Está en la página 1de 5

ANT.

/ Campaña publicitaria niños


Defensoría de la Niñez.
REF./ Solicita Pronunciamiento.

Santiago, diciembre de 2020

Sr. Paolo Mefalopulos


Representante Unicef Chile
UNICEF
SANTIAGO

JORGE ALESSANDRI VERGARA, ÁLVARO CARTER FERNÁNDEZ, CRISTHIAN


MOREIRA BARROS, MARÍA JOSÉ HOFFMANN OPAZO, RENZO TRISOTTI
MARTINEZ, Diputados de la República, solicitan respetuosamente a UD., de
conformidad a su normativa orgánica, un pronunciamiento acerca de los siguientes
antecedentes que a continuación paso a exponer:

I. ANTECEDENTES

1º Que, la niñez constituye una etapa en el desarrollo del ser humano, crucial para su
estabilidad física, emocional y afectiva, representando en tal sentido, una
preocupación central por parte de los Estados y gobiernos el promover políticas,
planes y programas, que posibiliten un apoyo sustancial en materia de protección de
las personas en esta etapa trascendental de sus vidas.

2° Que, reconocemos en los niños, niñas y adolescentes a un grupo en constante


formación al cual debemos impulsar su participación en la vida social, en igualdad de
condiciones, conforme a su nivel de desarrollo y progresivas capacidades. Sin
embargo, creemos que este impulso debe siempre estar acompañado y protegido,
para que el proceso de formación de sus opiniones y cosmovisión, responda siempre
al pensamiento crítico, y no a la utilización y manipulación mezquina que puede
hacerse de este sector.
Por lo mismo, el respeto a las normas jurídicas en materia de protección de la infancia
resulta cruciales para el establecimiento de una política coherente por parte de los
Estados hacia la consagración de un nivel de apoyo y protección eficiente y eficaz
sobre el cual descansen las esperanzas de un país de contar con ciudadanos
capacitados para enfrentar los desafíos que depara la vida en sociedad.

3º Que, en este orden de ideas, nuestra Carta Fundamental establece el principio de


protección como regla que preside el actuar no sólo de los funcionarios y autoridades
públicas en el desempeño de sus funciones, sino, además, el de la generalidad de las
personas. En este tenor, el inciso cuarto del artículo 1° de la C.P.R. establece
expresamente: “El Estado está al servicio de la persona humana y su finalidad es
promover el bien común, para lo cual debe contribuir a crear las condiciones sociales
que permitan a todos y a cada uno de los integrantes de la comunidad nacional su
mayor realización espiritual y material posible, con pleno respeto a los derechos y
garantías que esta constitución establece”.

4º Que, la reciente publicación a nivel nacional de un video emitido en redes sociales


por la Defensoría de la Niñez, en donde se llama abiertamente a transgredir reglas a
partir del principio de protección y expresión de ideas propias de un país democrático,
constituye una abierta falta de orientación acerca de lo que debemos entender por
políticas de promoción y protección de los derechos de la niñez, constituyendo en tal
caso una apología a la vida sin normas en el plano político y al “derecho” de
manifestarse sin mayores restricciones.

5º Junto a lo anterior, el hecho de hacer referencia a uno de los episodios más tristes
y lamentables de las jornadas de protestas ocurridas en Chile el año pasado, como
fue la destrucción de estaciones del metro, hacen de este episodio aún más
cuestionable, inhibiendo con ello, la posición de los padres, de la familia y del propio
Estado, garante de la democracia pero en un contexto de orden y respeto.

6° Es dable indicar que la actitud proferida por la Defensora de la Niñez, Sra. Patricia
Muñoz, ha sido del todo erráticas, no solamente en este caso, sino también a partir de
otras actuaciones con funestas repercusiones a nivel político y social. En este sentido,
la conducta emitida por la Defensoría de la Niñez, dista mucho de otras pronunciadas
por su directora.

7° En efecto, con ocasión de las imágenes y dibujos difundidos por el diputado Hugo
Gutiérrez, donde se veía a un niño disparándole al Presidente de la República, la Sra.
Patricia Muñoz condenó enfáticamente el hecho, poniendo a disposición de los
tribunales de familia los antecedentes correspondientes, sosteniendo en su
oportunidad que: “La situación previamente descrita reviste evidente gravedad pues
no resulta tolerable que ningún niño, niña o adolescente esté siendo utilizado para
fines políticos, cualquiera sea el partido, conglomerado o posición política de que se
trate, ni que se esté validando, a través de la naturalización y difusión que se hace,
por un Honorable Diputado de la República, mismo que, en tanto agente del Estado,
tiene una responsabilidad aún mayor que cualquier ciudadano/a de nuestro país de
generar espacios de efectiva protección de los derechos fundamentales de niños,
niñas y adolescentes, nada de lo que acontece con esta actuación del Diputado Sr.
Gutiérrez, quien no sólo valida las expresiones de violencia contenidas en dichos
dibujos, sino que además las difunde masivamente a través de su red social Twitter,
presentando imágenes que incitan al odio cuyos supuestos autores serían niños o
niñas, exponiéndolos de manera inadecuada y validando a la violencia como medio
de expresión entre ese grupo de la población 1” (énfasis añadido).

