Está en la página 1de 4

OFICIO, N° 31

SANTIAGO, 3 de diciembre de 2020.-

El Consejo General del Colegio de Abogados de Chile, en Sesión de


fecha 23 de noviembre de 2020, tomó conocimiento de la presentación
efectuada por los abogados colegiados Sr. Samuel Donoso y Sra. Andrea
Rivera en contra de la actuación de la Ministra en Visita Extraordinaria
Sra. Romy Rutherford Parentti.

1. Señalan los recurrentes que en el marco de investigaciones que


lleva a cabo la Ministra en Visita Extraordinaria y que corresponde
a diversos cuadernos, algunos de ellos afectarían a su cliente
Virgilio Cartoni Maldonado. En el contexto de la investigación de
uno de los cuadernos, el día 8 de octubre de 2020, se efectuaron
incautaciones, en el domicilio particular de su cliente, entre cuya
documentación existiría información amparada bajo el secreto
profesional. Se indica que la información consistiría en diversas
comunicaciones privadas, consistentes en cartas y apuntes
dirigidos a los abogados, en donde se tratan diversas materias que
en nada dicen relación con la investigación. Del mismo modo, se
encontrarían notas manuscritas del cliente vinculadas a la
estrategia de diversos casos. Los abogados hicieron presente la
situación, expresando que sería decretada la reserva de la
información. A la fecha de presentación del amparo no ha sido
posible obtener copia de los registros incautados. Por lo expuesto,
los recurrentes denuncian una vulneración al secreto profesional,
en particular al artículo 64 del Código de Ética Profesional y
solicitan, acoger el amparo y oficiar a la MVE, a objeto de que
disponga de lo necesario para impedir cualquier nueva actuación
de esa institución que ilegítimamente importe una vulneración al
ejercicio profesional de los recurrentes, absteniéndose de toda
conducta dirigida a realizar intromisiones en comunicaciones
cubiertas por el secreto profesional.

SEÑORES
ANDREA RIVERA PADILLA
SAMUEL DONOSO BOASSI
PRESENTE

Respuesta Amparo Sr. Samuel Donoso y Andrea Rivera Página 1


2. Evacuando su Informe, la Ministra en Visita Extraordinaria solicita
su rechazo en consideración a diversos razonamientos. En primer
lugar, se expresa que el abogado sr. Donoso no es representante
del sr. Cartoni, careciendo de patrocinio. En segundo lugar,
expresa que la abogada Rivera estuvo presente y solicitó reserva
de dos documentos y no se opuso a la incautación de los mismos,
suscribiendo las respectivas actas. En tercer lugar, se indica que
se han presentado sobre la misma materia diversas acciones
(recursos de amparo y protección), los que han sido desechados;
a lo que debe agregarse pronunciamientos de la Corte Suprema y
del Tribunal Constitucional. En cuarto lugar, se recuerda que el
señor Cartoni no tiene el carácter de imputado, encontrándose
excluido de la investigación, careciendo el tribunal de competencia
para sancionar a civiles, tal como lo ha resuelto los tribunales y la
propia Corte de Apelaciones. En quinto lugar, se hace presente
que sus actuaciones corresponden a diligencias decretadas en el
marco de instrucciones de la Corte Suprema, habiéndose
respetado las medidas sanitarias propias de la pandemia. En sexto
lugar, se expresa que no se ha vulnerado el ejercicio profesional ni
menos efectuado intromisiones en comunicaciones cubiertas por el
secreto profesional. En definitiva, se califica las alegaciones como
imprecisas e inexactas, siendo por lo mismo improcedente el
amparo profesional.

