Está en la página 1de 23

Tornado

De Wikipedia, la enciclopedia libre


Saltar a navegación, búsqueda
Para otros usos de este término, véase Tornado (desambiguación).

Un tornado cerca de Anadarko, Oklahoma, Estados Unidos. El tornado en sí es el estrecho


embudo que va de la nube al suelo. La parte inferior de este tornado está rodeada por una
nube de polvo traslúcida, que fue levantada por los fuertes vientos del tornado en la
superficie.

Un tornado es un fenómeno meteorológico que se manifiesta como una columna de aire


que rota de forma violenta y potencialmente peligrosa, estando en contacto tanto con la
superficie de la Tierra como con una nube cumulonimbus o, excepcionalmente, con la base
de una nube cúmulus.1 Siendo los fenómenos atmosféricos más intensos que se conocen,
los tornados se presentan de diferentes tamaños y formas pero generalmente tienen la forma
de una nube embudo, cuyo extremo más angosto toca el suelo y suele estar rodeado por una
nube de desechos y polvo. La mayoría de los tornados cuentan con vientos que llegan a
velocidades de entre 65 y 180 km/h, miden aproximadamente 75 metros de ancho y se
trasladan varios kilómetros antes de desaparecer. Los más extremos pueden tener vientos
con velocidades de hasta 480 km/h, medir hasta 1,5 km de ancho y permanecer tocando el
suelo a lo largo de más de 100 km de recorrido.2 3 4

Entre los diferentes tipos de tornados están las trombas terrestres, los tornados de vórtices
múltiples y las trombas marinas. Éstas últimas se forman sobre cuerpos de agua,
conectándose a cúmulus y nubes de tormenta de mayor tamaño, pero se les considera
tornados porque presentan características similares a los que se forman en tierra, como su
corriente de aire en rotación en forma de embudo. Las trombas marinas por lo general son
clasificadas como tornados no-supercelulares que se forman sobre cuerpos de agua.5 Estas
columnas de aire frecuentemente se generan en áreas tropicales cercanas al ecuador, y son
menos comunes en latitudes mayores, cercanas a los polos.6 Otros fenómenos similares a
los tornados que existen en la naturaleza incluyen al gustnado y los remolinos de polvo, de
fuego y de vapor.

Los tornados son detectados a través de radares de impulsos Doppler, así como visualmente
por los cazadores de tormentas. Se les ha observado en todos los continentes excepto en la
Antártida. No obstante, la gran mayoría de los tornados del mundo se producen en la región
estadounidense conocida como Tornado Alley, aunque pueden formarse prácticamente en
cualquier parte de América del Norte.7 8 También ocurren ocasionalmente en el centro-sur y
este de Asia, norte y centro-este de Sudamérica, sur de África, noroeste y sudeste de
Europa, oeste y sudeste de Australia y en Nueva Zelanda.9

Existen varias escalas diferentes para clasificar la fuerza de los tornados. La escala Fujita-
Pearson los evalúa según el daño causado, y ha sido reemplazada en algunos países por la
escala Fujita mejorada, una versión actualizada de la anterior. Un tornado F0 ó EF0, la
categoría más débil, causa daño a árboles pero no a estructuras. Un tornado F5 ó EF5, la
categoría más fuerte, arranca edificios de sus cimientos y puede producir deformaciones
estructurales significativas en rascacielos.10 La escala TORRO va del T0 para tornados
extremadamente débiles al T11 para los tornados más fuertes que se conocen.11 También
pueden analizarse datos obtenidos de radares Doppler y patrones de circulación dejados en
el suelo (marcas cicloidales) y usarse fotogrametría para determinar su intensidad y asignar
un rango.12

Para otros usos de este término, véase Tornado (desambiguación).

Un tornado cerca de Anadarko, Oklahoma, Estados Unidos. El tornado en sí es


el estrecho embudo que va de la nube al suelo. La parte inferior de este
tornado está rodeada por una nube de polvo traslúcida, que fue levantada por
los fuertes vientos del tornado en la superficie.

Un tornado es un fenómeno meteorológico que se manifiesta como una columna de aire


que rota de forma violenta y potencialmente peligrosa, estando en contacto tanto con la
superficie de la Tierra como con una nube cumulonimbus o, excepcionalmente, con la base
de una nube cúmulus.1 Siendo los fenómenos atmosféricos más intensos que se conocen,
los tornados se presentan de diferentes tamaños y formas pero generalmente tienen la forma
de una nube embudo, cuyo extremo más angosto toca el suelo y suele estar rodeado por una
nube de desechos y polvo. La mayoría de los tornados cuentan con vientos que llegan a
velocidades de entre 65 y 180 km/h, miden aproximadamente 75 metros de ancho y se
trasladan varios kilómetros antes de desaparecer. Los más extremos pueden tener vientos
con velocidades de hasta 480 km/h, medir hasta 1,5 km de ancho y permanecer tocando el
suelo a lo largo de más de 100 km de recorrido.2 3 4

Entre los diferentes tipos de tornados están las trombas terrestres, los tornados de vórtices
múltiples y las trombas marinas. Éstas últimas se forman sobre cuerpos de agua,
conectándose a cúmulus y nubes de tormenta de mayor tamaño, pero se les considera
tornados porque presentan características similares a los que se forman en tierra, como su
corriente de aire en rotación en forma de embudo. Las trombas marinas por lo general son
clasificadas como tornados no-supercelulares que se forman sobre cuerpos de agua.5 Estas
columnas de aire frecuentemente se generan en áreas tropicales cercanas al ecuador, y son
menos comunes en latitudes mayores, cercanas a los polos.6 Otros fenómenos similares a
los tornados que existen en la naturaleza incluyen al gustnado y los remolinos de polvo, de
fuego y de vapor.

