Está en la página 1de 29

Asignatura:

Psicología Clínica I

Nombre:

Derys Vanessa Abreu Jimenez

Matricula:

16-2693

Facilitador:

Daysi Rodríguez

Santiago de los Caballeros, Rep. Dom.

Noviembre 2020
Después de consultar la bibliografía señalada (Libro básico:
Psicología Clínica de Butcher) y otras fuentes de interés
científico para la temática objeto de estudio, se aconseja que
realices las siguientes actividades:

1. Elabora un diario de doble entrada:

·        Concepto de psicología clínica.

·        Áreas de aplicación de la Psicología Clínica.

·        Otras profesiones de la salud mental relacionadas.

2. Elabora una línea del tiempo que contemple los antecedentes


históricos y orígenes de la psicología clínica.

 
Introducción

En la asignación que se presenta a continuación se estará trabajando y


desglosando la unidad I “Fundamentos de la Psicología Clínica” y la unidad II
“perspectivas históricas y contemporáneas de la conducta anormal”.

La psicología clínica es una subdisciplina dentro de la psicología que estudia


todos los elementos implicados en los trastornos mentales y, de forma más
genérica, la salud mental. Así, la psicología clínica lleva a cabo todas las tareas
de evaluación, diagnóstico, prevención e intervención terapéutica en personas
con algún tipo de afectación mental o de conducta desadaptativa, con el fin de
restaurar el equilibrio psicológico y eliminar todo el sufrimiento.

Los psicólogos que se dedican al ámbito clínico pueden tener formación en


distintas escuelas, como por ejemplo la cognitivista, la conductista, la
psicoanalista, la humanista, la gestalt o la terapia familiar sistémica, entre otras.

Los psicólogos clínicos son los profesionales de la salud mental que se


encargan de atender a esas personas que sienten algún tipo de malestar
psicológico. En este sentido, los psicólogos clínicos se encargan de
diagnosticar ciertos trastornos psicológicos, para posteriormente ofrecer una
intervención personalizada mediante la psicoterapia.

Aunque este es el principal aspecto en el que intervienen, los psicólogos


también participan en el ámbito de la investigación (por ejemplo, aportando sus
conocimientos en distintos estudios científicos), en la docencia (ejerciendo
como profesores en instituciones públicas o privadas), e incluso en otros
ámbitos minoritarios como la psicología deportiva, la psicología escolar o como
expertos en psicología clínica y forense.
Bibliografía
https://www.psicologia-online.com/que-es-la-psicologia-clinica-definicion-historia-objetivo-y-
ejemplos-4387.html
https://psicologiaymente.com/psicologia
https://es.wikipedia.org/wiki/Psicolog%C3%ADa_cl%C3%ADnica
https://www.sanamente.org/sabias-que/profesionales-de-la-salud-mental/

Concepto de psicología clínica: Opinión personal


La Psicología Clínica es una disciplina
En cuanto a los conocimientos adquiridos
científica y profesional que se define como la
en esta unidad de forma general, pude
rama de la psicología que se encarga de
percatarme que todas las profesiones
realizar la evaluación, la explicación, el
dedicadas a la salud mental antes
diagnóstico, el tratamiento y la prevención de
mencionadas, son actividades realizadas
los trastornos mentales y de la promoción del
por el psicólogo clínico, con excepción al
bienestar psicológico.
médico psiquiatra que prescribe
medicamentos, todas y cada una de las
Los objetivos de la psicología clínica son
profesiones, son habilidades que
comprender, tratar y prevenir los problemas y
caracterizan a un psicólogo clínico, como
trastornos psicológicos por medio de la
consecuencia de su formación académica.
evaluación, el diagnostico, la intervención y la
investigación. Su principal objetivo es La psicología clínica realiza psicoterapia

procurar, cuidar y mejorar la salud a todos individual o en pareja, evalúa, diagnostica,


niveles, desde una perspectiva bio-psico- siendo esta la parte critica del papel del
social de las personas. Todo ello se realiza a psicólogo clínico y la evaluación el
través de la aplicación de los conocimientos, elemento principal que lo caracteriza,
las habilidades, las técnicas y los puede desempeñarse en el área de
instrumentos de la psicología. enseñanza orientando a otros psicólogos,

Áreas de aplicación de la Psicología enfermeras, auxiliares, trabajadores

Clínica: sociales, terapeutas ocupacionales, etc.

