Está en la página 1de 9

Comunicación Asertiva y

Trabajo en Equipo
En líneas generales, la Comunicación Asertiva es un estilo de
comunicación en el cual decimos lo que sentimos y pensamos de
una forma adecuada, sin sentirnos culpables y respetando a los
demás y a nosotros mismos. Así también, es aquella que reúne las
conductas y pensamientos que nos permiten defender los derechos
de cada uno sin agredir ni ser agredido. Por su parte, el trabajo en
equipo es el proceso de trabajar en colaboración con un grupo de
personas para lograr una meta.
La falta de asertividad y el trabajo en equipo
Es posible identificar algunos problemas en trabajo relacionados a
la falta de Comunicación Asertiva cuando se presentan las
siguientes situaciones:

 Uno permite que sus demás compañeros lo agredan de forma


física o psicológica dentro del área de trabajo.
 Hay muchos conflictos emocionales y una baja satisfacción en
la interacción socio-laboral.
 Las órdenes se dan sin importar lo que la otra persona piense
o sienta al respecto.
Importancia de la Comunicación Asertiva en el
trabajo en equipo
Existe al menos cinco puntos por los cuales es importante aplicar la
Comunicación Asertiva en el trabajo en equipo:
1. Impulsa un ambiente donde todos los participantes conocen
las habilidades de los demás, entienden sus roles y saben
cómo ayudarse mutuamente.
2. Permite que todos conozcan la misión y visión institucional y,
de manera general, los objetivos y políticas organizacionales.
3. El comunicarse de forma clara y directa mejora el rendimiento
y es más factible alcanzar las metas y objetivos.
4. Involucra al personal en la toma de decisiones, por lo que
promueve un estilo de gestión más horizontal.
5. Se fomenta la creatividad y la innovación.
¿Cómo aplicar la Comunicación Asertiva en el
trabajo en equipo?
Practicar la Comunicación Asertiva nos permite mejorar nuestras
relaciones laborales, profesionales e incluso amicales. En este
sentido, es importante siempre tenerla en cuenta cuando realicemos
todo tipo de actividad. Los siguientes puntos son recomendaciones
para aplicar la Comunicación Asertiva en tu equipo de trabajo:

 Demuestra una actitud de equidad ante tus compañeros.


Muchas veces es difícil dejar de ser autoritario cuando nos
hemos acostumbrado a trabajar de esa forma, sin embargo,
hacer este pequeño cambio puede ayudarnos a mejorar tanto
nuestra calidad de vida como la de los demás.
 Usa un lenguaje descriptivo en primera persona. Evita realizar
generalizaciones y hablar por los demás. Resalta cómo te
afectan a ti ciertas acciones y hechos que generan los demás,
sea de casualidad o de forma intencional.
 Muestra interés por tus demás compañeros. Escúchalos con
una mentalidad abierta, y valora sus opiniones o sugerencias.
 Concéntrate en resolver los problemas y no en controlar a
otros. Muchas veces caemos en el error de querer tomar el
control sobre las otras personas cuando lo que realmente
necesitamos es buscar una solución para los imprevistos.
 Organízate e infórmate sobre los temas que se van a discutir;
ten los datos y recursos necesarios para apoyar cualquier
comentario o propuesta. Esto reduce la posibilidad de
permanecer pasivo, lo que puede permitir que otros se
aprovechen de ti.
 Mantente motivado. Un equipo es tan fuerte como la
motivación y la creencia de cada miembro en la causa en
cuestión y en el objetivo al que apuntan. Si no te encuentras
motivado, entonces lo más profesional es permitir que otro
ocupe tu lugar en el equipo.
 Ten claro tu rol dentro de un equipo. La palabra clave para
recordar es “equipo”. Para hacer que las cosas funcionen y
fluyan eficientemente, cada miembro debe tener un papel
específico. Así también, cada uno debe conocer sus
responsabilidades así como comprender las de los otros
miembros.
 Estate dispuesto a aprender y ten la mente abierta. Esto no es
fácil para algunos, pero aprender nuevas ideas o nuevos
métodos siempre resultará en crecimiento, tanto para el
equipo como para el individuo.
 Mantente siempre calmado y sereno. Si te sientes enojado, no
respondas u ofrezcas una opinión durante unos momentos.
Reúne tus pensamientos y responde sólo cuando tengas
control de ti mismo.

