Está en la página 1de 3

Saberes necesarios para repensar las prácticas educativas en la formación docente

Clase 3. Subjetividad docente: procesos de deconstrucción y nuevos modos de sostener el


vínculo educativo

¿Qué debemos atesorar y qué debemos resignificar?


Verónica Ballester

La pregunta invita a ser analizada, pensada, sentida, sentipensada. ¿Qué


atesoramos? ¿qué es un tesoro? ¿cómo atesorar?
Este primer término de la pregunta requiere una primera respuesta. Algo
valioso, algo querido, frágil, único. Los tesoros se guardan porque tienen una
importancia para quien los custodia, lo que hace de un algo que tenga la potestad de ser
atesorable reside en quien le aprecia. En cierto sentido se da una asignación por parte
del que atesora de un coto, un límite, lo atesorado representa lo que atestigua quien lo
custodia, es su testimonio.
Esto ya nos conduce al segundo término de la pregunta que nos convoca.
Cuando hay una re-presentación, esto que se nos presenta nos trae un mensaje, una
significatividad. Si “debemos resignificar” algo o alguien, es muy probable que haya una
convergencia entre yo que interpreto y aquello que despierta la interpretación desde mi
subjetividad. Quizás estoy llevando la cuestión hacia el plano hermenéutico, no es
inocente el enfoque.
Ahora vamos a la cuestión más compleja que nos plantea aquel interrogante, la
del “qué”. En el campo de la filosofía, cuando preguntamos por el qué aludimos a lo
que define y le da sentido, a la razón de ser de algo, a su esencia. ¿Por qué preguntarnos
por el qué de un atesorar y un resignificar en el ámbito de las prácticas educativas en la
formación docente? La respuesta rescata el verbo “deber”, porque es una cuestión
ética, de principio que va de suyo a la labor docente, tanto, que pasa desapercibido, que
se da por supuesta.
Por eso vale la pregunta y cabe traer las palabras del filósofo latinoamericanista
mendocino Roig (1998) quien veía en la teoría cuando era vivenciada una liberación, un
acto creador. Sin embargo cuestionó la universidad que no se piensa a si misma, que no
Saberes necesarios para repensar las prácticas educativas en la formación docente
Clase 3. Subjetividad docente: procesos de deconstrucción y nuevos modos de sostener el
vínculo educativo
reclama su pedagogía. Cito a Roig como uno de esos tesoros guardados 1, como docente
que fue exiliado y tuvo que dejar las aulas y que volvió a ellas en el contexto de
“seminarios” en los cuales pudimos comprender el valor de la investigación crítica. Su
propuesta de una pedagogía universitaria remite, a su vez, a la psiconalista, Bleichmar
(1998) quien estudia la inteligencia y la simbolización para aplicarlos al aprendizaje.
Siguiendo a esta autora, cuando argumenta que los modelos de contigüidad y
discontigüidad, de identidad y diferencia tiene dominancia a lo largo de la historia, y
también a Deleuze (1968) con su categoría de diferencia, podemos concluir que lo que
vamos a atesorar de estos tiempos de ASPO son las alteraciones en que nos sumergió.
Hemos de atesorar con orgullo los saberes que pudimos construir, los vínculos
que supimos sostener; pero, también, nos quedarán allí los tesoros de dolor por las
desconexiones, por la pérdida de la subjetividad sintiente, corpórea, física. La pérdida
del ritmo de la clase, su tridimensionalidad, su vivacidad, todo eso que ha sido aplanado
y traducido a encuentros mediados, ya no por un lenguaje sino por una prótesis, un
artefacto, un exoesqueleto, como señala Caruso (2020).
Por último, cabe resignificar estos testimonios, dándoles nuevos sentidos,
postulándolos como nuevos desafíos, asumiendo esa dialéctica desde una esperanza de
una nueva superación.

Bibliografía

1
Sé que es una anécdota autorreferencial pero, al leer en la bibliografía a Roig, no puedo dejar de
recordar un humilde consejo suyo que atesoro. Al pasar, mientras compartía unos mates, de pie en los
pasillos, con algunos alumnos de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Cuyo, nos
dijo: “apúrense a recibirse para estudiar lo que les guste”. Ahí leímos, en esa breve sentencia toda su
crítica al sistema universitario.
Saberes necesarios para repensar las prácticas educativas en la formación docente
Clase 3. Subjetividad docente: procesos de deconstrucción y nuevos modos de sostener el
vínculo educativo

BLEICHMAR, S. (1998) Inteligencia y simbolización. Una perspectiva psicoanalítica.


Buenos Aires, Paidos.
DELEUZE, G. (2002) Diferencia y Repetición. Buenos Aires, Amorrortu.
CARUSO, M (2020) Interrupción y exoesqueleto.La pandemia y el carácter sistémico de
la escuela moderna: el caso alemán . 103-113 En: Pensar la educación en tiempos de
pandemia. Buenos Aires, UNIPE.
CHIRINOS, N.; RONDÓN, E. & PADRÓN, E. (2011). Deconstrucción de la práctica docente
en la formación del Ingeniero. Opción, 27(64),102-111. [fecha de Consulta 29 de Agosto
de 2020]. ISSN: 1012-1587. Disponible en https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?
codigo=3868388
ROIG, A. (1998). La universidad hacia la democracia. Pp. 15-25 (libro en PDF). Mendoza:
EDIUNC.