La psicología clínica cubre diferentes campos La psicología clínica en la actualidad es


de acción, ya sea trabajando de forma considerada una ciencia enfocada a
individual, pareja, de familia, grupal o estudiar y tratar diversos problemas
comunitaria; así como con los distintos mentales, trabajando con diferentes
segmentos de edad y desarrollo, infancia, desordenes, siendo la evaluación
adolescencia, adultez y tercera edad. psicológica y la psicoterapia las
A lo largo de muchas décadas se ha venido herramientas principales del psicólogo
desarrollando la psicología clínica y sus temas clínico.
de investigación han captado el interés de
gran cantidad de estudiosos del
comportamiento, desde cómo se comentaba,
la importancia que tuvo Wundt y Almi con su
laboratorio en Leipzig, objetividad misma de la
psicología, siendo el área de especialización
preferida por la mayoría de los profesionales
de la Psicología, dentro de la multitud de
enfoques y elementos que se desarrollan en
la Clínica, existen algunos que son principales
como campos de estudio actuales en la
psicología clínica:

 Psicología de familia y pareja.


 Psicología Clínica de adultos.
 Psicopediatría Clínica.
 Neuropsicología Clínica.
 Rehabilitación Neuropsicológica.
 Psicopatología.
 Evaluación Psicológica.
 Psicoterapia en sus diversas corrientes
teóricas.
 Psicología Social (la psicología social
no es rama de la clínica).
 Psicología comunitaria (comunitaria no
es rama de psicología clínica).
 Psicología de la Salud (psicología de la
salud tiene su propia división en la
APA, no es parte de la clínica).
 Psicología Médica.
 Psicooncología.
 Psiconeuroinmunología.
En fin, cada profesional de la psicología
clínica puede especializarse en aquel o
aquellos campos donde quiera enfocar su
ejercicio profesional. Las personas que
pueden precisar su atención terapéutica son
variadas desde niños hasta ancianos, desde
personas con enfermedades de base hasta
sanas, desde personas que tienen
estrictamente psicológico, hasta otras cuya
afectación esté relacionada con una mala
dinámica familiar o social. Con el fin de lograr
una mayor comprensión de cada afectación
psicológica, los psicólogos clínicos pueden
especializarse en distintos campos.
Otras profesiones de la salud mental
relacionadas:
Entre las otras profesiones de la salud mental
relacionadas con la Psicología Clínica,
podemos mencionar las siguientes:

Psiquiatra:
Los psiquiatras son doctores en medicina
(MD, por sus siglas en inglés) o doctores en
osteopatía (OD, por sus siglas en inglés).
Estos médicos estudian unos cuatro años
después de cursar la escuela de medicina
para especializarse en la psiquiatría. A los
psiquiatras se les da licencia para practicar,
recetar y controlar los medicamentos
recetados. Un psiquiatra puede trabajar en un
hospital, centro de salud o escuelas. Incluso
puede establecer su consultorio particular y
ofrecer sus servicios a otras organizaciones.

Enfermera psiquiátrica:
Las enfermeras psiquiátricas o enfermeras de
salud mental son enfermeras profesionales
que están tituladas (RN, por sus siglas en
inglés). Estas enfermeras por lo general
tienen una maestría en enfermería. Algunas
continúan con estudios superiores y pueden
obtener un título de doctorado en enfermería o
DNSc (por sus siglas en inglés). La
experiencia y el tipo de título ayuda a
determinar los servicios que pueden
proporcionar a las personas. Las enfermeras
psiquiátricas pueden recetar medicamentos y,
bajo la supervisión de un médico con licencia,
pueden proporcionar tanto psicoterapia como
llevar a cabo evaluaciones de salud mental.

Los siguientes profesionales de la salud


mental pueden hacer evaluaciones
psicológicas y proporcionar psicoterapia, pero
no están entrenados para recetar
medicamentos:

Psicólogo educativo:
Estos profesionales han obtenido títulos de
estudios de doctorado como un PhD o un EdD
(por sus siglas en inglés) de programas
acreditados en psicología educativa. Un
psicólogo educativo está entrenado para
hacer evaluaciones y diagnósticos,
proporcionar terapia individual o en grupo, y
trabajar con personal que educa para ampliar
su rendimiento en las escuelas.

Psicoterapeuta:
Estos terapeutas de salud mental incluyen
psicólogos, terapeutas familiares, enfermeras
psiquiátricas, trabajadores sociales, etc. Un
psicoterapeuta tiende a concentrarse en los
pensamientos, sentimientos, acciones o
experiencias de un individuo que lo definen
como persona.

Trabajadores sociales clínicos:


Estos son trabajadores sociales clínicos que
pueden tener una maestría con títulos como
MA, MSW o MSSW (por sus siglas en inglés).
Algunos pueden seguir estudiando hasta
obtener un doctorado con los títulos DSW o
PhD (por sus siglas en inglés). Estos
trabajadores sociales clínicos están
entrenados para diagnosticar, proporcionar
asesoramiento tanto individual como en grupo
y proporcionar manejo de casos generalmente
en hospitales o clínicas.

Consejero profesional licenciado:


Es un consejero con un grado de maestría en
psicología o terapia que están entrenados
para diagnosticar y proporcionar
asesoramiento individual y en grupo.