Los tornados son detectados a través de radares de impulsos Doppler, así como visualmente
por los cazadores de tormentas. Se les ha observado en todos los continentes excepto en la
Antártida. No obstante, la gran mayoría de los tornados del mundo se producen en la región
estadounidense conocida como Tornado Alley, aunque pueden formarse prácticamente en
cualquier parte de América del Norte.7 8 También ocurren ocasionalmente en el centro-sur y
este de Asia, norte y centro-este de Sudamérica, sur de África, noroeste y sudeste de
Europa, oeste y sudeste de Australia y en Nueva Zelanda.9

Existen varias escalas diferentes para clasificar la fuerza de los tornados. La escala Fujita-
Pearson los evalúa según el daño causado, y ha sido reemplazada en algunos países por la
escala Fujita mejorada, una versión actualizada de la anterior. Un tornado F0 ó EF0, la
categoría más débil, causa daño a árboles pero no a estructuras. Un tornado F5 ó EF5, la
categoría más fuerte, arranca edificios de sus cimientos y puede producir deformaciones
estructurales significativas en rascacielos.10 La escala TORRO va del T0 para tornados
extremadamente débiles al T11 para los tornados más fuertes que se conocen.11 También
pueden analizarse datos obtenidos de radares Doppler y patrones de circulación dejados en
el suelo (marcas cicloidales) y usarse fotogrametría para determinar su intensidad y asignar
un rango.12
Contenido
[ocultar]

• 1 Etimología
• 2 Definiciones
o 2.1 Nube embudo
o 2.2 Familias y oleadas
• 3 Características
o 3.1 Forma y dimensiones
o 3.2 Apariencia
o 3.3 Rotación
o 3.4 Sonido y sismología
o 3.5 Electromagnetismo, rayos y otros efectos
• 4 Ciclo de vida
o 4.1 Relación con la supercelda
o 4.2 Formación
o 4.3 Madurez
o 4.4 Disipación
• 5 Tipos
o 5.1 Tornados verdaderos
 5.1.1 Tornado de vórtices múltiples
 5.1.2 Tromba marina
 5.1.3 Tromba terrestre
o 5.2 Circulaciones semejantes a tornados
 5.2.1 Gustnado
 5.2.2 Remolino de polvo
 5.2.3 Remolino de fuego
 5.2.4 Remolino de vapor
• 6 Intensidad y daño
• 7 Climatología
o 7.1 Asociación con el clima
• 8 Predicción
• 9 Detección
o 9.1 Radar
o 9.2 Localización de tormentas
 9.2.1 Evidencia visual
• 10 Récords
• 11 Seguridad
o 11.1 Mitos e ideas equivocadas
• 12 Investigación
• 13 Véase también
• 14 Referencias
• 15 Bibliografía

• 16 Enlaces externos
[editar] Etimología

La palabra «tornado» es una forma alterada de la palabra «tronada», que, según la RAE, se
refiere a una "tempestad de truenos".13 Ésta, a su vez, se deriva del latín «tonare», que
significa "tronar". Probablemente llegó a su forma actual a través de una combinación de
«tronada» y «tornar» ("girar"); no obstante, esta puede ser una etimología popular.14 15

[editar] Definiciones

Un tornado cerca de Seymour, Texas.

Un tornado se define en el Glossary of Meteorology como "una columna de aire que gira
violentamente, estando en contacto con el suelo, ya sea colgando de o debajo de una nube
cumuliforme, y frecuentemente (pero no siempre) visible como una nube embudo...".16 En
la práctica, para que un vórtice sea clasificado como un tornado, debe tener contacto tanto
con el suelo como con la base de la nube. Sin embargo, los científicos aún no han
formulado una definición completa del término; por ejemplo, hay desacuerdos respecto a si
múltiples puntos de contacto con el suelo provenientes del mismo embudo constituyen
diferentes tornados.4 El término «Tornado» se refiere además al vórtice de viento, no a la
nube de condensación.17 18

[editar] Nube embudo


Artículo principal: Nube embudo
Este tornado no tiene nube embudo, sin embargo, la nube de polvo en rotación
indica que hay fuertes vientos en la superficie, y por lo tanto es un tornado
real.

Un tornado no necesariamente es visible; sin embargo, la baja presión atmosférica que hay
en su interior y que provoca la alta velocidad del viento —de acuerdo con el principio de
Bernoulli—, así como su rápida rotación (debido al equilibrio ciclostrófico) generalmente
causan que el vapor de agua en el aire se vuelva visible, tomando la forma de una nube
embudo o un embudo de condensación.19 Cuando una nube embudo se extiende por lo
menos a la mitad de la distancia entre la base de la nube y el suelo —que suele ser de
menos de dos kilómetros—,1 se le considera un tornado.20

Hay ciertos desacuerdos sobre la definición de «nube embudo» y «embudo de


condensación». De acuerdo con el Glossary of Meteorology, una nube embudo es cualquier
nube en rotación que cuelga de una cúmulus o una cumulonimbus, y por lo tanto la mayor
parte de los tornados quedan incluidos bajo esta definición.21 Entre muchos meteorólogos,
una nube embudo se define estrictamente como una nube en rotación no asociada con
fuertes vientos en la superficie, y un «embudo de condensación» es un término utilizado
para cualquier nube que esté girando debajo de una nube cumuliforme.4

Los tornados con frecuencia comienzan siendo nubes embudo sin fuertes vientos en la
superficie, no obstante, no todas ellas se terminan convirtiendo en un tornado. De cualquier
forma, muchos tornados son precedidos por una nube embudo. La mayor parte de ellos
producen fuertes vientos en la superficie, mientras el embudo visible sigue estando
apartado del suelo, por lo que es difícil distinguir la diferencia entre una nube embudo y un
tornado a la distancia.4

Forma y dimensiones

Un tornado en cuña de alrededor de 1,5 km de ancho en Binger, Oklahoma.

