Está en la página 1de 2

TITULO: EL VERDADERO TESORO (Mat 6:19-21)

Mat 6:19 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; Mat 6:20 sino
haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Mat 6:21 Porque donde
esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. Luc 12:32 No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha
placido daros el reino. Luc 12:33 Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan, tesoro en los
cielos que no se agote, donde ladrón no llega, ni polilla destruye. Luc 12:34 Porque donde está vuestro tesoro, allí estará
también vuestro corazón.
INTRODUCCIÓN: Este es un tema para el que quiere hacer una buena inversión (El VERDADERO TESORO:
I. ¿EN QUÉ CONSISTE Y CUÁLES SON LAS JOYAS QUE CONTIENE ESTE COFRE?
Consiste en invertir en las cosas espirituales. Siete joyas para guardar en este cofre:
1. Buscar el reino de Dios y su justicia. (Mat 6:33) (JOYA 1)
Mat 6:33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia.
Esto es 1) buscar la a salvación de nuestras almas (reino de Dios), 2Co_4:7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro…” 2) vivir una
vida de justicia (su justicia) (Isa 33:6) “el temor de Jehová será su tesoro.” (Isa 33:6)
2. Ser generoso económicamente. (Luc_12:33)
“Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan, tesoro en los cielos que no se agote, donde ladrón no
llega, ni polilla destruye.” (Luc_12:33)
a) Se tenía la idea de que, siendo generoso, especialmente económicamente, se alcanzaba un gran tesoro en el cielo . Tanto
Jesús como los rabinos judíos estaban seguros de que lo que se almacena con fines egoístas se pierde, mientras que lo que se
comparte generosamente produce tesoros en el Cielo.
b) Ese era el principio de la Iglesia Cristiana en sus primeros días. Hch 2:45 y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo
repartían a todos según la necesidad de cada uno. Hch 4:34 Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los
que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido, Hch 4:35 y lo ponían a los pies de los apóstoles; y
se repartía a cada uno según su necesidad.
c) Esto se le pidió al joven rico. “Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás
tesoro en el cielo; y ven y sígueme. (Mat 19:21, Luk_18:22)
d) A parte de las viudas y necesitados de la iglesia (Hch 2:45; Hch 4:34; Hch 4:35), los presos son una fuente de inversión
“Porque de los presos también os compadecisteis, y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo, sabiendo que tenéis en
vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos.” (Heb_10:34)
e) Hacer un buen uso de las riquezas. (parábola del mayordomo infiel): Luc 16:9 Y yo os digo: Ganad amigos por medio de las
riquezas injustas, para que cuando éstas falten, os reciban en las moradas eternas. ¿Llega el amor de Dios hasta su billetera?
«perdemos lo que guardamos, y conservamos lo que damos.» “A Jehová presta el que da al pobre” (Pro_19:17)
f) Judas hacia lo contrario a (Luc_12:33) porque metía la mano en la bolsa no para dar, sino para robar. Jua 12:6 Pero dijo esto,
no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella.
g) Pablo aconsejo a Timoteo que enseñara a los ricos a ser generosos. 1Ti 6:17 A los ricos de este siglo manda que no sean
altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en
abundancia para que las disfrutemos. 1Ti 6:18 Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos; 1Ti 6:19
atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna.
h) Santiago exhorta a los ricos que se habían enriquecidos negándoles el jornal a sus trabajadores (a expensas de otros). .
“Habéis acumulado tesoros para los días postreros. He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras,
…” (Stg 5:3-4)
3. Hacer buenas obras. (Apo_14:13).
«Y oí una voz que me decía desde el cielo: “Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor.” Sí, dice
el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen» (Apocalipsis 14:13).
4. Abandonar todo lo que nos impida dar a Cristo el primer lugar.
 La manada pequeña se les dijo: “Vended lo que poseéis”, Luc 12:33, para tener tesoros en el cielo.
 El joven rico debía dar todo. (Mat 19:21, Luk_18:22), para tener tesoro en el cielo.