Terapeutas matrimoniales y familiares:


Estos consejeros tienen un título de maestría
con educación y entrenamiento en terapia
familiar y de pareja. Están entrenados para
diagnosticar y proporcionar asesoramiento
individual y en grupo. También pueden
ayudar a enfrentar los conflictos
matrimoniales, problemas de padres e hijos,
etc.

Consejeros en alcoholismo y/o adicción:


Estos consejeros pueden ayudar a las
personas a superar su alcoholismo o adicción
a las drogas, el tabaco, los juegos de azar,
etc. También pueden ayudar a los miembros
de la familia de un alcohólico o adicto que
también están afectados por el abuso del
alcohol y/o drogas.

Terapeuta de arte:
Un terapeuta de arte es un profesional con un
título en terapia de arte que ayuda a las
personas a expresar sus sentimientos a través
de diferentes formas de arte como pinturas,
música, esculturas, etc.
Elabora una línea del tiempo que contemple los antecedentes
históricos y orígenes de la psicología clínica.

1907.
1917
1879 Lightner
Witmer utiliza Nace la
Inicio de la por primera fundación de Década de
Psicología 1914 los 40
vez el la American 1919
como término Nacen 26 Association Daniel
ciencia. psicología nuevas of Clinical La AACP
Lagache
Wilhem clínica y da clínicas Psychology. desarrolla
consideró la
Wundt funda apertura a la psicoeducati Los una división
Psicología
el primer primera vas en Psicologos sobre
clínica como
laboratorio clínica Estados clinico se psicología
una área
de Psicológica Unidos. organizan clínica.
distinta a la
psicología, en la bajo ese psiquiatría.
Leipzig, universidad nombre.
Alemania. de
Pensilvania.

Década de los 50 Década de los 60


Surge la terapia de conducta Se delinea la terapia
gracias al trabajo pionero de J. etiquetada como cognitivo-
Dollard, N. Miller y J. Rotter, y conductual, gracias a las
a las labores de desarrollo y inquietudes de Albert Ellis
divulgación de H.J. Eysenck,
J. Wolpe y A. A. Lazarus. Aaron T. Beck.

Conclusión

Los objetivos de la psicología clínica son comprender, tratar y prevenir los


problemas y trastornos psicológicos por medio de la evaluación, el diagnostico,
la intervención y la investigación. Su principal objetivo es procurar, cuidar y
mejorar la salud a todos niveles, desde una perspectiva bio-psico-social de las
personas. Todo ello se realiza a través de la aplicación de los conocimientos,
las habilidades, las técnicas y los instrumentos de la psicología.

Los psicólogos clínicos pueden ejercer su trabajo en campos diversos como el


deporte, la educación, la integración de personas en riesgo de exclusión social,
las situaciones de crisis y emergencia, labores de psicooncología, rehabilitación
neuropsicológica, etc.

De los tipos de Psicología Clínica podemos mencionar: Psicología Clínica


Comunitaria, Psicología de Familia y Pareja, Neuropsicología Clínica,
Psicología Clínica de Adultos, Psicopediatría Clínica (salud, educación y
jurídico).

Otras profesiones de la salud mental relacionadas con la Psicología Clínica


son: Psiquiatría, Enfermera psiquiátrica, Psicólogo educativo, Psicoterapeuta,
Trabajadores sociales clínicos, Consejero profesional licenciado, Terapeutas
matrimoniales y familiares, Consejeros en alcoholismo y/o adicción y terapeuta
de arte.

El origen de la psicología, comienza con el laboratorio de psicología de Wundt


en la Universidad de Leipzig, en 1879 y se identifica con la psicología
experimental.

Unidad II

1. Elabora un diario de doble entrada que contenga lo siguiente:

·        Perspectiva histórica de la conducta anormal: demonios,


dioses y magia.

·        Primeras concepciones médicas de Hipócrates.

·        Primeras concepciones filosóficas de la conciencia y el


descubrimiento de la mente.

·        La anormalidad durante la edad media: locura colectiva


exorcismo y brujería.

·        La reforma humanitaria.


·        Las concepciones del siglo XIX sobre causas y tratamiento de
los trastornos mentales. Cambio de actitud hacia la salud mental a
principios del siglo XX. Asistencia en los hospitales mentales
durante el siglo XX.

·        Perspectivas contemporáneas de la conducta anormal.

·        El establecimiento del vínculo entre el cerebro y el trastorno


mental.

·        La patología como un fenómeno causal.

·        El establecimiento de las bases psicológicas de los trastornos


mentales.

Introducción

En la asignación que se presenta a continuación, estaremos trabajando y


desglosando el tema “Perspectivas Históricas y Contemporáneas de la
Conducta Anormal.”