La mayoría de los tornados adoptan la forma de un estrecho embudo, de unos pocos cientos
de metros de ancho, con una pequeña nube de desechos cerca del suelo. Los tornados
pueden quedar obscurecidos completamente por lluvia o polvo, y si es así, son
particularmente peligrosos, puesto que incluso los meteorólogos experimentados podrían no
verlos.25

Los tornados, no obstante, se pueden manifestar de muchas formas y tamaños. Las


pequeñas y relativamente débiles trombas terrestres, por ejemplo, no pueden verse más que
como un pequeño torbellino de polvo sobre el suelo. Aunque el embudo de condensación
puede no extenderse hasta el suelo, si los vientos asociados en la superficie superan los 64
km/h, la circulación es considerada un tornado.17 Un tornado con una forma casi cilíndrica
y altura relativamente baja en ocasiones es llamado en inglés stovepipe tornado
(literalmente, «tornado conducto de estufa»).26 Tornados grandes con un solo vórtice
pueden verse como enormes cuñas enterradas en la tierra, y por lo tanto se les conoce como
«tornados en cuña».27 Uno de estos tornados puede ser tan ancho que parezca ser un grupo
de nubes oscuras, siendo incluso más ancho que la distancia entre la base de la nube y el
suelo. Aun observadores de tormentas experimentados pueden tener dificultades para
diferenciar un tornado en cuña y una nube baja a la distancia. Muchos de los tornados más
grandes, aunque no todos, son en cuña.28

Un tornado en cuerda en su fase de disipación en Tecumseh, Oklahoma.

Los tornados en su etapa de disipación pueden parecer tubos estrechos o cuerdas, y con
frecuencia se rizan o tuercen en formas complejas. Se dice que estos tornados están en su
«fase de cuerda», o convirtiéndose en un «tornado en cuerda». Cuando toman esta forma, la
longitud de su embudo se incrementa, lo que fuerza a los vientos dentro del mismo a
debilitarse debido a la conservación del momento angular.29 Los tornados con múltiples
vórtices, por su parte, pueden parecer una familia de remolinos girando alrededor de un
centro común, o pueden quedar completamente oscurecidos por la condensación, el polvo y
los desechos, aparentando ser un solo embudo.30
En los Estados Unidos, en promedio los tornados miden cerca de 150 m de ancho y
recorren unos 8 km en contacto con el suelo.25 De cualquier forma, hay un amplio rango de
tamaños de tornados. Los tornados débiles, o los tornados fuertes en fase de disipación,
pueden ser sumamente estrechos, a veces apenas con unos cuantos metros de ancho. Una
vez se reportó un tornado que tenía una zona de destrucción de solamente 2 m de longitud.25
Por otro lado, los tornados en cuña pueden tener una zona de destrucción de 1,5 km de
ancho, o incluso más. Un tornado que afectó Hallam, Nebraska, el 22 de mayo de 2004,
llegó en un punto a medir 4 km de ancho al nivel del suelo.3

En términos de longitud de su recorrido, el Tornado Triestatal (Tri-State Tornado), que


afectó partes de Misuri, Illinois e Indiana el 18 de marzo de 1925, oficialmente se mantuvo
en contacto con el suelo continuamente por 352 km.31 Muchos tornados que aparentan tener
recorridos de 160 km o más en realidad son una familia de tornados formados rápidamente
de forma sucesiva; no obstante, no hay pruebas concretas de que esto ocurriera en el caso
del Tornado Triestatal.23

Los tornados pueden ser de una gran variedad de colores, dependiendo del ambiente en el
que se formen. Aquellos que se desarrollan en un entorno seco pueden ser prácticamente
invisibles, apenas distinguibles sólo gracias a los desechos en circulación en la base del
embudo. Los embudos de condensación que levantan pocos desechos o no los levantan
pueden ser grises o blancos. Al viajar por encima de un cuerpo de agua, como lo hacen las
trombas marinas, pueden volverse muy blancos o hasta azules. Los embudos que se
mueven lentamente, consumiendo grandes cantidades de desechos y tierra, generalmente
son más oscuros, tomando el color de los desechos. Por su parte, los tornados en las
Grandes Llanuras pueden volverse rojos debido al tinte rojizo de la tierra, y los tornados en
zonas montañosas pueden viajar sobre terrenos cubiertos de nieve, volviéndose de un
blanco brillante.25
Fotografía del tornado de Waurika, Oklahoma del 30 de mayo de 1976,
tomadas casi al mismo tiempo por dos fotógrafos. En la foto superior, el
tornado está iluminado de frente, con el sol detrás de la cámara, por lo que el
embudo se ve casi blanco. En la imagen inferior, donde la cámara está viendo
hacia la dirección opuesta, el tornado queda iluminado por su parte trasera,
con el sol detrás de las nubes, dándole un aspecto oscuro.32

Un factor importante que determina la apariencia de un tornado son las condiciones de


iluminación. Un tornado que esté siendo iluminado por su parte posterior (visto con el sol
detrás de él) se ve muy oscuro. El mismo tornado, visto con el sol a espaldas del
observador, puede verse gris o blanco brillante. Los tornados que se forman durante el
ocaso pueden ser de muchos colores diferentes, presentando tonos de amarillo, anaranjado
y rosa.33

Algunos factores que pueden reducir la visibilidad de los tornados son el polvo levantado
por los vientos de la tormenta, fuerte lluvia o granizo y la oscuridad de la noche. Los
tornados que ocurren bajo estas condiciones son particularmente peligrosos, ya que
solamente observaciones de un radar meteorológico, o posiblemente el ruido que producen
al aproximarse, sirven como advertencia para aquellos que se encuentran en su camino. De
cualquier forma, la mayoría de los tornados fuertes se forman bajo la base de la corriente
ascendente de la tormenta, la cual está libre de lluvia,34 permitiendo que sean visibles.35
Además, la mayoría de los tornados ocurren durante la tarde, cuando el sol puede penetrar
incluso las nubes más densas.23 De igual forma, los tornados nocturnos generalmente son
iluminados debido a la frecuente aparición de rayos.