En este contexto, y de acuerdo a las declaraciones antes transcritas, la Defensora de


la Niñez se fija un estándar de actuación a partir de la idea de que todo agente del
Estado tiene una responsabilidad superior en la defensa, promoción y protección de
los Derechos Fundamentales de los niños, niñas y adolescentes, pero más aún,
condena que estas personas sean objeto para la propagación de mensajes violentos
con connotaciones políticas; cuestión que contrasta y resulta manifiestamente
contraria a la situación del video antes referido, donde se azuza a este sector y se
valida la violencia como forma de acción política en la vida social.

8° A mayor abundamiento, es menester recordar los serios cuestionamientos que se


han hecho a la Defensora de la Niñez por incumplir el mandato legal que se le ha
conferido, especialmente respecto de la obligación de querellarse y ejercer acciones
legales en la defensa y protección de los derechos de los niños, niñas y
adolescentes2, así como también, visitar centros de privación de libertad, centros
residenciales de protección o cualquier otra institución 3; normas que están
estrechamente vinculadas con el deber de denuncia de vulneraciones de derechos de
los niños, niñas y adolescentes de los cuales tome conocimiento.

9° En efecto, con ocasión de los sucesos de violencia acontecidos en nuestro país en


los últimos meses, la actitud de la defensora de la niñez ha sido lamentable,
profiriendo una actitud de encono hacia la autoridad más que abocarse al desempeño
de sus funciones corporativas o institucionales, situación que evidentemente implica
una distracción de esfuerzos tanto humanos como técnicos.

1
Declaraciones Defensoría de la Niñez, disponible en: https://www.defensorianinez.cl/noticias/
defensoria-de-la-ninez-denuncia-a-tribunales-de-familia-los-dibujos-infantiles-difundidos-por-diputado-
hugo-gutierrez/
2
Artículo 4° letra b), de la ley N.º 21.067 que Crea la Defensoría de los Derechos de la Niñez.
Disponible en: https://www.bcn.cl/leychile/navegar?idNorma=1114173
3
Artículo 4° letra f) de su Ley Orgánica que Crea la Defensoría de los Derechos de la Niñez. Disponible
en: https://www.bcn.cl/leychile/navegar?idNorma=1114173
II. RELACIÓN DE LOS HECHOS DENUNCIADOS

10° Que, de acuerdo a lo expresado anteriormente, el video emitido por la Defensoría


de la Niñez, representa un lenguaje en principio promotor de un derecho a
manifestarse por parte de los niños, a partir de un eventual clima de opresión y
engaño que estarían sufriendo los niños, niñas y adolescentes, aspectos que si lo
contrastamos con los hechos a nivel político, social e incluso cultural en nuestro país,
podríamos concluir que tales aseveraciones escapan de los consensos expresos y
tácitos que en nuestra nación se han dado en las últimas tres décadas, fruto de lo cual
se ha erigido la democracia más estable de América Latina.

11° Así las cosas, el video, utiliza expresiones como “saltarse el torniquete”, en clara
alusión a lo peor de las revueltas ocurridas en nuestro país el pasado 2019, esto es la
violencia y destrucción de la propiedad pública y privada. Más aún, el video hace una
velada acusación a nuestros valores religiosos como “falsa moral”, aspectos de suyo
delicados si estamos haciendo referencia a la formación de un niño, niña y
adolescente.

12° Que, a mayor abundamiento, la legitimación de la violencia constituye un nefasto


precedente para toda persona, situación que representa un hecho aún más grave
cuando es ejercida para difundir un mensaje a un niño, postura que deja entrever un
aspecto de la máxima importancia viniendo de un órgano de la administración del
Estado.

III. CONCLUSIONES

Que, como parlamentarios manifestamos nuestra preocupación acerca de la


orientación que la Defensoría de la Niñez asignará a sus políticas públicas vinculadas
a la niñez en Chile con ocasión de este video, toda vez que en aquel documento se
demuestra una actitud que escapa al mero ejercicio de prerrogativas ciudadanas, sino
más bien a un abierto llamado a evadir normas, transgredir prohibiciones e injuriar
instituciones propias de nuestra cultura.

IV. PETICIONES

De acuerdo a lo indicado precedentemente, los diputados abajo firmantes solicitamos


de vuestro órgano un pronunciamiento oficial en torno al video emitido por la
Defensoría de la Niñez, y si tal publicación constituye precisamente un atentado al
sistema de protección de niños, niñas y adolescentes, desde la perspectiva de las
políticas públicas y normas jurídicas de cautela a los derechos de este segmento de
nuestra población.

Que, de acuerdo a las normas internacionales sobre derechos de los niños, niñas y
adolescentes, promovidas por su institución, solicitamos se sirva a indicar si los
hechos anteriormente referidos son constitutivos de vulneraciones de los derechos de
los niños, niñas y adolescentes, y si en dichos actos se envuelve una utilización
política de este sector de nuestra población y una legitimación de la violencia como
forma de manifestación.

JORGE ALESSANDRI V.
DIPUTADO

ÁLVARO CARTER F CRISTHIAN MOREIRA B


DIPUTADO DIPUTADO

MARÍA JOSÉ HOFFMANN O. RENZO TRISOTTI M.


DIPUTADA DIPUTADO

También podría gustarte