Existe una mezcla de comedia y de tragedia en algunos de los errores que han
caracterizado la historia de nuestros esfuerzos para comprender la conducta
anormal. Pero no es menos cierto que muchos conceptos científicos modernos
tienen su contrapartida en enfoques que aparecieron hace ya mucho tiempo.
En esta asignación vamos a destacar algunas concepciones de la
psicopatología, y algunos de los tratamientos que se han administrado desde
épocas muy remotas hasta el siglo XX.

En un sentido amplio, podremos observar el progreso de las creencias desde


lo que ahora consideramos pura superstición hasta otras basadas en el
conocimiento científico, esto es, desde un acento sobre las explicaciones
sobrenaturales hasta el conocimiento de las causas naturales. El curso de esta
evolución ha estado jalonado frecuentemente por periodos de avances y de
excepcionales contribuciones individuales, seguidas por los años de
improductividad.

A continuación, se mostrará la realización de un cuadro de doble entrada con


todos los datos relevantes a este interesantísimo tema.

Bibliografía

Butcher, James N., Mineka, Susan y Hooley, Jill M. “Psicología Clínica”.


Pearson Education, S. A., Madrid 2007. Duodécima Edición.
Libro básico: Psicología Clínica de Butcher.
Perspectiva histórica de la conducta Opinión personal
anormal: demonios, dioses y magia. Es importante conocer la historia de la
El primer tratamiento de un trastorno psicología anormal porque a lo largo de
mental del que tenemos noticia se los tiempos se han repetido ciertas
practicó́ en la Edad de Piedra hace medio perspectivas respecto d las causas de
millón de años. Los primeros brujos de la desviaciones de tipo místico, orgánico o
tribu trataban ciertos tipos de trastornos psicológico.
mentales (probablemente fuertes dolores
Se han comprobado que en la
de cabeza acompañados de ataques
antigüedad existía la trepanación, la cual
convulsivos) mediante una operación que
se utilizaba para sacar los demonios del
conocemos como trepanación. Esta
cuerpo a través de un orificio en el
operación se realizaba con instrumentos
cráneo.
de piedra y consistía en romper una zona
circular del cráneo. Esta abertura, Las personas creían mucho en la brujería
denominada trepano, aparentemente y el exorcismo, aunque todavía en estos
permitía escapar al espíritu diabólico que tiempos se escucha mucho hablar de
se pensaba era el causante de los esas cosas, ya no se le presta atención
problemas del individuo. En algunos como antes.
casos se han encontrado
cráneos Las primeras concepciones medicas
trepanados y vueltos a soldar, lo que como ya dijimos se trataban de expulsar
indica que el paciente sobrevivió́ a la demonios del cuerpo a través de la
operación y continuó viviendo al menos trepanación. Durante ese periodo el
durante varios años (Selling, 1943). cuerpo humano era considerado sagrado
y por lo tanto no se podía estudiar a
Aunque la vida humana parece haber fondo la anatomía humana, solamente
aparecido en la tierra hace más o menos Hipócrates quien creía en demonios si no
tres millones de años, solo disponemos que creía que eran trastornos mentales.
de registros escritos desde hace unos
Platón estudio de cómo tratar a las
cuantos miles de años. Por esa razón el
personas que con trastornos mentales
conocimiento que tenemos de nuestros
que habían cometido algún crimen.
primeros antepasados es muy limitado.
Dos papiros egipcios que datan del siglo Según el describió que este tipo de
XVI antes de Cristo nos han personas debían ser castigadas como
proporcionado algunas pistas sobre los una persona con sus facultades mentales
primeros tratamientos de las en buen estado, ya que estas personas
enfermedades y los trastornos de sabían lo que hacían.
conducta (Okasha y Okasha, 2000). El
La locura colectiva se refería a un grupo
papiro Edwin Smith (denominado así́ en
de personas que presentaban los mismos
honor de su descubridor) contiene
síntomas, y aparentemente eran casos
detalladas descripciones del tratamiento
de histeria. En estos episodios
que se hacía de las heridas así́ como
participaban grupos completos de
otras operaciones quirúrgicas.
personas que realizaban danzas
Encontramos, quizá́ por primera vez en la
maniacas, caracterizadas por delirios,
historia, una descripción del cerebro, que
saltos y convulsiones, los cuales eran
se reconoce como el lugar donde se
ingresados en hospitales mentales de
ubican las funciones mentales. El papiro
esa época.
Ebers ofrece otra perspectiva sobre el
tratamiento de enfermedades. Se refiere Cambell era conocido como el príncipe
a la medicina interna y al sistema de los médicos, ya que en aquel tiempo
circulatorio, aunque está más orientado eran los sacerdotes los que se
hacia encantamientos y formulas encargaban de las personas con
mágicas para poder explicar y curar trastornos mentales.
ciertas enfermedades producidas por La reforma humanitaria, esta reforma
causas desconocidas. Así́ pues, aunque trata de los tratamientos humanitarios
se utilizaban técnicas quirúrgicas, que debe recibir todo ser humano, pero
probablemente venían acompañadas de especialmente a favor de las personas
oraciones e invocaciones mágicas, lo que con trastornos mentales, desde aquel
pone de manifiesto la perspectiva tiempo se ha venido aplicando gracias al
predominante sobre el origen de los trabajo del francés Philippe Pinel, el cual
trastornos de conducta. fue nombrado director de la BIcete de
Paris.
Demonios, dioses y magia:
Las concepciones del siglo XX, en esta
época os hospitales estaban controlados
Las referencias a la conducta anormal
por personas legas, que se dedicaban a
que aparecen en los primeros escritos
tratar a los lunáticos, las únicas medidas
encontrados ponen de manifiesto que los
terapéuticas disponibles eran las drogas,
chinos, egipcios, hebreos y griegos
las sangrías y los purgantes, cuyos
atribuían esas conductas a demonios o a
dioses que habían tomado posesión de la resultados eran nulos.
persona. El hecho de que la “posesión”
Durante la segunda mitad del siglo, los
se atribuyera a un dios o a un demonio
alienistas fueron obteniendo un mayor
dependía generalmente de los síntomas
control en los manicomios, e incorporaron
del individuo. Si el lenguaje o la conducta
la terapia de organización moral a sus
de la persona parecían tener un
propios procedimientos rudimentarios
significado religioso o místico, se
físicos médicos.
pensaba que había sido poseído por un
espíritu bueno o un dios. En El establecimiento del vínculo entre el
consecuencia, esas personas eran cerebro y el trastorno mental, ya que el
tratadas con gran deferencia y respeto, movimiento de higiene mental ganaba
ya que se creía que tenían poderes terreno en Estados Unidos, tales avances
sobrenaturales. permitieron que se pudieran introducir en
lo que es hoy como la perspectiva

