Está en la página 1de 4

Universidad Abierta Para

Adultos

ASIGNATURA
Terapia de Juego

TEMA
Tarea 4

PARTICIPANTE
Luz María Manzueta Germán

MATRICULA
17-2701

FACILITADORA
Alida Gómez
1. RESPONDE LA SIGUIENTE GUÍA DE PREGUNTAS:
 ¿Cuáles poderes terapéuticos tiene el juego según la terapia de juego
familiar?
El juego posee poderes terapéuticos por que brinda a los niños una
oportunidad de crecimiento emocional, cognitivo y social. Durante del juego
tienen la posibilidad de descargar tensión y ansiedad para que una vez
liberada, logren llegar a un estado de relajación.
 ¿Cuál es el papel del terapeuta en este tipo de terapia de juego?
La Terapia de Juego es un tipo de terapia que ayuda a los niños a
expresarse, a explorar sus pensamientos y sentimientos, y a dar sentido a
sus experiencias de vida. ... El objetivo principal de un terapeuta de juego
es equipar a los niños con conductas más adaptativas y mejores
mecanismos para la vida cotidiana.
 ¿Qué tipos de problemáticas puede atender la TJ familiar?
Los problemas frecuentes en una familia son: peleas entre hermanos,
problemas de adolescente, diferencia de opiniones y desacuerdos en la
pareja, pérdida de la tranquilidad debido a conflictos entre padres,
problemas de educación, problemas financieros, pérdida de trabajo,
divorcio, adicción enfermedad mental o física, etc. Afortunadamente, los
problemas de familia tienen solución.
 Lista algunos juegos/juguetes/actividades que puedan realizarse en
una sesión de TJ familiar.
Si la terapia te parece un tratamiento que va a beneficiarte a ti a y a tus
seres queridos, lo mejor es buscar un profesional acreditado con quien
reconstruir y sanar las relaciones familiares y desarrollar habilidades para
solucionar los problemas. Pero si crees que todavía no estás preparado
para ello hay algunos ejercicios que pueden serte de utilidad.
Estos 5 ejercicios y técnicas están hechos para usarse en el contexto de
una relación de trabajo terapéutica, pero también pueden ser útiles a
quienes quieren explorar las posibilidades de la terapia familiar antes de
comprometerse a un tratamiento a largo plazo con un terapeuta. Si eres
terapeuta u otro profesional de la salud mental estos ejercicios pueden
llenar tu maletín de recursos.
2. REALIZA UN DIARIO DE DOBLE ENTRADA RESPECTO A LA TERAPIA DE
JUEGO FENOMENOLÓGICA CONSIDERANDO:
 Constructos, metas y técnicas básicas de la terapia fenomenológica
El constructo principal de este modelo terapéutico se basa en la dinámica
interna del proceso de relación y descubrimiento que hace el niño quién en
un proceso de maduración busca la transformación. La premisa principal es
que el pequeño puede crecer y curarse cuando se le proporciona un clima
que genere crecimiento. Los constructos fundamentales son: la persona, el
campo fenomenológico y el Sí mismo. La persona constituye todo lo que es
el niño: autopercepciones, pensamientos, sentimientos y conductas. El
campo fenomenológico lo componen todas las experiencias del niño:
percepciones, pensamientos, sentimientos y comportamientos. Por último,
el Si mismo sería el auto concepto del niño. La formación del concepto del
niño estará ligada fuertemente con la forma de reaccionar de este frente a
su campo fenomenológico que se desarrolla apartide las interacciones del
menor con los demás y la consecuencia de cómo los demás perciban la
actividad del niño. La experiencia de la terapia de juego se convierte en un
campo fenomenológico promedio del cual los niños descubren el sí mismo.
De lo anterior surge un principio básico en la terapia de juego centrada en
el niño y es: la percepción que el menor tiene de la realidad es lo que
necesita entenderse a fin de poder comprender al niño y sus
comportamientos.
 Rol de los padres de la terapia fenomenológica
El problema central es la transferencia en la dinámica niño-padres-analista
y tiene varias vertientes. La posible interferencia ejercida por la relación de
los padres con el analista en la alianza terapéutica con el niño (Green,
2003);la transferencia por parte de los padres al analista de
representaciones propias que pueden complejizar el trabajo hasta el punto
de no hacerlo viable (Guillaume, 2003); también la interferencia derivada
del difícil manejo de la contratransferencia del terapeuta al trabajar
simultáneamente con ambos la contratransferencia con el niño,
responsabilizando a los padres de los problemas y rivalizando con ellos,
suscitando entonces las resistencias de éstos. Por último, la consideración
de que la relación con el analista es una reproducción transferencial de
otros vínculos por parte del niño está desmentida por las evidencias clínicas
que muestran que no todo se reproduce Enel vínculo terapéutico, ya que la
relación con el terapeuta es una relación también nueva y diferente que se
enmarca en una visión relacional del desarrollo
 Aplicaciones clínicas de la terapia fenomenológica.
Este estudio surgió de la necesidad de aumentar la comprensión de la
psicoterapia humanista infantil y la base existencial-fenomenológica. Este
estudio tuvo como objetivo comprender este tipo de intervención clínica
desde la perspectiva del niño, conociendo los significados atribuidos al
proceso terapéutico, el psicólogo y la participación de los mismos en la
atención clínica. El estudio es base cualitativa, fenomenológica, y sus
participantes seis niños de edades comprendidas entre los seis y los diez
años y nel cuidado años durante al menos seis meses Sena lados por los
propios psicoterapeutas. El análisis de datos se basa en la variante del
método fenomenológico propuesto por Amadeo Giorgi. Los resultados
ponen de manifiesto la falta de actividad previo psicólogo por los niños que
se refiere a la psicoterapia; los significados atribuidos a las razones de una
derivación a un psicólogo muestran el conflicto "se a un problema en lugar
de tener un problema"; que las características del proceso terapéutico como
los específicos de la relación cliente-terapeuta y la noción de libertad, son
entendidos por los niños; y que muestran una notable placer en el proceso
terapéutico, aunque se mantienen algunas dificultades. Por último, se
concluye que los significados que los niños dan al espectáculo de la
psicoterapia son coherentes con la propuesta en la literatura sobre el
proceso psicoterapéutico en los niños Existencial Humanista y la
perspectiva fenomenológica.