 El que encontró el tesoro en el campo debía vender todo lo que tenía para poder hacerse del tesoro (Mat 13:44
5. Dar a Dios de lo que tenemos.
La mayoría de las personas a los que el Señor dirige el mensaje eran pobres (Luc 12:32-34). Lo que significa que no estaban en la
capacidad de apoyar económicamente, pero si en dar su tiempo, su amor, sus fuerzas a la obra de Dios.
6. Estar dispuestos a sufrir por el evangelio. (Heb_11:26)
 Moisés tuvo “por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el
galardón.” (Heb_11:26)
 A la iglesia de Esmirna, que era extremadamente pobre en bienes materiales, pues todos sus bienes le eran confiscados por el
estado, el Señor les dice estas palabras: “Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico)…” (Apo_2:9) rica
en obras, en soportar la tribulación, en fidelidad a Cristo.
7. La Palabra de Dios. (Heb_11:26)
La Palabra de Dios es un verdadero tesoro. La Biblia es más valiosa que el oro y más dulce que la miel. Ella es:
 Protección contra el pecado: “En mi corazón he atesorado Tu palabra, para no pecar contra Ti” (Sal. 119:11).
 Consolación y vida: “Este es mi consuelo en la aflicción: que Tu palabra me ha vivificado” (Sal. 119:50).
 Eterna: “Para siempre, oh SEÑOR, Tu palabra está firme en los cielos” (Sal. 119:89).
 Dulce: “¡Cuán dulces son a mi paladar Tus palabras!, Sí, más que la miel a mi boca” (Sal. 119:103).
 Dirección: “Lámpara es a mis pies Tu palabra, y luz para mi camino” (Sal. 119:105).
 Perfecta, segura, recta, pura, limpia, verdadera y justa: “La ley del SEÑOR es perfecta, que restaura el alma; (Sal. 19:7–11).
 Útil y provechosa: “Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en
justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra” (2 Tim. 3:16–17).
APLICACIONES:
a. Estas joyas, son las cosas duraderas y que verdaderamente tienen gran valor, que no sufren pérdidas.
b. Muy pocos se interesan por buscar estas joyas… esto depende de la naturaleza de cada quien. (Mat_26:41; Mar_14:38)
 Col 3:1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, … Col 3:2 Poned la mira en las cosas de arriba, no
en las de la tierra. 2Co 4:18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son
temporales, pero las que no se ven son eternas.
c. Estas joyas, eran y son el tesoro de la Iglesia. (persecuciones de Decio y los esenios.
d. Quien atesora estas joyas espirituales no corre peligro de perderla cuando muera: De él no se puede decir: “Necio, esta
noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será?” Luc 12:20 Ver El rico insensato (Luc 12:13-21)
Este es un rico sensato.
II. EL LUGAR SEGURO PARA EL TESORO:
Había dos cosas que anhelaban los judíos, las telas finas y los metales hermosos, pero ambas estaban expuestas al peligro; no así las
joyas del Tesoro Celestial. Ellas están:
1. Seguras de la polilla.
Polilla, insecto que come la ropa. Las telas estaban expuestas a la polilla que las arruinaba. Minúsculos animales pueden destrozar el
más rico valor. En cambio, si una persona viste su alma con ropa de honor y pureza y bondad, nada de este mundo la puede estropear.
2. Seguras del orín.
Orín, es el óxido que arruina los metales. Las buenas obras y la salvación del alma, son cosas eternas. Los estragos del tiempo no harían
mella sobre sus posesiones.
3. Seguro de los ladrones.
Minar es hacer un agujero por donde entrar y luego robar. Esto lo hacían los ladrones al romper las paredes que antiguamente se
construían con barro y madera, por ahí se metían y robaban.