3. Que uno de los derechos básicos de los colegiados es “solicitar del


Colegio protección en caso de atropello al ejercicio profesional”
(artículo 5, letra b) de los estatutos del Colegio de Abogados). Tal
como señala el Estatuto del Colegio de Abogados, entre las
obligaciones de los colegiados está el “cumplir con la función
propia de la profesión de abogado de ser un servidor de la justicia
y un colaborador de su administración y defender diligentemente,
con estricto apego a las normas jurídicas y morales, los derechos
de sus clientes” (artículo 4, letra a). Este Consejo ha resuelto que
“atropellar el ejercicio de la profesión” debe entenderse en
relación con la garantía constitucional del artículo 19 N° 3° inc. 2°
de la CPR, conforme al cual: “Toda persona tiene derecho a
defensa jurídica en la forma que la ley señale y ninguna autoridad
o individuo podrá impedir, restringir o perturbar la debida
intervención del letrado si hubiere sido requerida”. Se relaciona,
además, con la afectación de esta garantía a través de diversos
actos u omisiones que pueden vincularse con agravios o abusos

Respuesta Amparo Sr. Samuel Donoso y Andrea Rivera Página 2


injustificados que de manera evidente produzcan el efecto de
amenazar, perturbar o privar el legítimo ejercicio de la profesión
de abogado, como representante de intereses de un tercero, en
especial en el contexto de un juicio.

4. Que, desde ya, debe tenerse presente que corresponde a los


Tribunales de Justicia, en el ejercicio de sus facultades
constitucionales y legales privativas, el conocer y resolver de los
recursos que se presenten contra decisiones emanadas de jueces;
razón por la cual no puede este arbitrio procesal de garantía
profesional a que tiene derecho todo colegiado emplearse como
una forma de pretender modificar o dejar sin efecto resoluciones
emanadas de órganos jurisdiccionales, salvo en cuanto se pida el
amparo del Colegio cuando esas resoluciones hayan efectivamente
impedido el ejercicio profesional.

5. Que en la especie nos encontramos con una presentación de


carácter preventiva y más bien hipotética, desde que no se conoce
con precisión cuál es la documentación específica retirada del
domicilio del aludido cliente, sin perjuicio de hacer presente que la
correspondencia entre el abogado y su cliente siempre se
encuentra amparada bajo el secreto profesional, resguardado
constitucionalmente y reconocido por la jurisprudencia de la Corte
Suprema.

6. Que -como lo ha resuelto en anteriores oportunidades este Colegio


- el secreto profesional está concebido en nuestro Código de Ética
Profesional como la proyección legal del deber de confidencialidad,
esto es, como el que tiene el abogado de exigir el reconocimiento
de su mandato ético de confidencialidad, haciéndolo valer como
una exención frente a eventuales deberes de declarar o informar,
así como a la entrega de registros o exhibición de documentos en
soportes físicos, electrónicos o de cualquier naturaleza que
contengan información sujeta a confidencialidad. Ello se extiende,
además, a la información producida por el abogado con carácter
confidencial que se encuentre en su poder. El secreto profesional
es, en este sentido, un componente básico del Estado de Derecho,
ya que tiene por objeto garantizar a todas las personas su derecho
de defensa en juicio, el cual se encuentra reconocido en el N°3 del
artículo 19 de nuestra Constitución Política.

Respuesta Amparo Sr. Samuel Donoso y Andrea Rivera Página 3


7. Que, en consideración a lo razonado precedentemente y a lo
expuesto en las anteriores consideraciones, se acuerda rechazar
el amparo gremial presentado, habida consideración que de los
antecedentes descritos se observa evidentemente que se trata de
un amparo profesional de carácter preventivo e hipotético, habida
consideración que no se precisan infracciones específicas en
relación a documentos que se singularicen y que pudieran estar
amparados por el secreto profesional, propio de la relación
abogado y cliente.

Hector Hernan Firmado digitalmente


Les saludan atentamente, por Hector Hernan
Humeres Humeres Noguer
Fecha: 2020.12.03
Noguer 11:26:09 -03'00'

Héctor Humeres Noguer


Presidente
Colegio de Abogados de Chile

Cc/ Ministra Sra. Romy Rutherford Parentti

Respuesta Amparo Sr. Samuel Donoso y Andrea Rivera Página 4

También podría gustarte