La Comunicación Como Base


del Trabajo en Equipo
La comunicación es el fundamento del trabajo en equipo. En esta nota
incluimos algunos consejos de reconocidos expertos en lo referente al
trabajo en equipo. “La Quinta Disciplina” de Peter Senge es el fundamento
de este artículo.
La capacidad para administrar equipos de trabajo se reconoce en aquellas
personas que comprenden y manejan de manera adecuada el arte de
llevarse bien con todas las personas.

Es decir, quienes son capaces de trabajar en equipo entienden la riqueza de


entablar relaciones humanas adecuadas en los diferentes campos de la
vida. Por ello, en este artículo intentaré explicar el cómo, por qué y para
qué del aprendizaje de la comunicación asertiva, habilidad que implica
saber dialogar y discutir.

La importancia de la comunicación en los


equipos de trabajo
Para poder comunicarse efectivamente es necesario aprender a escuchar a
los demás desde la realidad de ellos y no desde la nuestra. Para ello
requerimos desarrollar el pensamiento crítico que se convertirá en la
herramienta para poder comprender el mensaje que desean trasmitir los
demás teniendo en cuenta quienes son ellos y así poder analizar y evaluar
lo dicho con una perspectiva más amplia.

Dialogar es la acción de conversar con otros con el fin de intercambiar


ideas que produzcan beneficio de diversa índole. El diálogo implica
discusión, porque a través de la exposición de ideas se argumenta de
manera sólida el porqué de las mismas.

Se debate con el propósito de entender la postura de los otros y la de uno


mismo a través de escuchar con el fin de ampliar la visión mediante la
escucha de los mensajes de los otros, quienes son una fuente de riqueza
cuando se aprende a escuchar y debatir con el fin de llegar acuerdos que
beneficien a todos.
Las personas que saben trabajar en equipo son gente interesada en
conocer los argumentos de los otros y reconocen el valor de discutir sobre
distintas ideas que produzcan beneficio y no se afanan por imponer sus
ideas sino enriquecerlas mediante las aportaciones de todos los miembros
del equipo y reconocen cuando alguien aporta ideas ganadoras.

Como Influye la comunicación en el trabajo en


equipo
Quienes aprenden a trabajar en equipo no participan en
conversaciones vanas que no llevan a ninguna acción positiva a los
“miembros del equipo”. Por ello, su actitud demuestra que valoran la
humildad como la cualidad necesaria para conversar tanto en la
convergencia como en la divergencia.

Los verdaderos aprendices del trabajo en equipo son quienes ponen en


práctica el diálogo y la discusión con el fin de potenciarse mediante la
intervención de los otros, por ello, el verdadero trabajo en equipo implica
unir conocimientos, habilidades y valores de los miembros a favor de todos
y con ello, cada individuo aprende del otro y con el otro a corregir errores,
potenciar debilidades y descubrir fortalezas que conlleven al crecimiento del
equipo.

Aprender la disciplina del trabajo en equipo implica para cada persona


tener la disponibilidad de transformar los vínculos de competencia por
vínculos de cooperación que intensifique en las personas valores tales como
la solidaridad, el compañerismo, la reflexión, la disponibilidad, la
amabilidad, pero todos ellos requieren primero de la humildad.

En este punto aclaramos que los valores no sirven de palabra sino en


acción, por ello, los que saben trabajar en equipo lo evidencian mediante su
comportamiento.
Cuatro Técnicas Para Desarrollar la Capacidad
de Escuchar y Dialogar:
 Verificar: “Me permites repetir lo que dijiste para asegurarme de
que te entendí”
 Esclarecer: “Me parece que esto es lo que quieres decir…”
 Mostrar apoyo: “Te escucho, por favor continua”
 Estructurar: “Que te parece si vemos los síntomas, tratamos de
definir el problema y posteriormente discutimos posibles
soluciones”
 Para poder comunicarse efectivamente es necesario aprender a
escuchar a los demás desde la realidad de ellos y no desde la
nuestra. Para ello requerimos desarrollar el pensamiento crítico que
se convertirá en la herramienta para poder comprender el mensaje
que desean trasmitir los demás teniendo en cuenta quienes son ellos
y así poder analizar y evaluar lo dicho con una perspectiva más
amplia.
 Dialogar es la acción de conversar con otros con el fin de
intercambiar ideas que produzcan beneficio de diversa índole. El
diálogo implica discusión, porque a través de la exposición de ideas
se argumenta de manera sólida el porqué de las mismas.