Hay evidencias, incluyendo imágenes de radares móviles Doppler on Wheels e informes de


testigos, de que la mayoría de los tornados tienen un centro despejado y calmado donde la
presión es extremadamente baja, de forma semejante al ojo de los ciclones tropicales. Esta
área estaría despejada (posiblemente llena de polvo), con vientos relativamente calmados, y
sería muy oscura, ya que la luz sería bloqueada por los escombros girando en el exterior del
tornado. Aquellos que aseguran haber visto el interior de un tornado dicen haberlo logrado
gracias a la iluminación de un rayo.36 37 38

[editar] Rotación

Los tornados normalmente giran en dirección ciclónica, es decir, en sentido contrario a las
agujas del reloj en el hemisferio norte, y en el sentido de las agujas del reloj en el
hemisferio sur. Aunque las grandes tormentas siempre rotan ciclónicamente debido al
efecto Coriolis, las tormentas eléctricas y los tornados son tan pequeños en comparación
con ellas que la influencia directa del efecto Coriolis es intrascendente, como lo indican sus
altos números de Rossby. Las superceldas y los tornados giran ciclónicamente en
simulaciones numéricas incluso cuando el efecto Coriolis es ignorado.39 40 Los tornados y
mesociclones de bajo nivel deben su rotación a procesos complejos dentro de la supercelda
y el medio ambiente.41
Aproximadamente el 1% de los tornados giran en dirección anticiclónica. Generalmente,
sólo sistemas tan débiles como las trombas terrestres y los gustnados pueden rotar
anticiclónicamente, y usualmente sólo lo hacen aquellos que se forman en el lado
anticiclónico de la corriente descendente del flanco trasero en una supercelda ciclónica.42
No obstante, en raros casos, los tornados anticiclónicos se forman en asociación con el
mesoanticiclón de una supercélula anticiclónica —de la misma forma que un típico tornado
ciclónico— o como un tornado acompañante, ya sea como un tornado satélite o asociado
con circulaciones anticiclónicas dentro de una supercelda.43

[editar] Sonido y sismología

Los sonidos producidos por un tornado son provocados por múltiples mecanismos. A lo
largo del tiempo se han reportado varios sonidos producidos por tornados, frecuentemente
comparados con sonidos familiares para los testigos y generalmente como alguna variación
de un estruendo. Sonidos que son reportados con frecuencia incluyen un tren de carga,
rápidos o cascadas, un motor a reacción o combinaciones de éstos. Muchos tornados no son
audibles a gran distancia; la naturaleza y distancia de propagación del sonido depende de
las condiciones atmosféricas y la topografía.

Los vientos del vórtice del tornado y de los turbulentos remolinos constituyentes, así como
la interacción de las corrientes de aire con la superficie y los desechos, contribuyen a la
creación de sonidos. Las nubes embudo también producen sonidos. Se ha reportado que las
nubes embudo y pequeños tornados hacen sonidos como de chiflidos, aullidos, murmullos
o zumbidos de innumerables abejas, o electricidad, mientras que también se reporta que
muchos tornados producen un ruido sordo grave y continuo, o un sonido irregular.44

Ya que muchos tornados son audibles únicamente cuando están muy cerca, el ruido no es
una advertencia fiable de un tornado. Además, cualquier viento fuerte, incluso una
granizada severa o el continuo tronido de rayos en una tormenta eléctrica, pueden producir
un estruendo similar al de los tornados.45

Los tornados también producen marcas infrasónicas inaudibles.46 A diferencia de las


audibles, las marcas inaudibles de los tornados han sido aisladas; debido a la propagación a
larga distancia de las ondas sonoras de baja frecuencia, se está intentando desarrollar
aparatos para la predicción y detección de tornados que además sirvan para comprender su
morfología, dinámica y formación.47 Los tornados además producen una marca sísmica
detectable, y continúan las investigaciones para aislarla y entender su proceso.48

[editar] Electromagnetismo, rayos y otros efectos

Los tornados emiten en el espectro electromagnético, y se han detectado emisiones de


señales radio atmosféricas y de campo eléctrico.47 49 50 También se han observado
correlaciones entre tornados y patrones de la actividad de los rayos. Las tormentas
tornádicas no contienen más rayos que otras tormentas y algunas celdas tornádicas nunca
los producen. Generalmente, la actividad de rayos que van de la nube al suelo (cloud-to-
ground, o CG) decrece cuando un tornado alcanza la superficie y regresa a su nivel normal
cuando el tornado se disipa. En muchos casos, tornados y tormentas eléctricas de gran
intensidad exhiben un incremento y dominancia anómala de polaridad positiva en las
descargas de tipo CG.51 El electromagnetismo y los rayos tienen poco o nada que ver
directamente con aquello que provoca la aparición de tornados (ya que éstos son
básicamente un fenómeno termodinámico), aunque posiblemente hay conexiones con la
tormenta y el ambiente afectando a ambos fenómenos.