No hay en este mundo sistema de seguridad perfecto. Todos han sido violentados... El hombre ha inventado altos sistemas de seguridad:
Capta huella, lector de la vista, cámaras de movimiento, de calor, infrarrojos… todos estos han sido violados por los hombres, pero los
sistemas de seguridad del cielo, nadie ha podido violarlos. Allí no abra ladrones (1Co_6:10)
APLICACIONES:
a. Los tesoros celestiales están totalmente asegurados contra pérdidas, no temas en invertir allí.
b. Las riquezas mundanas traen muchos males:
Apolillan el corazón. Stg 5:1 ¡Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. Stg 5:2 Vuestras riquezas están
podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. Stg 5:3 Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros,
y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros. Stg 5:4 He aquí, clama el jornal de
los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros; y los clamores de los que habían
segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos. Stg 5:5 Habéis vivido en deleites sobre la tierra, y sido disolutos; habéis
engordado vuestros corazones como en día de matanza. Stg 5:6 Habéis condenado y dado muerte al justo, y él no os hace resistencia.
1Ti 6:8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. 1Ti 6:9 Porque los que quieren enriquecerse caen en
tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 1Ti 6:10 porque raíz de
todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. 1Ti 6:17
A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo,
que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. 1Ti 6:18 Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras,
dadivosos, generosos; 1Ti 6:19 atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna.
No son duraderas. Si su felicidad depende del dinero; cuando estas se vallan se acaba tu felicidad. Una persona que su tesoro sea lo
material, tiene que hacerse la idea que no tiene nada. Ecl 5:10 El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho
tener, no sacará fruto. También esto es vanidad.
Traen aflicción: Ecl 5:12 Dulce es el sueño del trabajador, coma mucho, coma poco; pero al rico no le deja dormir la abundancia.
c. No se pueden tener ambos tesoros. (Mat 6:24)
Mat 6:24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No
podéis servir a Dios y a las riquezas.
Lo material perjudica a lo espiritual y viceversa. Por eso el hombre que encontró un tesoro en el campo y fue y se despojó de todo lo que
tenía, lo hizo para poder tener el Verdadero Tesoro… Abraham y Lot son ejemplos de hombres que escogieron tesoros opuestos. Lot la
llanura (el mundo), Abraham las alturas (el cielo). (Gén_13:11). El fin de ambos fue muy distinto.
III. DONDE ESTÉ VUESTRO TESORO, ALLÍ ESTARÁ TAMBIÉN VUESTRO CORAZÓN. (Mat 6:21, Luc_12:34)
 Si todo lo que valora y aprecia una persona está en la Tierra, no tendrá ningún interés en el cielo; si a lo largo de toda su vida ha
tenido los ojos puestos en la eternidad, valorará poco las cosas de este mundo.
 Si todo lo que una persona aprecia y valora está en este mundo, entonces saldrá de él a regañadientes; pero si sus
pensamientos se han mantenido en el mundo más allá, saldrá de este con alegría.
 Una vez le enseñaron al doctor Johnson un gran palacio con sus jardines. Cuando lo había visto todo, se volvió a su
acompañante, y le dijo: «Estas son las cosas que le hacen difícil a una persona el morir.»
 Dijo alguien, no somos nosotros quienes poseemos las cosas, sino que son éstas las que nos poseen y nos imponen poco a
poco tal o cual estilo de vida.
 Un corazón apegado a las cosas de la tierra esta sordo para escuchar las cosas espirituales. Lo que el hombre ama,” dice Lutero,
“aquello es su Dios, porque lo lleva en su corazón, anda con ello día y noche, duerme con ello y despierta con ello; sea lo que
fuere: riqueza o dinero, placer o renombre”.
 Job era un varón con su corazón puesto en Dios Job 31:24, aunque era el más ricos de la región. Sal 62:10…Si se aumentan las
riquezas, no pongáis el corazón en ellas.
CONCLUSIÓN:
Todo hombre tiene que decidir cuál es el valor supremo de su vida. En un mundo materialista, que nos bombardea constantemente con su
propaganda, uno puede caer fácilmente en la trampa de acumular tesoros en la tierra. Pero los tesoros en la tierra están expuestos a
perderse. Mejor busquemos el tesoro espiritual. Hagamos del evangelio “NUESTRO TESORO”