Sin embargo, la mayoría de las científica y experimental de la conducta


posesiones se consideraba que patológica, y la aplicación del

procedían de un dios irritado o de un conocimiento científico al tratamiento de


espíritu maligno, sobre todo cuando la las personas con trastornos.
persona se mostraba muy excitada e La patología humana es la rama
hiperactiva, y realizaba conductas medicina encargada del estudio de las
contrarias a las normas religiosas. Por enfermedades en las personas. De forma
ejemplo, entre los antiguos hebreos, se más específica, esta disciplina se
pensaba que este tipo de posesión encarga del estudio de los cambios
representaba un castigo divino. estructurales bioquímicos y funcionales
que subyacen a la enfermedad en
Moisés dice en la Biblia “El señor te células, tejidos y órganos.
golpeará con la locura”. Aparentemente
Por convención, la patología suele
este castigo consistía en la retirada de la
dividirse para su estudio en dos grandes
protección divina, con lo que la persona
ramas: La patología general y la
quedaba abandonada a las fuerzas del
patología sistémica.
mal. En estos casos, lo que se intentaba
era liberar a la persona del espíritu Durante las cinco décadas de
diabólico. Jesús curó a un hombre que observación, terapias y escritos. Freud
tenía “un espíritu sucio” trasladando los desarrollo una teoría global de la
demonios de su cuerpo a una manada de psicopatología que ponía el acento en la
cerdos, que quedaron poseídos y dinámica interna de los motivos
“salieron corriendo hasta caer al mar inconscientes.
desde un acantilado” (Marcos 5:1-13).

El primer tipo de tratamiento específico


para la posesión diabólica fue el
exorcismo, que incluye diversas técnicas
para expulsar al diablo del interior de la
persona poseída. Dichas técnicas varían
de manera considerable, pero
generalmente incluyen la magia, las
oraciones, encantamientos, sonidos, y la
utilización de diferentes brebajes de
horrible sabor, como purgantes
elaborados a base de vino y excrementos
de oveja.
Primeras concepciones medica de
Hipócrates.
Hipócrates no creía que los demonios y
las deidades interviniesen en el
desarrollo de la enfermedad, e insistía en
que los trastornos mentales, como
cualquier otra enfermedad, tenían causas
naturales y eran susceptibles de ser
tratados. Consideraba que el cerebro era
el órgano principal de la actividad
intelectual y que los trastornos mentales
se debían a una patología del mismo.
También destacaba la importancia de la
herencia y de las predisposiciones, y
señalaba que los golpes en la cabeza
podrían llegar a causar trastornos
sensoriales y motores.
Hipócrates clasificó los trastornos
mentales en tres categorías generales —
manía, melancolía, y frenitis (fiebre
cerebral)— y ofreció́ descripciones
clínicas muy detalladas de alguno de los
trastornos incluidos en cada categoría.

Confiaba mucho en la observación


clínica, y sus descripciones, que estaban
basadas en registros clínicos diarios de
sus pacientes, resultan
sorprendentemente minuciosas.