En el pasado se ha reportado presencia de luminosidad, y es probable que se deba a


confusión en las identificaciones con fuentes luminosas externas como rayos, luces urbanas
y destellos de instalaciones eléctricas dañadas, ya que las fuentes internas rara vez son
reportadas y no se sabe que hayan sido documentadas. Además de los vientos, los tornados
también presentan cambios en variables atmosféricas como temperatura, humedad y
presión. Por ejemplo, el 24 de junio de 2003, cerca de Mánchester (Dakota del Sur), una
investigación registró un déficit de presión de 100 mbar. La presión disminuyó
gradualmente a medida que el vórtice se acercaba y luego bajó extremadamente rápido a
850 mbar en el centro del violento tornado antes de aumentar rápidamente al alejarse el
vórtice, resultando en una gráfica de la presión en forma de «V». Al mismo tiempo, la
temperatura tiende a decrecer y el contenido de humedad a aumentar en la vecindad de un
tornado.52
[editar] Ciclo de vida

Esta secuencia de imágenes muestra el nacimiento de un tornado. Primero, la


base de la nube en rotación desciende. De este descenso surge el embudo,
que continúa bajando al mismo tiempo que los vientos se fortalecen cerca de
la superficie, levantando polvo y otros desechos. Finalmente, el embudo visible
se extiende hasta el suelo, y el tornado comienza a causar mayor daño. Este
tornado, formado cerca de Dimmitt, Texas, fue uno de los tornados violentos
mejor observados en la historia.

[editar] Relación con la supercelda

Los tornados generalmente se desarrollan a partir de un tipo de tormentas conocidas como


superceldas.53 Las superceldas contienen mesociclones, que son un área de rotación
organizada de aire que se localiza en la atmósfera, de entre 2 a 10 km de ancho. Además de
tornados, son comunes en tales tormentas lluvias intensas, rayos, fuertes ráfagas de viento y
granizo. Si bien la mayoría de los tornados, particularmente los más fuertes (del EF3 al EF5
según la Escala Fujita-Pearson), se derivan de superceldas, también algunos se pueden
formar a partir de otras circulaciones de aire, y por lo tanto son denominados tornados no
supercelulares. Este tipo de tornados, no obstante, suelen ser de menor intensidad.54

[editar] Formación

La mayor parte de los tornados originados en superceldas siguen un ciclo de vida


reconocible. Éste comienza con el origen de la propia supercelda, que se da cuando una
corriente de aire frío y seco se encuentra con otra de aire cálido y húmedo y se desplaza por
encima de ella. Al ser más pesado el aire frío, se producen capas de aire inestable donde el
aire frío desciende y obliga al aire caliente a ascender, creando la tormenta. Si existe una
capa de aire cálido y seco que actúe como aislante, y si las diferencias de temperatura son
lo suficientemente grandes, el descenso del aire frío se puede dar en forma de remolino.
Este aire que desciende, llamado corriente descendente del flanco trasero (RFD, por sus
siglas en inglés), acelera al irse acercando al suelo, y arrastra consigo al mesociclón de la
supercelda hacia él.17 Las corrientes ascendentes, por su parte, atraen el aire a su alrededor,
aumentando la rotación y convirtiéndose en una columna estrecha, conocida como nube
embudo.54

Al acercarse el mesociclón al suelo, un embudo de condensación visible aparenta descender


de la base de la tormenta, con frecuencia a partir de una nube pared en rotación. Al ir
descendiendo el embudo, la RFD también llega al suelo, creando un frente de ráfagas que
puede causar daños a una buena distancia del tornado. Usualmente, la nube embudo se
convierte en un tornado pocos minutos después de que la RFD toque el suelo.17

[editar] Madurez

Inicialmente, el tornado cuenta con una buena fuente de aire caliente y húmedo que ingresa
en él para darle energía, por lo que crece hasta que alcanza su etapa madura. Esto puede
durar unos pocos minutos o más de una hora, y es durante este tiempo que el tornado
generalmente causa el mayor daño y sus dimensiones llegan al máximo, pudiendo llegar a
medir en algunos casos más de 1,5 km de ancho. Mientras tanto, la RFD, que en esta etapa
es un área de vientos superficiales fríos, comienza a colocarse alrededor del tornado,
interrumpiendo el flujo de aire caliente que lo alimenta.17

[editar] Disipación
Vista lateral de una supercelda.

Cuando la RFD envuelve completamente al tornado y le corta el suministro de aire, el


vórtice comienza a debilitarse, y se vuelve delgado, semejante a una cuerda. Esta es la fase
de disipación, misma que normalmente no dura más de unos pocos minutos, y tras la cual el
tornado se esfuma. Durante esta etapa la forma del tornado depende en gran medida de los
vientos de la tormenta principal, lo que puede hacer que tome formas inusuales.23 32 33 A
pesar de que el tornado está desapareciendo, todavía es capaz de causar daño. Al
convertirse en un tubo delgado, de la misma forma que un patinador recoge los brazos para
girar más rápido, los vientos pueden incrementar su velocidad en este punto.17

Habiendo entrado el tornado en su etapa de disipación, su mesociclón asociado por lo


general también se debilita, debido igualmente a que la RFD corta el flujo de aire que lo
alimenta. Al disiparse el primer mesociclón y su tornado asociado, el flujo de la tormenta
puede concentrarse en una nueva área más cerca de su centro. Si un nuevo mesociclón se
forma, el ciclo puede repetirse, produciendo uno o más tornados nuevos. Ocasionalmente,
el viejo mesociclón y el nuevo producen tornados al mismo tiempo.