Cuatro Técnicas Para Desarrollar la Capacidad


de Escuchar y Dialogar:
 Verificar: “Me permites repetir lo que dijiste para asegurarme de
que te entendí”
 Esclarecer: “Me parece que esto es lo que quieres decir…”
 Mostrar apoyo: “Te escucho, por favor continua”
 Estructurar: “Que te parece si vemos los síntomas, tratamos de
definir el problema y posteriormente discutimos posibles
soluciones”

Al respecto John Baldoni en su libro “Never let your ego stop you from
learning“ recomienda que no permitamos que nuestro ego se interponga en
nuestro deseo por aprender. Los líderes exitosos mantienen sus mentes
abiertas a cosas nuevas porque saben que, sin importar cuán alto sea su
grado de dominio, siempre hay algo más para descubrir.

Nos dice que cuando enfrentemos desafíos, incluso aquéllos que hayamos
enfrentado muchas veces, adoptemos el enfoque de un aprendiz: haga
preguntas o encuentre formas nuevas para solucionar el problema.

Aprender a comunicarse conlleva a aprender más sobre nosotros mismo


ya que nos permite reconocer la naturaleza de nuestros pensamientos en la
medida que intercambiamos ideas con los otros.

Las condiciones básicas para el diálogo son:

Tener conciencia de nuestras ideas

Opiniones, prejuicios, necesidades y motivos con el objetivo de someterlos


al examen que de ellos haga el grupo; es decir, no debemos adoptar
pensamientos rígidos y no negociables que nos hagan sentir obligados a
defenderlos.

Considerar a los demás de manera consciente como


colegas

Con el fin de establecer vínculos de igualdad que permitan el flujo de ideas.


Este tipo de relación no implica que se deba concordar o compartir los
mismos pensamientos, por el contrario, el poder de esta manera de
interactuar opera cuando hay diferencias en los conceptos.

Por lo tanto se hace imprescindible el aprender a visualizar a los


“adversarios” como “colegas con otras perspectivas”, con el fin de
intercambiar formas de pensamiento de manera relajada y respetuosa que
nos ayude a dejar atrás los sentimientos de enojo que comúnmente se dan
cuando las personas no tienen la disciplina de mantener la mente abierta y
creen que no hay otra forma de captar el mundo fuera de lo que ellos
perciben.

Entablar relaciones simétricas

En donde se evite la idea de superioridad y/o subordinación. Las relaciones


en donde los individuos se perciben como iguales permiten que el flujo de
formas de pensar se lleve a cabo mediante un diálogo abierto y de manera
más equilibrada.

Es necesario al inicio de la formación de un equipo de


aprendizaje

Que exista un árbitro que “conserve el contexto del diálogo”.

Las funciones a desempeñar por dicho árbitro son:

 Ayudar, invitar y animar a los miembros del equipo a formar


parte del proceso y los resultados.
 Mantener el diálogo en marcha y en equilibrio.
 Guardar el equilibrio entre su pericia y su actitud servicial, pero
sin adoptar el papel de “experto” o “doctor”, que quitaría el énfasis
a las ideas y a la responsabilidad de los otros miembros del
equipo.
 Comprender que el arte del diálogo consiste en experimentar el
flujo del significado y en ver lo que es preciso ahora.
 Evitar que surjan entre los miembros “rutinas defensivas”; es
decir, evitar que los miembros del equipo asuman roles que
obstruyan el flujo armónico, tales como: “Víctima”, “sabelotodo”,
“criticón no pro-positivo”, “el yo no puedo”, “el indiferente”, “el
necio”.

____________________________________________________________

Reflejo espejo

Cierre…

También podría gustarte