica, y como análisis también
de las interrelaciones lógicas que presiden la incardinación de las normas en el
sistema, así como de las notas especificadoras de los sistemas jurídicos.

Estándares o indicadores de efectividad.

a.
- Deontología: se enfoca en los fines del derecho, en particular, orden,
paz y
b. armonía sociale
La teoría del derecho o teoría general del derecho es la ciencia jurídica que
estudia los
elementos del derecho u ordenamiento jurídico existente en toda organización
social y
los fundamentos científicos y filosóficos que lo han permitido
evolucionar hasta
nuestros días. Es una doctrina de orientación empirista, que surgió en Alemania
durante
el siglo pasado, con la pretensión de ser una ciencia general del derecho, o en
otras
palabras, una teoría general de la ciencia del derecho, destinada a sustituir a la
filosofía
jurídica -como es sabido, la filosofía era considerada por los
positivistas como
anticientífica y, por lo tanto, inútil y errónea-. Esta fue calificada de "general", para
diferenciarla de las ciencias jurídicas especiales, pues mientras estas tenían por
objeto el
estudio de las distintas ramas del derecho, aquélla era algo así como una ciencia
general
de dichas ciencias especiales, es decir, una síntesis y generalización de los
resultados
obtenidos por estas disciplinas.
Tiene como objetivo fundamental el análisis y la determinación de los
elementos
8

básicos que conforman el derecho, entendido este como ordenamiento jurídico


unitario,
esto es, un conjunto de normas que conforman un solo derecho u ordenamiento
jurídico
en una sociedad o sociedades determinadas.
Solo a través de la comprensión del ordenamiento jurídico en su totalidad se
pueden
individualizar las características del fenómeno jurídico de las que habitualmente
nos
servimos para diferenciar al derecho de otros ordenamientos como son el moral y
el de
los usos sociales.
1. Fundamentos de la teoría del derecho
El estudio de los fundamentos del derecho se vale de disciplinas filosófico-
jurídicas
específicas, a saber:
- Ontología: se enfoca sobre el ser de derecho; aquello que lo separa de cualquier
otro objeto de la realidad, determinando su esencia y calidad. Se pregunta si la
norma es un objeto puramente abstracto y separado de los hechos sociales y
axiológicos, o si los contiene o implica.
- Axiología: se enfoca en los valores inmersos en el mundo normativo,
principalmente el de la justicia, el bien común y la seguridad jurídica
Algunos estándares o indicadores de efectividad en la teoría general de derecho
es que se logra cimentar las bases jurídicas correspondientes, los problemas de
prueba son de gran relevancia para el avance y el desarrollo de numerosas
disciplinas. Estos temas ocupan un lugar central en el derecho porque los órganos
jurisdiccionales (jueces, jurados, tribunales colegiados, etc.) son los encargados
de aplicar el derecho a través de sus decisiones. Para que éstas sean adecuadas
necesitan estar interna y externamente justificadas. La justificación interna exige
que la conclusión se derive lógicamente de las premisas. Por su parte, la
justificación externa consiste en controlar la solidez de las premisas. Para que una
decisión esté justificada externamente es necesario que la primera premisa del
razonamiento exprese una norma aplicable del sistema jurídico del que se trate y
que la segunda premisa sea la expresión de una proposición verdadera.
Obviamente, cualquier sistema preocupado por la utilización de proposiciones
verdaderas para aplicar justificadamente las normas se ve comprometido a
zambullirse en todos los temas y problemas destinados a mostrar de qué manera
una proposición adquiere la calificación de "verdadera" de su prueba.
9

Buenas prácticas a considerar y ejemplos documentados.

La norma forme parte de un sistema normativo eficaz y un sistema es tal cuando


cumple la función de todo sistema normativo: reproducir el poder de quien produce
el derecho. La eficacia del sistema jurídico dominante proviene, entre otras cosas,
precisamente de la ideología en que son educados los juristas. Si las normas
válidas son las que tienen efectividad y pertenecen a un sistema eficaz así las
normas lo son siempre que tengan un grado importante de efectividad y
pertenezcan a un sistema eficaz.

La teoría general del derecho fue calificada de "general", para diferenciarla de las
ciencias jurídicas especiales, pues mientras estas tenían por objeto el estudio de
las distintas ramas del derecho, aquélla era algo así como una ciencia general de
dichas ciencias especiales, es decir, una síntesis y generalización de los
resultados obtenidos por estas disciplinas. Y ese era el estudio más general que
cabía hacer sobre el derecho. De este modo, pretendían llegar a establecer los
conceptos jurídicos puros o fundamentales, pero como se ha observado repetidas
veces, no advirtieron un vicio metodológico que invalidaba toda la construcción.
Veámoslo a través del ejemplo: para establecer el concepto del derecho,
estudiaban lo que hay de común en los distintos derechos y, mediante sucesivas
inducciones, llegaban al concepto buscado, la teoría general del derecho es una
doctrina que se registra en la historia de la filosofía jurídica, como un intento fallido
de reemplazarla, que no tiene nada que ver con la llamada teoría fundamental del
derecho y por ende, con la división de la filosofía jurídica.
10

Reflexiones finales

La teoría general del derecho que se plantea en este trabajo no es una tarea
completamente nueva que suponga una ruptura absoluta con el pasado. Hace ya
mucho tiempo que nuestra disciplina ha contado con aspectos cosmopolitas y ha
sido en los últimos años cuando ha dado muy variadas respuestas a los procesos
de “globalización”. Desde esos ámbitos se han dado muchas aportaciones que
encajan perfectamente en la concepción de la teoría general del derecho. Con
todo ello, el principal interés de este trabajo es tanto identificar e interpretar las
tendencias como se plasma los principios jurídicos conforme estable la teoría
general del derecho. En relación con las finalidades que persiguen los miembros
de la sociedad, también influyen en la producción del derecho, pues las normas
tendrán un alcance o contenido de tal manera que con ella se pueda alcanzar los
objetivos económicos, sociales. Por ello, las normas jurídicas son causas
productoras de ciertos efectos, que desde luego apuntan a orientar el
comportamiento de los sujetos jurídicos. En cuanto al derecho como fenómeno
social, encontramos que en el las normas jurídicas ocupan una posición
intermedia entre los factores que las condicionan y las consecuencias que ellas
producen frente a la sociedad y los sujetos jurídicos. Tanto los unos como los
otros, son fenómenos sociales relacionados con el Derecho, pero situados por
fuera de él, es decir, no pertenecen al derecho. El estudio del derecho desde el
punto de vista externo, desde la óptica de un fenómeno social, viene siendo
estudiada hoy por hoy, por la sociología del derecho o sociología jurídica, situada
en el campo científico y la filosofía del derecho socio política o filosofía jurídico-
político social, ubicada en el plano filosófico.
11

BIBLIOGRAFÍA

 Biblioteca Latinoamericana (s.f.) Diccionario de Filosofía Latinoamericana.


Derecho Natural Consultado en febrero de 2013
 García, E. (2000). Introducción al Estudio del Derecho. México: Porrúa.
 Vizcaíno, M. (2009). Introducción al Estudio del Derecho. México: Ediciones de la
Facultad de Derecho y Ciencias Sociales.
 Siches, L. R., & Recasens, L. (2003). Introducción al Estudio del Derecho. México:
Porrúa.
 Squell, A. (s.f.) Derecho natural y equidad. Chile.
http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/1/468/15.pdf

También podría gustarte