Aunque esta teoría acerca de cómo surgen, se desarrollan y desaparecen los tornados es
ampliamente aceptada, no explica la formación de tornados más pequeños, como las
trombas terrestres o los tornados con múltiples vórtices. Todos ellos tienen diferentes
mecanismos que influencian su desarrollo, no obstante, la mayoría siguen un patrón similar
al aquí descrito.55

[editar] Tipos
[editar] Tornados verdaderos

[editar] Tornado de vórtices múltiples


Artículo principal: Tornado de vórtices múltiples

Un tornado de vórtices múltiples en las afueras de Dallas, Texas, el 2 de abril


de 1957.
Un tornado de vórtices múltiples o tornado multivórtice es un tipo de tornado en el cual dos
o más columnas de aire en movimiento giran alrededor de un centro común. Las estructuras
multivórtices pueden presentarse en casi cualquier circulación de aire, pero se las observa
frecuentemente en tornados intensos. Estos vórtices generalmente crean pequeñas áreas que
causan mayor daño a lo largo de la trayectoria del tornado principal.4 17 Este fenómeno es
distinto al tornado satélite, el cual es un tornado más débil que se forma muy cerca de otro
tornado más grande y fuerte, contenido dentro del mismo mesociclón. El tornado satélite
aparenta «orbitar» alrededor del tornado mayor (de ahí el nombre), asemejándose a un
tornado multivórtice. No obstante, el tornado satélite es una circulación distinta, y es mucho
más pequeño que el embudo principal.4

[editar] Tromba marina


Artículo principal: Tromba marina

Una tromba marina cerca de los cayos de la Florida.

La tromba marina o manga de agua es simplemente un tornado que se encuentra sobre el


agua. No obstante, los investigadores generalmente distinguen las trombas marinas
tornádicas de las no tornádicas. Las trombas marinas no tornádicas son menos fuertes pero
mucho más comunes, y son similares en su dinámica a los llamados remolinos de polvo y a
las trombas terrestres. Se forman en las bases de nubes cumulus congestus en aguas
tropicales y subtropicales. Tienen vientos relativamente débiles, paredes lisas con flujo
laminar y generalmente viajan muy lentamente, si es que lo hacen. Comúnmente ocurren en
los cayos de la Florida y al norte del mar Adriático.56 57 58 En contraste, las trombas marinas
tornádicas son literalmente "tornados sobre el agua". Se forman sobre ella de manera
similar a los tornados mesociclónicos, o bien son tornados terrestres que llegan al agua. Ya
que se forman a partir de tormentas fuertes y pueden ser mucho más intensas, rápidas y de
mayor duración que las trombas no tornádicas, se les considera más peligrosas.59

[editar] Tromba terrestre


Artículo principal: Tromba terrestre
Una tromba terrestre cerca de North Platte, Nebraska el 22 de mayo de 2004.

Una tromba terrestre, también llamada tornado no supercelular, tornado o embudo nuboso
o, por su nombre en inglés, landspout, es un tornado que no está asociado con un
mesociclón. Su nombre proviene de su denominación como una «tromba marina no
tornádica sobre tierra». Las trombas marinas y las terrestres comparten varias
características distintivas, incluyendo su relativa debilidad, corta duración y un embudo de
condensación liso y de pequeñas dimensiones que con frecuencia no toca el suelo. Estos
tornados también crean una distintiva nube laminar de polvo cuando hacen contacto con el
suelo, debido a que su mecánica es diferente a la de los tornados mesoformes. Aunque
generalmente son más débiles que los tornados clásicos, pueden producir fuertes vientos
que igualmente son capaces de causar graves daños.4 17

[editar] Circulaciones semejantes a tornados

[editar] Gustnado
Artículo principal: Gustnado

Un gustnado (término que proviene de gust front tornado, es decir, «tornado de frente de
ráfagas») es un pequeño remolino vertical asociado con un frente de ráfagas o una ráfaga
descendente. Ya que técnicamente no están conectados con la base de una nube, existe
cierto debate sobre si los gustnados son tornados. Se forman cuando un flujo de aire frío,
seco y rápido proveniente de una tormenta se encuentra con una masa de aire caliente,
húmedo y estacionario cerca del límite del flujo, resultando en un efecto de
"redondeamiento" (ejemplificado a través de una nube en rodillo). Si la cizalladura del
viento en los niveles inferiores es lo suficientemente fuerte, la rotación puede volverse
horizontal o diagonal y hacer contacto con el suelo. El resultado es un gustnado.4 60 Es
digno de mencionar que debido a que están libres de cualquier influencia de efecto Coriolis
a partir de un mesociclón, aparentemente son ciclónicos y anticiclónicos de forma alterna
sin preferencia alguna.

[editar] Remolino de polvo


Artículo principal: Remolino de polvo

Un remolino de polvo.

Un remolino de polvo o remolino de arena, conocido en inglés como dust devil


(literalmente «demonio de polvo») se parece a un tornado en que es una columna de aire
vertical en rotación. No obstante, se forman bajo cielos despejados y rara vez alcanzan la
fuerza de los tornados más débiles. Se desarrollan cuando una fuerte corriente ascendente
convectiva se forma cerca del suelo durante un día caluroso. Si hay suficiente cizalladura
del viento en los niveles inferiores, la columna de aire caliente que está en ascenso puede
desarrollar un pequeño movimiento ciclónico que puede distinguirse cerca del suelo. A
estos fenómenos no se les considera tornados porque se forman cuando hay buen clima y
no se asocian con nube alguna. Pueden, no obstante, causar ocasionalmente daños de
consideración, especialmente en zonas áridas.25 61