Maher y Maher (1994) han señalado que


el más conocido de los primeros
paradigmas para explicar la personalidad
o el temperamento es la doctrina de los
cuatro humores, asociada con el nombre
de Hipócrates y posteriormente con el del
médico romano Galeno. Se pensaba que
el mundo estaba compuesto por cuatro
elementos materiales que eran tierra,
aire, fuego y agua, y cuyas cualidades
eran respectiva-mente calor, frío,
sequedad y humedad. La combinación de
estos elementos dio lugar a los cuatro
fluidos esenciales del cuerpo: sangre
(sanguíneo), flema (flemático), bilis
(colérico) y bilis negra (melancólico).
Estos fluidos podrían combinarse en
diferente proporción en diferentes
individuos, con lo que el temperamento
de una persona dependía de cuál de
esos humores era el predominante.
Primeras concepciones filosóficas de
la conciencia y el descubrimiento de la
mente.
El filósofo griego Platón (429-347 antes
de Cristo) estudió el problema de cómo
tratar a las personas con un trastorno
mental que habían cometido actos
criminales. Escribió que esas personas
«obviamente» no eran responsables de
sus actos y no deberían ser castigadas
como otras personas normales:
«cualquiera puede cometer un acto
cuando está loco o afligido por la
enfermedad... [en ese caso,] sólo debería
pagar por el daño que ha cometido, y
eximirle de cualquier otro castigo». Platón
consideraba los fenómenos psicológicos
como respuestas del organismo que
reflejaban su estado interno y sus
apetitos naturales. También parece haber
anticipado las propuestas de Freud sobre
la función de las fantasías y los sueños
como satisfacciones sustitutivas. En La
República, destacó la importancia de las
diferencias individuales en la inteligencia
y en otras capacidades, poniendo de
manifiesto el papel de las influencias
socioculturales para modelar el
pensamiento y la conducta. Sus ideas
sobre el tratamiento incluían el cuidado
hospitalario para aquellos individuos que
mostraban pensamientos contrarios al
orden social general. Debían someterse
periódicamente a conversaciones
análogas a la psicoterapia actual, que les
ayudaran a conseguir la salud del alma
(Milns, 1986). Sin embargo, a pesar de
estas ideas modernas, Platón compartía
la creencia de su época de que los
trastornos mentales estaban causados en
gran medida por divinidades.
La anormalidad durante la edad media:
locura colectiva, exorcismo y brujería.
Durante esta época los conocimientos
científicos de la medicina griega
sobrevivieron gracias a los intelectuales
árabes. El primer hospital mental que
conocemos se fundó en Bagdad en el
año 792 después de Cristo, y en seguida
se construyeron otros en Damasco y
Alepo (Polvan, 1969). En estos hospitales
las personas con trastornos mentales
recibían un tratamiento humanitario.

