Está en la página 1de 7

Universidad Arturo Michelena

Facultad Ciencias de la Salud

Fisioterapia

SÍNTESIS DEL CAPITULO

I Y II DEL LIBRO “INTRODUCCIÓN A LA

PSICOLOGÍA” DE CHARLES MORRIS

Integrantes:

Ricardo Duran C.I.29971265

Maria Herrera C.I.29524136

Jelianni Rodriguez C.I.29750049

Wilger Castilla C.I.28379501

Valeria Reyes C.I.29.858.488

Jean Ramirez C.I.28834809


Para hablar de la psicología debemos entender ante todo, la labor del
psicólogo. Son ellos quienes cumplen el valioso papel de explicar y comprender
el comportamiento humano, nuestras distintas reacciones a los problemas que
enfrentamos, y la forma de comunicarnos con el entorno que nos rodea. Es una
ciencia muy amplia que abarca todo aquello relacionado a la conducta y los
procesos mentales de las personas, por lo que se divide en 53 subdisciplinas
que exploran distintos enfoques. Con ello podemos tener una idea de lo
profunda que es, y es que estudia desde las relaciones sociales hasta las
enfermedades mentales, su origen y sus consecuencias

A pesar de la amplitud de esta ciencia y de la multitud de vertientes que en


ocasiones son completamente distintas unas de otras, hay ciertos elementos
recurrentes que unen todo a lo que se convierte en la psicología. El uso del
método científico para dar una respuesta a diversas dudas es una técnica
constante sin importar el enfoque que se esté utilizando, el análisis del entorno,
de las cuestiones externas e internas y de la realidad personal de cada sujeto
son puntos ineludibles y esenciales en la búsqueda del entendimiento del
problema que realiza el psicólogo.

Una de las bases fundamentales de quien ejerce o aprende la psicología es el


pensamiento crítico, aquel que nos permite cuestionar las cosas, indagar sobre
temas específicos e informarnos sobre ellos con diversos pasos que van desde
el planteamiento de la interrogante hasta la valoración de las distintas
conclusiones, para así obtener una perspectiva correcta y más profunda.
Algo que considero destacable es que la psicología tiene un largo pasado, pero
una historia más bien breve. Y es que durante largos siglos, varios filósofos
habían indagado sobre dudas desconcertantes, buscando el significado de una
variedad de cuestionamientos. No fue sino hasta el siglo 19 que se empleó el
método científico para dar respuesta a aquellas interrogantes, dando
nacimiento a la nueva psicología. Para encontrar el inicio de esta ciencia habría
que ir hasta 1879, año en que Wilhelm Wundt fundó el primer laboratorio de
psicología en Alemania. Curioso que al comenzar aquello, solo asistían cuatro
estudiantes interesados, pero con el pasar de los años, fue creciendo la
popularidad y el interés que generaba. Diversos estudiantes de aquel
laboratorio Alemán llevaron la psicología a universidades de varios países más,
expandiendo el conocimiento sobre esta.

Varios personajes a través de la historia poseen un peso importante en la


psicología y su desarrollo, pero probablemente es Sigmund Freud el nombre
más sonante y asociado a la materia. Su constante trabajo con pacientes y su
interés en el estudio del sistema nervioso le convenció de que muchas
enfermedades de dicho sistema tenían un origen psicológico. Desarrolló una
amplia y controvertida teoría en la que aseguraba que el libre albedrio (La
capacidad de tomar decisiones libres) era más bien una ilusión, y que nuestro
comportamiento se guiaba por impulsos e instintos de los que a menudo no
somos conscientes. Fue él el precursor del psicoanálisis. Su teoría (Llamada
psicodinámica) fue criticada por buena parte de las personas en aquella época
debido a que exponía el hecho de que no somos realmente conscientes de
nuestras acciones, la idea de un “Inconsciente” fue algo revolucionario que
hasta aquel entonces no había sido planteado.

Ya en el siglo 20, la nueva generación de psicólogos expandió más los


horizontes y mostraron otros enfoques de lo que era conocido hasta ese
entonces, destacando así otro nombre: John. B. Watson. El definía a la
psicología como la encargada del estudio de la conducta observable. Se inspiró
en los trabajos del Ruso Ivan Pavlov para desarrollar la teoría del conductismo.
Ivan determinó y comprobó cómo los perros salivaban al oír el acercamiento de
quien los alimenta. Descubrió que aquella conducta era moldeable, de forma
que llamó a este entrenamiento como “condicionamiento”. Concluyó que las
experiencias mentales son resultados de los acontecimientos pasados y el
continuo condicionamiento, por lo que, y bajo esta premisa, se refería a un
bebé como una pizarra en blanco, que mediante el condicionamiento moldearía
su conducta futura. Desarrolló uno de los más polémicos y criticados
experimentos, utilizó a un bebé humano al que hizo reaccionar a una rata
blanca, inicialmente el niño se encontraba encantado, pero en las ocasiones
siguientes, al soltar la rata, Watson golpeaba una barra de hierro con un
martillo detrás de la cabeza del infante, de modo que, varios intentos después,
el chico reaccionaba con temor a la rata aún sin haber oído el golpe. Más allá
de eso, también temía a cualquier cosa con aspecto parecido a la rata.