[editar] Remolino de fuego


Artículo principal: Remolino de fuego

Aquellas circulaciones que se desarrollan cerca de incendios forestales reciben el nombre


de remolinos o torbellinos de fuego. No se les considera tornados salvo en el raro caso de
que se conecten a una nube pyrocumulus o a otra nube cumuliforme sobre ellos. Los
remolinos de fuego por lo general no son tan fuertes como los tornados relacionados con
tormentas. Sin embargo, pueden causar daños considerables.23

[editar] Remolino de vapor


Artículo principal: Remolino de vapor

Un remolino de vapor, en inglés llamado steam devil («diablo de vapor») es un término que
se utiliza para describir a una corriente ascendente en rotación que implica vapor o humo.
Un remolino de vapor es muy raro, pero se forma principalmente a partir de humo emitido
por las chimeneas de una central de energía. Las aguas termales y los desiertos también
pueden ser zonas aptas para la formación de un remolino de vapor. Este fenómeno puede
ocurrir sobre el agua, cuando el frío aire ártico se encuentra con agua relativamente cálida.25

[editar] Intensidad y daño

Un ejemplo del daño causado por un tornado de tipo EF1. Aquí, el techo ha
sufrido daños sustanciales, y la puerta del garaje ha sido arrancada hacia
afuera, pero las paredes y las estructuras de soporte siguen intactas.

La escala Fujita-Pearson y la llamada escala Fujita-Pearson mejorada clasifican a los


tornados según el daño causado. La escala mejorada (EF por sus siglas en inglés) fue un
perfeccionamiento de la vieja escala Fujita, usando estimaciones de vientos y mejor
descripción de los daños; sin embargo, fue diseñada para que un tornado clasificado según
la escala Fujita recibiera el mismo rango numérico, y fue implementada comenzando en los
Estados Unidos en 2007. Un tornado EF0, el más débil según la escala, posiblemente dañe
árboles pero no estructuras, mientras que un tornado EF5, el más fuerte, puede arrancar
edificios de sus cimientos dejándolos descubiertos e incluso deformar rascacielos. La
similar escala TORRO va de T0 para tornados extremadamente débiles a T11 para los
tornados más poderosos que se conocen. Datos obtenidos de un radar de impulsos Doppler,
la fotogrametría y los patrones en el suelo (marcas cicloidales) igualmente pueden ser
analizados para determinar la intensidad y otorgar un rango.4 62 63
Una escuela fuertemente dañada después de que un tornado de categoría EF5
(la más alta de su escala) pasara por la ciudad de Greensburg, Kansas, durante
la oleada de tornados de mayo de 2007.

Los tornados varían en intensidad sin importar su forma, tamaño y localización, aunque los
tornados fuertes generalmente son más grandes que los débiles. La relación con la longitud
de su recorrido y duración también varía, aunque los tornados con mayor recorrido tienden
a ser más fuertes.64 En el caso de tornados violentos, sólo presentan gran intensidad en una
porción del recorrido, buena parte de esta intensidad proviniendo de subvórtices.23

En los Estados Unidos, el 80% de los tornados son clasificados como EF0 y EF1 (de T0 a
T3). Cuanto mayor sea la intensidad de un rango, menor es su tasa de incidencia, pues
menos de 1% son tornados violentos (EF4, T8 o más fuerte).65 Fuera del Tornado Alley, y
de Norteamérica en general, los tornados violentos son extremadamente raros.
Aparentemente esto se debe más que nada al menor número de tornados en general que hay
fuera de dicha región, ya que las investigaciones muestran que la distribución de los
tornados según su intensidad es bastante similar a nivel mundial. Unos cuantos tornados de
importancia ocurren cada año en Europa, áreas del centro-sur de Asia, porciones del sureste
de Sudamérica y el sur de África.66

[editar] Climatología

Zonas alrededor del mundo donde es más probable la aparición de tornados.

En los Estados Unidos se presentan más tornados que en cualquier otro país: unas cuatro
veces más que los que se estima que se forman en toda Europa, sin incluir trombas
marinas.67 Esto se debe principalmente a la geografía única del continente americano.
América del Norte es relativamente grande y se extiende desde la zona intertropical hasta
las áreas árticas, y no cuenta con una cadena montañosa importante que vaya de este a oeste
y que bloquee el flujo de aire entre estas dos zonas. En las latitudes centrales, donde
ocurren la mayor parte de los tornados, las montañas Rocosas bloquean la humedad y el
flujo atmosférico, permitiendo que exista aire más seco en los niveles intermedios de la
tropósfera, y causando la formación de un área con presión baja al este de dichas montañas.
Un incremento en el flujo de aire desde las Rocosas propicia la formación de una línea seca
cuando el flujo es fuerte en los niveles superiores,68 mientras el golfo de México, al este,
proporciona abundante humedad en los niveles bajos de la atmósfera. Esta topografía única
provoca muchas colisiones de aire cálido con aire frío, que son las condiciones que crean
tormentas fuertes y duraderas. Una gran parte de estos tornados se forman en dicha área del
centro de los Estados Unidos entre las Rocosas y el golfo, conocida como Tornado Alley
(«callejón de los tornados»).7 Esta área abarca también partes de Canadá, principalmente en
Ontario y las praderas canadienses, aunque el sudeste de Quebec, el interior de Columbia
Británica y el occidente de Nuevo Brunswick también son propensos a tornados.69 En
ocasiones también se presentan tornados fuertes en el noreste de México.

En promedio, en los Estados Unidos ocurren unos 1.200 tornados por año. Los Países Bajos
presentan el mayor número de tornados por área de cualquier país al registrarse allí más de
20 tornados, lo que equivale a 0,00048 tornados por km2 anualmente, seguidos por el Reino
Unido que presenta anualmente unos 33, es decir, 0,00013 por km2;70 71 de cualquier forma,
la mayoría son pequeños y causan muy poco daño. En números absolutos, sin importar la
extensión territorial, el Reino Unido experimenta más tornados que cualquier país europeo,
excluyendo trombas marinas.67

Actividad de los tornados en los Estados Unidos. Las zonas más oscuras
denotan el área comúnmente conocida como Tornado Alley.