La historia que aportamos como estudio


de un caso es un mero esbozo, pero
muestra la forma en que Avicena enfocó
el tratamiento de un joven príncipe que
sufría un trastorno mental:
Desgraciadamente los colegas
occidentales contemporáneos de Avicena
trataban a sus pacientes de una manera
muy diferente. Los avances de los
antiguos filósofos e intelectuales
ejercieron muy poca influencia sobre la
manera de tratar la conducta patológica
en la Europa Medieval.
Locura Colectiva. Durante la última
mitad de la Edad Media en Europa,
surgió una tendencia muy peculiar de
Conducta anormal. Nos referimos a la
locura colectiva, una serie de trastornos
de conducta que afectaban a todo un
grupo, y aparentemente eran casos de
histeria. En estos episodios participaban
grupos completos de personas que
realizaban danzas maníacas,
caracterizadas por delirios, saltos y
convulsiones
Exorcismo y Brujería. Durante la Edad
Media europea, eran los sacerdotes
quienes se encargaban de las personas
con trastornos mentales. Los monasterios
hicieron las veces de refugio y lugar de
confinamiento.
Durante la primera parte de la época
medieval, las personas con trastornos
mentales eran tratadas con una gran
amabilidad. El «tratamiento» consistía en
oraciones, agua bendita, óleos
sacrificados, el aliento o la saliva de los
sacerdotes, el contacto con reliquias, la
visita a lugares sagrados y versiones
moderadas de exorcismo. En algunos
monasterios y santuarios el exorcismo se
realizaba mediante una delicada
«imposición de manos». Junto a estos
métodos se utilizaban también
tratamientos médicos que provenían
principalmente de las enseñanzas de
Galeno, pero que no llegaban a
comprenderse por completo, lo que daba
lugar a prescripciones con tintes mágicos
y misteriosos.
La reforma humanitaria.
Como se puede ver, hacia finales del
siglo XVIII la mayoría de los hospitales
mentales europeos y americanos
necesitaba urgentemente una reforma.
Esta orientación hacia un tratamiento
más humanitario de los pacientes recibió
un gran ímpetu del trabajo del francés
Philippe Pinel (1745-1826).
El experimento de Pinel en 1792, poco
después de que comenzara la revolución
francesa, Pinel fue nombrado director de
La Bicête de París. Entre sus
atribuciones recibió el permiso del Comité
Revolucionario para poner a prueba su
idea de que los pacientes mentales
deberían ser tratados con amabilidad y
consideración, como a personas
enfermas y no como bestias o criminales
El trabajo de tuke en inglaterra. Más o
menos en la misma época en que Pinel
aplicaba su reforma en La Bicête, un
cuáquero inglés llamado William Tuke
(1732-1822) fundó el York Retreta, una
agradable casa de campo donde los
pacientes mentales vivían, trabajaban y
descansaban en una atmósfera
amablemente religiosa (Narby, 1982).
Las concepciones del siglo XIX sobre
causas y tratamiento de los trastornos
mentales. Cambio de actitud hacia la
salud mental a principios del siglo XX.
Asistencia en los hospitales mentales
durante el siglo XX.
En la primera mitad del siglo XIX, los
hospitales mentales estaban controlados
esencialmente por personas legas debido
a la preeminencia de la organización
moral para el tratamiento de los
«lunáticos». Los profesionales médicos o
alienistas, como se denominaba a los
psiquiatras de la época en referencia al
tipo de pacientes que trataban, a lo largo
del tiempo, los alienistas fueron
adquiriendo un mayor status e influencia
en la sociedad, como proveedores de la
moral, adoptando la moralidad victoriana
como base para una buena salud mental.
Resulta difícil clasificar las perspectivas
modernas sobre la conducta anormal en
categorías independientes y
homogéneas, o trazar sus precedentes
históricos, sin dar una impresión de
arbitrariedad y simplicidad. Sin embargo,
una visión general breve y selectiva
puede permitirnos comprender mejor
nuestra época contemporánea, y dibujar
el escenario en el que se desarrollará
nuestra exposición de los principales
puntos de vista y consideraciones
causales que discutiremos en el Capítulo
Hacia el final del siglo XIX, el manicomio
u hospital mental —la mansión de la
colina— con su aspecto de fortaleza, se
había convertido en un paisaje familiar en
América. Dentro de ella, los pacientes
mentales vivían en condiciones
relativamente despiadadas, pese a las
incursiones del movimiento de
organización moral. Sin embargo, para el
público en general, los manicomios eran
lugares escalofriantes, y sus inquilinos
personas extrañas y aterradoras. A su
vez los psiquiatras hacían muy poco por
educar al público o por disminuir ese
horror ante la locura. Por supuesto, una
razón importante para este silencio era
simplemente que estos primeros
psiquiatras tenían realmente poco que
decir.