Con el avanzar del calendario, muchos otros nombres resaltaron por sus
avances, estudios y posturas, entre ellos podría destacar a B.F. Skinner, y su
revisión al conductismo. La psicología evolucionó constantemente mientras el
interés general aumentaba hacia ella, dando lugar a la denominada “tercera
fuerza” la psicología humanista, aquella estaba más enfocada hacia los
sentimientos, el amor, la autoestima y la autorrealización. Se centraba en el
bienestar y la salud del individuo, además de un mejor entendimiento a uno
mismo más allá de las enfermedades mentales. Posteriormente, en los años
60, llegó el auge de la psicología cognoscitiva. Aquí se amplió el enfoque hacia
un interés más general en los procesos mentales: Los pensamientos, los
recuerdos, el juicio y el aprendizaje eran algunos de los elementos en los que
se expandía.

Llama la atención el hecho de que en la breve pero nutrida historia de la


psicología, son nombres masculinos los más resaltables y notorios, sin
embargo también muchas mujeres poseen un peso significativo, pero,
especialmente en sus inicios, solían ser discriminadas, las universidades les
negaban grados académicos y sus posibilidades de ser publicadas en revistas
eran menores. Mary Whiton Calkins (1863-1930), Christine Ladd-Franklin
(1847-1930) y Margaret Floy Washburn (1871-1939) son algunas de las
precursoras y más destacadas psicólogas femeninas. Con el pasar de los años,
y especialmente tras la segunda guerra mundial, este campo se hizo más
asequible para las mujeres, sin embargo es justamente en las décadas más
recientes en las que son incluso más mujeres que hombres quienes albergan
este campo de estudio.

Algo con mucho valor dentro de todo el tema es la diversidad humana, la


comprensión de las personas y sus posibles diferencias basadas en su origen,
su género, su raza o su clase social, y la forma en que esto impacta sobre su
conducta, sus pensamientos y sus reacciones ante distintas situaciones. Antes
eran comunes las suposiciones sobre alguien debido a una de estas
características, sin embargo, a día de hoy, las divisiones se han disminuido, por
lo que a menudo estas suposiciones son demostrablemente inválidas y
erróneas. Sin embargo, hay otras que pueden ser explicadas, por ejemplo,
algunos estereotipos de género se convierten en realidad debido a que la
sociedad los percibe y moldea. La crianza de varones y hembras es en
ocasiones, distinta en cuanto a valores, por los mismos estereotipos que se
inculcan de generación en generación.
Un tema interesante es la metodología del psicólogo para sus investigaciones,
pues en la psicología, como en otras ciencias, se requiere de evidencia
empírica, y esta se basa en la observación y experimentación. Existen diversos
métodos para profundizar en una duda, uno de ellos es la observación natural,
esto es, como su nombre indica, el análisis del comportamiento en un contexto
natural, personas en el trabajo, leones en su hábitat natural, o un grupo de
niños en el colegio, de esta forma se puede observar una conducta más
familiar y común que permita determinar diversas conclusiones de acuerdo a lo
visto por quien presencia la situación. También están los estudios de caso,
bastante parecidos al primer método mencionado, pero más profundo debido a
la inclusión de entrevistas, pruebas psicológicas y cualquier otro elemento que
el psicólogo considere necesario para extraer la información que se busca
entender. Las encuestas son otro método extensamente conocido y que
permite obtener, mediante la postura de un grupo considerable de personas, la
percepción general de la población sobre un tema específico, estas son usadas
a menudo en la previa de las elecciones, o antes de impulsar cambios en
empresas. La investigación experimental es uno de los métodos más
destacados a la hora de dar explicación a una interrogante debido a la cantidad
de elementos controlables que hay en ella, en este caso se somete a diversas
pruebas de distinta índole a una/s persona/s bajo situaciones específicas para
determinar el impacto o las consecuencias de “X” en los resultados del
experimento.

Algo evidente es que la psicología estudia constantemente, mediante los


distintos métodos mencionados, a seres vivos, sean personas o animales, por
lo que a menudo la ética y la responsabilidad del psicólogo son muy
importantes a la hora de intentar entender “X” situación o conducta. A lo largo
de la historia han existido distintos experimentos controvertidos que han hecho
analizar los límites de la ética para evitar daños en las personas estudiadas,
pues en ocasiones se ha salido de control y generado daños en quienes fueron
sujeto de prueba.

Con esta línea de la ética del psicólogo se busca evitar aquello de “el fin
justifica los medios” y asegurar que las investigaciones no generaran un
impacto negativo en quien es sujeto de ella, de la misma forma que un médico
no podría experimentar los efectos de un nuevo medicamento sin un conjunto
de reglas a seguir.

Tal como se aplica en humanos, también se hace en animales, aunque en


distinta medida. A menudo se utiliza a distintos animales en algunos
experimentos por distintas razones (Comparativa, imposibilidad de replicar
ciertos experimentos en personas y por facilidad de análisis) pero, si bien
muchos no conllevan ningún sufrimiento animal, otros derivan en situaciones
de tortura o muerte con fines científicos, a medida que se modernizó la ciencia,
también las reglas para la experimentación se hicieron más estrictas por
razones evidentes, siempre se debe evitar en la medida de lo posible el dolor y
el sufrimiento animal.

Una duda que, especialmente los interesados en ella, se plantean, sería: ¿Qué
se puede hacer tras cursar una carrera en psicología? Y la verdad es que es un
campo muy amplio con distintas alternativas: En el campo clínico, enfocado en
quienes experimentan problemas mentales, en una empresa, gestionando al
personal y las relaciones entre trabajadores, en un colegio, apoyando en los
problemas emocionales o conductuales de algunos estudiantes. La psicología
abarca un área laboral inmensa y con muchas oportunidades distintas.