Los tornados matan un promedio de 179 personas por año en Bangladesh, por mucho la
mayor cantidad dentro de un país en el mundo. Esto se debe a su elevada densidad de
población, deficiente calidad de las construcciones, carencia de conocimientos acerca de
medidas de seguridad para combatir a los tornados y otros factores.72 73 Otros países del
mundo que cuentan con tornados frecuentemente incluyen a Sudáfrica, Argentina,
Uruguay, el sur de Brasil, Australia y Nueva Zelanda, así como porciones de Europa y
Asia.9 74

Los tornados son más frecuentes durante la primavera y menos durante el invierno.23 Ya
que la primavera y el otoño son periodos de transición (de clima cálido a frío y viceversa)
hay más posibilidades de que el aire frío se encuentre con aire cálido, lo que provoca que
durante esas estaciones se experimenten picos de actividad.75 No obstante, las condiciones
adecuadas para su formación se pueden presentar en cualquier época del año. Los tornados
también pueden generarse a partir del ojo de los ciclones tropicales que tocan tierra,76 lo
cual suele suceder en el otoño y a fines del verano.

La incidencia de los tornados depende altamente de la hora del día, debido a la radiación
solar.77 A nivel mundial, la mayoría de los tornados ocurren durante la tarde, entre las
3:00 pm y las 7:00 pm del tiempo local, siendo el punto más alto a las 5:00 pm.78 79 80 81 Sin
embargo, los tornados destructivos pueden ocurrir a cualquier hora del día. El tornado de
Gainesville de 1936, uno de los tornados más devastadores de la historia, ocurrió a las 8:30
am tiempo local.23

[editar] Asociación con el clima

Existe jola mar Mediterráneo) aumenta a su vez el volumen de humedad en la atmósfera. El


incremento de humedad puede provocar un crecimiento en la aparición de tornados,
particularmente durante la temporada fría.82

Algunas evidencias sugieren que el fenómeno de Oscilación del Sur de El Niño (ENSO, por
sus siglas en inglés) se encuentra ligeramente relacionado con cambios en la actividad de
los tornados; esto varía según la temporada y la región así como dependiendo de si el
fenómeno ENSO corresponde al de El Niño o La Niña.83

Los cambios climáticos pueden afectar a los tornados a través de teleconexiones como
sucede cuando cambia una corriente en chorro y otros patrones climáticos de importancia.
Aunque es posible que el calentamiento global pueda afectar la actividad de los tornados,84
tal efecto aún no puede ser identificable debido a su complejidad, a la naturaleza de las
tormentas y a cuestiones relacionadas con la calidad de las bases de datos. Además,
cualquier efecto variaría según la región.85
[editar] Predicción

Mapas probabilísticos del Storm Prediction Center durante el auge de la oleada


de tornados del 6 al 8 de abril de 2006. El primer mapa indica el riesgo de
tiempo severo en general (incluyendo granizo fuerte, vientos peligrosos y
tornados), mientras que el segundo mapa específicamente muestra el
porcentaje de probabilidad de que un tornado se forme a no más de 40 km de
cualquier punto dentro del área encerrada. El área rayada en el mapa inferior
indica un riesgo de 10% o más de que un tornado F2 o más fuerte se forme a
40 km de cualquier punto del área señalada.

El pronóstico del tiempo es llevado a cabo regionalmente por muchas agencias nacionales e
internacionales. En la mayor parte, ellas también se encargan de la predicción de las
condiciones que propician el desarrollo de los tornados.

En Australia, numerosas advertencias de tormentas son proporcionadas por el Bureau of


Meteorology («Agencia de Meteorología») de dicha nación. El país se encuentra en proceso
de actualizarse para usar sistemas de radares de impulsos Doppler, habiendo alcanzado su
primera meta de instalar seis radares nuevos en julio de 2006.86

Por otro lado, en el Reino Unido la TORRO (Tornado and Storm Research Organisation, u
Organización para la Investigación de Tornados y Tormentas) lleva a cabo predicciones
experimentales.87 La Met Office provee pronósticos oficiales para este país, mientras que en
el resto de Europa el proyecto ESTOFEX (European Storm Forecast Experiment, o
Experimento Europeo de Predicción de Tormentas) proporciona pronósticos del tiempo
acerca de la probabilidad de que haya mal clima,88 y el ESSL (European Severe Storms
Laboratory, o Laboratorio Europeo de Tormentas Severas) conserva una base de datos de
los eventos.89

Igualmente, en los Estados Unidos las predicciones climáticas generalizadas son realizadas
por el Storm Prediction Center (Centro de Predicción de Tormentas), con sede en Norman,
Oklahoma.90 En este centro se realizan predicciones probabilísticas y categóricas para los
próximos tres días en relación al clima severo, incluyendo tornados. También hay un
pronóstico más general que abarca el periodo del cuarto al octavo día. Justo antes del
momento en que se espera que se presente una amenaza climática severa, como un tornado,
el SPC envía varias alertas referentes al fenómeno, en colaboración con las oficinas locales
del Servicio Meteorológico Nacional de ese país.

A su vez, en Japón la predicción y el estudio de los tornados están a cargo de la Agencia


Meteorológica de Japón,91 mientras que en Canadá las alertas y los pronósticos climáticos,
incluyendo los de los tornados, son proporcionados por siete oficinas regionales del
Servicio Meteorológico de Canadá, una subdivisión de Environment Canada.92