El siglo XX comenzó con un crecimiento


continuo de los asilos para enfermos
mentales; sin embargo, el destino de
estos pacientes a lo largo del siglo no ha
sido homogéneo ni completamente
positivo (véase el apartado El mundo que
nos rodea 2.3: Encadenar a los pacientes
mentales). A principios del siglo XX, bajo
la influencia de algunas personas
ilustradas como Clifford Beers, creció
sustancialmente.
Perspectivas contemporáneas de la
conducta anormal.
Mientras que el movimiento de higiene
mental ganaba terreno en los Estados
Unidos durante los últimos años del siglo
XIX, se estaban produciendo, tanto
dentro como fuera de sus fronteras,
enormes descubrimientos tecnológicos.
Tales avances permitieron introducirse en
lo que hoy conocemos como la
perspectiva científica y experimental de la
conducta patológica, y la aplicación del
conocimiento científico al tratamiento de
las personas con trastornos.
Describiremos cuatro temas
fundamentales en la psicología clínica
que abarca el siglo XIX y el siglo XX, y
que han ejercido una influencia muy
poderosa sobre nuestra concepción
contemporánea de la conducta
patológica:
 Descubrimientos biológicos.
 Desarrollo de un sistema de
clasificación de los trastornos
mentales.
 La aparición de perspectivas de
causación psicológica.
 El desarrollo de la investigación
psicológica experimental.
El establecimiento del vínculo entre el
cerebro y el trastorno mental.
Los avances más inmediatamente
observables se produjeron en el estudio
de los factores biológicos y anatómicos
que subyacen a los trastornos físicos y
mentales. Por ejemplo, uno de los más
importantes puntos de inflexión proviene
del descubrimiento de los factores
orgánicos que se encuentran tras la
parecía general o sífilis del cerebro. Una
de las más graves enfermedades
mentales de nuestros días es la parecía
general, que produce parálisis y locura, y
suele provocar la muerte en un plazo de
dos a cinco años. Sin embargo, este
descubrimiento científico no se produjo
de la noche a la mañana; necesitó el
esfuerzo combinado de muchos
científicos durante prácticamente un
siglo.
La patología como un fenómeno
causal.
Con la aparición de la moderna ciencia
experimental durante la primera mitad del
siglo XIX, los conocimientos sobre
anatomía, fisiología, neurología, química
y medicina general, avanzaron
rápidamente. Tales avances condujeron
a la progresiva identificación de la
patología biológica u orgánica que
subyace a muchas dolencias físicas. Los
científicos comenzaron a buscar la causa
orgánica de los trastornos físicos. El
siguiente paso lógico se basaba en la
idea de que también el trastorno mental
era una enfermedad derivada de una
disfunción orgánica, en este caso del
cerebro. En 1757 Albrecht von Haller
(1708- 1777), en su obra Elementos de
fisiología, destacó la importancia del
cerebro para el funcionamiento
psicológico, y abogó por la necesidad de
realizar disecciones postmortem para
estudiar el cerebro de las personas con
trastornos mentales. Sin embargo, la
primera presentación sistemática de esta
perspectiva la realizó el psiquiatra
alemán Wilhelm Griesinger (1817-1868).
En su libro de texto Patología y terapia de
los trastornos psíquicos, publicado en
1845, este autor insistía en que todos los
trastornos mentales podían explicarse en
términos de una patología cerebral. Tras
el éxito para demostrar que la paresia
general estaba provocada por una
patología del cerebro, fueron apareciendo
otros resultados similares. Alois
Alzheimer demostró la patología del
cerebro responsable del arterioesclerosis
cerebral y de trastornos mentales seniles.
Eventualmente, durante el siglo XX,
también se descubrieron las patologías
que se encontraban detrás de trastornos
mentales causados por sustancias
tóxicas como el plomo, o de ciertos tipos
de retraso mental.
El establecimiento de las bases
psicológicas de los trastornos
mentales.
No obstante, el énfasis de estos años
sobre la investigación biológica, también
se produjeron importantes avances en la
comprensión de los factores psicológicos
de los trastornos mentales. Los primeros
pasos en este sentido fueron debidos a
Sigmund Freud (1856-1939), que es por
cierto el psicólogo teórico más citado de
todo el siglo XX (Street, 1994). Durante
cinco décadas de observación, terapias y
escritos, Freud desarrollo una teoría
global de la psicopatología que ponía el
acento en la dinámica interna de los
motivos inconscientes (lo que a menudo
se denomina psicodinámica) que supone
el núcleo de la perspectiva psicoanalítica.
Asimismo, los métodos que utilizaba para
estudiar y tratar a sus pacientes se
denominaron psicoanálisis. Podemos
rastrear las raíces ancestrales del
psicoanálisis hasta llegar a algunos
lugares inesperados, como el estudio de
la hipnosis, sobre todo en su relación con
la histeria. La hipnosis, un estado de
relajación inducido en el que la persona
está completamente dispuesta a la
sugestión, comenzó a utilizarse de
manera amplia a finales del siglo XVIII y
principios del siglo XIX en Francia.

Conclusión

Al concluir el primer tratamiento de un trastorno mental del que tenemos noticia


se practicó́ en la Edad de Piedra hace medio millón de años. Los primeros
brujos de la tribu trataban ciertos tipos de trastornos mentales (probablemente
fuertes dolores de cabeza acompañados de ataques convulsivos) mediante una
operación que conocemos como trepanación.

Los templos griegos dedicados a sanar enfermos aparecen durante la edad de


oro de Grecia bajo el mandato de Pericles (461-429 antes de Cristo). Durante
este periodo asistimos a un enorme progreso en la comprensión y el
tratamiento de los trastornos mentales, a pesar del hecho de que los griegos de
la época consideraban sagrado al cuerpo humano, por lo que apenas tenían
ocasión de aprender anatomía o fisiología humanas.

El filósofo griego Platón (429-347 antes de Cristo) estudió el problema de cómo


tratar a las personas con un trastorno mental que habían cometido actos
criminales. Escribió́ que esas personas “obviamente” no eran responsables de
sus actos y no deberían ser castigadas como otras personas normales.

Durante esta época los conocimientos científicos de la medicina griega


sobrevivieron gracias a los intelectuales árabes. El primer hospital mental que
conocemos se fundó́ en Bagdad en el año 792 después de Cristo, y en seguida
se construyeron otros en Damasco y Alepo (Polvan, 1969). En estos hospitales
las personas con trastornos mentales recibían un tratamiento humanitario.

Hacia finales del siglo XVIII la mayoría de los hospitales mentales europeos y
americanos necesitaba urgentemente una reforma. Esta orientación hacia un
tratamiento más humanitario de los pacientes recibió́ un gran ímpetu del trabajo
del francés Philippe Pinel (1745-1826).